Documents
Resources
Learning Center
Upload
Plans & pricing Sign in
Sign Out

doc_FAQ_spa

VIEWS: 2 PAGES: 2

									¿Qué es la sangre de cordón umbilical?

Es la sangre que queda en el cordón umbilical después del parto. Es una sangre muy rica en células
estaminales hematopoyéticas adultas capaces de generar todas las células de la sangre y del sistema
inmunitario así como de otros órganos y tejidos. Investigaciones recientes han descubierto que las células
estaminales hematopoyéticas de la sangre de cordón umbilical son más inmaduras respeto a otras células
estaminales adultas. Esto significa que las células estaminales hematopoyéticas de la sangre de cordón
umbilical pueden proliferar en cultivo por más tiempo y que tienen el potencial de contribuir a la
regeneración de una amplia gama de tejidos.

¿Por qué es importante conservar las células estaminales hematopoyéticas de la sangre de cordón
umbilical?
La decisión de crio-conservar las células estaminales hematopoyéticas de sangre de cordón umbilical es
totalmente personal. Si en la historia familiar existen antecedentes de determinadas enfermedades
(tumorales o no), puede ser muy útil para el niño tener una fuente personal de células estaminales para
utilizar en caso de necesidad. Aunque no existan antecedentes familiares de patologías particulares, la
conservación de las células de sangre de cordón umbilical puede representar para el niño una ventaja para el
tratamiento de posibles enfermedades futuras. Cabe remarcar que tratándose de células autólogas crio-
conservadas, es decir, totalmente compatibles con el receptor, no existe riesgo de rechazo que es uno de los
motivos más frecuentes de fracaso en los trasplantes.

¿Cuales son las enfermedades comúnmente tratadas con las células estaminales hematopoyéticas de
sangre de cordón umbilical y cuales podrían curarse en el futuro?
En la actualidad las células estaminales hematopoyéticas de sangre de cordón umbilical se utilizan para curar
algunas enfermedades tumorales, tales como leucemia, linfoma o neuroblastoma (tumor pediátrico que se
origina en la glándula suprarrenal). También se han obtenido resultados positivos en enfermedades no
malignas como anemia aplásica, talasemia, citopenia congénita, síndrome de Hunter, osteoporosis,
síndrome de inmunodeficiencia combinada severa, síndrome de Wiskott Aldrich y muchas otras.
En base de los importantes avances que se han alcanzado gracias al uso de las células estaminales en los
últimos años, en el ambiente científico esta muy extendida la opinión de que la aplicación clínica de las
células estaminales hematopoyéticas de la sangre de cordón umbilical puede alcanzar el tratamiento de muy
diversas patologías, tales como:

    -   Enfermedades musculo-esqueléticas

    -   Enfermedades metabólicas

    -   Enfermedades neurodegenerativas de la retina, córnea o del aparato auditivo

    -   Reconstrucción de la médula espinal dañada

    -   Reconstrucción ósea y cartilaginosa

Como afirmaba la Dra. E. Gluckman del hospital St. Louis de Paris durante el congreso anual de la Sociedad
Internacional de Terapia Celular celebrado en Berlín en 2006, en la sangre de cordón umbilical están
presentes “células somáticas sin restricciones”, capaces de diferenciarse en animales en células óseas y
cartilaginosas, del hígado y neuronales. La opinión científica generalizada es que, aunque no exista de
momento evidencia probada, en el futuro será posible expandir tales células, extremadamente raras en la
sangre de cordón, sin que pierdan la capacidad de diferenciarse en múltiples tipos de células. Por tanto, la
sangre de cordón podría convertirse en un recurso biológico único en su género para los trasplantes de
células hematopoyéticas, para la investigación científica y para la medicina regenerativa.
¿Es peligrosa la extracción de sangre de cordón umbilical para mí o para el bebé?
Absolutamente no. Es un procedimiento indoloro, no invasivo y totalmente seguro para la madre y para el
bebé. La recogida de las células estaminales hematopoyéticas de sangre de cordón umbilical se efectúa
después del parto, una vez cortado el cordón y tras la expulsión completa de la placenta. Además, la
extracción se efectúa mediante personal altamente cualificado.

¿Cómo se recoge la sangre del cordón umbilical?
Al finalizar el parto, y después de desinfectar cuidadosamente la porción de cordón donde se realizará la
punción, se inserta en la vena umbilical la aguja de la bolsa para la recogida de células estaminales
hematopoyéticas del cordón umbilical. La sangre fluye entonces hacia la bolsa por efectos de la gravedad.
Después de la recogida, se cierra la bolsa y se etiqueta con los datos de la madre y del bebé. Todo el
procedimiento es realizado por personal especializado que, en caso de que surgieran complicaciones o
riesgos para la madre o para el bebé durante el parto, interrumpirían el proceso.

¿Cómo se efectúa la congelación?
Cuando la muestra de sangre de cordón llega al laboratorio, es procesada por personal altamente
cualificado que ha sido formado previamente por el equipo médico-científico. El proceso consiste en la
reducción del volumen inicial con la consiguiente concentración de las células estaminales hematopoyéticas
de sangre de cordón umbilical, que son inmediatamente trasferidas a bolsas especiales de congelación
debidamente etiquetadas. Hecho esto, las bolsas se someten a una temperatura de - 120ºC mediante un
sistema de “congelación a velocidad controlada y programada” efectuado por un moderno equipamiento
certificado. Las bolsas se conservan en casetes protectores en el interior de contenedores con vapor de
Nitrógeno.

¿Quién puede disponer de las células de cordón congeladas?
Solo los padres o, una vez alcanzada la mayoría de edad, el niño, pueden decidir qué hacer con las células
estaminales hematopoyéticas de la sangre del cordón umbilical conservadas en los laboratorios In Scientia
Fides.

¿Existe una cantidad mínima de células para preservar la muestra?
El volumen y la celularidad de las muestras son variables y están a menudo relacionadas con el
procedimiento de extracción de la sangre de cordón que se efectúa en la sala de partos. En general es
importante que el contenido en células estaminales CD34+ no sea inferior al valor mínimo de 100.000 células
totales, ya que es probable que en un futuro las células estaminales hematopoyéticas de la sangre de
cordón umbilical crio-conservadas puedan cultivarse y por tanto, multiplicarse ex vivo (en laboratorio). Los
resultados de los protocolos experimentales publicados en los medios científicos internacionales son
alentadores.

¿Seria posible utilizar las células estaminales hematopoyéticas de sangre de cordón umbilical crio-
conservadas para el tratamiento de un familiar del bebé?
Seria necesario efectuar análisis específicos (análisis de tipificación) que determinen el grado de
histocompatibilidad entre la sangre del donante y la del receptor. En el caso que el potencial donante de
células estaminales hematopoyéticas, es decir, el bebé, y el potencial receptor, es decir, un miembro de su
misma familia resultaran compatibles, seria posible tratar al receptor con las células crio-conservadas del
donante previa autorización de los padres o del propietario legítimo si mayor de edad. Los test de
histocompatibilidad (HLA) se efectúan sobre una pequeña muestra de sangre de cordón congelada junto a la
bolsa por separado: ello permite disponer de una cantidad suficiente de células evitando así descongelar el
contenido de la bolsa.

								
To top