C�tedra Juana Azurduy by Yfz25r6

VIEWS: 80 PAGES: 110

									Cátedra Juana Azurduy
                     Historia de mujeres. Mujeres en la historia

Objetivos:
- Formar y capacitar desde una perspectiva histórica sobre el rol de la mujer en los distintos procesos
   sociopolíticos del país desde su constitución, revalorizando la importancia de su participación en los
   mismos y poniendo de manifiesto los mecanismos de su invisibilidad, con el objeto de apuntalar el
   desarrollo de las mujeres en la práctica social y política.

-   Aportar a la construcción de valores que promuevan las relaciones igualitarias entre varones y mujeres en
    las diferentes etapas de la vida y en los distintos ámbitos de desarrollo desnaturalizando la desigualdad
    de género.

-   Construir con las mujeres herramientas teórico- practicas que permitan a la mujer pensarse como sujetos
    capaces de incidir en la realidad y desde ahí transformarla, pudiendo generar colectivamente acciones
    concretas en ese sentido, rediseñando las relaciones familiares, comunitarias, sociales y políticas en las
    cuales se encuentran insertas.

Teniendo en cuenta estos objetivos pensamos en este apunte de trabajo en el cual están plasmadas las
experiencias compartidas de las participantes que cursaron el primer año de la cátedra de historia.

La idea de este material es poder recuperar los aportes de los/las docentes y los/las participantes en cada
encuentro, a fin de compartir saberes y opiniones que no se encuentran escritos en ningún material teórico y
que contribuyen a recuperar nuestra historia desde una perspectiva de género diferente.

Asimismo, la dinámica grupal permite que las mujeres participen desde sus experiencias en la reconstrucción
y construcción de la historia a fin de que se sientan parte de la misma.

Con esta misma lógica, se trabajaron diferentes textos e imágenes que están incluidos y descriptas y se contó
con la participación especial de las Madres de Plaza de Mayo y de Blanca Ibarlucea.

A fin de hacer más clara la lectura de este material los comentarios realizados por los/las docentes están en
letra imprenta, mientras que los comentarios de las participantes en letra cursiva y los de las invitadas en
negrita en los encuentros que participaron.




                                                                                                            1
                        INDICE:

- El rol de las mujeres en América Precolombina. ……………………………………... Pág. 3


- La mujer en América colonial………………………………………………………..……Pág. 15


- De la independencia a la conformación del Estado Moderno: El rol
  de las mujeres en este proceso. …………………………………………………………Pág. 34

- Entre el modelo agro-exportador y la lucha por los derechos civiles ………………..Pág. 60

- La mujer en el peronismo …………………………………………………………….…..Pág. 69


- La participación de las mujeres desde la resistencia hasta el
  Terrorismo de Estado …………………………………………………………………….Pág. 76

- Las mujeres en la resistencia: Dictadura de 1976. Surgimiento
  del Neoliberalismo ……………………………………………………………………. ….Pág. 96

- Las mujeres y el neoliberalismo. El rol de las mujeres en los
  Movimientos sociales. …………………………………………………………………. ..Pág. 102

- Bibliografía …………………………………………………………………………………Pág. 110




2
             EL ROL DE LAS MUJERES EN AMÉRICA PRECOLOMBINA

Temario:
    El rol de las mujeres en las culturas precolombinas en América.
    El rol de las mujeres africanas en su continente. Importancia del rol de estas mujeres cuando fueron
         traídas como esclavas a América e imprimieron parte de su cultura en nuestro pueblo.

Contexto histórico:
América no empieza su historia en el año 1400, cuando es conquistada por los españoles. Desde el año
30.000 antes de Cristo había manifestaciones de vida humana en América Latina.
En Mesoamérica, antes de Cristo, se encontraban los Olmecas, posteriormente los Teotihuacanos, que
estaban en el valle central de México y representaban culturas con una organización bastante estratificada y
un culto ceremonial importante.
Después de cristo aparecen los Toltecas, una etnia que venía peregrinando y con la caída de Teotihuacan
lograron ingresar al valle central de México y formar la ciudad de Tula. Esta cultura es importante porque
todos los grupos que estaban en esa zona con el tiempo se empezaron a legitimar a través de la cultura
guerrera.
Alrededor del silgo XII Tula empieza a perder el esplendor que había alcanzado y esto dio lugar a que otros
grupos culturales que venían presionando desde el norte fueran ingresando. Entre ellos estaban los Aztecas o
Mexicas.
Según los mitos que vamos a ir viendo, los Mexicas provenían de Aztlán y conformaban un pueblo sometido
cuyo dios, Huitzilopochtli, los indujo a viajar para encontrar un lugar donde acabara ese sometimiento. En su
peregrinar pararon en varias ciudades, la primera de ellas Culhuacán, donde permanecieron como vasallos y
luego en Azcapozalgo donde van a formar alianza con otras dos ciudades dejando de ser vasallos en el año
1429. Nace así el Imperio Azteca, conformado por las ciudades de Tenochtitlán, Tlacopán y Tezcoco.
Todos los pueblos de Mesoamérica hablaban el idioma Náhuatl y se organizaban en ciudades-estado,
(altepetl) donde cada ciudad se dividía en barrios según los oficios de las personas.
Era una sociedad en donde la religión era muy importante, se le rendía culto al dios Sol y, según la creencia,
este Dios para volver a nacer cada día necesitaba sangre de los humanos, por eso efectuaban sacrificios
humanos.
Por otra parte, cada ciudad-estado tenía un jefe supremo (que se llamaba Tlatoani) una clase noble y otra
campesina. Este imperio tenia hegemonía gracias a las alianzas que establecía con otras ciudades y también
por su política de conquista. Esta situación generaba la disconformidad de ciertos grupos. Estas disidencias
internas fueron aprovechadas por los españoles y en 1519 se va a dar la invasión de Hernán Cortés.
Es importante destacar el legado cultural del Imperio Azteca, cuya capital, Tenochtitlán, es la actual capital de
México (México DF.).
El comercio era de autoabastecimiento. El trabajo de la mujer era muy importante ya que consistía en la
preparación de maíz y en la agricultura.
El comercio no era relevante en Andes. A nivel general, los pueblos andinos tenían una organización que se
basaba en la reciprocidad. La célula básica de producción era el Ayllu (comunidad unida por lazos de
                                                                                                               3
parentesco, que reconocían un ancestro común). Donde se producía había un jefe de Ayllu y campesinos.
La geografía de Andes presentaba una gran variedad de pisos ecológicos a muy corta distancia (la Costa
Pacifica, Zona de yunga o ceja de Selva, El Altiplano de 2000 a 4000 metros de altura, nuevamente yunga o
ceja de selva y la selva). Cada uno de estos pisos daba productos diferentes. Los ayllus mandaban colonos a
cada zona y a través de la reciprocidad se lograba el autoabastecimiento.
Encontramos varias culturas importantes en Andes, la cultura Chavín, la cultura Moche, etc. Son todas
culturas que tenían importancia a nivel religioso, compartían ciertas creencias como por ejemplo el dios y la
Pachamama, que las vamos a ver después en otras culturas de la zona andina.
Cuando el Imperio Inca comienza a expandirse alrededor del siglo XV, los incas eran un pueblo más de lo que
seria la zona Andina. Comienzan a cobrar poder y a través de luchas con otras poblaciones lograron triunfar
sobre los Chancas (que era una población bastante importante). De esta manera comienza la expansión del
Inca. El resultado de esta expansión fue la división en tres de las tierras del Ayllu: una parte era cultivada para
el Ayllu, la otra parte para el culto al sol (para el Estado, que lo usaba también redistribuir en los momentos
adversos) y por último, las tierras del Inca que eran para asegurar la subsistencia y el culto futuro del
soberano (se seguía venerando al Inca luego de muerto). Estos tres tipos de tierra se trabajaban a través de
la “mita”, trabajo rotativo.
Los españoles mantuvieron la mita, pero la resignificaron. Por ejemplo, el soberano Inca, cada vez que los
campesinos iban a la mita, lo hacían en un clima de festividad, les daban la comida y las herramientas. Esto
no va a suceder cuando los españoles conquisten América.
La duración aproximada del Imperio Inca es de 1438 a 1532, fecha de llegada de los colonizadores, de la
mano de Pizarro. Tras matar a Atahualpa van a conquistar dicho imperio.
Anterior a este proceso es el desarrollo de otro tipo de civilización, Los Mayas, que se va a extender hacia la
parte sur de México, en los países caribeños.
Esta civilización, que logró un desarrollo cultural, arquitectónico y religioso muy importante, para la llegada de
los españoles ya había entrado en decadencia. Si hoy podemos encontrar ciertos yacimientos arqueológicos
sin tocar prácticamente, se debe a que la selva los había tapado y de esta manera los españoles no pudieron
encontrarlos.
Para sintetizar lo que está sucediendo en Centro América y en México es importante destacar que a pesar de
que había numerosas civilizaciones, todas ellas compartían una cultura Mesoamericana. No hay grande
diferencias entre Mayas y Aztecas por ejemplo, hay una matriz que sigue igual.

Dinámica grupal participativa: Mitos Fundacionales.
Para ésta dinámica se seleccionaron tres textos que hablan sobre mitos fundacionales: mito fundacional de
Mesoamérica, del Imperio incaico y un fragmento del Génesis. Es importante buscar en el texto el rol que le
otorga el creador a hombres y mujeres, cómo los crea y cómo este mito fundacional se va instalando en la
relación de género, debido a que todo mito fundacional determina fuertemente las relaciones sociales.
Un ejemplo de esto es el caso de los primeros griegos, de alrededor de 5000 antes de cristo. Ellos no sabían
cómo se reproducían los hombres. No sabían que a través de las relaciones sexuales se creaba a un ser
humano. Entonces las mujeres, que eran capaces de embarazarse y de concebir, eran adoradas, pues ellos
creían que tenían una relación directa con la deidad mayor, que era la Luna, que le otorgaba a la mujer la
fertilidad para poder reproducirse. Ante esta situación se armaban grandes festividades en honor a la luna
donde se tomaba mucho, la gente se emborrachaba y se armaban grandes orgías donde, evidentemente, al
día siguiente aparecían todas embarazadas gracias a la Luna.
Este mito fundacional en el cual la Luna, la deidad principal, le concede este poder sagrado a la mujer, va a
determinar una relación en la que la mujer es superior al hombre. De esto surge que las primeras formaciones
griegas eran matriarcales, donde la mujer era la jefa tanto en la jefatura de todo el pueblo como en la casa.
Esta anécdota, es bien gráfica para entender hasta qué punto un mito fundacional puede incidir en las
4
relaciones de género que se van a construir después.


               Textos:
FRAGMENTO DEL GÉNESIS: I. Orígenes del mundo y de la humanidad
…Y dijo Dios: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden en los
peces del mar y en las aves del cielo, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todos los
reptiles que reptan por la tierra.
Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra los creó.
Y los bendijo Dios con estas palabras: «Sed fecundos y multiplicaos, y henchid la tierra y sometedla; mandad
en los peces del mar y en las aves del cielo y en todo animal que repta sobre la tierra.»
Dijo Dios: «Ved que os he dado toda hierba de semilla que existe sobre la faz de toda la tierra, así como todo
árbol que lleva fruto de semilla; os servirá de alimento.
«Y a todo animal terrestre, y a toda ave del cielo y a todos los reptiles de la tierra, a todo ser animado de vida,
les doy la hierba verde como alimento.» Y así fue. Vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy bien. Y
atardeció y amaneció: día sexto…
La prueba de la libertad. El Paraíso.
El día en que hizo Yahvé Dios la tierra y el cielo, no había aún en la tierra arbusto alguno del campo, y
ninguna hierba del campo había germinado todavía, pues Yahvé Dios no había hecho llover sobre la tierra, ni
había hombre que labrara el suelo. Pero un manantial brotaba de la tierra y regaba toda la superficie del
suelo. Entonces Yahvé Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de
vida, y resultó el hombre un ser viviente.
Luego plantó Yahvé Dios un jardín en Edén, al oriente, donde colocó al hombre que había formado. Yahvé
Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles deleitosos a la vista y buenos para comer, y en medio del
jardín, el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal. De Edén salía un río que regaba el jardín,
y desde allí se repartía en cuatro brazos. Uno se llama Pisón: es el que rodea todo el país de Javilá, donde
hay oro. El oro de aquel país es fino. Allí se encuentra el bedelio y el ónice. El segundo río se llama Guijón: es
el que rodea el país de Cus. El tercer río se llama Tigris: es el que corre al oriente de Asiria. Y el cuarto río es
el Éufrates. Tomó, pues, Yahvé Dios al hombre y lo dejó en el jardín de Edén, para que lo labrase y cuidase.
Y Dios impuso al hombre este mandamiento: «De cualquier árbol del jardín puedes comer, mas del árbol de la
ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que comieres de él, morirás sin remedio.»
Dijo luego Yahvé Dios: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.» Y
Yahvé Dios formó del suelo todos los animales del campo y todas las aves del cielo y los llevó ante el hombre
para ver cómo los llamaba, y para que cada ser viviente tuviese el nombre que el hombre le diera. El hombre
puso nombres a todos los ganados, a las aves del cielo y a todos los animales del campo, mas para el
hombre no encontró una ayuda adecuada. Entonces Yahvé Dios hizo caer un profundo sueño sobre el
hombre, que se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. De la costilla que
Yahvé Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre. Entonces éste
exclamó:
«Esta vez sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Ésta será llamada mujer,
porque del varón ha sido tomada.» Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y
se hacen una sola carne. Estaban ambos desnudos, el hombre y su mujer, pero no se avergonzaban uno del
otro.
La caída.

La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que Yahvé Dios había hecho. Y dijo a la
                                                                                                                  5
mujer: « ¿Cómo es que Dios os ha dicho: No comáis de ninguno de los árboles del jardín?» Respondió la
mujer a la serpiente: «Podemos comer del fruto de los árboles del jardín. Mas del fruto del árbol que está en
medio del jardín, ha dicho Dios: No comáis de él, ni lo toquéis, so pena de muerte.» Replicó la serpiente a la
mujer: «De ninguna manera moriréis. Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os
abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.» Y como viese la mujer que el árbol
era bueno para comer, apetecible a la vista y excelente para lograr sabiduría, tomó de su fruto y
comió, y dio también a su marido, que igualmente comió. Entonces se les abrieron a entrambos los ojos,
y se dieron cuenta de que estaban desnudos; y, cosiendo hojas de higuera, se hicieron unos ceñidores.
Oyeron luego el ruido de los pasos de Yahvé Dios que se paseaba por el jardín a la hora de la brisa, y
el hombre y su mujer se ocultaron de la vista de Yahvé Dios por entre los árboles del jardín. Yahvé
Dios llamó al hombre y le dijo: « ¿Dónde estás?» Éste contestó: «Te he oído andar por el jardín y he
tenido miedo, porque estoy desnudo; por eso me he escondido.» Él replicó: « ¿Quién te ha hecho ver que
estabas desnudo? ¿Has comido acaso del árbol del que te prohibí comer?» Dijo el hombre: «La mujer que
me diste por compañera me dio del árbol y comí.» Dijo, pues, Yahvé Dios a la mujer: « ¿Por qué lo has
hecho?» Contestó la mujer: «La serpiente me sedujo, y comí.» Entonces Yahvé Dios dijo a la
serpiente: «Por haber hecho esto,
maldita seas entre todas las bestias y entre todos los animales del campo. Sobre tu vientre caminarás,
y polvo comerás todos los días de tu vida. Enemistad pondré entre ti y la mujer,
entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar.» A la mujer le dijo:
«Tantas haré tus fatigas cuantos sean tus embarazos: con dolor parirás los hijos. Hacia tu marido irá
tu apetencia, y él te dominará.»
Al hombre le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido
comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida.
Espinas y abrojos te producirá, y comerás la hierba del campo.
Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él fuiste tomado. Porque eres
polvo y al polvo tornarás.» El hombre llamó a su mujer «Eva», por ser ella la madre de todos los vivientes.
Yahvé Dios hizo para el hombre y su mujer túnicas de piel y los vistió. Y dijo Yahvé Dios: « ¡Resulta que el
hombre ha venido a ser como uno de nosotros, en cuanto a conocer el bien y el mal! Ahora, pues, cuidado, no
alargue su mano y tome también del árbol de la vida y comiendo de él viva para siempre.» Y lo echó Yahvé
Dios del jardín de Edén, para que labrase el suelo de donde había sido tomado. Tras expulsar al hombre,
puso delante del jardín de Edén querubines, y la llama de espada vibrante, para guardar el camino del árbol
de la vida.

Mito de los hermanos Ayar

Antes de los Incas, el Cusco era un pueblo con 30 casas habitadas por 30 indios, cuyo “señor y cacique de
este pueblo se decía Alcaviza”. Los demás eran ciénagas. A siete leguas de este pueblo había una cueva.
Luego de que Viracocha ordenara la creación del mundo, de esa cueva, llamada Pacaritambo (“casa de
producimiento”), salieron cuatro parejas y sus tribus: Ayar Cachi y Mama Guaco, Ayar Uchu y Mama Cura,
Ayar Auca y Ragua Ocllo y Ayar Manco y Mama Ocllo. A la espalda del cerro Guanacaure (a legua y media
del Cusco), sembraron papa; desde la cumbre del Guanacaure, Ayar Cachi con su honda, disparó una piedra
contra un cerro y lo convirtió en quebrada, después hizo lo mismo con tres cerros más.
Sus hermanos vieron su fuerza y desconfiando de él “lo enviaron a traer objetos de oro de Pacaritambo y lo
encerraron”. Luego de deshacerse de Ayar Cachi, vivieron un año en Guanacaure. Mama Guaco, pasó a ser
otra “esposa de Ayar Manco”. Luego del año, convinieron en que el sitio no les convenía y pasaron a media
legua más hacia el Cusco, en otra quebrada en donde permanecieron otro año, desde el cerro denominado
Matagua, miraban el valle del Cusco y a los pobladores y súbditos de Alcaviza. Como les parecía un buen
sitio, acordaron conquistarlo y poblarlo. Acordaron además, que uno de ellos tenía que quedarse en
6
Guanacaure, convertirse en ídolo, para interceder ante el “sol su padre para que los guardase y aumentase y
diere hijos, y los enviase buenos temporales”. “Ayar Uchu mostró alas grandes” y se ofreció. Regresaron al
cerro Guanacaure y Ayar Uchu voló. “Luego de estar en los cielos, regresó Ayar Uchu y le dijo a Ayar Manco,
que se renombrase Manco Cápac, porque así lo mandaba el Sol y que fuera al lugar que habían visto que los
pobladores los recibirían bien y que poblase allí; que le daba a su mujer Cura para que le sirviese y que
llevase consigo a Ayar Auca”. Dicho esto, Ayar Ucho “tornóse en piedra con alas”.
Manco Cápac, Ayar Auca y las cuatro mujeres y sus acompañantes, fueron al Cusco a ver a Alcaviza. Antes
de entrar a él, en un poblado cercano, Mama Guaco golpeó a un indio con “unos ayllus (boleadoras) y matóle
y abrióle de pronto y sacóle los bofes y el corazón, y a la vista de los demás del pueblo hinchó los bofes
soplándoles…”. Los indios temerosos, huyeron al valle del Guayas. De ahí pasaron al Cusco, en donde
hablaron con Alcaviza, quien los aceptó.
Hicieron su casa, en donde “está ubicado el convento de Santo Domingo”, para “los dos y las cuatro mujeres”.
Con semillas que “trajeron de Pacaritambo”, se dedicaron a sembrar maíz. A los dos años, murió Ayar Auca,
quien no tuvo hijos.
Manco Capác y Mama Ocllo, tuvieron un solo hijo Sinchiruka. Cuando este príncipe tenía 15 o 16 años, murió
Manco Capác . Cinco años más tarde, murió Alcaviza. Cuando Sinchiruka tenía 20 años, se casó con Mama
Coca, “hija de un cacique Señor de un pueblo questá una legua del Cusco, que llama Zañu, en la cual señora
hubo Sinchi Roca un hijo llamado Lloque Yupanqui”.

Mito mesoamericano, el Popol Vuh

El Popol Vuh relata la inexistencia del mundo hasta que el creador y formador decidió generar la vida. La
intención era que sus propias creaciones les pudieran hablar y agradecer por la vida. Primero crearon la
Tierra, después los animales y, finalmente, los hombres. Éstos fueron inicialmente hechos de barro, pero
como el intento fracasó, el Gran creador y formador decidió extraerlos de la madera. No obstante, los nuevos
hombres eran altivos, vanidosos y frívolos, por lo que el Gran Padre los aniquiló por medio de un diluvio. Pese
a este suceso el creador no desistió y en una última tentativa creó a los hombres a partir de granos de maíz
molidos y de los cuerpos de aquellos a cuatro mujeres. Una vez constituidas otras tantas familias, el creador y
formador, temeroso de que a sus criaturas pudiera tentarlas la idea de suplantarlos en sabiduría, disminuyó la
vista e inteligencia de los ocho.

Los Dioses Gemelos:
Hunahpú e Ixbalanqué, que nacieron del encuentro entre Hun-Hunahpú y la doncella Ixquic en las cavernas
de Xibalbá. Ixquic quedó embarazada por la saliva del Árbol de Jícara donde estaba depositada la calavera
de Hun-Hunahpú y luego subió al mundo exterior escapando de los Señores de Xibalbá.
Ixquic fue eventualmente aceptada y atendida por Ixmukané, quien criaba a los 2 hijos mayores de Hun-
Hunahpú. Ellos molestaban a Hunahpú e Ixbalanqué hasta que un día fueron convertidos en monos por sus
hermanos menores.
Hunahpú e Ixbalanqué encontraron la cancha del Juego de Pelota Maya que había construido su padre, y al
jugar molestaron a los Señores de Xibalbá, por lo que fueron llamados a visitar el Inframundo, donde pasaron
por varias pruebas y vencieron a los Ajawab de Xibalbá.
Después de su victoria en el Inframundo, Hunahpú se convirtió en el Sol e Ixbalanqué se convirtió en la
Luna.


Los mitos dan cuenta de una realidad material de la sociedad, de las relaciones de género. Por ejemplo, en
los mitos de los pueblos mesoamericanos o andinos se nota mucho el papel de la mujer, por el contrario, en
                                                                                                             7
el génesis no. El Génesis representa a una mujer sometida al hombre, al sexo débil, la mujer sin derechos. O
sea, todo lo que estaba pasando en la sociedad europea.
Por otra parte, es importante ver cómo era la representación de la erótica en los diferentes pueblos, esto
también se puede ver a través de los mitos. Por ejemplo en los mitos mesoamericanos o andinos es
importante la sexualidad para dar creación al hombre. En el Popol Vuh los Progenitores hablaban y decidían
dar creación al hombre, en cambio en el Génesis, en el mito cristiano, hay una persona que decide sacarle la
costilla a un hombre y de ahí surge la mujer. Los mitos amerindios tienen en cuenta la sexualidad, por el
contrario, vamos a ver que en la Biblia, la mujer por excelencia es la Virgen María y es “virgen”, o sea concibe
sin haber tenido relaciones sexuales. A la mujer se la ve como pura si es una mujer casta.
En lo que respecta a los derechos, entre los pueblos europeos la mujer no lo tenía. Necesitaba del hombre
hasta para tener acceso a los recursos. Por el contrario, entre los pueblos originarios la mujer tenía acceso
autónomo a los recursos; había una complementariedad, o sea no significa que la mujer no estaba
subordinada al hombre, eran sociedades jerárquicas, la mujer estaba subordinada al hombre, pero no era un
ser inferior en esta sociedad. Tenía derechos políticos. Por ejemplo, la Coya que era la mujer del Inca (el
soberano), que casualmente era la hermana también, gobernaba cuando el Inca no estaba presente. Entre
los aztecas también se puede ver el rol de las mujeres guerreras. Y también a través de la hierogamia, que
era el matrimonio sagrado (el matrimonio entre dos representantes de los Dioses) se puede ver el importante
papel de la mujer dando legitimidad a los gobiernos.
Había ciertas mujeres que daban legitimidad a los gobiernos, también representaban a la fertilidad. La diosa
madre de todos los dioses Aztecas era Toci, que era la madre del maíz (el maíz, para los mesoamericanos
era el alimento de la civilización).
Podemos ver que en los mitos fundacionales de las principales culturas de la América precolombina, tanto el
hombre como la mujer aparecían en un estado de bastante equilibrio, pero no de igualdad. No hay que
idealizar a nuestros pueblos originarios, había un sometimiento para con la mujer, una división sexual del
trabajo y esto ya marcaba una diferencia. Esta diferencia es mucho más clara en el génesis (propio de la
cultura europea) que en los mitos de los pueblos americanos.
Lo interesante es la diferencia tajante entre, por un lado la mujer en los pueblos europeos: una mujer
sometida, que no tenía derechos, que trabajaba en el ámbito doméstico y en las tareas agrícolas. Y por el
otro, la mujer amerindia: que estaba subordinada al hombre, pero en una relación de complementariedad;
tenía mucha importancia a nivel económico porque participaba de las tareas agrícolas y de las tareas
domésticas y también tenía derechos políticos.




8
                  ROL DE LA MUJER DURANTE LA COLONIZACIÓN:


              Textos:
La mujer en la sociedad prehispánica en el altiplano central de México. - Guadalupe Rivera Marín
(Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana)

El grupo cultural Nahua estaba formado por siete “tribus” míticas, una de estas era la azteca o Mexica. En su
descenso desde el norte del continente hacia Mesoamérica fueron conducidos por cuatro dioses, uno de ellos
la sacerdotisa Chimalma, madre de Huitzilopochtli, el dios principal. Se establecieron en el lago de Texcoco
en 1325 en el lugar vaticinado por los dioses.
La religión tenía una importancia fundamental en esta sociedad. En el ámbito religioso la mujer ocupó un
lugar relevante, por ejemplo, la madre que moría dando a luz, era considerada guerrera victoriosa, gozaba de
vida eterna y se transformaba en la diosa Cihuapiltin. Así alcanzaba el paraíso de las mujeres y conducía al
dios Sol hacia el mundo de los muertos, donde éste libraba cada noche una batalla, cuyo triunfo dependía de
la fuerza proporcionada por la sangre y el corazón de los hombres y mujeres sacrificados en su honor.

La mujer en la cultura Nahualt
La mujer (Cihua) desempeñaba funciones específicas dentro de la sociedad. Su estrato social implicaba
desigualdades entre ellas. Los varones poseían ciertos privilegios.
Cuando nacía una criatura, la partera (Ticitl), realizaba una ceremonia al recién nacido y si era niña recitaba
unas oraciones especiales de bienvenida.
Los aztecas daban gran importancia a los horóscopos y a los presagios, con el libro sagrado “Tonalamatl”, los
sacerdotes y sacerdotisas adivinaban el destino de cada persona a través de los signos. Existían signos para
las mujeres y el destino podía cambiarse mediante rituales especiales.
Ceremonia de bautismo
La diosa del agua corriente era Chalchiuhtlicue, tenía poder sobre el mar y los ríos, y junto con la diosa de la
noche (Yoalticitl), regían los destinos del sexo femenino Por eso era importante la ceremonia de bautismo
(donde se usaba el agua) y la ceremonia del “ponimiento en la cuna” (allí se invocaba a la diosa Yoalticitl, “la
curandera nocturna”, para que librara a la niña de todo maleficio).
Educación familiar
En las familias modestas la educación de una niña en los trabajos domésticos, como el hilado, se iniciaba a
los cuatro años de edad. Luego aprendía a preparar los alimentos y al cumplir los 14 años, la madre le
enseñaba a tejer el algodón.
Las niñas nobles eran educadas por las ayas, quienes enseñaban a las niñas a hablar y andar con mucho
recato. Cuando ya eran doncellas estaban al cuidado de viejas parientes o criadas de la casa, pero nunca se
les permitía salir solas a las huertas o jardines de palacio, además debían salir con la mirada baja, sino eran
castigadas. Debían de mantenerse siempre dentro del hogar.
Sahagún nos dice que los nobles educaban a sus hijas primogénitas para cumplir con “toda disciplina,
honestidad interior y exterior, a la consideración de su nobleza, para que ninguna cosa hagan por donde
afrente a su linaje”. Así mismo les recomendaban orar, aprender las tareas domésticas y: ... “Si por ventura
vinieras a necesidad de pobreza, aprende muy bien el oficio de las mujeres, que es el hilar y tejer”.



                                                                                                              9
La educación escolar
Existían dos tipos de escuelas según la condición social de la familia: El Calmecac era la escuela para los
hijos de los señores nobles, era una especie de monasterio. Las doncellas que se educaban allí, eran
especialmente buscadas para esposas por su inteligencia, sus conocimientos sobre las creencias religiosas y
adivinatorias y por conservar de la tradición de su linaje. Las mujeres sacerdotisas, se encargaban de la
educación de las doncellas llamadas Cicuacuaquilli, que asistían al Calmecac, donde aprendían los deberes
sacerdotales.
En el Tepochcalli, o “casa de los jóvenes”, eran educados los hijos de los macehuales (o plebeyos); estaba
consagrada al dios Tezcatlipoca. Allí se enseñaba danzas religiosas, rituales y artes manuales. Las niñas
asistían antes de cumplir los siete años, se las educaba inculcándole la sumisión al padre, al hermano y luego
al marido. También aprendían tradiciones de la sabiduría y ética Náhuatl.
Las mujeres de la clase dominante tenían algunos privilegios y recibían una educación mucho más severa y
estricta, porque se consideraba que eran las depositarias de la honra del linaje.


Los valores morales y sexuales de la mujer Azteca. El matrimonio.
Los aztecas daban una gran importancia a la virginidad. La mujer se consideraba preparada para el
matrimonio a los 18 años. Sin embargo, debían de ser siempre los parientes del novio o las casamenteras
(Cihuatlanque) quienes iniciaran la búsqueda. La casamentera solicitaba la mano de la joven por parte del
novio, dos veces y luego la muchacha decidía si aceptaba al muchacho.
Una vez realizado el matrimonio frente a un sacerdote, la novia era conducida a la casa del novio. Los
esposos ayunaban durante cuatro días y se abstenían del acto conyugal para que "los dioses los hicieran
buenos casados y les diesen hijos". Luego se consumaba el matrimonio y al amanecer eran llevados al
templo para dar testimonio de la virginidad de la muchacha.
Entre los aztecas la poligamia era aceptada sólo en las clases altas. Había una esposa principal (cuyo hijo
gozaba de derechos preferentes) y dos clases de esposas secundarias, unas dadas en matrimonio por sus
padres, previa solicitud (mujer regalo), y otras que eran robadas por los grandes. Existía también el
matrimonio temporal, pero si nacía un hijo la mujer podía exigir al hombre que se casara con ella
definitivamente o que la devolviera a su familia.
Durante el matrimonio la infidelidad de la mujer se castigaba con la muerte para ambos, pero la infidelidad del
hombre era considerada ilícita solo si se producía con una mujer casada.
El matrimonio podía disolverse a través de un fallo judicial, y el hombre que repudiaba a una mujer sin el fallo
judicial, era castigado. El marido podía exigir el divorcio en caso de que la mujer fuera agresiva, descuidada,
sucia, floja, y enfermiza, o si fuera estéril. La mujer podía solicitar el divorcio cuando el marido no la pudiera
mantener o si golpeaba. La mujer divorciada podía volver a casarse, los hijos varones pasaban a la potestad
del padre y las niñas a la de la madre. Las viudas, sólo podían casarse con alguien del mismo clan de su
difunto esposo.
Con respecto al hogar conyugal no había reglas establecidas que lo fijaran. El matrimonio estaba fundado
bajo la potestad del "Pater Familia", pero la madre ejercía una gran influencia sobre la educación de los hijos.

Actividades económicas realizadas por la mujer azteca
Las mujeres de la nobleza desempeñaban funciones sacerdotales y de comercio fuera de su territorio, y
actividades relacionadas con la guerra de conquista. Podían tener a su servicio otras mujeres que se
ocupaban de la actividad doméstica y esclavos.
Las mujeres Macehualtin realizaban las actividades de la economía doméstica, la venta de mercancías en el
mercado, aplicaban métodos curativos y de hechicería. También acompañaban a los ejércitos para alimentar
a los soldados.
10
Conclusiones
Luego de lo analizado podemos afirmar que las mujeres macehuales realizaron una importante contribución al
tributo, a la manutención familiar y a la economía de la sociedad Azteca.
La religión les daba la seguridad que si cumplían con los preceptos religiosos, con los consejos de sus
padres, y los deberes asignados los dioses les darían muchos hijos, productividad en sus labores y además
alcanzarían la vida eterna.
“La mujer indígena y la colonización de la erótica en América Latina” - Carmen Bohórquez.

Para entender la condición de la mujer indígena en el proceso de conquista y colonización de América Latina,
hay que investigar dos problemas: 1. El mestizaje. 2. La expresión erótica. La tradición histórica occidental
(con su visión machista, cristiana y etnocéntrica) interpretó la relación entre estos problemas sosteniendo que
la mujer indígena se dejó seducir por el conquistador y esto dio lugar al mestizaje, así se presenta al
mestizaje como algo positivo. Esta errada interpretación lleva a la “prostitución” de la imagen de la mujer
indígena, la eliminación del varón indígena como pareja sexual y oculta la violencia sexual ejercida por el
conquistador sobre la mujer nativa.
Lamentablemente existen dificultades para desarrollar la historia de la mujer indígena:
Una de ellas es la creación de estereotipos porque suelen ser utilizados como generalizaciones para todos
los casos similares. El estereotipo de la Malinche fue construido al inicio de la conquista de América. Cuenta
el mito, que la Malinche era una nativa que había sido vendida por sus padres como esclava. El pueblo que la
compró, la entregó como regalo al español Hernán Cortés; transformándose en su mujer y traductora le
facilitó datos para la conquista de México. Por último, Cortés la entrega a uno de sus lugartenientes, luego la
recupera y la casa con un tercer hombre. La Malinche caracterizó dos visiones: 1. Para el colonizador es el
símbolo de la aceptación de la “civilización occidental” presentando a las culturas americanas como inferiores,
y legitima la posesión (voluntaria o forzada) de las demás mujeres indias. 2. Para el colonizado, la Malinche
es el símbolo de la traición. Este mito demuestra que en la visión europea, la mujer india sólo se constituye
como mujer cuando elige al varón español.




                                                                                                            11
La condición de la mujer en América Latina:
1. Los mitos de origen
En las teogonías amerindianas la creación de la humanidad y de todo lo que existe obedece a parejas
creadoras, el principio masculino y el principio femenino actúan en armonía para engendrar la vida y está
implícita una sexualidad activa. Ante la ausencia de culpas originarias, la erótica femenina en las culturas
nativas no tenía una limitación moral. En cambio, en la erótica de la teogonía bíblica, la mujer (que aparece
saliendo de una costilla del hombre), tiene un papel subordinado a éste en la sociedad, y además la mujer
aparece despojada de toda sexualidad, ya que se la ve como algo negativo, fuente del mal. Por eso su
maternidad queda condenada al dolor y su persona bajo la dominación del varón.

2. La participación de la mujer en la organización socioeconómica de las comunidades
Hay un elemento común en las sociedades amerindianas: la relación entre el hombre y la tierra: la tierra es
poseída en forma comunitaria. El sentido comunitario otorga a las relaciones sociales y políticas
El ser de la mujer india se constituyó por relación al varón español y por oposición a la mujer blanca cristiana,
dando como resultado una doble sujeción, como mujer y como india.
A este primer cambio de los patrones aborígenes de relación sexual, se suma la imposición de la moral
cristiana. Así, se instauró una concepción dualista: “mal” versus “bien”, el mal fue identificado con el cuerpo y
particularmente con el cuerpo femenino. El Génesis reemplazó los mitos de origen y eliminó el papel activo de
la mujer en el acto creador. Se impuso la monogamia en comunidades que tenían a la poligamia como un
valor, mientras se toleró la poligamia en el varón español. Así la erótica amerindiana vio completada su
colonización.
Para el occidente cristiano, no se podía ser Otro si no se era como él. Bajo esta negación del Otro, el
mestizaje no puede ser visto como algo positivo, sino como la finalización de otras posibilidades de creación
cultural.


“La esclavitud femenina” - Claude Meillasoux

         En las sociedades domésticas (aquellas gobernadas por algún Jefe de carácter militar/ religioso/
político, pero sin desarrollar un aparato estatal), las mayores expectativas respecto a las mujeres se centran
en su capacidad reproductiva.
         En cuanto a la esclavitud, su sometimiento como trabajadoras proviene de su sometimiento como
procreadoras/ reproductoras de la fuerza de trabajo esclava.
         Además, en este sistema esclavista, también eran valoradas como trabajadoras porque las tareas
femeninas (aquellas distribuidas a partir de la división sexual del trabajo) dominaban en la producción. En
África, el trabajo femenino está muy generalizado (agricultura, cerámicas, textiles, actividades domésticas),
incluso en actividades físicas muy pesadas.
         La esclavitud se reproduce no por medio de la procreación, sino por medio de la guerra o el mercado
de esclavos.
         Las esclavas eran más caras ya que servían para la mayoría de las tareas, pero no por su fertilidad.
         Con la llegada de los Europeos a África para comerciar esclavos hacia América a partir de la
imposición de la economía esclavista, el rol de la esclava cambia (entre otras cosas va a ser más barata que
el esclavo).

Sociedades domésticas autosuficientes:
       A pesar que en este tipo de sociedad no había demasiado interés por conseguir esclavos, algunas
veces estos eran necesarios.

12
         En las sociedades autosuficientes, conseguían los esclavos a partir de los prisioneros de guerra.
Como la guerra era una actividad de los hombres, sobrevivían más las mujeres de estos conflictos ya que no
participaban directamente. Por eso servían más las mujeres por ser más “abundantes”.

Sociedades mercantiles:
         Este tipo de sociedades predominaban en el norte y centro de África (región del desierto del Sahara).
         En un primer momento, se tomaba a los esclavos como asexuados y por eso no existía entre ellos la
división sexual del trabajo. Pero para el siglo XX (en medio del proceso de colonización) las mujeres esclavas
superaban a los esclavos. Se ocupaban de la producción textil, agricultura, alfarería y preparación de
comidas. Por su amplia capacidad en diversos trabajos eran más preciadas y por lo tanto más caras en los
mercados de esclavos. De aquí, que en este siglo, paulatinamente sean reemplazadas por esclavos varones
por ser estos más baratos y así, el colonizador europeo podía ahorrar costos de producción.
         Este proceso igual no llega a desarrollarse demasiado, ya que las mujeres van a seguir siendo más
comunes en el área agrícola, mientras que los varones lo van a ser en las ciudades.

Sociedades aristocráticas:
         Estas sociedades, son sociedades domésticas más desarrolladas en cuanto a la presencia de un
monarca. Este rey, aleja a su familia de su entorno para evitar disputas sangrientas de sucesión al trono. De
ahí que se rodea en su corte de consejeros “neutrales”.
         Los eunucos (esclavos castrados) y las mujeres esclavas de palacio van a ocupar este rol. Pero como
también se deben ocupar de los rituales tradicionales de estos reinos, alejan al rey de su pueblo a partir de
estos rituales que convierten al monarca en una figura sagrada, y ellos se quedan con el control real del
poder.
         Por otro lado, las mujeres esclavas de palacio eran utilizadas como instrumento de matrimonio y
control social.
         Finalmente las esclavas no eran importantes como mujeres, ya que no tenían status y por lo tanto no
podían ser madres. Es decir, en el caso de tener hijos eran alejados de ellas y su destino variaba según el
interés del monarca.

Fragmento de “La conquista de América. El problema del otro” – Todorov -

“(...) Las mujeres: si bien Colón sólo se interesa por ellas en calidad de naturalista, no hay que olvidar que
este no es el caso de los demás miembros de la expedición. Leamos este relato que hace el mismo Michele
de Cúneo, Hidalgo de Savona, de un episodio ocurrido en el transcurso del segundo viaje – una historia entre
mil, pero que tiene la ventaja de que es contada por su protagonista. ‘Mientras estaba en la barca, hice
cautiva a una hermosísima mujer caribe, que el susodicho Almirante me regaló, y después que la hube
llevado a mi camarote, y estando ella desnuda según es su costumbre, sentí deseos de holgar con ella. Quise
cumplir mi deseo pero ella no lo consintió y me dio tal trato con sus uñas que hubiera preferido no haber
empezado nunca. Pero al ver esto tomé una cuerda y le dí de azotes, después de los cuales echó grandes
gritos, tales que no hubieras podido creer tus oídos. Finalmente llegamos a estar tan de acuerdo que puedo
decirte que parecía haber sido criada en una escuela de putas.’
Este relato es revelador en más de un aspecto. El europeo encuentra que las mujeres indias son hermosas;
evidentemente no se le ocurre pedirles su consentimiento antes de ‘cumplir sus deseos’. Más bien hace la
solicitud al Almirante, que es hombre y europeo como él, y que parece dar mujeres a sus compatriotas con la
misma facilidad con que distribuía cascabeles a los jefes indígenas. Claro que Michele de Cúneo escribe a
otro hombre, y administra con maestría el placer de la lectura para su destinatario, puesto que de todos
modos se trata, a su manera de ver, de una historia de puro placer. Primero se atribuye el ridículo papel de

                                                                                                           13
macho humillado, pero eso sólo es para aumentar la satisfacción de su lector al ver luego que el orden se
restablece y el hombre blanco triunfa. Última ojeada cómplice: nuestro hidalgo omite la descripción del
‘cumplimiento’, y deja que se deduzca por sus efectos, que aparentemente van más allá de sus esperanzas, y
que permiten además, en una impresionante síntesis, identificar a la india con una puta: impresionante porque
aquella que rechazaba violentamente los avances sexuales se ve equiparada con aquella que hace su
profesión de dichos avances. Pero ¿no es ésa la verdadera naturaleza de toda mujer, que puede ser revelada
tan solo con azotarla lo suficiente? El rechazo sólo podía ser hipócrita; si rascamos un poquito la superficie de
la melindrosa, descubrimos a la puta. Las mujeres indias son mujeres, o indios, al cuadrado: con eso se
vuelven objeto de una doble violación. (...)
(...) Toda la historia del descubrimiento de América (...) lleva la marca de esta ambigüedad: la alteridad
humana se revela y se niega a la vez. (...) ”

Hierogamia en el ritual Azteca – Justina Olko

Por Hierogamia (o matrimonio sagrado) entendemos un matrimonio entre los dioses o sus representantes
terrestres, en general acompañado por una relación sexual. Entre los aztecas revela que las mujeres nobles
y aquellas que personificaban a la diosa madre cumplían una función crucial. Por ejemplo: a pesar de que en
las genealogías mexicanas se presenta sólo a los soberanos hombres con derecho a asumir el reinado, hubo
tres mujeres que tuvieron derecho a reinar y que otorgaron la legitimidad del poder a sus descendientes. Una
de estas mujeres prodigiosas, que incluso da origen a la dinastía mexicana, aparece relacionada con el ritual
de la hierogamia.
A continuación se analiza la hierogamia en tres contextos: 1. Mitología, 2. Historia y política y 3. Vida
religiosa.
1. La Diosa Madre de todos los dioses (Hierogamia en la mitología)
En Mesoamérica hay muchas representaciones de la diosa madre, en la mitología juegan un papel esencial
en el origen y creación del primer hombre y en el mundo humano aparecen como patronas del amor, de las
relaciones sexuales, de los partos y de la maternidad.
La diosa madre (Toci o Xochiquetzal) aparece como la abuela, la madre o la esposa del dios del maíz –
Cinteotl- (el maíz en Mesoamérica es considerado el alimento de la vida civilizada). En los mitos se cuenta
que la creación de Cinteotl es el resultado del matrimonio de la diosa madre con su marido, el nacimiento de
éste equivale a la salida de Venus del mundo subterráneo como Estrella de la Mañana.
2. Culhuacán (Hierogamia en la historia y política)
       En la esfera histórica, la hierogamia está relacionada con la legitimación del poder político.
Cuenta la tradición que antes de formar un Estado independiente, los aztecas se asentaron en la ciudad de
Culhuacán por veinticuatro años, como vasallos del rey Coxcotli.
Aquí tomaron una princesa culhuacana como esposa de su dios Huitzilopochtli y después la mataron en
sacrificio. Tras una batalla de venganza, los culhuacanos expulsaron a los aztecas hacia la laguna Texcoco.
La explicación de este mito es la siguiente: este matrimonio para los culhuacanos significaba el casamiento
de la princesa con el representante terrestre del dios (o sea, el soberano azteca), para convertirse en reina.
En cambio, para los aztecas, la princesa después del matrimonio con Huizilopochtli, debía ser sacrificada para
ser transformada en diosa madre, llamada Toci. En las fuentes, la princesa aparece como abuela, madre,
hermana y esposa de Huitzilopochtli.
La diosa madre aparece como patrona de Culhuacán, madre del dios del maíz y por ende, su casamiento con
Huitzilopochtli, representaba la transmisión de civilidad a los aztecas.
Otro relato cuenta que Acamapichtli, el fundador de la dinastía de Tenochtitlán, toma como esposa a otra
princesa de Culhuacán y en las fuentes aparece como su abuela, madre, hermana y esposa.
La explicación de este mito es la siguiente: En el Valle de México, Culhuacán era visto como heredero de la
antigua tradición Tolteca, representantes de las cualidades de la civilización y tenían derecho a reinar.
14
Tomando por esposa a una princesa de esta ciudad, los aztecas obtenían una legitimización política para su
propio Estado. La mujer noble cede su status o legitimidad sólo a sus descendientes y en la hierogamia, el
hombre se casa con la persona que ocupa la posición de su madre. Debido al matrimonio con su propia
madre, recibe como heredero el derecho a reinar. (Por eso en las fuentes la misma mujer aparece como
abuela, madre, hermana y esposa).
3. Ochpanitztli (Hierogamia en la vida religiosa)
      La ceremonia de Ochpanitztli se realizaba durante el tiempo de las cosechas y representaba el
  nacimiento del dios del maíz. Era una ceremonia que se llevaba a cabo para honrar a la madre de los
   dioses (Toci). Se elegía una mujer de 40 años como representante de Toci. Se la llevaba al templo,
         donde las viejas médicas y parteras le decían que el rey (representante terrestre del Dios
  Huitzilopochtli) iba a dormir con ella. De esta relación nace el dios del maíz (Cinteotl), su nacimiento
 aparece como la Estrella de la Mañana. Luego la mujer era sacrificada, asegurando la fertilidad. Así, la
 ceremonia de Ochpanitztli, recrea el matrimonio entre los representantes de los dioses que se llevó a
                               cabo en Culhuacán (mencionado anteriormente).
Esta hierogamia, en el contexto religioso, quedó relacionada con la función agraria de la diosa madre
(representante de la fertilidad) y con el nacimiento del dios del maíz (símbolo de la vida civilizada).
Conclusión
A través de los mitos analizados se puede ver el papel fundamental de la mujer en la hierogamia. Así, vemos
que la mujer aparece entre los aztecas: 1. Brindando legitimidad a su gobierno, 2. Otorgando la tradición de la
civilización tolteca, 3. Asegurando la fertilidad y de este modo la reproducción de la sociedad, 4.
Representando el importante papel de diosa madre de todos los dioses, cumpliendo funciones cruciales para
el desarrollo de la sociedad Azteca.



Por la división sexual del trabajo que existía en África, las mujeres se ocupaban de más actividades que los
varones. Por eso también en el mercado de esclavos eran más caras, porque eran más necesarias. Algo que
sorprende porque después la mujer esclava va a ser doblemente negada como humana por ser esclava y por
ser mujer. Las culturas africanas daban un mayor poder productivo, y no reproductivo, a las mujeres que a los
hombres. De esto surge que fueran más caras y por eso más comunes, porque eran más necesarias. Este rol
cambia drásticamente en cuanto llegan a América, donde los hombres van a ser mucho más importantes para
los conquistadores que las mujeres, trastocando la propia cultura de dominación de los pueblos africanos.




                                                                                                            15
Resumen de la clase:
América tiene su propia historia desde hace 30.000 años a.C., fecha en la cual se datan las primeras
manifestaciones de vida humana en el continente, luego de que el hombre llegara desde Asia por el Estrecho
de Bering, que en ese entonces estaba congelado. Así, surgieron las primeras poblaciones americanas.

Primeras grandes civilizaciones en Mesoamerica:
     Olmecas
     Teotihuacanos: poseían una organización social estratificada. Estado teocrático.
     Toltecas: cuando cayó Teotihuacan, se trasladaron al Valle de México, en donde asentaron su
        cultura y se fueron legitimando.
     Desde el norte, fueron entrando los Aztecas o Mexicas, que en 1428 dejaron de ser vasallos para
        convertirse en un imperio, el Imperio Azteca (confederación de tres ciudades: Tenotchitlán, Tlacopán
        y Texcoco). Las ciudades Aztecas estaban divididas en barrios según el oficio de sus habitantes. Los
        aztecas eran sumamente religiosos. Le rendían culto al dios Sol, al cual honraban mediante
        sacrificios humanos.
    En 1519, el Imperio Azteca fue invadido por los hombres al mando de Hernán Cortés. Como dicho imperio
    había alcanzado su hegemonía mediante alianzas y conquistas a otros pueblos, las disidencias internas
    serían aprovechadas por los españoles para dominarlos.
    Aún hoy la cultura Azteca ejerce una gran influencia en México.
     Los Mayas, por su parte, ya estaban en decadencia cuando los españoles llegaron.
        Las ciudades mesoamericanas eran muy importantes en cuanto al comercio para abastecer las
        distintas regiones. En este sentido, el papel de la mujer era fundamental en cuanto al cultivo del maíz.
        A pesar de la variedad de civilizaciones que se encontraba en Mesoamérica, todos los pueblos
        compartían una misma cultura mesoamericana.

Primeras grandes civilizaciones en Andes:
     Aymaras
     Incas
    En los Andes, el comercio no tenía tanta importancia como en Mesoamérica.
    Antes de los Incas (que imponían su dominación política y exigían el pago de un tributo), los pueblos
    andinos presentaban un tipo de organización basado en la reciprocidad.
    La unidad básica de este modo de funcionamiento era el ayllu (pequeña comunidad organizada en torno
    a los lazos de parentesco). Con los Incas se mantuvo la reciprocidad, el cambio tenía otro significado,
    porque había un estado de por medio. El tributo se pagaba en trabajo, esto permitía no alterar
    radicalmente la forma de producción de los ayllus.
    Una de las características de los Andes era que presentaban una geografía muy particular, signada por la
    alternancia de distintos tipos de ambiente (“pisos”) a muy corta distancia unos de otros. Cada una de
    estas regiones brindaba productos distintos. Allí, los ayllus mandaban sus colonos y, mediante la
    reciprocidad, se lograba el autoabastecimiento de las comunidades.
    Expansión Inca (desde el Siglo XIV, XV): los incas primero eran un pueblo como los demás. A través de
    continuas luchas lograron ganar una posición de poder y dar comienzo a su expansión. Cuando
    comenzaron a dominar otras poblaciones, el ayllu quedó dividido en tres partes: las tierras para el ayllu,
    las tierras para el Sol y las tierras del Inca. Nació, además, la mita, sistema de trabajo rotativo, que luego
    los españoles resignificarían en su totalidad. El Imperio Inca duró, aproximadamente, desde 1438 hasta
    1532.


16
                            LA MUJER EN AMERICA COLONIAL
Temario:
 La conquista de América
 El rol de la mujer frente al dominio colonial.

Contexto histórico:

Hacia el año 1492 España se unificó, logró más poder con la necesidad de acrecentar su nuevo imperio y
tener nuevas riquezas económicas. Por este motivo, comenzó una expansión sobre el mar, sobre el
Océano -algo que era novedoso para el siglo XVI- porque pretendían utilizar una nueva tecnología para
poder navegar a través del Océano.
De esta forma Colón, y con él los españoles llegaron a América. En realidad pensando que era la India,
donde había muchas riquezas. Pero se dan cuenta que es un nuevo continente y conquistarlo les permitiría
convertirse en el imperio más poderoso.
Es así como Colón llegó en 1492 a América, al oeste de Cuba y las Islas del Caribe. Él no llegó al
continente americano propiamente dicho. La conquista del continente en general se dio cuando se
empiezan a preparar desde estas islas, las campañas hacia el continente propiamente dicho y sobre todo a
México en busca de oro.
Entonces, en 1530 llegó Cortés a México y encontró un imperio, tremendamente desarrollado que era la
civilización Azteca, donde había todo tipo de tecnologías. Era una sociedad jerarquizada, que había logrado
someter a otros pueblos de esa región.
Desde esa zona van a salir las expediciones al Perú y a Bolivia.
Pero la conquista de Buenos Aires y el Río de la Plata no se dio desde el propio continente americano, sino
que vino desde la misma España, entrando por el Río de la Plata.
Las conquistas de Perú y del Río de la plata se hicieron por el mito de “El dorado”, el cual refería a un gran
imperio lleno de oro, con vastas riquezas por esa zona, y aquél que lo encontrara se iba a hacer
inmensamente rico.
Los reyes de España, ya no estaban financiando más las expediciones a América, por eso les ofrecen a los
conquistadores que ellos paguen las campañas, los barcos, los tripulantes, las armas, todo. A cambio, los
conquistadores podían quedarse con una quinta parte de todas las riquezas. O sea, a partir del mito de “El
dorado”, rápidamente todos se lanzan sobre la conquista americana. En Perú propiamente dicho,
encontraron el imperio Inca que iba desde Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, noroeste argentino y norte de
Chile, era un territorio gigante. De este modo, se hizo la gran fortuna y España comenzó a ser el primer
imperio importante de Europa. Lo que es fundamental rescatar es que la conquista no fue nunca tan obvia y
por eso hay que tener claro cómo se dio.
Cuando Cortés llegó a la capital de México que era Tenochtitlán, se encontró con una ciudad inmensa,
totalmente habitada, con grandes riquezas, una ciudad que estaba construida sobre una isla artificial, que
habían hecho alrededor de un lago, entonces se maravillaron.
Cortés llegó y vio todo ese poder y se hizo amigo del emperador Moctezuma. Pensó primero conocerlo y
ver cómo era. Moctezuma lo recibió y Cortés se instaló en su palacio. Esto no significa que los aceptaron
desde un primer momento, no es que los creían dioses o deidades. Era gente extraña, pero también los
querían conocer.
Por su parte, Cortés hizo un viaje para conocer otras poblaciones que eran supuestamente enemigas de los
aztecas, los chichimecas, para empezar a hacer alianzas, para buscar la gente necesaria para derrotar a los
aztecas.
En un ataque de furia, de racismo, uno de los soldados de Cortés comete una gran matanza sobre el pueblo

                                                                                                           17
de Tenochtitlán. Los aztecas cuando vieron este aspecto criminal de los nuevos habitantes de México, no
se quedaron quietos, sino que los atacaron. Pero, antes de atacar a los españoles, los aztecas mataron a
su propio emperador por no haberlos defendido y eligieron al nuevo, que fue el último emperador Azteca,
Cuahutémoc. Entonces Cuahutémoc comenzó la guerra de resistencia contra los conquistadores
españoles, y la ganó en la denominada “noche triste”. La noche triste es el nombre con el que se conoce en
México, a una gran batalla donde los aztecas derrotan a los españoles y los españoles se tienen que ir de
Tenochtitlán, en una noche lluviosa, donde la mayoría de las armas se mojaron, se hicieron inservibles.
Muchos de los caballos también murieron. O sea, se acepta que en un momento de la conquista,
perfectamente, los aztecas pudieron haber vencido.
Por lo tanto, hay que tener en cuenta dos temas. Primero la alianza que Cortés logró con los enemigos de
los aztecas, que eran los chichimecas. Segundo, Cortés era un estratega militar muy inteligente. Aprovechó
que Tenochtitlán era una isla, para cercarla y hacer un sitio que le impedía a los aztecas comerciar, y sobre
todo llevar alimentos para su gente.
Hizo un bloqueo económico. Estamos hablando de dos culturas totalmente diferentes, que no se conocían
antes. Había un sentido del otro que sorprendía y asustaba, porque el otro era “Otro”, con mayúsculas.
Entonces los aztecas, al verse bloqueados, cercados por los españoles, por estos invasores, ellos no
querían atacarlos, porque atacar a alguien que les daba la espalda era un signo de debilidad total para la
casta guerrera azteca. Entonces es cuando los aztecas mueren de hambre, cansados, sin alimentos, y
Cortés decide entrar a Tenochtitlán. Y los aztecas ya debilitados ven que los españoles entraban a su isla
resisten igual, se da una última gran batalla, y terminan perdiendo.
La isla de Tenochtitlán queda destruida, porque los aztecas no dejaron su imperio con sus riquezas sino
que buscaron la destrucción total. Y es en una de las cartas que Cortés le mandó al rey, contando cómo fue
su conquista, comenta que él lloró esa noche al ver que las riquezas de ese pueblo que tenía tanta belleza,
tenía que ser destruido. Esta anécdota, la cuento porque me parece que va a cuenta de esto que es
importante: la conquista de Europa sobre América no fue algo obvio, porque los europeos eran superiores,
al menos tecnológicamente, porque tenían las armas. Se dio porque hubo un montón de circunstancias y
coyunturas que lo hicieron posible.
En el imperio Inca se da algo muy similar, con la diferencia que muchos de los herederos del emperador
inca, deciden huir hacia otra ciudad, que no era Cuzco, y queda lo que se llamó el estado Neoinca. Se
trasladó, gran parte de su población, a otra región que no estaba todavía dominada por los españoles, y
decidieron desde esa zona, organizar una resistencia para recuperar su antiguo imperio. Este estado va a
durar muchos años, la resistencia, desde los antiguos dirigentes imperiales, va a durar muchos años en la
región de los Andes y va a ser finalmente derrotada. Pero va a quedar el mito de la vuelta del Inca. Este
mito va a quedar bien fuerte en las poblaciones andinas que van a esperar por la llegada de un nuevo líder
que venga a liberarlos de esta población de conquistadores. Este mito es importante también, porque
explica el grado de recepción que tuvo el levantamiento de Tupac Amaru. En todos los Andes, rápidamente
este mensaje se esparció, anunciando que era el fin de la dominación española.
En un segundo momento, después de la conquista, se debían responder varias preguntas: ¿Qué hacemos
con las poblaciones originales de este continente?, ¿Las esclavizamos?, ¿Las dejamos libres?, ¿Que se
gobiernen ellos solos?, ¿Los gobernamos nosotros?, ¿Qué hacemos con su religión?, ¿Los dejamos que la
mantengan? Todas estas preguntan generaron un gran debate, sobre todo las que se referían a si el
indígena era un ser humano o no, si tenía alma o no. Esta discusión era muy importante porque de esto
dependía si se los esclavizaba o no. Porque el cristianismo, desde su doctrina, impedía la esclavitud del
hombre por el hombre. “Dios creo a los hombres libres e iguales”, entonces en Europa determinaron “a
favor” de los pueblos originales, ellos eran seres humanos, tenían alma, por lo tanto eran hijos de Dios y
tenían que ser Cristianizados. Entonces, los reyes católicos, que gobernaban por esa época a España,
decidieron llevar “la civilización” a los pueblos originarios americanos, como uno de los principales puntos
para salir a conquistar América. Esta humanidad que le otorgaban a los indios diciendo “somos iguales” a
18
ellos es mentirosa. Porque si bien los hombres no eran esclavizados, si eran explotados. Eran sometidos a
condiciones de trabajo realmente muy, muy duras y se los trataba así porque jurídicamente, para la ley eran
hijos menores, no llegan a la mayoría de edad. Entonces los españoles los tenían que educar y “proteger”.
Por otra parte, no llegaban a la mayoría de edad porque no habían conocido el cristianismo. Si Dios
siempre existió y creo a los hombres y ellos no se dieron cuenta que le tenían que rendir culto a Él y no a
sus dioses. El tema de la evangelización va a ser la punta de lanza para conquistarlos, pero no era
solamente conquistar las riquezas. Era conquistar las mentes y la cultura, esa es la verdadera dominación.
Vamos a ver como los indígenas empiezan a empaparse de esta cultura cristiana. Hasta qué punto la
aceptan y hasta que punto no.
En este punto aparece el concepto sincretismo. El sincretismo es la fusión de dos culturas, es decir, no es
imposición. Lo que los españoles querían hacer era venir e imponer su cultura. Obviamente no lo lograron,
porque si yo tengo toda una creencia, si hoy viene un extraterrestre y nos dice a los seres humanos “miren
lo que ustedes piensan no tiene nada que ver, es así, es de esta forma”, nosotros no vamos a decir: “Uy
que loco, tenés razón”… no. Se nos van a unir una serie de cosmovisiones y vamos a tratar de que esa
nueva teoría, ese nuevo mensaje, ver cómo los podemos readaptar a nuestros mismos pensamientos.
Porque sino todo lo que veníamos pensando no tuvo sentido y no sirvió de nada. También es posible llegar
a esa conclusión, y eso explicaría los altos índices de suicidio al principio de la conquista de la población
originaria de América, la desesperación de no ser.
No se sabe el número del genocidio porque no había censos. Pero los mayas si tenían escritura, parecida a
los jeroglíficos egipcios, y los aztecas tenían una especie de escritura también. Los incas no, tenían esas
cuerdas con nuditos que se llaman quipus, todos los investigadores creen que dicen mucho, pero no saben
qué. Están estudiando cómo descifrar la escritura. Entonces, sabemos por esos curas y monjes, que
trabajaban en América, y aprendieron las lenguas originarias de los pueblos indígenas. De este modo,
comenzaron a comunicar con ellos y a escribir todo lo que iban recolectando. Un ejemplo de esto, es
cuando se realizó el debate en Europa sobre si los indios tenían o no alma.
El principal defensor de los indígenas era un monje que se llamaba Bartolomé de las Casas. Fray Bartolomé
de las Casas había sido antes un hijo de conquistador, que había heredado campos con pueblos originarios
para trabajarlos, y él mismo vio cómo eran sometidas estas poblaciones. Por esto, para su defensa,
necesitaba de una red de informantes en América, para tener más argumentos a la hora del juicio que se
estaba llevando adelante en España. El trabajo de Bartolomé de las Casas con todos sus informantes, nos
sirve para entender todo esto, los niveles de suicidio, infanticidio, etc., para conocer todo.
Lo que estamos diciendo puede sonar muy crítico para con la Iglesia, pero nos referimos a la Iglesia como
Institución, no cómo religión. Porque la religión justamente, toma el discurso del amor al prójimo, y muchos
de esos frailes y monjes que vinieron a América creían lo que decían y lo practicaban. Y obviamente, al ver
todas las aberraciones que sucedían, las denunciaban, porque se contradecían con la palabra de Dios.
Las poblaciones africanas también al llegar a América, se van fusionando con las antiguas deidades, con la
religión cristiana. El sincretismo indígena es importante, y nosotras lo vemos todos los días. Fíjense como
es la religión cristiana europea y como es, por ejemplo, la mexicana. No tiene nada que ver.
En América, primero tenemos una gran devoción a la virgen María, casualmente en la América
precolombina las deidades más importantes eran las de la fertilidad como por ejemplo la Pachamama
andina.
En América adoramos más a la Virgen María que a Dios o a Jesús. En América precolombina se adoraba
más a la Pachamama que a un dios guerrero. Y ahí encontramos los elementos culturales. Estamos viendo
que los pueblos originarios no abandonaron todas sus creencias, sino que hubo un proceso que muy
lentamente empezó a tomar los santos, la imagen de la Virgen, de Jesús y resignificarlos. Así comienza
todo el proceso de sincretismo, el politeísmo se mantiene. Los indígenas antes de la llegada de los
españoles eran politeístas, tenían muchos dioses, y parece que la forma que encontraron los curas para
evangelizar y que su palabra sea recibida más o menos bien, hizo que llenaran al cristianismo de santos, de
                                                                                                           19
diferentes imágenes de la Virgen María. Gracias a esta situación, los pueblos comienzan a readaptarlo.
El sincretismo, es diferente a otra palabra que es: aculturación. Aculturación es imponer una cultura y borrar
otra cultura. Este concepto es difícil de ver en América. Si me pongo a buscar procesos de aculturación en
América es sobre todo en las clases altas de las sociedades precolombinas, en la nobleza Inca y Azteca por
ejemplo. Esta gente, para no perder su rango –ya que los españoles estaban dispuestos a reconocerlos en
algunos casos- adoptaron el cristianismo y los valores europeos, la ropa, la lengua del conquistador para
seguir manteniendo de esa forma sus privilegios. Garcilazo de la Vega puede ser un ejemplo de eso. Él era
un descendiente de los emperadores incaicos, viene a ser un gran escritor de las fuentes más importantes
que tenemos para conocer esta etapa, pero esas fuentes las tenemos que tratar con cuidado. Porque él
está aculturizado. Va a tratar de justificar todo, pero a través de la ideología española, del cristianismo,
buscando legitimidad en sus palabras por su condición de mestizo. Esto hace que a veces nos confunda
más de lo que pueda aclarar.
Entonces sincretismo es como una fusión, mientras que aculturación es la adopción directa de una nueva
cultura, en este caso la del conquistador.
Las instituciones que implementaron los españoles para extraer las riquezas: el sistema que impusieron a la
población proveniente de África era la esclavitud. Los esclavos iban a esas regiones donde la población
indígena prácticamente desaparecía por las condiciones de vida que eran obligados a llevar.
A las poblaciones indígenas, las sometían a tres tipos de instituciones donde eran obligados a trabajar. La
primera era la institución de la encomienda. El título de encomendero, era otorgado a los primeros
conquistadores que llegaban a América. Este título consistía en recibir la población indígena de las tierras
que habían conquistado para que trabajen en los campos que conquistaban ellos. O sea, la población
indígena, la población encomendada por los reyes españoles, pertenecía al encomendero, y la tierra a los
reyes. El poder que daba este título era la mano de obra. Así los indígenas trabajaban de sol a sol.
La segunda institución era la Mita. Esta institución se organizaba sobre todo para hacer trabajar a los
indígenas en las minas de oro y plata. Estamos hablando de 1500, 1600. Hay que pensar que implicaba
meterse a grandes profundidades sin casco, sin luz. Nadie quería. Entonces para cooptar a esta mano de
obra indígena, es que tomaron una antigua institución incaica que es la Mit´a (se escribe diferente se
pronuncia casi igual).
La Mita era un sistema de trabajo forzado, es decir, el mitayo que iba a trabajar, estaba obligado a un
sistema de trabajo forzado y rotativo. Esas comunidades tenían que pagar un impuesto al rey. Ese impuesto
podía ser en moneda, podía ser en especies y en servicio a la Mita. La diferencia con la Mit´a inca era que
el mitayo recibía todo lo necesario en el momento que estaba trabajando para el Estado Inca. Acá no le
pagaban la comida, la ropa, etc. Lo única que le pagaban, era a partir de la cantidad de plata que juntaban
de la mina. Entonces esto no alcanzaba. Porque para juntar todo lo que le pedían tenían que trabajar 28
horas por día. Entonces implicaba que la comunidad no sólo perdía a esa persona, sino a su familia, porque
el mitayo tenía que ir con ella porque no podía trabajar 28 horas, ni 24 horas seguidas. Tenían que ir con su
familia para que lo ayudaran en el trabajo de la mina y conjuntamente llevar alimentos, ropa. Es decir,
mientras este hombre trabajaba en la mina, había toda una comunidad trabajando atrás de él. Por otra
parte, la comunidad trabajaba las tierras de esta familia, para que cuando volvieran encontraran su lugar.
Acá también es importante el rol de la mujer. Cuando las mujeres quedaban viudas no podían entrar a la
mina a trabajar por una cuestión de creencias.
Supay, el diablo que habitaba en las minas tenía prohibida la entrada de las mujeres a las minas porque
sino caía una maldición. Y esto lleva a ver aún hoy –si un día tiene la posibilidad de viajar a Bolivia- a
mujeres que trabajan en las puertas de las minas, que no pueden entrar. Entonces lo que hacen es picar
bloques grandes, que son como deshechos que sacan de las minas, para ver qué mineral quedó adentro de
las piedras. Lo que está bueno después lo venden. Esa práctica viene de la época que yo les estaba
contando y hoy subsiste, sobre todo entre las mujeres viudas de mineros.
La mita, era una de las instituciones más importantes para los españoles para extraer la riqueza.
20
Una de las minas más importantes de América Latina es el cerro de Potosí, que se encuentra en Bolivia, es
un cerro de plata, no de oro. En el libro “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano, el
autor hace una suposición a partir de lo que investiga: con la cantidad de plata que se sacó del cerro de
Potosí se pudo haber construido un puente de plata, desde Potosí hasta Sevilla en España. Un puente de
plata que hubiese cruzado todo el océano.
Esto para ver que Bolivia era uno de los países más ricos de América, y ahora uno de los más pobres. Es
terrible ver que el hecho colonial lo vivimos aún hoy.
Por último, la institución que queda por mencionar es el yanaconazgo. Los indígenas Yanaconas eran
“indios” desarraigados, es decir no se les conocía padres y por lo tanto no pertenecían a ninguna
comunidad. Los “Yanas” al principio de la etapa colonial eran sirvientes de las casas españolas, por el nivel
de trabajo y sumisión parecían esclavos. Posteriormente muchos de ellos fueron liberados de sus servicios
personales y se dedicaron al comercio y las artesanías.
Muchas mujeres que pertenecían a comunidades indígenas anotaban a sus hijos como de padre
desconocido para convertirlos en desarraigados o yanacona y así evitarles un futuro de trabajo en la Mita.
Esto va a ser muy común y se lo puede pensar como una forma más de resistencia al dominio colonial. De
hecho, en el siglo XVII va a crecer en gran medida el número de yanaconas que van a estar deambulando
por diferentes regiones de los virreinatos.



Dinámica grupal participativa: Rol de las mujeres frente a la resistencia
colonial.
Vamos a leer antes de repartir los textos una frase de un filósofo francés que se llama Foucault, que nos
pareció muy interesante para que nos guíe en la discusión. La frase dice: “donde existen relaciones de
poder, también existe resistencia. En el caso de que esta resistencia no exista, no podemos hablar de
poder, sino de dominación.
Diferentes formas de poder dan origen a diferentes formas de resistencia y esos actos tiene consecuencias
sobre todo tipo de relaciones de poder que las que originaron una reacción.
La actividad simbólica, el poder simbólico y la resistencia simbólica no están separadas de otras actividades
como por ejemplo la económica y la política y esas actividades pueden traer consecuencias directas sobre
todos los niveles de poder...”.
Podríamos deducir que el sincretismo estaría reflejando esa “relación de poder” que menciona Foucault,
mientras que la aculturación sería la dominación total. Lo que queremos que quede claro es que, a lo largo
de la etapa de América colonial se teje una red de poder que trae una resistencia muy fuerte en el plano
simbólico. Lo que nos resulta más interesante es que las mujeres en América son fuertemente sometidas, al
expandirse –a través de la cristianización- el mito del génesis que vimos la clase anterior. Estamos
hablando de las mujeres blancas, criollas, indígenas, mestizas y esclavas. Pero también van a ser las
protagonistas de las primeras resistencias, la mujer va a jugar un rol fundamental. Porque esa resistencia
simbólica, se va a dar sobre todo en el ámbito doméstico –que es donde las mujeres dominan, manteniendo
las creencias ancestrales, las tradiciones. Una resistencia que se logró cristalizar en 1780 claramente con
las rebeliones de Tupac Amaru, rebeliones que no vamos a poder entender sin ver ese proceso previo. Lo
importante es ver la resistencia, ver que los españoles nunca lograron ejercer una dominación total.




                                                                                                          21
               Textos:

Prácticas abortivas entre las indígenas chaqueñas en el siglo XVII. - Beatriz Vitar
Introducción
El objetivo de este texto es comprender el alcance de las prácticas abortivas y su efecto entre los grupos
chaqueños que se enfrentaron a la gobernación del Tucumán (noroeste de Argentina) en los siglos XVII y
XVIII y que fueron reducidos posteriormente en algunas misiones de la frontera oriental de esta provincia. El
análisis del aborto muestra la visión negativa que se tenía dentro del contexto colonial de las mujeres
indígenas.
Las sociedades guerreras del Chaco y el aborto.
Al analizarse el aborto deben tenerse en cuenta: 1. El acoso colonial sobre los confines del Chaco. 2. La
resistencia de las sociedades guerreras chaqueñas a someterse a la vida reduccional. 3. La vivencia de la
quiebra de sus valores culturales (aculturación).
La guerra desde las provincias españolas contra los guaycurú provocó desplazamientos y
reacomodamientos entre los grupos indígenas, acentuando su nomadismo, factor que puede haber influido
en la interrupción los embarazos. La costumbre del aborto se observa tanto en los pueblos reacios al orden
colonial (ej: los guaycurú) como entre los pueblos catalogados como “mansos” (los lule).
Según las fuentes el aborto entre las guaycurú resultaría una consecuencia de la lógica de la guerra. El
cronista Jolís, por ejemplo, destaca el rol de las mujeres en la guerra, siendo ellas las que impulsaban a los
hombres a emprenderla.
Entre las causas que impulsaron al aborto están las que se relacionan con las características de la mujer en
estas sociedades y su poder. Según el misionero Dobrizhoffer entre las abiponas la causa del aborto
respondía una tradición de los pueblos guerreros. En la cuestión de la procreación quienes tenían el poder
de decisión eran las mujeres.
Por otro lado, la práctica del aborto y del infanticidio entre las mujeres del grupo Lule (que integró la primera
misión estable en las fronteras tucumanas en el siglo XVIII) podría indicar una reacción frente a las nuevas
condiciones de vida impuestas por los misioneros.
Otra cuestión importante al tratar de la procreación es la de los cautivos de guerra entre los pueblos
guaycurú. La costumbre de "reservar" a las prisioneras e hijos de los enemigos, indicaría la necesidad de
compensar la baja natalidad o bien de engendrar hijos con estas mujeres, como otra forma de dominio del
enemigo o una vía de incorporación de las "identidades ajenas". Es probable que la convivencia de los
hombres con estas cautivas, las impulsase a abortar para evitar el repudio. Aquí también en el marco de las
circunstancias marcadas por la guerra (las mujeres prisioneras) parecen encontrarse las causas del aborto.
La vida de los grupos guerreros-cazadores del Chaco, exigía mucho sacrificio a sus mujeres. Entre las
tareas de la mujer era crucial su función en los viajes: cargaban a caballo a sus hijos, utensilios, etc.
También tejían, hilaban, hacían esteras, ollas y tinajas y buscaban el alimento durante las guerras. El rol
importante de las mujeres en el sostén de la vida comunitaria y de la economía grupal tanto en la paz como
en la guerra se vería alteradas por un gran número de hijos. El nomadismo propio de los pueblos de
guerreros cazadores aparece también como la razón que mueve a practicar el infanticidio y el aborto.
Por otro lado el control de la natalidad fue un instrumento en muchos pueblos para mantener un equilibrio
con respecto a la disponibilidad de recursos ambientales.



22
La mayoría de las crónicas jesuíticas sobre los Guaycurú destacan la poligamia y el repudio a la mujer
como aspectos sobresalientes de las relaciones conyugales. Dobrizhoffer menciona que los hombres las
practicaban en el caso de los abispón, por la prolongada lactancia en las mujeres -hasta los tres años del
niño. En dicho período, regido por tabúes ancestrales, la mujer no tenía relaciones con el marido, por ende
el hombre estaba a un paso de la poligamia y el repudio, esto explicaría el rechazo femenino a la
procreación. También por la creencia que la maternidad joven arruinaba a la mujer, las guanás, según relata
Azara, preferían abortar. Probablemente, si tales prácticas tendieron a disminuir fue porque muchas
mujeres jóvenes buscaron la conversión -y con ello la perpetuidad del matrimonio- para evitar el repudio.
Por otra parte, los embarazos producidos a raíz del adulterio o de relaciones sexuales antes del matrimonio,
eran también objeto de prácticas abortivas. Sin embargo, estos argumentos pueden estar influidos por un
prejuicio de los misioneros.
Entre las razones de orden fisiológico que motivaron a la interrupción del embarazo, podrían mencionarse
los partos difíciles. Según Dobrizhoffer, los partos entre las abiponas eran muy dolorosos, porque
cabalgaban como los hombres, lo que les produciría estrechamientos en la pelvis.
En cuanto a la forma en que se practicaba el aborto solo hay relatos de viajeros y exploradores, Azara
describe que era mediante golpes en el vientre de la mujer, practicado por dos "viejas". Otros grupos
usaban hierbas abortivas (Ej.: chiriguanos y matacos).
Las mujeres viejas del grupo, baluartes de la tradición, representarían un factor fundamental en la vigencia
de las supersticiones; los misioneros solían quejarse de las dificultades para la conversión de este sector.
Las concepciones mágicas de los indígenas chaqueños también intervienen para evitar el embarazo. Entre
los matacos, el embarazo originado en determinadas circunstancias recreativas (fiestas) es motivo de
aborto, entendiéndose que un elemento negativo se posesionó de la joven afectada, rompiendo su equilibrio
vital.
La realización de abortos entre las mujeres reducidas, se debió a su rechazo a las normas impuestas por la
sociedad colonizadora y una decisión de no perpetuarse como grupo mediante la suspensión de los
embarazos. De hecho los abortos aumentaron o empezaron al entrar los guaycurú a las reducciones. En
esta línea, aparece la decisión del suicidio entre los mataco ante el cambio de vida que les impuso la
aceptación de las normas occidentales.
Conclusión:
En el marco de una fuerte presión colonizadora dentro de los grupos guerreros del Chaco el control de los
nacimientos se practicó en función de la dinámica impuesta por la guerra colonial. Cuando no pudieron
escapar al asedio colonial, antes que esperar la aniquilación desde fuera, parecería que muchos grupos
chaqueños optaron por acelerar su autodesintegración.
En el mundo colonial se condenó el aborto y el infanticidio como algo cruel, sin tener en cuenta la dinámica
de estas sociedades, y algunos cronistas acabaron aceptándolos como una forma de evitar la multiplicación
de bárbaros, sin interpretar las causas de éstos.


Paula de Eguiluz y el arte del bien querer. Apuntes para el estudio de la sensualidad y el cimarronaje
femenino en el Caribe, siglo XVII - Luz Adriana Maya Restrepo

La crisis religiosa que vivía Europa entre protestantes y católicos en el siglo XVII, llevó a la Iglesia católica a
la persecución de quienes no compartían su religión, esto fue conocido como La Inquisición, y fue
transportada a América. Particularmente, se creía que algunas mujeres eran capaces de realizar pactos con
el diablo transformándose en brujas.
                                                                                                                23
Paula de Eguiluz, esclava negra, fue juzgada dos veces (en 1624 y en 1632) por la Inquisición en América.
Sus clientas eran las mujeres blancas y mulatas libres que le pagaban por la magia amorosa que ella
desarrollaba.
Los saberes sobre el amor y el deseo se convirtieron en territorios de libertad y autonomía para las mujeres
esclavizadas. El caso de Paula revela la existencia de cimarronaje (formas de resistencia al cautiverio). Ella
tenía por oficio el “arte del bien querer” que consistía en la preparación de pócimas, ungüentos, amuletos,
oraciones y conjuros para ligar a los amantes o a los maridos infieles. Este oficio permitió un ingreso de
dinero para las mujeres esclavas que vivían en ámbitos urbanos.
En el arte del bien querer, convergían tradiciones africanas, americanas y europeas. Por ejemplo, en
América, un indígena le había enseñado a Paula a hacerse unos untos con agua de hierbas para enamorar
a un hombre. Con las mujeres afroamericanas de La Habana aprendió a fabricar los amuletos necesarios
para atraer el amor de los hombres. También entre su repertorio de prácticas se reconocen ritos que se
hacían para ligar parejas entre los pueblos africanos. Y por último, Paula también utilizaba una modalidad
propia de la Europa Medieval para ligar parejas. Estas tradiciones se unieron y resignificaron en el arte del
bien querer desarrollado por Paula.

Sin embargo el Tribunal de la Inquisición catalogaba este tipo de saberes como brujería, como idolatría, o
sea como un conjunto de prácticas destinadas a adorar al demonio. Contrariamente, para nosotros la
idolatría es: una forma de interpretar el mundo, el cuerpo, el tiempo, el espacio, el poder, las
relaciones domésticas y las sociales. No está separada de lo económico, lo político, lo religioso y
cultural. Es un repertorio de acciones que buscan transformar la realidad y anticipar el futuro.
El arte del bien querer practicado por mujeres como Paula, fue un arte insubordinado, iba en contra de la
moralidad conyugal cristiana, ya que exaltaba la sensualidad, el goce y una sexualidad contradiciendo la
ética monógama y reproductiva del catolicismo. Los saberes y prácticas relacionados con la sexualidad y la
reproducción también fueron controlados por la Inquisición. Para la Iglesia, la sexualidad podía vivirse sólo
dentro del matrimonio.
La venta de estos servicios ligados al arte del bien querer fue más común en las zonas urbanas porque
reunían gente de origen cultural diverso (por ejemplo La Habana y Cartagena en el siglo XVII). La magia
amorosa sirvió a estas mujeres para constituir una autonomía cuyo territorio era su propio cuerpo. Era una
forma de resistencia al cautiverio, pues permitía la reconstrucción de la sexualidad y de la persona (esclava)
a través del cuerpo y las pasiones. Esta forma de cimarronaje partía de la convicción de tener el control de
su propia sexualidad, y al mismo tiempo pretendía gobernar la de las otras. Además demuestra que el
ámbito de la intimidad se formó como un espacio al margen de la normatividad española católica esclavista.
En los documentos judiciales Paula cuenta que además de mantener relaciones con su amo (quien según
ella “la quería bien”), recreó su sexualidad en las reuniones de “brujos y brujas” (como decían los
inquisidores) que se realizaban alejadas de los centros urbanos. Allí Paula se reunía con otros africanos
para renegar de la fe católica de sus amos y para comprometerse a hacerles daño en su persona y en sus
bienes. Aquí bailaban, comían y además se encontraba sexualmente con un afroamericano que le había
sido dado por compañero el día de su iniciación en este mundo de resistencia al cautiverio.
La clientela de Paula eran principalmente mujeres españolas. La venta de sus saberes mágicos le permitió
hacerse con cierto dinero. La Iglesia católica se opuso a estas prácticas por considerarlas idólatras, pero
como analizamos anteriormente, tenían un significado más profundo, ya que iba en contra de los preceptos
fundantes de la Iglesia católica y al mismo tiempo, daba una posición de dominio y poder sobre ciertas
cuestiones a una persona esclava, o sea a un ser humano que era patrimonio de otra persona y otros
decidían su suerte. Por estos motivos, el arte del bien querer se presenta como una forma importante de
cimarronaje.


24
El desafío cultural: El arma de la Hechicería – Irene Silverblatt

* Europa y las creencias religiosas
En el siglo XVII Europa vivía una crisis religiosa entre protestantes (reformadores) y católicos (contra
reformadores). La Iglesia católica creó una ideología en la cual la oposición política era vista como
herejía. Esto era posible porque el Estado y la Religión estaban estrechamente relacionados. Así articuló
una mitología sobre el Demonio y la brujería que veía a la mujer como el instrumento que usaba el
demonio para actuar en la tierra. La brujería fue relacionada a las mujeres, en especial a las viejas y
pobres. La historia de La Creación y La Caída alimentaron esta idea, convirtiendo a la mujer en un ser
enemigo e inferior. Se creía que las brujas habían realizado un pacto con el Demonio, por el cual recibían
saberes esotéricos, medicinales y conocimientos sobre el aborto y el control natal y a cambio debían adorar
al Diablo.
Estas ideas europeas van a ser transportadas a América; los jesuitas fueron los encargados de perseguir la
“herejía” y la “brujería” en este continente. Ellos veían a la religión indígena como un culto al diablo, como
“idolatría” (los nativos tenían sus deidades y además adoraban las “huacas”, que eran lugares sagrados, por
ejemplo: los cerros, ríos, piedras).
* América precolombina y sus creencias
El mundo andino no tenía una noción del mal encarnada en un Diablo, por el contrario, las fuerzas opuestas
y las fuerzas benignas eran complementarias, recíprocas y necesarias para la reproducción de la sociedad.
Por otro lado, la mujer no era vista como un ser débil e inferior. En estas sociedades había mujeres y
hombres especializados en conocimientos médicos, hierbas, soldadores de huesos y predecían el futuro.
Estas personas fueron calificadas como “brujas” y “brujos” por los españoles.
* La importación de la brujería a América
Los españoles impusieron la visión occidentalizada del mal. La noción europea del Diablo se entremezcló
con las creencias nativas, trastocándolas. Así, se empezó a utilizar el “Supay” (que era una divinidad más
en la época precolombina) para designar al Diablo. Según los relatos de curanderas nativas, este Diablo
tenía características españolas.
Si los conquistadores habían interpretado la curandería nativa como “brujería” y las creencias andinas como
“idolatría” con conceptos occidentales, creando brujas donde antes no había, en el siglo XVII empezaron a
aparecer mujeres andinas que autoproclamaban brujas. El colonialismo creó los medios para minar su
propia estructura.
Al igual que en Europa, la campaña en contra de la herejía tenía motivos políticos: era el brazo ideológico
de un intento de forzar a los indios a entrar en las reducciones para evangelizarlos, mantener el control
político y facilitar el cobro del tributo.
 Las brujas andinas
Muchas mujeres nativas fueron acusadas de brujería, y otras finalmente se asumieron como brujas. La
clientela de estas “brujas” incluía indígenas, mestizos, españoles. En ocasiones eran acusadas de pedirle al
Diablo en contra de las autoridades y sacerdotes coloniales, luego de haber sido maltratadas por éstos.
Otras veces ellas mismas afirmaban que veneraban una serpiente (Amaru): según la creencia andina
Amaru reaccionaba derrumbando cerros y consumiendo personas cuando las relaciones de equilibrio social
no son mantenidas. Esto reflejaba la transformación de los dioses andinos, antes eran dadores de vida, con
el colonialismo, se prohíbe su veneración, y según la creencia tomaban características negativas.
La bruja – hereje era una figura muy poderosa e importante para las personas de un pueblo. Los españoles
asociaron la brujería a la idolatría, esto hizo que la brujería, el mantenimiento de las antiguas tradiciones
nativas y la resistencia política estuvieran cada vez más entrelazadas para los indígenas. Las “brujas”
andinas transformaron las ideologías introducidas por los españoles creando un movimiento político -
                                                                                                            25
religioso subterráneo que aparecía como respuesta al colonialismo. Desde este punto vista, la mujer fue
identificada como sostén de la cultura andina tradicional, defensora de los modos de vida precolombinos
contra un régimen colonial ilegítimo. Los jefes locales indígenas (curacas) fueron asociados al colonialismo,
ya que muchas veces entregaron mujeres a los conquistadores.
Muchas de estas mujeres lograron conservar su cultura escapándose a las punas.
*Mujeres de la Puna
Mientras los hombres indígenas frecuentemente huían de la opresión del trabajo forzado colonial
abandonando sus comunidades, las mujeres escapaban a las punas inaccesibles y muy alejadas de las
reducciones. Allí rechazaban el orden colonial, desobedeciendo a los funcionarios y sacerdotes españoles y
no yendo a misa, así retornaban a la religión nativa.
En el período colonial, la mujer podía convertirse en sacerdotisa de los dioses de su comunidad (ayllu),
mientras que en la época prehispánica sólo podía ser ayudante en las ceremonias. Las mujeres eran vistas
por sus comunidades como defensoras de las antiguas tradiciones. Las instituciones coloniales convirtieron
a los varones en figuras públicas, muchos encontraron la forma de introducirse en el sistema ocupando
cargos y sometiendo a sus hermanos nativos. Las mujeres quedaron en una posición más “invisible”, por
eso pudieron tomar este rol de conservadoras de las viejas creencias.
Otra forma de oponerse al mundo colonial entre estas mujeres, era conservar la virginidad para dedicar su
vida al culto de las deidades nativas. Esto reflejaba el rechazo a cualquier unión con el mundo de los
conquistadores.
El retorno a la Puna y a la religión nativa en el Perú colonial significaba un desafío; la resistencia cultural era
una forma de resistencia política. Las mujeres escondidas en sus chozas en la Puna, rechazaban la
ideología y las instituciones de los españoles.
Otra forma de resistencia era el infanticidio, para evitar que una nueva generación sufriera lo que ellas
sufrían.

La resistencia femenina esclava en la Nueva Granada 1750 – 1810

En los primeros siglos de la trata esclavista el número de mujeres africanas que llegó a Nueva Granada
(actual Colombia) era inferior al de los hombres. La mujer en África cumplía un papel importante en la
producción agrícola, además de reproductora social. Las que llegaron a América se ocuparon de los oficios
domésticos en las casas de los españoles o eran destinadas al trabajo de las minas y haciendas (donde
eran más explotadas).
Muchas de ellas fueron obligadas a mantener sexo con el amo y los hijos de esta relación le pertenecían a
éste.
En la mitad del siglo XVIII surgieron las plantaciones de caña de azúcar y tabaco en Cuba, incentivando el
contrabando de esclavos desde Jamaica (Colonia Inglesa) hacia Cuba, esto provocó la decadencia de la
trata por el puerto de Cartagena y dificultades para el aprovisionamiento de esclavos en Nueva Granada.
Además se encareció el precio de los esclavos, trayendo como consecuencia la falta de mano de obra
negra en las minas y haciendas. Los amos neogranadinos, vieron que una forma de solucionar esta falta de
mano de obra era embarazar a sus esclavas o que otros lo hicieran por él.
Los esclavistas idearon políticas contra el cuerpo de la mujer afroamericana. Así, por un lado, incentivaron
la formación de familias y la maternidad esclavas (para controlar la reproducción), para el amo esto
representaba un beneficio ya que la madre le transmitía su condición al hijo, dándole un esclavo más. Por
otro lado, la mujer esclava vivió agresiones domésticas y sexuales como consecuencia de las necesidades
económicas de sus amos, que para aumentar sus riquezas las obligaban a tener varias relaciones al mismo
tiempo con diferentes hombres. Para estimular la maternidad, los amos brindaban un trato diferente a las
esclavas embarazadas, por ejemplo, tenían el privilegio de comer carne, miel, arroz, azúcar, etc. Los hijos
de las esclavas, (criollos o mulatos) se vendían en los mercados negreros de Cartagena. A fines del siglo
26
XVIII la balanza entre mujeres y hombres esclavos se fue equiparando, las mujeres llegaron a ser el 45 %
de la población esclava.
A pesar de los incentivos a la maternidad esclava, o la obligación de hacerlas embarazar, las mujeres
esclavas manifestaron su resistencia a la utilización que se hacía de sus cuerpos. Una forma de resistencia
fue el aborto provocado por las mismas esclavas. Ya que si el niño nacía, significaba una mano de obra
gratis para el amo, por lo tanto la mejor forma de resistir era no dándole ese hijo al patrono.
Otra forma de resistencia a la esclavitud era el infanticidio, hubo numerosos casos en que los niños eran
ahogados en las riberas de los ríos. Esta era otra forma de privar al amo de un bien, el niño. Pero también
reflejaba la negativa de la madre al sufrimiento futuro de su hijo en una sociedad que los utilizaba como
objetos de producción.


La mujer en la sociedad colonial: posición y ocupación - Asunción Lavrin

         Las sociedades de la América colonial compartieron con España la idea de la debilidad “natural” del
sexo femenino, y heredaron el sistema legal que pretendía proteger a las mujeres de su propia debilidad o
del abuso de los hombres.
         Las mujeres estaban primero bajo el control del padre y después bajo el del marido. La esposa,
como madre, después de la muerte de su marido, ejercía la patria potestad sobre los hijos, aunque algunas
veces tenía que compartir esta autoridad con otro persona. Después del matrimonio, la mujer necesitaba del
consentimiento de su marido para realizar cualquier actividad (compra, venta, participación en sociedades,
etc.).
         Si bien la maternidad fue muy importante, ésta no absorbía totalmente la vida de todas las mujeres,
especialmente a las de las clases bajas. A fines del siglo XVI algunas mujeres realizaban de forma
satisfactoria actividades para las cuales el sexo femenino no constituyó un impedimento. Las actividades de
las mujeres variaban de acuerdo al grupo étnico y social al que pertenecían, siendo algunas de éstas
consideradas más apropiadas para las mujeres blancas, urbanas, acaudaladas, y otras más comúnmente
realizadas por indias, mestizas o negras. Las mujeres criollas o mestizas a menudo estaban ocupadas en la
administración de pequeñas tiendas, como propietarias o atendiendo los establecimientos de sus maridos.
La administración de estancias o haciendas pequeñas era menos común, pero desde el siglo XVI ésta era
llevada a cabo por mujeres de todos los grupos étnicos sin parientes varones. Prestar dinero en pequeñas
cantidades, tejer, hacer cerámica, coser, preparar bebidas, tales como pulque o chicha,, preparar comidas
para la venta en las calles o los mercados y la venta de diversos productos en los mercados legales, fueron
actividades desempeñadas por mujeres, principalmente de las clases bajas. En los centros urbanos,
también trabajaban en las fábricas de cera y tabaco o como empleadas domésticas. Las costureras y
maestras se consideraban superiores a las vendedoras de mercado. Mujeres solteras, casadas y viudas se
ocupaban en todos estos empleos. El matrimonio no siempre proporcionaba una seguridad económica
adecuada o suficiente.
         Una mirada retrospectiva al panorama general del trabajo de las mujeres a fines del período
colonial muestra que el mismo era sólo ligeramente mejor que en los inicios. Sin embargo, teniendo en
cuenta los prejuicios e inhibiciones existentes en torno al sexo, las mujeres se emplearon en una
sorprendente variedad de ocupaciones. No obstante, sólo unas pocas de todas estas ocupaciones,
realzaron su posición, mientras que otras, importantes y necesarias para la economía y el bienestar de las
clases altas, no obtuvieron el reconocimiento ni la movilidad social de las mujeres que estuvieron obligadas
a desempeñarlas.
Costumbres sociales:
Las relaciones hombre- mujer en la sociedad colonial de la América española fueron igual de complejas
que otras relaciones sociales. El modelo ideal de conducta fue severo y muy exigente para la mujer. Las
                                                                                                           27
normas didácticas españolas y la literatura religiosa suponían que las mujeres eran seres frágiles, debido a
ello necesitaban una protección especial en forma de reclusión, la vigilancia de los padres y de la familia, y
el refugio en la religión. La suposición de que las mujeres eran más débiles que los hombres trascendía lo
puramente físico, e incluía el carácter. Se daba por sentado que las mujeres tenían menos resistencia a la
tentación, que eran seres menos racionales, más violentos y más emocionales que los hombres. Al mismo
tiempo se las cargaba con más responsabilidades morales que a los hombres. De éstas, la preservación de
sí mismas y del honor de la familia era de extrema importancia. Ello consistía en la protección de su pureza
y virginidad hasta llegar al matrimonio, y al mantenimiento de absoluta fidelidad a sus maridos. La
reputación de la mujer dependía profundamente de la valoración social que se hiciera de su castidad, virtud
y fidelidad, cualquiera fuera su rango social.
Los hombres y mujeres estaban entrelazados en la importante tarea de proteger mutuamente el honor. Sin
embargo, en este tipo de relación un elemento, el femenino, era considerado débil, y el otro, el masculino,
tenía privilegios que le permitían romper fuera de su casa las normas establecidas dentro de a misma. La
doble moral existente hizo más fácil al hombre entregarse a prácticas que estaban totalmente condenadas a
las mujeres. Un hombre podía mantener una concubina y, al mismo tiempo, conservar su posición social,
mientras que el adulterio era la peor ofensa personal y social que una mujer podía cometer. En la América
española, las ventajas sexuales que el hombre de la clase dominante disfrutaba eran realzadas por la
disponibilidad de innumerables mujeres indígenas, mestizas o esclavas, quiénes eran vistas como menos
respetables u objetivos más fáciles de la agresividad o explotación masculinas, que las más atentamente
vigiladas mujeres de clase alta.

Desviación social:
Los estudios sobre la criminalidad en América colonial sugieren que las mujeres fueron con más frecuencia
las víctimas que las perpetradoras de los crímenes. Como víctimas, tanto las mujeres de los núcleos
urbanos como rurales, fueron objeto de homicidio, violación y violencia física. Las mujeres de las clases
bajas, que llevaban una vida desprotegida, eran generalmente declaradas como partes perjudicadas por
hombres. Lo que ocurría entre los miembros de las clases altas es mucho menos conocido, porque a
menudo no se declaraba. La violencia personal de los hombres contra las mujeres fue frecuente a lo largo
del período colonial. La forma más común de abuso personal fue el maltrato físico a la mujer, aceptado
como una prerrogativa de los hombres, y no condenable, salvo que, al ser reiterado, dañara la salud de la
mujer. Muchas mujeres que intentaban divorciarse alegaban abusos físicos como uno de las causas
principales de la separación. Aún así estaban obligadas a presentar testigos y a probar continuos malos
tratos. Sin embargo, el golpear a la mujer constantemente sólo acarreaba al hombre una leve sentencia
carcelaria.
El abuso sexual de la mujer en forma de violación fue más veces denunciado entre indios y castas que
entre otros grupos. Durante la conquista, la violación de mujeres indígenas fue frecuente y denunciadas,
pero raramente condenada.
La investigación de algunas formas ambiguas de actividad criminal, tales como la brujería, fue garantizada
por la Inquisición. Generalmente, aunque no de modo exclusivo, eran mujeres indígenas o mestizas las
acusadas de estos actos. Su conducta puede ser interpretada como una muestra de desafío contra las
autoridades civiles y religiosas, un signo de asimilación incompleta del cristianismo, y una declaración de
facultades y autoridad en una sociedad que las había marginado. Involucradas en estas pesquisas había
mujeres blancas, siendo muchas de ellas, inmigrantes españolas. Europa, durante los siglos XVI y XVII,
experimentó una oleada de brujería y caza de brujas, pero las raíces más inmediatas de la práctica de las
artes mágicas en la América colonial fueron indígenas. La mayoría de los casos investigados tratan de las
maquinaciones para hechizar a alguien o la preparación de pócimas para atraer al otro sexo. Aquellas
personas a las que se les probaba estar involucradas en tales prácticas podían sufrir el castigo de
flagelación, participación como penitente en un acto de fe o el exilio.
28
Educación:
La educación de la mujer estaba dirigida a su instrucción como esposa y como madre. Las actividades de la
mujer estaban centradas en el hogar, y la del hombre fuera de él. En general, el consejo que daban a las
mujeres era el de vivir una vida casta antes del matrimonio, al tiempo que aprendían habilidades que más
tarde necesitarían como esposas, tales como cocinar, bordar, hilar, etc. La mujer debía evitar las fiestas,
bailes, demasiados amigos, gasto excesivo en ropas para salir a pasear y comportamiento frívolo con
hombres jóvenes. Les permitían diversión honesta en la casa, tal como lectura de buena literatura, la Biblia,
música y oración. Los frailes que escribían estas recomendaciones para la educación de las mujeres,
finalmente aconsejaban a la mujer el modo de ser buenas esposas, haciendo hincapié en una
administración doméstica cuidadosa, fidelidad matrimonial y buen cuidado de los hijos.
Si bien estas normas iban dirigidas a las mujeres de clase alta, afectaban también al resto de las clases
sociales en la medida en que se convertían en el ejemplo para todas las mujeres. A finales del siglo XVIII
doña Josefa Amar y Borbón escribió un libro sobre la educación de la mujer que no se apartaba mucho de
las pautas establecidas por los escritores masculinos anteriores. Toda esta literatura educativa trazaba un
territorio de acción limitado para la mujer y dictaba pautas de comportamiento que apoyaban y nutrían, sin
cuestionar, la mentalidad de sociedades patriarcales de España y de la América española.
Todas las mujeres recibían alguna clase de educación informal en sus casas, durante su infancia y
pubertad, la cual estaba de acuerdo con sus eventuales papeles como esposas y madres, también con su
condición, ya que la clase a la que se pertenecía determinaba importantes diferencias en cuanto a la
conducta y expectativas.
La mayoría de las mujeres de la colonia aspiraban un poco más que una educación informal y algún
conocimiento rudimentario de los principios del catolicismo, con énfasis en la preservación del honor y en
los modelos femeninos de conducta. Sin embargo, había una minoría que recibía una educación formal y
elemental en el arte de leer y escribir. Latín para aquellas que aspiraban a ser monjas, así como instrucción
musical y vocal. Las jóvenes que recibían esta educación, fuera en casa o en los conventos y escuelas,
pertenecían a la elite socioeconómica. A fines del período colonial, cuando las escuelas públicas y privadas
empezaban a propagarse abrieron sus puertas a niñas de todas las clases sociales. De hecho, hacia fines
de la colonia, la aceptación de la idea de educar a todas las mujeres fue uno de los cambios más
significativos en las actitudes sociales sobre la mujer.
Una minoría de mujeres en todas las colonias escribía bien, leían libros e incluso produjeron obras literarias.
Aunque hubo mujeres laicas que adquirieron reputación como escritoras, la mayoría de las escritoras del
período colonial fueron monjas, siendo la más conocida Sor Juana Inés de la Cruz. Sor Juana Inés fue una
defensora pionera de la educación de la mujer, lo cual manifestó apasionadamente en una carta dirigida al
obispo de Puebla (México). En su caso, como en el de muchas otras, la vida conventual le ofreció el medio
adecuado para alcanzar la cumbre intelectual que pocas otras mujeres jamás pudieron soñar.
La mayoría de las mujeres de la colonia eran analfabetas. Aunque esto no era un obstáculo para el
desempeño de actividades que debían realizarse fuera del hogar, la educación femenina permaneció en un
estado de “benigna” negligencia, como una curiosidad digan de admirarse. Como decíamos antes, la
educación femenina comenzó a mejorarse hacia finales de la colonia. Por ejemplo, en Buenos Aires, se
crea la “Hermandad de la Caridad” para impartir la enseñanza. Aunque estos institutos promovieron la
educación de la mujer, sus metas seguían siendo conservadoras, y continuaron educando a las mujeres
principalmente para cumplir con sus roles en el hogar. Una innovación positiva, fue la aceptación de las
niñas pobres en las clases de la mañana o de la tarde.
No obstante, la popularización de la idea de la educación de la mujer fue un logro real cuando se inició el
movimiento por la independencia. Los trastornos generados por la guerra frenaron esta orientación, y la
educación femenina no volvió a retomar el camino anteriormente emprendido hasta los años de 1830.
                                                                                                            29
Vida conventual:
Mientras muchas mujeres en la América colonial contraían matrimonio –o vivían en pareja- y criaban sus
hijos, un pequeño grupo optaba por hacerse monja, dedicando su vida al servicio de Dios. Esta elección no
estaba abierta a todas las mujeres, y la opción de ingresar a un convento sólo fue posible para un número
limitado. Así, las monjas fueron españolas o criollas blancas. Las primeras se trasladaron a América para
dedicarse a la enseñanza y a servir de modelo de vida virtuosa a las mujeres indígenas. A éstas, como
alumnas, se les negó firmemente el derecho a ingresar a una orden religiosa a causa de “falta de
preparación espiritual”. Desde la primera fundación de un convento en México en 150, los conventos se
esparcieron rápidamente por las principales ciudades de América colonial.
Muchas mujeres descendientes de conquistadores o colonos marginados por razones económicas,
necesitaban retiro temporal o permanente, y los conventos de monjas estaban en condiciones de
proporcionar ambos. Las mujeres enclaustradas en los conventos obtenían no sólo protección y satisfacción
religiosa, sino que también una educación razonable para el período en cuestión. Si bien la mayoría de los
historiadores están de acuerdo sobre estos asuntos, el motivo de las profesiones religiosas y la calidad de
las vocaciones de muchas monjas han dado lugar a algún otro debate. A menudo, los conventos son
mencionados como lugares donde los padres depositan a sus hijas incasables, como si este fuera el único
propósito de los conventos, y como si todas las postulantes fueran personas fracasadas o una carga
económica para sus familias. No hay que olvidar que en estos conventos vivieron dos santas femeninas:
Santa Rosa de Lima (1586- 1617) y Santa Mariana de Jesús (1618- 1645). También, la vida religiosa fue
una alternativa para aquellas mujeres que no deseaban casarse, o que apreciaban una relativa
independencia que los conventos ofrecían.
No obstante, los conventos no fueron meramente centros de espiritualidad. Estaban vinculados social y
económicamente con la elite colonial, de la cual procedían muchas monjas, y que las apoyaban desde el
punto de vista moral y económico. Como receptores de capital, donado por patronos en forma de dinero,
hipotecas o propiedades, muchos conventos de religiosas ejercían un poder económico importante.

Mujeres indígenas:
La posición y papel históricos de la mujer indígena en la sociedad colonial fue resultado de la acomodación
gradual de los valores y costumbres de sus sociedades previas al descubrimiento de América, y de aquellas
españolas que llevaron consigo los conquistadores. Debido a la gran variedad de culturas indígenas
existentes en América, la breve discusión siguiente sobre los roles jugados por la mujer indígena Van a
centrarse sólo en mesoamérica y los Andes.
Tanto la sociedad azteca como inca eran jerárquicas y en ambas la mujer estaba subordinada al hombre, el
Estado y la familia. Su posición social dependía de la clase a la que pertenecía, la cual estaba determinada
por la del hombre cabeza de familia. Las mujeres de la nobleza o de los guerreros compartían la posición de
sus maridos y estaban muy por encima de la humilde mujer campesina. La poligamia estaba extendida
entre la clase alta, y ello abría una brecha de movilidad social para ciertas mujeres, como por ejemplo las
bellas jóvenes que eran elegidas. En ambas sociedades las sacerdotisas tenían otorgado un papel especial.
Aunque las sociedades inca y azteca eran patriarcales, la mujer tenía un papel reconocido y definido en la
sociedad. Antes del desarrollo de estos Estados precolombinos, se supone que las mujeres tenían mayor
acceso al poder político, debilitándose esta posibilidad al conformarse los imperios inca y azteca. Sin
embargo, en el caso de los aztecas existían casos de guerreras reconocidas socialmente, como en el caso
inca la necesidad del rey de casarse con su hermana como única forma de conservar la pureza del linaje.
Finalmente, el valor económico del trabajo femenino era reconocido como esencial para la economía
comunitaria, como elemento fundamental del ciclo de producción.

30
Las mujeres indígenas fueron un factor crucial en la conquista de América. Las uniones de los españoles
con estas mujeres proveyeron la primera generación de intérpretes, cuidado personal y satisfacción sexual.
A lo largo del período de conquista, e incluso durante unas cuantas décadas después, las sociedades
indígenas y españolas experimentaron un período de relajación en las costumbres sociales y sexuales. Los
conquistadores mantuvieron concubinas y procrearon numerosos hijos, y el concubinato se convirtió en una
arraiga costumbre social, que demostró ser muy difícil de erradicar.
La institución familiar entre las sociedades indígenas sufrió grandes desestructuraciones, a causa de la
separación forzada de maridos y esposas. Durante y después de la conquista las mujeres indias viajaban
largas distancias acompañando a las tropas, y eran secuestradas de sus casas o, en ciertas áreas,
esclavizadas si sus comunidades se resistían a ser conquistadas. Las instituciones de mita y encomienda
agravaron la situación de la mujer. A pesar de las regulaciones de la corona española contra el abuso de las
mujeres, ellas, de hecho, prestaban servicio en estas dos instituciones en distintas áreas. La imposición del
tributo sobre la comunidad, indirectamente resultaba una carga mayor de trabajo que recaía sobre la mujer
indígena. Más directamente la mujer pagó tributo desde el momento de casarse, y las viudas pagaban la
mitad del impuesto. Los encomenderos exigían trabajo de las mujeres como cocineras, criadas o nodrizas.
Durante y después de la conquista las mujeres fueron empeñadas por sus familias, en un intento de
ganarse la protección de los españoles. Ciertas mujeres elegidas fueron dadas o tomadas por los
españoles, y aun cuando algunas de estas uniones resultaran temporales, las mujeres involucradas se
libraron del trato más duro que recibieron las mujeres más humildes. Muchas de estas uniones tenían una
intencionalidad política por parte de los conquistadores, que trataban de obtener poder en las comunidades
indígenas y su posible lealtad. Para las mujeres indígenas, estas uniones tenían, en cambio, un significado
más profundo. La continua interacción con la sociedad española, especialmente en las zonas urbanas,
implicaba que muchas de ellas, con el tiempo adoptaron la cultura e instituciones españolas. En contacto
con las familias españolas, las mujeres pasaron a ser las mediadoras entre ambas sociedades. La escasa
participación de la mujer campesina en este proceso, y el papel que jugó ayudando a las comunidades
indígenas a mantener su propia identidad, es un tema que permanece sin explorar. En la medida que los
españolas reconocían jerarquías sociales, muchas mujeres de alta posición retuvieron derechos y
privilegios para ellas y sus familias, y de este modo, para su grupo étnico. Los matrimonios mixtos nunca
llegaron a prohibirse, pero aparentemente perdieron atractivo personal y atractivo social, aunque se
siguieron realizando durante siglos.
A lo largo del período colonial, la influencia cultural más poderosa que recibió la mujer indígena fue ejercida
por la iglesia católica. De esta manera, las divisiones socioeconómicas entre mujeres y hombres fueron
reforzadas.

Mujeres negras:
La mayoría de los historiadores sugiere que el número de esclavas que llegaron a América alcanzó
aproximadamente un tercio del total de esclavos provenientes de África. Los esclavos tenían garantizados
diversos derechos básicos como la libertad de casarse y de no ser separados de sus familias (asunto de
gran preocupación para las mujeres), así como el derecho de comprar su libertad, hacer testamentos, etc. a
menudo estos derechos eran ignorados y la mayoría de los esclavos desconocían el modo de recurrir a
través de los medios legales. Sin embargo, algunos sí supieron y de ahí nuestras fuentes. La mayoría de las
quejas eran presentadas por mujeres y estaban relacionadas por el maltrato que sufrían por parte de sus
dueños, oposición a la libre elección en el matrimonio, y separación de sus familias. El abuso sexual, que
era muy frecuente, debido a que los propietarios las consideraban como “objetos” de su propiedad
susceptibles a ser usadas, no incitó tantas denuncias como se pudo haber esperado. Los hijos ilegítimos
entre las esclavas fue la norma y no la excepción, y por supuesto, ellos heredaban la condición de esclavos.
La vida familiar era siempre precaria, ya que la separación de sus hijos podía ocurrir a cualquier edad.

                                                                                                            31
Las ocupaciones de las mujeres esclavas eran diversas, yendo del trabajo doméstico y venta en la calle a
las tareas agrícolas y mineras más duras.
El afecto personal a un amo o un ama, o las prestaciones sexuales a un dueño con resultado de
descendencia, podía y, de hecho, abrían el camino hacia la libertad de muchas mujeres esclavas. Sin
embargo, en la mayoría de los casos la libertad era comprada por los propios esclavos. Antes que
concedida por el propietario.
Las mujeres esclavas siempre tenían un precio inferior al de los hombres, a pesar de su potencialidad para
dar hijos y así multiplicar la inversión del año. El trabajo del hombre tenía un atractivo económico superior al
potencial reproductor de la mujer.
Las mujeres mulatas libres eran un elemento importante en el mercado de trabajo de las ciudades
coloniales y en las áreas rurales. Atendían y eran propietarias de pequeñas tiendas, parcelas de tierra y
casas pequeñas, trabajaban en las fábricas y prestaban dinero a otras mujeres y hombres de su estrato
social. En términos de matrimonio, estas mujeres parece que se relacionaron más con hombres de los
grupos étnicos, pero principalmente se casaron dentro su propio grupo. Su movilidad social estaba limitada
por su carencia de “limpieza de sangre”, pero en esto ellas compartían los mismos obstáculos que otras
mujeres no blancas.


Aportes y opiniones de las compañeras sobre los textos:
     -   “Nuestro texto habla de las hechiceras de la autora Zirberblatt. Lo que vimos en este texto es que a
         las mujeres las consideraban brujas, no solamente porque podían mantener las creencias religiosas
         nativas sino porque además tenían otros conocimientos, como por ejemplo conocimientos
         medicinales o podían predecir el futuro. Y como se dieron cuenta que no eran seres débiles sino
         fuertes, intentaban descalificarlas para poder unirlas a la idea del demonio y así perseguirlas. La
         mujer, debido al lugar invisible en el que fue puesta, hizo una resistencia simbólica, manteniendo y
         conservando las viejas creencias. También tenían otras maneras de resistir, no tan simbólicas, sino
         más concretas como por ejemplo mantener la virginidad para no mezclarse con los colonizadores o
         ejercer el infanticidio para que sus hijos no sufran las mismas cosas que ellas habían sufrido.
         También migraban a la Puna para poder conservar su propia cultura.

         La situación de sincretismo la vimos en algunas cuestiones como por ejemplo los movimientos
         políticos religiosos, donde aparentemente lo que ellas hacían era aceptar las imágenes católicas
         pero seguir adorando a través de la Virgen María a sus propios dioses”.

     -   “A nosotras nos tocó mujeres indígenas en lo que es la sociedad Azteca e Inca. La reflexión que
         salió del grupo es que vimos que es muy distinto el sometimiento de la mujer campesina y de la
         mujer de las elites de las sociedades precolombinas, y como que las mujeres de la elite a través del
         matrimonio, a través de otro tipo de uniones, ya sea porque las familias las casaban o porque el
         español las escogía, pues como que adoptaban la cultura del colonizador. Bueno, y eso, que
         pasaban por un proceso de aculturación, en contraposición a la mujer campesina que eso no se ve.
         Que no está muy claro que pasó con ellas, pero se supone que son las que han mantenido o
         preservar la cultura precolombina”.

     -   “Lo que teníamos que discutir era sobre la forma de sometimiento por parte del hombre colonial.
         Con las compañeras hemos hecho esto: aparte de estar desprotegidas tanto por la violencia física,
         por trabajo forzado, eran simples víctimas de los hombres. En este caso fueron las mujeres de
         clase baja, era común el abuso personal como una prerrogativa de los hombres. El hombre no era
32
    condenado. Si la mujer quería divorciarse por maltrato tenía que presentar testigos para probar
    dichos castigos, para que el hombre alcance una condena leve”.

-   “En mi grupo trabajamos el tema de la violencia física, el abuso sexual, una consecuencia la
    procreación forzosa, es decir que la mujer tampoco podía disponer del cuerpo, de la constitución
    familiar, obviamente. La concepción de la brujería, no es algo novedoso, el tema de la herejía viene
    de Europa, las “brujas de Salem” describe una de las mayores cacerías de brujas en Europa, y no
    es solamente por hacer magia ni nada de eso, hay que tener en cuenta que la mayoría de las
    mujeres que eran condenadas a la hoguera, eran propietarias. De manera tal que se quedaban con
    las tierras y con las pertenencias de estas mujeres. En el caso de Juana de Arco –que fue
    condenada a la hoguera- era una mujer revolucionaria, de armas llevar, no eran las mujeres más
    débiles y las más sumisas, sino justamente las más luchadoras. Otro castigo que se les daba era el
    exilio que tampoco es novedoso, es una réplica del ostracismo que se llevaba a cabo en Grecia,
    otra manera era la manifestación penitente en los actos de fe, obligarlas en determinada manera a
    algunas creencias, y por supuesto el abandono de las lenguas originales y la utilización de la
    lengua española obligadamente, prácticamente era herejía si no se creía en la religión cristiana”.

-   “Yo voy a hablar un poco de la condición de las esclavas negras en América. Para contextualizar un
    poco había comenzado la migración de esclavos de África hacia América, la mayoría eran hombres,
    las mujeres eran un tercio de esa esclavitud que vino, y no se cumplían los derechos básicos. No
    conocían estos derechos siquiera para poder pedirlos, por lo tanto quedaban ignorados. Después
    vemos que sobre todo el sometimiento es sexual y que las formas de resistencia sobre todo de las
    esclavas, son el aborto y el infanticidio, lo que hacían eran matar a sus hijos o abortar para que sus
    hijos no corrieran la misma suerte que ellas y también para no darle mano de obra a su propietario,
    mano de obra gratis”.

-   “Lo que sí los esclavos hombres eran más valorados, comprados por un precio superior que a las
    mujeres, porque la mentalidad del propietario era pensar en los beneficios que le aportaba el
    esclavo, y no en los beneficios que le aportaba la mujer que era productora aparte de estar
    sometida al trabajo laboral, hacía la parte de reproducción y por lo tanto, traspasaba su condición
    de esclava a sus hijos y daba mucha más mano de obra, que a largo plazo le daba muchos más
    beneficios al propietario que lo que le daba el hombre”.

-   “Veamos como cambio. La clase pasada vimos el rol de las esclavas africanas en África y veíamos
    que en África pagaban más. Las esclavas mujeres eran más caras que los hombres. Ahora el
    cristianismo, impone su propia visión hasta para valorar el mercado de esclavas”.

-   “Las sociedades de las América colonial compartieron con España. La idea de la debilidad del sexo
    femenino. Y heredaron el sistema legal que pretendía proteger a las mujeres de su propia debilidad
    o el abuso de los hombres. Como se suponía la debilidad natural, el sistema legal las ponía bajo
    tutela del padre o del marido. Debían consultar para realizar cualquier actividad económica”.

-   “Lo que dijo recién la compañera, es que había una ideología que creía a la mujer más débil.
    Entonces, no solamente se las ponía bajo la tutela del marido, sino que también, había otra forma
    de someterla, era, a través de la religión, la mujer se la tenía que recluir, tenía que estar vigilada,
    tenía que buscar un refugio en la religión. Muchas veces esto era en un convento, pero no era que
    eran muy piadosas, sino que se las encerraba, porque por alguna razón molestaban por algo que
    decían. Entonces vemos como entra el tema de la religión. Nos acordamos, con este tema de la
    religión, por ejemplo, que Teresa de Ávila era tan inteligente que fue encerrada en un convento.
                                                                                                        33
         Pero que ella lo aprovechó para estudiar, para capacitarse, para leer textos que por ahí estaban
         prohibidos, y mantener otras discusiones filosóficas. Entonces la conclusión de una compañera fue,
         que también ejercieron la resistencia ante esa dominación: la habían encerrado, la habían puesto
         en una celda, pero ella encontró la forma de poder seguir ejercitando su cabeza y facilitando otros
         medios a otras mujeres”.

     -   “También pasaba en los pueblos originarios, que había mujeres que tenían que tener en cuenta el
         rol de la mujer, y que también había mujeres de clase alta que tenían un papel diferente que la
         mujer de clase baja. La campesina va a trabajar activamente, y va a tener un rol económico muy
         importante y la mujer de clase alta va a tener un rol importante en otro sentido, a nivel político y a
         nivel religioso. Pero digamos, en todas las sociedades va a pasar esto, la diferencia de clases va
         hacer una división”.

     -   “Paula Lepiluz fue una esclava negra juzgada dos veces por bruja. Ella tenía el oficio del arte del
         bien querer, preparaba ungüentos, amoreles, etc. Las mujeres de esta época encontraron la
         manera de resistir a través del arte del buen querer, que consistía en la preparación de pócimas. Al
         transmitir estos conocimientos a otras mujeres de la zona, en cierta forma, ejercían el poder
         indirectamente sobre los hombres conquistadores. También resistían a través de sus cuerpos,
         porque en ese espacio, las dueñas eran ellas, dejaban de ser ellas esclavas para ejercer su poder.
         Esta resistencia se da porque era una forma de contrariar a la ética monógama reproducida del
         catolicismo que impedía el goce sexual de la mujer. El sincretismo aparece con todo lo que Paula
         transmitía con su arte del buen querer, porque había logrado fusionar las creencias católicas y
         amerindias y africanas. La idolatría es un modo de interpretar el mundo en todos sus aspectos, se
         relaciona con la economía, lo político, lo religioso y cultural. El orden colonial se oponía a ella
         porque de este modo se podía transformar la realidad en cambio, era una amenaza para el poder
         de los conquistadores, que no podían manejar esa transformación. En conclusión el género
         femenino, siempre busca un espacio, un modo de resistir todo tipo de violencia de la que puede
         llegar a ser víctima. Esto se puede percibir a través del tiempo, en el estudio del rol de la mujer en
         la historia”.

     -   “A nosotras nos tocó la vida conventual. La ética católica de la sociedad occidental pondera a la
         mujer como fuente del pecado original y como portadora de una naturaleza pecadora y promiscua
         que debía ser controlada por los hombres. La forma de sometimiento la encontramos inculcada en
         la fe cristiana, casándolas con los españoles o eligiendo ser monjas. O sea, esta entrada en los
         conventos no era para todas, sino sólo para las españolas, o las criollas blancas. Las mujeres
         indígenas no podían entras, porque según ellos les faltaba preparación espiritual. O sea las
         virtuosas eran las criollas, las españolas y las indígenas eran las promiscuas. En el caso de la vida
         en los conventos allí encontraban educación, protección y satisfacción religiosa. Estaban vinculados
         a la elite colonial, y eso les daba un gran poder económico. Algunas lo hacían por autonomía
         económica, otras por vocación y por resistencia a las estructuras, como por ejemplo Santa Rosa de
         Lima. Santa Rosa de Lima sabemos que es nuestra patrona de América, y ella era una mujer muy
         hermosa, y que bueno ante toda la situación, un día cortó sus largos cabellos, se afeó. El
         gobernador de ese momento la hizo presa porque vivía una situación de resistencia, de rebelión.
         Luego ingresó al convento y desde allí siguió su tarea contra toda la esclavitud que había. Bueno,
         los conventos sabemos que no sólo centros de vida espiritual, sino también centros económicos
         que estaban vinculados social y económicamente a la elite colonial. Las familias que tenían hijas
         que no podían casar o que no podían controlar, las ponían en los conventos, y realmente aportaban


34
       con dinero, hipotecas, propiedades, y así los conventos se convertían en un lugar de poder
       económico realmente importante”.

   -   “Algunas ingresaban al convento para poder estudiar, y de ahí sacar las cosas para poder escribir,
       porque no las dejaban escribir a las mujeres”.

   -   “Sor Juana Inés de la Cruz tenía un amante, cuando él habla con su familia, obviamente la meten
       en un convento, que era la forma de sometimiento en esa época. Entonces ella empieza a
       capacitarse porque tiene a su alcance todos los libros. Su amante, hasta la discusión con ella, la
       provee de los elementos necesarios. Sin embargo es descubierta, y ella se enfrenta al obispo, pero
       antes de enfrentarse su amante le aconseja: “dame tu obra que yo la voy a publicar”, y en un gesto
       inconcebible en esa época, gracias al gesto de su amante, la obra tiene un éxito espectacular. Pero
       Sor Juana es recluida, y le son quitados todos los elementos de escritura y todos los elementos de
       estudio. De ahí en más seguramente, la muerte llego a ella”.

   -   Esto de los conventos, por ahí es la imagen más clara de que un montón de lugares de resistencia
       son los mismo lugares de sometimiento. Que la mujer los resignificaba y los convertía en un lugar
       de resistencia como los conventos, como el cuerpo, que decía una compañera antes para el caso
       de las mujeres africanas. Como es de interesante que las mujeres toman los medios de
       sometimiento y los resignifican para su independencia, al menos, como mujer.

   -   El texto que se llama prácticas abortivas de las indígenas chaqueñas en el siglo XVII. quería
       agregar algo con respecto a este texto que fue muy controvertido. El texto lo que hace, lo que va
       diciendo es que la presión colonial va a ser una de las causas del aumento de los abortos y también
       los suicidios. No obstante lo que va a hacer el autor es comentar que era una práctica que estaba
       extendida antes de la llegada del colonialismo. Lo que va a pasar es que las reducciones se van
       acrecentando. También este texto habla mucho en condicional “parecería, se supone...”, suele
       suceder que los textos hablen así porque son hipótesis, los trabajos son hipótesis.

   -   “A nosotras nos toco el tema educación. Hicimos una síntesis. Entonces, creemos que los temas de
       sometimiento son dos elementos fundamentales: la religión y el hogar. La religión porque desde los
       primeros tiempos fue sometiendo a la mujer a los hechos más aberrantes como tortura y muerte. Y
       el hogar porque los hombres ejerciendo su “paternidad” o su patriarcado también fueron de una
       crueldad increíble, y también sometieron a las mujeres hasta cortarles la vida, sin ninguna
       posibilidad, en esa época, de tener alguna participación, nada más que la de darle hijos y consentir
       que su marido tuviera amantes sin decir absolutamente nada.

        Por otra parte, la falta de educación en la mujer era para lograr una mayor esclavitud. Si no tenían
       las herramientas poderosas que era el conocimiento, eran las esclavas perfectas”.


A modo de conclusión podríamos decir que la conquista provocó una fuerte ruptura en el modo de vida de
los pueblos originarios. En cuanto a las mujeres, la degradación fue triple: en tanto que mujer, en tanto
indígena/ esclava y en tanto pobre. Por otra parte, la explotación en el caso de las mujeres era tanto
económica como sexual.
Las concepciones sobre la mujer europea fueron trasladadas a la mujer indígena. Fueron erosionadas las
tradiciones anteriores que daban a la mujer acceso autónomo a los recursos.


                                                                                                         35
La Iglesia trató de homogeneizar a la mujer, de igualarla a la mujer de la creación. Sin embargo, hubo una
gran resistencia a la conquista, tanto material (aborto, infanticidio) como simbólica (oposición a creencias
europeas impuestas conservando tradiciones, mediante la brujería, etc.)




36
Resumen de la clase:
España: imperio europeo que en 1492 se unificó y alcanzó gran poder.

      Expansión ultramarina española.
      En 1492, Cristóbal Colón llegó a América pensando que se trataba de la India. A partir de sus
       conquistas en el territorio americano, España se convirtió en el imperio más poderoso de la época.
       Colón había llegado a Cuba y las islas del Caribe, lugares en donde se instalaron colonias
       españolas. Desde esta región, se emprendió una campaña de conquista hacia el interior del
       continente, especialmente hacia la zona de México. Los españoles estaban desesperados por
       encontrar oro.
      Hernán Cortés fue quien llegó a México. Allí encontró a la impresionante civilización Azteca.
      Las expediciones al Río de la Plata y al Perú, por su parte, fueron emprendidas desde España. Este
       último fue conquistado muy rápido, debido al interés de los españoles en la región por el mito de “El
       Dorado”.
      A principios del siglo XVI la corona española dejó de hacerse cargo de los viajes al nuevo
       continente. Sin embargo, mandaban adelantados, a quienes otorgaban el permiso de explorar
       nuevas regiones con la promesa de que podrían quedarse con la quinta parte de las riquezas
       halladas. El resto era para los reyes. De esta manera, comenzó a fluir oro americano hacia Europa
      La dominación nunca fue algo obvio. Esto se ve en la conquista de México por parte de los
       hombres de Cortés. Tenotchitlán era una ciudad imponente, debido a que se trataba de una isla
       artificial edificada por el pueblo azteca. El conquistador llegó con apenas una decena de hombres.
       Los aztecas, por su parte, eran muchos y además eran un imperio guerrero. De esta manera, la
       conquista puede explicarse por la estrategia de Cortés, quien se hizo amigo del soberano,
       Moctezuma, que lo recibió en su palacio y a su vez aprovechó las disidencias internas del imperio
       para tejer alianzas con los pueblos sometidos por el dominio azteca y de este modo poder
       derrotarlos.
      En el caso del pueblo Inca, la conquista se dio de manera similar, pero algunos pobladores huyeron
       de los españoles y formaron el Estado Neoinca, desde el cual resistieron la conquista, pero
       igualmente fueron vencidos, aunque dejando instalado el mito del regreso del Inca.
      A partir de la conquista se dio un gran debate en Europa alrededor de la cuestión si el indígena era
       o no un ser humano. Se convino que tenían alma y por lo tanto debían ser cristianizados. De esta
       manera, los reyes católicos adoptaron como una de las principales puntas de lanza para la
       conquista de América la evangelización de los indígenas, sometiéndolos a una extrema explotación.




                                                                                                         37
Impacto de la conquista sobre los pueblos originarios:

         Dos fenómenos a tener en cuenta:
        Sincretismo: fusión de dos culturas; adaptación de nuevos elementos a las viejas costumbres. Por
         ejemplo, en América hay una enorme veneración de la Virgen María, más que de Dios o de Jesús.
         Esto se relaciona a que, a pesar de que se impuso el cristianismo europeo, éste se adaptó a la
         creencia anterior que daba mucha importancia a las deidades femeninas, en este caso a las diosas
         de la fertilidad.
        Aculturación: desaparición de una cultura por medio de la imposición de otra.
         Un ejemplo de esto se dio en las aristocracias inca y azteca que tomaron los rasgos culturales
         españoles para no perder su rango.


         Los españoles, por su parte, se valieron de una serie de instituciones para organizar el trabajo de
         las poblaciones sometidas para obtener riqueza.
         En el caso de las poblaciones negras, la institución utilizada fue la esclavitud.
         Para las poblaciones indígenas, se usaron diversas instituciones:


      Encomienda: los encomenderos fueron los primeros conquistadores, a quienes los reyes les
       permitían utilizar en el trabajo de sus tierras a los indígenas conquistados.
      Mita: sistema de trabajo forzado y rotativo en las minas. Estaba muy relacionada con las
       reducciones (comunidades indígenas que debían pagar al rey un impuesto en dinero, cosecha o
       mitayos). La mita ya existía antes de la llegada de los españoles pero ellos la resignificaron
       totalmente, cortando la reciprocidad original. Lo único que pagaban era el trabajo de los mitayos, no
       pagaban el transporte ni los otros costos para su mantenimiento. En caso de que murieran, las
       mujeres viudas debían cumplir con el trabajo pero no podían entrar a las minas por ser mujeres.
      Yanaconazgo: el yanacona era un indígena sin comunidad. Ante esta situación, los conquistadores
       lo transformaban en una especie de siervo, mandándolo a la comunidad más próxima a trabajar. El
       yanaconazgo constituyó una gran herramienta de resistencia contra los colonizadores ya que las
       mujeres nativas no inscribían a sus hijos para evitar que fueran a la mita.




38
        DE LA INDEPENDENCIA A LA CONFORMACIÓN DEL ESTADO MODERNO:
                           El Rol de las Mujeres en este Proceso
Temario:

       Características generales del proceso de independencia.
       Propuesta de los gobiernos unitarios y federales.
       Guerras civiles.
       Rol y participación de las mujeres


Contexto histórico:

El continente americano estaba dividido de la siguiente manera: Brasil, colonia portuguesa, Lima, capital del
Virreinato del Perú, Capitanía de Venezuela (que era como una provincia independiente), en el sur la
Capitanía de Chile (otra provincia independiente) y el Virreinato del Río de la Plata, cuya capital era Buenos
Aires. El territorio que hoy conocemos como patagonia Argentina y sur chileno, antes se conocía como la
Araucanía, territorio habitado por diferentes etnias (Mapuches, Tehuelches, Araucanos) que habían sido los
únicos indígenas en toda América, desde el norte hasta el sur, que jamás pudieron ser conquistados por
ninguna potencia europea.
Esto no quiere decir que España no había estado interesada en conquistar el sur, sino que no pudo y tuvo
que firmar tratados de igualdad política con estos pueblos. Es decir que España reconocía a la Araucanía
como pueblo soberano en pie de igualdad a la corona española y así mismo estos pueblos reconocían
como estado soberano a España y a todo su territorio colonial en América.
Los intentos de conquistar este sector comenzaron en el siglo XVI. Cuando los españoles conquistan
Cuzco, capital del Imperio Inca, empezaron las colonizaciones hacia el sur, llegaron a Chile y luego más al
sur y ahí comenzaron las luchas con los araucanos que se extienden a lo largo de un siglo y medio.
Para el siglo XVIII se firmaron tratados muy importantes, porque cuando Chile comienza su proceso
independentista, los araucanos decidieron luchar a favor de los españoles, porque tienen un pacto de
alianza. Si el pueblo soberano de la Araucanía se encontraba amenazado por una fuerza extraña, España
tenía que ayudarlos a mantener su territorio y lo mismo en caso inverso. Entonces cuando los sectores
criollos empezaron a levantar para independizarse, los araucanos pasaron a las filas realistas de los
españoles. Esto es lo que genera que la independencia chilena sea una independencia muy compleja
dividida en etapas y recién en la década del ´20 logre declarar su independencia. Es un proceso bien
complejo y muy original por su contenido indígena.
En 1808 España era aliada de Francia y por eso los ingleses atacaron el Virreinato como una forma de
atacar indirectamente a España. Portugal era aliada de los ingleses. Napoleón, para poder conquistar
Portugal, necesitaba pasar por Francia, ya que por mar no podía debido a la fuerza de los barcos ingleses.
El Virreinato del Río de la Plata estaba conformado por lo que actualmente conocemos por Uruguay,
Argentina, Bolivia y Paraguay.
Cuando Napoleón conquistó Portugal, volvió a sus tropas y, tras el cambio de corona, se reformularon las
alianzas europeas. Esto hizo que el pueblo español se resistiera al nuevo rey francés José Bonaparte,
hermano de Napoleón. Para organizar esa resistencia se crearon las Juntas de Gobierno, pequeños
gobiernos provinciales con una coordinación centralizada en la Junta de Sevilla.
En 1810 los españoles lucharon, se resistieron al dominio francés hasta que finalmente perdieron, cayendo
la Junta de Sevilla.

                                                                                                           39
La Junta de Sevilla era el órgano de gobierno que había reconocido también al Virreinato como gobierno
legítimo, es decir que el virrey de Buenos Aires no respondía al rey francés sino a la Junta de Sevilla. De
hecho, el virrey que vamos a tener para 1810, Cisneros, fue nombrado por la junta.
Cuando llegó a Buenos Aires la noticia de la caída de la Junta de Sevilla se creó un vacío de poder.
Empezaron a surgir planteos con respecto a quién gobernaría Buenos Aires debido a que Cisneros había
sido nombrado por un órgano que ya ni existía.
Cuando se creaban situaciones tan densas, que implicaban una discusión profunda, en Buenos Aires se
llamaba a un Cabildo Abierto, del cual participaban todos los vecinos de la capital. Éstos vecinos eran los
más ricos.
Por resistencia al virrey Cisneros, se logró convocar al Cabildo Abierto, donde se discutiría si mantener al
virrey o crear una nueva forma de gobierno hasta que Fernando VII, que estaba preso, volviera al trono de
España.
Esto es lo que nosotros conocemos como la semana de mayo, donde se da esta discusión. Podemos dividir
en tres grupos a los sectores que participaron del Cabildo.
Por un lado estaban los españoles, los realistas, encabezados por el propio virrey, quienes obviamente
querían mantener las instituciones tal cual como estaban. En un grupo medio, más moderado, dirigido por
Saavedra, se encontraban aquellas milicias criollas que se habían formado a partir de las invasiones
inglesas. Este grupo estaba de acuerdo con crear una Junta de gobierno hasta la vuelta de Fernando VII,
sin ningún otro tipo de cambio institucional, ni económico, ni social en el virreinato. Finalmente estaba el
grupo liderado por Moreno, un joven intelectual, abogado del virreinato, que había estudiado en
Chuquisaca, una de las universidades más importantes de Bolivia. Este grupo era el más radicalizado,
quería crear una junta de gobierno pero no solo eso, sino que también quería aprovechar ese momento de
gran convulsión en el virreinato para llevar adelante una serie de transformaciones económicas y sociales.
En lo que refiere a lo económico estas transformaciones iban dirigidas al libre comercio, para romper con el
sometimiento al régimen de monopolio con España. En cuanto a las reformas sociales, Moreno buscaba,
influido por las ideas de igualdad y de fraternidad de la Revolución Francesa, crear una sociedad de iguales
donde no hubiera más esclavitud, donde los indígenas no fueran explotados en la mita y en la encomienda,
donde no hubiera más nobles, etc.
Los seguidores de Moreno eran sobre todo pobres, intelectuales. El morenismo estaba conectado también
con los sectores conocidos como Orilleros o Chisperos, aquellos que estaban a orillas del Río de la Plata,
sectores más populares.
La semana de mayo se va a definir a través de la acción de estos grupos. Una vez que se había votado la
creación de una nueva Junta de gobierno, debía elegirse también un presidente. En esa votación ganó
Cisneros. Disconformes con este resultado, Moreno y Belgrano le pidieron a French y a Beruti que fueran a
buscar a los chisperos para ir armados al cabildo a “presionar” para que volviera a realizarse la votación.
Situación de mucha tensión que logró saldarse con la elección de Saavedra como presidente.
A partir de la conformación de esta primera Junta, integrada sobre todo por un sector criollo, revolucionario,
vamos a ver qué dos grupos quedaron dirigiendo la revolución, una revolución que por el momento luchaba
contra el dominio extranjero y contra el absolutismo de un rey.
En Europa era muy común tener reyes con poder absoluto, es decir, reyes que concentraban
absolutamente todo el poder del gobierno, sobre las leyes, la justicia, y la ejecución de todo.
La revolución entonces nació con estos ideales, contra el dominio francés y contra el absolutismo
monárquico. Los sectores que dirigieron esta revolución son el morenismo y el saavedrismo.
Es importante ver desde aquí hasta 1815 /1817 (año de la declaración de la independencia del Virreinato)
cómo se desenvolvieron estos dos grupos para notar en qué desembocó este proceso. No significaba los
mismo que uno u otro lo dirigiera, pues ahí se ponía en juego el futuro de nuestro país y la realidad de sus
habitantes en ese momento.

40
El saavedrismo principalmente representaba a los sectores más conservadores de la población criolla. Eran
estos sectores que quedaron bajo mucha tensión con la Corona española porque no podían acceder a los
cargos más importantes del poder virreinal, porque no podían comerciar con España por el monopolio
comercial ya que los comerciantes monopolistas eran españoles. Es decir, era un sector criollo de la elite,
de los sectores más ricos y de las milicias criollas creadas a partir de las invasiones inglesas. .
El grupo morenista en cambio, estaba integrado por diferentes sectores. Sus principales dirigentes eran
pobres e intelectuales, otros de sectores altos como el caso de Belgrano (que venía de una de las familias
más ricas de Buenos Aires) y otros de sectores medios, como el caso de Moreno, French o Beruti. Ese
grupo era el más radicalizados e influenciados por lo que había sido la Revolución Francesa, una
experiencia muy novedosa para la época, que había instaurado una de las repúblicas, por 1793, más
revolucionarias y con mayor transformación social, que después fracasaría con la llegada de Napoleón.
Estas dos fuerzas estuvieron en tensión hasta 1815 y sobre todo porque el grupo morenista, que se fue
radicalizando aún más en ese proceso, empezó a impulsar con más fuerza la idea de una posible
independencia. Veían el proceso europeo no bajo una posible monarquía constitucional o un gobierno un
poco más amplio sino bajo un nuevo absolutismo y ante eso el grupo morenista pensaba cada vez más
fuerte en la idea de independencia como única forma de conseguir un gobierno democrático y popular.
Las ideas morenistas eran liberales, libre cambio, igualdad antes la ley, etc, ideas que hoy no parecen
revolucionarias pero que en la época si lo eran porque recién surgían.
En esta primera junta, a pesar de que Saavedra era el presidente, la mayoría de sus integrantes eran
morenista. Esto explica porque a partir del grupo morenista se pudo volver a votar y así imprimir este
carácter a la Junta.
Desde el momento mismo en que se conformó la Junta comenzaron las tensiones, pues Saavedra siendo el
presidente pero sabiendo que no tenía la mayoría en el gobierno, intentaba cambiar la correlación de
fuerzas. Como mecanismo avisó a las provincias que conformaban el virreinato que se había sucedido una
revolución en Buenos Aires y que esas provincias debían jurar fidelidad al nuevo gobierno de Buenos Aires
y convocar a representantes de cada una de ellas para que integraran esta Junta de gobierno. De esta
manera se aseguraba los votos de los representantes provenientes de las elites del interior y más
conservadores en su estilo.
Saavedra logró al año siguiente, integrar a estos representantes y ante esta situación Moreno renunció a la
Junta. Lo enviaron a una misión diplomática en Inglaterra donde murió misteriosamente.
Este dominio del saavedrismo, de las elites criollas, que buscaban tener una mayor autonomía con respecto
a España, pero no independizarse, duró hasta 1812, época en la que llegaron San Martín y Alvear a Buenos
Aires. Ellos venían de España, eran militares, prácticamente se habían criado allí, y a partir de la
experiencia de haber vivido la resistencia española el dominio francés de Napoleón, vinieron a Buenos Aires
en una agrupación secreta que se llamaba Logia Lautaro, con el proyecto y la idea básica de independizar
América.
Esto es importante ya que da cuenta de que estaba creada una identidad nacional del tipo americanista. No
existía la distinción entre virreinatos, sino que todos se sentían americanos. A lo sumo además de esta
identidad americana podía existir una identidad de la patria chica, del pueblo o la provincia donde uno
habitaba.
Cuando llegó San Martín con sus militares de España formando esta logia secreta, se puso en contacto con
los viejos seguidores de Moreno, que habían formado otra agrupación llamada la Sociedad Patriótica, se
unieron, dieron un golpe de estado al gobierno saaverdrista de corte conservador y crearon lo que se llamó
el Segundo Triunvirato, un gobierno de tres personas que representaban a los sectores criollos que querían
una mayor transformación social en América, de ahí que se convocó a una asamblea ( conocida como la
Asamblea del año 13) cuyo principal objetivo era independizar el Virreinato del Río de la Plata ya en ese
año. Pero se vio impedido por tensiones en el mismo grupo de la logia, sobre todo con Alvear que no creía
que fuera el momento de entrar en tanta tensión con Europa. Entonces la independencia se postergó pero
                                                                                                         41
sí se logró redactar una cantidad de leyes tendientes a la igualdad social como la Ley de la libertad de
vientres (menciona que los hijos de esclavos van a nacer libres), la anulación de los títulos de nobleza, la
eliminación del trabajo forzado indígena. (Ya no iba a haber ni mita ni encomienda ni yanaconasgo) Además
surgieron los primeros símbolos patrios como el escudo nacional, el himno, etc.
El himno argentino completo habla de América, no está hablando de la Argentina.
Argentino, es un gentilicio que se usaba en la época de la colonia, viene de argento, que quiere decir plata y
como esta era una zona, sobre todo la boliviana, rica en plata es que toda la gente que habitaba en el
virreinato y que su vida estaba muy relacionada a la circulación de este metal, se le decía argentino.
A pesar de que en 1913 el sector más radicalizado logró alcanzar el poder, ya empezaban a tener tensiones
dentro de ese mismo grupo, sobre todo con Alvear, que era la otra figura pesada de la Logia Lautaro. Es él
quien comenzó a poner más frenos a la independencia y a profundizar un movimiento más radical por temor
a la respuesta de Europa.
Entre estas tensiones es que llegamos finalmente a 1816, donde Alvear perdió su poder por su política
antipopular. Tenemos que pensar que la mayoría de los soldados revolucionarios que iban a la guerra hasta
1916, iban voluntariamente.
En la historia de Juana Azurduy, notamos que toda su tropa estaba conformada sobre todo por indígenas
de sectores del pueblo, ella los reclutaba voluntariamente y les ofrecía una vida dura, con hambre, con la
vida todo el tiempo en peligro y todo por un ideal. Sin embargo Juana Azurduy siempre lograba reclutar a
esta gente, por su carisma y la fuerte convicción en sus proyectos.
Es interesante el proceso de independencia del Río de la Plata, porque además de ser una de las primeras,
logró independizarse y mantener su independencia. Muchos países, como por ejemplo Chile, México, Perú,
el movimiento Bolivariano en Venezuela, etc, se independizaron, pero frente un avance español el proceso
daba marcha atrás hasta que lograban independizarse nuevamente.
No es casual que en 1810 haya empezado el movimiento revolucionario en Buenos Aires, había comenzado
en todo América y justamente por la caída de la Junta de Sevilla.
El vacío de poder se creó en Buenos Aires y en el resto de América.
Cada región encontraba la solución ante ese problema. Había regiones más conservadoras, porque tenían
muchos más intereses para proteger, como Lima, donde había una elite criolla muy fuerte y poderosa
económicamente, que temía cualquier tipo de cambio. Lo mismo pasaba en Bolivia y México, casualmente
son los países que más retardaron sus independencias. También porque al momento de realizarlas, las
hicieron por una cuestión de interés de estas elites. En el caso rioplatense no sucede eso, la revolución
irrumpió con mucha fuerza y acompañada por los sectores populares, y esto era muy extraño para la vida
política de la colonia americana. Esto logró desarrollarse de esta manera en Buenos Aires por la
experiencia de las invasiones inglesas, que ya habían involucrado al pueblo.
El 20 de diciembre de 2001 hubo una convulsión social tremenda que termina derrocando a un presidente y
su ministro de economía. Eso dio lugar a la creación de asambleas populares, las organizaciones sociales
crecieron y las que ya existían empezaron a tener un montón de capacidad para generar nuevas
actividades. Consecuentemente el 2002 y 2003 fueron años de gran actividad política de todo nuestro
pueblo.
Acá sucede lo mismo, 1806 y 1807, para tratar realmente de imaginarlo, se puede pensar como el 20 de
diciembre, con todas las diferencias que existen.
Si vamos a 1810 podemos ver que había una población dispuesta por una práctica anterior, que estaba
comprometida con su realidad político-social y dispuesta a participar.
Esta característica de nuestra revolución fue bien especial e importante para mantener la independencia
una vez declarada, porque el pueblo iba a estar custodiándola.
En 1816 cambia la problemática política. Una vez concretada la independencia el problema pasó a ser la
forma de gobierno que se emplearía. Aquí es donde empieza la discusión de adoptar un gobierno federal o
un gobierno centralista.
42
El gobierno centralista era un gobierno electo por el pueblo, porque esto iba a ser una república, donde se
iban a elegir las autoridades nacionales que iban a gobernar desde Buenos Aires, pero además iban a
elegir a los gobernantes de todas las provincias e iban a dictar las leyes de todas ellas.
En el modelo federal los habitantes elegirían a las autoridades nacionales, que iban a dictar las leyes
nacionales, la constitución nacional. Pero además los pueblos provinciales elegirían a sus gobernantes, sus
leyes, su constitución, etc.
En 1916, una vez declarada la independencia, el objetivo de la lucha se dividió en dos partes. En una parte
lucharían los que querían imponer un gobierno centralista y en otra parte los que querían un gobierno
federal.
El federalismo estaba impulsado principalmente por la Banda Oriental a través de Artigas, fundador del
federalismo en el Río de la Plata, cuya influencia llegaba hasta todo el litoral Argentino.
El centralismo era el gobierno que efectivamente estaba gobernando después de la declaración de la
independencia, y era el gobierno de lo que se llamó el Directorio, que se concentraba sobre todo en Buenos
Aires. Estos dos bandos luchaban militarmente entre ellos para ver cual se imponía, pero a su vez seguían
luchando para recuperar las provincias que todavía no habían podido ser liberadas, como por ejemplo el
Alto Perú.
Paraguay, para ese entonces, ya estaba funcionando como una provincia autónoma. Cuando Belgrano llegó
a Paraguay en 1811 para avisar que se debía Jurar fidelidad a la nueva Junta, Paraguay ya había creado la
suya y ya se estaba gobernando. Se enfrentaron militarmente y Belgrano perdió esa batalla pero, sin
embargo, logró firmar con la Junta Paraguaya un tratado de amistad. En éste, Buenos Aires se
comprometía a respetar la autonomía paraguaya y Paraguay iba a ayudar con tropas a extender la
revolución de Buenos Aires.
De 1810 a 1820 nuestro pueblo vivió una década de constante lucha, de una guerra revolucionaria, con
todo lo que eso implica y toda una población involucrada en esta guerra. Esto significa muchas cosas:
militarización de la sociedad, la cotidianidad de la guerra. Así es que las prácticas sociales, culturales,
políticas y económicas también cambiaron.
Después de 1820, las tropas federales del litoral, con López y Ramírez al frente, lograron derrotar al
gobierno centralista del Directorio, y es prácticamente el fin del centralismo en nuestra historia. Lo que no
lograron fue convocar inmediatamente a un Congreso Constituyente que pudiera dar una unidad nacional a
esas provincias.
La historia desde 1820 hasta 1862, se caracterizó por una historia de provincias autónomas entre sí, donde
cada una tenía su gobernador, pero no existía un gobierno nacional que las unificara. Lo único que las
unificaba era su historia, parte de su cultura y los pactos que se fueron firmando a lo largo de los años.
Estos diez años de revolución cambiaron la sociedad, pues la sociedad se militarizó. De ahí el surgimiento
de Quiroga, el Chacho Peñalosa, Dorrego, Bustos, Varela, etc. Todos ellos caudillos gobernadores de sus
provincias, que llegaban al poder a través de su carisma y encontraban sus lazos con el pueblo a través del
conocimiento de su lengua, su cultura, sus prácticas y su forma de vida. Muchos de estos caudillos eran
gente del pueblo que se había enriquecido a través de la guerra.
Las luchas que se dieron entre 1820 y 1842 referían al proyecto político del país. Un país ya no centralista,
a pesar de estar gobernado en los últimos años por estos caudillos federales. Un país autónomo, con un
corte más americanista, un proyecto que abarcara a todos los sectores sociales o un proyecto concentrado,
vinculado a la elite comercial de Buenos Aires y su puerto que beneficiara sólo a un sector, destruyendo las
economías regionales.
Podemos hablar de tres tipos de federalismo: el federalismo de Buenos Aires, el del Litoral y el del interior.
El federalismo de Bueno Aires era claro, quería la autonomía provincial, gobernarse ella misma para
mantener dentro de su territorio el puerto, que le daba tantas riquezas, y mantener asimismo una política de
puerto único, es decir, que las potencias extranjeras pudieran comerciar solamente con Buenos Aires y no
así con Rosario o Paraná, que también tenían puerto.
                                                                                                             43
El federalismo del Litoral, quería el libre comercio al igual que Buenos Aires, en desmedro de las economías
del interior pero quería también la navegación de los ríos interiores.
El federalismo del interior podía subsistir en la medida que desarrollara un proyecto nacional que incluyera a
todo el territorio y a América en general.
Entonces después de 1817 nos encontramos con la lucha del centralismo contra el federalismo, que termina
en 1820 con la guerra revolucionaria y ahí se abre el abanico de federalismo que son los que entran en
disputa. Paradójicamente esta lucha la ganó un bando que no es federal, es liberal.
Urquiza, caudillo de Entre Ríos, es quien dirigió las tropas que derrotaron a Rosas en 1852, cuya
popularidad en su provincia puso a Urquiza en la necesidad de recurrir al ejército de Brasil, al del Uruguay y
a las tropas del federalismo del interior, más los liberales, como Sarmiento y Mitre, para derrocarlo.
La elite de Buenos Aires no estaba de acuerdo con firmar una constitución federal, donde tuviera que
entregar su puerto.
Pasamos de 1852 a 1862, un período en que Buenos Aires se separa del resto de las provincias y tiene una
experiencia independiente. En estos diez años fue creciendo fuertemente la figura de Mitre en esta
provincia, quien se enfrentaría a las fuerzas de la Confederación mediante la batalla de Pavón, una batalla
en la cual Mitre trató de unificar nuevamente a todas las provincias pero bajo las condiciones de Buenos
Aires.
En esta batalla las tropas federales que iban a luchar contra Mitre eran mucho más numerosas y estaban
dirigidas por Urquiza. La hipótesis más fuerte sobre la extraña derrota de Urquiza gira en torno a su interna
política con Derqui, presidente de la Confederación. Como forma de limitar su poder se dejó vencer en la
batalla, pensando también en más adelante tener un nivel de negociación política con Mitre, que
efectivamente tuvo.
Esto es lo ilógico de un proceso donde claramente todas las provincias eran federales y el sentimiento del
pueblo también.
Cuando estalló la guerra del Paraguay en 1865 durante la presidencia de Mitre, éste convocó a las tropas
para ir a luchas y todas las provincias se negaron. Los soldados tenían que ir encadenados a luchar a
Paraguay. Este es el caldo de cultivo que encontró Varela para realizar un nuevo levantamiento federal, en
nombre de la constitución de 1853, que para él no estaba siendo respetada.
Este levantamiento principalmente fracasó porque Urquiza traicionó, pues lo que pedía Varela en todas sus
proclamas, que Urquiza convocara al levantamiento porque era el unificador, el líder del federalismo que
había derrotado a Rosas. Urquiza nunca hizo una proclama. Es más, convocó al reclutamiento de tropas en
su provincia y nunca hubo una deserción tan grande en ninguna provincia de tropas como en la provincia de
Urquiza.
Entonces, el último levantamiento federal surgió en el contexto del rechazo a la guerra del Paraguay, por
tratarse un país hermano, gobernado por un presidente, muy relacionado con el federalismo argentino, que
estaba desarrollando un proyecto de país industrializado, soberano económicamente, de
autoabastecimiento y con gran apoyo popular. Esta guerra duró seis años y Paraguay enfrentó por si solo a
tres países de los cuales dos eran Brasil y Argentina, perdiendo la tercera parte de su población.
Este levantamiento federal buscaba desarrollar un modelo americanista como el paraguayo, de profunda
raigambre popular y se alzó contra Mitre, quien se sabía que llevaría a la Argentina a un rol de semicolonia
inglesa.
Los levantamientos federales fracasaron y finalmente fueron derrotados. Para eso Mitre tuvo que retirar dos
tercios de las tropas argentinas que luchaban en el Paraguay para vencer a las montoneras federales. A
partir de esta derrota vino López Jordán, caudillo entrerriano, quien terminó organizando el asesinato de
Urquiza por haber traicionado el levantamiento de Varela.
En 1871, este grupo federal de Entre Ríos, intentó hacer un nuevo levantamiento a través de la estrategia
de guerra de guerrillas en Santa Fe y Entre Ríos, que duró muy poco porque ya existía un ejército nacional.

44
Es decir, el estado ya estaba logrando definitivamente un monopolio de la violencia, que obrara en contra
de los levantamientos militar que sucediera.
A partir de esta idea de militarización de la sociedad fue una época en que se jugó el destino de nuestro
país, que para 1870/80 va a quedar en manos de los liberales, pero que antes proporcionó un debate
político muy rico, muy interesante y con mucha participación popular.
Dinámica grupal participativa: La participación de las mujeres en la lucha por la Independencia y las
guerras civiles. Mujeres intelectuales.


          Textos:
Juana Azurduy:
Nació en Chuquisaca - Alto Perú (Bolivia) el 12 de julio de 1780.
Heroína de la independencia. Se educo en un convento. Sin embargo la vida rígida de las religiosas, no era
para ella. A los ocho meses la expulsan del lugar. Conoce y se casa con el general patriota Manuel
Ascencio Padilla. Su historia de vida traza un paralelo con la lucha y la guerra de guerrillas del Alto Perú,
bastión de resistencia al ejército español, que impidió el avance de las fuerzas realistas por el norte del
antiguo virreinato del Río de la Plata.
Ella y su marido, lucharon contra las sanguinarias tropas realistas. Luchó con gran coraje en la guerra de la
independencia de su país.
El 25 de mayo de 1809, justo un año antes del alzamiento de Buenos Aires, se sublevó el pueblo de
Chuquisaca. Se destituye al virrey y se nombra gobernador a Juan Antonio Álvarez de Arenales. Es aquí
donde aparece la figura guerrera de Juana. Deja sus cuatro hijos y acompaña a su esposo, ambos
comprometidos en la causa antiespañola, al campo de batalla. Juana fue popular por su coraje desde
entonces hasta la muerte de su marido en 1816, en la batalla de Viloma.
Su acción más famosa se produjo cuando su marido le encomendó la defensa de la hacienda de Villar,
mientras él dirigía un ejército hacia la región del Chaco. Los realistas atacaron Villar para cortar la retirada la
general Padilla, y Juana lo defendió con sólo treinta fusileros. En uno de los asaltos mató ella misma al jefe
de la fuerza enemiga y le arrebató una bandera que luego presentó a su esposo. Cuando San Martín se
hace cargo del Ejercito del Norte cambia la estrategia que Belgrano venía llevando a cabo. Decide
abandonar esa ruta y elige una más segura e innovadora: llegar a Lima por el Pacífico, luego de cruzar los
Andes hacia Chile. Este cambio de estrategia, deja a Juana y a su tropa sin sustentos económicos y
fundamentalmente abandonados a su propio destino. Así, Juana, vio morir a sus cuatro hijos y combatió
embarazada de su quinta hija. Cuando queda viuda y con su única hija, se trasladó a Salta y se unió en la
defensa del Norte bajo el servicio de Martín Miguel de Güemes en donde se convirtió en una valiosa
combatiente junto a él, quien en 1816, obtuvo permiso del director Pueyrredón para designarla teniente
coronel con derecho al uso del uniforme y con todos los privilegios del rango.
Tras la muerte del caudillo, sin mas combate, quedó carente de recursos para volver a su patria.
Su vida transcurrió en Salta reclamando inútilmente a Bolivia sus bienes confiscados. Recién en 1825, el
gobierno salteño le otorgó dinero para su regreso.
Cuando Manuel Isidoro Belzu asume la presidencia le otorga una pensión, pero solo le fue pagada durante
algunos años.
Ya anciana, vende la hacienda que le quedaba en Cullcu y sumado a su pobreza se encuentra sola, debido
a que su yerno es trasladado a trabajar fuera de la ciudad, para donde también parten su hija y nieta.
El 25 de mayo de 1862, cuando estaba próxima a cumplir 82 años. Su cortejo fúnebre estuvo integrado por
unos pocos indios que llevaron el ataúd, el cura y el joven Indalecio Sandi, bisnieto de su hermana Rosalía,
con quien compartió sus ultimo días.

                                                                                                                45
MARÍA MAGDALENA GÜEMES DE TEJADA:

Nació en Salta, el 11 de diciembre de 1787, del matrimonio conformado por doña María Magdalena
Goyechea y de la Corte y por Gabriel Güemes Montero, tesorero de la Real Hacienda. El General José
María Paz en su libro “Campañas de la Independencia” (memorias póstumas), la describe como: “...mujer
ambiciosa, intrigante y animosa, al paso que dotada de garbo y hermosura...” Según Bernardo Frías era “...
arrogante y hermosa, que durante el gobierno difícil de la guerra, habría de llevar la armonía a las pasiones,
la prudencia y el acierto en los consejos, la luz en los momentos más delicados del peligro y una sagacidad
e inteligencia nobles y generosas en la diplomacia, acompañado todo ello de la seducción y el encanto que
se desprenden de la mujer inteligente y culta. (Historia del General Güemes – Bernardo Frías – Tomo I –
Página 482).
Macacha, su apelativo popular, contrajo enlace matrimonial en octubre de 1803, a los 16 años de edad, con
don Román Tejada, perteneciente a una antigua familia de Salta, de clase principal que integraba una larga
nómina de familias realistas.
Roberto Vitry en su libro “Mujeres Salteñas”, (páginas 139 y 140) cuenta que “... su acción a favor de la
causa patriota se inició poco después de la Revolución de Mayo, cuando convirtió su casa en taller de
confección de uniformes para los soldados de la partida de observación organizada por su hermano. A partir
de entonces fue su más entusiasta colaboradora y supo sacar partido de su noble inteligencia y posición
para desempeñar tareas arriesgadas, especialmente cuando los realistas ocupaban la ciudad de Salta y
Güemes los combatía con todos los medios a su alcance. Dotada de gran habilidad política, la puso al
servicio de su hermano en los momentos más difíciles, como en 1815, cuando gracias a sus gestiones se
llegó a la paz de Los Cerrillos, luego de la delicada situación entre Güemes y las fuerzas de Buenos Aires al
mando del General Rondeau.
Cuando el general realista La Serna intentó sobornar al general Martín Miguel para que se retirase de la
lucha o para que se mantenga neutral, proponiéndole a cambio llevarlo a España, educarle a todos sus hijos
a costa del Estado, condecorarlo, darle el título de Marqués y Grande de España y a más de todo esto un
millón de pesos.
Para lograr su propósito La Serna “... Encargó al Jefe de su Estado Mayor don Jerónimo Valdés, pasara a
verla (a Macacha) y pusiera todo su empeño en hacerla acceder para que lo acompañara al campamento de
su hermano, sirviendo de mediadora, como contaban lo había sido con Rondeau en otra emergencia.
Resistió cuanto pudo... Pero era casada con un hombre célebre en las sociedades del norte por su
descarado cinismo, don Román Tejada, que pertenecía a una familia de marcado sello realista “... Lo que no
pudo conseguir con Macacha lo logró con su esposo Román Tejada, quien lo llevó hasta el General
Güemes, donde Valdés puso el pliego con la propuesta en manos del Jefe Patriota. Este lo leyó rechazó y
despreció el ofrecimiento en forma categórica.
Referirse a Macacha Güemes es hacerlo acerca de una hidalga mujer de Salta, que trabajó
incansablemente al lado de su hermano, el Héroe Gaucho, para garantizar la emancipación de los pueblos
de este continente. Su aporte a la causa patriótica ocupa un importante lugar en la historia de su tierra y su
vida con el tiempo se convirtió en una leyenda para el sentir de su pueblo. Macacha en esta evocación
representa a muchas valerosas mujeres que ofrendaron generosamente su existencia al servicio de la
patria.
Güemes se encontraba con ella cuando una partida realista lo atacó e hirió, en Salta, el 7 de junio de 1821,
causándole la muerte en pocos días después. Macacha continuó participando en los sucesos políticos de la
provincia, con la audacia que la caracterizaba. Fue muy querida por el pueblo debido a la generosidad con
que ayudaba a los necesitados. Falleció en Salta el 7 de junio de 1866.
                                                                      Por el Poeta Miguel Eduardo Cevallos.
46
VICTORIA ROMERO DE PEÑALOSA:

Esposa del caudillo riojano Ángel Vicente Peñaloza, el “Chacho”, a quien acompañó en sus campañas
militares. Según la tradición, era mujer de temperamento varonil e independiente, que no vacilaba ante el
peligro. Nació en la Costa Alta de La Rioja, donde su figura se había hecho legendaria. Los habitantes de la
provincia sentían por ella el mismo cariño que por el Chacho, pues ambos compartían las penurias de los
desheredados. En la batalla del Manantial, librada por el Chacho contra fuerzas federales en 1842, Victoria
realizó una hazaña que cimentó su fama. En medio de la lucha, viendo a su marido acorralado, se lanzó en
su ayuda. "Debió su vida -escribió José Hernández en su biografía de Chacho- al arrojo e intrepidez de su
mujer, quien, viendo el peligro en que se hallaba, reúne unos cuantos soldados y poniéndose a su frente se
precipita sobre los que atacaban a Peñalosa, con una decisión que habría honrado a cualquier guerrero". El
gesto le valió recibir un feroz sablazo sobre su cabeza, causándole una herida desde la frente hasta la
boca. El capitán Ibáñez la salvó matando al heridor. La tremenda cicatriz desfiguró el rostro de Victoria, que
la disimulaba cubriéndose el rostro con un manto. La copla popular aludía así al hecho: "Doña Victoria
Romero, / si usted quiere que le cuente, / se vino de Tucumán / con una herida en la frente". No por ello
dejó de acompañar a su marido en la paz y en la guerra. "La esposa del Chacho venía con frecuencia al
campamento y al combate -dice Eduardo Gutiérrez- , a partir con su marido y sus tropas los peligros y las
vicisitudes. Entonces el entusiasmo de aquella buena gente llegaba a su último limite y sólo pensaban en
protestar a la Chacha, como la llamaba, su lealtad hasta la muerte". En 1863 el Chacho se encontraba en
Olta, La Rioja, buscando por fuerzas nacionales que tenían la misión de castigar al caudillo sublevado, y
pese a que se había rendido, fue ultimado de un sablazo en presencia de Victoria. Ésta, junto con su hijo
adoptivo, fue tomada prisionera y posteriormente liberada. Se ignora la fecha y lugar de su muerte.

DOÑA LORETO - Prof. Ercilia NavamueL

Fue una de las damas salteñas que desempeñaron una importante función en la guerra por la
emancipación, haciendo de correo para los patriotas. Era de fina belleza, cabellos oscuros y ojos claros. Su
esmerada educación le permitió desenvolverse en las más altas esferas sociales a la que pertenecía,
entrando en amistad con la oficialidad del Ejército realista sin que estos se percataran de su doble vida.
Nació el 3 de enero de 1777 en Salta y murió ya viuda y centenaria el 10 de agosto de l870. Era hija de Don
Ramón Sánchez Peón, hábil comerciante natural de Asturias y de Doña María Antonia Avila. Se casó con el
patriota Pedro José Frías. Su descendencia, también se destacó desde temprana edad en la lucha por la
independencia, Eustaquio y Pedro Frías, con quienes formó un sólido equipo.
Durante la guerra casi todos los hombres se ausentaron de Salta, muchas familias migraron, quedando en la
ciudad solo valientes mujeres, niños y mayores con impedimentos físicos. Sin embargo, Salta era famosa
por la actividad social, por sus fiestas y cultura, este ritmo no se interrumpió, ya que los realistas disfrutaban
y admiraban este ambiente, organizaban bailes a los que asistían las jóvenes salteñas. Según testimonio del
General Tomas Iriarte, quién describe a la sociedad salteña como muy culta, amable y dada a las fiestas,
habitaban bellas mujeres, casándose muchas con oficiales realistas.
María Loreto, dirigió a un grupo de distinguidas damas, sus amigas de mayor confianza, entre las que se
hallaban Doña Juana Moro de López, Petrona Arias y Juana Torino, entre otras valientes “Bomberas”, que
ayudadas por sus hijos pequeños y sus criados espiaban al enemigo realista e informaban a los patriotas,
aprovechando de su sociabilidad y afición a las fiestas.
Así, Doña María Loreto, secretamente pasó a ser la Jefa de Inteligencia de la Vanguardia del Ejército del
Norte y como tal autora de un plan continental de “Bomberas” que fue aprobado y autorizado por el General
Güemes. Para cumplir con ello se contactó con otros patriotas del Norte, como Antonio Álvarez de Arenales
y Juana Azurduy de Padilla.
                                                                                                              47
En estas actividades estuvo Doña Loreto desde 1812, en tiempos del General Belgrano, hasta 1822, en todo
el periodo de la Guerra Gaucha con el General Güemes.
Para conseguir su objetivo, vendía pan y pastelillos al ejército realista, a la hora de pasar lista, se sentaba en
un rincón, en cuclillas, como lo hacían las criollas, silenciosamente tomaba conociendo de la cantidad de
soldados que había, llevando cuenta en dos bolsitas de maíz, una para los presentes y otra para los
ausentes.
En el hueco de un árbol, a orillas del río Arias, depositaba los mensajes para el Coronel Luis Burela y
retiraba los que le estaban dirigidos a ella.
Como muestra de su valor, se cuenta que en 1817, el General La Serna, había planeado una entrada al
Valle Calchaquí y para distraer a los salteños organizó un baile, pero Doña Loreto allí se entera por boca de
un oficial encandilado con su belleza, de la mentada expedición. Sin demora y aun siendo de noche, monta
un caballo y da aviso a los patriotas, que pudieron organizar la defensa y derrotar al enemigo.
En otras oportunidades, vestida de gaucho, de noche salía a cabalgar internándose en el monte, por
senderos solo por ella conocidos, para encontrarse con sus compañeros de causa.
Disfrazada de india, se sentaba en los portales a vender pasteles y espiar. Sus criados llevaban a las
“Bomberas” sus mensajes.
Los realistas entraron en sospechas de las actividades de las damas salteñas y comenzaron a vigilarlas. Así
es como pasó Doña Loreto la experiencia de estar presa en el Cabildo, mientras su Esposo estaba en
Guachipas y partía hacía allí la expedición realista. Las “Bomberas” inmediatamente se organizaron para dar
aviso.
Su firme convicción por la causa patria, no le permitió flaquezas, efectuando actos increíbles para la época y
para una delicada Dama.
Así pasaron los años, terminó la guerra por la independencia y comenzaron las civiles entre unitarios y
federales. Doña Loreto, siempre activa, fue testigo de la organización constitucional y modernización del
país en la segunda mitad del siglo XIX. Seguramente, su longevidad fue fruto de su agitada vida y sabia
discreción.


JUANA MANUELA GORRITI - Por Ricardo E. Brizuela
La vida de Juana Manuela Gorriti fue una novela y anticipó en la historia la proyección de una mujer
conduciendo un pueblo.
Nació en 1819 en Salta, donde su familia tenía gran predicamento económico y político. Su padre, José
Ignacio de Gorriti fue militar, político y economista – abogado y teólogo recibido en Córdoba – que poseía
una de las más importantes bibliotecas de su época y se constituyó en héroe de la independencia argentina.
Derrotado por don Juan Manuel de Rosas – a quien se le opuso – murió en Sucre, pobre y desilusionado.
Manuela vivió los avatares de esta lucha, luego de su paso por los conventos donde fue educada. Se casó
en Bolivia con un militar, Manuel Isidoro Belzú, hombre de origen humilde, carácter violento y gran carisma
popular. Fue apodado “el Mahoma de Bolivia”.
Belzú se hizo de la presidencia de su país en un período de profunda agitación y gobernó arbitrariamente
exaltando a las masas indígenas. Manuela se distanció, llevó a sus dos hijas e instaló su hogar aparte. En
tanto Belzú, al cabo de unos años dejó el gobierno, se radicó en Europa y fueron famosos sus pasos de
potentado en París. Mariano Melgarejo, en ese lapso, inauguraba en Bolivia un régimen de represión contra
los indios. Belzú de regresó de su estadía europea, los aglutinó en torno a su liderazgo, derrotó al presidente
y se instaló en el palacio de gobierno.
En esta circunstancia Melgarejo – introducido subrepticiamente en la residencia – lo asesinó.
Aquí es donde surge Manuela - reclamada por la misma masa que seguía a Belzú - y se constituye en líder;
rescata el cadáver de su marido, lo vela y lo sepulta; y se pone al frente de la revolución.
Esta fracasó y Manuela debió refugiarse en Lima.
48
Allí inaugura otra etapa de su vida: se dedica por entero a su vocación literaria y mientras desarrolla un
trabajo prolífico en este terreno, concita en torno a ella a la intelectualidad peruana. La misma experiencia
llevó a cabo en oportunidad de vivir en Buenos Aires. Publicó varios libros y sus cuentos fueron incluidos en
revistas de Madrid y París.
Murió el 6 de noviembre 1892. Sus críticos acuñaron una frase para catalogarla: “el temperamento más raro
poseído por mujer alguna nacida en la República Argentina”.
Otros literatos de esa generación ni con los del ’80, aunque por edad atraviese ambos períodos y comparta
con ellos la preocupación por el país o el ansia de viaje. Carlos M. Urien le asegura en septiembre de 1875:
“El día en que se escriba la historia de la literatura americana, el nombre de Juana M. Gorriti descollará al
lado del de Varela, Echeverría, Mármol y toda esa pléyade de escritores ilustres, que han enriquecido con
sus composiciones el catálogo de las letras argentinas” . Sin embargo, su nombre queda en la serie de Rosa
Guerra, Juana Manso, Eduarda Mansilla, Josefina Pelliza… Pareciera que, menos que el hecho de ser algo
joven para la del ’37 y algo vieja para la del ’80, su condición de mujer y además provinciana le impide ser
incluida en una “generación”. Para mujeres, porteñas como Mariquita Sánchez; para provincianos, hombres
como Sarmiento.



MANUELA PEDRAZA
 Fue una heroína de la Primera Invasión Inglesa. Los días 10, 11 y 12 de agosto de 1806 se combatió
encarnizadamente en las calles de Buenos Aires para reconquistarla de manos de sus usurpadores
ingleses. Todos participaron en la lucha, las mujeres con el mismo fervor que los hombres.
 Cuando el combate había llegado a su culminación en la plaza mayor (hoy Plaza de mayo), donde las
fuerzas al mando de Liniers trataban de tomar la Fortaleza (hoy Casa Rosada), una mujer del pueblo se
destacó entre los soldados, uno de los cuales era su marido, a quien había resuelto acompañar.
 La metralla no la acobardó. Por el contrario, se lanzó al lugar de mayor peligro siempre al lado del soldado
de patricios, con el que formaba una pareja de leones. El hombre cayó atravesado por una bala. Manuela
tomó su fusil y mató al inglés que había disparado sobre él.
Pasada la lucha, el general vencedor la recompensó con el grado de alférez y goce de sueldo. En su parte
dirigido a la metrópoli decía: "No debe omitirse el nombre de la mujer de un cabo de Asamblea, llamada
Manuela la Tucumanesa (era nacida en Tucumán), que combatiendo al lado de su marido con sublime
entereza mató un inglés del que me presentó el fusil".
 Manuela termina mal psicológicamente y en la miseria. Una calle de la ciudad que ayudo a reconquistar
lleva su nombre.


MARTINA CÉSPEDES:
En las históricas calles de San Telmo, los vecinos resistieron las invasiones inglesas de principios del siglo
XIX, rechazando a los invasores con distintas metodologías. Los atacantes sufrieron en algunos casos
virulentos combates y muchos de ellos recibieron desde las ventanas aceite hirviendo. En San Telmo
Martina Céspedes consiguió el grado de Sargento Mayor, con derecho a usar uniforme por los servicios
prestados al Buenos Aires colonial, después de un hecho muy particular:
Hizo entrar en su pulpería de la calle Humberto 1º entre Balcarce y Defensa, a 12 soldados ingleses, a
quienes ayudó a emborracharse. Los atacantes ingresaban al hogar seducidos por las hijas de Martina. A
medida que iban sufriendo el efecto del alcohol los desarmaba y luego de maniatarlos, los encerraba en el
sótano y en distintas habitaciones. Martina Céspedes tomó como prisioneros a 12 soldados y entregó 11 a
las autoridades locales. El otro se salvó porque la hija de Martina se enamoró y no fue entregado. El
romance terminó en casamiento.
                                                                                                           49
  DOÑA ENCARNACIÓN EZCURRA:
   Doña Encarnación Ezcurra nació también en Buenos Aires el 25 de marzo de 1795. Se casó con Rosas el
  16 de marzo de 1813. Fue la más fervorosa colaboradora de su marido, por quien sentía una verdadera
  devoción. Actuó en forma brillante en las circunstancias políticas más delicadas y difíciles. Gozaba de una
  enorme popularidad entre los humildes, débiles y desposeídos, a los que protegía y halagaba, recibiéndolos
  en su casa. Llegó a ser el brazo derecho de su marido amado, con esa impunidad, habilidad, perspicacia y
  visión que es peculiar de la mujer. De una lealtad y fanatismo inclaudicables, sin embargo ella sólo inducía,
  sugería, sugestionaba, dueña de una inteligencia exquisita. Rosas se refirió a su esposa así: "digna
  compañera de mis cansados días, mi fina esposa y amiga".
   Actuó en circunstancias difíciles, haciéndose imprescindible para manejar asuntos de gobierno y también
  comerciales. Su intervención fue decisiva en la llamada Revolución de los restauradores, en 1833, que dio
  por tierra con el gobierno de Balcarce y preparo el ascenso de Rosas al poder. Gozaba de enorme
  popularidad entre el pueblo, al que protegía y halagaba, recibiéndolo en su casa, asistida por su hermana
  María Josefa.
   Falleció en Buenos Aires el 20 de octubre de 1838, y su sepelio dio lugar a grandes demostraciones de
  duelo por la desaparición de quien recibiera el título popular de heroína de la santa Federación. El solemne
  cortejo fue acompañado hasta el convento de San Francisco por una doliente multitud de más de 25.000
  personas en una ciudad de 60.000 habitantes.


MARÍA EZCURRA:
 María Josefa Ezcurra, hermana de Encarnación Ezcurra de Rosas (esposa de Juan Manuel de Rosas) y
colaboradora politica federal. Nacida en Buenos Aires el 26 de noviembre de 1785, se casó con un primo
llegado de España, Juan Esteban Ezcurra, que regresó a su país natal después de la revolución de Mayo,
abandonando a su esposa. Allí murió años mas tarde, dejando como única heredera a Josefa. En 1813 tiene
un hijo ilegitimo llamado Pedro, cuyo padre era nada menos que Manuel Belgrano, el creador de nuestra
bandera. Belgrano no lo reconoció, como tampoco su madre, al niño lo adopto y crió Juan Manuel de Rosas.
Fue acompañante de Manuelita Rosas (hija de Rosas) en muchos actos y fiestas y al mismo tiempo se ocupó
de atender a la gente del pueblo adicta al gobierno, manejando los hilos de intrigas políticas como lo había
hecho antes su hermana Encarnación. Falleció el 6 de septiembre de 1856.


RESUMEN DE UN ESCRITO DE BERNARDO FRÍAS
En 1813 el Brigadier Joaquín de La Pezuela, con todas sus fuerzas en Salta y su cuartel general en Jujuy, se
encontraba como clavado y sujeto en aquellas dos plazas sin poder dar paso, ni tener descanso sus fatigas, ni
poseer medios y recursos para nutrir sus hombres que iban acabándose en un diario reñir con el hambre, en
efecto, comenzaba a hacerse sentir de modo alarmante, y a desconsolar a su gente, las enfermedades
mermaban sus tropas y el pánico que hora por hora iba apoderándose de ellas con esta guerra extraordinaria
y nunca vista que se les hacían.
Empeoró más la situación de Pezuela, el hecho que las mujeres, las cuales tenían a sus familiares sirviendo
en el ejército patriota, se convirtieran en espías constantes. Con un sistema organizado de información interior
y de comunicación con los sitiadores de la plaza. Las principales de ellas se habían quedado deliberadamente
en la ciudad, desafiando todos los peligros y todas las penalidades que eran propias de una ciudad sitiada, a
fin de practicar el espionaje en el mismo cuartel enemigo.
Este arriesgado oficio que era la ruina y destrucción de Pezuela, se realizó con un fanatismo extraordinario y
sorprendente.

  50
 Contábanse estas mujeres en todos los rangos sociales; hallándose en la intriga desde la negra esclava hasta
la matrona de mas alcurnia. Hacían parte del grupo principal doña Juana Moro de López; doña Celedonia
Pacheco y Melo, mujer hermosa, y notable á la vez por sus enormes y largas orejas; doña Magdalena
Güemes; doña María Sanchez Loreto Peón; doña Juana Torino, doña María Petrona Arias, joven muy de a
caballo, a quien llamaban la China, quien se encargaba de llevar correspondencia secreta; doña Martina Silva
de Gurruchaga; y doña Andrea Zenarrusa, mujer de Uriondo al mismo tiempo que ésta, figuraba doña Toribia
la Linda, llamada así por su espléndida belleza.
 Estas señoras, que constituían lo descollante en el grupo de las patriotas exaltadas, corriendo con ellas
estaban un abundante número de las mujeres de la plebe que se habían constituido en espías puntuales y
vigilantes "para trasmitir -decía el mismo Pezuela -las ocurrencias más diminutas del ejército real para atizar la
anarquía”.
 No había reunión, ni visita, ni parte emanado del ejercito, o con las familias realistas de su confianza y
amistad donde no se infiltrara su espíritu minador y atrevido, tratando de robar los secretos y dar las alarmas
necesarias, llegando al extremo de entrar en pendencia de amores, aunque con la discreción necesaria si eran
gente de calidad, para seducir oficiales; y si lo eran de la plebe, para hacer desertar soldados realistas.
 Fue resultado de todo esto que se adueñara de los planes y acuerdos del enemigo, estaban al tanto de lo que
pensaba hasta en su lecho el general. Así sus avisos partían sobre verdad sabida y averiguada.
 Sospechada fue doña Juana Moro de espionaje. No se le hallaron pruebas y jactábase ella, después de la
guerra, por la habilidad que supo emplear en todas las invasiones que ocurrieron de no haber sido jamás
descubierta.
  En una oportunidad, sin embargo, los españoles con sospechas vehementes de su conducta, determinaron
incomunicarla, mas de tal manera, que le fuera con ello la vida: emparedándola en su propia casa, cerrándole
con muralla la puerta de salida, á fin de que así quedara más segura y pereciera de hambre. La familia
colindante, dolida de su suerte, horadó la pared medianera, favoreció por allí sus necesidades y le salvó la
vida.
Otras ocasiones hubo así en esta época, como luego en las invasiones subsiguientes, en que bajo el disfraz
de gaucho joven e inocente, penetraba en las plazas de Jujuy y Orán, ocupadas por el enemigo, llevando
partes y trayendo nuevas.
Muchas veces estas mujeres solían dar esperanzas amorosas mostrándose coquetas, pero mostrando sus
dotes distinguidos para no pasar de los límites permitidos. Con estas artimañas sabían arrancar cuanto
secreto militar guardaban los españoles en la plaza.

  Primer antecedente de la prensa de género.
  LA ALJABA, UN PERIODICO ARGENTINO DE MUJERES
  Dedicado "al bello sexo argentino" apareció en 1830 el primer periódico de Argentina editado por
  una mujer. La autora, Petrona Rosendo de Sierra, fue la precursora del periodismo de género local
  En medio de un clima político agitado por enfrentamientos entre unitarios y federales (las dos facciones que
  se disputaban el poder para la organización nacional en la Argentina de 1830), una mujer preparaba
  sigilosamente un periódico de corte literario dedicado a la mujer.
  La Aljaba, que significa carcax (nombre del estuche para llevar flechas), intentaba advertir a la mujer el rol
  social con un único objetivo: cambiar su condición y contribuir a la emancipación cultural del género.
  El nombre de la revista sugeriría pensar "en los artículos como flechas". Esto puede observarse en una frase
  del Prospecto (anuncio y adelanto del contenido de la publicación, más que nada para sus colegas): "La
  Aljaba armó sus flechas antes de que La Argentina pensara hablaros".
  La Argentina fue una publicación que apareció diez días antes de La Aljaba y también se promovía como el
  primer periódico para la mujer porteña, pero fue considerado un fraude periodístico dado que la anónima
  redactora era nada menos que un hombre que militaba para la causa federal.

                                                                                                              51
Además, la edición de La Aljaba hacía más de un mes que estaba entorpecida porque la Imprenta del
Estado, donde se hacía, tenía que concluir otros trabajos.
Este tipo de entretelones hicieron más interesante la propuesta: el periódico hecho por y para la mujer
comenzó a existir concretamente el 12 de noviembre de 1830 y se edito hasta el 14 de enero de 1832. Su
cierre obedeció a problemas de salud de la editora. Además, ella misma dijo entonces que "el estado del
país tiene cosas más importantes de las que preocuparse".
Llegaron a editarse reuniendo un total de entre ocho y diez entregas pro suscripción. En esa época, en
Buenos Aires, no existía la venta callejera de periódicos. La periodicidad de ésta publicación de cuatro
páginas, muy bien impresa y de variada tipografía, era de dos veces por semana, aunque los investigadores
afirman que ello no siempre se cumplió.
"No aplaudida, porque en ello no está su ambición fijada. Ahora aspira a ser leída. Y en otro tiempo
admirada." Estos son los últimos versos del prospecto con que la redactora y editora de La Aljaba, Petrona
Rosende de Sierra, de quien no se conoce mucho, demostraba su gran lucidez a la hora de emprender una
tarea de avanzada en el periodismo argentino.
Un propósito verdaderamente difícil para la época, ya que ninguna mujer había estado en una redacción ni
mucho menos había firmado artículos. "La Aljaba no tiene colaboradores porque no los necesita", decía su
editora Rosende de Sierra fue la precursora en el género periodístico femenino aunque su actuación fue
breve.
Luego de La Aljaba no intentó ningún otro ensayo similar, quizás por no estar dadas las condiciones para
que una iniciativa así se sostuviese. Habría que esperar veinte años (hasta 1852, año en cayó el entonces
gobernador de la provincia de Buenos Aires y hombre fuerte de todo el país, Juan Manuel de Rosas) para
que otra mujer, Rosa Guerra, irrumpa en el periodismo con la publicación La Camelia.
Petrona Rosende de Sierra (1787-1862), nacida en Uruguay y con cuarenta y tres años cuando emprendió
la realización de la revista femenina, tuvo algunas otras experiencias en el periodismo de carácter poético,
según el investigador Antonio Zinny. Fue una mujer perteneciente a la llamada alta sociedad porteña.
En la leyenda o subtítulo de su publicación figuraba la siguiente expresión: "Nos libraremos de la injusticia
de los demás hombres solamente cuando no existamos entre ellos".
Esa fue sin duda la bandera de combate con que enfrentó su escepticismo en torno a la actitud de los
hombres para con las mujeres y la firme convicción de que esa era su realidad.
Los escritos de La Aljaba, editados a dos columnas y que incluían poemas, fábulas y pequeños ensayos,
mostraban a una Rosende de Sierra culta, de gran sentido común, con mucha capacidad de reflexión y
evidente influencia religiosa.
Demostraba sus ideas acerca del rol de la mujer en la sociedad y exaltaba las normas morales. Entre los
tema tratados en su artículos figuran la educación, la amistad, la religión, la beneficencia, el amor a la patria,
y sobre todo la igualdad entre los géneros.
"El talento de las mujeres nada tiene que envidiar al del hombre para ejercer el arte, la ciencia o el cultivo",
afirmaba esta precursora del periodismo de género. De ninguna manera hizo caso omiso de la situación
política del momento, ya que dejó sentado que La Aljaba "no aceptaría un país dividido entre Unitarios y
Federales sino uno de argentinos amantes de su patria.
Si bien la revista se dirigía esencialmente a las mujeres, su intención fue formar el criterio de los hombres
sobre la condición y cualidades del género, porque, sostenía, "de esa manera multiplicaba la influencia de
sus ideas".
Cuidaba a su público masculino porque éste ayudaba a sostener económicamente el emprendimiento. La
autora no ocultaba sus intenciones: "es preciso que ellos persuadan a las señoras que deben presentarse a
proteger un periódico que por primera vez se les ha dedicado (...). En las listas de suscripciones se ve un
corto número de señoras entre los muchos señores que favorecen a La Aljaba", escribió poco antes de
suspender su empresa de verdadera vanguardia

52
Aportes y opiniones de las compañeras sobre los textos:

    -   La discusión es: ¿el rol del hombre y de la mujer es una cuestión natural o una construcción social?
        Hay una construcción social sobre una base biológica, pero lo que define es la construcción social.
        Hay mujeres que participan, rompen los moldes, pero siempre tenemos que pensar, que esa
        postura de molde, o esa participación contienen ideas de formas de organización del país, de la
        sociedad, inclusive del rol de la mujer.
        Nos preguntamos ¿qué pasaba con las mujeres de los textos en la época en la que ellas vivieron?
        Llegamos a la conclusión que la cuestión de genero no estaba presente, y es natural que no
        estuviera presente porque hasta mediados del siglo XIX las mujeres no solo no tenían derechos
        políticos, no tenían derechos sociales, no eran ciudadanas. Estamos viendo una época donde la
        mujer era pensada como un ser inferior, donde la legalidad española decía que era un menor de
        edad, que no podía disponer de su vida.
        Para que exista una forma de organizar la resistencia en torno a una cosmovisión, la cuestión de
        género, tiene que haber un camino, un trayecto, donde esas ideas se maduren en la propia piel, en
        la propia experiencia y de ahí salga el cuerpo de ideas que te lleve al tema de poder plasmar esa
        idea.
        La maduración de género es un trayecto, como la maduración de la militancia de los intereses de
        los sectores populares. Es una maduración, es un proceso y así hay que verlo. En el caso de la
        mujer como está mucho más oculto, naturalizado, y generalizado cuesta más tejer la trama, la
        colcha de mostrar cuales son los derechos en esos términos bien explicitados, pero es una
        construcción que todavía esta en construcción, sino no estaríamos acá, estaríamos en otra cosa.

Preguntas para trabajar los textos:

¿Por qué creen que surgieron este tipo de mujeres?
-       El objetivo que perseguían las enaltecía, teniendo en cuenta el contacto social y el tiempo en el que
se desarrolló su meta y capacidad.
-       Por necesidad de compromiso. Desarrollaban ambos roles, en lo privado y en lo publico,por ejemplo
Macacha, lo importante de esto es que su posición esta siempre al servicio de la causa popular, no era el
caso de una reivindicación para alguna mujer en particular y no perdía su feminidad. Era muy querida y
también se valora positivamente que tuvo ambición para lograr lo que ella quería.
-       Estas mujeres surgieron en el periodo de emancipación americana y creemos que surgen por una
situación de economía de guerra, dado que los hombres tenían que marchar a conformar los ejércitos
revolucionarios y obviamente las ciudades quedaban vacías, niños, heridos, ancianos, con discapacidades.
Entonces la función, el rol femenino era el tradicional, hacerse cargo de la casa y de la familia. Pero también
empezaron a incursionar en tareas de espionaje, se infiltraron en la filas del enemigo, pasaban información,
al punto que, por ejemplo, el caso de Maria Loreto puntualmente, fue reconocida por el general Güemes,
como jefe de inteligencia de la guardia del ejercito del norte, o sea que era reconocida con un cargo militar.
Bueno, cumplió con los dos roles, el femenino, el tradicional, y este que tiene que ver con lo militar, con la
organización de las mujeres.
-       Surgieron porque tenían convicciones propias y veían en la lucha, la posibilidad de concreción de
sus propósitos al igual que los hombres.

¿Se insertaron en el mismo rol femenino, masculino o ambos?
-      Pese a lo dicho, las mujeres se insertaron en el rol femenino estipulado, seduciendo hasta a
generales, sacando información de posibles invasiones, planes y acuerdos, y alertando a los suyos, o bien
                                                                                                       53
provocando la deserción de soldados realistas. Así como también ocuparon el rol masculino, practicaron el
espionaje, disfrazadas de gauchos joven e inocente, concurrieron a las plazas ocupadas por el enemigo y
fueron capaces de desafiar ciertos peligros y penalidades de la ciudad sitiada.
-       La historia nos revela que usaron las tres alternativas, presumimos que como mujeres, las más
seductoras, no estoy diciendo bonitas sino seductoras, porque todos sabemos que la seducción tiene más
poder y más manejo que la belleza. El masculino quizás a las mas arriesgadas que manejen la seducción
pero con inteligencia vivaz y temeraria, capaz de estar en el frente de batalla, sin paralizarse por el miedo o
desmayarse arriba de los enemigos, y además una gran capacidad de memoria para leer mapas, que
obtendrían luego toda la información de esos mapas incorporados.

-        Hasta ese momento, donde estaba el federalismo, La mujer era exaltada en su rol de madre,
esposa o hermana de acuerdo al machismo hispano.
Las mujeres en la época del federalismo, ya eran esposas de hombres nacidos en América y se sentían
americanas, por lo tanto la mentalidad ya iba cambiando.
María Ezcurra, cuando el marido la abandonó que se volvió a España, siguió haciendo su vida, no lo siguió
al marido, se quedó.
Después tuvo un hijo de Manuel Belgrano que él no reconoció y ella tampoco, se lo dio al cuñado y siguió
con su vida. De alguna manera ahí también estaba defendiendo su rol de decir, bueno, yo no lo quiero, no
lo quiero reconocer y quiero seguir mi vida, el padre no se hace cargo, yo tampoco. No pasa porque
cuestionemos nosotros si estaba bien o si estaba mal, pero defendía su postura.
Esas eran las diferencias, todo lo que seria la parte de las mujeres que pertenecían al unitarismo, eran de la
elite de gente más pudiente. Mientras que las que luchaban o las esposas, compañeras de los caudillos
eran mujeres mas humildes.
-        Alguna compañera decía: Que raro que en la época de Rosas había una revista para mujeres
porque muy pocas leían. No. De hecho, le empezaron a prestar atención muchos historiadores que
estudiaban esta época a la publicación de una revista dirigida para mujeres negras, que todavía en esta
época la mayoría seguían siendo esclavas.
Se había dictado la ley de vientres pero eso no había liberado a las mujeres sino a sus hijos. Es bien
interesante la época de Rosas porque hay una gran cantidad de publicaciones, a tal punto que ese abanico
llega a las mujeres negras esclavas. Se armaban círculos de lectura, donde una sabía leer y les leía a sus
compañeras. Había mas de las que pensamos. Pero es interesante. Se nota que era una época de grandes
debates. Se descubría este tipo de cosas.
Por otra parte, Petrona Rosende de Serra, era una mujer “uruguaya”, estas divisiones vimos que no existían
mucho, era americana, rioplatense por las guerras civiles que se habían trasladado a Montevideo, decidió
venirse a vivir Buenos Aires y sacar una publicación dirigida para las mujeres. Una publicación que
planteaba la necesidad de que el genero femenino se libere, es decir era una mujer que trataba de instalar
en el debate público los derechos de las mujeres, del género femenino. Esta revista, mas allá de que
buscaba esa liberación femenina, mantenía los vicios de su época, porque ella también caracterizaba a la
mujer ideal como aquella que sabía leer bien, pero también sabía cocinar, cuidar a sus hijos, era respetuosa
de la religión católica. De un montón de valores y de moral muy típicos de su época.
Lo interesante de esta experiencia es que está escrita por una mujer. La primera mujer del Río de la Plata
que escribió una revista hacia mujeres.
Dura un año y medio o dos porque surge para la misma época otra publicación que se llamaba “la
Argentina”. Empieza a competir con esta publicación. Entonces no podían hacerle competencia porque era
una revista casera, a pulmón, y la cierran. Cuando cierran la revista, el editor, y no me confundí cuando digo
editor, de “la Argentina”, se desenmascara, decía que también estaba escrita por una mujer pero era
mentira, era el seudónimo de un hombre, que no soportó que una mujer se hiciera cargo de la redacción de
una revista. Entonces su publicación fue para destruir esa experiencia.
54
-        Es interesante comparar estas dos mujeres: Juana Manso y Victoria Romero. Vamos a tener de un
lado y de otro, dos mujeres que fueron muy importantes para la cosmovisión y el universo del sentido de
sus grupos sociales, pero que pensaban completamente opuesto y las dos eran figuras político sociales.
Inclusive, compartían la misma época, aunque Juana Manso tuvo una trayectoria mas larga político social.
Fue la primera directora de escuelas, de una escuela mixta, se insertó en el sistema educativo. Primero fue
maestra y luego organizó la estructura del sistema educativo. La “Chacha” Peñalosa no tuvo esa
posibilidad.
La historia de las dos se une en una persona. Sarmiento. Este señor es la figura que sutura las victorias de
estas dos mujeres. Para aclarar vamos a nombrar algunas cosas: Las luchas del “Chacho” Peñalosa, los
alzamientos de las montoneras federales, tenían un sentido, tenían un rol especifico en ese momento de las
luchas civiles en la Argentina, que son las de los unitarios y federales, Buenos Aires y el interior. Esas
divisiones no son tan fáciles de definir. El mismo Chacho peñaloza fue federal, pero también colaboró con
los unitarios en algún momento de la historia porque entendió que la figura rectora del federalismo de la
época, que era Rosas, no defendía los intereses verdaderos federales del interior.
Sarmiento, en la presidencia de Mitre, fue ministro de guerra y el lanzamiento del Chacho se da cuando
Sarmiento es ministro de guerra.
Ángel Vicente Peñalosa, el “Chacho”, era un general de la nación que combatió en la batalla de la
independencia. Se hizo general no por haber estudiado en una academia, sino porque combatió para que
esta patria fuera libre. Era una figura emblemática que tomó una posición política de acuerdo a dos formas
vigentes en ese momento de entender y organizar el país.
Juana Manso va a estructurar la escuela sobre una cosmovisión ideológica que es la de Sarmiento, la de
los vencedores.
Victoria Romero de Peñalosa, la “Chacha” tenía otra forma de participar en la lucha política, compartía la
suerte de los desposeídos que quedaban fuera de ese modelo de país que Sarmiento, Mitre e inclusive
Juana Manso consideraban para Argentina. Sarmiento y Juana Manso pensaban que la educación era la
única forma que nos haría un país desarrollado. El problema era qué contenidos de educación y en base a
qué modelo de país se tejería esa educación.
Por su parte, el Chacho, libraba una lucha desigual. Quería negociar con Buenos Aires una postura de no
agresión. Buenos Aires negoció con él pero les mató a los prisioneros de guerra. Cuando él entrega al
ejército que tenía prisionero y exige a cambio la devolución de los presos chachistas, no hay ninguno,
porque todos fueron fusilados. Se alza nuevamente y llega un punto donde no pueden combatir más porque
no puede ganar esa guerra. Entonces como general de la nación pide una tregua. Le dan la tregua. Lo van
a buscar, lo agarran, lo matan de un lanzazo y le cortan la cabeza.
Sarmiento, que dijimos era el ministro de guerra, escribe una carta a Mitre donde dice: “Aplaudo la medida
justamente por su sorna, porque sino las masas no se hubiesen aquietado en seis meses en el interior”, y
agrega: “no economice sangre de gaucho que es lo único que tienen de humano estas bestias”. Esta es la
visión de Sarmiento, civilización y barbarie. Ese es exactamente el nudo que va a tejer esta historia.
Una vez que Peñalosa estaba muerto, la Chacha fue prisionera de guerra. Con Sarmiento ya como
gobernador de San Juan, la enviaron a barrer la plaza de San Juan en engrillada como forma de castigo y
de ejemplo ante todos aquellos que osaran alzarse en contra de la civilización y el progreso.
En esta división, y por eso decimos que Sarmiento está en el medio, surge el problema de los contenidos de
la educación que es muy importante. De ahí en adelante se va a organizar un cuerpo de ideas a partir de la
educación.
Entre 1890 – 1910 en la ciudad de Buenos Aires y Rosario hay más extranjeros que nacionales. Entonces,
¿cuál es el sentido de construir ciudadanos con personas que no conocen ni el idioma, ni la historia, ni los
próceres, ni las costumbres, ni nada? La educación.
La educación no esta desprovista de carga ideológica, por lo tanto va a proporcionar las ideas que
organizan el sentido de ese modelo de país.
                                                                                                          55
Para sintetizar, la oligarquía terrateniente Argentina hizo eso en 1870-1880- 1890 y a partir de ahí. Y Juana
Manso, con todo lo que es importante en el término de lucha de las mujeres, fue un engranaje de esa correa
de transmisión de un modelo de organización del país.
Ningún contenido esta librado de ideología. Nosotros tenemos que ver que de un lado y de otro hay
participación femenina y que tiene moldes distintos, contienen ideas de formas de organización del país, de
la sociedad, inclusive del rol de la mujer.
En toda esta etapa hubo mujeres. Hubo periodismo de mujeres, hubo mujeres escultoras, Juana Manuela
Gorriti que también era militar en ese sentido, planteaba la educación mixta.
Hay que pensar históricamente la participación de estas mujeres y pensar que en realidad la cuestión de
género, de lo que hoy nosotros podemos ver, sin la inclusión de estas mujeres, sería imposible.
Para no quedarnos con el pensamiento único de que Sarmiento fue lo que aparentemente fue, yo diría que,
se veía en esta época en Europa una cantidad de luces y una cantidad de sombras en nuestra sociedad
americana, que estaba buscando nacer y desarrollarse.
Si uno no tiene en claro la cuestión de la relación desigual de esos dos universos, y no tiene bien claro que
esas luces se construyeron con estas sombras, estaríamos en problemas. Podríamos caer en la cuestión,
en la cual cayó Sarmiento y otros pensadores de la época, que es la siguiente: la educación resuelve todos
los problemas. Sarmiento, introduciendo la educación norteamericana, no introducía el basamento material
que hacía posible que esa educación exista en EEUU. Los señores que planteaban el tipo de educación en
Estados Unidos que Sarmiento planteaba acá, era la burguesía Norteamericana. Justamente los que habían
derrotado en esa misma época en la guerra civil norteamericana a los que representaban a los amigos
políticos de Sarmiento en Argentina, que era la oligarquía terrateniente.
En esta misma época en Estados Unidos, había una guerra civil, igual que en Argentina, entre el sur y el
norte. El norte quería la industrialización. El sur quería la esclavitud y vender materias primas a Europa.
Ganó el norte.
En Argentina hubo una guerra civil entre los terratenientes y la burguesía comercial porteña que querían
justamente vender solo materia prima sin elaborar a Europa, y los que planteaban que este modelo de país
no iba a ningún lado. En Estados Unidos ganó el norte, yo diría que en Argentina ganó el sur. Las clases,
los sectores sociales que perdieron en el norte, ganaron acá, y organizaron un país, sin industria. Para ese
modelo de país corresponde una forma de educación, entonces Sarmiento con buen tino, se desvivía por
tratar de modernizar este país, y decía que para eso era necesaria la educación. Es complejo porque el
pensamiento en general de Sarmiento era que con lo propio no se podía desarrollar ni el progreso, ni la
civilización. Hay un último Sarmiento, que ningún liberal recuerda, que comienza a desdecirse de todo, por
la propia experiencia de vida, y por la propia experiencia después de haber sido presidente y empieza
críticamente, a revisar sus posiciones. Esos libros de Sarmiento no están en ningún lado. Ni se los
recuerda.
Porque en realidad hay una política de la historia, donde Sarmiento siendo provinciano era la figura
emblemática del proyecto de Buenos Aires. Hay que ver que el historiador mítico de este país, Mitre, fue el
que organizó la política de la historia que nosotros conocemos. Por ejemplo, Mitre, después de haber
derrotado a Urquiza recibe los archivos de la Confederación Argentina. Todos los papeles de intento del
federalismo argentino por organizar un modelo de país. Y ¿saben que pasó con eso? Se pudrieron en los
subsuelos de la aduana.
Estos señores nos organizaron la historia a su manera. La explicación sintetiza la idea que habíamos
abordado de cómo se enfrentan dos proyectos de país, y terminan armando uno. El proyecto que comenzó
Mitre llegó a su plenitud en la etapa que va de 1880 a 1916, que es conocida en nuestra historia como los
gobiernos de la Oligarquía. O sea, la pequeña elite económica terrateniente de este país, que lo gobernaba
a través del fraude electoral, y manejó todos los recursos a partir del modelo agro exportador.


56
En este contexto, Argentina tenía un mal que arrastraba desde la independencia y que hoy nos sonará
extraño, que era escasez de mano de obra. No había suficientes obreros, de ahí que se fomentaba la
inmigración europea para empezar a poblar este país.
En esta masa de inmigrantes europeos que llegaron, se conformó una nueva sociedad que, a través de la
educación, intentó homogeneizarse con estos ideales liberales de la oligarquía.
Sin embargo, mucha de esta gente tenía una experiencia de lucha en Europa y tiñó de nuevos ideales la
población de nuestro país. Estas ideas no eran ni más ni menos que el socialismo, el anarquismo, etc.
Estas ideologías que buscaban la igualdad social de toda la población a través de la revolución, también
planteaban la igualdad de género. De ahí que en esta etapa de 1880 a 1916, y después en los gobiernos
radicales de 1916 a 1930 surgieron grandes mujeres, grandes militantes, la mayoría provenientes de este
tipo de partidos. Estas eran militantes políticas que planteaban también la problemática de género dentro de
sus partidos políticos. Porque eran partidos que si bien luchaban por la igualdad social, no practicaban la
igualdad de genero ni en sus propias casas y si en sus propios partidos.


Resumen de la clase:

Lima = capital del Virreinato del Perú
Venezuela/ Chile eran Capitanías generales, provincias independientes a los virreinatos.
Virreinato del Río de la Plata = capital: Buenos Aires
Sur (hoy Patagonia) = Araucanía: únicos indígenas no conquistados por una potencia europea. Tratados de
igualdad con España en el siglo XVIII (se reconocen soberanías recíprocamente). Había habido intento de
invasión desde el siglo XVI.

       Rebelión de Túpac Amaru: Empieza en el Virreinato del Perú y se extiende por Bolivia. Gran
        influencia en el Noroeste argentino.

Proceso de independencia: Características generales del período:

1808: España aliada de Francia. Por ende, ingleses atacan el Virreinato.
     Napoleón (Francia): aliado de los españoles
     Portugal: aliado de los ingleses
Francia quería conquistar Portugal: por mar no podían, debido a la presencia y fuerza de la flota inglesa.
Entonces debía hacerlo a través de España.
     España resistió mediante las Juntas de Gobierno (sistema centralizado en Sevilla, cuya Junta cae
        en 1810)
     La Junta de Sevilla había sido reconocida como gobierno legítimo por el Virreinato del Río de la
        Plata (Cisneros)
     Cuando cayó la Junta de Sevilla, llega la noticia a Buenos Aires ==> debates/ vacío de poder
     Se realizó en Buenos Aires un Cabildo Abierto, en el que participaron los vecinos. Se discutía la
        posibilidad de instalar una Junta de Gobierno (SEMANA DE MAYO)




                                                                                                         57
En la discusión, se daban tres grupos con opiniones distintas:
    - Los españoles realistas con el Virrey a la cabeza.
    - Un grupo intermedio encabezado por Cornelio Saavedra, formado por las milicias criollas creadas
         desde las invasiones inglesas. Querían una junta de gobierno hasta que liberaran a Fernando VII.
    - El grupo encabezado por Mariano Moreno. Éste era el sector más radicalizado. Querían una junta
         de gobierno y aprovechar para introducir cambios económicos y sociales, especialmente la
         implantación del libre comercio. Dentro de esta fracción se destacaban jóvenes intelectuales, por un
         lado, y el grupo de los orilleros o chisperos, por el otro.
    -
Se votó crear una Junta con Cisneros como presidente. Entonces, no habría cambio.
Presión para nueva votación.
PRIMERA JUNTA: la mayoría de sus integrantes eran morenistas (los que permitieron volver a votar al
Presidente cuando había sido designado Cisneros). Estos se oponían a la postura de Saavedra, que quería
que las provincias integraran la Junta por ser éstas más conservadoras, más afines a sus ideales.

        Saavedrismo:
            o Sector más conservador de la población criolla.
            o Tensión con la corona por no poder acceder a los cargos y por no poder comerciar.
            o Formado por la elite criolla y por las milicias creadas en las invasiones inglesas.

        Morenismo:
            o Intelectuales + sectores populares.
            o Sector más revolucionario.
            o Comenzaron a ver la posibilidad de la independencia.

         Estas 2 fuerzas se encontraron en tensión hasta 1815.
         Moreno renunció y lo mandaron a Inglaterra, donde murió misteriosamente.
         Dominio de las elites criollas hasta 1812, cuando llegó San Martín con Alvear de España a Buenos
          Aires (formaban parte de la Logia Lautaro) con el proyecto de independizar América.
         Se unieron con los morenistas (Sociedad Patriótica)
         SEGUNDO TRIUNVIRATO
         ASAMBLEA DEL AÑO XIII: objetivo principal = la independencia. No se pudo lograr por tensiones
          internas pero se alcanzaron leyes tendientes a la igualdad social (libertad de vientres, fin de los
          títulos de nobleza y del trabajo forzado, etc.). Además, surgieron aquí algunos símbolos patrios.
         Se manifestaron tensiones internas.
         1816: Alvear perdía su poder por su política antipopular.




58
INDEPENDENCIAS:

       En el Río de la Plata la situación fue especial ==> la independencia se alcanzó con mucha fuerza
        por la experiencia de las invasiones inglesas que había llevado al compromiso de la sociedad en la
        causa.
     Con la Independencia, cambia la problemática política. El debate se centraba en Cómo gobernar.
En este sentido, había dos líneas contradictorias:
     los partidarios de un gobierno federal (cuyo principal impulsor era Artigas, desde la Banda
        Oriental)
     los partidarios de un gobierno centralista o unitario (impulsado por el Directorio, que
        efectivamente era el que gobernaba. Esta línea predominaba en Buenos Aires)

La lucha proseguía para liberar a las provincias que aún no eran independientes.
Guerra revolucionaria- diez años de luchas continuas, en las que toda la población estaba involucrada.
     militarización de la sociedad (lo común es la guerra y a ella se adaptan todas las prácticas)

1820-1862 → provincias autónomas, sin gobierno nacional que las unificara.
Los caudillos, líderes carismáticos, gobernaban sus provincias. Eran muy queridos por el pueblo, ya que
manejaban su lenguaje.
Además de discutirse el proyecto de gobierno a partir de las dos líneas mencionadas, se daban discusiones
a nivel político incluso dentro del federalismo.
Había tres corrientes dentro del federalismo:
    - Buenos Aires: quería autonomía para manejar su puerto y monopolizar comercio exterior)
    - Litoral: quería libre comercio para navegación de los ríos interiores
    - Interior: quería un proyecto nacional que abarcara todo el territorio, que el puerto sea para todos y
         que se desarrollasen las artesanías.


GUERRAS CIVILES

    Para derrotar a Rosas, que era muy popular, Urquiza recurrió a Brasil y Uruguay.
    Crece la figura de Mitre.
    1862: Pavón: Mitre trataba de reunificar provincias pero bajo el dominio de Buenos Aires.
    Importante participación popular (por ejemplo, en la Guerra del Paraguay no querían pelear, les
    generaba rechazo)




                                                                                                         59
                               ENTRE EL MODELO AGRO-EXPORTADOR
                               Y LA LUCHA POR LOS DERECHOS CIVILES


Temario:
    Modelo agro-exportador
    Evolución y crisis del modelo
    Los radicalismos
    Rol y participación de la mujer
    Soldaderas, feminismo y sufragismo


         La segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del XX en América están surcadas por la
instauración, consolidación y posterior crisis del modelo agro-exportador. Todo el período está, además,
enmarcado en la definitiva organización de los Estados Nacionales, los que luego de décadas de guerras
civiles, de marchas y de contramarchas, lograron instalarse como el principal actor político de las
sociedades americanas.
         Serán épocas de bruscos cambios socio-económicos, pero con matices tan profundos que es
necesario subdividir el período en dos etapas: la primera entre 1860 y 1910 de auge del modelo agro-
exportador; la segunda entre 1910 y 1940 de crisis del sistema, el que comienza a ser reemplazo por un
incipiente modelo de sustitución de importaciones.
         Entre una y otra etapa se registran fenómenos históricos de una trascendencia fundamental para la
configuración de nuestra actual América Latina: inmigración; colonialismo e imperialismo; endeudamiento;
genocidios; surgimiento de la clase obrera; luchas sociales y revoluciones, estarán presentes en todos y
cada uno de los países de nuestro continente. Una vez más las similitudes en los procesos históricos de
cada país se asemejan de tal manera, que es posible hablar de una sola historia para un solo país: la Patria
Grande.
         En este marco el rol de las mujeres gana un protagonismo público que, hasta allí, había estado
solapado por una concepción tradicional y patriarcal de la organización social, cuyo rasgo más
característico es el alto nivel de religiosidad imperante en la sociedad. Además de su crucial papel como
base de la sociedad y de su no siempre reconocida participación en el aparato productivo, las décadas que
aquí historiamos sobresalen por una nueva dimensión para las mujeres: el de la lucha por la obtención de
sus derechos civiles y políticos.

        En el modelo agro-exportador

         El triunfo del liberalismo a mediados del siglo XIX en las sangrientas y extensas guerras civiles que
los enfrentaron ante el poder popular de los caudillos, permitió la consolidación de los Estados Nacionales
bajo un modelo de organización estatal burocratizado, fuertemente centralizado, que era monopolizado por
una elite política cuya base de sustentación eran los fuertes lazos que la unían a los sectores de mayor
concentración de la riqueza, en especial los vinculados a los negocios financieros y a la posesión de las
tierras. El latifundismo alcanza niveles asombrosos en pocos años, llegando, en países como el nuestro de
fuerte tradición agrícola-ganadera, a una concentración económica casi total: según el censo de 1914, 506
grandes propietarios tienen 28.959.853 hectáreas; y en Buenos Aires el 3,3% de los propietarios acumulan
el 40% de la superficie. La relación entre Estado-Nacional y oligarquía terrateniente es tan fuerte que
prácticamente nacen juntas; el primero en torno a 1862 con la Constitución aprobada por Buenos Aires, y la
segunda en 1866 con la creación de la Sociedad Rural Argentina, cuyo primer presidente pertenecía a la
deleznable familia Martínez de Hoz.
60
         Estos Estados Nacionales se institucionalizan con el claro objetivo de brindar una “seguridad
jurídica” sobre el funcionamiento del modelo agro-exportador. La sanción de códigos, leyes y constituciones
que caracteriza a la consolidación de los Estados de tipo moderno en América, está acompañada por la
obtención del monopolio de la fuerza por parte de las elites liberales y conservadoras que se consolidan en
los gobiernos locales.
         El modelo agro-exportador es un modelo de dependencia económica (también conocido como
capitalismo agrario-dependiente) que dejaba a nuestras economías como furgón de cola de los poderosos e
industriales países más desarrollados de la época. Además convirtió a las regiones de América en
monoproductoras, esto es, en regiones especializadas en uno o en un reducido grupo de productos de
exportación, por lo que zonas anteriormente acostumbradas a la autosuficiencia económica gracias a la
diversidad de sus producciones, pasaban a convertirse en dependientes de otras para alcanzar su
subsistencia. Así ocurrirá en nuestro país y Uruguay con la ganadería y los cereales; en Brasil con el café,
el cacao, el azúcar y el caucho; en Ecuador con el cacao; en Colombia con el café y las bananas; en Bolivia
con el caucho; en Cuba con el azúcar; en Centro América con las frutas, etcétera.
         El sistema era tan simple como nocivas sus consecuencias para América, ya que se sustentaba en
un intercambio comercial siempre deficitario para nuestros países. A cambio de los productos agrícola
ganaderos que vendíamos a bajo precio, las principales potencias nos vendían productos industrializados a
un costo mucho mayor del que tenían las materias primas. El lógico resultado de ello era que cada año
América había acrecentado su déficit comercial con respecto a Europa. La única forma de paliar dicho
déficit era a través del endeudamiento externo, que alcanzó niveles exorbitantes en las décadas finales del
siglo XIX. Sólo por citar algunos casos podríamos decir que en el período de 1860 a 1875 Inglaterra entregó
empréstitos por casi 90 millones de libras esterlinas. Que Brasil, entre 1871 y 1889 tomó préstamos por
45,5 millones de libras o que la deuda uruguaya para fines de la década de 1880, era de 90 libras esterlinas
por cada uruguayo. Este nivel de endeudamiento era la llave maestra del sistema, ya que resguardaba la
dependencia colonial de nuestros países ante alguna fluctuación en los términos del intercambio que
supusiera el aumento del precio internacional de los alimentos. O sea, por más que los países agrícolas
lograran exportar más de lo que compraban desde los países “centrales”, la balanza de pagos americana
siempre sería desfavorable, ya que anualmente si irían en concepto de deudas e intereses de la deuda
millones de libras esterlinas.
         De esta forma las economías americanas renunciaban a un desarrollo autónomo y optaban por la
monoproducción. En una época en que la base del desarrollo era la industria (de lo que eran claros y
evidentes ejemplos algunos países europeos y Estados Unidos), la opción agrícola no hacía más que
condenar a millones de americanos a vivir en la pobreza, el desamparo y la desesperanza.
         Ante este panorama es necesario replantearnos el viejo esquema de la historia oficial, que suele
presentar a esta etapa como la del progreso, el orden y el desarrollo. Para ello se suele hacer referencia a
la construcción de los ferrocarriles, los puertos, el telégrafo y el impulso dado por el Estado a la difusión de
la educación. Pero estas son todas medias verdades o, para decirlo con mayor claridad, mentiras enteras.
Tanto los FFCC, como el resto de la infraestructura que se construyó en la época se hicieron con el único
fin de vincular las zonas productoras al mercado mundial en una relación que siempre benefició a estos
últimos. Además todas estas obras se hicieron a un costo económico mucho mayor del razonable, ya que
se permitió y se favoreció el pago de sobreprecios vergonzosos, que sólo sirvieron para acrecentar la
dependencia económica de nuestros países. En definitiva estas obras no se hicieron para asegurar nuestro
desarrollo, sino para garantizar el alimento de los europeos y asegurar nuestra dependencia.
         Quizás el gran mito de toda esta etapa sea el de la educación. Y para ello nada mejor que revisar el
caso argentino, cuyo sistema educativo siempre fue visto como el más avanzado del continente por su alto
nivel de alfabetización y su relativamente amplio alcance territorial. Estos logros suelen vincularse a la figura
de Domingo Faustino Sarmiento, presidente entre 1868 y 1874. Lo curioso es que durante aquellos seis
años (en los cuales el país tomó empréstitos por más de 15 millones de libras), el gobierno nacional invirtió
                                                                                                              61
la ridícula suma del 0,79% del presupuesto en la educación primaria, lo que representa un gasto de 0,0047
pesos fuertes por niño en edad escolar. El fracaso de esta política educativa, que fue continuada por los
siguientes gobiernos, está reflejada en que para 1914 todavía había un 35% de analfabetos en el país. Sólo
durante los gobiernos radicales de 1916-1930 y fundamentalmente durante el gobierno popular del General
Perón, esa cifra se reducirá a menos de dos dígitos, y allí sí la Argentina podrá ser considerada un ejemplo
educativo para el continente.
         Seguramente el único rasgo positivo de esta relativa vocación educativa de fines de siglo XIX, es
que abrió posibilidades impensadas para las mujeres, que encontraron en la carrera docente una vía para el
desarrollo intelectual y para la independencia económica frente al padre o al marido. La “Maestra” –más allá
de la cuestionable formación pedagógica y de contenidos que se le habían impuesto- es uno de los
personajes más queridos y respetados ya a fines del XIX, y es, además, una pieza fundamental para el
andamiaje cultural del país.
         Pero así como para la mujer de los sectores populares el fin del siglo XIX pretendía recluirla
socialmente al rol de madre/ama de casa, para las mujeres de la oligarquía la situación no era muy diferente
(más allá de la evidente diferencia de clase existente entre ellas). Fueron muy pocas las mujeres de la alta
sociedad que lograron trascender en el cerrado mundo de los hombres oligárquicos. Trevor Lloyd en su libro
Las sufragistas, valoración social de la mujer, asegura que “en las naciones menos prósperas, las mujeres
ricas vivían encerradas, las mujeres pobres eran animales de carga, y no había apenas clase media. En
América Latina, la influencia de la Iglesia y la aplicación del doble patrón de moral sexual se combinan para
mantener a las mujeres ricas estrictamente confinadas en la vida privada”.
         Quizás lo que distinguía a las mujeres de clase alta -cuyo papel era el de administrar los hogares,
que incluían un nutrido grupo de sirvientes-, de las mujeres de los sectores populares –que administraban
hogares mucho más modestos- sea que mientras estas últimas luchan por modificar el orden vigente, las
otras lo hacen para conservarlo, sin percatarse de que al mantener su posición de privilegio económico
permiten la continuidad de su sumisión de género frente a los hombres.

        Suprimir lo autóctono

         El modelo agro-exportador, que como dijimos es un modelo de dependencia, fue justificado por la
elite gubernamental de la época a través del positivismo, cuya base epistemológica era una visión racista de
la sociedad, en donde todo lo autóctono debía ser borrado y suplantado por la “civilización” que,
evidentemente, tendría que venir de Europa. Para lograr este objetivo el camino fue, por un lado, la guerra
de extermino y, por el otro, el fomento de la inmigración.
         América vivirá, durante las décadas finales del siglo XIX, dos de los mayores genocidios de su
historia: las campañas contra las tribus indígenas, que no son más que campañas de extermino social y de
apropiación de la tierra; y la Guerra del Paraguay, que se hizo a sangre y fuego con el objetivo de abrir la
economía del hermano país al capitalismo internacional. Ya lo dirá Sarmiento en 1862 (tres años antes del
inicio de la guerra): “No; si queremos salvar nuestras libertades y nuestro porvenir, tenemos el deber de
ayudar a salvar (sic) al Paraguay, obligando a sus mandatarios a entrar en la senda de la civilización”. El
objetivo es claro, imponer la “civilización” al Paraguay, cuando aquel país era el más desarrollado del
continente, ya que tenía ferrocarriles, hornos de fundición, astilleros y un sistema de propiedad de la tierra
de tipo colectivo, que debería haber sido “salvado” por sus vecinos y no destruido por estos.
         El caso del Paraguay marca, asimismo, un protagonismo crucial de las mujeres, ya que el genocida
ejército de Mitre y del Imperio esclavista del Brasil prácticamente exterminó a la población masculina
(algunos autores aseguran que murieron en la guerra el 99,5 % de la población masculina entre 12 y 60
años, pese a que nuevos estudios dan como exagerada dicha cifra). Esto forzó a las mujeres -que en
muchos casos también combatieron contra el invasor- a convertirse en las generadoras de la reconstrucción
del Paraguay, ya que debieron, no sólo recomponer la base demográfica con la constitución de familias
62
sumamente numerosas (se podría decir que las mujeres paraguayas vivieron una situación de “embarazo
permanente”), sino que, además, debieron poner sus brazos para reconstruir una base productiva que
sustentara al pauperizado país.
          En cuanto a la inmigración es indudable que se convirtió en un factor fundamental para la
transformación de la realidad social del continente. Entre 1870 y 1930 se registró una masiva inmigración en
buena parte de los países americanos, en especial en Argentina y Brasil. Unos 10 millones de inmigrantes
ingresarán a América en aquellos años portando sus costumbres, su cultura, su idioma y,
fundamentalmente, sus necesidades y su ideología. Pese al sueño positivista de importar europeos de las
zonas “civilizadas” de los países escandinavos, Alemania, Francia o Inglaterra, lo cierto es que el continente
se llenó de italianos y españoles hambrientos y escasamente ilustrados.
          Esta masa de inmigrantes se acoplará a la población local en un proceso que tuvo tanto momentos
de tensión como de solidaridad. Esta población llegada a nuestras tierras trajo consigo un nuevo lenguaje y
un renovado espíritu de lucha frente a las injusticias del sistema capitalista. Junto a los españoles e italianos
llegan el anarquismo, el socialismo, el sindicalismo y un nuevo enfoque de las luchas sociales: la necesaria
solidaridad y la organización de los trabajadores y de los explotados para la consecución de los objetivos
libertarios e igualitarios que sustentaban aquellas corrientes en la época.
          Para 1910 el modelo agro-exportador -al igual que toda la ideología liberal- entraba en una profunda
crisis. La primera eclosión se registra en México con la revolución liderada por Francisco “Pancho” Villa y
Emiliano Zapata, que logran movilizar y aglutinar a las masas populares en lucha contra la oligarquía
latifundista mexicana. Las mujeres de aquel país tendrán un rol protagónico y no siempre reconocido por los
historiadores dedicados al tema. Las soldaderas lucharán junto a sus maridos, sus amantes, sus hijos... en
fin, junto al pueblo todo en los campos de batalla. La Adelita de la canción no es otra que una de las tantas
mujeres de fusil en mano que pelearon en aquella gesta de los mexicanos.

        En la industrialización

         La crisis del liberalismo se agudiza en los primeros años del siglo XX, Europa ya no puede
mantener tan fácilmente su preeminencia colonial (lo que la obligará a pasar a la siguiente fase del
capitalismo, el imperialismo). La Primera Guerra Mundial (1914-1919) agudiza la imposibilidad de la
industria europea para atender a las “colonias”, lo que obligará a los países periféricos a reacondicionar su
aparato productivo para atender, aunque más no sea en parte, la creciente demanda interna de elementos
manufacturados.
         A fines del siglo XIX se había registrado un incipiente proceso industrializador en algunos países,
en especial en los rubros vinculados a las industrias agroalimentarias. Simultáneamente se consolida la
urbanización de las grandes ciudades del continente, que se transforman en verdaderas megalópolis en las
que confluyen no sólo los inmigrantes europeos, sino también las masas empobrecidas del interior en busca
de un porvenir. Ya para comienzos del siglo XX en algunos países de la región la población ocupada en la
industria supera a la que trabaja en el campo, pese a que el sector agrícola-ganadero continúa siendo el
más poderoso económica y políticamente.
         Estos dos fenómenos (industrialización y urbanización) favorecieron el surgimiento de la clase
obrera, cuyos imaginarios sociales eran sustancialmente distintos al de los peones rurales o al del criollo
asalariado de la ciudad. Esta clase obrera tiene una conciencia de clase muy marcada que le lleva a la
organización de los primeros sindicatos u organizaciones obreras (en 1901 se crea la Federación Obrera
Argentina (FOA); en 1908 se conforma la Confederaςão Operária Brasileira (COB) y en 1918 la
Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM).
         Junto a la conciencia de clase también llega la conciencia de género y se inicia la lucha por la
obtención de los derechos no sólo políticos (poder elegir y ser elegidas) sino fundamentalmente los
derechos civiles para las mujeres: igualdad laboral, igualdad cultural e igualdad sexual. En 1848 más de 100
                                                                                                           63
personas celebraron en Seneca Falls, Nueva York, la primera convención sobre los derechos de la mujer.
Dirigida por la abolicionista Lucretia Mott y la feminista Elizabeth Cady Stanton, entre las principales
exigencias solicitaron la igualdad de derechos, incluido el derecho al voto, y acabar con la doble moralidad.
         A partir de aquella fecha las ideas de las sufragistas (como en forma poco crítica se suele
denominar a aquellas mujeres), se extenderán hacia Europa, Oceanía y, por supuesto, hacia nuestros
países. La prensa, en una época en que el desarrollo técnico facilita el flujo de la información, demuestra la
persistente presencia femenina en los debates políticos en torno a sus derechos. Un par de ejemplos: Brasil
tuvo su primer periódico exclusivo de mujeres en 1852, más de tres décadas antes de la llegada de la
república a aquel país y del fin de la esclavitud; Chile, por su parte, registra 26 publicaciones editadas por
mujeres o con una fuerte participación de ellas durante 1865 y 1926.
         La cuestión del voto es un elemento crucial para entender la posición de subalteridad en que se
encontraba la mujer en el orden político de la época. Y es, también, una muestra de las contradicciones de
los denominados “radicalismos” (en la Argentina está la Unión Cívica Radical), cuya actuación política se
relaciona, en toda América, con la lucha por la realización de elecciones libres, universales, obligatorias y
secretas.
         Estos partidos radicales se habían conformado, básicamente, con una incipiente clase media
nacida al calor de la industria y del crecimiento demográfico. Frente al orden cada vez más conservador de
los gobiernos de comienzos del XX, estos movimientos planteaban una serie de cambios sustanciales para
la economía y la política nacionales; no así en el plano social, en donde el modo patriarcal continuaría
intacto. Tan es así que en las primeras reformas electorales (como la famosa Ley Sáenz Peña) no se
incluye a las mujeres entre los habilitados para votar. Una vez más se hace necesario cuestionar la visión
histórica que pretende presentar a esta apertura electoral como la “gran reforma”, cuando que en verdad
dejaba afuera al 55 por ciento del electorado.
         Pero así como el radicalismo tenía sus límites, el propio feminismo los tuvo en la época. La mayoría
de las luchadoras por los derechos cívicos y, principalmente, por los políticos, pertenecían al socialismo o al
comunismo, partidos que tuvieron serias dificultades en América para representar a las clases obreras, por
lo que nunca alcanzaron una masividad como para disputar el poder. Lo que sí lograron estas mujeres fue
acceder al sistema educativo, para convertirse en profesionales destacadas, como Cecilia Grierson, la
primera médica de Sudamérica y creadora del Consejo Nacional de Mujeres en 1900.
         Pese a este temprano reclamo por los derechos cívicos y políticos, el voto femenino sólo se
alcanzaría a nivel general a mediados del siglo XX, cuando los gobiernos de tipo “nacional y popular”
terminen por imponerlo. Pero eso ya corresponde a otra etapa de la historia de nuestra América y sus
mujeres.



        Testimonios:

        La mujer en La Pampa – María Teresa Villafañe Casal
        Doña María, la cartera:

        “Doña María Sayós de Bengochea, más conocida por “Doña María, la cartera”, de San Fernando,
era la persona encargada del transporte de correspondencia, encomiendas y también pasajeros desde que
en 1821 se restablece el correo.
        Doña María Segunda, llamada también la del Canal, había sido precedida en su oficio por su madre
Doña María Primera y Doña Martinica, su abuela, que habían comenzado acarreando duraznos de las islas.


64
         Antes de 1810, la madre de Doña María Segunda, venia dos veces al mes a Buenos Aires, y más
tarde, al aumentar la actividad comercial de la zona, realizaba su hija el viaje una vez por semana. Salía los
lunes, hacía descansar los bueyes los martes y miércoles, emprendía el viaje de regreso trayendo y
llevando los encargos de los vecinos de San Fernando, Las Conchas, Punta Chica, San Isidro y las
pulperías cercanas. Hacía de “cajón de España” o caja sellada de correo, una vieja jaula de loro, rotabada
en cuero, que traía suspendida del techo de su carretita, y de la que hacía entrega en la calle del “Correo
viejo”, después del Empedrado y hoy Perú. Pero no solo se ocupaba de estos trajines, también de la costa
que recorría, los vecinos utilizaban este medio de transporte y valiosos fueron los servicios que prestó a
“señoronas de copete y currutacas de siete enaguas. (...)
         Pero en julio de 1864 el ferrocarril llega a San Fernando, inaugurado por Mitre. Fue día de gran
pesar para Doña María Segunda, cuando divisó la locomotora que iba acompañada de una columna de
humo y fuego. Cuenta la leyenda que la cartera se hincó dentro de la carreta, y persignándose rezó el
“bendito”: marchará más ligero, pero no puede salir de la huella. Donde sus rieles acaban, mi carreta sigue.
Y en cuanto a pantanos, más frecuentes son los de su camino, descarrilando por la mañana (y también por
la tarde) causando mayores daños, pues si mis viajeras se embarran, las suyas suelen no contar el cuento.
Malditos naciones estos, que vienen a arrebatar el pan del pobre. Quiera Dios te empantanes por siempre”.


        De memoria – Arturo Jauretche
         “La mujer tenía una situación de inferioridad que los chicos percibíamos, como si ella fuera el punto
vulnerable de las familias.
         Así era una injuria decir “¡adión cuñao!” y correspondía una rápida y agresiva respuesta: “¡por tu
hermana no hay cuidao!”.
         Estaba implícito que el “cuñao” suponía una relación de macho con la hermana del saludado,
situación tan ofensiva que sólo se equilibraba siendo el macho de la hermana del otro. (...) Para las
muchachas las actividades casi se reducían a los quehaceres de la casa, y aprendiéndolos se preparaban
para el matrimonio que era el destino en expectativa; también adquirían habilidades de ornato como las
labores de aguja, desde el bordado al tejido, y artes decorativas como el repujado del cuero y desde luego
dibujo, pintura o aquel inevitable piano que martirizaba a las ejecutantes y vecinos con sus eternas sesiones
de ejercicios que las más de las veces terminaban logrando los primeros compases del vals “Sobre las olas”
ejecutado con dos dedos. Era la época de la declaración y también de los papeles teatrales en las fiestas de
beneficencia. Pero ¡guay de bandearse en el arte queriendo ser artista! ¡Y mucho menos en la escena!
         ¡Nada menos que artista de teatro! Dirían padres y hermanos sumidos en común vergüenza ante la
conmiseración burlona de todo el vecindario. (...) Algunas mujeres se proveían de recursos como modistas
o bordando, tejiendo y cosiendo para afuera; otras se escalonaban, en una pobreza ya confesada: las
pantaloneras, las que cosían para las tiendas; luego lavanderas y planchadoras hasta llegar a las cocineras,
mucamas y niñeras, terminando con las chinitas de los mandados y el mate.
         La enseñanza comenzó a abrir un nuevo horizonte a las mujeres, que daban lecciones de violín,
piano o canto, y el magisterio trajo una perspectiva más amplia”.


        La mujer en la vida nacional – Fryda Schultz de Mantovani
        Escuela y cuestión de género a fines del XIX
        “La escuela Norma ha realizado entre nosotros una simbiosis del romanticismo liberal de fin de siglo
y de la conciencia femenina de su emancipación, en un nivel morigerado y discreto. Porque la mujer se
caracteriza entre nosotros por una velada beligerancia frente al hombre y por pretender estar más allá de la
fuerza, en virtud de su inteligencia y educación. La escuela normal no creó, de este modo, émulas del
                                                                                                           65
varón, sino deseadas y eficaces compañeras, a causa precisamente de que incorporaban a la vida
masculina elementos de presencia en la intimidad y de apoyo en la vida social que el hombre necesitaba,
asilado en un país de geografía dispersa. Y es así que no fueron sino contados, al principio, los matrimonios
que se hicieron entre condiscípulos, mientras que el inmenso número de las maestras, a lo largo de toda la
República, se unieron a hombres de la industria y del comercio, que muchas veces no las alejaban de sus
actividades y, por el contrario, las alentaban”.

          Los primeros ámbitos de participación pública
          “Uno de los signos de la transformación social que poco a poco venía operándose desde la última
década del siglo XIX y comienzos del XX, fueron las asociaciones de mujeres que, con otro fin que el
benéfico y otra intención que la de la cofradía religiosa, surgieron en Buenos Aires y otras ciudades del
interior. (...) Hubo quien se atrevió a estudiar medicina –el aspecto físico de la vida siempre ha sido uno de
los intereses primordiales de la mujer, como si su conservación y cuidado derivaran del instinto materno-, o
abogacía, otra de sus inclinaciones, quizá más riesgosa pero brillante frente al hombre; y ambas carreras
las ejerció como profesional. (...) Es verdad que constituyeron ligas para los derechos cívicos, poco
numerosas y continuamente jaqueadas por la sorna masculina que pretendía ridiculizarlas con el mote de
sufragistas; pero bajo esta misma denominación englobaba el hombre todas las actividades de la mujer que
no fueran las del templo o la beneficencia, al parecer las únicas lícitas. El Consejo Nacional de Mujeres se
fundó en Buenos Aires en 1900 por iniciativa de la doctora Cecilia Grierson, primera médica recibida en el
país. Esta institución respondía a una entidad madre, el Consejo Internacional de Mujeres, con sede en
Londres, y la Biblioteca, su rama principal, comenzó su enseñanza para los jóvenes en 1903 con una
cátedra de “arte de leer”, denominación que es por sí misma un símbolo de la época”.


        Feminismo y marxismo – Fanny Edelman
         “El soplo renovador que se vivía en Europa y en los Estados Unidos llegó a nuestro continente y fue
abrazado por mujeres valientes que, superando los muros del patriarcado, fueron pioneras de la lucha por
sus derechos.
         El Congreso Internacional Femenino de 1910, realizado en Buenos Aires, constituyó un ejemplo
elocuente de la importancia de sus demandas y su actuación. Había calado hondo la convocatoria de Rosa
Guerra, desde las páginas de La Aljaba primero y desde Las Camelias después, a defender la igualdad de
los sexos. También las de Juana Manso proponiendo en Album de señoritas “emancipar a las argentinas de
las preocupaciones más torpes y añejas que les prohíben hacer uso de su inteligencia enajenando su
libertad y su conciencia”.
         Con la corriente inmigratoria que llegó al país a fines del siglo XIX y comienzos del XX, ingresaron
también las ideas anarquistas y socialistas y con ellas el tema de la igualdad de la mujer y esencialmente de
la mujer trabajadora.
         Surgieron agrupaciones y periódicos de mujeres anarquistas y socialistas; entre las primeras, La
voz de la mujer, en enero de 1896, que en su editorial de presentación dice: “¡Compañeras y compañeros,
salud!, hastiadas ya de tanto y tanto llanto y miseria, hastiadas del eterno y desconsolador cuadro que nos
ofrecen nuestros desgraciados hijos, los tiernos pedazos de nuestro corazón, hastiadas de pedir y suplicar,
de ser el juguete, el objeto de los placeres de nuestros infames explotadores o de nuestros viles esposos,
hemos decidido levantar nuestra voz en el concierto social y exigir, exigir decimos, nuestra parte de
placeres en el banquete de la vida”




66
         Banderas. Pasiones. Camaradas – Fanny Edelman
         “Un horizonte muy amplio se abría ante mí. Corría el año 1934 cuando me agilié al Partido
Comunista y mis primeras armas las comencé a librar en el Socorro Rojo. Guardo del Socorro Rojo uno de
los más queridos recuerdos de mi vida. Iniciaba mi actividad política en una organización que expresaba
uno de los sentimientos más bellos que pueden anidar en un ser humano; el de la solidaridad, el de la
ternura de los pueblos, como la calificó con tanta verdad la poetisa nicaragüense Gioconda Belli. Los años
30, tan crueles para el pueblo trabajador, fueron al mismo tiempo de un impresionante despliegue de
solidaridad con los presos políticos y sociales y sus familias, que sufrieron el allanamiento y el despojo de
sus hogares, vejámenes a sus familias, persecución y torturas. Cuánto me conmovían nuestros encuentros
con ellos, cuando los visitábamos en la cárcel, su dignidad, su fuerza y valentía. Inmensa era nuestra
alegría al verlos después en libertad.
         Recuerdo con mucho cariño el aporte de pequeños artesanos y obreros rusos, polacos, búlgaros,
yugoeslavos, italianos y españole, que buscaron en nuestro país resguardo de las persecusiones de que
habían sido objeto en su tierra, alistados en las filas del Socorro, expuestos a que se les aplicara la nefasta
Ley de residencia 4144, brindando con una gran entrega su contribución cotidiana a nuestra labor.
         Las mujeres jugaron entonces, como lo han hecho a lo largo de todos estos años, un papel
preponderante en la ayuda moral, política y material a los presos. Nosotras mismas fuimos destinatarias de
esa solidaridad una y otra vez, en el Asilo San Miguel y en la cárcel Correccional de Mujeres, detenidas
justamente por brindar solidaridad a los huelguistas, a los presos, por actuar en defensa de nuestros
ideales.
         Cómo no recordar a la vieja Slate y a la vieja Molesini. Ellas simbolizaron y continúan simbolizando
la fuerza de la solidaridad, entendida como una tarea eminentemente revolucionaria.
         La vieja Slate, con su cabeza blanca, su cuerpo pequeño, sus ojos vivaces y alegres y la vieja
Molesini, alta, hermosa, enérgica, dotadas ambas de un coraje ejemplar, con una convicción profunda y un
valor a toda prueba. Nada las arredraba, nada las detenía”.


Dinámica grupal participativa:


        Presentación: ahora vamos a conocer algo más sobre la Revolución Mexicana y como las mujeres
fimos protagonistas de lo que ocurría en aquel país a comienzos del siglo XX. Para ello vamos a escuchar
una canción muy famosa y que Uds. casi seguro que conocen, que se llama “La Adelita” que habla,
justamente, de una mujer guerrillera y luchadora.
        Primero les quiero contar qué es “La Adeltia”: Esta canción es una de las más populares de la
época de la Revolución Mexicana liderada por Pancho Villa y Emiliano Zapata. En ella se refleja el rol de la
mujer como actor social revolucionario y combativo en una etapa clave para las luchas sociales en México.
Si bien se desconoce al autor de la canción, ésta fue pasando de boca en boca hasta transformarse en un
himno de la Revolución. Tampoco se tiene certeza sobre la existencia real de un personaje histórico
llamado Adelita o si, más bien, Adelita representa a las miles de mujeres mexicanas que se movilizaron en
la época.
        Más allá de este detalle casi anecdótico, lo concreto es que esta canción pone en evidencia, una
vez más, que toda lucha revolucionaria significa la participación activa de todo el pueblo, ya que de lo
contrario no es lucha revolucionaria, sino simple conflicto faccioso o militarizado.
        Al igual que muchas Juanas durante la revolución independentista de comienzos del siglo XIX,
estas Adelas se destacaron como soldaderas y conductoras durante el proceso revolucionario desatado en
México casi un siglo después.

                                                                                                            67
        Ahora escuchemos la canción:
        ¿Qué les pareció? ¿De qué habla?

        Bueno, ahora vamos a escucharla nuevamente pero Uds. van a tener la letra de l canción (se les
entrega fotocopia del texto):

         “En lo alto de la abrupta serranía, acampado se encontraba un regimiento y una moza que valiente
lo seguía. Locamente enamorada del sargento, popular entre la tropa era Adelita, la mujer que el sargento
idolatraba, porque a mas de ser valiente era bonita, que hasta el mismo coronel la respetaba. Y se oía que
decía: aquel que tanto la quería: que si Adelita se fuera con otra, la seguiría por tierra y por mar; si por mar
en un buque de guerra, si por tierra en un tren militar. Una noche en que la escolta regresaba conduciendo
entre sus filas al sargento, por la voz de una mujer que sollozaba. La plegaria se escuchó en el
campamento. Al oírla, el sargento, temeroso de perder para siempre a su adorada, ocultando su emoción
bajo el embozo, a su amada le cantó de esta manera: que si Adelita se fuera con otro. Y después que
terminó la cruel batalla y la tropa regresó a su campamento, por las bajas que causara la metralla; muy
diezmado regresaba el regimiento recordando aquel sargento sus quereres. Los soldados que volvían de la
guerra ofreciéndoles su amor a las mujeres, entonaban este himno de la guerra; y se oía que decía aquel
que tanto la quería; y si acaso yo muero en campaña y mi cadáver lo van a sepultar, Adelita, por Dios te lo
ruego con tus ojos no me vayas a llorar. Y se oía que decía aquel que tanto la quería... Y si Adelita fuera mi
novia, y si Adelita fuera mi mujer, le compraría un vestido de seda para llevarla a bailar al cuartel. Y si acaso
yo muero en la guerra, y si mi cuerpo en la sierra va a quedar, Ay, Adelita, por Dios te lo ruego, que por mis
huesos no vayas a llorar. Si Adelita quisiera ser mi esposa, si Adelita ya fuera mi mujer, le compraría un
vestido de seda para llevarla conmigo al Edén”

        Bien, ahora vamos a reflexionar sobre estas preguntas (esto se puede hacer en pequeños grupos y
luego una puesta en común:
            1. ¿Quién es Adelita? ¿Qué hace? ¿En qué contexto le toca actuar?
            2. ¿En qué términos está planteada la relación entre Adelita y el sargento? ¿Adelita está
                subordinada a él?
            3. ¿Cómo creen que se describe a la mujer a través del personaje de Adelita?
        Con la música de La Adelita escriban una estrofa describiendo a alguna mujer que Uds. elijan.




68
                                LA MUJER EN EL PERONISMO
En esta clase se contó con la presencia de la Sra. Blanca Ibarlucía, cuyos comentarios están resaltados en
Negrita.

Temario:
    El rol de la mujer durante el peronismo.
    La figura de Eva Perón
    La participación de las mujeres en la vida política. El voto femenino.

Contexto histórico:

En el período anterior al Peronismo, las mujeres comenzaban a insertarse en el mercado laboral. En
Argentina se estaba produciendo un proceso de industrialización incipiente que incluso el peronismo trató
de promover. Por lo tanto, había mujeres que trabajaban en fábricas textiles, de tabaco, calzado, etc. Las
mujeres como grupo comenzaron a tener más presencia en las calles, una presencia pública más
importante.
Sin embargo, la situación laboral en relación con los hombres, era mucho peor, porque los salarios eran
menores y también estaban sometidas a condiciones de explotación y maltrato por parte de los capataces y
los patrones. Para este período, había algunos grupos, que trataban de imponer algunas reformas para
mejorar la situación de las mujeres. Por ejemplo disminuir la jornada laboral a seis horas, período de
maternidad, etc. Sin embargo, la legislación de la época revela que eran muy pocos los que respetaban
estas leyes.
Si nos referimos a la situación civil, los derechos civiles, hasta 1926 las mujeres eran consideradas iguales
a incapaces o menores. En 1926 por una propuesta del partido socialista se reformó el Código Civil y las
mujeres podían escoger el trabajo y a hacer uso de su salario.
Hasta ese momento, la mujer no participaba en la vida política en absoluto. Hay algunas mujeres que
luchaban por el sufragio femenino, pero no tenían un apoyo masivo de la población y tampoco de las
mujeres trabajadoras. En parte porque estaban formadas por los dirigentes, vinculadas al partido socialista
y anarquista y pertenecían a clases medias y altas, situación por la cual, no había una identificación con su
discurso.
Hacia 1943 se dio un golpe de Estado cívico militar, liderado por el Grupo de Oficiales Unidos, el GOU,
entre los cuales estaba Perón.
En principio este gobierno no tenía ninguna medida muy progresista con respecto a la mujer. Todo lo
contrario, uno de sus presidentes, Ramírez, alentaba a que las mujeres no trabajaran, porque consideraban
que el lugar de la mujer estaba en el hogar.
Perón no tenía las mismas ideas que sus compañeros, y desde la Secretaría de Trabajo y Previsión creó
una comisión pro sufragio femenino que estaba liderada por una mujer, Haydee Longoni.
Esta medida fue muy importante porque por primera vez, desde el Estado se impulsaba la participación
política de la mujer. Sin embargo, esto generó una reacción paradójica entre los grupos feministas que
rechazaban la idea de Perón por tratarse de un gobierno al que ellas consideraban autoritario, y se oponían.
Esto generó una paradoja porque estos grupos feministas estaban rechazando lo que era su propia razón
de ser, el voto femenino.
El voto era universal, pero en ese universal no entrábamos más del 50% de la población que éramos
las mujeres.



                                                                                                          69
Perón, desde la Secretaría de Previsión logró ciertos derechos para los trabajadores, generando una
historia conocida de roces, que lo llevó a su encarcelamiento. Esta situación provocó la movilización de los
trabajadores por primera vez en la historia Argentina, quienes salieron masivamente.
Esta jornada histórica tuvo como resultado la liberación del líder, y también que el gobierno militar
colapsara, logrando llamar a elecciones para 1946. Hasta entonces la figura de Eva Perón no había tenido
demasiada relevancia, pero una vez que el peronismo gana las elecciones, va a ser Eva Perón la que lleve
adelante la campaña del voto femenino, que era uno de los objetivos del Plan Quinquenal. También llevó
adelante esta campaña a través de una difusión radial muy importante y en sus discursos vemos dos
aspectos muy importantes y discutibles. Por un lado, Evita llamaba a la movilización y la participación de
las mujeres, pero también decía que la función de las mujeres seguía siendo el hogar, ser madre, criar a
sus hijos, esa era para ella la función primordial.
Por un lado este discurso volvía a ser similar a un discurso tradicional que siempre remarcaba que el lugar
de la mujer era el hogar. Pero de todas maneras había diferencias.
- Hay que remarcar. No era que Evita decía que la mujer tenía que estar en el hogar, decía que el rol
que cumplía la mujer en el hogar era muy importante porque creaba mentes, pensaba, educaba. Pero
las impulsaba a que realizaran tareas fuera del hogar. No había una dicotomía ahí.
Ella conciliaba las actividades políticas con las tareas del hogar. Creo que las prácticas sociales que ella
impulsaba y las prácticas políticas son mayoritariamente, la asistencia social, que es una tarea que concilia
las dos cosas.
- Lo que hacía era propiciar, había que darle valor a ese trabajo que las mujeres hacíamos porque
era el sustento de la sociedad. Daba valor a ese trabajo “incivilizado” de la mujer, aunque no lo
decía en estos términos, pero entendía que el lugar de la mujer era, que es lo que decimos las
mujeres ahora, la doble jornada. El valor del trabajo en la casa, en la crianza de los hijos, en el
apoyo de la familia, y la tarea política. Y no siempre se reconoce.
A través de la ley 13.010 el Congreso votó por unanimidad el voto femenino. Con eso se consolidó la
participación de la mujer en la vida política. Esta ley no sólo permitió a las mujeres votar, sino que podían
ser votadas. De esos cuadros que militaron con Eva en las organizaciones como el Partido Peronista
Femenino, surgieron entonces las primeras diputadas y senadoras del país. Impulsaron medidas tan
importantes, como en 1954, la ley de divorcio, por ejemplo.
- Cuando nosotras nos movilizamos para que introdujeran el voto femenino, están registrados los
discursos espantosos que se decían en las cámaras, lo menos que se decía era que éramos
ignorantes, que no estábamos capacitadas para votar, que sería la destrucción de la familia, que las
mujeres íbamos a votar lo que nos dijera el marido, el padre o el hermano. Pero específicamente, se
hablaba de la destrucción de la familia, porque la mujer iba a salir a votar que se iba a inmiscuir en
temas que no competían a la mujer sino que eran de los hombres. Y además hay una cosa que es
visible, decían que en los casos en que las mujeres tenían que ir a votar a lugares lejanos, los
hombres podían ir y dormir en cualquier parte, pero las mujeres tenían un problema que les pasaba
todos los meses, que los hombres no tenían ese obstáculo.
Por problemas biológicos, entonces la mujer tampoco podía votar…
Nosotras estuvimos en la puerta de la legislatura. Salimos después y no se había aprobado el voto.
Pero les quiero decir que nos fuimos tristes, apesadumbradas. Hasta que el juez por presión de las
mujeres, decisión política de Perón, y fuerza de Evita la aprueban. Entonces es Evita la que nos
muestra la ley. Ella nos capacita, capacita a las mujeres de Evita, las que trabajábamos en diferentes
lugares para enseñarles a las mujeres sus derechos políticos.
Evita nos hablaba a nosotras: “ustedes saben, ustedes pueden, ustedes deben”. Las mujeres de los
partidos políticos a los cuales pertenecía mi familia les hablaban a los varones. Evita nos hablaba a
las mujeres de nuestros derechos.

70
Entonces en 1949 se fundó el Partido Peronista femenino. Hubo 500.000 mujeres afiliadas
aproximadamente. Y más o menos se fundaron 3600 unidades básicas del partido. Las mujeres que
militaban allí se dedicaban tiempo completo, realizando tareas de afiliación en todo el país, tareas sociales.
A pesar de que los discursos decían que tenían que estar en el hogar, en la práctica se dedicaban
completamente a esta tarea.
- Evita dio créditos a las mujeres para los talleres en las casas. Lo que hizo Evita fue darle
directamente a las mujeres los mecanismos para fortalecimiento y para hacer cuestiones que se
podían vender.
Independencia económica de la mujer, pero siempre dentro de un espacio limitado, del hogar. La costura
era la actividad que podía conciliar estas dos cosas. Si bien la mujer trabajaba, también se encargaba de
las tareas del hogar.
Otra de las instituciones importantes fue la Fundación Eva Perón, que se creó en el año 1948. Era el primer
organismo que desarrollaba la asistencia social de una manera estructurada y desde el gobierno. Se
diferenciaba tajantemente de todo lo que habían sido las prácticas de beneficencia. Anteriormente existía
algo que se llamaba la Sociedad de Beneficencia de la Capital, que estaba formada por mujeres de clase
bien porteña, que realizaban una tarea cercana a la “limosna” según Eva. Para ella, era una fachada de las
elites para utilizar los subsidios del Estado y decir que tenían alguna conciencia social y se preocupaban de
los sectores más humildes. Eva también se distanciaba de las viejas feministas, porque para ella las
feministas socialistas se querían parecer a los hombres. Ella remarcaba mucho que la mujer tenía que
seguir siendo mujer. Marcaba el tema de la belleza, de la femineidad, que las mujeres mantuvieran su
apellido de casada, que estuvieran bien vestidas.
Este es otro tema para debatir. En parte seguía una línea tradicional con ese rol de feminidad, pero también
se diferenciaba de todo un modelo al resaltar tanto la belleza, una actitud de provocación a la paquetería
entre las mujeres de las clases altas.
- Evita representaba dos cosas, representaba a la primera dama y representaba el sueño de todas
las mujeres de todas las clases sociales, porque... también estaban las otras clases sociales, estaba
Amalita Fortabat, no se crean que sólo las mujeres pobres se veían reflejadas en ella. Ocupó a las
mujeres pobres y las sacó de la pobreza, porque ella había sido muy pobre, porque había sufrido la
discriminación. Pero representaba los sueños de todas las mujeres.
Con relación a lo antedicho, parece importante remarcar que el peronismo tenía una política de apoyo a la
familia. La familia era la célula de la sociedad, por eso en el primer plan quinquenal la favoreció mucho. Por
ejemplo, a través del salario familiar, otorgando créditos a las familias numerosas, se promovía mucho la
natalidad y había una condena muy grande del aborto. Y bueno parecería haber cierto tipo de continuidad,
en lo que respecta al papel de la familia, con el discurso de la Iglesia católica. Recordemos que antes
aquellos niños que nacían por fuera del matrimonio, en su momento aparecían como hijos de padres
desconocidos, no tenían ningún derecho a la herencia. Mas la discriminación. El peronismo también
dignificó todos esos orígenes.
Eva fue la que mas encarnó esa figura, porque misma ella cargaba con todos esos estigmas. Ahí hay un
poder revolucionario importantísimo que da cuenta del cambio social que se produjo en cuanto al papel de
la mujer, el rol de la mujer. También pensemos en la Fundación Eva Perón, la ayuda que le prestó a todas
las mujeres, a las madres solteras, dándoles un lugar digno en la sociedad que antes no tenían.
Esta situación se refleja en la película “Perón, sinfonía de un sentimiento”. La imagen del momento en que
Eva renuncia a su candidatura a vicepresidente, las caras de esas mujeres que estaban delante de toda esa
movilización, la cara de desesperación de esas mujeres, era una desesperación que reflejaba, la lectura
política del momento, la lectura que esta renuncia marcaba que las fuerzas tal vez más conservadoras del
peronismo estaban ganando la pulseada en este momento. Y eso para mí, puede responder a la pregunta
de cuántas mujeres se movilizaron para el voto femenino. Me parece que esa imagen nos muestra que las
mujeres que se movilizaron fueron muchas, pero no sólo fueron a caminar por las calles, habían adquirido
                                                                                                            71
un grado de conciencia, no sólo en su rol de mujeres, sino en su rol de agentes del cambio, de agentes de
transformación. Y eso me parece que lo podemos ver masivamente a través del peronismo, esta decisión
de transformar la realidad, y esa decisión de que las mujeres sean protagonistas en ese cambio. Un cambio
que, como se tiene que hacer principalmente en el plano cultural, es una de las batallas más difíciles y más
graves de recorrer.


Dinámica grupal participativa: La participación y rol de la mujer en el Peronismo
Las participantes trabajaron con imágenes de los hogares de tránsito de la época del Peronismo y de la
escuela de enfermería. Se dieron algunas preguntas para debatir entre las participantes.

Aportes y opiniones de las participantes:
- Se utilizaba la beneficencia para tapar agujeros, para mantener el control sobre la gente pobre sean
trabajadores, indigentes. Entonces, eso era ocupar un lugar en una elite. “yo soy benefactor de tal cosa,
tengo esta fundación tal”, y era nada más que para tapar un agujero, nada más que para eso era la
beneficencia, en realidad no sirve.
- Lo de antes lo dijo acá claramente la compañera. Y después, el gobierno peronista, fundamentalmente,
votó leyes desde el Congreso de la Nación. Mediante estas leyes aprobadas se cubrieron las grandes
carencias que había hasta ese momento, en salud, educación y vivienda, los tres grandes pilares del
Peronismo. Estas leyes eran leyes de protección, al menor, a la mujer, leyes de salud para todos los
necesitados del país, derechos a la clase trabajadora.
- La medicina del doctor Ramón Carrillo decía que prevenir la enfermedad era más importante que curarla,
porque la prevención, no existía en esta época en nuestro país. Y de esa manera se evitaba que en los
lugares más lejanos a las metrópolis, todos pudieran tener una asistencia médica, eso era fundamental.
- En cuestión de la salud, se promovió el “hospital extra muro”, o sea, no esperar que el paciente llegue
enfermo, sino salir a buscarlo antes de que venga. Y también promover que los médicos vayan a otros
lados, a provincias, médicos de frontera, médicos rurales, como el gran doctor René Favaloro. No
solamente llevaban salud, llevaban cultura, cine, bibliotecas.
- Lo básico era para contener y para darle a la trabajadora o al trabajador un lugar digno donde poder vivir,
bañarse, comer. Era un derecho tener un lugar digno donde poder dormir, bañarse, salir a trabajar al otro
día. Ahí si está la diferencia, ¿qué nos sugiere contra la limosna o la beneficencia de los ricos? Que era por
ahí, donar un cheque sin saber lo que pasaba con ese cheque. Por eso, ahí está lo que decía Perón, que
mejor que decir es hacer.
- Eva decía: “Cuando existe una necesidad, existe un derecho”. Es una frase que debemos actualizarla y
mantenerla en vigencia para cuando tengamos que pedir cosas.
- Hoy se ha instaurado el tema de los derechos humanos, pero ya en la época de Perón se pasó de la
asistencia social a la justicia social. Lo que hoy llamamos Derechos Humanos, para nosotros era la
justicia social.
- El actual museo Evita era un hogar de tránsito para las madres solteras. Y fíjense el detalle... Eva elige
una casa en el medio del barrio de la oligarquía para instalar ahí a las madres solteras, para que tengan un
lugar de contención. Es todo un símbolo.
- En el contexto mundial, la familia es la célula de la sociedad. Vemos las sociedades en Europa y en
Estados Unidos, se trata de reconstruir a la sociedad después de la guerra. No es un discurso ajeno a la
época.
-¿Cuál es el ideal de feminidad que sostenía Eva Perón?


72
- La mujer debía conservar su rol de madre, educadora de sus hijos, esposa, debía llevar el apellido de su
esposo, para marcar que estaba casada. Debía conservar su arreglo personal y su belleza, que la
diferenciaba como mujer.
En un fragmento Eva decía que las feministas están dominadas por el despecho de no haber nacido
hombres más que por orgullo de ser mujeres.
- ¿En qué aspecto acuerdan ustedes con esta idea de feminidad y belleza?
- Nosotras coincidimos en que el espacio ocupado debe ser conservando su identidad como mujer.
- “Evita es mito, es literatura, es imagen, fábula y leyenda”. A nosotras nos tocó pensar esta frase en
relación a nuestras experiencias personales y familiares.
- la cuestión es más personal. Yo nací en el 52, o sea que no lo he visto, pero mis padres son muy
peronistas. Por lo que yo he sabido y ya después militando y leyendo un montón de cosas... lo que veo es
que la elevó el mismo pueblo. El mismo pueblo necesitado la eleva a Evita como santa. El mismo pueblo
que durante muchas décadas había sido marginado, tenía por primera vez algo, una máquina de coser, una
muñeca, una sidra y un pan dulce a fin de año. La derecha con la iglesia criticaban todo eso… Todo esto
que se conseguía para el pueblo no salía de un bolsillo privado, sino que se le exigía al empresariado que
se “ponga” con todo eso..
- Antes de Perón, los feriados se descontaban de la plata del sueldo del trabajador, después de las leyes
del peronismo el patrón es el que tiene que pagar todos esos feriados, de los cuales uno al año, el
trabajador no lo recibía porque iba para La Fundación. El trabajador si lo quería hacer lo hacía, sino no,
pero el trabajador tenía adentro la solidaridad. Los primeros que damos somos nosotros. Entonces, esa era
la distribución de la riqueza, que era la imposición, porque no pagaban los impuestos que pagan ahora.
- sobre este tema hay que dejar en claro que hoy el Estado tiene menos recursos que en la época del
peronismo. ¿Los recursos de dónde salen? De cobrar impuestos a los que más tienen. En la época
peronista se crea el IAPI que fue la nacionalización del comercio externo, ¿qué quiere decir esto?, que a la
oligarquía terrateniente de la Argentina se le cobraban altísimos impuestos para poder exportar sus
productos. Este dinero, que generalmente partió para el Banco Industrial para repartirlo a través de
préstamos a muy bajos intereses, para desarrollar la industria, para crear empleos y para mantener salarios
altos. Así fue como el peronismo pudo desarrollar su distribución más o menos equitativa de la riqueza. Esto
nos lleva a decir que no confundamos. La distribución de la riqueza parte de la riqueza que genera un país,
todos los habitantes de ese país, y para distribuirla equitativamente es condición sine qua non sacarle a los
que más tienen para repartir a los que no tienen, y que no es un robo, o sea, es justamente repartir
equitativamente.
- ¿Qué nos sugiere la imagen de la escuela de enfermeras dependiente de la fundación Eva Perón? ¿Qué
paralelismo pueden trazarse con la propia figura de Eva Perón?
- Hasta los años ’40 la enfermera era catalogada socialmente como una persona de mala reputación.
Durante el peronismo, en cambio, adquirió mayor protagonismo y se convirtió en la imagen femenina del
trabajador. De acuerdo a lo que nos pareció tratando de viajar en el tiempo, que la mujer, a pesar que iba a
cuidar un enfermo que podía ser un hombre, ¿qué sería para ese hombre tener que aceptar que una mujer
lo curara?
- Con la Escuela de enfermeras de la Fundación Eva Perón, suponemos que dignifica esa enfermera,
porque ella levanta la autoestima de las mujeres, hace que la mujer salga a la calle a pelear, a tener mas
fuerza, a ponerla al lado del hombre y que muchas veces lo supere, que actualmente lo hace, y levantar su
ego, que supongo que hasta esa época estaba bastante mal. Rompe prejuicios y el compromiso social que
hace que tenga la mujer en la sociedad, yo creo que la impulsa a ir a hacer cosas que por ahí tenía
pensado que no podía llegar.

                                                                                                          73
Y después con respecto a la imagen de la enfermera, nos pareció espantosa, parece “sor María”. Una cosa
ahí, toda prolijita, abnegada, compasiva, servil, sumisa y ahora me parece que hay enfermeras que no
deben tener ni uniforme.
- Yo era enfermera, teníamos unas polleras muy cortas, en terapia, las camas son altas y fue la gran pelea
el uso del ambo.
- Yo quería agregar con respecto a esta imagen, que en parte la elegí porque la enfermera tenía una mala
reputación, eran consideradas como prostitutas porque se decía que estaban con los médicos. Y esta
imagen, parece una estatua religiosa, pero también muestra el sacrificio, que son valores que son muy
religiosos pero estuvieron muy presentes, el sacrificio, la dedicación.
- Hay que considerar también que los hospitales eran manejados por órdenes religiosas, de hecho todos los
hospitales tienen su capilla, de manera que era lógico.
- Yo para terminar quería rescatar a Eva, más que como mito o leyenda, como una mujer, una luchadora,
una revolucionaria, y hoy nosotras estamos en la misma lucha por los derechos y para conseguir la justicia
para todos.

Resumen de la clase:
PERONISMO (1945-1955)

        1940: mujeres insertas en el mercado laboral
Argentina: incipiente proceso de industrialización ==> mujeres en fábricas, en una situación laboral
desventajosa con respecto a los hombres (maltrato, salarios más bajos) ==> cada vez mayor presencia
pública.
Algunos grupos, como el Partido Socialista, intentan reformas para mejorar la situación de la mujer, pero
son muy poco respetadas.
Derechos Civiles: hasta 1926, las mujeres eran consideradas como incapaces o menores. Luego, se les
permitió trabajar y disponer de su salario.
Lucha por el voto femenino ==> se daba solo entre las mujeres de clase media y alta.

        1943 ==> GOLPE DE ESTADO encabezado por el Grupo de Oficiales Unidos, al que pertenecía
         Perón.
Ramírez, el presidente, alentaba que la mujer no trabajara porque su lugar estaba en el hogar.
≠
PERÓN ==> ya desde la Secretaría de Trabajo y Previsión había creado una comisión pro-voto femenino,
encabezada por Haydee Longoni
Los grupos feministas rechazaban la idea de Perón porque el gobierno, para ellas, era autoritario.
Perón desde la Secretaría, amplió los derechos de los trabajadores. Fue encarcelado y se produjo la
movilización popular del 17 de octubre de 1945.
Liberación de Perón / Colapso del gobierno militar.

        1946 ==> Elecciones. Gana PERÓN ==> PRESIDENTE
Una vez que ganó, Evita llevó la campaña del voto femenino (uno de los objetivos principales del Plan
Quinquenal).
74
El discurso de Evita tenía dos aspectos:
1º - llamado a la participación de la mujer
2º - su lugar seguía siendo el hogar
        Evita conciliaba el hogar y la vida pública
LEY 13.100 ==> el Congreso votó por unanimidad el VOTO FEMENINO, que además posibilitaba que las
mujeres fueran votadas. Así, surgieron las primeras senadoras y diputadas del país. ==> 1954: Delia Parodi
impulsa la Ley de Divorcio.

       1948: se crea la FUNDACIÓN EVA PERÓN. Se trataba de la primera organización de asistencia
        desde el Estado, diferenciándose de las políticas anteriores.
Eva se distancia de las viejas feministas porque para ella, querían igualarse a los hombres. Eva defiende lo
femenino.

       1949: se funda el PARTIDO PERONISTA FEMENINO, al cual se afiliaron cerca de 500.000 mujeres
        y se fundan aproximadamente 3600 Unidades Básicas.
Eran militantes a tiempo completo, dedicadas a las tareas de afiliación y difusión por todo el país.
El peronismo apoyó mucho a la familia.
Por ejemplo, en el Primer Plan Quinquenal se establecieron salarios familiares y créditos.
Se condenaba al aborto, pero se tomaron medidas como la equiparación de los hijos legítimos e ilegítimos.
Se dignificaron los orígenes y las madres solteras.




                                                                                                          75
      LA PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES DESDE LA RESISTENCIA HASTA EL
                          TERRORISMO DE ESTADO
Temario:
    Los sucesivos golpes militares que se dieron desde 1955 hasta 1976.
    La resistencia peronista.
    El rol y participación de las mujeres en la resistencia.

Contexto histórico:
El período que va de 1955 a 1976, se inaugura con el golpe militar. Esta etapa estuvo signada por la
inestabilidad política, de los gobiernos constitucionales que hubo en este período, ninguno pudo terminar el
mandato. Todos fueron interrumpidos por los militares. Otra de las características de todo el período fue la
creciente movilización de la sociedad, con distintos grados.
Después del golpe de 1955, todas las conquistas que habían sido ganadas por la clase trabajadora, se
fueron echando atrás. A partir del golpe militar que se autodenominó “Revolución Libertadora”, asumió la
presidencia el general Lonardi, quien era un militar más conciliador. Su lema era “ni vencedores, ni
vencidos”, y a partir de ese lema se desenvolvió. Él decía que estaba de acuerdo con muchas de las cosas
en cuanto a nivel social del peronismo, pero la figura de Perón había corrompido el sistema. Lo que él
quería era volver a las bases, al golpe militar de 1943. El problema era que dentro de las Fuerzas Armadas,
no todos tenían la misma postura que él. Por lo tanto, su posición conciliadora generaba bastante malestar
dentro de las fuerzas, especialmente en la Marina, que era un bastión tradicional del antiperonismo. El
vicepresidente de Lonardi, que era Isaac Rojas, formaba parte de la marina. Las presiones terminaron
provocando la renuncia de Lonardi en noviembre de 1955, y en su lugar asumió el general Pedro Eugenio
Aramburu.
Aramburu adoptó una política radicalmente antiperonista, se lanzó a la desperonización de la sociedad.
Consecuentemente, el peronismo fue proscrito, se intervino la CGT y los sindicatos. En 1956 el gobierno
sacó un decreto por el que se prohibió mencionar Perón, Partido Justicialista, Eva Perón y todo simbolismo
o palabra que tuviera que ver con el peronismo. De ahí en más a Perón se lo mencionaba como el “tirano
prófugo”, eso se veía en las publicaciones de la época.
El objetivo de la “Revolución Libertadora” era gobernar integrados a la sociedad civil para traspasar el
mando a un gobierno constitucional lo antes posible. Dentro de este contexto, en 1957, el gobierno llamó a
una Convención Constituyente para derogar completamente la Constitución de 1949 –que era la
Constitución que había logrado Perón- y adaptar en su lugar el texto de 1853. Lo que va a tener vigencia
entonces de ahí en mas, es el texto de 1853 más el artículo 14 bis, que era el que se había incorporado en
la Constitución de 1949, con el derecho de los trabajadores.
A la par de la “Revolución Libertadora” surgió la resistencia peronista. Dentro de la corriente sindical,
empezó a haber una cantidad de líderes muy combativos, que presionaban tanto que, en 1957 el gobierno
tuvo que regularizar la situación de la CGT, y las 62 organizaciones, son las que van a estar al mando de la
central sindical. El movimiento obrero integraba la columna vertebral de la resistencia peronista, que estaba
dirigida por Perón desde el exilio.
         Hay que tener en cuenta que después de la caída del peronismo, la Unión Cívica Radical se dividió.
La UCR Intransigente por un lado y la UCR del Pueblo, por el otro. La UCRP estaba liderada por Balbín y
tenía una posición muy cercana al golpe militar, por otro lado, Frondizi que estaba a la cabeza de la UCRI,
se da cuenta que para ganar las elecciones, lo que era fundamental, era contar con los votos de los
peronistas. Entonces Frondizi hizo un pacto con Perón, por el que se comprometía a que si Perón mandaba
a votar a favor de él, se levantaban en un futuro cercano las proscripciones. Así Perón les pidió a los

76
peronistas que voten a Frondizi y éste se impuso con la mayoría de los votos. Además, Frondizi era una
alternativa bastante atractiva para los sectores progresistas.
Entonces, Frondizi asumió el gobierno en 1958. Una de las características principales de su gobierno era la
política económica llevada adelante por el ministro Rogelio Frigerio, que los militares asociaban mucho con
el sector progresista. El gobierno quería llevar a cabo un modelo económico que se llamaba “desarrollismo”.
El “desarrollismo” se basaba en el desarrollo de la industria pesada, pero –a diferencia de lo que había sido
el proyecto anterior al ´55- la industria pesada estaba dinamizada por capitales extranjeros. Con esto,
Frondizi, tenía que crear un campo rentable de inversión, porque si era todo un caos, nadie iba a querer
venir a invertir. Para esto tenía que controlar la inflación congelando los salarios.
El movimiento obrero era muy fuerte, entonces se opone al congelamiento de los salarios, y Frondizi no
pudo terminar de imponer este modelo. Además se instalaron industrias pesadas, como por ejemplo las
industrias automotrices en Córdoba, pero no terminaban de tener una base sustentable. Esta situación
conlleva nuevamente al tema de la resistencia, ya que el año 1959 marca un punto de inflexión importante
en este proceso. Este año es de muchísima movilización social, muchísima protesta, marcado por un
hecho que fue la toma del frigorífico Lisandro de la Torre, que generó una serie de huelgas en distintas
fábricas como un hecho de solidaridad con los compañeros del frigorífico. Ante este escenario, el gobierno
reprimió ferozmente, aplicando el plan Conintes.
A partir de esto, la resistencia peronista se va a segmentar en distintas experiencias, unas más
radicalizadas que las otras. El movimiento sindical en sus dirigencias se comenzó a burocratizar. Este es el
momento en el que ascendía la figura de Augusto Vandor, el obrero metalúrgico que pasó a la cabeza de la
CGT y adoptó una política de “golpear y negociar”, para obtener concesiones. Hubo otro punto de inflexión
en ese año, la Revolución Cubana, ante la cual el gobierno primero asumió una posición de apoyo, incluso
Frondizi se entrevistó con el Che, y luego se abstuvo de votar en la conferencia de cancilleres de Punta del
Este, excluyendo a Cuba del sistema Interamericano. Este episodio creó mucho malestar dentro de las
Fuerzas Armadas. Frondizi tenía por un lado a los sindicatos en contra, y por otro lado a las Fuerzas
Armadas.
Otro hecho fundamental fue durante las elecciones de gobernadores en las provincias, en las que el
peronismo estaba proscrito, pero se presentó en las listas que arman las 62 organizaciones y ganó por una
amplísima mayoría. Consecuentemente, Frondizi intervino las provincias. Éste fue otro punto de inflexión en
relación al peronismo. Ante este hecho, los militares aprovecharon y voltearon el gobierno de Frondizi. En
su lugar asumió la presidencia José María Guido. Este era un gobierno provisional, ya que muy pronto se
llamó a elecciones. El peronismo intentó prevenir que no sucediera lo mismo que con Frondizi, por lo tanto
Perón llamó a votar en blanco, y el que se impuso, Illia, era el candidato de la UCRP, ganó con la primera
minoría que sumaba apenas el 25% de los votos.
Illia empezó con un panorama muchísimo peor que el de Frondizi, porque ninguna de las fuerzas
corporativas lo apoyaban, ni los sindicatos, ni las Fuerzas Armadas. En ese momento Vandor tenía mucho
poder, y seguía aplicando la política de golpear y negociar.
Un año muy importante en este sentido fue 1964, cuando se realizó una reformulación del Partido
Justicialista, en vista de que veían muy cercano el levantamiento de la proscripción. En este contexto se
organizó el Operativo Retorno, para traer a Perón al país. Perón se tomó un avión, pero finalmente fracasa
el operativo porque lo detuvieron en Brasil y lo mandaron nuevamente a España. Este episodio es
aprovechado por Vandor, quien estaba cada vez más enemistado con Perón, porque quería construir su
propio poder.
Por otro lado, además de los sindicatos en contra de Illia, estaban las Fuerzas Armadas, cuyo comandante
en jefe del ejército era Onganía.
En la sociedad había un pedido más generalizado de orden. En este contexto se produjo el golpe de 1966, y
Onganía asume la presidencia. Este nuevo golpe de Estado se autodenominó “Revolución Argentina” y duró
hasta 1973. Onganía acometió directamente contra los partidos políticos, la política en general, la sociedad
                                                                                                           77
civil. Proscribió los partidos políticos, intervino los sindicatos y además redujo los ministerios a cinco. Fue el
primer período de la “Revolución Argentina”, fue un período de shock autoritario.
En 1966, también se intervinieron las universidades, porque se las veía como nidos del comunismo. Así
sucedió la denominada “noche de los bastones largos”. Éstas fueron las características principales de
Onganía en lo político. En lo económico, con su ministro de economía Krieger Vasena, trataron de implantar
un modelo neoliberal, en detrimento de la industria nacional.
Cuando se produjo la “Revolución Argentina”, se formó este tipo de Estado burocrático y autoritario porque
se venía dando una movilización muy profunda en la sociedad, y una radicalización de esa movilización.
Esto es lo que trató de frenar Onganía. Por otro lado, en 1968, se fraccionó la CGT. Por un lado la CGT
Azopardo representaba al sector vandorista y la CGT de los Argentinos, representada por Ongaro.
Esta movilización, a pesar de la represión que continuó, se fue cristalizando, y fue un punto muy importante
en 1969, el Cordobazo.
El Cordobazo fue una movilización que tenía como antecedentes una serie de luchas de los universitarios y
de luchas obreras. En este contexto, tenían mucho peso los sindicatos automotrices, quienes
protagonizaron e hicieron una huelga que fue el disparador de los enfrentamientos que se comenzaron a
producir en las calles.
Las mujeres participaron también como parte de la movilización, y lo que tuvo de importante el Cordobazo,
es que marcó un punto de inflexión sobre como hacer política hasta, aproximadamente el año 1975.
A partir de 1968, desde el Cordobazo, se profundizó el accionar de las organizaciones armadas: F.A.P
(Fuerzas Armadas Peronistas), Descamisados, E.R.P (Ejercito Revolucionario del Pueblo), F.A.R (Fuerzas
Armadas Revolucionarias), F.A.L. (Fuerzas Argentinas de Liberación) y Montoneros.
En esta etapa, el accionar guerrillero se veía como la inexorable salida a hacia la liberación, ya que estaba
impedida la salida democrática. Este sentir revolucionario maduró en este periodo, gracias a antecedentes
claves en la Argentina, Uturuncos en Tucumán en 1959, Taco Ralo que fue una de las primeras acciones
que hizo la FAP antes del Cordobazo, el EGP de Masetti en el norte Argentino, en Salta, que eran los
preparativos para que llegue la columna del Che de Bolivia. Más allá de todo esto, lo que las organizaciones
armadas trataron de hacer en este período, fue una cuestión propagandística. Cuando coparon Garín o la
Calera, cuando saboteaban los camiones de alimentos y los repartían en las villas, era una cuestión
propagandística para que dentro de la movilización social se supiera que existían organizaciones
guerrilleras, que estaban dispuestas a utilizar esa metodología para hacer la revolución. También lo
primordial de este tipo de organizaciones tenía que ver con la vuelta de Perón.
Todos estos sucesos se dieron dentro de un contexto histórico mundial favorable para la concepción
revolucionaria del momento. Podemos citar varios ejemplos: la descolonización de Asia y África, la Guerra
Fría, el Mayo Francés , las Brigadas Rojas en Italia, la Revolución Cubana, el Movimiento Nacional
Revolucionario en Bolivia y Allende en Chile.
Por otro lado, sería bueno recalcar que por este período aparecieron los curas tercer mundistas. La figura
de Mugica, de Camilo Torres, que tiene toda una visión social que empiezan a desarrollar desde la Iglesia.
Todo el movimiento de curas tercer mundistas, que también por ejemplo en Europa eran más conocidos
como los curas obreros, porque trabajaban ya que no querían recibir y vivir de un salario de la Iglesia. Todo
ese proceso que surgió en Europa a partir de un congreso que se dio en el Vaticano, que fue la Encíclica
Rerum Novarum, llegó a Latinoamérica, en el contexto de la revolución cubana y de movimientos de
Liberación Nacional. Muchos de estos curas se reunieron y decidieron adoptar esta nueva corriente que
surgía en la Iglesia, pero no tenía nombre. En Argentina es donde empieza a adoptar el nombre de Tercer
Mundo.
En el resto de Latinoamérica era más conocida la corriente como “teología de la Liberación”. El Tercer
Mundo puede parecer peyorativo, pero eso depende del punto de vista que se lo tome. No hay que olvidar
que en el marco de la Guerra Fría, todos los países que no se querían alinear ni al “imperio capitalista” ni al

78
“imperio comunista o soviético”, se van a autodenominar “tercer mundo”, no por ser de tercera, sino por que
hay tres mundos: el capitalista, el comunista y el “tercero”.
- En los ´70, surgió la posición de plantearnos como alternativa, y para plantearnos como alternativa
teníamos que tener nuestra propia construcción teórica. Surgió en ese momento, entre pensadores
latinoamericanos (Cardozo, Caletto, Teotonio Dos Santos) lo que hoy llamamos la Teoría de la
Dependencia, donde planteaban que así como había un imperialismo que dominaba, ese mismo dominio
generaba una dependencia sobre los pueblos.
- Retomando, luego de los hechos sucedidos en el Cordobazo, el gobierno de Ongania se vio desgastado y
es así como en 1970 asumió Levingston la presidencia. Vale aclarar que todos los presidentes de facto de
esta etapa, continuaron con la misma política iniciada por Ongania. En 1971 Lanusse se hizo cargo de la
presidencia Argentina. En estos años se acrecentaron las tensiones políticas y la violencia, es así como el
22 de agosto de 1972 se produjo la masacre de Trelew.
A partir de este hecho queda en claro el desgaste de estos gobiernos de facto. Lanusse, último presidente
de la denominada “Revolución Argentina” resolvió la inexorable salida a las elecciones. En el marco previo a
las elecciones, creó el Gran Acuerdo Nacional, una coalición de distintos partidos para diluir el poder del
peronismo.
Como último acto de gobierno, Lanusse, impuso una reglamentación para los candidatos que se quisieran
presentar a elecciones. A partir de esta reglamentación, Perón se vio impedido de poder formar parte de los
candidatos. Por lo tanto, el peronismo resolvió presentarse a elecciones con dos candidatos emisarios de
Perón.
Las elecciones de marzo de 1973 dieron el triunfo al FREJULI (Frente Justicialista de Liberación) que
llevaba como candidato a presidente a Héctor Cámpora y a su vicepresidente Solano Lima. Ese mismo
año, el 20 de julio, se concretó la vuelta del general Perón a Argentina.
La izquierda peronista clamaba por una Patria Socialista, mientras que la derecha del movimiento, en su
mayoría los sindicalistas, adherían a la idea de la Patria Peronista.
Los hechos acontecidos en Ezeiza, dan cuenta de esta profundización de tensiones dentro del movimiento
peronista.
Hay que tener en cuenta que, el peronismo es un movimiento que tiene una doctrina, no tiene una
ideología, pero la gente que lo conforma sí la tiene. Lo que pasa es que el peronismo, al ser un movimiento,
permite nuclear. Perón decía “el movimiento es amplio”. Efectivamente lo era, permitía que entrasen
ideologías de izquierda como el marxismo. Entonces, lo que se dio en Ezeiza fue una lucha de poder, entre
grupos con una ideología más de derecha –que los encontramos en diferentes sectores del movimiento
peronista- y grupos con una ideología más de izquierda. Esos grupos luchaban por ocupar el poder a la
vuelta de Perón. Porque Perón como líder de ese movimiento, tenía una política pendular, es decir, para
mantener equilibrado ese movimiento, que era una tensión permanente, necesitaba favorecer de una forma
u otra a los dos sectores.
Para su retorno, con todo el problema que había tenido con Vandor y el neoperonismo, Perón decidió
apostar de lleno a esta juventud que surgía de la mano de la Juventud Peronista (JP). Cuando llega, la JP
tenía mucho poder, y él tenía que volver a encontrar un equilibrio, de ahí el entorno de López Rega o el
acercamiento a los sectores más tradicionales del sindicalismo como Rucci. Esta política que había venido
funcionando hasta el momento, entra en crisis en este contexto de exacerbación y de definiciones políticas
en el contexto Argentino y mundial.
 Es a partir de estos acontecimientos en donde se profundizó, claramente un espiral de violencia y comenzó
el accionar de la triple A (Alianza Anticomunista Argentina). Tras la renuncia de Campora, se llamó a
elecciones y en septiembre de ese año sale victoriosa la fórmula Perón – Perón.
En 1974 murió Perón y tras su muerte se creó un vació de poder, el cual Isabel Perón, la vicepresidenta no
pudo llenar.

                                                                                                         79
En el mandato de Isabel, se agudizaron los conflictos a partir de un viraje de su política hacia la derecha. En
este periodo se dio el Rodrigazo, una manifestación popular en contra de las políticas económicas del
ministro de economía del gobierno de Isabel, Celestino Rodrigo. Dentro de las consignas que confluyeron
en el Rodrigazo, se exigía fuertemente la renuncia de López Rega, personaje clave en la organización de la
triple A y la política represiva.
Tras estos hechos, era eminente el rumor de un golpe militar.
En 1975, como antecedente del golpe, aconteció la Operación Independencia en contra de la guerrilla en
Tucumán.
Finalmente, en 1976, tras el caos económico y el vació de poder, los militares dieron un golpe de Estado
denominado “Proceso de Reorganización Nacional”. En líneas generales, este golpe, fue para frenar la
politización y participación de la sociedad, intentando un retroceso cultural.
La implementación de un salvaje terrorismo desde el Estado, para calmar la movilización social, tuvo
asimismo como objetivo implantar el cruento modelo económico neoliberal. No fue en vano, que el 54% de
los desaparecidos en esta época, eran obreros.

Dinámica grupal participativa: La participación y rol de la mujer en la
resistencia.


              Textos:
¡Villa Manuelita no se rinde!
Un poco más al sur de Rosario, entre las barriadas más pobres, está Villa Manuelita, con una sola calle
principal, Abanderado Brandoli, de barro, mejorada con empedrado grueso como lecho para las vías del
tranvía número once. Ahí está el frigorífico Swift, único pasaporte a la dignidad para los habitantes de la villa
miseria. Ese día, el 16 de septiembre del 55, hacía mucho frío y se sentía el perfume de los eucaliptos que
rodeaban el pueblo.
Muy temprano, como todos los días, las mujeres iban caminando juntas a buscar agua para lavar la ropa
sucia del frigorífico, con los hijos más pequeños de las manos y los grandecitos en grupos, corriendo y
empujándose, a las piletas que Obras Sanitarias había construido en la bajada del tanque de agua que
abastecía a la villa. Era el centro del lugar. Ellas sabían las novedades del alzamiento de Córdoba y con
ojos angustiados se miraban entre sí preguntándose, sin palabras, qué pasaría con el frigorífico. Delante de
los piletones colocaban la ropa sucia de sangre y arremangaban sus camisas para empezar a lavar. El agua
bajaba con mucha fuerza por las cañerías y, al caer tan fría, 'les hacia doler las manos que, hinchadas y
anestesiadas, restregaban contra las polleras para darse calor. Los delantales, las casacas y los pantalones
se amontonaban. Con el tiempo se habían ido gastando sin piedad por la mugre de la carne muerta.
Algunos días inventaban competencias para ver quién había heredado la mejor fórmula de lejía y quién
dejaba más blancos los hilos. Ahí se armaban verdaderas discusiones y peleaban las gringas de ojos
celestes y pelo rubio —que apenas habían aprendido a balbucear el español y lo mezclaban con sus
dialectos-, las de ojos y pelos negros, las morenas del norte, las gallegas, las napolitanas y las
generaciones jóvenes de correntinas, entrerrianas, misioneras... Pero las noticias eran malas y esperaban
aún peores...
Con el ajetreo, a una de ellas se le desabrochó la blusa y asomaron sus pechazos blancos apenas
atrancados por el último botón de la cintura. Parece la imagen de la República Francesa enarbolando como
bandera el delantal blanco de su hombre. En eso, giró su cabeza hacia la entrada de la villa y, dirigiéndose
hacia un enemigo aún invisible, empezó a agitar al aire la ropa y a decir con fuerza pero gravemente:

80
"¡Vengan! ¡Tiren! ¡No les tenemos miedo! ¡Viva el General Perón! ¡Viva la compañera Evita!". La vorágine
se había desatado. Ligadas por un acuerdo mudo, ancestral, comenzaron a bloquear las vías del tranvía
con enormes piedras, levantándolas con una fuerza- descomunal. "¡Villa Manuelita no se rinde! ¡Viva Perón!
¡Mueran los traidores! ¡Viva Evita¿ ¡No van a pasar!". Los gritos se entrecruzaban en diferentes lenguas,
dialectos y acentos pero, juntos, decían una sola frase: "¡Villa Manuelita no se rinde!"
Esa villa miseria había dado un lugar a la Europa expulsada por las guerras. Pero también habían llegado a
sus costas generaciones de criollos. Ese septiembre del 55, la defensa era contra el ultraje a la dignidad
que el peronismo les había dado. Y en ese rincón, unidas por la simiente del coraje universal, se
hermanaban todas las rebeldías del mundo:
Pertenecer a la Resistencia fue siempre una inspiración ética que arremetió corno reacción espontánea,
anárquica, voluntarista. Esa llama vibraba en aquel 55y toda la Argentina se unía en el recuerdo de
anteriores gritos.
La mujer del pecho desnudo comenzó a golpearse y dejaba surcos rojos en cada gesto salvaje convertido
en imán para el resto de las mujeres que empezaron a desabrocharse las blusas y a sacar sus pezones,
únicas armas para defender la supervivencia. "¡Villa Manuelita no se rinde! ¡No hay libertad con hambre!
¡Evita Vive!"
Por Abanderado Brandoli comenzaba a avanzar una formación de jinetes del ejército que había llegado con
la orden de tomar el tanque de agua. Los gritos de las mujeres estremecieron el despertar de toda la villa y,
en pocos instantes, los que todavía tomaban mate y los que dormían salieron a medio vestir para ver qué
pasaba. Los chiquitos, asustados, lloraban y tironeaban buscando la protección en las manos de sus
madres. De una casilla llevaron una pila de delantales blancos. Las mujeres empezaron a unirlos con
alfileres, uno al lado del otro, hasta reunir varios metros de tela blanca. Sobre la bandera improvisada
escribieron, con brea, bien clarito: "Todos los países reconocen a Lonardi. Villa Manuelita no lo reconoce".
Otro grupo traía hachas y había comenzado a talar los eucaliptos pensando que, después de los caballos,
entrarían con las tanquetas... Villa Manuelita era una república en pie preparándose para resistir una
'guerra.
De la columna de jinetes, tres soldados se apearon y lentamente se acercaron al tanque. Venían con la
orden de quitar la bandera que desafiaba al general rebelde. Las mujeres arrastraban a sus hijos pequeños
que lloraban y los alzaban consagrándolos hacia Dios que, a lo mejor, estaba en el cielo: "¡Adelante!...
¡mátenlos!... ¡asesinos!... ¡mátenlos!... ¡tiren, cobardes!". Los tres soldados se dieron media vuelta y
volvieron corriendo. Dicen que uno iba llorando. Y Villa Manuelita, firme, no se rendía.
Ese día, en Buenos Aires, Inesita había regresado del colegio al departamento de la calle Callao. Las
monjas, previendo que podrían producirse inconvenientes en las calles, las habían dejado salir antes a las
alumnas mayores. Inesita venía contenta. Había recibido una carta de su novio, el capitán, con muy buenas
noticias: Lonardi triunfaba en Córdoba y pronto entraría victorioso en buenos Aires. Con Justita y sus
hermanas habían quedado en encontrarse para preparar las banderas con las que adornarían los balcones.
El 16 se había convertido en una nueva fecha patria: ¡era el día de la libertad! Liberadas de la negrada, de
sus pies sucios en las fuentes, del aluvión zoológico arriado una y otra vez a esa plaza inmunda... Sus
hermanos y parientes habían participado en una fiesta y después, un poco borrachos, habían salido a tirar
los bustos del "tirano" y su esposa, la Eva muerta, la "perona", y luego habían prendido fogatas, y juntos se
habían jurado terminar para siempre con todo rastro de esa grasada que olía a rancio y tapera.
"Inesita: Encomiendo mi vida a Dios y a Todos los Santos. Le pido al Señor la gracia de que mis acciones
sean puramente ordenadas en su servicio y alabanza. El camino que nos propone nuestro enemigo
comienza por el deseo de riquezas, sigue por despreciar el honor, continúa por la soberbia, y desde esta
plataforma se extiende a todos los vicios. Yo elijo desprecios en vez de honores; por caminar despreciado,
elijo ser mal considerado en vez de buscar el honor... Dejo mis opiniones para seguir siempre dispuesto a la
verdadera esposa de Cristo, la Iglesia. Desde ayer, 15 de septiembre, pensé mucho en usted, Inesita, y
recé por su salud a la Virgen de los Dolores, en su día, para que nos asista en las horas que vienen.
                                                                                                           81
El 23, mientras Lonardi entraba triunfante en Buenos Aires, vitoreado por todas las especies del
antiperonismo y la oligarquía, Villa Manuelita seguía aún adherida a su agonía, resistiéndose a morir de
indignidad. Los soldados- intentaron tres veces sin éxito sacar la bandera que desconocía el triunfo del
golpe. Fueron corridos a piedrazos y ladrillazos a las afueras de la villa por una muchedumbre que coreaba
el nombre del presidente depuesto. Habían montado guardias al pie del tanque y nadie aflojaba. Pero los
festejos no pueden esperar: la oligarquía aguarda su banquete y lo quiere en paz y el país tiene que
demostrar que está en calma. Se descarga toda la oleada represiva en un solo día y comienzan a avanzar
las tanquetas, los caballos y desde las avionetas empiezan a tirar latas con gases lacrimógenos que
explotan sobre, los techos de las casillas…
A este pueblo le falta educación y por eso ha tenido tanto poder esta tiranía. No tienen cultura y actúan
como animales. Para cambiar todo esto hemos venido y debemos comenzar un camino de ilustración de las
masas.



MUJERES PERONISTAS - Luis Vitale
Una de las medidas más progresistas de Perón -el divorcio- fue precisamente la que aceleró su caída. La
Iglesia Católica, en alianza con las Fuerzas Armadas y el empresariado-incluida la burguesía industrial-
prepararon el golpe militar de 1955. Uno de los primeros decretos del gobierno militar fue la anulación de la
ley de divorcio. El desquite oligárquico se expresó también en el secuestro y ocultamiento del cuerpo de
Eva Perón. El peronismo organizó entonces la resistencia, constituyendo las mujeres un pilar militante, que
aceleró las contradicciones al interior del peronismo. Desde e! exilio, Perón trató de amortiguar los roces,
recomendando cautela al Partido Femenino por intermedio de una carta dirigida el 26 de abril de 1958 a J.
William Cooke: "He recibido ya varias cartas sobre el asunto de distintas mujeres del Movimiento. Es exacto
que se trata de antiguas dirigentes que mueven los organismos que subsisten de la antigua organización
(...) Cualquier amenaza en el sentido de unificar la organización tropezará con la oposición sistemática y
masiva de las mujeres que ya se han formado en el ambiente del Partido Femenino (...) No hay que olvidar
que toda la plana mayor del Partido Femenino, como las delegadas censistas, están extendidas en todo el
país (...) Siempre ha existido una rivalidad entre el Partido Masculino y el Femenino y la cuestión está
adquiriendo estado de irritación".
Las elecciones de 1958, que elevaron a la presidencia a Arturo Frondizi, mostraron que el conflicto entre
estas dos ramas del Partido Justicialista se inclinó a favor del sector masculino. De 65 legisladores
peronistas electos hubo sólo 4 mujeres. Es interesante destacar que estas legisladoras propusieron un
proyecto inédito en el país: remunerar las tareas del ama de casa. Además, contribuyeron a la promulgación
de la ley 20.744, título Vil, sobre "Trabajos de Mujeres", aprobada en 1974, que prohibió cualquier tipo de
discriminación fundada en el sexo, garantizando "la plena observancia del principio de igualdad de
retribución por trabajo de igual valor, concediendo 90 días de licencia pre y post parto distribuidos como la
interesada deseare y estabilidad en el empleo durante el embarazo, además de salas maternales y
guarderías y prohibición del despido a la mujer por causa de matrimonio". Lograron, asimismo, hacer
aprobar en el parlamento la patria potestad, pero el poder ejecutivo vetó el proyecto.
Sin ser estrictamente feministas, las mujeres peronistas ejercieron un protagonismo social que logró sacar a
muchas mujeres del súbito doméstico, incorporándose a la lucha por sus reivindicaciones como mujeres y
como madres, elemento que queda registrado en la memoria histórica de la población femenina y que
seguramente en un momento de auge en las luchas de los trabajadores resurgirá con nuevos bríos.




82
PILDORA ANTICONCEPTIVA - Anguita, Eduardo y Caparrós, Martín
Junio de 1966. La gran novedad era la píldora. En 1956, un par de científicos americanos, Rock y Pincus,
habían descubierto una sustancia que impedía la ovulación; en 1960 la Food & Drug Administration la
había autorizado, y la píldora anticonceptiva se difundió rápidamente por el mundo. "Antes vendíamos más
preservativos; ahora, una gruesa de profilácticos nos dura cuatro o cinco días, y en cambio vendemos unas
veinte cajas de píldoras por día”, decía la encargada de una farmacia en Córdoba y Acevedo. Aunque no
era más que un comienzo: se calculaba que las argentinas que la usaban eran menos de cien mil.
Las políticas de control de la natalidad estaban fuertemente incentivadas por los organismos
internacionales. "Ahora que, debido al crecimiento desbordante de la población mundial, el nivel de ingresos
personales declina, mientas las aspiraciones del hombre son cada vez -y con justicia- mayores, comienzan
a darse otra vez todas las contradicciones para una explosión de irracionalidad colectiva y de violencia. La
capacidad destructiva de las nuevas armas del hombre es tal que no podemos arriesgarnos a una nueva
conflagración mundial...", decía Sir Collin Deverell, de las Naciones Unidas. Un informe de la FAO
explicaba que la población mundial, de 3500 millones de personas, se habría duplicado para el año 2000.
En I caso de Latinoamérica, decía, "si la actual expansión demográfica no se modifica, para el »2000 dos de
cada tres habitantes de la región padecerán hambre". Ante ese panorama, ¡métodos anticonceptivos
aparecían como una de las pocas respuestas posibles para los que no pensaban en cambiar las formas de
distribución de la riqueza.
Sus intentos chocaban con la iglesia. Los teólogos de la Comisión Papal para el Control de la Natalidad,
convocada por Paulo VI, decían que "si el principio de que la anticoncepción no es intrínsecamente mala en
determinados actos conyugales es admitido, males peores podían producirse". Y los enumeraban: "...podría
sostenerse entonces que el onanismo es bueno para el equilibrio psíquico, o que la homosexualidad es
buena para los que padecen desequilibrios hormonales y buscan relaciones con individuos del mismo sexo.
Y el mismo argumento sería válido para permitir el uso de abortivos, o del aborto inducido, para salvar la
vida de la madre".
Pese a lo cual los métodos anticonceptivos seguían mejorando y difundiéndose. La píldora y el espiral eran
los más usados. "La procreación", decía Lincoln Day, un demógrafo de Yale, “es un acto privado pero
afecta a la comunidad”. “No se puede seguir sosteniendo que pertenece exclusivamente al ámbito
individual". En la Argentina y en 1966, la cuestión de los anticonceptivos no se relacionaba tanto con el
control de un crecimiento demográfico que siempre había sido bajo, sino con las libertades individuales.
"Desde que tomo la píldora mis relaciones sexuales cambiaron mucho", decía a Confirmando Graciela, una
empleada de 23 años. "Ahora sé que no tengo que preocuparme, que puedo hacerlo cuando quiero y con
quien quiero: es un gran alivio". La liberalización de las costumbres sexuales tuvo que ver con un cambio de
moral pero también, en gran parte, con las libertades que permitían los nuevos anticonceptivos.

MOVIMIENTO FEMINISTA - Anguita, Eduardo y Caparrós, Martín
Noviembre de 1972. Un par de meses antes, el movimiento feminista americano, .encabezado por el
Women's Lib, había conseguido un gran triunfo: el Congreso de los Estados Unidos había aprobado su
Equal Rights Amendment, que equiparaba los derechos de hombres y mujeres y prohibía toda
discriminación por razón de sexo en cualquier ley o acto de los gobiernos federal, estatal o municipal. Y lo
festejaba en la calle: el 26 de agosto había sido declarado, el año anterior, "Día de los Derechos de la
Mujer", y un puñado de hombres y miles de mujeres desfilaron por la Quinta avenida y exhortaban a las
oficinistas, amas de casa, estudiantes y paseantes a que hicieran valer sus derechos:
"Si estás peor paga que un hombre que cumple tus mismas funciones; si alguna vez te sentiste obligada a
estar nueve meses embarazada sin haberlo querido; si estás cansada de sentirte estúpida y de que tus
opiniones sean dejadas de lado por el solo hecho de ser mujer; si lloras un poquito cada día porque te
sentís un poquito vacía en tu interior...", decía uno de los panfletos.
                                                                                                         83
Mientras Greer proclamaba la liberación sexual y millones de norteamericanas intentaban seguir ese
camino, un artículo de la revista Time informaba sobre unos pocos norteamericanos que se llamaban a sí
mismos opresores y definían a las mujeres como una minoría oprimida. Algunos de ellos se reunían todas
las semanas y buscaban la manera de dejar de decirle pollita o gordita a su novia o esposa, o de encontrar
el tiempo para pasar la aspiradora y planchar las camisas. Además, querían redefinir su papel en la
sociedad: "Somos hombres vituperados y perseguidos, bombardeados por imágenes de lo que no somos:
atletas, líderes, luchadores, intelectuales", decía un editorial de la revista Brolher, acompañado de una foto
de hombres desnudos de lo más comunes.
En la Argentina, mientras tanto, había una mujer trabajadora por cada dos hombres, y los sueldos
femeninos eran inferiores a los masculinos pero no mucho: "las trabajadoras argentinas generalmente
ganan entre 7 y 15 por ciento menos que los varones. Aunque dista de ser equitativo, la diferencia de
salarios de acuerdo al sexo es en este país una de las más bajas en el mundo capitalista", decía un estudio.
En la universidad, la proporción de mujeres había pasado del 25 al -4 O por ciento en los 15 últimos años.
Pero el movimiento feminista era muy minoritario. Muchos militantes, hombres y mujeres, lo tomaban por
una sofisticación propia de los países centrales: aquí, decían, donde hay problemas mucho más acuciantes,
donde la tarea urgente e inmediata es hacer la revolución, todavía no podemos ocuparnos de esos detalles.
O, si acaso, decían que cuando todo cambiara, cuando construyeran la sociedad socialista, la mujer se
liberaría en consecuencia, junto con el resto.


AGRUPACIÓN EVITA
Cuando la destinaron a la conducción de la Agrupación Evita en la región de Cuyo" Susana Sanz tuvo la
sensación de que la habían tirado al bombo. La Agrupación Evita era el último de los inventos de la
conducción montonera: la estaban organizando en todo el país para disputarle a la ortodoxia peronista la
conducción de la Rama Femenina del Movimiento. Y, en ese momento, para muchas militantes, pasar de la
juventud peronista a la agrupación era una especie de despromoción.
Fuera de eso, Susana había seguido organizando la JP de su ciudad, San Rafael, y atendiendo como podía
su estudio de abogada laboralista y a sus dos hijas, Bernarda y Mariana.
Susana no paraba, y las cosas avanzaban. La JP, sobre todo, movía cada vez más gente. Por eso, cuando
la mandaron a la Agrupación Evita tuvo la sensación de que la habían relegado a algo menor. Pero la orden
era clara , tras la primera mufa, Susana trató de pensar por qué le disgustaba tanto su nueva tarea, por qué
se la tomaba como un castigo. Me parece que estoy siendo víctima de una ideología que no debiera
compartir, pensó: la que supone que las mujeres somos menos importantes, que el trabajo con las mujeres
no puede considerarse a la misma altura que la "verdadera política". Y yo soy mujer, respeto a las mujeres,
no tengo ninguna nostalgia por no ser un hombre, y esto tiene que ser un espacio interesante donde se
pueden hacer muchas cosas, cambiar muchas cosas, mejorar tanto nuestra condición. Y aportar al proyecto
común como en cualquier otro frente, pensó.
A las mujeres nos acusan de chismosas y de querer meter las narices en todo. Bueno, transformemos estas
características en algo positivo. Aprovechemos nuestra capacidad de observación, nuestro aburrimiento,
nuestro tiempo libre. Eso nos va a permitir ver el movimiento del barrio, si aparece gente sospechosa, si
alguien vive de manera rara, si hay gente nueva, y así controlaremos el territorio.
Decía Susana, en una de las primeras reuniones con las responsables de cada una de las tres provincias
de su región, Mendoza, San Luis y San Juan.
-Es verdad, a una mujer no le podes poner un alfiler en su casa y que no se dé cuenta; en cambio los
hombres pueden dormir arriba de un arsenal sin avivarse. Las casas de las compañeras pueden servir para
recibir compañeros, para dar albergue para cuidar algún herido.
-Hagamos cursos de primeros auxilios, de enfermería. Formemos a las compañeras, pero

84
en serio, respetándolas.
-Que preparen actividades con los chicos, con la escuela, con la cooperadora, que incorporen a otras
mujeres y charlen con ellas y discutan lo que está pasando. La mayoría son peronistas de alma y tienen
claro las injusticias del enemigo y las necesidades de la gente...
Tuvieron que buscar nuevas maneras: las formas de funcionamiento típicas de la militancia no siempre
servían para mujeres que tenían que ocuparse, además, de sus hijos y sus casas. Se encontraban más
temprano, hacían reuniones más cortas, se pasaban menos tiempo en las unidades básicas, pero Susana
veía que muchas mujeres estaban entusiasmadas: era la primera vez que una agrupación les ofrecía un
espacio específico donde, además de hacer política, podían discutir sus problemas, tratar de solucionarlos.
-Yo, compañeras, antes no venía a la unidad básica porque mi marido no quería, quería que me quedara
con los chicos, decía que no me metiera porque no entendía las cosas. Y eso que mi marido es militante,
eh...
-¿Pero qué se cree, ése? A mí ni loca me lo podría decir.
Estaban sentadas en sillas desparejas, alrededor de un braserito. La UB del barrio Usina dejaba entrar frío
por docenas de agujeros. El barrio Usina era una zona obrera en las afueras de San Rafael. Una mujer de
cincuenta, rasgos aindiados, se restregaba las manos en la pollera oscura.
-Bueno, vos estás soltera, Irma. Yo a veces pienso que es mejor estar soltera, así nadie te manda ni te
mandonea.
-No te creas, compañera. Es duro estar soltera. Yo me hago mucho la piola, pero hay veces que te juro que
no sé lo que daría por estar casada, tener un tipo que vuelva todas las noches, todo eso. Una pareciera que
sin un hombre es menos, ¿no?
El mate se estaba enfriando, y una se levantó para calentar más agua. En una bandeja de plástico
circulaban tortas fritas.
-No, chicas, eso no. Eso es lo que ellos nos quieren hacer creer, pero ya les estamos mostrando que no es
así. Nosotras valemos tanto como cualquiera de ellos, y muchas veces más. Lo que pasa es que a muchos
les conviene que no nos demos cuenta, pero ya van a terminar por aceptar... Ahora mi marido ya aceptó
que los jueves, cuando yo vengo a la reunión, él se queda con los chicos en la casa.
A veces, Susana se quedaba horas escuchándolas, fascinada con esas mujeres que, de pronto, se
encontraban con un mundo, con unas posibilidades que ni sospechaban.
-Para eso, compañeras, también tenemos que tratar de participar cada vez más en las actividades de la
unidad básica. No sólo en nuestras reuniones; en todas las actividades. No puede ser que en las reuniones
generales, donde también vienen los hombres, sean siempre ellos los que hablan. Tenemos que participar
más, compañeras, demostrarles que nosotras también podemos, que nos reconozcan nuestros valores,
nuestros derechos.
-Sí, y yo lo primero que voy a hacer es no tolerarle más que mi marido venga con otra mujer a mi casa. Me
lo lleva haciendo mucho tiempo y yo nunca le dije nada, pero ahora yo ya sé que no lo puede hacer, no
puede...
-Sí, tenemos que apoyar a la compañera.
-Y yo, compañeras, yo quiero que se lo cite a Juan, porque no estoy dispuesta a que me grite ni a que me
pegue más. Eso no es correcto y él tiene que dejar de hacerlo, ¿no? Compañera Susana, yo pido que lo
cites y le digas que no lo puede hacer más.
Era un problema: Juan era el puntal de la JP en ese barrio y la charla podía ser muy difícil. La semana
siguiente, Susana lo convocó para una reunión privada.
-Pero eso es una cuestión personal, compañera Susana. Yo cumplo todas mis tareas, hago lo que tengo
que hacer. Pero lo que haga en mi casa es cosa mía, y ahí sí que no se puede meter nadie.
-No, Juan, eso no se discute. Nadie tiene derecho de pegarle a nadie. La próxima vez que lo hagas vamos
a convocar a una reunión de toda la UB y se va a formar un tribunal para enjuiciar tu actitud. Mira, está claro

                                                                                                            85
que no se puede permitir que un compañero militante haga una cosa así. Si no. ¿Para qué vamos a seguir
hablando de la revolución, Juan, ,si no somos capaces de empezar por cada uno de nosotros?
De a poco, en la práctica, iba apareciendo un nuevo conjunto de normas que las mujeres intentaban
imponer a sus hombres. Algunos las aceptaban a regañadientes, otros contentos. Otros se oponían. Pero
era un cambio importante para muchas de ellas.
La responsable nacional de la Agrupación Evita era Adriana Lesgart, pero en cada reunión había también
un miembro de la conducción montonera: Roberto Quieto, Marcos Osatinsky, Roberto Perdía. Alguna vez,
las mujeres de la conducción de la Agrupación se quejaron de que no hubiera, en la conducción nacional
montonera, ni una sola mujer. Solían contestarles que ya iba a haber, en cuanto el desarrollo de cualquier
compañera lo mereciese.
La Agrupación crecía, y Susana empezó a ponerse más exigente. Ya estaba cansada de esas chicas de la
JP que, cuando las mandaban a la Agrupación Evita, se lo tomaban como un castigo:
-Yo, bueno, yo acepto venir acá a la Agrupación, pero en realidad yo creo que mi aporte puede ser mucho
más importante en la JTP, porque en mi laburo yo tengo una buena inserción y en cambio con las mujeres...
Ya sabía que esas chicas no solían funcionar bien: que llegaban a las casas de las mujeres del barrio
atropellando, se sentaban arriba de la mesa, sacaban el paquete de cigarrillos, se cruzaban de piernas y
soltaban su discurso sin importarle si la señora la podría seguir; en vez de ir de a poco, escucharlas,
permitirles plantear sus dudas, ir creando lazos que a veces se armaban con una charla intrascendente
sobre los chicos o los precios de la leche. Y las mujeres se molestaban, y así habían perdido buenos
contactos. Hasta que Susana se puso dura:
- Por favor, no manden a cualquier compañera. Yo solamente voy a incorporar a la Agrupación a aquellas
compañeras que, primero, estén conformes con ser mujeres, y, segundo, que quieran a las mujeres. Porque
si no sienten que es una injusticia la marginación de las mujeres, el lugar en que se las coloca, y no
comprenden que para luchar contra eso es necesario encontrar formas particulares de trabajo y que las
mujeres puedan aprender, crecer a la lucha del conjunto, es inútil, no sirve que estas compañeras se
incorporen a la Agrupación.
MUJERES GUERRILLERAS
TU NOMBRE ES POLA
Regresé a Tucumán. Esto no fue un obstáculo para mi vocación revolucionaria, y poco tiempo después tuve
la primera cita para ingresar como aspirante al partido (PRT), en una esquina de San Miguel de Tucumán.
Llegué puntual. Diecisiete años, largo pelo lacio hasta la cintura, diminuta minifalda, blusa escotada, y un
corazón que latía emocionado por la inminencia del encuentro con el "Responsable".
-¿Estás segura de lo que querés hacer? —la pregunta, acompañada de una mirada que se paseó sobre mi
atuendo, me cayó como un balde de agua fría.
—.. .Yo de marxismo mucho no entiendo, pero me duelen los niños con frío y hambre —atiné a decir,
mientras trataba, en vano, de .estirar la mini, que seguía muy lejos de mis rodillas.
-¿Has leído algo?
Pronuncié el "no" más tímido de mi vida, sin agregar que todos los libros que había intentado leer en
Córdoba me habían parecido el colmo de lo aburrido.
—Te mando otra cita dentro de unos días con el contacto —agregó con cara de asco antes de alejarse.
Volví furiosa y desilusionada, ya iba a ver la próxima vez...
Nueva cita en un bar.
Llegué primero. Pelo corto como hombre, zapatillas, blue jeans, camisa de hombre. Elegí una mesa medio
escondida y esperé. Al rato entró. Su mirada pasó en vuelo rasante sobre mi mesa sin acusar ninguna
reacción, y se sentó en otra. Diez minutos después, yo seguía esperando una seña, algo, pero nada. El,
muy derechito en su lugar, sólo miraba de vez en cuando el reloj. Decidí acercarme y frente a él dije: "Soy
yo". Me miró asombrado, obviamente no me había reconocido con el nuevo look.
—Qué loca —dijo, mientras lanzaba una carcajada y me tomaba de la mano. Sonreí. El hielo se había roto.
86
¿MUJERES IGUALES O NO?
Había indudablemente una segregación con la cuestión de género, pero era más fuerte la cuestión de clase
que la de género. Yo era "la pequeño burguesa", al menos así lo sentía en ese momento. Reflexionando
ahora creo que también tuvo que ver, posiblemente, con la condición de mujer. No se' explicarían de otra
forma ciertas actitudes mías de competir con mi compañero. Poder hacer lo mismo que hacían los hombres.
También, tal vez esto de insistir para pasar a Militar (al frente militar). ___
Yo tenía un hermano que estaba en Legales y en Prensa. El no estaba de acuerdo con que yo, "su
hermana menor", estuviera en situación de tanto riesgo. Creo que además de estar en juego su afecto de
hermano mayor, también subestimaba mi capacidad por el hecho de ser mujer y tener veinte años.
Pero me gustaba estar en Militar, creo que por la cuestión de la clandestinidad. Me gustaba y me daba
miedo.
Vos preguntas si no me gustaba también el desafío; puede ser, mi vida está medio marcada por esa
característica: jugar con el peligro, estar en el filo de la navaja, hasta en las parejas. Esto no se relaciona
con la veta aventurerista de la que se nos ha acusado. Es algo más profundo.
Otra crítica que le haría al partido es que no teníamos espacio para un mundo interno. No teníamos tiempo.
Yo, en esa época, dormía no más de cuatro o cinco horas por día, amamantaba un niño, lo criaba, trabajaba
en una fábrica y el resto del tiempo me lo quitaba la militancia. Entonces al no darnos tiempo para hablar,
me parece que se produjeron este tipo de parejas.
EL MONTE Y LOS MIEDOS
  Al monte fui tipo enfermera, por mis conocimientos. Me preguntaron y dije que sí. Estuve poco tiempo,
porque me enfermé."
Hacíamos marchas largas. Subíamos y bajábamos durante horas. Generalmente salíamos apenas
oscurecía y volvíamos al amanecer, muy cargados.
-Yo llegué con jabón, perfume, ropa interior linda. Cuando empecé a sacar las cosas, me preguntaron:
"Compañera, ¿qué es lo que trae?". "Perfume", contesté. Se empezaron a mirar, pero el compañero que
estaba a cargo dijo: "Perfume, jabón..., esas cosas no hay acá, pero a mí me parece bárbaro que hayas
traído todas esas cosas, porque ver a una mujer linda es como ver flores en el desierto. Ahora cuando
bajemos a hacer supermercados vamos a traer, no nos habíamos dado cuenta, pero es lógico, son
mujeres…”.
 EL ROL DE LA MUJER EN LAS ORGANIZACIONES
Al principio, en la época rural, nosotros todos los domingos nos entrenábamos caminando muchos
kilómetros. Todos los domingos, durar años. Pero no estaba decidido que la mujer participara en la lucha
rural. Posiblemente iba a hacer una tarea de enlace. En esa época nuestro primer jefe escribió un artículo
que se llamaba "Los hombres del Che". Entonces hicimos una de nuestras primeras críticas, que circuló
como un chiste: "¿Y las mujeres qué?", preguntamos.
Yo hacía todo lo que hacían los hombres, y si en una práctica, alguna compañera no podía con los
ejercicios "masculinos", me ponía del lado de ellos. Aunque en ese momento no me diera cuenta, era un
concepto machista, surgido tal vez de la adoración que sentía por compañeros como Petrus, Iñaqui... No
me sentía como un hombre, me gustaban los hombres. Digamos que uno o dos me gustaban como mujer y
al resto los quería como hermanos de sangre.
Dentro de nuestra organización, que era cerrada y militarista, lo que definía el mando era el coraje y la
decisión de llevar adelante muchas tareas Había muchas mujeres que tenían ese rol. Yo creo que la mujer
debe estar al lado del hombre, como las que lucharon al lado de nuestros patriotas en el siglo pasado. Esto
se dio plenamente con mi "cumpa", que era un tipo adorable. Le hice un poema que decía que era sencillo,
noble y de buena madera. Como él conocí muchos otros que no eran machistas. Sin embargo, el machismo
existe en todas las sociedades y nuestra organización no estaba exenta.
De todos modos, el punto máximo de conflicto para la condición femenina creo "que es el tema de los hijos.
Eso estuvo atravesado y va seguir así. Al menos en mi caso. La entrega era total y no había lugar seguro
                                                                                                             87
para ellos, porque tenes que andar armada y tener armas en tu casa. Si había un operativo, las
posibilidades de salvarse eran muy limitadas y no había solución. Si los tenías, vivías con una puntada en el
corazón. Yo al principio los aborté, pero cuando decidí aceptar el embarazo, de militante full time pasé a ser
mamá full time en sus primeros meses. Uno cambia cuando tiene un hijo, al darle la vida pasas a temer por
su vida futura. No hubo una respuesta única para este dilema y tampoco la hubo desde la organización.
GUERRILLERA NO, MILITANTE REVOLUCIONARIA
Este "balance" (que hicieron todas las mujeres entrevistadas), tuvo lugar en Montevideo.
Lo primero que hice fue pedirle que me aclarara aquello de "Hay cosas personales que no he tenido... ".
"Cosas personales que no he tenido" se refiere a no haber formado una familia, aunque esta no sea la única
razón ya que la mayoría de las compañeras lo hicieron, pero algo debe tener que ver en que no lo haya
hecho yo. El tema de los hijos entre nosotros se hablaba, y sobre todo en la primera etapa (coincidente con
mi noviazgo con el Flaco, al menos parte del tiempo). El planteo era no tener pibes en esos tiempos, ya que
la "subida al monte" parecía inminente. Después surgieron otras complicaciones. La idea era dejarlo para
después, cuando hubiera triunfado la revolución. Ya en los-'70 eso fue cambiando, y hablábamos del tema
poniendo como modelo a los vietnamitas, pensando que en una "guerra popular y prolongada" los hijos
¡serían quienes tomarían la posta, pero ya en esa época no tenía pareja.
UNA MUJER NO TAN IGUAL A UN HOMBRE
Luego de algunas charlas entramos a militar juntos en la agrupación estudiantil de la Organización. Esta
primera etapa no implicaba "pertenecer", y era una especie de "filtro", luego del cual uno "promocionaba" o
no. Fue a raíz de este "ascenso" que experimenté la primera discriminación por mi condición femenina.
Mi compañero y yo militábamos en un píe de igualdad, haciendo las mismas cosas, y con el mismo grado
de compromiso. Sin embargo, a él lo promocionaron primero que a mí. Yo me enteré por casualidad, ya que
él, siguiendo las normas de reserva impuestas, no me lo había dicho. Me pareció muy injusto y tuve "el
atrevimiento" de preguntar las razones a mi responsable, que era una mujer. Me contestó que por ser
hombre era mucho más libre que yo; podía, por ejemplo, dormir fuera de su casa, y por lo tanto se podía
contar con él a cualquier hora del día o de la noche. En síntesis, él podía estar a disposición total de la orga-
nización y yo no. Poco después me explicaron que debía aceptar sin discutir las decisiones que se
tomaban. Pero no me conformé. Finalmente, fui "promocionada" también.
LA DICTADURA MILITAR: LA MUJER Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN "EN EL MOLDE", por
Soledad Vallejos
En su control de contenidos de televisión, cine, radio, diarios y revistas, la dictadura no descuidó la cuestión
de género: quiénes, por qué, de qué modo, dónde, haciendo qué eran preguntas que guiaban las
representaciones de y para mujeres que podían aparecer en e! territorio público. Aquí, una recorrida.
En el inicio, cuando empezaban los '70, la gusanita guardada en su casa-crisálida rompió el capullo para
mandarse a la calle y olvidarse -al menos por un rato- de sus deberes como madre, esposa y mujercita.
Después, claro, vino el golpe y con él el retroceso de las liberalidades que estaban desviando al género por
caminos equivocados, como el de los feminismos, los métodos anticonceptivos (ni hablar del debate sobre
aborto), la sugerencia de que existían mujeres que trabajaban (porque les gustaba, porque querían, porque
necesitaban), madres solteras y jovencitas preguntonas. De golpe y porrazo, a las mujeres que aparecían
en la tele, las revistas, los diarios, el cine, les dio una amnesia feroz, que buscaba volver opaca cualquier
representación medianamente conflictiva. La manía modelizadora había echado mano (reaccionaria) de
cuanta imagen, discurso, alusión incluyera a las mujeres como público y ocasión de chachara. A grandes,
enormes, rasgos, ésas fueron las consecuencias que el interés del régimen militar por la industria cultural
tuvo sobre lo relacionado con el género, aun cuando, en su ilusión de haber logrado el control total, al ojo
atento también se le escaparon algunas cosas.
Chicas de papel

88
En 1976, antes del golpe, en las transformaciones de los ejemplares de las revistas más populares
destinadas a las mujeres (Para Ti, Claudia, Vosotras) se veía cómo el clásico discurso pedagógico para
lograr mujercitas coquetas, vaporosas y reinas del hogar, empezaba a tener fisuras y se dejaba sugestionar
por gestos casi feministas, Porque antes del 24 de marzo, enseñanzas de ese tipo podían alternarse con
lecciones casi feministas como "¡Basta de hombres descariñados! (Ud. puede transformarlos en amantes)*,
que no enseñaba a conseguirse festejantes sino a transformar al propio marido.,, para erradicar su
"machismo" (valorado de manera poco positiva) y ¡para conseguir la equidad en el hogar! Claro, otro día
podía una abrir la revista y encontrarse con "Los temas de hoy que preocupan a los argentinos", una
instructiva enumeración que enseñaba a las lectoras el significado de cosas en boga en los diarios como
"paritarias", "poder adquisitivo", "62 Organizaciones", "presentismo", "indexación", "dónde está el amor", o
"ir de compras". Llegando abril, la cosa iba a cambiar gracias a hallazgos revolucionarios como "el bebé
sueña antes de nacer", la felicitación a una marcha antiabortista, o novedades sobre la suspendida
construcción de “el altar de la Patria".
No todo, sin embargo, fue siempre así de previsible e inquebrantable. En 1976, mientras en el mundo Para
Ti no existían mujeres guerrilleras, ni politizadas más que para nombrar a Isabelita o chusmear todo sobre
Videla ("su familia", "el hombre", "el esposo", "la infancia", "el soldado"), la revista Claudia entregaba con
cada número un fascículo coleccionable: "La educación sexual hoy" ("¿Qué puede esperarse de la mujer, si
se le ha dicho durante tanto tiempo que debe ser recatada, que el sexo es malo, y que la mayoría de los
hombres las desean sólo como 'objetos’, sin considerarlas como seres humanos integrales, con ideas,
sensaciones y sentimientos y sobre todo con una personalidad muy propia", arenga un envío que trata
sobre inhibiciones y cómo vencerías). Con el golpe, las cosas se moderaron: fue el acabóse de la colección
sobre sexo y las páginas atrevidas, las ediciones se fueron poblando de manera masiva con cocina,
decoración, moda (notable: las producciones dejaron de hacerse en espacios abiertos y se mantuvieron en
estudios cerrados), pero también con estrategias que disfrazaban de beneficio exclusivamente familiar lo
que era una lucha feminista, como la aprobación, en Suecia, de la licencia por paternidad.
Hasta la expulsión de Jacobo Timerman, La Opinión contaba con una sección específicamente destinada al
público femenino (era, en su momento, la única en un diario argentino). Desde sus inicios, había sido
espacio de resistencia feminista. Inicialmente, era una página y se llamaba 'La Mujer*; después mutó a 'Vida
cotidiana'." Hasta el golpe, ese espacio se las ingeniaba para combinar contenidos que satisficieran las
expectativas más tradicionales con otros mucho menos esperados: se hablaba de cocina, pero también se
colaban cosas que tenían que ver con las ideas feministas, como entrevistas a gente progresista, feminista,
para que hablaran sobre su visión de la maternidad, Su vida, el placer. Con el golpe, los exilios y la
intervención, la sección mutó y, por algún afortunado malentendido, logró sobrevivir. "La Opinión de la
mujer" se llamó el suplemento que, hacía 1978, se publicaba semanalmente en el diario ya intervenido. Aún
en esta época las fisuras permitían publicar en plena censura notas con perspectivas progresistas, muchas
veces porque seguramente no se entendía de qué hablaban en realidad.
Heroínas del amor, terrenos por ganar
El cuerpo femenino debía estar cubierto y ser un santuario de la reproducción familiar o bien un trofeo
disputado por machos bien machos. De acuerdo con la Ley de Radiodifusión, las novelas tenían prohibido
mezclarse con cosas como el aborto, el amor libre, el concubinato, el adulterio o los triángulos amorosos.
Mientras a Magdalena Ruiz Guiñazú el Canal 11 le vetó un programa sobre la píldora anticonceptiva, las
salas cinematográficas estrenaban joyas moralizadoras como "Jacinta Píchimahuída se enamora". Además
de las comedias familiares, si en algo se especializó la producción nacional fue en películas picarescas,
género sostenido por los hermanos Sofovich, Moser y Salaberry a fuerza de "erotismo soft", marcados
estereotipos de género y un profundo machismo.
Padres fuertes que basan su autoridad en un poder emanado de sí mismos o de su billetera; mujeres felices
en las funciones que su lugar de esposas les permiten desarrollar: ama de casa, anfitriona de las veladas
sociales y mediadora en los conflictos familiares, Esos, gracias a la figura de la pareja heterosexual,
                                                                                                            89
monogámica y casada ante Dios es la base de un cine que enseña al matrimonio y la familia como únicas
posibilidades de felicidad para los hombres y fundamentalmente para las mujeres y en donde es imposible
encontrar parejas *de hecho', divorcios o hijos extramatrimoniales. El conflicto entre trabajo y maternidad es
claro.
Por si a alguien se le escapaba, por si no iba al cine, no leía diarios ni revistas, por si había alguna chica
muy pero muy distraída que sólo veía la tanda, el mundo de la publicidad le daba una mano para que se
ubicara. La ropita reflejaba el mundo de la familia Ingalls, las mechas mostraban un amor infinito por horas
en la peluquería: la felicidad perfecta para preparar mousse Royal.

VICKY WALSH
"Tres meses después, Rodolfo Walsh, el padre de Vicki, escribió una "Carta a mis amigos" sobre la vida y
muerte de su hija:
"Hoy se cumplen tres meses de la muerte de mi hija. María Victoria, después de un combate con las fuerzas
del Ejército. Sé que la mayoría de aquellos que la conocieron la lloraron. Otros, que han sido mis amigos o
me han conocido de lejos, hubieran querido hacerme llegar una voz de consuelo. Me dirijo a ellos para
agradecerles pero también para explicarles cómo murió Vicki y por qué murió.
"El comunicado del Ejército que publicaron los diarios no difiere demasiado, en esta oportunidad, de los
hechos. Efectivamente, Vicki era Oficial 2Q de la Organización Montoneros, responsable de la Prensa
Sindical, y su nombre de guerra era Hilda. Efectivamente, estaba reunida ese día con cuatro miembros de la
Secretaría Política, que combatieron y murieron con ella. "La forma en que ingresó en Montoneros no la
conozco en detalle. A la edad de veintidós años, edad de su probable ingreso, se distinguía por decisiones
firmes y claras. Por esa época comenzó a trabajar en el diario La Opinión y en un tiempo muy breve se
convirtió en periodista. El periodismo no le interesaba. Sus compañeros la eligieron delegada sindical.
Como tal debió enfrentar en un conflicto difícil al director del diario, Jacobo Timerman, a quien despreciaba
profundamente. El conflicto se perdió y cuando Timerman empezó a denunciar como guerrilleros a sus
propios periodistas, ella pidió licencia y no volvió más.
"Fue a militar a una villa miseria. Era su primer contacto con la pobreza extrema en cuyo nombre combatía.
Salió de esa experiencia convertida a un ascetismo que impresionaba. Su marido, Emiliano Costa, fue
detenido a principios de 1975 y no lo vio más. La hija de ambos nació poco después. El último año de mi
hija fue muy duro. El sentido del deber la llevó a relegar toda gratificación individual, a empeñarse mucho
más allá de sus fuerzas físicas. Como tantos muchachos que repentinamente se volvieron adultos, anduvo
a los saltos, huyendo de casa en casa. No se quejaba, sólo su sonrisa se volvía un poco más desvaída. En
las últimas semanas varios de sus compañeros fueron muertos: no pudo detenerse a llorarlos. La
embargaba una terrible urgencia por crear medios de comunicación en el frente sindical que era su
responsabilidad.
"Mi hija estaba dispuesta a no entregarse con vida. Era una decisión madurada, razonada. Conocía, por
infinidad de testimonios, el trato que dispensan los militares y marinos a quienes tienen la desgracia de caer
prisioneros: el despellejamiento en vida, la mutilación de miembros, la tortura sin límite en el tiempo ni en el
método, que procura al mismo tiempo la degradación moral, la delación. "
"El 28 de septiembre, cuando entró en la casa de la calle Corro, cumplía 26 años. Llevaba en sus brazos a
su hija porque en el último momento no encontró con quién dejarla. Se acostó con ella, en camisón. Usaba
unos absurdos camisones largos que siempre le quedaban grandes.
"A las siete del 29 la despertaron los altavoces del Ejército, los primeros tiros. Siguiendo el plan de defensa
acordado, subió a la terraza con el secretario político (Alberto) Molinas, mientras (Carlos) Coronel, (Ismael)
Salame y (Ignacio) Beltrán respondían al fuego desde la planta baja. He visto la escena con sus ojos: la
terraza sobre las casas bajas, el cielo amaneciendo, v el cerco. El cerco de 150 hombres, los FAP
emplazados, el tanque. Me ha llegado el testimonio de uno de esos hombres, un conscripto.

90
":El combate duró más de una hora y media. Un hombre y una muchacha tiraban desde arriba: nos llamó la
atención porque cada vez que tiraban una ráfaga y nosotros nos zambullíamos, ella se reía.'
"He tratado de entender esa risa. La metralleta era una Halcón y mi hija nunca había tirado con ella, aunque
conociera su manejo por las clases de instrucción. Las cosas nuevas, sorprendentes, siempre la hicieron
reír. Sin duda era nuevo y sorprendente para ella que ante una simple pulsación del dedo brotara una
ráfaga y que ante esa ráfaga 150 hombres se zambulleran sobre los adoquines, empezando por el coronel
Roualdes, jefe del operativo.
"A los camiones y el tanque se sumó un helicóptero que giraba alrededor de la terraza, contenido por el
fuego:
'"De pronto -dice el soldado- hubo un silencio. La muchacha dejó la metralleta, se asomó de pie sobre el
parapeto y abrió los brazos. Dejamos de tirar sin que nadie lo ordenara y pudimos verla bien. Era flaquita,
tenía el pelo corto y estaba en camisón. Empezó a hablarnos en voz alta pero muy tranquila. No recuerdo
todo lo que dijo. Pero recuerdo la última frase, en realidad no me deja dormir. 'Ustedes no nos matan, dijo,
nosotros elegimos morir.' Entonces ella y el hombre se llevaron una pistola a la sien y se mataron enfrente
de todos nosotros.'
"Abajo ya no había resistencia. El coronel abrió la puerta y tiró una granada. Después entraron los oficiales.
Encontraron una nena de algo más de un año, sentadita en una cama, y cinco cadáveres.
"En el tiempo transcurrido he reflexionado sobre esa muerte. Me he preguntado si mi hija, si todos los que
mueren con ella, tenían otro camino. La respuesta brota desde lo más profundo de mi corazón y quiero que
mis amigos la conozcan. Vicki pudo elegir otros caminos, que eran distintos sin ser deshonrosos, pero el
que eligió era el más justo, el más generoso, el más razonado. Su lúcida muerte es una síntesis de su corta,
hermosa vida. No vivió para ella, vivió para otros, y esos otros son millones. Su muerte, sí, su muerte fue
gloriosamente suya, y en ese orgullo me afirmo y soy quien renace de ella.
"Esto es lo que quería decirles a mis amigos y lo que desearía que ellos transmitieran a otros por los medios
que su bondad les dicte."

Aportes y opiniones de las compañeras sobre los textos:
Consigna: ¿Cómo intenta recuperar la mujer la política después del gobierno peronista?
- Por medio de su acción en el Partido Femenino. Que desde su comienzo, había sostenido rivalidades con
el partido masculino. Acá dice, que Perón, en la correspondencia con Cooke, le advierte sobre este
problema y que logre conseguir la unificación pacífica. En las elecciones del ´58, suben por amplia mayoría
los legisladores hombres: son 61 sobre 4 mujeres. Sin embargo, consiguen proponer –algo inédito en el
país- remunerar a las amas de casa. ¿Eso se votó en contra, no? porque todavía no está la ley.
A pesar de la minoría consiguieron promulgar en el ´74, la ley sobre el trabajo de mujeres: igual
remuneración por igual trabajo, prohibir la discriminación por sexo, tener licencia pre y post parto, atención
en guarderías y salas maternales y prohibir el despido de una mujer por causa del matrimonio.
- Con respecto al texto de Villa Manuelita, la resistencia estuvo en manos, principalmente de las mujeres.
Yo creo que es interesante destacar como las mujeres se valen de recursos que les son propios y que son
ajenos a los hombres como estar “con los pechos en el viento” y así enfrentar a los militares, o transformar
la acción típicamente femenina de lavar la ropa de los maridos que trabajaban en el frigorífico en un acto de
resistencia.
- Lo que también hay que rescatar es que Villa Manuelita –que queda en Rosario- fue uno de los últimos
lugares que se reconoció bajo el gobierno militar, en una parte del fragmento hay un episodio donde se
cuenta que los soldados intentan entrar tres veces a la villa y no lo logran por la impresión que le daban
esas mujeres con los hijos, y ese respeto que hay con la maternidad. Entonces, los militares no podían
hacer frente a eso.
- Nosotras tenemos dos textos. Uno es la píldora anticonceptiva con respecto a la liberación de la mujer. La
píldora se descubre en 1956 en Estados Unidos. Para los países del primer mundo el control de la natalidad
                                                                                                            91
estaba fuertemente incentivado, ya que el nivel de población declinaba. Las aspiraciones de los hombres
les provocaba contradicciones, y eso provocaba que se violentaran y hubiera movimientos y reclamos, y
eso no les convenía. El análisis que hacía la FAO era a partir de un estudio, donde se consideraba que para
el año 2000 van a estar duplicados los habitantes del mundo, y que dos de cada tres habitantes de la región
padecerían hambre, por eso es importante que se tome la píldora. Por otro lado, el movimiento feminista se
vio muy incentivado, porque con esto decidían las mujeres si querían o no tener hijos, ya que los hombres
hasta hora lo decidían ellos. Pero lo que pensaban los organismos internacionales como la FAO, era que
aumentaba el consumo de la píldora y bajaba la población. Acá el auge de la píldora se da en 1966. Él texto
lo que acentúa es que a partir de la píldora la mujer puede prevenir el embarazo.
- La invención de la píldora fue revolucionaria por todos los cambios que implicó. También tenían otro texto
que era sobre los movimientos feministas. Con respecto a la píldora era ver que reacción generó en la
mujer. Lo que nosotras veíamos era que aparte de la libertad sexual, en Argentina se oscurecía el tema de
la liberación de la mujer, ya que también se creía que la píldora en Argentina, iba a servir para no tener
tantos hijos y para que no hubiera una crisis demográfica. Para que no siguiera reproduciéndose la gente
pobre.
- Igualmente, la mayoría de las mujeres la tomaron para obtener una libertad sexual y una libertad de
elección.
- Exactamente.
- Igual no se hacía propaganda en función de eso, no se trajo en función de eso. Las mujeres
individualmente la tomaron como algo que las liberaba, pero el gobierno no.
- Por eso, para el gobierno, ante una cosa tan revolucionaria como la pastilla anticonceptiva, con la que las
mujeres podíamos decidir, se oscurece el tema, porque no la trae al país con esa función. Por otro lado, lo
que vale destacar con respecto al texto de movimientos feministas, es como en los países como EEUU (que
es el caso del texto) la cuestión de género estaba fuerte en la sociedad y que acá en Argentina se pensaba
que la mujer se iba a liberar cuando llegara la Revolución. O sea, la cuestión propia de género la vemos en
los países del primer mundo. En Argentina, lo que pensaba era que, bueno, la mujer se iba a liberar con la
revolución socialista. Eso era lo que más o menos queríamos ver con los textos.
- Con esto podemos ver que la cuestión de género acá se veía como un tema secundario, lo principal no era
esa faceta de lucha, sino la lucha de clases en general. Entonces, la urgencia era liberarse primero como
clase y después liberarse como mujer.
- a nosotras nos tocó ver el rol de las mujeres en las organizaciones. A la mujer se le exigía cumplir con un
rol masculino, porque lo que definía el mando eran el coraje y la decisión de llevar lealtad adelante, la
entrega tenía que ser total. No había lugar para otro tipo de cosas, porque había que estar armados, o tener
armas en sus casas. Si había operativo, la posibilidad de trasladarte era muy limitada.
Cuando la protagonista del texto, tomó la decisión embarazarse paso de tener una militancia full time a una
no full time. Decidió que así como debía ser full time para militar también tenia que ser full time como mamá.
Cuenta que en la organización nunca hubo una respuesta a estos temas.
- Militar en una organización no implicaba pertenecer, o sea, estando en una organización no entendí que
era un filtro, de acuerdo a como se comportaba la mujer era si pertenecía, si iba pertenecer o no.
- Me parece que es bien interesante el papel que adoptan las mujeres en las diferentes organizaciones
armadas de los´70. Acá tenemos una contradicción muy rica para discutir, que las organizaciones armadas,
por su metodología de lucha, daban al imaginario colectivo la idea de militante hombre, y sin embargo en la
década del 70 se generó un fenómeno de la entrada masiva de mujeres militantes y sobre todo a este tipo
de organizaciones. ¿A partir de qué rol pueden ingresar y ser iguales? ¿Estas mujeres logran instalar
determinados debates dentro de esas organizaciones? ¿Tienen que masculinizarse para poder ser tratadas
iguales? La militancia, es uno de los compromisos mayores de su propia vida, y a su vez un rol que
pareciera ser contradictorio

92
- El texto que le había tocado a este grupo hablaba del papel de los medios en la dictadura militar.
Contaban cómo a partir de la dictadura, algunos espacios que las mujeres habían conquistado en los
medios de comunicación, se colaban temas que tenían que ver con la política o temas de género mucho
mas profundos que lo que empezó a mostrarse en el periodo militar, que volvió a mostrar a la mujer en la
casa, la mujer como madre o como hija, la imagen de la mujer, la estética de la mujer. Incluso dentro de
este control de los medios, la censura que tenía la dictadura militar, se podían colar algunos mensajes
progresistas, muchas veces porque se hablaban de cosas tal vez de una forma en que no se notaba.
-En este contexto aparece la figura de las Madres de Plaza de Mayo. Estas mujeres, en el ´55 tenían un
paraguas, unos sean políticos, sociales, sindicales, la diferencia con las Madres de Plaza de Mayo, es que
ellas no tenían ningún paraguas, como bien lo dice Hebe, salieron de la cocina a la resistencia, fueron
construyendo espaciosamente su propio paraguas, con el dolor, con la tozudez, con la locura de haber
perdido a sus hijos. Tenían un elemento aglutinador la aparición con vida de sus hijos, el motivo igualitario:
el dolor, un símbolo espontáneo: los pañuelos blancos que surgen de la necesidad de identificarse entre
ellas en la marcha a lujan, y en la movilización de los organismos que participaban Y en Lujan, emergen, un
ramillete de mujeres con pañuelos blancos en la cabeza y a los gritos haciendo una ronda pidiendo por sus
hijos desaparecidos, Ellas eran hacedoras de familias, educantes de sus hijos, esposas. La tragedia las
iluminó como un rayo, aprendieron a hacer un boletín, un panfleto, y vaya si aprendieron a hacer historia!
Su locura, tozudez y pasión, derribaron puertas, los organismos internacionales empezaron a reparar en
ellas, altos funcionarios, jefes de estado, todos ellos empezaron a recibirlas, y ellas seguían con su
humildad y perseverancia, innumerables reconocimientos le fueron otorgados, pero sus hijos nunca
volvieron. Y luego se empujaron a la sonrisa en su boca y la lucha se abrió como un abanico mágico y
fundaron esta universidad que es una universidad del pueblo, y una radio, y quien sabe cuantas cosas mas
harán. No tienen un techo, tuvieron un piso y un grito: aparición con vida de nuestros hijos.
- Cuando se hablaba del sentimiento de las Madres de Plaza de Mayo, se discutía que a la hora de ir a
buscar a sus hijos, a las comisarías, a los diferentes lugares, a los ministerios, había muchas madres, pero
también había algunos padres. Sin embargo, a la hora de hacer pública esta protesta, esta reivindicación,
esta resistencia hacia el terrorismo de estado, se decidió privilegiar a las madres que estaban buscando a
sus hijos, porque era la figura sagrada, eran las intocables. Esta situación de las mujeres relegadas al plano
doméstico, madres que debían limpiar la casa, en un punto fue reutilizado para la resistencia, para la lucha
y para la verdad. Ellas, desde su propia experiencia de las mujeres que debían ser, las madres, las amas de
casa, reutilizan esa imagen y se la ponen en la cara a la dictadura.
Obviamente la dictadura aplicó terrorismo de estado y la desaparición por ejemplo de Azucena Villaflor, que
es una de las fundadoras de la Asociación, se mostró que ni siquiera una imagen tan sagrada para la
sociedad iba a ser respetada por los militares de turno. Es muy interesante como se mezcla la cuestión de
género con la propia fundación de las madres.
- Vimos en estos textos las dos formas de resistencias: las madres y los vecinazos del 82. En los vecinazos
tienen un papel protagónico las amas de casa. Así como las Madres habían podido poner su rol tradicional
de madres, de mujeres, de amas de casa, en el ámbito público como una forma de resistencia.

Resumen de la clase:
Período 1955-1976
     1955-1969:
Septiembre de 1955 → golpe militar autodenominado “Revolución Libertadora”.
En un principio, asumió la presidencia el General Eduardo Lonardi. Éste pertenecía al ala blanda del
antiperonismo:


                                                                                                           93
 Conciliador, católico y nacionalista. Compartía muchos de los principios sociales del peronismo pero creía
que el régimen había sido perjudicado por la burocracia y la represión, y que debía volverse a los orígenes:
el golpe de 1943.
 El problema radicaba en la figura de Perón.
 No agradaba a muchos miembros de las FFAA, en especial a los de la Marina, bastión del antiperonismo
más profundo ==> presionaron hasta lograr la renuncia de Lonardi en noviembre de 1955.
Asume la presidencia el Gral. Pedro Eugenio Aramburu:
 Afín al grupo profundamente antiperonista.
 Emprendió la erradicación total del peronismo, mal de la sociedad.
 1956, un decreto prohibía nombrar a Perón y todo simbolismo relacionado con el peronismo.
 Se intervino la CGT y los sindicatos
 En lo económico, Aramburu quería volver al modelo agroexportador, pero fracasa por la inflación y la
caída de los precios internacionales de materias primas, además de la resistencia de empresarios y obreros
industriales. La economía, entonces, continuó siendo un híbrido
 El gobierno quería compartir el mando con civiles y transferírselo cuanto antes.
 En 1957, se organizó una Convención Constituyente para derogar la Constitución de 1949, que incluía
por ejemplo la Ley de Divorcio, y actualizar la de 1853.
 Se da marcha atrás en las conquistas de las mujeres, salvo por el voto femenino, pero esto es
relativo: al estar proscrito el peronismo, no sólo estaba postergada la mayoría de la población, sino
especialmente las mujeres.
A la par de las medidas del gobierno provisional, se gestaba y se organizaba la RESISTENCIA
PERONISTA:
 Surgió una camada de nuevos y combativos dirigentes sindicales que libran duras luchas.
 El gobierno debió resignarse y en 1957 normalizó la CGT y las 62 Organizaciones accedieron a su
control.
 Sindicatos = columna vertebral del movimiento, que Perón dirigía desde el exilio.
Después de la caída de Perón, la UCR se había divido en 2:
 UCR Intransigente (Frondizi) ==> acercamiento al peronismo al ver que quien consiguiera sus votos
podría imponerse.
 UCR del Pueblo (Balbín) ==> relación estrecha con el gobierno militar,,
Frondizi negoció con Perón, prometiendo levantar las proscripciones y mantener el régimen legal del
sindicalismo a cambio de los votos peronistas. Además, Frondizi representaba una alternativa para los
sectores progresistas.
Frondizi triunfó en las elecciones y gobernó entre 1958 y 1962.
Gobierno de Frondizi: En lo económico: desarrollismo (desarrollo de la industria pesada a partir de capital
extranjero). Para lograrlo, necesitaba estabilizar inflación. Entonces, congelaron salarios y muchas fábricas
debieron cerrar. Pero el movimiento obrero no permitía que esto se lleve a cabo. A esto, se suma la presión
de las FFAA. La industria pesada se desarrollaba sin un marco sustentable. No se logró combatir la
inflación.
 RESISTENCIA PERONISTA: 1959 marca un punto de inflexión, por la intensa ola de protesta sindical (por
política de estabilización → huelgas → represión – Plan Conintes)
 Desde 1959 se segmentaron las experiencias.
 Burocratización de la dirección de los sindicatos: Vandor (líder metalúrgico), caracterizada por la
desmovilización, pero también por su enorme fuerza.


94
 Planteos militares al gobierno: debido a que la Revolución Cubana había despertado aquí al
anticomunismo, y Frondizi se solidarizó con Cuba (entrevista con el Che, abstención en Punta del Este) ==>
FFAA presionan para ruptura de relaciones con Cuba
 1962 ==> elecciones de gobernadores provinciales.
El peronismo estaba proscrito pero se presentan candidatos de las 62 Organizaciones. Obtienen un amplio
triunfo, incluso en Buenos Aires ==> Frondizi intervino las provincias.
 28 de marzo de 1962 ==> militares depusieron a Frondizi
 Presidencia: Guido (presidente del Senado).
Elecciones en 1963: Perón mandó a votar en blanco.
 Triunfa Arturo Illia (UCRP), con un porcentaje bajísimo de los votos (25% primera minoría). Su gobierno
comenzó con peores perspectivas que el de Frondizi. Las fuerzas corporativas no se comprometían con él.
 Los sindicatos ==> vandorismo. Plan de Lucha en 1964 ==> golpear y negociar ante el gobierno débil.
 En 1964, alentados por un eventual levantamiento de las proscripciones ==> reorganización del PJ/ cada
vez más enemistado con Perón, aunque esta disputa tenía límites porque el líder y los sindicatos se
necesitaban mutuamente.
 Operativo Retorno: Perón se tomó un avión al país pero fue detenido en Brasil y deportado ==> el
operativo fracasa y Vandor trata de acumular poder propio (neoperonismo o peronismo sin Perón).
 FFAA (el Gral. Onganía a la cabeza): en contra de Illia.
 Creciente oposición al gobierno ==> se reclama un Estado fuerte.
 Junio de 1966 → golpe de Estado → Onganía Presidente. Esta nueva dictadura se autodenominó
“Revolución Argentina”:
 Estado burocrático autoritario (reacción de la burguesía frente al temor a la creciente actividad popular /
gran peso de las corporaciones, que toman las decisiones importantes: Iglesia, FFAA, sindicatos).
 Amplio consenso/ apoyo de Vandor
 Corporativismo
1º etapa: “shock autoritario”: Gobierno de Onganía:
 En contra de la política: proscribe todos los partidos, disuelve el Congreso, las legislaturas.
 Lema: “orden, jerarquía y moralidad”.
 Repulsión al comunismo, especialmente en la Universidad, que es intervenida. 29 de julio de 1966:
“Noche de los bastones largos”.
 Medidas de ajuste liberal (ministro de Economía = Krieger Vasena) ==> congelación salarial, supresión de
los convenios colectivos.
 Desnacionalización de la economía.
 1968: división de la CGT:
o CGT Azopardo (Vandor)
o CGT de los Argentinos (Raimundo Ongaro): más combativa/ opositora al gobierno
 ESTALLIDO SOCIAL: mayo de 1969: CORDOBAZO
o Antecedentes: ola de protestas universitarias y fuerte agitación sindical en Córdoba (centro industrial
automotriz)
o Activismo estudiantil y obrero
   o      CGT: huelga general
   o      Centro de la ciudad: fuerte represión → enfrentamiento como acción de masas, el Cordobazo fundó
   la ola de movilización social que se extendería hasta 1975.




                                                                                                          95
     LAS MUJERES EN LA RESISTENCIA: DICTADURA DE 1976. SURGIMIENTO DEL
                              NEOLIBERALISMO

El presente encuentro contó con la presencia especial de las Madres de Plaza de Mayo, quienes
compartieron los diferentes grupos con las participantes.

Temario:
    Características del contexto internacional que propició las dictaduras en América latina.
    Rol de las mujeres en éste período.

Contexto histórico:

En estas décadas se pasó del Estado de bienestar que inauguró Perón a un No Estado, como el de los 90´.
Para entender a qué intereses económicos sirvió la dictadura, es necesario ver el contexto internacional de
esta misma época. Luego de la segunda guerra mundial (1945), Estados Unidos quedó como el poder
militar y económico dominante en el mundo capitalista. Ese poderío económico se formalizaba con el
acuerdo de Bretton woods que es una paridad fija la paridad oro / dólar.
El patrón de acumulación de Estados Unidos en la posguerra, estaba caracterizado por una política
keynesiana; alto gasto público, un acuerdo capital- trabajo que hacia que los salarios fueran altos, inclusión
de los excluidos en el mercado interno, y a la vez hacían de gendarme mundial en el exterior.
Los pilares fundamentales de la expansión del capitalismo norteamericano eran la especulación económica
y lo militar, debido a que en ese momento estaba la Guerra con Vietnam, entonces el gasto en defensa era
altísimo. En 1969- 1972, más o menos 43 % del PBI.
A fines de los 60 estaban las condiciones dadas para el quiebre de este sistema de posguerra. Comienza la
crisis del Estado Keynesiano de bienestar por la situación económica que se estaba viviendo en Estados
Unidos, que era la siguiente:
Un déficit presupuestario por un lado, y un déficit de la balanza comercial. Esto es la relación entre
importaciones y exportaciones. El alto gasto en armamento iba en detrimento de la producción. Si hay baja
productividad, hay baja competitividad, se puede comprar más y a mejor precio en otros lugares y cuesta
mucho vender. Esta situación generó un déficit en la balanza comercial, que, de alguna manera se tenía
que equilibrar. El modo era subiendo los impuestos, entrando en deuda.
Nixon, el presidente en aquel momento, pretendía ser reelecto, entonces, tomar esas medidas iba a ser
muy impopular. Lo que hizo Nixon fue imponer controles, tomar otro tipo de medidas. La más importante fue
terminar con la paridad fija oro- dólar, que estaba rigiendo todo el mundo capitalista. Esta situación trajo
serios problemas. Al terminar con esta paridad, se acababa el sistema monetario de posguerra. Estados
Unidos va a inyectar una cantidad de dólares para evitar su crisis interna, pero cuando se inyectan dólares
en una economía que no crece, que no esta acompañada con producción, se genera mucha inflación. Esta
fue la crisis del dólar.
Por otro lado, éste también fue un antecedente de lo que se llamó la crisis del petróleo. Los países,
especialmente los centrales como Estados Unidos y la Unión Soviética, eran consumidores de petróleo,
pero no lo producían.
Había Siete compañías petrolíferas que dominaban el 80% de la producción mundial de petróleo que
arreglaban el precio entre ellas, esto era hasta 1971.
A partir de 1973 ya no pudieron arreglarlo entre ellas, debido a que Argelia nacionalizó su petróleo y Libia
hizo lo mismo.
En ese contexto todavía estaba la guerra Árabe-Israelí. Lo que van a hacer los países de la OPEP es
aumentar el petrolero de 3 a 5 US$ y reducir la producción en un 15 o 20% y un 5% todos los meses hasta
96
que Israel abandonara los territorios ocupados. Esto finalmente no se continuó porque no les convenía, pero
sí aumentaron el precio del petróleo, y a medida que iba pasando el tiempo, aumentaba cada vez más.
Pasó a 12, 15 US$, Finalmente en 1981 el precio del crudo fue de 34 US$.
Esta situación remodeló la fisonomía económica del planeta. Europa y Japón dependían de las
importaciones más que Estados Unidos.
El hecho de que aumente el petróleo no es un dato menor, porque los países centrales que tienen industrias
están obligados a comprar petróleo. Si por ejemplo, Argentina decide aumentar la soja a 100 pesos,
entonces, ¿qué hace china? No compra más. Pero si aumenta el petróleo, Estados Unidos, Inglaterra,
Francia, no pueden no comprar porque tienen que mantener las industrias. Por lo tanto, esta situación
generó una crisis en las potencias centrales y en todo el mundo. Por otra parte, los países árabes estaban
acumulando mucho dinero que tenía que colocar en algún país.
Sin embargo, el shock petrolero no produjo el desastre que muchos supusieron, sino que el proceso de
deterioro económico comenzó mucho antes.
Desde la década 70` gran parte de la riqueza de Estados Unidos, fue absorbida por la especulación, en
detrimento de la producción. Estados Unidos no evitó la crisis mundial invirtiendo liquidez en los circuitos
que financiaban los préstamos mundiales, sino que al contrario, internacionalizó la crisis y desestabilizó más
la economía.
Esta alta liquidez en dólares en los mercados hizo que se engrosaran los depósitos de los bancos
trasnacionales. Para cerrar el negocio, porque tener depósitos no sirve si no se presta y gana intereses, lo
que necesitaban era que América latina por ejemplo, se abriera a los mercados internacionales para que
ellos inviertan sus capitales privados.
Los países subdesarrollados para acrecentar sus economías, que por la crisis mundial venían en caída,
abrieron sus mercados. Esto se ve claramente en Argentina en 1974 en la época de Isabel para solucionar
el problema económico. El Rodrigazo se pensó como solución de una crisis económica, por eso se abrieron
los mercados y se recibieron estos depósitos.
En la década del ´70 más de 400 bancos privados del primer mundo otorgaron préstamos al tercer mundo.
Así, los gobiernos de América latina podían financiar su déficit fiscal y comercial sin tener que cobrar
nuevos impuestos, emitir dinero o crear aranceles.
Estados Unidos necesitaba que el tercer mundo abriera el acceso al capital privado norteamericano,
entonces apoyó militarmente a gobiernos autoritarios.
Lo que hizo la dictadura fue interrumpir la etapa desarrollista, la época de sustitución de importaciones, de
mercado interno, e instaló otro nuevo modelo, un modelo neoliberal, un modelo de valorización financiera y
transferencia de recursos al exterior. Ya no se valoraba el capital productivo, sino que se valoraba el capital
financiero, que con una economía abierta, permitía articular la valorización financiera con los flujos
internacionales.
Para poder implementar este modelo neoliberal lo que necesitaba la dictadura era desestructurar al
movimiento obrero como sujeto colectivo. Tuvo que desmantelar toda la clase popular, la más politizada, la
más movilizada, la que estaba en relación con el estado de bienestar, los sindicatos, que ya habían frenado
el intento del avance liberal de Krieger Vassena con el cordobazo.
Bajo este escenario, comenzó un fuerte proceso de represión ligado a la desindustrialización. Comenzó a
subir la desocupación a nivel industrial. En este período se disparó, y en 20 años el sector industrial perdió
la cuarta parte de sus establecimientos y un tercio de la mano de obra. Fue un gran quiebre, un antes y un
después.
La distribución de la riqueza antes de la dictadura era de un 43 % y después paso a ser de un 23%. Lo que
querían las clases dominantes era reproducir su renta en el mercado internacional. Y para eso necesitaban
imponer el terror.
Por otra parte, cuando se hizo la apertura política, los capitalistas, los empresarios fueron los que
empezaron a poner plata a los partidos políticos, por lo tanto los partidos políticos ya no necesitaban la caja
                                                                                                            97
de los sindicatos. Anteriormente, los sindicatos financiaban las campañas políticas. Cuando las comienzan
a financiar los empresarios, los gobiernos que fueron asumiendo tenían que devolver a los empresarios los
favores del dinero aportado.
Así comenzó un proceso de desindustrialización que generó desocupación, el fin de la industria, el fin de los
principales sindicatos, que se quedaban sin base social, y se terminaron corrompiendo la mayoría de los
dirigentes.
Es interesante ver que el 54 % de los desaparecidos eran trabajadores, y el 30% estudiantes o
profesionales. Esta situación muestra que tuvieron que desmantelar el movimiento obrero para implementar
el modelo.
Por otra parte, del 54% prácticamente desaparecen todos en el primer mes.
Los estudiantes, también los obreros y los sindicatos cobraron mucho poder cuando lograron mantener una
alianza estratégica con la clase media estudiantil en el cordobazo y en los sucesivos años. Sin embargo el
núcleo del problema estaba en la clase obrera. Y queda bien claro con los datos antes mencionados.
Al tercer día del golpe ingresaron dos mil quinientos millones de dólares de parte del FMI y el BID.
El plan económico de Martínez de Hoz tenía medidas decisivas como la liberación de precios y el
congelamiento de salarios, devaluación del peso, supresión de actividades gremiales y del derecho a
huelga, disolución de la CGT.
En 1977, con respaldo empresario completo, se realizó una reforma financiera que impulsó la
especulación. Se liberaron las tasas de interés como ítem fundamental para el control de la inflación que
rondaba en el 150% anual, con una garantía oficial sobre los depósitos. Esto tuvo un efecto recesivo en la
economía a la vez que impulsó la entrada de capitales especulativos de corto plazo que obtenían una fuerte
ganancia en dólares. De este modo se duplicó el número de bancos que competían por ofrecer la tasa de
interés más alta.
Con la globalización, la tasa de interés subía y convenía especular en el sistema financiero en vez de
invertir en producción. Este fue el período de la plata dulce. Miles de ahorristas buscaron dónde colocar la
plata para que les rindiera más. Al mismo tiempo, se cerraban las fábricas y algunos obreros se convertían
en cuentapropistas.
En el contexto de la libertad para ingresar y sacar capital, se montó un lucrativo negocio de corto plazo: se
vendían dólares; se colocaban los pesos en el sistema financiero local a tasas elevadas y a plazos que
llegaron a ser de siete días.
Los grupos económicos fueron los beneficiarios de la dictadura y del endeudamiento.
El Estado quedó como deudor del capital financiero porque transfería recursos a los grupos económicos,
que tomaban crédito, luego lo depositaban en el mercado financiero y así se producía fuga de capitales.
-Se fue dando sistemáticamente en toda América latina, yo tuve la posibilidad de estar con trabajadores de
toda América latina, y es algo sistemático.
- Onganía, o la “Revolución Argentina”, 1966- 1973, muchos decían que fue la peor dictadura que
recordaban, por los niveles de represión que existían y de muertes por represión. Pero, ¿Porque el
terrorismo de estado? ¿Porqué podemos decir que con Onganía hubo desaparecidos, hubo tortura, pero no
hubo la aplicación sistemática de terrorismo de estado?, ¿Porque el terrorismo de estado se aplica en
1976? En la historia nada es casualidad.
Hay un cambio estructural del sistema capitalista, cambia el sistema de acumulación, ya no se acumula
desde el mercado interno. Para desestructurar este sistema en los países que intentan una vía alternativa,
la única forma es ésta. América latina estaba en un proceso hacia una mayor libertad en la mayoría de los
países, entonces tampoco es casual el plan cóndor.
Argentina tenía la industria de todo lo que necesitábamos para lo que consumíamos. Abrieron los
mercados y empezaron a venir capitales golondrina que se instalaban acá. El fenómeno de la bicicleta
financiera, vender dólares, depositar los pesos en el sistema financiero local y de esa manera, con la tasa
de interés alta, sacarlo rápido, generar mucha ganancia y vaciar al estado.
98
Dinámica grupal participativa: La participación y rol de la mujer en la dictadura. Aportes de las Madres
de Plaza de Mayo

Aportes y opiniones de las compañeras sobre lo compartido en los grupos con las Madres de Plaza de
Mayo:

- Nosotras le hicimos algunas preguntas a las Madres y lo que se remarcó fue cómo en estos años terribles,
tuvieron que salir a la calle, primero buscando a sus hijos y después organizándose, y ver como unidas,
solamente unidas pudieron llegar, porque individualmente no podían. Yo particularmente les pregunte si eso
causaba problemas en el seno familiar, porque tenían otros hijos, tenían maridos. Pero es cierto, los hijos
son de dos, pero uno simboliza tanto a las madres que parece que los hijos fueran de ellas nada más. Eso
ha creado todo un contexto, porque no era solamente salir a la calle, ir acá, allá, porque también ellas
podían tener miedo de no volver porque les podía pasar lo mismo, o que podían ser detenidas, quien sabe
cuantas cosas, y más cuando muchas no tenían ninguna actividad militante, pero lo que si, sus hijos
tendrían que estar orgullosos, y seguramente lo estén.
-Nosotras somos las del grupito del fondo, que estuvimos con Juanita, con Nadia, con Rosita y con
Visitación, que realmente fue una emoción muy grande como nos trasmitieron como vivieron ellas esos
años, y lo que rescatamos es que los hijos de ellas eran militantes populares, pero que querían un cambio,
ellos a lo que aspiraban era cambiar el mundo en ese momento. Entraban a las villas, querían luchar por la
gente pobre y no darle 150 pesos, sino realmente valorándolos como personas, que no fuera un
asistencialismo sino que ellos pudieran valerse, tener dignidad.
- A nosotras Juanita nos contó una anécdota muy piola. Ella tenia una vecina que le comentaba, que ella
cuidaba muy bien a sus hijos, y Juanita, al tener sus hijos desaparecidos le dijo: bueno, seguramente no
serían tan normales sus hijos, porque realmente los hijos que desaparecieron eran porque se preocupaban
por el que tenían al lado, se preocupaban por los demás y han sido militantes populares. Nosotras acá lo
que rescatamos era este tema, del cambio y de la lucha que tuvieron. Ellas lo que decían es que salieron
por amor a sus hijos en un contexto de terror que cuesta ahora pensar como se vivió en ese momento, pero
ellas salieron por amor a sus hijos.
- Yo voy a hablar en representación del grupo en el que estaba Maria y Maria Rosa. Lo que rescatamos de
la charla fue que ellas empezaron a luchar desde el dolor, las aunaba el dolor y ¿porqué las madres y no los
padres? Quizás porque los hombres estaban mas politizados o mas sindicalizados, en cambio las madres
no. Comenzaron unificando acciones, el caso del pañuelo que primero llevaban con el nombre de cada hijo
y que después consideraron que eran madres de todos los desaparecidos, entonces quizás no se podía
integrar una madre que venia con la identificación solamente de su hijo, sino que sociabilizaban la
maternidad, socializaban la lucha. No fueron amedrentadas a pesar de las amenazas, de la desaparición de
las tres madres de plaza de mayo, sino que eso les dio mas fuerza para seguir luchando, y que han logrado
el traspasamiento generacional, la agrupación HIJOS, muchas otras agrupaciones que siguen luchando, no
solo por la aparición con vida, sino luchando en el recuerdo. Nunca pidieron venganza, sino justicia, nos
comentaban de una madre que sabia donde vive el torturador de su hijo y sin embargo ni siquiera pasa por
la puerta, que solamente tiene tortura los torturadores con que esto siga vivo, con que se los homenajee,
para lo que sea pero que siempre esta vivo, y que esta universidad va a ser el mayor traspasamiento
generacional del recuerdo. En marzo del año próximo comienza la carrera de derecho y que esto va a
continuar, y que va a seguir siendo historia en algún momento, y que nadie, nadie se debe olvidar de esto,
ni de las Madres de Plaza de Mayo.




                                                                                                         99
Resumen de la clase:
Contexto internacional:
          1945: fin de la segunda guerra mundial ==> Estados Unidos, poder militar y económico dominante
           en el mundo capitalista. Comenzó el período de la llamada Guerra fría. Ese poderío económico se
           formalizaba con el acuerdo de Bretton woods -fija la paridad oro / dólar- como nueva regla que
           regía toda la economía mundial capitalista.
          Los pilares de la expansión norteamericana eran el capital financiero especulativo (económica) y
           la tecnología de punta (militar). EEUU siguió – desde 1930- siempre una economía de guerra
           permanente.
          A fines de los 60 ya estaban las condiciones dadas para el quiebre de este sistema de posguerra.
           Comenzaba la crisis del Estado Keynesiano de bienestar por la situación económica (1970-1988):
          1) déficit presupuestario
          2) déficit de la balanza comercial de EEUU: diferencia entre importaciones y exportaciones,
          causado por la sobre valuación del dólar, los salarios altos, la baja productividad que generaba baja
          competitividad, porque se compraba más y más barato afuera y costaba mucho vender. Entonces el
          Estado se ve obligado a endeudarse para equilibrar la balanza de pagos.
         A causa de la guerra de Vietnam, el gasto en defensa de EEUU era demasiado alto, por lo tanto,
          debía reducirse el gasto social, aumentar los impuestos e incurrir en una deuda. Reelección de
          Nixon ==> no le convenía tomar medidas impopulares ==> congelamiento de precios y salarios,
          adoptó un déficit presupuestario e impuso controles. Termina el sistema monetario de posguerra
          cuando quedó suspendida la convertibilidad oro/ dólar. Se produjo un ingreso masivo de dólares en
          una economía que no estaba creciendo lo suficiente como para recibirlos. Esto generó inflación. La
          derecha acusaba a las políticas keynesianas de los desequilibrios.
         1973 continuaba la guerra Árabe-Israelí ==> OPEP decidió que el precio del barril pase de 3 a 5
          US$, reducir la producción hasta que Israel abandone los territorios ocupados. Esto no se continuó
          porque los perjudicaba.
         Esto remodeló la fisonomía económica del planeta. Este shock petrolero no produjo el desastre que
          muchos supusieron, sino que el proceso de deterioro económico comenzó mucho antes.
         Desde la década 70`una gran proporción de la riqueza de EEUU fue absorbida por la especulación.
          Después de haberse alimentado con la declinación de las industrias tradicionales, esta gran
          superestructura de ingreso no productivo estaba engordando con los ahorros del mundo capitalista,
          esto dio como resultado una crisis estructural más la reestructuración de la hegemonía
          norteamericana.
         A corto y medio plazo, EEUU no evitó la crisis mundial invirtiendo liquidez en los circuitos que
          financian los préstamos mundiales sino que, internacionalizó el problema y profundizó la
          desestabilización de la economía.
         Por la alta liquidez de dólares de los mercados mundiales, los depósitos de petrodólares en los
          bancos transnacionales se quintuplicaron en apenas 5 años. Pero el captar depósitos solo
          constituía la mitad de la actividad bancaria. La otra mitad que redondeaba el negocio consistía en
          prestar esos depósitos para poder cobrar intereses a los países del tercer mundo. El pragmatismo
          se impuso entre 1975 y 1980, Alemania, Francia, Japón, Gran Bretaña realizaron una apertura
          financiera con garantía del sistema financiero que custodiaba esa “caja fuerte”.
         Se produjo una internacionalización de la producción (redes de producción y comercio integradas
          por empresas). Y una doble emancipación del capital financiero: de la economía real y del territorio
          nacional. Con la caída del muro surgió con más fuerza un sistema financiero global único que
          operaba día y noche sin detenerse, sin fronteras y en tiempo real.
100
               En la década del 70`más de 400 bancos privados del primer mundo otorgaron préstamos al tercer
                mundo. Así, los gobiernos de América latina podían financiar su déficit fiscal y comercial sin tener
                que cobrar nuevos impuestos, emitir dinero o crear aranceles.
               EEUU necesitaba que el tercer mundo abriera el acceso al capital privado norteamericano,
                entonces apoyó militarmente a gobiernos autoritarios.
               Para instalar el nuevo modelo económico se utilizó el terrorismo de Estado ==> No se
                valoraba el capital productivo. No les servía que el salario fuera alto para generar demanda: la
                burguesía valoraba el capital financiero con la apertura externa (financiera y comercial) que permitía
                articular la valorización financiera con los flujos internacionales. Comenzó un fuerte proceso de
                represión asociado a la desindustrialización.
               Entrada de capitales especulativos de corto plazo que obtenían una fuerte ganancia en dólares por
                los altos intereses que cobraban. Ese fue el periodo de la plata dulce: miles de ahorristas buscando
                dónde colocar la plata para que les rinda más, al mismo tiempo que se cerraban las fábricas y
                algunos obreros se convertían en cuentapropistas.
               La percepción neoliberal de que el Estado es un gasto, la política un costo, la educación, la ciencia
                y la cultura son poco rentables, es favorable a la desestructuración de los sistemas de relaciones
                sociales y políticas integradoras, quebrando los tejidos de reflexibilidad social que producen sujetos
                colectivos. Así fue que la dictadura primero impuso el terrorismo de estado para inmovilizar a toda
                una sociedad, sobre todo a los sectores más vinculados al Estado de Bienestar como los
                sindicatos. Luego, el terror de la hiperinflación y finalmente se dio la base social y cultural para la
                década menemista y la ola privatizadora.

 Cuadro explicativo:

                             Estado Social                                  Estado Neoliberal
                      Producción para el mercado                   Globalización, apertura del mercado
                       Interno
Económico




                      Predominio del Estado (regulador,            Predominio del mercado
                       empleador, empresario)                        (autorregulación) El Estado es mínimo,
                                                                     desregula.
                      Tendencia al pleno empleo                    Flexibilización laboral ( cambia la
                       (componente industrial y estatal)             concepción del trabajo, la
                      Organizaciones sociales fuertes (             responsabilidad pasa a ser del individuo,
                       cadena de montaje, la mano de                 no del Estado)
Social




                       obra determina la producción)                Ofensiva del K vs L

                      Sociedad altamente politizada                Crisis de representación, desenganche
                       (política como forma de vida)                 de la actividad política
Político




                      Capacidad de movilización                    Cae la movilización, apatía política
                      Predominio de la ideología como              Crisis de ideología
                       valores en acción
Cultural




                      Predominio de la acción colectiva (          Modelo de corte individualista
                       no individualista)




                                                                                                                  101
      LAS MUJERES Y EL NEOLIBERALISMO. EL ROL DE LAS MUJERES EN LOS
                          MOVIMIENTOS SOCIALES
Temario:
    Proceso que se desarrolla en el país a lo largo de las décadas ´80 y ´90.
    Consecuencias políticas, económicas y sociales en relación a las mujeres.

Contexto histórico:
En Argentina, en 1980, por fraudes y malos manejos, varios bancos importantes quebraron, ocasionando un
enorme costo al Estado. En esos momentos, el atraso cambiario, el crecimiento de la deuda externa, el
déficit en cuenta corriente y el previsible alejamiento de Martínez de Hoz, plantaron el temor a la
devaluación. Los capitales comenzaron a fugarse, se produjo una corrida que afectó a todo el sistema
financiero. Muchos deudores privados que cancelaron su deuda externa no la declararon al Banco Central,
en espera de que el Estado se hiciera cargo de ella, como sucedió efectivamente en 1982, en manos de
Domingo Cavallo quien al frente del Banco Central, estatizó de la deuda privada. De este modo, entre 1975
y 1982, la deuda aumentó de 8.000 millones a 43.000 millones de dólares.
En 1983, se dio la estabilización democrática; se consolidó el sistema de partidos con Alfonsín. Las
características de ese período fueron muy parecidas a las del anterior: aumentó la concentración de la
riqueza, aumentó el endeudamiento, se consolidó la desestructuración, aumentó la desocupación.
Finalmente, terminó esta etapa con el terror de la hiperinflación, que dejó sentadas las bases para afianzar
la implementación de las políticas neoliberales.
El diagnóstico de la crisis del Estado que tenía el menemismo, los liberales y hasta los medios de
comunicación, apuntaba a una demonización del Estado. Es decir, el Estado había crecido en exceso por el
proteccionismo y era incapaz de solventar las demandas, justamente, por la tradición comunista. Frente a
este diagnóstico, la solución que se proponía, eran las medidas neoliberales.
Existen diez medidas, que son parte del consenso de Washington: privatización; desregulación; reforma
tributaria; disciplina fiscal; apertura económica, comercial y financiera; protección de la propiedad privada,
entre otras.
Todas estas recetas neoliberales se implementaron en Argentina a rajatabla.
Entre las consecuencias encontramos que se disparó la pobreza y aumentó la exclusión. Con la
desregulación del mercado de trabajo, los hombres comenzaron a perder el empleo, poniendo en cuestión
el rol tradicional que tenía de mantener el hogar.
Consecuentemente, aumentó el trabajo no remunerado y la mujer se empezó a hacer cargo de mantener a
la familia, y del trabajo voluntario, como la copa de leche, los comedores comunitarios, organiza asambleas,
y del trueque como forma de economía solidaria. De esta forma, la mujer comenzó a trabajar más y a
insertarse en el mercado laboral flexibilizado y precarizado.
La mujer se inserta en el trabajo remunerado, pero si no se reestructuran los roles dentro la familia, termina
haciendo todo, tanto el trabajo remunerado como el no remunerado, y acaba extenuada y mal paga.
En este contexto, los valores de responsabilidad social, son vistos como asuntos de mujeres y no se
visualizan como relaciones desiguales. Se plantea una dicotomía entre lo social y lo económico. Siempre se
la ubica a la mujer en lo social y en realidad, en el aspecto económico, está tanto la producción como la
reproducción, y cuesta mucho ver a la reproducción como parte de lo económico. Las mujeres quedan sin
posibilidad de elección en el aspecto económico, porque el trasfondo de esto es la imagen de la mujer como
responsable, cuidadosa, altruista, capaces de dar todo, y eso se refleja también en los planes sociales o en
las políticas públicas.
Si revisamos el concepto de división sexual del trabajo, que tiene mucho que ver con lo que estábamos
hablando, vemos que es la inserción diferenciada de hombres y mujeres en la división del trabajo. Tanto en
102
el ámbito de producción como de reproducción. Esto se ve en la segregación de la mujer al trabajo no
remunerado; las bajas tasas de empleo, o sea hay menos mujeres trabajando que hombres; hay trabajo
femenino y hay trabajo masculino; existe una diferenciación entre hombres y mujeres en el tipo de empresa
al que acceden, el tipo de trabajo, el proceso de trabajo, la calificación, el salario.
- Existe un techo, que es el famoso techo de cristal, que no se ve pero que limita, donde el hombre pasa y
traspasa ese techo, pero la mujer no. La Organización Internacional del Trabajo dice que, en América
Latina, la mujer, en cualquier profesión diaria, gana un 34% menos que el hombre.
Las condiciones laborales más feminizadas son las que están más devaluadas en el mercado de trabajo.
También, está la cuestión de los puestos directivos. Hasta en los movimientos sociales, muchas veces, la
cantidad de mujeres que hay en las bases no está en relación con su presencia en los puestos directivos.
Para poner dos ejemplos, en la Unión de Docentes Argentinos la afiliación femenina es del 71% pero sólo el
23% son mujeres que están en cargos directivos, mientras que en el Sindicato de Trabajadores Gráficos,
con una afiliación femenina del 30%, sólo un 9% ocupa cargos directivos.
Todas estas discriminaciones hacia la mujer van a afectar su poder de decisión y negociación, también
dentro del seno familiar. Porque no necesariamente el hogar es el lugar en donde se distribuyen los
ingresos y los recursos en forma equitativa. En todas las cuestiones, desde las económicas, como quién
cuida a los chicos, quién sale a trabajar, quién se ocupa del cuidado de los enfermos, quién tiene mayor
educación o mayor tiempo de ocio, todas estas cuestiones son relaciones de poder en el seno familiar. Con
esta división sexual del trabajo en detrimento de las mujeres, éstas se ven en una mala posición.
La tradición económica neoclásica ha establecido una línea divisoria entre el altruismo (la familia) y el
interés personal (el mercado), donde la búsqueda individual del interés personal está históricamente
amparado bajo el supuesto de que la familia, por existir fuera de la esfera económica, proporciona los
niveles necesarios de altruismo y atención a los demás.
El análisis feminista sostiene, en cambio, que el trabajo de cuidado en la familia es a veces impuesto y no
altruista (lo que no quiere decir que sea necesariamente penoso y/o gratificante), y que esa elección
también tiene que ver con las relaciones humanas y de poder entre el hombre y la mujer, que también se
expresan en el seno del hogar.
Ética del cuidado no debe confundirse con altruismo. Mientras que la ética del cuidado persigue un orden
social y económico que releva una forma de vivir que toma responsabilidad con “el otro” y con el medio
social en que se desenvuelve, el altruismo apela a la vocación natural y a la buena voluntad de las personas
(mujeres) para la ayuda y el trabajo asistencial.
En lo que respecta a la división sexual del trabajo siempre existió, desde que nos organizamos en sociedad.
Ahora, ¿cuál es la diferencia actual en las consecuencias que genera la división sexual del trabajo? A partir
de la implementación del modelo neoliberal, donde caen las fuentes de trabajo, aumenta la desocupación y
los pocos trabajos flexibilizados que quedan son, sobre todo, para mujeres. Esto genera que la mujer tenga
que emplearse en trabajos donde no se les paga ni a igualdad del hombre ni, por el modelo económico en
sí, lo que se les hubiese pagado 30 años atrás. Sin embargo, es la única que trabaja en la familia, porque
es la única que consigue trabajo, porque hay mayor oferta en el marco femenino. Por otra parte, esta mujer,
cuando vuelve a su hogar, tiene que seguir negociando, porque el hombre no puede conseguir trabajo pero,
si lo consiguiera, seguramente sería uno mejor que el de ella. Por lo tanto, si bien siempre existió la división
sexual del trabajo, nunca se dio de esta manera: que la mujer consiga más trabajo, pero un trabajo
flexibilizado, y a su vez, tenga que seguir negociando en su casa las relaciones de poder que se generan.
Por otra parte, así como las mujeres salen a buscar trabajo, y no dudan a la hora de si el trabajo es mejor o
peor, son estas mismas mujeres las que no sólo se van a preocupar por su familia sino también por sus
propias comunidades. Estas mujeres van a ser las que salgan a la calle a intentar organizar los movimientos
sociales, que van a empezar a tener mucha relevancia en la década de los `90 y hasta la actualidad.


                                                                                                           103
En lo que respecta a los movimientos sociales, en la mayor parte del siglo XX se caracterizaban por ser
afines al Estado. A partir de los `80, comenzaron a tener una tendencia en contra de éste. La sociedad civil
se distancia de lo político.
Antes de los ‘80, estos movimientos le otorgaban un rol central a la feminidad, y tenían reivindicaciones que
pasaban por lo económico y lo social. En los `80, esto se dejó un poco de lado para generar
reivindicaciones democráticas y apuntar más a lo institucional y lo legislativo. Por ejemplo, en marzo de
1984 se creó la Multisectorial de la Mujer, comenzó a haber reuniones nacionales de mujeres; en el 85 se
formó el movimiento feminista. Las actividades de los movimientos eran más o menos las mismas que
antes, pero el cambio se daba en lo ideológico. En los 70 era más radicalizado, con reivindicaciones
sociales y económicas, mientras que en los 80 se apuntó a cambios en las legislaciones. Se obtuvieron, por
ejemplo, la ley del divorcio vincular, la patria potestad compartida, entre otras reivindicaciones.
Igualmente, vale aclarar, que la desacreditación de todo lo que tiene que ver con lo político y lo social era
una realidad que trascendía la condición de género y era general en la sociedad. No es verdad que las
mujeres no participaban, porque si vemos justamente los movimientos que despuntaron de esa apatía,
éstos estaban compuestos por mujeres.
- En la década del 70, se lograron cosas para la mujer que fueron muy importantes y que después fueron
derrumbadas por la dictadura. Por ejemplo, la ley de jardines maternales, la cual establecía que en el lugar
de trabajo tenía que haber una guardería, o el patrón o el Estado tenía que proveer una para los chicos de
las mujeres que trabajaban. Además, no nos olvidemos que en 1975 se establece el año internacional de la
mujer.
La cuestión es la relación de género como una relación desigual que genera un tipo de resistencia, que
puede ser simbólica o material.
Una síntesis podría ser la siguiente: hay una relación desigual, que genera una tensión y una resistencia,
que comienza siendo simbólica, pasiva, por decirlo de una forma. Esta resistencia y estos simbolismos se
van materializando, a través de diferentes mecanismos; desde los más básicos, como los de las mujeres del
siglo XIX, que toman herramientas bien masculinas y las resignifican, a nivel político, social y de género.
Lo interesante que presenciamos de la época que estamos transcurriendo es que, por primera vez, se da
una confluencia que dentro de las organizaciones sociales, políticas, sindicales, que tienen reivindicaciones
generales, se empieza a plantear el debate sobre la situación de género, a diferencia de, por ejemplo, la
década del `70.
A fines de los ’80, con los aportes de la categoría de Género proveniente del campo académico se inició
una nueva etapa para el movimiento de mujeres y el feminismo. La problemática de la mujer se instaló
como tema en Argentina. Hubo avances en lo legislativo como la instauración del divorcio vincular, la patria
potestad compartida y la equiparación de los hijos matrimoniales y extramatrimoniales, la ley de salud
reproductiva. Posteriormente existieron leyes de equiparación como el establecimiento de una ley de cupo
mínimo de mujeres en las listas electorales para las cámaras legislativas.
En 1979 se realizó la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las
mujeres. Aprobada por las Naciones Unidas.
En los ´90 surgen resistencias a las políticas neoliberales, como por ejemplo en el año 1993 el motín en
Santiago del Estero, “santiagazo” que reclamaba el pago de sus salarios.
También surgen nuevos actores sociales producto de la crisis neoliberal: los movimientos piqueteros y los
desocupados.
El fenómeno piquetero nace en 1995 en Cutral-Có. Su componente social es la familia especialmente las
mujeres, como novedad. Ellas son protagónicas en el escenario de la resistencia.
En el ámbito rural las mujeres se organizaron para parar los remates de los campos de los pequeños
propietarios.
En 1997 surge el Segundo cutralcazo, donde es asesinada Teresa Rodríguez, a partir de ahí surgen planes
de asistencia social para desocupados.
104
El 1 de Mayo 1996 surge el Movimiento de Trabajadores Desocupados. (Trabajo, dignidad y cambio social)
Las virtudes de la autoayuda y el trabajo voluntario se han realizado también como maneras de desarrollar
una mayor confianza y autonomía frente al Estado, frente a la desconfianza ante el Estado.


Dinámica grupal participativa: La participación y rol de la mujer con la implementación del
neoliberalismo

Aportes y opiniones de las compañeras: en esta clase se trabajo con propagandas a fin de poder divisar
como nos constituyen los medios como género.

Consignas a trabajar:
1.- ¿Qué rol le asignan estas publicidades a la mujer?
2.- ¿Se sienten identificadas con esta representación? Sí-No. ¿Por qué?

- Nuestra publicidad dice: “Un fin de semana para que la madre se vuelva a encontrar con la mujer”. Es una
publicidad en la cual nosotras, al comprar estos productos que promocionan, que son planchitas,
secadores, etc., podemos ganar un viaje y podemos entrar en este hotel, donde te encontrás con todos
estos lujos.
- Respecto de la primera consigna, creemos que la mujer constituye para los medios de comunicación una
pieza única y rentable basada en el sexo, como modelo. Respondiendo a la segunda consigna, no nos
sentimos identificados.
- A nosotras nos tocó también una hermosa propaganda, de la cual no nos sentimos identificadas, por el
momento. La publicidad dice: “Vas a tener el tiempo para trabajar de lo que más te gusta, de madre”.
Electrodomésticos Moulinex, los mejores; una amplia y hermosa cocina, con todas las comodidades. El
aviso promociona con la compra de cualquier producto Moulinex, la posibilidad de participar de un sorteo
con el que podés ganar un sueldo mensual de 2.500 pesos, durante un año. Además de recibir la revista de
cocina gratis por un año, puede llamar al 0-800 con tu factura de compra en la mano y dejar los datos. Y
termina diciendo: “Porque tu familia no es la única que se preocupa por vos”. Respecto de la primera
pregunta, según ellos, no sólo apuesta a lo que más nos gusta, el rol de ser madres, lo cual implica:
planchar, cocinar, limpiar, además de recibir una revista de cocina y vinos durante un año, gratis. Como
decía, la recompensa es de 2.500 pesos por un año. No nos sentimos identificadas porque nos representa
en una cómoda cocina, con todos los servicios. Es ideada, como siempre, por hombres y para hombres. Por
eso antes decía, por ahora.
- Primero me pareció que la marca, Moulinex, al ser una marca subsidiaria de la holandesa Phillips,
respondía fielmente a los principios germánicos de la mujer para la casa, la iglesia y la familia. Lo que yo
interpreté, como varón, es que esta publicidad marca una continuidad en el rol que consideraba, desde
tiempos inmemoriales, a la mujer como superficial, sin ver o tomar en cuenta la postura de fines de los `60 o
principios de los `70, que se fue acentuando a mediados de los 70: la mujer empezó a trabajar, a salir de su
casa. En vez de aggiornarse a esta época, la marca sigue asignando a la mujer en el rol de ama de casa.
- La publicidad nos recuerda que tenemos que ser esclavas en la cocina, cumpliendo el rol de madre y de
ama de casa. Aún más, subestiman nuestra capacidad de pensar, nos quieren vender y quieren que
hagamos lo que ellos quieren. Y como compradoras, también, podemos tener la gran suerte de ganarnos
2.500 pesos, un sueldo mensual muy tentador para un ama de casa. Pero no nos sentimos identificadas. En
mi caso, me siento discriminada, porque en todo momento nos recuerda que nuestro rol es el del sacrificio.
Los artefactos que nos muestran podrán ser muy lindos, pero yo elijo lo que quiero hacer, lo que quiero ser
y lo que quiero comprar.

                                                                                                        105
- Nuestra publicidad dice: “Con el calor, no podes ni empezar”. Lo que se ve es una chica perfecta, en la
cocina, con todas sus comodidades, unas piernas preciosas. En este aspecto, no es una situación real sino
irreal, me parece que es todo muy insignificante a lo que vivimos hoy en la realidad. Nuevamente, vemos la
idea de que la mujer está siempre en la cocina, no tiene que salir de ese ámbito, como que es algo que
tiene que hacer, porque es el rol que tiene que cumplir, y en realidad no es así. Otra publicidad dice:
“Tiempo libre para preparar comidas más ricas”.
- Respecto de la primera pregunta, creemos que las mujeres son utilizadas como objetos sexuales para
poder vender sus productos. Los artículos publicitarios cosifican al género femenino, que tiene que estar en
su casa cocinando y limpiando, utilizándonos como medios para consumir los productos. Los modelos
apuntan a un determinado rango social, por la estética reflejada en los avisos. Por otro lado, los avisos son
irreales, aunque no dejan de ser consecuentes con el ensueño de las mujeres de ser como esas mujeres,
despreocupadas, felices, físicamente aceptables, etc. Con respecto a la segunda consigna, sobre si nos
sentimos identificadas, pusimos que sí y que no. Por un lado, no nos sentimos identificadas porque son
denigrantes, porque somos sujetos de derecho, porque atentan contra el sentido común y cosifican a las
mujeres al ponerlas como objetos que cumplen una funcionalidad determinada en un lugar determinado, el
hogar. Por otro lado, nos sentimos identificadas como mujeres, por la realidad de tener que, finalmente,
terminar en la cocina, lavando, cocinando, limpiando, y no poder negociar ese rol con los hombres. Pero no
olvidemos que aquí estamos para romper con estos preceptos, estos prejuicios que esclavizan
psicológicamente a las mujeres. Por eso, y por mucho más, salgamos del cascarón y discutamos estos
descubrimientos en nuestros medios inmediatos, familiar, laboral, barrial. Por eso, comencemos la
epidemia.
- La publicidad que nos tocó, aunque no parezca, vende trapos de piso y franelas para limpiar. Pero no se
las ve. Lo que se ve es una mujer muy elegante, con un niñito en brazos, en un lugar que puede ser la
cocina porque se ven los tarros, pero en realidad, delante de ella, hay una computadora portátil y ella tiene
un celular en la mano. Es multiuso la publicidad, que dice: “Media naranja. Vos tenés que elegir con el
corazón. Porque si tu casa brilla, brillas vos”.
- Respecto del rol asignado en la publicidad a las mujeres, vemos el mismo rol cotidiano, al que estamos
enfrentadas siempre. Yo dignifico siempre el rol de la mujer porque uno, cuando tiene que hacer un poquito
de paneo de lo que ha sido su vida, yo el rol de mujer no lo cambiaría. Me gusta lavar los platos, me gusta
hacer la comida, y estoy agradecida de ser mamá. Es algo que no lo dejo por nada. Pero también, junto con
eso, hago otras actividades: sigo estudiando, sigo aprendiendo, participo en política, participo en
comedores. El rol en el que nos quieren subsumir, creo que en parte es real también, porque es lo que
hacemos todas las mamás, seguimos con la educación de nuestros hijos y seguimos educándonos
constantemente. Muchas actividades en las que participa la mujer no quedan en el espacio ni en el tiempo
ni en la historia, como que ya fue. La mujer sigue generando y buscando, y ésa es el arma más importante
que tiene… Esto es algo a lo que yo no pienso renunciar nunca, y por más que me vendan trapos de piso,
una computadora, o lo que sea, mi rol sigue siendo importante, a nivel personal y a nivel social, porque yo
dejo sembrado en todos lados, para germinar muchas semillitas. Y cada una de ustedes, con los años que
han vivido y las actividades que realizan, creo que están haciendo lo mismo. La mujer dejó de ser el objeto
y ahora se convirtió en un sujeto, y aunque no lo crean, es mucho más importante en este momento en la
historia, porque la mujer está empezando a germinar todas esas semillitas que fue dejando. Entonces, estas
publicidades son apáticas, son tontas, y no minimizan en lo más mínimo mi rol como mujer. Lo único que
hago es pasar la hoja y decir “pobres giles”.
- Una de las publicidades que nos tocó habla sobre la comodidad de la mujer y dice: “Perfecto para aquellos
momentos del día en los que usted necesita estar linda y confortable”. Otra dice: “Tarjeta Mujer del Banco
Supervielle. El equilibrio entre vos y vos”, y muestran a una mujer que lleva, en una mano, el portafolio, y en
la otra, un pañal. Tienen que trabajar de ejecutiva y, al mismo tiempo, cumplir el rol de madre. La tercera

106
publicidad dice: “Súmate a nuestra red de compras. Adherite a Tarjeta Shopping y siempre podes tener
más”, y se ve una mujer llena de bolsas, siempre comprando y comprando.
Respecto del rol asignado a la mujer, viene a ser más o menos lo mismo, porque las publicidades se dirigen
a las mujeres como si fueran cosas, incapaces de pensar y decidir por sí mismas. Alguna compañera,
anteriormente, dijo: “Por qué lo permitimos”. No es que lo permitimos, esto es arbitrario. No se eligen y
punto. A nadie le preguntan: “¿Quiere o no quiere que las usemos para tal o cual publicidad?”. Las mujeres
tienen que estar bien predispuestas, para todos los requerimientos, partiendo de la familia, y luego la
sociedad en general. No importa en qué lugar y en qué momento, tiene que estar perfecta siempre. Estas
publicidades no se condicen con nuestras realidades. Una señora que trabaja en casas de familia y tiene las
piernas con várices o derrame, no va a pensar en una hojota de las que mostró la compañera, porque la
realidad de ella es otra. Estas publicidades no son en absoluto nuestra realidad, la de las mujeres de clase
media para abajo. No tienen que ver con las publicidades que salen en las revistas y medios gráficos y
televisivos. O sea, volvemos a caer en lo mismo: este tipo de publicidades, siempre, constantemente, son
ofensivas, para todas nosotras. Por ahí, les caen bien a determinada clase social, la Mariana Nannis, la que
tiene casa en un country, la que anda en camioneta 4x4, pero no a nosotros ni a muchas, que van a la
carnicería a pedir cartílagos para el perro, y no son para el perro sino para que la mamá cocine. Entonces,
duelen, duelen y ofenden este tipo de publicidades.
Como decía la compañera, las publicidades son tan idiotas que nos hacen reír, por eso utilizamos estos
materiales para hacer un poco más ameno el debate. Pero nos permiten tocar una problemática que es bien
actual y bien fuerte, por todo lo que es la sociedad de consumo en general y cómo utiliza esa sociedad a la
mujer, como uno de sus principales protagonistas para vender.

Resumen de la clase:

Contexto histórico:

       Entre1975 y 1982, la deuda externa aumentó de 8.000 millones a 43.000 millones de dólares (La
        mitad era deuda privada de bancos extranjeros radicados en el país) Estafa: porque las casas
        matrices transfirieron recursos a sus filiales en Argentina y esto se consideraba deuda externa
        cuando en realidad fue un movimiento intra empresa. En 1982 la deuda se estatizó.
Con el Gobierno de Alfonsin (1983-89) Se profundizaron las características del período anterior:
    + endeudamiento + concentración económica.
    Se extendió y se consolidó el sector financiero (sector bancario). Las alianzas entre bancos
        extranjeros y corporaciones era el nuevo poder.
    Comienza y se consolida el régimen democrático (sistema de partidos, la alternancia política) -
        para la teoría política esto era signo de gobernabilidad.
    Aparecieron los sectores que empezaban a empobrecerse por falta de ingresos, de trabajo.
    Se terminó de consolidar el proceso de desindustrialización no orientado a la producción primaria
        ( por ejemplo: autopartes)
    Hiperinflación ==> base social y cultural dada para la década menemista

       A comienzos de los 90´, la visión liberal (los medios, el BM) se encargaron de DEMONIZAR AL
        ESTADO, consideraban que la crisis se debe al excesivo crecimiento del Estado (debido a las
        políticas proteccionistas) y por el populismo económico (incapacidad de controlar las
        demandas sociales en el déficit público) ==> las posibilidades de salida eran el mercado, la
        desregulación y la privatización. ==> Consenso de Washington, Argentina aplicó las
        recomendaciones con total celeridad:

                                                                                                       107
          o   Disciplina fiscal y reforma tributaria,
          o   apertura de la economías al comercio y a la inversión extranjera,
          o   liberalización financiera,
          o   orientar la economía hacia el mercado (el cuál se autorregularía y funcionaría como el mejor
              instrumento de asignación de recursos- lo que implica cambios profundos en las relaciones de
              poder en la sociedad),
          o reducir el Estado al mínimo, (supone políticas de privatización, reducción del gasto público y
              desregulación, terciarización de servicios (procurar que ciertos insumos surjan de manos
              privadas),
          o proteger la propiedad privada.
         La reestructuración generó ganadores: capital financiero, segmentos concentrados y centralizados
          de capital. Perdedores: sectores productivos, pequeñas y medianas firmas, asuntos sociales y de
          bienestar.
          La reforma de los noventa profundizó los lineamientos de la dictadura ==> consolidar la
          acumulación y centralización del poder.
         Los altos costos sociales que trajo el neoliberalismo, deterioraron la calidad de vida, trajeron
          exclusión, desigualdad, se disparó la pobreza con mayor impacto en las mujeres: feminización de la
          pobreza: el 70% de la población pobre del mundo son mujeres.

         Hubo una irrupción femenina en los 90` ==> La mujer se impuso, se pueden ver cambios de
          roles en la familia. ==> por desregulación del mercado de trabajo ==> los hombres perdieron el
          empleo y con eso el rol tradicional de sostén del hogar ==> se abrió el trabajo flexibilizado para la
          mujer.
         Se produjo un traslado del capital al tercer sector ¨servicios¨ (terciarización) y a su alto grado de
          feminización: el enorme desarrollo de los trabajos de oficina, secretarias, recepcionistas, maestras,
          etc.
         La incorporación masiva de esposas y madres al trabajo remunerado replanteó la repartición del
          trabajo remunerado y no remunerado dentro de la familia.
         Las políticas de ajuste estructural provocaron una intensificación del trabajo no remunerado en
          el hogar y en la comunidad.
         Los movimientos de mujeres ==> vehículos para la prestación de bienes y servicios a los
          necesitados. Y estaban involucradas en la provisión de necesidades básicas. El lugar del
          trabajo no-remunerado, se ubica en la esfera doméstica y del cuidado y también en la producción
          para el autoconsumo y las tareas comunitarias.
         Las mujeres entraron en el trabajo remunerado ==> mayor independencia económica y
          autonomía personal. Pero no se modificaron los roles dentro de la familia y la comunidad. ==>
          relaciones desiguales.
          Las soluciones a la intensificación del trabajo femenino no estaba sólo en el espacio de re-
          organización familiar, sino también en el cambio de las políticas públicas, que aseguren coberturas
          sociales sostenibles, no basadas únicamente en el trabajo voluntario o no remunerado de las
          mujeres.
         A las mujeres siempre se nos relaciona con el ámbito social, en el mundo económico no existe solo
          el ámbito de la producción, sino el de la reproducción, ambos económicos. Hay que reconocer el
          carácter económico de la reproducción. Se plantea una falsa dicotomía entre lo económico y lo
          social.
         división sexual del trabajo refiere a la inserción diferenciada de varones y mujeres en la división
          del trabajo existente en los espacios de la reproducción y en los de la producción social
108
o segregación de las mujeres al trabajo doméstico no remunerado
o menor tasa de actividad laboral
o la existencia de ocupaciones masculinas y femeninas
o la distribución diferente de varones y mujeres por ramas y sectores de actividad, por tipo y tamaño
  de las empresas, y dentro de ellas por determinados procesos de trabajo, por secciones, puestos y
  calificaciones laborales.
o penalización en el salario (las opciones más feminizadas son las mas devaluadas en el mercado
  de trabajo)
o puestos directivos ==> La mayoría de los movimientos políticos sociales están compuestos por
  mujeres, sin embargo en los ámbitos de dirección no están presentes. Estas discriminaciones
  afectan directamente al poder de decisión de las mujeres

   Surgen nuevos movimientos sociales: ==>tendencia en contra del estado. El Estado significaba
    poder, intento de invasión de la vida privada, se contrapone a la sociedad civil y su idea de libertad.
    ==> sociedad civil distanciada, desconfiada de lo estatal.
   Los Movimientos feministas en los ochentas en la Argentina se asemejan a los de los 70`, con un
    viraje ideológico ==> ’70 ==> más radicalizadas. ’80 ==> posponen reivindicaciones sociales y
    económicas y revalorizan los espacios democráticos, su reflexión esta orientada hacia lo político y
    lo institucional.
   Fines de los ’80 con los aportes de la categoría de Género proveniente del campo académico se
    inició una nueva etapa para el movimiento de mujeres y el feminismo. La problemática de la mujer
    se instaló como tema en Argentina. Hubo avances en lo legislativo como la instauración del divorcio
    vincular, la patria potestad compartida y la equiparación de los hijos matrimoniales y
    extramatrimoniales, la ley de salud reproductiva. Posteriormente existirían leyes de equiparación
    como el establecimiento de una ley de cupo mínimo de mujeres en las listas electorales para las
    cámaras legislativas.
    En 1979 se realizó la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación
    contra las mujeres. Aprobada por las Naciones Unidas.
   En los noventa surgió resistencias a las políticas neoliberales, como por ejemplo en el año1993 el
    motín en Santiago del Estero¨ santiagazo¨ que reclamaba el pago de sus salarios.
   También surgieron nuevos actores sociales producto de la crisis neoliberal: los movimientos
    piqueteros y los desocupados.
   En 1997 surgió el Segundo cutralcazo, donde es asesinada Teresa Rodríguez, a partir de ahí
    surgieron planes de asistencia social para desocupados.
   El 1 de Mayo 1996 surgió el Movimiento de Trabajadores Desocupados. (Trabajo, dignidad y
    cambio social)




                                                                                                       109
Bibliografía

LUIS VITALE: La Mitad oculta de la historia.
MÓNICA DELEIS, RICARDO DE TITTO, DIEGO ARGUINDEGUY: Las mujeres de la Política Argentina, Aguilar,
2001.
DUBY GMICHELLE PEROT: Historia de las mujeres en occidente. Madrid, ed. Taurus. 1993. 1 0 Vols.
MARIO O' DONNELL: Juana Azurduy. Versión digital.
CARMEN BOHORQUEZ: La mujer indígena y la colonización
de la erótica en América Latina
BERNAL DIAZ DEL CASTILLO: "Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España".
"Chilam Balam", libro sagrado de los mayas
LUIS VITALE: Historia comparada de los pueblos de América latina, versión digital.
GERMAN IBAÑEZ: Breve dibujo histórico de las luchas populares en Latinoamérica, inédito.
AGUSTIN CUEVA: El desarrollo del capitalismo en América latina, siglo XXI. 1976
HERNAN BENITEZ: No tenemos que llorar, en Eva Perón hoy.
HEBE DE BONAFINI: Eva Perón Hoy.
MAY FEIJOO: “Gabriela Coni y la lucha feminista”, en Revista “Todo es Historia”, Buenos Aires, 1981.
MARIA DEL CARMEN FEIJOO: “De Norman rae a Silkwood, mujer y trabajo”, en revista “Nueva Sociedad”,
Caracas, julio-agosto 1985, Nº 78.
ELENA GIL: La mujer en el mundo del trabajo, Ed. Rivera, Buenos Aires, 1970.
JUANA ROUCO BUELA: Historia de un ideal vivido por una mujer, Buenos aires, 1964.
JOSE ARMAGNO COSENTINO: Carolina Muzilli, Centro Editor de América Latina , Buenos Aires, 1984.
MIRTA HENAULT: Las más pobres. Realidad económica y social de las trabajadoras en Argentina, mimeo,
Buenos Aires, 1976.
EVA PERON: La razón de mi vida, Ed. Peuser, Buenos Aires, 1953, decimosexta edición.
MARIA DEL CARMEN FEIJOÓ y MÓNICA GOGNA: “Las mujeres en la transición a la democracia”, en Los nuevos
movimientos sociales. Mujeres. Rock nacional. Compiladora: Elizabeth Jelin, Centro Editor de América Latina,
Buenos Aires, 1985.
ARZE SILVIA, CAJIAS MAGDALENA, MEDINACELLI XIMENA: Mujeres en rebelión, la presencia femenina en las
rebeliones de Charcas en el siglo XVIII., La Paz Ministerio de desarrollo Humano, Subsecretaría de Asuntos de
Género, 1997.
BARBOZA SANCHEZ A: Sexo y conquista. México, ed. U.N.A.M. 1994.
PATRICIA LONDOÑO VEGA: Educación de la mujer durante la época colonial. Versión digital.
RICARDO HERRERA: La Juana de América.
KINTTO LUCAS: Mujeres del Siglo XX – Ediciones Abya Yala, 1997
VERONICA GIORDANO: Ciudadanía Universal. Derechos Excluyentes. La mujer según el Código Civil en
Argentina, Brasil y Uruguay. 1900-1930.
DANIEL EZCURRA: Nuestroamericanos. La dimensión regional en la identidad política de la revolución, en
Muera el tirano. Ed. Madres de Plaza de mayo, 2006.
    DANIEL EZCURRA: Historia de mujeres, mujeres en la historia, Programa de fortalecimiento y participación
    de las mujeres Juana Azurduy. 2006




110

								
To top