Tesina Desiree Jimenez Guimarey by XFpRNq

VIEWS: 24 PAGES: 38

									                                                    TESINA

         “LA PRENSA ESCRITA FRENTE AL HAMBRE. DIAGNÓSTICO SOBRE LOS
                MEDIOS IMPRESOS EN BOLIVIA, ECUADOR Y PERÚ”.
        ………………………………………………………………………………………

                                                                              DESIREE JIMENEZ GUIMAREY




Santiago de Chile, 31 de Mayo del 2008.




                                     Oficina Regional Nº 701, Santiago Centro
                                   Santiago, CHILE Teléfono-Fax: +56-2 697 2976
        secretaría@fhdunant.org / www.fundacionhenrydun



    Oficina Regional Fundación Henry Dunant América Latina / Catedral Nº 1009 of. 701, Santiago Centro
                              Santiago, CHILE Teléfono-Fax: +56-2 697 2976
                    secretaría@fhdunant.org / www.fundacionhenrydunant.org





  Tesina tutoriada por Andrés Pascoe, consultor encargado de comunicación y prensa para la Iniciativa
“América Latina y Caribe Sin Hambre” de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la
Alimentación, FAO.
                                               ÍNDICE


CAPÍTULO I                                                                        Página
TÉRMINOS Y DEFINICIONES                                                              4
      1.1. El Derecho a la Alimentación como Derecho Humano
               1.1.1. Definición
               1.1.2. Instrumentos Jurídicos Internacionales.
      1.2. Desnutrición, subnutrición, malnutrición y hambre
               1.2.1. Definición
               1.2.2. Indicadores de medición
      1.3. Seguridad Alimentaria
               1.3.1 Definición
               1.3.2 Características de de un Estado con Seguridad Alimentaria


CAPÍTULO II
DIAGNOSTICO DE LA REALIDAD ALIMENTARIA EN BOLIVIA, ECUADOR Y PERÚ                  14
      2.1. La seguridad alimentaria
      2.2. La disponibilidad de alimentos.
               2.2.1 Programas Alimentarios
      2.3. El acceso a la alimentación adecuada.
      2.4. Salubridad de los alimentos
      2.5. La desnutrición


CAPITULO III
ANÁLISIS SOBRE LOS MEDIOS IMPRESOS EN BOLIVIA, ECUADOR Y PERÚ                      29
      3.1. Desastres naturales y su efecto en el debate del hambre
      3.2. Editorialistas: ¿se está debatiendo el hambre?
      3.3. Declaraciones de funcionarios: ¿recibe cobertura discutir el hambre?
      3.4. Profundidad del análisis: ¿se aborda a fondo la problemática?


CONCLUSIONES                                                                       36


BIBLIOGRAFÍA                                                                       37




                                                                                        2
INTRODUCCIÓN

Con frecuencia, los periodistas que trabajan en medios impresos de los países andinos no cuentan con
las suficientes herramientas técnicas y comunicativas que les permita informar de manera adecuada y
completa a la opinión pública sobre los temas referentes al hambre, el derecho a la alimentación y la
soberanía alimentaria y, por ende, lograr un compromiso social sobre esta temática. Fue así que como
periodista me sentí motivada a inmiscuirme en la investigación y el análisis con el fin de conocer más a
fondo esta realidad mediática. La presente tesina se ha dividido en tres partes:

El primer capítulo, titulado “Términos y Definiciones”, recoge todo el marco teórico del derecho a la
alimentación y la seguridad alimentaria, con el propósito de dar a la investigación un sistema coordinado
y coherente de conceptos que permitan abordar el problema del hambre. En ambos casos se hace
referencia a los instrumentos jurídicos internacionales adecuados que garanticen su aplicación efectiva
dentro de la población, entre los cuáles destacan: la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y la Declaración Universal sobre la
Erradicación del Hambre y la Malnutrición entre otros.

Cabe señalar que en este capítulo también se consiguen diferenciar los conceptos de desnutrición,
subnutrición, malnutrición y hambre; con la finalidad de no crear alguna confusión al momento de
interpretar las noticias en el tercer capítulo.

El segundo capítulo, denominado “Diagnostico de la realidad alimentaria en Bolivia, Ecuador y Perú”,
permitirá conocer de cerca la situación actual de la Seguridad Alimentaria en cada uno de estos países,
a través de cinco factores: la disponibilidad de alimentos, los programas alimentarios estatales y
privados, el acceso a la alimentación, la salubridad de alimentos, y la desnutrición.

El tercer y último capítulo se titula “Análisis sobre los medios impresos en Bolivia, Ecuador y Perú” y se
centra en un análisis del impacto de los mensajes relativos al tema del hambre en estos tres países
andinos. La finalidad es adquirir un mejor conocimiento sobre cómo y por qué causan impacto los
mensajes, así como sobre los diversos enfoques y formas de presentar los mismos.

De este modo, el análisis podrá servir para refinar, orientar y profundizar los mensajes y los canales de
comunicación usados para sensibilizar a un mayor número de personas en la región. Así, se podrá lograr
un doble resultado: conocer más a fondo la realidad de la comunicación respecto al hambre y desarrollar
una propuesta para que los medios comuniquen mejor sus temas.




                                                                                                        3
CAPÍTULO I
TÉRMINOS Y DEFINICIONES

1.1. El Derecho a la Alimentación como Derecho Humano
1.1.1. Definición
El Derecho a la Alimentación forma parte de los Derechos Humanos, aquel “conjunto de prerrogativas
inherentes a la naturaleza de la persona, cuya realización efectiva resulta indispensable para el
desarrollo integral del individuo”1. Por lo tanto, es un derecho universal y propio a la persona humana;
sin embargo, protege fundamentalmente a los grupos más vulnerables de la sociedad 2, a aquellas
personas cuyo Derecho a la Alimentación no está realizado. ¿Por qué? Porque difícilmente puede
pensarse en el pleno disfrute de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales si se mantienen
marcadas las desigualdades en cuanto a las necesidades básicas de cada ser humano.

“Sin los alimentos adecuados, las personas no pueden llevar una vida saludable y activa. No pueden
tener un empleo. No pueden cuidar a sus hijos y éstos no pueden aprender a leer y escribir” 3. Como
vemos, el no ejercicio del Derecho a los Alimentación limita el goce del resto de derechos y, por ende,
sustenta una sociedad marcada por la desigualdad y la injusticia. Como señala la Organización de
Naciones Unidad para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en uno de sus artículos dedicados al Día
Mundial de la Alimentación, “un mundo en el que todas las personas gozan del Derecho a la
Alimentación es un mundo en el que las personas de todos los niveles participan activamente en la
sociedad”.4

Para entender con exactitud el contenido del Derecho a la Alimentación habrá que referirse a Jean
Ziegler, relator especial para el Derecho a la Alimentación, quien sintetiza con precisión el contenido de
este derecho: "El derecho a la alimentación es el derecho a tener acceso, de manera regular,
permanente y libre, sea directamente, sea mediante compra en dinero, a una alimentación cuantitativa y
cualitativamente adecuada y suficiente, que corresponda a las tradiciones culturales de la población a
que pertenece el consumidor y que garantice una vida psíquica y física, individual y colectiva, libre de
angustias, satisfactoria y digna".

De este modo, el Derecho a la Alimentación es un enfoque que orienta el proceso a través del cual se
reduce el hambre y cuyas políticas resultantes se adecuan al escenario de cada país. Ahora veamos un
poco hacia atrás. La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, en su artículo 25 inciso
1, proclamó: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su
familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica
y los servicios sociales necesarios…”.

Por consiguiente, el sólo hecho de haber nacido permite que todos los seres humanos se hagan
merecedores al Derecho a la Alimentación. No es necesario hacer algún sacrificio para obtenerlo ya que
este es reconocido como inherente a cada persona. Sin embargo, dicha relación innata no supone que
los alimentos se entreguen de forma gratuita para todos.

El Derecho Humano a la Alimentación no es sinónimo de asistencialismo, entendido este como la acción
de otorgar donaciones y/o conseguir ayuda internacional. Hay que tener en claro el compromiso que
asumen tanto las personas como los Estados. En el primer caso, los ciudadanos son responsables de

1 “Derechos Humano y Educación” http://www.escuelasenred.com.mx/resources/anteriores/Derechos%20humanos%20y%20educacion.pdf
2 “Derechos Humanos: conceptos Básicos”. http://www.oacnudh.org.gt/definicion_historia.asp
3 “Los alimentos: derecho humano fundamental”. http://www.fao.org/FOCUS/s/rightfood/right1.htm
4 “Día Mundial de la Alimentación, 16 de Octubre del 2007” http://www.difmorelos.gob.mx/noticias/meses07/octubre07/13-oct-2007.pdf




                                                                                                                                     4
hacer cuanto esté en su alcance para hacer efectivo su propio derecho a la alimentación; y en el
segundo caso, los Estados deben crear entornos seguros y prósperos en los que las personas puedan
facilitarse su propio sustento dignamente por medio de leyes como, por ejemplo, la incorporación de
normas en las legislaciones nacionales para garantizar el Derecho a la Alimentación. De esta manera,
los ciudadanos se convierten en sujeto de derecho en vez de ser objeto de asistencia 5.

Posteriormente, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales introdujo dos
conceptos. El primero: “El derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia,
incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de
existencia” (Art. 11 Párr. 1). El segundo: “El derecho fundamental de toda persona a estar protegida
contra el hambre y la malnutrición” (Art. 11 Párr. 2). La realización de ambos conceptos es esencial para
cumplir con el Derecho a la Alimentación porque ambos están interrelacionados entre sí. El derecho a
estar protegido contra el hambre manifiesta que el Estado tiene la obligación de asegurar que las
personas no padezcan, ni mueran de hambre; mientras que el derecho a tener una alimentación
adecuada señala que las personas deben tener acceso físico y económico a alimentos realmente
nutritivos para llevar una vida saludable y activa. Por tanto, el Derecho a la Alimentación supone el
derecho a tener la posibilidad de alimentarse dignamente.

A partir de lo explicado en el párrafo anterior se puede entender el concepto de dignidad humana,
presente en la Observación general número 12. Dentro del marco del Derecho Humano a la
Alimentación, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales afirma que este derecho está
indivisiblemente ligado a los otros derechos. Al no tener una alimentación adecuada no se pueden
ejercer el resto de los derechos, incluso el derecho a la vida.

“El hambre es exclusión. Exclusión de la tierra, de los ingresos, del empleo, de los salarios, de la vida y
de la ciudadanía. Cuando una persona llega al punto de no tener qué comer, significa que todo lo demás
le está negado. Se trata de una forma moderna de exilio. El hambre es la muerte en vida”. Esta frase del
sociólogo y médico brasilero Josué de Castro sintetiza adecuadamente la dimensión central del Derecho
a la Alimentación: el ejercicio de cualquier otro derecho humano es inaccesible para aquellos que pasan
hambre.

De igual manera, el Derecho Humano a la Alimentación adecuada es inseparable de la justicia social.
Para su cumplimiento es necesaria “la adopción de políticas económicas, ambientales y sociales
adecuadas, en los planos nacional e internacional, orientadas a la erradicación de la pobreza y al
disfrute de todos los derechos humanos por todos”6. Una situación de justicia es imprescindible para que
los individuos puedan desarrollar sus capacidades por completo y para que se pueda instalar una paz
duradera.

La Observación General N° 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
también aporta lo suyo con respeto al Derecho a la Alimentación: “El derecho a la alimentación
adecuada se ejerce cuando todo hombre, mujer o niño, ya sea solo o en común con otros, tiene acceso
físico y económico, en todo momento, a la alimentación adecuada o a medios para obtenerla”. De esta
definición se desprenden las partes fundamentales del Derecho a la Alimentación, que el Comité de
Derechos, Sociales y Culturales considera “inseparablemente vinculante a la dignidad humana” e
“inseparable de la justicia social”: i) Alimentación suficiente: conformada por una mixtura de productos
nutritivos, adecuada para saciar las necesidades fisiológicas humanas a lo largo de la vida; ii)
Adecuación: cada régimen alimenticio debe considerar las condiciones sociales, económicas, culturales,
climáticas, y ecológicas –entre otras– al momento de ser aplicado: iii) Sostenibilidad: implica la
disponibilidad de alimentos y la oportunidad de acceder a estos a largo plazo; iv) Inocuidad: conlleva a

5   “El Derecho a la Alimentación: hacerlo realidad” http://www.rlc.fao.org/es/dma/dma2007/lema.htm
6   “Derecho a la alimentación adecuada” http://www.descweb.org/?q=es/node/100


                                                                                                         5
establecer medidas de protección para evitar la contaminación de los alimentos, debido a la alteración
de la calidad y/o la pésima higiene ambiental; v) Respeto a las culturas: los alimentos deben ser
admisibles para una cultura. Incluso, muchas personas consideran importante la procedencia de los
alimentos disponibles; vi) Disponibilidad: se refiere a las posibilidades que tiene cada personas para
alimentase, ya sea directamente, explotando fuentes naturales de alimentos, o mediante sistemas de
distribución; vii) Accesibilidad económica: el dinero, que las personas invierten al adquirir alimentos para
un régimen de alimentación adecuado, debe ser suficiente para, incluso, satisfacer otras necesidades
básicas; y, Accesibilidad física: los alimentos adecuados deben ser accesibles en cualquier momento y
circunstancia para todas las personas.

Como bien menciona el Doctor Jacques Diouf, Director General de la FAO, “un derecho no es un
derecho si no puede ser exigido”7. Por ello, todos estos lineamientos en pro del hambre son una garantía
que deben ser ofrecidos por los Estados sin discriminación alguna. Cualquier limitación a estos
elementos implica una violación del derecho a una alimentación adecuada. La Observación General N°
12, en su párrafo 18, complementa la idea de la siguiente manera: “Toda discriminación en el acceso a
los alimentos, así como a los medios y derechos para obtenerlos, por motivos de raza, color, sexo,
idioma, edad, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica,
nacimiento o cualquier otra condición social, con el fin o efecto de anular u obstaculizar la igualdad en el
disfrute o ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales constituye una violación del Pacto”.

Por otro lado, cabe señalar que el Derecho a una Alimentación adecuada también incorpora “el derecho
a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico”
según lo señala el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en la Observación general Nº
15. El presente escrito considera que el agua imprescindible para la producción de alimentos, sobre todo
cuando se hace referencia a los fines agrícolas.

1.1.2. Instrumentos Jurídicos Internacionales.
El Derecho a la Alimentación adecuada es un derecho humano que se ha incorporado firmemente en el
derecho internacional en un período de tiempo relativamente breve. La Declaración Universal de
Derechos Humanos de 1948 fue la primera en reconocer el Derecho a la Alimentación como Derecho
Humano. El artículo 25 lo especifica de la siguiente manera: “Toda persona tiene derecho a un nivel de
vida adecuado, que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la
alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia medica y los servicios sociales necesarios, tiene
asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez viudez, u otros casos de
perdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad”.

Los derechos consagrados en esta declaración se entiende que surgen de la misma naturaleza humana
y que, por tanto, son anteriores y superiores a cualquier legislación positiva. Sin embargo, para ser
reclamados ante los tribunales de justicia, deben ser explicitados y garantizados por las leyes. Por ello,
se tomó la decisión de elaborar unos acuerdos que tuvieran carácter vinculante para todos los estados
que los firmaran. Así, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y el Pacto
Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (PIDESC) fueron aprobados para tal fin.

De este modo, después de ser un incluido en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el
Derecho a la Alimentación fue también reconocido en el Pacto Internacional de Derechos Económicos
Sociales y Culturales, adoptado en 1966 y ratificado por 156 Estados. En esta oportunidad, los Estados
Partes hacen referencia a las medidas que adoptarán para garantizar el Derecho a la Alimentación –
mencionadas, mas adelante, en el capitulo 1.3– y reconocen: “El derecho de toda persona a un nivel de



7   “La FAO insiste en la alimentación como un derecho humano más” http://www.fao.org/newsroom/es/news/2007/1000680/index.html


                                                                                                                                 6
vida de adecuada para si y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y una mejora
continua de las condiciones de existencia” (Párr. 2, Art. 1).

En este contexto de derechos económicos, sociales y culturales, el ejercicio del Derecho a la
Alimentación es indispensable para el disfrute de otros derechos como, por ejemplo, los derechos civiles
y políticos y el derecho a la vida. Incluso, el hecho de pertenecer al grupo de los derechos de segunda
generación, supone que estos necesitan recursos económicos adecuados para poder satisfacerlos
progresivamente “según el momento histórico y las posibilidades de cada Estado” 8. Por otro lado, el
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales reconoce que "todos los pueblos
pueden disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales" y por consiguiente "en ningún caso
podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia" (Párr. 2).

El siguiente pasó a seguir fue la adopción de la Declaración Universal sobre la Erradicación del Hambre
y la Malnutrición, aprobada en la primera Conferencia Mundial de la Alimentación de 1974, en Roma:
“Todos los hombres, mujeres y niños tienen derecho inalienable a no padecer de hambre y malnutrición,
a fin de poder desarrollarse plenamente y conservar sus facultades físicas y mentales. La sociedad
posee en la actualidad recursos, capacidad organizadora y tecnología suficiente y, por tanto, la
capacidad para alcanzar esta finalidad. En consecuencia, la erradicación del hambre es objetivo común
de todos los países que integran la comunidad internacional, en especial de los países desarrollados y
otros que se encuentran en condiciones de prestar ayuda”. Esta vez, también, se hizo referencia a la
responsabilidad de los Estados con respecto al Derecho a la Alimentación, que será mencionada en el
capitulo 1.3.

En 1988, la Asamblea General de las Naciones Unidas adaptó un Protocolo Adicional a la Convención
Americana sobre Derechos Humanos en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, más
conocido como el Protocolo de San Salvador. Ratificado por 11 Estados, su artículo 12 dispone lo
siguiente: "Toda persona tiene derecho a una nutrición adecuada que le asegure la posibilidad de gozar
del más alto nivel de desarrollo físico, emocional e intelectual". Con el objeto de hacer efectivo este
derecho, el Protocolo afirma que los Estados “se comprometen a promover una mayor cooperación
internacional en apoyo de las políticas nacionales sobre la materia”.

Un año después, la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, ratificada por 191 Estados, haría
lo propio con respecto al derecho de los niños a la alimentación en relación al derecho a la salud y al
derecho a un nivel de vida adecuado. Un aporte adicional resultó la Declaración Mundial sobre la
Nutrición y el Plan de Acción, adoptada en la Conferencia Internacional sobre Nutrición de 1992. En
dicha ocasión, la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) unieron esfuerzos y convocaron a
159 países con el fin de promover una alimentación apropiada y estilos de vida sanos: “El hambre y la
malnutrición son inaceptables en un mundo que posee a la vez los conocimientos y los recursos
necesarios para acabar con esta catástrofe humana. Reconocemos que mundialmente hay alimentos
suficientes para todos y...nos comprometemos a actuar solidariamente para lograr que la liberación del
hambre llegue a ser una realidad”.

Sería recién en 1996, como consecuencia de la Cumbre Mundial del Derecho a la Alimentación –
celebrada en Roma y convocada por la FAO– que se dio fuerza al contenido del mencionado derecho.
Esta vez se firmó la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaria Mundial, en la que los países
reconocieron la importancia de establecer alimentos seguros para que todas las personas puedas
acceder a una alimentación adecuada y se comprometieron a reducir a la mitad el número de personas
desnutridas antes del 2015.


8Lorente Alcaraz, Isabel. “El Derecho a la Alimentación y la Soberanía Alimentaria”, 2004.
http://www.choike.org/documentos/Soberania_Isabellorente.pdf


                                                                                                      7
Ahora bien, el Derecho a la Alimentación fue elaborado en mayor detalle en la Observación general nº
12, emitida por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas,
supervisor de la aplicación del Pacto. En ella se afirmó que el Derecho a una Alimentación adecuada se
ejerce “cuando todo hombre, mujer o niño, ya sea solo o en común con otros, tiene acceso físico y
económico, en todo momento, a la alimentación adecuada o a medios para obtenerla”. Asimismo, se
hizo referencia a los elementos constitutivos de este derecho a la alimentación, mencionados con
anterioridad en el capitulo 1.1; y al deber del gobierno de hacer posible el disfrute de este derecho,
adoptando políticas y tomando medidas que permitan a las personas producir o comprar alimentos
suficientes.

En caso que alguna persona sea victima a una violación del Derecho a la Alimentación, la Observación
general nº 12 señala que estas deben “tener acceso a recursos judiciales adecuados o a otros medios
apropiados en los planos nacional e internacional” e incluso asegura que deben tener “derecho a una
reparación adecuada que puede adoptar la forma de restitución, indemnización, compensación o
garantías de no repetición…”.

La Cumbre Mundial de la Alimentación 2002 fue la siguiente medida para consolidar aun más el Derecho
a la Alimentación. Convocada por la FAO, dicha cumbre reafirmó el derecho de toda persona a tener
acceso a los alimentos sanos y nutritivos, y reiteró el compromiso de reducir a la mitad el número de
personas hambrientas para el 2015. Además instó el aumento de la producción y la productividad.

Finalmente, el Comité de Seguridad Alimentaria de la FAO aprobó las Directrices Voluntarias en el año
2004, con la intención de apoyar la realizaron progresiva del Derecho a la Alimentación adecuada en el
contexto de la seguridad alimentaria nacional. El objetivo de las directrices, según la FAO, es ofrecer una
orientación práctica a los países para que cumplan con sus obligaciones relacionadas con el Derecho a
la Alimentación y los compromisos de reducción del hambre, establecido por la Cumbre Mundial sobre la
Alimentación.

1.2. Desnutrición, subnutrición, malnutrición y hambre
1.2.1 Definición
Según la Real Academia Española, el hambre se define como la “escasez de alimentos básicos, que
causa carestía y miseria generalizada”9. Incluso si se vincula con el concepto de seguridad alimentaria,
el hambre se torna más apremiante porque priva a las personas de oportunidades para mejorar sus
vidas, causa pobreza y se llega a transmitir de generación en generación. Por eso resulta lógico que
entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que las Naciones Unidas han establecido para el siglo XXI,
se establezca la lista la reducción a la mitad de la proporción de personas que padecen hambre para el
2015.

Según el documento “Serie de informes sobre el hambre en el mundo 2006. El hambre y el aprendizaje”
del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, el hambre es la “situación en que se hallan
las personas que carecen de los nutrientes necesarios (proteínas, energía, y vitaminas y minerales) para
llevar una vida plenamente productiva, activa y sana”. Esta puede producirse en periodos de corta o
larga duración con diferentes niveles de gravedad, como resultado de la escasa ingesta de nutrientes o
de la incapacidad del cuerpo para absorber los nutrientes necesarios.

El hambre puede presentarse comúnmente de tres formas:




9   Programa Especial para las Seguridad Alimentaria. http://www.pesacentroamerica.org/pesa_ca/conceptos_basicos.htm


                                                                                                                       8
La subnutrición: es la situación de aquellas personas cuya ingestión alimentaria no cubre las
necesidades de energía básica de manera continua para conservar una vida saludable y activa 10. Según
el Programa Mundial de Alimentos, las víctimas deben sobrevivir con menos de las 2,100 kilocalorías por
semanas, inclusive meses, que en promedio necesita diariamente una persona para llevar una vida
saludable. En esta situación, el cuerpo humano comienza a compensar la falta de energía reduciendo su
nivel de actividad física y mental. Incluso, el sistema inmunológico comienza a debilitarse y se vuelve
vulnerable para enfrentar las enfermedades, y podrían morir de males comunes, como el sarampión y la
diarrea.

La desnutrición: es la forma clínica de hambre resultante de la subnutrición, originada por un consumo
limitado de nutrientes o problemas en la asimilación de los mismos (proteínas, energía, vitaminas y
minerales)11. Estas carencias impiden a una persona mantener adecuadamente las funciones orgánicas,
como son el crecimiento, el embarazo, la lactancia, el trabajo físico, la función cognitiva, la resistencia a
las enfermedades y la recuperación de las mismas. Por ello resulta más importante reparar en la calidad
que la cantidad de alimentos. Además, la desnutrición se puede expresar de forma aguda, crónica o
global.

La malnutrición: es el estado clínico en el que las personas sufren insuficiencias nutricionales
(desnutrición) o exceso de algunos alimentos (obesidad) originado, normalmente, a la mala asimilación
de los alimentos. Además, estos problemas originan alteraciones en el organismo de las personas que
pueden representar riesgos en su estado de salud. Según el Programa Mundial de Alimentos, “la
malnutrición se manifiesta dependiendo del tipo de nutrientes que faltan en la dieta, por cuanto tiempo y
a qué edad”12. La forma más común se denomina “deficiencia proteíco energética”: consecuencia de una
dieta falta en energía y proteínas debido a la poca de cantidad de macronutrientes como carbohidratos,
grasas y proteínas. De otro lado, la deficiencia de micronutrientes constituye otra forma de malnutrición
menos visible. Las manifestaciones más frecuentes son anemia por deficiencia de hierro, deficiencia de
vitamina A, folatos y zinc.

1.2.2 Indicadores de medición
“El término Indicador se refiere a datos esencialmente cuantitativos, que nos permiten darnos cuentas de
cómo se encuentran las cosas en relación con algún aspecto de la realidad que nos interesa conocer” 13.
En el caso de la Seguridad Alimentaria, los indicadores comúnmente utilizados son:

Subnutrición: las medidas de subnutrición se basan en estimaciones relativas a la ingestión de
alimentos, donde se compara el consumo habitual de alimentos –expresado en términos de energía
alimentaria (kilocalorías)– con las necesidades energéticas mínimas. En caso que la población
comprenda un consumo de alimentos inferior a las necesidades energéticas mínimas, se le considera
subalimentada14.

Desnutrición: para medir la desnutrición es necesario emplear indicadores antropométricos que reflejen
lo que sucede en el organismo humano. En este caso, son dos las medidas más utilizadas: i) La
desnutrición crónica se refiere al retardo en el crecimiento en talla para la edad o simplemente al retardo
en el crecimiento. Los niveles de desnutrición crónica se determinan al comparar la talla del niño con la
esperada para su edad y sexo. Asociada a los niveles de pobreza, la no lactancia materna y las
infecciones en la niñez, este tipo de desnutrición es muy común en la Región Andina. Cabe señalar que

10 “Hambre y cohesión social en América Latina: cómo revertir la relación entre inequidad y desnutrición”
ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/ah926s/ah926s00.pdf
11 “Inseguridad Alimentaria y Nutricional” http://www.rlc.fao.org/iniciativa/cursos/Curso%202006/Mod2/3.pdf
12 “Combatiendo el hambre” http://www.wfp.org/spanish/?NodeID=3
13 ¿Qué son los indicados? http://www.inecip.org.py/acceso/archivos/ppt_indicadores.pdf
14 “Metodología de la FAO para medir la privación de alimentos”.

http://193.43.36.103/es/ess/faostat/foodsecurity/Files/FAO_MetodologiaPrivacionAlimentaria.pdf


                                                                                                              9
los niveles de desnutrición crónica en niños próximos a cumplir los cinco años son considerados como
un indicador de los efectos acumulativos del retraso en el crecimiento15. ii) La desnutrición aguda es
también conocida como la deficiencia de peso para altura. Se produce cuando el cuerpo ha gastado sus
propias reservas energéticas para poder sobrevivir. La desnutrición aguda puede ser moderada o
severa: una proporción peso/talla inferior al 20% de la media indica desnutrición moderada; mientras que
una desnutrición severa ocurre cuando la proporción es un 30% inferior a la media16. Normalmente, la
perdida de peso en la desnutrición aguda está asociada a los periodos de hambruna o a la presencia de
enfermedades, que se desarrollan muy rápidamente17.

1.3. Seguridad Alimentaria
1.3.1 Definición
El mundo de hoy cuenta con recursos suficientes para satisfacer los requerimientos alimenticios de cada
persona; sin embargo la eliminación del hambre continúa siendo uno de los mayores desafíos,
reconocido por el Primer Objetivo de Desarrollo de la Declaración del Milenio. La amenaza constante del
hambre impide a países enteros emprender el camino hacia el desarrollo, con proyección a futuro. Por
ello, es necesario que cada nación adopte como principal desafío la formulación de políticas nacionales
de seguridad alimentaria y nutricional de acuerdo a los retrocesos o avances alcanzados por cada país.

Es así que estrechamente vinculado al término hambre ha ido desarrollándose el concepto de seguridad
alimentaria, el cual ha ido evolucionando en el tiempo, atendiendo situaciones coyunturales y desarrollos
intelectuales de cada década. La definición generalmente aceptada fue desarrollada por la Organización
de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en la Cumbre Mundial sobre la
Alimentación de 1996: “Existe seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen en todo momento
acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades
alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana.”

De acuerdo con esta definición, la Seguridad Alimentaria implica el cumplimiento de las ciertas
condiciones para su propia realización, incorporadas con el transcurrir de los años. El concepto se
implantó en la década del 70, cuando el mundo estaba intranquilo por los altos precios del petróleo, la
carencia de alimentos y el acelerado incremento de la población18. Es así que la Cumbre Mundial sobre
la Alimentación (1974) buscó centrarte en la obtención de productos necesarios para cubrir las
necesidades cuantitativas de alimentos a nivel global: "disponibilidad en todo momento de suficientes
suministros mundiales de alimentos básicos (...) para mantener una expansión permanente del consumo
alimentario (...) y para contrarrestar las fluctuaciones en la producción y los precios”.

Tuvo que pasar una década para tomar consciencia que la existencia de suficientes alimentos a nivel
agregado, no garantizaba que toda la población tuviera acceso efectivo a ellos. Fue en este momento
que el concepto de Seguridad Alimentaria Nacional, mencionado anteriormente, fue reemplazado por la
Seguridad Alimentaria Familiar. Este nuevo enfoque tomó como escala de análisis no al país sino a la
familia. De ahora en adelante la liberación del comercio, los estudios sobre el hambre y la pobreza, el
acceso a los activos productivos, y el empleo se convirtieron en indicadores que darían cuenta de la
situación del acceso a los alimentos19: “...asegurar que todas las personas en todo el momento tienen
acceso físico y económico a los alimentos básicas que necesitan” (FAO, 1983).

Un aporte adicional sobre el acceso a los alimentos lo realizó el Informe del Banco Mundial sobre la
pobreza y el hambre: “…el acceso de todas las personas, en todo tiempo, a cantidades de alimentos
suficientes para una vida activa y saludable. Sus elementos esenciales son la disponibilidad de

15 Instituto de Estadística e Informática. “Perú: Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2004-2006”
16 “Cinco preguntas sobre desnutrición” http://www.msf.es/images/Cinco_preguntas_desnutricion_tcm3-4076.pdf
17 “Inseguridad Alimentaria y Nutricional” http://www.rlc.fao.org/iniciativa/cursos/Curso%202006/Mod2/3.pdf
18 “Inseguridad Alimentaria y Nutricional” http://www.rlc.fao.org/iniciativa/cursos/Curso%202006/Mod2/3.pdf
19 “Inseguridad Alimentaria y Nutricional” http://www.rlc.fao.org/iniciativa/cursos/Curso%202006/Mod2/3.pdf




                                                                                                              10
alimentos y la posibilidad de adquirirlos” (Banco Mundial, 1986). Adicionalmente, dicho informe dio a
conocer la distinción entre “la inseguridad alimentaria crónica, asociada a problemas de pobreza
continua o estructural y a bajos ingresos, y la inseguridad alimentaria transitoria, que supone períodos de
presión intensificada debido a desastres naturales, crisis económica o conflicto”20.

En esta oportunidad, un factor más fue adherido a la Seguridad Alimentaria: la estabilidad. Los cambios
climáticos, las variaciones de precios y el desequilibrio sociopolítico del país provocaron que ciertos
grupos de personas puedan verse, transitoriamente, afectados. Por ello, se buscó que las poblaciones
no corran el riesgo de de quedarse sin acceso a los alimentos a consecuencia de crisis imprevistas 21.

Posteriormente el concepto de Seguridad Alimentaria Individual hizo su aparición con el propósito de
establecer en términos técnicos la cantidad y composición de los alimentos necesarios para que una
persona lleve una vida activa y sana. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calculado que, en
promedio, las mujeres y los hombres adultos necesitan un máximo de 3.000 y un mínimo de 2.200
calorías diarias. Sin embargo, el número de calorías, proteínas, vitaminas y minerales varían en función
de la edad, el sexo, el estado de salud, la higiene, la ocupación y actividad, los estilos de vida, el clima,
entre otros.

En ese momento, los problemas de salud, la falta de agua y la mala calidad de alimentos fueron vistos
como impedimentos para que el cuerpo realice una buena utilización o aprovechamiento de los
alimentos22. Por consiguiente, este componente también se incorporó al concepto de Seguridad
Alimentaria. Sería en 1999 cuando el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales estableció
el acceso a una alimentación adecuada y suficiente como derecho individual y de responsabilidad
colectiva, y enfatizó: “El derecho a medios de producción o adquisición de alimentos en cantidad y
calidad suficientes, libres de sustancias nocivas y culturalmente aceptables".

En el 2002, la Cumbre de la Alimentación hizo lo propio: "La necesidad de disponer de alimentos
nutricionalmente adecuados e inocuos y resaltamos la necesidad de prestar atención a las cuestiones
nutricionales como parte integrante de los esfuerzos para promover la seguridad alimentaria".

A partir de entonces, no sólo se tomó en cuenta que los alimentos sean transportados, almacenados y
 preparados con higiene para que no causen intoxicaciones o infecciones; sino que formen parte de
toda estructura cultural, con pautas de preparación, consumo y creencias asociadas en cada pueblo o
comunidad. Finalmente, la incorporación del factor institucionalidad abrió paso a una mejora en la
eficiencia y la efectividad en las intervenciones de políticas dirigidas a combatir el hambre. A través de
este elemento, los Estados tienen la opción de establecer con precisión objetivos y metas a corto o
mediano plazo según las necesidades de su población en materia de seguridad alimentaria.
De la mano con este último punto, se encuentra el avance en materia de derechos humanos. En el 2005,
la ley de Seguridad Alimentaria Nacional de Guatemala dio paso a la realización de un derecho en
relación al concepto de Seguridad Alimentaria: “Derecho de toda persona a tener acceso físico,
económico y social, oportuna y permanentemente, a una alimentación adecuada en cantidad y
calidad, con pertinencia cultural, preferiblemente de origen nacional, así como a su adecuado
aprovechamiento biológico, para mantener una vida saludable y activa” (Ley del Sistema SAN,
Guatemala. Decreto 32-2005)

En el 2006, Brasil le seguiría los pasos con la Ley Orgánica de Seguridad Alimentaria y Nutricional
(LOSAN), estableciendo un marco histórico en la lucha por el derecho humano a la alimentación en
dicho país y dejando atrás el termino establecido en la definición del Instituto de Nutrición de

20 “Seguridad Alimentaria” ftp://ftp.fao.org/es/ESA/policybriefs/pb_02_es.pdf
21 “Inseguridad Alimentaria y Nutricional” http://www.rlc.fao.org/iniciativa/cursos/Curso%202006/Mod2/3.pdf
22 “Inseguridad Alimentaria y Nutricional” http://www.rlc.fao.org/iniciativa/cursos/Curso%202006/Mod2/3.pdf




                                                                                                              11
Centroamérica a inicios de los años 90: “Estado en el cual todas las personas gozan, en forma oportuna
y permanente, de acceso a los alimento que necesitan, en cantidad y calidad, para su adecuado
consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar que coadyuve al desarrollo”
(Definición del Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá - INCAP/OPS)

Ambos progresos en Seguridad Alimentaria son un buen ejemplo para aquellos países que quieren
implementar exitosas políticas públicas en nutrición y alimentación; con el fin de formar personas
nutricionalmente sanas, que puedan lograr su crecimiento y desarrollo pleno, y, de esa manera,
contribuir adecuadamente al desarrollo de su país.

1.3.2 Características de de un Estado con Seguridad Alimentaria
Una estrategia nacional de lucha contra el hambre basada en el desarrollo del derecho humano a la
alimentación instaura una alternativa de progreso que permite a las personas sustentarse a sí mismas y
a sus familias, con el fin de adquirir un nivel de vida adecuado. Por ello resulta fundamental que las
obligaciones de los Estados de garantizar una alimentación adecuada y el derecho fundamental de las
personas a no padecer hambre sean contempladas en artículos constitucionales nacionales e
internacionales con miras a hacer realidad la Seguridad Alimentaria.

Los compromisos de los Estados para hacer efectivo el Derecho a la Alimentación se hicieron presentes
desde 1966. En el Art. 11 del PIDESC, los Estados reconocen "el derecho de toda persona a un nivel de
vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora
continua de las condiciones de existencia". Incluso, para asegurar la efectividad de este derecho, se
comprometieron a adoptar, individualmente y mediante la cooperación internacional, las medidas o
programas concretos, que se necesitan para: "Mejorar los métodos de producción, conservación y
distribución de alimentos mediante la plena utilización de los conocimientos técnicos y científicos, la
divulgación de principios sobre nutrición y el perfeccionamiento o la reforma de los regímenes agrarios
de modo que se logren la explotación y la utilización más eficaces de las riquezas naturales; y asegurar
una distribución equitativa de los alimentos mundiales en relación con las necesidades, teniendo en
cuenta los problemas que se plantean tanto a los países que importan productos alimenticios como a los
que los exportan."

Adicionalmente, los Estados Partes decidieron incrementar paso a paso la efectividad del Derecho a la
Alimentación con el propósito de lograr mayor alcance a corto plazo: "Cada uno de los Estados Partes
en el presente Pacto se compromete a adoptar medidas… especialmente económicas y técnicas, hasta
el máximo de los recursos de que disponga, para lograr progresivamente, por todos los medios
apropiados, inclusive, en particular, la adopción de medidas legislativas, la plena efectividad de los
derechos aquí reconocidos." (Art. 2.1 PIDESC)

Consecuentemente, las obligaciones básicas de los Estados en cuanto al Derecho a la Alimentación,
contenidas en la Observación General nº 12 de 1999 y mencionadas a continuación están destinadas
tanto a asegurar el goce inmediato del derecho como a tomar medidas “al máximo de los recursos
disponibles” para lograr progresivamente la plena efectividad del mismo23: Respetar: No adoptar
medidas que impidan o dificulten el acceso a la alimentación adecuada y su disponibilidad. Proteger:
Adoptar medidas para que empresas o personas particulares no priven el acceso a la alimentación
adecuada a otras personas. Realizar: Iniciar políticas, programas y mecanismos que garanticen el
ejercicio efectivo del derecho a la alimentación, creando condiciones adecuadas en las cuales las
personas puedan disfrutar plenamente de este derecho.




23   “Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales” http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/a_cescr_sp.htm


                                                                                                                                    12
La Observación General nº 12 también señala que los Estados tienen la responsabilidad de hacer
efectivo este derecho con aquellas personas que no están en condiciones, por razones que escapen a
su control, de disfrutar el derecho a una alimentación adecuada por los medios a su alcance. Incluso, el
Art. 2.3 del PIDESC establece que los países desarrollados tienen la obligación de garantizar los
derechos económicos incluso a personas que no sean nacionales suyos: "Los países en vías de
desarrollo, teniendo debidamente en cuenta los derechos humanos y su economía nacional, podrán
determinar en qué medida garantizarán los derechos económicos reconocidos en el presente Pacto a
personas que no sean nacionales suyos".

En virtud de lo anterior, la Observación general nº 9 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales de la ONU, según lo establecido en el art. 11 del PIDESC, afirma que los Estados firmantes
tendrán que "aprobar una estrategia nacional que garantice la seguridad alimentaria y de nutrición para
todos", y, para ello, deben aprobar una ley marco para el Derecho a la Alimentación. Al respecto, los
programas y organismos especializados de las Naciones Unidas se comprometen a prestar asistencia, si
así se les solicita.

La Declaración Universal sobre la Erradicación del Hambre y la Malnutrición de 1974 y la Convención
sobre los Derechos del Niño de 1989 aportan nuevos planteamientos. La Declaración recalca que los
gobiernos tienen la responsabilidad de colaborar "para conseguir una mayor producción alimentaria y
una distribución más equitativa y eficaz de los alimentos entre los países y dentro de ellos”. Pero añade
que conviene dar prioridad a la lucha "contra la malnutrición crónica y las enfermedades por carencia
que afectan a los grupos vulnerables y de ingresos más bajos".

Por su parte, La Convención sobre los Derechos del Niño de 1989 establece que los Estados deben
adoptar las medidas correctas para combatir las enfermedades y la malnutrición, a través de la provisión
de alimentos nutritivos adecuados y agua potable; reconocer el derecho de todo niño a un nivel de vida
adecuado para su desarrollo físico, facilitando apoyo material, particularmente con respecto a la nutrición
y proteger al niño contra aquel trabajo que pueda ocasionar explotación económica, entorpecer la
educación, o dañar la salud24.

Ahora bien, hay que poner atención en que la violación del Derecho a la Alimentación por parte del
Estados se centra específicamente en tres acciones25: i) Los Estados deben garantizar la satisfacción
del mínimo de la población desprovista contra el hambre. De lo contrario, les corresponderá demostrar
que ha hecho todo lo posible por utilizar los recursos de que dispone con el fin de cumplir, con carácter
prioritario, esas obligaciones mínimas; ii) Los alimentos no deben usarse nunca como instrumento de
presión política o económica. Por ende, los embargos o medidas semejantes a los alimentos se
consideran como impedimento al acceso existente a la alimentación adecuada; iii) No puede existir
discriminación en el acceso a los alimentos, así como a los medios y derechos para obtenerlos, por
motivos de raza, color, sexo, idioma, edad, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o
social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

Un aporte adicional lo realiza el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en la
Observación general nº 15, donde dispone que no podrá privarse a un pueblo de 'sus propios medios de
subsistencia', los Estados Partes deberían garantizar un acceso suficiente al agua para la agricultura de
subsistencia y para asegurar la de subsistencia de los pueblos indígenas”.




24 “Convención sobre los Derechos del Niño”. http://www.unhchr.ch/spanish/html/menu3/b/k2crc_sp.htm
25 “Observación General 12 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”
http://www.fao.org/righttofood/KC/downloads/vl/docs/Observaci%C3%B3n%20General%2012%20del%20Comit%C3%A9%20de%20Derechos%20E
con%C3%B3micos.doc


                                                                                                                        13
Por ello resulta lógico que la Observación general nº 12 haga hincapié en que todas aquellas personas
que sean víctimas de una violación del derecho a la alimentación pueden solicitar una indemnización o
una compensación. Para lo cual resulta importante incorporación, en el orden jurídico interno, los
instrumentos internacionales que reconocen el derecho a la alimentación. De este modo, los tribunales
estarán en condiciones de juzgar las violaciones del contenido básico del Derecho a la Alimentación.


CAPÍTULO II
INFORME SOBRE SEGURIDAD ALIMENTARIA EN PERÚ

2.1. La seguridad alimentaria
Un breve resumen de la situación de la seguridad alimentaria en Bolivia, de los últimos 15 años, muestra
datos reveladores. El 71% de los municipios (222 de 314 en 2003) tenían un potencial agrícola muy bajo.
Dichos municipios, distribuidos en los 9 departamentos, cubrían el 72% del territorio y estaban habitados
por el 61% de la población. Los 89 municipios restantes (29%), en el 28% del territorio y con el 39% de
la población total, contaban con un potencial agrícola entre óptimo y moderado. Ni la superficie cultivada,
ni los rendimientos tuvieron un incremento importante en la década de los noventa, salvo los cultivos de
arroz y soya en la zona oriental por la expansión de la frontera agrícola. Si bien entre 1990 y 2000, la
producción agrícola creció en un 15,4% a un ritmo anual medio de 1,6%; en términos per cápita, dicho
crecimiento resulta muy inferior a la tasa de crecimiento poblacional al de 2,74%, registrada el año
200126, diferencia que refleja el riesgo en la estabilidad de la disponibilidad o suministro interno de
alimentos.

Uno de los problemas graves que enfrenta la economía campesina y el país en su conjunto, son las
elevadas pérdidas pre y post cosecha que alcanzan entre 15% y 30% en los alimentos más importantes
en volumen y contenido energético como: trigo, arroz, maíz, papa, yuca y plátano. A ello se suman
sequías e inundaciones que restringen la disponibilidad de alimentos. No obstante, en el año 2002, el
89% de los alimentos, provenía de la producción, el 8,9% de las importaciones, el 0,6% de las
donaciones y el 1,6% del stock del año anterior.

El acceso a los alimentos también está limitado. En 2005, la incidencia de pobreza medida a través del
método de ingreso se estimó en 62%, afectando a 5.7 millones de personas. En el área rural, la
incidencia de pobreza es mayor respecto al área urbana (78% vs. 54%); sin embargo, existen más
pobres en el área urbana (3.1 millones) con relación al área rural (2.7 millones). En 2002, existía una
diferencia de más del doble, entre la incidencia de pobreza extrema del área rural (55%) con relación al
área urbana (25%), lo que revela la crítica situación de inseguridad alimentaria en la que se encontraba,
más de la mitad de la población rural.27

En el caso de Ecuador, la legislación ecuatoriana vigente, entiende por seguridad alimentaria el derecho
humano que garantiza la capacidad de abastecimiento con garantía de acceso físico y económico de
todos los habitantes a alimentos sanos, nutritivos, suficientes, inocuos, de buena calidad y concordantes
con la cultura, preferencias y costumbres de la población, para una vida sana y activa. 28 La Constitución
ecuatoriana no ha llegado a considerar al derecho a una alimentación adecuada como un derecho
fundamental por sí mismo, ubicado al nivel del derecho a la vida. Es tan sólo uno de los mecanismos
que permiten garantizar el derecho a la salud.29


26   Ese año se realizó el último censo por el Instituto de Estadística de Bolivia. http://www.ine.gov.bo`

27 Programa Desnutrición Cero. Página 18 y 19. Ministerio de Salud y Deportes. www.sns.gov.bo
28 Fuente: Informe de la FAO y las ONG Grupo Apoyo y Cafolis. Página 22 y 23.
29 Fuente: Informe de la FAO y las ONG Grupo Apoyo y Cafolis. Página 26 y 27.




                                                                                                             14
Actualmente, Ecuador cuenta con una población de 13 605.485 habitantes, de los cuales 6 820.843 son
hombres y 6 784.642 son mujeres.30 Según las proyecciones del 2005 al 2010, la esperanza de vida al
nacer de esta población es de 75 años para ambos sexos.31 Esperanza que puede verse afectada si no
se asegura el acceso de estas personas a una alimentación adecuada. Es decir sino se le brinda la
debida importancia al tema de la seguridad alimentaria.
Por su parte, la seguridad alimentaria en el Perú, un país que cuenta con 27.219.264 habitantes
repartidos el 52% en la región costa, 37% en la sierra y 11% en la selva, continúa siendo afectada por el
lado del acceso a los alimentos. El problema de la disponibilidad de alimentos quedó atrás desde 1990,
donde se comenzó a experimentar un ascenso positivo para la población peruana. En concreto, la
desnutrición infantil y la deficiencia de micronutrientes siguen siendo los principales problemas de la
nutrición.

La desnutrición crónica está asociada a la pobreza, donde un gran número de personas del área rural
sufren anemia por deficiencia de hierro. En estas circunstancias, las consecuencias afectan al estado de
salud de las personas y, por ende, su capacidad productiva. Incluso, los bajos niveles de ingreso
económico agravan el problema, acentuando el desigual acceso a los alimentos. Por ello resultaría una
buena opción la fortificación de alimentos, una de las formas más seguras, baratas y efectivas, a
mediano y largo corto, para asegurar la ingesta de micronutrientes en la población.

Las causas se atribuyen tanto a las inadecuadas prácticas de alimentación materna e infantil como a las
condiciones inapropiadas de salubridad. En el caso de la primera, el escaso grado de instrucción de las
madres impide que se los niños adquieran una buena lactancia materna durante los 6 meses de vida y
una alimentación complementaria luego de este periodo especifico. La zona rural suele ser la más
afectada. En el caso de la segunda, los malos hábitos de consumo producen gran cantidad de
enfermedades infeccionas y respiratorias dentro de la población. En esta situación, el poco alimento que
se puede ingerir servirá de defensa sólo para combatir estas enfermedades y no para crecer
adecuadamente.

En la actualidad el Proyecto de Ley obre Derecho a la Alimentación, propuesta por la Comisión especial
de los ODM en el 2007, se encuentra en espera de su dictamen en la Comisión de Salud. Asimismo, el
Estado Peruano se encuentra trabajando con diversas ONG’s como Care Perú para generar adecuadas
políticas públicas destinadas a la mejora de la seguridad alimentaria en el país. A nivel internacional, el
gobierno ha asumido compromisos en la Conferencia Internacional de Nutrición (1991), Cumbre Mundial
sobre la Alimentación (FAO, 1996 y 2002), la Declaración del Milenio (NNUU, 2002). Asimismo, el Perú
suscribe la Declaración de Quirama (Junio 2003) del Consejo Presidencial Andino la cual instruye al
Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores que “establezcan los lineamientos de una Política
de Seguridad Alimentaria Sub Regional”.

2.2. La disponibilidad de alimentos
Según la Estadística de Seguridad Alimentaria de la FAO, entre el período 2001 y 2003, el consumo de
energía alimentaria (kcal/persona/día) en Bolivia era de 2220. El consumo de proteínas (g/persona/día)
era de 57 y el consumo de grasas comestibles (g/persona/día) era de 58.32

Según la Encuesta de Seguridad Alimentaria a Hogares Rurales (2005), el 63% del conjunto de hogares
estudiados en los municipios vulnerables a la inseguridad alimentaria, consumía una dieta que cubría
menos del 90% de las recomendaciones de energía y el 42% de los hogares tampoco cubría las
recomendaciones de proteínas (< 90%). Otro dato revelador, es que la totalidad de hogares tenía un

30 Fuente: INEC. Ecuador; proyecciones de población 1950 - 2005. INEC - CEPAL
31 Fuente: Indicadores Básicos de Salud. Ecuador 2007. página 1. www.msp.gov.ec
32 Estadística sobre Seguridad Alimentaria – Bolivia. Página 1 FAOSTAT.




                                                                                                        15
déficit de calcio en su dieta entre 40 al 72%. La frecuencia de consumo de frutas, carnes y derivados,
huevo, leche y derivados, leguminosas y pescados, era baja; por ende, la dieta poco variada y
principalmente de origen vegetal.33
Se puede tener una visión aproximada a la situación alimentaria en el país considerando la
disponibilidad general de alimentos, para lo cual se usan los últimos datos oficiales del Ministerio de
Desarrollo Rural Agropecuario y Medio Ambiente (MDRAMA 2007) en términos de la disponibilidad de
alimentos y su evolución en el transcurso de los últimos años. Según el MDRAMA, la superficie cultivada
de productos agropecuarios en el año 2005 alcanzó las 2.518.646 Has (para el año 2006 se calculó en
2.614.187 Has) y una producción de casi 17 millones de Tonelada métricas, es decir 5.8 millones de Tm
más que en 1999.
Analizando los componentes de la disponibilidad con detalle, se observa que la ampliación de la
superficie cultivada se debió principalmente al incremento de los cultivos de exportación como la soya
que aumentó de 616.364 Has a 957.721 Has y, en menor medida, a productos como el trigo, arroz y
maíz cuya superficie cultivada aumentó el 24%, 20% y 25% respectivamente. Sin embargo, productos de
consumo básico como por ejemplo la papa, habas, arvejas, café, cacao –producidos principalmente por
productores campesinos del altiplano y valles– tuvieron menores incrementos en su superficie cultivada,
6% en promedio.
Los productos que aumentaron su rendimiento productivo en el periodo 1990-2005 fueron el maíz, un
43%, (de 1.729 kgs/ha a 2.481 kgs/ha), el arroz, un 19% (de 1.913 a 2.273 kgs/ha) y otros como la
cebolla, el tomate y la haba (12% cada uno). En cambio otros productos tuvieron en ese mismo periodo
rendimientos productivos negativos por ejemplo la papa (- 13%) que es el principal alimento de consumo
de la población; y el girasol (-9%) y la soya (- 15%), que son los principales productos de exportación de
las empresas agroindustriales. Los datos del girasol y la soya indican que el incremento en su
producción se debió solamente a la expansión de la superficie cultivada al igual que en el caso de la
quinua (- 2.5%), producto producido en el occidente del país y que se exporta desde hace pocos años.
El caso del trigo (y la harina de trigo) supone un análisis especial ya que a pesar de ser un producto de
consumo masivo en la población en general con una demanda superior a las 500.000 Tm/año, la
producción interna es muy reducida (cerca de 100.000 Tm que en una mayoría son autoconsumidas por
los propios productores campesinos), volviendo al país dependiente de las donaciones y las
importaciones comerciales. Respecto a las importaciones de alimentos se muestra un incremento del
191% entre 1999 y 2005, correspondiendo ese aumento sobre todo a las importaciones de trigo y harina
de trigo, así como de sus derivados (fideos).
En cambio, las exportaciones aumentaron un 198% entre 1999 y 2005, debido sobre todo a la soya y
derivados (harina de soya y de girasol, aceite crudo y refinado), al azúcar, la castaña y en menor medida
al maíz, quinua, café y cacao. Los datos agregados de disponibilidad promedio de alimentos muestran
un descenso de 1.130 Kgs/persona/año en 1999 a 1.115,9 Kgs/persona/año en 2005 y de 2.157
Kcal/persona/día en 1999 a 2.137 Kcal/persona/día en 2005 en términos de cantidad y energía
respectivamente.
Otros estudios y cálculos del consumo (MDRAMA 2007a) señalan que el consumo promedio per
cápita/día difiere bastante según la región y departamento, siendo en algunos casos superior, y en otros,
muy inferior. Así pues, mientras que en las ciudades de Cochabamba y Tarija el consumo diario
promedio per cápita es de 1.322 grs y 1.163 grs respectivamente, en las ciudades de Potosí y El Alto es
de 850,60 grs y 828,96 grs espectivamente. En el área rural, ese consumo puede descender hasta los
811,29 grs.
El consumo alimentario se concentra en unos pocos productos. Por ejemplo, en las ciudades
intermedias del área rural, el trigo y derivados representan el 16% del consumo total, la papa y

33   Programa Desnutrición Cero. Ministerio de Salud y Deportes. www.sns.gov.bo


                                                                                                       16
tubérculos, el 14%, el arroz el 4,9% y las carnes el 6,49%, mientras que el consumo de huevos, leche y
derivados apenas alcanza al 0,74% y al 1,9% respectivamente.
En Ecuador, según el Boletín de Transparencia del MEF a febrero 2008, la agricultura alcanzó un
crecimiento de 4.9% en términos reales, impulsada básicamente por la producción exportable tradicional
(banano, café y cacao). Asimismo, la producción ganadera habría crecido en 4.8%, tanto para la
producción de leche y de carne, como resultado de la mayor demanda del mercado interno.34

Durante el 2007 el incremento en el precio del suministro de agua se debió a que las empresas
encargadas impusieron una nueva tarifa a cada m3 de agua. Entre los productos manufacturados, el
aceite vegetal tienen una incidencia en la inflación mensual de 0.0474 con un aporte de 8.56% por el
incremento en el costo de producción para las fábricas, así como el jabón para lavar ropa. El pan
corriente continúa en la lista de estos artículos por el precio de la harina de trigo (precios internacionales
también presionan el incremento del precio).

El incremento de precios del arroz flor se verifica por la creciente especulación de los comerciantes
mayoristas, especialmente en las ciudades de Guayaquil, Manta, Machala y Ambato, quienes esperan el
término de la prohibición de exportación para vender a Colombia precios más altos. La carne de res sin
hueso incrementó su precio porque la llegada del producto desde los camales no se ha realizado con
normalidad, y por tanto la escasez ha presionado la inflación no solo de este tipo de carne sino además
la carne de res molida, carne de cerdo con hueso, chuletas de cerdo, entre otras.

El comportamiento del precio de las presas de pollo se basa en una variación de pesos, aunque se
mantienen precios estables en la mayor parte de ciudades. El incremento de los huevos de gallina
continúa. Esto se debe al incremento en el costo de los balanceados y mantenimiento para las gallinas
proveedoras. De esta manera, el productor se ve obligado a incrementar el precio de los huevos, siendo
el consumidor final afectado por la presión de costos en la cadena de producción y comercialización. Por
otro lado, el precio del tomate de árbol se debe a la escasez originada en los centros de producción
cuyas plantaciones han sido afectadas por plagas, específicamente en las ciudades de Esmeraldas y
Ambato. El tomate riñón ha subido el precio por agotamiento de la cosecha en la región interandina.35

En el Perú, la disponibilidad de alimentos para el consumo humano (DCH) mejoró de una manera
significativa entre los años 1990 y 2002. El suministro calórico pasó de 1.947 kcal/per/día en 1990, a
2.571 kcal/per/día en el 200236. De esta manera, el valor del indicador de la disponibilidad de calorías
per cápita por día llegó a ubicarse por encima del requerimiento calórico ya que según los nutricionistas
el cuerpo humano debe recibir alrededor de 2000 kilocalorías diarias. Para el año 2007, se registró un
suministro calórico de 2.784 kcal/per/día37.

En cuanto a la disponibilidad proteica, el “Informe sobre los progresos y desafíos en la implementación
del Derecho a la Alimentación en Perú” de la FAO indica que las fuentes de proteínas han sido
predominantemente de origen vegetal (principalmente granos), aunque en los últimos años se ha dado
un ligero incremento de las proteínas de origen animal (principalmente carnes y huevos). Dando una
mirada a los números, el Perú alcanzó el nivel mínimo de 56 gramos para los años 1987 y 1988, luego
presentó una fuerte caída en los años posteriores en que el país enfrentó una de sus peores crisis
económicas y un drástico periodo de ajuste, no logrando recuperarse sino hasta 1994. Entre el año 2002



34 Fuente: http://mef.gov.ec/Boletin_Electronico/Boletin.htm pág. 1.
35 Fuente: Análisis Mensual de Inflación Diciembre 2007. INEC. Página 11 y 12
36 “Informe sobre los progresos y desafíos en la implementación del Derecho a la Alimentación en Perú”, Septiembre 2007. Pág. 9

http://www.rlc.fao.org/iniciativa/pdf/perup.pdf
37 “Hoja de Balance de Alimentos 2007”, Ministerio de Agricultura del Perú.




                                                                                                                                  17
y 2003, el suministro proteico se posiciono en 67 gramos y sería recién en el año 2007 que se llegaría a
72.31 gramos38.

El déficit calórico de los hogares se ha venido incrementando en los años anteriores al 2005. Pero en el
primer trimestre de 2007, la población que padeció deficiencia calórica llegó a 30,4%, una disminución
de 2,6 puntos porcentuales con similar trimestre de 2006. “La población que padece de deficiencia
calórica en Lima Metropolitana fue de 18,6% y en el resto urbano llegó a 26,7%; lo que significó una
disminución de 2,1 y 5,8 puntos porcentuales respectivamente. En el área rural, la población afectada
por deficiencia calórica fue de 44,0% durante el trimestre enero-marzo 2007, un ligero incremento de 0,4
puntos porcentuales, al pasar de 43,6% a 44,0%”.39 El comportamiento de la disponibilidad de alimentos
ha respondido tanto al crecimiento de la producción interna, como a mayores importaciones. En el primer
bimestre del 2008, el valor de la producción agropecuaria mostró un crecimiento de 3.3% en relación con
el mismo periodo del año pasado, sustentado en la expansión del subsector agrícola, que fue de 3.8%, y
del subsector pecuario, que fue de 2.6%.40

En el caso del subsector agrícola, se registró una mayor producción de mango (124.5%), maíz amarillo
duro (15.7%), espárrago (20.9%), caña de azúcar (8.5%), café (35.0%) y arroz cáscara (5.3%). Mientras
que en el subsector pecuario aumentó la producción de carne de ave (4.9%), leche (6.0%) y carne de
porcino (1.5%). Por su parte, los productos que disminuyeron su producción en los dos primeros meses
fueron uva (-23.6%), yuca (-7.9%), mandarina (-64.7%), camote (-46.6%), huevo (-2.2%) y carne de
ovino (-3.3%). Además, entre los productos que influenciaron en el crecimiento de la producción
agropecuaria destacaron alimentos básicos de la canasta familiar como el pollo y la leche.

En cuanto las importaciones, estas siguen creciendo de manera imparable. En abril del 2008, el monto
total alcanzó los US$2.265 millones, lo que representa un incremento de 47,1% con respecto al mismo
mes del año pasado.41 En esta oportunidad, todos los rubros vinculados a la importación mostraron
crecimiento. La importación de alimentos aumentó en 56,5%, destacando los productos tales como el
azúcar y el arroz.

2.2.1. Programas Alimentarios: estatales y privados
En Bolivia, desde hace más de 20 años, se vienen impulsando programas de suplementación y
fortificación de alimentos con micronutrientes y de orientación alimentaria nutricional para mejorar la
alimentación de madres y niños, con el apoyo de organismos de cooperación internacional y de
organizaciones no gubernamentales.

El Programa de Atención de Niños (PAN), trabaja con menores que pertenecen a familias de escasos
recursos. Los Centros Infantiles del Programa de Atención de Niños de 0 a 6 años de las ciudades de La
Paz, El Alto y del Distrito Rural, reciben alimentos como harina de wilcaparu, fideo, azúcar, quinua
granulada, entre otros, del Servicio Departamental de Gestión Social.

Una de las principales prioridades que tiene el programa de atención es brindar alimentación para cuidar
la salud, mejorar el crecimiento físico y el desarrollo de la inteligencia en niños y niñas menores de seis
años en situación de pobreza. El PAN beneficia 8.864 niños y niñas menores de seis años, con atención
integral que otorga el programa, y en la actualidad cuenta con 180 Centros Infantiles, en todo el
departamento de La Paz.42



38 “Hoja de Balance de Alimentos 2007”, Ministerio de Agricultura del Perú.
39 “Encuesta Nacional de Hogares sobre Condiciones de Vida en el Perú”, Trimestre Enero-Febrero-Marzo del 2007.
40 Fuente: Dirección General de Información Agraria (DGIA) del Ministerio de Agricultura del Perú.
41 Fuente: Superintendencia Nacional de Administración Tributaria.
42Artículo “Amplían programa alimentario para niños de escasos recursos” http://www.eldiario.net/noticias/nt080422/5_06nal.php




                                                                                                                                 18
El Ministerio de Salud y Deportes está impulsando la formulación e implementación del Programa
Multisectorial Desnutrición Cero, basado en el trabajo coordinado entre nueve ministerios del gobierno
central y el apoyo de los gobiernos departamentales, gobiernos municipales y de la sociedad civil. De
esta manera, se busca evitar duplicidades, optimizar el uso de recursos e intervenir no solo en la
detección, tratamiento y rehabilitación de casos de desnutrición en menores de 5 años, sino también en
los factores determinantes del problema: dotación de agua segura y saneamiento básico, seguridad
alimentaria, alfabetización, educación alimentaria nutricional, apoyo a la producción agropecuaria y
artesanal a nivel local, que modifiquen y mejoren la alimentación del niño desnutrido o en riesgo de
desnutrición, de las mujeres embarazadas y en período de lactancia.

El Programa tiene alcance nacional, pero se intensificarán las acciones sectoriales en los 166 municipios
del país que tienen alta y muy alta vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria La implementación del
Proyecto será iniciada en la primera fase, en 52 municipios priorizados, de los cuales 40 tienen muy alta
vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria (categoría 5), la mayor parte de ellos, ubicados en los
departamentos de Potosí, Chuquisaca y Cochabamba. Los 12 municipios restantes, tienen alta
vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria (categoría 4), ubicados principalmente en los departamentos
de Santa Cruz, Beni y Chuquisaca. En la segunda fase, se continuará con los 114 municipios
vulnerables restantes.43

En el caso de Ecuador, el programa Aliméntate Ecuador atiende a la población de niños y niñas pobres
de tres años a cinco años once meses, que no asisten a establecimientos educativos, a adultos mayores
(65 años de edad en adelante) y a discapacitados, focalizados en los quintiles 1 y 2 de pobreza. Este
programa se encuentra a cargo del Ministerio de Inclusión Económica y Social.44 Cabe señalar que el
80% de los recursos del programa se invierten en niños de 2 a 5 años y el 20% se invierte en adultos
mayores de 65 años y discapacitados de todas las edades.45

Los beneficiarios del programa se obtienen a través del SELBEN, organismo del Frente Social que los
selecciona con encuestas socio – económicas y el SIISE, Sistema Integrado de Indicadores Sociales del
Ecuador, que elabora el mapa de la pobreza. Los productos alimenticios que se entregan a los niños son
producto fortificado con vitaminas y minerales, arroz, aceite y tabletas desparasitarias. Para los adultos
mayores y discapacitados se entrega arroz, azúcar, atún/sardina, aceite, arveja, lenteja y tabletas
desparasitarias. Aliméntate Ecuador tiene 265.155 beneficiarios con una proyección estimada de 850 mil
raciones entregadas.46

El Programa de Alimentación Escolar (PAE), es la acción del Estado Ecuatoriano encargada de
atender con alimentación a escolares de los establecimientos de educación básica fiscales,
fiscomisionales, municipales y especiales más pobres del país en edades entre los 5 a los 14 años. La
primera modalidad es Desayuno Escolar que provee a cada niño de una ración diaria de 30 gramos de
sólido fortificado y 35 gramos de colada fortificada. Esta ración contiene 247 Kcal., y 8,9gramos de
proteínas.47 La segunda es el Almuerzo Escolar que provee a cada niño de una ración diaria de 50 gr. de
cereal (arroz ), 20 gr. de atún enlatado, 5 gr. de fréjol, 10 gr. de lenteja grado 3, 5 gr. de sal, 12 gr. de
azúcar y 6 gr. de aceite.48 Esto es complementado por los componentes aportados por los padres de
familia, como frutas, legumbres, huevo, condimentos, etc., que se emplean también para preparar el
almuerzo escolar. En la actualidad este programa atiende a 1351047 niños y niñas pobres a nivel
nacional.49

43 Programa Desnutrición Cero. Ministerio de Salud y Deportes. www.sns.gov.bo
44 Fuente: Informe de la FAO y las ONG Grupo Apoyo y Cafolis. Página 32.
45 Fuente: Programa Aliméntate Ecuador. www.alimentateecuador.gov.ec
46 Programa Aliméntate Ecuador. www.alimentateecuador.gov.ec
47 Ver Anexo 1, en el cual se detalla las características nutricionales del Desayuno Escolar.
48Ver Anexo 2, en el cual se detalla el aporte nutricional del Almuerzo Escolar.
49Ver Anexo 3, para conocer la cobertura del programa por provincias, por régimen, por género y por componentes.




                                                                                                                   19
El Programa de Alimentación y Nutrición –PANN 2000- del Ministerio de Salud Pública es apoyado
desde hace más de 10 años por el PNUD. El objetivo del programa es prevenir el retraso en el
crecimiento y los daños de malnutrición por carencia de micronutrientes de los infantes (vitamina A,
hierro y zinc) y mejorar el estado nutricional de las mujeres embarazadas y en lactancia.

La estrategia consiste en dar a las niñas y niños de 6 a 24 meses, a las mujeres embarazadas y en
lactancia un alimento complementario fortificado con micronutrientes en forma de papilla o bebida y
sustentar el uso óptimo de este complemento a través de educación nutricional. El programa está en 22
provincias del país y el número de beneficiarios en los primeros meses del año 2006 fue de 671.000. La
duración del programa fue de enero de 1999 a diciembre del 2007 y el presupuesto con el que contó fue
de $3,407,480.00.50

En el caso de Perú, Crecer es una Estrategia Nacional de lucha contra la pobreza y la desnutrición
crónica infantil. Nace de un análisis por medio del cual se comprueba una escasa eficiencia de los
programas sociales para la reducción de la desnutrición crónica, a pesar de la fuerte inversión efectuada
por el Estado en los últimos 11 años. Creada el 1 de julio del 2007, tiene como objetivo al 2011:
disminuir en 9 puntos porcentuales la desnutrición en niños y niñas menores de 5 años, con prioridad en
menores de 3 años en situación de vulnerabilidad nutricional y pobreza, bajo el enfoque de derechos,
protección del capital humano, desarrollo social y corresponsabilidad. Igualmente, proyecta atender a un
millón de niños y niñas en situación de riesgo nutricional.

Entre los resultados a lograr se encuentran: mejorar las prácticas alimentarías y nutricionales en base a
los productos regionales; incrementar el número de madres alfabetos; aumentar el número de niños y
niñas menores de 5 años de edad y madres gestantes con atención integral en salud, alimentación y
nutrición; y ampliar la cobertura del servicio de agua y saneamiento.

Juntos es el Programa Nacional de apoyo directo a los más pobres creado el 7 de abril de 2005, a
través del cual se entrega un incentivo de S/. 100 nuevos soles en efectivo y de uso libre a las familias
más pobres del país. De este modo se busca motivar al cumplimiento de compromisos de participación
en las áreas de nutrición, salud, educación e identidad con la finalidad de restituir derechos básicos. Su
objetivo central es luchar contra la desnutrición crónica infantil y la pobreza extrema, sobre todo en las
zonas rurales, donde su principal preocupación son las familias con mujeres gestantes y niños hasta los
14 años de edad. Hasta el momento, los beneficiarios directos afiliados al programa al cabo de 11meses
son 11,097 Mujeres Gestantes y 460,046 Niños y niñas menores de 14 años.

Programa integral de nutrición-pin es un programa cuyo objetivo es contribuir a prevenir la
malnutrición de niños y niñas de 0 a 12 años de edad, priorizando a los menores de tres años que se
encuentran en situación de vulnerabilidad nutricional. Asimismo, a madres gestantes y lactantes con alto
riesgo nutricional. Este programa se ejecuta a través de dos Sub Programas: Sub Programa Infantil y
Sub Programa-Escolar y Preescolar, que se ejecutan de manera articulada entre el Ministerio de la Mujer
y Desarrollo Social, Ministerio de Educación y Ministerio de Salud, en el ámbito nacional.

El Sub Programa Infantil tiene como objetivos contribuir a la prevención de la desnutrición crónica y a
la prevención de la anemia de madres gestantes, lactantes, niños y niñas. Asimismo, busca promover
lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, impulsar una adecuada y oportuna alimentación
complementaria, promover conductas saludables en madres gestantes y lactantes, y realizar una
intervención integral de la atención en salud, alimentación y nutrición a niños y niñas.


50   Fuente: http://www.pnud.org.ec/Proyectos/proyectos/publicproy.php?pro_codigo=00012283&id=1



                                                                                                       20
El programa está dirigido a niñas y niños de 6 meses a menores de 3 años de edad, y a madres
gestantes y lactantes, del de 1er. y 2do. quintil de pobreza. A cada uno de ellos se le brinda una
canasta alimentaria preferentemente de producción local que permita cubrir los requerimientos de
energía, proteínas y micronutrientes. La programación para la entrega se realiza los 30 días del mes,
durante los meses de enero a diciembre.
El Sub Programa Escolar y Preescolar se ha desarrollado con la finalidad de contribuir a prevenir la
anemia, propiciar la asistencia escolar, promover conductas saludables en niños, niñas, padres,
madres y docentes, y contribuir a mantener un estado nutricional adecuado. Los beneficiarios son
niñas y niños de 3 años hasta menores de 6 años de edad, y niñas y niños de 6 a 12 años de edad.

Los niños y niñas pre escolar cuentan con una canasta alimentaría, que está compuesta por una
mezcla fortificada de cereales y leguminosas (50 gr.), cereal, (90 gr), menestra (15 gr.), harina (27gr.),
grasa (15.gr.), producto de origen animal (25 gr.), y azúcar (15 gr.). Su aporte nutricional es de 60 de
energías, 100% de proteínas, 100% de hierro, y 60 % de otros micronutrientes. En el caso de los niños
y niñas escolares, la canasta alimentaria comprende la entrega diaria de un desayuno escolar (Sólido:
Pan o galleta, Líquido: Mezcla Fortificada, Leche Pasteurizada, Leche UHT, Leche Fresca). Su aporte
nutricional es: 23 % de energía, 44% de proteínas, 100% de hierro, y 60 % de otros micronutrientes.

En el presente año se brinda apoyo alimentario a 3’939,564 niños y niñas hasta los 12 años de edad
en el ámbito nacional, de los cuales 667,266 son niños menos de 3 años, 112,530 son madres
gestantes, 69,175 son madres lactantes, 537,943 son niños de 3 a 5 años y 2’552,650 son niños de 6
a 12 años de edad.

Proyecto Ichispalla, cuyo nombre es español es “Paso a Paso”, se encuentra en manos del propio
Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social. Sus objetivos se basan en mejorar las condiciones de salud,
nutrición y de desarrollo cognitivo, psicomotor y social en los niños y niñas de 0 a 6 años de 20
comunidades rurales de los departamentos de Ayacucho y Huancavelica. Asimismo, se busca capacitar
a las familias y promotores educativos para que adopten prácticas de crianza y estrategias en educación
que promueve el desarrollo integral del niño.

Servicio Wawa Wasi es el único servicio social del Estado que brinda atención Integral a la infancia
temprana, respondiendo a la necesidad de cuidado diurno para niñas y niños menores de cuatro años,
particularmente para aquellos en situación de riesgo y en condición de pobreza o extrema
pobreza. Creado en 1993, actualmente atiende a 53 mil niñas y niños en todo el país por medio de 6 mil
625 Wawa Wasis, en el que brinda una atención integral en salud, nutrición y aprendizaje infantil
temprano.

Las acciones promovidas desde el Componente de Nutrición tienen el objetivo de contribuir con estados
nutricionales favorables en las niñas y niños que asisten a los Wawa Wasi, mediante una atención
alimentaria segura, agradable y balanceada que permita satisfacer el 100% de las necesidades
proteicas, 70% de necesidades calóricas, 70% de hierro y 60% de las necesidades de los demás micro
nutrientes. Para desarrollar estas acciones parten de un enfoque de Seguridad Alimentaria Nutricional,
por el cual para lograr estados nutricionales favorables no sólo brindan una atención alimentaria
(diariamente 2 refrigerios y un almuerzo, según la edad de cada niño) sino que además se
complementan la atención con acciones que favorecen y estimulan el consumo de alimentos nutritivos
de la región, en el hogar y en el Wawa Wasi, así como el monitoreo de sus estados nutricionales.

Otros programas
PRISMA es una asociación benéfica peruana, que se dedica a desarrollar las capacidades de las
personas pobres y vulnerables, para que por si mismos logren su desarrollo económico y social.


                                                                                                         21
“Seguridad Alimentaria y Nutricional Piura” y “Bebe Sanitos” son los dos programas alimentarios que
viene desarrollando para hacer posible que sus niños y niñas aprovechen las oportunidades de
educación y aseguran el capital humano para el desarrollo.

a) “Seguridad Alimentaria y Nutricional Piura” es un programa que busca mejorar la seguridad
alimentaria y nutricional en 2 provincias y 6 distritos de la provincia de Piura, desde septiembre del 2007.
Dirigido a familias y niños menores de 5 años, este programa tiene como metas: mejorar la calidad del
servicio de salud, realizar cambios en las prácticas de salud, y efectuar un fortalecimiento institucional de
los gobiernos locales.

b) “Bebe Sanitos” es un programa destinado a reducir la mortalidad materna y neonatal de las madres y
niños, pertenecientes a 2 provincias y 4 distritos del departamento Ucayali a partir de diciembre del
2006. Sus objetivos son mejorar las prácticas de cuidado infantil en las familias y mejorar la calidad de
atención materno-infantil en los establecimientos. Esta iniciativa es trabajada en cooperación con la
ONG INMED y favorece a madres gestantes y niños menores de 2 años.

ADRA es una de las principales organizaciones no gubernamentales de ayuda en el mundo. En el Perú,
opera desde 1965 mostrando su compromiso con el desarrollo integran sin hacer distinción étnica,
política o religiosa. Actualmente ha puesto en práctica dos proyectos sobre seguridad alimentaria.

a) “Programa Nutrición Infantil” es un programa orientado a mejorar el nivel de la familia y la comunidad
mediante la adopción de prácticas adecuadas de nutrición, salubridad, fortalecimiento familiar, el cultivo
de huertos y la generación de ingresos a nivel familiar, logrando la disminución del riesgo nutricional de
sus hijos menores de tres años.

b) “Seguridad Alimentaria” es un proyecto que busca mejorar los ingresos con base agrícola para
familias de agricultores pobres y en extrema pobreza en los corredores económicos objetivos.

CARE PERÚ es una ONG que promueve la seguridad alimentaria y nutrición y el desarrollo económico
de los sectores más pobres y excluidos, particularmente de aquellos más vulnerables de las zonas
rurales. En la actualidad se encuentra realizando dos acciones concretas con el gobierno:

a) efectúa incidencia política y cooperación técnica al gobierno nacional para generar políticas públicas,
con el fin de reducir la desnutrición infantil. Esta acción se realiza en equipo junto con todas las
instituciones integrantes de la Iniciativa contra la Desnutrición Infantil.

b) realiza asistencia técnica a gobiernos regionales y locales para la implementación local de la
estrategia CRECER, con el objetivo de reducir la desnutrición crónica en el Perú.

2.3. El acceso a la alimentación adecuada
Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en Bolivia existen 1,8 millones de bolivianos que no
consumen suficientes alimentos para llevar una vida activa y saludable. Además, una de cada tres
personas en el país no pueden acceder a una canasta familiar básica de alimentos. La situación se
complica en el área rural, donde tres de cada cinco tienen limitaciones.

En el año 2001, la distribución del ingreso tendía a ser más y más inequitativa. El ingreso promedio
nacional era de Bs.- 1.743.- por hogar al mes. En el área urbana alcanzaba a Bs. 2.381.-; en cambio los
hogares rurales sólo obtenían en promedio Bs. 623.-28. Ese mismo año, el 20% más pobre de los
hogares gastó el 63% de sus recursos en alimentos para el hogar, mientras que el quintil más próspero,
únicamente el 24%. Estos datos se expresan en bajos niveles de consumo de alimentos de gran parte



                                                                                                          22
de la población.51Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación acumulada a dos meses
(3,74 por ciento) superó la mitad de la meta anual proyectada por el Gobierno (7,07 por ciento). El
reporte indica que el tomate, la carne de pollo, el aceite y los almuerzos fueron los que más subieron en
febrero.52

Un estudio aplicado en Boliva por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), establece que 1,8 millones
de bolivianos (22% de la población) se alimentan básicamente de tubérculos, cereales, fideos y muy
poca verdura y frutas. En su menú no aparecen carne, huevos, leche y otros derivados de origen animal.
En promedio, el consumo en calorías llega a 1.100 por día, siendo que el mínimo recomendado por el
Ministerio de Salud es de 2.167.53

El empleo y el desempleo son factores que influyen en el acceso que la población tenga a una
alimentación adecuada. Según el INE, entre 1999 y el 2005 la tasa de ocupación de los bolivianos pasó
de 61.43% a 59.39%. En este período de tiempo los hombres han mantenido una tasa de ocupación
superior al de las mujeres. Cabe señalar que en ese período la tasa de desempleo abierto pasó de 4,33
a 5,45%.54

El Salario Medio Nominal del Sector Privado registró en el primer semestre del año 2007, variación
porcentual positiva de 0,24%, respecto al segundo semestre de la gestión 2006. El Salario Medio Real,
en el mismo período de análisis, descendió de 1.480 a 1.431 bolivianos (cifras expresadas en bolivianos
de 1995) que significan tasa de variación negativa de 3,30%. 55 Al tercer trimestre del año 2007, el
Salario Medio Nominal del Sector Público, llegó a 1.600 bolivianos, que representó variación positiva de
1,25%, respecto al registrado en el segundo trimestre del mismo año. Por su parte, el Salario Medio
Real, en similar período de análisis registró 930 bolivianos (cifras expresadas en bolivianos de 1995),
que significó variación negativa de 3,12%.56

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró en el mes de marzo del año 2008, variación porcentual
positiva de 0,97% respecto al índice del mes de febrero, acumulada 4,75% y variación a doce meses de
14,08%. La variación positiva del mes de marzo, se debió principalmente al incremento de precios en los
capítulos Alimentos y Bebidas en 1,64%, que incidió positivamente en 0,85%. La variación porcentual
positiva de 0,97% en marzo se explicó por el incremento de precios en las ciudades de: Santa Cruz
1,32%; Cochabamba 1,19%; La Paz 0,59% y El Alto 0,57%.

Los precios de los bienes y servicios en el ámbito nacional que registraron mayor incidencia positiva en
el índice general fueron: el tomate, el aceite comestible, el almuerzo, el arroz, el fideo, la leche fluida
pasteurizada, la cena y la carne de res con hueso. Los principales bienes y servicios que disminuyeron
de precio en el período analizado fueron: la carne de pollo, la zanahoria, el pasaje interdepartamental y
el locoto. 57

En el caso de Ecuador, en el primer trimestre del 2008 la canasta básica de alimentos y servicios se
incrementó en $10, la mitad del aumento que en el 2007 sintieron los 299 productos y servicios que la
componen. Según el cálculo hecho a fines del 2006 por el Instituto Nacional de Estadística y Censos
(INEC), con base en la última encuesta de condiciones de la vida de los ecuatorianos se necesitaban $
5,30 todos los días para que una familia de cinco miembros se alimente con los nutrientes mínimos y no

51 Programa Desnutrición Cero. Ministerio de Salud y Deportes. www.sns.gov.bo
52 Artículo La inflación baja la calidad alimentaria en la población. 09/03/2008 www.laprensa.com.bo
53 Artículo La otra agenda nacional: el hambre, la seguridad alimentaria y la canasta familiar.

http://www.bancotematico.org/archivos/primeraMano/archivos/laotraagenda.pdf
54 Fuente: www.ine.gov.bo Cuadro 3.04.01.04
55 Ver Anexo 3. Fuente. www.ine.gov.bo. Actualidad Estadística Marzo 2008.
56 Fuente: www.ine.gov.bo Actualidad Estadística. Marzo 2007. Ver Anexo 4.
57 Fuente: www.ine.gov.bo Actualidad Estadística. Abril 2008.




                                                                                                        23
forme parte del grupo considerado pobre. Todo antes de que comenzara la ahora imparable escalada de
precios. Actualmente, con esta cantidad una familia sólo puede adquirir algunos alimentos para el
desayuno y el almuerzo.58
Según datos del Banco Central de Ecuador en abril del 2007, el costo de la canasta familiar se ubicó en
$455, mientras que el ingreso mensual de una familia de cuatro miembros alcanzó los $317.34. Esto
implica una restricción de $137.66, es decir el 30% del valor de la canasta. 59 Cabe señalar que en
marzo de este año el valor de la canasta básica se ubicó en $488.83 y aunque el salario se elevó en
$30, no es tangible frente a aumentos, en un año, por sobre el 100% y el 200% de los productos
básicos. 60
El acceso a la alimentación también depende del poder adquisitivo de cada familia, el cual está
determinado en gran parte, por el empleo que cada miembro ostente. En Ecuador, a nivel nacional
urbano hasta setiembre del 2007, existían 7.371.304 personas en edad de trabajar, pero de ellas sólo
4.585.044 formaba parte de la PEA. Cabe señalar que la tasa de subempleo global es de 55.8% y la de
desempleo abierto es de 5.4%. 61

La inflación mensual para diciembre de 2007 se ubicó en 0.57%. La variación de los pecios durante este
mes aumentó en comparación con la registrada el mes anterior de 0.50%. Comparando los meses de
diciembre entre los tres últimos años se puede constatar que, durante este año, la variación de precios
es mayor frente a la inflación negativa de 2006, -0.03% y 0.30% del año 2005. Además, la variación
anual de la inflación para diciembre 2007 se observa en 3.32%, mientras que la correspondiente al mes
anterior se colocó en 2.70%. Comparando los meses de diciembre de los dos últimos años, la inflación
anual también aumentó respecto al año 2006 (2.87%) y 2005 (3.14%).62

Por otro lado, la incidencia en la inflación mensual de las divisiones de los artículos muestra que los
productos pertenecientes a alimentos y bebidas no alcohólicas constituyen el 0.3558 de la inflación
mensual total (0.57%). Esto se debería a la presión en los precios que se ejerció en los artículos
pertenecientes a esta división por la intermediación en el mercado. En esta lista se encuentran bienes
como: arroz flor, aceite vegetal, pan corriente, presas de pollo entre los más importantes.63

En el Perú, la economía atraviesa por un período extraordinario de crecimiento que se inició en el año
2002. La tasa a la que ha crecido la economía peruana en los últimos seis años es de 5% anual. En el
año 2007 el crecimiento del producto ha sido de 8,3%, el más alto de los últimos 13 años 64. Asimismo, el
“PBI alcanzó cerca de US$ 71.4 miles de millones en 2005, con un PBI per cápita de US$ 2.592, que
representa un incremento del 15% respecto a la década pasada”65. A pesar del relativo progreso
macroeconómico que vive el Perú y que empieza a experimentar aumentos en el bienestar de la
población, los niveles de pobreza no muestran cambios significativos, subsistiendo aquellas
desigualdades entre zona urbana y zona rural.
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) la pobreza en el Perú en el 2006
descendió cuatro puntos en relación al 2005 al pasar de 48,7% a 44,5%, sin embargo el área rural

58 Fuente: Artículo “Con menos de $5 una familia no almuerza”.
http://www.eluniverso.com/2008/04/20/0001/9/7FD54F4E26B3413AB7831BE46238928D.aspx
59 Fuente: Estudio Tendencias del Mercado 2007. Realizado por la Cámara Ecuatoriano Americana de Comercio e IPSA Group Latin American.
60 Fuente: Artículo “Con menos de $5 una familia no almuerza”.

http://www.eluniverso.com/2008/04/20/0001/9/7FD54F4E26B3413AB7831BE46238928D.aspx
61 Fuente: INEC. Ecuador. CUADRO No. 1 NACIONAL URBANO CLASIFICACIÓN DE LA POBLACIÓN URBANA SEGÚN CONDICIÓN DE

ACTIVIDAD POR REGIONES NATURALES Y SEXO
62 Fuente: Análisis Mensual de Inflación Diciembre 2007. INEC. página 4.
63 Fuente: Análisis Mensual de Inflación Diciembre 2007. INEC. página 11.
64 “Economía peruana creció 8.3% en el 2007, la tasa más alta desde 1994”, RPP Noticias.

http://images.rpp.com.pe/portada/economia/110077_1.php
65 “Informe sobre los progresos y desafíos en la implementación del Derecho a la Alimentación en Perú”, Septiembre 2007. Pág. 8

http://www.rlc.fao.org/iniciativa/pdf/perup.pdf


                                                                                                                                  24
continua siendo la más afectada. Es así que la mayor disminución de la pobreza se observó en el área
urbana pasando de 36,8% en el 2005 a 31,2% en el 2006. En tanto que en el área rural disminuyó
ligeramente de 70,9% en el 2005 a 69,3% en el 2006. Un año después la pobreza nacional alcanzó el
42%, según la Encuesta Nacional de Hogares.

Otro factor a tomar en cuenta es la fuerza laboral, que en el caso del Perú se concentra en Lima, capital
del país, donde vive casi un tercio de la población peruana. Resulta importante tomar en cuenta que en
el 2005 la tasa de desempleo urbano del Perú alcanzó el 9,6%, y en el 2006 descendió a 8,5%,
reduciendose por quinto año consecutivo, de acuerdo al reporte Panorama Laboral 2007, América Latina
y el Caribe de la OIT. Aun así se registraron aproximadamente 17 millones de personas desocupadas en
el área urbana de la región. Asimismo, el informe indica que la tasa de desempleo urbano -entre enero y
septiembre del 2007- de los hombres disminuyó ligeramente mientras que en el caso de las mujeres no
cambió, comparado con el mismo período del 2006, lo que significa que aumentó la brecha de
desempleo por género.

Y aunque las mejoras en el empleo, sobre todo en el formal (bajo contrato y con acceso a la seguridad
social y pensiones), son evidentes, los ingresos de la población económicamente activa (PEA) no han
seguido la misma tendencia66. Al iniciar el año 2008 el Gobierno peruano incrementó la Remuneración
Mínima Vital (RMV) de 530 a 550 nuevos soles, unos 183 dólares, cifra que resulta insuficiente para
cubrir los cada vez más altos costos de la canasta básica familiar67. Más aún si se toma en cuenta que el
costo de la canasta básica familiar es de S/. 1,300 al mes, el ingreso por RMV ni siquiera alcanza para
cubrir el costo de los alimentos básicos para una familia de cuatro personas. Situación opuesta a la del
año 1991, donde la remuneración mínima de entonces permitía cubrir el 74% de la Canasta Básica
Familiar para un hogar de 6 miembros.

En la actualmente, los datos inflacionarios indican que el poder adquisitivo de la población se ha visto
afectado de forma excepcional. Según el INEI, en el mes de marzo del 2008, el índice de precios al
consumidor (IPC) registró una variación mensual de 1,04%, la más alta desde febrero de 2004,
superando ampliamente las expectativas del mercado que se situaban en 0,5%. Con este resultado, la
inflación de los últimos 12 meses se ubicó en 5,55%, manteniéndose por sexto mes consecutivo por
encima del límite superior del rango meta de inflación del Banco Central. Esta vez la inflación del mes se
explicó, nuevamente, por el incremento en el subgrupo Alimentos y Bebidas dentro del Hogar (2,06%), el
de mayor ponderación en la canasta familiar (35,5%).

En el mes de abril, el la inflación fue de sólo 0.15%, una reducción notoria respecto a la tasa de inflación
del mes de marzo que marcó 1.04%, según informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática
(INEI). Con el resultado de abril, la entidad estatal estimó que la inflación acumulada en lo que va del
año fue de 2.34%. La cebolla de cabeza roja, el aceite vegetal, el arroz corriente y los huevos a granel
fueron algunos de los productos que mostraron mayor incidencia con la variación del Índice de Precios.

Sin duda al relacionar los bajos ingresos económicos con el alza de los precios de los alimentos, se
concluye que no toda la población puede acceder a aquellos alimentos que otorgan la energía necesaria
al cuerpo humano. En el Perú la mala alimentación se origina debido a la deficiencia de micronutientes:
la anemia por falta de hierro prevalece en las zonas rurales. En el caso de los niños, en el 2005 el 46%
menores de 5 años padecía de anemia (20% anemia moderada, 25% anemia leve y el 1% anemia
severa), medida que es menor en 4 puntos porcentuales a la distinguida en el año 2000 68.


66 77.000 fue la cantidad de puestos generados durante el último quinquenio en el segmento de empresas con más de 50 trabajadores, lo que
comprueba la recuperación del empleo formal.
67Gobierno aumenta remuneración mínima vital”, RPP Noticias. http://images.rpp.com.pe/portada/economia/109115_1.php
68 Fuente: INEI – Encuesta Demográfica y de Salud Nacional: 2004 - 2006. Pág. 162




                                                                                                                                     25
Existen claras diferencias en el porcentaje de niños de madres sin nivel educativo (53%) en comparación
con los de madres con educación superior (34%). Según lugar de residencia, la anemia es más
frecuente entre los niños que residen en la Sierra (55%) y en las áreas rurales del país (53%). Además,
una mayor presencia de esta enfermedad ocurre en entre los niños que pertenecen a los menores
quintiles de riqueza (53%), que entre los del quintil superior (32%). Igualmente se observa el incremento
de niños con anemia leve o moderada cuándo la madre tiene algún tipo de anemia.

2.4. La salubridad de los alimentos
Una de las principales limitaciones para una adecuada salubridad de alimentos se refiere a las
condiciones de saneamiento de los hogares y a su acceso al agua potable, asociadas a una mejora de
supervivencia de la población y en consecuencia también de los niños. En el caso de Bolivia, el censo
2001 del Instituto de Estadística de Bolivia (INE) indica que la distribución del agua por cañería dentro de
la vivienda, entre los períodos 1999 y 2005, pasó de 17.17 a 27.51%. Durante ese mismo lapso de
tiempo en el área urbana la variación fue de 28.41 a 41.87%. Y en el área rural fue de 1.16 a 5.30. Cabe
señalar que en Bolivia las viviendas que no cuentan con distribución de agua por cañería pasaron de
39.64 a 26.55.69

Según el Ministerio de Salud y Deportes en el 2001, sólo el 30% tenían servicio sanitario con desagüe
por alcantarillado: 48% en área urbana y apenas 1,5% en el área rural, donde el 67% ni siquiera tenía
otro sistema de desagüe (cámara séptica, pozo ciego). Dichas condiciones ambientales junto a la falta
de información y educación sobre prácticas saludables, explicaban las inadecuadas prácticas de higiene
en la manipulación y preparación de los alimentos de gran parte de la población, que conducían a
enfermedades infecciosas y al deterioro del estado nutricional, particularmente en niños.70

Según los Indicadores Demográficos del INE en su proyección 2005-2010 la tasa bruta de natalidad por
mil pasará de 29.03 a 26.31 y la de mortalidad de 7.84 a 7.29. Los mismos indicadores señalan que en
este período de tiempo la tasa neta de reproducción por mujer pasará de 1.63 a 1.43 y la de fecundidad
general por cada mil mujeres pasará de 117.36 a 103.86.71 Cabe señalar que el número de habitantes
por establecimiento de salud ha disminuido entre 1997 y el 2006; se pasó de 3.899 a 3.227. 72 Además,
la esperanza de vida al nacer pasará en el período 2005 –2010 de 64.68 a 66.34 años.73

En el caso de Ecuador el 42.2% de hogares cuenta con una red pública y servicio de agua permanente.
El menor acceso se da en el área rural donde sólo llega al 17.5% de los hogares. 74 En saneamiento, el
indicador de cobertura de alcantarillado sanitario se ha incrementado de 44.4% a 49.5% en el período
1999 y 2005. Sin embargo, el incremento a nivel urbano y rural en el mismo período es de apenas 1,7%
y 0.9% respectivamente. En estas condiciones, todavía una quinta parte de los hogares rurales no
cuentan con ningún tipo de servicio de eliminación de excretas. En ambos casos, las regiones con
menores índices de acceso a agua y saneamiento coinciden con las que presentan los indicadores de
pobreza más elevados.

Por otro lado, resulta importante detallar la relación entre la mortalidad y las enfermedades originadas
como consecuencia de una impropia salubridad de alimentos. En Ecuador, la tasa de mortalidad general
es de 43.2%, la cual se divide en 50,2% hombres y 37,6% mujeres. Teniendo en cuenta estas cifras,
veremos que la tasa de mortalidad originada por desnutrición y anemias nutricionales asciende a 5.5 en
la población general, la cual se divide de la siguiente forma: hombres 5.8 y mujeres 5.4. De la misma
manera es importante indicar que entre las principales enfermedades de notificación obligatoria se

69 Fuente: www.ine.gov.bo Cuadro 3.03.01.04
70 Programa Desnutrición Cero. Ministerio de Salud y Deportes. www.sns.gov.bo
71 Fuente: www.ine.gov.bo Cuadro N°2.01.22
72 Fuente: www.ine.gov.bo Cuadro N°3.01.02
73 Fuente: www.ine.gov.bo Cuadro N°2.01.22
74 Fuente: Indicadores Básicos de Salud. Ecuador 2007. página 15. www.msp.gov.ec




                                                                                                         26
encuentran las enfermedades diarreicas, de las cuales se reportaron 450.963 casos en todo el país. La
región costera presentó la mayoría de casos75.

En el caso de Perú, “casi 9 de cada 10 hogares en el área urbana utilizan agua por red pública para
beber, sea dentro o fuera de la vivienda incluyendo pilón/grifo público, en comparación con la mitad de
los hogares del área rural que se halla en esa misma situación; sin embargo, hay que resaltar que en
esta última, el 36% de los hogares utilizan el agua proveniente de río o manantial para beber”76. Con
relación al servicio sanitario, el 79% de la población posee con servicio higiénico; de los cuales 55% se
beneficia con inodoro conectado a la red pública y 24% cuenta con letrina incluyendo pozo ciego o
negro. En el área urbana el número de hogares con servicio higiénico (95%) es enormemente superior al
existente en el área rural (52%), aunque es crucial distinguir que ésta última ha disminuido en 5 puntos
respecto al año 200077.

Respecto a la relación entre la mortalidad y las enfermedades originadas como consecuencia de una
impropia salubridad de alimentos, los estudios de mortalidad demuestran gran preocupación por la
situación de la niñez. Según el estudio: Estado de la Niñez en el Perú”, desarrollado por el Fondo de las
Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) con el apoyo del Instituto Nacional de Estadística e
Informática (INEI), la mortalidad infantil se redujo de 43 a 21 por mil nacidos vivos en el período 1996-
2006, gracias a las mejoras en la cobertura de los servicios de salud en el área rural, reduciéndose la
brecha que tradicionalmente ha existido entre los indicadores de salud urbanos y rurales. Sin embargo,
las enfermedades respiratorias agudas y la enfermedad diarreica aguda continúan siendo causas
importantes de mortalidad en ese grupo poblacional. El porcentaje alcanzado es de 18% y 15%
respectivamente, sin distinción de sexo, observándose una leve disminución en el primero con respecto
a la encontrada en el año 200078.

2.5. La desnutrición
La desnutrición es el efecto más inmediato del hambre en las personas ya que manifiesta un conjunto de
impactos perjudiciales para la salud, la educación y la productividad. Estas consecuencias se pueden
presentar durante el periodo desnutricional o a lo largo de la vida de las personas, sumada la
probabilidad de desnutrición posterior entre quienes la han sufrido en los primeros meses de nacidos.
Por lo tanto, la desnutrición se establece como uno de los principales propaladores, de generación en
generación, de la extrema pobreza y la desigualdad.

En Bolivia, la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2003 demuestra que 26 de cada 100 niños y
niñas menores de 5 años tenían desnutrición crónica. La magnitud de este problema, es
inaceptablemente elevada y se encuentra muy por encima de la mayoría de los países de la región.
Estudios realizados, señalan que la desnutrición crónica alcanza una mayor prevalencia en los menores
de 5 años, hijos de madres sin instrucción, de familias que se encuentran en los quintiles más bajos de
ingresos que viven en el área rural, en municipios marginales. Si bien a nivel nacional, se ha registrado
una reducción lenta de la desnutrición crónica, este problema se ha incrementado en las regiones más
deprimidas del país.

En el caso de Ecuador, el impacto de la desnutrición crónica es significativo, pues afectaba a poco más
de uno de cada cuatro niños ecuatorianos en 1998 y en el 2006 afectaba a poco menos de uno de cada
cinco niños. La población que sufre los embates del hambre y de la desnutrición se distribuye de manera
diferenciada pues se concentraba en el campo con 32.9 % en 1998 y el 26.1% en el 2006. Sin embargo,


75 Fuente: Indicadores Básicos de Salud. Ecuador 2007. página 4. www.msp.gov.ec
76 Fuente: INEI – Encuesta Demográfica y de Salud Nacional: 2004 - 2006. Pág. 15
77 Fuente: INEI – Encuesta Demográfica y de Salud Nacional: 2004 - 2006. Pág. 16
78 Fuente: INEI – Encuesta Demográfica y de Salud Nacional: 2004 - 2006. Pág. 142




                                                                                                      27
la presencia de la desnutrición crónica en las ciudades es significativa, a pesar de haber pasado de 24%
en 1998 al 12.7% en el 2006.

Si se comparan los datos por regiones se puede ver una mayor presencia de la desnutrición crónica en
la Amazonia, seguida por la Sierra, como consecuencia de los cambios operados entre los dos años de
referencia. El impacto de la desnutrición crónica en la Costa pasa de 24% en 1998 a 12.5% en el 2006.
Por otro lado, los Indicadores Básicos de Salud 2007 del Ministerio de Salud Poblacional indican que la
desnutrición crónica en la población menor de 5 años asciende a nivel nacional al 18.1%, teniendo
mayor presencia en el área rural donde alcanza el 26.1%. 79

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Nacional: 2004 – 2006, el panorama en Perú indica que la
desnutrición crónica afecta a un 29.5% de niños menores de 5 años. Las cifran precisan que los niños
resultan ser más afectados que las niñas con 33% y 26% por ciento, respectivamente, e incluso se
distingue que la desnutrición crónica aumenta rápidamente con la edad, hasta alcanzar el 37 % entre los
niños de 3 años y mostrar efectos acumulativos. El retardo en el crecimiento también perjudica a los
niños del área rural, donde el 46% de los niños menores de cinco años tienen retardo en el crecimiento
en talla para la edad, existiendo una brecha de 32 puntos porcentuales respecto al área urbana. Este
nivel es cerca de siete veces más al observado entre los niños de Lima Metropolitana. Con respecto al
año 2000, las áreas rural y urbana mostraron una reducción de uno y cuatro puntos respectivamente.

Los menos afectados con la desnutrición crónica fueron los niños de madres con educación superior,
sólo el 6 % de ellos sufrieron retardo en su crecimiento. Por el contrario, los más afectados fueron los
niños de madres sin educación: el 62 % de niños son desnutridos crónicos. Del mismo modo es notable
la diferencia del efecto de la desnutrición por quintiles de riqueza, pues mientras en el quintil inferior el
54% de niños sufrió de desnutrición crónica en el quintil superior sólo el 5% de niños se encontró en
similar situación.




79   Fuente: Indicadores Básicos de Salud. Ecuador 2007. página 15. www.msp.gov.ec


                                                                                                          28
CAPÍTULO III
ANÁLISIS SOBRE LOS MEDIOS IMPRESOS EN BOLIVIA, ECUADOR Y PERÚ

El presente estudio tiene como objetivo conocer a fondo la calidad y cantidad de cobertura que los temas
referentes al hambre, el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria reciben en aquellos países
donde la inseguridad alimentaria es elevada, a partir de un análisis del impacto de los mensajes –
relativos a estos temas– que aparecen en los medios de prensa escrita.

Los diarios analizados fueron dos por cada país, sumando un total de seis: El Mundo y El Diario de
Bolivia, El Comercio y La Hora de Ecuador, y El Comercio y La República del Perú. En el caso de
Bolivia, El Mundo es un diario originario de la ciudad de Santa Cruz y se caracteriza por su tendencia de
centro derecha. El periódico cuenta con las siguientes secciones: Comunidad, Economía, Política,
Nacional, Policial y Deportes. El Diario fue fundado en 1904 y es uno de los periódicos más vendidos en
Bolivia. Sus inicios estuvieron marcados con una filosofía sumamente conservadora, que ha variado en
los últimos años. Las secciones que contiene son diez: Editorial, Opinión, Política, Economía, Sociedad,
Nacional, Cultural, El Deportivo, Internacional, y Mundo Social.

En Ecuador, El Comercio es un diario conservador, que se fundó el 1 de enero de 1906. Política,
Opinión, Judicial, Negocios, Quito, Ecuador, Sociedad, Mundo, Deportes, Cultura, Espectáculos, y
Entretenimiento son las secciones que forman parte de la publicación. La Hora es el es el periódico con
más ediciones regionales en dicho país. El éxito de La Hora se debe a que presta una fuerte atención a
las noticias locales y provinciales sin dejar de lado las noticias nacionales e internacionales. La edición
nacional se divide en: País, Deportes, Economía, Mundo, Cultura, Opinión, Noticias Loja, Provincia Loja,
Farándula, Quito Noticias Carchi, Noticias Santo Domingo, Noticias Los Ríos, Noticias Tungurahua,
Noticias Manta, Noticias Portoviejo, Noticias Imbabura, Noticias Esmeralda, Noticias Zamora, Vida
Social, Jóvenes, Seguridad, Noticias Cotopaxi, y Asamblea Constituyente.

Por su parte, El Comercio de Perú es el diario privado más antiguo del país. Fundado en 1839, se ha
ganado la credibilidad de los lectores debido a su seriedad y veracidad. Las secciones que lo conforman
son: Política, Opinión, Luces, Lima, Perú, Vida & Fututo, Economía & Negocios, Mundo y Deporte Total.
La República es también un periódico de circulación nacional fundado en 1981. Generalmente se lo
asocia con el sector político de centro izquierda moderado y respetuoso de otras ideologías políticas. Se
divide en siete secciones: Política, Economía, Opinión, Sociedad, Internacional, Policial, y Deportes.

El seguimiento del análisis abarcó las noticias desde el 18 de Enero hasta el 18 de Abril del 2008,
periodo en cual fueron analizados 552 diarios en total. La cantidad de noticias, relacionadas al tema del
hambre, que se encontraron por país sumaron un total de 1699, dentro de las cuales 951 pertenecen a
Ecuador, 451 corresponden a Bolivia, y 297 son propias del Perú como lo demuestra el Gráfico 1.




                                                                                                        29
                                                        Cantidad de Noticias por país
                                                                   (Del 18 deEnero al
                                                                  18 de Abril de 2008)




                                                           951
                                         1000
                                          900
                                          800
                                          700




                            Noticias
                                          600
                                                                                    451
                                          500
                                          400                                                             297
                                          300
                                          200
                                          100
                                            0
                                                        Ecuador                    Bolivia               Peru


                                                                                País
                                                          Gráfico 1: Cantidad de Noticias por país
                                                         (Del 18 de Enero al 18 de Abril del 2008)


Al realizar una comparación mensual sobre la cobertura de noticias por diario se puede observar que
todos siguen una misma tendencia. El Gráfico 2 manifiesta que en los tres países se acrecienta
ampliamente la cobertura durante los meses de febrero y marzo (el motivo de las variaciones se
                                      Variacion de Ecuador Diario
analizará más adelante). El diario La Hora de cobertura por destaca como el diario con mayor cobertura,
mientras que La Republica de Perú se ubica en último lugar notoriamente.

                   250


                   200


                   150
        Noticias




                   100


                    50


                     0
                                       ene                        feb                          mar                    abr


                         El Diario           El Mundo      El Comercio Peru          La Republica      El Comercio Ecuador   La Hora


                                                        Gráfico 2: Variación de cobertura por diario


3.1. Desastres naturales y su efecto en el debate del hambre
Los desastres naturales son una de las causas que impiden la reducción del hambre en el mundo. A lo
largo de estos tres meses, el 35% del total de noticias (598 de 1699 noticias) trataron el tema de
desastres naturales. La Hora de Ecuador es el periódico que publicó mayores noticias respecto al tema
(259 noticias). El Comercio de Ecuador, El Diario de Bolivia, y El Mundo de Bolivia le siguieron los pasos
con 170, 77 y 55 noticias respectivamente. En último lugar quedaron los diarios El Comercio y La
Republica de Perú, que informaron tan sólo 27 y 10 noticias en estos tres meses.

Los desastres naturales conservan un espacio importante en los diarios, ya que es un fenómeno que
provoca grandes pérdidas económicas a través de la destrucción de los bienes producidos y de los
medios de subsistencia. En este caso, las noticias que destacaron sobre manera fueron las
inundaciones ocurridas en Bolivia, Ecuador y Perú, producto del Fenómeno del Niño. Cabe señalar que
los daños causados por el volcán Tungurahua, en el sur de Ecuador, también tuvieron cobertura aunque
sólo en los diarios ecuatorianos. El análisis señala que en todos los casos, el enfoque de las noticias se
centra en las pérdidas de cultivos debido al peligro que esto significado para la seguridad alimentaria de
cada país.

                                                                                                                                       30
Asimismo, el análisis demuestra que existe gran preocupación de los medios escritos por aquellas
personas que quedaron atrapadas en una incapacidad persistente para procurarse alimentos, afectando
sus condiciones de vida. Es así, que las noticias de ayuda alimentara a los damnificados también fueron
consideradas en este apartado. No hay que olvidar que cuando tienen lugar las catástrofes, los hogares
pobres son los que más sufren con las pérdidas de bienes físicos y sociales. Haciendo un recuento de
las notas, se puede ver que el 29% del total de noticias referidas a desastres naturales (73 de 255
noticias) fueron colocadas en portada. En todos los diarios, las noticias que aparecen en portada son
relativas al propio país. En caso que se quiera comunicar sobre un desastre natural internacional, la
información se coloca en la parte interior y en pequeña dimensión.

En el caso de Bolivia, las noticias reflejan un panorama dramático dentro de la población. En las
portadas, los periódicos El Mundo y El Diario suelen abarcar los temas referidos a las inundaciones y las
pérdidas de cultivos: “Desbordes de ríos afectan más a Santa Cruz y Cochabamba”, “La Niña afectó a
más de 7 mil soyeros en el norte”, y “Agro pierde $US 500 millones debido a las inundaciones”. Es
importante resaltar que las noticias sobre apoyo alimentario ocupan gran parte de las portadas, sobre
todo en el periódico El Diario: “Naciones Unidas activa plan de socorro para familias afectadas”,
“Soldados Solidarios II llegan hoy con ayuda para los damnificados”, “Llega ayuda internacional ante
magnitud de desastres”, “Ayuda internacional supera $US 3.700.000 por desastres”, y “Teletón de
solidaridad alcanzó inesperado éxito”. En el interior, el contenido es trabajado a fondo, indicando
siempre con cifras las perdidas de cultivo y ganado.

En Ecuador los titulares de portada encontrados, en los periódicos El Comercio y La Hora, se enfocan en
los daños producidos en los cultivos, producto de las inundaciones y del volcán Tungurahua: “La ceniza
dañó el agro de Guano”, “2 250 hectáreas de arveja, papa y maíz se afectaron por la caída de ceniza”,
“El invierno no da tregua”, “Las lluvias generan más daños”, y “El drama se instala en la Costa“. En
cuanto al apoyo alimentario, los titulares de portada aumentan considerablemente. El Comercio de
Ecuador es el diario que abarca más este tema y tiene por titulares los siguientes: “Guayas: la ayuda
local llega”, “La solidaridad se siente”, “Hoy reparten ayuda para damnificados de Milagro”, “Mil 500
raciones se entregarán semanalmente”, y “Ayuda para perjudicados por inundaciones en la costa”. En el
interior, el diario El Comercio redacta relatos diarios –más conocidos como crónicas– que le permite al
lector tener una mirada más humana sobre el acontecer de los desastres naturales.

Por su parte, El Comercio y La República de Perú hacen referencia únicamente a las inundaciones
ocasionadas por los cambios climáticos. Un ejemplo de ello son los siguientes titulares: “Lluvias en el
norte causan estragos”, “Medio millón de peruanos afectados por la lluvias”, “Once mil familias afectadas
por lluvias en Ucayali”, y “Desborde del río Aguaytia deja miles de damnificados”. En el interior, se
abarca el drama de las perdidas económicas y se hace alusión a los daños en los cultivos. En este país,
las noticias sobre desastres naturales aún no se publican con tanta intensidad como en Bolivia y
Ecuador, debido a que los efectos de los desastres naturales se comenzaron a producir, por lo menos,
dos meses después que en las otras naciones. Incluso, las noticias sobre apoyo alimentario no ocupan
un lugar preferencial en las portadas de los diarios.

Sin duda, las noticias de desastres naturales son una constante en el día a día de los medios escritos.
Los sucesos tristes y conmovedores son la receta diaria que presentan los diarios con respecto al tema.
Así como las notas informativas se refieren específicamente al drama de las pérdidas de cultivo y
ganado, también existen alrededor de diez columnas de opinión –principalmente en los diarios de
Ecuador– que se preocupan por el desabastecimiento de estos bienes en el mercado nacional, los
mismos que han ocasionado un ascenso de los precios de los productos de primera necesidad en los
centros de venta de cada país. Es aquí donde los columnistas se aproximan a las obligaciones que
tienen los Estados, que en caso de no cumplirlas el derecho a la alimentación se vería violado. No


                                                                                                      31
olvidemos que el derecho a la alimentación se ejerce cuando todo hombre, mujer o niño, tiene acceso
físico o económico, en todo momento, a la alimentación adecuada o a los medios para obtenerla. Por
eso, los columnistas frecuentemente proponen como solución la importación algunos alimentos, como
arroz, harina, maíz y manteca como una salida para abastecer los mercados y ofrecer precios
relativamente bajos para los compradores.

Cabe mencionar que el PIDESC también exige asumir un compromiso con la asistencia y cooperación
internacional en la realización de los DESC. Si se analiza esta situación, las noticias publicadas
informaron que la ayuda por parte de los países extranjeros no se ha hecho esperar. Por tanto, este es
un punto que no es criticado por los columnistas. Al contrario, el diario La Hora de Ecuador publicó, el 27
de Febrero del 2008, una columna denominada “Unidos y Solidarios” donde ase agradece el apoyo
internacional brindado al Ecuador.

3.2. Editorialistas: ¿se está debatiendo el hambre?
Durante los tres meses de análisis, sólo 3.2% del total de editoriales debatieron el tema del hambre (18
de 552 editoriales), lo cual demuestra que no se le da la importancia de fondo a este objeto. Por el
contrario, el hambre se convierte en un tema trivial e insignificante entre los editorialistas. Los enfoques
que los redactores le dan al tema del hambre también varían: el alza de precio de los alimentos es el
tema más recurrente, seguido en menor medida por aquel de la comercialización y los desastres
naturales. Es interesante acotar que los diarios bolivianos destacan por prestarle especial atención al
tema en discusión.

Las editoriales presentan el tema del alza de precios de los alimentos básicos como un factor que
dificulta a la población el acceso a los alimentos de manera adecuada. Las editoriales critican el hecho
de que el alza de precios ocasione un fastidio dentro de aquellas familias, que a penas pueden satisfacer
sus necesidades esenciales. Las siguientes editoriales del periódico El Diario de Bolivia son las más
indicadas para demostrarlo: “Alza de precios de la canasta familiar” y “Malestar social”. Asimismo, los
editorialistas tocan el tema de la especulación en el alza de precios, sumada a una fuerte critica sobre el
papel de las autoridades para afrontar el problema. “Agio y especulación” y “Especulan con el pan” son
algunos de los titulares del periódico El Diario que hacen alusión a la obtención de un beneficio
económico, basado en las fluctuaciones de los precios, por parte de los vendedores.

La comercialización ocupa un segundo lugar de importancia dentro de las editoriales. “Peligrosas
determinaciones”, “Perdidas de mercados”, y “Desgaste gubernamental” son editoriales bolivianas que
reprueban y censuran la conducta del presidente Evo Morales, al aplicar prohibiciones a la exportación
de productos alimenticios. Este tipo de políticas son interpretadas como medidas arbitrarias que golpean
al sector productivo del país y acarrean desabastecimiento. En este caso los editorialistas hacen
hincapié en un cambio de políticas públicas con lo cual se interpreta que el objetivo es resguardar la
seguridad alimentaria de la población.

Un tercer tema tratado por los editorialistas son los desastres naturales. Una editorial peruana y otra
boliviana (“Niña mala” y “Bolivia desguarnecida”) se centran en la falta de cultura de previsión por parte
del gobierno. Por ejemplo, se comenta cómo los gobernantes no tienen la capacidad de resolver el
problema de los caminos, que afectados por las fuertes inundaciones, obstaculizan el traslado de
alimentos ya sea para su exportación o para satisfacer a la propia nación. Una vez más, las editoriales
destacan la importancia del alimento para la población.

Si bien es cierto no existe una gran cantidad de editoriales que tocan el tema del hambre, este mínimo
número de informaciones vertidas por los editorialistas pretenden concienciar a las autoridades con el fin
de recobrar las acciones del gobierno en provecho de la población. De este modo, resulta ser un punto
importante si se toma en cuenta que cada uno de los Estados, parte del PIDESC, se ha comprometido a


                                                                                                         32
adoptar las medidas necesarias para garantizar que toda persona que se encuentre bajo su jurisdicción
tenga acceso al mínimo de alimentos esenciales, suficientes y nutritivamente adecuados para protegerla
contra el hambre, incluso en caso de desastre natural o de otra índole.

3.3. Declaraciones de funcionarios: ¿recibe cobertura discutir el hambre?
En América Latina, el problema del hambre y el derecho a la alimentación han comenzado a formar
parte las agendas políticas nacionales así como de los organismos internacionales. Países como Bolivia,
Ecuador y Perú han tomado conciencia de la importancia en la implementación de políticas públicas que
permitan erradicar el hambre y garantizar el derecho a la alimentación de sus ciudadanos. Algo que
parecía poco probable años atrás, ahora está comenzado a tomar cuerpo, paso a paso, gracias la
voluntad política de los dirigentes y funcionarios. Incluso, la fuerte preocupación por el alza de precios de
los alimentos y las pérdidas de cultivos debido a las inundaciones han acrecentado el interés por el tema
del hambre en estos tres países andinos.

En el caso de Bolivia, uno de los temas relativos al hambre son los programas alimenticios, que han
adquirido la atención del gobierno debido a bajos índices de desnutrición, donde cerca de 125 mil
menores de dos años no han logrado su natural crecimiento. Algunas declaraciones de funcionarios
acerca del tema fueron publicadas por El Diario. El 28 de Marzo del 2008, se publicó la declaración del
vicepresidente de la República, Alvaro García Linera, quien ultimó al ministro de Salud, Walter Selum
Rivero, a esforzarse para acabar con este mal: “Hay que efectuar más esfuerzos Ministro. Estamos
nosotros aquí para darle toda una mano. Usted no puede quedarse tranquilo mientras tengamos esas
cifras… es nuestra obligación con la historia y los ciudadanos”, acotó. El 20 de Febrero del 2008, se
propagó otra declaración importante la vertió la jefa de la Unidad de Alimentación Complementaria
Escolar, Gabriela Aro Soria, respecto del programa Nutribebe, que distribuye alimentos complementarios
nutricionales para niños menores de dos años. “Nuestro objetivo es evitar la desnutrición crónica en los
niños en edad escolar”, y agregó que “con la distribución de este alimento a menores de seis meses a
dos años, podremos prevenir a futuro que los niños lleguen desnutridos a la escuela”.

Con respecto el desabastecimiento y el alza de precios de alimentos en los mercados, el decreto
promulgado por el gobierno boliviano, que prohíbe la explotación de aceite con el objetivo de cubrir la
demanda interna, creó confrontación entre el estado y la población. El 20 de Marzo del 2008, Eduardo
Bracamomte, presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), realizó
declaraciones en contra de dicha política de estado: “Nuevamente estamos ante un manejo político de la
agenda económica con el pretexto de dar seguridad alimentaria a la población”. Mientras que el Primer
Mandatario expresó su indignación: “No es posible que algunos empresarios sigan exportando a costa
del hambre del pueblo”.

Asimismo, los diarios bolivianos reportaron la preocupación de funcionarios de organismos
internacionales con respecto al hambre. Robert Zoellick, director del Banco Mundial (BM), es uno ellos,
quien se pronunció acerca de que el encarecimiento de los alimentos a nivel global podría acentuar las
condiciones de pobreza de unas 100 millones de personas. Para contrarrestar esta situación, propuso
medidas de emergencia para impulsar la producción agrícola a largo plazo. “No podemos esperar con
esta situación, por lo que debemos poner el dinero donde está nuestra boca para que podamos llevar
alimentos a personas hambrientas. Es así de crudo”, dijo Zoellick en una nota del 16 de Abril del 2008 de
El Diario.

La relación que algunos funcionarios establecen entre los biocombustibles y el hambre es otro tema que
genera debate en la actualidad. El 17 de Abril del 2008, El Diario dio a conocer las declaraciones del
presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva. El mandatario rechazó que este recurso natural sea el
causante de la crisis por los altos precios de los alimentos del mundo: "Los biocombustibles no son el



                                                                                                          33
villano que amenaza la seguridad alimentaria… Al contrario, desarrollados de acuerdo con la realidad de
cada país, pueden sacar a los países de la dependencia energética sin afectar su alimentación".

Por su parte, los diarios ecuatorianos presentaron muchas declaraciones a cerca de la reactivación del
agro, producto de los efectos negativos de los desastres naturales. Por ejemplo, el 21 de Marzo del
2008, El Comercio destacó las declaraciones del Ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y
Pesca, Walter Poveda, acerca de la puesta en marcha de un Plan de Reactivación Productiva en las
zonas afectadas, “el que comprendería la posibilidad de reestructurar deudas a los agricultores, así
como la de otorgarles nuevos créditos”. Días antes (el 16 de Marzo del 2008) el presidente Rafael
Correa habría hecho sus propias declaraciones, promoviendo su apoyo al sector agrícola y ganadero.
Mencionó que parte de ese apoyo es el fortalecimiento del Instituto Nacional Autónomo de
Investigaciones Agropecuarias (Iniap) para todo un programa de rescate a la agricultura en el país.

Asimismo cabe destacar que el diario El Comercio de Ecuador le dio bastante cobertura a las
declaraciones de funcionarios de organismos internacionales como la FAO, la UNESCO y el Banco
Mundial sobre el tema de la agricultura. El 25 de marzo del 2005 se proporcionó atención a las
declaraciones de, Guilhem Calvo, Consultor de la División de Ciencias Ecológicas de UNESCO, sobre el
hecho de que “hay que producir más pero también producir de manera diferente” para responder a la vez
a las necesidades alimentarias y a los desafíos en materia de salud, de ecología y de funciones sobre
todo sociales de la agricultura. En la misma línea, el 18 de Abril del 2008 se puso énfasis en las
declaraciones del representante de la FAO en la región, José Graciano, acerca del objetivo de impulsar
la reforma agraria: “Creemos que no puede haber una mejora en la desigualdad y una erradicación de la
pobreza extrema y del hambre si no hay un proceso que facilite el acceso a los medios de producción, al
agua y las riquezas naturales”.

En el caso de Perú, los temas que preocupan a los funcionarios del gobierno son los programas
alimentarios y la tendencia alcista del precio de los alimentos internos. El 18 de Enero del 2008, el diario
La Republica publicó las declaraciones del Ministro de Agricultura, Ismael Benavides, donde hace
hincapié en una posible “reducción de aranceles a los productos terminados para atenuar el alza de
precios de productos de primera necesidad”. El 28 de Marzo del 2008, el diario El Comercio haría lo
propio publicando las declaraciones del presidente Alan García, pidiendo alma a la población por el alza
de precios: “Esta Es una ola exterior pasajera y pido afrontarla con serenidad”.

El 27 de Marzo del 2008, el periódico La República realizó una entrevista al representante de la FAO en
la región, José Graciano, quien dijo que “las alzas no favorecen a los campesinos pobres”. Por eso, el
representante indicó que había que preocuparse para que el alza no sea un mal pero también sea un
beneficio para los agricultores.

En cuanto a las declaraciones ligadas a los programas alimenticios es importante mencionar que la
desnutrición infantil es el punto de batalla para los funcionarios. El 11 de Febrero del 2008, el diario La
República publicó las declaraciones del presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, donde
dijo que “si un país no invierte en la niñez, jamás se podrá salir adelante”, al programa de ayuda social
“Crecer”, encargado de la lucha contra la desnutrición. El 22 de Febrero del 2008, la Ministra de la Mujer,
Susana Pinilla, anunció su prioridad para combatir con mayor fuerza la desnutrición: “se priorizará la
mejora alimentaria en la población infantil entre los 0 y 2 años de edad”, con la finalidad de reducir al 9%
la desnutrición infantil al año 2011.

Como vemos, el posicionamiento del tema del hambre en la agenda política se ha convertido en una
realidad para estos tres países que sufren altos índices de desnutrición. Las declaraciones en torno al
alza de precios, la reactivación del agro y los programas alimentarios han tomado la delantera. Incluso,
el reconocimiento del problema por parte de mandatarios y funcionarios le suman un plus a esta


                                                                                                         34
situación ya que son ellos quienes, al verse sensibilizados por el tema del hambre, emprenderán
políticas publicas en beneficio de la población. Políticas que al fin y al cabo serán propias de cada país y
que permitirán “establecer estrategias de producción, consumo e importación de alimentos básicos,
garantizando así el acceso oportuno en cantidad y calidad de alimentos sanos, nutritivos y culturalmente
apropiados a la población para vivir bien”80.

3.4. Profundidad del análisis: ¿se aborda a fondo la problemática?
En la actualidad el tema del hambre ha cobrado fuerza en los medios de comunicación. El alza de
precios de los alimentos básicos y los constantes desastres naturales suscitados en varios países del
mundo han motivado a que el tema del hambre vuelva a formar parte de las agendas periodísticas. Los
diarios de Bolivia, Ecuador y Perú muestran especial preocupación por el impacto del cambio climático
en la agricultura ya que los cultivos se han visto violentamente perjudicados, provocando un
desabasteciendo de productos de primera necesidad en cada país.

Los perjudicados no solamente han sido los productores, sino también la población ya que la falta de
abastecimiento ha producido el alza de precios. Los pobres han resultado ser los más perjudicados al no
tener el dinero suficiente para poder comprar alimentos tan caros. Es así que la prensa busca alertar
sobre el inicio de una crisis que ha originado un problema se seguridad alimentaria en cada país: por un
lado, la escasez de alimentos se hace presente; por otro lado, la falta de recursos económicos impiden
el acceso a los productos de primera necesidad, que cada vez aumentan más de precio. Las medidas
aplicadas por los gobernantes para contrarrestar el alza de alimentos han sido criticadas sobre manera
en los tres países, e incluso las voces de protesta ya se han hecho escuchar con gran fuerza.

Si realizamos una comparación entre países, veremos que todos coincidieron en realizar una cobertura
exhaustiva sobre los desastres naturales. A lo largo de los tres meses, Ecuador publicó 429 noticias
respecto al tema; Bolivia y Perú informaron con 132 y 37 noticias respectivamente. Se trata de una
especie de fuego continuado de noticias que quiere impacta en el lector, con el fin de reforzar la idea de
que la alimentación se encuentra en peligro y que esa sensación que indica la necesidad de alimentos
puede volver a surgir con fuerza en el mundo. Perú es el único país que no tocó la problemática a
profundidad.

El precio de los alimentos es el tema que ocupa el segundo lugar de importancia en la prensa de los tres
países con 325 noticias en total. Ecuador nuevamente realizó una exhaustiva cobertura con 150 noticias,
seguido de Perú y Bolivia con 94 y 81 respectivamente. El aumento del precio de los alimentos es un
tema que ha dado la vuelta al mundo ya que incrementa el número de personas que pasan hambre en el
mundo. Para contrarrestar los daños algunos países como Perú y Ecuador tuvieron que crear subsidios
y bajar los aranceles; Argentina o Vietnam decidieron aumentar los impuestos a la exportación; y Bolivia
decidió cancelar las exportaciones para un mejor abastecimiento. En este caso Bolivia, Ecuador y Perú
mantuvieron una cobertura superior ya que sus países se vieron afectados de la misma manera.

Otro tema bastante trabajado fueron los programas alimentarios, donde además de apoyo alimentario,
se registró apoyo agrario, y subsidios. En este caso, 236 noticias fueron publicadas con respecto a este
tema. La cobertura en Ecuador y Bolivia se hizo notar, debido a la gran cantidad de solidarios que se
unieron a la grave crisis que viven estos dos países andinos.

La inestabilidad social y la escasez de alimentos fueron temas que recibieron una menor cobertura, sólo
se registraron un total de 72 y 53 noticias en los tres países andinos analizados. Cabe mencionar que en
todos los casos, las noticias mantuvieron una tendencia similar: la cobertura de noticias aumentó durante

80
  “Programa Productivo para la Seguridad y Soberanía Alimentaria 2008”, 17 de Diciembre del 2007.
http://populi.org.bo/Temas%20publicos%20Enviados/49-seguridadalimentaria.pdf

                                                                                                         35
los meses de febrero y marzo, para luego disminuir levemente en abril, debido a la coyuntura que se vive
mundialmente. La única excepción fue el tema de salud (desnutrición y malnutrición) que mostró
mínimas variaciones.




CONCLUSIONES

    -   Los diarios de los tres países han disparado tal cantidad de información sobre el tema del
        hambre que se ha logrado trasmitir un especie de miedo en el lector, logrando reforzarse la idea
        de que la alimentación se encuentra en grave peligro y que se puede desencadenar una crisis
        del hambre a medida a pasen los días.

    -   Las noticias publicadas en los medios impresos fijan, en la mente del lector, la sensación de que
        los países se encuentran desprotegidos ante el alza de precios de alimentos, viéndose afectada
        la seguridad alimentaria de la nación y minimizadas las posibilidades de ejercicio del derecho a
        la alimentación (debido a los problemas de acceso a los alimentos).

    -   La coyuntura actual –basada en el alza de precios de alimentos y del petróleo, junto a los
        desastres naturales– ha permitido que el tema del hambre ocupe portadas, editoriales y
        especiales de diarios. Sin embargo, para que los ciudadanos conozcan a fondo la seguridad
        alimentaria de su país y su derecho a la alimentación son necesarias acciones, sostenidas en el
        tiempo, que no vayan a desaparecer a medida que la agenda del diario varíe de aquí a un par
        de semanas.

    -   La coyuntura actual ha permitido que los medios de comunicación presten la debida atención a
        las acciones de los mandatarios para contrarrestar los problemas del hambre, producidos por los
        desastres naturales y el alza de precios. Incluso, estas acciones han sido criticadas por los
        columnistas de los diarios como una mala implementación de políticas públicas por partes del
        gobierno, que no permiten satisfacer las necesidades de la población.

    -   Las declaraciones de los funcionarios acerca del hambre han tomado importancia dentro de la
        agenda de los medios impresos. Efecto importante ya que, tomando en cuenta que los medios
        de comunicación son actores que modelan la opinión pública y ayudan a establecer los términos
        de los debates públicos, las acciones o políticas que los funcionarios puedan llevar respecto al
        hambre tendrán gran repercusión mediática.

    -   Las huelgas, producto del alza de precios y la escasez de alimentos, se han manifestado en
        diferentes partes del mundo como una amenaza para la seguridad de las naciones. La
        inestabilidad social refleja la falta de políticas publicas por parte del Estado para contrarrestar los
        efectos del alza de precios.




                                                                                                            36
BIBLIOGRAFÍA

ALEIXANDRE PARRA, Dolores, (2005), “El derecho a la alimentación”, Manos Unidas, Abril – Junio
2005, Boletín Nº 159.

ANDERSON COLANGELO, Meghan, “Seguridad alimentaria, un amplio concepto”, Consultado: Febrero
2008, < www.consumaseguridad.com >.

BORDA PÉREZ, Mariela, (2007), "La Paradoja de de la Malnutrición", Salud Uninorte, Vol. 23, N° 2, p,
276.

CASERO CAÑAS, Ana “La Pobreza y la inseguridad Alimentaria Sostenible en Burundi”, Universidad
Politécnica de Madrid – CFAME, bloque 1, p. 7.

CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIUAL DE LAS NACIONES UNIDAD, (2001), “Derechos económicos,
sociales y culturales: El Derecho a la Alimentación”, p. 17.

CAVASSA, Augusto; VÁSQUEZ – CAISEDO, Gloria, (2007), “Informe sobre los progresos y desafíos en
la implementación del derecho a la alimentación”. Lima, Perú.

GAJATE GARRIDO, Gissele; INURRITEGUI MAÚRTUA, Marisol, (2002), “El impacto de los programas
alimentarios sobre el nivel de nutrición infantil: una aproximación a partir de la metodología del
Propensity Score Matching”, Consorcio de investigación Económico Social. Lima, Perú.

GAMERO REQUENA, Julio, (2007), “El empleo y los ingresos durante el 2007: ¿cara sin sello?”,
Universidad Nacional de Ingeniería – UNI y Consorcio de Investigación Económico Social – CIES. Lima,
Perú.

HEXAGON CONSULTORES, (2007), “Seguridad Alimentaría Política nutricional para Ecuador”,
Memorando Económico de Investigación Legislativa, Edición Nº 27, Quito; Ecuador.

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA E INFORMÁTICA (INEI), (2006), “Encuesta Demográfica y
de Salud Familiar”, Lima, Perú.

ISUNZA VERA, Andrea, (2004), “La obesidad en la pobreza: Violación al derecho a la alimentación”,
Postgrado a distancia en obesidad. Barcelona, España




                                                                                                 37
LOTITE GARCÍA, Nicolás, (2006), “Como miran los medios la inmigración y transmiten la diversidad”,
Diálogo 'Comunicación y diversidad cultural' InCom – UAB Forum Universal de les Culturas. Barcelona,
España.

OCHOA RUIZ, Natalia, (2007), “Desarrollo de sistemas nacionales para la realización del derecho a la
alimentación”, Seminario Internacional sobre el Derecho a la Alimentación y Soberanía alimentaria.
Córdova, España.

OFICINA DE ALTO COMISIONADO DE LAS NACINES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS
EN GUATEMALA, Boletín N 10, Consultado: Marzo 2008, < www.oacnudh.org.gt >. Guatemala.

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN (FAO),
(2006), "El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2006”.
ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN (FAO),
(2006), "Seguridad Alimentaria”, Informe de Políticas, edición Nº 2.

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN (FAO),
(2006), “Seguridad Alimentaria y Nutricional, Conceptos Básicos”; Programa Especial para la Seguridad
Alimentaria - PESA – Centroamérica.

ROSERO GARCÉS, Fernando; CASARES MALDONADO, Adolfo; RAGALADO VILLAROEL, Fabián,
(2007), Grupo Apoyo y Cafolis, “Informe sobre avances y desafíos en la implementación del derecho a la
alimentación”, Quito, Ecuador.

SEGOVIA, Diego, (2005), “El derecho a la alimentación y la pérdida de la soberanía alimentaria”, BASE
Investigaciones sociales, p. 400.

ZEPEDA GAITÁN, Ricardo; SANDOVAL RAMOS, Nadia; (2006), Centro Internacional para
Investigaciones en Derechos Humanos, “Alimentación, un Derecho Desnutrido Análisis de la política de
Seguridad Alimentaria en Guatemala –Obstáculos, avances y retos para su implementación–“




                                                                                                   38

								
To top