monialibus op by 9Q0u161

VIEWS: 11 PAGES: 28

									BOLETIN INTERNACIONAL   N* 8                          ENERO 2004




                   Comision Internacional de Monjas
                            Prulla, Francia




                                                                   1
                             INDICE

 Editorial

 Agenda del Maestro

 Carta de P. Manuel Merten, OP

 Agenda del Promotor General

 Comunicado de la Reunión de la Comisión Internacional de Monjas
  en Prulla, Francia

 Homilía del Obispo Jacques Despierre en la Reunión de la Comisión
  Internacional en Prulla

 “Monialibus”- El Boletín Internacional de las Monjas Dominicas

 Monasterios Dominicanos en Italia: Curso anual de las Monjas en
  Formación

 Monjas del primer Monasterio de Estados Unidos: Deciden cerrar

 Experiencias Compartidas

        Uso de Internet en la Promoción Vocacional de las Monjas

        “La Vía Láctea”

 Anuncios    Familia Dominicana
              Nuevo Libro de Sor Marie-Ancilla, OP
              Nuevo Libro de Sor Marie OP (Genevieve Trainar)




                                                                      2
                                  EDITORIAL

                                  Este   número de Monialibus os da la bienvenida y
                                  os saluda, MABUHAY! La “editora madre” de
                                  Monialibus ha dado a luz a una “nueva editora” de
                                  Filipinas, quien, en su tierra nativa, recibe a la
                                  gente y les saluda así: ¡Mabuhay! ¡Larga vida!

                                    Como las monjas están ampliamente extendidas
                                    por todo el mundo, Fr. Manuel Merten enfoca sus
                                    comunicaciones de tal forma que estemos en
                                    contacto, construyamos vínculos de unión y
                                    compartamos todo lo que atañe a las monjas. En
su carta, cuenta sus visitas a varios monasterios, donde descubre más y más que la
vida monástica es “una relación de amor entre una persona, un Monasterio y Dios.

La unión entre los miembros de la Comisión Internacional de Monjas era evidente
cuando hablamos sobre la carta del Asistente para la Vida Apostólica y el documento
“Carisma Dominicano de la Predicación”. La cuestión ahora es ¿cómo podemos
transmitir los puntos de vista de las monjas con respecto a esta reflexión?
Respondimos a la petición del Capitulo General de Providence dirigida al Promotor de
las Monjas, quien, con ayuda de la Comisión Internacional y de las Federaciones debía
preparar un mapa con la presencia de la vida monástica dominicana o dónde deben
realizarse fundaciones en el futuro. También se habló sobre la importancia de la
“formación a distancia” por Internet, con la ayuda de Fr. Michel Van Aerde OP.

Será interesante para todas conocer la “historia” de Monialibus y su desarrollo. La
Comisión (y estoy segura que también todos los monasterios) desea expresar su
profundo agradecimiento a Sor Claire Rolf OP, por sus esfuerzos y gran amor hacia las
monjas y la Orden, al organizar este boletín desde el principio.

En este número, las postulantes, novicias y profesas simples de los Monasterios
italianos comparten su “Experiencia Romana”, en su curso anual celebrado en Roma.

Cada monasterio tiene su propia “historia”, del principio al fin. Compartimos la
narración del cierre del Monasterio de Santo Domingo en Newark, USA. Ojalá esta
experiencia Pascual dé a luz misteriosamente frutos de nueva vida para cada una de
las hermanas, la Orden y el mundo.

Encontraréis una nueva sección: “Anuncios”. Es una forma de compartir informaciones
breves que puedan constituir un estímulo o ser interesantes. En este número aparecen
dos libros escritos por monjas que han sido recientemente publicados.

Si tenéis cualquier información que queráis publicar en Monialibus, podéis contactar
conmigo en la siguiente dirección: emmanuelleop@digitelone.com . ¡Salamat po!
(¡Gracias!) ¡MABUHAY!



                                                                                   3
                             AGENDA DEL MAESTRO

          AÑO 2004
          1-7       Febrero Reunión de CIDAL en Chile.
          23 - 28   Febrero Reunión Plenaria del Consejo Generalicio en Roma
          1 – 19    Marzo   Visita canónica a la Provincia de España
          4 - 25    Abril    Visita canónica a la Provincia de Irlanda




      CARTA DE FR. MANUEL MERTEN, PROMOTOR DE LAS MONJAS



                                                Queridas hermanas:

                                                Cuando   comienzo esta carta, estoy
                                                totalmente bajo la influencia de un
                                                retiro de una semana que compartí
                                                con nuestras hermanas en el
                                                Monasterio de Praga, del 30 de
                                                Noviembre al 6 de Diciembre de
                                                2.003. El testimonio de Juan de
                                                España, referente a que Santo
                                                Domingo llevaba siempre consigo el
                                                Evangelio de S. Mateo (y las cartas de
                                                San Pablo) y lo estudiaba tan
                                                intensamente que casi se lo sabía de
                                                memoria, fue la base para nuestra
                                                consideración de este Evangelio. En
                                                las homilías y una plática cada
mañana, intenté explicar alguno de los puntos más importantes del evangelista y
conectarlos con la vida y predicación de Nuestro Padre. Al final de la plática de cada
mañana, les daba a las hermanas algunos puntos para la meditación, que nos
ayudaban a la conversación, y compartir nuestra fe durante los encuentros de la
tarde. Cada noche, en lugar de Completas, celebrábamos una oración algo más larga,
que preparaba una hermana cada día. El capítulo de culpas de la última noche fue un
momento cumbre. Rezamos juntos los salmos penitenciales; se leyeron textos de la
Regla de S. Agustín y las Constituciones; confesamos nuestros errores y debilidades a
los demás y a Dios; imitamos la postración de los Reyes Magos ante el Niño Jesús a


                                                                                    4
través del símbolo de la Venia (cf. Mt 2,11) y a la vez recordamos el momento de
nuestra profesión, y la petición de la misericordia de Dios y de nuestros hermanos y
hermanas. La oración fue enmarcada con canciones a varias voces. Se concluyó con la
absolución general. Recuerdo estos días con gratitud, ya que fueron un hito espiritual
para mí en este año, que está a punto de concluir.

Cuando dejo vagar mis pensamientos a través del curso del año, llego a la conclusión
de que 2.003 ha sido, en varios aspectos, un año conmovedor y lleno de experiencias.
La partida de mi querida madre fue un acontecimiento destacado y crucial, como se
puede suponer. Las expresiones de amor y comprensión de tantas de vosotras y
vuestro apoyo a través de la oración me hizo bien, a mí y también a mis hermanos y
sus familias. Estoy profundamente agradecido por tener de nuevo la experiencia del
regalo que es pertenecer a esta gran Familia Dominicana que cuida de cada miembro.

Poco después de la muerte de mi madre, pude asistir a una celebración de la vida con
las hermanas de Praga: el décimo aniversario de la fundación del monasterio. Mi
predecesor, fr. Víctor Hofstetter O.P. escribió un artículo sobre esta conmemoración
en IDI. Se puede decir que él estuvo realmente presente en el nacimiento de esta
fundación.

Durante el mes de Agosto estuve principalmente en los Estados Unidos de América. Mi
primera visita fue a las hermanas de Washington. Pude compartir su alegría por tener
dos postulantes y participar en sus deliberaciones sobre los planes que tienen de
abandonar Washington y construir un nuevo monasterio en una zona más tranquila.

En la comunidad de seis hermanas en Carden, descubrí con alegría lo entrañables que
son entre ellas y el apoyo mutuo que se dan. Juntos consideramos cómo se podrían
estrechar los vínculos con los otros monasterios de Estados Unidos y con toda la
Familia Dominicana.

Mi visita a las ocho hermanas del monasterio de Union City fue corta. Me conmovió
profundamente la bondad y afecto de estas hermanas ancianas. A pesar de sus
limitadas fuerzas y su enfermedad, realizan fielmente su misión al servicio de la
oración por la Orden y la Iglesia. Esperemos que obtengan toda la ayuda y apoyo de la
Familia Dominicana que van a necesitar, cada vez más, en el futuro.

La visita a las hermanas de Newark constituyó una experiencia espiritual especial
para mí. De camino, me preguntaba: “¿Cómo puedo proporcionarlas consuelo y
coraje, a la vista de la disolución del monasterio, que habían decidido, y el proyecto
de distribuir a las hermanas en otros monasterios de Estados Unidos?”. Pero la
realidad fue completamente diferente. La forma en que las monjas hablaban sobre la
disolución del monasterio, y cómo ellas entienden su traslado a otras comunidades,
era un testimonio real de su fe, de su responsabilidad en la misión de la Orden y un
ejemplo clásico de lo que entendemos por “itinerancia”. Encontré especialmente
conmovedoras tres de las conversaciones. Las cito aquí justo como las recuerdo:




                                                                                    5
      En la actualidad, incluso en el caso de tener candidatas que desearan ingresar,
       no estaríamos en disposición de asegurarles un plazo superior a siete años de
       formación en convivencia dentro de una comunidad funcionalmente activa.
       Pensamos que aceptar candidatas en esta coyuntura sería irresponsable por
       nuestra parte”.

      “El número de hermanas es cada vez más pequeño, pero nuestros gastos no se
       reducen en absoluto – por el contrario, hay que calentar el mismo gran edificio,
       los gastos de reparación son los mismos, etc… Llegué a un punto en que
       encontraba más y más dificultad para conciliar esta situación con el voto de
       pobreza”.
      Estoy convencida de que Dios me ha llamado al Monasterio, que ha guiado mis
       pasos en el camino por el que me trajo aquí. ¿Cómo puedo creer que esta
       providencia para guiarme se acabó cuando llegué a Newark? Pienso que Dios es
       capaz de llevarme más lejos. A pesar de todo mi cariño hacia esta casa y este
       lugar, ¡las posibilidades de Dios para mi vida son mayores!”

Mi visita al monasterio en el Bronx proporcionó, además de muchas conversaciones y
buenos encuentros, una singular sorpresa: un apagón que duró más de 24 horas. Esto
despertó nuestro ingenio para la improvisación y nos permitió celebrar una agradable
barbacoa en el patio interior, a la luz de las velas. Fue la celebración adelantada de
la Fiesta de la Asunción de la Virgen María. El vuelo a Syracuse preparado para el día
siguiente fue uno de los 500 vuelos que se cancelaron debido al apagón. Todos los
intentos de coger un autobús o tren también fracasaron.

Al final, solo había una solución: dos hermanas de Bronx me llevaron a mi próximo
destino, el monasterio de Syracuse, tras un viaje de siete horas. Allí tuve un
encuentro por la tarde con las hermanas, que fue más que corto, y a la mañana
siguiente celebramos juntos la Eucaristía. Tuvimos una conversación algo más
prolongada, y llegó el momento de mi partida hacia el aeropuerto, no sin antes
prometerlas que buscaría la ocasión de volver para una visita más larga.

Desde Syracuse volé a San Francisco via Chicago. Entonces tuvo lugar una agradable
estancia con nuestras hermanas en Menlo Park. Apenas hubo tiempo para discutir las
numerosas cuestiones que surgieron en nuestras conversaciones, o para explicar e
informar sobre todas las cosas que interesaban a las hermanas. Había algo adicional,
que la mayoría de nuestros monasterios de monjas no tienen: una comunidad de
frailes vive en el sitio que pertenece a las hermanas. Esta convivencia es una
experiencia que ambas partes viven como verdaderamente enriquecedora. Me
recordaba los primeros días de la Orden en Prulla (y en otros lugares), donde esta
forma de percibir la fraternidad era norma común en la misión de la Orden.

Las hermanas organizaron el viaje al aeropuerto de San Francisco de tal forma que me
hiciera posible una breve visita a los hermanos de Oakland y una pequeña ruta
turística por San Francisco. Les agradezco este detalle, aunque desgraciadamente el
Golden Gate estaba oculto por la niebla y las nubes.




                                                                                     6
El monasterio en Los Angeles fue una total sorpresa. Ya hay algo especial cuando te
dicen que este monasterio está ubicado en Hollywood, y pude ver que realmente es
así. De jóvenes, nos fascinaba la actriz Audrey Hepburn: yo solía tener su fotografía
en el cajón de mi escritorio, y aún hoy me gusta ver la película “Vacaciones en
Roma”, protagonizada por ella y Gregory Peck. La sorpresa más grande vino cuando
una de las hermanas mayores me dijo: “Oh, sí, Audrey Hepburn visitaba con
frecuencia nuestro Monasterio. Hablé con ella varias veces. Era una joven piadosa, y
nos pedía una y otra vez que rezáramos por ella”. A pesar del riesgo de que mi
informe sobre el monasterio de Los Angeles parezca versar sobre banalidades, debo
decir que a veces tengo todavía en mi boca el sabor de los excelentes bombones que
hacen las monjas.

Mi siguiente alto en el camino fue el monasterio de Lufkin. Nuevamente, estoy en
peligro de contar las cosas menos importantes, y no hablar del contenido de las
profundas conversaciones que tuvimos, los impresionantes encuentros y el
intercambio de puntos de vista. Pero en realidad, Lufkin está situado en Texas, y
como todo el mundo sabe (¡y yo también!), Texas es un poquito más grande, un
poquito mejor, un poquito más importante y uno en realidad debería prescindir de la
frase "un poquito" si quiere describir lo que es Texas –y esto vale también para este
Monasterio. Las hermanas me enseñaron todo este tipo de cosas, y durante nuestra
última tarde juntos, me nombraron Ciudadano de Honor de Texas. Existe prueba
documental de ello, con un certificado, un sombrero de Texas y una pistola en la
correa de mi hábito. Hasta logré tener un intercambio de balas con una de las
hermanas, y hay también una fotografía. Pero dejad que os prevenga: incluso si
llegáis a ver esta foto, no la creáis –en Texas todo es un poquito más grande, incluso
más grande que las exageraciones que existen en otras partes del mundo.

Mi siguiente destino fue Lockport. Este Monasterio canónicamente no forma parte de
la Orden. Su fundadora, Madre Mary Henry, vino del monasterio de Lufkin, y se sintió
llamada por Dios para ir por nuevos caminos y probar nuevas formas de aceptar
candidatas. En este sentido, se hizo compañera de muchas mujeres que estaban ya
envejeciendo, incluso aunque hoy día parece como si su concepto de reclutamiento
religioso no es lógico. Pude dar a Madre Mary Henry el sacramento de la Unción de los
Enfermos, y murió algunos días después. Os pido a todas recéis por la pequeña
comunidad e Lockport, que se enfrenta a grandes desafíos en varios sentidos.

La última puerta donde llamé en Estados Unidos fue el Monasterio de Marbury: una
pequeña pero muy viva comunidad, que recientemente tuvo la alegría de recibir una
postulante en sus filas. La gente de este lugar quiere tanto a las hermanas, que casi
nunca necesitan comprar comida. Reciben todo como regalo. Me quedé pasmado
cuando las hermanas me invitaron a una gira por su terreno (dentro de los muros del
monasterio). No es frecuente el caso que se pueda conducir en todas direcciones
durante media hora sin salir de clausura, cortar el árbol de Navidad, y traerlo tú
mismo a casa.
A principios de Septiembre tuvo lugar la reunión anual de las prioras de lengua
alemana de nuestros monasterios de Centro Europa. Esperamos un breve artículo
adicional sobre este encuentro. Igual que en la reunión de las prioras de los
monasterios de los países del Este de Europa en Cracovia, el pasado mes de Junio, se


                                                                                    7
expresó el deseo de tener un encuentro de todas las prioras de la región llamada
“Europa Utriusque”, a fin de superar el aislamiento, que algunos sufrieron
fuertemente, y para cambiar puntos de vista sobre cuestiones comunes y problemas.
Se compuso un pequeño grupo de trabajo para preparar dicho encuentro para el año
2.005.

Estuve en España la mayor parte del mes de Septiembre. El Maestro de la Orden me
había invitado (junto con Fr. Pedro Luis González, el Asistente para España y
Portugal) para tomar parte en el retiro que iba a predicar para las monjas de las tres
federaciones de España en Caleruega. Estoy seguro habéis oído algo sobre este retiro
por otras fuentes. Por ejemplo, hubo un artículo en IDI. Pienso que fue un buen
momento para todos nosotros.

Después de este retiro, permanecí en España por un tiempo, para visitar varios
monasterios. Comencé con una estancia durante varios días en Olmedo, donde más de
sesenta hermanas viven juntas en un lugar relativamente pequeño. Su alegría en su
vida como monjas de nuestra Orden es obvia y muy claramente sentida. Dan pruebas
evidentes, desde lo profundo de su corazón, de su deseo íntimo de visibilizar su amor
a Dios por la simplicidad de su modo de vida y su celo por una “vida oculta”.

En Medina del Campo, conocí un “Monasterio Real”. Este convento tiene
verdaderamente dimensiones “reales”. Pensé en la idea de regalar a las monjas en
Navidad unos patines, para que puedan recorrer las largas distancias dentro de casa
con más facilidad y rapidez. Aquí, como en varias otras casas que visité después, pude
maravillarme con los objetos históricos de valor, pero también pude ver cómo las
hermanas ganan el pan de cada día con la simple y no tan “real” confección de
pijamas de niño.

Mi siguiente parada en el itinerario fue Valladolid, donde me alojé en el convento de
los frailes de San Gregorio. Desde allí, es fácil ir andando a los tres monasterios
dominicanos de la ciudad. Ninguno de ellos está a más de diez minutos. Santa
Catalina es la fundación más antigua de la ciudad, y cuenta con una existencia de más
de 500 años. Hay varias hermanas jóvenes españolas. Una de ellas, Sor Cristina,
desveló su buen conocimiento del inglés, y podríamos convencerla, con el permiso de
la priora, para unirse al equipo de traductores de “Monialibus”. En Santa Catalina,
también tuve un encuentro muy fraterno y cordial con Sor María Luz Franco, la Priora
de la Federación de Santo Domingo.

El monasterio de Porta Coeli también tiene detrás una larga historia, y un famoso
fundador: Calderon. Por esta razón, las hermanas son conocidas como “Las
Calderonas”, e incluso mucho más con este nombre que con el de “Dominicas”.
Tienen los restos de su fundador, que encontró su muerte de un modo repugnante.
Por esta razón, no todo el mundo tiene el gusto de verlo. ¡Pero yo le concedí este
honor! Las hermanas fabrican formas y dulces. Hay varias hermanas jóvenes en la
comunidad, procedentes de África Occidental

Corpus Christi en Valladolid, es el Monasterio más reciente, que fue expresamente
fundado para las muchachas más pobres, una tradición que todavía hoy continúa. Este


                                                                                    8
monasterio tiene las celdas y la biblioteca del Noviciado Federal. Aquí se imparten
cursillos de formación para las novicias de las comunidades de la Federación, pero a
los que, actualmente, no todas asisten. Las hermanas más jóvenes de la Comunidad
provienen de India.

Desde Valladolid, viajé a Palencia, donde fui recibido muy cordialmente durante
varios días. Hubo buenos encuentros con la comunidad, importantes e interesantes
conversaciones individuales y al final, nada más y nada menos que una introducción a
los secretos de la fabricación de las más nobles delicias en el obrador del monasterio.

Sor Dionisia, la Priora de Palencia, organizó muy amablemente mis viajes de ida y
vuelta a los Monasterios de Mayorga y Lerma. En Mayorga conocí no solo a las
hermanas, sino también la interesante historia de Santo Toribio. Él nació en esta
relativamente pequeña ciudad, pero conocida, fue a Perú como misionero, llegó a ser
obispo allí y murió con fama de santo. Finalmente fue canonizado y su cuerpo fue
solemnemente trasladado de nuevo a Mayorga. Este retorno hoy día todavía se
celebra como la fiesta del pueblo –incluyendo encierros y corridas de toros. Llegué
demasiado tarde aquél día para ver todo esto, y solo pude encontrar la suciedad que
había por todas partes. Debido a este especial vínculo con Perú, hay varias jóvenes
peruanas en la comunidad de Mayorga.

La visita a las hermanas de Lerma también me proporcionó gran alegría. La
comunidad tiene la suerte de tener varias jóvenes hermanas españolas. Hablamos
mucho, y reímos juntos aún más. Las monjas trabajan en productos de cerámica.
Debo destacar aquí que son más obras de arte que piezas a utilizar. Estuve
continuamente pasmado por las cosas tan bonitas que estas hermanas son capaces de
hacer. Disfrutan de una gran reputación desde hace tiempo, de tal forma que tienen
más pedidos de los que pueden producir.

En octubre, tuve un cordial encuentro con varias prioras y responsables de la
formación de nuestros monasterios en Italia. Habían venido a Roma para un curso de
formación permanente.

La reunión anual de la Comisión Internacional de Monjas de la Orden tuvo lugar en
Prulla el pasado mes de Octubre. Por supuesto, sabíamos que este encuentro daría a
las hermanas la oportunidad de conocer aquella comunidad, y de oír y tener la
experiencia de lo que se siente viviendo en la recién adquirida internacionalidad del
primer monasterio de la Orden. Una tarde, durante un encuentro entre la comunidad
y los miembros de la Comisión Internacional, se dio la oportunidad de intercambiar
puntos de vista. Sólo deseo citar aquí un comentario que pienso expresa el aspecto
más importante de la comunidad internacional. Cuando se les preguntó qué era lo que
habían logrado hasta ahora, una hermana contestó: “Hemos aprendido a amarnos y
hemos descubierto más profundamente nuestra vocación dominicana”. Hay un
informe independiente sobre la reunión de la Comisión Internacional.

Un detalle de nuestras discusiones en la Comisión Internacional de Monjas merece
especial atención. Sor Claire M., que es la actual Priora de Prulla, pidió dejar su
trabajo en la publicación de “Monialibus”, porque, simplemente, no tiene suficiente


                                                                                     9
tiempo para ello, teniendo en cuenta su actual cargo y los retos que conlleva (el
proyecto de la Basíllica, la preparación de las celebraciones jubilares de 2.006, etc).
Rápidamente encontramos una sucesora en la persona de Sor Mary Emmanuelle, de
Filipinas. Tengo el gusto de mostrar mi agradecimiento a las dos delante de todas
vosotras: a Sor Claire por el modo en que dio sentido a la dirección de las cosas,
cuando estaban empezando y por su diligente trabajo en la publicación de los siete
números que hemos tenido hasta ahora; y a Sor Mary Emmanuelle, por su
disponibilidad para aceptar este puesto.

En Noviembre estuve en Roma, como queda dicho, para la reunión del Consejo
Generalicio, y estuve disponible para toda clase reuniones, conversaciones y
encuentros; y, por supuesto, para unirme a la celebración del cumpleaños de fr.
Carlos –y este año, también otros importantes aniversarios. Por ejemplo, fr. Chrys
McVey, el Asistente para la Vida Apostólica y Promotor de la Familia Dominicana,
celebró su 70 cumpleaños; y Sor Verónica Rafferty, que, junto a fr. Michel van Aerde
es responsable de “Voluntarios Dominicos Internacionales” cumplió 60 años.

Al final de Noviembre visité a las hermanas de nuestro monasterio en Fátima. Era mi
primera visita a Portugal. Las hermanas, con cariño, organizaron la visita de tal forma
que, además de las conversaciones individuales y la reunión con la comunidad, tuviera
tiempo para visitar los santos lugares. Estoy agradecido de haber podido experimentar
más profundamente el mensaje de paz que irradia este lugar.

Antes que acabe el año, visitaré también Cracovia, en Polonia y Algund, en el Norte
de Italia.

Termino esta carta con un cariñoso saludo y los mejores deseos para todas, y también
con una disculpa por todas las cosas que debería haber hecho (y quería hacer), pero
simplemente no pude con todo. Me refiero, sobre todo a las numerosas cartas y e-mail
sin contestar, las felicitaciones olvidadas con ocasión de fiestas y aniversarios, la
expresión de mi pésame por las hermanas difuntas, y mucho más.

En cordial y fraterna solidaridad,




                                                                                    10
               PROGRAMA DEL PROMOTOR DE LAS MONJAS

AÑO 2003
11. 23 - 27     Fatima, Portugal: Visita al Monasterio
11. 28          Colonia, Alemania: Reunión de los oficiales de la Archidiócesis
                - apoyo económico para la construcción de los Monasterios
                en América Central y del Sur.
11. 28 - 29     Luxemburgo: Reunión del Consejo de Administración de los
                Monasterios
11. 30 - 7      Praga, República Checa: Retiro para las monjas de nuestro
                Monasterio
12. 9 - 10      Colonia, Alemania: Reunión de Consejo de Provincia
12. 11-14        Krarow, Polonia: Comprobación de las condiciones para una
                 posible fundación en Bielorrusia.
12. 16 - 21      Lagundo/Algund: Asistencia al Monasterio durante su Elección
                 de Priora
12. 24 - 26      Schwalmtal, Alemania: Servicio de capellanía de las monjas
                  y hermanas dominicas.
AÑO 2004
1.1 – 3         Walberberg, Alemania: Reunión sobre estudios communes y
                de Provincia (Teutonia) asuntos
1.   14         Colonia, Alemania: Reunión del Consejo de Provincia
1.   18 – 24    Colonia, Alemania: Reunión de Promotores
2.   28         Prulla, Francia: Preparación «Prulla 2.006»
3.   19 – 21    Wurselen, Alemania: Curso de Formación
3.   22 – 26    Drogheda, Irlanda: Visita al Monasterio




Reunión de la Comisión Internacional de Monjas
20 – 25 de Octubre de 2.003, en Prulla

Del 20 al 25 de Octubre tuvo lugar la reunión anual de la Comisión Internacional de
Monjas, en Prulla. Asistieron a ella Fr. Manuel Merten OP, Promotor de las Monjas y
diez miembros (Sor Teresa Coronado, de Méjico, no pudo venir debido a problemas de
salud). Habíamos invitado, como traductor a fr. Brian Pierce, OP de la Provincia de
San Martín de Porres, en Estados Unidos, y que fue presidente de la Comisión para las
Monjas en el Capítulo General de Providence.




                                                                                  11
En el Orden del Día estaba:

      Informe del Promotor General
      Informes de cada región
      La petición dirigida a la Comisión Internacional desde el Capítulo General de
       Providence (Actas, nº 320), relativa a la confección de un mapa del mundo que
       mostrara los Monasterios presentes y futuros.
      Fr. Joseph Nguyen Tang, Procurador de la Orden no pudo venir. Su contribución
       sobre cuestiones canónicas relativas a las monjas, y la solución a tomar en
       casos particulares fue aplazada hasta el próximo año.
      Formación a distancia via Internet (Actas, nº 317), con fr. Michel Van Aerde.
      Una cuestión del Socio para la Vida Apostólica relativa al documento “El
       carisma de la predicación Dominicana”
      Evaluación del Boletín Internacional Monialibus
      Preparación y elección de la fecha, lugar y programa de la próxima reunión

Peregrinación y Misa de apertura en la casa de Santo Domingo en Fanjeux.

El 20 de Octubre llovía, mientras nuestra reunión comenzaba recitando los Laudes con
las Monjas de la Comunidad de Prulla. Afortunadamente la lluvia cesó justo cuando
salíamos en peregrinación siguiendo las huellas de Nuestro Padre Santo Domingo, que
caminó a través de este camino embarrado que sube hacia Fanjeaux. Decidimos
guardar silencio, para orar,
meditar y contemplar, y cuando
llegamos al lugar, marcado con
una cruz de piedra, donde
nuestro Padre Domingo fue
amenazado con la muerte,
paramos un rato. Allí, cada
hermana expresó en voz alta las
peticiones que llevaba en su
corazón. Después, tuvimos una
dura escalada, y realmente
necesitábamos ayudarnos para
llegar arriba. Allí, miramos el
campo enorme, abierto, que
Domingo en su día también contempló en oración. Continuamos nuestro camino por el
pueblo hasta la pequeña casa en la que se dice que vivió Domingo, donde Fr. Elie
Pascal, OP nos esperaba con un café caliente. Nos habló sobre la historia de la Orden
en la zona, después nos reunimos para la celebración de la Eucaristía en la habitación
de Nuestro Padre Santo Domingo. Este fue, para nosotras, un inicio muy significativo y
orante para nuestra reunión, y lo vivimos en comunión y pidiendo por todas las
monjas del mundo.




                                                                                   12
Sobre la presencia de la vida monástica dominicana en el mundo: Providence
(Actas nº 320)

El Capítulo General de Providence comunicó al Promotor de las Monjas, Fr. Manuel
Merten, una petición para, con la ayuda de la Comisión Internacional y las
Federaciones, preparar un mapa-mundi indicando los lugares donde está presente o
podría estarlo la vida monástica dominicana, y llegar así a una evaluación de los sitios
donde los Monasterios deben ser reforzados o fundados en el futuro. La Comisión
reflexionó e hizo una lista de sugerencias, con las razones para cada elección. Por
ejemplo: Africa Occidental, Nigeria, el Congo, Bolivia y Haiti son sitios donde está
presente la Familia Dominicana y solicitan la presencia de monjas. Se mencionaron
países islámicos como Egipto, Algeria, Etiopía, Irak, porque la simplicidad y la
silenciosa presencia de una comunidad monástica podría ser una forma de predicación
y apoyo a la Familia Dominicana de esos países. También se habló de una pacífica y
orante presencia de monjas en el contexto de Tierra Santa, como un posible signo y
apoyo a los frailes que están allí. Y si miramos al mapa del mundo, veremos que hay
zonas enteras que están totalmente carentes de cualquier presencia monástica
dominicana; países como Australia, China y Rusia vinieron a nuestro pensamiento.
Vimos también la importancia de establecer un monasterio en lugares donde hay (o
habrá) otras entidades de la Familia Dominicana, con vistas a la colaboración. En esta
misma ocasión, tuvimos un intercambio muy interesante sobre las recientes
fundaciones y cómo se hicieron. Continuando con estas discusiones, decidimos dedicar
un número especial de Monialibus a este tema.

Formación a Distancia via Internet (Actas, nº 317)

Otro tema en nuestro programa fue una introducción al estudio por medio de
Internet. Fr. Michel Van Aerde vino a presentarnos el programa de estudios de nivel
universitario desarrollado por los dominicos de las provincias francesas. ¡El sitio web
consta hoy día de más de tres millones de páginas y habrá más en el futuro! Ofrecen
cursos de alto nivel (Masters y Doctorados) en teología, Sagrada Escritura, Historia de
la Religión, etc. La dirección puede verse en http://www.domuni.org . Nos
interesaron los cursos ofrecidos en varias lenguas, para monjas que quieran seguir
estudios sobre temas bíblicos, teológicos u otras materias específicas. (En español se
pueden consultar las páginas de formación a distancia de los dominicos de las
Provincias españolas: http://www.dominicos.org )

Sobre la Predicación (Actas nº 42 y 435)

Durante el curso de nuestra reunión hablamos sobre una carta titulada “El carisma
dominicano de la Predicación”, escrita por Fr. Chrys McVey y Wojciech Giertych,
asistentes para la vida apostólica e intelectual. Está relacionado con el documento
“Predicación de los no-ordenados”, preparado por el Capítulo General de Providence
en 2.001. Tuvimos una fructífera discusión, de la que resultó la afirmación que las
monjas de la Orden, en efecto, predican de varias formas. Esto no está reflejado en
el documento, y por ello vamos a ir más lejos en este tema, para contribuir con



                                                                                     13
nuestra propia perspectiva complementaria: Predicación dominicana “en” o “a la luz”
de la vida contemplativa monástica.

Evaluación de Monialibus
      0Los informes de las regiones revelaron que el boletín internacional es muy
       apreciado.
      Los comentarios mencionados fueron: “Monialibus no se publica con suficiente
       frecuencia y es demasiado corto”.
      Se expresó el deseo de:
             - Un artículo que nos ayude a conocer monasterios del mundo.
             - Una nueva sección para noticias o anuncios. Por ejemplo: un libro
               recientemente publicado por una monja.
             - Publicar un número especial sobre fundaciones.

      La sección “Experiencias Compartidas” dio lugar a mucha discusión en una
       región, y reafirmamos que estos artículos son simplemente el compartir la
       experiencia de una monja, y no un punto de vista que queramos promover.
      Estamos buscando traductores, para que el trabajo no recaiga siempre sobre
       los mismos hombros.
      Sor Claire pidió que otra hermana (nuevo miembro) de la Comisión se encargara
       de la edición de Monialibus. Propuso el nombre de Sor Mary Emmanuelle de
       Filipinas. La Comisión emitió un voto de confianza y Sor Mary Emmnanuelle
       aceptó amablemente este servicio.

Sentimos la ausencia de Fr. Joseph Nguyen Thang, Procurador de la Orden, quien, en
el último minuto no pudo venir, pero ha prometido trabajar con nosotras en nuestra
próxima reunión, que tendremos en Roma en 2.004.

En la tarde del último día de nuestra reunión nos vimos sorprendidas por la llamada
telefónica de nuestro Maestro General, Fr. Carlos Azpíroz Costa OP, quien nos saludó
y envió sus mejores deseos para todas.

Apreciamos profundamente la generosidad y cálida bienvenida que recibimos de Sor
Claire y la nueva Comunidad Internacional de Prulla.




HOMILIA DE MONSENOR JACQUES DESPIERRE
Obispo de Carcassonne
21 de Octubre de 2.003
Reunión de la Comisión Internacional de Monjas Dominicas

“Tened ceñida la cintura y mantened vuestras lámparas encendidas”. Estas
palabras de Jesús expresan lo que debe ser la vida de todo discípulo, la vida de todo
cristiano y la vida de toda monja dominica. Mantened vuestras lámparas encendidas.


                                                                                  14
Esta es vuestra identidad. Un monasterio es el lugar en la Iglesia donde la lámpara de
la oración permanece encendida.

Felices aquellos que han oído la llamada a orar continuamente, para que la Iglesia,
que es la verdadera Esposa de Cristo permanezca vigilante en la oración. ¿Qué sería
de la Iglesia sin la oración?

Los Monasterios hacen de la oración su prioridad, pues sin ella nuestra vida no estaría
centrada o enraizada en Cristo. Él nos amó primero, y nos ha dado la misión de
amarle y hacer conocer su Amor. Un Monasterio organiza toda su vida en torno a la
oración. El oficio divino, la meditación de la Palabra de Dios, la Eucaristía alimenta
nuestra oración y actualiza un contacto vivo y vital con el Señor, y transforma toda
vuestra vida en una ofrenda Eucarística.

Agradezco a todos los miembros de la Comisión Internacional de Monjas Dominicas,
que han vendo a este lugar donde nuestro Bienaventurado Padre Domingo plantó la
primera comunidad de monjas dominicas hace casi 800 años. Pronto celebraremos el
aniversario de la fundación. Debéis saber que mucho antes de que Domingo viniera
aquí, Prulla ya estaba consagrada a la Virgen Maria, Nuestra Señora de Prulla. Gracias
a la Familia Dominicana, ha habido una continuidad de oración, oración con María,
aquí, en este bendito lugar. Prulla, que ha sido siempre un cruce de caminos y ha
estado en medio de las dificultades de la vida, es un lugar donde la lámpara de la
oración ha ardido generación
tras generación.

Gracias también a vosotras,
hermanas que habéis venido
aquí de otros países: Canadá,
Japón,     Filipinas,   Portugal,
Malta, España y Perú. Habéis
venido    de     lejos,  dejando
vuestros países para mantener
la luz de la oración encendida
aquí, en la cuna de la Orden y
origen de la gran Familia
Dominicana. Es un signo de
esperanza para la Orden, y un
signo misionero para la diócesis.

Como en tiempo de Domingo, cuando él se enfrentó a las creencias cátaras, la Iglesia
hoy se enfrenta a muchas y diversas transformaciones, que están sacudiendo el mundo
moderno. Es este un combate espiritual para el cual necesitamos la oración.
Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, vuestra misión es la misma ayer y hoy. Con la
rutina del día a día, se corre el riesgo de perder de vista esto y la gran visión de
Domingo se desvanece.

Como Jordán de Sajonia dijo con respecto a Santo Domingo: “Dios le concedió una
gracia especial para orar por los pecadores, los pobres y los afligidos” (cf. Libellus nº


                                                                                      15
12) Vosotras también, vosotras tenéis esta gracia especial para orar por la humanidad,
para que pueda encontrar el camino que conduce a la vida eterna a través de
Jesucristo. Por eso, por favor, mantened vuestras lámparas encendidas. Amen




                                   MONIALIBUS
                                   El Boletín Internacional de las
                                   Monjas Dominicas


                                   Una breve historia

                                     1996: En la reunión de la Comisión en Prulla se
                                     reflexionó sobre la posibilidad de publicar un
                                     Boletín Internacional, según se había propuesto en
                                     el Capítulo de Oakland. Nuestra conclusión fue
                                     que no era posible por el momento. Nos
                                     comprometimos a intercambiar boletines ya
                                     existentes y promover el intercambio y
traducciones de artículos o estudios que ya existían pero no estaban aún traducidos
(publicaciones italianas, Vicaire, Ratios)

1998: En la carta final de la Reunión de la Comisión en Roma se declaró que «algunos
de los miembros de la comisión están dispuestos a cooperar con el fin de comenzar un
boletín internacional. Somos conscientes que esto es una tarea muy difícil (quizá
incluso imposible debido a nuestros limitados medios y a todos los grupos lingüísticos
representados en la Orden.), pero vamos a intentarlo, para promover la comunicación
de noticias importantes, artículos e información».

1999: Sor Claire, de Francia, tomó la iniciativa de editar un Número 0 y lo llamó
“MONIALIBUS”. No era un boletín “real”, para enviarlo a los Monasterios de cada
región, sino un ejemplo de lo que se podía producir sin demasiada dificultad. Se
propuso comenzar con sólo unas pocas páginas, quizá dos veces al año, en ediciones
en español, inglés y francés, para enviar a cada miembro de la Comisión, que, a su
vez, distribuiría el boletín en su región, en uno de esos idiomas o, si podía, lo
traduciría a los idiomas de su región. “Dijimos que lo haríamos si era posible, pero
cuando consideramos el modelo de I.D.I., nos dimos cuenta que esto era imposible
para nosotras. Sor Claire propuso un modelo más modesto, con el propósito de
reforzar la comunión, ayudarnos a orar unas por otras, por el Maestro y la Orden, con
unas intenciones más concretas (cf. Monialibus, nº 0).




                                                                                    16
Las secciones propuestas fueron:
    ¿Dónde está el Maestro?
    ¿Dónde está el Promotor?
    Noticias del Maestro
    Noticias del Promotor
    Las regiones
    Perspectivas (conferencias)

La editora pidió opinión al resto de la Comisión, para ver qué pensaban. Algunos
miembros expresaron sus dudas y sugirieron dejar este asunto a la nueva comisión.

2.000: Cuando los miembros de la comisión vieron prorrogado su mandato, fr.
Timothy, animó fuertemente este proyecto, diciendo: “¡adelante! Hacedlo”

2.001: Con el apoyo de fr. Manuel, la Primera Edición apareció en Marzo. Se envió a
todos los miembros de la Comisión, que, a su vez, fotocopiaron el Boletín y lo
enviaron a los Monasterios de su región.

Este boletín contenía:
    Los itinerarios y agendas del Maestro y del Promotor
    Una entrevista del nuevo promotor (a las monjas les encantó)
    Noticias desde Drogheda, con la inauguración de su nuevo monasterio, que
      había sido destruído por un incendio.
    Noticias desde Oslo: Solidaridad con ocasión del accidente de su Priora.
    Noticias desde Nicaragua después del ciclón “Mitch”.
    Conferencia de Fr Timothy Radcliffe a los abades benedictinos.

Según informaron los miembros de la Comisión en la reunión celebrada Caleruega en
Junio de ese año, la respuesta era muy positiva. En dicha reunión, Sor Claire fue
nombrada por la Comisión para ser la editora del Boletín. Se insistió en que el boletín
pretende ser una herramienta para promover la comunión, la comprensión, la unidad
y el respeto a nuestras legítimas diferencias.

En los tres últimos años, se han publicado 7 números, y se han añadido nuevas
secciones.

En resumen, el Boletín hoy incluye:
    La agenda del Maestro de la Orden
    Una carta y la agenda de fr. Manuel Merten, Promotor de las Monjas
    Noticias de las regiones y Monasterios (hemos tenido un informe de cada
      región)
    Informe de distintos acontecimientos o reuniones (Capítulo General, la reunión
      de la Comisión Internacional e importantes encuentros regionales)
    Se añadió una nueva sección llamada “Experiencias Compartidas”, que es una
      sección donde las monjas pueden contar sus experiencias.




                                                                                    17
2.003: En la reunión de la Comisión Internacional que tuvo lugar en octubre de 2.003
se hizo una evaluación de Monialibus. Una vez más, se comprobó que es muy
apreciado en todo el mundo. Se sugirió que podría publicarse con más frecuencia y
aumentar su contenido. Se expresó el deseo de que haya artículos que nos ayuden a
conocer los diferentes Monasterios en todo el mundo. Se sugirió una nueva sección de
breves anuncios (podría incluir, por ejemplo, las noticias de libros publicados por
monjas). El próximo año se publicará un número especial sobre las Fundaciones. Un
artículo en la sección “Compartiendo Experiencias” ocasionó una acalorada
discusión en cierta región, y por ello se ha subrayado de nuevo que estos artículos no
pretenden promover ciertos puntos de vista. Las lectoras no tienen porqué estar de
acuerdo con lo expresado en los artículos, son simplemente experiencias personales
de las monjas. Se necesitan más traductoras, especialmente de español a inglés, de
tal forma que este trabajo no recaiga siempre sobre las mismas hermanas. La monja
que pueda hacerlo, debe informar a la representante de su región en la Comisión
Internacional. Finalmente, Sor Claire sugirió que un nuevo miembro de la Comisión
fuera la responsable de la edición del boletín, y propuso el nombre de Sor Mary
Emmanuelle, de Filipinas. La Comisión estuvo totalmente de acuerdo y Sor Mary
Emmanuelle aceptó gustosa este servicio. Recordémosla a ella y a su comunidad en
nuestra oración, agradeciéndola su generosidad.




MONASTERIOS DOMINICANOS EN ITALIA
Curso anual de Dominicas de clausura en formación

Del 19 al 24 de Mayo del 2003, se celebró en Roma el curso anual de formación en el
que participaron postulantes, novicias y junioras procedentes de los diferentes
monasterios de Roma. Quince formandas, junto con sus respectivas maestras
terminaron el curso con éxito.

Las participantes procedían de los monasterios siguientes: Azzano San Paolo,
Castelbolognese, Nocera Inferioe y Pratovecchio. Gracias a las conferencias que
impartió el Padre Christian Steiner OP. durante los cuatro primeros días, las hermanas
junto con sus formadoras experimentaron la alegría que conlleva el vivir juntas,
rodeadas de un ambiente de profunda espiritualidad dominicana. Los ultimos días
participamos en la peregrinación a Santa Sabina y a Santa Maria Sopra-Minerva, dos
lugares de gran importancia para todos los Dominicos.

El tema “Participación en la Redención según la doctrina de Sta Catalina de Sena”,
sucitó gran interés y al mismo tiempo el deseo de profundizar en el estudio de la
doctrina de Santa Catalina. La Eucaristía junto con la celebración de laudes , fueron
nuestro primer acto de cada día . La liturgia del mediodía y de la tarde estuvo muy
bien preparada; tres hermanas jóvenes nos deleitaron con preciosas melodías
interpretadas al son de la cítara.



                                                                                   18
El Padre Christian nos dio la primera charla, que fue seguida de una hora de reflexión
personal. Por la tarde, tuvimos reunión por grupos al que siguió un tiempo en el que
pudimos compartir con el P. Christian dudas y preguntas, que fueron contestadas con
claridad y clarificaron nuestros interrogantes.

Las comidas, momentos de compartir nuesta alegría dehermanas, fueron a la vez
momentos agradables de intercambio mutuo a nivel de experiencias y conocimientos.
Por las tardes disfrutamos con momentos de relajación, seguido de animadas
recreaciones, donde no faltaron juegos, anciones,música y … chistes.

Santa Catalina, su persona y doctrina nos eran poco conocidas, debido a la dificultad
de entender las lenguas medievales. El leer y profundizar juntas algunos escritos de la
Santa, nos ha ayudado a entender mejor a esta gran persona. Hemos re-descubierto
que Santa Catalina es una mujer con voluntad de hierro, apasionada, femenina en su
forma de amar y vivir la experiencia de Cristo, puede ser para nosotras y para todas
las personas de nuestro tiempo un excelente modelo a seguir. Su lenguaje
metafórico, donde abundan las imágenes, nos ha ayudado a descubrir el mensaje
escondido en su doctrina. La riqueza que encierra su pensamiento es tan grande que
no podemos encerrarlo en rígidas definiciones y fórmulas. Catalina nos ha enseñado
que cada átomo de nuestro ser tiene una única firma: La Trinidad ! La conciencia de
esta realidad nos llevara a un cambio profundo en nosotras mismas, en las relaciones
con nuestras hermanas y con las personas con quienes nos encontramos en nuestra
vida de cada día. La total dependencia del Altísimo, hizo de Catalina una mujer
fuerte, intrépida; sabía lo que quería. No tuvo compasión con sus defectos pero no
actuó nunca en contra de su ser.

El Padre Christian nos habló de los cinco sentidos del alma y que la Santa menciona
también en sus escritos. El Bautismo como acontecimiento nupcial; es maravilloso
recordar que nada ni nadie podra quitarnos la Gracia recibida en nuestro bautismo.
Sólo nuestra voluntad, que es capaz de distiguir entre lo bueno y lo malo, puede
separarnos de este estado de gracia y es cuando escoge el pecado. El amor de Cristo
es sobre- abundante en nuestras vidas. “Donde abundó el pecado, sobre abundó la
gracia.” Los pecados son nuestros y de nadie más. Cristo los asumió totalmente en su
cuerpo.

El P. Christian nos habló también de las virtudes, que son el alimento de nuestra
alma, morada del del Espíritu Santo. Fue muy consolador descubrir que después de
cada confesión, Dios perdona todos nuestros pecados y entramos en una nueva vida.
Nuestros fallos ya no existen, están totalmente aniquilados. La gracia de Cristo, a
través del sacramento, cambia nuestro pasado. El nos infunde nuevo vigor y fortaleza
para vivir mejor nuestro presente.

Hablando de los sacramentos, hizo referencia a la Confirmación y a los Dones del
Espíritu Santo. Los Sacramentos, los Dones del Espirítu Santo y las Virtudes, fueron
presentados como una coherente totalidad. Una característica de las virtudes es la
repetición; nuestra Vida Monástica, repetiva en sus gestos externos, crea en nosotras
una constante apertura hacia lo que es verdadero y, por esta razón, nos ayuda en la
consecución de una vida virtuosa.


                                                                                    19
El P.Christian fue descubriéndonos que las acciones más sencillas de nuestra vida
diaria, vistas desde la panorámica del espíritu, pueden darnos un toque de grandeza.
Por ejemplo,comer es nuestra colaboración humana en la acción Divina y concreta de
nuestra creación, de aquí viene la importancia de nuestros gestos y “modales en la
mesa” El hecho de poner la comida en nuestra boca, tiene su dignidad, lo mismo que
todas nuestras acciones.

Los dos últimos días del curso nos hemos reunido con dos personas importantes: El
Maestro de la Orden, Padre Carlos Aspiroz Costa OP y el Padre Manuel Merten OP,
promotor de las Dominicas de Clausura. Durante la fiesta de la Solemnidad de la
Translación de Nuestro Padre Santo Domingo, compartimos con el Padre Carlos
preciosos momentos; él, señalando en el mapa algunos lugares diseminados por
nuestro planeta, nos habló de proyectos, esperanzas y dificultades de algunos
monasterios Dominicanos. Sentado en la mesa con nosotras, contestó con sencillez y
disponibilidad a nuestras preguntas. Sus respuestas pusieron de manifiesto el gran
interés y aprecio que tiene por la vida contemplativa de la Orden.

El mismo día por la tarde tuvimos la reunión con el Padre Manuel Merten OP, nuestro
promotor. Mostró mucho interés en conocer como cada una de nosotras entró en
contacto con la Orden. Después de un diálogo abierto y cordial, donde reinó la
alegría, nos acompañó en una “visita guiada” a la Biblioteca y a las demás
dependencias de la Curia, en Santa Sabina. Por la tarde, nos reunimos con Hermanas
de diferentes congregaciones, cantamos en diversos idiomas y nos unimos en la
celebracion de la Eucaristía que fue presidida por el Maestro General, un
representante del Ministro General de los Franciscanos y nuestros Padres Dominicos.
La atmósfera de la celebración fue multicultural. La presencia de toda la Familia
Dominicana: monjas, frailes, hermanas y laicos, nos llenó de alegría, especialmente
por pertenecer, poder y experimentar el amor de la gran Familia Dominicana. Al final
de la Misa pudimos compartir la merienda.

A día siguiente de todos estos acontecimientos y siguiendo el ejemplo de Sta.Catalina,
visitamos al Papa, “Dulce Cristo en la tierra,” como ella solía llamarlo, Fuimos a la
Plaza de San Pedro, para participar en el rezo del Angelus y recibir la bendición del
Santo Padre. Fueron momentos para nosotras de una fuerte experiencia, nos sentimos
en communión con toda la iglesia. Por la tarde visitamos Sta.Maria Sopra-Minerva
donde tuvimos la oportunidad de celebrar la Eucristía en la celda de Sta. Catalina. La
presidió el Padre Giovanni Monti, Provincial de la Provincia de Roma.

Estas vivencias nos han proporcionado un nuevo vigor para volver a nuestras
respectivas comunidades y vivir nuestro “dia a dia” con mayor entusiasmo. Es desde
allí que tendremos que reanudar nuestro camino espiritual con energía nueva,
fortaleciendo la communión con todos los miembros de la Comunidad. Con el deseo
ardiente de vivir la misma pasión,los mismos objetivos y la llamada a la misma
vocación , nos esforzaremos en caminar juntas, con nuestra Madre y Maestra, Santa
Catalina, siguiendo la ruta que nos lleve a Jesús.




                                                                                   20
Las monjas del primer Monasterio de Estados Unidos
deciden cerrar

El  Monasterio de Santo Domingo en Newark, New Jersey, el primer monasterio de
monjas de la Orden en los Estados Unidos fue fundado en 1.880 por cuatro monjas del
Monasterio del Santísimo Sacramento en Oullins, Francia. El Monasterio de Newark
floreció, y durante los primeros cuarenta años realizó cuatro fundaciones, que a su
vez fundaron otros.

En los últimos años, la preocupación
por el futuro del Monasterio salió a
relucir muchas veces en las reuniones
comunitarias. Las hermanas estaban
viviendo la vida monástica según
nuestras     Constituciones,     eran
económicamente estables, y tenían
hermanas capaces de ocupar los
puestos de responsabilidad en la
Comunidad. Sin embargo, su número
estaba disminuyendo debido a las
defunciones en la comunidad y a la falta de nuevas vocaciones. Aunque la mayoría
gozaba en general de un buen estado de salud, estaban envejeciendo. Lo que es más,
las monjas se vieron en una situación en que incluso si vinieran nuevas hermanas, no
podrían garantizar suficiente personal para apoyar adecuadamente el proceso de
formación durante siete años, hasta que llegaran a ser profesas de votos solemnes.
Enfrentándose a la realidad de este estado de cosas, las monjas votaron en marzo de
2.003 cerrar el Monasterio.
Como puede ser de interés para muchas de nuestras monjas, pedimos a las hermanas
de Newark si podríamos reproducir los siguientes párrafos de una carta que
escribieron a sus monasterios hermanos en Estados Unidos, con motivo de la fiesta de
Santo Domingo en 2.003:

           “Cariñoso saludo en la Fiesta de Nuestro Santo Padre Domingo”


        Aunque estamos metidas en medio del desalojo de nuestro Monasterio, de más
de un siglo de edad, no queremos que pase la ocasión de nuestra especial fiesta de
familia sin que tengáis noticias nuestras. Y esto de manera especial porque hemos
sido objeto de tantas atenciones y ofrecimientos de ayuda por vuestra parte desde
que se supo nuestro inminente cierre. Os agradecemos a cada una vuestra
preocupación y sabemos que vuestras oraciones fraternas nos han apoyado en estos
difíciles días.
        El futuro de nuestro monasterio nos lo hemos planteado muchas veces durante
los últimos cinco (o más) años en nuestras reuniones capitulares, pero sin saber
claramente qué solución tomar.



                                                                                 21
       Finalmente, el 1 de Enero de 2.002 comenzamos a hacer una oración antes de
Vísperas durante 30 días, pidiendo, por intercesión de Nuestra Señora del Rosario,
luz para la próxima elección de Priora y en el discernimiento de nuestro futuro como
comunidad.
       A lo largo del nuevo año, el diálogo en nuestro Capítulo se fue centrando cada
vez más según se iban examinando y reduciendo nuestras opciones. Pero también
fuimos sintiendo más y más la necesidad de una persona ajena para ayudarnos en el
proceso.
       Al final de Enero de este año, el Padre John Farren, O.P., antiguo prior en la
casa de estudios en Washington, DC, respondió a nuestra petición, y vino desde New
Haven, CT para servirnos como ayuda en dos largas y muy intensas reuniones
capitulares. Al final de la segunda, vimos que nuestro tiempo juntos había sido bien
empleado, y que el P. John era la persona indicada para esta tarea. Volvió otra vez a
ayudarnos un mes más tarde. Un estudio realista de nuestra situación, llevado a la
oración en las siguientes semanas condujo, a mediados de marzo, a la votación final
del Capítulo, para cerrar nuestro Monasterio. Fue aprobado por unanimidad. En
medio del dolor y las variadas emociones sobre nuestro futuro personal, estamos en
paz.
      Hoy día cada una hemos elegido y hemos sido admitidas en una nueva casa.
Queríamos estar juntas hasta después de la fiesta de Nuestro Padre, así que las
primeras salidas serán justo unos pocos días después de esto. A lo largo de las
próximas seis semanas nos iremos trasladando, unas pocas cada vez, y un pequeño
grupo se quedará hasta el final, que está proyectado para principios de Octubre.

      Lo que ha parecido la confirmación de Dios a nuestra decisión final, vino
después, cuando antes de hacerla pública o incluso recibir respuesta de Roma, los
Frailes Franciscanos de Renewal –algunos de los cuales nos conocen personalmente-
vinieron preguntando sobre la posibilidad de venderles nuestro Monasterio como una
Casa Noviciado. ¡Podéis imaginar nuestro agradecimiento a Dios! Una de nuestras
grandes preocupaciones era qué sería del Monasterio. Los frailes necesitarán reunir
el dinero para la compra, pero ellos y nosotras confiamos en que el Señor terminará
lo que ha comenzado, encontrando los generosos bienhechores que tanto se necesitan
para el proyecto. Les gustaría instalarse en nuestro monasterio en septiembre. Esto
no será posible (¡hemos calculado que necesitaremos un año para desalojarlo!), pero
su intención ha acelerado nuestra mudanza. ¡Es una tarea ENORME! pero esperamos
estar fuera a mediados de octubre, o antes si es posible.
     Dos grandes asuntos en el proceso de mudanza es el cierre de nuestro taller de
fabricación de formas y el buscar un nuevo lugar de descanso para nuestras hermanas
difuntas. Hay ochenta y nueve monjas enterradas en la cripta de nuestra capilla. Hoy
día estamos en proceso de arreglar el traslado a un terreno en un cementerio
católico que está a menos de dos millas del Monasterio. Al mismo tiempo, estamos
buscando nuevos proveedores para los que compraban aquí sus formas para las
celebraciones de la Eucaristía.
    Ha habido experiencias llenas de emoción en las despedidas de muchos amigos.
Sacerdotes amigos, individualmente, han venido a ofrecer una Misa de “adiós”.
Nuestros familiares y bienhechores han organizado una Eucaristía de Acción de
Gracias presidida por nuestro Arzobispo John Myers, para el día 13 de Septiembre.
Esperamos tener una capilla llena.


                                                                                  22
    Así os damos, queridas hermanas, este rápido vistazo sobre la noticia desnuda de
nuestro cierre. Realmente nos sentimos sostenidas por vuestras oraciones. Gracias.
Estaremos unidas a todas vosotras en nuestra especial fiesta de familia”

       (En el momento de publicar este artículo en Monialibus estamos ya a principios
de Diciembre, y siete hermanas están todavía viviendo en el Monasterio, esperando la
aprobación final de la ciudad y negociaciones para completar la venta. Otras siete ya
se han trasladado a sus nuevas comunidades. Por favor, orad para que todo se termine
sin mucha demora, para que puedan pronto conocer la bendición de estar instaladas
en las comunidades que las esperan)




EXPERIENCIAS COMPARTIDAS

Ha sido sugerido que el boletin Monialibus incluya una seccion donde las monjas puedan
compartir sus experiencias. Esto articulos no representan necesariamente ninguna
posicion oficial de la Comission Internacional ni intentan promover un cierto punto de
vista. Es un simple compartir experiencias vividas. Esto puede ayudarnos a desrubrir y
respetar la legitima diversidad en los caminos para vivir la vida Dominican contemplativa
en todo el mundo. Nuestra intencion es promover el entendimiento y desarrollar vinculos
de comunion.




        Uso de Internet en la Promoción Vocacional de las Monjas
                                   Palencia, España


A  petición de fr. Manuel Merten queremos compartir con vosotras una experiencia
que estamos llevando a cabo a través de Internet.

De todas es conocida la escasez de vocaciones que afecta, sobre todo, a Europa
Occidental. Pensando en algún medio de dar a conocer nuestra vida y misión dentro
de la Iglesia, preparamos una presentación en Power Point reflejando brevemente, en
primer lugar, cómo nació la Orden y las primeras monjas dominicas; cómo se fundó
nuestro Monasterio y en qué consiste nuestra vida, tomando como base el texto de
nuestra Constitución Fundamental. Dicha presentación, junto con la experiencia
vocacional de las dos hermanas más jóvenes de la comunidad se envía, por e-mail, a
parroquias, catequistas y encargados de la pastoral con jóvenes, así como a otras
personas anónimas y desconocidas para nosotras, pero involucradas en la Iglesia en
España, pidiéndoles difundan lo más posible el mensaje, que invita a jóvenes con
inquietud vocacional a venir a conocernos personalmente.




                                                                                      23
                                                 Las respuestas han sido hasta
                                                 ahora numerosas, de personas que
                                                 agradecen la información, o
                                                 incluso quieren saber más sobre
                                                 Nuestro Padre y la Orden; otros
                                                 piden oraciones por diversas
                                                 intenciones; y también son varias
                                                 las    chicas    interesadas   en
                                                 conocernos, con quienes seguimos
                                                 en     contacto.     Desde    que
                                                 comenzamos, 4 jóvenes han
                                                 convivido con nosotras como
                                                 “experiencia” entre 10 días y un
                                                 mes, siguen comunicándose con la
                                                 Comunidad y están en período de
                                                 discernimiento de su vocación.
Hay que reseñar también que desde Hispanoamérica contestaron varias jóvenes, a
quienes proporcionamos las direcciones de nuestros Monasterios en México,
Venezuela, Peru, Colombia y EE.UU., porque querían conocer la vida dominicana.

Creo, con este breve artículo, haber respondido a la sugerencia de nuestro Promotor,
que, al visitarnos y conocer nuestra particular “campaña vocacional”, la calificó de
“ayuda al Espíritu Santo para encontrar nuevas hermanas”. Que Nuestro Padre Santo
Domingo bendiga esta iniciativa, que quizá acabe dando fruto en otros Monasterios
del mundo.




                                 “La Vía Láctea”
                                Karachi, Pakistán


Si vinieran a visitar nuestro Monasterio cualquier día de la semana alrededor de las 3
de la tarde, quizá pensarían que nos está invadiendo un ejército. Las “tropas” en
cuestión no son otras que los niños “en masa” que viven en nuestros locales; ése es el
momento para la “leche con galletas” para todos los pequeños.

Cada mañana, la primera tarea de Madre María Imelda es preparar el diario tentempié
para los chiquillos. Mezcla bien la leche (un bienhechor regala la leche en polvo) y
añade un generoso suplemento de huevos recién puestos y azúcar. Entonces llena dos
grandes jarras de plástico y las pone en la nevera, para que la nutritiva y deliciosa
bebida esté fresca por la tarde. Después, selecciona las galletas para el día (también
regaladas por algún generoso bienhechor). Vienen en pequeños paquetes, suficientes
para la ración de un niño. A ellos les encantan, sobre todo las que van pegadas con
crema de diferentes sabores: vainilla, limón, coco, fresa, etc. A veces nuestras


                                                                                   24
reservas se agotan, y entonces las hermanas en la repostería preparan algunas
galletas

Cuando los niños mayores vuelven del colegio tienen un rápido almuerzo y vienen al
salón del Monasterio, donde tienen un tutor especial que les ayuda a hacer sus
deberes. A las tres en punto, los niños que aún no van al colegio, llegan a la puerta
principal. Algunos son tan pequeños que les tiene que llevar un hermano o hermana
¡no mucho mayor que ellos!

Entonces Madre María Imelda comienza a llenar el suministro de vasos y tazas
grandes, medianas y pequeñas. Los niños, aunque traviesos, son por lo general
bastante educados. Pero por supuesto, como todos los chiquillos normales, a veces se
salen del cauce. Entonces la simple aparición en la entrada de “tío Rudy” o nuestro
Capellán (Arzobispo Simeon Pereira) es suficiente para poner a los revoltosos en
calma. ¡La presencia masculina funciona a las mil maravillas!

Cuando los pequeños han tomado su leche con galletas y los mayores han terminado
sus tareas, llega para ellos su parte
mejor. Con el último eco de
“Gracias, Madre”, los niños se
marchan a jugar a la pelota en el
césped delantero, y la Madre María
Imelda se retira a la cocina a fregar
el montón de vasos, y dejarlos
preparados para el día siguiente.

La Madre quiere a los niños y es
feliz de darles su tiempo y su
servicio. Seguramente recordarán
su bondad y paciencia cuando
vayan haciéndose adultos. ¡Quizá la
“Vía láctea” sea un medio de
hacerles crecer a través del camino celestial hacia Dios!

Vosotras y vuestros seres queridos sois siempre recordados en las oraciones de todas
las hermanas aquí, en Pakistán. Agradecemos vuestro apoyo incondicional y pedimos
especialmente que este año que comienza esté lleno de bendiciones.




                                                                                  25
                                     ANUNCIOS



                             FAMILIA DOMINICANA
                               Noticias desde Irak
                                Noviembre 15, 2.003
                                Por Sor Sherine, O.P.


La situación en Irak es todavía insegura, pero Mosul es mejor que Bagdad. Todos los
días hay bombas, disparos, robos y asesinatos. El día es tan peligroso como la noche.
Estamos seguros sólo del momento que estamos viviendo, pero lo que ocurra después
solo Dios lo sabe. La actual situación es muy deprimente, causando gran preocupación
y miedo en cada persona en Irak, incluyendo los niños, que han sido y son las víctimas
de la violencia. Las fuerzas de coalición y los ocupantes han hecho la situación
demasiado complicada. Hay mucha violencia en la relación entre musulmanes y
cristianos. Lo que resuena en nuestra cabeza y altera nuestro sueño es el terrible
ruido de los helicópteros americanos por la noche. Os pido, por favor, que recordéis a
vuestros hermanos y hermanas dominicos que aún viviendo en esta dificil situación,
permanecen unidos a la voluntad de Dios.




                                 NUEVOS LIBROS


Hermana Rose Wehrlé, Autobiografía Espiritual y Otros Escritos
Por Sor Marie-Ancilla, OP
Ediciones de la Thune, 2003.

Este libro abarca un período que es todavía muy poco conocido en la historia de las
monjas de la Orden de Predicadores, especialmente a nivel espiritual. Sor Rosa de
Santa María es de hecho una hermana del siglo XIX que ingresó en el Monasterio de
Mauleon (Francia) y fundó los monasterios del Rosario Perpetuo en Bélgica, Francia y
Estados Unidos. Terminó su vida en Baltimore, después de la expulsión de 1.903.

Su autobiografía espiritual, escrita a petición de su director espiritual, nos permite
descubrir una auténtica mística dominica –no sin alguna relación con Santa Teresa del
Niño Jesús.



                                                                                   26
El sorprendente viaje de Sor Rose (reformadora del monasterio de Cracovia, formando
parte de la fundación de Arles, fundadora de Bonsecours en Bélgica, etc) y la
profundidad de su vida espiritual merece ser conocida por las monjas de la Orden.

Este libro cuesta 20 €, incluidos gastos de envío y puede comprarse en La Thune.

La Thune
30 rue Thubaneau
F – 13001 MARSEILLE
Francia



Transfigurando el Tiempo, Nihilismo, Simbolismo y Liturgia.
Por Geneviève Trainar
Geneva, Ed. Ad Solem, 2003/Editorial Ad Solem, 2 rue des Voisins, CH - Geneve

La tesis de este pequeño trabajo, donde fe y razón se entrelazan, es sencilla: “El rito
permite, ahora mismo, y para quien consienta en ello, transfigura el tiempo. Su
originalidad procede de lo que nuestra hermana, entonces aún una joven filósofa, ha
deseado –confrontar la experiencia litúrgica con el nihilismo latente, que penetra
toda la mentalidad postmoderna. Se relaciona un análisis de la esencia temporal del
nihilismo con la comprensión simbólica y la memoria ritual que opera en la liturgia.
Pero, ¿cómo sería posible hacer un resumen de una argumentación filosófica? Es
necesario leer página por página…

Este texto está seguido de un sabroso apéndice de nuestro hermano Olivier-Thomas
Venard, quien lo relee, actualizando con mucho vigor e imaginando audazmente un
nuevo enlace entre cultura y culto. En el último análisis, este pequeño libro permite
un fructífero ir y venir entre filosofía y teología, liturgia y cultura, escritos femeninos
y masculinos. ¿Cómo podría uno no desear que esta colaboración entre un fraile y una
hermana fuera reanudada y así enriqueciera nuestra tradición dominicana?

(Genevieve Trainar es Sor Marie, OP, del Monasterio de Langeac, Francia)


                                     COLABORADORES:
                                    Fr. Manuel Merten, OP - Curia
                               Sor Claire Marie Rolf,OP - Prulla, France
                              Sor Isabel Gutierrez, OP - Tenerife, España
                               Sor Vincenza Panza, OP - Bérgamo, Italia
                              Sor Mary Magdalene, OP - Newark, EE.UU.
                               Sor Maria of Jesus, OP - Palencia, España
                                Sor Mary Rose, OP – Karachi, Pakistán
                                  Sor Ancilla, OP - Lourdes, Francia
                                  Sor Marie, OP - Langeac, Francia
                                    Sor Sherine, OP - Bagdad, Irak



                                                                                        27
28

								
To top