El paraiso del amor

Document Sample
El paraiso del amor Powered By Docstoc
					          EL PARAISO DEL AMOR




               De Analía, Lucrecia, Rosa Y Vanina
E. E. T N · 462 Reconquista (Santa Fe)
Era la época de la bella primavera en la ciudad de los
lapachos rosados Reconquista, dos jóvenes Paula y Mauro
comenzaron a hacer protagonistas del destino, que los iría
uniendo hasta formar una bella y sólida familia.
Tan sólo un año fue suficiente para que el amor y el deseo de
estar juntos hicieran que Paula y Mauro decidieran ir a vivir
juntos. La convivencia se hacía cada vez más buena.
Mauro consiguió
trabajo y tenían
todo lo que
necesitaban para ser
felices. Pasaron
algunos meses y
pensaron que sería
lindo agrandar la
familia, tener un
bebe para hacer la
dicha totalmente
completa.
Apenas trascurrieron tres
semanas y Paula muy
contenta le dijo a Mauro:
-amor ¡tengo una gran
noticia para darte…
-dale ¡decime… ¿Qué tenés
para contarme?
-vamos a ser padres
-¿En serio? No puedo
creer…estas
embarazada..voy a ser
papá?
El vientre de Paula iba creciendo como una fruta madura, lejos
de imaginarse que la vida le tenía reservado un gran dolor para
darle…
Mauro salía del trabajo cuando
de pronto en un fuerte impacto
hizo que su vida cambiara en
un segundo. Un auto lo había
atropellado y muy triste sus
pensamientos se confundían:
-Oh! no,mi Paula!... ¿Qué será
de mi hijo si muero?
Rápidamente llegó la
ambulancia y no había pasado
ni media hora, cuando Paula se
entera de la terrible tragedia
sintiendo que su corazón se
partía en mil pedazos.
Fue entonces, cuando muy
asustada, en la fría guardia del
hospital, temblorosa y con lagrimas
en los ojos miró fijamente al
profesional que le decía:
-Señora, lo siento mucho pero su
marido esta muy grave y estamos
haciendo todo lo posible para que
se recupere.
-¿Se salvará doctor?...Dígame por
favor.
-Todavía no lo sabemos, pero tiene
una lesión en las piernas y…
-¿Va a poder caminar?
-No lo sé, pero haremos asta lo
                     .

imposible para que se salve.
• Pasaron tres meses, el verano castigaba sin piedad y Mauro
  regresaba a su hogar.
• Cuando llegaron a su casa , muy nervioso expresó:
• -No seré un buen padre para mi hijo…no podré jugar ni
  divertirme con el.No tengo ganas de vivir.No vamos a ser
  una familia tan feliz como pensamos.
• -Paula solo miraba acariciándolo suavemente y
  encomendándose a Dios le dijo:
• -No digas eso? Yo te voy a cuidar, no pienses de esa manera
  te vas a recuperar pronto. Nuestro hijo tendrá todo lo que
  necesite y nunca le va a faltar nuestro amor.
Y el otoño iba anunciando su llegada con las
hojas que cambiaban su vestuario verde por
amarillo…
La pareja cada día se unía más, las
oraciones y fe inquebrantable era parte de su
vidas cotidianas.
Y los milagros suceden cuando la esperanza
no se quiebra a pesar del dolor. El amor y la
paciencia de Paula fueron el remedio más
imprescindible para Mauro.
 Luego de un difícil proceso de recuperación
Mauro volvió a sonreír a pensar en los
partidos de fútbol que jugaría con
pequeño…Y cuando el tibio sol del
amanecer estiraba su rayo, una nueva vida
estaba por nacer.
                                                     Los primeros síntomas se hicieron
                                                     sentir en el inmenso vientre de
                                                     Paula, cuando rápidamente
                                                     partieron al hospital, entre alegres
                                                     y temerosos.
                                                     -No tengas miedo, mi amor, -dijo
                                                     Mauro-yo estoy aquí contigo
                                                     esperando la llegada de nuestro
                                                     hijo.


                                                    El tiempo pareció detenerse y no
                                                     pasaron dos horas que el llanto de
                                                    un bebé inundaba la sala.
                                                    Bruno había llegado al
                                                    mundo
¡Cuantas pruebas!¡ Cuanto dolor del pasado se borraba ahora con la felicidad de este
presente! La historia de Mauro y Paula había superado los obstáculos más difíciles, con
una única y tremenda y medicina: EL AMOR.
Ellos más que nadie sabían que el amor, la fe, la esperanza se alimentan de riesgos y
crecen en las adversidades.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:95
posted:3/5/2012
language:
pages:11