Accesibilidad: conceptos

Document Sample
Accesibilidad: conceptos Powered By Docstoc
					   ACCESIBILIDAD Y ACCESO A LA INFORMACIÓN, MIRADA DEL PROBLEMA
        DESDE LA UNIVERSIDAD, PROPUESTAS PARA EL CAMBIO.
     ROL DE LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA, EXPERIENCIA DEL SISTEMA
 INTEGRADO DE DOCUMENTACIÓN DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO.




                             LUCERO, Sandra Beatriz
        Universidad Nacional de Cuyo – Sistema Integrado de Documentación
                               sblucero@uncu.edu.ar



Resumen:

La accesibilidad alude y contempla el derecho que tiene toda persona con
discapacidad a participar en igualdad de condiciones, para las actividades cotidianas
como el empleo, transporte, educación, recreación y la tecnología sin ningún tipo de
barrera o limitación, para su integración y equiparación de oportunidades.

Es fundamental el acceso a la información, la comunicación y la cultura, esenciales
para el desarrollo de una sociedad inclusiva, atenta al momento histórico al que
pertenecemos: la era de la información, ya que todos los actores sociales están
insertos y participan en ella, signados definitivamente por la producción y circulación
de conocimiento. El papel de las tecnologías de la información y las comunicaciones
(TICs), es crucial en esta nueva etapa, porque incrementan las posibilidades de
capacitación, formación profesional y trabajo de las personas con discapacidad.

Las universidades argentinas deben responder a las necesidades socioeducativas
de la población, asumiendo la integración de “todos”, garantizando el marco de
dignidad, respeto, equidad e igualdad de condiciones y oportunidades.
Los centros de documentación universitarios, en coherencia con el marco institucional
que los rige, deben conferir equidad en el acceso a los servicios, teniendo en cuenta
las necesidades y adaptaciones tecnológicas, los distintos soportes, formatos y medios
de interpretación, para que las personas con discapacidad accedan óptimamente a la
información y el conocimiento. Estas acciones deben propender a que las mismas se
desenvuelvan con independencia y autonomía en todos los ámbitos.
ACCESIBILIDAD Y ACCESO A LA INFORMACIÓN, MIRADA DEL PROBLEMA
DESDE LA UNIVERSIDAD, PROPUESTAS PARA EL CAMBIO.
ROL DE LA BIBLIOTECA UNIVERSITARIA, EXPERIENCIA DEL SISTEMA
INTEGRADO DE DOCUMENTACIÓN DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO.

Las Naciones Unidas definen accesibilidad como: "la situación en la que las personas
con discapacidad no encuentran barreras exteriores para utilizar el espacio físico, para
aprovechar la oferta de educación, para enrolarse en el trabajo, para participar en la
vida cultural y en la relación personal. En este sentido, la accesibilidad no se reduce al
medio arquitectónico, urbanístico y del transporte, sino que se extiende a todas las
relaciones sociales." Esta definición alude y contempla el derecho que tiene toda
persona con discapacidad a participar en igualdad de condiciones, para las actividades
cotidianas como el empleo, transporte, educación, recreación y la tecnología sin
ningún tipo de barrera o limitación, para su integración y equiparación de
oportunidades.
Los principios mencionados son tratados y ampliados a nivel internacional en
convenciones, protocolos y acuerdos internacionales como la Carta de los Derechos
Humanos, Convención de la Eliminación de todas las formas de discriminación y
principalmente en las Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las
personas con discapacidad, las cuales sirven para reafirmar deberes y derechos por
parte de los Estados y de los ciudadanos y a las que adhiere nuestro país
incluyéndolas en la legislación vigente.
Es por ello que además podemos entender por accesibilidad a los esfuerzos conjuntos
que se ejecutan en distintos sectores del quehacer humano, los que realizan acciones
positivas y/o facilitan el acceso concreto al medio social, cultural, educativo, laboral y
de desarrollo personal para dar equidad y la mayor igualdad posible a personas con
movilidad y/o comunicación reducida.
Estas definiciones y planteamientos sobre accesibilidad fueron tomadas en cuenta
entre las décadas de 1970 a 1990 en otros países desarrollados de Europa y América
del Norte; en nuestro país las contemplaciones sobre la misma al igual que las de
diseño universal y necesidades de adaptación son más bien recientes en la práctica,
ya que la legislación correspondiente abarca estas necesidades, pero no se cumplen
verdaderamente.
La nueva tendencia es hablar sobre accesibilidad al medio físico y comunicacional,
ya que englobaría desde el punto de vista técnico a la accesibilidad plena, teniendo en
cuenta a la persona y su entorno biopsicosocial.
Cualquier enunciado y/o principio de y sobre accesibilidad podría lograrse integrando a
los actores sociales y teniendo en cuenta las distintas necesidades y condiciones de
las personas en una solución útil para el entero de la sociedad, procurando que el
mismo sea más flexible e integrador, previendo y proveyendo un diseño de calidad,
sostenible y universal en donde se tenga en cuenta la participación plena, tolerante,
inclusiva, respetuosas con las personas y el medio.
Existen tres propuestas o puntos básicos para lograr una accesibilidad al medio
físico y comunicacional:
- Integración física: que la persona pueda acceder en un todo al medio físico,
    circular, desenvolverse en él con autonomía y hacer pleno uso de las
    instalaciones, logre informarse, comunicarse, relacionarse, etc.
- Integración funcional: que el entorno donde se encuentre la persona, esté
    equipado para satisfacer las distintas necesidades, que pueda desarrollar sus
    actividades y se facilite su desenvolvimiento, pudiendo actuar todos los actores en
    un mismo tiempo sin discriminación alguna.
-   Integración social: inclusión de todas las personas, teniendo en cuenta el respeto
    a la diversidad y heterogeneidad, haciendo realidad la integración social y
    contemplando que todos pueden utilizar sin restricciones los distintos servicios.
Si bien la sociedad ha tomado mayor conciencia acerca de la importancia de abordar
las necesidades especiales de los individuos, siguen apareciendo problemas respecto
al acceso a los productos, a la información, la tecnología, los edificios e instalaciones,
entre otros. Ante estos requerimientos se desarrollaron y siguen desarrollando
entornos y productos específicos para ellas, lo que se llama diseño accesible.
Ahora, ante la necesidad de llegar y/o abarcar a la totalidad de las personas, surge el
diseño universal: fabricar, diseñar y realizar productos e instalaciones o entornos que
consideren las necesidades de toda la población, al máximo posible, respetando la
diversidad humana y promoviendo la inclusión de las personas en todas las
actividades cotidianas, sin adaptaciones o necesidad de un diseño especializado.
El diseño universal contiene siete principios básicos:
 Uso equitativo: diseño que atendiendo la comercialización masiva, sea útil para
    personas con discapacidades diversas, ancianos, personas con movilidad
    reducida, por distintas circunstancias o a la población en su conjunto.
 Flexibilidad de uso: adaptable a preferencias y habilidades individuales.
 Uso simple e intuitivo: diseño fácil de entender, sin que importe la experiencia, el
    conocimiento, la habilidad de lenguaje o el nivel de concentración actual del
    usuario.
 Información perceptible: comunicación eficaz de la información al usuario, sin tener
    en cuenta las condiciones ambientales o la capacidad sensorial del usuario.
 Tolerancia de error: minimización de los riesgos y consecuencias adversas de
    acciones accidentales o sin intención.
 Poco esfuerzo físico: realización del diseño de manera fácil y cómoda, con
    cansancio mínimo.
 Tamaño y espacio para el acceso y uso: proporcionar el tamaño y espacio
    adecuados para el acceso, el alcance, la manipulación y el uso del mismo, al
    margen del tamaño del cuerpo, la postura y la movilidad del usuario.

Teniendo en cuenta lo mencionado hasta el momento, es necesario contextualizar
estos principios respecto del acceso a la información, la comunicación y la cultura,
esenciales para el desarrollo de una sociedad inclusiva, atenta al momento histórico al
que pertenecemos: la era de la información.

Acceso a la información: es el derecho fundamental de todo ser humano sin
discriminación de sexo, raza, religión, nacionalidad, edad, lengua, discapacidad,
condición social o educativa de acceder a todo tipo de información, las
comunicaciones y la cultura para el libre desarrollo de su personalidad, ya que es
esencial para la libertad, la igualdad, el entendimiento mundial y la paz. Este principio
que actúa junto al derecho de acceder a la comunicación y la cultura, son
fundamentales y principales para el libre desarrollo del hombre.

En cuanto al acceso a la información, sería deseable que todos los actores sociales
posean habilidades para acceder al conocimiento. Este principio se convierte en un
mecanismo preponderante de socialización, por cuanto habilitan al sujeto a participar
activamente en el momento histórico al que pertenece, signado definitivamente por la
producción y la circulación de conocimiento.

El Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es de importancia
específica y fundamental para la sociedad de la información, requiriendo que todo el
mundo tenga derecho a la libertad de opinión y expresión y el derecho de buscar,
recibir e impartir información e ideas a través de cualquier medio y sin importar las
fronteras.

Una Sociedad de la Información equitativa debe ser diseñada de acuerdo a las
necesidades de las personas y las comunidades y basada en principios económicos,
de desarrollo social y democráticos sostenibles, tendientes al equilibrio y enfrentando
las desigualdades económicas y sociales, fomentando el crecimiento y optimización de
los servicios públicos, y el derecho al libre acceso a la información, a las
comunicaciones, a la cultura, a la educación formal y a los servicios que los provee.
Aparece un nuevo desafío, la democratización de la información dada en el marco de
la libertad y la equidad que permite a todo ciudadano, independientemente de su
condición social, económica, étnica, religiosa, política e idiomática, que tenga acceso a
la información, existiendo a la vez los mecanismos que faciliten esta tarea.
Esta sociedad de la información se caracteriza por la incorporación de las TIC’s,
nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Las TICs permiten trabajar
en conjunto a través de redes y de la interoperabilidad de servicios y aplicaciones,
acceder a información remota, avanzar en los conocimientos científicos gracias a las
comunicaciones en tiempo real aún entre puntos remotos del planeta.
Otra de las características preponderantes, es la agregación de valor a la información,
que permite su transformación en conocimiento. Implica además que los ingresos
pueden y de hecho provienen en gran medida del sector de la información y la
investigación, la industria, la ciencia, los servicios, el desarrollo de tecnologías y los
resultados de su uso.
Al mismo tiempo y gracias al aprovechamiento de las TICs en la Sociedad de la
Información se incluye una noción de “servicio universal”, al hacer accesible la
información a todos. Por ello la UNESCO la denomina "La sociedad de la información
para todos", hecho que nos compromete a defender y garantizar el derecho a la
información, y a facilitar los medios de comunicación y acceso.
El desarrollo de las TICs y de Internet son herramientas importantes para la
accesibilidad e inclusión de personas con discapacidad ya que han abierto el camino
al desarrollo y producción consecutiva de ayudas técnicas específicas acordes a las
necesidades y capacidades de los usuarios.
Es sumamente importante el papel del Estado y de las Instituciones en la generación
de políticas soioeducativas y en la gestión y planificación de servicios que tengan en
cuenta el uso y desarrollo de las TICS, ya que este crecimiento de tecnologías y de las
comunicaciones disminuye las brechas sociales existentes, en especial en cuanto a la
formación profesional y la inserción laboral, dando la oportunidad de que las personas
con discapacidad puedan participar y acceder óptimamente al campo de la
información, al flujo constante de conocimientos, les permite la interacción, el estudio y
la formación personal, la capacitación a distancia, la producción de conocimiento, el
desarrollo de actividades entre ellas la socialización, compra de productos, la
conformación de grupos de interés, la difusión de sus derechos, el trabajo y otras
innumerables posibilidades.
La producción acelerada y competitividad entre empresas del mercado, incide en los
costos de producción y fabricación, favoreciendo la baja en los valores de adquisición
y variación de productos, aunque falta recorrer todavía un largo camino en este
sentido: “costos accesibles a todos”.
Los estados y sectores privados deben propiciar y alentar el uso y desarrollo de las
TICs, como así también el acceso libre y abierto al conocimiento, a la educación, la
cultura y la información. Todas las iniciativas deben ser inclusivas y responder a las
necesidades de “todos y todas”.
Mirada general del problema desde la Universidad, una propuesta para el
cambio.
En nuestro país la Ley Nacional 22431”Sistema de protección integral de los
discapacitados” considera discapacitado a: “toda persona que padezca una
alteración funcional permanente o prolongada, física o mental, que en relación a
su edad y medio social implique desventajas considerables para su integración
familiar, social, educacional o laboral”.
Esta ley procuró instaurar un sistema comprehensivo de todas las situaciones, y a la
vez enunciar una definición legal del concepto de discapacidad y establecer por ley el
certificado de discapacidad y legislar sobre salud, rehabilitación, educación, trabajo y
accesibilidad al medio físico.
Otros instrumentos legales relacionados con la discapacidad:
- Ley 24.314, con su decreto reglamentario, que precisan los aspectos relacionados
con la accesibilidad.
- Ley 24.308, de trabajo.
- Ley 24.901, con sus normas complementarias, que establece el Sistema de
Prestaciones Básicas.
- La Constitución Nacional a partir de la reforma de 1994; hace una mención
explícita de las personas con discapacidad en la Segunda parte, Título Primero,
Capítulo IV –Atribuciones del Congreso– artículo 75, inciso 23:
ARTICULO 75°.- " Corresponde al Congreso:.... inc 23.Legislar y promover medidas
de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato, y el
pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por esta Constitución y por los
tratados internacionales vigentes sobre derechos humanos, en particular respecto de
los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidad. (....)"
- Al reformar sus constituciones, muchas provincias tienen en cuenta a las personas
con discapacidad.
Nuestro país además adhiere por ley a convenciones, protocolos y acuerdos
internacionales como la Carta de los Derechos Humanos, Convención de la
Eliminación de todas las formas de discriminación, Normas Uniformes sobre la
igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, etc.
En cuanto a la formación superior, las Universidades Argentinas adhieren para su
funcionamiento a la Ley Federal de Educación y en específico a la Ley Nacional 24521
de Educación Superior y Modificatoria Nº 25573.
La ley de Educación Superior 24.521 fue modificada por la ley 25.573 con el propósito,
entre otros, de promover en las universidades nacionales el acceso a la educación
superior de las personas con Discapacidad.
Principios que establece:
     Garantizar el acceso al saber en igualdad de condiciones
     Propiciar acceso al medio físico y al conocimiento
     Brindar los servicios de interpretación necesarios y suficientes

Para ello las universidades de nuestro país básicamente deben:
    Orientar, asesorar y propiciar condiciones equitativas para el ingreso y
       desempeño de         alumnos, docentes, no docentes y graduados con
       discapacidad.
    Difundir, investigar e instalar la temática de discapacidad generando acciones
       positivas y modelos de integración socioeducativas en el ámbito universitario y
       comunidad en general.
    Trabajar permanente y consecutivamente en pro de la accesibilidad para
       “todos”.
Entendiendo y siguiendo el mandato de las leyes, debe ser una universidad abierta,
pensada para todos, que propicie condiciones equitativas para el ingreso, la
permanencia y egreso de cualquier persona que solicite la formación superior en
condiciones cognitivas adecuadas.
Esto conlleva una sensibilización social ya que al referirse a “todos” debe tomar en
cuenta la admisión e integración sin discriminaciones y con equidad, garantizando la
igualdad de oportunidades, el respeto a la diversidad y heterogeneidad de su
población.
Ahora bien, entonces cabe preguntarnos: ¿cómo debe actuar la universidad en esta
sociedad y ante el requerimiento y necesidades educativas de las personas con
discapacidad?
La universidad debe iniciar e implementar programas que garanticen el acceso a la
información de todas las personas, no es redundante mencionar que el “todos” no
admite excepciones. Este accionar, una vez concretado dentro de la institución, debe
diseminarse al resto de la sociedad, constituyéndose programas modelos de
integración socioeducativa.
Debe asumir por tanto la integración de personas con discapacidad como
responsabilidad social y educativa, garantizando el marco de dignidad, respeto,
equidad e igualdad de condiciones y oportunidades, asegurando además el acceso a
la información, al medio físico a los servicios de interpretación y documentación. Debe,
además, proveer los apoyos técnicos necesarios y suficientes para tal fin, tanto a
estudiantes como así también demás miembros de la comunidad universitaria para su
pleno desarrollo.
Como se puede apreciar, tanto en la legislación como en las pautas y declaraciones a
nivel internacional se promueven derechos, acciones, se promulga sobre la equidad, la
libertad, la igualdad entre personas, la normalidad, la diversidad, la diferencia de
género, el respeto, la inclusión, el libre acceso a la información, los deberes de los
Estados y en ese marco la Universidad y la educación en general.
Pero, ¿cuál es verdaderamente hoy la situación de las personas con
discapacidad en las universidades y en otras instituciones públicas?
La situación actual es que si bien, declarativa y jurídicamente existen pautas
principales, básicas, elaboradas, reafirmadas, declaradas y supuestamente por todos
conocidas, no son puestas en acción, son ignoradas, o desconocidas y por tanto no se
traducen en toma de medidas reales y concretas que permitan el acceso a las
personas con discapacidad, ya sean estudiantes, docentes o no docentes, a la
adecuación de instalaciones y provisión de condiciones necesarias.
Cabe aclarar que esta afirmación describe la situación de la mayoría de las
instituciones mencionadas, pero en el caso de las universidades nacionales hay
escasa muestra de haber abordado seriamente el problema.
Respecto de la mayoría mencionada, se puede resumir en cuanto a los derechos de
las personas con discapacidad:
      Las pautas principales y derechos NO se cumplen, se ignoran y/o
         desconocen
      Son medidas de INCLUSIÓN APARENTE
      NO se traducen en “acciones positivas”
      Constituyen BARRERAS y conductas o posturas DISCRIMINATORIAS e
         intolerancia
      Se traducen en incumplimiento de la legislación vigente
El problema se traduce entonces en la existencia de las siguientes barreras que
impiden la equidad e igualdad de oportunidades en el acceso a la institución. Para
aclarar el concepto, “entiéndase por barreras los factores ambientales en el entorno
de una persona que cuando están presentes o ausentes, limitan el funcionamiento y
generan una imposibilidad”.
-   Barreras edilicias, arquitectónicas o físicas: incluyen aspectos tales como el
    ambiente físico inaccesible.
- Barreras tecnológicas: falta de tecnología asistencial adecuada (discriminación
    para el acceso a la información y desigualdad de oportunidades para acceder a la
    misma).
- Barreras actitudinales: actitudes negativas de la población y también servicios,
    sistemas y políticas que bien no existen o dificultan la participación de las personas
    con discapacidad en todas las áreas de la vida.
- Barreras educativas: por la no flexibilización académica y de promoción, la no
    adecuación de planes de estudio, materiales, ayudas psicopedagógicas, métodos
    de estudio, imposibilidad de acceso y asistencia tecnológica que acentúan y
    manifiestan aún más las diferencias. En la mayoría de los casos, los docentes no
    están capacitados ni fueron formados para brindar las clases, tomar evaluaciones
    y ofrecer condiciones de equidad a los estudiantes discapacitados.
Ante lo expresado y para la eliminación de todas las barreras mencionadas, cualquiera
que éstas sean dentro de la Educación Superior, surge el compromiso de crear grupos
de acción multidisciplinarios para diagramar estrategias institucionales especiales que
actúen como medios o agentes facilitadores y garanticen la consecución de estos
principios rectores que generalmente quedan en el plano de las intenciones y generen
verdaderas políticas educativas de integración.
Es imprescindible que estas comisiones, programas, proyectos o como se prefiera
llamar, sea un conjunto multidisciplinario, integrado por miembros de las distintas
unidades académicas y dependencias comprometidas en la comunidad universitaria.
Los mismos deben instar a tomar acciones positivas para establecer la equidad,
evitando acciones discriminatorias, prejuicios, investigando en la temática, aportando
saber y hacer, concientizando en sus procesos a la gestión de políticas de cambio,
previendo y promoviendo la obtención y adecuación de nuevas tecnologías, y
alcanzando resultados transdisciplinarios.
Lo primero que se debe lograr es un verdadero sinceramiento y socialización de toda
la comunidad universitaria. Asumir realmente que existen personas con discapacidad
dentro del ámbito universitario sean estudiantes, docentes o no docentes y que los
mismos demandan y necesitan urgentemente adaptaciones (curriculares, ayudas
técnicas, edilicias, académicas, regímenes especiales de promoción) y que muchos
otros están golpeando a las puertas o no perciben que la universidad les da una
oportunidad de ingreso, permanencia y egreso y la contención que esto exige.
¿Por qué insistir en el cambio de actitud? Porque no basta con las buenas intenciones
y voluntades de un grupo de personas, sino que se debe concretar una verdadera
integración socioeducativa que tenga en cuenta la diversidad y el respeto a las
diferencias individuales.
Plantear una visión superadora de la situación y conocer que las personas con
discapacidad son ciudadanos con igualdad, poseedores de derechos y no objeto sólo
de protección, son sujetos de libertad y autonomía, que deben participar activamente:
“Nada acerca de nosotros sin nosotros”, desarrollando y expresando sus afectividades
y necesidades.
Estas son actitudes que se aprenden, desarrollan y afianzan, por tanto: se enseñan,
promueven y refuerzan, convirtiéndose en un papel preponderante que debe tener en
cuenta la Universidad en su proceso de integración y cambio. Este movimiento debe
ser realizado no sólo por autoridades y estatutos, sino y en primer lugar por el plantel
docente y de apoyo académico de las instituciones y obviamente los estudiantes.
Es importante también capacitar a los mismos actores en el trato igualitario,
flexibilizador, socializar sobre las necesidades psicopedagógicas que las distintas
discapacidades tienen, y tratar de accionar para que las personas con discapacidad se
sientan parte activa de esta comunidad, participando del mismo proceso de
socialización y siendo consultadas para tener en cuenta sus experiencias y supresión
de barreras de acuerdo a sus necesidades.
En esta etapa resulta crucial el apoyo de la administración y la existencia de recursos
económicos y de medios tecnológicos. De no mediar los mismos en la actualidad, se
deben implementar políticas para su consecución en un futuro inmediato.
Por otro lado es absurdo pretender que el cambio o la integración se desarrolle en
forma instantánea, muy por el contrario, la experiencia demuestra que la integración
social de las personas con discapacidad en este país es un proceso lento, pero los
poderes públicos y en ellos las instituciones, concretamente la universidad, deben
garantizar y promover las condiciones para facilitar la integración social en todas las
etapas, sectores y facetas de la vida universitaria. De no ser así, se están
favoreciendo más bien los procesos de discriminación, aislamiento, intolerancia,
abandono, inseguridad y marginación social.
Síntesis del rol de la Universidad:
Los desafíos que la universidad y en ella todas las unidades académicas y
dependencias que la conforman deben enfrentar, a fin de garantizar la igualdad y
equidad de oportunidades en una universidad abierta a la comunidad, a la no
discriminación y la inclusión social, son a mi entender:
-Democratización de la información en un marco de la libertad e igualdad en el acceso
a la información de “todos” los ciudadanos, mediando para ello mecanismos
facilitadores y la generación de recursos para mantener el nivel y la calidad que ellos
requieren.
-Compromiso académico correspondiendo al momento histórico de la sociedad de la
información, basada en el conocimiento y el nivel de su producción.
-Logro de un verdadero sinceramiento y socialización de toda la comunidad
universitaria y fomento de un cambio actitudinal y cultural de inclusión con equidad e
igualdad.
-Formación de plantel docente y no docente familiarizados con el trato equitativo y
flexibilizador, consciente de las necesidades psicopedagógicas y de ayudas
tecnológicas de las distintas discapacidades y su atención.
-Inclusión en los ámbitos de discusión, de elaboradores de políticas gestoras y
regentes como las comisiones, proyectos y/o programas para la inclusión de personas
con discapacidad, teniendo en cuenta sus experiencias y aportes a fin de la supresión
verdadera de todas las barreras.
-Gestión de apoyo a las iniciativas promotoras de condiciones de equidad y
generación de los recursos para ello.
-Generación de recursos necesarios para la adquisición, manutención y renovación de
las tecnologías de la información y del conocimiento.
-Promoción de espacios de intercambio con otras universidades, entidades
gubernamentales y no gubernamentales nacionales e internacionales.
-Mediación para el apoyo de las autoridades que le den impulso a las iniciativas
presentadas en torno a la democratización de la información y la integración social de
“todos”.
Discapacidad y biblioteca universitaria.
¿Cuál es el papel de la biblioteca universitaria en esta sociedad de la información?
La Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA)
manifiesta que..."la libertad de acceso a la información, sin importar el soporte y las
fronteras, es una responsabilidad primordial de los bibliotecarios y documentalistas".
Asimismo,      se considera que los centros de documentación y/o bibliotecas
universitarias en la sociedad de la información son el corazón de la universidad, un
motor para hacerla productora, comunicadora, facilitadora y creadora de saber, e
imprescindible para que ésta cumpla su misión.
Los centros de documentación son una combinación orgánica de agentes de la
documentación (bibliotecarios), las colecciones o documentos cualquiera sea su
soporte o formato y las instalaciones, cuyo fin es ayudar a los usuarios a transformar la
información en conocimiento. Está estrechamente vinculada con la docencia,
investigación, la formación permanente y es un fiel instrumento de la transmisión de la
información y el conocimiento que la universidad produce.
Se llaman centro de documentación porque ya no sólo albergan libros, sino todo tipo
de documentos en distintos soportes y formatos (acorde a la nueva concepción de
documentos), pueden contener además de libros, videos, pc conectadas en red que
proporcionan información remota, mapas, software, tiflolibros, etc.
Son un centro de alfabetización, donde la función del bibliotecario no solamente es ser
especialista en la documentación sino también un agente alfabetizador, entendiéndose
como mediador cuya función es facilitar y garantizar el acceso a la información en
todas sus manifestaciones y a sensibilizar a los usuarios respecto de la importancia de
la información, el acceso a la misma, cumpliendo con la formación, capacitando y
formándolo en la búsqueda, propiciando que todas las personas accedan en igualdad
de condiciones a la información y que por tanto participen activa, protagónica y
críticamente en la sociedad de la información.
Las personas inmersas en la Sociedad de la Información pertenecen a distintos tipos
de agentes económicos y sociales, las mismas deben tener igualdad en el acceso a la
información y a la vez deben ser capaces de decodificar la información, procesarla,
asimilarla, poseer criterio para su selección, respetar la autoría, cultivar la producción y
es deber de los estados, instituciones u organismos disponer de los medios culturales,
educativos, y tecnologías para hacerlo. A esto se lo denomina actualmente como
Alfabetización informacional.
La alfabetización y el acceso universal libre a la educación es un principio clave. Todas
las iniciativas deben integrar este principio y responder a las necesidades de todos y
todas. La creación de capacidades necesita incluir habilidades para usar las TICs, los
medios y la alfabetización digital, y las habilidades necesarias para una ciudadanía
activa incluyendo la capacidad de encontrar, valorar, usar y crear información y
tecnología.
La alfabetización y el acceso universal libre a la educación es un principio clave. Las
sociedades del conocimiento requieren ciudadanos y ciudadanas informadas y
educadas.
En lo avanzado hasta el momento, se pone de manifiesto el propósito de igualdad para
todos los lectores y para el uso de todos los servicios que la biblioteca o los centros de
documentación, inclusive los servicios virtuales que las mismas pueden ofrecer.
Ahora bien, si se replatea la situación de las personas con discapacidad: se cumplen
los propósitos hacia toda la población, pueden todos los actores sociales acceder a la
información de la misma manera? Las bibliotecas universitarias argentinas, poseen las
ayudas tecnológicas, los formatos alternativos e inclusive la información en soportes
diversos para la atención de todos sus usuarios? ¿Qué opinión nos merecen nuestros
centros de documentación en cuanto a la accesibilidad al medio físico y
comunicacional? ¿Las páginas y portales virtuales tanto de la universidad como de las
bibliotecas son accesibles? ¿Tuvieron en cuenta para su construcción o posteriores
cambios las recomendaciones de diseño universal accesible?
¡Otra vez el dedo en la llaga! Quizás esta afirmación del refranero popular sea vulgar
para dar alguna contestación a todos los interrogantes formulados, pero demuestra
verdaderamente la realidad que considera marginalmente a las personas con
discapacidad, en este caso en cuanto a la educación, la cultura, el acceso al
conocimiento y por ende a la formación profesional.
Nuevamente la necesidad de proponer una visión superadora y salir del plano de la
protesta o el cuestionamiento, lo que se necesita a partir de la evaluación de situación
es llegar a la ejecución verdadera de acciones. El acceso de todos a la información, la
educación inclusiva, la generación urgente de modelos socioeducativos integrales, la
previsión y provisión de las ayudas tecnológicas necesarias y suficientes, los servicios
de interpretación correspondiente a cada usuario, teniendo en cuenta formatos,
soportes alternativos y páginas web accesibles que cubran las necesidades de todos
los usuarios.
En estos últimos años algunas universidades nacionales, han incorporado
paulatinamente servicios y ayudas tecnológicas que atienden las demandas de sus
usuarios, pero son contadas las que poseen un programa o servicios que abarque a
todos los estudiantes y usuarios de su comunidad universitaria.
Experiencias desde el Sistema Integrado de Documentación de la Universidad
Nacional de Cuyo.
La Universidad Nacional de Cuyo es una universidad pública y gratuita, abocada
fundamentalmente a ofrecer servicios de calidad. En coherencia con este marco de
acción institucional el Sistema Integrado de Documentación (SID) se ha concentrado
en la tarea de proveer servicios con el fin de promover la integración y el acceso a la
información de personas con discapacidad.
La misión del SID referente a la integración de personas con discapacidad es por
tanto: conferir equidad en el acceso a los servicios a todos los usuarios de la UNCuyo
y a la sociedad en su conjunto, teniendo en cuenta las necesidades y adaptaciones
tecnológicas, soportes y formatos necesarios para que las personas con discapacidad
puedan acceder óptimamente a la información, logren la independencia necesaria para
su manejo personal dentro de las instalaciones, como así también la autonomía en el
uso de las distintas herramientas.
Para la puesta en marcha gradual de los servicios fueron necesarios varios
planteamientos que contribuyeron y lo siguen haciendo para la detección de
necesidades, la definición de objetivos y la planificación de estrategias, además de la
producción de proyectos a fin de mediar posibilidades de financiamiento para la
adquisición de equipamiento de asistencia tecnológica, capacitación del personal y
formación del usuario.
En este apartado se hace necesaria la explicación de los pasos dados desde el SID
para cambiar el panorama y las posibilidades de la población con discapacidad inserta
en nuestra Universidad y de la comunidad en general, aclarando que, si bien se ha
comenzado a caminar ya hace algún tiempo, como todo proceso, es lento y aún queda
un sin fin de tareas y acciones por mejorar y adherir , pero se está trabajando : en “pro
del acceso a la información para todos”.
Propuestas y acciones SID para ejecución de medidas:

    Marcos legales e institucionales:
El Sistema Integrado de Documentación es parte activa y ejecutiva de la “Comisión
de Inclusión de Personas con Discapacidad” de la UNCuyo y parte del “Programa
de Inclusión de Personas con Discapacidad”, donde participa y dirige acciones a
través del “Subprograma de acceso a la información                y uso de nuevas
tecnologías para personas con discapacidad en el Sistema Integrado de
Documentación”.
Los puntos integrales del Subprograma son los siguientes:
1.    Conferir paulatinamente los servicios para garantizar la equidad en el acceso al
      conocimiento, teniendo en cuenta las necesidades y adaptaciones tecnológicas,
      soportes y formatos necesarios, a fin de que las personas con discapacidad
      puedan acceder a la información en forma óptima, logren la independencia
      necesaria para su desplazamiento dentro de las instalaciones y la autonomía en
      el uso de las distintas herramientas tecnológicas.
2.  Prever las condiciones presupuestarias para la incorporación de equipamiento y
    mantenimiento de recursos técnicos disponibles en el SID, para uso de toda la
    comunidad universitaria.
3.  Capacitar al personal de bibliotecas del SID y servicios generales de la UNCuyo
    en la atención de personas con discapacidad (necesidades, derechos e
    integración) y manejo de nuevas tecnologías.
4.  Instancias de formación especial para personas con discapacidad, en el marco
    de la alfabetización informacional y capacitación de usuarios en nuevas
    tecnologías.
5.  Investigar en el área de acceso a la información y ayudas tecnológicas, tal como,
    propuestas de trabajo, comunicación e intercambio de experiencias, elaboración
    de informes, proyectos institucionales y cursos de capacitación. Asistir a
    instancias académicas que desarrollen esta problemática.
6.  Establecer acciones que estimulen la formación de bancos de lectura, grabación
    de cintas sonoras, digitalización y preparación de materiales especiales en
    formatos accesibles.
7.  Anexar, al ya existente, material en formatos alternativos (Tiflolibros, cintas
    magnéticas, textos en braille, cd room, dvd, etc.)
8.  Promover convenios con otras instituciones que estimulen la asistencia técnica a
    esta Universidad para atender necesidades académicas especiales.
Responsables: Secretaría Académica del Rectorado, Sistema Integrado de
    Documentación (SID) y todas las Bibliotecas que lo integran, con la autorización
    respectiva del Consejo Superior.

    Acciones teóricas:
 Investigación, capacitación y adquisición de información sobre distintas
  discapacidades, TIC’s, barreras y desafíos.
  Realizar distintas y exhaustivas investigaciones en el área, al igual que adquirir
  una capacitación acorde, llevó a la formulación de planes de trabajo a fin de
  prever, programar y proveer servicios que atendieran al total de nuestra población
  universitaria en especial al alumnado con discapacidad visual. Además esta etapa
  nos dio la base necesaria para la producción de proyectos, informes, participación
  en distintas instancias académicas, dentro de la Universidad y a nivel
  interuniversitario nacional, programar y efectuar cursos de capacitación al personal
  de las bibliotecas que constituyen el SID y al personal de apoyo académico de las
  facultades. Acciones que se estima principales para que la comunidad universitaria
  y en especial las bibliotecas puedan tomar conciencia de las necesidades de
  información de sus usuarios y ejecutar acciones en cuanto a las alternativas y
  medios que se pueden ofrecer para satisfacer y anticipar las demandas educativas
  y de acceso a la información.
  Por el momento comprenden la atención personalizada en el Edificio de Biblioteca
  Central, comenzando este año la extensión de los servicios y tecnologías a cada
  una de las Bibliotecas integrantes del SID.
 Capacitación del personal:
- A partir de una instancia de capacitación desarrollada en la Biblioteca Nacional de
  Chile, impartida por la Fundación Force de Holanda sobre “Accesibilidad y
  Tecnologías en Bibliotecas para personas con discapacidad visual”, se interioriza
  sobre las necesidades de todas las personas de acceder a la información. Ese
  mismo año, se planifica y adhiere a los servicios ya existentes en el SID, servicios
  de atención a personas con discapacidad visual.
- 2003-2005: Se han desarrollado cursos de capacitación destinado principalmente a
  la formación del personal de bibliotecas, haciéndolo extensivo a personal no
  docente abocado a la atención al público, docentes y público interesado.
-   "Capacitación en atención a personas con deficiencias visuales" y "Curso de
    capacitación en lectura y escritura de Sistema Braille" ambos fueron dictados por
    una docente Terapeuta Visual. Para la organización de los mismos se articuló
    acciones con la Facultad de Educación Elemental y Especial, siendo la
    capacitación dictada por docentes de esa unidad académica.
-   “I y II Jornada de Capacitación del Personal de Apoyo Académico para la
    detección y orientación de Alumnos con Discapacidad”.
-   “I y II Jornada de Trabajo de la Comisión de Inclusión de Personas con
    Discapacidad de la UNCuyo”. Participación en la preparación y exposición de la
    Jornada.
-   Exposición de Servicios de Accesibilidad en Jornada de trabajo de bibliotecarios
    del SID (2004) y disertación sobre Discapacidad y Acceso en Bibliotecas para
    Grupo Gerente (compuesto por Directoras de las Bibliotecas de las Facultades) del
    SID.
    2006:
-   “Accesibilidad y acceso a la Información de personas con discapacidad”.
    Preparación y dictado.
-   Confección de una guía práctica para la atención de personas con discapacidad.
   Capacitación de usuarios:
-   2004-2006: Atención personalizada de personas con discapacidad visual en el uso
    de magnificador visual, herramientas informáticas (hardware y software). En una
    primera etapa se individualiza la atención hasta que el usuario aprende, incorpora
    y se desenvuelve en el uso de los mismos, logrando su autonomía en el manejo
    de la tiflotecnología e independencia para desplazarse en el edificio.
-   Se prevé la capacitación en el uso del software JAWS y otras ayudas tecnológicas
    (magnificador visual, impresora braille, etc.) para usuarios y personal de
    bibliotecas.
-    Alfabetización Informacional destinado a personas con discapacidad: en el marco
    de la alfabetización, se inicia a los usuarios para la búsqueda de información, ello
    implica actividades cognitivas que se han desarrollado a lo largo de las distintas
    etapas educativas y es aquí donde se vuelven indispensable las habilidades
    adquiridas, a fin de procesar otra instancia de enseñanza-aprendizaje que el
    alfabetizador incorporará para esta práctica, etapa de formación y educación
    permanente que conlleva a dominar el vasto mundo de la información en forma
    actualizada, crítica, responsable y autónoma. Las personas con distintas
    discapacidades, que accedan a la búsqueda de la información son sujetos de la
    alfabetización, que demandará un esfuerzo extra por parte del educando y del
    educador en pos de la autonomía e independencia en el manejo de las
    herramientas.

    Accesibilidad al medio físico y comunicacional en Edificio de Biblioteca
     Central del SID:
   Evaluación de los recursos y relevamiento edilicio: en ello surgió el
    interrogante de cómo se podía hacer más accesible el centro de documentación,
    cuál sería la mejor ubicación para poner en funcionamiento los servicios, qué lugar
    necesitaban los implementos tecnológicos, su organización y uso dentro del
    sistema; iluminación, disposición de los distintos formatos. Se adoptó el concepto
    de "supresión de barreras arquitectónicas", que en pocas palabras puede definirse
    como la adaptación de las condiciones de trabajo, desplazamiento y vida cotidiana
    en general a las necesidades de las personas con discapacidad física, sensoriales
    y psíquicas. Ello colaboró en intentar suprimir y/o corregir la gran mayoría de las
    barreras arquitectónicas que poseía el edificio.
    Ventajas edilicias:
    - Edificio en forma de semicírculo de amplias dimensiones y con gran facilidad de
       circulación, techo de vidrio en forma de bóveda que optimiza la iluminación
       natural, igualmente cuenta con muy buena iluminación artificial, considerando
       que se recomiendan que las luces sean amplias y sin muchos contrastes, con
       el aprovechamiento al máximo de luz natural.
    - Estantería abierta para las colecciones.
    - Puestos de trabajo con conexión a redes que es el sitio donde se integran los
       servicios para personas con discapacidad, ya que es recomendable el no
       aislamiento de los servicios para favorecer la integración a la atención y
       movimiento diario de la biblioteca, para que se sientan cómodos y puedan
       desenvolverse con independencia, más allá del asesoramiento y atención
       especial necesaria y lógica que se debe brindar y que seguramente requerirán.
    - Espacios especiales para el Centro de Documentación Audiovisual y el Centro
       de Documentación Histórica de la UNCuyo, que están integrados en el mismo
       edificio.
    - Acceso a baños para personas con discapacidad, los mismos cuentan con los
       estándares internacionales requeridos.
    - Señales de acceso y de secciones en contraste de colores y formato de letras
       legibles y bien dispuestos. Las puertas de ingreso y egreso son de vidrio
       transparente y poseen a una altura estandarizada fajas de dos colores para su
       advertencia (roja y verde).
    Desventajas edilicias:
    - El acceso principal tiene diversas escaleras y niveles. No obstante el edificio
       posee dos accesos internos de uso público que contienen rampas pero no
       poseen pasamanos.
    - Las estanterías que disponen el material en formato papel tienen una altura
       que dificulta la consulta de libros para personas con discapacidades motoras,
       podrán consultar los libros a su altura, pero no los estantes más bajos o los
       más altos. En estos casos se suple esa necesidad a partir del auxilio del
       bibliotecario.
    - Si bien la señalización es buena en cuanto a diseño, la misma es escasa y no
       posee otros formatos alternativos (sonoro o táctil por ej). Este año se proveerá
       a las estanterías de señalización en formato grande y colores contrastantes
       con ubicaciones y señalización de distintos sectores temáticos. Se ha
       propuesto además la instalación de un mapa espacial del edificio con
       información en contrastes, relieve y en braille sobre la distribución física de la
       biblioteca que se ubicará en la entrada principal.
   Recursos tecnológicos y servicios:
    - Ayudas tecnológicas comunes: 28 equipos de pc exclusivas para uso de
        usuarios, dos pc más destinadas sólo para consulta de catálogo SID, dos
        fotocopiadoras, impresoras láser y chorro de tinta, escáner, copiadora de cd, 3
        torres de CD. Además el Centro de Documentación Audiovisual cuenta con
        televisores, videos, dvd, equipo para audio, circuito cerrado de televisión,
        documentos en soporte audiovisual entre otros.
-   Tiflotecnología: Equipamiento de cinco pc Pentium II de 333 Mhz y Pentium 4 de
    3 Ghz, con software Jaws 5.0 en español, parlantes y audífonos e impresora braille
    Everest en red para impresión inmediata de trabajos, tres magnificadores visuales
    conectados a pc, escáner con OCR de alta resolución y pc con demos de
    programas accesorios. En cada biblioteca integrante del SID se ha habilitado al
    menos una pc con este software lector de pantalla.
   -   Servicios virtuales en página web del SID (http://sid.uncu.edu.ar): la sección de
       "enlaces de interés" posee un apartado temático con el título “Discapacidad”
       destinada al abordaje de la temática, ofreciendo acceso directo a las páginas
       más importantes y requeridas en el área.
   -   Préstamo interbibliotecario: desde el SID se tramita el mismo, pero en este
       caso el tiempo de tenencia del documento depende de la biblioteca prestataria.
   -   Reglamentos y marcos legales: la asociación de personas con discapacidad a
       los servicios del SID son gratuitos ya sea para alumnos, docentes, no docentes
       o de la comunidad. En caso de requerirlo, el plazo de préstamo puede
       ampliarse, pudiendo ser la renovación en forma personal o telefónicamente si
       el material no presenta reserva previa.
   -   Formatos y soportes alternativos: el SID tiene convenios con entidades que
       ofrecen sus servicios a través de su página web, por ello se pueden consultar
       los libros en formato digital que poseen los mismos. Como meta a mediano
       plazo, debemos incluir y anexar al ya existente, material en formatos
       alternativos como tiflolibro o libro hablado (cinta de grabación común), material
       en braille u otros. El Centro de Documentación Audiovisual cuenta con más de
       150 obras de literatura española en este formato.

Expectativas:
- De acuerdo con al análisis cuantitativo de la población estudiantil, se dio prioridad
   a la adquisición de los elementos necesarios para las personas con discapacidad
   visual, motora y dislexia que son los que mayor dificultad presentarían en el
   acceso directo a la lectura convencional. Con el fin de optimizar sus demandas de
   información y atención es necesario, en principio, la capacitación de los usuarios
   en el uso del lector de pantalla, la impresora braille y otros implementos. Para
   dicha tarea se confeccionó una encuesta de usuarios con el fin de saber qué
   problemas poseen, y qué capacidades se deben tener en cuenta para su acceso a
   la información, qué conocimientos poseen en el uso de la tecnología dispuesta y
   requerimientos especiales en cuanto a la carrera que cursan, necesidades
   educativas y expectativas e intereses que los mismos poseen.
- Favorecer el voluntariado, capacitar a los mismos. Incorporar a pasantes de las
   distintas unidades académicas a que trabajen en la temática.
- Firmar convenios de acciones interinstitucionales en pos de la cooperación y
   utilización de los servicios especiales con organismos gubernamentales y no
   gubernamentales de la provincia que trabajen y den apoyo a la discapacidad, en
   especial en su formación educativa y de acceso a la información.
- A partir de la investigación sobre diseño universal, semiótica y accesibilidad de
   páginas web, corregir y modificar paulatinamente la página del SID e instar a las
   Autoridades y responsables a las mismas acciones, en cuanto a la página de la
   Universidad.
Bibliografía

_ Pérez Pérez, José Raúl.           Una biblioteca para discapacitados. Salamanca,
Universidad Pontificia de Salamanca, 1998.
_ La discapacidad en Argentina. Buenos Aires, Fundación Par, 2005.
_ Discapacidades: nuevas realidades, nuevos términos. Comité Español de
Representantes de Personas con Discapacidad.
http://www.cermi.es/documentos/descargar/Discap_Nuev_Realid_Terminos.doc
_ Normas sobre alfabetización en información (1ª Edición) Council of Australian
University Librarians
http://bivir.uacj.mx/dhi/DocumentosBasicos/Docs/Normas%20Alfabetizacion%20Info20
01_australia_esp.pdf
_ El acceso a la información es esencial para la creación de sociedades del
conocimiento, UNESCO
http://portal.unesco.org/es/ev.php-
URL_ID=16643&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:3
posted:3/10/2012
language:
pages:15