LA-ALABANZA-COMO-ARMA-DE-GUERRA1 by lanyuehua

VIEWS: 4 PAGES: 11

									                                                             1


         ¨LA ALABANZA COMO ARMA DE GUERRA¨
                         - PRINCIPIOS BIBLICOS -



           DIOS RESPONDE NUESTRA ALABANZA,
           LIBRANDO BATALLAS ESPIRITUALES…

Sal 149:1    Cantad a Jehová cántico nuevo;
Su alabanza sea en la congregación de los santos.


Sal 149:4 Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo;
Hermoseará a los humildes con la salvación.


Sal 149:5 Regocíjense los santos por su gloria,
Y canten aun sobre sus camas.


Sal 149:6 Exalten a Dios con sus gargantas,
Y espadas de dos filos en sus manos,


Sal 149:7 Para ejecutar venganza entre las naciones,
Y castigo entre los pueblos;

Sal 149:8 Para aprisionar a sus reyes con grillos,
Y a sus nobles con cadenas de hierro;


Sal 149:9 Para ejecutar en ellos el juicio decretado;
Gloria será esto para todos sus santos.
Aleluya.
                                                                                 2



           EL EJERCITO DE DIOS LIBRA BATALLAS EN
             LOS CIELOS, EN BENEFICIO NUESTRO


Dan 10:2 En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres
semanas.
Dan 10:4 Y el día veinticuatro del mes primero estaba yo a la orilla del gran río
Hidekel.

Dan 10:5 Y alcé mis ojos y miré, y he aquí un varón vestido de lino, y ceñidos
sus lomos de oro de Ufaz.

Dan 10:11 Y me dijo: Daniel, varón muy amado, está atento a las palabras que
te hablaré, y ponte en pie; porque a ti he sido enviado ahora. Mientras hablaba
esto conmigo, me puse en pie temblando.

Dan 10:12 Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que
dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios,
fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.

Dan 10:13 Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún
días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para
ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.

Dan 10:14 He venido para hacerte saber lo que ha de venir a tu pueblo en los
postreros días; porque la visión es para esos días.

Dan 10:19 y me dijo: Muy amado, no temas; la paz sea contigo; esfuérzate y
aliéntate. Y mientras él me hablaba, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor,
porque me has fortalecido.


     ANGELES DE DIOS, ACTUAN A FAVOR DE
   QUIENES GUARDAN Y DECLARAN SU PALABRA


Sal 103:19 Jehová estableció en los cielos su trono,
Y su reino domina sobre todos.
Sal 103:20 Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles,
Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra,
Obedeciendo a la voz de su precepto.
Sal 103:21 Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos,
Ministros suyos, que hacéis su voluntad.
                                                                                       3


¨LA OPOSICION ESPIRITUAL QUE AFECTA
COMUNIDADES, ES QUITADA POR DIOS
CUANDO SU PUEBLO SUBE AL MONTE A
ALABARLE¨
Isa 2:2 Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la
casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y
correrán a él todas las naciones.

Isa 2:3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a
la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus
sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.

Isa 2:4 Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus
espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra
nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

Isa 25:1 Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho
maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

Isa 25:6 Y Jehová de los ejércitos hará en este monte a todos los pueblos banquete
de manjares suculentos, banquete de vinos refinados, de gruesos tuétanos y de vinos
purificados.

Isa 25:7 Y destruirá en este monte la cubierta con que están cubiertos todos los
pueblos, y el velo que envuelve a todas las naciones.


Isa 30:19 Ciertamente el pueblo morará en Sion, en Jerusalén; nunca más llorarás; el
que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá

Isa 30:29 Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra pascua, y
alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte
de Israel.

Isa 30:30 Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con
furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de
granizo.

Isa 30:31 Porque Asiria que hirió con vara, con la voz de Jehová será quebrantada.

Isa 30:32 Y cada golpe de la vara justiciera que asiente Jehová sobre él, será con
panderos y con arpas; y en batalla tumultuosa peleará contra ellos.

Heb 12:18 Porque no os habéis acercado al monte que se podía palpar, y que ardía
en fuego, a la oscuridad, a las tinieblas y a la tempestad,

Heb 12:22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo,
Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,
                                                                                          4


CUANDO ALABAMOS A DIOS, EL PELEA
NUESTRAS BATALLAS, ASI LO HIZO CON
JOSAFAT Y TODO EL PUEBLO.


2da Cro 20:1 Pasadas estas cosas, aconteció que los hijos de Moab y de Amón, y
con ellos otros de los amonitas, vinieron contra Josafat a la guerra.

2Cr 20:2 Y acudieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: Contra ti viene una
gran multitud del otro lado del mar, y de Siria; y he aquí están en Hazezon-tamar, que
es En-gadi.

2Cr 20:3 Entonces él tuvo temor; y Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová,
e hizo pregonar ayuno a todo Judá.

2Cr 20:4 Y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová; y también de todas
las ciudades de Judá vinieron a pedir ayuda a Jehová.

2Cr 20:5 Entonces Josafat se puso en pie en la asamblea de Judá y de Jerusalén, en
la casa de Jehová, delante del atrio nuevo;

2Cr 20:12 !!Oh Dios nuestro! ¿No los juzgarás tú? Porque en nosotros no hay fuerza
contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti
volvemos nuestros ojos.

2Cr 20:13 Y todo Judá estaba en pie delante de Jehová, con sus niños y sus mujeres
y sus hijos.

2Cr 20:14 Y estaba allí Jahaziel hijo de Zacarías, hijo de Benaía, hijo de Jeiel, hijo de
Matanías, levita de los hijos de Asaf, sobre el cual vino el Espíritu de Jehová en medio
de la reunión;

2Cr 20:15 y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat.
Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande,
porque no es vuestra la guerra, sino de Dios.

2Cr 20:16 Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta
de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel.

2Cr 20:17 No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y
ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni
desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros. (C)

2Cr 20:18 Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todo Judá y los
moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová, y adoraron a Jehová.

2Cr 20:19 Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré, para
alabar a Jehová el Dios de Israel con fuerte y alta voz.
                                                                                         5


2Cr 20:20 Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y
mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de
Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y
seréis prosperados.

2Cr 20:21 Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen y alabasen a
Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, y que
dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre.

2Cr 20:22 Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra
los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que
venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros.

2Cr 20:23 Porque los hijos de Amón y Moab se levantaron contra los del monte de
Seir para matarlos y destruirlos; y cuando hubieron acabado con los del monte de Seir,
cada cual ayudó a la destrucción de su compañero.

2Cr 20:24 Y luego que vino Judá a la torre del desierto, miraron hacia la multitud, y he
aquí yacían ellos en tierra muertos, pues ninguno había escapado.

2Cr 20:25 Viniendo entonces Josafat y su pueblo a despojarlos, hallaron entre los
cadáveres muchas riquezas, así vestidos como alhajas preciosas, que tomaron para
sí, tantos, que no los podían llevar; tres días estuvieron recogiendo el botín, porque
era mucho.

2Cr 20:26 Y al cuarto día se juntaron en el valle de Beraca; porque allí bendijeron a
Jehová, y por esto llamaron el nombre de aquel paraje el valle de Beraca, hasta hoy.

2Cr 20:27 Y todo Judá y los de Jerusalén, y Josafat a la cabeza de ellos, volvieron
para regresar a Jerusalén gozosos, porque Jehová les había dado gozo librándolos de
sus enemigos.

2Cr 20:28 Y vinieron a Jerusalén con salterios, arpas y trompetas, a la casa de
Jehová.

2Cr 20:29 Y el pavor de Dios cayó sobre todos los reinos de aquella tierra, cuando
oyeron que Jehová había peleado contra los enemigos de Israel.

2Cr 20:30 Y el reino de Josafat tuvo paz, porque su Dios le dio paz por todas partes.
                                                                                         6


CUANDO ALABAMOS A DIOS, EL PELEA
NUESTRAS BATALLAS. ASI LO HIZO CON
JOSUE Y TODO EL PUEBLO AL TOMAR JERICO.

Jos 6:1 Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel;
 nadie entraba ni salía.

Jos 6:2 Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su
rey, con sus varones de guerra.

Jos 6:3 Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de
 la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días.

Jos 6:4 Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del
Arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las
bocinas.

Jos 6:5 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el
 sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá;
entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante.

Jos 6:6 Llamando, pues, Josué hijo de Nun a los sacerdotes, les dijo: Llevad el
Arca del pacto, y siete sacerdotes lleven bocinas de cuerno de carnero delante del
Arca de Jehová.

Jos 6:7 Y dijo al pueblo: Pasad, y rodead la ciudad; y los que están armados
 pasarán delante del arca de Jehová.

Jos 6:8 Y así que Josué hubo hablado al pueblo, los siete sacerdotes, llevando las
 siete bocinas de cuerno de carnero, pasaron delante del arca de Jehová, y tocaron
las bocinas; y el arca del pacto de Jehová los seguía.

Jos 6:9 Y los hombres armados iban delante de los sacerdotes que tocaban las
bocinas, y la retaguardia iba tras el arca, mientras las bocinas sonaban
Continuamente.

Jos 6:10 Y Josué mandó al pueblo, diciendo: Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra
voz, ni saldrá palabra de vuestra boca, hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces
gritaréis.

Jos 6:11 Así que él hizo que el arca de Jehová diera una vuelta alrededor de la
ciudad, y volvieron luego al campamento, y allí pasaron la noche.

Jos 6:12 Y Josué se levantó de mañana, y los sacerdotes tomaron el arca de Jehová.

Jos 6:13 Y los siete sacerdotes, llevando las siete bocinas de cuerno de carnero,
fueron delante del arca de Jehová, andando siempre y tocando las bocinas; y los
hombres armados iban delante de ellos, y la retaguardia iba tras el arca de Jehová,
mientras las bocinas tocaban continuamente.

Jos 6:14 Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al
Campamento; y de esta manera hicieron durante seis días.
                                                                                          7



Jos 6:14 Así dieron otra vuelta a la ciudad el segundo día, y volvieron al
campamento; y de esta manera hicieron durante seis días.

Jos 6:15 Al séptimo día se levantaron al despuntar el alba, y dieron vuelta a la ciudad
de la misma manera siete veces;

Jos 6:16 Y cuando los sacerdotes tocaron las bocinas la séptima vez, Josué dijo al
Pueblo: Gritad, porque Jehová os ha entregado la ciudad.

   Jos 6:20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y
   aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran
   vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno
   derecho hacia adelante, y la tomaron.




CUANDO ALABAMOS A DIOS, EL PELEA
NUESTRAS BATALLAS, ASI LO HIZO CON
GEDEON Y TODO EL PUEBLO…
Jue 6:2 Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa
de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados.

Jue 6:4 Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a
Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos.


Jue 6:6 De este modo empobrecía Israel en gran manera por causa de Madián; y los
hijos de Israel clamaron a Jehová.


Jue 7:2 Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo
entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo:
Mi mano me ha salvado.

Jue 7:3 Ahora, pues, haz pregonar en oídos del pueblo, diciendo: Quien tema y se
estremezca, madrugue y devuélvase desde el monte de Galaad. Y se devolvieron de
los del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil.

Jue 7:4 Y Jehová dijo a Gedeón: Aún es mucho el pueblo; llévalos a las aguas, y allí
te los probaré; y del que yo te diga: Vaya éste contigo, irá contigo; mas de cualquiera
que yo te diga: Este no vaya contigo, el tal no irá.


Jue 7:7 Entonces Jehová dijo a Gedeón: Con estos trescientos hombres que lamieron
el agua os salvaré, y entregaré a los madianitas en tus manos; y váyase toda la demás
gente cada uno a su lugar.
                                                                                       8


Jue 7:9 Aconteció que aquella noche Jehová le dijo: Levántate, y desciende al
campamento; porque yo lo he entregado en tus manos.

Jue 7:10 Y si tienes temor de descender, baja tú con Fura tu criado al campamento,

Jue 7:11 y oirás lo que hablan; y entonces tus manos se esforzarán, y descenderás al
campamento. Y él descendió con Fura su criado hasta los puestos avanzados de la
gente armada que estaba en el campamento.

Jue 7:12 Y los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente estaban tendidos en el
valle como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena
que está a la ribera del mar en multitud.


Jue 7:13 Cuando llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba contando a su
compañero un sueño, diciendo: He aquí yo soñé un sueño: Veía un pan de cebada
que rodaba hasta el campamento de Madián, y llegó a la tienda, y la golpeó de tal
manera que cayó, y la trastornó de arriba abajo, y la tienda cayó.

Jue 7:14 Y su compañero respondió y dijo: Esto no es otra cosa sino la espada de
Gedeón hijo de Joás, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los
madianitas con todo el campamento.

Jue 7:15 Cuando Gedeón oyó el relato del sueño y su interpretación, adoró; y vuelto
al campamento de Israel, dijo: Levantaos, porque Jehová ha entregado el
campamento de Madián en vuestras manos.

Jue 7:16 Y repartiendo los trescientos hombres en tres escuadrones, dio a todos ellos
trompetas en sus manos, y cántaros vacíos con teas ardiendo dentro de los cántaros.

Jue 7:17 Y les dijo: Miradme a mí, y haced como hago yo; he aquí que cuando yo
llegue al extremo del campamento, haréis vosotros como hago yo.

Jue 7:18 Yo tocaré la trompeta, y todos los que estarán conmigo; y vosotros tocaréis
entonces las trompetas alrededor de todo el campamento, y diréis: !!Por Jehová y por
Gedeón!

Jue 7:19 Llegaron, pues, Gedeón y los cien hombres que llevaba consigo, al extremo
del campamento, al principio de la guardia de la medianoche, cuando acababan de
renovar los centinelas; y tocaron las trompetas, y quebraron los cántaros que llevaban
en sus manos.

Jue 7:20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros
tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban,
y gritaron: !!Por la espada de Jehová y de Gedeón!

Jue 7:21 Y se estuvieron firmes cada uno en su puesto en derredor del campamento;
entonces todo el ejército echó a correr dando gritos y huyendo.


Jue 7:22 Y los trescientos tocaban las trompetas; y Jehová puso la espada de cada
uno contra su compañero en todo el campamento. Y el ejército huyó hasta Bet-sita, en
dirección de Zerera, y hasta la frontera de Abel-mehola en Tabat.
                                                                                         9


LA MUSICA QUE DIOS INSPIRA, TAMBIEN ES RESPONDIDA POR EL,
CON LIBERACION.

1Sa 16:23 Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl, David tomaba
el arpa y tocaba con su mano; y Saúl tenía alivio y estaba mejor, y el espíritu malo se
apartaba de él.

Hch 16:23 Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando
al carcelero que los guardase con seguridad.

Hch 16:24 El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y
les aseguró los pies en el cepo.

Hch 16:25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los
presos los oían.

Hch 16:26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los
cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las
cadenas de todos se soltaron.


DIOS, TAMBIEN RESPONDE A SU ALABANZA CON VIDA ETERNA…

Hch 16:27 Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó
la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido.

Hch 16:28 Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos
estamos aquí.

Hch 16:29 El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los
pies de Pablo y de Silas;

Hch 16:30 y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?

Hch 16:31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

Hch 16:32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su
casa.

Hch 16:33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y
en seguida se bautizó él con todos los suyos.

Hch 16:34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa
de haber creído a Dios.


Hch 16:35 Cuando fue de día, los magistrados enviaron alguaciles a decir: Suelta a
aquellos hombres.

Hch 16:36 Y el carcelero hizo saber estas palabras a Pablo: Los magistrados han
mandado a decir que se os suelte; así que ahora salid, y marchaos en paz.
                                                                10


MUCHOS SON TOCADOS Y ATRAIDOS POR
DIOS, CON LA ALABANZA DE SU PUEBLO.
Hch 15:16 Después de esto volveré
Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído;
Y repararé sus ruinas,
Y lo volveré a levantar,


Hch 15:17 Para que el resto de los hombres busque al Señor,
Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre,


Sal 133:1!!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
Habitar los hermanos juntos en armonía!


Sal 133:2 Es como el buen óleo sobre la cabeza,
El cual desciende sobre la barba,
La barba de Aarón,
Y baja hasta el borde de sus vestiduras;


Sal 133:3 Como el rocío de Hermón,
Que desciende sobre los montes de Sion;
Porque allí envía Jehová bendición,
Y vida eterna.


Sal 149:1 Cantad a Jehová cántico nuevo;
Su alabanza sea en la congregación de los santos.


Sal 149:2 Alégrese Israel en su Hacedor;
Los hijos de Sion se gocen en su Rey.


Sal 149:3 Alaben su nombre con danza;
Con pandero y arpa a él canten.


Sal 149:4 Porque Jehová tiene contentamiento en su pueblo;
Hermoseará a los humildes con la salvación.
                                                                          11




     LA ALABANZA COMO ARMA DE GUERRA
           ESQUEMA DE CONTENIDO

    Dios responde nuestra alabanza, librando batallas espirituales

    El ejercito de Dios, libra batallas en los cielos en beneficio nuestro


    Ángeles de Dios, actúan a favor de quienes guardan y declaran su
     palabra.

    La oposición espiritual que afecta comunidades, es quitada por
     Dios cuando su pueblo sube al monte a alabarle

Cuando alabamos a Dios, EL pelea nuestras batallas.

Así lo hizo con Josafat y todo el pueblo. (2 Crónicas 20:1-5, 12-30)

Así lo hizo con Josué y todo el pueblo al tomar Jericó. (Josué 6:1-16 y 20)

Así lo hizo con Gedeón y todo el pueblo. (Jueces 6:2, 4,6; y 7:9-22)

La música que Dios inspira, también es respondida por EL con liberación.
(1 Sam 16:23; 25-26)

Dios también responde a su alabanza con vida eterna.

Muchos son tocados y atraídos por Dios cuando su pueblo le alaba.

(Hechos 16:27-36; Hechos 15:16-17; Salmos 133:1-4)

								
To top