Docstoc

Gerardo Reyes

Document Sample
Gerardo Reyes Powered By Docstoc
					Nuevo Laredo, enero 2006


      El año pasado, en Hermosillo, se me acercó uno de
los asistentes a un seminario que yo dictaba sobre
periodismo de investigación organizado por El Imparcial, y
me contó tímidamente que cubría la fuente del narcotráfico
en ese diario y estaba muy interesado en conocer más a
fondo cómo obtener información en bases de datos de
Estados Unidos sobre narcotraficantes mexicanos.
       Hablamos también de los peligros de trabajar en este
tema y él se mostró de acuerdo conmigo cuando comenté
que no hay una sola historia periodística que valga la vida
de nadie, ni la de un reportero y ni siquiera de la de una
fuente suicida..
       A los pocos meses recibí la noticia de que Alfredo
estaba desaparecido. Al parecer era muy tarde para él
seguir el consejo de que la vida está primero que la
profesión, especialmente cuando cubrimos un tema
colmado de tantas contradicciones y dobleces de moralidad
como es el del narcotráfico.
      Ahora estoy otra vez en esta frontera en una situación
que debemos confesar que es paradójica: venimos a
compartir estrategias para cubrir un fenómeno del que
ustedes, los colegas de esta región, no pueden escribir con
libertad porque corren el riesgo de que los maten.
       Estoy seguro de que todos le hemos dado muchas
vueltas a las medidas que uno debe tomar para alejarse del
peligro y me atrevo a sumar las conclusiones, en nombre de
ustedes. El resultado es que la soluciones definitivas no
existen y que las única alternativas más o menos seguras
son: quedarse callado por un tiempo, no volver a escribir,
enfriarse, rodando por el mundo como lo ha hecho Fabio
Castillo de El Espectador de Colombia; seguir haciéndolo
desde la casa rodeado de escoltas como lo han hecho Jesus
Blancornelas de Zeta y con menos precauciones Miguel
Ramírez, un periodista de El Comercio del Perú que
entrevisté para esta charla; publicar conjuntamente, con el
gran desafio logistico que implica poner de acuerdo a
varios medios. (Experiencia colombiana)
  He asistido a muchas conferencias sobre el tema trabajar
bajo amenazas y me han contado alguno detalles de esos
entrenamientos tipo Hollywood que ofrece una firma
internacional a periodistas en situaciones de secuestro y
terrorismo, incluyendo las quejas de reporteras que dicen
que en medio del simulacro, a los asaltantes se les va la
mano en realismo.
  Respaldo todas las redes de solidaridad que se formen
para activar las alarmas cuando un periodista está en
peligro como lo ha implementado el IPYS en el Perú y
admiro la perseverancia de los periodistas argentinos que
no dejaron que el tiempo sepultara el caso del asesinato del
reportero gráfico José Luis Cabezas ( enero de 1997) hasta
que los asesinos fueron hallados. Conocí de cerca también
los esfuerzos que hicieron los periodistas brasileros para
que los culpables pagaran por el asesinato salvaje del
periodista Tim Lopez . Además aplaudo los esfuerzos de
los dueños de los medios para reducir el riesgo y el efectivo
proyecto contra la impunidad de la Sociedad
Intereamericana de Prensa. A pesar de todo esto, la realidad
nos sigue demostrado que cuando un narcotraficante herido
en su demencia, se propone matar a un periodista en
nuestros países, no hay quien lo pare. Lo mata y el crimen
queda casi siempre impune, o se descubre muy tarde, lo que
le da más libertad al mafioso para matar al próximo. Total,
cuando se sepa él estará muerto o preso.
   Con esta disculpa por adelantado, dedicaré una parte del
tiempo de esta exposición a analizar cómo se ha cubierto el
narcotráfico en América Latina, tratando de identificar sus
fuentes, los principales obstáculos y los mayores desafío
con casos concretos de experiencia de periodistas de la
region y mis experiencias en este campo en Estados
Unidos. Despues compartire con ustedes algunas bases de
datos en Estados Unidos que sirven de apoyo para este
trabajo.
   Antes de entrar en materia quieron repasar con ustedes
las dimensiones del negocio que cubrimos, que a menudo
perdemos por estar en el dia a dia, buscando
desesperadamente el ultimo dato del informe local.
   Cubrimos la multinacional más rentable del mundo y
creo que una de las más influyentes en América Latina. La
droga está detrás de muchas guerras modernas, desde la de
Estados Unidos contra los combatientes de Nicaragua en
los ochentas, cuando parte de las armas enviadas a los
rebeldes eran financiadas con dinero de la droga, hasta la
actual guerra contra el terrorismo de Bush, si se considera
que un porcentaje de la financiación de los talibanes
proviene de la droga. Segun el observatorio geopolitico de
las drogas los Talibanes recibieron 75 millones de dolares
del comercio ilegal de heroina en 1997 y algunos expertos
sostienen que despues de la invasion a Afganistan, el
negocio esta en su mejor epoca
   Las relaciones de Estados Unidos y America Latina estan
narcotizadas. La cocaina ha sido el tema central de las
conversaciones de Estados Unidos con Colombia, Peru y
Bolivia y en buena parte con Mexico durante los ultimos 20
anos, y a juzgar por los recientes acontecimientos las
relaciones estaran marcadas por esa constante: como
ustedes saben hay una guerra de nervios entre el presidente
electo de Bolivia Evo Morales y Washington por el
anuncio del mandatario de discriminalizar el cultivo de la
hoja de coca y existe otro frente de conflicto con
Venezuela, el pais de transito de cocaina mas importante de
suramerica que hace dos meses decidio desalojar a los
agentes de la DEA de la sede que ocupaban. Brasil no
aparece en el mapa de la controversia con Estados Unidos
porque el pais tiene su propio problema domestico: se ha
convertido en el segundo consumidor mas grande de
cocaina del hemisferio. Un ochenta por ciento de los delitos
que se cometen en ese pais, tienen realacion con el trafico
de drogas. Hay zonas enteras del pais al mando de
narcotraficantes donde la policia no se atreve a entrar
 La cocaina es pues un polvo explosivo hallado en grandes
cantidades en casi todos los estallidos sociales y los
escándalos de corrupción de América Latina. No hay pais
de la region que no tenga registrado en su historia reciente
un escandalo de corrupcion y narcotrafico a los mas altos
niveles.
   Miren la foto y saquen un comun denominador. Todos
los personajes que aparecen ahi son bajas ilustres de esta
guerra, algunos de ellos cadaveres politicos y por lo menos
uno, el general Ochoa de Cuba, un cadaver real, ejecutado
por supuestos vinculos con el narcotrafico y para acallar los
secretos del nivel de infiltracion del dinero de las drogas en
el gobierno cubano, segun algunos.
    En la galeria tambien esta el hermano del presidente Bill
Clinton, acusado de cargos de narcotrafico en 1985, no
simplemente de comprar drogas , como muchos creen sino
de conspiracion con tentativa de distribucion junto a un
colombiano en Arkansas en un caso federal. Su hermano le
concedio el perdon presidencial.
    Todo esto sin contar la capacidad de corrupcion que
tiene el negocio en los mandos medios como es el caso del
jefe antidrogas de Guatemala, Adán Castillo, quien fue
arrestado en EEUU en noviembre acusado de conspirar
para introducir droga en ese país cuando asistía a un
seminario sobre lucha contra el narcotráfico. Recordaran
ustedes ademas el episodio bochornoso del arresto del zar
antidrogas de Mexico por complicidad con el narcotrafico
dias dspes de que el general McCafrey lo presento como un
adalid de la guerra contra las drogas. El mismo general
posaba en fotos con su aliado en la misma guerra en Peru,
Vladimiro Montesinos, representando en la galeria anterior
por Fujimori.
     Los americanos tampoco estan inmunes. A principios
de este mes la pagina de internet Narconews bulletin, dio a
conocer un memo secreto en el que un abogado del
Departamento de Justicia, denuncia, desafortunadamente
sin nombrs, varios casos en que agentes de la DEA
resultaron involucrados en negocios de drogas y facilitaron
el asesinato de informantes suyos en Colombia.
Recomiendo su lectura. Lo mas grave no son los casos en
si, sino que el abogado, Thomas Kent, se queja de que la
oficina de asuntos internos de la DEA no tomo ninguna
medida.

  A pesar de su importancia, la gran prensa de Estados
Unidos no parece tener mayor interes en el tema del
narcotrafico. Los medios de comunicacion estadounidenses
siguen la agenda de Washington, y en Washington el
narcotrafico no es un asunto de urgencia. El narcotrafico
dejo de ser un tema periodisticamente sexi en Estados
Unidos. En Mexico, segun las quejas que he escuchado,
parece interesarle mas a la prensa regional que la de la
capital.
  Volviendo al tema de las dimensiones de la multinacional
del narcotrafico, en 2001 publicamos un trabajo que fue el
producto de varias semanas de entrevistas y documentacion
llamado el Sendero Millonario de la Cocaina.
Reconstruimos, paso a paso, el proceso de produccion,
transporte y distribucion de la cocaina, desde la mata hasta
las calles de Estados Unidos con el fin de demostrar las
grandes ganancias que reporta este negocio.
He tratado de actualizarlo cada ano y antes de venir a
Nuevo Laredo encontre nuevas cifras. Posiblemente
ustedes tienen numeros mas precisos en cuanto al paso de
la droga por la frontera. De todos modos las estadisticas en
este campo son inseguras y dependen mucho de la fuente
que las esgrime. Yo sugiero al comite que esta organizando
los proyectos conjuntos que dentro de los proyectos que
tienen en mira, estudie la posibilidad de ampliar este para
explicarle a la gente de Mexico el poder extraordinario que
tiene el narcotrafico como industria, ampliando por
supuesto los datos de costos, rutas y organizaciones en este
pais.
   Veamos la cadena. En nuestras entrevistas el campesino
ecuatoriano Julio Meneses, sostuvo que dos hectareas de
coca "bien parqueadas" [bien ubicadas] le producian en
Putumayo $6,000 cada dos meses, sin descontar los gastos.
Anteriormente los campesinos vendían la hoja de coca pero
ahora ellos mismo la procesan hasta convertirla en pasta
que venden a precios que oscilan entre $600 y 800 dolares.
Cada hectárea de coca produce 1.6 kilogramos de base que
se convierte en 1.4 kilogramos de cocaína pura.
Diapositivas:
    Las FARC y las AUC compran la pasta de coca por
      un promedio de $800 por kilo (Fuente: Brigada 18
      del Ejercito Colombia, enero 23, 2006)
    El proceso de cristalización de la base hasta la
      producción de la cocaína cuesta unos $400 por kilo

   Los “transportistas’’ cobran entre $1,000 y $1,500
    por kilo colocado en México o en cualquiera de las
    islas de Haití, República Dominicana o Puerto Rico

   En estos puntos, al borde de la frontera
   continental o marítima, el promedio del precio de
   un kilo de cocaína es de $7,000.


  En algunas zonas el precio de la pasta es mas alto.
  Transcribo mensaje recibido el pasado 24 de enero por
  Ivan Sanchez el vocero de la Brigada 18 del ejercito de
  Colombia en el Putumayo,departamento al sur del pais.
  “El kilo de pasta basica de cocaina en Putumayo estaba
costando hace un ano 2 millones y medio de pesos (1,000
dolares). Ese valor, me dijeron, subio tras la situacion de
orden publico de la region y quedo en tres millones...’’

       A finales del mes pasado la Oficina de Contabilidad
del Congreso de Estados Unidos (GAO) por su siglas en
ingles dio a conocer un informe en el que muestra los
llamados corredores de la droga y las confiscaciones que se
han hecho en los ultimos anos en esas zonas por parte de
Estados Unidos y en combinacion con autoridades de los
paises afectado y de Eropa.
   Segun el estudio en esos corredores se confiscaron 196
   millones de toneladas metricas. Lo que resulta
   sorprendente es la extension de la zona de transito del
   narcotrafico: son seis millones de millas cuadradas, un
   area que cubre las costas de Peru, el pacifico y el
   atlantico colombiano, y practicamente los dos mares a
   ambos costados de centro america y Mexico. De acuerdo
   con el informe la infraestructura de interdiccion del flujo
   de drogas se ha disminuido visiblemente debido al
   deterioro normal del equipo maritimo y aereo de
   persecusion y al desvio de algunos de estos recursos
   hacia la guerra contra el terrorismo.
   El reporte de GAO puso en aprietos a la oficina del zar
   antidrogas pues el ano pasado el jefe de esa oficina John
   Walters habia anunciado que el precio de la droga en las
   calles habia subido en un 19 por ciento, como prueba del
   exito de las operaciones contra el narcotrafico en el lado
   de la oferta. Sin embarho GAO sdeja planteada la
pregunta de como es posible saber con esa precision el
aumento del precio si el gobierno de Estados Unidos no
tiene si quiera una cifra aproxiamada del total de droga
que ingresa a ese pais. El rango es de 325 a 675
toneladas metricas.

Lo cierto es que la misma oficina del zar antodrigas de
Estados Unidos informa en su pagina de internet que en
2002 se encontraban disponibles en el mercado
internacional 550 toneladas métricas de cocaína.
Alrededor de 352 toneladas de esa droga, con calidad de
exportación, estaban disponibles en los mercados de
Estados Unidos (ONDCP).

La venta de la cocaina en las calles de Estados Unidos
produce, segun cifras citadass por el gobierno de Estados
Unidos, 35 mil millones de dolares al ano. Si esa es una
suma veraz, el solo negocio de esta droga, sin contar
heroina y las nuevas drogas sinteticas, coloca a la
industria de la cocaina en el puesto 61 de las 500
empresas internacionales mas grandes de la revista
Forbes, por encima de los ingresos, como pueden ver de
Reanult, Basf y Mitsubishi Electric de Japon.
  En medio de esta danza millonaria entonces aparece un
aguafiestas, el periodista latinoamericano que gana al
mes lo que cuesta un kilo de pasta de coca en el
Putumayo, y empieza a hacer preguntar incomodas sobre
la infiltracion de ese caudal multimillonario de dolares
en la politica, en la economia, en la iglesia, en el deporte.
Que carateriza el trabajo de los periodistas en este
campo?
  • Gran parte de los esfuerzos que han hecho los
    periodistas investigadores especializados en
    narcotráfico, se ha concentrado en documentar las
    diversas formas de complicidad de sectores de la
    sociedad con las organizaciones del narcotráfico
    Demostrar estos vínculos es la tarea más delicada del
    periodismo de investigación pues en materia de
    narcotráfico el periodista está casi siempre supeditado
    al testimonio no independiente de cualquiera de los
    involucrados en el problema.
  • Unas veces es el narcotraficante arrepentido, otras un
    fiscal amedrentado, el informante con agenda propia,
    el sicario, el policía honesto que sabe la mitad de la
    verdad o el militar corrupto que solo dice mentiras

  • A partir de la narración sesgada de cualquiera de esos
    personajes, usted debe empezar un proceso de
    verificación a lo largo de un estrecho callejón
    formado, por un costado, por los fortines secretos de
    las organizaciones delictivas, y por el otro por el
    muro de la reserva sumarial ( o de conveniencia) del
    sistema judicial de su país.

  Hay alguna herramienta basica para hacer este trabajo?
  Creo que las mejores y mas efectivas herramientas del
  periodista que trabaja en el tema del narcotrafico son la
  perseverancia y el valor.
   Lo demas lo pone la buena suerte.
   La perserverancia lo digo porque el narcotrafico es una
industria que cambia vertiginosamente en todo sentido. Es
una industria que se debe seguir semana tras semana; un
negocio con personajes que salen de escena porque caen
muertos o presos y son reemplazados por otros en cuestion
de dias; es un actividad con una dinamica que cambia de
rutas y jefes segun las necesidades. Y nada de eso se puede
conseguir de una dia para otro. El embajador de Estados
Unidos en Colombia no sdecia en una reunion con editores
y reporteros de The Miami Herald que si se lograra que las
destrezas de los narcotraficantes en el campo de la logistica
se orientara hacia negocios licitos, Colombia seria una
potencia mundial de comercio.
    De manera que la cobertura el narcotrafico no es un
trabajo para un reportero que ayer cubria Pemex y hoy se le
ocurrio probar el narcotrafico porque esta caliente.
    Las fuentes de este mundo no son fuentes que se
consiguen de un dia para otro. Por tratarse de un tema tan
delicado, son personas que necesitan probar la seriedad del
reportero y su respeto a la confidencialidad. Asi que el
consejo es sencillo,hay que estar ahi, siguiendo la jugada
aunque no se tengan noticias del dia. Tomando nota.
Muchas notas. Guardando nombres, lugares, circunstancias,
porque los personajes de este mundo no estan en la guia
telefonica, para despues hacer lo que mejor saben hacer los
reporteros narcodependientes, en el buen sentido de la
palabra: atar cabos. Rercordar que ese nombre que hoy
aparece en las noticias, salio alguna vez en un nota judicial
perdida, o alguien te lo menciono, o te suena. Asi fue que
Guillermo Cano, el director de El Espectador, descubrio los
antecedentes criminales de Pablo Escobar. Recordo haberlo
visto en una nota judicial perdida. Fue al archivo, lo
encontro y aparecia en un caso aparentemente
insignificante de robo de vehiculos y narcotrafico. Y
publico la fotografia y lo antecedentes,
Desde entonces El Espectador se dedico a seguirle los
pasos al narcotrafico con todas las limitaciones arriba
senaladas.
 Y este tema me lleva al siguiente, que es una revision
rapida e injusta de algunos trabajos periodisticos sobre el
narcotrafico.
   La unica base de datos que existe en America Latina
sobre trabajos de investigacion la mantiene la fundacion
Isntituto de Prensa y Sociedad. Alli estan resenadas 194
investigaciones. De esas solo nueve tocan el tema del
narcotrafico.
   Antes de venir a esta reunion en Nuevo Laredo, hable
con Enrique Flor, un periodista que esta a cargo de la
revision y ampliacion de esta base de datos, y le pregunte
por que son tan pocas. Me dijo que el cree que el criterio de
seleccion podria ser mas amplio, pero de todas maneras
coincidio conmigo que el campo del narcotrafico se
depende tanto de las fuentes oficiales potencialmnete
interesadas en mostrar solo un asepecto de la investigacion,
que no puede clasificarse como un trabajo de investigacion
sino mas bien de reporteria bien hecha y con mucho valor.
 De la perseverancia de El Espectador en el seguimiento del
narcotrafico, salio un libro que fue pionero en el
periodismo de investigacion. Escrito con la rabia y la
impotencia de haber visto caer acribillados por lo narcos a
sus mejores amigos, inlcuido Cano, Los Jinetes de la
Cocaina, fue publicado por Fabio Castillo practicamente
mientras hacia maletas porque sabia que el proximo seria
el. Castillo, director de la Unidad de Investigacion de El
Espectador, se sento frente a una maquina de escribir y
conto todo lo que sabia sin decir quien se lo habia dicho. El
sabia que nadie lo iba a corregir, al menos con una carta.
Tenia fuentes en la policia, fuentes en la calle, familiares de
las victimas, que le dieron el valor para escribir este libro,
un esfuerzo mesianico, arriesgado, osado
periodisticamente, pero que poco a poco la realidad y la
historia del pais se encargaron de reforzarlo.
   Muchos de los parrafos de ese libro se sostienen en frase
como “se sabe que’’, “se dice que’’, “se conocio que’’, y
otros hechos rescatados de archivos. El libro es ademas
una prueba cruda del arte paciente y fascinante de atar
cabos sueltos. La obra de Castillo, quen debio abandonar el
pais, se convirtio en un manual de induccion de la DEA y
sirvio para arrancar las primeras investigaciones de la
oficina antinarcoticos del FBI
Otro de los casos emblematicos del narcotrafico en
America Latina es el Narcogate de Argentina.
Grabacion

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:11
posted:3/2/2012
language:
pages:13