UNIVERSIDAD DE GUANAJUATO FACULTAD DE ENFERMERIA YO BSTETRICIA ... - PowerPoint by 6dAir6J

VIEWS: 64 PAGES: 20

									         UNIVERSIDAD DE GUANAJUATO
    FACULTAD DE ENFERMERIA Y OBSTETRICIA DE
                    CELAYA


  PROCESO DE ATENCION DE ENFERMERÍA EN EL
           ANCIANO CON DEPRESION

                      Presenta:
           Carmen del Rayo Pérez Ramírez.

Celaya, Gto.                  16 de Febrero del 2005
DEPRESIÓN

INTRODUCCIÓN
 La depresión es la patología más frecuente en el anciano,
   presentada de forma indirecta o cubierta bajo quejas múltiples de
   tipo somático, a menudo con un importante componente
   hipocondríaco, que enmascara un proceso depresivo subyacente.
   Se estima que aproximadamente un 2.5% de ancianos padecen
   cuadros depresivos graves y alrededor del 13%, depresiones
   ligeras.
 Las enfermeras deberán tener en cuenta que quienes sufren una
   depresión, sobre todo los ancianos de raza blanca, están en alto
   riesgo de suicidio, y que entre la población anciana se cometen un
   25 % de todos los suicidios.
DEPRESIÓN

CONCEPTO:
Es un trastorno funcional
  del estado de ánimo no
  relacionado con la
  edad, pero puede ser
  precipitado por las
  pérdidas atribuibles al
  envejecimiento.
DEPRESIÓN
CLASIFICACION
 Depresión leve: Presenta algunos de los síntomas y el realizar
  sus actividades de la vida diaria toma un esfuerzo extraordinario.
 Depresión moderada: Varios de los síntomas de la depresión y
  estos impiden realizar las actividades de la vida diaria.
 Depresión Grave: Casi o todos los síntomas de la depresión y
  estos impiden realizar las actividades de la vida diaria.

Entre la población anciana son tres los tipos de depresión más
  habituales:
 D. Endógena.

 D. reactiva.

 D. secundaria.
DEPRESIÓN

ETIOLOGIA:
 En el tipo endógeno: debido a algún proceso
  bioquímico interno, no debido a una enfermedad
  metabólica o reacción farmacológica.
 En el tipo reactivo: surge a consecuencia de un
  hecho desencadenante o una importante pérdida.
 En el tipo secundario: proviene de una lesión o
  enfermedad; puede deberse también a un efecto
  farmacológico secundario, o como síntoma de
  determinadas enfermedades, como el
  hipotiroidismo.
DEPRESIÓN

SIGNOS Y SINTOMAS
 Dificultad para concentrarse.

 Sentimientos de inutilidad, tristeza y pesimismo.

 Dificultad para dormir o somnolencia excesiva.

 Aumento o disminución de peso.

 Pérdida de interés por cualquier actividad.

 Pensamientos R/C la muerte o el suicidio.

 Disminución de la resistencia y la energía.
DEPRESIÓN
DIAGNÓSTICO
 Presencia del cuadro clínico.
Se pueden realizar los siguientes estudios diagnósticos para
  evaluar el estado de salud del paciente:
 BUN, glucosa, potasio, calcio, magnesio.
 Estudios de función hepática.
 Prueba de supresión de dexametasona (DST), para apoyar el
  diagnóstico de depresión; se produce un resultado positivo si el
  paciente no tiene suprimido el nivel de cortisol matutino después
  de recibir una dosis de dexametasona a las 23:00 h; posee un
  índice de especificidad del 50 %.
 Tomografía computadorizada.
 Niveles farmacológicos.
 Perfil tiroideo.
DEPRESIÓN

TRATAMIENTO
Principios generales.
 La mayoría de los pacientes con depresión pueden ser
   tratados en régimen ambulatorio.
 Depresión de moderada a grave       farmacoterapia,
   terapia de apoyo y la psicoeducación.
 Depresiones más leves        psicoterapia.
 Siempre hay que preguntar al paciente, con delicadeza y
   tacto, sobre posibles ideaciones, planes o actos
   suicidas; hay que tomar en serio cualquier comunicación
   en ese sentido.
DEPRESIÓN
En la fase inicial:
   Mantener contacto telefónico con el paciente y la familia.

   Conviene decir al paciente, a su familia que en la mayoría de los casos la
    depresión es una enfermedad autolimitada y con un buen pronóstico.

   A los pacientes preocupados por la necesidad de "tomar pastillas" se les
    puede tranquilizar diciéndoles que los antidepresivos no crean hábito.

   La farmacoterapia debe continuarse por lo menos tanto tiempo como la
    duración natural de un episodio depresivo (es decir, 6 meses).

   Dar consejos específicos a los pacientes, entre otras cosas sugerir que
    se mantengan lo más activos posible, pero sin proponerse objetivos
    inalcanzables, intentar estar en compañía de otras personas, no
    culpabilizarse a sí mismos por estar deprimidos y recordar que los
    pensamientos oscuros forman parte de la enfermedad y acabarán por
    irse solos.
DEPRESIÓN

Farmacos.
Suelen ser preferibles los tipos más recientes de
  antidepresivos, ya que los heterocíclicos pueden
  resultar cardiotóxicos, agravar el glaucoma de
  ángulo cerrado y la hipertrofia prostática y producir
  confusión.
Es mejor evitar en los ancianos los antidepresivos con
  mayor efecto anticolinérgico (amitriptilina y
  doxepina). De los anticolinérgicos más nuevos, la
  venlafaxina no tiene interacciones negativas con
  casi ningún otro medicamento y puede utilizarse
  para aliviar el dolor.
DEPRESIÓN

Hospitalización.
Las ideas suicidas persistentes, presencia de
 estupor, depresión agitada-delirante,
 debilidad física y enfermedad cardiovascular
 grave concomitante, requieren
 hospitalización y, a menudo, terapia por
 electrochoque.
DEPRESIÓN

Tratamiento de mantenimiento. El tratamiento de
  una depresión recurrente es el mismo que en un
  episodio aislado. Las recidivas se producen en el
  80% de los pacientes, que deben recibir tratamiento
  antidepresivo de larga duración. La dosis suele
  ajustarse según el estado de ánimo y los efectos
  secundarios; sin embargo, en la mayoría de los
  pacientes, las recidivas se previenen mejor
  manteniendo la dosis terapéutica completa.
DEPRESIÓN
Psicoterapia.

   En las formas leves de depresión, son eficaces la
    psicoterapia individual breve o la terapia cognitivo-
    conductual sola.
     Estas terapias son más útiles una vez que ya se ha
    logrado controlar los signos de melancolía con fármacos
    antidepresivos; el objetivo es mejorar los recursos para
    desenvolverse y aumentar la mejoría conseguida con la
    medicación, mediante el apoyo y la guía, la supresión de
    distorsiones cognitivas que impiden la adaptación y
    alentando al paciente a reanudar gradualmente sus
    actividades sociales y laborales.
   La psicoterapia prolongada es innecesaria, salvo en
    pacientes con conflictos interpersonales de larga
    duración en muchas áreas de funcionamiento.
DEPRESIÓN

COMPLICACIONES
 Inmovilidad.

 Institucionalización.

 Aislamiento social.

 Suicidio.
DEPRESIÓN

ACCIONES DE ENFERMERÍA
Generales
• Fomentar el correcto diagnóstico y tratamiento de los
   ancianos deprimidos, sugiriendo una evaluación
   cuando sea apropiado.
 Enseñar al paciente y a su familia los signos y
   síntomas depresivos y el curso de la enfermedad.
 Enseñar al paciente todo lo relativo a la medicación
   prescrita para la depresión.
DEPRESIÓN
Cuidados agudos
  Preparar al paciente y a su familia para las pruebas y evaluaciones
  programadas.
  Evaluar al paciente en busca de ideas suicidas, y establecer
  medidas de seguridad o trasladarle a una unidad de psiquiatría.
 Preparar al paciente para el alta, ayudándole a organizar los
  servicios de apoyo de la comunidad.

Cuidados prolongados
 Evaluar la respuesta del paciente al tratamiento farmacológico, y
  consultar con el médico el uso de fármacos alternativos, si el
  paciente no muestra respuesta alguna.
  Pesar semanalmente al paciente.
 Examinar al paciente recién ingresado o con una reciente
  incapacidad en busca de una depresión reactiva.
  Examinar al paciente con frecuentes dolencias somáticas en busca
  de depresión.
DEPRESIÓN

Cuidados domiciliarios
 Sugerir al paciente que participe en actividades
  sociales, como clubs para la tercera edad o grupos
  de apoyo.
 Organizar servicios domiciliarios, como comidas a
  domicilio, una asistente o un servicio de salud de
  ayuda domiciliaria, durante los estados vegetativos
  agudos del paciente.
 Valorar la posibilidad de suicidio del paciente y la
  viabilidad de su plan.
CONCLUSIONES

El paciente anciano por sus cambios físicos,
  psíquicos y sociales propios del proceso de
  envejecimiento lo hace más vulnerable a
  padecer trastornos emocionales como la
  depresión la cual requiere de un plan
  cuidadoso de enfermería que ayude al
  anciano a superarla; lo cual no solo basta
  tener conocimiento de la enfermedad, sino
  sobretodo amor, paciencia y empatia con la
  persona anciana.
BIBLIOGRAFIA
   CARNEVALI D.L. Tratado de geriatria y gerontologia 2ª edición. Edit. Mc Graw Hill- Interamericana.
    México 1988. 301-308 pp.

   CARROL M. Cuidados de enfermeria individualizados en el anciano. 1ª edición. Ediciones Doyma.
    México. 1989. 125-143 pp.

   SALGADO A. Manual de Geriatria. 2ª edición. Edit. Masson . México. 437-441 pp.
   KASCHAK ND Planes de cuidados en Geriatria. 1ª edición. Edit. Mosby-Doyma. México. 1994. 105,
    214-115, 255-259, 292 pp.

   CARPENITO L.J. Manual de Diagnósticos de enfermería. 9ª edición. Edit. Mc Graw Hill- Interamericana.
    México. 2003.

   http://www.tuotromedico.com/temas/depresion.htm

   http://www.healthsystem.virginia.edu/UVAHealth/adult_mentalhealth_sp/glossary.cfm

   http://www.saludalia.com/docs/Salud/web_saludalia/tu_salud/doc/anciano/doc/doc_depresion_anciano.ht
    m
POR SU ATENCIÓN


GRACIAS

								
To top