Proverbios 21

Document Sample
Proverbios 21 Powered By Docstoc
					Proverbios 21
Por Juan Carlos García

Pro 21:1-31
(1) Como canales de agua es el corazón del rey en la mano del SEÑOR; El lo dirige
    donde le place.
(2) Todo camino del hombre es recto ante sus ojos, pero el SEÑOR sondea los
    corazones.
(3) El hacer justicia y derecho es más deseado por el SEÑOR que el sacrificio.
(4) Ojos altivos y corazón arrogante, lámpara de los impíos; eso es pecado.
(5) Los proyectos del diligente ciertamente son ventaja, mas todo el que se apresura,
    ciertamente llega a la pobreza.
(6) Conseguir tesoros con lengua mentirosa es un vapor fugaz, es buscar la muerte.
(7) La violencia de los impíos los arrastrará, porque se niegan a obrar con justicia.
(8) Torcido es el camino del pecador mas el proceder del limpio es recto.
(9) Mejor es vivir en un rincón del terrado que en una casa con mujer rencillosa.
(10) El alma del impío desea el mal; su prójimo no halla favor a sus ojos.
(11) Cuando el escarnecedor es castigado, el simple se hace sabio; pero cuando se
    instruye al sabio, adquiere conocimiento.
(12) El justo observa la casa del impío, llevando al impío a la ruina.
(13) El que cierra su oído al clamor del pobre, también él clamará y no recibirá
    respuesta.
(14) Una dádiva en secreto aplaca la ira, y el soborno bajo el manto, el furor violento.
(15) El cumplimiento de la justicia es gozo para el justo, pero terror para los que obran
    iniquidad.
(16) El hombre que se aparta del camino del saber reposará en la asamblea de los
    muertos.
(17) El que ama el placer será pobre; el que ama el vino y los ungüentos no se
    enriquecerá.
(18) El impío es rescate para el justo, y el pérfido está en lugar de los rectos.
(19) Mejor es habitar en tierra desierta que con mujer rencillosa y molesta.
(20) Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio, pero el necio todo lo disipa.
(21) El que sigue la justicia y la lealtad halla vida, justicia y honor.
(22) El sabio escala la ciudad de los poderosos y derriba la fortaleza en que confiaban.
(23) El que guarda su boca y su lengua, guarda su alma de angustias.
(24) Altivo, arrogante y escarnecedor son los nombres del que obra con orgullo
    insolente.
(25) El deseo del perezoso lo mata, porque sus manos rehúsan trabajar;
(26) todo el día codicia, mientras el justo da y nada retiene.
(27) El sacrificio de los impíos es abominación, cuánto más trayéndolo con mala
    intención.
(28) El testigo falso perecerá, mas el hombre que escucha, hablará siempre.
(29) El hombre impío muestra audacia en su rostro, pero el recto asegura su camino.
(30) No vale sabiduría, ni entendimiento, ni consejo, frente al SEÑOR.
(31) Se prepara al caballo para el día de la batalla, pero la victoria es del SEÑOR.


Puntos a Considerar:
Pro 21:10
   (10) El alma del impío desea el mal; su prójimo no halla favor a sus ojos.

Pareciera que este versículo quiere dar a entender que desear el mal y negarse a
mostrar misericordia son sinónimos. En otras palabras, guardarnos de hacer el bien a
nuestros vecinos no es mejor que hacer el mal. Aunque las relaciones con nuestros
vecinos puedan llegar a ser egocéntricas: nosotros somos lo principal y nuestros vecinos
son parte de. O sea, que nuestros vecinos juegan roles muy pequeños en nuestras vidas,
así que se nos hace fácil ignorar sus necesidades. Salomón nos muestra que esto es
relegarnos y apartarnos de nuestros vecinos cuando ellos están pasando por el mal. Si
queremos ser buenos vecinos tenemos que ver a nuestros vecinos como gente normal,
que también pasan por problemas —así que debemos tratarlos con compasión y
misericordia. Esto se convierte en un desafío en nuestro ambiente urbano porque a
veces no sabemos ni los nombres de nuestros vecinos. Ahora que vayas por tu
vecindario trata de poner más atención a la gente con la que interactúas. ¿Cómo
podrías mostrar misericordia hacia ellos?

Pro 21:21
(21) El que sigue la justicia y la lealtad halla vida, justicia y honor.

La promesa de hallar plenitud de vida y amor suena como extravagante y atractiva a la
vez. Pero la plenitud de vida implica una vida santa y ¿cómo nos podemos asegurar que
la estamos alcanzando? Porque la santidad o los caminos de Dios se pueden
complementar.
Miqueas 6:8
(8) El te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno. ¿Y qué es lo que demanda el
    SEÑOR de ti, sino sólo practicar la justicia, amar la misericordia, y andar
    humildemente con tu Dios?
Sabemos lo que implica vivir en honestidad y con integridad, cuidando de no perder la
fe y teniendo un corazón humilde delante de Dios para que nos lleve en buena
dirección. Las consecuencias de estar en contra de los mandamientos de Dios son serias
V7
    (7) La violencia de los impíos los arrastrará, porque se niegan a obrar con justicia.

Y V13
    (13) El que cierra su oído al clamor del pobre, también él clamará y no recibirá
         respuesta.
Habíamos en el capítulo 20 que Dios odia las medidas y las pesas falsas (deshonestidad
Prov. 20:23) Y en este capítulo 21 vemos a Dios mostrando su deseo por justicia,
misericordia y cuidado de los pobres, mostrándonos algo más de lo que Dios odia.
Ganar riqueza a expensas del pobre es algo que Dios no quiere que hagamos con
respecto a esta gente.

Miqueas 6:9-12
Mic 6:9-12
(9) La voz del SEÑOR clamará a la ciudad (prudente es temer tu nombre): Oíd, oh
    tribu, ¿quién ha señalado su tiempo?
(10) ¿Hay todavía alguien en casa del impío con tesoros de impiedad y medida escasa
    que es maldita?
(11) ¿Puedo justificar balanzas falsas y bolsa de pesas engañosas?
(12) Porque los ricos de la ciudad están llenos de violencia, sus habitantes hablan
    mentiras y su lengua es engañosa en su boca.

Escucha, teme al Señor si eres sabio. El Señor dice que las casas de los malos están
llenas de tesoros mal habidos, ganados con deshonestidad. Dios no puede aguantar a
los comerciantes deshonestos que usan pesas y medidas falsas. No se trata de ser ricos a
expensas de extorsión y violencia.

Amos 8:5
(5) diciendo: ¿Cuándo pasará la luna nueva para vender el grano, y el día de reposo
    para abrir el mercado de trigo, achicar el efa, aumentar el siclo y engañar con
    balanzas falsas;
Oseas 12:6-8
(6) Y tú, vuelve a tu Dios, practica la misericordia y la justicia, y espera siempre en tu
    Dios.
(7) A un mercader, en cuyas manos hay balanzas falsas, le gusta oprimir.
(8) Y Efraín ha dicho: Ciertamente me he enriquecido, he adquirido riquezas para mí;
    en todos mis trabajos no hallarán en mí iniquidad alguna que sea pecado.

Aquí en Oseas, Israel se jacta de que nadie puede decirle que ha ganado en forma
deshonesta. Pero el pobre siempre tiene que aceptar la medida que el rico impone. Y es
que cuando tenemos la oportunidad de poner los estándares nosotros la tentación de
ponerlas a favor nuestro siempre se da.

Pro 21:3
(3) El hacer justicia y derecho es más deseado por el SEÑOR que el sacrificio.
De hecho, el versículo 27
Pro 21:27
(27) El sacrificio de los impíos es abominación, cuánto más trayéndolo con mala
    intención.
Entendiendo sacrificio como todo lo que se hace en forma religiosa de alguien que no
busca el bendecir a las demás personas. Así que, como personas y como familias
vengamos a la congregación con corazones limpios para adorarle, sabiendo que
tenemos el favor de Él si buscamos la justicia que él desea.


Llevándolo a casa:
Para ti: v13
Pro 21:13
(13) El que cierra su oído al clamor del pobre, también él clamará y no recibirá
    respuesta.
Pídele a Dios que te ayude a cambiar en tu corazón para que busques la justicia y así
puedas tener gozo. La palabra nos dice que Dios abre su oído para todo aquel que
también abre su oído al clamor del pobre. Busca ser generoso con los necesitados y
pédele a Dios mire tus propias necesidades.

Para tus amigos:
Independientemente de creer en Cristo Jesús, mucha gente tiene el deseo de servir a
otros. De hecho, como Iglesia tenemos que aprender de organizaciones que si lo hacen.
Ayudar al pobre es un buen punto de contacto para que ellos conozcan a Dios.
Tratemos de dar un servicio generoso a los necesitados. Trata de involucrarte y ora a
Dios y verás que las bendiciones de Dios vendrán a ti a la vez que estás sirviendo al
pobre.

Para tus tres:
Los caminos de Dios nos llevarán a grandes cosas: vida, bondad y honor. Tristemente
mucha gente se aleja de las cosas de Dios.
Hebreos 10:24
   (24) y consideremos cómo estimularnos unos a otros al amor y a las buenas obras,
Planea lo que puedes hacer por las personas y junto con tus amigos vean la forma de
ministrar a otros. Quizá haya alguien que tú conoces y que tiene necesidad.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:31
posted:3/20/2012
language:Spanish
pages:3