EL CAPITAL INTELECTUAL YL A EFECTIVIDAD DE LA INNOVACI�N

Document Sample
EL CAPITAL INTELECTUAL YL A EFECTIVIDAD DE LA INNOVACI�N Powered By Docstoc
					     EL CAPITAL INTELECTUAL Y LA EFECTIVIDAD DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA DE LAS
                        EMPRESAS MANUFACTURERAS EN MÉXICO
                 (PROYECTO DE DOCTORADO EN CIENCIAS ADMINISTRATIVAS)

                                     JAVIER VILLARÓN VÁZQUEZ 1
                             Escuela Superior de Comercio y Administración
                                          Unidad Sto. Tomas

                                     DANIEL PINEDA DOMÍNGUEZ2
                             Escuela Superior de Comercio y Administración
                                          Unidad Sto. Tomas
                                 Sección de Doctorado e Investigación.

                                 MA. ANTONIETA ANDRADE VALLEJO3
                             Escuela Superior de Comercio y Administración
                                          Unidad Sto. Tomas
                                 Sección de Doctorado e Investigación.



                                                 RESUMEN

EL entorno actual en el que se desempeñan las empresas mexicanas, desde el punto de vista de la
innovación tecnológica (IT), resalta su baja competitividad. La valoración del capital intelectual (CI) para el
desarrollo de innovación tecnológica propia se vuelve fundamental para la permanencia pertinente de las
empresas en los mercados globalizados. En este proyecto se pretende encontrar la relación que existe entre
el manejo del CI de la organización y la efectividad del proceso de innovación tecnológica en empresas
manufactureras, identificando las características de los factores que se traducen en experiencias,
conocimientos, desarrollo de destrezas y habilidades que generan innovaciones dentro de la organización que
puedan ayudar a aumentar su efectividad en el mercado.

PALABRAS CLAVES

 Capital intelectual.
 Innovación tecnológica
 Efectividad en los procesos productivos




 M en C. Javier Villarón Vázquez Profesor en la UAEM Valle de México.
villaronjavier@yahoo.com.mx
Dirección: Calle de Las Flores S/N San Miguel Hila, Municipio Nicolás Romero, Edo. De México. CP.54400
Teléfono: (55)58 21 68 26.
DR. Daniel Pineda Domínguez. Profesor-Investigador en la ESCA-IPN, México.
danpin@yahoo.com.mx
DRA. Ma. Antonieta Andrade Vallejo
maav06@yahoo.com.mx
INTRODUCCIÓN

      El entorno actual en que se desempeñan las empresas mexicanas,
desde el punto de vista de la innovación tecnológica (IT), resalta su baja
competitividad. La valoración del capital intelectual para el desarrollo de
innovación y tecnología propia se vuelve fundamental para la permanencia
pertinente de las empresas en los mercados globalizados.

       Las empresas mexicanas no se caracterizan por tener un desarrollo
tecnológico propio (Foro Económico Mundial, “FEM”, 2006). México es un
país que esencialmente compra tecnología que con frecuencia es obsoleta
o se ha vuelto obsoleta por la falta de una actualización permanente. Esto
es un factor que ha contribuido de manera importante a frenar la
efectividad del país ante una economía mundial globalizada.
Internacionalmente, se han hecho esfuerzos para estructurar modelos
adaptados a las condiciones particulares de los países que les permitan
alcanzar altos niveles tecnológicos en ciertos campos; Japón, por ejemplo,
con base en transferir y adaptar eficientemente tecnologías de punta que
provenían de otros países, desarrolló tal conocimiento que ahora es
considerado líder de ciertos mercados tecnológicos e industriales (Banco
interamericano de desarrollo “BID”, 2001). Un caso más reciente es Corea
quien, siguiendo el modelo de Japón, logró generar productos competitivos
y llegar a la frontera del desarrollo tecnológico en ciertos mercados, con lo
que han elevado el nivel de efectividad de su país (FEM, 2006); ahora
parece que está muy cerca de la verdadera innovación que los llevaría a
ser líderes en el desarrollo de algunas tecnologías.

        En México existen esfuerzos exitosos de parte de algunas compañías
(Nacionales y Transnacionales), Universidades y centros de investigación
enfocados a adaptar o aplicar modelos de innovación estadounidenses o
europeos. Sin embargo, el enfoque de éstos ha sido dirigido con mayor
frecuencia hacia las grandes compañías, las cuales trabajan en un entorno
similar al que existe en países desarrollados: buena capacidad financiera,
preparación      académica,      infraestructura   empresarial,    políticas
gubernamentales, cultura, etc. (FEM, 2006). Las condiciones anteriores son
difíciles de encontrar en el ámbito particular de las pequeñas y medianas
empresas (Pymes) industriales mexicanas.

       También, normalmente las pymes mexicanas no tienen la
infraestructura para acceder a los medios financieros, que puedan ser
tomados en cuenta en los planes nacionales de apoyo tecnológico, a pesar
de que es internacionalmente reconocido que representan una parte
importante de la economía y, por lo tanto, son componentes esenciales en
la fórmula de competitividad general del país (González, 2006).
       El capital intelectual (CI) ha llegado a ser un factor esencial para la
sobrevivencia de las organizaciones y el desarrollo actual de las empresas
(Juma, 2004). EL CI ofrece una fuente potencial de ventaja y competencia
sostenible; la valoración del capital intelectual es importante ya que
demuestra cómo la empresa se alinea con su visión estratégica a largo
plazo (Hayton, 2005, Sveiby 2000). Youndt (2005) refiere al CI como, la
capacidad de influir en la innovación dentro de las organizaciones,
Roslender (2004) asevera que, el capital intelectual esta relacionado con
los tópicos de los intangibles, innovación y conocimiento.

      El incremento de efectividad y generación de innovación viene dado
por la posesión de conocimientos de los trabajadores, un número basto de
estos desarrollos no han sido medidos consistentemente o evaluados
correctamente por la falta de estándares para medir en el lugar de trabajo
dichas innovaciones lo que lleva consigo que la sociedad tenga dificultades
para identificarlas y difundirlas tan rápido como sea posible sin poder
detectarse sus efectos en la productividad de las empresas (Shaw, 2005).
      Con base en las investigaciones citadas se presume que el capital
intelectual se puede considerar como una estrategia de las organizaciones,
en especial el personal relacionado con la innovación, con el fin de que la
empresa sea más efectiva y más competitiva.

      La presente investigación pretende encontrar la relación que existe
entre el CI de la organización y la efectividad del proceso de innovación
tecnológica en empresas manufactureras, identificando las características
de   los factores que se      traducen en experiencias, conocimientos,
desarrollo de destrezas y habilidades que generan innovaciones dentro de
la organización que puedan ayudar a aumentar su efectividad en el
mercado.

      El documento que se presenta contempla: el objeto de estudio, el
objetivo general y los específicos, la justificación de la investigación, el tipo
de investigación y el método a desarrollar a lo largo de ella, el
planteamiento del problema y la hipótesis.También se realiza un esbozo del
marco teórico que contempla: el capital intelectual como variable
independiente y la innovación tecnológica como variable dependiente
incluyendo en esta última la definición de efectividad para determinar la
relación entre ellas.


2. OBJETO DE ESTUDIO
      Los objetos de estudio de la presente investigación son el capital
intelectual (CI) que se desarrolla en las empresas manufactureras y la
innovación tecnológica que se realiza, para conocer el grado de efectividad
y poder incrementar el mismo en los procesos de fabricación.
2.1 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
      En el esbozo hecho en la introducción de este documento, se puede
percibir que los diversos autores que escriben sobre CI no abordan la
relación directa de éste con la efectividad del proceso de innovación
tecnológica cuestión que debe ser muy importante para las empresas
manufactureras.

      En las investigaciones consultadas sobre CI se aborda éste como
fuente de generación de conocimientos y experiencias que producen valor
a las organizaciones (Sullivan, 2002), refiriéndose, en algunos casos, a la
generación de innovación tecnológica en el área de manufactura. Sin
embargo; dichas investigaciones solo hacen sugerencia de lo que debe
estudiarse, por ejemplo: crear sistemas y mecanismos en los cuales se
desarrollen a los empleados y tener una retroalimentación para que los
administradores puedan aprender y comparar la efectividad en la creación
innovadora y apoyar el clima organizacional (Tseng, 2005); Youndt (2004)
establece que existe la necesidad de realizar mediciones en el desarrollo
de los efectos del capital intangible; por su parte, Juma (2004) sugiere
formular la extensión o la creación de nuevas teorías empíricas en el
campo del CI derivados de los cambios en las organizaciones; Heinz (2005)
sugiere investigar el grado de inversión que las empresas realizan en
términos del CI y cómo éstas han mejorado su economía; Hayton (2005),
por su parte, propone la realización de estudios en la elaboración de
nuevas teorías soportando empíricamente el papel que juega el CI en la
innovación dentro de la actividad de la empresa, examinando la
sistematización, la naturaleza, los antecedentes y la consecuencia del CI.
Es decir, no establecen si se ha encontrado cuál es el grado de relación
entre el CI y la efectividad con que se desarrolla el proceso de IT.


2.2. PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN
       El planteamiento del problema antes descrito nos lleva a establecer
la siguiente pregunta.
¿Cuál es el grado de relación entre el manejo del CI y la efectividad del
proceso de innovación tecnológica que se realiza en las empresas
manufactureras?

2.3 HIPÓTESIS
      Existe un grado de relación entre el manejo del CI y la efectividad del
proceso de IT en las empresas manufactureras.
3. OBJETIVOS
Los objetivos generales y específicos serán, entonces:
         3.1 GENERAL
Determinar la relación que existe entre el manejo del capital intelectual y la
efectividad del proceso de innovación tecnológica que se realiza en las
empresas manufactureras.

        3.2 ESPECÍFICOS
     Caracterizar el proceso de innovación tecnológica en empresas
     manufactureras
     Identificar los factores de efectividad del proceso de innovación
     tecnológica
     Describir las características del capital intelectual en empresas
     manufactureras.

4. JUSTIFICACIÓN
   Trascendencia Teórica
   El capital intelectual es el contenido de conocimiento que posee una
organización desarrollado y aportado por los participantes en ella. El CI
considerado como un recurso incluye el valor acumulado en las inversiones
en la formación de empleados, el desarrollo de sus capacidades,
habilidades, experiencia en la resolución de problemas así como en la
generación de innovación tecnológica. Por lo tanto, su importancia radica
en que constituye una fuente de innovación y renovación estratégica para
la empresa. Por otro lado, el capital intelectual es el componente de la
organización que más dificultades presenta para su codificación. En esta
investigación, el desarrollo de estrategias para encontrar los
determinantes del capital intelectual dará como resultado el
aprovechamiento de nuevas herramientas para su manejo adecuado por
parte de los administradores, obteniendo como resultado mejorar la
efectividad en las operaciones de las empresas.

Trascendencia práctica
      En la actualidad México, requiere incrementar el número de empleos,
requiriendo para ello crear empresas más efectivas o al menos mantener
las ya existentes, la dificultad radica que cuando existen problemas de
solvencia, lo primero que realiza la empresa es el adelgazamiento de la
organización, recurriendo en primer término al “recorte de personal”,
ignorando que con ello se pierde una gran riqueza en conocimiento. Si los
administradores lo evaluasen antes de tomar una decisión, podrían tener la
oportunidad de mejorar la efectividad de la empresa, con lo cual saldrían
ganando todos: la empresa, los empleados, los clientes y el mercado que se
atiende, con los suministros de bienes y servicios de mayor valor agregado.
      La presente investigación trata de ayudar a resolver el problema de
efectividad en empresas del sector manufacturero, analizando los factores
determinantes en el capital intelectual y su relación con el proceso de
innovación tecnológica en dichas empresas.
      Se intuye que algunas de            las innovaciones tecnológicas
desarrolladas en las empresas no son documentadas, perdiéndose de esta
forma el capital intelectual desarrollado por los trabajadores de la
empresa.
      El desconocimiento de estos factores trae como consecuencia que el
empresario se de a la tarea de continuar con el despido de empleados sin
realmente haber realizado un análisis costo – beneficio, al perder su capital
intelectual y todo lo que conlleva de nuevos gastos para; capacitación,
desarrollo de habilidades, destrezas, aptitudes, experiencia y
conocimientos, ya sean estos tácitos o explícitos, con el personal nuevo.

       El desarrollo y motivación para la generación de innovación
tecnológica debería ser una de las prioridades sociales de las empresas en
México, en primera instancia para desarrollar su propia tecnología y, en
segundo término, para asegurar una mejor calidad de vida para sus
empleados.
        Al llevar a cabo este tipo de investigación se aseguran cambios
significativos relevantes en la efectividad de las empresas y contribuirá
significativamente a la aportación de nuevas teorías del capital intelectual y
conocimientos en el campo de las Ciencias Administrativas, sobre todo, de
la especialidad en Administración de la Innovación, del conocimiento o del
capital intelectual.

5. MÉTODO DE INVESTIGACIÓN
      El trabajo estará basado en el estudio de las innovaciones
desarrolladas durante el proceso de manufactura de distintos ramos, para
establecer la relación entre las características del capital intelectual y la
efectividad de la innovación tecnológica derivado de la experiencia y
capacidades del trabajador en su área, el tipo de innovación desarrollada y
los resultados de efectividad que obtienen dichas empresas.

       Este estudio se basará en un método cualitativo, mientras que un
método cuantitativo será considerado previamente a fin de proporcionar
conocimientos reales predecibles. El método cualitativo enfatizará un
rango de perspectivas o relaciones entre empresas manufactureras y de su
CI y el cuantitativo considerará datos específicos de resultados del proceso
innovador.
       La observación en campo se hará con base en un método etnográfico
en donde se invertirá tiempo en la investigación con las personas que
desarrolla innovación tecnológica durante el proceso de manufactura para
analizar el efecto de sus aportaciones. El enfoque etnográfico ha sido
utilizado para el estudio de organizaciones de empresas manufactureras,
compañías de servicio y compañías de conocimiento (Khon, 2006)
      Como instrumento de medición se utilizará la entrevista, la cual es un
complemento a la participación de la observación, estará basada en un
enfoque hermenéutico donde las discusiones con los entrevistadores serán
sujetos a interpretación; mientras que la observación se usará en relación
e interacción con actores de la organización. El método de la entrevista
estará más enfocado al entendimiento de las ideas individuales y las
perspectivas sobre sus actividades diarias. El empleado que comúnmente
trabaja de cerca con las máquinas y el proceso tiene mayor experiencia y
comprensión de ellos lo que facilita el mecanismo de generación de
innovaciones. Tan pronto egresa de la organización el trabajador, se pierde
el conocimiento, desapareciendo la ventaja que podría ofrecer en un
mercado altamente competitivo.

6. BASE TEÓRICA (ORIENTACIÓN)
       Se tratará en este apartado de manera somera, algunas
generalidades del capital intelectual, de la innovación tecnológica y de la
efectividad, que se desarrollarán durante la investigación para establecer
la relación existente que soporte la investigación propuesta.

6. 1 CAPITAL INTELECTUAL
       El capital intelectual involucra factores como liderazgo en tecnología,
entrenamiento actual de los empleados y la rápida respuesta al llamado de
servicios de los clientes (Sullivan, 2002). La cantidad de materia tangible en
el mundo es fija, el crecimiento y el despliegue del capital intangible en el
proceso de producción puede ser una de las fuentes únicas del crecimiento
de la productividad, traducida esta en una ventaja competitiva para las
empresas. Cuando se retira un empleado, las pérdidas son incalculables, la
organización pierde su conocimiento operativo ya que el empleado se lleva
la información almacenada en su cerebro (conocimiento tácito o implícito) y
no hay forma de que se trasmita (Beazley, 2003, p.38), aunado al costo que
representa esta pérdida.
       Galván (2006, p.166) argumenta que el tema de capital intelectual
para algunas empresas mexicanas es relativamente nuevo, por esta razón
no existe cultura de capital intelectual ya que sólo un pequeño grupo
maneja este concepto.
       El sentido común sugiere que las organizaciones deben prepararse
para contingencias inevitables mediante el desarrollo de sistemas
encaminados a conservar el conocimiento crítico de los empleados
salientes para luego trasmitirlo a los sucesores.
       Por ejemplo, frente a un problema singular de mantenimiento, los
    empleados encargados de reparar fotocopiadoras pueden tomar el
    conocimiento adquirido de sus colegas (a manera de insumo),
    procesarlo a través de su propia base de conocimiento (proceso de
    conversión) y crear una mejor manera de reparar la máquina
    (conocimiento nuevo) , proceso que se puede apreciar en la figura
    número 1.
      Figura Número 1. Proceso de generación de conocimiento.
       INSUMO
   +
   (CONOCIMIENTO)
                          PROCESO DE CONVERSIÓN           PRODUCTOS: BIENES O
                             (CONOCIMIENTO)                    SERVICIOS
                                                            (CONOCIMIENTO)

     ___________________RETROALIMENTACIÓN_____________________

   Fuente: elaboración propia con base en: BEAZLEY, (2003). La continuidad del
   conocimiento en las empresas. Colombia. Norma. p.116.

Suarez (2006), por su parte, establece el siguiente diagrama resaltando la
importancia de cómo el capital intelectual es la fuente de creación de nuevo
conocimiento en una organización, el cual se puede apreciar en la figura 2.

Figura 2. Importancia del capital intelectual en los activos intangibles

    Experiencia               Saber cómo                    Habilidades
                                                             Creativas
 Capacidad de proporcionar soluciones a clientes y la fuente de generación de
                   nuevo conocimiento en una organización
              Datos        información   conocimientos
              sabiduría
 Programas,               Metodológicas:           Propiedad intelectual: patentes,
 Inventos,                documentos diseños,
 procesos, diseños                                 marcas registradas.
                          base de datos

Fuente: Elaboración propia, con base en: SUAREZ, R (2006), El reto de elaborar
un sistema de métricas para activos intangibles: el capital humano y sus
competencias. México: Universidad Autónoma de San Luís Potosí. p.5

Como se puede apreciar en la figura 2, acorde con la capacidad de
conocimientos, se puede generar nuevos conocimientos los cuales dan
como resultado mejores métodos en los procesos, nuevos diseños e
innovaciones, debiéndose registrar y patentar dicho conocimiento.

       Para González (2006), el capital intelectual y la mano de obra
productiva son fórmulas para integrar una visión estratégica y también un
conjunto de condiciones para lograr el desarrollo empresarial, laboral,
logístico,   organizacional,    intelectual,   comercial,    institucional,
gubernamental y social. La clave del crecimiento en México se encuentra
en el desarrollo de las industrias del software, aeronáutica, electrónica,
telecomunicaciones, farmacéutica y biotecnología, pues la nueva economía
global demanda productos con mayor valor agregado e innovación para
que los países puedan competir.
      Para López (2006), la marca, imagen, confianza, fidelidad y el capital
intelectual constituyen un valor para los clientes, por lo cual representa el
capital más importante en las empresas. El entorno en el cual operan las
empresas de hoy en día ha cambiado; actualmente, los recursos intangibles
ocupan un lugar cada vez más importante en los activos de las compañías.
Esto implica que se deben identificar nuevos indicadores para poder medir
la gestión en las empresas. Indicadores que consideren tanto los recursos
tangibles como los intangibles. El capital intelectual, muchas veces, tiene
más valor que el activo inmovilizado, éste es representado por el capital
intelectual que aporta el personal a la empresa y el capital que aportan los
mismos clientes a la empresa.
      Anderson (2006) comenta que el aprovechamiento del capital
Intelectual está en crear fuentes de empleo para evitar la fuga del mismo.
       6.1.2 MODELOS DE CAPITAL INTELECTUAL
       Housel, citando a Sudarsanam, (2003), sugiere que la evaluación
financiera del capital intelectual se da en dos grupos: estático (con base
histórica) y dinámicos (con base en proyecciones).
       Los modelos estáticos desarrollan un estimado del valor por un
periodo de tiempo determinado, el intangible puede ser sumado al valor de
la empresa a través de la propiedad intelectual (PI) tales como patentes y
marcas las cuales son frecuentemente evaluadas por separado. El enfoque
del modelo estático incluye e l modelo de entradas residuales Lev´s (2001),
el modelo de ajuste de tecnología Brooking´s (1996), basado en el valor del
mercado y el modelo Tobin´s Q.
       Los modelos de evaluación dinámica incluyen: el modelo de flujo
discontinuo de efectivo, los modelos de opción real y métricas cualitativas;
estas abarcan un gran universo tales como: Kaplan y Norton´s Balance
Scoredcard, Edvisson y Malone´s, modelo de reporte de Skandia, modelo
de producción de conocimiento de Prusak y Davenport´s y algunos modelos
más recientes como los propuestos por King y Zeitthaml (2003) y Chen
(2004).

       Navas (2006) propone que el valor de un negocio se mueve cada vez
más de los activos fijos a los intangibles: marcas, patentes, franquicias,
software, programas de investigación, ideas y experiencias. Los activos
intangibles se están convirtiendo, cada día con mayor peso, en la clave del
éxito competitivo de las empresas por lo que su identificación, medición y
evaluación es un campo de estudio cada vez más relevante desde el punto
de vista de la Dirección de Empresas. Kannan (2004), establece que la
habilidad para construir y mantener el capital intangible constituye el
núcleo para las organizaciones competentes. La valoración del capital
intelectual es importante pues demuestra cómo la empresa se alinea con su
visión estratégica a largo plazo. Los cambios de la nueva economía
conducen desde visiones de protección del conocimiento al conocimiento
compartido, desde la orientación a las funciones o procesos, o a la
orientación a las personas y los objetivos.

      Todo ello pone de relieve el papel fundamental del talento, individual
o colectivo, que hará que una empresa obtenga resultados superiores en
un entorno determinado (Sveiby, 2000).

     En el futuro la inversión primaria no será en terrenos, plantas o
equipos, sino en personal. Este hecho podrá marcar la diferencia entre las
organizaciones y su permanencia en el mercado.

      6.1.3 ALGUNAS DEFINICIONES DE CAPITAL INTELECTUAL.
      Para algunos investigadores el capital intelectual involucra factores
como “liderazgo en tecnología, entrenamiento actual de los empleados y en
algunos casos la rapidez de respuesta a los llamados de servicios de los
clientes (Sullivan, 2002). Kannan (2004) lo define como los recursos
intelectuales que pueden ser “formalizados, captados e influenciados” para
crear capital de alto valor y puede ser clasificado como capital humano,
capital organizacional, capital relacional (Bontis, 1996; Edvinsson and
Malone, 1997; Sullivan, 2000).

      En este trabajo se propone, que el capital intelectual es una fuente
de conocimientos que contribuye a la generación de innovación
tecnológica, por lo que a continuación se tratará la innovación tecnológica,
para establecer una posible influencia del CI con respecto a esta variable.


6.2 INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

       El presente apartado hace un acercamiento a la función de la
innovación tecnológica y la potencial conexión de la efectividad con la que
se lleva a cabo este proceso en la empresa manufacturera.

      6.2.1 GENERALIDADES DE LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

      La innovación tecnológica constituye una fuente importante de
aumento de la productividad y actualmente es considerada sinónimo de
modernidad (Flores, 1997). Además, permite lograr un mayor volumen de
bienes y servicios, un perfeccionamiento de la calidad y la introducción de
nuevos métodos de comercialización; mediante una mayor automatización
y tecnología de la información, releva al operario de tareas pesadas y
monótonas. La automatización puede, asimismo, mejorar el manejo de los
materiales, su almacenamiento, los sistemas de comunicación y el control
de la calidad. Sin embargo, los factores tecnológicos por si solos no
conducen a resultados efectivos en el largo plazo si no van acompañados
por el desarrollo del factor humano; además, no debe olvidarse que la
empresa no es auto contenida y que se halla inmersa en un sistema
económico-social-productivo mas amplio (Ibid).
      Flores citando Whinston (1980) percibe a la innovación tecnológica
como un proceso que en muchos de los casos pasa desapercibido, sin
embargo, los ahorros en los costos y los incrementos de utilidades
provenientes de la preferencia de los consumidores son detectados por la
contabilidad del industrial, de tal forma que las innovaciones tecnológicas
registradas y que aportan tecnologías aplicadas son aquellas que han
cambiado notoriamente al producto, ya sea en su constitución o en su
velocidad de producción; cuando esto sucede la inversión se recupera con
mayor capacidad con mejor respuesta y penetración en el mercado.
      Cómo por ejemplo: el personal de mantenimiento es un generador de
la innovación en los procesos y en los productos dentro de la empresa
manufacturera, no únicamente como “reparador de maquinaria y equipo”
(Pineda, 2006)
      6.2.2 ALGUNAS DEFINICIONES DE INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
      La innovación tecnológica, consiste en la introducción de cambios
técnicos o de conformación en el diseño y características de un producto
existente, de cambios en los procesos industriales o de nuevas técnicas de
gestión o de comercialización que llevados a la práctica producen, o
deberían producir, un impacto económico y social. La innovación es hacer
cosas nuevas, las ideas son inútiles a menos que sean usadas con la
prueba de que su valor está en su implantación (Ramírez, 1998).
      Garfield (1993) establece que la innovación tecnológica es el
producto del conocimiento de las necesidades del cliente, de las
tendencias del mercado, de las ofertas de los competidores, de los
intereses de los distribuidores, de las tecnologías cambiantes, entre otros y
de la delegación moderna, que es una combinación de autonomía y
responsabilidad; por lo tanto, la organización innovadora es una entidad de
aprendizaje, donde la colección de información y la adquisición del
conocimiento son partes integrales y permanentes del trabajo de todos sus
empleados.
      De la Torre, citando a Pérez Serrano, (1990) resume la innovación
tecnológica en: que aporte algo nuevo a la realidad o sistema, sin querer
decir que sea enteramente nuevo, sino algo diferente; exige esfuerzo
deliberado y duradero; debe poseer constancia en el tiempo; el proceso
debe ser evaluable tanto por los datos de entrada como de salida; intenta
mejorar la practica; exige en su constitución y desarrollo componentes
integrados de acción y pensamiento.
      Ramírez (1998) define innovación tecnológica como el proceso
complejo compuesto por varios subprocesos complejos, todos
interrelacionados a un objeto común, cuyo proceso va desde la concepción
de una nueva idea, a la solución de un problema y posteriormente a la
utilización difundida de un nuevo satisfactor y esta orientado a generar
cambios para la organización o la economía.
   Como se llega a apreciar la innovación tecnológica, surge del
conocimiento, de la necesidad de mejora de un proceso o producto que
hace más fácil su trasformación dando como resultado incremento en la
eficiencia de los procesos con la consecuente ventaja en costos.
     6.2.3 PROCESO DE INNOVACIÓN.
     Pineda (2006) considera las siguientes etapas en el             proceso de
  innovación:

        1.- Parte de una situación problemática (oportunidad).

        2.-Se        procede   al   diagnóstico   derivado   del   mantenimiento
  efectuado.

        3.- Se plantean posibles soluciones (ideas)

        4.- Se procede a realizar:

                a)    La reparación
                b)    La adaptación ó
                c)    La innovación
        5.- Se genera la nueva tecnología

        6.- Se implementa la nueva tecnología

         7.- se realiza la evaluación

         8. Se registra la innovación

        El proceso es dinámico, por lo      que se generarán nuevas
  innovaciones a medida del desarrollo de las actividades de
  mantenimiento como parte de sus actividades cotidianas.

        Podemos concluir que, la innovación tecnológica parte de una
  necesidad de solucionar un problema y es necesario el conocimiento y la
  experiencia del individuo para resolverlo, lo que pone en marcha el
  proceso de la generación de la innovación, dando como resultado una
  mejora en los sistemas productivos, en muchos de los casos.

         Dependiendo de la innovación tecnológica desarrollada será su
  clasificación; en algunos de los casos se relaciona con el grado de
  inversión, para la satisfacción plena del proceso productivo mejorando la
  efectividad en la empresa, que sería el siguiente tópico a tratar; la
  efectividad en la empresa y cómo ésta se relaciona con las dos variables
  vistas hasta el momento.
        6.3 EFECTIVIDAD

        En este apartado se trata el tema de efectividad y cómo se
  relaciona con las dos variables vistas hasta el momento.


            6.3.1 GENERALIDADES DE LA EFECTIVIDAD
                 ORGANIZACIONAL


       Etzioni (1986) afirma que en contraste con las sociedades primitivas
las modernas han otorgado un alto valor moral a la racionalidad, la
efectividad y la eficiencia. La civilización moderna depende de las
organizaciones como la forma más racional y eficiente que se conoce de
agrupación social. La organización es un poderoso instrumento social que
combina a personas y recursos, uniendo en la misma trama a dirigentes,
expertos, trabajadores, maquinas y materias primas. Al mismo tiempo, está
valorando continuamente su propia actuación e intentando ajustarse
adecuadamente para lograr sus fines. Esto permite que las organizaciones
satisfagan las diversas necesidades de la sociedad y de sus ciudadanos, de
manera más eficaz que agrupaciones humanas más pequeñas y más
naturales tales como las familias, los grupos de amigos y las comunidades.

         Torres (2006) establece que en la teoría administrativa,
  probablemente, la efectividad organizacional no es un tema que pueda o
  deba evadirse porque los individuos continuamente se enfrentan con la
  necesidad de hacer juicios acerca de ella. Sin embargo, estos juicios
  sobre el desempeño difieren sustancialmente de un tipo de organización
  a otro; por ejemplo, los fines de una institución publica son totalmente
  diferente de los propósitos de una empresa privada, y por ende los
  juicios o formas de concebir la efectividad en uno y otro caso será
  diferente, como diferentes serán los procesos de toma de decisiones
  para alcanzar sus fines. Entonces, el tema de la efectividad
  organizacional es más un problema de los investigadores, que un tema
  del público en general. En este sentido, los investigadores se han
  esforzado por plantear y desarrollar modelos para que de manera
  consistente y sistemática definan y midan la efectividad. Price (1972)
  comenta que la ciencia del comportamiento presenta a la efectividad
  como un fenómeno enfocado en las organizaciones, el cuál consiste en
  un conjunto de proposiciones específicas que determinan la efectividad.
  Las variables independientes en éste conjunto son diferentes para cada
  proposición; la variable dependiente conocida como efectividad
  permanece sin cambio, y es definida como el grado en que una
  organización cumple sus metas. La efectividad ha sido seleccionada
  como la variable dependiente.
        6.3.2 ALGUNAS DEFINICIONES DE EFECTIVIDAD
         La efectividad involucra tanto a la eficiencia como a la eficacia en
   empresas manufactureras (Pineda, 2003). Las organizaciones están
   construidas de manera que sean las unidades sociales más efectivas y
   más eficientes. La efectividad real de una organización específica viene
   determinada por el grado en que realiza sus fines. La eficiencia de una
   organización se mide por el monto de los recursos empleados para
   producir una unidad de producción (Etzioni, 1986, p.15).

         En la tabla 1. Se presentan las diferentes conceptualizaciones
   sobre el término de efectividad organizacional.


Tabla 1. Conceptualizaciones de efectividad organizacional.
                       CONCEPTUALIZACIÓN                                     AUTOR          AÑO
La extensión a la cual una organización como sistema social              Georgopoulos   y   1957
proporciona determinados recursos y medios para cumplir con sus          Tannenbaum
objetivos
                                                               Etzioni
Esta determinada por el grado que una organización realiza sus fines                        1964
Grado de metas cumplidas                                       Price                        1968
Grado de metas cumplidas observadas en la organización         Lawless                      1972
Se alcanza cuando la organización es efectiva                  Campbell                     1977
Concluyen que es una interrogante socio-política               Pfeffer y Salancik           1978
Se logra a través de hacer las cosas correctas                 Bedeian                      1984
                                                               Gibson,
Deriva del termino efecto, el cual es usado en el contexto de relación                      1994
causa y efecto                                                 Ivancevich,        y
                                                               Donnelly
Objetivos logrados a través de las decisiones planeadas        Chou, Dyson, y               1998
                                                               Powell
Es una representación de lo esperado y lo logrado dentro de un Motiwalla          y         1998
sistema determinado                                            Fairfield-Sonn
Capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera.        Encarta                      2007
Fuente: Torres (2006). La efectividad en las empresas de aviación en México. Tesis
de grado de Doctorado en desarrollo. ESCA. STO.



    6.3.3 FACTORES PRINCIPALES DE LA EFECTIVIDAD
         ORGANIZACIONAL.

   Etzioni (1986) afirma que las organizaciones están construidas de
manera que sean las unidades sociales más efectivas y más eficientes. La
efectividad real de una organización específica viene determinada por el
grado en que realiza sus fines. La eficiencia de una organización se mide
por el monto de los recursos empleados para producir una unidad de
producción. La producción está estrechamente relacionada con lo que
produce, pero no se identifica con los fines de la organización. La unidad de
producción es una cantidad mensurable que la organización puede
producir expresada en términos cuantitativos, así, la eficiencia aumenta al
decrecer los costos.
    Etzioni (1986) menciona el problema relativo a la medición de la
eficiencia y conceptos afines, tales como producción, productividad y
costos. Es posible determinar cuánto cuesta hacer un coche en una fábrica
o en otra, pero cuando se trata de comparar la eficiencia de dos hospitales
o de dos escuelas el concepto se hace considerablemente más vago. No
hay una solución completa a este problema. Las organizaciones reconocen
que muchas medidas están lejos de ser exactas. Atribuir demasiada
importancia a algunos indicadores del éxito de la organización y no a otros
puede llevar a una distorsión considerable de sus fines y minar la misma
efectividad y eficiencia a que aspira la organización.


6.3.4 LA EFECTIVIDAD ORGANIZACIONAL.

   Pineda (2003) clasifica la efectividad de la empresa en:
    Efectividad en el costo. La reducción en costo derivada de
     innovaciones en el proceso maquinaria o equipo que le permita a la
     compañía ser más efectiva hacia sus clientes y ser más competitiva
     en su ramo, podría medirse través de los siguientes puntos:
         Empleo de una mejor distribución de planta
         Uso de equipo de una forma más eficiente
         Empleo de materiales alternos más económicos o más efectivos
         Condiciones de operación que requieran menor cantidad de
          energía o material
         Menor tiempo muerto de maquinas en mantenimiento
         Menor número de inspecciones de calidad durante el proceso de
          fabricación
         Menor número de reprocesos.
         Vías alternas de proveedores de materias primas


    La efectividad en la calidad. La obtención de una calidad mayor en
     los productos que puedan superar a los de la competencia que se
     estime que son debidos a innovaciones en tecnología dura o blanda
     introducidas en el área de proceso, para cumplir con las expectativas
     de los clientes, se puede relacionar con:
         Grado de cumplimiento con las especificaciones de sus clientes
         Mayor grado de durabilidad, resistencia, flexibilidad u otra
          característica propia del producto
         Grado de involucramiento de los clientes en el diseño y evaluación
          de la calidad de los productos y del proceso productivo
         Grado de involucramiento de los proveedores en el diseño y
          evaluación de la calidad de los materiales y el proceso productivo
         Nivel de información documentada de los procesos productivos
         Nivel de cumplimiento de especificaciones requeridas durante la
          fabricación
    La efectividad en la flexibilización. La efectividad que da el uso de
     tecnologías flexibles para el procesamiento de materiales y
     componentes, o su ensamble, y las tecnologías flexibles de
     organización para la armonización y desarrollo de habilidades que
     den una determinada autonomía que permita obtener productos
     estándares con innovaciones sincronizadas, utilizando menor;
     tiempo, esfuerzo y materiales, aún en procesos en la etapa de
     madurez, requiere flexibilidad de los recursos y de los sistemas en el
     área de producción. Los resultados podrán ser vistos a través de:
         Grado de automatización empleado ( tecnología de manufactura)
         Nivel de flexibilidad de la mano de obra utilizada
         Nivel de flexibilidad del uso de las instalaciones
         Grado de flexibilidad del proceso para el cambio de variables y
          etapas
         Nivel de flexibilidad en la mezcla de productos
      La competitividad de las empresas se basa en el tiempo de respuesta
que pueda dar a la exigencias del mercado entregando el producto,
mejorando este o bien fabricando uno nuevo en el menor tiempo posible,
sin menoscabo del costo y la calidad, debe contemplar acciones para hacer
más ágil el proceso productivo y mejorar el desempeño o efectividad de las
empresas para entregar los productos a tiempo (Ibíd.)

    Torres (2006), citando a Lawless argumenta que la administración
efectiva del comportamiento organizacional involucra la aplicación de
principios científicos para conducir a gente y tareas en un contexto tal que
las tareas sean cumplidas propiamente y la gente finalmente esté muy
satisfecha. Esto no es siempre factible de hacer, y esto no es posible de
garantizar, por lo que el lograrlo puede hacer que la organización se tome
grandes períodos de tiempo sin que ambos alcancen sus objetivos. En otras
palabras, la administración efectiva da como resultado la efectividad de la
empresa en el mercado.

      Covieh (2006) cita, qué México cuenta con la capacidad para
competir en el mundo globalizado y caracterizado por el avance del
conocimiento, sin embargo, se debe desarrollar talento y liderazgo para
incursionar en este esquema como lo han hecho China y la India. Reyes
(2006) establece que México requiere realizar un esfuerzo nacional para
elevar la efectividad en su organización, que es la fuente principal para el
crecimiento económico y mejorar el poder adquisitivo que se traduzca en
mayores empleos y salarios de calidad, así como de continuar elevando el
nivel de vida de población mediante el desarrollo de sus capacidades
productivas. Esto implica mejorar la efectividad, la calidad de la educación,
la capacitación, el desarrollo y la modernización tecnológica de las
empresas.
      7. EXPECTATIVAS

      Se asume que la efectividad de una organización en su mercado está
estrechamente relacionada con las personas que la conforman y en la
medida en que estas estén capacitadas y convencidas que son el elemento
indispensable para que la empresa sea eficiente y competitiva. Ulrich
(1998) establece que el capital intelectual ha llegado a ser directamente
una ventaja competitiva para las empresas, puesto que desarrollan nuevas
ideas e innovaciones; ahora, las empresas deben adaptar, atraer,
desarrollar y retener a los individuos que puedan manejar una organización
global dado que ello es la responsabilidad para ambos, es decir, clientes y
la oportunidad de crecimiento tecnológico. Estos cambios en las
organizaciones esta haciendo que se tenga la capacidad para encontrar,
asimilar, desarrollar, compensar y retener tales talentos individuales

      El realizar este tipo de investigación se espera descubrir resultados
que demuestren que el capital intelectual esta relacionado con la
innovación tecnológica y la efectividad en las organizaciones.

BIBLIOGRAFÍA PROPUESTA
ANDERSON, B. (2006). Cómo usar los cerebros fugados. Expansión. Enero
5, de 2006
BEAZLEY, H.Y BOENISCH, J. (2003), La continuidad del conocimiento en las
empresas. México: Norma

BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (2001). La competitividad
motor del desarrollo económico.

BONTIS, N. (1996), “Assessing Knowledge assets; a review of models used
to measure intellectual capital”, Framework paper 001, Queen’s
Management Research Centre for Knowledge- Baesd Enterprises, Queen’s
School of Business, Queen’s University at Kingston April.
COVIEH, S. (2006). Destacan capacidad de México para competir en el
mundo globalizado. Publication: Notimex – General. November 3, 2006
(19:51)
DE LA TORRE, S. (1993). El proceso innovador .España: Universidad de
Barcelona.
EDVINSSON, L Y MALONE, M.S. (1997). Intellectual Capital; Realizing your
Company´s True value by Finding Its Hidden Brainpower, Harper Collins,
New York, NY.

ETZIONI, A. (1986) Organizaciones Modernas. México: UTEHA

FORO ECONÓMICO MUNDIAL (2006).

FLORES, R. (1997). Propuesta de un modelo para la implantación de la
manufactura integrada por computadora (CIM), que permita mejorar los
niveles de productividad en las empresas mexicanas. Tesis de doctorado.
México: ESCA.

GALVÁN, G. (2006). EL capital intelectual en una empresa de servicios
dedicada al switch de transacciones electrónicas en México (Prosa). Tesis
de Maestría: México: ESCA.

GARFIELD, C. (1993). Los Empleados son Primero. México: Mc. Graw. Hill.
GONZÁLEZ, P. (2006). Crece migración de profesionistas. Reforma.
Negocios. Sep. 1, 2006
  HAYTON, J. (2005). Competing in the new economy: the effect of
  intellectual capital on corporate entrepreneurship in high-technology
  new ventures. R&D Management 35, 2, 2005.
  HEINZ, K. (2005). Data envelopment analysis as method for evaluating
  intellectual capital. Journal of Intellectual Capital Vol.6 No.4. 2005.
  HOUSEL, T. (2005). Knowledge valuation analysis applications for
  organizational intellectual capital. Journal of Intellectual Capital.
  Vol.6,No. 4. Pp544-557

  JUMA, N. (2004). Intellectual Capital and Performance of new Venture
  High-Tech Firms. International Journal of Innovation Management. Vol.8,
  No. 3(Sep. 2004) pp297-318


KANNAN, G. (2004). Intellectual capital Measurement effectiveness.
Journal of Intellectual Capital; 2004; 5.3; pg. 389

KHON, K. (2006). Managing the balance of perspectives in the early phase
of NPD: A case study from automotive industry. European Journal of
Innovation Management . Vol. 9, Iss. 1;pg.44, 17 pg.

LÓPEZ, J. (2006). Caracterización y Tipología del Capital Intelectual en la
Empresa. España: Universidad Complutense de Madrid.

MARTINEZ, V. (1991). Planeación Estratégica Creativa. México. Pac.
MUÑOZ, M. (2006). Abundancia de factores y competitividad. Publication: El
Economista - Valores y Dinero. Provider: El Economista. September 21,
2006

NAVAS, J. (2006). Caracterización y tipología del capital intelectual en la
empresa. Universidad Complutense de Madrid.

OBESO, C. (2003). Capital intellectual. España. Gestión 2000.

PRICE, J. (1972).Hand Book. USA: Mc. Graw Hill.

PINEDA, D. (2003), La Administración de tecnología de Proceso y la
Efectividad de las Empresas. México: E.S.C.A. Tesis doctoral.

PINEDA, D. (2006). El mantenimiento como generador de innovación
tecnológica en la efectividad de la empresa. Estudio de casos. Gestec 2006
  RAMIREZ, B. (1988). Desarrollo tecnológico una posibilidad al alcance de
  su empresa. México. Fonei
REYES, H. (2006). México goza de estabilidad económica: Bancomext.
Publication: El Universal – Financiero. Provider: El Universal. November 3,
2006
  ROSLENDER, R Y FICHMAN R. (2004). Intellectual Capital: Who Counts,
  Control? . Accounting and Public Interest. Vol. 4, 2004.
SHAW, K. (2005). The Human Resources Revolution: Is It a Productivity
Driver University Stanford University
SUAREZ, R (2006). El reto de elaborar un sistema de métricas para activos
intangibles: el capital humano y sus competencias. México: Universidad
Autónoma de San Luís Potosí. p.5

SVEIBY, K. ( 2000).Capital Intelectual. La nueva riqueza de las empresas.
España. Gestión 2000
SULLIVAN, P. (2002), Técnicas para optimizar el valor de la información: En
busca de un paradigma. Barcelona: Paidos.
  TSENG, C. (2005). Intellectual capital and corporate and value in an
  emerging economy: empirical study of Taiwanese manufacturers. R & d
  Management; Mar 2005, Vol. 35 Isuue 2, p 187-201.

  TORRES, J. (2006). La efectividad de los talleres aeronáuticos de la zona
  metropolitana del valle de México. Tesis de grado de Doctorado. ESCA.
  Santo Tomas.

ULRICH, D (1998). A new Mandate for Human Resources. Harvard Business
Review; Jan/Feb 98, Vol. 76 Issue 1,p124-134.
YOUNDT, M; SUBRAMANIAM, M Y SNELL, S. (2004). Intellectual Capital
Profiles: An Examination of Investments and Return. Journal of
Management Studies. 41:2 March 2004.

YOUNDT, M. (2005). THE INFLUENCE OF INTELLECTUAL CAPITAL ON
THE TYPES OF INNOVATIVE CAPABILITIES. Academy of Management
Journal. 2005. Vol.48 No. 3.

WALKER, J. (1979). Human Resource Planning: Managerial concerns and
practices. Business Horizon, Vol. 19. No. 3

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:11
posted:3/10/2012
language:
pages:20