M1 FH idalgo MIRIAM TORRES MONROY PONENCIA FUTURO DEL JUICIO ORAL EN MATERIA CIVIL YF AMILIAR by vHtc06

VIEWS: 4 PAGES: 15

									    1ª REUNIÓN NACIONAL DE JUECES,

      CONSEJOS DE LA JUDICATURA,

       ÓRGANOS ADMINISTRATIVOS

         Y ESCUELAS JUDICIALES.



               PONENCIA:

EL FUTURO DE LA JUSTICIA ORAL EN MATERIA

            CIVIL Y FAMILIAR.



               PONENTE:



       LIC. MIRIAM TORRES MONROY

    JUEZ CIVIL DE PRIMERA INSTANCIA




     TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA

         DEL ESTADO DE HIDALGO



                                   JUNIO DE 2011.



                                                1
                                    OBJETIVO
       La justicia es un anhelo humano y una garantía individual a la que toda

persona tiene el derecho de acceder que no se puede soslayar, siendo obligación

del Estado cumplir con el principio constitucional de administrar justicia a toda

persona por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y

términos que fijen las leyes, la cual debe ser de manera pronta, completa e

imparcial.

       El tema de la justicia es un aspecto esencial permanente de los derechos e

intereses jurídicos de los gobernados de todas las sociedades y democracia; de

ahí que la presente ponencia tiene como objetivo contribuir haciendo un análisis y

conclusión, acerca del futuro de la justicia oral en materia civil y familiar, tendiente

al mejoramiento de la función jurisdiccional de los Poderes Judiciales de las

Entidades Federativas, encontrando las soluciones que resuelvan los problemas

de la impartición de justicia, la agilización de ésta, su modernización, capacitación

de los funcionarios judiciales y la obtención de recursos, propósito fundamental de

la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia, que cristalice su idea

de la creación de una sociedad nueva, en la que no impere la violencia y

permanezca incólume la libertad, la paz y la justicia, modernizando con la oralidad

el manejo de ciertas áreas del orden jurídico que influirán decididamente en la

elección de los medios procesales adecuados que permitan una mayor cohesión

familiar y social.




                                                                                      2
       Optimizar la impartición de justicia llevaría a minimizar los plazos para

decidir las controversias judiciales, así como el ahorro en el gasto económico tanto

del Poder Judicial como de las partes inmersas en los procesos judiciales, a partir

de la revisión de las estructuras del derecho sustantivo y adjetivo en materias civil

y familiar enfocados a sustanciar juicios rápidos, cobrando importancia la idea de

implementar la oralidad en nuestro sistema mexicano el cual ya se ha puesto en

práctica en algunos Estados como Nuevo León,            Estado de México, Distrito

Federal, etc.; partiendo de la comparación del sistema tradicional escrito

actualmente, establecido como la forma de sustanciar los diversos procedimientos

para resolver los conflictos, con un nuevo sistema oral conocido también como

adversarial, con la convicción que el futuro de la justicia oral en materia civil y

familiar que se implemente y ponga en práctica en cada Entidad Federativa,

garantizará la aplicación de un estado de derecho, más eficaz cumpliendo con la

misión de dar respuesta pronta, completa, imparcial, gratuita, trasparente, eficiente

y con un alto sentido humanista a los justiciables, por las bondades que ofrece la

justicia oral.


       La idea primordial de implementar este nuevo sistema es el de abatir en su

máxima expresión el rezago y retardo de la impartición de justicia, ya que sí bien

la función jurisdiccional como estandarte de estabilidad e imparcialidad, que

supone un sistema eficaz de operación para la aplicación de la norma, en base en

los principios de independencia, eficiencia, accesibilidad y certeza, sin embargo

en la forma escrita actual se desarrolla con una tendencia fría, burocrática y




                                                                                    3
mecanizada, con la cual lejos de lograr sus objetivos, solo dan como resultado

rezago, exceso de trabajo en el Poder judicial




                                                                             4
           EL FUTURO DE LA JUSTICIA ORAL EN MATERIA

                              CIVIL Y FAMILIAR.

      Atendiendo el panorama que presenta el actual modelo jurídico en la

impartición de justicia, en tanto que la legislación procesal vigente en materia civil

y familiar privilegia la forma escrita en el desarrollo del proceso y contiene una

serie de formalidades procesales que tornan el juicio lento, al contemplar actos

procesales que se realizan en forma sucesiva, las etapas procesales se van

sustanciando una por una, debiéndose cerrar una para iniciar otra, de tal manera

que actuaciones judiciales como las notificaciones, las vistas, los traslados la

posibilidad que las partes interpongan incidentes y recursos impugnando

actuaciones, en algunos estados todavía su legislación contempla la figura de la

recusación sin causa a un Secretario y al Juez que puede ejercitar cada litigante

en el proceso, todo ello permite la prolongación innecesaria del proceso llegando a

presentarse un número considerable de casos en que la sentencia se llega a dictar

varios años después de iniciado el proceso, lo cual además de generar cargas

excesivas de trabajo en la actuación judicial y gasto público, redunda en un

desgaste, físico, emocional y económico en los justiciables quienes pierden la

confianza en las Autoridades porqué no alcanzan a comprender la aplicación del

derecho sustantivo, aún más en la práctica aludida es fácil apreciar vicios que

atentan contra los principios de inmediación de los actos procesales, pues en la

mayoría de los casos sus Asesores Jurídicos son los que llegan a hacer uso

indiscriminado de los incidentes y medios de impugnación antes mencionados que

retardan el desarrollo de los procesos, lo         que atenta contra el principio



                                                                                     5
constitucional de administración de justicia pronta y expedita, cuando lo que en

realidad esperan los justiciables es que se aplique la justicia en ese contexto,

pronta y expedita, obteniendo en forma rápida la respuesta a sus demandas

mediante el dictado de la sentencia que dirima la controversia, sin importarles los

tecnicismos legales.


      De ahí que se hace necesario buscar nuevos mecanismos que incidan en

lograr la inmediatez, expedites y seguridad jurídica que lleve a buen éxito la

impartición de justicia en México, que sea efectiva y rápida con las ventajas de

qué tanto el Juez como las partes litigantes y sus abogados, interactúen en forma

directa en el desarrollo del juicio, en ese orden de ideas, previendo mecanismos

alternativos de solución de las controversias como lo es la mediación y

conciliación, con plenos efectos jurídicos, por medio de los cuales dos o más

personas gestionan ellas mismas la solución de sus problemas, con la ayuda de

un tercero a quien le corresponde presentar a las partes involucradas dentro de la

controversia en litigio, formulas de acuerdo para que éstas de manera autónoma

elijan las más convenientes, dentro del marco jurídico legal, de esa forma se da

oportunidad primeramente a los contendientes a dirimir sus conflictos por ellos

mismos, lo que implica un nuevo concepto de cultura jurídica por la paz, y en caso

de no lograr consensos proseguir con el proceso oral.


      El futuro de la justicia oral en materia civil y familiar deberá tener bases

solidas para lograr los objetivos y resultados que garanticen la aplicación del

Estado de Derecho, la impartición de justicia pronta y expedita, lo que hace

necesario revisar algunas figuras jurídicas en el sistema jurídico adjetivo con la


                                                                                  6
adecuación al sistema sustantivo; no sin antes destacar las ventajas de la justicia

oral, la cuál es un proceso “breve, oral y público”, cuyas ventajas serían entre

otras, la inmediación del Juez Oral con el asunto planteado objeto del proceso, la

interrelación de éste con las partes litigantes y demás sujetos que intervienen en el

mismo, verbigracia, testigos, peritos, los mismos abogados de las partes en el

conflicto; la concentración de los actos procesales; la convicción y conocimiento

de los acontecimientos en el conflicto que obtiene el Juez Oral se obtiene de modo

directo por la recepción personal de los hechos y las pruebas; la celeridad en la

sustanciación del mismo al desarrollarse el proceso con el menor número de

audiencias y la sentencia se pronuncia inmediatamente; los actos que se realizan

en audiencia pública garantiza mayor seguridad jurídica y justicia al conocerse

directamente la posición y tener la dirección del desarrollo de la misma, en el

actuar de los sujetos del juicio, testigos, peritos y pruebas documentales de

inmediato conocimiento de su contenido; simplificación de actos procesales y

reducción en los plazos.




                                                                                    7
 ASPECTOS ADJETIVOS Y SUSTANTIVOS DEL JUICIO ORAL EN

                        MATERIA CIVIL Y FAMILIAR



      En materia familiar los aspectos de mayor importancia para atender la

demanda de impartición de justicia pronta, tendientes a manejar la oralidad familiar

están el divorcio, los alimentos que son de urgente necesidad para los acreedores

alimentistas, la convivencia de menores, custodia, reconocimiento de paternidad,

entre otros, considerando que tratándose de juicios de este tipo de acciones en los

que la familia en conflicto requiere una pronta solución a la problemática sometida

al Juzgador y que en la mayoría de los casos se involucran intereses de menores,

por ende, se debe buscar garantizar su seguridad, su bienestar, en lo posible

evitando afectar el estado emocional de los miembros de la familia al implementar

mejores mecanismos en la oralidad tendientes a resolver rápidamente la

controversia, aplicando además el imperativo de procurar el bien superior de los

niños, niñas y adolecentes, lo que hace pertinente sustanciar juicios breves para

lograrlo; existiendo la posibilidad que en algunos casos según la problemática

familiar planteada el Juez Oral sea susceptible que determine que no sean

públicas algunas audiencias.

      En el juicio oral en materia civil, en el contexto adjetivo sería conveniente

contemplar algunas figuras tanto de los derechos reales, como los derechos

personales para hacer más efectivo el sistema de oralidad, sin dejar a un lado la

idea que el derecho procesal civil es tan amplio que se debe tener especial


                                                                                   8
cuidado para introducir al juicio oral-adversarial las normas adjetivas jurídicas,

doctrinarias y principios que regulen el proceso, que contemplen el logro de la

tutela jurídica plena, no sin dejar a un lado la idea que la gran mayoría de juicios

estarían sujetos a ser incluidos en este procedimiento, como los relativos a

arrendamientos y desocupación de inmuebles, reivindicatorios, plenaria de

posesión, prescripción positiva, división de cosa común, interdictos, rendición de

cuentas, confesorias, incluso hipotecarios, etc., ò bien, si la inclusión de los juicios

que en el sistema actual siguen las reglas ordinarias se considera arriesgado o

complicado de inicio, entonces deberán contemplarse solo los juicios de

arrendamiento, desocupación, rescisión de contrato, e ir integrando gradualmente

la implementación de juicios mediante las correspondientes reformas.

       En cuanto al derecho subjetivo sería conveniente que siguiendo la tradición

del derecho comparado conociendo la experiencia de las Entidades Federativas

que en materia de impartición de justicia implantaron y se encuentran en vigor los

juicios orales en materia civil y familiar, que las demás Entidades, legislaran en

relación a dichos juicios adversariales y qué       los procedimientos orales, en la

medida de lo posible se adecuaran en forma unificada, desde luego respetando la

autonomía de los Estados.

       El Código de Procedimientos Familiares para el Estado de Hidalgo, en su

Título Cuarto, De los Procedimientos en General, del Juicio Oral y del Juicio

Escrito; en su Capítulo II, previene, DEL JUICIO ORAL, siendo materia de juicio

oral: I.- las diferencias sobre la obligación de los cónyuges de cohabitar en el

mismo domicilio, educación de los hijos, y la administración del patrimonio de la

sociedad conyugal; II.- Las autorizaciones necesarias para contratar entre sí los


                                                                                      9
cónyuges; III.- Tramitación de pensión alimenticia; y IV.- La solicitud de

autorización de menores para contraer matrimonio.

      La sustanciación del juicio oral es:

      “La parte reclamante ocurrirá ante el Juez exponiendo oralmente el motivo

de su comparecencia, quién ordenará se levante un acta consignando lo expuesto,

resolviendo dentro de las veinticuatro horas siguientes, lo que proceda, con la

copia y documentos presentados se corre traslado a la demandada, emplazándola

para que en el término de cinco días, comparezca a contestar las pretensiones, en

ambas comparecencias se ofrecerán las pruebas respectivas relacionándolas con

los hechos expuestos, así como proporcionando los nombres de los testigos que

presenciaron los hechos; en la comparecencia del demandado el Juez Familiar

señalará día y hora para la audiencia de pruebas y alegatos dentro de los 15

quince días siguientes, permitiendo disponer de un mínimo de cinco días. En la

audiencia de pruebas y alegatos se proveerá lo relativo a la admisión de las

pruebas ofrecidas por las partes, procediendo a su desahogo; concluido el

desahogo, se concede primero al actor y luego al demandado quince minutos para

alegar oralmente lo que a su derecho convenga. El Juez Familiar dictará sentencia

dentro de los cinco días hábiles con vista al Ministerio Público.”; sin embargo no

conoce del juicio oral un Juez Familiar Oral.




                                                                                10
                                    CONCLUSIONES:

      En el desarrollo de la presente ponencia se ha destacado la importancia

que tiene la administración de justicia como un principio fundamental

constitucional, por Tribunales que estarán expeditos para impartirla a toda

persona, emitiendo resoluciones de manera pronta, completa e imparcial, en

consecuencia se hace necesario proponer la realización de modificaciones a las

diversas legislaciones, para una reforma de la ley en juicios civiles y familiares en

los que se adopten los principios de oralidad , sea creada la figura del Juez

Familiar Oral y del Juez Civil Oral, como funcionarios judiciales especializados, y

la construcción de las instalaciones para el desempeño de las funciones judiciales

orales; lo que permitiría vislumbrar el futuro de la justicia oral en materia civil y

familiar, el cumplimiento eficaz del imperativo constitucional, de una impartición de

justicia de manera pronta, completa e imparcial.

      En primer término, que los actores del derecho, ablando de los

profesionales juristas, que intervienen en el proceso oral, tanto los Funcionarios

Judiciales Jueces Orales, como los Abogados postulantes, Ministerio Público,

Defensores de Oficio, se concienticen de las bondades que ofrece el juicio oral,

capacitándose constantemente y especializándose en la oralidad.

      En segundo término, se debe crear la figura del Juez Oral Civil y del Juez

Oral Familiar, cumpliendo con la especialización en el desempeño de la función y

con ello la impartición de la justicia oral en forma accesible, honesta, transparente

y con un alto sentido humanista.

      En tercer término, el futuro del juicio oral en materia civil y familiar

garantizará el abatimiento de las cargas de trabajo en los juzgados, la reducción


                                                                                   11
en los costos en los materiales porqué se acortan las etapas procesales escritas y

tiempos.

      El futuro del Juicio oral en materia civil y familiar implica la creación de

juzgados orales en cada materia civil y familiar, con las instalaciones apropiadas

para el desahogo de los juicios orales, en que habrá una interacción del Juez que

presidirá y dirigirá las audiencias orales, las partes en el conflicto, sus Asesores

Jurídicos , Ministerio Público, testigos, peritos, y público espectador.




                                                                                  12
                                 RESUMEN EJECUTIVO

          EL FUTURO DE LA JUSTICIA ORAL EN MATERIA

                              CIVIL Y FAMILIAR.

      El futuro de la justicia oral en materia civil y familiar deberá tener bases

solidas para lograr los objetivos y resultados que garanticen la aplicación del

Estado de Derecho, la impartición de justicia pronta y expedita, lo que hace

necesario revisar algunas figuras jurídicas en el sistema jurídico adjetivo con la

adecuación al sistema sustantivo; no sin antes destacar las ventajas de la justicia

oral, la cuál es un proceso “breve, oral y público”, cuyas ventajas serían entre

otras, la inmediación del Juez Oral con el asunto planteado objeto del proceso, la

interrelación de éste con las partes litigantes y demás sujetos que intervienen en el

mismo, verbigracia, testigos, peritos, los mismos abogados de las partes en el

conflicto; la concentración de los actos procesales; la convicción y conocimiento

de los acontecimientos en el conflicto que obtiene el Juez Oral se obtiene de modo

directo por la recepción personal de los hechos y las pruebas; la celeridad en la

sustanciación del mismo al desarrollarse el proceso con el menor número de

audiencias y la sentencia se pronuncia inmediatamente; los actos que se realizan

en audiencia pública garantiza mayor seguridad jurídica y justicia al conocerse

directamente la posición y tener la dirección del desarrollo de la misma, en el

actuar de los sujetos del juicio, testigos, peritos y pruebas documentales de

inmediato conocimiento de su contenido; simplificación de actos procesales y

reducción en los plazos.




                                                                                   13
      Por lo tanto, se hace necesario proponer la realización de modificaciones a

las diversas legislaciones, para una reforma de la ley en juicios civiles y familiares

en los que se adopten los principios de oralidad , sea creada la figura del Juez

Familiar Oral y del Juez Civil Oral, como funcionarios judiciales especializados, y

la construcción de las instalaciones de oralidad adecuadas para el desempeño de

las funciones judiciales orales.

      El futuro de la justicia oral en materia civil y familiar implica, que los actores

del derecho, ablando de los profesionales juristas, que intervienen en el proceso

oral, tanto los Funcionarios Judiciales Jueces Orales, como los Abogados

postulantes, Ministerio Público, Defensores de Oficio, se concienticen de las

bondades     que   ofrece   el     juicio   oral,   capacitándose   constantemente    y

especializándose en la oralidad.

      Se debe crear la figura del Juez Civil Oral y del Juez Familiar Oral,

cumpliendo con la especialización en el desempeño de la función y con ello la

impartición de la justicia oral en forma accesible, honesta, transparente y con un

alto sentido humanista.

      El futuro del juicio oral en materia civil y familiar garantizará el abatimiento

de las cargas de trabajo en los juzgados, la reducción en los costos en los

materiales porqué se acortan las etapas procesales escritas y tiempos.

      El futuro del Juicio oral en materia civil y familiar implica la creación de

juzgados orales en cada materia civil y familiar, con las instalaciones apropiadas

para el desahogo de los juicios orales, en que habrá una interacción del Juez que




                                                                                      14
presidirá y dirigirá las audiencias orales, las partes en el conflicto, sus Asesores

Jurídicos, Ministerio Público, testigos, peritos, y público espectador.




                                                                                  15

								
To top