TEDF REA 027 2003 by Y00GEK

VIEWS: 0 PAGES: 213

									               EXPEDIENTE:            TEDF-REA-027/2003.

               ACTOR:                 JOSÉ ISMAEL             CUELLAR
                                      CASTAÑEDA.

               AUTORIDAD              CONSEJO GENERAL DEL
               RESPONSABLE:           INSTITUTO     ELECTORAL
                                      DEL DISTRITO FEDERAL.

               TERCERO                PARTIDO DEL TRABAJO.
               INTERESADO:

               MAGISTRADO             RODOLFO TERRAZAS
               PONENTE:               SALGADO.

               SECRETARIOS DE ENRIQUE FIGUEROA ÁVILA,
               ESTUDIO Y      FERNANDO    LORENZANA
               CUENTA         ROJAS     Y    ROGELIO
                              MARTÍNEZ MELÉNDEZ.


México, Distrito Federal, a cinco de julio de dos mil tres.



VISTOS para resolver los autos del expediente número

TEDF-REA-027/2003, formado con motivo del recurso de

apelación interpuesto por el ciudadano José Ismael Cuellar

Castañeda en contra del Acuerdo ACU-665-03 emitido por el

Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal, de

veintiuno de junio de dos mil tres, por medio del cual se

aprueba la solicitud de sustitución presentada por el Partido

del Trabajo en el Distrito Federal, relativa a la candidatura de

Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, y se otorga el
                                2               TEDF-REA-027/2003




registro respectivo para el proceso electoral ordinario del año

dos mil tres, y

                     R E S U L T A N D O:



1.- El veintiuno de junio de dos mil tres, siendo las diez horas

con cincuenta y ocho minutos, el ciudadano José Ismael

Cuellar Castañeda, presentó escrito dirigido al Instituto

Electoral del Distrito Federal, mediante el cual solicita se

suspenda la sustitución de candidato a Jefe Delegacional

en Venustiano Carranza, que pretende realizar en su

perjuicio el Partido del Trabajo, por virtud del escrito de

renuncia que no ha promovido y con la que no está de

acuerdo,     expresando       los     siguientes     motivos   de

inconformidad.


            “JOSE        (sic)     ISMAEL      CUELLAR
            CASTAÑEDA. Por mi propio derecho,
            señalando como domicilio par oír,(sic) y
            recibir toda clase de notificaciones y
            documentos, el que se localiza en el número
            6 de la Calle Sur 97, en (sic) Colonia del
            Parque, Delegación Venustiano Carranza, de
            esta Ciudad Capital, autorizando para los
            mismos efectos a los Señores y Lic. (sic)
            Vicente Díaz López, Agustín Herrera Reyes,
            Marisela Villa López Teodardo Medina
            Bautista, (sic) Gabriela Hernández Meléndez,
            para que en mi nombre y representación
            conjunta o separadamente realicen las
            actividades propias que se requieran hasta la
            total solución de la presente queja y
            demanda, ante usted, C. Consejero
                     3                  TEDF-REA-027/2003




Presidente, Con (sic) el debido respeto
comparezco para exponer lo siguiente:

Que por medio del presente escrito,
conforme a lo dispuesto en los artículos 1, 8,
9, 14, 16, y 136, de la CONSTITUCIÓN
POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS, con relación y fundamento lo
establecido en los numerales , 1, 2, 3, 4,
6, 25, inciso a,(sic) 52, 60, inciso X,(sic) y
XII,(sic) 146, 238, 247, del CODIGO (sic)
ELECTORAL del (sic) DISTRITO FEDERAL,
y a los Artículos (sic)14, 15, 17, 19, 20, 22,
48, (sic) 77, DE LOS ESTAUTOS (sic) que
rigen la vida interna del PARTIDO DEL
TRABAJO. Por (sic) las violaciones
Flagrantes (sic) a las Leyes (sic) que se
mencionan en agravio del hoy suscrito, al
pretender sustituirlo (sic) sin fundamento
legal verdadero de la Candidatura (sic) a el
(sic) cargo de Jefe Delegacional en la
Demarcación (sic) de Venustiano Carranza,
candidatura que formalmente se registro (sic)
ante el Instituto Electoral del Distrito Federal,
y A LA QUE NO HE RENUNCIADO, y de la
que en forma dolosa pretenden sustituirme,
por el hecho de haber solicitado recursos
económicos a el (sic) Partido del Trabajo,
Partido Político Nacional que cuenta con
Registro (sic) ante el Instituto Electoral (sic)
Federal Electoral, y con reconocimiento
participativo en el Instituto Electoral del
Distrito Federal, conforme a lo establecido
(sic) Código Electoral del Distrito Federal,
sustitución que viola y trasgrede mis
derechos de Ciudadano (sic) Candidato,(sic)
y militante de este Partido Político, quien
pretende hacer creer a esta H, (sic)
Autoridad Electoral que renuncie (sic) a ser
Candidato (sic) para contender por la
Jefatura Delegacional y a hacer una
campaña electoral ganadora en la (sic)
Venustiano Carranza, para formalizar la
procedencia de mi queja y demanda
manifiesto que el Partido del Trabajo, P. T.
(sic) viola flagrantemente en mi perjuicio
todos (sic) y cada uno (sic) de las
disposiciones legales invocadas en este
párrafo, en contra de los derechos del hoy
suscrito JOSE (sic) ISMAEL CUELLAR
CASTAÑEDA, violaciones que para el efecto
                     4                TEDF-REA-027/2003




legal    procedente  describo en   las
consideraciones de hecho y de derecho
siguientes.
                 HECHOS.

PRIMERO.- A efecto de ser Seleccionado
(sic) para participar y ser Registrado (sic)
como Candidato (sic) Para (sic) el Cargo (sic)
de Jefe Delegacional, en Venustiano
Carranza, en el proceso electoral que
estamos viviendo, Conforme (sic) a los
Estatutos del Partido del Trabajo P.T. (sic) y
a las Disposiciones (sic) de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos,
así como a los requisitos establecidos en el
Código Electoral del Distrito Federal, cumplí
con todas y cada una de las formalidades y
requisitos exigidos en estos preceptos
legales, asimismo proteste (sic) respetar y
cumplir los mismos, prueba de ello es que fui
registrado con todas las formalidades para
contender como candidato por el cargo de
Jefe Delegacional en la Demarcación (sic)
Venustiano Carranza, del Distrito Federal.

SEGUNDO.- Para el efecto de que el Partido
del Trabajo procediera a realizar el tramite
(sic) antes mencionado ante el instituto (sic)
Electoral del Distrito Federal, mañosamente
me pidieron firmara varias hojas en blanco
las que según ellos serian(sic) utilizadas para
en mi nombre promover cualquier aclaración
o tramite (sic) que se necesitara a efecto de
que mi candidatura quedara formalmente
registrada, testigos que saben (sic) vieron y
les constan (sic) que este hecho es verdad,
son los señores Carlos Vivanco García,
Paulina Vázquez Vázquez, (sic) Pedro Peña
Franco, personas que cuando sea necesario
presentare (sic) ante la H. autoridad que se
requiera a efecto de que declaren sobre la
verdad de este hecho, mismo que permite
creer en la posibilidad de que una de esas
hojas se haya utilizado sin mi consentimiento
ni mi conocimiento, PARA TRAMITAR
DOLOSAMENTE UNA RENUNCIA QUE NO
HE PROMOVIDO Y CON LA QUE NO
ESTOY DE ACUERDO, ya que el noventa
por ciento de los gastos realizados en el
proselitismo político y campaña electoral (sic)
                      5                 TEDF-REA-027/2003




QUE (sic) como candidato he realizado, lo he
sufragado de mi bolsa.

TERCERO.- Por la falta de apoyo económico
de parte del Partido del Trabajo para cubrir
los gastos de campaña, SOLICITE (sic)
VERBALMENTE en varias ocasiones me
fueran asignados recursos, (sic) económicos
y este hecho genero (sic) molestias, ya que
a través del compañero Carlos Coronado, me
comunicaron que si me habían registrado
como candidato era para que perdiera ya que
al partido (sic) solo (sic) le interesaba obtener
el dos punto cinco (sic) de la votación para
poder tener sus plurinominales (sic) y que si
no quería que me bajaran (sic) de la
candidatura que no volviera a pedir nada y si
algo me daban que me lo guardara y me
callara, situación con la que no estuve de
acuerdo por considerar que debe haber
respeto a la contienda electoral que legitima
la democracia en nuestro país, cabe señalar
que también solicite (sic) me fuera asignado
por el P.T. (sic) el programa de logística y
cartografía con todos sus recursos, petición a
la que el Doctor (sic) CARLOS CORONADO,
me respondió verbalmente que era lo ultimo
(sic) que me soportaban y que a partir de ese
instante quedaba ya destituido como
candidato del P.T. (sic) por pretender ganar
las elecciones en mi delegación. (sic).

CUARTO.- y (sic) sucedió que el pasado día
28 de mayo del presente fui citado por el
Doctor (sic) CARLOS CORONADO, en las
instalaciones Estatales del Partido del
Trabajo en el Distrito Federal, lugar al que
acudí y donde se me requirió en ese instante
informara de los avances de persuasión y
captación de la intención del voto en mi favor
en la Delegación Venustiano Carranza,
requerimiento al que conteste (sic) al Doctor
(sic) Carlos Coronado, que al día siguiente le
informaría por escrito ya que en ese
momento no lleva (sic) conmigo la agenda de
actividades realizadas en la campaña
política, a lo que Carlos Coronado contesto
(sic) que mañana ya no seria (sic) necesario,
y que podía retirarme de las oficinas del
partido (sic).
                      6                  TEDF-REA-027/2003




QUINTO.- El mismo día 28 de mayo por la
tarde una persona que dijo llamarse
Guadalupe Pastrana, me informo (sic) vía
telefónica que ya había sido destituido como
candidato del P.T. (sic) por petición de el
(sic) candidato a diputado (sic) Rodrigo Díaz,
y que no intentara nada por que me iba a ir
mal, a efecto de expresar mi malestar por
esta llamada y por la información funesta que
me dio la señora Guadalupe Pastrana, el día
29 de mayo promoví atento oficio a el (sic)
Comisionado Político Nacional del P.T. (sic)
Dr. (sic) José Narro Céspedes, para
informarle las anomalías que sucedían y mi
inconformidad con ellas (sic) documento del
que como prueba Agrego (sic) a la presente
copia simple, y en respuesta (sic) este escrito
el doctor José Narro Informo (sic)
verbalmente que no me preocupará (sic) que
todo era un mal entendido y que siguiera
trabajando en mi campaña política, situación
que hasta el momento sigo haciendo.

SEXTO.- Es el caso que en días pasados
comenzó a aparecer en el área de la (sic)
Venustiano Carranza, propaganda del
P.T.,(sic) con el nombre y la figura de otro
candidato a contender en esta elección para
el cargo de Jefe Delegacional, situación que
me desconcertó, por lo que acudí a la
Comisión Estatal de de (sic) Garantías y
Controversias, del P.T: (sic) para que se (sic)
informara que (sic) era lo que sucedía, ya
que estaba publicitándose otra persona con
el logotipo del P.T. (sic) como Candidato (sic)
a Jefe       Delegacional en la Venustiano
Carranza, hecho que a todas luces es un
DELITO         ELECTORAL           FLAGRANTE,
Agregó (sic) a este escrito un gallardete del
otro presunto candidato que prueba mi dicho,
y en esta comisión, (sic) así como en La (sic)
Comisión Ejecutiva Estatal del Distrito
Federal, me informaron que si quería saber
que pasaba que hablara con José Narro, ya
que el (sic) mismo había autorizado mi
destitución como candidato, y es el hecho
que hasta ahora el citado Doctor (sic) José
Narro      se     a     (sic)     Negado      (sic)
sistemáticamente a Recibirme (sic) y a hablar
conmigo de esta situación, hecho por el que
solicite (sic) a el (sic) instituto (sic) Electoral
                    7                TEDF-REA-027/2003




del Distrito Federal, me informara sobre la
situación de mi candidatura mismo que como
respuesta me informo (sic) que mi
candidatura estaba en tramite (sic) de ser
cancelada por una renuncia que con carácter
de irrevocable promoví ante el Doctor José
Narro, situación que es totalmente falsa ya
que como lo manejo en el proemio de esta
queja y demanda así como en el escrito de
fecha 4 de junio del 2003 Dirigido (sic) al C.
Presidente del Consejo General del Instituto
Electoral, del Distrito Federal, manifiesto
enfáticamente que no tengo intención alguna
de renunciar a mi candidatura ni tampoco
deseo declinar la misma a favor de algún otro
candidato. Agrego a la presente (sic) copia
simple del documento citado como prueba de
mi dicho en contra de la presunta renuncia
que no he promovido.

SEPTIMO (sic).- Como se desprende de los
hechos antes narrados es claro que no he
renunciado a mi candidatura Para (sic)
Contender (sic) en Venustiano Carranza por
el cargo de Jefe Delegacional, así mismo
cabe la posibilidad de que sin mi
consentimiento ni conocimiento se haya foto
(sic) copiado en una de las hojas que
mañosamente me hicieron firmar un machote
de renuncia, motivo por el que solicito a
Ustedes H. Autoridades Electorales Del (sic)
Distrito Federal, se investigue la Veracidad
(sic) de la supuesta renuncia que NO (sic) he
promovido, y sancione en la vía y de la
manera que mejor proceda a quien o quienes
resulten responsables de las anomalías y
violaciones a los preceptos legales con los
que se promueve y funda esta queja y
demanda, a la vez DEMANDO DE USTEDES
SE SUSPENDA EL TRAMITE (sic) QUE SE
ESTA (sic) LLEVANDO A CABO PARA
CANCELAR         MI    REGISTRO       COMO
CANDIDATO DEL P.T. (sic) en la Delegación
Venustiano Carranza, POR EL HECHO QUE
EN NINGUNA PARTE DE LOS ESTATUTOS
QUE RIGEN LA VIDA INTERNA DEL
PARTIDO DEL TRABAJO LE CONCEDE
FACULTADES PERSONALES A EL (sic)
DOCTOR JOSÉ NARRO NI A NINGÚN
OTRO MILITANTE PARA PROMOVER LA
VIOLACIÓN       DE     LA    CONSTITUCIÓN
                   8               TEDF-REA-027/2003




POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS, EN LOS ARTÍCULOS AL
INICIO ESTABLECIDOS, Y YA QUE
DICHOS       ESTATUTOS           NO      DAN
FACULTADES           PARA        PROMOVER
DESTITUCIÓN O SUSTITUCIÓN ALGUNA
DE       CANDIDATOS          REGISTRADOS
ELECTORALMENTE, ya que esta conducta
viola y niega en mi perjuicio todos mis
derechos como candidato, como ciudadano,
(sic) y como militante del P.T.,(sic) POR LO
TANTO (sic) A FIN DE QUE NO SE
COMETA EN MI PERJUICIO UN DAÑO
MORAL Y POLÍTICO IRREPARABLE,
RUEGO A USTEDES, INTEGRANTES DEL
CONSEJO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL,        SE       SUSPENDA         LA
SUSTITUCIÓN DE CANDIDATO QUE
DOLOSAMENTE PRETENDE REALIZAR EN
MI PERJUICIO EL P.T. (sic) HASTA QUE SE
DESHOGUEN TODAS Y CADA UNA DE
LAS PRUEBAS QUE PARA ESTE HECHO
OFREZCO, Y SE INVESTIGUE POR QUE
(sic) LA SUPUESTA RENUNCIA SE LLENO
(sic) CON OTRO TIPO DE TINTA Y TIPO DE
LETRA EN LO RELATIVO A LA FECHA
CON QUE SUPUESTAMENTE YO NO
FIRME, (sic) YA QUE LA MISMA ES
POSTERIOR A EL (sic) ESCRITO DONDE
MANIFIESTO         QUE       NO        DESEO
RENUNCIAR NI DECLINAR EN FAVOR DE
OTRO CANDIDATO.

                PRUEBAS

Son todos y cada uno de los documentos
Públicos (sic) y Privados (sic) que agrego a
la presente, en copia simple en seis
adendas, junto con un gallardete de un
candidato en campaña que no esta (sic)
Registrado (sic) y que supuestamente
reponde al nombre de Víctor García, así
como las testimoniales que Ustedes (sic)
Autoridades (sic) Electorales (sic) me
Permitan (sic) desahogar a cargo de las
personas Mencionadas (sic) en el párrafo
segundo de este escrito, así mismo la
confecional (sic) personalísima de los
Doctores (sic) José Narro, (sic) y Carlos
Coronado, con domicilio conocido en el
Numero (sic) 242 de La (sic) Calle Monterrey
                     9                TEDF-REA-027/2003




de la Colonia Roma de esta Ciudad Capital
(sic) la que de aprobarse solicito se realice
bajo protesta de decir verdad y al tenor del
pliego de preguntas que previo al desarrollo
del hecho presentare, (sic) así mismo
reclamo de Ustedes (sic) Autoridades (sic)
Electorales (sic) la Presunción (sic) Legal
(sic) y Humana (sic) en todo lo que me
favorezca dentro del proceso que se forme y
que se derive de las actuaciones y
documentales que surjan y que se ofrezcan
en el desahogo de este proceso y que sirvan
para probar la veracidad de los hechos que
me favorezcan.

                 DERECHO

Se Violan (sic) en perjuicio de mis derechos y
son fundamento de esta demanda TODOS Y
CADA UNO DE LOS PRECETOS (sic)
LEGALES         Y       CONSTITUCIONALES
SEÑALADOS Y ENUMERADOS EN EL
PROEMIO DE MI QUEJA Y DEMANDA.

Por Lo (sic) expuesto:
A USTED, C. PRESIDENTE DEL CONSEJO
DEL     INSTITUTO      ELECTORAL DEL
DISTRITO FEDERAL.

ATENTAMENTE PIDO SE SIRVA.

PRIMERO.- Tenerme por presentado con
este escrito promoviendo formalmente queja
y demanda de suspensión, nulidad y de
sustitución de candidato del P.T. (sic) para
contender por el Cargo (sic) de Jefe
Delegacional en Venustiano Carranza, hasta
que se investiguen y valoren debidamente
todos y cada uno de los hechos
mencionados en el cuerpo de este ocurso,
conjuntamente con cada una de las pruebas
ofrecidas.

SEGUNDO.- De conformidad con (sic)
solicitado se dicte auto admisorio y se
radique el proceso que corresponde (sic) a
fin de poner a salvo mis derechos de
ciudadano y candidatos electoral , (sic) como
consecuencia de ello se niegue a el (sic) P.T.
(sic) la sustitución de Candidato (sic) A (sic)
jefe (sic) Delegacional que dolosamente
                                 10                TEDF-REA-027/2003




           pretende realizar en la (sic) Venustiano
           Carranza.

           TERCERO.- Una vez Resuelta (sic) la Queja
           (sic) y Demanda (sic) que por este medio
           Promuevo (sic) se condene a el (sic) P.T.
           (sic) a otorgarme la Parte (sic) proporcional
           que corresponde (sic) de las prerrogativas
           que le fueron otorgadas para gastos de la
           campaña       política   en     la   Delegación
           Venustiano Carranza. Y como consecuencia
           de que sea probada la comisión de algún
           delito electoral, se de vista a el (sic)
           ministerio (sic) publico (sic) federal (sic) a fin
           de que se sancione a quien o quienes los
           hayan cometido.

            PARA (sic) EFECTO LEGAL PROCEDENTE
                  PROTESTO LO NECESARIO
             México, Distrito Federal, a 20 de Junio del
                                2003.

              _______________________________
                 JOSE (sic) ISMAEL CUELLAR

                            CASTAÑEDA”



2.- En esa misma fecha, el Instituto Electoral del Distrito

Federal, durante sesión extraordinaria que inició a las once

horas con veinte minutos, emitió Acuerdo por el que se

aprobó la solicitud de sustitución presentada por el Partido

del Trabajo en el Distrito Federal, relativa a la candidatura a

Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, mismo que a

continuación se transcribe:


           "ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL
           DEL    INSTITUTO ELECTORAL  DEL
           DISTRITO FEDERAL POR EL QUE SE
           APRUEBA       LA  SOLICITUD  DE
           SUSTITUCIÓN PRESENTADA POR EL
                     11                 TEDF-REA-027/2003




PARTIDO DEL TRABAJO EN EL DISTRITO
FEDERAL,     RELATIVA      A    LA
CANDIDATURA         DE        JEFE
DELEGACIONAL,    EN     VENUSTIANO
CARRANZA, Y SE OTORGA EL REGISTRO
RESPECTIVO   PARA    EL   PROCESO
ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS
MIL TRES.

          CONSIDERANDO

1.     Que el artículo 41, base (sic) I (sic) de
la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, establece que los
Partidos (sic) Políticos (sic) son entidades de
interés público y que la ley determinará las
formas específicas de su intervención en el
proceso electoral, otorgándoles el derecho a
participar en las elecciones estatales y
municipales; asimismo prevé que los
Partidos (sic) Políticos (sic) tienen como fin
promover la participación del pueblo en la
vida democrática, contribuir a la integración
de la representación nacional, y como
organizaciones de ciudadanos, hacer posible
el acceso de éstos al ejercicio del poder
público, de acuerdo con los programas,
principios e ideas que postulan y mediante el
sufragio universal libre, secreto y directo.

2.      Que de conformidad con lo establecido
en el artículo 122, apartado C, Base (sic)
Primera (sic) fracción V, inciso f) de la
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, en el Estatuto de Gobierno del
Distrito Federal se establecerá que en las
elecciones del Distrito Federal sólo podrán
participar los Partidos (sic) Políticos (sic) con
registro nacional; y en su apartado C, Base
(sic) Tercera, (sic) fracción II, párrafos
primero y tercero de la Constitución General,
respectivamente se indica, que el Estatuto de
Gobierno del Distrito Federal establecerá los
órganos político-administrativos en cada una
de las demarcaciones territoriales en que se
divida el Distrito Federal serán elegidos en
forma universal, libre, secreta y directa,
según lo determine la ley.

3.    Que de igual forma, los artículos 104,
párrafo segundo y 105, párrafo primero del
                     12                TEDF-REA-027/2003




Estatuto de Gobierno del Distrito Federal,
disponen que las demarcaciones territoriales
y los órganos político-administrativos en cada
una de ellas se denominarán genéricamente
Delegacionales, las cuales se integrarán por
un Titular (sic) al que se le denominará
genéricamente Jefe Delegacional, electo en
forma universal, libre, secreta y directa cada
tres años, según lo determine la ley. En
relación con lo anterior, el artículo 10 de la
Ley Orgánica de la Administración Pública
del Distrito Federal establece el número de
Delegaciones, su ámbito territorial y su
identificación nominativa, de esta manera
determina que el Distrito Federal se divide en
16 demarcaciones territoriales.

4.     Que de conformidad con lo dispuesto
por el artículo 121 del Estatuto de Gobierno
del Distrito Federal, en las elecciones locales
del Distrito Federal sólo podrán participar los
Partidos (sic) Políticos (sic) con registro
nacional. En forma similar, el artículo 196,
segundo párrafo del mismo ordenamiento,
dispone que sólo los Partidos (sic) Políticos
(sic) Con (sic) registro nacional podrán
registrar candidatos al cargo de Jefe
Delegacional.

5.     Que el Instituto Electoral de Distrito
Federal es el organismo público autónomo,
depositario de la autoridad electoral y
responsable de la función estatal de
organizar las elecciones locales y los
procedimientos de participación ciudadana,
de conformidad con lo establecido en los
artículos 123 y 124 del Estatuto de Gobierno
del Distrito Federal.

6.      Que con fundamento en lo previsto por
el artículo 127 del Estatuto de Gobierno del
Distrito Federal, el Instituto Electoral del
Distrito Federal tendrá a su cargo en forma
integral y directa, entre otras, las actividades
relativas a los derechos y prerrogativas de
los partidos políticos, a la preparación de la
jornada electoral, los cómputos en los
términos que señale la ley, la declaración de
validez y el otorgamiento de constancias en
la elección de Diputados.
                     13                TEDF-REA-027/2003




7.      Que en cumplimiento a lo dispuesto
por el artículo 7° del Código Electoral del
Distrito Federal, no podrá registrarse a
ninguna persona como candidato a distintos
cargos de elección popular en el mismo
proceso     electoral u   otros    procesos
simultáneos, sean federales, estatales o del
Distrito Federal.

8.     Que en términos de lo previsto por el
artículo 10 del Código Electoral del Distrito
Federal, en cada Delegación del Distrito
Federal se elegirá un Jefe Delegacional a
través del voto universal, libre, secreto y
directo, cada tres años, en la misma fecha en
que sean electos los Diputados a la
Asamblea Legislativa; y los Partidos (sic)
Políticos (sic) procurarán que los candidatos
que postulen para Jefes Delegacionales no
excedan el 70 por ciento de un mismo
género.

9.      Que en congruencia con lo establecido
por los artículos 15 y 16 del Código Electoral
del Distrito Federal, en sesiones públicas del
Consejo General del Instituto Electoral del
Distrito Federal, de fechas trece de junio de
dos mil tres, y trece y veintisiete de febrero
de dos mil tres, se aprobaron, la división
territorial del Distrito Federal en 40 distritos
electorales uninominales; la modificación de
la división del citado territorio; así como el
marco Geográfico (sic) Electoral (sic) para la
Elección (sic) de Diputados a la Asamblea
Legislativa por el principio de mayoría
relativa y de Jefes Delegacionales en el
Distrito Federal, que se celebrará el seis de
julio de dos mil tres.

10. Que el artículo 18, primer párrafo del
Código Electoral del Distrito Federal, señala
que las asociaciones políticas reconocidas
por la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, el Estatuto de Gobierno
del Distrito Federal y dicho Código
constituyen entidades de interés público, con
personalidad jurídica propia las cuales
contribuirán a la integración de la
representación de los ciudadanos, de los
órganos de gobierno del Distrito Federal y a
hacer posible el acceso de éstos a los cargos
                     14                 TEDF-REA-027/2003




de elección popular, en los términos de lo
dispuesto por el artículo 122 Constitucional,
el citado Estatuto de Gobierno y demás
disposiciones aplicables.

11. Que en términos de lo dispuesto por el
artículo 19 del Código Electoral del Distrito
Federal, la denominación de “Partido (sic)
Político (sic)” se reserva para los efectos del
propio ordenamiento, a las asociaciones
políticas que tengan su registro como tal ante
las autoridades electorales federales.

12. Que con fundamento en el artículo 24,
fracción I, inciso a) del Código Electoral del
Distrito Federal, son derechos de los Partidos
(sic) Políticos, (sic) entre otros, participar en
el proceso electoral conforme a lo dispuesto
en la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, en el Estatuto de
Gobierno y en dicho Código.

13. Que de conformidad con el artículo 52,
párrafos primero y segundo del Código
Electoral del Distrito Federal, el Instituto
Electoral del Distrito Federal, es el organismo
público autónomo de carácter permanente,
depositario de la autoridad electoral y
responsable de la función estatal de
organizar las elecciones locales y los
procedimientos de participación ciudadana,
con personalidad jurídica y patrimonio
propios.

14. Que el Consejo General del Instituto
Electoral del Distrito Federal tiene, entre sus
atribuciones, registrar supletoriamente las
candidaturas a Jefes Delegacionales así
como dictar los actos necesarios para hacer
efectivas sus atribuciones, en términos de lo
previsto por el artículo 60, fracciones XVIII y
XXVI del Código Electoral del Distrito
Federal.

15. Que en términos de lo estatuido por el
artículo 71, inciso l) del Código Electoral del
Distrito Federal, corresponde al Presidente
del Consejo General, recibir de los Partidos
(sic) Políticos (sic) las solicitudes de registro
de candidatos cuyo registro corresponda
hacer al Consejo General.
                     15                TEDF-REA-027/2003




16. Que el artículo 74, incisos e), f), g) y n)
del Código Electoral del Distrito Federal,
señala como atribuciones del Secretario
Ejecutivo, apoyar al Consejo General, al
Presidente del mismo y a sus Comisiones en
el ejercicio de sus atribuciones; cumplir las
instrucciones del Presidente del Consejo
General y auxiliarlo en sus tareas; coordinar
los trabajos de las Direcciones Ejecutivas y
de los órganos distritales del Instituto,
informando permanentemente al Presidente
del Consejo General; y firmar junto con éste
todos los acuerdos y resoluciones que emita
dicho órgano colegiado.

17. Que la Dirección Ejecutiva de
Asociaciones Políticas tiene, entre otras, la
atribución de llevar los libros de registros de
candidatos a los puestos de elección popular,
según lo establece el artículo 77, inciso g) del
Código Electoral del Distrito Federal.

18. Que de conformidad con lo previsto
por el artículo 78, inciso a) del Código
Electoral del Distrito Federal, la Dirección
Ejecutiva de Organización Electoral, tiene la
atribución de proveer lo necesario para la
impresión y distribución de la documentación
electoral y material electoral autorizado.

19. Que el artículo 134 del Código
Electoral del Distrito Federal, dispone que el
proceso electoral para la renovación
periódica entre otros, de los Jefes
Delegacionales está constituido por el
conjunto de actos ordenados por la
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, el Estatuto de Gobierno Federal,
el propio Código y demás leyes relativas,
realizadas por las autoridades electorales,
los Partidos (sic) Políticos (sic) y los
ciudadanos.

20. Que con fecha seis de noviembre de
dos mil dos, este órgano superior de
dirección emitió el “Acuerdo del Consejo
General del Instituto Electoral del Distrito
Federal, por el que se aprueba la
Convocatoria a los Partidos Políticos
Nacionales y a los ciudadanos del Distrito
                     16                 TEDF-REA-027/2003




Federal para participar en el Proceso
Electoral Ordinario para la elección de
Diputados a la Asamblea Legislativa del
Distrito Federal y Jefes Delegacionales de
las Demarcaciones Territoriales del Distrito
Federal, a celebrarse el 6 de julio de 2003”.

21. Que en términos de lo previsto por el
artículo 136 del Código Electoral del Distrito
Federal, el próximo domingo seis de julio de
dos mil tres, tendrá verificativo en el Distrito
Federal, entre otras, la elección ordinaria de
Jefes Delegacionales.

22. Que la etapa de preparación de la
elección inició con la sesión que celebró el
Consejo General del Instituto Electoral del
Distrito Federal el día diez de enero del año
dos mil tres y concluirá al iniciarse la jornada
electoral del seis de julio del año en curso,
con base en lo dispuesto por el artículo 137,
párrafo segundo, inciso a) del Código
Electoral del Distrito Federal.

23. Que el artículo 142 del Código
Electoral del Distrito Federal, establece que
los Partidos (sic) Políticos (sic) promoverán,
en los términos que determina el citado
Código y sus documentos internos, una
mayor participación de las mujeres en la vida
política del país, a través de la postulación a
cargos de elección popular.

24. Que en términos de lo dispuesto por el
articulo 143, inciso c) del Código Electoral del
Distrito Federal, para el Proceso Electoral
Ordinario del año dos mil tres, el plazo para
el registro de las candidaturas para Jefes
Delegacionales ante el Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal,
transcurrió del veintinueve de abril al cinco
de mayo de dos mil tres.

25. Que en los términos del artículo 144
del Código Electoral del Distrito Federal, para
el registro de candidaturas a todo cargo de
elección popular, el Partido (sic) Político (sic)
postulante deberá presentar conjuntamente
con la solicitud de registro de candidatos que
correspondan, la plataforma electoral de
partido que por cada elección sostendrán sus
                     17                TEDF-REA-027/2003




candidatos a lo largo de las campañas
electorales.

I.     La solicitud de registro de candidaturas
deberá señalar el Partido (sic) Político (sic) o
coalición que las postulen y los siguientes
datos de los candidatos:

a) Apellido paterno, apellido materno
nombre completo;
b) Lugar y fecha de nacimiento;
c) Domicilio y tiempo de residencia en el
mismo;
d) Ocupación;
e) Clave de la credencial para votar con
fotografía;
f) Cargo para el que se les postule;
g) Denominación, color o combinación de
colores o emblema del partido o coalición
que los postula; y
h) Las firmas de los funcionarios del partido
o coalición postulantes.

II.    Además de lo anterior, el Partido (sic)
Político (sic) o coalición postulante deberá
acompañar:

a) La solicitud de la declaración de
aceptación de la candidatura, copia del acta
de nacimiento y de la credencial para votar
con fotografía así como, en su caso, la
constancia de residencia de propietarios y
suplentes;
b) Manifestar por escrito que los candidatos
cuyo registro solicita fueron seleccionados de
conformidad con las normas estatuarias del
propio Partido Político;
c) En el caso de solicitud de registro de las
listas de candidaturas a Diputados por el
principio de representación proporcional,
deberá acompañarse, además de los
documentos referidos en los párrafos
anteriores, de la constancia de registro del
total de candidaturas para Diputados por el
principio de mayoría relativa, las que se
podrán acreditar con las registradas por el
propio partido o coalición; y
d) Manifestación por escrito, en su caso, de
la forma de integración de la lista de
representación proporcional, de acuerdo a lo
                     18                 TEDF-REA-027/2003




establecido por el artículo 11 del Código de
la materia.

26. Que de conformidad con lo dispuesto
por el artículo 146 del Código Electoral del
Distrito Federal, para la sustitución de
candidatos, los Partidos (sic) Políticos (sic) lo
solicitarán por escrito al Consejo General,
observando las siguientes disposiciones:

a)     Dentro del plazo establecido para el
registro de candidatos podrán sustituirlos
libremente;
b)     Vencido el plazo a que se refiere el
inciso anterior, exclusivamente podrán
sustituirlos por causas de fallecimiento,
inhabilitación, incapacidad o renuncia. En
este caso; y
c)     En los casos de renuncia del
candidato, éste deberá notificar al Partido
(sic) Político (sic) o coalición que lo registró,
para que proceda, a su sustitución,
sujetándose a lo dispuesto por este Código
para el registro de candidatos.

27. Que el artículo 175 del Código
Electoral del Distrito Federal señala que las
boletas serán impresas dentro de treinta días
posteriores al registro de candidatos. En
caso de cancelación del registro, o
sustitución de uno o más candidatos, no
habrá modificación a las boletas si estas (sic)
ya estuvieran impresas; en todo caso, los
votos contarán para los Partidos (sic)
Políticos, (sic) las coaliciones y los
candidatos que estuviesen legalmente
registrados ante los Consejos General o
Distritales correspondientes

28. Que el Partido (sic) Político (sic)
postulante, presentó y obtuvo el registro de
su plataforma electoral para contender en el
Proceso Electoral Ordinario del año dos mil
tres, de conformidad con el Acuerdo del
Consejo General del Instituto Electoral del
Distrito Federal, relativo al registro de las
plataformas electorales, aprobado en sesión
de fecha ocho de mayo de dos mil tres.

29. Que este Consejo General del Instituto
Electoral del Distrito Federal en sesión de
                         19                 TEDF-REA-027/2003




    fecha doce de mayo de dos mil tres, registró
    supletoriamente las candidaturas postuladas
    por el Partido del Trabajo, para el cargo de
    Jefe Delegacional.

    30. Que mediante escrito recibido a las
    5:50 horas p.m. (sic) del día seis de junio de
    dos mil tres, en éste (sic) Instituto, el Partido
    del Trabajo por conducto del C. Ernesto
    Villarreal Cantú, Representante Propietario
    de dicho partido ente el Consejo General del
    Instituto Electoral del Distrito Federal, en
    ejercicio del derecho que le confiere el
    artículo 146, incisos b) y c) del Código
    Electoral del Distrito Federal, solicitó la
    sustitución que a continuación se detalla, en
    virtud de la presentación de la renuncia del
    C. José Ismael Cuellar Castañeda a la
    candidatura para Jefe Delegacional en
    Venustiano Carranza:

                 CANDIDATO           CANDIDATO
DELEGACIÓN
                 SUSTITUIDO          SUSTITUTO
                 JOSÉ ISMAEL
VENUSTIANO                           VÍCTOR GARCÍA
                 CUELLAR
CARRANZA                             PÉREZ
                 CASTAÑEDA


    Dicha    solicitud de    sustitución  fue
    acompañada de la documentación que se
    detalla y valora en el Anexo Único del
    presente Acuerdo, el cual forma parte del
    mismo.

    31. Que durante el proceso de verificación
    de la documentación presentada por el
    Partido del Trabajo, en la solicitud de
    sustitución por la que se postula al C. Víctor
    García Pérez, como candidato a Jefe
    Delegacional en Venustiano Carranza, se
    advirtió que en la solicitud de registro,
    menciona como día para competir en las
    elecciones, el “dos de julio”, debiendo decir
    “para contender en las elecciones del día
    seis de julio”, por lo que se requirió mediante
    oficio número IEDF/SECG/1840/03, de fecha
    nueve de junio de dos mil tres, signado por el
    Secretario Ejecutivo de este Instituto, la
    modificación de tal documento, siendo
    notificado a las 21:15 horas del mismo día.

    32. Que en atención al requerimiento
    referido en el Considerando que antecede,
                     20                 TEDF-REA-027/2003




mediante escrito de fecha once de junio de
dos mil tres, recibido a las 8:57 horas p.m.
(sic) del mismo día, el Partido del Trabajo, a
través del C. Ernesto Villarreal Cantú,
Representante Propietario de dicho partido
ante el Consejo General del Instituto
Electoral    del    Distrito   Federal,    dio
cumplimiento en tiempo y forma a dicho
requerimiento, subsanando la inconsistencia.

33. Que el Presidente del Consejo General
del Instituto Electoral del Distrito Federal a
través de la Secretaría Ejecutiva, ha
constatado que la solicitud de sustitución y
registro en estudio, cumple con lo dispuesto
en los artículos 144 y 146, incisos b) y c) del
Código Electoral del Distrito Federal, por lo
que a continuación se detalla:

A) Respecto del cumplimiento de lo
dispuesto en el artículo 144 del Código
Electoral del Distrito Federal, el Partido (sic)
Político (sic) postulante, acredita lo exigido
por el precepto legal en comento, ya que la
solicitud de registro en estudio se presentó
acompañada       de     la    información      y
documentación exigida por el referido
artículo, tal y como se advierte en el
Considerando que antecede, así como del
Anexo Único de este Acuerdo; y

B) Respecto del cumplimiento de lo
dispuesto por el artículo 146, incisos b) y c)
del Código Electoral del Distrito Federal, el
Partido Político postulante, acredita lo exigido
por el artículo citado, toda vez que la solicitud
de registro en estudio se presentó
acompañada de la renuncia del candidato a
sustituir, tal y como desprende de lo
expuesto en el Considerando 30 y en Anexo
Único del presente Acuerdo.

34. Que con fecha dos de junio de dos mil
tres, el Instituto Electoral del Distrito Federal
a través de la Dirección Ejecutiva de
Organización Electoral, entregó a los Talleres
Gráficos de México, los listados de
candidatos a Diputados a la Asamblea
Legislativa del Distrito Federal por ambos
principios y de Jefes Delegacionales, a fin de
iniciar la impresión de las boletas electorales
                      21                 TEDF-REA-027/2003




que habrán de emplearse en la jornada
electoral del próximo seis de julio del
presente año; razón por la cual, la solicitud
de sustitución de candidato es aprobada por
el Consejo General con posterioridad a la
fecha mencionada, como es el caso, el
nombre del ciudadano sustituto no podrá ser
impreso en dichas boletas, sin embargo, los
votos contarán para los Partidos (sic)
Políticos (sic) y el candidato legalmente
registrado ante éste (sic) órgano superior de
dirección.

En conclusión, esta autoridad electoral
considera que la solicitud de sustitución y
registro de la candidatura en cuestión
para Jefe Delegacional, postulada por el
Partido del Trabajo en el Distrito Federal,
cumple con todos y cada uno de los
requisitos normativos que al efecto
establecen los artículos 122 de la
Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos; 53, fracciones IV a X y
105 del Estatuto de Gobierno del Distrito
Federal; 6°, 7°, 142 y 146, incisos b) y c)
del Código Electoral del Distrito Federal.

Por lo antes expuesto y con fundamento en
los artículos 41, base (sic) I, (sic) 122,
apartado C, Base (sic) Primera, (sic) fracción
V, inciso f) y Base (sic) Tercera, (sic) fracción
II, párrafos primero y tercero, de la
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos; 104, párrafo segundo, 105,
párrafo primero, 106, segundo párrafo, 121,
123, 124 y 127 del Estatuto de Gobierno del
Distrito Federal; 7°, 10°, 15, 16, 18, párrafo
primero, 19, 24, fracción I, inciso a), 52,
párrafos primero y segundo, 60, fracciones
XVIII y XXVI, 71, incisos I), 74 inciso e), f), g),
i) y n), 77, inciso a), 134, 136, 137, párrafo
segundo, inciso a), 143, inciso c), 142, 144,
145, 146, incisos b) y c) y 175 del Código
Electoral del Distrito Federal, y 10 de la Ley
Orgánica de la Administración Pública del
Distrito Federal, el Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal, emite
el siguiente:

                 ACUERDO
                          22                TEDF-REA-027/2003




    PRIMERO.- Se aprueba la solicitud de
    sustitución presentada por el Partido del
    Trabajo en el Distrito Federal, relativa a la
    candidatura de Jefe Delegacional en
    Venustiano Carranza, y se otorga el registro
    respectivo para el Proceso Electoral
    Ordinario del año dos mil tres, en los
    términos siguientes:

                      CANDIDATO           CANDIDATO
DELEGACIÓN
                      SUSTITUIDO          SUSTITUTO
                                            VÍCTOR
VENUSTIANO       JOSÉ ISMAEL CUELLAR
                                            GARCÍA
 CARRANZA            CASTAÑEDA
                                            PÉREZ


    SEGUNDO.- Queda sin efectos la constancia
    de registro otorgada al candidato sustituido; y
    como consecuencia de ello, expídase la
    nueva constancia de registro al candidato
    sustituto, en términos del punto de Acuerdo
    que antecede.

    TERCERO.- Se ordena a la Dirección
    Ejecutiva de Asociaciones Políticas realice la
    inscripción de la candidatura en comento, en
    el libro correspondiente al registro de los
    candidatos a los puestos de elección popular.

    CUARTO.- El presente Acuerdo entrará en
    vigor al momento de su aprobación.

    QUINTO.- Notifíquese el presente Acuerdo
    en los estrados del Instituto Electoral de
    Distrito Federal, tanto en oficinas centrales,
    como en el XI Consejo Distrital Cabecera
    (sic) de Delegación Venustiano Carranza.

    SEXTO.- Publíquese el presente Acuerdo en
    los estrados del Instituto Electoral del Distrito
    Federal, tanto en oficinas centrales, como en
    el XI Consejo Distrital Cabecera (sic) de
    Delegación en Venustiano Carranza y en la
    página de internet: www.iedf.org.mx

    Así lo aprobaron por unanimidad de votos los
    CC. Consejeros Electorales, integrantes del
    Consejo General del Instituto Electoral del
    Distrito Federal, en sesión pública de fecha
    veintiuno de junio de dos mil tres, firmando al
    calce, el Consejero Presidente y el Secretario
    del Consejo General del Instituto Electoral
    del Distrito Federal, con fundamento en los
                                 23               TEDF-REA-027/2003




            artículos 71 inciso g) y 74 (sic) inciso n) del
            Código Electoral del Distrito Federal, doy fe.”



3.- La sesión extraordinaria en la que se acordó la sustitución

de candidatura que involucra al ciudadano José Ismael

Cuellar Castañeda, de fecha veintiuno de junio de dos mil

tres, tal y como se precisó en el resultando que antecede,

inició a las once horas con veinte minutos y concluyó nueve

minutos mas tarde, es decir a las once horas con veintinueve

minutos de la misma fecha, según se desprende de la versión

estenográfica correspondiente a la décima sexta sesión

extraordinaria del Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal, la cual se transcribe:


                          "VERSION ESTENOGRÁFICA
                                    ATC-EX16/21-03

                 CONSEJO GENERAL DEL INSTITUTO
                ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL
                VIGÉSIMA PRIMERA SESIÓN DEL AÑO
               DOS MIL TRES DÉCIMA SEXTA SESIÓN
                                EXTRAORDINARIA

            EN LA CIUDAD DE MÉXICO, DISTRITO
            FEDERAL, SIENDO LAS ONCE HORAS
            CON    VEINTE   MINUTOS    DEL   DÍA
            VEINTIUNO DE JUNIO DE DOS MIL TRES,
            EN LA SEDE DEL INSTITUTO ELECTORAL
            DEL DISTRITO FEDERAL, SITO EN CALLE
            HUIZACHES     NÚMERO    VEINTICINCO,
            COLONIA RANCHO LOS COLORINES DE
            ESTA CUIDAD; Y DE ACUERDO CON LA
            CONVOCATORIA     EMITIDA   POR    EL
            CONSEJERO      PRESIDENTE     JAVIER
            SANTIAGO CASTILLO, EN EJERCICIO DE
            LA ATRIBUCIÓN CONFERIDA POR EL
                      24                 TEDF-REA-027/2003




INCISO C) DEL ARTÍCULO 71 DEL
CÓDIGO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, SE REUNIERON PARA DAR
CUMPLIMIENTO A LO DISPUESTO POR
LOS    ARTÍCULOS       58      Y      59      DEL
ORDENAMIENTO LEGAL CITADO, EL
CONSEJERO                       PRESIDENTE,
CONSEJEROS ELECTORALES Y LOS
REPRESENTANTES DE LOS PARTIDOS
POLÍTICOS QUE SE NOMBRAN EN EL
PASE DE LISTA. ------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: SEÑORAS Y
SEÑORES MIEMBROS DEL CONSEJO
GENERAL DEL INSTITUTO ELECTORAL
DEL DISTRITO FEDERAL, SIENDO LAS
ONCE HORAS CON VEINTE MINUTOS DEL
DÍA VEINTIUNO DE JUNIO DE DOS MIL
TRES, SOLICITO AL SEÑOR SECRETARIO
QUE PROCEDA AL PASE DE LISTA CON
EL FIN DE VERIFICAR SI EXISTE EL
QUÓRUM ESTABLECIDO POR LA LEY
PARA CELEBRACIÓN DE LA SESIÓN
EXTRAORDINARIA           DEL         CONSEJO
GENERAL,     A    LA      CUAL         SE       HA
CONVOCADO. --------------------------------------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: SI SEÑOR
PRESIDENTE.----------------------------------------
SE VA A PASAR LISTA DE ASISTENCIA A
LOS        INTEGRANTES.                  SEÑOR
PRESIDENTE, LE INFORMO QUE ESTÁN
PRESENTES TODOS LOS CONSEJEROS
ELECTORALES,        ASÍ       COMO            LOS
REPRESENTANTES DE LOS PARTIDOS
POLÍTICOS     ACCIÓN        NACIONAL            (C.
SERGIO MUÑOZ CAMBRÓN); PARTIDO
REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL (C.
JOSÉ LUIS DOMÍNGUEZ SALGUERO);
PARTIDO      DE       LA        REVOLUCIÓN
DEMOCRÁTICA (C. RENÉ ARCE ISLAS);
PARTIDO VERDE ECOLOGISTA DE
MÉXICO    (C.   ALEJANDRO              GAMBOA
LÓPEZ); CONVERGENCIA (C. GABRIEL
LUGO    GARAY);      PARTIDO           DE       LA
SOCIEDAD NACIONALISTA (C. MARCELA
PÉREZ GARCÍA); PARTIDO ALIANZA
SOCIAL (C. FRANCISCO CARLOS ZÁRATE
RUIZ); PARTIDO MÉXICO POSIBLE (C.
LUIS RICARDO GALGERA BOLAÑOS);
PARTIDO LIBERAL MEXICANO (C. SILVIA
PREUSS        WINDFIELD);               FUERZA
CIUDADANA        PARTIDO              POLÍTICO
                         25                  TEDF-REA-027/2003




NACIONAL (C. ALEJANDRO GONZÁLEZ-
DURÁN FERNÁNDEZ); EL CONSEJERO
PRESIDENTE Y EL DE LA VOZ; POR LO
QUE ESTÁN PRESENTES DIECIOCHO
INTEGRANTES DEL CONSEJO GENERAL,
EN CONSECUENCIA, EXISTE EL QUÓRUM
REQUERIDO PARA SESIONAR. ---------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: MUCHAS
GRACIAS, SEÑOR SECRETARIO. ------------
EN VIRTUD DE QUE EXISTE EL QUÓRUM
ESTABLECIDO EN EL ARTÍCULO 59 DEL
CÓDIGO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, SE DECLARA ABIERTA LA
SESIÓN. ----------------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: MUCHAS
GRACIAS, SEÑOR SECRETARIO.-------------
EN VIRTUD DE QUE EXISTE EL QUÓRUM
ESTABLECIDO EN EL ARTÍCULO 59 DEL
CÓDIGO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, SE DECLARA ABIERTA LA
SESIÓN.------------------------------------------------
SEÑOR SECRETARIO, HAGA FAVOR DE
DAR LECTURA AL ORDEN DEL DÍA. ---------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: ORDEN
DEL   DÍA.      ----------------------------------------
“UNO. DOS PROYECTOS DE ACUERDO
DEL CONSEJO GENERAL DEL INSTITUTO
ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL,
POR LO QUE SE APRUEBAN LAS
SOLICITUDES            DE           SUSTITUCIÓN
PRESENTADAS POR LOS PARTIDOS DEL
TRABAJO Y VERDE ECOLOGISTA DE
MÉXICO EN EL DISTRITO FEDERAL,
RELATIVAS A DIVERSAS CANDIDATURAS
DE   JEFE       DELEGACIONAL,                Y      SE
OTORGAN              LOS              REGISTROS
RESPECTIVOS PARA EL PROCESO
ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS
MIL TRES. ---------------------------------------
DOS. DOS PROYECTOS DE ACUERDO
DEL CONSEJO GENERAL DEL INSTITUTO
ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL,
POR LOS QUE SE APRUEBAN LAS
SOLICITUDES            DE           SUSTITUCIÓN
PRESENTADAS POR LOS PARTIDOS DEL
TRABAJO Y MÉXICO POSIBLE EN EL
DISTRITO FEDERAL, RELATIVAS A LAS
CANDIDATURAS DE LAS FÓRMULAS DE
DIPUTADOS           A        LA         ASAMBLEA
LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL
POR EL PRINCIPIO DE MAYORÍA
                        26                  TEDF-REA-027/2003




RELATIVA EN DIVERSOS DISTRITOS
ELECTORALES UNINOMINALES, Y SE
OTORGAN            LOS              REGISTROS
RESPECTIVOS PARA EL PROCESO
ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS
MIL TRES”.--------------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: SEÑORAS
Y        SEÑORES                 CONSEJEROS
ELECTORALES Y REPRESENTANTES DE
LOS    PARTIDOS,           ESTÁN          A       SU
CONSIDERACIÓN LOS PUNTOS DEL
ORDEN DEL DÍA.---------------------------------
AL NO DARSE NINGÚN COMENTARIO,
SEÑOR SECRETARIO, PROCEDA A LA
VOTACIÓN ECONÓMICA PARA CONOCER
SI SE APRUEBA EL ORDEN DEL DÍA.--------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: SEÑORAS
Y        SEÑORES                 CONSEJEROS
ELECTORALES              EN           VOTACIÓN
ECONÓMICA SE CONSULTA SI SE
APRUEBA EL ORDEN DEL DÍA.----------------
LOS QUE ESTÉN POR LA AFIRMATIVA,
SÍRVANSE MANIFESTARLO LEVANTANDO
LA    MANO.------------------------------------------
APROBANDO POR UNANIMIDAD, SEÑOR
PRESIDENTE.----------------------------------------
EN VISTA DE QUE LA DOCUMENTACIÓN
RESPECTIVA           FUE           DISTRIBUIDA
PREVIAMENTE, ESTA SECRETARÍA PIDE
LA ANUENCIA DE LA PRESIDENCIA PARA
SOLICITAR     A       LOS        CONSEJEROS
ELECTORALES LA DISPENSA TOTAL DE
SU LECTURA.----------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: SEÑOR
SECRETARIO,       REALICE           USTED         LA
CONSULTA SOLICITADA.------------------------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: SEÑORA
(sic)  Y     SEÑORES             CONSEJEROS
ELECTORALES,             EN           VOTACIÓN
ECONÓMICA SE CONSULTA SI SE
DISPENSA LA LECTURA DE TODA LA
DOCUMENTACIÓN,           EN       VIRTUD          DE
HABER SIDO ÉSTA DISTRIBUIDA CON
ANTERIORIDAD.-------------------------------------
LO QUE ESTÉN POR LA AFIRMATIVA,
SÍRVANSE MANIFESTARLO LEVANTANDO
LA     MANO.         APROBANDO                  POR
UNANIMIDAD, SEÑOR PRESIDENTE.--------
- CONSEJERO PRESIDENTE: DÉ CUENTA
LA SECRETARÍA CON EL PRIMER PUNTO
DEL ORDEN DEL DÍA.-----------------------------
                        27                  TEDF-REA-027/2003




- SECRETARIO DEL CONSEJO: EL
PRIMER PUNTO DEL ORDEN DEL DÍA
CORRESPONDE A DOS PROYECTOS DE
ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL DEL
INSTITUTO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, POR LOS QUE SE APRUEBAN
LAS SOLICITUDES DE SUSTITUCIÓN
PRESENTADAS POR LOS PARTIDOS DEL
TRABAJO Y VERDE ECOLOGISTA DE
MÉXICO EN EL DISTRITO FEDERAL,
RELATIVAS A DIVERSAS CANDIDATURAS
DE    JEFE     DELEGACIONAL,                Y      SE
OTORGAN             LOS              REGISTROS
RESPECTIVOS PARA EL PROCESO
ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS
MIL TRES.---------------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: SEÑORAS Y
SEÑORES              CONSEJEROS                      Y
REPRESENTANTES, PREGUNTARÍA SI
ALGUNO DE LOS MIEMBROS, DE ESTE
CONSEJO DESEA RESERVAR ALGÚN
ASUNTO PARA SU DISCUSIÓN EN LO
PARTICULAR. ----------------------------------------
EN SEGUNDO LUGAR PREGUNTARÍA SI
HAY COMENTARIOS EN LO GENERAL.---
AL NO HABER COMENTARIOS, SEÑOR
SECRETARIO HAGA USTED FAVOR DE
PROCEDER           A        LA         VOTACIÓN
CORRESPONDIENTE.-----------------------------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: SEÑORA
(sic)   Y     SEÑORES             CONSEJEROS
ELECTORALES,          SE      CONSULTA             EN
VOTACIÓN         ECONÓMICA                SI       SE
APRUEBAN DOS PROYECTOS                             DE
ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL DEL
INSTITUTO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, POR LOS QUE SE APRUEBAN
LAS SOLICITUDES DE SUSTITUCIÓN
PRESENTADAS POR LOS PARTIDOS DEL
TRABAJO Y VERDE ECOLOGÍSTA DE
MÉXICO EN EL DISTRITO FEDERAL,
RELATIVAS A DIVERSAS CANDIDATURAS
DE    JEFE     DELEGACIONAL,                Y      SE
OTORGAN             LOS              REGISTROS
RESPECTIVOS PARA EL PROCESO
ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS
MIL TRES.-------------------------------------------
LOS QUE ESTÉN POR LA AFIRMATIVA,
SÍRVANSE MANIFESTARLO LEVANTANDO
LA MANO. -----------------------------------------
APROBADOS POR UNANIMIDAD, SEÑOR
                        28                  TEDF-REA-027/2003




PRESIDENTE.----------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: GRACIAS,
SEÑOR SECRETARIO.----------------------------
-SÍRVASE       CONTINUAR               CON         EL
SIGUIENTE ASUNTO EL ORDEN DEL DÍA.-
- SECRETARIO DEL CONSEJO: EL
SEGUNDO PUNTO DEL ORDEN DEL DÍA
CORRESPONDE A DOS PROYECTOS DE
ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL DEL
INSTITUTO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, POR LOS QUE SE APRUEBAN
LAS SOLICITUDES DE SUSTITUCIÓN
PRESENTADAS POR LOS PARTIDOS DEL
TRABAJO Y MÉXICO POSIBLE EN EL
DISTRITO FEDERAL, RELATIVAS A LAS
CANDIDATURAS DE LAS FÓRMULAS DE
DIPUTADOS          A        LA         ASAMBLEA
LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL
POR EL PRINCIPIO DE MAYORÍA
RELATIVA EN DIVERSOS DISTRITOS
ELECTORALES UNINOMINALES, Y SE
OTORGAN             LOS              REGISTROS
RESPECTIVOS PARA EL PROCESO
ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS
MIL TRES.----------------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: SEÑORAS Y
SEÑORES              CONSEJEROS                      Y
REPRESENTANTES, PREGUNTARÍA SI
ALGUNO DE LOS MIEMBROS DE ESTE
CONSEJO DESEA RESERVAR ALGÚN
ASUNTO, PARA LA DISCUSIÓN EN LO
PARTICULAR.---------------------------------------
A SU VEZ, PREGUNTARÍA SI HAY
ALGUNA       INTERVENCIÓN                EN        LO
GENERAL. EL CONSEJERO ELECTORAL
EDUARDO       HUCHIM,           EN       PRIMERA
RONDA.-------------------------------------------------
- CONSEJERO ELECTORAL EDUARDO
HUCHIM: BUENO, COMO EN EL CASO
ANTERIOR,        DESPUÉS             DE        ESTA
PREGUNTA SE PUSO A VOTACIÓN, EN
REALIDAD       ESTA         (sic)      ES        UNA
INTERVENCIÓN QUE TIENE QUE VER
CON EL PROYECTO DE ACUERDO POR
EL QUE SE APRUEBA LA SOLICITUD DEL
PARTIDO DEL TRABAJO EN LOS
DISTRITOS XIX Y XXIII.------------------------
EN LA PÁGINA SIETE DE ESTE
PROYECTO DE ACUERDO, APARECE UN
NUMERAL TRES, QUE RELACIONA A
VÍCTOR GARCÍA PÉREZ, CANDIDATO A
                        29                  TEDF-REA-027/2003




JEFE DELEGACIONAL EN VENUSTIANO
CARRANZA. EVIDENTEMENTE, ES UN
GAZAPO; SE INTRODUJO AL PEGAR Y
CORTAR, SEGURAMENTE, O CORTAR Y
PEGAR, SE INTRODUJO ESTE TEXTO; ES
EL        NUMERAL              TRES,             QUE
EVIDENTEMENTE NO TIENE RELACIÓN
CON EL PROYECTO DE ACUERDO QUE
ESTÁ A CONSIDERACIÓN O AL MENOS
ESO ES LO QUE PARECE.---------------------
SI ES ASÍ, PUES HABRÍA QUE SUPRIMIR
ESTE NUMERAL TRES, QUE ESTÁ
INMEDIATAMENTE                ANTES              DEL
CONSIDERANDO TREINTA Y CUATRO.
GRACIAS.----------------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: GRACIAS,
SEÑOR      PRESIDENTE.-------------------------
LA RAZÓN POR LA QUE ESTÁ LO DE
VICTOR      GARCÍA            PÉREZ,            JEFE
DELEGACIONAL,             ES         QUE           SE
TRANSCRIBIÓ                  TODO                  EL
REQUERIMIENTO.----------------------------------
PODRÍA QUEDAR EL REQUERIMIENTO O
PODRÍAMOS, DESPUÉS DEL DOS, PONER
PUNTOS SUSPENSIVOS Y ELIMINAR EL
TRES. COMO USTEDES QUIERAN.-----------
-     CONSEJERO          PRESIDENTE:               EN
SEGUNDA RONDA, EL CONSEJERO
HUCHIM.-----------------------------------------------
- CONSEJERO ELECTORAL EDUARDO
HUCHIM: ¡QUE RÁPIDAS RONDAS---
CREO QUE ASÍ SE PUEDE RESOLVER,
PORQUE ESTÁ HECHO DE QUE CUANDO
SE REFIRIÓ AL ACUERDO AL CANDIDATO
A      JEFE     DELEGACIONAL,                  ESTA
TRANSCRIPCIÓN INCLUSO NO SE HIZO Y
PARECE LÓGICO QUE SE HAGA EN EL
DEL CANDIDATO A DIPUTADO, PERO
CREO QUE COMO LO HA PROPUESTO EL
SECRETARIO EJECUTIVO SE RESUELVE.
GRACIAS.----------------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: ¿ALGUNA
OTRA INTERVENCIÓN?---PUES AL NO
HABER MÁS INTERVENCIONES, SEÑOR
SECRETARIO, PROCEDA A TOMAR LA
VOTACION CORRESPONDIENTE.-------------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: SEÑORA
(sic)    Y    SEÑORES             CONSEJEROS
ELECTORALES,         SE       CONSULTA             EN
VOTACIÓN        ECONÓMICA                 SI       SE
APRUEBAN        DOS        PROYECTOS               DE
                         30                  TEDF-REA-027/2003




ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL DEL
INSTITUTO ELECTORAL DEL DISTRITO
FEDERAL, POR LOS QUE SE APRUEBAN
LAS SOLICITUDES DE SUSTITUCIÓN
PRESENTADAS POR LOS PARTIDOS DEL
TRABAJO Y MEXICO POSIBLE EN EL
DISTRITO FEDERAL, RELATIVAS A LAS
CANDIDATURAS DE LAS FÓRMULAS DE
DIPUTADOS               A     LA        ASAMBLEA
LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL
POR EL PRINCIPIO DE MAYORÍA
RELATIVA DEL DISTRITO FEDERAL EN
DIVERSOS DISTRITOS ELECTORALES
UNINOMINALES Y SE OTORGAN LOS
REGISTROS RESPECTIVOS PARA EL
PROCESO ELECTORAL ORDINARIO DEL
AÑO DOS MIL TRES, MODIFICANDO EN
EL ACUERDO DEL PARTIDO DEL
TRABAJO,           EN     EL    CONSIDERANDO
TREINTA Y TRES, AL FINAL DEL PUNTO
DOS, PONER PUNTOS SUSPENSIVOS Y
ELIMINAR EL PUNTO TRES.---------------------
LOS QUE ESTÉN POR LA AFIRMATIVA,
SÍRVANSE MANIFESTARLO LEVANTANDO
LA MANO.----------------------------------------------
APROBADO POR UNANIMIDAD, SEÑOR
PRESIDENTE.----------------------------------------
- CONSEJERO PRESIDENTE: GRACIAS,
SEÑOR SECRETARIO.----------------------------
SÍRVASE CONTINUAR CON EL SIGUIENTE
ASUNTO DEL ORDEN DEL DÍA.----------------
- SECRETARIO DEL CONSEJO: SEÑOR
PRESIDENTE, LE INFORMO QUE SE HAN
AGOTADO             TODOS      LOS        ASUNTOS
LISTADOS EN EL ORDEN DEL ORDEN
DEL DÍA.------------------------------------------------
-     CONSEJERO            PRESIDENTE:              NO
HABIENDO OTRO ASUNTO QUE TRATAR
Y SIENDO LAS ONCE HORAS CON
VEINTINUEVE MINUTOS DE LA MISMA
FECHA, SE LEVANTA LA SESIÓN
EXTRAORDINARIA               DEL          CONSEJO
GENERAL DEL INSTITUTO ELECTORAL
DEL DISTRITO FEDERAL. -----------------------
AGRADEZCO A TODOS USTEDES SU
PRESENCIA. -----------------------------------------
----------------------C O N S T E---------------------“
                                 31             TEDF-REA-027/2003




4.-   El veintidós de junio de dos mil tres, el Secretario

Ejecutivo del Instituto Electoral del Distrito Federal dictó

Acuerdo por el cual dio por recibido el escrito de queja,

interpuesto por el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda,

iniciando su trámite como recurso de apelación y ordenando

publicar en los estrados de dicho Instituto por un plazo de

setenta y dos horas el Acuerdo de mérito, así como el escrito

de queja aludido, cumpliéndose tal determinación a las

veintiuna horas de la fecha en cita.



5.- El veinticinco de junio del año en curso, siendo las

diecinueve horas con veintidós minutos, se recibió en

Oficialía de Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal,

escrito suscrito por el licenciado Ernesto Villarreal Cantú, en

su carácter de Representante Propietario del Partido del

Trabajo ante el Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito   Federal,   por   el   cual   acude    en    el   presente

procedimiento como tercero interesado, documento que a

continuación se transcribe:


             "ERNESTO VILLARREAL CANTU, (sic) en
             mi carácter de Representante Propietario del
             PARTIDO DEL TRABAJO, personalidad
             debidamente registrada y reconocida ante el
             Consejo General del Instituto Electoral del
             Distrito Federal; señalando como domicilio
                      32                TEDF-REA-027/2003




para el efecto de recibir y oír notificaciones el
inmueble ubicado en Avenida Cuauhtémoc
No. 47 de la Colonia Roma Delegación
Cuauhtémoc y autorizando para que las
reciban a mi nombre y representación a los
C.C. Licenciados SILVANO GARAY ULLOA,
SERGIO ARRAMBIDE CANTU (sic) y
ULlSES MEJIA OLVERA, ante usted
comparezco a exponer:

Que por medio del presente escrito, a
nombre del Partido del Trabajo y con
fundamento en los artículos 242, 244, 245
inciso c), 247 fracción II del Código Electoral
del Distrito Federal y demás relativos y
aplicables; ocurra ante este H. Órgano
Jurisdiccional en materia Electoral como
Partido     Tercero      Interesado      en    la
substanciación y resolución del improcedente
Juicio (sic) identificado al rubro, al tenerle al
Partido que represento un interés legítimo en
la causa, fundado en las siguientes
consideraciones tácticas y ,de derecho.

RAZON (sic) DE INTERES (sic) JURÍDICO

Motiva mi comparecencia en éste (sic) Juicio,
(sic) el hecho de que el hoy actor, presenta
un escrito ante el Instituto Electoral del
Distrito Federal en el que se señala una serie
de hechos que en lo que tiene que ver con mi
representado son falsos, y en el que se queja
de la sustitución que realizó el Partido del
Trabajo a la candidatura como Jefe
Delegacional de Venustiano Carranza, toda
vez que el promovente presentara la
renuncia a dicha candidatura con carácter de
irrevocable ante la Dirigencia del Partido del
Trabajo, la cual le fue aceptada y por
consiguiente se realizó la sustitución de
dicho candidato ante la Autoridad Electoral
correspondiente, conforme lo establece el
Código Electoral del Distrito Federal así
como lo dispuesto por la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, y por la
propia normatividad del Partido (sic) que
represento. Además es de señalar que el
quejoso realiza una serie de aseveraciones
meramente subjetivas, además de que como
lo demostraremos a continuación existen
diversas causas de improcedencia, por lo
                     33                 TEDF-REA-027/2003




que consideramos que el presente juicio
debe de desecharse de plano por no
acreditar la parte adora en consecuencia su
interés jurídico, la competencia de la vía, no
cumple con los requisitos mínimos de
procedencia, no acredita su personalidad,
además de que no le asiste la razón en el
Juicio (sic) planteado.

PRETENSIONES DEL PARTIDO TERCERO
INTERESADO

La primera pretensión del Partido (sic) que
represento al comparecer como tercero
interesado en la substanciación y resolución
del presente medio de impugnación, es
solicitar a este H. Tribunal Electoral del
Distrito Federal, que al ser las causales de
improcedencia de orden público y por tanto
de estudio preferente éste Tribunal realice un
análisis de las mismas y deseche de plano el
medio de impugnación planteado, en virtud
de que no cumple el quejoso con lo
establecido por el Código Electoral del
Distrito Federal en el artículo 251 (sic) incisos
a) (sic) c) y g) el cual a la letra dice:

Artículo 251. -Los medios de impugnación
previstos    en    este     Código     serán
improcedentes en los siguientes casos:

a) Cuando se pretendan impugnar actos o
resoluciones que no afecten el interés
jurídico del actor.

c) Que el promovente carezca de
legitimación en los términos del presente
Código.

g) Cuando los agravios manifiestamente no
tengan relación directa con el acto o
resolución que pretenden combatir, o por
falta de hechos o los que se expongan no
puedan deducirse agravio alguno.

Es improcedente el presente recuro (sic) de
conformidad con el articulo 251 (sic) inciso a)
antes citado, tomando en cuenta que al
promovente no se le afecta interés jurídico
alguno, puesto que el mismo renunció a
dicho derecho que le otorgaba la candidatura
                     34                TEDF-REA-027/2003




a Jefe Delegacional de Venustiano Carranza
por el Partido del Trabajo.

Es improcedente el presente recuro (sic) de
conformidad con el artículo 251 (sic) inciso c)
antes citado, tomando en cuenta que no
cuenta con legitimación en los términos del
Código de la Materia, (sic) considerando que
ni siquiera acredita con documento alguno su
personalidad, como lo señala el artículo 246
fracción 11.

Es improcedente el presente recuro (sic) de
conformidad con el artículo 251 (sic) inciso a)
antes citado, tomando en cuenta que no solo
(sic) deja de existir relación directa entre los
agravios y el acto o resolución que se
pretenden combatir, sino que no existe en el
cuerpo del escrito un solo (sic) agravio
manifestado por el quejoso ni señala en
ningún momento acto o resolución que
pretenda combatir ni siquiera Autoridad
Responsable, por lo que el presente
procedimiento no tiene razón de ser ni de
existir.

En el Capítulo VIl denominado "Reglas de
procedimiento para los recursos" se ubica el
artículo 253 (sic) fracción I (sic) incisos d) y
e) que a le (sic) letra dice:

"Artículo 253.- Para la interposición de los
recursos se cumplirá con los requisitos
siguientes:

1.- Deberán presentarse por escrito y se
sujetarán a las siguientes reglas:
……
d) Mencionar de manera expresa el acto o
resolución impugnados y la autoridad
electoral responsable;

e) Mencionar de manera expresa y clara los
agravios que cause el acto o resolución
impugnado, los preceptos presuntamente
violados y los hechos en que se basa la
impugnación;
…….."
En el escrito de queja al no mencionar de
manera expresa el acto o resolución
impugnados y la autoridad electoral que sea
                    35              TEDF-REA-027/2003




responsable, ni mucho menos menciona de
manera expresa y clara los agravios que
cause el acto o resolución impugnado, es
motivo suficiente para decretar la notoria
improcedencia de los actos reclamados de
conformidad con lo estipulado por el artículo
253 del Código Electoral del Distrito Federal
antes señalado.

En efecto, en virtud de que el estudio de las
causales     de    improcedencia     resultan
preferente en su estudio, de acuerdo a
jurisprudencia de este Tribunal, en donde se
indica:

IMPROCEDENCIA, CAUSALES DE. SU
ESTUDIO ES PREFERENTE Y OFICIO EN
LOS       MEDIOS      DE     IMPUGNACIÓN
PREVISTOS          POR      EL      CÓDIGO
ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL.
Previamente al estudio de los agravios
formulados a través de los medios de
impugnación que regula el Código Electoral
del Distrito Federal, este Tribunal debe
analizar las causales de improcedencia que
en la especie puedan actualizarse, por ser su
examen preferente y de orden público, de
acuerdo con lo dispuesto por el párrafo
primero del artículo 1° del Código Electoral
del Distrito Federal.

Recurso de apelación TEDF-AP-001/99.
Partido Acción Nacional. 30 de marzo de
1999. Unanimidad de cinco votos. Ponente:
Estuardo Mario Bermúdez Molina.
Secretaria de Estudio y Cuenta: Nohemí
Reyes Buck.
Recurso de apelación TEDF-REA-008/99.
Partido Revolucionario Institucional. 24 de
junio de 1999. Unanimidad de cinco voto.
Ponente: Rodolfo Terrazas Salgado.
Secretario de Estudio y Cuenta: Alejandro
Juárez Cruz.

Recurso de apelación TEDF-REA-011/99.
Socorro Aparicio Cruz. 24 de junio de 1999.
Mayoría de tres votos. Ponente: Estuardo
Mario Bermúdez Molina. Secretaria de
Estudio y Cuenta: Nohemí Reyes Buck.
                    36               TEDF-REA-027/2003




TESIS DE JURISPRUDENCIA: (TEDF001
.1EL3/99) J..01/99.
Tribunal Electoral del Distrito Federal.
Primera Época. Materia Electoral. Aprobada
por Unanimidad de votos. 9 de diciembre de
1999.

Como se ha señalado, el presente recurso no
es procedente, puesto que no sé (sic) esta
(sic) inconformando con un acto imputable al
Consejo General del Instituto Federal
Electoral, sino más bien sé inconforma contra
actos del propio Partido del Trabajo, como se
desprende en todo momento de su frívolo y
temerario recurso.

No acredita su personalidad el promovente
de conformidad con lo establecido por el
artículo 246 el (sic) que señala:
"Artículo 246.- La presentación de los medios
de impugnación corresponde a:

…”

II.- Los ciudadanos y los candidatos por su
propio derecho, en forma individual, sin que
sea admisible representación alguna. Los
candidatos deberán acompañar el original o
copia certificada del documento en el que
conste su registro;

…”

Queda claro que el actor no acredita su
personalidad en el presente procedimiento, al
no anexar la documentación que para tal
efecto obliga el Código de la Materia, (sic)
motivo por el cual es otro el elemento para
desechar el presente recurso, pues si el actor
no acredita la personalidad por consiguiente
no se puede entrar al estudio del fondo del
asunto.

Es de explorado derecho que en principio y
queda la presunción de la Legalidad (sic) de
los actos administrativos, corresponde al
actor la carga de la prueba. Es él quien
deberá aportar los medios probatorios
respectivos a fin de destruir tal presunción,
bajo pena de no hacerlo, subsistirá la misma,
y en consecuencia, el Juzgador (sic) deberá
                     37               TEDF-REA-027/2003




emitir su fallo, declarando la validez del acto
impugnado.

Por todas las consideraciones antes
mencionadas este H. Tribunal debe de
declarar el desechamiento de plano por ser
notoriamente frívolo e improcedente el
presente juicio reclamado.

CONTESTACIÓN AD CAUTELAM DE LOS
AGRAVIOS

Ahora bien; si este H. Tribunal determina
realizar el análisis de los agravios esgrimidos
por el actor, procedo cautelarmente y para no
quedar en estado de indefensión a señalar lo
siguiente:

Ante la imposibilidad de dar contestación a
los Agravios, toda vez que el promovente en
ningún momento presentó agravio alguno, lo
que además de causar la improcedencia
recurso planteado, me imposibilita por lógica
a dar debida contestación de los mismos. Por
tal motivo señalaré y rebatiré los hechos
planteados por el quejoso.

Lo señalado en el escrito de queja relativo a
que el promovente fue seleccionado de
acuerdo con nuestra norma estatutaria como
candidato a Jefe Delegacional de Venustiano
Carranza, por lo que fue debidamente
registrado ante el Organo (sic) Electoral (sic)
competente es cierto.

Sin embargo es falso y desafortunado lo
dicho en el escrito de queja cuando señala
que “mañosamente me pidieron firmara
varias hojas en blanco, las que según ellos
serían utilizadas para en mi nombre
promover cualquier aclaración o trámite que
se necesitar (sic) a efecto de que mi
candidatura quedara formalmente registrada”
así mismo señala que “mismo que permite
creer (sic) en la posibilidad de que una de
esas hojas se haya utilizado sin mi
consentimiento ni mi conocimiento, PARA
TRAMITAR          DOLOSAMENTE          UNA
RENUNCIA QUE NO HE PROMOVIDO Y
CON LA QUE NO ESTOY DE ACUERDO" lo
que además de falso es temerario, pues su
                     38                TEDF-REA-027/2003




dicho no lo acredita con elemento de prueba
alguno, solamente con una supuesta
presencia de testigos, que luego ofrece en el
capítulo de Pruebas (sic) como Testimonial
(sic) a cargo de las personas señaladas en el
punto SEGUNDO de los hechos, prueba que
no puede ser aceptada por no estar ofrecida
en los términos del artículo 261 (sic) inciso f)
del Código Electoral del Distrito Federal,
además no señala el tiempo, lugar y modo de
los supuestos hechos.

Por tal motivo desde este momento ofrezco
la Prueba (sic) Pericial (sic) con el fin de
corroborar que la firma del quejoso fue hecha
sobre un el escrito de queja ya redactado y
no que su firma en un papel en blanco fuera
montada o adecuada a un posterior escrito
de renuncia.

Es falso lo señalado en los punto (sic)
TERCERO y CUARTO de los hechos del
escrito de referencia, y que por ser
afirmaciones del quejoso, este (sic) está
obligadas a probar su veracidad.

Sigue señalando el quejoso datos falsos con
los que intenta confundir absurdamente a la
Autoridad al señalar que personas que no
tiene (sic) facultades estatutarias para
hacerlo como lo son el caso del C. Carlos
Coronado y Guadalupe Pastrana, lo
destituyeron de su candidatura.

En resumen el C. JOSE (sic) ISMAEL
CUELLAR CASTAÑEDA hace una serie de
afirmaciones con el fin de hacer creer a esta
Autoridad    (sic)    que    fue    sustituido
indebidamente de la candidatura antes
señalada, sin embargo no aporta elementos
probatorios algunos que sustenten su dicho,
y en ninguno de los casos señala el tiempo,
lugar y modo de los hechos narrados.

El quejoso no señala en que consisten los
posibles agravios que le genera el presunto
acto de autoridad, omitiendo expresar
argumentos Lógico-Jurídicos (sic) para tal
efecto, o señala cual sería la parte de la
resolución que le causaría perjuicios. Es
                    39               TEDF-REA-027/2003




decir que no se expresan agravios en dicho
escrito, lo cual se refuerza si atendemos el
criterio reiterado del Tribunal Electoral dela
(sic) Federación que ha señalado que para
que se expresen agravios debidamente
configurados, se deben reunir los requisitos
que a continuación se señalan:

a) Claridad, que consiste en precisar de
forma indubitable cual es la parte de la
resolución impugnada que produce la lesión
jurídica alegada.

b) Fundamentación, que consiste en la cita
de los preceptos legales que se estimen
infringidos;

c) Expresión de los Hechos o de los
argumentos para justificar la violación
alegada, es decir señalar los razonamientos
lógico-jurídicos tendientes a controvertir
todas y cada una de las estimaciones en que
se sustenta el fallo que se cuestiona.

Es evidente que en el caso que nos ocupa, el
quejoso no se inconforma con un acto
imputable al Consejo General del Instituto
Federal Electoral, sino que los hechos
narrados que esgrime están mas bien
encaminados a pretender controvertir
presuntos actos que se le atribuyen al
Partido del Trabajo, como se desprende en
todo momento del ocurso del impugnante.

Por todo lo antes expuesto, deben declararse
infundados los argumentos del quejoso, en el
caso de que se decidiera en el trámite del
medio de impugnación entrar al estudio de
fondo del asunto.

OBJECIÓN DE LAS PRUEBAS EN EL
ESCRITO QUE SE CONTESTA

Expreso en el mismo tenor mi objeción a las
pruebas ofrecidas por el quejoso por ser
contrarias a las razones que he expuesto en
el cuerpo del presente escrito.
Aún y cuando no corresponde la carga
probatoria al partido político que represento,
y para no quedar en estado de indefensión,
                    40                TEDF-REA-027/2003




me permito ofrecer como de la intención (sic)
de mi representado Partido del Trabajo, las
siguientes:

                 PRUEBAS

1.- DOCUMENTAL PUBLICA.- Que se hace
consistir en la Copia Certificada expedida por
el Licenciado ADOLFO RIVA PALACIO
NERI, Secretario Ejecutivo de Instituto
Electoral del Distrito Federal, en donde se
me acredita como Representante Propietario
del Partido del Trabajo ante el Consejo
General del Instituto Electoral del Distrito
Federal y que justifica la personalidad con la
que comparezco.

2.- PERICIAL.- Consistente el (sic) peritaje
grafoscopico que se deberá realizar al escrito
de Renuncia (sic) que con carácter de
irrevocable presentó el C. JOSE (sic)
ISMAEL CUELLAR CASTAÑEDA a su
candidatura a Jefe Delegacional del (sic)
Venustiano Carranza, donde se acredite que
la firma se realizó en un documento ya
elaborado, por lo que dejaría sin efectos el
dicho del quejoso.

3.- INSTRUMENTAL DE ACTUACIONES.-
Consistente en todas y cada una de las que
se realicen en el presente Juicio (sic) en
cuanto favorezca a los intereses de mi
representado.

4.- PRSUNCIONES (sic) LEGALES Y
HUMANAS.- Que hago consistir en todas las
deducciones lógico-jurídicas que efectúe ese
H. Tribunal para llegar a la verdad de hechos
desconocidos con los que ya se conocen.

Por lo anteriormente expuesto y fundado, de
ustedes H. Magistrados de esta Sala
Superior, atentamente solicito:

PRIMERO.- Tener por            interpuesto el
presente escrito de Tercero   (sic) Interesado,
(sic) en tiempo y forma, en   los términos del
mismo y por reconocida la     personalidad de
quien lo suscribe.
                               41              TEDF-REA-027/2003




            SEGUNDO.- Resolver de conformidad a lo
            que en el se plantea, desechando de plano el
            medio de impugnación de mérito, o en su
            caso declarando improcedentes e infundados
            los argumentos vertidos por el recurrente,
            esto por las causas expuestas con
            antelación."


6.- El veinticinco de junio de dos mil tres, siendo las veintiuna

horas, una vez fenecido el plazo otorgado para la publicación

por estrados del escrito de queja interpuesto por el ciudadano

José Ismael Cuellar Castañeda y del acuerdo recaído a éste,

al momento de que dichas constancias fueron retiradas, se

hizo constar que dentro de dicho plazo, compareció como

tercero interesado el licenciado Ernesto Villarreal Cantú, en

su carácter de Representante Propietario del Partido del

Trabajo ante el Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal.



7.- El veintisiete de junio del presente año, el Secretario

Ejecutivo del Instituto Electoral del Distrito Federal rindió

informe circunstanciado, mismo que a la letra dice:


            "INFORME CIRCUNSTANCIADO QUE SE
            RINDE    EN    LOS   TÉRMINOS   DEL
            ARTÍCULO 255, PÁRRAFO PRIMERO,
            INCISO e), DEL CÓDIGO ELECTORAL DEL
            DISTRITO FEDERAL.

            CC. MAGISTRADOS INTEGRANTES DEL
            TRIBUNAL ELECTORAL DEL DISTRITO
            FEDERAL
                     42                TEDF-REA-027/2003




PRESENTES
ADOLFO RIVA PALACIO NERI, con el
carácter de Secretario Ejecutivo del Instituto
Electoral del Distrito Federal, señalando
como      domicilio  para    oír y recibir
notificaciones el inmueble ubicado en la calle
de Huizaches No. 25, Colonia Rancho Los
Colorines, Código Postal 11510, Delegación
Tlalpan de esta ciudad, y autorizando para
tales efectos a los CC. Licenciados en
Derecho: Gloria Athié Morales, Julio Enrique
de la Fuente Rocha, Meriba Trejo Cerda,
Gustavo Gabriel Velasco González, Enrique
Abraham Maldonado Nieto, Andrés Norberto
García Repper Favila, Marco Antonio Nájera
Salazar, Martín Nuñez Escárcega, Gloria
Patricia de Lassé López, Olivia Rodríguez
Martínez y Livia Nora Ramos López; así
como a los pasantes en Derecho: David
Santiago Pérez, Sergio Carlos Gutiérrez
Luna,      Severino    Rogelio    Fernández
Villanueva, Rocío Alejandra Torreblanca
Figueroa, Alma Rosa Miranda García y
Felipe Raúl Avilés Benítez, indistintamente;
ante ustedes comparezco para exponer:

Con fecha veintiuno de de junio de dos mil
tres, se recibió en Oficialía de Partes de
este Instituto, escrito de fecha veinte de junio
de dos mil tres, presentado por el C. José
Ismael Cuellar Castañeda, por su propio
derecho, por medio del cual manifiesta
(trascripción textual):

„ …Que por medio del presente escrito,
conforme a lo dispuesto en los artículos 1, 8,
9, 14, 16, y 136, de la CONSTITUCIÓN
POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS, con relación y fundamento lo
establecido en los numerales, 1, 2, 3, 4, 6,
25, inciso a, 52, 60, inciso X, y XII, 146, 238,
247, del CÓDIGO ELECTORAL del (sic)
DISTRITO FEDERAL, y a los Artículos 14,
15, 17, 19, 20, 22, 48, (sic) 77, DE LOS
ESTATUTOS que rigen la vida interna del
PARTIDO       DEL      TRABAJO.        Por   las
violaciones Flagrantes (sic) a las Leyes (sic)
que se mencionan en agravio del hoy
suscrito, al pretender sustituirlo (sic) sin
fundamento      legal     verdadero     de    la
Candidatura a el (sic) cargo de Jefe
                     43                TEDF-REA-027/2003




Delegacional en la Demarcación (sic) de
Venustiano Carranza, candidatura que
formalmente se registro (sic) ante el Instituto
Electoral del Distrito Federal, y A LA QUE
NO HE RENUNCIADO, y de la que en forma
dolosa pretenden sustituirme…‟

Por lo anterior y con fundamento en lo
dispuesto por el artículo 255 del Código
Electoral del Distrito Federal, a continuación
se rinde INFORME CIRCUNSTANCIADO.

De conformidad con lo dispuesto en los
artículos 255, inciso e), y párrafo segundo,
así como 246 fracción II, del Código Electoral
del Distrito Federal, me permito informar que
el C. José Ismael Cuellar Castañeda, tiene
reconocida personería como promovente por
propio derecho.

Antes de expresar los motivos y fundamentos
jurídicos que sustentan el Acuerdo de
sustitución de candidatura impugnado, se
hace notar que en términos del artículo 3°,
párrafo segundo, del Código de la materia, el
Instituto Electoral del Distrito Federal realiza
las funciones que tiene encomendadas en
estricto apego a los principios de certeza,
legalidad,    independencia,      imparcialidad,
objetividad y equidad, poniendo como único
límite a su desempeño, el mandato de la ley.

La apelación que hoy nos ocupa, versa sobre
la supuesta (sic) violación de leyes y de
derechos de ciudadano, candidato y
militante de un partido político del
promovente      José     Ismael     Cuellar
Castañeda, en virtud de la sustitución de
su candidatura a Jefe Delegacional en
Venustiano Carranza, aprobada por el
Consejo General del Instituto Electoral del
Distrito Federal, en Acuerdo del día
veintiuno de junio de dos mil tres, a
solicitud del partido que lo postuló,
Partido del Trabajo.

Sobre lo anterior, esta autoridad informa:

Es el caso, que en términos de lo dispuesto
por el artículo 143, inciso c) del Código
Electoral del Distrito Federal, para el proceso
                     44                 TEDF-REA-027/2003




electoral ordinario del año dos mil tres, el
plazo para el registro de candidaturas para
Jefes Delegacionales ante el Consejo
General del Instituto Electoral del Distrito
Federal, transcurrió del veintinueve de abril al
cinco de mayo de dos mil tres.

Con fecha cuatro de mayo de dos mil tres, a
las quince horas con cuarenta y tres minutos,
encontrándose en tiempo y forma, el Partido
del Trabajo presentó solicitud de registro de
candidatos a Jefes Delegacionales, entre los
cuales solicitó el registro como Candidato
(sic) a Jefe Delegacional en Venustiano
Carranza del C. José Ismael Cuellar
Castañeda, ante el Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal,
conforme a las atribuciones de éste.

Atento a la documentación y requisitos
cumplidos por el Partido (sic) Político, (sic) el
Consejo General del Instituto Electoral del
Distrito Federal, en Sesión (sic) Pública (sic)
de fecha doce de mayo de dos mil tres,
aprobó el registro de dicha candidatura,
procediendo a la publicación del Acuerdo del
caso, en los estrados del Instituto.

Mediante escrito recibido a las diecisiete
horas con cincuenta minutos del día seis de
junio de dos mil tres, en este Instituto, el
Partido del Trabajo, por conducto del C.
Ernesto Villarreal Cantú, Representante
Propietario de dicho partido ante el Consejo
General del Instituto Electoral del Distrito
Federal, con base en el derecho que le
confiere el artículo 146, inciso b) y c), del
Código Electoral del Distrito Federal solicitó
la sustitución del candidato a Jefe
Delegacional en Venustiano Carranza, en
virtud de la renuncia del C. José Ismael
Cuellar Castañeda a dicha candidatura.

Durante el proceso de verificación de la
documentación presentada por el Partido del
Trabajo, relativo a la sustitución por la que se
postula al C. Víctor García Pérez, como
candidato a Jefe Delegacional en Venustiano
Carranza, se advirtió que en la solicitud de
registro, se mencionó como día para
competir en las elecciones del “dos de julio”,
                     45                TEDF-REA-027/2003




debiendo decir en su lugar, “para contender
en las elecciones del día seis de julio”, por lo
que        mediante        oficio      número
IEDF/SECG/1840/03, de fecha nueve de
junio de dos mil tres, signado por el suscrito,
se requirió la modificación de tal documento,
siendo notificado a las veintiuna horas con
quince minutos del mismo día.

En cumplimiento del requerimiento referido,
mediante escrito de fecha once de junio de
dos mil tres, recibido a las veinte horas con
cincuenta y siete minutos del mismo día, el
Partido del Trabajo a través del C. Ernesto
Villarreal Cantú, subsanó la inconsistencia en
tiempo y forma.

El Presidente del Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal, a
través de la Secretaría Ejecutiva, constató
que la solicitud de sustitución y registro de
referencia, cumpliera con lo dispuesto en los
artículos 144 y 146, incisos b) y c) del Código
Electoral del Distrito Federal, habiendo
corroborado que el partido postulante
acreditara los elementos exigidos por los
preceptos legales citados, ya que la solicitud
de registro se presentó acompañada de la
información y documentación exigida, tal y
como se advierte en las constancias que se
remiten a esa H. Autoridad Jurisdiccional
junto con este Informe (sic) Circunstanciado
(sic).

Asimismo, respecto del cumplimiento de lo
dispuesto en el artículo 146 del Código
Electoral del Distrito Federal, el Partido del
Trabajo cumplió con lo establecido, ya que
presentó solicitud de sustitución de
candidatura, acompañando una renuncia del
candidato a sustituir, tal y como se
desprende de las constancias que se remiten
con el presente Informe.

Por lo anterior, esta autoridad electoral
consideró que la solicitud de sustitución de
candidatura en cuestión, cumplió todos y
cada uno de los requisitos normativos que al
efecto establecen los artículos 122 de la
Constitución Política del los Estados Unidos
Mexicanos; 53, fracciones IV a X, del
                     46                TEDF-REA-027/2003




Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; y
6°, 7°, 142, 144 y 146, incisos b) y c) del
Código Electoral del Distrito Federal.

Por lo anterior, con fecha veintiuno de junio
de dos mil tres, el Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal, en
Sesión (sic) Pública, (sic) aprobó mediante
acuerdo la sustitución de la candidatura a
Jefe Delegacional en Venustiano Carranza,
postulada por el Partido del Trabajo.

En esa misma fecha se recibió el escrito que
hoy nos ocupa.

LEGALIDAD DEL ACUERDO

Dispone el artículo 238, del Código Electoral
del Distrito Federal, que los medios de
impugnación se establecen para garantizar la
legalidad de los actos y resoluciones de la
autoridad electoral; y con ello dispone como
requisito indispensable que ésta deberá en
todo momento ajustar su conducta al
principio de legalidad.

El principio de legalidad significa que todo
acto que pueda implicar molestia a los
ciudadanos o Asociaciones (sic) Políticas
(sic) deberá constar por escrito, emanar de
la    autoridad     competente       y     estar
debidamente       fundado       y    motivado,
entendiéndose por fundado la invocación
precisa del precepto jurídico aplicable al caso
particular, debiendo señalar la hipótesis de
derecho concretada en el caso analizado, y
por motivación el señalamiento preciso de las
circunstancias       especiales,       razones
particulares o causas inmediatas que han
determinado a la autoridad a emitir el acto,
es decir, la motivación es la razón fáctica que
se erige en causa de la emisión del acto o
resolución.

Siguiendo este orden de ideas, el Acuerdo
impugnado se encuentra debidamente
fundado y motivado, basado estrictamente en
lo dispuesto por el artículo 146 del Código
Electoral del Distrito Federal, de cuyo
términos se desprende que:
                      47                TEDF-REA-027/2003




a) Los Partidos (sic) Políticos              (sic)
   solicitarán por escrito la sustitución.

b) Esta (sic) procederá de plano dentro del
   plazo para el registro de candidatos.

c) Vencido el plazo, sólo podrán ser
   sustituidos         por       fallecimiento,
   inhabilitación, incapacidad o renuncia.

d) En el caso de renuncia, ésta deberá ser
   comunicada al partido postulante para
   que proceda a su sustitución en los
   mismos términos en que fue registrada.

Ahora bien, los motivos y fundamentos
jurídicos que sostienen la legalidad de
Acuerdo del Consejo General del Instituto
Electoral del Distrito Federal, por el que se
sustituye la candidatura de referencia, son
los siguientes:

Dicho acuerdo fue emitido en estricto apego
a las disposiciones legales de la materia
como se puede constatar de la lectura del
propio Acuerdo, y en lo que respecta al
cumplimiento del artículo 146, incisos b) y c),
del Código Electoral del Distrito Federal, el
Partido del Trabajo en el Distrito Federal
presentó el día seis de junio de dos mil tres,
la solicitud de sustitución que nos ocupa, a la
cual       acompañó       la    documentación
correspondiente, entre la que se encuentra el
original del escrito donde el C. José Ismael
Cuellar Castañeda, candidato registrado a
Jefe Delegacional en Venustiano Carranza,
presentaba su renuncia a dicha candidatura.

Asimismo, el Partido del Trabajo en el Distrito
Federal, solicitó la sustitución de dicha
candidatura a través de su representante,
quien bajo protesta de decir verdad,
manifestó que la candidatura propuesta en
sustitución a la originalmente registrada, fue
seleccionada de conformidad con las normas
estatutarias de dicho partido, en términos de
los previsto por el Código de la materia, en lo
relativo a la sustitución de candidaturas.

En     el  presente    caso,    sobre   el
cuestionamiento que el recurrente hace de
                     48                TEDF-REA-027/2003




que no se hubiera cumplido con los
requisitos, es necesario señalar en cuanto a
los documentos presentados por el Partido
(sic) Político, (sic) que en principio éstos se
presumen válidos, y el no sostener esa
calidad, debe ser acreditado. Lo anterior, en
apego al principio general de que todo
nombramiento goza de la presunción de
validez, en tanto que quien se pronuncien
(sic) contra, debe acreditar su dicho.

Sobre el particular, el Instituto Electoral del
Distrito Federal cumplió a cabalidad con lo
que manda el multicitado artículo, en virtud
de que como se ha manifestado, el Partido
del Trabajo acompañó la manifestación por
escrito de que el candidato cuyo registro se
solicitaba, fue seleccionado conforme a las
normas estatutarias del Partido del Trabajo,
siendo la obligación de la autoridad,
únicamente la de constatar que dicho
documento haya sido presentado en tiempo y
en los términos que dispone la norma. Por lo
que, como se puede apreciar, el acto de
autoridad cumple con la disposición legal en
comento.

Con lo hasta aquí expuesto, fundado y
razonado, se acredita la legalidad del
Acuerdo.

Por otra parte, existe una confusión evidente
en las pretensiones que expresa el
recurrente, teniendo en cuenta que en el
desarrollo del proceso interno de los Partidos
(sic) Políticos, (sic) no participa la autoridad
electoral, como ha quedado asentado, en
atención a que esos ámbitos únicamente
corresponden a los órganos del propio
Partido (sic) Político, (sic) de esa forma,
resulta     imposible      que     exista    una
responsabilidad de esta autoridad electoral
en la designación y/o sustitución de personas
sujetas a ser candidatos a representantes
populares por parte de algún partido, en un
procedimiento cuyo desarrollo es ajeno al
Instituto Electoral del Distrito Federal.

Por lo antes expuesto y fundamentado, esta
autoridad electoral sostiene la legalidad del
                               49              TEDF-REA-027/2003




            acto impugnado, por ser infundado el medio
            de impugnación que se intenta.

            Por lo expuesto y fundado, a ustedes CC.
            Magistrados que integran el Tribunal
            Electoral del Distrito Federal, atentamente
            pido:

            PRIMERO.- Tenerme por presentado en
            tiempo y forma rindiendo el presente informe
            circunstanciado.

            SEGUNDO.- Declarar infundado el recurso,
            toda vez que los argumentos del recurrente
            carecen de sustento legal."



8.- El veintisiete de junio del presente año, el Secretario

Ejecutivo del Instituto Electoral del Distrito Federal, remitió

mediante    oficio   SECG-IEDF/2100/2003,          el      expediente

identificado con la clave IEDF-CG/RA028/2003, formado con

motivo del escrito de queja presentado por el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda, anexando la documentación

aludida con anterioridad.



9.- Recibidas que fueron en este Tribunal las constancia de

mérito, mediante proveído de fecha veintisiete de junio de dos

mil tres, el Magistrado Presidente acordó registrar el

expediente con la clave TEDF-REA-027/2003 y enviarlo al

Magistrado electoral en turno para los efectos a que se refiere

el artículo 257 del Código Electoral del Distrito Federal, lo que

se cumplimentó mediante oficio número TEDF-SC-50/2003,
                             50            TEDF-REA-027/2003




de la misma fecha, signado por el Secretario General de este

Tribunal, con el que puso a disposición el expediente de

mérito.



10.- Por auto de primero de julio del presente año, el

Magistrado Instructor tuvo por radicado el asunto de mérito,

así recibida la documentación remitida por el Instituto

Electoral del Distrito Federal, misma que fue agregada a los

autos para los efectos legales conducentes; así mismo tuvo

por rendido el informe circunstanciado correspondiente y la

comparecencia por escrito del tercero interesado.



11.- Realizado lo anterior y toda vez que de la revisión

realizada a las constancias de mérito a juicio del Magistrado

instructor se actualiza una causal de improcedencia, procedió

a someter a la consideración del Pleno el Acuerdo para el

desechamiento de plano del presente recurso, ordenando la

elaboración del proyecto respectivo.



12.- En sesión pública de cinco de julio de dos mil tres, el

Pleno de este Tribunal, por mayoría de tres votos, no aprobó

la propuesta de desechamiento de plano planteada por el
                             51             TEDF-REA-027/2003




Magistrado Instructor, razón por la cual se determinó que el

Magistrado Rodolfo Terrazas Salgado fuera el encargado de

realizar el engrose respectivo, de conformidad con los

razonamientos expuestos por los Magistrados que están por

la mayoría.



13.- Por auto de cinco de julio del año en curso, el Magistrado

instructor proveyó lo siguiente: a) radicar el expediente de

mérito; b) admitir el recurso de apelación de marras; c) tener

al Partido del Trabajo como tercero interesado en el presente

asunto; d) se admitieron o desecharon según procediera, las

pruebas ofrecidas por la parte apelante; e) se admitieron o

desecharon según procediera, las pruebas ofrecidas por el

tercero interesado; f) se ordenó agregar a los autos, el escrito

presentado por el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda,

para los efectos procedentes; y, g) en virtud de que no existía

diligencia alguna pendiente de realizar, se ordenó cerrar la

instrucción a efecto de elaborar el proyecto de sentencia que

en derecho corresponda, la cual ahora se pronuncia de

acuerdo con el siguiente apartado de,



                 C O N S I D E R A N D O S:
                              52            TEDF-REA-027/2003




PRIMERO.- Este Tribunal Electoral es competente para

conocer y resolver el presente medio de impugnación, en

términos de lo previsto por los artículos 122, Apartado C,

BASE PRIMERA, fracción V, inciso f), en relación con el 116,

fracción IV, incisos c), d) y e), de la Constitución Política de

los Estados Unidos Mexicanos; 128, 129, fracción II, 130, 134

y 136 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; 3°, 222,

227, fracción I, inciso b), 238, 242, 244, párrafo segundo, 257

y 269, del Código Electoral del Distrito Federal; en virtud de

que se trata de un recurso de apelación interpuesto por el

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, en contra del

Acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal, ACU-665-03, que aprobó la sustitución de la

candidatura al cargo de Jefe Delegacional por Venustiano

Carranza de esta Ciudad, que con anterioridad dicha

autoridad había reconocido formalmente a favor del hoy

actor.



En relación con la competencia del medio de impugnación

hecho valer por el ciudadano recurrente, es conveniente

precisar los puntos siguientes, a saber: 1) sobre el acto
                              53            TEDF-REA-027/2003




impugnado a través del presente recurso de apelación; y, 2)

respecto de la corrección de la vía.



Respecto al primer punto, cabe mencionar que si bien el

promovente del recurso en el escrito respectivo, de manera

reiterada sostiene su inconformidad en relación con la

―inminente‖ aprobación por parte del Instituto Electoral del

Distrito Federal, de la sustitución de la candidatura que dicho

organismo registró formalmente a su favor; del análisis

integral del contenido del citado escrito inicial, al que el

propio recurrente tituló de “queja de oposición a la sustitución

a la candidatura”, se desprende que la pretensión deducida

está dirigida, lisa y llanamente a combatir el acto o resolución

que la autoridad responsable aprobó en fecha veintiuno de

junio del año en curso, el que en sí mismo contempla el acto

de sustitución de la controvertida candidatura.



En efecto, no existe en el presente caso, duda alguna

respecto al acto que el impugnante combate en el recurso de

mérito, pues de la simple lectura de los puntos de hechos, los

cuales contemplan los argumentos vertidos a manera de

conceptos de agravio, éstos ponen de manifiesto, que la
                                54               TEDF-REA-027/2003




intención del apelante, no fue otra que la impugnación del

acto de sustitución que la autoridad responsable llevó a cabo

en la sesión extraordinaria del día veintiuno de junio del año

en curso, con motivo de la solicitud tramitada por el partido

tercero interesado, ante el Instituto Electoral local, fuera del

alcance del hoy recurrente, así como el reclamo de las

ministraciones necesarias para poder financiar sus gastos de

campaña.



Sirve como criterio orientador, la Tesis de Jurisprudencia

sustentada por la Sala Superior del Tribunal Electoral del

Poder Judicial de la Federación, con clave de publicación

S3ELJ04/99, cuyo rubro y texto son los siguientes:



    “Sala Superior.
    Tercera Época.
    Materia Electoral.
    Tesis número J.04/99.
    MEDIO DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL. EL
    RESOLUTOR DEBE INTERPRETAR EL OCURSO QUE
    LOS CONTENGA PARA DETERMINAR LA VERDADERA
    INTENCIÓN. Tratándose de medios de impugnación en
    materia electoral, el juzgador debe leer detenida y
    cuidadosamente el ocurso que contenga el que se haga
    valer, para que, de su correcta comprensión, advierta y
    atienda preferentemente a lo que se quiso decir y no a lo
    que aparentemente se dijo, con el objeto de determinar con
    exactitud la intención del promovente, ya que sólo de esta
    forma se puede lograr una recta administración de justicia en
    materia electoral, al no aceptarse la relación obscura,
    deficiente o equívoca, como la expresión exacta del
    pensamiento del autor del medio de impugnación relativo, es
                                55              TEDF-REA-027/2003




    decir, que el ocurso en que se haga valer el mismo, debe ser
    analizado en conjunto para que, el juzgador pueda,
    válidamente, interpretar el sentido de lo que se pretende.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-074/97.
    Partido Revolucionario Institucional. 11 de septiembre de
    1997. Unanimidad de votos. Ponente: Alfonsina Berta
    Navarro Hidalgo.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-099/97.
    Partido Acción Nacional. 25 de septiembre de 1997.
    Unanimidad de votos. Ponente: José de Jesús Orozco
    Henríquez.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-058/99.
    Partido del Trabajo. 14 de abril de 1999. Unanimidad de
    votos. Ponente: Alfonsina Berta Navarro Hidalgo.”


Ahora, si bien el impetrante del medio impugnativo denominó

la inconformidad hecha valer, bajo el rubro de queja de

oposición para que no se diera la sustitución de la

candidatura que tenía registrada a su favor ante el órgano

administrativo, cabe señalar en relación con este segundo

punto, lo siguiente:



Si bien la controversia planteada no se ubica en ninguna de

las hipótesis de procedencia del recurso de apelación a que

se refiere el artículo 242, del Código Electoral de esta entidad

federativa, pues ninguno de los incisos de dicho numeral trata

específicamente el caso de un ciudadano que por su propio

derecho    y   ostentándose       como     candidato      registrado

formalmente para contender al cargo de Jefe Delegacional en
                              56             TEDF-REA-027/2003




Venustiano Carranza, de esta Ciudad, pretenda combatir una

resolución de la autoridad electoral administrativa que afecte

los derechos que afirma tener con tal carácter; circunstancia

que en concepto de este Tribunal Electoral no es suficiente

para negar al justiciable el acceso a la tutela jurisdiccional

consagrada en el artículo 17, párrafo segundo, de la

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, toda

vez que este Tribunal, en su carácter de máxima autoridad

jurisdiccional local, tiene por mandato constitucional y

estatutario la obligación de garantizar que todos los actos y

resoluciones    en    la   materia    electoral     se    ajusten

invariablemente al principio de legalidad.



En este sentido, el apuntado numeral 242 del ordenamiento

legal invocado, no puede ser interpretado en forma restrictiva

o limitativa, sino por el contrario, debe hacerse de manera

enunciativa, en congruencia con lo dispuesto en los

numerales 227, fracción I, inciso b), y 238, del citado Código

Electoral local, según los cuales, este Tribunal es garante del

principio de legalidad a que deben quedar sujetos todos los

actos y resoluciones de las autoridades electorales locales y

para   ello,   los   ciudadanos,     partidos     políticos,   las
                              57            TEDF-REA-027/2003




organizaciones y agrupaciones políticas cuentan con los

medios de impugnación que el propio Código de la materia

establece, incluyendo aquéllos por los cuales se combatan

actos o resoluciones que violen los derechos político-

electorales de los ciudadanos.



En dicho sentido, siendo que el artículo 4°, inciso d), del

Código Electoral local, dispone que es derecho de los

ciudadanos de esta entidad ―ser votados para todos los

cargos de elección popular en el Distrito Federal‖, es

innegable entonces que el recurso de apelación es el medio

idóneo para combatir el Acuerdo de veintiuno de junio del año

en curso, por el cual el Consejo General del Instituto Electoral

del Distrito Federal aprobó la sustitución de la candidatura del

ahora recurrente para contender en la próxima elección del

día seis de julio del presente año, para el cargo de Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza, en esta Ciudad,

habida cuenta que la determinación de la autoridad

responsable se traduce en una posible violación de los

derechos político-electorales aludidos.
                                  58               TEDF-REA-027/2003




Sirve de apoyo a lo anterior, por analogía, lo sustentado por

este Tribunal Electoral en asuntos similares al que ahora se

examina, como se desprende de la tesis de jurisprudencia

identificada con la clave de publicación TEDF2ELJ 001/2000,

cuyo rubro y texto a la letra disponen lo siguiente:



    “APELACIÓN, RECURSO DE. ES PROCEDENTE PARA
    IMPUGNAR LA NEGATIVA DE REGISTRO DE
    AGRUPACIONES POLÍTICAS LOCALES. De un análisis
    exhaustivo y correlacionado de los artículos 128 y 129,
    fracción VII, del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal;
    222, 227, fracción I, inciso b); 238, 244, párrafo segundo y
    246, fracción IV, del Código Electoral de la propia entidad,
    debe concluirse que al Tribunal Electoral local en su carácter
    de órgano autónomo y máxima autoridad jurisdiccional en la
    materia, entre otras atribuciones, le corresponde resolver en
    forma definitiva e inatacable las impugnaciones de actos y
    resoluciones que violen los derechos político-electorales de
    los ciudadanos de esta capital; asimismo, que el legislador
    creó un sistema de medios de impugnación a fin de
    garantizar la legalidad de todos los actos y resoluciones de
    las autoridades electorales locales; por lo que es inconcuso
    que el recurso de apelación resulta procedente para
    impugnar todas aquellas resoluciones que puedan afectar
    esos derechos político-electorales y que sean emitidas por
    el Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal,
    aun cuando ninguno de los cuatro incisos relativos a la
    procedencia del citado recurso, previstos en el artículo 242
    del referido Código, se ajuste exactamente al caso
    consistente en la negación de registro de Agrupaciones
    Políticas locales.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-240/99. Asociación de
    Ciudadanos Denominada ―Impulso Ciudadano‖. 13 de
    diciembre de 1999. Unanimidad de cinco votos. Ponente:
    Rodolfo Terrazas Salgado. Secretario de Estudio y Cuenta:
    Enrique Figueroa Ávila.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-241/99. Asociación de
    Ciudadanos denominada ―México Joven‖. 13 de diciembre de
    1999. Unanimidad de cinco votos. Ponente: Estuardo Mario
    Bermúdez Molina. Secretario de Estudio y Cuenta: Mario
    Alberto Rupit Frausto.
                                 59                TEDF-REA-027/2003




    Recurso de Apelación TEDF-REA-243/99. Asociación de
    Ciudadanos denominada ―Cultura Política, Espacio de
    Participación Ciudadana‖. 13 de diciembre de 1999.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Hermilo Herrejón Silva.
    Secretario de Estudio y Cuenta: Francisco Arias Pérez‖.



De igual forma, es importante precisar que este Cuerpo

Colegiado en otros asuntos jurisdiccionales ha determinado

que tampoco es causal de desechamiento, el hecho de que

los promoventes al ejercitar una acción ante este Tribunal, se

equivoquen en la elección de la vía y denominen a su recurso

con un nombre distinto al que en realidad quieren hacer valer

ante el órgano jurisdiccional competente, caso en el que debe

darse al escrito impugnativo el trámite que corresponda al

recurso legalmente procedente.




Sirve de apoyo a lo anterior, lo sustentado por este Tribunal

Electoral en la tesis relevante identificada con la clave de

publicación TEDF015.2EL2/2001, que establece lo siguiente:


    "RECURSOS. LA EQUIVOCACIÓN EN LA VÍA NO
    IMPLICA SU IMPROCEDENCIA. No obstante que los
    justiciables, al ejercitar una acción ante el Tribunal Electoral
    del Distrito Federal, se equivoquen en la elección de la vía y
    promuevan un recurso diferente al que en realidad desean
    para la satisfacción de la pretensión que hagan valer, si del
    análisis del escrito de impugnación se desprende que éste
    cumple con los requisitos a que se refiere el artículo 253,
    fracciones I y II, del Código Electoral del Distrito Federal, y
    los terceros interesados tuvieron oportunidad de comparecer
                                 60             TEDF-REA-027/2003




    para deducir sus derechos, es inconcuso que al surtirse tales
    extremos, se debe dar al escrito respectivo el trámite que
    corresponda al medio de impugnación realmente procedente
    contra los actos señalados como reclamados, quedando
    garantizados de esta forma los derechos del actor,
    independientemente de la denominación utilizada por éste.
    Recurso de apelación TEDF-REA-044/2000. Coalición
    Alianza por el Cambio. 10 de agosto de 2000. Unanimidad de
    cinco votos. Ponente: Hermilo Herrejón Silva. Secretarios de
    Estudio y Cuenta: Francisco Arias Pérez y Fernando
    Lorenzana Rojas.
    Recurso de Apelación TEDF-REA-046-2000 y acumulados.
    Coalición Alianza por el Cambio. 26 de agosto de 2000.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Rodolfo Terrazas
    Salgado. Secretarios de Estudio y Cuenta: Raúl Arias Trejo,
    Alejandro Juárez Cruz, Milton Martínez Gorbea y Ana Paula
    Morales Gómez."



En razón de lo expuesto, resulta innegable la competencia

que le asiste a este Tribunal Electoral, para conocer y

resolver el asunto que nos ocupa.




SEGUNDO.- Previo al estudio de fondo, procede determinar

si en la especie se actualiza alguna causal de improcedencia,

cuyo examen resulta oficioso y preferente por tratarse de una

cuestión de orden público, tal como lo establece la tesis de

jurisprudencia aprobada por este Tribunal el nueve de

diciembre de mil novecientos noventa y nueve, misma que

fue publicada con la clave TEDF1ELJ01/99, cuyo rubro y

texto son del tenor siguiente:
                                 61               TEDF-REA-027/2003




    “IMPROCEDENCIA, CAUSALES DE. SU ESTUDIO ES
    PREFERENTE Y DE OFICIO EN LOS MEDIOS DE
    IMPUGNACIÓN           PREVISTOS      POR       EL    CÓDIGO
    ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL. Previamente al
    estudio de los agravios formulados a través de los medios de
    impugnación que regula el Código Electoral del Distrito
    Federal, este Tribunal debe analizar las causales de
    improcedencia que en la especie puedan actualizarse, por
    ser su estudio preferente y de orden público, de acuerdo con
    lo dispuesto por el párrafo primero del artículo 1° del Código
    Electoral del Distrito Federal.

    Recurso de apelación TEDF-AP-001/99. Partido Acción
    Nacional. 30 de marzo de 1999. Unanimidad de cinco votos.
    Ponente: Estuardo Mario Bermúdez Molina. Secretaria de
    Estudio y Cuenta: Nohemí Reyes Buck.

    Recurso    de   apelación    TEDF-REA-008/99.      Partido
    Revolucionario Institucional. 24 de junio de 1999.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Rodolfo Terrazas
    Salgado. Secretario de Estudio y Cuenta: Alejandro Juárez
    Cruz.

    Recurso de apelación TEDF-REA-011/99. Socorro Aparicio
    Cruz. 24 de junio de 1999. Mayoría de tres votos. Ponente:
    Estuardo Mario Bermúdez Molina. Secretaria de Estudio y
    Cuenta: Nohemí Reyes Buck‖.



A este respecto, debe resaltarse que del artículo 257 del

Código Electoral del Distrito Federal, se desprende la

obligación de que este Tribunal lleve a cabo un examen

previo de los medios de impugnación que se sometan a su

conocimiento, para determinar el debido cumplimiento de los

requisitos que la ley exige para su interposición, disponiendo

textualmente que “...si de la revisión que realice el Magistrado

Electoral, encuentra que el recurso encuadra en alguna de

las causales de improcedencia, someterá desde luego, a la

consideración del Pleno, el acuerdo para su desechamiento
                             62             TEDF-REA-027/2003




de plano"; por el contrario, "Si el recurso reúne todos los

requisitos, el Magistrado Electoral dictará el auto de admisión

correspondiente..."; supuesto en el cual se deberán realizar

todos   los   actos   y   diligencias   necesarias   para    la

substanciación del expediente, hasta ponerlo en estado de

resolución.



De lo expuesto, se desprende que cuando este Órgano

Colegiado conoce de un recurso de apelación, antes de

entrar al estudio de las pretensiones de las partes, está

obligado a examinar el cumplimiento de los requisitos que el

Código de la materia establece para la procedencia del medio

de impugnación hecho valer. Es por ello que este propio

Órgano Jurisdiccional ha sentado la jurisprudencia que se

transcribe al inicio del presente Considerando, en la que

claramente se expresa "Que previamente al estudio de los

agravios formulados a través de los medios de impugnación

que regula el Código Electoral del Distrito Federal, este

Tribunal debe analizar las causales de improcedencia... por

ser su examen preferente y de orden público".
                             63             TEDF-REA-027/2003




En este sentido, resulta innegable que las causales de

improcedencia deben ser manifiestas e indudables, esto

es, que se adviertan de forma clara y patente de la lectura del

escrito recursal, de los documentos que a éste se adjunten y

de las además constancias de autos, sin requerir otros

elementos de juicio, de tal manera que sin entrar al examen

de los agravios expresados por el actor y las pretensiones de

las partes, no exista duda en cuanto a su existencia, esto en

razón de que las multicitadas causales son circunstancias

que, una vez acreditadas, dan lugar al desechamiento de

plano del recurso, impidiendo resolver la litis planteada, lo

que evidentemente se traduce en privar al actor de su

derecho a instar a este Tribunal en defensa de sus intereses;

siendo por tanto inconcuso que de no resultar notoria la

causal de improcedencia que se haga valer, o existiendo

duda fundada sobre su actualización, no puede ni debe

declararse y será necesario entrar al estudio de fondo de la

controversia.



Sentado lo anterior, este Tribunal advierte que el partido

tercero interesado aduce en su escrito de comparencia
                               64              TEDF-REA-027/2003




diversas causales de improcedencia, mismas que se analizan

a continuación.



1. Señala el Partido del Trabajo que el actor impugna un acto

que no afecta su esfera jurídica, puesto que éste renunció

a su candidatura como Jefe Delegacional en Venustiano

Carranza, lo que en su concepto actualiza la causal prevista

en el inciso a), del artículo 251, del Código Electoral del

Distrito Federal.



El precepto en comento señala textualmente lo siguiente:



    "Artículo 251. Los medios de impugnación previstos en este
    Código serán improcedentes en los siguientes casos:


    a)     Cuando se pretenda impugnar actos o resoluciones
    que no afecten el interés jurídico del actor;
    ..."



Como puede advertirse, el partido tercero interesado

pretende que se declare la improcedencia del recurso

planteado sustentándose en la renuncia a la candidatura que

afirma le presentó el actor y que en su oportunidad fue

exhibida a la autoridad responsable junto con la solicitud de
                               65            TEDF-REA-027/2003




sustitución respectiva, manifestación de voluntad que el

recurrente niega expresamente haber realizado.



Así, puede advertirse que la petición del tercero interesado no

constituye un hecho notorio que impida entrar al estudio de

fondo   del   recurso    por    actualizar   una   causal   de

improcedencia, habida cuenta que se sustenta en un

argumento íntimamente ligado a la controversia planteada,

toda vez que la afirmación de que el actor renunció a su

candidatura se vincula con la pretensión del recurrente,

consistente en que se revoque el acuerdo de sustitución de

candidatos a Jefe Delegacional en Venustiano Carranza,

dado que éste se dictó atendiendo precisamente, a la

exhibición de esa renuncia, siendo que según afirma el

apelante, nunca ha tenido el deseo o la intención de

renunciar.



Por tanto, no es posible poner fin al recurso de apelación

intentado decretando su improcedencia, pues amén de que

no se está en presencia de una omisión notoria de los

requisitos que la ley exige para la interposición de los medios

de impugnación que pudiera advertirse del examen previo
                              66              TEDF-REA-027/2003




que este Tribunal realiza antes del estudio de fondo, se

observa que la hipótesis de desechamiento esgrimida guarda

estrecha relación con el fondo de la controversia, en la que

habrá de dilucidarse si el acuerdo de sustitución se ajustó al

principio de legalidad al haber otorgado plena validez a la

renuncia exhibida por el partido tercero interesado.



Sostener lo contrario, esto es, que por la renuncia exhibida

ante la autoridad responsable, el impugnante carece de

interés jurídico, implicaría aceptar sin discusión alguna que

en ese documento consta la manifestación de voluntad de

renunciar a su derecho de sufragio pasivo, lo que es

inadmisible si se considera que éste es precisamente el punto

medular de la impugnación que se plantea, de ahí que

razonar de esta forma dejaría sin medio de defensa alguno al

justiciable, en relación con el tema que somete al

conocimiento de este Cuerpo Colegiado, al interponer el

recurso de mérito.



Sirve   como   criterio   orientador   la   siguiente   tesis   de

jurisprudencia aprobada el diez de diciembre de dos mil dos

por el Pleno de este Tribunal, identificada con la clave
                                67               TEDF-REA-027/2003




TEDF2ELJ 012/2002, cuyo rubro y texto son del tenor

siguiente:



    "IMPROCEDENCIA POR FALTA DE PERSONERÍA. NO
    SE ACTUALIZA SI EL ACTO RECLAMADO ES
    PRECISAMENTE SOBRE SU RECONOCIMIENTO. En
    concepto de este Órgano Jurisdiccional, no es posible
    decretar la falta de personería del promovente de un
    recurso, y en consecuencia desechar el medio impugnativo
    planteado, aun cuando la autoridad responsable al rendir su
    informe circunstanciado haya manifestado que aquél carece
    de la representación necesaria para ello, si el acto
    reclamado consiste precisamente en la ausencia de
    resolución de la autoridad electoral administrativa
    respecto de la solicitud de registro como representante de
    un instituto político formulada por el promovente; o cuando
    tal acto combatido radica en la cancelación por parte de la
    responsable del registro efectuado con antelación, o bien, en
    el supuesto de que el acto que se controvierte consiste en la
    anotación efectuada por el citado órgano electoral a favor de
    una persona distinta, pues en estos supuestos, el acto o
    resolución que se reclama impacta evidentemente en la
    falta de reconocimiento de la personería que pretende
    ostentar ante la propia autoridad responsable el signante del
    recurso, de ahí que tener por actualizada la causal de
    improcedencia en comento, implicaría prejuzgar respecto
    del fondo de la cuestión planteada, impidiendo a este
    Tribunal pronunciarse respecto de la legalidad o no de
    dicho acto y dejando en estado de indefensión al actor.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-001/2001. Gonzalo
    Cedillo Valdés. 17 de febrero de 2001. Unanimidad de cinco
    votos. Ponente: Rodolfo Terrazas Salgado. Secretario de
    Estudio y Cuenta: Enrique Figueroa Ávila.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-007/2001. Sergio Palmero
    Andrade. 7 de junio de 2001. Mayoría de cuatro votos.
    Ponente: Hermilo Herrejón Silva. Secretario de Estudio y
    Cuenta: Francisco Arias Pérez.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-012/2001. Gilberto Aguilar
    Zúñiga y Felipe Arano Torres. 16 de noviembre de 2001.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Juan Martínez Veloz.
    Secretario de Estudio y Cuenta: Rogelio Martínez
    Meléndez."
                                 68               TEDF-REA-027/2003




En consecuencia, no puede decretarse el desechamiento por

esta causa, porque ello implicaría prejuzgar el fondo del

asunto, al resolver por vía de improcedencia la totalidad de la

controversia, habida cuenta que se estaría dando plena

validez a la renuncia que niega el actor.



Amén de lo anterior, es innegable que en la especie, el actor

impugna un acto que sí afecta su esfera jurídica y en

consecuencia, cuenta con interés jurídico para reclamar el

acto que estima lesivo de sus derechos fundamentales.



Ello es así, ya que el interés jurídico, según se expresa en el

Informe de labores rendido por el Presidente de la Suprema

Corte de Justicia de la Nación en el año de 1972, sección

relativa a la Presidencia, página 340, consiste en lo siguiente:



    ―El interés jurídico, reputado como un derecho reconocido
    por la ley, no es sino lo que la doctrina jurídica reconoce con
    el nombre de derecho subjetivo, es decir, como facultad o
    potestad de exigencia, cuya institución consigna la norma
    objetiva del derecho. En otras palabras, el derecho subjetivo
    supone la conjunción en su esencia de dos elementos
    inseparables, a saber: una facultad de exigir y una obligación
    correlativa traducida en el deber jurídico de cumplir dicha
    exigencia, y cuyo objeto, desde el punto de vista de su
    índole, sirve de criterio de clasificación de los derechos
    subjetivos en privados (cuando el obligado sea un particular)
    y en públicos (en caso de que la mencionada obligación se
    impute a cualquier órgano del Estado). Por tanto, no existe
    derecho subjetivo ni por lo mismo interés jurídico, cuando la
                                69               TEDF-REA-027/2003




    persona tiene sólo una mera facultad o potestad que se da
    cuando el orden objetivo solamente concede o regula una
    mera actuación particular, sin que ésta tenga la capacidad,
    otorgada por dicho orden, para imponer coercitivamente a
    otro sujeto, es decir, cuando no haya un poder de exigencia
    imperativa; tampoco existe un derecho subjetivo ni por
    consiguiente interés jurídico, cuando el gobernado cuenta
    con un interés simple, lo que sucede cuando la norma
    jurídica objetiva no establezca a favor de persona alguna
    ninguna facultad de exigir, sino que consigne solamente una
    situación cualquiera que pueda aprovechar algún sujeto, o
    ser benéfica para éste, pero cuya observancia no puede ser
    reclamada por el favorecido o beneficiado, en vista de que el
    ordenamiento jurídico que establezca dicha situación no le
    otorgue facultad para obtener coercitivamente su respeto…‖.


De lo anterior resulta que, para considerar la existencia del

interés jurídico deben presentarse simultáneamente los

siguientes elementos:



a) Un derecho subjetivo, entendido como una facultad que la

norma jurídica objetiva concede a cualquier individuo;



b) Que ese derecho subjetivo implique necesariamente una

obligación correlativa, es decir, que esa potestad deba

ejercitarse frente a otro sujeto distinto del titular de dicha

facultad, quien será obligado a cumplir o acatar las

pretensiones que se reclamen a través del ejercicio de ésta; y



c) Que esa facultad entrañe una potestad de exigencia.
                              70            TEDF-REA-027/2003




Luego entonces, existe interés jurídico cuando subsistiendo

una situación jurídica de beneficio hacia una persona, la

misma se encuentra tutelada por el orden jurídico normativo;

y, se entenderá que se ocasiona una afectación a aquél,

cuando se lesiona una situación concreta que se haya

formado o establecido conforme a un estadio determinado,

abstractamente tutelado por la ley.




De lo anterior se desprende que, si un acto de autoridad no

menoscaba ninguna situación jurídica concreta que se haya

instaurado de conformidad con un statu quo abstractamente

previsto y protegido por la ley, no se afectará el interés

jurídico de persona alguna.




Por el contrario, cuando se dañe una situación concreta

garantizada por el orden jurídico normativo, ésta derivará en

un perjuicio al interés jurídico del afectado, quien en su caso,

deberá acudir a los órganos jurisdiccionales para hacer

efectivo el derecho desconocido o violado, mismo que será la

materia del litigio.
                               71              TEDF-REA-027/2003




Por tanto, si en la especie, el acto que reclama el apelante es

el relativo a su sustitución como candidato, evidentemente

cuenta    con    interés    jurídico    para    impugnar     dicha

determinación, pues por virtud de ésta existe la posibilidad de

que se le haya vulnerado su derecho político-electoral de

sufragio pasivo (de ser votado), previsto en los artículos 35,

fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos

Mexicanos; 20, fracción I, del Estatuto de Gobierno del

Distrito Federal; y, 4º, inciso d), del Código Electoral de esta

entidad; de ahí que el justiciable está en aptitud de demandar

a este Tribunal la tutela correspondiente, en términos de los

numerales 129, fracción II, del citado Estatuto de Gobierno y

227, fracción I, inciso b), del Código de la materia.




Sirve de apoyo a lo anterior, el criterio jurisprudencial emitido

por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial

de la Federación que es del tenor siguiente:


    "INTERÉS JURÍDICO DIRECTO PARA PROMOVER
    MEDIOS DE IMPUGNACIÓN. REQUISITOS PARA SU
    SURTIMIENTO. La esencia del artículo 10, párrafo 1, inciso
    b), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación
    en Materia Electoral implica que, por regla general, el
    interés jurídico procesal se surte, si en la demanda se
    aduce la infracción de algún derecho sustancial del
    actor y a la vez éste hace ver, que la intervención del
    órgano jurisdiccional es necesaria y útil para lograr la
    reparación de esa conculcación, mediante la formulación
                                 72               TEDF-REA-027/2003




    de algún planteamiento tendiente a obtener el dictado de
    una sentencia, que tenga el efecto de revocar o modificar el
    acto o la resolución reclamados, que producirá la
    consiguiente restitución al demandante en el goce del
    pretendido derecho político-electoral violado. Si se
    satisface lo anterior, es claro que el actor tiene interés
    jurídico procesal para promover el medio de impugnación,
    lo cual conducirá a que se examine el mérito de la
    pretensión. Cuestión distinta es la demostración de la
    conculcación del derecho que se dice violado, lo que en todo
    caso corresponde al estudio del fondo del asunto.

    Tercera Época:

    Juicio para la protección de los derechos político-electorales
    del ciudadano. SUP-JDC-068/2001 y acumulado. Raymundo
    Mora Aguilar y Alejandro Santillana Ánimas. 13 de
    septiembre de 2001. Unanimidad de cinco votos.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-
    363/2001. Partido Acción Nacional. 22 de diciembre de
    2001. Unanimidad de seis votos.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-
    371/2001. Partido Acción Nacional. 22 de diciembre de
    2001. Unanimidad de seis votos.

    Sala Superior, tesis S3ELJ 07/2002."



2. El partido tercero interesado aduce como causal de

improcedencia, la falta de legitimación del actor, toda vez

que no acredita su personalidad con documento alguno, lo

que en su concepto, actualiza la hipótesis prevista en el

inciso c) del artículo 251 del Código de la materia.



Este dispositivo señala textualmente que:
                                  73            TEDF-REA-027/2003




     "Artículo 251. Los medios de impugnación previstos en este
     Código serán improcedentes en los siguientes casos:
     …
     c) Que el promovente carezca de legitimación en los
     términos del presente Código;
     …"



La legitimación procesal es una institución jurídica que

determina quién puede ser parte en un procedimiento

contencioso. Generalmente, esta institución se divide en

legitimación en el proceso o legitimatio ad processum y

legitimación en la causa o legitimatio ad causam.



La primera constituye el presupuesto procesal referente a la

capacidad de ejecutar válidamente actos procesales dentro

de un determinado juicio. En cambio, la legitimación causal

es la vinculación de quien invoca un derecho sustantivo

conferido por la ley y que hace valer mediante la intervención

de los órganos jurisdiccionales, cuando ese derecho es

violado o desconocido y se identifica con la exigencia de ser

titular de un interés jurídico.



Aplicando los anteriores conceptos al caso que nos ocupa,

puede concluirse válidamente que no se actualiza la causal

de improcedencia aludida, habida cuenta que tratándose del
                              74            TEDF-REA-027/2003




acuerdo que autoriza la sustitución de los candidatos, el actor

sí cuenta con legitimación para impugnar esta determinación.



Ello es así, ya que como ha quedado precisado, el actor es el

sujeto que pudo verse afectado en sus derechos político-

electorales, específicamente el de sufragio pasivo, con la

emisión del acuerdo combatido y es él quien está en aptitud

de comparecer por su propio derecho y sin representación

alguna a deducir en juicio sus derechos, según se advierte

del artículo 246, fracción II, del Código Electoral del Distrito

Federal.



En efecto, de acuerdo con lo previsto en los artículos 35,

fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos

Mexicanos; 20, fracción I, del Estatuto de Gobierno del

Distrito Federal; y, 4º, inciso d), del Código Electoral de esta

entidad, el actor como ciudadano tiene, entre otros, el

derecho político-electoral de sufragio pasivo, esto es, poder

ser votado para cualquier cargo de elección popular.



Para el ejercicio de este derecho, el ciudadano debe ser

postulado por algún partido político y registrado como
                             75             TEDF-REA-027/2003




candidato ante la autoridad electoral administrativa, tal como

se desprende de los numerales 24, fracción I, inciso a), y 144,

fracción I, del Código de la materia, lo que efectivamente

aconteció,   pues    según    se   desprende     del   informe

circunstanciado, del propio acto reclamado, así como del

escrito del tercero interesado, el ciudadano José Ismael

Cuellar Castañeda fue postulado por el Partido del Trabajo

como candidato a Jefe Delegacional en Venustiano Carranza

para el proceso electoral de este año, y en sesión de doce de

mayo del presente año, el Consejo General del Instituto

Electoral del Distrito Federal otorgó registro supletoriamente

al ciudadano en comento con el carácter propuesto.



Luego, al encontrarse acreditada la calidad de candidato que

tenía el impugnante hasta antes de la emisión del acuerdo de

sustitución que se reclama, resulta inconcuso que también

tiene legitimación para intentar el presente medio de

impugnación, pues tratándose de la posible violación a un

derecho político-electoral, sólo el interesado está en aptitud

de promover el medio de defensa atinente, sin que esté

permitida alguna forma de representación para el ejercicio de

las acciones procesales que sólo a ellos corresponde
                              76              TEDF-REA-027/2003




ejercitar, tal como se observa del artículo 246, fracción II, del

Código de la materia.



No obsta a lo anterior, que el promovente haya omitido

acompañar      constancia    fehaciente      que     acredite   su

nombramiento como candidato del Partido del Trabajo a Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza, habida cuenta que si

bien en términos del artículo 253, fracción I, inciso c), del

Código Electoral del Distrito Federal, la carga de acreditar la

personalidad recae precisamente en el impugnante, ello no

impide que esta Autoridad Jurisdiccional la tenga por

acreditada si en el expediente obran constancias que así lo

permitan, aún cuando éstas provengan de parte distinta,

como pudieran ser la autoridad responsable o el tercero

interesado, ello en razón de que al tratarse de un

presupuesto procesal cuyo examen es de carácter oficioso y

preferente por ser cuestión de orden público, compete a este

Tribunal examinar su satisfacción aún cuando no se

encuentra    controvertida   o     el   interesado   no   hubiere

acompañado medio de prueba al respecto.
                                 77               TEDF-REA-027/2003




Sirve de apoyo a lo anterior, la siguiente tesis de la Sala

Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la

Federación que es del tenor siguiente:




    "PERSONERÍA. SE DEBE TENER POR ACREDITADA,
    AUNQUE LA PRUEBA PROVENGA DE PARTE DISTINTA
    A LA INTERESADA. De conformidad con el principio
    general sobre la distribución de los gravámenes procesales
    de que el que afirma está obligado a probar, acogido en
    algunas leyes o aplicable como principio general de derecho,
    sobre las personas que comparecen a nombre o en
    representación de otras, en los procesos impugnativos de la
    jurisdicción electoral, recae la carga de aportar los medios
    de prueba necesarios para acreditar esos hechos. Sin
    embargo, la falta de cumplimiento de esa carga, no conduce,
    fatalmente, a que se tenga por no justificada la personería,
    dado que las cargas procesales no constituyen obligaciones,
    sino facultades para quienes intervienen en procesos
    jurisdiccionales, especialmente para las partes, de poder
    realizar ciertos actos en el procedimiento en interés propio, y
    cuando no lo hacen, no cabe la posibilidad de exigir su
    cumplimiento, sino que la abstención únicamente hace
    perder los efectos útiles que el acto omitido pudo producir y,
    por tanto, genera la posibilidad de una consecuencia
    gravosa, en el caso de que el objeto de la actuación omitida
    no quede satisfecha por otros medios legales en el
    expediente, de manera que cuando el interesado no
    desempeña la conducta que le corresponde para
    acreditar la personería, pero ésta queda demostrada
    plenamente con otros elementos provenientes de los
    demás sujetos del proceso, esto será suficiente para
    tener por satisfecho el requisito de la aplicación del
    principio de adquisición procesal, que se sustenta en que la
    prueba pertenece al proceso y no a quien la aporta de modo
    que los elementos allegados legalmente a un procedimiento,
    son adquiridos por él para todos los efectos conducentes y
    no se deben utilizar únicamente en beneficio de quien los
    aportó, sino para todos los demás que puedan ser útiles.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-137/98 y
    acumulados. Partido de la Revolución Democrática. 12 de
    noviembre de 1998. Unanimidad de cinco votos. Ponente:
    Leonel Castillo González. Secretario: Arturo Fonseca
    Mendoza.
                                78             TEDF-REA-027/2003




    Sala Superior, tesis S3EL 004/99."




En consecuencia, existiendo constancias que acreditan

fehacientemente que el actor, hasta antes del acuerdo

impugnado, tenía la calidad de candidato del Partido del

Trabajo a Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, resulta

evidente que se encuentra legitimado para impugnar el acto

de sustitución que estima le puede causar perjuicio, de ahí

que no se actualiza la causal de improcedencia aludida.



3. Finamente, el partido tercero interesado esgrime como

casual de desechamiento del recurso, la consistente en que

el actor no expresó agravios dirigidos a impugnar el acto

que se controvierte, lo que en su concepto colma la hipótesis

prevista en el inciso g) del artículo 251 del Código de la

materia.



Al respecto, el artículo en mención es del tenor siguiente:



    "Artículo 251. Los medios de impugnación previstos en este
    Código serán improcedentes en los siguientes casos:
    …


    g) Cuando los agravios manifiestamente no tengan relación
       directa con el acto o resolución que se pretende
                                79              TEDF-REA-027/2003




        combatir, o por falta de hechos o los que se expongan no
        pueda deducirse agravio alguno."



Sobre el particular, este Órgano Jurisdiccional considera que

si bien el artículo 253, fracción I, inciso e), del cuerpo legal en

cita, señala que uno de los requisitos del recurso de

apelación es que deben mencionarse de manera expresa y

clara los agravios que cause el acto o resolución que se

impugna, así como los preceptos presuntamente violados y

los hechos en que se basa la impugnación, ello no significa

que el recurrente esté obligado a exponer razonamientos de

carácter solemne, con una estructura determinada o que

configuren estrictamente un silogismo, pues basta que de sus

manifestaciones se logre desprender con claridad la causa de

pedir, esto es, la pretensión, lesión o agravio que se afirma

causa el acto o resolución impugnado y los hechos que lo

originan, para que con base en los preceptos jurídicos

aplicables al caso, este Tribunal se ocupe de su estudio y

esté en posibilidad de determinar la ilegalidad o no del acto o

resolución que se combate, sin que sea óbice su ubicación,

así como su presentación, formulación o construcción lógica.
                                 80               TEDF-REA-027/2003




Así lo ha sostenido la Sala Superior del Tribunal Electoral del

Poder Judicial de la Federación en la tesis que a continuación

se reproduce y que sirve de criterio orientador:




    "AGRAVIOS. PARA TENERLOS POR DEBIDAMENTE
    CONFIGURADOS ES SUFICIENTE CON EXPRESAR LA
    CAUSA DE PEDIR. En atención a lo previsto en los artículos
    2o., párrafo 1, y 23, párrafo 3, de la Ley General del Sistema
    de Medios de Impugnación en Materia Electoral, que
    recogen los principios generales del derecho iura novit curia
    y da mihi factum dabo tibi jus (el juez conoce el derecho y
    dame los hechos y yo te daré el derecho), ya que todos los
    razonamientos y expresiones que con tal proyección o
    contenido aparezcan en la demanda constituyen un principio
    de agravio, con independencia de su ubicación en cierto
    capítulo o sección de la misma demanda o recurso, así
    como de su presentación, formulación o construcción lógica,
    ya sea como silogismo o mediante cualquier fórmula
    deductiva o inductiva, puesto que el juicio de revisión
    constitucional electoral no es un procedimiento formulario o
    solemne, ya que basta que el actor exprese con claridad la
    causa de pedir, precisando la lesión o agravio que le causa
    el acto o resolución impugnado y los motivos que originaron
    ese agravio, para que, con base en los preceptos jurídicos
    aplicables al asunto sometido a su decisión, la Sala Superior
    se ocupe de su estudio.

    Tercera Época:

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-041/99.
    Coalición integrada por los partidos de la Revolución
    Democrática, del Trabajo y Revolucionario de las y los
    Trabajadores. 30 de marzo de 1999. Unanimidad de votos.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-127/99.
    Coalición integrada por los partidos Acción Nacional y Verde
    Ecologista de México. 9 de septiembre de 1999. Unanimidad
    de votos.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-
    291/2000. Coalición Alianza por Querétaro. 1o. de
    septiembre de 2000. Unanimidad de votos.

    Sala Superior, tesis S3ELJ 03/2000."
                                 81               TEDF-REA-027/2003




    "AGRAVIOS. PUEDEN ENCONTRARSE EN CUALQUIER
    PARTE DEL ESCRITO INICIAL. Debe estimarse que los
    agravios aducidos por los inconformes, en los medios de
    impugnación, pueden ser desprendidos de cualquier capítulo
    del escrito inicial, y no necesariamente deberán contenerse
    en el capítulo particular de los agravios, en virtud de que
    pueden incluirse tanto en el capítulo expositivo, como en el
    de los hechos, o en el de los puntos petitorios, así como el
    de los fundamentos de derecho que se estimen violados.
    Esto siempre y cuando expresen con toda claridad, las
    violaciones constitucionales o legales que se considera
    fueron cometidas por la autoridad responsable, exponiendo
    los razonamientos lógico-jurídicos a través de los cuales se
    concluya que la responsable o bien no aplicó determinada
    disposición constitucional o legal, siendo ésta aplicable; o
    por el contrario, aplicó otra sin resultar pertinente al caso
    concreto; o en todo caso realizó una incorrecta interpretación
    jurídica de la disposición aplicada.

    Tercera Época:

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-107/97.
    Partido Revolucionario Institucional. 9 de octubre de 1997.
    Unanimidad de votos.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-041/98.
    Partido de la Revolución Democrática. 26 de agosto de
    1998. Unanimidad de votos.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-043/98.
    Partido del Trabajo. 26 de agosto de 1998. Unanimidad de
    votos.

    Sala Superior, tesis S3ELJ 02/98."




De esta forma, mientras existan hechos y de éstos pueda

desprenderse la lesión o perjuicio que en concepto del

impugnante se le causa, no es factible desechar el medio de

defensa planteado, pues en ejercicio de las facultades

previstas en el artículo 254, párrafos tercero y cuarto, del
                             82             TEDF-REA-027/2003




Código de la materia, así como en observancia al criterio

jurisprudencial aprobado por el Pleno de este Tribunal el diez

de diciembre de dos mil dos, publicado con la clave

TEDF2ELJ 015/2002, y cuyo rubro es "SUPLENCIA DE LA

DEFICIENCIA      EN    LA    ARGUMENTACIÓN          DE    LOS

AGRAVIOS.       PROCEDE         EN    LOS      MEDIOS      DE

IMPUGNACIÓN CUYA RESOLUCIÓN CORRESPONDA AL

TRIBUNAL ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL.", es

posible deducir los agravios que en concepto del apelante, le

causa el acto que se reclama.



Partiendo de estos razonamientos, en la especie, resulta

evidente que de lo expresado por el actor en su escrito inicial

sí es posible desprender agravios, mismos que guardan

relación directa con la sustitución de su candidatura a Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza derivada de la

presentación por parte de dirigentes del Partido del Trabajo

de un escrito de renuncia que se atribuye al apelante, toda

vez que realiza diversas manifestaciones tendientes a

demostrar que tal determinación es ilegal y que la misma

vulnera en su perjuicio su derecho político-electoral de ser

votado.
                              83              TEDF-REA-027/2003




Por consiguiente, al advertirse en el escrito inicial un amplio

capítulo de hechos del que puede desprenderse con claridad

la causa de pedir, esto es, la lesión que en concepto del

impugnante se le ocasiona con el acto combatido, resulta

inconcuso que no se actualiza la causal de improcedencia

prevista en el inciso g) del numeral 251 del Código de la

materia.



4. Ahora bien, no pasa inadvertido que en el escrito

impugnativo que nos ocupa, visible a fojas seis a la nueve de

autos, obran dos sellos de recepción del recurso, el primero

correspondiente a la Oficialía de Partes del Instituto Electoral

del Distrito Federal que marca las diez horas con cincuenta

y ocho minutos del veintiuno de junio de dos mil tres; y el

otro que indica las once horas con veintiséis minutos del

mismo día, relativo a la Presidencia del Instituto en cita.



Por otra parte, de la copia certificada de la versión

estenográfica de la Décima Sexta Sesión Extraordinaria del

Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal,

celebrada el veintiuno de junio pasado, en la cual se
                              84             TEDF-REA-027/2003




aprobaron, entre otros acuerdos, el que por esta vía se

combate, visible a fojas cincuenta y siete a la sesenta y

cuatro de autos, se advierte que ésta inició a las once horas

con veinte minutos y concluyó a las once horas con

veintinueve minutos del mismo día.



Cabe apuntar que de este documento se observa que en la

orden del día, publicada con una anticipación de veinticuatro

horas, en términos del artículo 59 del Código Electoral del

Distrito Federal, se listaron los siguientes asuntos:



    1) Dos proyectos de acuerdo del Consejo General del

       Instituto Electoral del Distrito Federal, por los que se

       aprueban       las    solicitudes      de     sustitución

       presentadas por los partidos del Trabajo y Verde

       Ecologista de México en el Distrito Federal, relativas a

       diversas candidaturas de Jefe Delegacional, y se

       otorgan los registros respectivos para el proceso

       electoral ordinario del año dos mil tres y;



    2) Dos proyectos de acuerdo del Consejo General del

       Instituto Electoral del Distrito Federal, por los que se
                              85             TEDF-REA-027/2003




       aprueban las solicitudes de sustitución presentadas

       por los partidos del Trabajo y México Posible en el

       Distrito Federal, relativas a las candidaturas de las

       fórmulas de Diputados a la Asamblea Legislativa del

       Distrito Federal por el principio de mayoría relativa en

       diversos distritos electorales uninominales y se

       otorgan los registro respectivos para el proceso

       electoral ordinario del año dos mil tres.



Partiendo de estos elementos, puede inferirse válidamente

que el acuerdo que impugna el actor, fue emitido entre las

once veinte horas y las once veintinueve del veintiuno de

junio pasado, habida cuenta que en esta sesión se aprobó el

acuerdo que autorizó su sustitución como candidato del

Partido del Trabajo a Jefe Delegacional en Venustiano

Carranza y dicha sesión se desarrolló entre las horas

indicadas.



Luego, si se atiende a la hora que se encuentra marcada en

el primer sello de recepción (diez horas con cincuenta y ocho

minutos), debe concluirse que el recurso que nos ocupa fue

presentado antes de que se emitiera el acuerdo que se
                                86             TEDF-REA-027/2003




combate; empero si se considera el segundo de los sellos de

recepción que marca las once horas con veintiséis

minutos,    puede   inferirse    válidamente     que   éste   fue

presentado una vez que se desahogó en la sesión

correspondiente y se tuvo conocimiento de la determinación

controvertida.



Esta situación genera un estado de incertidumbre o duda,

pues no es posible dilucidar con claridad cuál fue el camino

que siguió el medio de defensa planteado y que haya

motivado la existencia de dos sellos de recepción por parte

de la autoridad electoral administrativa, uno según el cual el

recurso fue planteado antes de que se emitiera el acto

impugnado, y otro, del cual se infiere que fue interpuesto

cuando éste ya había sido emitido por la autoridad

responsable.



En este último caso, es posible arribar a esta conclusión, ya

que como quedó apuntado, el acuerdo impugnado fue

analizado como primer punto del orden del día y fue

aprobado por unanimidad de los señores Consejeros

Electorales sin que hubiere mediado intervención alguna, lo
                              87             TEDF-REA-027/2003




que aunado al hecho de que la sesión inició a las once horas

con veinte minutos del día veintiuno de junio del año en

curso, permite sostener válidamente que a las once horas

con veintiséis minutos en que se presentó el recurso, ya

había sido emitido el acuerdo que controvierte, esto es, ya

existía formalmente.



Luego, es claro que no existe certeza de la razón por la que

el recurso fue sellado de recibido en dos ocasiones, pues

para explicar tal circunstancia existen diversas posibilidades,

verbigracia, que una vez recibido el medio de defensa en la

Oficialía de Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal,

se remitió durante el transcurso de la hora siguiente a la

Presidencia del mismo, la que lo selló de recibido

nuevamente; o bien, que el recurrente acudió primeramente a

la citada Oficialía de Partes a presentar su ocurso a las diez

horas con cincuenta ocho minutos y posteriormente, pidió su

devolución y lo presentó directamente ante la Presidencia de

dicha autoridad electoral.



En este sentido, al encontrarse impedida esta Autoridad

Jurisdiccional para atribuir eficacia a uno o a otro sello,
                              88             TEDF-REA-027/2003




resulta innegable que se debe atender al sello de recepción

que más beneficia al impugnante, en la especie, el que marca

las once horas con veintiséis minutos del día veintiuno de

junio de dos mil tres, habida cuenta que esta anotación

permite concluir que el recurso se intentó una vez que se

emitió el acuerdo que combate, es decir, tan pronto se

desahogó en la sesión correspondiente, momento en el que

se infiere, tuvo conocimiento del mismo el actor y decidió

presentar su impugnación.



Lo anterior es así, ya que en caso de duda, se debe resolver

a favor de la parte a la que se evite un perjuicio, sobre todo si

no existe constancia que acredite que la existencia de los dos

sellos que generan la incertidumbre es causada por el propio

impugnante.



Lógicamente, este aspecto de la doble recepción, por sí

misma impide decretar la sanción de desechamiento del

recurso planteado, sobre la base de que el actor controvirtió

un acto inexistente, pues no se trata de una circunstancia

manifiesta e indudable que justifique tal proceder, por el

contrario, existiendo la posibilidad de que el recurso se haya
                                 89               TEDF-REA-027/2003




intentado cuando el acto ya se había dictado, debe estarse a

esta opción y estimarse procedente el medio de impugnación

que nos ocupa.



A lo anterior, sirve de sustento el criterio de la Sala Superior

del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación,

publicado con la clave S3EL 069/98, cuyo rubro y texto son

del tenor siguiente:




    "ESCRITO DE PROTESTA. CUANDO CONSTAN DOS
    FECHAS DISTINTAS DE RECEPCIÓN, DEBE OPTARSE
    POR EL ACUSE QUE IMPLIQUE SU PRESENTACIÓN
    OPORTUNA. Cuando en el texto del acuse de recibo del
    escrito de protesta correspondiente a diversas casillas
    aparezcan dos fechas distintas sobre la presentación de tal
    escrito y una de ellas implique la presentación en tiempo de
    los mismos y la otra su presentación extemporánea, no
    puede pasar desapercibido para el órgano jurisdiccional que,
    toda vez que se está ante un caso de duda, se debe resolver
    a favor de la parte a la que se evite perjuicios, atento al
    principio general del derecho que reza interpretatio mitior
    semper in dubio capi debet, sobre todo si dicho error no es
    causado por el impugnante sino por el funcionario electoral
    que recibió tales escritos de protesta, y puesto que es
    inequitativo que el aparente error de una de las partes
    resulte en perjuicio de la otra, haciéndose notar que, para los
    efectos del juicio de inconformidad, el consejo electoral
    distrital es quien aparece como autoridad responsable y, en
    este sentido, contraparte del partido político actor, en el
    entendido de que correspondía a dicha autoridad probar que
    los escritos se recibieron extemporáneamente.

    Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-048/97.
    Partido de la Revolución Democrática. 11 de septiembre de
    1997. Unanimidad de votos. Ponente: José de Jesús Orozco
    Henríquez. Secretario: Juan Carlos Silva Adaya.

    Sala Superior, tesis S3EL 069/98."
                              90            TEDF-REA-027/2003




Aunado a lo anterior, debe considerarse que una posición

contraria, que culmine con el desechamiento del recurso que

nos ocupa, considerando únicamente el primero de los sellos

de recepción, amén de desconocer las demás constancias

que obran en el expediente, implicaría transgredir el principio

rector de la función electoral de equidad, cuya observancia

establece el artículo 3°, párrafo segundo, del Código de la

materia, y que en el caso de los ciudadanos, como lo es el

impugnante, se contiene en el principio recogido en el

aforismo latino in dubio pro cive, el cual conlleva para la

autoridad electoral administrativa o jurisdiccional, el deber de

procurar que los derechos de los ciudadanos se cumplan

cabalmente, pudiendo incluso, en aquellos asuntos en que

éstos tengan injerencia, adoptar criterios más flexibles que

permitan su acceso a la vida política y no desalentar su

participación, ello en atención a que los ciudadanos

generalmente no son expertos en la materia, de ahí que sus

impugnaciones pueden presentar deficiencias que dada su

calidad, deben soslayarse en la medida de lo posible.
                                 91               TEDF-REA-027/2003




Así, lo ha considerado este Tribunal en asuntos semejantes,

tal como se desprende de la tesis de jurisprudencia aprobada

el nueve de diciembre de mil novecientos noventa y nueve

por el Pleno el TEDF1ELJ 03/99, que es del tenor siguiente:



    "PRINCIPIO IN DUBIO PRO CIVE. (ELECCIONES DE
    COMITÉS VECINALES). EN LOS RECURSOS DE
    APELACIÓN INTERPUESTOS POR LOS CIUDADANOS,
    ES APLICABLE EL.             En los recursos de apelación
    interpuestos por los ciudadanos, opera el principio in dubio
    pro cive en caso de que exista duda en la aplicación de un
    precepto jurídico relacionado con sus derechos políticos,
    toda vez que la autoridad debe abstenerse de realizar
    interpretaciones que vayan en detrimento y agravio de
    los ciudadanos, máxime cuando se advierta que
    cumplieron, en tiempo y forma, con las obligaciones y
    requisitos para que se tenga por válida su intervención en
    los procesos de participación ciudadana; por lo que debe
    estarse a los principios generales del derecho, a que da
    cabida el artículo 3°, párrafo tercero del Código Electoral del
    Distrito Federal, para realizar las interpretaciones que
    permitan una aplicación legal favorable a la tutela de los
    derechos políticos del ciudadano.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-011/99. Socorro Aparicio
    Cruz. 24 de junio de 1999. Mayoría de tres votos. Ponente:
    Estuardo Mario Bermúdez Molina. Secretaria de Estudio y
    Cuenta: Nohemí Reyes Buck.


    Recurso de Apelación TEDF-REA-018/99. Israel Díaz
    Vallarta. 23 de junio de 1999. Mayoría de Cuatro votos.
    Ponente: Rodolfo Terrazas Salgado. Secretario de Estudio y
    Cuenta: Alejandro Juárez Cruz.


    Recurso de Apelación TEDF-REA-012/99. Isaías González
    Guzmán. 24 de junio de 1999. Unanimidad de cinco votos.
    Ponente: Juan Martínez Veloz. Secretaria de Estudio y
    Cuenta: Norma Angélica Sánchez García."
                              92            TEDF-REA-027/2003




En este punto, también se impone considerar que ni la

autoridad responsable ni el partido tercero interesado hicieron

valer esta circunstancia como causa de improcedencia, lo

que evidencia nuevamente que debe estarse al sello de

presentación del recurso que más beneficie al impugnante,

en este caso, el que marca las once horas con veintiséis

minutos del día veintiuno de junio de dos mil tres, momento

en el que ya había sido emitido el acuerdo que ordenó la

sustitución del actor como candidato del Partido del Trabajo a

Jefe Delegacional en Venustiano Carranza.



No es óbice a lo anterior, que el artículo 247, párrafo primero,

del Código de la materia, señale expresamente que "Los

medios de impugnación previstos por este Código deberán

interponerse dentro de los cuatro días contados a partir del

día siguiente en que se tenga conocimiento o se hubiese

notificado el acto o la resolución que se recurra…", habida

cuenta que si bien este precepto establece el plazo que

legalmente tienen a su favor los gobernados para impugnar

un acto que estimen lesivo a su esfera jurídica, ello no

excluye la posibilidad de que el escrito recursal se
                               93             TEDF-REA-027/2003




interponga el mismo día en que se tiene conocimiento de la

determinación controvertida.



La conclusión anterior encuentra sustento en las siguientes

consideraciones:



El artículo 116, fracción IV, incisos d) y e) de la Constitución

Política de los Estados Unidos Mexicanos, aplicable al ámbito

de esta entidad por remisión expresa del diverso numeral

122, Apartado C, BASE PRIMERA, fracción V, inciso f), del

mismo ordenamiento fundamental, determina que la ley de la

materia establecerá un sistema de medios de impugnación

para que todos los actos y resoluciones electorales se sujeten

invariablemente al principio de legalidad, y para tal efecto, se

fijarán plazos para el desahogo de todas las instancias

impugnativas,    tomando     en     cuenta   el   principio     de

definitividad de las etapas de los procesos electorales.



En congruencia con ello, el artículo 134 del Estatuto de

Gobierno del Distrito Federal, determina que:


    ―Artículo 134. La ley electoral establecerá un sistema de
    medios de impugnación para que todos los actos y
    resoluciones electorales se sujeten invariablemente al
                              94               TEDF-REA-027/2003




    principio de legalidad. Asimismo, fijará los plazos
    convenientes para el desahogo de todas las instancias
    impugnativas, tomando en cuenta el principio de
    definitividad de las etapas de los procesos electorales.‖


De los preceptos invocados, se advierte que el procedimiento

contencioso electoral, al igual que otra clase de procesos

jurisdiccionales, no se produce de manera instantánea, en un

solo momento, sino que se despliega en el tiempo a través de

actos vinculados o concatenados que se siguen uno a otro,

de tal forma que se ejecutan en un orden específico y no de

manera caprichosa o arbitraria. Así, en todo proceso existe

una secuencia, un orden, un inicio y un fin.



Asimismo, de los numerales citados se desprende que para

el adecuado desarrollo del proceso contencioso electoral, el

legislador habría de señalar en la ley de la materia, una serie

de reglas que hagan posible esa finalidad.



Entre esas reglas se ubican los plazos, los cuales operan en

virtud de dos principios de naturaleza eminentemente

procesal, a saber, el de impulso procesal y preclusión. A

través del primero, las partes motivan el desarrollo de la fase

subsecuente, y en virtud de la preclusión se impide que los
                               95             TEDF-REA-027/2003




actos procesales se repitan y que el proceso se estanque y

no avance. De esta forma, los principios en comento, que se

hallan ínsitos en la figura de los plazos, hacen progresar el

procedimiento,    impidiendo    el   retroceso   de       los   actos

procesales.



Por consiguiente, los plazos, atendiendo a su naturaleza y

finalidad, son espacios de tiempo en que deben ejecutarse

los actos procesales, y una vez fenecidos, debe darse paso a

una nueva etapa del proceso.



Suponer lo contrario, esto es, que la ejecución de dichos

actos puede darse sin respeto alguno a los límites temporales

previstos   por   el   legislador,   daría   lugar    a    procesos

interminables e indefinidos, lo que atenta en contra de la

garantía constitucional de justicia pronta y expedita prevista

en el numeral 17 de la Carta Magna.



Lo anterior, guarda congruencia con el principio de

definitividad en la materia, pues una vez fenecida la

oportunidad que legalmente se concede al gobernado para
                              96             TEDF-REA-027/2003




desplegar un acto, se clausura la etapa respectiva y se da

paso a la siguiente.



De este modo, en virtud del principio de definitividad de las

distintas etapas de los procesos electorales, los actos y

resoluciones en la materia adquieren definitividad y firmeza,

ya sea porque dentro del plazo legalmente concedido no se

haga valer en contra de ellos el medio de impugnación

correspondiente, o bien, porque habiendo sido recurridos

oportunamente, sean confirmados por resolución definitiva e

inatacable de la autoridad jurisdiccional competente, pues

sólo así se da cumplimiento al principio de certeza que rige la

función electoral, de conformidad con el artículo 3º, párrafo

segundo, del Código de la materia, toda vez que aceptar la

impugnación      en     cualquier     momento       de     estas

determinaciones, implicaría propiciar un estado permanente y

constante de incertidumbre e inseguridad jurídicas, lo cual

resulta inaceptable.



En consecuencia, la base lógica y jurídica para imponer al

justiciable la carga de recurrir dentro del plazo legal un acto o

resolución que estima le causa perjuicio, radica en que no es
                                97              TEDF-REA-027/2003




posible ni admisible la impugnación indiscriminada de dichas

determinaciones, pues esto implicaría restar seguridad y

certeza al proceso electoral respectivo; por consiguiente, la

fijación de plazos no constituye una exigencia caprichosa del

legislador o la imposición de un obstáculo al gobernado para

que acceda a la tutela jurisdiccional, ni tampoco dificulta a

éste la preservación de sus derechos; por el contrario, el

cumplimiento de este precepto tiene como fin hacer posible

que   los   instrumentos   de        defensa   concedidos   a   los

gobernados, resulten aptos y eficaces para reparar de

manera oportuna y expedita las violaciones que se

hubieren cometido en su perjuicio, de ahí que en el supuesto

de haberse intentado un recurso una vez fenecido el plazo,

este Tribunal se encuentra imposibilitado para entrar al

estudio de la violación reclamada, y restituir en su caso, el

goce del derecho supuestamente transgredido, habida cuenta

que la determinación combatida ha adquirido definitividad y

firmeza.



En esta tesitura, de presentarse la impugnación una vez que

ha concluido el plazo previsto legalmente para la interposición

del medio de defensa correspondiente, se actualiza la
                                   98                TEDF-REA-027/2003




caducidad del derecho que tuvo el gobernado para combatir

el acto o resolución que en su concepto le causa perjuicio,

figura jurídica que se verifica por el simple transcurso del

tiempo sin que se ejercite la acción correspondiente, lo

que trae aparejada la improcedencia del recurso que se

llegare a intentar fuera de dicho plazo. Así lo ha considerado

la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la

Federación en la tesis relevante identificada con la clave

S3EL 016/2001 que a continuación se transcribe:



    ―CADUCIDAD. SUS PRINCIPIOS RIGEN PARA LOS
    MEDIOS DE IMPUGNACIÓN ELECTORALES. Los
    principios doctrinales sobre la caducidad resultan aplicables
    al derecho conferido para pedir la revocación, modificación o
    nulificación de los actos de las autoridades electorales, a
    través de los medios de impugnación que prevén las leyes
    de la materia, en razón de que ese derecho está regulado de
    tal manera que se satisfacen totalmente los elementos
    constitutivos de la figura jurídica en cuestión, por lo siguiente:
    a) El derecho de impugnación constituye una facultad,
    potestad o poder para combatir actos o resoluciones de las
    autoridades electorales, mediante la promoción o
    interposición de los juicios o recursos fijados por las leyes
    correspondientes, con el claro objeto de crear, modificar o
    extinguir las relaciones o situaciones jurídicas que se
    consignan o derivan de tales actos o resoluciones, que se
    encuentran referidas a cuestiones de orden público; b) El
    contenido de los actos y resoluciones electorales se rige por
    el principio de certeza, por exigencia directa del artículo 41,
    párrafo segundo, fracción III, de la Constitución Política de
    los Estados Unidos Mexicanos y del artículo 73 del Código
    Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, que
    sólo se puede respetar cabal y adecuadamente si los citados
    actos y resoluciones gozan de definitividad y firmeza, y esto
    se consigue con la interposición y resolución de los procesos
    impugnativos o con el transcurso del tiempo establecido para
    hacer tal impugnación; c) Dicha certeza debe ser pronta,
    especialmente en los procesos electorales, porque las
                               99                TEDF-REA-027/2003




etapas de éstos no tienen retorno, en determinados
momentos y circunstancias no cabe la reposición de ciertos
actos y resoluciones, y la validez y seguridad de cada acto o
resolución de la cadena que conforma estos procesos, puede
dar pauta para elegir entre varias posibles acciones o
actitudes que puedan asumir los protagonistas, sean las
propias autoridades, los partidos políticos o los ciudadanos,
en las actuaciones y fases posteriores, dado que éstas
deben encontrar respaldo en las precedentes y estar en
armonía con ellas; d) Los plazos previstos por la ley para el
ejercicio del derecho en comento son breves, pues para la
generalidad de los medios de impugnación, según se
advierte en materia federal en el artículo 8 de la Ley General
del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral,
es de cuatro días hábiles, fuera de los procesos electorales y
naturales durante éstos, e inclusive se llegan a prever plazos
menores, como el señalado para interponer el recurso de
apelación en el artículo 43, apartado 1, inciso a), del mismo
ordenamiento; e) Está regulada expresamente la extinción
del derecho mencionado, si no se ejerce dentro del limitado
plazo fijado por la ley, al incluir en el artículo 10, apartado 1,
inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral, dentro de los medios de
impugnación que serán improcedentes, a aquellos contra los
cuales no se hubiese interpuesto el medio de impugnación
respectivo, dentro de los plazos señalados en esa ley; f) Este
medio de extinción del derecho opera por el mero transcurso
del tiempo, dado que no se exige en la ley ningún otro
requisito; g) El mismo no es susceptible de suspensión o
interrupción, en virtud de que el ordenamiento legal que lo
regula no contempla que, ante determinados hechos, actos o
situaciones, el plazo legal quede paralizado para reanudarse
con posterioridad, o que comience de nueva cuenta, ni se
encuentran bases, elementos o principios que puedan llevar
a dicha consecuencia en condiciones ordinarias; h) Esta
forma de extinción no admite renuncia, anterior o posterior,
porque está normada por disposiciones de orden público que
no son renunciables, por su naturaleza, y no existen en la
normatividad aplicable preceptos que establezcan alguna
excepción para esta hipótesis; i) Como está incluida dentro
de las causas de improcedencia, se debe invocar de oficio
por los tribunales, independientemente de que se haga valer
o no por los interesados.

Recurso de apelación. SUP-RAP-043/2001. Familia en
Movimiento, Agrupación Política Nacional. 25 de octubre de
2001. Unanimidad de votos. Ponente: Leonel Castillo
González. Secretario: Jaime del Río Salcedo."
                                 100        TEDF-REA-027/2003




Por tanto, el plazo tiene como fin limitar el periodo en que los

gobernados pueden ejecutar válidamente un acto, de tal

forma que fuera de ese lapso, la actuación será ineficaz al

haber operado la caducidad del derecho que se tuvo para

ello.



En efecto, la caducidad del derecho sólo puede operar

cuando se excede el plazo legalmente concedido, de ahí que

este Tribunal haya sostenido con antelación que resulta

válida y admisible la ampliación del escrito recursal siempre y

cuando sea presentada dentro del plazo previsto por la ley

para la interposición del medio impugnativo, habida cuenta

que ello no implica otorgar mayor oportunidad al justiciable ni

propicia la impugnación indiscriminada de los actos y

resoluciones en la materia, sino únicamente respetar el

derecho que tiene el gobernado para agotar el lapso que

tiene para formular su defensa.



Así se desprende de la tesis relevante aprobada por el Pleno

de este Tribunal el veintidós de marzo de dos mil uno,

publicada con la clave TEDF022.2 EL1/2001, cuyo rubro y

texto son del tenor siguiente:
                                 101               TEDF-REA-027/2003




    "DEMANDA, AMPLIACIÓN DE. CASO EN QUE LA
    AUTORIDAD JURISDICCIONAL ESTÁ OBLIGADA A SU
    EXAMEN. De una interpretación sistemática de los artículos
    128 y 134 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, así
    como 3º, párrafo segundo, 222, 238 y 247, primer párrafo,
    del Código Electoral local, se infiere que el Tribunal Electoral
    del Distrito Federal, como máxima autoridad jurisdiccional en
    la materia, tiene a su cargo garantizar que todos los actos y
    resoluciones de las autoridades electorales locales se
    sujeten invariablemente al principio de legalidad, de ahí que
    si dentro del plazo legal para la interposición del recurso
    correspondiente, el impugnante presentó diverso escrito
    complementario en el que hace valer agravios distintos a
    aquéllos esgrimidos en su escrito recursal, éstos deben
    analizarse siempre que hayan sido presentados en tiempo y
    no se afecten derechos de tercero, en aras de preservar el
    acceso a la tutela jurisdiccional y de proporcionar una justicia
    pronta, completa e imparcial, tal y como lo exige el numeral
    17 de la Constitución Política de los Estados Unidos
    Mexicanos, así como de cumplir con el imperativo que le
    obliga a revisar la legalidad que reviste el acto impugnado,
    de conformidad con lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de
    dicha ley fundamental. Esto es así, pues del citado numeral
    247, no se desprende prohibición alguna para que el
    recurrente pueda ampliar su medio de impugnación, siempre
    y cuando lo haga respetando el plazo aludido, pues dicha
    disposición no puede interpretarse en perjuicio de los
    justiciables, privándolos de la oportunidad procesal que les
    permite hacer valer los medios de defensa y la garantía de
    audiencia que la Constitución Política de los Estados Unidos
    Mexicanos, prevé en su favor.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-058/2000. Democracia
    Social Partido Político Nacional. 7 de diciembre de 2000.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Hermilo Herrejón Silva.
    Secretario de Estudio y Cuenta: Fernando Lorenzana Rojas.

    TESIS RELEVANTE: TEDF022 .2EL1/2001 Tribunal
    Electoral del Distrito Federal. Segunda Época. Materia
    Electoral. Aprobada por Unanimidad de votos. 22 de marzo
    de 2001.‖


En consecuencia, lo que sanciona la caducidad es el ejercicio

extemporáneo del derecho, de ahí que ésta no pueda resultar

aplicable tratándose de actuaciones que se realizan antes de
                                102                TEDF-REA-027/2003




que nazca el plazo respectivo, caso en el cual no puede

afirmarse que se haya actuado fuera del plazo legal, pues

únicamente     puede      calificarse   de    extemporánea      una

promoción cuando el derecho respectivo se hace valer

después de vencido el plazo correspondiente y no antes,

pues lo que se pretende evitar es el regreso a las etapas que

ya se extinguieron o consumaron, sin que exista sanción

alguna para el caso de que se ejercite el derecho antes de

que inicie el plazo dispuesto para tal efecto.



Al respecto, sirve como criterio orientador, la siguiente tesis

de jurisprudencia del Poder Judicial de la Federación, que

literalmente establece:



    "Tipo de documento: Jurisprudencia
    Octava época
    Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
    Fuente: Semanario Judicial de la Federación
    Tomo: IX, Marzo de 1992
    Página: 108
    Materia(s): Civil

    PROMOCIÓN, PRESENTADA ANTES DE INICIARSE EL
    TERMINO, NO EXTEMPORÁNEA. En materia procesal, por
    extemporáneo debe entenderse el plazo fenecido para el
    ejercicio de un derecho, pero no cuando ese derecho se
    ejercita antes de iniciado un término, ya que el artículo
    131 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de
    Jalisco, que acoge el principio jurídico de la preclusión
    procesal - conforme el cual, mediante la clausura de cada
    una de las etapas procedimentales, se pretende evitar el
    regreso a los que ya extinguieron o consumaron - no
    establece sanción alguna para el caso en que un
                               103             TEDF-REA-027/2003




    derecho se ejerza antes de iniciarse un término, o sea,
    previo a que surta efectos la notificación del proveído que
    abre el estadio procesal correspondiente, sino únicamente
    cuando se haga valer concluido el que se concedió, lo que
    no ocurre en caso de que la promoción en que se ejercita el
    derecho relativo se presenta antes de que empiece a correr
    un término, de ahí que tal presentación no pueda estimarse
    extemporánea.

    PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL
    TERCER CIRCUITO.

    Amparo en revisión 528/86. Olivia Solís Moreno. 12 de
    febrero de 1987. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos
    Arturo González Zárate. Secretario: Juan Bonilla Pizano.

    Amparo directo 631/87. Luis Fernando Casillas Navarro. 30
    de junio de 1988. Unanimidad de votos. Ponente: Francisco
    José Domínguez Ramírez. Secretario: Héctor Flores
    Guerrero.

    Amparo en revisión 1/89. Federico Giovannini Newton. 27 de
    enero de 1989. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arturo
    González Zárate. Secretario: Juan Bonilla Pizano.

    Amparo directo 581/89. María del Socorro Cárdenas Medina.
    21 de septiembre de 1989. Unanimidad de votos. Ponente:
    Carlos Arturo González Zárate. Secretario: Juan Bonilla
    Pizano.

    Amparo directo 1081/90. J. Jesús Rodríguez Ruiz. 1o. de
    marzo de 1991. Unanimidad de votos. Ponente: José de
    Jesús Gudiño Pelayo. Secretario: Simón Daniel Canales
    Aguiar."



Con base en estos elementos, es posible concluir que si en el

caso, el actor interpuso su recurso el mismo día en que se

emitió el acto de sustitución de su candidatura, tal actuación

no puede estimarse ineficaz, por haberse realizado antes de

que comenzara a transcurrir el plazo de cuatro días a que se

refiere el numeral 247, párrafo primero, del Código Electoral

del Distrito Federal, el cual señala que deberá contarse a
                              104               TEDF-REA-027/2003




partir del día siguiente a aquel en que se tenga

conocimiento o se hubiere notificado el acto reclamado,

habida cuenta que atendiendo a su naturaleza, dicha norma

únicamente persigue limitar el periodo en el que puede

combatirse válidamente un acto, de tal forma que una vez

fenecido no será posible retornar a esa etapa, por virtud del

principio de preclusión procesal que a su vez da sustento al

de definitividad que rige en la materia.



Esto se robustece, si se considera que uno de los momentos

para comenzar a computar el plazo aludido, es precisamente

el día en que se tenga conocimiento del acto o resolución

que pretende combatir, momento a partir del cual, puede

interponerse válidamente el medio impugnativo atinente, si es

que el justiciable así lo estima conveniente.



Sirven de apoyo a lo anterior, los siguientes criterios de la

Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la

Federación, que son del tenor siguiente:




    "ACTO IMPUGNADO. SU CONOCIMIENTO COMO BASE
    DEL PLAZO PARA INTERPONER UN MEDIO DE
    IMPUGNACIÓN. El artículo 8o. de la Ley General del
    Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral,
                             105               TEDF-REA-027/2003




establece que los medios de impugnación previstos en ella,
deberán presentarse dentro de los cuatro días contados a
partir del siguiente a aquél en que se tenga conocimiento del
acto o resolución impugnado, o se hubiese notificado de
conformidad con la ley aplicable; de esta manera, la
recepción documentada de la copia de un fallo pronunciado
durante la secuela procedimental, actualiza el primero de los
supuestos contemplados en la norma, por tratarse de un
acto suficiente para sostener que el interesado ha tenido
conocimiento pleno de su contenido y, por ende,
considerarla como punto de partida para realizar el
cómputo del plazo, pues le permite conocer, de modo
indubitable, la totalidad de los fundamentos y motivos que se
tuvieron en consideración para su pronunciamiento, así
como los puntos resolutivos de la misma y,
consecuentemente, estar en aptitud legal de producir una
defensa completa y adecuada tendiente a obtener la debida
protección de sus derechos, de modo que la notificación
posterior de dicha resolución, no puede tenerse como base
para computar el aludido plazo, por haberse actualizado el
otro supuesto previsto por la ley para ese objeto, con
antelación.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-136/99.
Partido Revolucionario Institucional. 9 de septiembre de
1999. Unanimidad de seis votos. Ponente: Leonel Castillo
González. Secretario: Rafael Rodrigo Cruz Ovalle.

Sala Superior, tesis S3EL 006/99."



"ACTO RECLAMADO, SU CONOCIMIENTO PRIMIGENIO
SIRVE DE BASE PARA INCONFORMARSE (Legislación
del Estado de Chiapas). Lo que fija el momento para la
impugnación del acto reclamado a través del medio idóneo,
es su conocimiento pleno por parte del afectado, el cual
puede provenir de una notificación formal que del mismo se
realice, o bien, por haberse enterado al estar presente en la
sesión del consejo en el que el mismo se adopte;
conocimiento que, en uno y otro caso, sirve como punto
de partida para efectuar el cómputo atinente, pero siendo
preponderante el que se tenga por haber concurrido a la
sesión del consejo, frente a la notificación formal ulterior que
se verifique del acto respectivo.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-
116/2000. Partido Auténtico de la Revolución Mexicana. 11
de julio de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: Alfonsina
Berta Navarro Hidalgo. Secretaria: Esperanza Guadalupe
Farías Flores.
                               106          TEDF-REA-027/2003




    Sala Superior, tesis S3EL 005/2000."




Por tanto, de una interpretación sistemática y funcional del

artículo 247, párrafo primero, del Código de la materia, es

posible concluir que sí es factible y admisible la interposición

que se realice del medio de defensa el mismo día en que se

emitió el acto que se reclama, cuando así convenga a los

intereses del justiciable, sin que tal actuación pueda

estimarse ineficaz, bajo el argumento de que éste debió

esperar hasta el inicio del plazo a que este precepto se

refiere, esto es, al día siguiente a aquel en que se tiene

conocimiento o se hubiere notificado el acto que se reclama.



Lo anterior no contraría el texto del numeral en cita, por el

contrario, permite atribuirle el alcance que le corresponde

conforme a la realidad práctica, máxime si se considera que

por la forma en que está redactado este dispositivo sólo hace

referencia a la regla general, lo que es justificable si se

considera que una de los principios aceptados en la

interpretación de las normas jurídicas, consiste en que en la

ley se establecen los casos que comúnmente pueden
                             107            TEDF-REA-027/2003




presentarse y que por tanto, previó el legislador, mas no los

de carácter excepcional.



En consecuencia, este precepto debe interpretarse para dar

cabida a otros supuestos diversos a la generalidad de las

impugnaciones, como es el caso que nos ocupa, en el que el

recurrente interpuso su medio impugnativo el mismo día en

que se autorizó la sustitución de candidatura que estima

lesiva de sus derechos fundamentales.



Este posicionamiento, se refuerza si se considera además

que por virtud de la interpretación, se ha admitido la

posibilidad de que también pueden impugnarse actos

continuos, esto es, aquellos que no se dejan de ejecutar

sino que prolongan en el tiempo, de ahí que el recurso puede

intentarse en cualquier momento, dado que la violación es

permanente, caso en el cual no puede determinarse un

momento específico para el inicio del cómputo del plazo de

cuatro días como lo señala el numeral 247, párrafo primero,

del Código Electoral del Distrito Federal, lo que evidencia que

este precepto debe entenderse como la regla general, misma

que admite la posibilidad de otros supuestos diversos.
                                 108              TEDF-REA-027/2003




Así, se refleja en la tesis de la Sala Superior del Tribunal

Electoral del Poder Judicial de la Federación, con clave S3EL

038/99, cuyo rubro y texto son del tenor siguiente:




    "PLAZOS LEGALES. SU COMPUTACIÓN PARA EL
    EJERCICIO DE UN DERECHO O LA LIBERACIÓN DE
    UNA OBLIGACIÓN, CUANDO SE TRATA DE ACTOS DE
    TRACTO SUCESIVO. Un principio lógico que se ha aplicado
    para determinar el transcurso de los plazos legales para el
    ejercicio de un derecho o la liberación de una obligación,
    cuando se trata de actos de tracto sucesivo, en los que
    genéricamente se reputan comprendidos los que no se
    agotan instantáneamente, sino que producen efectos de
    manera alternativa, con diferentes actos, consistente en que
    mientras no cesen tales efectos no existe punto fijo de
    partida para considerar iniciado el transcurso del plazo
    de que se trate, ya que su realización constante da lugar a
    que de manera instantánea o frecuente, renazca ese punto
    de inicio que constituye la base para computar el plazo, lo
    cual lleva al desplazamiento consecuente hacia el futuro del
    punto terminal, de manera que ante la permanencia de este
    movimiento, no existe base para considerar que el plazo
    en cuestión haya concluido.

    Juicio para la protección de los derechos político-electorales
    del ciudadano. SUP-JDC-033/99. Noelia Hernández
    Berumen. 12 de octubre de 1999. Unanimidad de seis votos.
    Ponente: Eloy Fuentes Cerda. Secretaria: Adriana Margarita
    Favela Herrera.

    Sala Superior, tesis S3EL 038/99."




En la especie, resulta innegable que la impugnación

presentada por el actor el mismo día en que acordó la

sustitución de su candidatura a Jefe Delegacional por el

Partido del Trabajo en Venustiano Carranza, encuentra
                              109             TEDF-REA-027/2003




mayor justificación si se considera que existían actos previos

que orillaron al apelante a combatir desde ese momento

dicha determinación.



Ello es así, ya que en la especie, no era necesario que el

actor reservara su impugnación hasta en tanto fuera

notificado formalmente el acuerdo dictado por el Consejo

General del Instituto Electoral del Distrito Federal que

autoriza su sustitución, habida cuenta que por los hechos que

venían acaeciendo previo a la sesión de veintiuno de junio del

año en curso, es posible advertir que el recurrente ya había

vislumbrado el pronunciamiento del acuerdo de sustitución

que de facto ya había efectuado con anterioridad su partido.



En efecto, previo al dictado de la determinación combatida,

se suscitaron actos encaminados directamente a realizar la

sustitución   de   la   candidatura   del    actor   como   Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza por el Partido del

Trabajo, según se infiere de lo siguiente:



   Que como resultado de una plática telefónica sostenida

     el veintiocho de mayo pasado con una persona llamada
                          110             TEDF-REA-027/2003




  Guadalupe Pastrana, acudió ese mismo día a una cita

  con el Doctor Carlos Coronado, quien le informó que ya

  había sido destituido de su candidatura, por lo que al

  día   siguiente    presentó    un    escrito   dirigido   al

  Comisionado Político Nacional del Partido del Trabajo,

  manifestando su inconformidad e informándole la

  anomalía en comento, del cual acompaña el acuse

  respectivo;



 Que a partir de entonces, comenzó a hacer propaganda

  otra persona como candidato del Partido del Trabajo a

  Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, antes de

  que se aprobara la sustitución por parte del Consejo

  General del Instituto Electoral del Distrito Federal;



 Que el cuatro de junio pasado, el apelante presentó un

  escrito al Presidente del Consejo General del Instituto

  Electoral del Distrito Federal, solicitándole informara el

  estado de su candidatura, negando expresamente

  haber renunciado a ésta, así como su intención de

  hacerlo, adjuntando copia simple del acuse de recibo

  respectivo;
                              111            TEDF-REA-027/2003




   Que el dieciséis de junio del presente año, la Dirección

     Ejecutiva de Asociaciones Políticas del Instituto, en

     contestación al referido con antelación, le comunicó que

     el Partido del Trabajo, con fecha seis del mismo mes y

     año, presentó una renuncia suya y solicitó la

     sustitución del candidato a Jefe Delegacional en

     Venustiano Carranza, petición que en ese momento se

     encontraba en estudio y habría de resolverse en fecha

     próxima, acompañando al efecto, el original de dicho

     comunicado.



A estas circunstancias, se suma el hecho de que en el orden

del día correspondiente a la sesión extraordinaria del Consejo

General del Instituto Electoral del Distrito Federal a

celebrarse el veintiuno de junio a las once horas, aparece

como punto número uno "Dos proyectos de Acuerdo del

Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal,

por el que se aprueba la solicitud de sustitución

presentada por los partidos del Trabajo y Verde Ecologista de

México   en   el   Distrito   Federal,   relativas   a   diversas

candidaturas de Jefe Delegacional y se otorgan los registros
                              112           TEDF-REA-027/2003




respectivos para el proceso electoral ordinario del año dos mil

tres”.



Todo lo anterior, permite a este Tribunal arribar a la

convicción de que el impugnante no precisaba de conocer

puntualmente los términos del Acuerdo que autorizara su

sustitución, toda vez que resultaba evidente que tal

determinación habría de emitirse en razón de la renuncia que

había presentado el Partido del Trabajo desde el seis de junio

pasado.



Hechos que al encontrarse vinculados entre sí y además

resultar consistentes en cuanto a que el actor había sido

sustituido al interior de su partido, generan certeza de que la

autoridad electoral administrativa únicamente habría de

formalizar dicha sustitución, lo que justifica que el impugnante

haya presentado su recurso incluso antes de que culminara la

sesión respectiva.



Lo anterior, adquiere mayor relevancia si se considera que el

impugnante es un ciudadano quien no es perito en la materia,

de ahí que no puede exigirse a éste el cumplimiento estricto
                              113           TEDF-REA-027/2003




de las formalidades y términos que rigen en la interposición

de los recursos, como podría ser la emisión del Acuerdo de

sustitución por parte de la autoridad electoral administrativa o

bien, su notificación conforme a las reglas previstas en el

Código de la materia, pues al encontrarse en riesgo sus

derechos político-electorales, específicamente, el de sufragio

pasivo, no puede reprochársele que se haya anticipado al

inicio del plazo de cuatro días a que se refiere el numeral

247, párrafo primero, del cuerpo legal en cita, para impugnar

el acuerdo mismo de sustitución de candidatura.



Por tanto, si bien por regla general, la impugnación

anticipada de un acto puede estimarse como causal de

improcedencia en virtud de que el acto aún no ha nacido a la

vida jurídica, es innegable que en ciertos casos como el que

nos ocupa, dadas las circunstancias que en estos imperan,

resulta válido el recurso que se intente en estos términos,

ello en razón de la situación          de facto      que viene

aconteciendo, y que pone de manifiesto que la autoridad

electoral habrá de formalizarlo en un lapso breve.
                                 114          TEDF-REA-027/2003




Sostener lo contrario, implicaría vulnerar en perjuicio del

gobernado, su garantía constitucional de impartición de

justicia pronta y expedita, consagrada en el artículo 17 de la

Carta Magna, puesto que aún ante la inminente afectación a

sus derechos político-electorales, se le obligaría a reservar su

impugnación por cumplir meras formalidades que dada la

naturaleza de la controversia, podrían generar mayores

perjuicios al recurrente.



Por tanto, es inadmisible que este Tribunal Electoral,

advirtiendo las circunstancias que han quedado apuntadas,

dejara de conocer el fondo del asunto, bajo el argumento

técnico de que se impugna un acto que formalmente aún no

había surgido, dado que en el momento en que el actor

planteó   su   recurso,     no    había   finalizado   la   sesión

extraordinaria del Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal, pues ello vulneraría disposiciones de orden

público en perjuicio del actor e implicaría desconocer los

alcances de los derechos que como ciudadano tiene

reconocidos.
                             115            TEDF-REA-027/2003




En consecuencia, al no advertirse que se actualice de forma

manifiesta y evidente causal de improcedencia alguna, ni la

autoridad responsable o el partido tercero interesado hacen

valer alguna otra que deba examinarse, procede efectuar el

estudio de la legitimación y personaría de las partes.



TERCERO.- Por lo que se refiere a la legitimación y

personería del ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda,

con base en los anteriores razonamientos y con fundamento

en lo dispuesto en los artículos 238, 245, inciso a), y 246,

fracción II, del Código Electoral del Distrito Federal, es de

tener acreditados estos presupuestos procesales al actor,

toda vez que se trata de un ciudadano que impugna el

Acuerdo aprobado por el Consejo General del Instituto

Electoral local, de fecha veintiuno de junio del año en curso,

denominado "ACUERDO DEL CONSEJO GENERAL DEL

INSTITUTO ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL, POR

EL QUE SE APRUEBA LA SOLICITUD DE SUSTITUCIÓN

PRESENTADA POR EL PARTIDO DEL TRABAJO EN EL

DISTRITO FEDERAL, RELATIVA A LA CANDIDATURA DE

JEFE DELEGACIONAL EN VENUSTIANO CARRANZA, Y

SE OTORGA EL REGISTRO RESPECTIVO PARA EL
                                  116                TEDF-REA-027/2003




PROCESO ELECTORAL ORDINARIO DEL AÑO DOS MIL

TRES", por medio del cual se aprobó la solicitud de

sustitución presentada por el Partido del Trabajo en el Distrito

Federal, relativa a la candidatura de Jefe Delegacional en

Venustiano         Carranza,      otorgándosele            el        registro

correspondiente al ciudadano Víctor García Pérez, en

sustitución del hoy actor.




Así mismo, es importante precisar que el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda, firmante del escrito recursal, tiene

acreditada su personería como promovente del recurso de

apelación que nos ocupa, ya que lo hace valer por su propio

derecho, en términos de lo previsto por los artículos 246,

fracción II, y 255, párrafo segundo, del Código Electoral del

Distrito Federal, según lo informado por el Secretario

Ejecutivo    del    Instituto   Electoral   local,    en        el   informe

circunstanciado correspondiente.




Por otra parte, cabe precisar que el Partido del Trabajo a

través de su representante propietario ante el Consejo

General del Instituto Electoral del Distrito Federal, ciudadano
                                   117          TEDF-REA-027/2003




Ernesto      Villarreal   Cantú,   presentó   escrito   de   tercero

interesado, en términos de los artículos 245, inciso c), y 247,

fracción II, del Código Electoral local, toda vez que, a su juicio

son falsos los hechos expuestos por el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda en su escrito inicial de demanda, al

señalar que la sustitución de candidato a Jefe Delegacional

en Venustiano Carranza, realizada por el Partido del Trabajo

es ilegal.




Respecto a la legitimación del tercero interesado, Partido del

Trabajo, es de reconocerse en virtud de tratarse de un partido

político con registro nacional, con intereses derivados de

derechos incompatibles con los del actor respecto del medio

de impugnación incoado por aquél, de conformidad con lo

previsto en los dispositivos antes enumerados.




Por lo que respecta a la personería del ciudadano Ernesto

Villarreal Cantú, quien se ostenta como representante

propietario del Partido del Trabajo, ante el Consejo General

del Instituto Electoral del Distrito Federal, es de advertirse

que la autoridad responsable fue omisa en señalar en su
                              118           TEDF-REA-027/2003




informe circunstanciado lo referente a la personería de dicho

ciudadano; sin embargo, la misma es de reconocerse en

términos de la copia certificada por el Secretario Ejecutivo del

propio Instituto Electoral local, del nombramiento expedido a

su favor, por la Comisión Coordinadora del propio partido,

acreditando entre otros, al compareciente con el carácter que

ostenta, constancia que obra a foja ciento veinticinco del

expediente en que se actúa.




En relación con el escrito del tercero interesado, de

conformidad con los requisitos establecidos en el artículo

247, fracción II, del Código Electoral del Distrito Federal, se

advierte que, fue presentado ante la autoridad responsable,

se hacen constar el nombre del Partido Político tercero

interesado; el nombre y la firma autógrafa del compareciente;

se señala domicilio para recibir notificaciones; se precisa la

razón del interés jurídico en que se funda y las pretensiones

concretas de su intervención; así como ofrece y aporta las

pruebas que a sus intereses convienen.
                              119           TEDF-REA-027/2003




Por lo que se refiere a la oportunidad en la presentación del

citado escrito, el artículo 247, fracción II, del Código de la

materia, establece que la comparecencia de coadyuvantes o

terceros interesados, deberá realizarse dentro de las setenta

y dos horas contadas a partir del momento en que se fijó en

los estrados el medio de impugnación.




En el presente caso, el medio de impugnación fue fijado en

los estrados a las veintiuna horas del día veintidós de junio

del año en curso, según consta en la razón correspondiente,

misma que obra a fojas treinta y cinco del expediente de

mérito; y se retiró de los mismos, a las veintiuna horas del día

veinticinco de junio del dos mil tres, tal como se desprende de

la respectiva razón, la cual consta a foja treinta y seis de

autos.




En tal virtud, y toda vez que del acuse de recibo del escrito

del Partido Político tercero interesado, mismo que corre

agregado a foja ciento trece de autos, se desprende su

recepción ante la autoridad responsable, a las diecinueve

horas con veintidós minutos, del día veinticinco de junio del
                                120            TEDF-REA-027/2003




presente año, por lo que se concluye que el mismo fue

presentado oportunamente.




En consecuencia, este Tribunal reconoce la legitimación y

personería de ambas partes, de acuerdo con el análisis que

fue realizado con antelación.



CUARTO.- Ahora bien, con apoyo en lo dispuesto por el

artículo 254, párrafos tercero y cuarto, del Código citado,

este      Órgano     Jurisdiccional    procede     a    examinar

acuciosamente el escrito de impugnación promovido por el

ciudadano recurrente, a efecto de desprender los agravios

que le causa el acuerdo combatido, así como a invocar los

preceptos legales que presuntamente se dejaron de observar

en su perjuicio. Por lo tanto, resulta aplicable en el presente

caso la tesis de jurisprudencia aprobada por el Pleno de este

Tribunal, con clave de identificación J.015/2002, cuyo rubro y

texto son:



       "SUPLENCIA       DE     LA     DEFICIENCIA   EN    LA
       ARGUMENTACIÓN DE LOS AGRAVIOS. PROCEDE EN
       LOS MEDIOS DE IMPUGNACIÓN CUYA RESOLUCIÓN
       CORRESPONDA AL TRIBUNAL ELECTORAL DEL
       DISTRITO FEDERAL. De conformidad con lo dispuesto en
       el artículo 254, párrafos tercero y cuarto, del Código
       Electoral del Distrito Federal, cuando en un medio de
                                 121               TEDF-REA-027/2003




    impugnación exista deficiencia en la argumentación de los
    agravios u omisión o cita equívoca de los preceptos legales
    presuntamente violados, este Tribunal estará obligado a
    deducir de los hechos narrados por el apelante los motivos
    de inconformidad respectivos y proceder a resolver con los
    elementos que obren en el expediente, atendiendo a los
    preceptos legales que debieron ser invocados o los que
    resulten aplicables al caso concreto. Por lo tanto, en ejercicio
    de esta facultad, este Órgano Jurisdiccional debe realizar un
    estudio integral del recurso planteado, a fin de estar en
    posibilidad de advertir de cualesquiera de sus apartados y
    no sólo del capítulo que el actor dispuso para tal efecto, los
    agravios que le ocasiona el acto que reclama y que con la
    mayor efectividad permitan restituir al inconforme en el
    ejercicio de los derechos transgredidos por la autoridad
    responsable; sin embargo, la facultad en comento supone
    invariablemente la existencia de hechos de los cuales
    puedan válidamente inferirse los motivos de inconformidad a
    estudiar en el medio impugnativo, pues sólo así puede
    conocerse con la mayor exactitud posible la intención que
    tuvo el promovente al combatir el acto de autoridad, esto es,
    atender preferentemente a lo que quiso decir el recurrente y
    no a lo que aparentemente refirió, lo que a su vez garantiza
    el cumplimiento, en beneficio de los justiciables, de los
    principios de exhaustividad y congruencia que, entre otros,
    debe observar este Tribunal en el dictado de sus
    resoluciones.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-001/2001. Gonzalo
    Cedillo Valdés. 17 de febrero de 2001. Unanimidad de cinco
    votos. Ponente: Rodolfo Terrazas Salgado. Secretario de
    Estudio y Cuenta: Enrique Figueroa Ávila.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-011/2001. Convergencia
    por la Democracia, Partido Político Nacional. 16 de octubre
    de 2001. Unanimidad de cinco votos. Ponente: Hermilo
    Herrejón Silva. Secretario de Estudio y Cuenta: Fernando
    Lorenzana Rojas.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-016/2001. Partido de la
    Revolución Democrática. 15 de abril de 2002. Unanimidad
    de cinco votos. Ponente: Raciel Garrido Maldonado.
    Secretario de Estudio y Cuenta: Rafael Cruz Juárez."



Con base en lo anterior, se aprecia que el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda, aduce como agravios de su parte,

los siguientes:
                             122            TEDF-REA-027/2003




A. Que la autoridad responsable al dictar el Acuerdo ACU-

665-03 de veintiuno de junio de dos mil tres, violó en su

perjuicio los principios de legalidad, certeza y objetividad,

debido a que resolvió de manera favorable la sustitución de

candidato para la elección de Jefe Delegacional en

Venustiano Carranza postulado por el Partido del Trabajo, a

pesar de que existían elementos para que dicha autoridad

pronunciara una determinación en sentido contrario.



Ello es así, porque el recurrente se duele de que la autoridad

responsable dejó de tomar en consideración que la renuncia

que con carácter de irrevocable presentó el Partido del

Trabajo, el seis de junio de dos mil tres, adolecía de la falta

de reconocimiento por su oferente, en virtud de que, si bien la

misma ostenta la firma del apelante, también es cierto, que el

recurrente en su momento, por escrito de cuatro de junio del

mismo año, anticipó a la propia autoridad responsable que no

reconocería cualquier documento de renuncia que con

posterioridad tramitara ante ella, el instituto político arriba

aludido.
                              123                TEDF-REA-027/2003




Agravio, que según el apelante viola en su detrimento lo

dispuesto por los artículos 14, párrafo segundo, 16, párrafo

primero, 35, fracción II, 41, fracción I, 122, Apartado C, BASE

PRIMERA, fracción V, inciso f), en relación con el 116,

fracción IV, incisos c) y d) de la Constitución Política de los

Estados Unidos Mexicanos; 20, fracción I, del Estatuto de

Gobierno del Distrito Federal; 4°, inciso d), y 146, incisos b) y

c), del Código Electoral del Distrito Federal.



B. Que la autoridad responsable no se pronunció sobre su

petición relativa a que el Partido del Trabajo tenía la

obligación de entregarle la parte proporcional de los recursos

económicos, para sufragar sus gastos de campaña, a pesar

de que ese instituto político recibió el financiamiento público

para tales fines.



Motivo de inconformidad, que en su concepto transgrede lo

dispuesto en los numerales 122, Apartado C, BASE

PRIMERA, fracción V, inciso f), en relación con el 116,

fracción IV, inciso f), de la Constitución Política de los

Estados Unidos Mexicanos; 121 del Estatuto de Gobierno del

Distrito Federal; 30, fracción II, 32, inciso a), 147, 148, 149,
                              124            TEDF-REA-027/2003




150, 151, 152, 153, 154, 155, 156, 157, 158, 159, 160 y 161

del Código Electoral del Distrito Federal.



Por otro lado, el tercero interesado sostiene a través de su

escrito de comparecencia, que el ciudadano José Ismael

Cuellar Castañeda, presentó su renuncia con el carácter de

irrevocable, y que por esa razón fue procedente la sustitución

aprobada por el Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal, mediante el Acuerdo ACU-665-03 de

veintiuno de junio del año en curso.



Finalmente, la autoridad responsable mediante su informe

circunstanciado, sostiene la legalidad del acuerdo combatido,

alegando que el procedimiento de sustitución se ajustó a

derecho, motivo por el cual debe declararse infundado el

recurso de apelación que nos ocupa.



Con base en los conceptos de violación deducidos

anteriormente, los argumentos esgrimidos por el tercero

interesado y las manifestaciones vertidas por la autoridad

responsable, este Tribunal infiere que la litis de la presente

controversia se constriñe a determinar si el Acuerdo ACU-
                              125            TEDF-REA-027/2003




665-03 de veintiuno de junio de dos mil tres, por medio del

cual se aprobó la solicitud de sustitución presentada por el

Partido del Trabajo en el Distrito Federal relativa a la

candidatura de Jefe Delegacional en Venustiano Carranza,

se encuentra ajustado a derecho como lo sostiene la

autoridad electoral administrativa y el tercero interesado, o si

por el contrario, procede su revocación en virtud de que el

motivo de inconformidad expresado por el apelante es

fundado, acreditando con ello que el derecho de sufragio

pasivo fue transgredido en su perjuicio, como lo afirma en su

escrito recursal.



QUINTO.- Al ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda,

ofreció, aportó, y le fueron admitidos o desechados como

elementos probatorios de su parte, los siguientes:



En tal virtud, se procede a la admisión de las pruebas

ofrecidas por la parte actora, en los términos siguientes:



1. Con fundamento en los artículos 261, inciso b), y 262,

   párrafo segundo, del Código Electoral de la entidad, se

   admitieron       las   pruebas   documentales      privadas,
                           126             TEDF-REA-027/2003




consistentes en: a) Copia simple del escrito dirigido al

doctor José Narro Céspedes, de fecha veintinueve de

mayo de dos mil tres, constante en diez fojas; b) Copia

simple del escrito dirigido al Presidente del Consejo

General del Instituto Electoral del Distrito Federal, de

cuatro de junio del dos mil tres, constante de dos fojas; c)

Copia simple del oficio DEAP/1532.03 de dieciséis de

junio de dos mil tres, el cual obra en dos fojas; d) Copia

simple del escrito de diecinueve de junio de dos mil tres

dirigido al Secretario Ejecutivo del Instituto Electoral local,

solicitando copia certificada de su Constancia de

Registro, que consta en dos fojas; e) Copia simple de la

relación de candidatos registrados para la elección de

Jefes Delegacionales por el Partido del Trabajo, en una

foja; f) Copia simple de la cédula de notificación personal

practicada el diecinueve de junio del dos mil tres, que

consta de una foja; g) Copia simple del escrito dirigido al

titular de la Dirección Regional del Instituto Electoral local

en la jurisdicción territorial de Venustiano Carranza, del

diecinueve de junio de dos mil tres, el cual consta de dos

fojas; h) Copia simple de la relación de candidatos

registrados para la elección de Jefes Delegacionales por
                           127              TEDF-REA-027/2003




el Partido del Trabajo, en una foja; i) Copia simple del

escrito dirigido al Presidente del Consejo General del

Instituto Electoral del Distrito Federal de tres de junio del

dos mil tres, solicitándole copia certificada de la

notificación relativa a la sustitución de la candidatura a

Jefe Delegacional del Partido del Trabajo de la

Delegación Venustiano Carranza, en una foja; j) Copia

simple del escrito dirigido al Presidente del Consejo

General del Instituto Electoral del Distrito Federal de tres

de junio del dos mil tres, solicitándole copia certificada del

Acuerdo del Consejo General mediante el cual se

autoriza la sustitución del ciudadano Ismael Cuellar

Castañeda, en una foja; y, k) Copia simple del escrito

dirigido al Presidente del Consejo General del Instituto

Electoral del Distrito Federal de tres de junio del dos mil

tres, solicitándole copia certificada de la declaración de

candidato a Jefe Delegacional del Partido del Trabajo por

la Delegación Venustiano Carranza, en una foja.



Dichas    probanzas,      asimismo,       se   tuvieron    por

desahogadas     atendiendo       a   su   propia   y   especial

naturaleza.
                             128            TEDF-REA-027/2003




   Cabe señalar, que tales medios de prueba, serán

   valorados por este Tribunal atendiendo a las reglas de la

   lógica, de la sana crítica y de la experiencia, tomando en

   consideración los demás elementos que obren en el

   expediente en que se actúa, las afirmaciones de las

   partes, la verdad conocida y el recto raciocinio que

   guardan entre sí, y que generen convicción sobre la

   veracidad de los hechos afirmados, de conformidad con

   lo dispuesto por el artículo 265, párrafos primero y

   tercero, del Código multicitado.



2. Se desecharon las pruebas testimoniales y la confesional

   ofrecidas, en virtud de que las mismas no se encuentran

   ajustadas a lo dispuesto por el artículo 261, inciso f), del

   Código de la materia.



3. Se admitieron las pruebas presuncionales legal y

   humana, así como la instrumental de actuaciones en

   términos del artículo 261, incisos d) y e), del propio

   Código, las cuales serán valoradas en términos del

   numeral 265, párrafos primero y tercero, del Código
                                   129           TEDF-REA-027/2003




   multicitado,   y   que     se     tuvieron   por   desahogadas,

   atendiendo a su propia y especial naturaleza.



4. Se admitió la prueba consistente en un gallardete que

   ostenta la figura del ciudadano que por nombre lleva el de

   Víctor García, con el carácter de documental privada;

   esto, en términos de los artículos 261, inciso b), 262,

   párrafo segundo, y 265, párrafos primero y tercero, del

   Código Electoral del Distrito Federal.



Por su parte, el Partido del Trabajo, ofreció, aportó y le

fueron   admitidos    o   desechados        como      elementos   de

convicción, los siguientes:



1. Por lo que hace a la prueba pericial, consistente en el

   peritaje grafoscópico que se propone realizar al escrito de

   renuncia que con carácter de irrevocable presentó el

   ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, la misma no

   se admitió por no estar ofrecida en términos de los

   artículos 261, inciso h), y 263 del Código aludido.
                             130            TEDF-REA-027/2003




2. Se admitió la documental pública consistente en la copia

   certificada del nombramiento del ciudadano Ernesto

   Villarreal Cantú como representante propietario del

   Partido del Trabajo, ante el Consejo General del Instituto

   Electoral del Distrito Federal, en términos de los artículos

   261, inciso a), 262, inciso d), y 265, párrafo segundo, del

   Código Electoral de la entidad, razón por la cual se le

   concede valor probatorio pleno.



3. Por último, respecto de las pruebas instrumental de

   actuaciones y presuncionales legal y humana, se

   admitieron en términos de los artículos 261, incisos d) y

   e), y 265, párrafos primero y tercero, del Código

   multicitado.



Luego entonces, los medios de prueba admitidos, se tuvieron

por desahogados atendiendo a su propia y especial

naturaleza.



SEXTO.- Ahora bien, tomando en cuenta que en los agravios

esgrimidos por el ciudadano recurrente, éste argumenta que

el acto impugnado viola en su perjuicio diversas normas
                                131            TEDF-REA-027/2003




constitucionales que consagran garantías de seguridad

jurídica, este Tribunal, estima pertinente dejar sentado que se

encuentra facultado para conocer y resolver a través del

recurso de apelación, la posible violación de estos derechos

fundamentales, ya que en su carácter de máxima autoridad

jurisdiccional local para la solución de controversias en la

materia, tiene por finalidad garantizar que todos los actos y

resoluciones de las autoridades electorales de la entidad, se

sujeten invariablemente al principio de legalidad, referido éste

no sólo a que todo acto o resolución debe ser emitido

conforme a las leyes respectivas, lo cual resulta limitado, sino

también que tales actos deben respetar las garantías

constitucionales de seguridad jurídica que son susceptibles

de ser violadas por las autoridades responsables, como son

la de petición; la de irretroactividad de la ley; de privación de

derechos sólo mediante juicio seguido ante autoridad

preestablecida    con     las   formalidades    esenciales     del

procedimiento;   de     afectación    de   derechos   por    actos

debidamente fundados y motivados de autoridad competente;

así como de una expedita y eficaz administración de justicia

por autoridades que emitan sus resoluciones de manera

pronta, completa e imparcial.
                                 132              TEDF-REA-027/2003




Lo anterior se sustenta, en que todas estas garantías

constituyen o condiciones o circunstancias que deben

observar todas las autoridades a fin de que la afectación en la

esfera jurídica de los gobernados esté justificada por

encontrarse apegada a derecho, y no existiendo razón alguna

para excluir al derecho electoral de la observancia de tales

garantías de seguridad jurídica, se colige que este Órgano

Colegiado, como garante del principio de legalidad, está

obligado a verificar que los actos o resoluciones expedidos

por las autoridades electorales administrativas locales, se

ciñan a los citados derechos fundamentales.



Así lo ha sostenido el Pleno de este Tribunal en la Tesis de

Jurisprudencia, cuyo rubro y texto son del tenor siguiente:



    "GARANTÍAS DE SEGURIDAD JURÍDICA, VIOLACIONES
    A LAS. CASOS EN LOS QUE EL TRIBUNAL ELECTORAL
    DEL DISTRITO FEDERAL ES COMPETENTE PARA
    CONOCERLAS POR ACTOS O RESOLUCIONES DE
    AUTORIDADES          ELECTORALES          ADMINISTRATIVAS
    LOCALES. De los artículos 122, Apartado C, BASE
    PRIMERA, fracción V, inciso f), y 116, fracción IV, incisos b)
    al i), de la Constitución Política de los Estados Unidos
    Mexicanos, en relación con el 128 y 134, del Estatuto de
    Gobierno del Distrito Federal, se desprende que por
    disposición constitucional y estatutaria, el Tribunal Electoral
    del Distrito Federal, en su carácter de órgano autónomo y
    máxima autoridad jurisdiccional para la solución de
                             133               TEDF-REA-027/2003




controversias en la materia, tiene como misión prioritaria que
todos los actos y resoluciones que emitan las autoridades
electorales administrativas locales se sujeten al principio de
legalidad, a través de la substanciación de los medios de
impugnación que son de su competencia, específicamente,
el recurso de apelación establecido en los artículos 238 y
242, del Código Electoral del Distrito Federal. La definición
tradicional del principio de legalidad señala que todo acto o
resolución que emitan las autoridades, deberá ser conforme
a las leyes secundarias que lo rigen, obligando a aquéllas a
ajustar su actuación concreta a la norma jurídica y a razonar
correctamente su aplicación al caso que se trate; sin
embargo, a juicio de este Tribunal, tal concepción del
principio de legalidad, referida al ámbito electoral, resultaría
limitada y, por tanto, inadmisible, si en virtud de ella, el
Órgano Jurisdiccional estuviera impedido para conocer y
resolver impugnaciones que derivaran del incumplimiento de
otras disposiciones constitucionales, cuya inobservancia
haría prácticamente nugatorio el principio en comento. En
este contexto, resulta incuestionable que las garantías
constitucionales de seguridad jurídica, susceptibles de ser
violadas por actos o resoluciones dictados en agravio de
ciudadanos, partidos políticos y agrupaciones políticas
locales, son las de petición (artículo 8º); de no ser juzgado
por leyes privativas y tribunales especiales (artículo 13); de
irretroactividad de la ley en perjuicio de las personas
(artículo 14, párrafo primero); de privación de derechos sólo
mediante juicio seguido ante autoridad preestablecida con
las formalidades esenciales del procedimiento y de
conformidad con las leyes expedidas con anterioridad a los
hechos (artículo 14, párrafo segundo); de no ser sancionado
mediante aplicación analógica de la ley o por mayoría de
razón (artículo 14, párrafo tercero); de afectación de
derechos por actos debidamente fundados y motivados de
autoridad competente (artículo 16, párrafo primero); así
como de una expedita y eficaz administración de justicia por
autoridades que emitan sus resoluciones de manera pronta,
completa e imparcial (artículo 17, párrafo segundo). Este
conjunto de derechos o garantías constituyen formalidades a
las que deben sujetarse todas las autoridades del Estado
mexicano para afectar la esfera de las libertades de los
gobernados; consecuentemente, al no existir razón alguna
para excluir al derecho electoral de la observancia de las
garantías de seguridad jurídica, es incuestionable que este
Tribunal es competente, a través del recurso de apelación,
para conocer y resolver casos donde en diversos actos o
resoluciones de autoridades electorales locales de carácter
administrativo, se reclame la posible violación de las
garantías de seguridad jurídica que necesariamente se
encuentran inmersas en el principio de legalidad, cuyo
                                134             TEDF-REA-027/2003




    respeto irrestricto corresponde salvaguardar a este Órgano
    Jurisdiccional.
    Recurso de Apelación TEDF-REA-234/99. Partido Verde
    Ecologista de México. 19 de noviembre de 1999.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Juan Martínez Veloz.
    Secretario de Estudio y Cuenta: Rogelio Martínez Meléndez.
    Recurso de Apelación TEDF-REA-001/2001. Gonzalo
    Cedillo Valdés. 16 de febrero de 2001. Unanimidad de cinco
    votos. Ponente: Rodolfo Terrazas Salgado. Secretario de
    Estudio y Cuenta: Enrique Figueroa Ávila.
    Recurso de Apelación TEDF-REA-007/2001. Sergio Palmero
    Andrade. 7 de junio de 2001. Mayoría de cuatro votos.
    Ponente: Hermilo Herrejón Silva. Secretario de Estudio y
    Cuenta: Francisco Arias Pérez.
    TESIS DE JURISPRUDENCIA: (TEDF024 .1EL3/99)
    J.007/2002. Tribunal Electoral del Distrito Federal. Segunda
    Época. Materia Electoral. Aprobada por Unanimidad de
    votos. 10 de diciembre de 2002"



Con base en lo anterior, se pasa a examinar los agravios

precisados en el Considerando QUINTO de esta sentencia.



SÉPTIMO.- Este Órgano Jurisdiccional concluye que el

concepto de violación identificado con la letra A, deviene

FUNDADO, con apoyo en los razonamientos que a

continuación se exponen.



En primer lugar, es importante destacar que el asunto de

mérito guarda estricta relación con el derecho político-

electoral al sufragio pasivo, el cual se encuentra previsto por

los artículos 35, fracción II, de la Ley Fundamental; 20,
                              135            TEDF-REA-027/2003




fracción I, del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; y 4º,

inciso d), del Código Electoral de la entidad.



Por tales motivos, este Tribunal considera que todos aquellos

dispositivos que guarden relación con el ejercicio de los

derechos     político-electorales   del   ciudadano,     deben

interpretarse y aplicarse de la manera más favorable al

ejercicio y protección de aquéllos, debido a que las

autoridades electorales tienen entre sus fines, garantizar que

los ciudadanos estén en aptitud de ejercerlos, porque los

mismos son un elemento fundamental de la democracia

representativa.



Sirve como criterio orientador en el asunto de marras, la

Tesis Jurisprudencial emitida por la Sala Superior del

Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyo

rubro y texto son:



    ―CLAVE DE TESIS No.: (SUP010.3 EL3) J.29/2002
    FECHA DE SESIÓN: 20 de mayo de 2002
    INSTANCIA: Sala Superior
    FUENTE: Sentencia
    CLAVE DE PUBLICACIÓN: S3ELJ 29/2002
    ÉPOCA: Tercera
    MATERIA: Electoral
                              136                TEDF-REA-027/2003




DERECHOS          FUNDAMENTALES            DE      CARÁCTER
POLÍTICO-ELECTORAL.           SU    INTERPRETACIÓN            Y
CORRELATIVA           APLICACIÓN       NO       DEBE      SER
RESTRICTIVA. Interpretar en forma restrictiva los derechos
subjetivos públicos fundamentales de asociación en materia
política y de afiliación política electoral consagrados
constitucionalmente, implicaría desconocer los valores
tutelados por las normas constitucionales que los consagran,
así cabe hacer una interpretación con un criterio extensivo,
toda vez que no se trata de una excepción o de un privilegio,
sino      de    derechos      fundamentales       consagrados
constitucionalmente, los cuales deben ser aplicados, no
restringidos ni mucho menos suprimidos. En efecto, los
derechos fundamentales de carácter político-electoral
consagrados constitucionalmente, como los derechos de
votar, ser votado, de asociación y de afiliación, con todas las
facultades inherentes a tales derechos, tienen como principal
fundamento promover la democracia representativa, habida
cuenta que, conforme con lo dispuesto en el artículo 40 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es
voluntad del pueblo mexicano constituirse en una república
representativa y democrática. Lo anterior, en virtud de que
las reglas interpretativas que rigen la determinación del
sentido y alcances jurídicos de una norma no permiten que
se restrinja o haga nugatorio el ejercicio de un derecho
fundamental, como lo son los de asociación política y de
afiliación político-electoral; por el contrario, toda
interpretación y la correlativa aplicación de una norma
jurídica deben ampliar sus alcances jurídicos para potenciar
su ejercicio, siempre que aquélla esté relacionada con un
derecho fundamental. Lo anterior, desde luego, no significa
en forma alguna sostener que los derechos fundamentales
de carácter político sean derechos absolutos o ilimitados.

Sala Superior. S3ELJ29/2002

Recurso de apelación. SUP-RAP-020/2000. Democracia Social,
Partido Político Nacional. 6 de junio de 2000. Unanimidad de
votos.

Juicio para la protección de los derechos político-electorales del
ciudadano. SUP-JDC-117/2001.José Luis Amador Hurtado. 30 de
enero de 2002. Mayoría de cinco votos. Los Magistrados Eloy
Fuentes Cerda y Alfonsina Berta Navarro Hidalgo, votaron porque
se confirmara la resolución impugnada, al considerar que la parte
actora no comprobó el hecho fundatorio de sus pretensiones
jurídicas, omitiendo en consecuencia, pronunciarse sobre la
cuestión jurídica que aborda la presente tesis.

Juicio para la protección de los derechos político-electorales del
ciudadano. SUP-JDC-127/2001. Sandra Rosario Ortiz Loyola. 30
de enero de 2002. mayoría de cinco votos. Los Magistrados Eloy
Fuentes Cerda y Alfonsina Berta Navarro Hidalgo, votaron porque
                                   137                 TEDF-REA-027/2003




     se confirmara la resolución impugnada, al considerar que la parte
     actora no comprobó el hecho fundatorio de sus pretensiones
     jurídicas, omitiendo en consecuencia, pronunciarse sobre la
     cuestión jurídica que aborda la presente tesis.

     TESIS DE JURISPRUDENCIA J.29/2002. Tercera Época. Sala
     Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de seis
     votos.‖



Ahora bien, de conformidad con los artículos 60, fracción

XVIII, 77, inciso g), 144, 145 y 146 del Código Electoral del

Distrito   Federal,     el   procedimiento        de     sustitución     de

candidatos se encuentra regulado de la manera siguiente:



    "Artículo 60.
    El Consejo General tiene las siguientes atribuciones:

    …

    XVIII. Registrar supletoriamente las candidaturas a
           Diputados por el principio de mayoría relativa y a
           Jefes Delegacionales;

    …


    Artículo 77.
    La Dirección Ejecutiva de Asociaciones Políticas tiene las
    atribuciones siguientes:

    …

    g) Llevar los libros de registro de los candidatos a los
       puestos de elección popular; y

    …


    Artículo 144.
    Para el registro de candidaturas a todo cargo de elección
    popular, el Partido Político postulante deberá presentar
    conjuntamente con la solicitud de registro de candidatos
    que correspondan, la plataforma electoral de partido que
                             138               TEDF-REA-027/2003




por cada elección sostendrán sus candidatos a lo largo de
las campañas electorales.

I. La solicitud de registro de candidaturas deberá señalar el
   Partido Político o coalición que las postulen y los
   siguientes datos de los candidatos:

a) Apellido paterno, apellido materno y nombre completo;
b) Lugar y fecha de nacimiento;
c) Domicilio y tiempo de residencia en el mismo;
d) Ocupación;
e) Clave de la credencial para votar con fotografía; y
f) Cargo para el que se les postule.
g) Denominación, color o combinación de colores y
   emblema del partido o coalición que los postula,(sic) y
h) Las firmas de los funcionarios del partido o coalición
   postulantes.

II. Además de lo anterior, el Partido Político o coalición
    postulante deberá acompañar:

a) La solicitud de la declaración de aceptación de la
   candidatura, copia del acta de nacimiento y de la
   credencial para votar con fotografía así como, en su caso,
   la constancia de residencia de propietarios y suplentes;
b) Manifestar por escrito que los candidatos cuyo registro
   solicita fueron seleccionados de conformidad con las
   normas estatutarias del propio Partido Político;
c) En el caso de solicitud de registro de las listas de
   candidaturas a Diputados por el principio de
   representación proporcional, deberá acompañarse,
   además de los documentos referidos en los párrafos
   anteriores, de la constancia de registro del total de
   candidaturas para Diputados por el principio de mayoría
   relativa, las que se podrán acreditar con las registradas
   por el propio partido o coalición; y
d) Manifestación por escrito, en su caso, de la forma de
   integración de la lista de representación proporcional, de
   acuerdo a lo establecido por el artículo 11 de este
   Código.


Artículo 145.
Recibida una solicitud de registro de candidaturas por el
Presidente o el Secretario del Consejo que corresponda,
se verificará dentro de los tres días siguientes que se
cumplió con todos los requisitos señalados en el artículo
anterior, en su caso, harán los requerimientos que
correspondan, los Consejos General y Distritales
celebrarán una sesión cuyo único objeto será registrar las
candidaturas que procedan.
                                139                TEDF-REA-027/2003




Si de la verificación realizada se advierte que se omitió el
cumplimiento de uno o varios requisitos, se notificará de
inmediato al Partido Político correspondiente, para que
dentro de las 48 horas siguientes subsane el o los
requisitos omitidos o sustituya la candidatura.

En el caso de que para un mismo cargo de elección
popular sean registrados diferentes candidatos por un
mismo Partido Político, el Secretario del Consejo General,
una vez detectada esta situación, requerirá al Partido
Político a efecto de que informe al Consejo General, en un
término de 48 horas, qué candidato o fórmula prevalece.
En caso de no hacerlo se entenderá que el Partido Político
opta por el último de los registros presentados, quedando
sin efecto los demás. En el caso en que el candidato haya
sido postulado para un cargo o elección federal, el
Secretario del Consejo General requerirá al Partido
Político para su sustitución siempre y cuando los plazos
legales lo permitan, de lo contrario no proceda dicho
registro.

Cualquier solicitud presentada fuera de los plazos para el
registro de candidaturas será desechada de plano y en su
caso, no se registrará la candidatura o candidaturas que
no satisfagan los requisitos.

Los Consejos Distritales comunicarán de inmediato al
Consejo General el acuerdo relativo al registro de
candidaturas que hayan realizado durante la sesión a que
se refiere el párrafo primero de este artículo, a efecto de
que proceda el Secretario Ejecutivo a realizar la
publicación de conclusión del registro de candidaturas, y
de los nombres de los candidatos o fórmulas registradas y
de aquellos que no cumplieron con los requisitos. En la
misma forma se publicarán y difundirán las cancelaciones
de registro o sustituciones de candidatos.

Artículo 146.
Para la sustitución de candidatos, los Partidos Políticos lo
solicitarán por escrito al Consejo General, observando las
siguientes disposiciones:

a) Dentro del plazo establecido para el registro de
   candidatos podrán sustituirlos libremente;
b) Vencido el plazo a que se refiere el inciso anterior,
   exclusivamente podrán sustituirlos por causas de
   fallecimiento, inhabilitación, incapacidad o renuncia. En
   este caso; y
c) En los casos de renuncia del candidato, este(sic) deberá
   notificar al Partido Político o coalición que lo registró, para
                                 140              TEDF-REA-027/2003




       que proceda, a su sustitución, sujetándose a lo dispuesto
       por este Código para el registro de candidatos."



Precisado lo anterior, y del análisis adminiculado de todas las

constancias que integran el expediente en que se actúa, se

desprende que con fecha cuatro de junio del dos mil tres, el

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda presentó ante el

Presidente del Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal, un ocurso en el que esencialmente

manifestó lo siguiente:



    "C. PRESIDENTE DEL CONSEJO GENERAL
    DEL INSTITUTO ELECTORAL
    DEL DISTRITO FEDERAL.
    Presente.

                            asuntos:


    1.- El que suscribe JOSE ISMAEL CUELLAR CASTAÑEDA,
    candidato a la Jefatura de la Delegación Venustiano
    Carránza (sic) por el Partido del Trabajo, de esta ciudad,
    manifiesto bajo protesta de decir verdad que estoy en plena
    campaña política y que no existe ni ha existido de mi parte
    claudicación en los trabajos de campaña. No estoy ni estaré
    mentalmente con la idea de renunciar a dicha
    candidatura, por lo que, con el presente escrito señalo
    que cualquier acción que se quiera hacer por parte del
    Partido del Trabajo en el Distrito Federal, nunca será
    bajo mi consentimiento ni mi aceptación.

    2.- Desde hace la última semana del mes de abril del 2003, a
    la fecha, he estado solicitando al propio Partido, que se me
    proporcione todo lo indispensable para continuar con el
    desarrollo de la campaña. Sin embargo y después de tantos
    requerimientos a los C. JOSE NARRO, HECTOR ILLESCAS
    y al DR. CARLOS CORONADO, entre otros colaboradores
    del propio Partido del Trabajo; se me ha negado,
                                    141          TEDF-REA-027/2003




    reiteradamente, la entrega tanto de recursos económicos
    como de la propia propaganda.

    Por lo anteriormente reitero:

    PRIMERO.- Que estoy mentalmente preparado para la lucha
    y para ganar la Jefatura de la Delegación Venustiano
    Carránza (sic).

    SEGUNDO.- Que nunca he estado ni estaré con la idea
    de renunciar a la Candidatura por la que protesté ante el
    Partido del Trabajo.

    TERCERO.- Que se conmine a quien corresponda, del
    Partido del Trabajo, para que se me faciliten tanto los
    recursos económicos como la propaganda para la campaña."


Por otra parte, el seis de junio del año en curso, el Partido

del Trabajo por conducto de su representante propietario

ante el Consejo General del Instituto Electoral de la entidad,

dirigió al Secretario Ejecutivo del propio Instituto Electoral,

escrito mediante el cual solicitó:



        "Por medio del presente escrito y de la manera más
    atenta, ocurro ante Usted con el fin de presentarle la
    sustitución del candidato a Jefe Delegacional en Venustiano
    Carranza, así como diversas sustituciones de Diputados por
    el Partido del Trabajo a la Asamblea Legislativa del Distrito
    Federal, por el principio de Mayoría Relativa, toda vez que
    los candidatos acreditados presentaron su renuncia a dicha
    postulación. Lo anterior con fundamentos (sic) en los
    artículos 144,145 (sic) y 146 del Código electoral (sic) del
    Distrito Federal."


Al ocurso antes referido, se acompañó una renuncia que es

del tenor literal siguiente:
                                 142              TEDF-REA-027/2003




                       "Ciudad de México, a 1 de Junio de 2003.

    DR. JOSE NARRO CESPEDES
    COMISIONADO POLITICO DEL
    PARTIDO DEL TRABAJO EN
    EL DISTRITO FEDERAL
    P R E S E N T E:-

    José Ismael Cuellar Castañeda , por mi propio derecho y con
    fundamento en el artículo 146 incisos b) y c) del Código
    Electoral del Distrito Federal, por medio del presente escrito
    ocurro ante usted a fin de notificarle mi Renuncia con
    carácter de irrevocable a la candidatura por el Partido
    del Trabajo para el cargo de Jefe Delegacional en
    Venustiano Carranza. Lo anterior se hace de su
    conocimiento para los efectos legales a que haya lugar.

                   PROTESTO LO NECESARIO

                       ATENTAMENTE


                         (rúbrica)
       ___________________________________________
            JOSE ISMAEL CUELLAR CASTAÑEDA"



Con fecha dieciséis de junio del presente año, el Director

Ejecutivo de Asociaciones Políticas del Instituto Electoral del

Distrito Federal, emitió el oficio DEAP/1532.03, dirigido al

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, a través del cual

le comunicó lo siguiente:



    "En atención a sus diversos escritos de fechas cuatro y once
    de junio de dos mil tres, dirigidos al Lic. Javier Santiago
    Castillo, Presidente del Consejo General del Instituto
    Electoral del Distrito Federal, por los que manifiesta:

         '…he decidido nombrar como representante ante
         el I.F.E. (sic) para defender mi candidatura a Jefe
         Delegacional en Venustiano Carranza (sic) por el
         Partido del Trabajo al ING. GUSTAVO PEREZ
         LOPEZ.'
                              143               TEDF-REA-027/2003




Al respecto y por instrucciones del Secretario Ejecutivo del
Instituto Electoral del Distrito Federal, he de informarle que el
Código Electoral del Distrito Federal, no contempla tal figura
de representación. Únicamente se establece la figura de
representante de los Partidos Políticos en sus diversas
esferas de actuación. Por su parte, la propia Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, dispone en su
artículo 41, que la única vía que los ciudadanos tienen para
hacer efectivos sus derechos a ser postulados como
candidatos a cargos de elección popular es a través de los
Partidos Políticos Nacionales, ya que expresamente les
faculta el hacer posible el acceso de los ciudadanos al
ejercicio del poder público. Lo anterior, se ve robustecido al
observar lo dispuesto por los artículos 37, 105 y 122 del
Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, en los que se
prevé que únicamente los Partidos Políticos con registro
nacional podrán participar en las elecciones del Distrito
Federal. Por lo anteriormente expuesto, resulta improcedente
su solicitud y en consecuencia no es posible tener por
acreditado al C. Gustavo Pérez López, como su
representante ante este Instituto Electoral del Distrito
Federal.

     '… No estoy ni estaré mentalmente con la idea de
     renunciar a dicha candidatura, por lo que, con el
     presente escrito señalo que cualquier acción que
     se quiera hacer por parte del Partido del Trabajo
     en el Distrito Federal, nunca será bajo mi
     consentimiento ni mi aceptación …nunca he
     estado ni estaré con la idea de renunciar a la
     Candidatura por la que protesté ante el Partido del
     Trabajo…'

Sobre este punto, es de señalar que con fecha seis de
junio de dos mil tres, el Partido del Trabajo por conducto
del Lic. Ernesto Villareal Cantú, representante
propietario de dicho Instituto Político ante el Consejo
General del Instituto Electoral del Distrito Federal,
solicitó la sustitución de candidatura de Jefe
Delegacional en Venustiano Carranza. Al efecto presentó
la documentación establecida en el artículo 146, inciso c)
en relación con el diverso 144 del Código Electoral del
Distrito Federal, en la que se encuentra la renuncia con
carácter de irrevocable que usted dirige al Dr. José Narro
Céspedes, Comisionado Político Nacional del Partido del
Trabajo en el Distrito Federal.

Cabe destacar que tal solicitud se encuentra en estudio
por las instancias competentes de este Instituto y será
resuelta en próxima fecha.
                                 144              TEDF-REA-027/2003




         '…Que se conmine a quien corresponda, del
         Partido del Trabajo, para que se me faciliten los
         recursos económicos como la propaganda para la
         campaña'

    Referente a este último punto, por el que solicita la
    intervención de este Instituto Electoral, es de precisar que el
    Consejo General mediante Acuerdo de fecha quince de
    enero de dos mil tres, aprobó el financiamiento público para
    los Partidos Políticos en el Distrito Federal por concepto de
    gastos de campaña a ejercer en el Proceso Electoral
    Ordinario 2003, en el que se encuentra la parte asignada al
    Partido Político.

    Ahora bien, el artículo 25, inciso k) del Código Electoral del
    Distrito Federal, establece como obligación de las
    Asociaciones Políticas, utilizar las prerrogativas y aplicar el
    financiamiento público de acuerdo a las disposiciones del
    Código de la materia. Complementariamente, el artículo 37,
    fracción II del mencionado Código les impone rendir ante la
    Comisión de Fiscalización un informe de Gatos de Campaña
    por cada una de las elecciones en las que participen,
    especificando los gastos que el Partido Político y el
    candidato hayan realizado para financiar los gastos
    correspondientes a los rubros comprendidos en los topes de
    gastos de campaña, así como el monto y destino de dichas
    erogaciones.

    En conclusión, esta autoridad electoral, sólo cuenta con el
    procedimiento de verificación de Informes de Gastos de
    Campaña para sancionar, en su caso, a los Partidos
    Políticos que no observen los ordenamientos legales que
    rigen la materia de financiamiento público y en consecuencia
    no cuenta con facultades para intervenir durante el ejercicio
    del mismo. En tal caso, es atribución exclusiva de los
    Institutos Políticos en el Distrito Federal, como ejerzan los
    recursos económicos que le son entregados."




Sobre el particular, es importante destacar que de un

examen adminiculado de los elementos de convicción que

obran en el expediente en que se actúa, se desprende que el
                             145           TEDF-REA-027/2003




apelante, el tercero interesado y la autoridad responsable

reconocen como ciertos los hechos siguientes:



1.- Que el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, fue

postulado como candidato del Partido del Trabajo, a la

elección de Jefe Delegacional en Venustiano Carranza,

según se aprecia del Acuerdo número ACU-92-03.



2.- Que el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda,

presentó con fecha cuatro de junio de dos mil tres, ante la

autoridad responsable, el escrito por medio del cual afirmó

que no renunciaría a su candidatura.



3.- Que el Director Ejecutivo de Asociaciones Políticas del

Instituto Electoral del Distrito Federal, emitió el oficio

DEAP/1532.03 con fecha dieciséis de junio de dos mil tres, a

través del cual se le comunicó, entre otras cosas, al

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, que el seis de

junio del mismo año, el Partido del Trabajo presentó solicitud

de sustitución de candidato a la elección de Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza, con sustento en una

renuncia con carácter de irrevocable.
                              146            TEDF-REA-027/2003




Ello es así, debido a que ninguna de las partes controvirtió el

contenido de las constancias de donde se desprenden cada

uno de tales acontecimientos, los cuales son fundamentales

para el análisis de la violación esgrimida por la parte

apelante, en el presente motivo de inconformidad.



Ahora bien, de una lectura cuidadosa del Acuerdo ACU-665-

03 de veintiuno de junio del dos mil tres, emitido por el

Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal,

mediante el cual se aprobó la solicitud de sustitución

presentada por el Partido del Trabajo en el Distrito Federal,

relativa a la candidatura de Jefe Delegacional en Venustiano

Carranza, y se otorga el registro respectivo para el proceso

electoral ordinario del año dos mil tres, este Tribunal advierte

que la autoridad electoral administrativa nunca tomó en

consideración el contenido del escrito de fecha cuatro

de junio de dos mil tres, por medio del cual, el ciudadano

José Ismael Cuellar Castañeda hizo de su conocimiento que

no era su intención renunciar a su candidatura,

advirtiéndole a la propia autoridad que no reconocería
                              147           TEDF-REA-027/2003




ninguna renuncia que fuera presentada ulteriormente por el

partido que lo postulaba.



En este sentido, se considera que cuando un instituto político

tramite una solicitud de sustitución de candidato con apoyo

en su renuncia, si durante el procedimiento respectivo,

aparecen elementos que pongan en duda la veracidad o

autenticidad de la renuncia, como ocurre en la especie, la

autoridad electoral administrativa tiene la obligación de

allegarse de elementos de convicción que le generen certeza

respecto a la intención del ciudadano que tiene para

renunciar a su candidatura.



Lo anterior es así, porque la renuncia al registro otorgado

con el carácter de candidato, implica un acto personalísimo,

debido a que el ciudadano que se desiste de su derecho al

sufragio pasivo, lo hace respecto de una prerrogativa

constitucionalmente prevista en el artículo 35, fracción II, de

la Constitución General de la República.



En este contexto, se infiere que si existe un elemento

razonable de duda respecto de la veracidad o autenticidad
                             148            TEDF-REA-027/2003




de la renuncia que exhibe un partido político ante la

autoridad electoral administrativa, esta última se encuentra

obligada a corroborar la voluntad del ciudadano que

presuntamente decide renunciar a su postulación, porque

dicho acto incide directamente en el derecho político-

electoral del sufragio pasivo, el cual por su naturaleza

constitucional, debe protegerse con todos los medios al

alcance de las autoridades, de tal manera que si se desiste

del mismo, esta conducta sea indubitable y veraz.



Por consecuencia, este Órgano Jurisdiccional concluye que

de una interpretación sistemática y funcional de los artículos

60, fracción XVIII, 77, inciso g), 144, 145 y 146, incisos b) y

c), del Código Electoral del Distrito Federal, la autoridad

electoral administrativa cuando tramite una solicitud de

sustitución de candidato, que se apoye en una renuncia

cuyo contenido no sea indubitable, en atención a que

existe duda fundada sobre su veracidad, tiene la obligación

de allegarse de aquellos elementos de convicción que le

permitan adquirir la certeza necesaria en relación con la

procedencia de la solicitud respectiva, a fin de que, por una

parte, la voluntad del ciudadano que se desista del ejercicio
                              149            TEDF-REA-027/2003




de la prerrogativa consistente en el derecho al sufragio

pasivo quede debidamente tutelada, y, por otro lado, la

actuación de las autoridades se ajusten a los principios

rectores de la función electoral.



Con base en lo anterior, en la especie se distingue que la

autoridad responsable, a pesar de que existía una duda

razonable respecto a la renuncia presentada por el Partido

del Trabajo, fue omisa tanto en tomar en consideración el

escrito de cuatro de junio del dos mil tres, presentado por el

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, como en

allegarse de los elementos de convicción que le generaran

certeza en lo atinente a la veracidad de la renuncia

multicitada.



Por consecuencia, resulta inconcuso que en el asunto de

marras, la autoridad electoral administrativa violó en perjuicio

del justiciable los principios de certeza y legalidad, en

atención a que, en primer lugar, dejó de realizar las

diligencias necesarias para adquirir seguridad sobre el

contenido de la renuncia aludida, y, en segundo lugar porque

interpretó y aplicó indebidamente las disposiciones en que
                             150           TEDF-REA-027/2003




sustenta el Acuerdo ACU-665-03, dado que las mismas

debieron haberse aplicado en el sentido arriba expuesto,

porque debe privilegiarse aquella interpretación que tienda a

proteger los derechos político-electorales del ciudadano.



A mayor abundamiento, se dilucida que en el presente caso

el elemento de convicción que requería la autoridad para

tener certeza sobre el contenido de la renuncia en estudio,

se obtenía mediante el desarrollo de una diligencia de

ratificación, en donde el ciudadano manifestara en forma

personal y de manera directa ante la autoridad competente,

su deseo inequívoco de renunciar a la candidatura

respectiva, lo cual no sucedió en la especie, por lo que se

corrobora que la actuación de la autoridad responsable se

desapegó a los principios de certeza y legalidad que le son

exigibles.



En consecuencia, esta Autoridad Jurisdiccional deduce que

el agravio en estudio es FUNDADO, por las razones

señaladas con antelación.
                                151           TEDF-REA-027/2003




Por lo que toca al agravio identificado con la letra B, este

Tribunal infiere que resulta ser INATENDIBLE, por los

motivos siguientes:



En términos de los artículos 122, apartado C, BASE

PRIMERA, fracción V, inciso f), en relación con el 116,

fracción IV, inciso f), de la Constitución Federal; 121 del

Estatuto de Gobierno del Distrito Federal; 30 fracción II, 32,

inciso a), del Código Electoral de la entidad, los partidos

políticos nacionales recibirán con motivo de los procesos

electorales,   financiamiento    público   equivalente   a   una

cantidad igual a la que reciben para el sostenimiento de sus

actividades ordinarias permanentes.



En este contexto, el artículo 148 del Código de la materia,

dispone que las campañas electorales de los Partidos

Políticos se iniciaran a partir del día siguiente al de la sesión

de registro de candidaturas para la elección respectiva,

debiendo concluir tres días antes de celebrarse la jornada

electoral.
                             152            TEDF-REA-027/2003




Sobre el particular, este Tribunal advierte que el agravio en

examen, se encuentra dirigido a exigir que se le entreguen

los recursos económicos necesarios para que el apelante

pueda realizar su campaña electoral en la demarcación

territorial de Venustiano Carranza y con ello, ejercitar

plenamente su derecho político-electoral al sufragio pasivo,

toda vez que no puede considerarse que esta prerrogativa se

colme por el hecho de que un ciudadano esté registrado

como candidato ante la autoridad electoral administrativa, si

carece de los recursos necesarios para promover entre el

electorado su candidatura.



Empero, se advierte que las campañas electorales deben

concluir tres días antes de celebrarse la jornada electoral, la

cual tendrá verificativo el primer domingo de julio del

presente año, y que sucederá el próximo día seis del mes en

curso.



Luego entonces, y toda vez que la presente sentencia se

pronuncia el día cinco de julio del dos mil tres, es inconcuso

que en este momento las campañas electorales han

concluido, razón por la cual, en su caso, resulta material y
                              153               TEDF-REA-027/2003




jurídicamente irreparable la supuesta violación aducida por el

apelante; ello, debido a que en caso de ser fundado el motivo

de inconformidad en análisis, este Tribunal se encontraría

impedido para reparar tal violación, en atención a que el

apelante no podría destinar los recursos económicos

correspondientes en su campaña electoral, porque ha

fenecido el plazo legal para llevarla a cabo.



Luego    entonces,     el   agravio       en   análisis   deviene

INATENDIBLE por resultar irreparables, en su caso, las

presuntas violaciones aducidas por el impetrante.



OCTAVO.- No pasa inadvertido para este Tribunal, que con

fecha cuatro de julio de dos mil tres, el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda, presentó en la Oficialía de Partes

de este Órgano Colegiado, un escrito por medio del cual

pretende ampliar el contenido de sus defensas expuestas en

el escrito recursal que ahora se resuelve.



Al   respecto,   se   considera     que    dicho   ocurso   debe

desestimarse en su totalidad, toda vez que el mismo se hace

valer fuera de los plazos que previene el artículo 247, párrafo
                                  154               TEDF-REA-027/2003




primero, del Código Electoral del Distrito Federal, en virtud

de que el justiciable tenía la posibilidad de realizar la

ampliación aludida hasta el día veinticinco de junio del mismo

año, debido a que, con fecha veintiuno del mismo mes y año,

el recurrente se hizo conocedor del acto combatido.



Por tanto, resulta inconcuso que este Tribunal no puede

admitir la ampliación de demanda pretendida, así como

tampoco puede conferirle valor probatorio alguno a los

anexos que acompaña como probanzas al referido ocurso,

en atención a que en la especie no se cumplen los extremos

de los artículos 247, fracción I, y 253, fracción I, del Código

Electoral de la entidad.



De ahí, que resulte aplicable en el caso de mérito el criterio

relevante emitido por este Tribunal, cuyo rubro y texto son

del tenor literal siguiente:



     "DEMANDA, AMPLIACIÓN DE. CASO EN QUE LA
     AUTORIDAD JURISDICCIONAL ESTÁ OBLIGADA A SU
     EXAMEN. De una interpretación sistemática de los artículos
     128 y 134 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, así
     como 3º, párrafo segundo, 222, 238 y 247, primer párrafo, del
     Código Electoral local, se infiere que el Tribunal Electoral del
     Distrito Federal, como máxima autoridad jurisdiccional en la
     materia, tiene a su cargo garantizar que todos los actos y
     resoluciones de las autoridades electorales locales se
                                 155               TEDF-REA-027/2003




    sujeten invariablemente al principio de legalidad, de ahí que
    si dentro del plazo legal para la interposición del recurso
    correspondiente, el impugnante presentó diverso escrito
    complementario en el que hace valer agravios distintos a
    aquéllos esgrimidos en su escrito recursal, éstos deben
    analizarse siempre que hayan sido presentados en tiempo y
    no se afecten derechos de tercero, en aras de preservar el
    acceso a la tutela jurisdiccional y de proporcionar una justicia
    pronta, completa e imparcial, tal y como lo exige el numeral
    17 de la Constitución Política de los Estados Unidos
    Mexicanos, así como de cumplir con el imperativo que le
    obliga a revisar la legalidad que reviste el acto impugnado,
    de conformidad con lo dispuesto en los artículos 14 y 16 de
    dicha ley fundamental. Esto es así, pues del citado numeral
    247, no se desprende prohibición alguna para que el
    recurrente pueda ampliar su medio de impugnación, siempre
    y cuando lo haga respetando el plazo aludido, pues dicha
    disposición no puede interpretarse en perjuicio de los
    justiciables, privándolos de la oportunidad procesal que les
    permite hacer valer los medios de defensa y la garantía de
    audiencia que la Constitución Política de los Estados Unidos
    Mexicanos, prevé en su favor.

    Recurso de Apelación TEDF-REA-058/2000. Democracia
    Social Partido Político Nacional. 7 de diciembre de 2000.
    Unanimidad de cinco votos. Ponente: Hermilo Herrejón Silva.
    Secretario de Estudio y Cuenta: Fernando Lorenzana Rojas.

    TESIS RELEVANTE: TEDF022 .2EL1/2001 Tribunal
    Electoral del Distrito Federal. Segunda Época. Materia
    Electoral. Aprobada por Unanimidad de votos. 22 de marzo
    de 2001."




NOVENO.- Con base en lo expuesto, y de conformidad con

el artículo 269 del Código Electoral del Distrito Federal, este

Tribunal concluye que el recurso de apelación promovido por

el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, resulta

PARCIALMENTE FUNDADO, debido a que el primer agravio

esgrimido resultó ser fundado y el segundo inatendible.
                              156            TEDF-REA-027/2003




En tal virtud, dicho agravio es suficiente para REVOCAR el

acto combatido, el cual resulta ser el Acuerdo número ACU-

665-03, de veintiuno de junio de los corrientes, emitido por el

Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal,

por el que se aprobó la solicitud de sustitución presentada

por el Partido del Trabajo en el Distrito Federal, relativa a la

candidatura de Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, y

se otorga el registro respectivo para el proceso electoral

ordinario del año dos mil tres; ello, con fundamento en el

artículo 269 del propio Código Electoral de la entidad.



Tal conclusión encuentra sustento, en que como ya se

analizó, para que proceda la sustitución de un candidato con

apoyo en la renuncia, la misma está subordinada a que se

cumplan dos requisitos elementales, que consisten en: 1) La

petición que formula a la autoridad electoral el partido político

interesado, y 2) La renuncia que debe estar firmada por el

candidato que se desiste de su postulación, de manera

indubitable. Por consiguiente, como en el presente caso no

se da el segundo elemento aludido, resulta inconcuso que en

el caso de marras el trámite realizado por la autoridad

electoral administrativa, no se ajustó a los principios de
                              157              TEDF-REA-027/2003




legalidad y certeza, por haber dado trámite a una renuncia

que adolece de incertidumbre y veracidad.



De ello se sigue, que queda subsistente el Acuerdo número

ACU-92-03, de doce de mayo del dos mil tres, por medio del

cual, de manera supletoria, el Consejo General del Instituto

Electoral del Distrito Federal, otorgó el registro al ciudadano

José Ismael Cuellar Castañeda, como candidato para Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza, postulado por el

Partido del Trabajo en el Distrito Federal, para el proceso

electoral ordinario del año dos mil tres.



Por lo que se refiere, a la probable comisión de algún delito

electoral, en perjuicio del justiciable, se dejan a salvo sus

derechos para que en su caso los haga valer ante el Agente

del Ministerio Público del Distrito Federal.



De igual manera, se ORDENA a la autoridad responsable

dar publicidad a la presente resolución en los estrados del

Instituto Electoral del Distrito Federal, tanto en oficinas

centrales, como en el XI Consejo Distrital Cabecera de
                              158            TEDF-REA-027/2003




Delegación en Venustiano Carranza, y en la página de

internet www.iedf.org.mx.



Por lo anteriormente razonado y fundado, es de resolverse y

se



                       R E S U E L V E:



PRIMERO.- Es PARCIALMENTE FUNDADO el recurso de

apelación interpuesto por el ciudadano José Ismael Cuellar

Castañeda, en términos de los Considerandos Séptimo y

Noveno de esta resolución.



SEGUNDO.- En consecuencia, se REVOCA la resolución

impugnada, consistente en el Acuerdo número ACU-665-03,

de veintiuno de junio de los corrientes, emitido por el Consejo

General del Instituto Electoral del Distrito Federal, por el que

se aprobó la solicitud de sustitución presentada por el Partido

del Trabajo en el Distrito Federal, relativa a la candidatura de

Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, y se otorga el

registro respectivo para el proceso electoral ordinario del año
                             159            TEDF-REA-027/2003




dos mil tres, de conformidad con los Considerandos Séptimo

y Noveno de este fallo.



TERCERO.- En consecuencia, queda subsistente el Acuerdo

número ACU-92-03, de doce de mayo del dos mil tres, por

medio del cual, de manera supletoria, el Consejo General del

Instituto Electoral del Distrito Federal, otorgó el registro al

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, como candidato

para Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, postulado

por el Partido del Trabajo en el Distrito Federal, para el

proceso electoral ordinario del año dos mil tres, de

conformidad con el Considerando Noveno de esta sentencia.



CUARTO.- Se dejan a salvo los derechos del apelante,

respecto de la posible comisión de algún delito electoral,

para que los haga valer ante la autoridad que resulte

competente, de acuerdo con el Considerando Noveno de

esta resolución.



QUINTO.- Se ORDENA a la autoridad responsable dar

publicidad a este fallo, de acuerdo con lo razonado en el

Considerando Noveno de esta resolución.
                             160           TEDF-REA-027/2003




SEXTO.-    NOTIFÍQUESE        personalmente      la   presente

sentencia al apelante, en el número 6, de la Calle Sur 97, en

la Colonia del Parque, Delegación Venustiano Carranza, de

esta Ciudad, al tercero interesado, en Avenida Cuauhtémoc

No. 47, de la Colonia Roma, Delegación Cuauhtémoc, de

esta misma Ciudad, y mediante oficio a la autoridad

responsable, acompañándoles copia certificada de la

misma. En su oportunidad, archívese el expediente de mérito

como asunto total y definitivamente concluido.



ASÍ, por mayoría de tres votos lo resolvieron y firman los

señores Magistrados integrantes del Pleno del Tribunal

Electoral del Distrito Federal, Hermilo Herrejón Silva,

Presidente; Juan Martínez Veloz, y Rodolfo Terrazas

Salgado, quien fue el Ponente; y dos votos en contra

expresados por los señores Magistrados Estuardo Mario

Bermúdez Molina y Raciel Garrido Maldonado, quienes en

términos de lo previsto en los artículos 228, inciso f) del

Código de la materia y 8º, fracción V del Reglamento Interior

del Tribunal Electoral del Distrito Federal, formulan voto

particular, el cual corre agregado a la presente resolución
                               161             TEDF-REA-027/2003




formando parte integrante de la misma. Lo anterior, ante el

Secretario General, Francisco Arias Pérez, quien autoriza y

da fe.



INICIA VOTO   PARTICULAR  DEL   MAGISTRADO
ESTUARDO MARIO BERMÚDEZ MOLINA.

VOTO PARTICULAR RAZONADO QUE EMITE EL
MAGISTRADO ESTUARDO MARIO BERMÚDEZ MOLINA,
EN RELACIÓN CON LA SENTENCIA APROBADA EN
FORMA MAYORITARIA POR INTEGRANTES DEL PLENO
DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL DISTRITO FEDERAL,
EL CINCO DE JULIO DE DOS MIL TRES, DERIVADA DEL
EXPEDIENTE IDENTIFICADO CON EL NÚMERO TEDF-
REA-027/2003.

Con el respeto que me merecen los señores Magistrados

integrantes de la mayoría en el Pleno, respecto de la

sentencia dictada el cinco de julio de dos mil tres, derivado

del expediente identificado con el número TEDF-REA-

027/2003, me permito emitir el presente voto razonado, con

fundamento en los artículos 228, inciso f) y 258, inciso d), del

Código Electoral local y 8, fracción V, del Reglamento Interior

del Tribunal Electoral del Distrito Federal, por disentir de la

sentencia     mayoritaria     especificada,      en     la       que

mayoritariamente se resolvió lo siguiente:



    PRIMERO.- Es PARCIALMENTE FUNDADO el recurso de
    apelación interpuesto por el ciudadano José Ismael Cuellar
                             162               TEDF-REA-027/2003




Castañeda, en términos de los Considerandos Séptimo y
Octavo de esta resolución.

SEGUNDO.- En consecuencia, se REVOCA la resolución
impugnada, consistente en el Acuerdo número ACU-665-03,
de veintiuno de junio de los corrientes, emitido por el
Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal,
por el que se aprobó la solicitud de sustitución presentada
por el Partido del Trabajo en el Distrito Federal, relativa a la
candidatura de Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, y
se otorga el registro respectivo para el proceso electoral
ordinario del año dos mil tres, de conformidad con los
Considerandos Séptimo y Octavo de este fallo.

TERCERO.- En consecuencia, queda subsistente el Acuerdo
número ACU-92-03, de doce de mayo del dos mil tres, por
medio del cual, de manera supletoria, el Consejo General del
Instituto Electoral del Distrito Federal, otorgó el registro al
ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, como candidato
para Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, postulado
por el Partido del Trabajo en el Distrito Federal, para el
proceso electoral ordinario del año dos mil tres, de
conformidad con el Considerando Octavo de esta sentencia.

CUARTO.- Se dejan a salvo los derechos del apelante,
respecto de la posible comisión de algún delito electoral,
para que los haga valer ante la autoridad que resulte
competente, de acuerdo con el Considerando Octavo de
esta resolución.

QUINTO.- Se ORDENA a la autoridad responsable dar
publicidad a este fallo, de acuerdo con lo razonado en el
Considerando Octavo de esta resolución.

SEXTO.- NOTIFÍQUESE personalmente la presente
sentencia al apelante, en el número 6, de la Calle Sur 97, en
la Colonia del Parque, Delegación Venustiano Carranza, de
esta Ciudad, al tercero interesado, en Avenida
Cuauhtémoc No. 47, de la Colonia Roma, Delegación
Cuauhtémoc, de esta misma Ciudad, y mediante oficio a la
autoridad responsable, acompañándoles copia certificada
de la misma. En su oportunidad, archívese el expediente de
mérito como asunto total y definitivamente concluido.

ASÍ, lo resolvieron y firman los señores Magistrados
integrantes del Pleno del Tribunal Electoral del Distrito
Federal, de acuerdo a la votación siguiente: tres votos en
contra del proyecto presentado por el señor Magistrado
Estuardo Mario Bermúdez Molina y a favor del engrose,
emitidos por los señores Magistrados Hermilo Herrejón Silva,
Presidente; Juan Martínez Veloz, y Rodolfo Terrazas
                                 163              TEDF-REA-027/2003




    Salgado, y dos votos a favor del proyecto rechazado y en
    contra del engrose, expresados por los señores Magistrados
    Estuardo Mario Bermúdez Molina y Raciel Garrido
    Maldonado, quienes en términos de lo previsto en el artículo
    8º, fracción VI, del Reglamento Interior del Tribunal Electoral
    del Distrito Federal, formulan voto particular, el cual forma
    parte integrante de la presente sentencia. Lo anterior, ante el
    Secretario General, Francisco Arias Pérez, quien autoriza y
    da fe.‖


Determinación que no compartimos por los razonamientos

que procedemos a exponer:



Inicialmente, en la sentencia mayoritaria de referencia, se

manifiesta que: “…Este Tribunal Electoral es competente

para conocer y resolver el presente medio de impugnación,

… en virtud de que se trata de un recurso de apelación

interpuesto por el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda,

en contra del Acuerdo del Consejo General                del Instituto

Electoral del Distrito Federal, ACU-665-03, que aprobó la

sustitución de la candidatura al cargo de Jefe Delegacional

por Venustiano Carranza de esta Ciudad,… no existe en el

presente caso, duda alguna respecto al acto que el

impugnante combate en el recurso de mérito, pues de la

simple lectura de los puntos de hechos, … éstos ponen de

manifiesto que la intención del apelante, no fue otra que la

impugnación del acto de sustitución que la autoridad
                              164                TEDF-REA-027/2003




responsable llevó a cabo en la sesión extraordinaria del día

veintiuno de junio del año en curso, …”



No es acertada la apreciación transcrita, toda vez que en el

caso que nos ocupa, es incuestionable que el ciudadano

José Ismael Cuellar Castañeda, presentó ante el Instituto

Electoral del Distrito Federal, un escrito de “Queja y

Demanda de no sustitución de candidato”, no obstante se

infiere   que   éste   pretendía    interponer    un   medio   de

impugnación distinto a los que contempla el Código Electoral

del Distrito Federal, tal y como se desprende de las

siguientes observaciones:



En efecto, del análisis del escrito que nos ocupa se

desprende que el recurrente incurre en las deficiencias que a

continuación se citan:



a).- Al momento de que circunscribió en el escrito del mérito

el asunto a tratar, lo identificó bajo el rubro “Queja y

Demanda de no sustitución de candidato”.
                               165           TEDF-REA-027/2003




b).- El escrito de referencia lo dirigió al Consejero Presidente

del Instituto Electoral del Distrito Federal, y a los integrantes

de dicho Consejo, cuando es sabido que en tratándose de un

recurso de apelación, si bien es cierto esto debe ser

interpuesto ante la autoridad responsable del acto que se

reclama, es dirigido a los Magistrados del Tribunal Electoral

del Distrito Federal.



c).- En ningún momento se inconforma en contra de actos

del Consejo General del Instituto Electoral del Distrito

Federal o de cualquiera de sus órganos ejecutivos.



d).- Argumentó como parte de su queja la pretensión del

Partido del Trabajo de sustituirlo en la candidatura al cargo

de Jefe Delegacional en Venustiano Carranza, a la que niega

haber renunciado.



e).- Refiere por motivo de los hechos que narra, la existencia

de “un delito electoral flagrante”.



f).- Solicita se suspenda “la sustitución de candidato que

dolosamente pretende realizar en mi perjuicio el P.T. (sic)
                                166               TEDF-REA-027/2003




hasta que se desahoguen todas y cada una de las pruebas

que para este hecho ofrezco”, y



g).- Solicita se investigue por qué la supuesta renuncia se

llenó con otro tipo de tinta y otro tipo de letra.



Desde esta perspectiva es inconcuso que el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda, con el escrito al que denominó

“queja y demanda de no sustitución de candidato”, pretendió

ejercitar el derecho que le consagra el párrafo segundo del

artículo 277, del Código Electoral del Distrito Federal, que a

la letra dice:



                    ―Artículo 277.- Un Partido Político aportando
                    elementos de prueba, podrá pedir al Consejo
                    General del Instituto Electoral del Distrito Federal
                    se investiguen las actividades de otros Partidos
                    Políticos o de una Agrupación Política cuando se
                    incumplan sus obligaciones de manera grave o
                    sistemática, de acuerdo al procedimiento de este
                    artículo.

                    Asimismo, cualquier persona u organización
                    política podrá presentar queja ante los
                    Presidentes de los Consejos Distritales, o ante
                    el Secretario Ejecutivo, de acuerdo a lo
                    siguiente:‖


El ejercicio de tal atribución merece, según el artículo en cita,

un tratamiento específico, distinto al que el Instituto Electoral
                              167              TEDF-REA-027/2003




del Distrito Federal le dio en su momento, ya que de

conformidad al numeral de referencia debió de haberse

agotado el siguiente procedimiento:



                 “…
                 a) Una vez que tenga conocimiento de la
                 irregularidad, el Instituto Electoral del Distrito
                 Federal emplazará al presunto responsable para
                 que en el plazo de cinco días conteste por escrito
                 lo que a su derecho convenga y aporte las
                 pruebas que considere pertinentes y, en su caso,
                 la pericial contable. Si se considerase necesaria la
                 pericial, ésta será con cargo al Partido Político o a
                 la Agrupación Política;

                 b) Las pruebas deberán ser exhibidas junto con el
                 escrito en el que se comparezca al procedimiento.
                 Ninguna prueba aportada fuera del plazo previsto
                 para ello será tomada en cuenta;

                 c) Para la integración del expediente, se podrá
                 solicitar la información y documentación con que
                 cuenten las instancias competentes del propio
                 Instituto;

                 d) Concluido el plazo a que se refiere este artículo,
                 dentro de los treinta días siguientes se formulará
                 el dictamen correspondiente, el cual se someterá
                 al Consejo General del Instituto Electoral del
                 Distrito Federal para su determinación;

                 e) El Consejo General del Instituto Electoral del
                 Distrito  Federal,    para   fijar  la     sanción
                 correspondiente,    tomará    en    cuenta     las
                 circunstancias y la gravedad de la falta. En caso
                 de reincidencia se aplicará una sanción más
                 severa; y

                 f) Las resoluciones del Consejo General del
                 Instituto Electoral del Distrito Federal que no
                 hubiesen sido recurridas, o bien, que fuesen
                 confirmadas por el Tribunal Electoral del Distrito
                 Federal, deberán ser pagadas en la Dirección
                 Ejecutiva de Administración del Instituto en un
                 plazo improrrogable de quince días contados a
                 partir de la notificación. Transcurrido el plazo sin
                                168                TEDF-REA-027/2003




                   que el pago se hubiere efectuado, el Instituto
                   Electoral del Distrito Federal podrá deducir el
                   monto de la multa de la siguiente ministración del
                   financiamiento público que corresponda. De no
                   resultar posible lo anterior, el Instituto Electoral del
                   Distrito Federal notificará a la Tesorería para que
                   se proceda a su cobro en términos de la
                   normatividad aplicable.

                   …”



En tal virtud y sabedor el impugnante que dicho escrito de

renuncia sólo podía tramitarse ante el Instituto Electoral del

Distrito Federal, promovió queja en el momento que

consideró     pertinente,    ante     dicha      instancia,      incluso

anticipándose al acto de autoridad que podía causarle

agravio.



Por lo anterior, no obstante que en su escrito concurren las

deficiencias antes anotadas, resulta acertado inferir que el

Instituto Electoral del Distrito Federal, se equivocó al

entender el escrito de mérito, como la interposición de un

recurso de apelación y no como la queja que establece el

artículo 277, párrafo segundo del Código Electoral del Distrito

Federal,    continuando     con      dicho     trámite     el    órgano

jurisdiccional.
                              169           TEDF-REA-027/2003




En la sentencia mayoritaria se indica que del artículo 257, del

Código   Electoral   local,   se    desprenden,   entre   otras

cuestiones, las relativas a que en los recursos de apelación,

antes de entrar al estudio de las pretensiones de las partes,

se deben examinar las causales de improcedencia, mismas

que deben ser manifiestas indudables, “…siendo por tanto

inconcuso que de no resultar notoria la causal de

improcedencia que se haga valer, o existiendo duda fundada

sobre su actualización, no puede ni debe declararse y será

necesario entrar al estudio de fondo de la controversia…”



En efecto, previo al estudio de fondo del ―recurso‖ planteado,

este Tribunal procede al examen de las causales de

improcedencia que pudieran actualizarse en términos de lo

establecido en el artículo 251, del Código Electoral del

Distrito Federal, cuyo análisis resulta oficioso y preferente

por tratarse de una cuestión de orden público.



Al respecto, es pertinente precisar que el estudio preferente

se surte al tratarse de una cuestión de orden público,

entendiéndose por éste, un límite omnipresente para

cualquier actividad que se desarrollo en el campo del
                              170              TEDF-REA-027/2003




derecho, es decir, un límite indeterminado e indeterminable a

priori y corresponde a los Tribunales establecer si en

determinadas circunstancias un acto es contrario o no al

orden público.



En ese tenor, si bien es cierto la autoridad responsable al

rendir su informe circunstanciado no hace valer causal de

improcedencia alguna, sí la pide al tercero interesado,

Partido del Trabajo, cuando comparece por escrito en este

procedimiento, con intereses opuestos a los del apelante,

solicitando a este Tribunal Electoral del Distrito Federal,

realice un análisis de los causales de improcedencia y

deseche de plano el medio de impugnación planteado en

virtud de que no cumple el apelante con lo establecido en el

artículo 251, incisos a), c) y g), del Código Electoral del

Distrito Federal mismo que a continuación se transcribe:



                  Artículo 251.- Los medios de impugnación
                  previstos en este Código serán improcedentes en
                  los siguientes casos:

                  a) Cuando se pretenda impugnar actos o
                  resoluciones que no afecten el interés jurídico del
                  actor;

                  …

                  c) Que el promovente carezca de legitimación en
                  los términos del presente Código;
                              171             TEDF-REA-027/2003




                  …

                  g) Cuando los agravios manifiestamente no tengan
                  relación directa con el acto o resolución que se
                  pretende combatir, o por falta de hechos o los que
                  se expongan no pueda deducirse agravio alguno.‖


Analizadas por separado cada una de las causales de

improcedencia invocadas por el tercero interesado, en su

escrito de fecha veinticuatro de junio del año en curso,

presentado ante el Instituto Electoral del Distrito Federal, el

veinticinco del mismo mes y año, por razón de orden, se

impone establecer en primer término, si se actualiza o no la

causal de improcedencia a que se refiere el artículo 251,

inciso a), del Código de la materia, en el entendido de que

para el caso que nos ocupa, al tenerse por acreditada

cualesquiera de las causales invocadas, o incluso alguna

otra a que no haya hecho referencia en forma expresa la

autoridad responsable o el tercero interesado, deviene

innecesario continuar con el análisis de las ulteriores, no

obstante hayan sido invocadas, por cualquiera de las partes.



Así entonces, para precisar en el caso que nos ocupa, si el

apelante reciente una afectación a su interés jurídico por

motivo de los hechos plasmados en su escrito recursal, es
                                172              TEDF-REA-027/2003




necesario definir primeramente el contenido y alcance de

dicho concepto.



Al respecto, vale decir que el interés jurídico procesal se

surte cuando concurren los siguientes supuestos:



a).- Que en la demanda se argumenta la infracción de algún

derecho sustancial del actor.



b).- Que el actor compruebe que la intervención del Órgano

Jurisdiccional resulta necesario y útil para lograr la

reparación    de    esa        conculcación,     a   través    del

pronunciamiento    que    la    autoridad      competente   realice

restituyendo al demandante en el goce del pretendido

derecho que le fue violentado.



Al respecto, se acepta entonces que el interés jurídico es un

derecho subjetivo, entendiendo por éste a aquél que entraña

una facultad del particular de exigir y paralelamente la

obligación de la autoridad de cumplir dicha exigencia.
                               173              TEDF-REA-027/2003




En ese sentido se ha pronunciado la Suprema Corte de

Justicia de la Nación, tal y como se desprende de la tesis

que a continuación se transcribe:



                  ―Tipo de documento: Jurisprudencia
                  Octava Época
                  Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
                  Fuente: Semanario Judicial de la Federación
                  Tomo: VI, Segunda Parte-1, Julio a Diciembre de
                  1990
                  Página: 364
                  Materia(s): Común

                  INTERES JURIDICO. EN QUE CONSISTE. El
                  interés jurídico a que alude el artículo 73, fracción
                  V, de la Ley de Amparo, consiste en el derecho
                  que le asiste a un particular para reclamar, en la
                  vía de amparo, algún acto violatorio de garantías
                  individuales en su perjuicio, es decir, se refiere a
                  un derecho subjetivo protegido por alguna
                  norma legal que se ve afectado por el acto de
                  autoridad ocasionando un perjuicio a su titular,
                  esto es, una ofensa, daño o perjuicio en los
                  derechos o intereses del particular. El juicio de
                  amparo se ha instituido con el fin de asegurar el
                  goce de las garantías individuales establecidas en
                  la Constitución General de la República, cuando la
                  violación atribuida a la autoridad responsable
                  tenga efectos materiales que se traducen en un
                  perjuicio real al solicitante del amparo. En
                  conclusión, el interés jurídico se refiere a la
                  titularidad de los derechos afectados con el
                  acto reclamado de manera que el sujeto de
                  tales derechos pueda ocurrir al juicio de
                  garantías y no otra persona.

                  SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO
                  CIRCUITO.

                  Amparo en revisión 410/88. Enrique Moreno Valle
                  Sánchez. 14 de diciembre de 1988. Unanimidad
                  de votos. Ponente: Gustavo Calvillo Rangel.
                  Secretario: Mario Machorro Castillo.

                  Amparo en revisión 341/89. Hugo Porfirio Angulo
                  Cruz. 9 de noviembre de 1989. Unanimidad de
                             174             TEDF-REA-027/2003




                  votos. Ponente: José Galván Rojas. Secretario:
                  Armando Cortés Galván.

                  Amparo en revisión 93/90. Miguel Abiti Abraham.
                  18 de abril de 1990. Unanimidad de votos.
                  Ponente: José Galván Rojas. Secretario: Armando
                  Cortés Galván.

                  Amparo directo 179/90. Distribuidora Poblana de
                  Carnes de Tabasco, S. A. de C. V. 11 de mayo de
                  1990. Unanimidad de votos. Ponente: Gustavo
                  Calvillo Rangel. Secretario: Jorge Alberto
                  González Alvarez.

                  Amparo directo 295/90. Esteban Mejía Morales, en
                  su carácter de Coordinador General y
                  Representante Legal de la Escuela Preparatoria
                  Nocturna Licenciado Benito Juárez García de la
                  Universidad Autónoma de Puebla. 7 de agosto de
                  1990. Unanimidad de votos. Ponente: Gustavo
                  Calvillo Rangel. Secretario: Jorge Alberto
                  González Alvarez.‖



Lo anterior conlleva a establecer la existencia de interés

jurídico, cuando por virtud de un acto de autoridad se lesione

o afecte un derecho particular, cuyo titular esté facultado

para reclamar su restitución o, que cesen los efectos que

dicha afectación genere.



Tal conceptualización, no es contraria a la interpretación

recurrida en materia electoral, tal y como se corrobora con lo

sustentado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la

Federación en la jurisprudencia que a continuación se

transcribe:
                              175              TEDF-REA-027/2003




                 “INTERÉS        JURÍDICO        DIRECTO        PARA
                 PROMOVER MEDIOS DE IMPUGNACIÓN.
                 REQUISITOS PARA SU SURTIMIENTO.— La
                 esencia del artículo 10, párrafo 1, inciso b), de la
                 Ley General del Sistema de Medios de
                 Impugnación en Materia Electoral implica que, por
                 regla general, el interés jurídico procesal se surte,
                 si en la demanda se aduce la infracción de
                 algún derecho sustancial del actor y a la vez
                 éste hace ver que la intervención del órgano
                 jurisdiccional es necesaria y útil para lograr la
                 reparación de esa conculcación, mediante la
                 formulación de algún planteamiento tendiente
                 a obtener el dictado de una sentencia, que
                 tenga el efecto de revocar o modificar el acto o
                 la resolución reclamados, que producirá la
                 consiguiente restitución al demandante en el
                 goce del pretendido derecho político-electoral
                 violado. Si se satisface lo anterior, es claro que el
                 actor tiene interés jurídico procesal para promover
                 el medio de impugnación, lo cual conducirá a que
                 se examine el mérito de la pretensión. Cuestión
                 distinta es la demostración de la conculcación del
                 derecho que se dice violado, lo que en todo caso
                 corresponde al estudio del fondo del asunto.

                 Sala Superior. S3ELJ 07/2002Juicio para la
                 protección de los derechos político-electorales del
                 ciudadano. SUP-JDC-068/2001 y acumulado.—
                 Raymundo Mora Aguilar y Alejandro Santillana
                 Ánimas.— 13 de septiembre de 2001.—
                 Unanimidad de 5 votos.

                 Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-
                 JRC-363/2001.— Partido Acción Nacional.— 22
                 de diciembre de 2001.— Unanimidad de 6 votos.

                 Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-
                 JRC-371/2001.— Partido Acción Nacional.— 22
                 de diciembre de 2001.— Unanimidad de 6 votos.

                 TESIS DE JURISPRUDENCIA J.07/2002. Tercera
                 Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada
                 por unanimidad de votos‖.



En tal sentido, el interés jurídico resulta un presupuesto

básico para el dictado de una sentencia de fondo, y consiste
                              176              TEDF-REA-027/2003




en la relación existente entre la situación presuntamente

antijurídica que se enuncia con la providencia que se pide

para subsanarla, en el entendido de que ésta debe ser útil

para tal fin, por lo que debe de existir la posibilidad de

restituir al solicitante en el goce de los derechos que afirme

le fueron lesionados.



Ahora bien, es pertinente precisar que aún y cuando en el

caso,   el   tercero    interesado   invoca     la   causal   de

improcedencia por falta de interés jurídico basándose en que

el promovente renunció al derecho que le otorgaba la

candidatura a Jefe Delegacional en Venustiano Carranza y

no por tratarse de un acto inexistente, nada impide que

cuando se advierta un supuesto distinto al que se ha hecho

valer, se analice la causal correspondiente.



En el caso que nos ocupa, es necesario determinar la

condición de que el acto que se impugne, sea en tal sentido

posible, lo que entraña en primer término, su concreción en

el mundo fáctico; es decir, la existencia material de dicho

acto, toda vez que es claro que no se puede atacar lo
                             177             TEDF-REA-027/2003




inexistente, no obstante que como acto futuro, se infiera un

determinado grado de certeza en su posterior concreción.



En virtud de lo anterior, si no existe el hecho que de sustento

legal al acción del actor, tampoco se surte uno de los

requisitos torales en el proceso como es el la legitimación

activa del inconforme, presupuesto que si no se configura en

el mismo, impide que exista proceso, ya que la ley no está a

favor de quien viene ejerciendo la acción.



Así, del análisis del escrito recursal se desprende que el

apelante impugna actos que no habían sido en dicho

momento materializados en forma alguna, al aludir en

reiteradas ocasiones que reciente agravio al pretender

sustituirlo sin fundamento legal verdadero de la candidatura

al cargo de Jefe Delegacional en la demarcación de

Venustiano Carranza, para luego solicitar que se suspenda el

trámite que se está llevando a cabo para cancelar su registro

como candidato del Partido del Trabajo en la Delegación

Venustiano Carranza, o argumentar que a fin de que no se

cometa en su perjuicio un daño moral y político irreparable,

solicita se suspenda la sustitución de candidato que
                               178         TEDF-REA-027/2003




dolosamente pretende realizar en su perjuicio el Partido del

Trabajo, lo que textualmente interpretado, implica el inferir

válidamente que el apelante se pronuncia en contra de actos

futuros, que por consiguiente no han sido materializados en

el mundo fáctico, lo que impide la afectación presente y

actual a su esfera jurídica.



Aunado a lo anterior, se considera que el recurrente con

tales manifestaciones presuponía el sentido en que, en su

opinión, el Consejo General emitiría el Acuerdo por el cual se

le sustituyó en su candidatura, lo que de ninguna manera es

admisible en virtud de que no es recurrible lo inexistente,

máxime que el numeral 269, parte primera, del Código

Electoral local, señala que “Las resoluciones que recaigan a

los recursos de Revisión y de apelación tendrán como efecto

la confirmación, modificación o revocación del acto o

resolución impugnado…”, de donde se desprende que no es

susceptible en manera alguna, de confirmarse, modificarse o

revocarse, lo que no existe, en razón de que tales

determinaciones sólo son viables en actos ciertos y no en los

inminentes o futuros, de los que por consecuencia natural no

es posible conocer su contenido.
                             179            TEDF-REA-027/2003




Se corrobora lo expuesto, si se tiene en cuenta que los actos

de autoridad sólo serán susceptibles de impugnación,

cuando se acrediten dos supuestos a saber, que acaezcan y

que sean vigentes, los cuales no se comprueban en el

presente asunto.



Además, sustentar lo contrario en base a la aplicación de

principios generales del derecho, no resulta jurídicamente

admisible, toda vez que existe norma especifica que aplica al

caso, como lo es el precepto 269, del Código Electoral del

Distrito Federal y es indudable que no puede anteponerse

principio alguno sobre la legalidad que debe prevaler en

todos los actos de autoridad, máxime que de conformidad

con lo dispuesto por el diverso numeral 222, del Código de la

materia, este Tribunal deber ser garante de aquélla.



El aseverar lo anterior no es contrario al hecho de que el

escrito recursal haya sido presentado el veintiuno de junio

del año en curso, fecha en que también, el Instituto Electoral

del Distrito Federal acordara la sustitución de candidato por

la que se duele el recurrente; lo anterior es así, toda vez que
                              180            TEDF-REA-027/2003




resulta claro que el apelante al momento de interponer el

recurso que nos ocupa no tenía certeza sobre el acto que

reclamaba, tan es así, que la redacción resaltaba con

anterioridad fue siempre en tiempo futuro, pues el acto que

suponía se materializaría de un momento a otro aun no

había sido dictado, lo que se corrobora cuando al observar el

sello de recepción del escrito de mérito, aparece como hora

de su interposición ante el Instituto Electoral del Distrito

Federal, las diez horas con cincuenta y ocho minutos del

veintiuno de junio del presente año, en tanto que la sesión

del Instituto Electoral del Distrito Federal en la que se acordó

la referida sustitución de candidato, inició a las once horas

con veinte minutos de la fecha de referencia, es decir,

veintidós minutos después de que el apelante interpuso su

escrito de ―queja y demanda de no sustitución de

candidato”, sobrando decir que dicha sesión concluyó a las

once horas con veintinueve minutos de la fecha aludida;

consecuentemente la notificación de dicha determinación,

fue con posterioridad a su aprobación, siendo a partir de ese

momento, cuando el ciudadano José Ismael Cuellar

Castañeda, estuvo en posibilidad de impugnar dicho acto y

no antes.
                               181           TEDF-REA-027/2003




Lo anterior es así, toda vez que lo que fija el momento para

la impugnación del acto reclamado a través del medio

idóneo, es su conocimiento pleno por parte del afectado, el

cual puede provenir de una notificación formal de éste o, por

haber estado presente en la sesión en que dicho acto se

apruebe, siendo suficiente para lo anterior que el interesado

haya tenido conocimiento pleno de dicho evento para que a

partir de entonces esté en aptitud legal de implementar su

defensa a través de los medios jurídicos previamente

establecidos.



En este sentido se ha pronunciado la Sala Superior del

Tribunal Federal Electoral, a través de las tesis que a

continuación se transcriben:



                  “Tipo de documento: Tesis relevante
                  Tercera época
                  Instancia: Sala Superior
                  Fuente: Revista del Tribunal Electoral del Poder
                  Judicial de la Federación “Justicia Electoral”
                  No. Tesis: SUP007.3 EL1/99

                  ACTO IMPUGNADO. SU CONOCIMIENTO
                  COMO BASE DEL PLAZO PARA INTERPONER
                  UN MEDIO DE IMPUGNACIÓN.— El artículo 8o.
                  de la Ley General del Sistema de Medios de
                  Impugnación en Materia Electoral, establece que
                  los medios de impugnación previstos en ella,
                  deberán presentarse dentro de los cuatro días
             182              TEDF-REA-027/2003




contados a partir del siguiente a aquél en que
se tenga conocimiento del acto o resolución
impugnado, o se hubiese notificado de
conformidad con la ley aplicable; de esta
manera, la recepción documentada de la copia de
un fallo pronunciado durante la secuela
procedimental, actualiza el primero de los
supuestos contemplados en la norma, por tratarse
de un acto suficiente para sostener que el
interesado ha tenido conocimiento pleno de su
contenido y, por ende, considerarla como punto de
partida para realizar el cómputo del plazo, pues le
permite conocer, de modo indubitable, la totalidad
de los fundamentos y motivos que se tuvieron en
consideración para su pronunciamiento, así como
los puntos resolutivos de la misma y,
consecuentemente, estar en aptitud legal de
producir una defensa completa y adecuada
tendiente a obtener la debida protección de sus
derechos, de modo que la notificación posterior de
dicha resolución, no puede tenerse como base
para computar el aludido plazo, por haberse
actualizado el otro supuesto previsto por la ley
para ese objeto, con antelación.

Sala Superior, tesis S3EL 006/99.
Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-
JRC-136/99.—          Partido      Revolucionario
Institucional.— 9 de septiembre de 1999.—
Unanimidad de 6 votos.— Ponente: Leonel Castillo
González.— Secretario: Rafael Rodrigo Cruz
Ovalle.


ACTO RECLAMADO, SU CONOCIMIENTO
PRIMIGENIO        SIRVE      DE     BASE       PARA
INCONFORMARSE (Legislación de Chiapas).—
Lo que fija el momento para la impugnación del
acto reclamado a través del medio idóneo, es
su conocimiento pleno por parte del afectado,
el cual puede provenir de una notificación
formal que del mismo se realice, o bien, por
haberse enterado al estar presente en la sesión
del consejo en el que el mismo se adopte;
conocimiento que, en uno y otro caso, sirve como
punto de partida para efectuar el cómputo
atinente, pero siendo preponderante el que se
tenga por haber concurrido a la sesión del
consejo, frente a la notificación formal ulterior que
se verifique del acto respectivo.
                              183             TEDF-REA-027/2003




                  Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-
                  JRC-116/2000.— Partido Auténtico de la
                  Revolución Mexicana.— 11 de julio de 2000.—
                  Unanimidad de votos.— Ponente: Alfonsina Berta
                  Navarro    Hidalgo.—     Secretaria:   Esperanza
                  Guadalupe Farías Flores.

                  Tipo de documento: Tesis de jurisprudencia
                  Segunda época
                  Instancia: Sala Central
                  Fuente: Memoria del Tribunal Federal Electoral
                  1991.”



Consecuentemente, es hasta el momento en que el apelante

tiene certeza de la existencia del acto que lo agravia, cuando

se actualiza la afectación a su interés jurídico, naciendo

paralelamente su derecho a solicitar la intervención del

órgano jurisdiccional para lograr la formulación de algún

planteamiento tendiente a obtener el dictado de una

sentencia, que tenga el efecto de revocar o modificar el acto

reclamado con la paralela restitución al demandante en el

goce del pretendido derecho violado.



Ahora bien, con independencia de lo anterior, nada impide

argumentar que el impugnar a través del recurso de

apelación, actos futuros, que por ende no han sido

consumados en forma alguna, constituya en sí mismo, una

causal de improcedencia, no obstante que como tal no se
                                  184          TEDF-REA-027/2003




encuentre considerada en el artículo 251, del Código

Electoral del Distrito Federal.



Ello es así, toda vez que el precepto en cita establece sólo

en forma enunciativa las distintas causales de improcedencia

en relación con los medios de impugnación ordinarios, por lo

que es posible, de conformidad a lo establecido por los

artículos 1°, párrafo primero, y 3°, párrafo tercero, del Código

Electoral local, derivar otras causas cuyo conocimiento

oportuno impida al juzgador entrar al fondo de la litis

planteada por el recurrente, como lo es el impugnar actos

inexistentes, que por lo tanto no han generado sus

consecuencias jurídicas.



Al respecto, corrobora lo anterior, lo establecido en la tesis

relevante emitida por este Tribunal cuyo texto dice:



                   “COSA JUZGADA. IMPROCEDENCIA DE LOS
                   MEDIOS DE IMPUGNACIÓN CUANDO SE
                   PRESENTA LA. El artículo 251 del Código
                   Electoral del Distrito Federal, establece sólo en
                   forma enunciativa las distintas causales de
                   improcedencia en relación con los medios de
                   impugnación ordinarios, por lo que es posible
                   derivar otras causas de una adecuada
                   interpretación de los principios generales
                   aplicables en el derecho procesal y,
                   particularmente, en el derecho procesal
                   electoral, atendiendo a lo dispuesto por los
                              185             TEDF-REA-027/2003




                  artículos 1º, párrafo primero y 3º, párrafo
                  tercero del propio Código. En tal virtud, debe
                  considerarse que en materia procesal impera el
                  principio de cosa juzgada, el cual descansa tanto
                  en la ley como en la lógica, encontrando su
                  explicación en la necesidad de proteger la
                  seguridad jurídica, objetivo que sería ilusorio si
                  fuera factible promover mediante nuevos juicios
                  las acciones que ya fueron tratadas y resueltas
                  sustancialmente en otros. Dicho principio
                  constituye a su vez un presupuesto procesal, por
                  lo que toda cuestión que se someta a la decisión
                  de un órgano jurisdiccional, no debe haber sido
                  resuelta con antelación por      sentencia firme,
                  puesto que de existir cosa juzgada relativa a esa
                  misma cuestión, el segundo fallo que se dictara
                  carecería de eficacia jurídica. En consecuencia,
                  deben estimarse improcedentes los medios de
                  impugnación ordinarios cuando se pretendan
                  combatir actos que ya fueron resueltos por
                  sentencia firme, como lo es la dictada por el
                  Tribunal Electoral con motivo de la interposición
                  del recurso de apelación.

                  Recurso de Apelación TEDF-REA-001/2000.
                  Partido del Trabajo. 10 de febrero de 2000.
                  Unanimidad de cinco votos. Ponente: Rodolfo
                  Terrazas Salgado. Secretario de Estudio y Cuenta:
                  José Francisco Delgado Estévez.

                  TESIS RELEVANTE: TEDF003 .2EL1/2000
                  Tribunal Electoral del Distrito Federal. Segunda
                  Época.    Materia    Electoral.   Aprobada   por
                  Unanimidad de votos. 15 de febrero de 2000”



En   consecuencia,    resulta    válido    estimar    igualmente

improcedente los medios de impugnación ordinarios, cuando

a través de éstos se pretendan combatir actos futuros, que

en función de que no resultan consumados, no han

producido aun efectos jurídicos, siendo eventos que

adolecen de la certeza en su materialización, lo que conlleva,
                              186            TEDF-REA-027/2003




en tanto no se realicen, la imposibilidad de ser combatidos

por los medios ordinarios previamente establecidos.



Es pertinente señalar que no pasa desapercibido que en el

original del escrito presentado por el ciudadano José Ismael

Cuellar Castañeda, en la hoja primera del mismo, obran al

margen superior dos sellos con distintos números de folio y

hora de recepción, cuya cita se vuelve obligada a efecto de

no violentar derecho alguno al particular promovente.



En la sentencia mayoritaria, se manifiesta: “…en el escrito

impugnativo que nos ocupa, visible a fojas seis a la nueve de

autos, obran dos sellos de recepción del recurso, el primero

correspondiente a la Oficialía de Partes del Instituto Electoral

del Distrito Federal que marca las diez horas con cincuenta

y ocho minutos del veintiuno de junio de dos mil tres; y el

otro que indica las once horas con veintiséis minutos del

mismo día, relativo a la Presidencia del Instituto en cita…”



Al respecto, se considera desafortunada dicha aseveración,

por lo que es pertinente señalar que no pasa desapercibido

que en el original del escrito presentado por el ciudadano
                              187            TEDF-REA-027/2003




José Ismael Cuellar Castañeda, obran tres sellos, siendo dos

de ellos coincidentes en la hora de recepción, cuya cita se

vuelve obligada a efecto de no violentar derecho alguno al

particular promovente.



Del análisis de dichos sellos, se advierte que la recepción del

documento en cuestión se generó a las diez horas con

cincuenta y ocho minutos del veintiuno de junio del presente

año, tal y como se advierte del sello que obra al margen

superior izquierdo de la primer foja del escrito de referencia y

se corrobora del diverso que obra al final, desconociéndose

con exactitud el motivo del segundo de los sellos que obra a

al margen superior derecho de la primer foja del escrito

demérito, pero que por el contenido del mismo, se infiere que

se genera a raíz de un trámite interno.



Más aún, lo anterior se acredita en su totalidad, de la simple

observación que se realiza al documento presentado por el

ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, el cuatro de julio

del presente año en la Oficialía de Partes de este Tribunal.
                             188            TEDF-REA-027/2003




Así entonces, cabe asegurar, que del documento presentado

el cuatro de los corrientes por el promovente multicitado se

desprende que éste únicamente presentó ante la Oficialía de

Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal, a las diez

horas con cincuenta y ocho minutos del veintiuno de junio de

dos mil tres, el escrito que generó el inicio del presente

expediente, y al que denomino ―queja y demanda de no

sustitución de candidato‖, esto es, treinta y un minutos antes

de que concluyera la sesión extraordinaria del Instituto

Electoral del Distrito Federal durante la cual se aprobó el

acuerdo de sustitución que le causaba agravio, sesión que

sólo duró nueve minutos.



Esto es así, toda vez que del anexo que el promovente

identificó con el número cuatro, relativo a la copia del acuse

de recibo de dicha queja se desprende que en la primer hoja

de la misma sólo obra uno de los dos sellos que aparecen en

el escrito original, siendo éste correspondiente a la Oficialía

de Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal, y en el

que aparece las diez horas con cincuenta y ocho minutos

como el momento de su recepción.
                             189            TEDF-REA-027/2003




Se argumenta también en la resolución con la que se

disiente: “… si se atiende a la hora que se encuentra

marcada en el primer sello de recepción (diez horas con

cincuenta y ocho minutos), debe concluirse que el recurso

que nos ocupa fue presentado antes de que se emitiera el

acuerdo que se combate; empero si se considera el segundo

de los sellos de recepción que marca las once horas con

veintiséis minutos, puede inferirse válidamente que éste

fue presentado una vez que se desahogó en la sesión

correspondiente y se tuvo conocimiento de la determinación

controvertida…”



Ahora bien, del análisis del contenido de los tres sellos que

obran a fojas primera y última del escrito de queja suscrito

por el ciudadano José Ismael Cuellar Castañeda, se advierte

que la recepción del documento en cuestión se generó a las

diez horas con cincuenta y ocho minutos del veintiuno de

junio del presente año, tal y como se advierte del sello citado

en primer término y se corrobora con la transcripción del

diverso citado al final, desconociéndose con exactitud el

motivo del segundo de los sellos que obra a primer foja del

escrito de mérito, pero que por el contenido del mismo, se
                              190            TEDF-REA-027/2003




infiere que se genera a raíz de un trámite interno, por el cual

la Oficialía de Partes del Instituto Electoral del Distrito

Federal, que es la unidad encargada de recibir los escritos y

promociones dirigidos a las diversas instancias de dicho

Instituto remite el escrito al Presidente del mismo.



Se concluye en la mayoritaria que: “… Esta situación genera

un estado de incertidumbre o duda, pues no es posible

dilucidar con claridad cuál fue el camino que siguió el medio

de defensa planteado y que haya motivado la existencia de

dos sellos de recepción por parte de la autoridad electoral

administrativa, uno según el cual el recurso fue planteado

antes de que se emitiera el acto impugnado, y otro, del cual

se infiere que fue interpuesto cuando éste ya había sido

emitido por la autoridad responsable…”



La inferencia anterior carece de veracidad, toda vez que si se

analiza la promoción y anexos presentados en la Oficialía de

Partes de este Tribunal, por el ciudadano José Ismael

Cuellar Castañeda, el cuatro de julio del presente año en la

Oficialía de Partes de este Tribunal.
                              191            TEDF-REA-027/2003




Así entonces, cabe asegurar, que del documento presentado

el cuatro de los corrientes por el promovente multicitado se

desprende que éste únicamente presentó ante la Oficialía de

Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal, a las diez

horas con cincuenta y ocho minutos del veintiuno de junio de

dos mil tres, el escrito que generó el inicio del presente

expediente, y al que denominó “queja y demanda de no

sustitución de candidato”.



Lo anterior es así, toda vez que del anexo que el promovente

identificó con el número cuatro, relativo a la copia del acuse

de recibo de dicha queja se desprende que en la primer hoja

de la misma sólo obra uno de los dos sellos que aparecen en

el escrito original, siendo éste el correspondiente a la

Oficialía de Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal,

y en el que aparece las diez horas con cincuenta y ocho

minutos como el momento de su recepción, sin que cuente

dicho acuse con el segundo de los sellos referidos en

párrafos anteriores, que corresponde a la Presidencia de

dicho Instituto, confirmando por ende, que el momento de la

prestación de la multireferida queja fue a la hora que ahí
                              192            TEDF-REA-027/2003




estipula y no las once horas con veintiséis minutos que obra

en el sello de Presidencia que aparece en el escrito original.



Del escrito presentado el cuatro de los corrientes ante la

Oficialía de Partes de este Tribunal, por el promovente de

mérito, también se corrobora que el diverso presentado a las

diez horas con cincuenta y ocho minutos del veintiuno de

junio del año en curso, ante la Oficialía de Partes del Instituto

Electoral del Distrito Federal, se circunscribía a la queja que

establece como atribución de cualquier personal el artículo

277, párrafo segundo del Código Electoral del Distrito

Federal.



Lo anterior se confirma en virtud de lo expresado en dicho

escrito específicamente en el punto tres del capítulo de

ABSTENCIONES Y HECHOS, al aducir que el veintiuno de

junio del presente año presentó ante el Consejo General del

Instituto Electoral del Distrito Federal presentó la “queja y

demanda de no sustitución de candidato”, misma que hasta

la fecha el Presidente del Consejo General del Instituto

Electoral del Distrito Federal se ha negado a responderle y ―a

resolver sobre la queja y demanda presentada”; es decir,
                                 193          TEDF-REA-027/2003




consiente del trámite que intentó, aún espera la resolución

que a su juicio el Consejo General del Instituto Electoral del

Distrito Federal está obligado a emitir.



Ahora bien, aún y cuando se pretendiera dar validez como

recepción oficial del presente escrito al sello citado en

segundo    término    que   al    parecer   corresponde    a   la

Presidencia del Instituto Electoral del Distrito Federal, a

efecto de valorar lo que mas beneficie al promovente, habría

que decir que tampoco resultaría suficiente para presumir

que el escrito de queja que nos ocupa haya sido presentado

después de la conclusión de la sesión extraordinaria en la

que se aprobó la sustitución de candidatos al cargo de Jefe

Delegacional en Venustiano Carranza.



En efecto, no obstante que por los motivos expuestos, la

hora que obra en el sello aludido no puede considerarse

como en la cual se recibió en el Instituto Electoral del Distrito

Federal el documento que nos ocupa, es decir, las once

horas con veintiséis minutos que en éste aparece, ello sería

insuficiente para asegurar que el escrito de mérito haya sido

interpuesto en tiempo, toda vez que la sesión extraordinaria
                              194            TEDF-REA-027/2003




del Consejo General de dicho Instituto inició a las once horas

con veinte minutos y concluyó a las once horas con

veintinueve minutos de la misma fecha, por lo que aún así se

inferiría que el escrito de referencia llegó a las oficinas de la

Presidencia tres minutos antes de que dicha sesión

concluyera y en la que está acreditada la presencia del

Consejero Presidente; aunado a que paralelamente no se

acredita de autos, que el ciudadano José Ismael Cuellar

Castañeda, haya estado presente en dicha sesión, por lo que

no puede surtir efectos cualquier notificación automática que

pudiera alegarse al respecto; incluso, de haber sido así, el

promovente estaba en condiciones de combatir el acto de

sustitución alegándolo en forma consumada, lo que tampoco

hace en el documento de referencia, concretándose a citarlo

como un evento futuro.



De igual forma, se asienta en la sentencia mayoritaria que:

“…En este último caso, es posible arribar a esta conclusión,

ya que como quedó apuntado, el acuerdo impugnado fue

analizado como primer punto del orden del día y fue

aprobado por unanimidad de los señores Consejeros

Electorales sin que hubiere mediado intervención alguna, lo
                                195         TEDF-REA-027/2003




que aunado al hecho de que la sesión inició a las once horas

con veinte minutos del día veintiuno de junio del año en

curso, permite sostener válidamente que a las once horas

con veintiséis minutos en que se presentó el recurso, ya

había sido emitido el acuerdo que controvierte, esto es, ya

existía formalmente.



Luego, es claro que no existe certeza de la razón por la que

el recurso fue sellado de recibido en dos ocasiones, pues

para explicar tal circunstancia existen diversas posibilidades,

… o bien, que el recurrente acudió primeramente a la citada

Oficialía de Partes a presentar su ocurso a las diez horas con

cincuenta y ocho minutos y posteriormente, pidió su

devolución y lo presentó directamente ante la Presidencia de

dicha autoridad electoral...”



Lo anterior resulta inadmisible, toda vez que en el sello

citado en segundo término, no obra inscripción alguna que

haga suponer que el escrito de referencia se haya

presentado directamente ante la Presidencia del Instituto

Electoral del Distrito Federal, lo que no sucede con los sellos

restantes, mismos que son coincidentes en la hora de
                              196            TEDF-REA-027/2003




recepción, por lo que existen elementos para presumir

fundadamente que en realidad dicha presentación ocurrió a

la hora que aparece en los sellos citados en primer y tercer

término, es decir, a las diez horas con cincuenta y ocho

minutos del veintiuno de junio del año en curso.



Lo anterior se corrobora, al observarse que en ambos sellos

–los citados en primer y tercer término- obran las leyendas

del número de fojas, y anexos que se reciben, incluso en el

último de los citados se detallan dichos documentos.

Tampoco debe pasar desapercibido que estos sellos

corresponden a la Oficialía de Partes del Instituto Electoral

del Distrito Federal que es el área específica de atención al

público, en donde los promoventes deben de presentar sus

escritos en un primer momento.



Aunado a lo anterior, es indudable que el ciudadano José

Ismael Cuellar Castañeda, no pudo realizar el trámite en los

términos que apunta la sentencia con la que se disiente, en

razón de que si hubiera retirado su escrito de Oficialía de

Partes del Instituto Electoral del Distrito Federal, tendría que

suponerse también que dicha área al regresar la promoción
                              197          TEDF-REA-027/2003




de mérito, hubiese cancelado su sello de recepción inicial.

Asimismo, al momento de la presentación del escrito en

cuestión, en las oficinas de la Presidencia del Instituto

Electoral local, necesariamente a la par de dicho sello,

obraría la relación de los documentos anexos al mismo.



De ahí que al partir la Ponencia Instructora de falsas

consideraciones, entre otras, al asegurar que: “…En este

sentido,   al   encontrarse     impedida   esta    Autoridad

Jurisdiccional para atribuir eficacia a uno o a otro sello,

resulta innegable que se debe atender al sello de recepción

que más beneficia al impugnante, en la especie, el que

marca las once horas con veintiséis minutos del día veintiuno

de junio de dos mil tres, había cuenta que esta anotación

permite concluir que el recurso se intentó una vez que se

emitió el acuerdo que combate, es decir, tan pronto se

desahogó en la sesión correspondiente, momento en el que

se infiere, tuvo conocimiento del mismo el actor y decidió

presentar su impugnación.



Lógicamente, este aspecto de la doble recepción, por sí

misma impide decretar la sanción de desechamiento del
                              198            TEDF-REA-027/2003




recurso planteado, sobre la base de que el actor controvirtió

un acto inexistente, pues no se trata de una circunstancia

manifiesta e indudable que justifique tal proceder,…”



En demérito de lo anterior, se manifiesta que aún y cuando

se pretendiera dar validez como recepción oficial del

presente escrito al sello citado en segundo término que al

parecer corresponde a la Presidencia del Instituto Electoral

del Distrito Federal, a efecto de valorar lo que mas beneficie

al promovente, habría que decir que tampoco resultaría

suficiente para presumir que el escrito de queja que nos

ocupa haya sido presentado después de la conclusión de la

sesión extraordinaria en la que se aprobó la sustitución de

candidatos al cargo de Jefe Delegacional en Venustiano

Carranza.



En efecto, no obstante que por los motivos expuestos, la

hora que obra en el sello aludido no puede considerarse

como en la cual se recibió en el Instituto Electoral del Distrito

Federal el documento que nos ocupa, es decir, las once

horas con veintiséis minutos que en éste aparece, ello sería

insuficiente para asegurar que el escrito de mérito haya sido
                              199            TEDF-REA-027/2003




interpuesto en tiempo, toda vez que la sesión extraordinaria

del Consejo General de dicho Instituto inició a las once horas

con veinte minutos y concluyó a las once horas con

veintinueve minutos de la misma fecha, por lo que aún así se

inferiría que el escrito de referencia llegó a las oficinas de la

Presidencia tres minutos antes de que dicha sesión

concluyera y en la que está acreditada la presencia del

Consejero Presidente; aunado a que paralelamente no se

acredita de autos, que el ciudadano José Ismael Cuellar

Castañeda, haya estado presente en dicha sesión, por lo que

no puede surtir efectos cualquier notificación automática que

pudiera alegarse al respecto; incluso, de haber sido así, el

promovente estaba en condiciones de combatir el acto de

sustitución alegándolo en forma consumada, lo que tampoco

hace en el documento de referencia, concretándose a citarlo

como un evento futuro.



Por otra parte, ante los endebles señalamientos de la

Ponencia Instructora, es pertinente destacar el consistente

en que: “… también se impone considerar que ni la autoridad

responsable ni el partido tercero interesado hicieron valer

esta circunstancia como causa de improcedencia, lo que
                                200            TEDF-REA-027/2003




evidencia nuevamente que debe estarse al sello de

presentación del recurso … marca las once horas con

veintiséis minutos del día veintiuno de junio de dos mil tres,

momento en el que ya había sido emitido el acuerdo que

ordenó la sustitución del actor como candidato del Partido del

Trabajo a Jefe Delegacional en Venustiano Carranza…”



En tal sentido y reiterando lo expuesto, es conveniente

precisar que el estudio preferente se surte al tratarse de una

cuestión de orden público, entendiéndose por éste, un límite

omnipresente para cualquier actividad que se desarrolle en el

campo del derecho, es decir, un límite indeterminado e

indeterminable a priori y corresponde a los Tribunales

establecer si en determinadas circunstancias un acto es

contrario o no al orden público; tal circunstancia, como

también    ya    quedó    apuntado,     ha     sido   sustentada

reiteradamente    por    este    Tribunal,   habiendo    incluso

sustentado jurisprudencia, por lo que no es admisible que

ahora se pretenda desconocer, dado que conforme a ella es

jurídicamente    obligatorio     analizar    las   causales   de

improcedencia, aún cuando no se hayan hecho valer por las

partes, dado que su estudio resulta preferente y oficioso.
                             201           TEDF-REA-027/2003




En razón de los argumentos expuestos, es que disiento de

las determinaciones contenidas en la sentencia mayoritaria

aprobada por los Magistrados integrantes de la mayoría del

Pleno.



CONCLUYE VOTO PARTICULAR DEL MAGISTRADO
ESTUARDO MARIO BERMÚDEZ MOLINA.


INICIA VOTO PARTICULAR DEL MAGISTRADO RACIEL
GARRIDO MALDONADO.

VOTO PARTICULAR QUE PRESENTA EL MAGISTRADO
RACIEL GARRIDO MALDONADO, EN EL EXPEDIENTE
TEDF-REA-027/2003.


     Por disentir de la resolución de la mayoría de los

miembros del Pleno de este Tribunal, en el expediente

identificado   con   la   clave    TEDF-REA-027/2003,     con

fundamento en lo dispuesto por los artículos 228, inciso f), y

258, inciso d), del Código Electoral del Distrito Federal,

formulo mi VOTO PARTICULAR RAZONADO. En tal virtud,

expreso mi desacuerdo en contra de tal resolución, en

atención a que no existen los elementos jurídicos suficientes

para sostener la determinación de revocar el acuerdo ACU-

665-03 emitido por el Consejo General del Instituto Electoral
                              202            TEDF-REA-027/2003




del Distrito Federal, de veintiuno de junio de dos mil tres, por

medio del cual se aprueba la solicitud de sustitución

presentada por el Partido del Trabajo en el Distrito Federal,

relativa a la candidatura de Jefe Delegacional en Venustiano

Carranza, de conformidad con las consideraciones jurídicas

que a continuación se exponen:



     I. En primer término, es necesario hacer notar que en la

tramitación   del    procedimiento,   se   incurrió     en    una

irregularidad que se tradujo en la sustanciación del

expediente ante un Magistrado Electoral que no contaba con

facultades para hacerlo.



     En efecto, conviene señalar que es una facultad

exclusiva del Magistrado Instructor llevar a cabo todos los

actos inherentes a la sustanciación del expediente que se le

remitan para ese efecto, sin que el resto de los Magistrados

Integrantes    del   Pleno   tengan    alguna    injerencia     o

conocimiento de la etapa respectiva. Por tal motivo, es hasta

el momento en que se da a conocer el proyecto de

resolución    correspondiente,   cuando    el   resto   de    los

Magistrados tienen la oportunidad de imponerse de todas las
                             203            TEDF-REA-027/2003




actuaciones procesales que tuvieron lugar hasta llegar a la

etapa de resolución.



     En este contexto, los artículos 257 del Código Electoral

del Distrito Federal y 17, fracción II, del Reglamento Interior

del Tribunal Electoral del Distrito Federal, establecen que los

recursos de apelación presentados ante este Órgano

Jurisdiccional, serán turnados por el Presidente a un

Magistrado Electoral, con el objeto de que integre el

expediente, sustancie y presente el proyecto de resolución

que corresponda en la sesión pública.



     En este orden, es indiscutible que para que un

Magistrado esté en posibilidad de sustanciar un expediente,

es menester que el Magistrado Presidente emita una

determinación en la que ordene el envío del expediente al

Magistrado Electoral, aún y cuando tal determinación

provenga del Pleno, pues dicha facultad es exclusiva del

Presidente, en los términos de los artículos antes invocados.



     En el caso que nos ocupa, se observa que el

Magistrado Rodolfo Terrazas Salgado fue instruido por el
                                204           TEDF-REA-027/2003




Pleno de este Tribunal, a fin de realizar el engrose

correspondiente, lo cual no constituye propiamente, el

returno del asunto.



      En estas condiciones, la encomienda del Magistrado

Rodolfo Terrazas Salgado se constreñía a emitir una nueva

resolución en la que se plasmaran los razonamientos

expuestos por la mayoría de los integrantes de este Órgano

Colegiado; empero, tal misión no implicaba la posibilidad de

sustanciar   el   expediente,    pues   tal   facultad   sólo   le

corresponde al Magistrado Instructor, es decir, a aquel al que

se le haya turnado el asunto.



      En este orden, las actuaciones que se llevaron a cabo

para admitir el presente medio de impugnación y para la

admisión y desahogo de las pruebas ofrecidas para las

partes, se encuentran viciadas de nulidad por haberse

realizado por un Magistrado que carecía de atribuciones,

transgrediéndose con ello, las garantías de seguridad jurídica

previstas en los artículos 14 y 16 Constitucionales, en

perjuicio de las partes.
                            205           TEDF-REA-027/2003




     II. En segundo lugar, tomando como base las

consideraciones antes expuestas, disiento del contenido del

Considerando Quinto de la sentencia aprobada por la

mayoría de los integrantes de este Pleno, pues si partimos

de la base que la facultad para sustanciar los expedientes

formados con motivo de los medios de impugnación

sometidos a la jurisdicción de este Tribunal, corresponde de

manera exclusiva al Magistrado Instructor, se llega a la

conclusión de que un Magistrado Electoral diverso al que se

le turnó el expediente, está impedido de sustanciarlo, y con

mucha mayor razón, el Pleno de este Tribunal.



     En efecto, tal pronunciamiento deviene innecesario,

pues si se toma en consideración de que tales actuaciones

tuvieron lugar ante el Magistrado Rodolfo Terrazas Salgado,

las mismas no requerían de convalidación por parte del

Pleno, ni mucho menos de alguna mención, ya que en todo

caso, la facultad de los demás Magistrados integrantes de

ese Órgano, se limitaba a verificar si el expediente se

encontraba o no debidamente sustanciado y, en caso de que

no fuera así, expresar su disentimiento con el proyecto
                              206               TEDF-REA-027/2003




sometido     a     consideración,     con   base       en    esas

consideraciones.



      III. En tercer término, me permito hacer notar que la

presente resolución fue aprobada en contravención al marco

legal aplicable para la emisión de las resoluciones de este

Órgano Jurisdiccional.



      En efecto, el artículo 257 del Código Electoral del

Distrito   Federal,   establece     que   una    vez   que   esté

substanciado el expediente, se formulará el proyecto de

resolución y lo someterá a la consideración del Pleno.



      Por su parte, el artículo 258 del ordenamiento arriba

citado, señala que la resolución de los medios de

impugnación será pública, en la que se discutirán los asuntos

en el orden en que se hayan listado.



      Para tal efecto, el artículo 259 del Código precitado

impone al Presidente de este Órgano Colegiado, la

obligación de ordenar que se fijen en los estrados

respectivos por lo menos con veinticuatro horas de
                             207            TEDF-REA-027/2003




anticipación, la lista de asuntos que serán ventilados en cada

sesión.



      De conformidad con los anteriores antecedentes, se

colige que la discusión y resolución de los medios de

impugnación sometidos a consideración de este Órgano

Jurisdiccional, está sujeta a reglas muy específicas, las

cuales tienden a preservar el principio de publicidad procesal

que marca el artículo 3°, párrafo tercero, del Código Electoral

del Distrito Federal.



      Dichas reglas, en mi concepto, constituyen un deber

jurídico que constriñe la actividad de este Órgano, por lo que,

indudablemente, no pueden ser modificadas, ni mucho

menos inobservadas por la persona jurídica a la que están

dirigidas.



      En el presente caso, se observa que el Magistrado

Instructor Estuardo Mario Bermúdez Molina, al estimar que

en el presente caso se actualiza una causal para desechar el

recurso que nos ocupa, propuso al Pleno de este Órgano

Jurisdiccional, el proyecto de resolución en donde se
                            208            TEDF-REA-027/2003




proponía tal determinación; empero, la mayoría de los

integrantes de ese Órgano Colegiado resolvió rechazar dicho

proyecto, ordenando continuar con la sustanciación del

expediente por conducto del Magistrado ahora Ponente.



     En este orden, la nueva sentencia que se pone a

consideración de este Órgano Colegiado, no constituye un

engrose de la sentencia previamente votada, sino una nueva

resolución que, en los términos antes precisados, debió

haberse votado, una vez que se hubiera agotado el

procedimiento previsto en los artículo 258 y 259 del Código

Electoral del Distrito Federal; en otras palabras, para poder

emitir válidamente esta resolución, se debió publicar una

nueva convocatoria con veinticuatro horas de anticipación, lo

cual, al no haberse hecho, constituye una irregularidad que,

en mi concepto, me impide pronunciarme a favor del

proyecto sometido a nuestra consideración.



     IV. Por otra parte, en la sesión de hoy por la mañana

sostuve que del escrito del promovente lo único que podía

desprenderse era que el C. José Ismael Cuellar Castañeda

había solicitado al Presidente del Instituto Electoral del
                              209             TEDF-REA-027/2003




Distrito Federal la suspensión del trámite de sustitución que

pretendía llevar a cabo el Partido del Trabajo que lo había

postulado como candidato a Jefe Delegacional, invocando,

para tal efecto, una serie de irregularidades que en concepto

de dicha parte había incurrido ese instituto político.



      Sostuve también, que de los hechos narrados por el

promovente, no se puede deducir agravio alguno, toda vez

que de su simple lectura no se advierte el más mínimo

razonamiento lógico-jurídico encaminado a desvirtuar las

consideraciones en las que se apoyaba la supuesta

resolución impugnada, la cual ni siquiera se había citado en

ese escrito del promovente.



      No obstante lo anterior, en el proyecto que ahora se

somete a nuestra consideración advierto que el argumento

que sirve de base para deducir los agravios del recurrente se

hace consistir en que: “…basta que de sus manifestaciones

se logre desprender la causa de pedir, esto es la pretensión,

lesión o agravio que se afirma causa el acto o resolución

impugnado…‖. Dicho argumento trata de apoyarse en una

tesis de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder
                              210               TEDF-REA-027/2003




Judicial   de   la   Federación     publicada    bajo   el   rubro:

―AGRAVIOS. PARA TENERLOS POR DEBIDAMENTE

CONFIGURADOS ES SUFICIENTE CON EXPRESAR LA

CAUSA DE PEDIR.‖



       En primer término, es preciso destacar que dicho

argumento confunde la causa de pedir, con la pretensión, a

ésta con lesión y ésta a su vez con el agravio, como si se

tratara de un mismo aspecto con distintas denominaciones,

lo cual es inexacto, porque tanto la doctrina procesal como la

jurisprudencia los han distinguido con suficiente claridad. En

este    sentido,     por   causa    de   pedir     se   entiende,

fundamentalmente, el acto o el hecho jurídico que origina la

relación jurídica sujeta a debate; por pretensión lo que las

partes demandan concretamente en juicio; por lesión, la

afectación que sufre una parte en su esfera jurídica y,

finalmente, por agravio, el razonamiento lógico-jurídico

mediante el cual se demuestra la violación en la que una

autoridad jurisdiccional ha incurrido en perjuicio de una de

las partes. Como fácilmente se puede advertir, cada uno de

estos conceptos tiene una función propia dentro del

procedimiento. De uno no se sigue la existencia de otro.
                            211            TEDF-REA-027/2003




     Siendo esto así, si bien es cierto que del escrito del

promovente se advierte una causa de pedir, y lo que

pretendía, de ello no se sigue la existencia de una lesión ni

mucho menos el agravio que le causó la supuesta resolución

impugnada, pues, para ello, insisto, era menester que

expresara un razonamiento encaminado a desvirtuar las

consideraciones en que se apoyaba esa resolución, y así se

desprende de la tesis que se cita en el proyecto de

resolución que ahora se examina, en cuya parte conducente

se puede leer con toda claridad que: ―…basta que el actor

exprese con claridad la causa de pedir, precisando la lesión

o agravio que le causa el acto o resolución impugnado…‖, de

lo cual se advierte que en el caso era preciso que el

promovente expresara de algún modo el agravio que le

causaba la resolución impugnada, lo cual, en mi concepto,

no hizo dado que ningún razonamiento aduce en contra de la

referida resolución.



     V. Sin perjuicio de los anteriores razonamientos,

expreso mi reserva en cuanto a los puntos que se tocaron en

esta sesión pública, que sirvieron de base para rechazar el
                            212           TEDF-REA-027/2003




proyecto de resolución presentado por la ponencia del

Magistrado Estuardo Mario Bermúdez Molina, pues, en mi

concepto, el escrito del actor no constituye un medio de

impugnación, por lo que debió dársele el tratamiento de una

queja en términos del artículo 277 del Código Electoral del

Distrito Federal; además, el mismo fue presentado con

antelación a que se emitiera el acto supuestamente

impugnado, sin que sea dable sostener las conjeturas

respecto a la presentación en dos instantes de tiempo

distintos, que aparecen en el proyecto; y sin pasar por alto

que del escrito del apelante, no pueden desprenderse

agravios en contra del acuerdo que en este momento se

revoca, de tal forma que sostengo que el presente asunto

debió desecharse, tal y como se propuso en el primer

proyecto sometido a nuestra consideración.



     Por todas estas consideraciones, es indudable que el

Pleno de este Tribunal debió resolver el presente asunto, en

forma totalmente distinta a la que finalmente se hace en el

proyecto adoptado y, por consiguiente, el suscrito no

comparte el sentido externado por la mayoría de los

Magistrados Numerarios al aprobar la sentencia de mérito.
                         213       TEDF-REA-027/2003




   CONCLUYE VOTO PARTICULAR DEL MAGISTRADO

   RACIEL GARRIDO MALDONADO.




             HERMILO HERREJÓN SILVA
             MAGISTRADO PRESIDENTE




ESTUARDO MARIO BERMÚDEZ RACIEL GARRIDO MALDONADO
        MOLINA                 MAGISTRADO
      MAGISTRADO




  JUAN MARTÍNEZ VELOZ      RODOLFO TERRAZAS SALGADO
      MAGISTRADO                 MAGISTRADO


                        DOY FE


              FRANCISCO ARIAS PÉREZ
               SECRETARIO GENERAL

								
To top