PATRIMONIO by wanghonghx

VIEWS: 72 PAGES: 15

									TRABAJO DE PATRIMONIO

        Laura López Primo
    1.Localización del inmueble. Breves notas geográficas y históricas.


    En primer lugar que esta obra, la catedral de Santiago de Compostela,
    es una de las obras     más representativas del románico pleno en la
    península ibérica, es plenamente francesa aunque se encuentra en el
    Finisterre gallego. Está situada a 65 kilómetros al sur de La Coruña y a
    62 kilómetros al norte de Pontevedra. Es Patrimonio de la Humanidad
    por la Unesco desde 1985.



    Cuando se puso la primera piedra, entre 1075 y 1078, el camino había
    ya adquirido fama internacional. El obispo diego Peláez comienza la
    construcción, probablemente ya con la idea de alzar un gran edificio con
    cabecera de capillas radiales y girola pero, acusado de conspirar con los
    normandos, cayó en desgracia en 1088 y se retrasaron las obras. Se
    reprendieron a partir de 1100 por el nuevo obispo, el carismático Diego
    Gelmírez, permitió aprovechar ciertas experiencias de las iglesias de
    peregrinación del sur oeste francés en que se trabajaba en esos
    momentos. Los primeros piedra piqueros de la catedral los nombres de
    los cuales constan a las crónicas, Bernardus y Robertus, son con toda
    probabilidad franceses, por más de la larga duración de la obra
    comporta una sucesión de maestros de diversas generaciones, y no
    serian extraño que a partir de la segunda trabajaran también artistas
    locales formados en la fábrica de la catedral.




                                                                           1
2.Breve historia del edificio.

El trabajo de investigación que vamos a realizar hace referencia a la
catedral de Santiago de Compostela. La catedral de Santiago de
Compostela, que acoge en su cripta los restos del apóstol de Santiago el
Mayor, es la joya que depara el final del camino. En este templo finaliza
la ruta de peregrinación establecida por los monjes de Cluny.


El edificio, claramente inspirado en los grandes santuarios de
peregrinación francesas, es también el compendio de experiencias
constructivas precedentes, con reminiscencias tanto asturianas como
mudéjares y es la obra cumbre de la arquitectura románica española.


El objetivo del camino de Santiago era llegar hasta la iglesia que
guardaba los restos de Santiago el Mayor, uno de los discípulos más
próximos a Jesucristo, decapitado entre los años 41-44.


Cuando se redescubrió su tumba, en el siglo IX, tras siglos de olvido, el
entonces rey asturiano Alfonso II el Casto mandó construir allí una
basílica, precedente de la actual catedral, que fue destruida por Al-
Mansur.


En plena Reconquista, el rey Alfonso II necesitaba un elemento
aglutinador para su reino y convirtió al apóstol en un símbolo de la lucha
contra el islam.


En 1075, de la mano del obispo compostelano Diego Peláez,
comenzaron las obras para erigir un gran templo en el lugar de la
antigua basílica.


En el 1087, sin embargo, el obispo Peláez fue destituido y su proyecto
quedó paralizado hasta la llegada, en 1100, del nuevo prelado Diego



                                                                        2
Gelmírez, próximo a la orden cluniacense. El conjunto fue finalizado en
el año 1128.


Por lo que respecta a la peregrinación es un elemento esencial en la
difusión tanto de la piedad medieval como del nuevo estilo, el románico.
Jerusalén y Roma fueron centros de atracción de gente de toda Europa,
pero la leyenda sobre el hallazgo de los restos del apóstol Santiago ,
primer discípulo mártir de Jesucristo, así como el oportunismo político de
la realeza asturleonesa y de la Iglesia, su unieron para crear el camino
de peregrinaje más famoso de todo el mundo occidental y las
correspondientes iglesias románicas que lo bordean.


Según la tradición, Santiago el mayor había venido a evangelizar
Hispania tras la muerte de Jesucristo. Una vez volvió a Palestina, fue el
primero de los apóstoles que sufrió el martirio y su cuerpo fue trasladado
a Iria Flavia. Pero a la leyenda se unieron intereses mas prosaicos.


A pesar de que habían varios caminos el más importante es el camino
Francés un conjunto de rutas que se unían en puente la reina donde
seguía el camino hasta Santiago a lo largo de este camino surgirán
iglesias,   monasterios,   hospitales,   capillas   de   muertos    y   otras
construcciones hechas para asegurar el tránsito de los peregrinos y
unidas por el denominador común de estar edificadas en estilo románico
lo que hace que en la península este sea conocido como el arte del
camino, ya que el territorio restante vivía bajo la fuerza del Islam.


Hay que relacionar el carácter internacional del camino con el
crecimiento económico coetáneo, así como con la integración de los
reinos peninsulares en un contexto cultural y artístico común con el resto
de Europa.




                                                                           3
3. Análisis Arquitectónico



      La Catedral de Santiago de Compostela representa la culminación de las
      grandes iglesias de peregrinación, inspirada en los modelos franceses
      de Sainte-Foy      de        Conques, Saint-Sernin    de       Toulouse y      las
      desaparecidas Saint-Martin de Tours y Saint-Martial de Limoges.
      En su versión primitiva la Catedral tenía solamente nueve capillas. Cinco
      de ellas se abrían al ábside, de planta rectangular, la primera y más
      antigua, semicirculares las otras cuatro. Otras cuatro se abrían a la
      pared Este de ambos brazos del crucero. El paso del tiempo, la
      aparición de las fundaciones y patronazgos modificaron el armónico y
      bello diseño original, dando así origen a la aparición de infinidad de
      capillas. Por ello hoy cuenta con un total de 16 capillas y una Iglesia
      adosada


      Para facilitar el culto a las reliquias del apóstol, alojadas en una cripta
      bajo el altar del presbiterio, se construyó una girola con capillas
      radiales en torno al ábside, que permite junto con el gran transepto la
      circulación   fluida    de    los   peregrinos.   Situándose    en   el     centro
      del crucero se contempla la cruz latina que configura la planta de templo.
      Cada uno de los brazos de la Cruz está compuesto de tres naves. El
      brazo largo de la cruz mide unos cien metros en el exterior, que se
      reducen a 90 en el interior. En el espacio interior, apenas iluminado,
      prevalece la sensación de verticalidad, acusada por la gran altura,
      de 22 m, frente a la anchura, de 8,5 m, de la nave principal, compuesta
      por once tramos cubiertos por una bóveda de cañón. La sección
      longitudinal del templo se articula en un piso inferior comunicado con las
      naves laterales —cubiertas con bóvedas de arista— y una tribuna o
      triforio abierta al espacio principal mediante series de arcos geminados.
      La base de la fachada esta elevada del nivel del suelo, y a ella se llega
      por una majestuosa escalinata doble a dos vertientes.




                                                                                       4
En la intersección entre los dos brazos de la cruz que forma la planta,
podemos contemplar la cúpula del siglo XIV que la cubre. Fue causa de
un sin fin de problemas y litigios; fue desmontada hacia 1602 ,por ello, al
tener que cerrar el coro por su parte posterior, se le sustraía la única luz
de que disfrutaba.


Logra aquí el arte de la Europa naciente una perfección y elegancia
hasta entonces desconocida desde los ya lejanos años de la
desaparición de la cultura romana.




Es habitual pensar que en general los templos románicos son pequeños,
oscuros y mezquinos, probablemente por el miedo de los constructores
a abrir vanos que debilitasen la fábrica y ocasionaran su ruina.
Lo cierto es que en época románica, el arquitecto era capaz de alcanzar
grandes alturas en las naves a base de aligerar y articular los muros a la

                                                                           5
par que contrarrestaba sus empujes por medio de naves laterales y
triforios, utilizándolas como más adelante se hará con los arbotantes
góticos, verdaderas naves laterales resumidas a un solo plano en el
espacio.


Santiago es armonía, es integridad atemporal de un plan definido desde
el principio aprovechando todo el conocimiento edificativo del momento
cultural europeo. Incluso su zona occidental alzada por Mateo en clave
protogótica para evitar la ruina del edificio compensando con su obra de
poniente a modo de contrafuerte el empuje del templo, fue integrada con
elegancia    en     el   contexto     general    del    plan    primitivo.
La armonía y las proporciones están visibles, incluso sin entenderlas en
todos los puntos de vista del templo. En esta iglesia no hay grieta ni
defecto alguno; está magníficamente construida, es grande, espaciosa,
luminosa, armoniosa, bien proporcionada en anchura, longitud y altura, y
de admirable e inefable fábrica.


Uno de los elementos "anecdóticos" del templo es el vuelo del
botafumeiro, gran incensario que dispersa su aroma desde el transepto
a todo el templo. Mediante un mecanismo de poleas en un armazón de
hierro anclado bajo el cimborrio y la actuación de los llamados
"tiraboleiros", vuela a gran altura entre los lados norte y sur de la nave
transepto.


La intersección de la nave transepto del templo con la central le aporta
un toque de "transparencia" a la estructura que entra en franca
contradicción con las enormes dimensiones del templo.


La Catedral de Santiago está llena de marcas por todos lados. Son
incontables los elementos pétreos en que dejaron su firma los canteros.
Dependiendo de dónde se hallen y de cómo les incida la luz son más o
menos visibles.




                                                                         6
Seguro que un estudio de la frecuencia y situación de las mismas podría
ser de utilidad en el estudio de las diferentes fases edificativas del
templo.




4. Estructura, materiales y elementos de construcción.


Los materiales básicos empleados en la arquitectura románica son:


Piedra de sillería o sillar
Bloque de piedra labrado como un paralelepípedo. Frecuentemente
estos sillares eran marcados por los canteros con marcas para su
posterior cobro. Las paredes así elaboradas tenían dos finas capas de
sillería y en medio una masa de ripio (pequeñas piedras normalmente
procedentes del tallado de los sillares.
La colocación o aparejo de la sillería puede ser a soga y tizón
(alternando la disposición en forma paralela y perpendicular a la
dirección del paramento), encintada, en hileras, etc.


Sillarejo
Piedra más pequeña, de peor labrado y ajuste, realizada con martillo
devastando directamente la piedra bruta, pero sin pulir las caras.


Mampuesto
Piedra no labrada o de labrado tosco. frecuentemente se usaba el
"calicanto" a base de mampostería aglutinada con argamasa (mortero de
cal, arena y agua). Posteriormente se enfoscaba para dar aspecto liso a
la superficie previamente irregular.


Otros materiales usados fueron el ladrillo (sobre todo en España), la
madera (para cubiertas de templos no abovedados), la pizarra y el barro
cocido (tejas de tejados).




                                                                      7
La catedral de Santiago de Compostela , está construida casi en su
totalidad en sillería granito de Galicia, con cubiertas de lajas en el mismo
material. En sus cinco naves encontramos un peculiar construcción a
base de bandas policromadas de ladrillos propias de la región.


Desde el punto de vista exclusivamente arquitectónico el románico fue
un esfuerzo continuo en construir templos perdurables con la mayor
grandeza posible pero evitando su posible destrucción. En este empeño
la arquitectura románica siguió un proceso evolutivo continuo de
perfeccionamiento y de resolución de problemas tectónicos en busca de
la altura y la luz.


Para ello el material empleado debía ser piedra fundamentalmente,
aunque no se renunció a otros materiales como luego veremos. Otra
condición ideal era que el templo debía estar abovedado. Esto era por
dos razones: la primera, por dar mayor relevancia simbólica al edificio y
otra, más práctica, para evitar los incendios que los techos de madera
sufrían con cierta frecuencia.


El sistema de empujes y contrarrestos de las bóvedas -mediante
columnas, pilares, contrafuertes, otras bóvedas, etc.- se convirtió en el
principal problema ingenieril a resolver y que no siempre se hizo con
acierto, como sabemos por innumerables derrumbamientos producidos
en diferentes épocas.
Estructuralmente la cabecera románica suele estar formada por un
primer tramo llamado presbiterio, engarzado al ábside.
Los ábsides (escalonados en el caso de cabeceras poliabsidales) suelen
ser de planta semicircular, aunque también los hay rectangulares
(bastante frecuentes en España como influencia superviviente de la
arquitectura prerrománica anterior) o incluso tener girola con capillas
radiales.


Tenemos que tener en cuenta que al ser Santiago de Compostela una
catedral de peregrinación conlleva por una parte una necesidad

                                                                          8
funcional ya que debía congregar multitudes y permitir el desarrollo de
procesiones que no interfirieran la celebración del oficio y podemos
observar la configuración de triforios para aumentar la capacidad del
edificio en cuánto a la recepción de peregrinos y fieles.. Y por otro lado
una necesidad simbólica por lo tanto , la desmesura de las dimensiones
era uno de los elementos fundamentales de la belleza , esa grandeza
provocaba el estremecimiento ante lo sublime, es decir, la emoción
religiosa.


La techumbre o el recurso para recubrir la fábrica fue a modo de bóveda
de cañón en la nave principal que mide unos 97 metros de longitud por
8 de anchura y 24 de altura y en las naves laterales, más bajas con
bóvedas de arista, se abren numerosas capillas entre los contrafuertes
(una vez más para albergar a mayor número de fieles). La cúpula
octogonal construida en el cruce del transepto se ve apoyada sobre
trompas y circundada por una galería con balaustrada de piedra,
columnas bizantinas y rasgados ventanales.


La capilla mayor conserva su estructura románica, aunque los gustos
posteriores le han ido añadiendo barrocas ornamentaciones. Las
antiguas columnas y pilares de granito, están recubiertos de unos finos
mármoles y de jaspes.




                                                                        9
5.Planta de la Iglesia y descripción de la planta y alzado.

Las influencias del Románico Francés las encontramos en la catedral de
Santiago de Compostela, naciendo así la imagen de Santiago
Matamoros, símbolo de combate contra el Islam que se prodigó a lo
largo de la ruta.

La catedral de Santiago introdujo dimensiones monumentales con
respecto a las ya construidas en el territorio español.

Con planta de cruz latina simétrica y regular, se organiza en tres naves
longitudinales, precedidas por un nártex y cruzadas por un gran
transepto, dividido también en tres naves, cuyos brazos poseen cuatro
absidiolas o cinco capillas radiales que permite rodear el altar mayor
para ver la tumba del apóstol, que se sitúa bajo el Altar Mayor, y
terminan en dos grandes portadas.

La construcción consta de una complicada cabecera románica, los
largos brazos del transepto y las torres que flanquean la fachada, que
con el tiempo se añadieron más torres a la construcción original, un
claustro gótico flamígero, una cúpula sobre el crucero y, en los siglos
XVII y XVIII, su frente basilical fue cubierto por un paramento barroco (el
Obradoiro) que hizo desaparecer la fachada románica. Podríamos decir
que tan sólo se conserva de la antigua catedral la fachada sur del
transepto, es decir, la puerta de Platerías.

El espacio interior se halla potenciada la verticalidad por la esbeltez de
sus formas y está formado por pilares compuestos, arcos de medio
punto y arcos fajones. Las naves centrales están formadas por bóvedas
de medio punto, en contraposición a las naves laterales, en las cuales
podemos encontrar bóvedas de arista.

El alzado de la catedral se articula en dos niveles: las arcadas y las
tribunas.

Los pilares de la arcada se encuentran rodeados con columnas

                                                                        10
adosadas en todas sus caras.




En las naves laterales junto con la tribuna, los arcos formeros y fajones
apoyan sobre pilares de sección cuadrada con cuatro semicolumnas
adosadas con capiteles vegetales, muchos de ellos, pero algunos
historiados de extraordinaria belleza. El transepto y el deambulatorio
permitían recorrer todo el templo sin interferir la celebración del oficio.
En cuanto a la tribuna, elevada y profunda, posee vanos en ambos lados
del pasillo, que por el lado de la nave central, se abren en arcos
geminados que la iluminan en contraste con la penumbra de la nave
central.

El deambulatorio fue concebido para facilitar el acceso a las reliquias del
apóstol que se hallan en la cripta bajo el altar del presbiterio.

Las capillas radiales de planta semicircular, rematan la cabecera. La
axial es mayor y cuadrada en su exterior.

Datos de interés.

En la Capilla se conservan todavía algunos sepulcors de algunas
personalidades reales:

Berenguela, esposa de Alfonso VII de León e hija de Ramón Berenguer
III, Alfonso IX de León, Raimundo de Borgoña y Juana de Castros,
segunda esposa de Pedro I de Castilla.




6. Evolucion y reformas del edificio.

Por lo que respecta al interior de la catedral podemos decir que conserva
la importa, a pesar de las reformas que ha sufrido, de la primera mitad
del siglo XII, el exterior podemos decir que ha variado por completo
desde la época Diego Gelmírez. El Codex Calixtinus ofrece una idea
aproximada de lo que pudo ser la iglesia compostelana, “toda ella hecha

                                                                        11
de fortísimas piedras vivas oscuras, y muy duras como el mármol”. Su
autor habla de diez pórticos, tres principales (el de poniente, el de
mediodía y el septentrional), y de nueve torres, “dos sobre el pórtico de
la fuente, dos sobre las dos escaleras de caracol y otra mayor sobre el
crucero en el centro de la iglesia”. De la tres fachadas principales citadas
en el Calixtinus, solo una de ellas, la correspondiente al tramo meridional
del transepto, queda en       pie, aunque con considerables variaciones
respecto a cómo podía ser vista a mediados del siglo XII. Las otras dos,
a juzgar por las descripciones medievales, debían de guardar estrecha
relación con la meridional.

La puerta de la fachada occidental, a la que se accedería por una
“escalinata con muchos peldaños” y estaba ornamentada “con diversas
columnas de mármol, con variadas formas y diversos modos” y estaba
esculpida “ con imágenes, hombres mujeres y animales, aves, santos
angeles, flores y obras de diferentes géneros” debió ser destruida a poco
de su conclusión, ya que en el ultimo tercio del siglo XII el Maestro
Mateo levantó en su lugar y alzándose sobre una pequeña iglesia de
cuatro naves que sustituyó al primer claustro románico la ante fachada
del Pórtico de las Glorias, una de las manifestaciones más notables de la
escultura del final de la época románica.

Las renovaciones y ampliaciones de la Catedral de Santiago de
Compostela no cesaron a lo largo de los siglos, culminando con la
apoteosis barroca de la fachada occidental, que convirtió en interior el
pórtico labrado por el Maestro Mateo.

Asimismo el exterior de la iglesia también se han llevado a cabo una
serie de modificaciones arquitectónicas, de las que destacan la reforma
de las torres que se realizó en el siglo XVIII y, en relación con ello, la
nueva plaza interior, mientras que el resto de las partes de la catedral,
aparte de las fachadas del transcepto, han sufrido innovaciones que han
cambiado radicalmente su presencia, por lo que el visitante queda
sorprendido e impresionado al contemplar el monumental interior de la
catedral.


                                                                         12
7.Metodología del trabajo, estado de la cuestión bibliográfica y
fuentes utilizadas escritas y orales, incluyendo la encuesta del
campo.

  -Historia del arte de la antigua edad media.
  Autores: María Teresa González Vicario.
            Esther Alegre Carvajal.
            Genoveva Tusell García.
  Editorial universitaria Ramón Areces.
  ISBN-13: 978-84-8004-939-9.


  -Historia de l´art medieval.
  Autor. Juan Vicente García Marsilla.
  Editorial: PUV.
  ISBN: 978-84-370-5480-3

  -Catedrales, 2º edición.
  Autor: Miguel Sobrino.
  Editorial:Esfera Libros
  ISBN:978-84-9734-868-3

  -Tesoros de España. Catedrales, volumen IV.
  Autor: Pedro Navascués Palacio.
  Editorial: Espasa.
  ISBN: 84-239-6675.

  -Historia del arte
                                                              13
Autores: Rosa Enguix, Joaquim Escrig, Mª Ángeles Ferrer, Laura
Mínguez, Pilar Pedraza, Francisco Javier Pérez, José María Prats,
José Andrés Sánchez y victoria Troncoso.

-Nuevo Arterama, Historia del arte.
Autores: T.Llacay Pintat, M. Viladevall Valldeperas, A. Misrahi Vallés
y X. Gómez Cacho.
ISBN: 84-316-7966-2.




                                                                   14
          PATRIMONIO



CATEDRAL DE SANTAIGO DE COMPOSTELA




                      Laura López Primo
                      Historia del arte
                      3º A




                                           15

								
To top