pintores contemporaneos 4c2bamedio by IGYv5bY

VIEWS: 233 PAGES: 35

									PINTORES CONTEMPORANEOS

      ARTES VISUALES
A través de la selección de los 29 artistas chilenos que integran esta exposición,
se podrá
ofrecer un panorama muy sintético, de algunas de las tendencias que se han
desarrollado
en Chile entre las décadas del 50’ al 2000. La disputa y la tensión, ya
decimonónica entre
figuración, mímesis y abstracción constituyen tal vez una de las retóricas más
persistentes
del arte nacional. En esta oportunidad veremos los particulares modos en que
los artistas
se adhieren o distancian de ciertos postulados estéticos que a pesar de escasa
visibilidad
en una época posthistórica y posmoderna y escéptica de los lenguajes
audiovisuales, vemos
como esta escena de pintores persisten en el ejercicio de la pintura sobre tela. Si
desde un
lado reconocemos en Chile a algunos artistas que establecen en la gestualidad
el vehículo
expresivo y urgente mediante breves y reconocibles signos arrojados veloz e
informalmente
sobre la tela para reclamar, denunciar o poetizar; en el otro extremo
encontramos a un grupo
de pintores parapetados en la forma reconocible, que no escatiman horas en
modelado y
observación con tal de obtener la imagen que, con eficacia y sin tartamudeos,
designe los
seres y cosas que los rodean. Del repaso de los pigmentos, del frotado
sistemático de la
superficie de la tela, emerge de la forma. Por una parte reconocemos un
panorama de intentos
y resultados en torno al cultivo de la abstracción en Chile; y por otra, nos
encontramos con la
"persistencia del parecido", el ars simmia, o el arte de imitar al modelo a través
del dibujo, la
pintura y la fotografí
a sobre la superficie de una tela.
Va tras la nostalgia del azar y el movimiento sin programación previa:
el abandono de las normas y el canon. De ese modo, una parte de su
trabajo está abocada a la exteriorización del impulso vital, donde las
líneas gestos y volúmenes encontrados dan pie a un territorio
estéticamente desprejuiciado en busca del impulso original. Desde los
años 80 incorpora fibras textiles que manipula con toda libertad, realizando
una serie de drapeados autónomos que habitan diferentes espacios de su
taller en Madrid. En paredes y techo se reconocen nudos, contorsiones,
caídas y tensiones que luego son fijadas y endurecidas con laca. De este
modo "Nudo rojo" es el pliegue y contorsión de su propio cuerpo; en sí es
contenedor y contenido: amasijos, nudos y corporeidades que reclaman su
propio ámbito de significación
                        Eduardo Martínez Bonatti (Santiago, 1930)
                        Realizó sus estudios en la Escuela de Artes de la
                        Universidad de Chile y en la State University of
                        Iowa, en Estados Unidos. En el año 1959 obtuvo
                        la Beca Fullbright y la Beca Guggenheim, en
                        1964 y 1968. Martínez Bonatti fue Profesor de
                        Grabado en la Escuela de Artes de la U. de Chile,
                        y en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad
                        Complutense de Madrid. Entre los años 1983 y
                        1984 fue coordinador de los talleres de arte actual
                        en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
                        Perteneciente al Grupo Signo, asimiló de modo
                        personal las proposiciones del Informalismo y de
                        la pintura textual. A finales de los 60 y 70 trabajó
                        el nuevo concepto de arte incorporado al contexto
                        visual del medio urbano, con la creación de
                        murales. A través de su evolución plástica fue
                        incorporando nuevas técnicas como el grabado y
    Nudo rojo
                        el acrílico. Artista proclive al cambio ha derivado
2000, Tela y acrílico
                        en esta su última etapa en objetos coloreados,
 260 x 120 x 40 cm
                        generalmente nudos. Su obra "Nudo Rojo" es en
                        sí y nada más que la representación de lo
                        enunciado: un nudo.
Comenzó las sensaciones visuales a través de elementos
geométricos y planos de color que intensifican la saturación
tímbrica y el movimiento. En este caso su obra Sin título de
1997 muestra un plano rectangular que ha sido previamente
impreso sobre tela sintética, y que deja gradualmente el
blanco y negro a través de pequeñas zonas de colores cálidos
y fríos que intensifican los efectos ópticos sugeridos por la trama
lineal. Desde la distancia de la figuración, Matilde Pérez ha
sido reconocida y revalorada en Chile a través de numerosas
exposiciones y distinciones, una forma de reconocer en su obra
la persistencia de una visualidad que en Chile no ha formado parte
de ningún programa urbanístico ni arquitectónico, como lo fue en el
caso de Venezuela y Brasil.




                           Matilde Pérez (Santiago, 1920)
      Inició su formación en 1938 cuando tomó clases con Pedro Reszka, y un
      año más tarde ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Chile. Su interés
       por indagar en los nuevos lenguajes plásticos la llevó a participar en la
        creación del Grupo Rectángulo, asimilando los conceptos de orden y
       geometría. Sin embargo, el impacto que le causó en Francia Vasarely,
        modificó fuertemente su pintura, que pasó a centrarse en los efectos
     visuales de las formas abstractas coloreadas. Regresó a Chile en 1961, y
     desde entonces es la principal exponente de la tendencia cinética del país.
     En este caso, en su obra Sin Titulo de 1997 muestra un plano rectangular
               que ha sido previamente impreso sobre una tela sintética
                                                                                            Sin título
                                                                                               1997
                                                                                   Óleo sobre tela 164 x 120 cm
Desde muy joven abandonó Chile, y hacia fines
de los años 30 se le ve en contacto directo con
los protagonistas del segundo manifiesto
surrealista liderado por Bretón. Posteriormente,
de su permanencia en Estados Unidos durante
los
40 y 50, surge el primer reconocimiento por parte
de la crítica especializada y las jóvenes
generaciones
de artistas. Tal será este efecto que el
expresionismo
abstracto norteamericano será inevitablemente
muy
deudor del automatismo y las morfologías
sicológicas
de Matta. Posteriormente se sucedieron con
fuerza los
homenajes a nivel institucional desde el MOMA
al Centro
Georges Pompidou. Habiendo traspasado el
siglo,
Matta desde su residencia en Europa pudo ver
como su
nombre y obra eran absolutamente universales,
falleció
en Tarquina, Italia, el año 2002 a la edad de 91
años.
              Roberto Matta (Santiago 1911- Tarquinia 2002)
 Partícipe y renovador del surrealismo, fue decisivo en el grupo de artistas
     del expresionismo abstracto en la escena americana de los años 40.
 Se forma en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile, donde
    fue alumno de Hernán Gazmuri. En los años 30 abandona Chile para
trasladarse a Francia, donde a través de Dalí, conoce a Breton, que pronto
      le acoge en el grupo del surrealismo y le incluye en la Exposición
  Internacional del Surrealismo en 1938. Entre 1939 y 1948 vive en Nueva
   York donde ejerce gran influencia sobre el surrealismo norteamericano.
Tras su regreso a Europa en 1948, es expulsado del grupo surrealista, y se
     establece en Roma, donde expondrá en diversas ciudades italianas.
  En la década de los 50 es ya un artista consagrado, siendo el MOMA de
   Nueva York en 1957 el primero en ofrecer una trayectoria de su obra, al
    que seguirá el Pompidou de París en 1985. Hoy en día, sus obras se
            encuentran en los principales museos internacionales.
      Roberto Matta ha realizado un valioso aporte en las artes plásticas
  universales del presente siglo, ubicándose como uno de los artistas más
                    importantes del Surrealismo Abstracto.
Carlos Vazquez
Vero del 90,2005
 Óleo sobre tela
 150 x 150 cm
       Mario Carreño
Imágenes del Comienzo 1961
 Óleo sobre tela 137 x 90 cm
       Patricia Israel
  Materia de época, 2003
Óleo sobre lino 200 x 120 cm
            José Balmes
              No, 1972
Técnica mixta sobre tela 192 x 300 cm
            Benjamín Lira
        Geografía, 1997-1999
Óleo y arena sobre lino 16 x x1002 cm
              Bororo
      Cambio de aceite, 2004
Acrílico sobre papel 170 x 380 cm
            Aldo Bahamonde
              Morfeo, 2000
Óleo sobre tablero entelado 170 X 230 cm
     Nemesio Antúnez
   Estadio negro, 1975
Óleo sobre tela 122 x 88 cm
           Gracia Barrios
          De la calle, 1984
Técnica mixta sobre tela 192 x 160 cm
          Iván Vial
  Batalla de Bailén, 1985
Óleo sobre tela 87 x 117 cm
           Sammy Benmayor
El mendigo y el coche de la guagua, 2003
     Óleo sobre tela 131 x 189 cm
    Gonzalo Cienfuegos
La pregunta indiscreta, 2004
 Óleo sobre tela 160 x 185
  Concepción Balmes
Torso de hombre, 2004
Técnica mixta sobre tela
     150 x 140 cm
             Dolores Walker
Barroco: planta de la plata y copas, 2002
     Óleo sobnre tela 195 x 130 cm
            Ernesto Fontecilla
 Sé bienvenido, habita aquí sin raíz ni
  posesión en tu cuerpo de carne. De
Arturo L., fábula antropológica, 1997-99
Óleo sobre tela y luz eléctrica 200 x 100
                   cm
           Jorge Salas
Paseo en colchón inflable, 2005
Acrílico sobre tela 162 x 130 cm
      Mireya Larenas
       Abrazo, 1996
Óleo sobre tela 160 x 140 cm
        Guillermo Núñez
 Le dejeuner sur l´herbe, 1989
Acrílico sobre tela 162 x 300 cm
       Claudio Bravo
        Onions, 2002
Óleo sobre lienzo 114 x 90 cm
            Benito Rojo
       Hombre en rojo, 2004
Técnica mixta sobre tela 80 x 200 cm
            Roser Bru
Dos veces Miguel Hernández, 2000
 Acrílico sobre tela 130 x 162 cm
   Raúl Eberhard
Hombre con móvil, 2004
      Óleo sob
  Roberto Matta (Santiago 1911- Tarquinia 2002)
Partícipe y renovador del surrealismo, fue decisivo
en el grupo de artistas del expresionismo abstracto
        en la escena americana de los años 40.
     Se forma en la Escuela de Bellas Artes de la
Universidad de Chile, donde fue alumno de Hernán
    Gazmuri. En los años 30 abandona Chile para
    trasladarse a Francia, donde a través de Dalí,
  conoce a Breton, que pronto le acoge en el grupo
     del surrealismo y le incluye en la Exposición
 Internacional del Surrealismo en 1938. Entre 1939
    y 1948 vive en Nueva York donde ejerce gran
   influencia sobre el surrealismo norteamericano.
  Tras su regreso a Europa en 1948, es expulsado
    del grupo surrealista, y se establece en Roma,
   donde expondrá en diversas ciudades italianas.
        En la década de los 50 es ya un artista
   consagrado, siendo el MOMA de Nueva York en
   1957 el primero en ofrecer una trayectoria de su
obra, al que seguirá el Pompidou de París en 1985.
      Hoy en día, sus obras se encuentran en los
          principales museos internacionales.
Roberto Matta ha realizado un valioso aporte en las
    artes plásticas universales del presente siglo,
       ubicándose como uno de los artistas más
        importantes del Surrealismo Abstracto.
         Santiago, 1928)
   Realizó sus estudios en la
 Escuela de Bellas Artes de la
      Universidad de Chile.
En el año 1957 obtuvo la beca
de Honor Italiana para estudiar
en Peruggia, y en 1960 la beca
de Honor Italiana para estudiar    Círculo Dinámico
en Roma. Más tarde, estudiará      Iván Vial
 en el Pratt Graphic Art Center
       en Estados Unidos.
  Fue docente y Decano de la
 Facultad de Artes de la U. de
 Chile, además de profesor en
   la Universidad Técnica del
             Estado.
 En España fue profesor en la
   Escuela de Artes y Oficios
    Massana, en Barcelona.
En 1969 crea, dirige y conduce
      el programa "Forma y
Espacio", sobre artes plásticas,
  en el entonces canal 9 de la
  televisión de la U. de Chile.
           Mario Carreño (La Habana 1913- Santiago 1999)
 Pintor cubano que tuvo gran influencia en el desarrollo de la pintura
      chilena a través de su relación con los integrantes del grupo
        Rectángulo. Desde 1947 hasta su muerte vivió en Chile.
    Entre 1932 y 1935 reside en España, pero con el estallido de la
     Guerra Civil se marcha a México. Allí entabla relación con los
 pintores muralistas José Clemente y Diego de Rivera. En 1940 viaja
 a Estados Unidos y entra en contacto con el movimiento surrealista.
 Durante la década de los 50 después de una etapa surrealista y de
   aproximaciones al Cubismo, se vuelca hacia un arte abstracto de
gran rigor formal. A partir de esta fecha y en los años 70 su mirada se
 fijará en el paisaje revestido de una visión apocalíptica del hombre.
    Nemesio Antúnez (Santiago 1911-1993)
Estudia Arquitectura en la Universidad Católica
  de Chile, pero en 1945, tras una estancia en
Estados Unidos, donde entra en contacto con el
 surrealismo a través de Roberto Matta y Mario
Carreño, decide abandonar la arquitectura para
  dedicarse a la pintura. En 1950 se marcha a
  París y de regreso a Chile, en 1953, funda el
   Taller 99, espacio que impulsó y fomento el
grabado contemporáneo. En 1962 es nombrado
 director del Museo de Arte Contemporáneo de
Chile, cargo que abandona para irse a Estados
Unidos como Agregado Cultural en Nueva York.
  Regresa a Chile en el 69 para hacerse cargo
   del Museo de Bellas Artes; sin embargo, el
 golpe de 1973 le obliga a un autoexilio primero
en Cataluña, y más tarde en Inglaterra y Roma.
     A este período oscuro pertenece la obra
   "Estadio Oscuro" de 1975 donde sintetiza a
través de planos negros el cambio de signo del
    Estado de Chile. Tras la restauración de la
     democracia regresa a Chile y retoma la
dirección del Museo de Bellas Artes, cargo en el
        que permanecerá hasta su muerte
                 Término que designa el recurso
                 de los artistas, principalmente
                 los     de      la     vanguardia
Mixta, Técnica   contemporánea, que consiste en
                 reunir en una misma producción        El tiempo y el muro

                 elementos        de      distintas   Obra de Alberto Pérez


                 características y/o procedencias.
                 Por ejemplo, en la obra del
                 chileno Francisco Brugnoli, se
                 mezclan pintura, telas y objetos.

								
To top