EVALUACION DE COBERTURA Ecuador by 3oecm48

VIEWS: 26 PAGES: 23

									                    PLENARIA II.
    EVALUACION DE COBERTURA DE DATOS CENSALES
A) METODOLOGÍAS APLICADAS

Es innegable que la evaluación de toda actividad estadística revela la calidad
de la misma. En el caso particular de un censo, dado su alto costo y la
magnitud de la información que genera, es imperioso que sea evaluado de
modo que los productores y usuarios puedan conocer sus alcances y
limitaciones. Pese a todas las precauciones que toman las oficinas
estadísticas, todos los censos incurren errores.

Los errores más comunes se pueden clasificar en errores de: i) Cobertura,
incluye la omisión de las unidades objetivos del censo; la inclusión de
unidades no objeto del censo; ii) Contenido, incluye fallas y falta de
respuestas del informante y fallas en el registro y/o procesamiento de la
respuesta; y, iii) Muestreo, cuando se tienen boletas ampliadas que se
aplican a una muestra e incluyen los errores propios del muestreo.

Medir los errores de un censo pueden tener distintos objetivos, entre ellos
corregir datos, dar confianza al usuario, ayudar al usuario a usar y a
interpretar mejor los datos, mejorar el siguiente censo y mejorar las
proyecciones y análisis demográficos intercensales. Por ello que las
recomendaciones internacionales enfatizan que el operativo censal incluya la
estimación de errores, una descripción detallada del método utilizado para
estimarlos, y una declaración general sobre la calidad de la información
recolectada.

Existen distintos métodos para estimar los errores, entre ellos el de las
encuestas post-censales, el de análisis demográficos, el de contraste con
otras fuentes de información, o una mezcla de los anteriores.

El INEC ha utilizado, tanto la encuesta de cobertura post-censal como el
análisis demográfico para evaluar la calidad del VI Censo de Población y V
de Vivienda.

ENCUESTA DE COBERTURA POST-CENSAL

INTRODUCCION

Desde 1980, el Instituto Nacional de Estadística y Censos INEC, inicia
programas de evaluación de la calidad de los datos censales con técnicos
nacionales y el apoyo de consultorías internacionales. Esta actividad ha sido
desarrollada como complemento a la realización de los censos; sus
objetivos, facilitar al usuario información sobre la calidad y cobertura de los
datos que maneja y, determinar y cuantificar con las técnicas disponibles los
errores que producen, para lograr un mayor perfeccionamiento de los
métodos utilizados.




                                                                              1
En 1992, el INEC levanta la primera encuesta post-censal del V Censo de
Población y IV de Vivienda y en noviembre del 2003, exactamente 2 años
después de levantado el VI Censo de Población y V de Vivienda, presenta
los resultados de la Encuesta Post-censal evaluándolo a este Censo.

CARACTERISTICAS GENERALES DE LA ENCUESTA POST-CENSAL

Cobertura Geográfica.- La encuesta tuvo una cobertura representativa
para doce dominios del Ecuador Continental a nivel amanzanado y disperso.

Cobertura Temática.- Cobertura de viviendas y población y calidad de la
información sobre viviendas, hogares y población

Período de Referencia.- Los datos que recogió la Encuesta de Cobertura
2001, están referidos a la población existente en el Ecuador al momento
censal, el cual fue definido como las 00h00 horas del 25 de noviembre de
2001.

Universo y Unidades de Análisis.- La República del Ecuador se divide
geográficamente en cuatro regiones: Sierra, Costa, Amazonía e Insular.
Cada una de estas regiones está compuesta por provincias que suman 22 y
conformadas a su vez por cantones, los mismos que a la fecha del censo
contabilizaban 216.

Con propósitos censales, se creó una división estadística, la misma que
clasificó en zonas, sectores, manzanas y áreas de empadronamiento. Cada
zona contenía 10 sectores y cada sector 150 viviendas; una área de
empadronamiento contenía 15 viviendas.

Así mismo, con propósitos censales, se clasificaron los sectores en
amanzanados y dispersos; los primeros caracterizados por tener viviendas
agrupadas con características de amanzanamiento claramente definidos;
mientras los segundos se caracterizan por tener las viviendas dispersas.

La Encuesta de Cobertura tomó como unidad de análisis y observación al
hogar. El universo de estudio eran todos los hogares del área amanzanada
y del área dispersa de la República; se excluyeron la región insular y las
zonas no delimitadas debido al costo que significaba el operativo en esas
zonas.

MARCO MUESTRAL

En vista de que no se disponía todavía de un listado completo de viviendas y
población por sector censal, tanto para el área urbana como para la rural, se
tomó la información del Precenso correspondiente al Censo del 2001.

ÁREAS DE ESTUDIO

Tomando en cuenta que la Encuesta se aplicó tanto en el área amanzanada
como en la dispersa fue necesario delimitar el concepto de estas áreas.


                                                                            2
-    Áreas Amanzanadas:

     Se considera a las ciudades cabeceras cantonales, a las cabeceras de
     las parroquias rurales y aquellas localidades que presentan
     características de amanzanamiento, aunque no hayan alcanzado ninguna
     categoría político-administrativa.

-    Área Dispersa:
     Está formada por los sectores dispersos que forman parte de la
     jurisdicción de la cabecera cantonal o la parroquia rural, en esta
     categoría se encuentran:

        Las periferias de todas las cabeceras cantonales y capitales
         provinciales; y,
        Los sectores dispersos de todas las cabeceras parroquiales

DOMINIOS DE ESTUDIO Y ESTRATIFICACION

Se definieron varios niveles de estimación, llamados dominios de estudio y
son:

    Área Amanzanada y Dispersa;
    Las tres regiones naturales: Sierra, Costa y Amazonía; y,
    El área amanzanada de los ocho primeros centros poblados que
     representan el 52 por ciento del total del área amanzanada, que en
     adelante se les llamó dominios auto representados.

ESTRATIFICACION

El marco muestral del área amanzanada se dividió en estratos homogéneos
para mejorar la eficiencia del diseño muestral. El primer nivel de
estratificación lo constituyen los dominios de estudio. Luego se estratificó
centros poblados, tomando como referencia su tamaño (número de
viviendas), así se determinó que se agrupen centros poblados grandes de
más de 10.000 viviendas; centros poblados medianos entre 1.000 y 9.999
viviendas; y centros poblados pequeños de menos de 999 viviendas.

TAMAÑO Y DISTRIBUCION DE LA MUESTRA

Para determinar el tamaño final de la muestra, previamente se ajustaron las
cargas de trabajo en el área amanzanada y rural. Una carga de trabajo
constituye la tarea que debe realizar un equipo de encuestadores en un
período determinado.

Para la determinación del tamaño de la muestra en cada uno de los
dominios de estimación se siguió el siguiente procedimiento:

1.       Determinación de los marcos muestrales teóricos, utilizando para el
         efecto el cálculo del tamaño muestral para proporciones de una


                                                                           3
        muestra aleatoria simple empleando el 95 % del nivel de confianza, un
        nivel de error del 5 por ciento y varianza de distribución binomial
        máxima del 0.25; deff=20% efecto del diseño.

2.      Ajuste de la estructura muestral a la estructura del marco muestral,
        con el propósito de disminuir los efectos de variación de los factores
        de expansión y la consecuente disminución de los coeficientes de
        variación muestral.

El tamaño de la muestra fue de 19.416 viviendas de un universo de
3.488.264, distribuidas de la siguiente manera: 9.312 en la Sierra; 8.652 en
la Costa; y, 1.816 en la Amazonía.

El tipo de muestreo utilizado es: probabilístico bietápico, en donde la
unidad primaria de selección es el sector censal (UPMs) y la unidad
secundaria es la vivienda (USMs).

Primera Etapa:

    Para los dominios auto representados se seleccionaron sectores en
     forma sistemática y aleatoria con probabilidades proporcionales al
     tamaño del sector, conservando la ubicación geográfica (en sig-sag),
     para contar con una estratificación geográfica implícita.

    En los dominios restantes, se dispuso el marco muestral en cargas de
     trabajo para la selección de sectores en cada uno de los centros
     poblados en forma sistemática y aleatoria con probabilidades
     proporcionales al tamaño del sector, conservando la ubicación
     geográfica.

Segunda Etapa:

    Para todos los dominios, una vez que se dispuso de la actualización del
     listado de jefes de hogar de cada sector, se utilizaron tablas de números
     aleatorios diseñadas para cada sector; la selección utilizada fue aleatoria
     simple y sistemática.

PROBABILIDADES DE SELECCIÓN

a.      probabilidad de selección del i-ésimo SCs dentro del dominio d.

                      P1 = n*Mi/M

        Donde:
                 N = es el número de sectores en el dominio d
                 Mi = número de viviendas totales del sector i en el dominio d
                 M = número de viviendas totales del dominio d

b.      Probabilidad de selección de la j-ésimo vivienda, dado que ha sido
        seleccionado el i-ésimo sector del dominio d.


                                                                                 4
FACTORES DE EXPANSION

El factor de expansión básico para cada vivienda de la muestra es el
recíproco de la probabilidad de selección de cada vivienda. El factor de
expansión toma en cuenta las probabilidades de selección en cada una de
las etapas de selección.

El factor de expansión básico es constante dentro de cada sector censal
muestral, pero varía de sector a sector dentro del dominio

Los factores de expansión básicos vienen dados por: W = 1/P. Por lo tanto,
el factor de expansión está dado por: W = W1*W2, para cada una de las
etapas

AJUSTES A LOS FACTORES DE EXPANSION

Los ajustes al factor de expansión básico son de dos tipos: los ajustes para
la no respuesta (F1) y los ajustes debido a cambios en el estado de
ocupación de la vivienda (F2).

1. Ajustes para no respuesta

   El factor de ajuste de no respuesta es: F1 = 12/r

   Donde:

   F1= ajuste al factor de expansión para todas las viviendas entrevistadas
       en un sector censal muestral.
   r = número de viviendas entrevistadas, incluyendo reemplazos, en el
       sector censal muestral, r menor o igual a 12

2. Ajustes debidos a Cambios en el Estado de Ocupación de la Unidad
   de Vivienda.

   Puesto que la selección de la unidad de vivienda se basó en el listado
   realizado en la actualización cartográfica, pudo ocurrir que el estado de
   ocupación de algunas unidades cambió durante esa actividad y el
   levantamiento de la información. O talves se dieron errores en la
   determinación del estado de ocupación.

   Pudieron ocurrir cinco situaciones:

      La unidad de vivienda está ocupada por un nuevo hogar;
      La unidad de vivienda está ocupada pero los miembros del hogar
       están temporalmente ausentes;
      La unidad de vivienda se vuelve no efectiva, es decir estacional,
       demolida o se convierte en negocio;
      Se divide la vivienda en uno o más hogares; ó,
      Hay una consolidación de dos o más unidades de vivienda


                                                                           5
   a. En el caso de un nuevo hogar, el entrevistador completó la boleta
      para el nuevo hogar. No es necesario ningún ajuste ya que la
      probabilidad de selección de este hogar no cambia.

   b. En el caso de un hogar ausente durante todo el período de entrevista,
      el entrevistador completó la boleta con un hogar de reemplazo (igual
      que para casos de rechazo). Este caso no es otro que una “no
      respuesta” y no requirió más ajuste que el descrito en la sección
      titulada “Ajustes para no Respuesta”

   c. En el caso de una unidad de vivienda no efectiva, el entrevistador la
      reemplazó con una unidad de reserva, con el objeto operacional de
      mantener una carga constante de trabajo. Pero, puesto que en
      teoría, una unidad no efectiva no debe estar representada ni en la
      muestra ni en el marco, fue necesario “desinflar” el factor de expasión
      a fin de no sobreestimar el universo. Los factores de expansión de
      todos los hogares del sector se multiplicaron por el siguiente factor de
      corrección:

                                 F2=m-b/m

      Donde:

      F2 = ajuste al factor de expansión para todos los hogares
           entrevistados en en sector censal muestral
      m = número de viviendas seleccionadas en cada sector
      b = número de unidades de viviendas no efectivas muestrales en
           un sector censal muestral.

INSTRUMENTOS Y PROCEDIMIENTOS

FORMULARIO

El formulario estuvo conformado por 8 capítulos, que tenían que ver con:
ubicación geográfica; registro de visitas; datos de la vivienda; determinación
de hogares; características del hogar; datos de la población Lista A (tiene
que ver con los miembros que pasaron la noche anterior en el hogar); datos
de la Lista B (grupo de inmigrantes, que se hospedaron en ese hogar) y el
Capítulo 8 que corresponde a la recuperación de datos otorgados por
terceras personas.

FASES DE LA ENCUESTA

De acuerdo con las estrategias de la Encuesta y a las dos actividades en las
que generó como producto de la misma (errores de cobertura y de calidad),
el listado de las viviendas y la encuesta EPECU-2001 se realizaron
consecutivamente; una vez que los que terminaron de realizar los listados de
viviendas particulares, en cada sector, empezaron el operativo de la EPECU-
2001.


                                                                             6
En el operativo de la EPECU- 2001, se optó por una encuesta de
reentrevista que se implementó inmediatamente después del censo.

PROCESO DE APAREO

El proceso de apareo empezó inmediatamente después de haber
centralizado la información en la Administración Central y armado los
archivos respectivos a nivel de sectores por provincia, cantón, parroquia,
zona y sector censal, para cada una de las Direcciones Regionales.

El proceso de apareo consistió en buscar las boletas de las viviendas
encuestadas por la EPECU-2001 en las boletas de las viviendas
encuestadas por el CPV. Mediante este proceso se determinó que la
funcionalidad del sticker no fue efectiva.

Con este antecedente el apareo manual se convirtió en una fase
indispensable para el proceso de apareo automático. Por esta razón, para
evitar errores producidos por el número de área de empadronamiento y
sticker, se optó por utilizar los nombres de los jefes de hogar y sus
miembros.

Una vez finalizado el proceso de apareo manual se continuó con la fase de
apareo automático, que consiste en buscar vía identificación única a las
viviendas/hogares o personas post-censadas en la base censal.

PROCEDIMIENTO DE ESTIMACION

La tasa de omisión fue estimada a partir de un procedimiento en los que los
datos del censo son confrontados con los de la EPECU-2001(SISTEMA
DUAL)

Este esquema de estimación supone tomar decisiones sobre el tratamiento
de los emigrantes, es decir las personas que pertenecían al hogar censal en
el tiempo de censo y que no se encontraron en el hogar al realizar la
EPECU-2001; y los inmigrantes aquellos que no se encontraron formando
parte del hogar pero que se integraron al mismo durante la EPECU-2001.

El estimador puede ser viciado a través de una amplia gama de errores que
abarcan todas las etapas de la encuesta:

1. Errores que afectan las hipótesisis para las cuales fue diseñado el
   estimador
2. Error al clasificar la condición de migración de las personas
3. Error en el apareamiento

Entre los primeros se encuentren los errores que afectan las suposiciones
llamadas “de independencia”. Se requirió dos criterios de independencia
para una correcta evaluación del estimador.



                                                                          7
Independencia Casual.- Se requiere que el evento que permite que el
individuo sea incluído en el censo resulte independiente de aquel que incluye
al mismo individuo en la EPECU. Es por esta razón que se propuso un
organigrama para la EPECU, separado de aquel que lleva a cabo el censo.

Independencia Autónoma.- Que se necesita que las listas, censo y
encuesta, estén formadas por ensayos mutuamente independientes;
teniendo en cuenta este precedente, se trabajó con un nuevo listado de
viviendas para los sectores seleccionados.

A partir del contraste, se obtienen tasas de omisión producidas por varios
factores:

1. Apareo automático: Esta tasa proviene de todos los elementos de la
   EPECU-2001 que fueron encontrados vía identificación única en la base
   censal.

2. Por pregunta Sensitiva: Tasa que resulta de evaluar la pregunta de si el
   elemento Fue Censado

3. Apareo automático y pregunta sensitiva: Corresponde al cruce de las
   dos fases anteriores

RESULTADOS OBTENIDOS SOBRE OBERTURA

-   La tasa de cobertura de viviendas del Censo de Población y Vivienda del
    2001, fue del 96.7 por ciento, en tanto que la de omisión fue del 3.3 por
    ciento.

-   Del análisis de cobertura realizado, se determinó que la tasa de omisión
    dura, es del 6.17 por ciento, la cual se obtuvo al procesar la base censal
    tomando en cuenta la población que según la pregunta sensitiva afirmó
    haber sido censada en la misma vivienda o en otra y por el proceso de
    apareamiento manual, se encontró como registrada al constatar en la
    boleta censal, pero no se encontró en la base censal, lo que le convierte
    en un elemento omitido.

-   El estimador del Sistema DUAL-SEKAR DEMING, el cual se calculó bajo
    condiciones de migración, a nivel nacional es del 5.48 por ciento

RESULTADOS SOBRE CALIDAD

-   Los niveles de concordancia de: tipo de vivienda, sexo, condición de
    ocupación de la vivienda, determinación de hogares y número de
    hogares en la vivienda alcanzan porcentajes superiores al 95 por ciento.

-   Con grados inferiores al 68 por ciento en los niveles de Consistencia
    GLOBAL, están: número de cuartos o piezas sólo para dormir; nivel de
    instrucción y años aprobados por el sistema tradicional y reforma
    curricular y la variable forma de obtención del agua para la vivienda.


                                                                             8
-    La variable de menor calidad evaluada en el Censo de 1990 fue número
     de cuartos sólo para dormir, siendo ésta nuevamente la que menos
     calidad presenta para los censos del 2001.

-    Por los pasos seguidos en el trabajo de Evaluación, las variables sexo y
     edad son el filtro esencial, para considerar una persona como cotejable,
     es por eso que en cuanto al índice de Consistencia Global, su calidad
     supera el 83 por ciento.

MÉTODO INDIRECTO (EVALUACION CENSAL)

El estudio preliminar consistió en hacer un análisis de cobertura geográfica,
para la cual se utilizó la Ubicación Geográfica de la base censal, con la del
precenso y lo que constaba en los planos censales, éste somero análisis nos
permitió determinar que al 2.43 por ciento de las viviendas a nivel nacional,
no habían llegado los empadronadores. Posteriormente, evaluar la
estructura por sexo y edades y la distribución espacial de la población, a fin
de determinar tanto los cambios como los posibles errores en la información.

Luego se analizaron los componentes del crecimiento de la población, vale
decir, la fecundidad, la mortalidad y la migración, aplicando técnicas
indirectas y comparando con indicadores obtenidos de las encuestas de
hogares, con la finalidad de ver la consistencia de las estimaciones, detectar
errores, así como para establecer la tendencia y comportamiento de cada
una de las variables demográficas.

A.      DECLARACION DE EDADES

Para analizar la distribución por edad, se utilizaron los Indices de Naciones
Unidas, Whipple y Myers, métodos que permiten determinar la calidad de la
información censal. La mayoría de estos métodos son indirectos y analizan
la consistencia interna de los datos, es decir ponen en evidencia
imperfecciones que no se presentarían en las cifras censales si las
declaraciones no estuvieran alteradas por vicios o errores evidentes.

Otros procedimientos que intentan determinar las deficiencias censales son
a través de la comparación de la información censal con otras fuentes de
datos básicos, principalmente en aquellos casos en que se confía más en
otros registros de distinto origen que en la información censal.

Del análisis de la estructura de la población por edad y sexo para los censos
de 1974, 1982, 1990 y 2001, se ha podido establecer lo siguiente:

 Se destaca el consistente progreso que, con algunas diferencias en su
  ritmo, presenta la calidad de los censos que se realizan en el Ecuador.
  Sin exagerar puede afirmarse que el último censo del 2001, se acerca
  considerablemente a lo que Naciones Unidas clasifica como estadísticas
  censales aceptables.



                                                                             9
 Sin embargo que se observa que la calidad de la declaración de la edad
  es variable con respecto al sexo, más alterada la declaración en el caso
  de mujeres hasta el censo de 1990, ha existido un evidente progreso
  para el censo del 2001; los indicadores para hombres y mujeres son
  bastante similares, como lo demuestran los índices de Regularidad por
  Edades, índice de Whipple e índice de Myers, incluso algo menores en el
  caso de mujeres según el primero y tercer índice citados

 Existen preferencias notorias en declarar edades terminadas en ciertos
  dígitos principalmente 0, 5 y también en 2.

 A través del análisis, tanto de la pirámides de edad como de
  regularidades por sexo y por edades dentro de cada sexo, se han puesto
  de manifiesto varias imperfecciones, las cuales abarcan desde omisiones
  abultadas en algunos grupos de edad, hasta traslados de efectivos por
  motivo de la preferencia de dígitos en otros grupos, lo cual permite
  deducir el tipo de correcciones que será necesario introducir en la
  distribución por sexo y edad de un censo de población a fin de reducir
  precisamente los errores puestos en evidencia; y

 El análisis permite también, tener presente el tipo de error más frecuente
  que se presenta en las declaraciones por sexo y por edad, para tender a
  prevenirlo en las futuras operaciones censales que se realizan en el país.

B.    ESTIMACION DE LOS COMPENENTES DEL CAMBIO

      B.1    FECUNDIDAD

      Para el análisis de esta variable se utilizaron todas las fuentes de
      datos disponibles en el país, los censos de población, registros
      administrativos sobre hechos vitales y las encuestas especiales por
      muestreo. La mayor parte de los datos utilizados, provienen de los
      censos de 1982, 1990 y 2001 realizados por el INEC, y de las
      encuestas demográficas y de salud: Encuesta Nacional de
      Fecundidad 1979, INEC; y de las Encuestas Demograficas y de Salud
      Materno Infantil 1989, 1994, 1999 y 2004, desarrolladas por el Centro
      de Estudios de Población y Desarrollo Social (CEPAR).

      Con el fin de evaluar la información obtenida en los censos de
      población se calcularon algunos indicadores como: Porcentaje de
      mujeres en edad fértil, Tasa bruta de natalidad, Tasa de fecundidad
      general, Fecundidad acumulada o retrospectiva, Niveles y tendencias
      de la fecundidad por edades, Niveles de fecundidad, Tasas de
      fecundidad por edad y Estructura de la fecundidad a nivel nacional por
      área urbana y rural.

      Del cálculo de la paridez media se pudo establecer que la reducción
      del promedio total de hijos tenidos por las mujeres a nivel nacional, es
      consistente según todas las encuestas y censos realizados en el
      Ecuador a partir de 1979; baja de 2.8 a 2.1 según la Encuesta


                                                                            10
Nacional de Fecundidad-1979 y ENDEMAIN-2004, y de 2.6 a 2.0
según los censos 1982-2001, reducción que es de alrededor del 25
por ciento.

Con los valores de las Tasas Globales de Fecundidad, se observó
que los niveles de fecundidad han mantenido una tendencia evidente
de reducción, en los últimos 30 años; según las encuestas, la
fecundidad ha presentado en términos generales un descenso regular
y casi constante. De una TGF de 5.4 hijos en el período 1974-1979
(ENF-1979), pasó a 3.3 hijos en el período 1999-2004 (ENDEMAIN–
2004), lo cual representa un disminución del orden del 39 por ciento y
una reducción en promedio de 2 hijos por mujer. De acuerdo con los
censos, en cerca de 20 años transcurridos, la TGF pasó de 5.2 hijos
en 1982 a 3.1 hijos en el 2001, equivalente al 40 por ciento de
disminución, que se expresa en una reducción de 2 hijos . Estos
resultados evidencian la adecuada concordancia y consistencia de los
datos de ambas fuentes de información.

Al considerar el comportamiento de la fecundidad por edad se
constata que la tendencia definida por la TGF, se repite de manera
general en los diversos grupos etéreos. Los censos de 1982 y 2001,
confirman que en todas las edades la fecundidad se ha reducido a
medida que la edad aumenta; como no podía ser de otra manera, las
encuestas presentan las mismas tendencias.

Por otro lado, a excepción de la ENF-1979 y el censo de 1982, la
cúspide de la fecundidad se ubica en los 20-24 años de edad, signo
de que la fecundidad de la mujer ecuatoriana se estaría haciendo más
temprana y concentrada.

En conclusión, todos los indicadores del nivel de fecundidad del país
muestran, sin excepción, valores altos hasta fines de los años 70, una
sistemática e importante disminución durante los siguientes veinte
años y en general, una estabilización en el primer quinquenio del
presente siglo. Las mujeres del área rural, tienen siempre mayores
niveles que las del área urbana y si bien su incorporación al proceso
de descenso ocurrió más tarde, fue significativo, de tal manera que en
la actualidad se ha producido una disminución de las diferencias en
los niveles de fecundidad de ambas áreas.

El número medio de hijos nacidos       vivos tenidos por las mujeres
durante toda su vida reproductiva, o   sea la fecundidad acumulada o
retrospectiva, refleja claramente      el comportamiento señalado
anteriormente: mayores niveles en      el área rural, pero así mismo
disminuciones más notables.

B.2   MORTALIDAD

Las estimaciones realizadas, ponen en evidencia que la mortalidad
general en el Ecuador continuó descendiendo entre 1990 y 2001. En


                                                                    11
el transcurso de los 11 años, la tasa bruta de mortalidad se redujo en
aproximadamente un 18 por ciento (de 6.1 a 5.0 por mil) y la
esperanza de vida al nacer aumentó de 68.9 a 73.8 años. Este
último valor ubica al Ecuador en el contexto latinoamericano entre
países de mortalidad media baja.


Los datos evidencian que la reducción en el nivel de la mortalidad
general, se produjo con distinta intensidad entre sexos y áreas de
residencia; las mujeres y los habitantes de las áreas rurales
aumentaron sus esperanzas de vida promedio con mayor vigor que
los hombres y los residentes urbanos.


Durante el último decenio del siglo XX, la mortalidad general se redujo
en el país en aproximadamente un 18 por ciento, lo que se reflejó en
un incremento de casi 5 años en la esperanza de vida al nacer, que
pasó de 68.9 en 1990 a 73.8 años en el 2001.


Los datos censales de 1990 y 2001 han puesto en evidencia,
asimismo, que las probabilidades de muerte de los menores de un
año disminuyeron a casi la mitad en esos 11 años. El nivel de
mortalidad infantil alcanzado por el Ecuador en el año 2001, lo ubica
en el contexto latinoamericano dentro del conjunto de países
clasificados como de “mortalidad media baja”.

Durante la década de los noventa, los mayores porcentajes de
muertes infantiles se presentaron entre el primer mes y el primer
cumpleaños, aún cuando en el año 2000, la importancia relativa de las
muertes post-neonatales se redujo significativamente y aumentó la
gravitación de las defunciones registradas durante los primeros 29
días subsiguientes al nacimiento.

Los datos también han permitido evidenciar que la mortalidad infantil
es notoriamente más alta en las zonas rurales que en las urbanas
(38.6 frente a 22.2 por mil, respectivamente) y que los hijos de las
madres con instrucción secundaria tienen casi un 64 por ciento menos
de probabilidad de morir antes de su primer cumpleaños que aquellas
madres sin ningún nivel de instrucción.


Finalmente, la información sobre mortalidad materna muestra que las
madres ecuatorianas tienen un riesgo de morir de 5.7 veces mayor
que las costarricenses y 2.6 veces que las mejicanas. Las principales
causas para estas muertes son las toxemias (33.25%), hemorragias
(21.6%), abortos (5,6%) y las complicaciones asociadas al puerperio
(5.2%).




                                                                     12
B.3 MIGRACION

B.3.1 DISTRIBUCION ESPACIAL

Uno de los problemas fundamentales, que desde luego tiene similitud
con el de otros países, es que el crecimiento demográfico no se refleja
con igual intensidad en todos los conglomerados humanos integrantes
del país. Basta mencionar que en el caso ecuatoriano, según el censo
del 2001, el 45.5 de la población urbana y el 27.8 de la población total
se encontraban habitando en las 2 principales ciudades; tales
proporciones en el año 50 eran del 51.3 y 14.6, respectivamente.

Consecuentemente con el constante incremento de la población del
país, la densidad demográfica se ha elevado, según los últimos
censos nacionales de población, desde 29.9 habitantes por Km2 en el
año 1982 hasta 47.4 en el censo del 2001. Este cambio pone de
manifiesto que en el lapso de 19 años la densidad se ha incrementado
en un 58.5 por ciento. En todo caso, la densidad del 2001 es aún
relativamente baja si se la compara con los valores de otros países de
América Latina, en especial centroamericanos y del caribe. De todas
maneras el valor de la densidad a nivel nacional encubre la dramática
heterogeneidad de la presencia de la población y los contrastes que
se dan a través del tiempo en el territorio nacional.

De conformidad con la histórica ocupación del territorio nacional, ha
sido la Sierra y sigue siendo una de las Regiones principales de
asiento de la población ecuatoriana. La mencionada región abarca
para el 2001, el 24.1 por ciento de la superficie del Ecuador y en ella
la densidad en el año aludido es cerca del doble de la que se tiene a
nivel nacional; el valor alcanzado en el año 2001 es un poco inferior al
correspondiente a la Región Costa en ese mismo año (89.1 habitantes
por Km2). El proceso descrito refleja el desplazamiento de la
población desde el área andina hacia el litoral y desde
aproximadamente dos décadas, a la Amazonía.

B.3.2 MIGRACION INTERNA

En términos generales, existe acuerdo en que las migraciones han
cambiado de orientación al pasar los desplazamientos interregionales
a los desplazamientos intraregionales. De igual manera, desde fines
de la década de los 60 -luego de las reformas agrarias- se advierte un
cambio desde las migraciones permanentes de las áreas rurales a las
urbanas a un conjunto de desplazamientos de diferente temporalidad.
Así, guardando congruencia con lo mencionado, el tema de migración
rural-urbana ha sido desplazado dentro del análisis por
preocupaciones en torno        a las migraciones temporales, las
migraciones de retorno, las migraciones rurales-rurales y las
migraciones rurales hacia ciudades intermedias.




                                                                      13
En el período comprendido entre los años 1990 y 2001, la población
rural del Ecuador presenta un ritmo de crecimiento notablemente
inferior al de la población total; se puede apreciar comparando las
tasas de crecimiento y constatar que la diferencia es decreciente,
entre 1974 y 1982 fue de 1.64 puntos, de 1.61 entre 1982 y 1990 y
finalmente, de 1.25 entre 1990 y 2001. Lo expuesto, pone en
evidencia que el dinamismo de la población urbana durante los 16
años en referencia han contribuido a definir aún más el proceso de
“desruralización”.

En cuanto se refiere a los principales cambios de la migración interna
en el período 1990-2001, lo más llamativo es la coexistencia de
distintos modos de movilidad espacial. Dicho de otra manera, las
modalidades de migración de los ecuatorianos durante las últimas
décadas resultan más complejas en la medida en que están
asociados a una diversidad de maneras de subsistir. En tal sentido, a
modo de hipótesis se puede plantear que nos encontramos frente al
tipo de movilidad con carácter reversible y con una duración temporal
variable y lo que despierta aún más el interés para la investigación,
este tipo de desplazamientos obedecen a una “expansión territorial
de los espacios de la vida”.

En cuanto a la migración absoluta, cabe destacar la similitud de la
distribución interprovincial entre los censos de 1990 y 2001, esto se
puede evidenciar de la comparación de los porcentajes de emigrantes
con respecto a la población empadronada. De manera general se
puede observar que hacia el 2001 existe un mayor número de
provincias “expulsoras” de población; en tanto que son pocas las
provincias que concentran volúmenes importantes de inmigrantes; las
provincias que contienen las dos principales ciudades concentran el
60.1 por ciento del total de inmigrantes.

Recurriendo a la comparación de los saldos de migración neta entre
1990 y 2001, se puede advertir que todas las provincias serranas (con
excepción de Pichincha) muestran saldos negativos. En cambio en la
Costa, 2 provincias siguen manteniendo saldos positivos aunque
ligeramente inferiores a los de 1990.

Uno de los aspectos que sobresalen en el análisis de la migración
absoluta, es la distribución por sexo, tanto en 1990 como en el 2001,
son las mujeres las que inmigran a las dos más grandes provincias,
este hecho lo afirman los índices de masculinidad que para el año
1990 llega a 91 hombres por cada 100 en el caso de Pichincha y a 99
en el caso de Guayas; para el 2001 los valores ascienden a 98.5 en el
primer caso y a 96.5, en el segundo.

La distribución descrita de los inmigrantes, para los años 1990 y 2001,
es similar a la de 1982 y tienen sin duda alguna relación con el
incremento de la participación de la mujer en el mercado de trabajo y



                                                                     14
      con la consolidación de las actividades vinculadas al sector terciario,
      los servicios y el trabajo doméstico.

      B.3.3 MIGRACION INTERNACIONAL

      Junto con la migración interna no se puede dejar de considerar a la
      migración de ecuatorianos al exterior (actualmente los más llamativos
      son los desplazamientos a España, Estados Unidos de Norte América
      e Italia) así como la migración de colombianos hacia las zonas de la
      franja fronteriza en la provincia del Carchi, Esmeraldas y hacia áreas
      localizadas dentro de la provincia de Pichincha como las de Santo
      Domingo de los Colorados. Sin embargo de que estos fenómenos han
      sido investigados desde distintas perspectivas, se advierte la
      presencia de un gran vacío en cuanto se refiere a la relación entre la
      migración y las demás variables de la dinámica demográfica.

      Una vez estimados los componentes demográficos del período
      intercensal y de alguna manera evaluados, se preparó la población
      base para la proyección de población.

VENTAJAS Y LIMITACIONES VISUALIZADAS                 EN SU IMPLEMENTA-
CION

Encuesta de Cobertura Post-censal

Ventajas

-   Disponer de un elemento independiente con miras a enmendar en el
    próximo censo.
-   La Omisión será medida utilizando dos metodologías: Preguntas
    Sensitivas (fue censado) y confrontación de los archivos de la
    información del Censo y de la Encuesta EPECU 2001.
-   Sirve para evaluar de mejor manera el contenido, sobre todo para captar
    errores cometidos sistemáticamente.
-   Por primera vez el INEC, contó con un informe sobre la metodología y
    los resultados obtenidos en esta investigación.

Desventajas

-   La Encuesta post-censal sirve únicamente para obtener un valor de
    omisión, una vez finalizado el censo y no permite efectuar ajustes y
    correcciones.
-   Es una investigación muy costosa que requiere de muchos recursos
    humanos y financieros; estos costos no guardan relación con la utilidad
    que prestan los resultados obtenidos.
-   El nivel de desagregación de los resultados de la Encuesta depende del
    tamaño de la muestra.
-   La evaluación directa se inicia al concluir el levantamiento del censo, por
    lo que sólo ratifica si el censo fue de buena o mala calidad.



                                                                             15
-   Crea expectativas, fundamentalmente en las autoridades seccionales,
    esperando que el dato de omisión sirva para corregir la información
    sobre la población de las jurisdicciones, habida cuenta que de esto
    depende el monto de asignación del presupuesto estatal y por otro lado
    el número de diputados.
-   El porcentaje obtenido sólo sirve de referencia el momento que se
    realizan las proyecciones.

Método Indirecto

Ventajas

-   Evalúa de mejor manera la cobertura.
-   La evaluación indirecta por ser un trabajo de escritorio, puede evaluar
    todas las etapas censales, la consistencia interna de la información
    censal, las comparaciones con otras fuentes de información y el análisis
    demográfico (análisis de la composición por sexo y edad, estimaciones
    de los componentes demográficos y la conciliación censal).
-   La evaluación indirecta es cada vez más efectiva debido a que existen
    más fuentes (censos y encuestas especializadas) para efectuar
    comparaciones, así como nuevas técnicas y métodos de análisis.
-   Sirve para corregir los datos censales y establecer una línea de base
    para efectuar las proyecciones demográficas.
-   Implica menos costos y recursos humanos.
-   Permite obtener omisión censal para cada una de las variables del
    censo.

Desventajas

-   No capta errores sistemáticos, es difícil saber si la respuesta fue o no
    correcta.
-   No mide la calidad de la información.

EVALUACION DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS

Al juzgar por los resultados obtenidos tanto por la Encuesta de Cobertura
como por la Conciliación Censal, los porcentajes de omisión (5.48 y 2.7,
respectivamente) son aceptables; sin embargo, llama la atención que el
porcentaje obtenido a través del método directo sea mayor al indirecto,
cuando generalmente ocurre lo contrario, posiblemente la metodología
(Chandra Sekar Deming) utilizada por primera vez no fue bien aplicada, ya
que si a la población empadronada le aplicaríamos el 5.48 por ciento de
omisión, tendríamos una población para el 2001 de 13.519.291, es decir que
ha crecido a una tasa promedio anual del 3 por ciento, mayor al 2.19
registrado para el período 1982-1990; cuando en la realidad la fecundidad,
medida a través de tasas globales han tenido un descenso de 1 hijo entre el
censo de 1990 y 2001 y por otro lado, la emigración internacional ha tenido
el mayor flujo en este último período.




                                                                          16
En cuanto al análisis de la calidad, se destacan los excelentes niveles de
concordancia, la determinación de número de hogares y número de hogares
dentro de la vivienda, cuando en realidad la captación de hogares en un
censo de población siempre ha tenido problemas, significa que a lo mejor la
Encuesta de Cobertura no fue tan independiente del censo de población y se
utilizó el mismo personal.

Finalmente, en el apareamiento entre el Censo de Población y Vivienda del
2001 y la Encuesta de Cobertura Post-censal, no se encontró casos que
carezcan de información, puesto que se trabajó con la base de datos
disponible, la misma que correspondió a la base censal imputada, en
contraposición se apareo con la base de la encuesta sin haber imputado
ninguna variable, es decir que se compararon bases censales diferentes, la
una original y la otra imputada, en la que ya intervienen criterios de
asignación.

B) UTILIZACION DE DICHOS RESULTADOS PARA DEFINIR LA
   POBLACION BASE A NIVEL NACIONAL, POR JURISDICCIONES Y
   AREAS MENORES

-   METODOLOGIA SELECCIONADA PARA LA DEFINICION DE LA
    POBLACION BASE DE LA PROYECCION NACIONAL.

    CONCILIACION CENSAL

    Para la ejecución de las proyecciones de población 1950-2050, se
    procedió a realizar una evaluación de la proyección anterior, a la luz de
    los nuevos indicadores estimados de las variables demográficas, que
    mediante la utilización del paquete PRODEM, se proyectó la población
    por grupos quinquenales de edad de los censos 1950,1962, 1974,1982
    y 1990; así mismo, se retroproyectó la población de estos censos hasta
    el año 1950. Esto se hizo en varios procesos reiterativos, utilizando
    algunas modificaciones en la mortalidad y algo de la fecundidad, hasta
    conseguir la coherencia necesaria de los indicadores con las cifras
    censales.

    Con estos juegos censales se evaluó el comportamiento mostrado por la
    población en cada uno de los grupos etéreos (análisis de cohortes). Se
    consideró además, las estimaciones de omisión censal, omisión
    diferencial por edad y mala declaración.

    Como producto de esta evaluación, por los resultados obtenidos se
    aceptó como población base la de 1974, una vez corregida, se
    consideró como de mejor “calidad”. Con esta población y las
    estimaciones demográficas de mortalidad y fecundidad se retroproyectó
    hasta 1950 para la determinación de la “población inicial” de la
    proyección.

    De estas nuevas series de población por sexo y edad se estimaron las
    poblaciones para los años quinquenales entre 1950 y 1990, al 30 de


                                                                           17
    junio. Finalmente, con las proyecciones de fecundidad y mortalidad se
    realizó la proyección de la población por sexo y edad hasta el año 2050,
    también hasta el 30 de junio de los años quinquenales.

    Se decidió aceptar las estimaciones realizadas hasta 1982 y con los
    datos del censo del 2001 se construyó una serie para el año 1990 (fecha
    censal). Obtenida la población de 1990 (30 de junio), se estimó la
    población para 1985 y para el año 1995.

    Para completar los resultados de las proyecciones de población, se
    procedió a estimar valores poblacionales para años calendario, por
    medio de interpolación entre los valores de los años quinquenales con
    los multiplicadores de Karup King, también con la utilización de los
    multiplicadores de Sprague, se estimó la población para edades
    simples. La publicación de las proyecciones ofrecida por el INEC, se lo
    hizo hasta el año 2005.

    En definitiva se utilizó como población base, las estimaciones obtenidas
    a partir del Censo de 1974, que por retroproyección se determinó la
    población inicial de la proyección en el año 1950.

-   PROCEDIMIENTOS ADOPTADOS POR JURISDICCIONES Y AREAS
    MENORES.

    Antes de elaborar las proyecciones para jurisdicciones menores, se
    compatibilizaron los datos censales de 1990 y 2001, en consideración
    de los cambios producidos en la División Político–Administrativa del
    país. Ello condujo a que las cifras censales de 1990 sufran cambios al
    incrementarse la población urbana como resultado de la creación de
    nuevos cantones y se modifique la estructura por áreas a nivel nacional.

    Con el propósito de corregir los problemas de cobertura y calidad de la
    información del censo de 1990, se adicionó a cada uno de los cantones
    los datos de población de los lugares que no pudieron ser censados por
    diferentes circunstancias, que en su oportunidad fueron estimados en la
    etapa precensal realizada en todo el país.

    Con esta información se llegaron a las cifras provinciales que
    constituyeron el punto de partida para la elaboración de las
    proyecciones subnacionales.

    A fin de mantener una coherencia metodológica con las proyecciones
    nacionales, ya disponibles, las proyecciones de cada una de las
    provincias del país se las efectúo mediante el Método de las
    Componentes, haciendo uso del Módulo de Areas Mayores del paquete
    computacional PRODEM. Estas proyecciones también fueron asistidas
    por el CELADE.

    Hechos los análisis correspondientes se conformó seis Areas Mayores:
    Guayas -que incorporó Galápagos-; Pichincha, Resto Costa, Resto


                                                                          18
    Sierra, Amazonía y Zonas no Delimitadas. Para esta decisión se tomó
    en cuenta la importancia relativa de la población de cada una de las
    provincias con respecto al total nacional.

    Una vez obtenidas las estimaciones y proyecciones sobre el
    comportamiento de la fecundidad, mortalidad y migración para cada una
    de las Areas Mayores conformadas, se ingresaron los datos al
    PRODEM. En primera instancia se consideró el área más pequeña
    (Zonas no delimitadas), obteniéndose los resultados de la proyección de
    esta área y por diferencia el resto de áreas; sucesivamente se proyectó
    la Región Amazónica, Resto Sierra, Resto Costa, Pichincha y Guayas
    (incluyendo en esta última, como se mencionó, Galápagos). Los
    resultados que arrojan en cada uno de los procesos, son valores
    poblacionales proyectados a nivel total, grupos de edad y sexo para
    cada una de las áreas consideradas y para años quinquenales.

    Cabe indicar que los niveles de mortalidad, insumos de estas
    proyecciones fueron los mismos que se utilizaron para la proyección
    nacional, mientras que la fecundidad y la migración se calcularon
    considerando diferencias entre las Areas mayores.

    Los datos del saldo migratorio internacional estimados y utilizados para
    la proyección nacional en cada uno de los años quinquenales del
    período 2000-2015, se los distribuyó según edad y sexo para cada una
    de las Areas Mayores, en base a la información recabada en el Censo
    de Población del 2001, en la pregunta sobre emigración internacional.

-   PROYECCION DE LA POBLACION POR PROVINCIAS PARA AÑOS
    CALENDARIO

    Con el objeto de tener estimaciones de la población provincial por años
    calendario, se interpoló linealmente los valores arrojados por PRODEM,
    para los años 2000, 2005 y 2010 (años pivotes). Los valores
    interpolados fueron posteriormente ajustados a los totales nacionales
    por sexo mediante el uso de “Tablas Cuadradas”, de modo tal que la
    sumatoria de la población de las provincias -total, hombres y mujeres-
    sea igual a los valores proyectados para el país en su conjunto.

    Mediante interpolación lineal entre los años pivotes y “Tablas
    Cuadradas” se obtuvieron asimismo, los valores proyectados para la
    población según grupos de edad, sexo y área de residencia para los
    años calendario del período 2001-2010.

-   PROYECCION DE LA POBLACION POR CANTONES Y AREAS

    A las proyecciones de población provincial obtenidas se les aplicó la
    estructura de la población por cantones y áreas de residencia registrada
    en el censo del 2001, asumiendo que dichas proporciones se
    mantendrán inalteradas durante todo el período 2001-2010. Tal
    procedimiento fue adoptado, una vez que se constató que el uso de las


                                                                          19
    tasas de crecimiento de la población cantonal, en la mayoría de casos,
    podía distorsionar los resultados por efectos de la reclasificación y
    migración, tanto interna como internacional.

-   EXPERIENCIAS POSITIVAS Y NEGATIVAS

    POSITIVAS

     Por primera vez se utilizó el Método de las Componentes hasta un
      nivel inferior al nacional.

     Con los ajustes efectuados se puso a disposición de los usuarios, las
      mismas que les sirvió de insumo para cuantificar las poblaciones
      objetivos de sus respectivos programas.

     Sirvió de base al Tribunal Supremo Electoral para definir el número
      de diputados a nivel nacional y provincial.

     Sirve para la planificación socio-económica de los gobiernos
      seccionales (Municipios y Consejos Provinciales).

     Quedó fortalecida      la   capacidad   institucional   para   efectuar
      proyecciones.

    NEGATIVAS

     Resulta débil el supuesto sobre Migración Internacional, para
      efectuar las proyecciones.

     En algunas áreas rurales de los cantones, las tasas de crecimiento
      eran negativas y al ejecutar las proyecciones, utilizando tasas de
      crecimiento, éstas poblaciones tendían a desaparecer.

     No existe ningún mecanismo, ni recursos económicos que permita
      actualizar las proyecciones en el caso de la creación de nuevas
      unidades administrativas.

-   RECOMENDACIONES PARA LA RONDA DEL 2010

    Mejorar los registros administrativos de nacimientos y defunciones, para
    facilitar las estimaciones y hacerlas de manera directa.

    Crear un buen sistema de migración internacional, tanto para los
    extranjeros que residen en el país como los ecuatorianos que se han ido
    al exterior.

    Validar las proyecciones con modelos demográficos y con modelos de
    planificación socioeconómica




                                                                           20
C) IMPACTO DE LA OMISION CENSAL DE LA POBLACION EN LA
   ESTRUCTURA POR EDAD Y SEXO DEL TOTAL DEL PAIS

-    DISTRIBUCION              POR EDADES Y SEXO DE LA POBLACION
     OMITIDA



                  OMISION CENSAL SEGÚN AÑOS DEL CENSO Y SEXO
                                   CENSOS 1982, 1990 2001
                  CENSO 1982                     CENSO 1990                     CENSO 2001
GRUPOS
DE EDAD   TOTAL   HOMBRES      MUJERES   TOTAL    HOMBRES     MUJERES   TOTAL   HOMBRES      MUJERES


TOTAL     5,25      6,01        4,48     10,76     11,74       9,77     3,18      4,51        1,83



-    FACTORES  ASOCIADOS                      CON       LOS       COMPORTAMIENTOS
     OBSERVADOS

Las declaraciones por sexo y edad, observadas en los censos de población,
tienen imperfecciones de distinto origen y de diferente magnitud, no siendo
casi nunca exactas. Algunas de estas imperfecciones están relacionadas
con los problemas inherentes al operativo censal, tanto en la etapa de
recolección como en el procesamiento de la información. Otras deficiencias
provienen de prácticas y costumbres de la población, la que proporciona
declaraciones falsas acerca del sexo y especialmente con respecto a la
edad, seguramente por creencias o perjuicios producto del ambiente socio-
cultural donde se realiza el empadronamiento.

Como errores propios del operativo censal puede señalarse:

   Registros equívocos por parte del empadronador
   Omisiones accidentales
   Deficiente codificación y/o digitación
   Pérdida o deterioro de boletas censales

Como errores particulares de malas declaraciones de los entrevistadores en
los censos pueden citarse:

 Tendencias de la población a redondear su edad y declarar
  preferentemente edades terminadas en 0 o en 5;
 Olvido de la edad o desconocimiento de la edad de otros miembros del
  hogar censal, por parte de la persona entrevistada en el momento del
  empadronamiento;
 Declaración equívoca del sexo de los recién nacidos en lugares en que
  se acepta mejor el nacimiento de un varón que el de una mujer o
  viceversa;
 Omisión en la declaración de hijos varones en edad de hacer servicio
  militar;
 Tendencia a declarar edades que tengan alguna significación especial:
  edad de ingreso legal a la escuela, edad legal para pasar al grupo de

                                                                                              21
  “mayor de edad”, en ancianos la declaración errónea por olvido o
  aumento intencional de la edad;
 Olvido en declarar a los niños, especialmente a menores de 5 años;
  dentro de este grupo especialmente a menores de 1 año;
 Atracción o rechazo por ciertas cifras, hechos que provocan malas
  declaraciones, a veces involuntarias;
 Costumbre de las mujeres de disminuirse su edad o de algunos jóvenes,
  hombres y mujeres de aumentársela, especialmente en adolescentes;

Muchos de estos factores están asociados a los niveles de vida de la
población censada, muy especialmente a condiciones culturales y sociales.
Mientras más atrasada o resagada social, cultural y económicamente esté
una población, más defectuosas serán sus correspondientes estadísticas
censales.

No basta un enunciado general ni una apreciación a simple vista para
evaluar la calidad de las informaciones censales básicas. Se hace necesario
recurrir a indicadores que permitan medir esa calidad y comparar las
declaraciones por sexo y edad en un momento dado o en distintos
momentos, sea de un país o de sus regiones, áreas, etc.

-   LECCIONES APRENDIDAS Y SUGERENCIAS

El Censo de Población y Vivienda, al ser un proyecto enorme en cuanto a la
magnitud, es el más importante que realizan los Institutos Nacionales de
Estadísticas y Censos; y además, por constituirse en la única fuente de
datos que proporciona información a nivel más desagregado, debe ser
celosamente evaluado, por lo que es necesario que dicha actividad se la
realice una vez que concluya el censo, a fin de que se evalúen cada una de
las etapas que conforman el proyecto censal y se enmienden los errores
encontrados en la ejecución del próximo censo.

No considero que se debe invertir recursos en la ejecución de una encuesta
de cobertura post-censal, puesto que, de acuerdo a lo manifestado en su
momento, esta encuesta lo único que hace es dar un porcentaje de omisión
que prácticamente sólo sirve de referencia en las proyecciones de población,
pero por otro lado, crea expectativas negativas en aquellas personas que lo
que desean es que sus jurisdicciones tengan un gran volumen de población
para contar con mayores recursos.

Por otro lado, se crea problemas institucionales entre quienes hacen la
encuesta de cobertura y quienes realizan el censo, tratando los primeros de
sobre valorar el porcentaje de omisión como que fueran los dos eventos
antagónicos.

Finalmente, considero que se debería realizar un seminario específico sobre
este tópico para decidir cuál será el método de evaluación del próximo
censo.




                                                                          22
D) ASPECTOS A CONSIDERAR PARA EVALUAR LA COBERTURA
   DEL PROXIMO CENSO DE POBLACION

-   METODOLOGIA A IMPLEMENTAR

En consideración de que la preparación de las encuestas de cobertura post-
censal requieren de muchos recursos humanos y financieros, es
recomendable que en lugar de evaluar el censo a través de encuestas de
post-empadronamiento, se usen los recursos humanos y financieros en la
preparación y realización del censo; ello, con el objetivo de obtener los
mejores resultados posibles. Esto no significa eliminar del proceso censal la
etapa de evaluación, se refiere a un enfoque diferente de evaluación, es
preferible realizar una serie de eventos que genera la información necesaria
para planear y controlar con todo rigor el censo.

Por otro lado sería conveniente que se programe un seminario destinado
únicamente a planificar la evaluación de los Censos de Población del 2010,
con la finalidad de que tanto los Demógrafos como los Muestristas, con
asesoramiento del CELADE, Bureau de los Censos de Estados Unidos de
América y algunos otros organismos, lleguen a un consenso de evaluación
de un Censo.

-   CARACTERISTICAS DE DICHA METODOLOGIA

       Mejorar la cartografía fundamentalmente en el área rural
       Fortalecer la capacitación al personal de campo
       Mejorar la supervisión del trabajo de campo
       Fortalecer la participación activa de los integrantes de los comités
        censales
       Implementar un sistema de llamadas de pronta respuesta a las áreas
        o viviendas no visitadas.
       Proceso sostenido de concientización a la población sobre la
        importancia de entregar información
       Validar la metodología de evaluación en el Censo Experimental




                                                                           23

								
To top