No est� dentro de ning�n movimiento literario concreto by 5ZAmNTZ

VIEWS: 28 PAGES: 4

									Mujercitas – Louisa May Alcott
PRESENTACIÓN DEL TEXTO
Autor:
Louisa May Alcott (Germantown, Pensilvania, 29 de noviembre de 1832 - Boston, 6 de marzo de 1888)
fue una escritora estadounidense, reconocida por su famosa novela Mujercitas (1868).
Creció y vivió en Nueva Inglaterra. A temprana edad comenzó a trabajar esporádicamente como maestra,
costurera, institutriz y escritora; su primer libro fue Flower Fables (1854), cuentos originalmente escritos
para Ellen Emerson, hija de Ralph Waldo Emerson.
Los protagonistas de sus novelas son obstinados e implacables en la búsqueda de sus objetivos, que a
menudo involucran venganza en aquellos que los han humillado o frustrado. Estos trabajos de excelente
escritura con un punto de vista poco común alcanzaron inmediatamente el éxito comercial y aún son de
frecuente lectura.
Su abrumante éxito data de la aparición de la primera parte de Little Women o Meg, Jo, Beth and Amy
(Mujercitas) (1868), relato semiautobiográfico de su niñez junto a sus hermanas en Concord,
Massachusetts, lleno de un humor perenne, frescura y realismo. Little Men (Hombrecitos) (1871) trata de
manera similar el carácter y la forma de ser de sus sobrinos que vivían en Orchard House en Concord,
Massachusetts. Jo's Boys (Los muchachos de Jo) (1886) completó la «saga de la familia March». La
mayoría de sus volúmenes posteriores, An Old-Fashioned Girl (Una chica a la antigua) (1870), Aunt Jo's
Scrap Bag (La bolsa de retazos de la tía Jo) (6 vols., 1871-1879), Rose in Bloom (Rosa floreciendo)
(1876), y otros, siguieron la línea de Mujercitas, de la cual el numeroso y leal público de la autora nunca
se cansó.
Su labor natural de amor, su amplia generosidad, su veloz percepción y su cariño para compartir con sus
lectores el alegre humor que radiaba de su personalidad y sus libros la llevó a continuar con sus historias a
pesar de que su salud empeoraba. Al final sucumbió a las secuelas del envenenamiento por mercurio
contraído durante su servicio en la Guerra Civil. Murió en Boston el 6 de marzo de 1888, dos días
después de visitar a su padre en su lecho de muerte.

Obra:
La obra Mujercitas fue publicada en 1868 por Louisa May Alcott y tuvo una gran trascendencia en la
época. Estaba destinado a una lectura para jóvenes, pero fue entretenimiento para mayores y pequeños.
Empezó a cobrar más protagonismo con la primera adaptación cinematográfica, aunque posteriormente se
han hecho algunas adaptaciones más. La segunda parte de la obra Mujercitas es Aquellas Mujercitas en la
que las protagonistas ya han crecido y tienen su propia familia.

Época y movimiento literario:
No está dentro de ningún movimiento literario concreto, es de literatura estadounidense y la época a la
que pertenece está indicada en el apartado anterior.

Género literario y subgénero:
Es una novela romántica, ya que en ella se aprecia el amor entre hermanas, entre parejas y entre madre e
hijas.

ANÁLISIS DE LAS PRINCIPALES TÉCNICAS NARRATIVAS
Focalización y tipo de narrador:
El tipo de focalización es externa, con un narradot testigo que describe lo que ve sin interferir en la
marcha de los acontecimientos.

Tiempo (externo e interno):
En la obra se observa un tiempo interno. Concretamente tiempo-escena que presenta los hechos en su
duración real (diálogos).

Espacio:
El espacio es objetivo, es decir, real. Con lugares y paisajes reales.

Tema:
El tema mayoritario de la obra es el amor. Observamos un gran amor entre Beth, Amy, Jo y Meg, pero
también con amigos como Laurie y con su madre y padre. Todo el argumento se mueve con este tema que
abarca cosas positivas como el cariño y la unión pero algunas negativas como los celos o la venganza.
ANÁLISIS DE CONTENIDO Y DE FORMA
Argumento:
Meg, Jo, Beth y Amy eran cuatro hermanas que vivían sólo con su madre ya que su padre se había ido a
la guerra. Meg tenía 16 años, Jo tenía 15, Beth tenía 13 y Amy era la más pequeña.

Era víspera de navidad y ninguna tenía regalo; se la mentaban por ser pobres y por tener que donar sus
ganancias a la guerra.

Todas estaban hartas de lo que hacían día a día. Meg porque tenía que cuidar y enseñar a niños, Jo porque
tenia que hacerle compañía a una anciana que todo el día le estaba fastidiando, Beth tenia que arreglar y
hacer las labores de la casa y Amy porque todos los días tenía que ir a la escuela. En ese momento Jo
comenzó a silbar y Amy la callo diciéndole que eso era cosa de hombres y que detestaba a las chicas que
hacían eso y comenzaron a pelearse, pero Meg las callo diciéndole a Jo que ya era mayor como para
comportarse como un chico, pero esta no le hizo mucho caso y continuó.

Después de esa pequeña discusión estuvieron hablando un rato y decidieron que todas emplearían su
dinero en algo para su madre como regalo de navidad. Fueron todas juntas a comprarlo y se los dejaron en
la mesa para que los viera cuando llegara.

Fueron a dormir y a la mañana siguiente, cuando despertaron encontraron un libro cada una debajo de sus
almohadas que leyeron con calma para luego bajar y enseñarle a su madre sus regalos, que ella apreció
mucho.

Días después llego una invitación para ir a una fiesta a la que asistirían Meg y Jo, aunque Amy también
quería ir, así que se arreglaron y quedaron perfectas para ir.

En el baile a Meg todos la invitaban a bailar y Jo se quedaba sentada por un problema que tuvo con el
vestido antes de salir de casa. De repente vio que un joven se le acercaba y se escondió dentro de un
cuarto donde encontró a Laurie el nieto del vecino y estuvieron hablando y riéndose durante un rato y
luego Laurie convenció a Jo para bailar. Cuando se sentaron, se les acerco Meg para descansar ya que no
aguantaba más los zapatos que llevaba porque le dolían muchísimo los pies.

Cuando todo termino Laurie se ofreció a llevarlas en el coche de su abuelo ya que vivían al lado.

La mañana siguiente Jo decidió salir a divertirse, ya que en casa se aburría mucho. Cuando salió vio a
Laurie , recargado en la ventana. Este le invito a pasar y se divirtieron mucho, finalmente Jo le dijo que
cuando quisiera podía ir a su casa y que sería como uno más de la familia. Se dirigió otra vez a casa
donde contó sus hermanas todo lo que había hablado con Laurie.

El señor Laurence, abuelo de Lauri, le permitió a Beth tocar el piano de su casa ya que era su mayor
afición y esta para agradecérselo le tejió unas zapatillas. El señor Lawrence muy agradecido por la
muestra de afecto y la compañía que le hací Beth le regaló un piano.

Una noche Meg y Jo iban a escaparse al teatro con Laurie, pero Amy las descubrió y quería ir con ellas
pero no le dejaron y Jo le dijo que no la llevaban por que ya tenían los lugares reservados. Amy muy
enfadada juró que se vengaría de ella, pero Jo no le creyó. Cuando regresaron Jo no encontraba el libro de
cuentos que había empezado a escribir desde que su padre se fue y preguntó a Meg y a Beth pero ninguna
lo había visto así que supuso que Amy lo tendría, y fue a preguntarle y esta le dijo que no pero Jo sabía
que ella era la única que podía tenerlo. Finalmente Amy confesó que lo había quemado y Jo prometió que
nunca le perdonaría.

Después de unos días y de algunos sucesos en los que se vieron involucradas ambas, hicieron las paces
arrepintiéndose las dos por lo que habían dicho y hecho.
Llegó la primavera y las cuatro formaron un club donde realizaban diferentes actividades: actuaban, leían,
escribían….. Un día Jo les propuso que entrara Laurie pero ni Meg mi Amy lo aceptaban ya que era un
chico pero Beth las hizo cambiar de opinión.

Pasado un tiempo a Laurie lo habían invitado a un campamento y el invito a sus amigas y ellas aceptaron
ir, se divirtieron mucho y Laurie confeso que le gustaba Jo y uno de sus amigos, Ned, confeso que a el le
gustaba Meg.

Llego el verano y un día Laurie les siguió mientras ellas paseaban. Al final le descubrieron y estuvo con
ellas todo el día, comenzaron a hablar de lo que querían llegar a hacer y Jo contó que ella quería llegar a
ser una gran escritora, Meg quería vivir en una casa muy grande y tener mucho dinero como para
comprarse lo que se antojara, Beth quería quedarse en casa y cuidar de sus padres, Amy quería ser pintora
y Laurie solo quería divertirse pero tendría que cuidar de su tío hasta que lo necesitara.

Días después llego un telegrama avisando la madre de las hermanas que su esposo estaba grave y que
debía ir a cuidarlo, así que tuvo que marcharse de manera muy apresurada. Sus hijas le escribían una
carta a diario contándole lo sucedido.

Beth iba todos los días con una familia que era pobre para ayudarlos. El niño de esa familia estaba muy
enfermo. Cuando llego se subió rápido y Jo fue a verla y Beth le contó que el niño tenia escarlatina y se
había muerto en sus brazos, y Jo llamo a Hanna, su nana, quien le se dio cuenta de que también Beth tenía
escarlatina así que mandaron a Amy con su tía ya que ella no había pasado la escarlatina y a Laurie a por
un doctor, Jo se quedó con Beth.

Pasaron los días y Beth empeoro, así que llamaron a su madre pero cuando llegó Beth ya se estaba
recuperando.

El señor March, regreso de la guerra y observo que sus hijas ya no eran como antes, Jo ya era mas
afeminada, Meg ya no era tan vanidosa, Beth ya no era tan tímida y estaba sana y Amy ya no era tan
egoísta. Estaba feliz de estar en casa.

Todos estaban tan felices al poder estar todos reunidos como antes y con nuevos amigos. Pero Meg era la
más feliz ya que iba a casarse con un amigo de la familia que cuidó mucho a su padre durante la guerra.

Personajes:
Principales:
Meg: Era la mayor de las cuatro chicas, tenía dieciséis años; era muy bonita, regordeta y rubia. Tenía los
ojos grandes, abundante pelo castaño, boca delicada y unas manos blancas. Tenía un carácter muy
pacífico y intentaba que siempre reinara la paz entre sus hermanas ya que sentía que era su
responsabilidad al ser la mayor.

Jo: Tenía catorce años, era muy alta, esbelta y morena. Tenía la boca bien marcada, la nariz respingada y
ojos grises muy penetrantes. Su única belleza era su cabello, hermoso y largo, pero generalmente lo
llevaba recogido para que no le molestara; hombros cargados, las manos y los pies grandes. De
personalidad fuerte y un poco masculinizada pues en ausencia de su padre quería ser el hombre de la
familia.

Beth: Tenía unos trece años; su cara era rosada, el pelo liso y los ojos claros; había cierta timidez en su
apariencia y en su voz. Su padre la llamaba “Pequeña Tranquilidad”, y el nombre era muy adecuado
porque parecía vivir en un mundo feliz, su propio reino, del cual no salía sino para encontrar a los pocos a
quienes amaba y respetaba.

Amy: Era la más joven pero una persona importantísima, al menos en su propia opinión. Tenía la piel
blanca como la nieve, ojos azules, el pelo color de oro formando bucles sobre la espalda, pálida y
delicada, siempre se comportaba como una señorita cuidadosa de sus maneras.

Secundarios:
Estos personajes aparecen sin una descripción concreta en la obra, pero por la manera en que actuan
podemos deducir algunos rasgos de su personalidad.
Laurie: Joven apuesto muy aventurero y divertido que acompaña a las hermanas en todas sus actividades.

Señora March(madre): Mujer de edad avanzada que se preocupa mucho por sus hijas y por todos aquellos
a quien quiere y le rodean.

Señor Laurence(abuelo de Laurie): Aunque con un aspecto serio y un poco gruñón cuando siente cariño
por alguien (como la familia March) se muestra muy atento y agradecido por todo.

Hanna: Es la nana de la familia y la que apoya a la Señora March en todo.

Señor March(padre): Aparece al final de la obra mostrándose orgulloso de sus hijas que para cuando el
vuelve de la guerra ya son todas unas mujercitas.

ANÁLISIS SOCIOLOGICO:
Cómo he dicho antes esta novela es de literatura estadounidense. Tuvo una gran repercusión en la época
(1968) ya que su hilo argumental es muy entretenido y gusta a todo tipo de lector.
 La ideología que muestra es fiel a la época no hay ninguna innovación importante ya que trata de la
relación de una familia alrededor de una guerra.
La intencionalidad de la obra es puro entretenimiento y fomentar la lectura. Su repercusión al largo del
tiempo ha sido muy favorable ya que todo el mundo conoce esta obra y muchos la han leído durante su
juventud. Es una obra que ha jugado un papel importante en la literatura ya que gracias a su éxito se
escribieron diversas continuaciones de la historia.

CONCLUSIÓN:
La obra es muy divertida y amena. Muestra de una manera muy clara los problemas tanto económicos
como familiares que sufrían las familias de la época. Concretamente en Mujercitas estos problemas se
centran en la familia March y en sus cuatro hijas que se van haciendo mayores.
Bajo mi punto de vista esta obra se merece el éxito que a cosechado al largo de la historia por mostrar con
tanta claridad y tan cuidadosamente las relaciones entre estas cuatro hermanas. El cariño, el amor y el
respeto que se tienen mutuamente hacen que el lector sea fiel a la obra y no abandone su lectura ya que
refleja muy bien la realidad. El lenguaje que emplea la autora es muy claro y no tiene una gran dificultad
a la hora de leer. Da gusto leer novelas como esta en las que no hay ni un solo momento en el que uno
pueda aburrirse. En definitiva es una obra imprescindible en la biblioteca personal de cada uno.

								
To top