LOS VICIOS DE LA VOLUNTAD by vjb56c7A

VIEWS: 0 PAGES: 151

									                                       TEORÍA DEL ACTO JURÍDICO1

HECHO:  Se designa a todo acontecimiento, actuación, suceso o situaciones.

             Ej.:            La lluvia - terremoto

                            Cualquiera actividad desarrollada por el hombre

Por lo tanto, existen:

I.         Hechos naturales
           Hechos del Hombre  comer, caminar, casarse, comprar

IMPORTANTE  No todos los hechos interesan al derecho.
Al Derecho sólo le interesan los hechos jurídicos, es decir, aquellos que tienen relevancia y
producen efectos jurídicos.

De ahí que los hechos pueden también clasificarse en:

II.     Según si producen o no efectos jurídicos

1) Hechos no Jurídicos o Simples o Materiales  escapan del ámbito del Derecho
                                                    No producen efectos jurídicos

2) Hechos Jurídicos o de Relevancia Jurídica  Acontecimientos de la naturaleza o del hombre
      que producen efectos jurídicos.

Consisten en la adquisición, modificación o extinción de derechos subjetivos o en términos más
amplios de una relación jurídica.
                                                         - adquisición
 * Característica  Producción de efectos Jurídicos = - modificación        derechos subjetivos
                                                           - extinción


                                                                       1) Naturales
Primera subclasificación de los Hechos Jurídicos
                                                                       2) Hombre o Humanos

1) Hechos Jurídicos Naturales  Consisten en acontecimientos de la naturaleza que producen
                                   efectos Jurídicos

      a. Nacimiento          Se adquiere la calidad de persona que habilita para ser titular de los
                              derechos subjetivos.
1
 Apuntes cuya principal fuente es la obra del Prof. Sr. Víctor Vial del Río: Actos Jurídicos y Personas,
Volumen I, Cuarta edición, Ediciones Universidad Católica de Chile, Santiago 2000.
   b. Muerte               Pone fin a la existencia de las personas.
   c. Demencia             Produce incapacidad absoluta para ejercer por sí mismo derechos
                            civiles.
   d. Mayor de edad        Transcurso de tiempo  plena capacidad para ejercer por sí mismo
                            los derechos civiles.

2) Hechos Jurídicos del Hombre o Humanos  Consisten en un acto del hombre que produce
     efectos jurídicos. Por ejemplo: compraventa, matrimonio, comisión de un delito.




                          Voluntarios  1. Simples hechos jurídicos  hechos humanos
                                           voluntarios a los que la ley atribuye un efecto jurídico
                                           no querido o distinto del perseguido por su autor
                                            - Lícitos
                                            - Ilícitos (2314)

                                            2. Actos Jurídicos
2. H.J. Humanos

                          Involuntarios         Actos Humanos realizados sin Voluntad consciente.
                                                 Ej.: Actos de los dementes o de los infantes
                                                         723/2° 2319

Definición Tradicional:

ACTO JURÍDICO  La manifestación de Voluntad hecha con el propósito de crear, modificar o
extinguir derechos, y que produce los efectos queridos por su autor o por las partes porque el
derecho sanciona dicha manifestación de Voluntad.

La doctrina chilena clásica (Alessandri) distingue dentro de los Hechos Jurídicos humanos o del
hombre voluntarios

   a) Aquellos realizados con la intención de producir efectos jurídicos: Actos Jurídicos

   b) Aquellos realizados sin la intención de producir efectos jurídicos: Delitos y Cuasidelitos
               (2284/3° y 4° ~ 2314)

   La persona que comente un delito es responsable ante la ley penal y civil por el daño.


La doctrina moderna hace una clasificación distinta y que no ha sido muy acogida por la doctrina
chilena.

Se distingue dentro de:        H. Js. del Hombre o actos voluntarios del hombre.
   a. El negocio jurídico  Para todo acto del hombre que produce los efectos queridos por su
      autor o las partes, surgiendo éstos como una consecuencia directa e inmediata de su
      voluntad.             Ejemplo: Compraventa.

   b. Acto Jurídico  Se denomina a todo acto del hombre que si bien produce efectos jurídicos,
      éstos no necesariamente son una consecuencia de la Voluntad de sus autores y muchas
      veces son independientes de ella.

       Ejemplo: La construcción de un edificio en un terreno ajeno sin conocimiento del dueño. Por
       ella, el dueño del terreno se hace dueño del edificio. Éste es un efecto no querido por el
       constructor.


Segunda subclasificación Hechos Jurídicos

1. Constitutivos  Aquellos que tienen como consecuencia la adquisición de un derecho
                    subjetivo. Ej.: Acuerdo de Voluntad que da origen a un contrato.

2. Extintivos        Aquellos que ponen fin a una relación jurídica.
                      Ej.: El pago de una obligación. La revocación de un poder.

3. Impeditivos       Aquellos que obstan a la eficacia de los H. J. constitutivos.
                      Ej.: La existencia de un vicio de nulidad (incapacidad, objeto ilícito).

Importancia Clasificación  Materia Probatoria
Por regla general quien alega la existencia de un hecho jurídico constitutivo, extintivo o impeditivo
debe probar el hecho respectivo. Art. 1698 C.C.


CONSECUENCIAS DE LOS HECHOS JURÍDICOS

Adquisición, modificación o extinción de un derecho subjetivo o de una relación jurídica entendida
esta en un sentido amplio.

Adquisición  Se adquiere un derecho subjetivo o una relación jurídica cuando la ley la atribuye a
un sujeto determinado como consecuencia de la ocurrencia de un hecho jurídico.

Ej.: Herederos adquieren el dominio de los bienes que pertenecían al causante, pues la ley
considera que por la muerte de éste (hecho jurídico natural ) opera el modo de adquirir
denominado sucesión por causa de muerte.

Modificación  Se produce cuando a consecuencia de un hecho jurídico la relación jurídica sufre
cambios que la hacen diferente, sin que con ello pierda su identidad.
 Ej.: La mora del deudor  Hecho jurídico que modifica la relación con el acreedor, puesto que
 concurriendo los supuestos legales deberá Indemnización de Perjuicios a su acreedor. (Hecho
 Jurídico Humano Voluntario)

 Extinción  Se produce cuando a consecuencia de un H. J., el derecho subjetivo desaparece de la
 realidad jurídica, muere.
 Ej.: La prescripción extintiva. (H.J. natural  transcurso del tiempo)



 CLASIFICACIÓN DE LOS ACTOS JURÍDICOS

I.     Atendiendo al número de partes cuya voluntad es necesaria para que el ACTO
JURÍDICO se forme:

 1. Unilaterales      - Simple o unipersonal
                      - Complejo o pluripersonal
 2. Bilaterales
 3. Plurilaterales

 1. Unilaterales  Aquellos que para nacer a la vida jurídica requieren la manifestación de voluntad
     de una sola parte.

 Ejemplos: el testamento, la oferta, la aceptación, la renuncia de un derecho, la confirmación de un
 acto nulo, la revocación del poder de representación.

 2. Bilaterales  Aquellos que para nacer a la vida jurídica requieren la manifestación de voluntad
 de 2 partes.

 Ej.: Los contratos, el matrimonio, el pago de una obligación, la tradición.

 En doctrina ACTO JURÍDICO Bilateral y Convención son sinónimos:
 Es el acuerdo de voluntades de 2 partes con el propósito de crear, modificar o extinguir derechos
 subjetivos.

              ACTO JURÍDICO BILATERAL = CONVENCIÓN

 Ello implica la Existencia de 2 partes que manifestando su Voluntad, llegan a un acuerdo. Ahí nace
 el ACTO JURÍDICO bilateral.

                                    ACUERDO          de 2 PARTES

 Hay que distinguir entre parte y persona  Es posible que muchas personas manifiesten sin
 embargo una sola voluntad.

 De conformidad al artículo 1438 C.C. parte final: Cada parte puede ser una o muchas personas.
ACTO JURÍDICO Unilateral  se subclasifica en:

1. Simple o unipersonal  Aquel que procede de una sola persona física.
   Ej.: Oferta de venta de una cosa hecha por el propietario..

2. Complejo o pluripersonal  Es aquel que procede de varias personas físicas que no
   obstante jurídicamente manifiestan una sola Voluntad común.
   Ej.: Oferta de venta de una cosa efectuada por los comuneros dueños de ella.

AUTOR  Nombre que se da a la parte cuya voluntad es necesaria para dar nacimiento al acto
jurídico unilateral

PARTES  Nombre reservado a quienes teniendo intereses contrapuestos se ponen de acuerdo
pera dar nacimiento a un acto jurídico bilateral o Convención.

NUESTRO CÓDIGO HACE SINÓNIMOS LA CONVENCIÓN Y EL CONTRATO AL DEFINIR EL
CONTRATO EN EL ARTÍCULO 1438. SIN EMBARGO, LA DOCTRINA LOS DIFERENCIA.

Convención = Género, pues crea, modifica o extingue un derecho.
Contrato = Especie  Produce efectos más reducidos, estos consisten sólo en la creación de
derechos y obligaciones.

- Así, Contrato es una convención generadora de obligaciones.
- El C.C. por lo tanto incurre en error  Sin embargo, no tiene importancia práctica, pues
convenciones y contratos se rigen por las mismas reglas y principios. Art. 1437

Ejemplo de convención es la tradición = Convención extintiva de obligaciones pues por ella opera el
traspaso del dominio del tradente al adquirente y por lo tanto se extingue la obligación que había
adquirido el tradente de transferir el dominio en virtud de un título translaticio de dominio. Art. 670
C.C.

Atendido al número de partes que resultan obligadas los contratos (tipo de A.J. bilateral) de
conformidad al artículo 1439 C.C. se subclasifican en:

- Unilaterales: Contrato de Donación 1386 / Contrato de depósito: 2211, 2212
- Bilaterales: Contrato de compraventa

* Doctrina moderna  Actos Jurídicos plurilaterales  Aquellos que para nacer requieren de la
manifestación de Voluntad de más de 2 partes.

Ejemplo: La Delegación  especie de novación por cambio de deudor

A (deudor primitivo) debe 100 a B (Acreedor)
A, B, C, convienen que la deuda será pagada por C, quedando en consecuencia A libre de cumplir
su obligación.
C (nuevo deudor) debe 100 a A.

Requiere manifestación del Voluntad de A, B y C (art. 1631 N°3, 1635 y 1636 C.C.).


II Atendiendo a si el acto jurídico requiere o no la muerte del autor o de una de las partes para
producir sus efectos.

1) ACTO JURÍDICO entre vivos  Son aquellos que para producir los efectos que les son
propios, no requieren naturalmente la muerte del autor o de una de las partes.

- Es la R.G. en materia de A. Js.  Ej.: compraventa, arrendamiento, prenda, hipoteca

2) ACTO JURÍDICO por causa de muerte o mortis causa  Son aquellos que para producir la
plenitud de sus efectos requieren la muerte del autor o de una de las partes, como supuesto
indispensable.

Ejemplos:
- El testamento Art. 999
- El Mandato destinado a ejecutarse después de la muerte del mandante 2169 (excepción a
   2163 N° 5)

III. Atendiendo a la utilidad o beneficio que reporta el acto jurídico para quienes lo ejecuten a
celebren

1. Acto jurídico a título gratuito  Son aquellos que se celebran en beneficio exclusivo de una
parte. Ej.: Contrato de donación (1386). Contrato de Hipoteca celebrado para garantizar una deuda
ajena.

2. Acto jurídico a título Oneroso  Son aquellos que se celebran teniendo en consideración la
utilidad o beneficio de ambas partes. Ej.: Contrato de compraventa.



IV. Atendiendo a si el A. J. produce o no sus efectos de inmediato y sin limitaciones:



1. Actos Jurídicos Puros y Simples  Son aquellos que producen sus efectos de inmediato y sin
                                          limitaciones.


2. A. J. Sujetos a modalidad  Son aquellos cuyos efectos están subordinados a un modalidad.
Modalidades  Son las cláusulas que la ley, el autor o las partes de un acto jurídico incorporan a
              él con el fin de alterar sus efectos normales:
                              -      condición
                              -      representación
                              -      plazo
                              -      modo
                              -      solidaridad.



V. Atendiendo al contenido de los Actos Jurídicos

1. A.J. de Familia  Son aquellos que atañen al estado de las personas o a las relaciones del
                        individuo dentro de la familia.
                        Ej.: Matrimonio, reconocimiento voluntario de un hijo.

2. Actos Jurídicos Patrimoniales  Son aquellos que tienen por finalidad la adquisición,
modificación o extinción de un derecho pecuniario, es decir, de un derecho apreciable en dinero. Ej.:
Contrato de mutuo, el pago de una deuda.

VI. Atendiendo a si el acto jurídico subsiste o no por sí mismo:

1. Actos Jurídicos Principales  Son aquellos que subsisten por sí mismos, sin necesidad de
otro acto jurídico que les sirva de sustento o apoyo. Ej.: Compraventa, arrendamiento.

2. Actos Jurídicos Accesorios            Son aquellos que, para poder subsistir, necesitan de un acto
principal que les sirva de sustento o de apoyo y al cual acceden.

Se subclasifican en:

a)       Actos Js. de Garantía  Se denominan cauciones y se constituyen para asegurar el
         cumplimiento de una obligación principal, de tal manera que no pueden subsistir sin ella.
         El Art. 46 C.C. defines a las cauciones reales (p. Ej. hipoteca) y personales (p. Ej. fianza).

b)      Actos Js. dependientes  Son aquellos que si bien no pueden subsistir sin un acto
principal, no tienen por finalidad asegurar el cumplimiento de una obligación principal.

Ej.: Capitulación matrimonial celebrada antes del matrimonio en virtud de la cual los esposos pactan
la separación total de bienes.
Dicha convención sólo subsistirá si se celebra el acto principal, de decir, el Matrimonio.

    Es posible que el acto jurídico accesorio exista antes que el acto jurídico principal, pero es
     imposible que subsista faltando éste.
     Por lo tanto, faltando el acto jurídico principal, el acto jurídico accesorio caduca.

    Importante: Lo accesorio sigue la suerte de lo principal.
VII. Atendiendo a si la ley exige o no formalidades para su celebración:

1) Actos Jurídicos Solemnes             Son aquellos cuya existencia o validez está sujeta a la
observancia de ciertas formalidades especiales de modo que su omisión trae como consecuencia,
respectivamente, su inexistencia o la nulidad del acto.

        a .- Ejemplo de solemnidad requeridas para la existencia de un acto jurídico
            Art. 1801 C.C. Compraventa bien raíz  Debe otorgarse por escritura pública
            La escritura pública se requiere para la existencia misma del contrato de compraventa y
            constituye el único medio a través del cual las partes pueden manifestar su voluntad de
            comprar y vender respectivamente.
            Sanción: Si la compraventa de un bien raíz no se otorga por escritura pública, no existe.
            No nace a la vida del derecho.

No debe confundirse esta solemnidad (escritura pública) con la inscripción del título en el
Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces competente.
La inscripción corresponde a la forma en que se efectúa la tradición del bien raíz en virtud de
la cual se transfiere el derecho real de dominio sobre el mismo.

        b .- Ejemplo de solemnidad requerida para la validez de un acto jurídico
        Art. 1401 C.C. La insinuación en las donaciones  Corresponde a la autorización que
        debe dar el juez competente a todas las donaciones que excedan de dos centavos.
        Sanción: Si la donación entre vivos no se insinuare, tendrá efecto hasta el valor de dos
        centavos y será nula en el exceso.


2) Actos Jurídicos No solemnes  Son aquellos que no están sujetos a requisitos externos o
formales para su existencia o validez. Ej.: Compraventa de bienes muebles


VIII. Atendiendo a si están o no reglamentadas por la ley:

1) Actos jurídicos nominados o típicos  Son aquellos que se encuentran reglamentados por la
                                           ley.

             Ej.: Compraventa, arrendamiento, mandato, matrimonio, adopción, testamento.

             Importante  Producen los efectos previstos por la ley aunque las partes los ignoren.

2) Actos jurídicos innominados o atípicos  Son aquellos que no se encuentran previstos y
configurados por la ley, pero que pueden adquirir existencia jurídica en virtud de la autonomía
privada.

Ej.: El contrato por el cual se “transfiere” a un futbolista de un club a otro.
Deben cumplir los requisitos generales establecidos por la ley y conformarse con las normas de
orden público y buenas costumbres. Art. 12 C.C.

             Importante  Producen sólo los efectos previstos por las partes.


IX. Atendiendo a si crean, transfieren o simplemente reconocen un derecho o situación
jurídica:

1) Actos Constitutivos         Son aquellos que crean un derecho nuevo o un situación jurídica
                                nueva.

                          Ej.: El Matrimonio  Matrimonio crea el estado civil de casado.

2) Actos Declarativos          Son aquellos que no hacen nacer un derecho o una situación jurídica
                                nueva, sino que sólo se limitan a reconocer el derecho o la situación
                                jurídica preexistente.

                          Ej.: El acto de partición  pone término a la comunidad

A través de la partición las partes indivisas que tenían los comuneros en la cosa común son
sustituidas por partes divididas, sin que haya transferencia de un comunero a otro.
Se reputa que cada comunero siempre ha sido dueño de la parte que la participación le adjudicó, es
decir, que ha sido dueño de su parte desde el nacimiento de la comunidad (y no en virtud de la
partición que solamente declaró cual parte o cuota le correspondía).

3) Actos traslaticios  Son aquellas que transfieren a un nuevo titular un derecho ya existente.

Ej.: - La cesión de un derecho personal o “cesión de un crédito” 1901 C.C. y siguientes.
     - La tradición de un derecho real 670 C.C. y siguientes.




                                ESTRUCTURA DEL ACTO JURÍDICO

En todo A. J. se distinguen:.

                     1.    Elementos de la esencia o esenciales: a) Comunes o generales
                                                                  b) Especiales o específicos
                     2.    Elementos de la naturaleza o naturales.
                     3.    Elementos accidentales.

1. Elementos de la esencia       Se dividen en:

   a. Comunes o generales  Son aquellos que no pueden faltar en ningún acto jurídico,
       cualquiera que fuere su especie.                 Por ejemplo: La Voluntad.

   b. Especiales o específicos Son aquellos requeridos para determinados actos jurídicos
      Por ejemplo: El precio en la compraventa debe consistir en dinero 1793 C.


El Código Civil define los elementos de los Actos Jurídicos en su Art. 1444  como las
“cosas de cada contrato”.

Así, aplicando la def. del Art. 1444 C.C.

1. Cosas de la esencia de un Acto Jurídico, son aquellas sin las cuales el acto jurídico no
produce efecto alguno o degenera en otro acto jurídico diferente.

a) Elementos esenciales comunes o generales de todo acto jurídico  1445 C.C.

        (1) La Voluntad
        (2) El Objeto
        (3) La Causa

Son aquellos que no pueden faltar en ningún acto jurídico, cualquiera que fuere su especie y sin los
cuales el Acto Jurídico no produce efecto alguno.

b) Especiales o específicos Son aquellos requeridos para determinados actos jurídicos y sin los
cuales no produce efecto alguno o degenera en otro diferente.

Ej.: Elemento de la esencia específico de la compraventa es que el precio se pacte en dinero Art.
1793 si no, el contrato de compraventa degenera en un contrato diferente  Art. 1897 contrato de
permuta o cambio.

2. Elementos o cosas de la naturaleza o naturales de un Acto Jurídico  Art. 1444 C.C.
Son los que no siendo esenciales en él, se entienden pertenecerle, sin necesidad de una cláusula
especial.

Ejemplo: contrato compraventa  El vendedor está obligado al saneamiento de la evicción y de los
vicios redhibitoria Art. 1837  Obligación del Vendedor.

Es natural a la compraventa, pues el vendedor contrae esta obligación aunque las partes nada
digan, es decir, sin necesidad de una declaración de Voluntad en tal sentido. La ley lo
subentiende.

Sin embargo  Las partes pueden acordar algo diferente, por ejemplo, que el vendedor no
contraiga obligación alguna.

3. Elementos o cosas accidentales  Art. 1444 C.C.
Son aquellas que ni esencial ni naturalmente le pertenecen, y que se le agregan por medio de
cláusulas especiales.
Pueden incorporarse a un acto y referirse a su existencia o su eficacia.
Ej.: - La estipulación de un plazo para el cumplimiento de una obligación 1826/1 (Vendedor para la
entrega).
     - Art. 1802 C.C.  Escritura pública o privada compraventa cosas muebles.



                                    REQUISITOS DE LOS A. JS.

                                    1. Requisitos de Existencia
                                    2. Requisitos de Validez


1. Requisitos de Existencia  Son indispensables para que el acto nazca a la vida del derecho.
    Corresponden a los elementos de la esencia del A. J.:

                                         - Voluntad
                                         - Objeto
                                         - Causa
                                         - Solemnidades (dado que se trata de una forma de
                                         manifestar la voluntad, algunos autores las consideran
                                         incluidas dentro del requisito voluntad).

2. Requisitos de validez  Son necesarios para que el A. J. tenga una vida sana y produzca sus
    efectos en forma estable.

La omisión de un requisito de validez no impide que el acto nazca a la vida del derecho y produzca
sus efectos jurídicos. Sin embargo, el acto jurídico nace enfermo y será anulable.

                                         -   Voluntad no viciada
                                         -   El objeto lícito
                                         -   La causa lícita
                                         -   La capacidad


LA VOLUNTAD JURIDICA

1) Introducción 
El acto jurídico se caracteriza por ser un hecho voluntario del hombre, lo que lo diferencia de los
hechos naturales o propiamente tales.
En consecuencia, el primer requisito de existencia de los Actos Jurídicos es la Voluntad.

Por lo tanto, si falta la voluntad  falta cosa o elemento esencial del acto jurídico  acto jurídico no
produce efecto alguno = no nace a la vida jurídica.
Art. 1444 C.C.  la voluntad es un elemento esencial común a todo acto jurídico. Así como el
objeto, la causa y las solemnidades en los casos en que la ley las exige.


Definición Voluntad
Es el libre querer interno de lograr un fin determinado por medio de la acción.
Es el querer del individuo.

Precisiones terminológicas:

Voluntad  Es el nombre que recibe el querer interno del Autor de un ACTO JURÍDICO Unilateral.

Consentimiento  Es el nombre dado al acuerdo de las Voluntades de 2 o más partes destinado a
producir efectos jurídicos.

2) Requisitos para que la Voluntad produzca efectos jurídicos  Es decir, para la adquisición
modificación extinción de un derecho subjetivo

     a) Debe manifestarse, de modo que se pueda conocer.
        Mientras permanece en el fuero interno es indiferente para el derecho.

     b)   Debe ser seria.

I.   Manifestación de la Voluntad:       a.- Expresa
                                         b.- Tácita y
                                         c.- El silencio excepcionalmente pueda significar una
                                             manifestación de Voluntad.

     a.- Expresa  Se manifiesta o exterioriza la Voluntad en forma explícita y directamente a
         través de una declaración, contenida en palabras (lenguaje hablado o escrito) o incluso en
         gestos o indicaciones. (Ejemplo: cuando en una remate se asiente con la cabeza ante
         martillero)

En Doctrina (derecho alemán). El declarante es obligado a expresarse claramente
(En Chile) si no se expresa claramente  Art. 1560 relación art. 1566 CC.

     b.- Tácita  La Voluntad se manifiesta a través de un comportamiento del cual se deduce en
         forma inequívoca su contenido.

     De una conducta se desprende o deduce en forma inequívoca una manifestación de Voluntad
     implícita o indirecta.

Ej.: Subir a un bus y pagar el boleto  celebración de un contrato de transporte
     Elección de una revista en una kiosco y su posterior entrega al kiosquero junto con la suma de
dinero correspondiente  celebración contrato de compraventa.
En doctrina las declaraciones tácitas de voluntad reciben distintos nombres, así en Alemania se les
conoce como declaraciones de voluntad concluyentes; en Italia, conductas concluyentes.

Por Regla General en el C.C.  La manifestación de Voluntad expresa y la tácita tienen el
mismo valor.
Ej.: Art. 1241 ~ 1244
     Art. 2124
     Art. 103 C. Com.

Excepcionalmente la Voluntad debe ser declarada expresamente:

    1.       Cuando la ley exige una manifestación o declaración de Voluntad expresa.

                    Ej.:   Testamento  Art. 1060 y 1023

                           Solidaridad convencional  Art. 1511

    2.       Cuando las partes lo han convenido para la ejecución de un acto o la celebración de un
             contrato determinado.


    c) EL SILENCIO

    - En sí mismo no es afirmación ni negación y, por tanto, no constituye una manifestación de
      Voluntad.

    - Es una conducta omisiva; no se formula una declaración ni se ejecuta una conducta
      concluyente. Por tanto, por R.G. no tiene el valor de una manifestación de Voluntad.

    - Sin embargo, excepcionalmente el silencio puede tener el valor de una manifestación de
      Voluntad.

    (1) Cuando la ley atribuye al silencio el valor de una manifestación de Voluntad

         -          Art. 1233  Asignaciones testamentarias

         La ley interpreta el silencio del Asignatario como una manifestación de Voluntad en el
         sentido de repudiar la herencia.

         -          Art. 2125  Contrato de Mandato; Ejemplo: Los abogados


    (2) Cuando las partes atribuyen al silencio el valor de una manifestación de Voluntad
        Ej.: Contratos de Arrendamiento y de Sociedad.  Junto con estipular un plazo de
        duración se conviene que el contrato se prorrogue, si las partes a su vencimiento no
        manifiestan su deseo de ponerle fin.


    (3) Cuando el juez atribuye al silencio el valor de una manifestación de Voluntad
        Corresponde al denominado “Silencio Circunstanciado”  Cuando las circunstancias
        que acompañan al silencio permitan atribuirle inequívocamente el valor de una
        manifestación de Voluntad.

En todo caso, si al silencio se le atribuye el valor de una declaración de voluntad, entonces está
sujeto a las mismas reglas de éstas. Vale decir, su validez podrá ser impugnada por encontrarse
viciada por error, fuerza o dolo.

Debe también tenerse presente que en Derecho tampoco es lo mismo el silencio del cual puede
       extraerse una declaración de voluntad de la omisión en expresar algo por parte de la
       persona que por ley estaba obligada a hacerlo

* Situación distinta es el silencio de la persona que por ley está obligada a expresar explícitamente
        algo
     Ejemplo: Los vicios de la cosa en el contrato de compraventa 1858 Nº 3  Sanción:
        Indemnización de perjuicios.


II. LA MANIF. DE VOLUNTAD DEBE SER SERÍA 

Ser emitida por persona capaz y debe perseguir un fin reconocido o tutelado por el Derecho.

- En ella debe existir el propósito de producir un efecto práctico sancionado por el Derecho.

Ejemplos de manifestación de voluntad no serias:
- La que se manifiesta por mera cortesía o en broma
- Oferta hecha en clases como ejemplo o en una obra de teatro al público.


REQUISITOS DE UNA DECLARACIÓN DE VOLUNTAD DESARROLLADOS POR LA DOCTRINA
ALEMANA

    Toda declaración de voluntad se compone de dos partes, a saber, una externa u objetiva y una
interior o subjetiva.
    Desde un punto de vista externo, se requiere de una declaración que objetivamente permita
concluir la existencia de una voluntad, sea que se manifieste en forma expresa (escritura, palabras,
dibujos, etc.) o tácita, a través de un comportamiento concluyente.
         Como se puede apreciar, la determinación del supuesto de hecho objetivo de toda
declaración de voluntad es la tarea más fácil al efectuar un análisis. Establecer la presencia de
elementos subjetivos, es decir, indagar en el aspecto subjetivo de la declaración es más complejo.
        Para ello, la doctrina alemana subdistingue, según haya o no voluntad de actuar, conciencia
de la declaración y voluntad negocial.

    a) Voluntad de actuar
       Existe voluntad de actuar cuando el comportamiento exterior reconocible ha tenido por base
       una voluntad conciente. En consecuencia, falta la voluntad de actuar en todos aquellos
       casos de movimientos inconscientes como, por ejemplo, los reflejos o aquellos que son una
       consecuencia de fuerza física o vis absoluta.

    b) Conciencia de la declaración
       La conciencia de la declaración se caracteriza por el conocimiento de actuar de algún modo
       que sea jurídicamente relevante. En otras palabras, existe la intención general de querer
       vincularse jurídicamente a través de la declaración o comportamiento.

    c) Voluntad negocial
       La voluntad negocial corresponde a la intención de producir una consecuencia jurídica
       enteramente determinada. Existe voluntad negocial cuando el declarante se representa un
       negocio del todo exacto y concreto. Se diferencia, entonces, de la conciencia de la
       declaración, pues ésta sólo requiere del declarante una representación general de que su
       actuar es genéricamente relevante para el derecho.

   No se discute que al faltar la voluntad de actuar no existe una declaración de voluntad. Tampoco
se cuestiona que la falta de voluntad negocial obste a la existencia de una declaración de voluntad.
Sin embargo, en este último caso, cumpliéndose los requisitos del §119 BGB, el declarante podrá
impugnarla respondiendo por los daños y perjuicios causados, de conformidad al §122 BGB.
   Como podemos apreciar el problema se presenta cuando falta la conciencia de la declaración. A
este respecto existen tres grupos de opiniones:
    a) Al faltar la conciencia de la declaración no hay una declaración de voluntad eficaz;
    b) La tesis contraria sostiene que si existe una declaración de voluntad, la que, sin embargo, es
        impugnable, según el §119 BGB;
    c) Finalmente, hay quienes señalan que es menester distinguir: Si el declarante hubiera podido
        o debido reconocer que a su comportamiento se le atribuye un carácter jurídicamente
        relevante por el medio, entonces la falta de conciencia de la declaración no impide la
        existencia de una declaración de voluntad válida. En caso contrario, no hay una declaración
        de voluntad eficaz.



LA VOLUNTAD EN LOS ACTOS JURIDICOS BILATERALES


-   Toma el nombre de consentimiento

-   Etimológicamente         cum     =       compañía } sentir con otro,
                             sentire =       sentir   } tener con otro un mismo sentimiento

-   Acepciones: (a) vulgarmente = Aquiescencia, aceptación, asentimiento
                   (b) jurídicamente = Acuerdo de Voluntades de las partes, necesario para dar
                                        vida al acto jurídico bilateral.

Crítica formulada por algunos autores al Art. 1445 Nº 2 C.C.
Esta disposición exigiría los requisitos que enumera sólo de parte del deudor

Contraargumentación: 
    a) Semejante interpretación del art. 1445 no sólo atenta contra las reglas de la lógica, sino que
        es contraria al sistema del Código Civil, que exige también que concurra el acuerdo a la
        formación del acto.
    b) El Código quiere decir que la obligación no puede existir sin que el deudor la acepte.
    c) Además, con la actual redacción del art. 1445 C.C. se comprende a la declaración unilateral
        de Voluntad como fuente de las obligaciones

Ejemplo: Doy 30.000 pesos a quien encuentre mi perro Rasputín ACTO JURÍDICO unilateral que
obliga al declarante por su sola manifestación de Voluntad.


I.- LA FORMACION DEL CONSENTIMIENTO EN LA LEGISLACION CHILENA

- El Código Civil no reglamenta la formación del Consentimiento
- Se encarga de ello el Código de Comercio  Arts. 97 a 108

La doctrina chilena, sin embargo, está de acuerdo en forma unánime en que estas normas tienen
aplicación general, debido a:

a) La naturaleza misma de las normas  Son de aplicación general, aunque están en una ley
   especial, por el alcance natural de estas disposiciones.

b) Historia fidedigna de la ley  Mensaje del Código de Comercio párrafo 30 (aproximadamente
   pág. 19)

De las disposiciones citadas se desprende que para la formación del consentimiento en los actos
jurídicos bilaterales se requiere la concurrencia de 2 actos jurídicos unilaterales sucesivos:

a) La Oferta
b) La Aceptación

1) LA OFERTA, POLICITACION O PROPUESTA

        Es un acto jurídico unilateral por el cual una persona propone a otra celebrar una
determinada convención, en términos tales que, para que la convención quede perfecta, basta con la
simple aceptación de la persona a quien la oferta se ha dirigido.

Sin perjuicio que para la celebración de determinados contratos, además, se exige la entrega de una
cosa = prenda (2384) (2386) depósito, comodato, mutuo o el cumplimiento de cierta formalidad.
- La Persona que hace la oferta recibe el nombre de  OFERENTE, PROPONENTE O
POLICITANTE
- De la definición se desprende que la oferta debe ser completa
- Si se propone celebrar un contrato nominado => Oferta es completa, si contiene los elementos
esenciales del contrato propuesto.

Ejemplo: A ofrece a B comprarle la moto de su propiedad en $500.000.- => oferta de compra es
completa pues contiene los elementos esenciales del contrato de compraventa: determinación de
la cosa, determinación del precio y que éste sea en dinero.

- Oferta incompleta => oferta que no señala los elementos de la convención que se propone
celebrar de modo que no basta con la aceptación del destinatario para su perfeccionamiento.

Ejemplo: A señala a B su intención de comprarle la moto de su propiedad a “precio módico” o “muy
barata”.

- Objeto oferta incompleta => Intención del proponente de establecer una negociación o
conversación.

Continuación Ejemplo:
Si B responde a A señalándole que “acepta” venderle la moto en $500.000.- B está, en realidad,
formulando una oferta completa de venta a A. Si A acepta se perfecciona la venta.

- La respuesta del destinatario a la propuesta primitiva, formulando a su vez una oferta, se llama
contraoferta.



CLASIFICACIONES DE LA OFERTA

I.      Primera Clasificación:

       1. Expresa:     a) Verbal
                       b) Escrita
       2. Tácita

1. Expresa  Es aquella que se exterioriza a través de una declaración, en la cual el proponente,
en términos explícitos y directos, revela su intención de celebrar una determinada convención.
- Es la que explícita y directamente revela el deseo de contratar.

a) Verbal  Aquella que se manifiesta por palabras o por gestos que revelan inequívocamente la
proposición de celebrar una convención.

b) Escrita Aquella que se hace a través de la escritura.
2. Tácita  Es aquella que se deriva de un comportamiento que hace inequívoca la proposición de
celebrar una convención.

Ejemplo: La circulación de un Bus de transporte de pasajeros.


II.     Segunda Clasificación

1. Oferta hecha a persona determinada

Aquella que va dirigida a un destinatario debidamente individualizado sea o no conocido del oferente
o policitante.

Si se dirige a personas determinadas, pero se encuentra en un anuncio impreso sus efectos se
encuentran regulados en el artículo 105/2º C.Com. Se verá más adelante que de esta particularidad
(anuncio impreso) se derivan diferencias en cuanto a sus efectos jurídicos.

2. Oferta hecha a persona indeterminada

Es aquella que no va dirigida a ninguna persona en especial, sino que al público en general.

        Art. 105/1° C.Com. No son obligatorias para el que las hace.

        Ejemplo:- Oferta de ventas contenidas en los diarios
                - Oferta de vendedores ambulantes

       Art. 105/2° C.Com. Dirigidas a personas determinadas en anuncios impresos llevan
siempre la condición implícita de que al tiempo de la demanda (aceptación):
- no hayan sido enajenados los efectos ofrecidos
- no hayan sufrido alteración en su precio
- existan en el domicilio del oferente

La oferta puede emanar de cualquiera de los que en el futuro, de perfeccionarse la convención, van
a tener la calidad de partes, es decir, puede igualmente emanar del futuro acreedor o del futuro
deudor.

Ejemplo: Oferta puede provenir del dueño o bien de quien tiene interés en adquirir la cosa  A
ofrece comprarle a B la moto de su propiedad en $1.500.000.-, o bien, puede B ofrecer vendérsela a
A en dicho precio.
Si es aceptada la oferta se perfecciona un contrato de compraventa en ambos casos.


LA ACEPTACION

- Es el A.J unilateral por el cual el destinatario de la oferta manifiesta su conformidad con ella.
I.      Primera Clasificación

                      1. Expresa: a) Verbal
                                   b) Escrita
                      2. Tácita

1. Aceptación Expresa  Es aquella que se contiene en una declaración en la cual el destinatario
                 de la propuesta manifiesta en términos explícitos y directos su conformidad con
                 ella.

 a) Aceptación Expresa Verbal: Es aquella que se manifiesta por palabras o gestos (Ej.
    Movimiento de cabeza, alzamiento de un brazo en una subasta) que hagan inequívoca la
    conformidad con lo propuesto.

 b) Aceptación Expresa Escrita: Es aquella que se hace por la escritura

2. Aceptación Tácita  Es aquella que se desprende de un comportamiento que revela
inequívocamente la aquiescencia o asentimiento a la oferta.

Ejemplos:

(1) Tácita reconducción Art. 1956 C.C.  Por recibir el arrendador con posterioridad al término
    del contrato de Arrendamiento el pago de la renta de cualquier espacio de tiempo subsiguiente a
    la terminación.

(2) Todo acto que importe la ejecución del encargo cometido importa aceptación tácita del contrato
    de Mandato Art. 2124  2116 C.C.

LA ACEPTACIÓN TÁCITA Y LA EXPRESA PRODUCEN POR REGLA GENERAL LOS MISMOS
EFECTOS.


II.     Segunda Clasificación

1. ACEPTACIÓN PURA Y SIMPLE
2. ACEPTACIÓN CONDICIONADA

1.      ACEPTACIÓN PURA Y SIMPLE  Es aquella en que el destinatario de la oferta manifiesta
su conformidad o asentimiento con ella en los mismos términos en que se le formuló.

Es decir, cuando la Aceptación es congruente con la oferta.

Ejemplo: A ofrece vender a B una botella de vino en $5.000.- y B acepta comprar la botella de vino
en $5.000.- “conforme”, “estoy de acuerdo”.
2.      ACPTACIÓN CONDICIONADA Es aquella en que el destinatario de la oferta introduce a
éstas modificaciones, o sólo se pronuncia parcialmente, es decir, cuando no hay concordancia
absoluta entre la oferta y la aceptación

Ejemplo: A manifiesta una oferta de venta de la botella de vino en $5.000.-, B responde que él la
compraría en $4.500, pero al contado o bien a $5.000, pero en 2 cuotas.

Art.102 Cód. Com.  La aceptación condicional es considerada una nueva oferta (contra oferta)

Por tanto, para que se forme el consentimiento el primitivo oferente debe manifestar su conformidad
con ella.

Ejemplo: A está de acuerdo con que B pague al contado $4.500.- ó $5.000.- en 2 cuotas.


- Situación de la Aceptación Parcial, es decir, cuando la oferta comprende varias cosas y el
destinatario de ella se pronuncia sólo con respecto de alguna de ellas:

Ejemplo: A ofrece a B vender su living constituido por un gran sofá y 2 sillones y B acepta comprar
sólo el sofá.

¿Qué efectos produce la aceptación parcial? Es un problema de interpretación de la
declaración de voluntad

Por tanto, HQD:
a) Si la intención del proponente es realizar una oferta divisible, se entiende que ha formulado varias
ofertas, por lo tanto, el consentimiento se formará con respecto al destinatario que ha aceptado una
de ellas.

b) Si la intención del oferente fue realizar una oferta indivisible  Con la aceptación parcial no se
formará el consentimiento y según Art. 102 C.Com.  Contra oferta.

REQUISITOS QUE DEBE REUNIR LA ACEPTACIÓN PARA QUE SE FORME EL
CONSENTIMIENTO

1) La aceptación debe ser Pura y Simple;
2) La aceptación debe darse en tiempo oportuno y
3) La aceptación debe darse mientras la oferta se encuentra vigente

1.      Aceptación Pura y Simple  Para que se forme el consentimiento, el destinatario de la
oferta debe aceptarla en los mismos términos en que se le formuló Art. 101 y 102. C.Com.

2.      Aceptación en Tiempo Oportuno  Es aquella que se manifiesta dentro del plazo legal o
dentro del plazo voluntario señalado por el oferente.
Si el oferente no ha señalado plazo para el pronunciamiento del destinatario de la oferta  Los
artículos. 97 y 98 del Código de Comercio distinguen:

a) Si la oferta ha sido verbal  Art. 97 Código de Comercio  Aceptación debe darse en el acto
de ser conocida.

- El Art. 97 C.Com.  rige igualmente las ofertas hechas por RADIO y por TELEFONO pues estos
medios permiten al destinatario de la oferta pronunciarse sobre ella en el acto de ser conocida a
pesar de encontrarse físicamente en lugares distantes.

b) La oferta ha sido hecha por escrito  Art. 98 Código de Comercio HQD:

(1) Si el destinatario reside en el mismo lugar que el proponente  Debe aceptar la oferta
    dentro del plazo de 24 horas.

(2) Si el destinatario reside en un lugar distinto  Debe aceptar “a vuelta de correo”

- La determinación de los conceptos “residir en el mismo lugar” y “a vuelta de correo” es una
cuestión de hecho cuya determinación corresponde al juez

La Aceptación dada fuera de los plazos indicados  Es EXTEMPORANEA, ES INEFICAZ

Art. 98/2° C.Com. -> La oferta se tendrá por no hecha.
Por tanto, No se genera la convención.

No obstante la aceptación extemporánea produce determinados efectos para el proponente
 Art. 98/3° C.Com. -> “Debe dar pronto aviso de su retractación”, bajo responsabilidad de
indemnizar los “daños y perjuicios” que se causen al aceptante extemporáneo.

-   Es una obligación legal impuesta al proponente por razones de equidad, es decir, la
    indemnización de los daños y perjuicios que pudieran provocar la creencia de que se habría
    formado el consentimiento para el aceptante extemporáneo.

-   Respecto del “Pronto Aviso” señalado en el Art. 98/3° C.Com.:

(a) Dado que la Aceptación extemporánea es una nueva oferta  El pronto aviso de ineficacia
    de la aceptación de la oferta por extemporánea debe respetar los pasos legales señalados en el
    mismo Art. 98 C.Com. para desechar la oferta (24 horas o a vuelta de correo, según si el
    destinatario reside o no en el mismo lugar).

(b) La obligación legal de dar pronto aviso del Art. 98/3° C.Com. sólo rige para las ofertas en que el
    proponente no ha señalado un plazo para su aceptación.

     - Art. 98 C.Com. sólo se refiere a ofertas efectuadas sin señalamiento de plazo
     - El señalamiento de un plazo indica que la Voluntad de celebrar una convención no se
    extiende más allá del vencimiento del mismo
(c) Crítica Art. 98/3° “Pronto aviso de su retractación”  El término “retractación” es
    inadecuado, pues no se está en presencia de un arrepentimiento del oferente a su propuesta.
    Por el contrario, se trata de avisar prontamente que la aceptación es ineficaz por ser
    extemporánea.

(d) La aceptación extemporánea se tiene por no hecha. Sin embargo, tiene el carácter de una
    nueva oferta de ahí la obligación legal de dar aviso al aceptante extemporáneo o nuevo
    proponente.


3. Aceptación debe darse mientras la oferta se encuentre vigente

Existen ciertos hechos cuya ocurrencia acarrea la pérdida de vigencia de la aceptación.

Estos hechos son:
    I.     La Retractación del proponente
    II.    La muerte o la incapacidad legal sobreviviente del proponente  CADUCIDAD DE
           LA OFERTA (Para algunos autores sólo existen dos causales de pérdida de vigencia de
           la oferta: la retractación y la Caducidad. En esta última incluyen la muerte y la
           incapacidad legal sobreviniente).

I. Retractación Es el arrepentimiento del oferente a su propuesta

HQD: a) Oferta Escrita
     b) Oferta Verbal

a) Tratándose de Ofertas hechas por Escrito Art. 99 C.Com.
Por tanto, El policitante puede retractarse válidamente en el tiempo que media entre el envío de la
propuesta y la aceptación.
La redacción del artículo permite deducir que él reglamenta las ofertas por escrito:
                “envío” de la oferta  oferta por escrito.

El arrepentimiento no se presume. En consecuencia, debe ser efectuado en forma expresa.

b) Tratándose de ofertas Verbales Para que el arrepentimiento sea válido debe manifestarse
antes de que el destinatario acepte, es decir, inmediatamente después de formulada la oferta


Artículo 99 C.Com. -> Excepcionalmente el Policitante no puede retractarse o arrepentirse de
su Propuesta, si al hacer la oferta:

1   Se hubiere comprometido a esperar contestación del destinatario
2   Se hubiere comprometido a no disponer del objeto del contrato, sino después de desechada la
    propuesta o transcurrido un determinado plazo
Efectos de la retractación  HQD:      1) Retractación tempestiva
                                       2) Retractación intempestiva


1.     Retractación Tempestiva u oportuna  Es aquella que se produce antes que el
       destinatario acepte la oferta

Consecuencia  La aceptación del destinatario dada con posterioridad a la retractación
tempestiva, NO FORMA CONSENTIMIENTO  NO NACE LA CONVENCIÓN CUYA
GENERACIÓN SE PROPUSO POR EL POLICITANTE

 NO OBSTANTE Art. 100 C.Com. = Obligación que le impone la ley al proponente por razones de
equidad de indemnizar los gastos incurridos y daños y perjuicios sufridos.

2) Retractación Intempestiva  Es aquella que se produce después que el destinatario ha
aceptado la oferta.

Dado que con la Aceptación del destinatario a la oferta, SE FORMÓ EL CONSENTIMIENTO Y POR
TANTO NACIÓ A LA VIDA JURÍDICA LA CONVENCIÓN CUYA CELEBRACIÓN SE
PROPUSOEsto trae como consecuencia que el Oferente no puede exonerarse o librarse de
cumplir las obligaciones que nacen de la convención propuesta.
II. Caducidad de la oferta por muerte o incapacidad legal sobreviniente del oferente

De conformidad al artículo 101 parte final del Código de Comercio, por la muerte o incapacidad legal
sobreviniente del proponente caduca la oferta y, por tanto, la convención no se perfecciona.

Sin embargo, puede presentarse un problema:
Si se produce la muerte o incapacidad legal sobreviniente del proponente que se ha comprometido
en los términos del Art. 99 inciso primero, parte final C.Com. ¿Están obligados los herederos o el
representante legal en su caso a ejecutar la convención, si la oferta es aceptada?

Claro Solar y Alessandri Rodríguez  No, pues Art. 99 Cod. Com. es de carácter excepcional y por
tanto su interpretación debe ser restrictiva. En consecuencia, por la muerte del oferente o su
incapacidad legal sobreviniente se extingue la propuesta. Por lo mismo, el destinatario de la oferta
tampoco puede transmitir a sus herederos o dar a su representante legal la facultad de aceptar la
oferta.

Otra opinión  Si, pues a la muerte de una persona se transmiten por disposición de la ley todos
sus derechos y obligaciones transmisibles Art. 1097 C.C.


MOMENTO EN QUE SE FORMA EL CONSENTIMIENTO

IMPORTANCIA:  En lo que respecta a:
1) A la CAPACIDAD de las Partes  Las Partes deben ser capaces al momento en que celebra la
convención.

2) El OBJETO del Contrato  El objeto del contrato debe ser lícito al momento de contratar.

3) En lo que respecta a las LEYES que se aplicarán al contrato  pues según el Art. 22 de la Ley
sobre Efecto Retroactivo de las leyes, en todo contrato se entienden incorporadas las leyes vigentes
al tiempo de su celebración.

4) A los EFECTOS del contrato  El contrato comienza a producir sus efectos desde que se
perfecciona.

5) A la RETRACTACION del Oferente  Formado el Consentimiento, el oferente no puede
retractarse o arrepentirse válidamente, estando por lo tanto obligado a cumplir el contrato.


Para determinar el MOMENTO en que se forma el consentimiento  Hay que distinguir:

1) Contrato celebrado entre presentes
Somarriva = Entre personas que se encuentran en un mismo lugar físico
Allessandri = Aquella que la aceptación puede ser conocida por el oferente en el acto de ser
pronunciada
Se rige por Art. 97 Cód. Com.

2) Contrato celebrado entre ausentes (Ver teorías)

TEORÍAS PARA DETERMINAR EL MOMENTO EN QUE SE FORMA EL CONSENTIMIENTO
ENTRE AUSENTES


1.- Teoría de la DECLARACIÓN DE VOLUNTAD o de la APROBACIÓN

- Según esta Teoría el Consentimiento se forma en el momento en que el destinatario acepta la
oferta, da la aceptación, aunque esto sea ignorado por el proponente.

 - El Consentimiento se forma en el momento en que la aceptación de la oferta se declara, aunque lo
ignore el oferente.

2.- Teoría de la EXPEDICION

- EL Consentimiento se forma en el momento en que el destinatario de la oferta envía la
correspondencia que contiene su aceptación.

- No basta la sola manifestación de Voluntad de aceptación como en la Teoría de la declaración de
Voluntad, sino que además es necesario que la aceptación sea dirigida al oferente.
Sin embargo, no es necesario que éste la haya recibido


3.- Teoría de la RECEPCIÓN

 El Consentimiento se forma en el momento en que la aceptación, contenida en una carta o
telegrama, llega al domicilio del oferente.

- El documento material que contiene la aceptación debe llegar a poder del proponente. En ese
momento se forma el consentimiento. Esto se produce a pesar de que el oferente se encuentre
ausente o enfermo o haya ignorado por cualquier causa la circunstancia de haber llegado a su
esfera de poder (casa u oficina) el documento material que comunica la aceptación.


4.- Teoría del CONOCIMIENTO o de la INFORMACION

El Consentimiento se forma en el momento en que el oferente toma conocimiento de la aceptación.

Por tanto, esta Teoría exige no solamente la declaración de Voluntad de Aceptar, sino además que
el proponente haya tomado conocimiento de la Aceptación

Cod. Com. sigue la Teoría de la declaración Arts. 99 y 101 C.Com.

Art. 99 C.Com. La retractación es válida entre el “envío de la propuesta y la aceptación” (no
habla del envío de la aceptación) Art. 101 C.Com.  “dada” la contestación


La regla, sin embargo, tiene excepciones 

-   Tratándose de un contrato de donación, el Art. 1412 C.C. exige Aceptación y Conocimiento por
    parte del oferente  Teoría Conocimiento

-   Contratos Reales y Solemnes 1443 C.C.

-   Cuando lo estipulen las partes, en virtud de la Autonomía de la Voluntad



LUGAR EN QUE SE FORMA EL CONSENTIMIENTO

IMPORTANCIA 

1.- Las convenciones y contratos se rigen por la ley del lugar en que fueron celebrados.

2.- Determina la costumbre que se aplica a ciertos contratos = Ejemplo. Arrendamiento artículos
1940 y 1944 C.C.
3.- Determina en ciertos casos el Tribunal Competente Art.131 N°2 COT

La regla del Código de Comercio que determina el lugar en que se entiende perfeccionado un
contrato se encuentra en su Art. 104 C.Com.  “el de la residencia del que hubiere aceptado la
propuesta primitiva o la propuesta modificada”.



                                  LOS VICIOS DE LA VOLUNTAD

INTRODUCCIÓN


a) La voluntad  Es un requisito de EXISTENCIA de los Actos Jurídicos
    En consecuencia, sin voluntad no existe acto jurídico.
    Sin embargo, la Voluntad eficaz para producir efectos jurídicos es la
    Voluntad no viciada 
    Si la voluntad está viciada, el acto jurídico NACE a la vida del derecho (existe), pero enfermo 
    es decir, es impugnable, anulable.
    Por tanto, no es lo mismo falta de voluntad que voluntad viciada


b) El acto jurídico en que falta la Voluntad no existe = es la Nada.
    En tanto, el acto jurídico en que existe un vicio de la Voluntad = Existe = nace a la vida del
    Derecho, pero expuesto a ser invalidado.

c) La distinción entre ausencia de voluntad y voluntad viciada la formula el Art. 1445 N°2 C.C.
    (consentimiento y que éste no adolezca de vicios).



VICIOS DE QUE PUEDE ADOLECER EL CONSENTIMIENTO
Son según Art. 1451 C.C. son el  El Error, la Fuerza y el Dolo
Precisión respecto del Art. 1451 C.C.  Se refiere al Consentimiento
Sin embargo,  También puede estar viciada la voluntad en un acto jurídico unilateral (P. ej.
Testamento. Art. 1058 C.C.)


I.- EL ERROR

El C.C. Se ocupa del error en diversas disposiciones:
- Art. 1451 a 1455  Regula el error como vicio del Consentimiento
- Art. 1057, 1058  error en materia de testamento
- Art. 677  error en la tradición
- Art. 2455  error en la transacción

Concepto: “Es la falsa representación de la realidad determinada por la IGNORANCIA, es decir, por
no haber tenido la parte conocimiento de todas las circunstancias que influyen en el acto concertado,
o por la EQUIVOCACIÓN, es decir, por no haber valorado exactamente la influencia de dichas
circunstancias”.

Fundamento:
El Conocimiento que se tiene de la realidad  Es lo que determina a una persona a obrar.
De ahí que algunos autores precisen que el error es, más bien, un vicio del conocimiento que del
consentimiento.

Esta representación que se tiene de la realidad puede estar deformada por la IGNORANCIA
(desconocimiento) o por EQUIVOCACIÓN (concepto equivocado)

Por lo tanto, la manifestación de voluntad de esa persona no puede producir válidamente los efectos
que les son propios, pues su voluntad se encuentra viciada.


        IMPORTANTE:

        Jurídicamente IGNORANCIA y ERROR son SINÓNIMOS


Definición Tradicional del Error: “Ignorancia o Concepto equivocado que se tiene de la ley de una
persona, de una cosa o de un hecho”

Por lo tanto, de la Clasificación se distingue:

1.   Error de Hecho  “Ignorancia o falso concepto que se tiene de una persona, de una cosa o de
     un hecho”

2.   Error de Derecho  “Ignorancia o concepto equivocado que se tiene de una ley o una norma
     de derecho, sea en cuanto a su existencia, sentido o alcance o bien a su permanencia en
     vigencia”.

Efectos del Error de Derecho  Art. 1.452 C.C. = “El error sobre un punto de derecho no vicia el
consentimiento”

- Es consecuencia de la ficción legal consagrada en el Art. 8 C.C.
- Esta en armonía con el Art. 706 C.C. inc. final
- Por lo tanto: Quien padece de un error de derecho al manifestar su Voluntad en un determinado
  sentido, no puede excusarse de cumplir las obligaciones del ACTO JURÍDICO ejecutado o
  celebrado alegando que su Voluntad está viciada por IGNORANCIA o FALSO CONCEPTO de
  una Norma Jurídica

- Razón o fundamento  Proteger el ordenamiento estatal, se afirma que el error de derecho es
  culposo. Sin embargo, en Derecho comparado Italiano Error de Derecho sí vicia el
  Consentimiento, cuando ha sido la razón única o principal del contrato.

Ejemplo:
A vende una cosa creyendo que existe una norma que lo autoriza para dilatar la entrega de la cosa
vendida en 30 días pero ello no es efectivo.  Art. 1826 C.C.
A padece de error de derecho y no podrá excusarse de entregar la cosa vendida inmediatamente
después de celebrado el contrato.

Si no hace la entrega  se encontrará en mora de cumplir.



Excepciones:           1) Art. 2297 C.C.  Pago sin causa (1470 C.C.)
                       2) Art. 2299 C.C.  Donación no se presume

- El fundamento de estas disposiciones es Evitar el enriquecimiento injusto.

Ejemplo del Art.2297 C.C.
A  ciudadano alemán paga a la Iglesia Católica el 1% de sus ingresos en la creencia de que
además de la exigencia moral que le impone la iglesia, existe una ley tributaria que le impone esta
obligación, como sucede en Alemania.

Consecuencias:
- A puede exigir restitución (repetir) de lo que ha pagado (2.297 1470 inc. 3 C.C.)
- Iglesia Católica no puede alegar Art. 1452 C.C.


Error de Hecho =       “La falsa representación que se tiene de una persona, cosa o hecho
      generado por ignorancia o equivocación”.

El C.C. lo reglamenta en los Arts. 1453,1454 y1455  4 hipótesis de error de hecho que considera
relevantes:

1)     Error Esencial u Obstáculo  1453
2)     Error Substancial  1454/1°
3)     Error Sobre las Calidades Accidentales  1454/2°
4)     Error Acerca de la persona  1455/1°
1. Error ESENCIAL u OBSTÁCULO  Art. 1453 (leer)

- Doctrina distingue entre:     a) Error Obstáculo  1453 C.C.
                                b) Error Vicio

a) Error Obstáculo Impide la formación del consentimiento por lo tanto el acto en que incide no
   nace a la vida del Derecho (Obsta a la vida del acto jurídico).

b) Error Vicio  Art. 1454 C.C. y siguientes. Es propiamente un vicio de la Voluntad; por lo
   tanto, el acto nace vida del Derecho (Se formó el consentimiento) S/E Acto es impugnable
   (ENFERMO) a consecuencia de que existe discrepancia entre lo querido y lo declarado.

Sin embargo, si toda discrepancia entre lo querido y lo declarado constituyese un error capaz de
viciar el consentimiento y por lo tanto hacer impugnable el acto ejecutado, se atentaría contra la
seguridad y la certeza de las relaciones jurídicas.

Por lo tanto, el legislador sólo regula determinadas formas de error, que considera relevantes.

- El C.C. reglamenta, al Error Esencial u Obstáculo como un vicio del consentimiento, pues no
  conoce la distinción doctrinaria (inexistencia y nulidad absoluta).

- Art. 1453 C.C. reglamenta 2 hipótesis:
 a) Especie del acto o contrato (empréstito / donación)
 b) Identidad de la cosa específica (vender la vaca clarabella/ comprar la vaca carlita)

Estas dos hipótesis de error configuran lo que en doctrina se denomina “Error obstativo, obstáculo
o impediente”.

Sin embargo, para la ley chilena es un vicio del consentimiento.

Sanción del Error Obstáculo HQD (Doctrina está dividida)

1) Convención es inexistente = Falta la Voluntad  Consentimiento no se forma  
   (Inexistencia)

2) Nulidad Absoluta, pues la Inexistencia no estaría considerada como sanción en el C.C.

3) Avelino León        - N.R.1453  1454  1682/3°}
                        - Sólo perjudica el interés particular de los Contratantes.
                        - La nulidad relativa es la regla general.




2.      Error Sustancial  1454 inciso 1º C.C.
-   Sustancia  Es la materia concreta que constituye la cosa.

    Por ejemplo: Se compran copas de vidrio creyendo que eran de cristal
                  Se compra un objeto de estaño plateado en la creencia que era de plata.
                  Se compra una camisa de algodón creyendo que era de seda.

-   Calidad esencial  Atributo que conforma a la cosa en esencia y sin el cual la cosa deja de
    ser lo que es.
    Por ejemplo: Se cree comprar un caballo de carrera y en realidad se compra uno de tiro.

La víctima del error sustancial cree que la sustancia o calidad esencial de la cosa objeto del
contrato es distinta de la real, es decir, existe desconocimiento o se produce una falsa
representación de la materia o de las cualidades o características relevantes atribuibles a la cosa.

Si bien la Substancia y la Calidad esencial de una cosa son conceptos diferentes, en tanto vicio del
consentimiento, el Art. 1454 inc. 1º C.C., sin embargo, los hace sinónimos.

La Doctrina lo denomina  “Error sobre las cualidades relevantes” y no distingue entre error en
la substancia y en la calidad esencial, sino que existe un solo gran supuesto.

-   Hay error en las cualidades esenciales de una cosa, por ejemplo:

a) Se compró pan y éste está añejo, se compró leche y ésta está rancia;

b) Cuando se yerra sobre la paternidad de una obra de arte  Se compró una marina de
    Somerscalles que resultó ser una copia.

c) Cuando se yerra sobre las particularidades jurídicas de una cosa  Se compró un fundo
    ignorando que se encontraba en proceso de expropiación.

- La Determinación de la calidad esencial de un objeto  queda entregada al juez, quien
decidirá caso a caso:

Sin embargo, al respecto existen dos criterios posibles de decisión:
a) Según Alessandri  La calidad esencial de una cosa debe determinarse subjetivamente, de
    acuerdo a la apreciación de las partes.

b) Según Víctor Vial  La determinación de la calidad esencial de una cosa debe efectuarse en
   forma objetiva por el juez, de acuerdo a las circunstancias del caso concreto sometido a su
   decisión. (Esta es la opinión que consideramos correcta).

Aplicación de estos criterios a los siguientes ejemplos:
                                        CRITERIO OBJETIVO

1) A compra un reloj en una relojería, el que se atrasa cinco minutos al día.
Aplicando el criterio objetivo se llega a la conclusión de que la calidad esencial del reloj es medir la
hora exactamente, en atención a la consideración objetiva de las circunstancias que rodean a ese
acto jurídico (compraventa) en concreto, tales como:
- el precio elevado,
- el haberse adquirido en una tienda especializada en la venta de ese tipo de artículos,
- el hecho de que una persona media espera adquirir en una relojería un reloj que mida
    exactamente la hora.

La calidad esencial del objeto sobre que versa el contrato, el reloj, es medir la hora exactamente.
Como ello no ocurre, la calidad esencial del objeto sobre que versa el contrato es diversa de lo que
cree A.
En consecuencia, A podría impugnar la validez del contrato de compraventa sobre la base del inciso
primero del artículo 1454 C.C., a saber, haber padecido un error substancial.

2) A Compra un reloj en una tienda de juguetes, el que se atrasa cinco minutos al día.
Aplicando el criterio objetivo se llega a la conclusión de que la calidad esencial del reloj no es medir
la hora exactamente, sino servir como objeto de juego, en atención a la consideración objetiva
de las circunstancias que rodean a ese acto jurídico (compraventa) en concreto, tales como:
- el precio reducido,
- el haberse adquirido en una juguetería,
- el hecho de que una persona media adquiere un juguete en una juguetería y un reloj que mide
    exactamente la hora en una relojería.

La calidad esencial del objeto sobre que versa el contrato, el reloj, no es medir la hora exactamente,
sino servir como objeto de juego. Como ello ocurre, la calidad esencial del objeto sobre que versa el
contrato no es diversa de lo que cree A.
En consecuencia, A podría no puede impugnar la validez del contrato de compraventa sobre la base
del inciso primero del artículo 1454 C.C., a saber, haber padecido un error substancial.

Aplicando el criterio subjetivo podría llegarse a la solución contraria, puesto que la determinación de
la calidad esencial de una cosa quedaría entregada a la voluntad de las partes, es decir, a lo que
ellas consideren relevante y no a lo que es objetivamente relevante, de acuerdo a las circunstancias
del caso concreto.



¿Existe error sustancial toda vez que la sustancia del objeto sobre que versa el contrato es
diversa de lo que se cree? ¿La diferencia en la materia del objeto sobre que versa el contrato
constituye, por si misma (siempre), una hipótesis de error sustancial?

En Chile:
La redacción del artículo 1454 C.C. nos llevaría a concluir que el legislador supone que la substancia
constituye la calidad esencial de una cosa y que, por lo tanto, per se determina o lleva a contratar.
“sustancia o calidad esencial..... es diversa de lo que se cree”
En Consecuencia  Bastaría probar ser víctima de un error en la substancia, es decir, la sola
disconformidad en la materia, para impugnar el acto o contrato celebrado.

Por el contrario, para el profesor Víctor Vial, a quien sigo en esta opinión  No es suficiente esta
circunstancia por sí sola, sino que, además, es necesario que este error substancial haya sido
relevante.

No basta que la materia concreta de la cosa sea diversa de la que se cree, sino que, además, ello
debe haber sido determinante para la ejecución del acto o la celebración del contrato.

1) Es decir, sin el error no se hubiera ejecutado el acto o celebrado el contrato. Por lo tanto,
   probada esta circunstancia (la ejecución del acto o la celebración del contrato) por la
   contraparte no se viciaría el consentimiento.

2) Corolario de lo expuesto, es que el error sobre la substancia sólo viciaría el consentimiento
   cuando la substancia constituye, además, una calidad esencial de la cosa.

Ejemplo: A coleccionista de objetos que pertenecieron a Napoleón compra al anticuario B una
pequeña medalla de oro en la convicción de que perteneció a Napoleón.

Si la medalla no fuera de oro, sino sólo de latón dorado, pero se deduce de las circunstancias (el
precio) que A igualmente la hubiera comprado por ser un coleccionista, la sola circunstancia del error
en la substancia no sería relevante, y no viciaría, por tanto, el consentimiento.

Sólo viciaría el consentimiento, pues es lo que determina a contratar, según una apreciación objetiva
de las circunstancias del caso, el hecho de haber pertenecido la medalla a Napoleón.

Por el contrario, aplicando la doctrina tradicional en Chile sólo bastaría probar haber sido víctima de
un error en la sustancia, es decir, la mera disconformidad de la materia (latón dorado en vez de oro)
para impugnar la validez del contrato de compraventa, siendo irrelevante la circunstancia de haber o
no pertenecido a Napoleón.
La doctrina nacional tradicional tampoco consideraría el hecho de que para la determinación del
precio del objeto del contrato no fue relevante si éste era o no de oro, sino el haber pertenecido a
Napoleón.



El error en la determinación del valor o del precio del objeto no constituye un error substancial, pues
este se determina por el mercado.

Ejemplo: venta de un anillo en $560.000.- cuando en realidad vale $580.000.


Es importante tener presente la redacción del artículo 1454: “Sustancia o calidad esencial del objeto”
sobre que versa el acto o contrato.
La redacción merece ciertas precisiones:

Objeto del contrato son las obligaciones que él crea. A su turno, de conformidad al artículo 1460
C.C. toda obligación tiene por objeto una o más cosas que se trata dar, hacer, o no hacer.
A su vez, las cosas pueden ser corporales, sean éstas muebles o inmuebles e incorporales o
derechos, sean éstos reales o personales.


Efectos de Error Sustancial  Vicia el Consentimiento. Por lo tanto, el acto en que incide adolece
de N.R. 1682/3°



3.      ERROR SOBRE LAS CALIDADES ACCIDENTALES  Art.1454/2° C.C.

Concepto:       “Son aquellas que ordinariamente son indiferentes para determinar la voluntad o el
                consentimiento de las partes”.

Las calidades accidentales de la cosa se determinan por exclusión:

Es decir:

1° Sobre la base de parámetros objetivos (circunstancias del caso concreto) se definen las calidades
esenciales del objeto sobre que versa el acto o contrato 1454/1° C.C.

2° el error en otra cualquiera calidad  1454/2° C.C. configura un error en las calidades
accidentales

Ejemplo:
Compro un libro cuyo empaste es de color verde claro en la creencia que éste es el color de
empaste de los libros de una colección ubicados en mi estante. Ellos, sin embargo, están
empastados en color café, pues éste correspondía a la edición de la colección publicada el año
1980, en tanto que la de color verde claro, a la publicada el año 1990.

Este error no es jurídicamente relevante, pues ordinariamente dichas calidades (el color de las tapas
de un libro) no determinan a las partes a contratar, sino el contenido de la obra o la paternidad de su
autor.

Sin embargo:
1) Si la calidad accidental es el principal motivo que induce a una parte a contratar, y
2) Este motivo ha sido conocido por la otra parte
VICIA el Consentimiento


IMPORTANTE
- La ley no se exige que la víctima del error de a conocer explícitamente a la otra parte que la
   calidad accidental sea el motivo principal que lo llevó a celebrar el contrato.
-    Sólo exige la ley que este motivo haya sido conocido de la otra parte sin señalar el legislador
     cómo.




Ejemplo:
Si el comprador señala que desea que el volumen del libro comprado para completar una colección
de libros publicada el año 80 (cuyo empaste es de color café) y el vendedor le vende el libro faltante
pero de su edición del año 90 (de color verde).


Efectos del error sobre las calidades accidentales cumplidos los requisitos del artículo
1454/2° C.C.  Vicia el Consentimiento.
Por lo tanto, el acto en que incide se sanciona con N.R. 1682/3°

No se debe perder de vista que el error en las calidades accidentales por regla general no vicia el
consentimiento, puesto que por regla general el error en una calidad accidental de la cosa, es
irrelevante; en otras palabras, en atención a que por regla general un hombre medio habría
celebrado el contrato aun sin padecer del error, éste no vicia el consentimiento.

Por lo tanto, para que vicie el consentimiento la víctima del error deberá probar:
1) Que la calidad sea el Principal motivo para contratar (calidad determinante)
2) Conocimiento de la contraparte


4.       ERROR EN LA PERSONA  1455/1° C.C.

Concepto:        “Es la ignorancia o falso concepto que se tiene de la identidad de una persona o de
                 alguna de sus cualidades personales”.

Por regla general el error en la persona es irrelevante  pues ordinariamente la persona es
indiferente para los fines perseguidos con el acto jurídico.

Ejemplo: A quien compra una cosa le interesa que ésta sirva para su uso natural
independientemente del:
- nombre o la raza del vendedor
- si la vendedora es buenamoza o fea
- la religión del dueño de la tienda, etc.

Excepcionalmente vicia el consentimiento  cuando la consideración de la persona es la
causa principal del contrato.
Ello sucede en determinados actos jurídicos que se denominan actos “intuito personae”, éstos se
ejecutan o celebran precisamente considerando en forma esencial a una o más personas.

Por ejemplo:
a) El testamento es un acto jurídico unilateral ejecutado para favorecer a una persona determinada;
b) El Matrimonio es un acto jurídico bilateral celebrado en consideración a una persona
    determinada.

En estos Actos Jurídicos el error en la persona es relevante y, por lo tanto, vicia el consentimiento,
pues la consideración de la persona ha sido la causa principal o la razón exclusiva de la declaración
de Voluntad.

Ejemplo:
El Testador lega a B $ 50.000.000.- pues su intención fue premiarlo por haber fundado B el partido
político = “Los azules”

Si resulta que C fue el fundador del partido político “Los azules”, en tanto que B lo fue de “Los rojos”,
el legado a B no vale, pues de haber sabido el testador que B fundó el partido político “Los Rojos”,
nada le habría dejado.

- Tener presente el  artículo 1057 C.C.

Ejemplos de actos “intuito personae”
- Por regla general todos los actos de familia = El Matrimonio, la adopción, el reconocimiento
   voluntario de un hijo.

- Excepcionalmente algunos actos patrimoniales = (pues normalmente éstos se celebran en
    consideración a las cosas o prestaciones y no a las personas)
   Contratos pueden ser Art. 1440 C.C. (Gratuitos y Onerosos)
a) La donación, el depósito (2215~2219), el comodato (2174)  Gratuitos = Sólo tiene por
   objeto la utilidad de una de las partes, sufriendo la otra un gravamen.
b) Mandato (se confía en una persona 2116), sociedad civil (2.053), transacción (2.446~2.456),
   el arrendamiento de obra o servicios que se celebran en atención a las cualidades de una
   persona (1996, 2006) Onerosos = Tiene por objeto la utilidad de ambos contratantes,
   gravándose cada uno a beneficio del otro.


IMPORTANTE
La doctrina tradicional tiende a restringir el ámbito de aplicación del error en la persona solamente a
los contratos “intuito personae”.

Sin embargo, la doctrina moderna lo amplía a toda hipótesis en la cual la consideración de la
persona haya sido la causa principal de la ejecución del acto o de la celebración del contrato,
aun cuando no se esté en presencia de un acto jurídico tradicionalmente calificado de “intuito
personae”.
Constituye error en la persona, asimismo, el error en las cualidades de ella 
Cualidades de una persona son: “Aquellos caracteres distintivos de carácter objetivo y estables
que configuran la personalidad”.

Por lo general (dependerá, sin embargo, del caso concreto) son cualidades personales las
siguientes:
- la capacidad laboral
- la posesión de títulos profesionales y/o grados académicos
- la solidez patrimonial del contratante
- la posesión de determinadas dotes o aptitudes artísticas
- la calidad moral de una persona en determinados casos

Ejemplo de error en la cualidad de una personal:
a) Una empresa de Seguridad de Transporte de Dinero celebra un contrato de trabajo con una
   persona que oculta el hecho de tener antecedentes penales por haber sido condenado por
   Estafa.
b) Una Escuela de Derecho de una Universidad contrata a un profesor de jornada completa en
   atención a que éste tiene un doctorado en derecho en la universidad “X” en circunstancias de
   que ello no es efectivo.

Efectos del error en la persona: Por regla general es irrelevante; pero si la consideración de la
persona ha sido la causa principal del contrato 
a) Vicia el Consentimiento y la víctima del error podrá solicitar la Nulidad Relativa del acto o
    contrato (1682 inc. 3°),
b) La persona con que erradamente se ha contratado tiene derecho a ser indemnizada de los
    perjuicios en que de buena fe haya incurrido por la nulidad del contrato 1455/2°

Prueba del error en la persona
Quien lo alega deberá probar:
   a) Haber padecido un error en la identidad de la persona o en sus cualidades personales; y
   b) Ser la consideración de dicha persona la causa principal del contrato.
        A este respecto (probatorio) cobra especial importancia la conceptualización tradicional de
        acto jurídico intuito personae, en general los actos de familia (p. ej. el matrimonio) o
        excepcionalmente determinados actos jurídicos patrimoniales (p. ej. la donación). Puesto
        que en éstos, al ser la consideración de la persona consustancial al contrato, no se
        requeriría probar que la consideración de la persona es la causa principal del contrato.


Prueba de la indemnización de los perjuicios
Quien solicita la indemnización deberá probar:
   a) Haber sufrido un perjuicio a causa de la invalidación del contrato;
   b) Encontrarse de buena fe (ignorar que la contraparte padece de error en la persona).


Algunas palabras en torno al error en la persona en el contrato de matrimonio
Se ha discutido si dadas las peculiaridades del contrato de matrimonio el error en la persona del otro
cónyuge se restringe sólo a la identidad física o, si además, abarca las cualidades de ella.
La doctrina mayoritaria estima que en la identidad de la persona también se incluyen sus cualidades
relevantes. Sin embargo, dichas cualidades se interpretan en forma restrictiva.

Así, serían cualidades irrelevantes y, por tanto, no viciarían el consentimiento:
a) La apreciación errónea del carácter o temperamento del cónyuge;
b) El hecho de ser o no profesional;
c) Su mayor o menor inteligencia o belleza física;
d) Su situación económica.

Por el contrario, serían cualidades relevantes y si viciarían el consentimiento:
a) La homosexualidad de uno de los cónyuges;
b) La honradez (mujer prostituta; hombre condenado penalmente)
c) La Enfermedad contagiosa de uno de los cónyuges, transmisible a los descendientes.


Errores Irrelevantes  Son aquellos que no vician la Voluntad y, por lo tanto, no puede
impugnarse y anularse el acto jurídico en que inciden.

El tipo más importante de error irrelevante es el error en los motivos que induce a la parte a
celebrar el acto jurídico.

Ejemplo: Compré un regalo para mi polola creyendo que era su cumpleaños y en realidad éste es
recién en 6 meses  C/V es válida y no se puede impugnar su validez.



ERROR COMÚN SOBRE LA EXISTENCIA DE UN VICIO DE NULIDAD DEL ACTO JURÍDICO.

Para que el error relevante sea capaz de viciar el Consentimiento es suficiente que una sola de las
partes lo padezca Art. 1453 y 1454 “Como si por alguna de las partes...”

Sin embargo, qué sucede si el error lo padecen todas o muchas de las partes que celebran el acto
jurídico Si las partes celebran un contrato nulo en la creencia de que no existía un vicio de Nulidad,
sino de que el contrato era plenamente válido

Ejemplo:
Las partes celebran un contrato de compraventa de un bien raíz otorgándose la escritura pública que
exige la ley ante un notario que, sin embargo, era incompetente (p. ej. no había jurado o rendido la
fianza exigida por la ley) ignorando las partes esta circunstancia.
Por la apariencia se pensó todo lo contrario.

¿ Es justo que este contrato sea anulado?

Parte de la doctrina (incluida la francesa)  Estima que el error común sobre la causa de nulidad
valida el acto o contrato en que incidió el vicio produciendo éste los efectos que le son propios, como
si fuera plenamente eficaz.
Fundamentos:
1) Histórico, pues el efecto validante del error común era aceptado por los Romanos según la
   máxima: “error communis facit ius”

2) Interés social  Existe conveniencia en fiarse de las apariencias compartidas por todos o por un
    gran número de personas.

Por lo tanto, el error que padecen todas las partes que ejecutan el acto o celebran el contrato debe
reunir ciertos requisitos doctrinarios para validar un acto nulo

1) Debe ser Común  Compartido por la generalidad, es decir, compartido por todos o la mayoría
   de las personas de la localidad en que el Acto se celebre.

2) Debe ser Excusable  Por lo tanto debe existir un justo motivo de error, es decir, debe existir
   una apariencia que justificadamente induzca a error.

3) Buena fe de quienes padecen el error

Error Común en el Código Civil chileno

En Chile el Error Común y sus efectos validantes no están reconocidos en términos expresos y
generales, es decir, el Código contiene varias disposiciones que se inspiran en él:

a) La habilidad aparente de un testigo de un testamento solemne (Art. 1013  1012), siempre
    que:
- La inhabilidad no se manifestare en el aspecto o comportación de un testigo;
- Se ignore generalmente en el lugar donde el testamento se otorga;
- La habilidad aparente del testigo debe fundarse en hechos positivos y públicos.

b) 704 N° 4, 1576, 2058 C.C.

¿Son estos Artículos una excepción a las reglas generales en materia de error y, por lo tanto,
solamente aplicables los efectos validantes del error común a los casos en que expresamente se
acepta?

Mayoría doctrina  No; Procedería siempre aplicar los efectos validantes del error común cuando
concurran los requisitos exigidos por la doctrina debiendo acogerse por los jueces en forma general,
siempre que la no validación del contrato en el cual incurre importase una injusticia manifiesta.




LA FUERZA
Concepto: “Los apremios físicos o morales que se ejercen sobre una persona, destinados a que
  preste su consentimiento para la celebración de un acto jurídico”

- Según Art. 1451 es un vicio de la Voluntad

Fundamento: La Voluntad debe manifestarse libremente.
Así, un error vicia la Voluntad  pues se opone al conocimiento
    la fuerza vicia la Voluntad pues se opone a la libertad

Clasificación de la Fuerza

1) Fuerza física o absoluta  Aquella en que existe una constricción directa y material. Consiste
   en emplear procedimientos violentos o brutales.

Ejemplo: Alguien le mueve la mano a quien firma o bien la cabeza a quien asiente.

- La fuerza física o absoluta excluye la Voluntad. Por lo tanto, no es un vicio de Consentimiento.

En el acto en que incide dicha fuerza no hay Voluntad de la víctima; existe sólo una apariencia de
Voluntad, por lo tanto, dicho acto es jurídicamente inexistente por falta de Voluntad.

2) Fuerza moral o psíquica  Es aquella que consiste en amenazas o intimidaciones con el fin de
que la víctima tome la determinación de celebrar un A. J.
E/D la víctima consiente para evitar un daño mayor.

Por lo tanto, en el Acto en que incide fuerza moral existe una manifestación de Voluntad de la
víctima S/E esta voluntad no ha sido manifestada libremente, sino impuesta por la amenaza actual
de un mal futuro.


La fuerza en el C.C. chileno 1456 y 1457
Sólo vicia la Voluntad la fuerza moral S/E ella debe reunir ciertos requisitos: (1456)

1) Grave       2) Actual         3) Injusta o ilícita   4) Determinante


1. Fuerza Grave  1456:       “Es aquella capaz de producir una impresión fuerte en una
    persona de sano juicio, tomando en cuenta su edad, sexo y condición”.

- Por lo tanto, el concepto es relativo: Depende de quien amenaza y de la persona amenazada.
- Por ello, la gravedad de la fuerza es determinada por el Juez apreciando las circunstancias de
   hecho, pues la amenaza puede producir en una persona una impresión fuerte y en otra no.

Ejemplos: Distinta es la impresión que les pueda producir a
a) Una anciana de 80 años
b) Un guardaespaldas
 c) Una mujer
 d) Un instructor de artes marciales

 RG: ->          Víctima de la fuerza debe probar:
 1) Haber sido víctima de la amenaza
 2) La Gravedad

 S/E Excepcionalmente la ley presume la gravedad de la fuerza1456/2° parte
 “... todo acto que infunde a una persona un justo temor de verse expuesta ella, su consorte o alguno
 de sus ascendientes o descendientes a un mal irreparable y grave”.

 Ejemplo: Amenaza verosímil de muerte (“mal irreparable y grave”) efectuada a:
 1) “A” (víctima de la fuerza = “verse expuesta ella”) o a su
 2) Consorte (cónyuge), ascendientes o descendientes

 ¿ Existe el vicio de fuerza si la amenaza recae sobre una persona distinta de las enumeradas en el
 Art. 1456/2° parte.

 Ejemplo: La amenaza consiste en verse expuesta a un mal irreparable y grave la polola de un joven:
 “Si no firmas mataré a tu polola”.

 La Respuesta es afirmativa: Sólo que en este caso la víctima de la fuerza (el pololo) debe probar
 que la amenaza reúne o cumple con el requisito de la gravedad (Que efectivamente le causó una
 impresión fuerte, que estaba en su sano juicio, considerando su edad, sexo y condición)

 E/D, en este caso no rige la presunción legal de gravedad de la fuerza.

 2.     Fuerza Actual E/D debe existir al momento en que se manifiesta la Voluntad o forma el
 Consentimiento.

 3.      La Fuerza debe ser injusta o ilegítima  Es aquella en que el mal con que se amenaza
 es contrario a Derecho.

 La amenaza no es injusta, por lo tanto, cuando se tiene derecho a ejercerla.

 Por eso, la amenaza de embargar los bienes del deudor o de solicitar su quiebra si es insolvente 
 No constituye fuerza.

Este requisito no es exigido expresamente por el C.C. Sin embargo, existe consenso en la doctrina
nacional y extranjera de que el apremio para viciar el Consentimiento debe ser contrario a la ley o al
Derecho.

 4.        Fuerza debe ser determinante  Es decir, la manifestación de voluntad o el
 consentimiento obtenido con la amenaza debe ser consecuencia directa e inmediata de ella, de
 modo que, sin la fuerza, la víctima no habría ejecutado el acto o celebrado el contrato para el cual se
 la forzó.
Este requerimiento se desprende del artículo 1457 C.C.  “Con el objeto de obtener el
consentimiento”


¿De quien puede provenir la fuerza?
La ley no requiere que la fuerza provenga de una de las partes para viciar el Consentimiento.
Por lo tanto, es indiferente que provenga de las partes o de un tercero  Art. 1457 C.C.


Hechos que no constituyen fuerza moral

1) El caso en que la víctima se autosugestiona con la impresión de una amenaza inexistente,
   aunque sufra temor.

2) El temor reverencial  definido en el Art. 1456 C.C.
   Es decir, es el estado de sujeción en que nos encontramos por razones de obediencia, gratitud,
   respeto, admiración o devoción frente a otros (padres, maestros, benefactores...)


Quien celebra un acto jurídico sólo para no desagradar a otra persona a quien le debe sumisión y
respeto no puede impugnarlo alegando que se ha visto forzado a prestar su Consentimiento y que el
acto jurídico, por lo tanto, se encuentra viciado.


EFECTOS DE LA FUERZA MORAL
Si reúne los requisitos de los artículos 1456 y 1457 C.C. vicia la voluntad o el consentimiento.
El acto en que incide existe pero está viciado.
La sanción para la Fuerza Moral es la Nulidad Relativa, según 1682 inc. final



LA FUERZA Y LOS ESTADOS DE PELIGRO Y NECESIDAD

Estado de peligro Es la situación objetiva que de un modo actual o inminente amenaza        la
                    vida, los bienes propios o los de un 3°. Esta situación puede ser generada
                    por.

a)   La naturaleza Naufragio, incendio
b)   La acción humana el secuestro.

Ejemplo
a) En una tormenta quien se encuentra a punto de morir ahogado dona a otro todos sus bienes para
   que le salve la vida / Pagarle a alguien para que le salve a los suyos en un incendio.
b) El secuestro No hay violencia ejercida para que la persona ejecute un acto determinado.
   ¿Quién debe vender sus bienes para pagar la cantidad exigida por los secuestradores puede
   después impugnar los contratos celebrados?

Algunas legislaciones
Admiten como causal de rescisión del contrato pactado el estado de peligro cuando hay grave
perjuicio económico para el contratante. angustiado y se trata de salvar la vida propia o ajena.

Ejemplo Código Civil italiano

Otras legislaciones incluyen en la causal, la salvación de bienes materiales o bien cuando se trata
de la salvación de bienes materiales C.C. Boliviano (1976-2 de abril)


Estado de necesidad Pecuniaria  Aquel que se produce cuando la persona en un determinado
tiempo, carece de los medios suficientes para resolver una situación que exige dinero.

No es necesario que una persona sea pobre para se encuentre en estado de necesidad
basta sólo con que carezca momentáneamente de fondos (falta de liquidez)

Pues bien, existen legislaciones como la italiana que consideran el estado de necesidad cuando:
- La persona que sufre el apremio se ve obligada a celebrar un contrato oneroso.
- La contraparte se aprovecha de ella para obtener ventajas económicas.

En este caso la ley italiana da una acción general de rescisión por lesión enorme al que sufre el
perjuicio.

Ejemplo: La urgencia de una persona en vender sus bienes por el temor de que sean confiscados o
arrebatados por leyes de persecución racista o por saqueos.


DIFERENCIAS ENTRE LA FUERZA Y EL ESTADO DE NECESIDAD

- Si bien ambas son similares, en el estado de necesidad la coacción sicológica puede originarse
  en un hecho natural o humano, en tanto que en la fuerza proviene necesariamente de un hombre.

- En el estado de necesidad el hecho que lo motiva (generador de la situación de peligro) no está
  encaminado a obtener una manifestación de Voluntad en un determinado sentido en cambio en la
  fuerza el apremio se ejerce precisamente para obtener el Consentimiento de la víctima.

- En el C.C. no existe disposición que permita rescindir el contrato que se celebró como
  consecuencia del Estado de necesidad (no es, por lo tanto, rescindible) tampoco podría
  rescindirse por lesión, salvo en los casos en que expresamente lo ha reglamentado el legislador.
EL DOLO

- “Es un vicio del consentimiento constituido por la maquinación fraudulenta destinada a que una
    persona preste su consentimiento para la ejecución de un acto o la celebración de un contrato.”

Error  La representación equivocada de la realidad se produce espontáneamente
Dolo  La representación equivocada de la realidad es inducida a consecuencia de maquinaciones
         fraudulentas.


Clasificaciones del dolo

I.      1.   Dolo Bueno
        2.   Dolo Malo

1. Dolo Bueno “Es la sagaz y astuta precaución con que cada uno suele defender sus derechos
   y evitar todo detrimento y perjuicio que le amenace por engaño de un 3ª.”
   Es un comportamiento lícito: halagos, jactancia, propaganda, insistencias, etc.
   Es el engaño menor producto de las exageraciones normales en el comercio. Es la exageración
   de las cualidades o del valor de la cosa.

2. Dolo Malo  Excede la lisonja y el mero halago constituyendo un engaño que induce a una
    manifestación de Voluntad que, sin dolo, no se habría realizado.
   Es una conducta ilícita: es un en gaño mayor.


II.    1.      Dolo Positivo
       2.      Dolo Negativo

1.     Dolo positivo  Es aquel en que el engaño se realiza a través de actos E/D consiste en un
       hecho.

2.     Dolo negativoEs aquel en que el engaño consiste en ocultar sagazmente hechos
       verdaderos E/D consiste en omisiones

Ejemplo La denominada reticencia o silencio en el caso en que una persona calla estando
obligada a hablar sea por ley, costumbre o circunstancias del caso.
- Cuando el vendedor guarda silencio sobre determinados vicios de la cosa que vende, que si
hubieren sido conocidos por el comprador no habría celebrado el contrato de compraventa.


III.   1.      Dolo Determinante, principal o inductivo
       2.      Dolo incidental
1. Dolo determinante, principal o inductivo  Es aquel que induce en forma directa a una
   persona a realizar una declaración o manifestación de Voluntad que de no mediar el dolo se
   habría abstenido de realizar.

2. Dolo incidental  Es aquel que no es determinante para la manifestación de Voluntad, pues la
   víctima de él la habría formulado de todas maneras, aunque, de no haber existido el dolo, la
   hubiera formulado en condiciones menos onerosas.


PERSONAS DE LAS CUALES PUEDE PROVENIR EL DOLO

1. Si el Acto Jurídico es unilateral.
    Por ejemplo: Se engaña a alguien para que otorgue testamento a favor de otro
    El dolo debe provenir necesariamente de una persona que no es parte en el acto

2. Si el Acto Jurídico es bilateral
   Por ejemplo: Se engaña al vendedor para que celebre una compraventa
   El dolo puede provenir de una de las partes, en este caso, del comprador. Pero también puede
   provenir de un tercero que no es parte del contrato.


EL DOLO EN EL C.C. CHILENO

Se encuentra reglamentado en 3 acepciones diferentes:

1)   Como uno de los vicios de que puede adolecer la Voluntad
2)   Como una circunstancia agravante de la responsabilidad del deudor que no cumple la
     obligación asumida Art. 1558  El deudor que dolosamente infringe su obligación responde de
     los perjuicios directos previstos e imprevistos.
3)   Como uno de los elementos que integran el supuesto de hecho del delito civil, esto es
     según Art. 2284  la intención de causar daño. En este sentido lo define genéricamente el
     artículo 44 C.C.


EL DOLO COMO VICIO DEL CONSENTIMIENTO  Arts. 1458 y 1459

Requisitos para que vicie el Consentimiento  Según Art. 1458/1°  dos requisitos copulativos

1) Ser determinante  ”cuando aparece claramente que sin él no hubieran contratado”
2) Ser obra de una de las partes  de esta exigencia se deduce que el legislador lo regula en los
   ACTO JURÍDICO bilaterales y específicamente en los contratos.

Esto no significa que la Voluntad no pueda estar también viciada en los Actos Jurídicos unilaterales
en los cuales existe una sola parte y por lo tanto el dolo debe provenir necesariamente de una
persona que no es parte
Ejemplo:
El dolo que se ejerce sobre una persona para que otorgue testamento.
El dolo proviene de un 3° beneficiario o no con la disposición testamentaria.

La Voluntad en los Actos Jurídicos unilaterales también puede estar viciada dolosamente.

Esto se deduce de diversas normas del C.C. que exigen que el dolo para viciar la Voluntad en los
ACTO JURÍDICO unilaterales sea solamente principal.

Ejemplos:
1) En el testamento art. 968 N°4
2) En la aceptación o repudiación de una herencia Arts. 1234 y 1237
3) En la renuncia de los gananciales hecha por la mujer o por sus herederos1782/2°


Por lo tanto, el dolo vicia la Voluntad en los Actos Jurídicos unilaterales cuando es principal o
determinante y en los Actos Jurídicos bilaterales cuando, además, es obra de una de las
partes.


Efectos que atribuye el C.C. al dolo

Hay que distinguir:
1. Si reúne requisitos exigidos 1458/1°  vicia la Voluntad si acto jurídico es unilateral o el
   consentimiento si el acto jurídico es bilateral.
   En los casos en que el dolo vicia el Consentimiento, no se requiere que la víctima del
   dolo haya sufrido perjuicios al ejecutar el Acto o celebrar la convención.
   Por lo tanto, la víctima puede demandar la nulidad aún cuando se haya beneficiado.

2. Si no reúne requisitos mencionados, es decir, es incidental o bien no es obra de una de las
partes en un ACTO JURÍDICO bilateral  No vicia la Voluntad o el Consentimiento,
respectivamente, por lo tanto no se afecta la validez del acto jurídico.

Sin embargo, según 1458/2° da derecho a la víctima para exigir indemnización de los perjuicios
sufridos como consecuencia del dolo ver Art. 1458/2° Hay que distinguir:

-   Autores del dolo por el total de los perjuicios causados
-   Quienes se han aprovechado de él  por el beneficio o provecho  no es necesario que
    éstos hayan tenido conocimiento de la existencia del vicio.



PRUEBA DEL DOLO

Art. 1459  quien alega haber sido víctima del dolo debe probarlo, pues la ley presume la buena fe
de los contratantes.
Excepcionalmente, la ley presume el dolo en ciertos casos:
Ejemplo 968 N°5, 1301, 2.261 C.C.


CONDONACIÓN DEL DOLO

Según Art. 1465/final el dolo no puede perdonarse anticipadamente.

La condonación del dolo futuro adolece de objeto ilícito y se sanciona con la N.A.
Art. 1465 – 10 – 1466 inc. Final C.C.

Sin embargo, nada obsta a que el dolo sea perdonado o condonado una vez que se haya cometido y
conocido por la víctima.




LA LESIÓN

Concepto: “Es el perjuicio que experimenta una persona cuando ejecuta ciertos actos jurídicos, y
que resulta de la desigualdad existente entre la ventaja obtenida y el sacrificio realizado para
obtenerla”.

En consecuencia, es un perjuicio patrimonial sufrido a consecuencia de la celebración de un acto
jurídico.

Doctrinariamente el ámbito de aplicación de la lesión se restringe a los contratos onerosos
conmutativos, que son aquellos que tienen por objeto la utilidad de ambos contratantes obligándose
ambas partes a dar, hacer o no hacer una cosa que se mira como equivalente a lo que la otra parte
debe dar o hacer a su vez.

a) Contratos onerosos Art. 1440
b) Contratos onerosos conmutativo Art. 1441
Ejemplo: Compraventa, Arrendamiento.

Por lo tanto, no tiene aplicación ni en los contratos gratuitos (tienen por objeto la utilidad de sólo
una de las partes sufriendo la otra un gravamen), ni en los aleatorios (en los que existe una
contingencia incierta de ganancia o pérdida de la cual dependerá, en definitiva, que la prestación de
una parte sea más o menos gravosa).

En tanto que en los contratos onerosos conmutativos  está constituida por la desigualdad entre las
prestaciones recíprocas de las partes, de modo tal que una recibe más y otra menos de lo que da.
NATURALEZA JURÍDICA DE LESIÓN Es discutida en doctrina, sustentándose tres criterios:

1.      Criterio Subjetivo  estiman que la lesión es un vicio del Consentimiento

Existen 2 tendencias:
A)  Es un vicio del Consentimiento propio y específico distinto del error, fuerza o del dolo
causado por la imperiosa necesidad de dinero, lo que atenta contra la libertad de decisión de la parte
que se obliga a dar más de lo que recibe.
En consecuencia, impide que el Consentimiento se forme libre y espontáneamente.

B)  No es vicio del Consentimiento propio, sino asimilable al Error, Fuerza o Dolo E/D la
lesión vicia el Consentimiento, pues la desigualdad de las prestaciones recíprocas de las partes en
un contrato oneroso conmutativo se deriva de que el lesionado ha padecido de error, fuerza o dolo.

Críticas:
En Contra de A) Parece exorbitante y consecuentemente antijurídico que cualquier contratante
pudiera pedir la nulidad de un contrato desfavorable a sus intereses solamente por haber consentido
en él por la imperiosa necesidad de dinero.
Por tanto:
 Atenta contra la seguridad y estabilidad de las relaciones jurídicas
 Su fundamento es irreal, pues si bien la necesidad de dinero obliga a contratar en condiciones
desfavorables, no por ello se ha dejado de tener la Voluntad de hacerlo.

En Contra de B) Si es asimilable al error, fuerza o dolo no se ve, por lo tanto, razón para
considerarla vicio del Consentimiento, pues la víctima podrá anular el contrato excesivamente
oneroso comprobando la existencia de error, fuerza o dolo.


2.       Criterio Objetivo  Sus partidarios estiman que la lesión debe apreciarse en forma
objetiva, pues no guarda relación con el Consentimiento de las partes.

Por lo tanto, al igual que en Francia la lesión opera cuando el contrato celebrado revela una
desigualdad de las prestaciones de las partes que supera los márgenes permitidos por el legislador,
sin consideración alguna de las razones subjetivas que hayan producido dicha desigualdad.

Esto no obsta a que si el contratante lesionado a su vez ha padecido de error, fuerza o dolo pueda
impugnar la validez del acto por esta vía (tendría 2 caminos)

3.       Criterio Mixto  Coincide con el criterio objetivo, pues para que el contrato celebrado sea
impugnable por lesión debe existir una desigualdad desproporcionada entre las prestaciones
recíprocas de las partes de un contrato oneroso conmutativo, pero, además, exigen otro requisito 
la desproporción debe ser consecuencia de la “necesidad, miseria, ligereza o inexperiencia” de la
víctima. §138 BGB y art. 21 del Código Federal Suizo de las Obligaciones.


LA LESIÓN EN EL CÓDIGO CIVIL CHILENO
El Art. 1451 C.C. no menciona la lesión entre los vicios del Consentimiento, lo que sí hacía el
proyecto de 1853.

En Chile, por lo tanto, la lesión no constituye una causal genérica de rescisión de los contratos
onerosos conmutativos en los cuales incide.

En nuestro C.C. aparece reglamentado con un criterio estrictamente objetivo y sólo para
determinados Actos Jurídicos en los cuales existe un daño patrimonial considerado excesivo por el
legislador.

Estos son:

1.     Contrato de C/V de Bienes Raíces  Arts. 18891891
       La ley no pretende que las prestaciones de las partes originadas en un contrato de
compraventa sean equivalentes y sólo interviene cuando la desproporción entre las prestaciones
de ambas supera los límites que él considera aceptables. (Art. 1441“se mira como equivalente”)

Artículo 1889
El vendedor sufre lesión enorme -> cuando el precio que recibe es inferior a la mitad del justo
precio de la cosa que vende.

Ejemplo 1 :
A vende a B una casa en = 100.000 pesos.
El justo precio al tiempo de celebración del contrato = 400.000 pesos.
A (vendedor) sufre lesión enorme

Precio Recibido = 100.000.-
Mitad Precio           = 200.000.-
Justo precio           = 400.000.-

A sólo debe acreditar que el precio que recibe es inferior a la mitad del justo precio de la cosa que
vende para que el juez declare la rescisión del contrato aún cuando hubiera consentido libre y
espontáneamente y a sabiendas de la desproporción.

El comprador sufre lesión enorme -> cuando el justo precio de la cosa que compra es inferior a la
mitad del precio que paga por ella.

Ejemplo 2 :
A vende a B una casa en = 100.000 pesos.
El justo precio al tiempo de celebración del contrato = 40.000 pesos.
B sufre lesión enorme

Precio Pagado = 100.000.-
Mitad Precio = 50.000.-
Justo precio = 40.000.-
B sólo debe acreditar que el justo precio de la cosa que compra es inferior a la mitad del precio que
paga por ella para que el juez declare la rescisión del contrato aún cuando hubiera consentido libre y
espontáneamente y a sabiendas de la desproporción.

Efectos  Art. 1890 C.C
- Consentir en la rescisión o
- Restituir la proporcionalidad entre las prestaciones al límite que el legislador considera
   aceptable, esto es:

Para comprador contra quien se pronuncia la rescisión  Completar el justo precio con
deducción de una décima parte

Para vendedor contra quien se pronuncia la rescisión  Restituir el exceso del precio recibido
sobre el justo precio aumentado en una décima parte.

Ejemplo 1: La rescisión se pronuncia contra comprador
El vendedor sufre lesión enorme -> cuando el precio que recibe es inferior a la mitad del justo
precio de la cosa que vende.

- Si B compró la casa de A en = 100.000
- Justo precio                = 400.000

Por lo tanto, el comprador contra quien se pronuncia la rescisión B puede consentir en la Nulidad de
la Venta o entregar 260.000 al vendedor A (Completar el justo precio con deducción de una décima
parte)
                  400.000
         (-)      100.000
                  300.000 Completar el justo precio con deducción de una décima parte
         (- )      40.000 (10 % de 400.000)
                  260.000

Ejemplo 2: La rescisión se pronuncia contra el vendedor
El comprador sufre lesión enorme -> cuando el justo precio de la cosa que compra es inferior a la
mitad del precio que paga por ella.

- Si A vendió a B en            = 100.000
- Justo precio                         = 40.000

Por lo tanto, el vendedor contra quien se pronuncia la rescisión A puede consentir en la Nulidad de la
Venta o restituir 56.000 al comprador B (Restituir el exceso del precio recibido sobre el justo precio
aumentado décima parte)

Justo precio: = 40.000 + 4.000 ( = 10% )
                 44.000 (justo precio aumentado décima parte)

         100.000
        - 44.000
           56.000 (exceso del precio recibido sobre el justo precio aumentado décima parte)

Por lo tanto, A puede consentir en rescisión o restituir el exceso del precio recibido sobre el justo
precio aumentado en una décima parte (56.000)


IMPORTANTE: Art. 1891 No hay acción rescisoria por lesión enorme:
- en la venta de bienes muebles, ni
- en las ventas hechas por el ministerio de la justicia (ventas forzadas).


2.      Lesión enorme en la Permuta de Bienes Raíces.  Art. 1900

A y B permutan un Bien Raíz
A entrega un inmueble cuyo valor era 400.000. Es considerado vendedor de él.
B entrega un inmueble cuyo valor era de 100.000. Es considerado vendedor de él.

El justo precio se determina sobre la base del precio que paga por lo que recibe a cambio.

Por lo tanto A vendió en 100.000 un inmueble cuyo justo precio era de 400.000
Esto significa que A sufre lesión enorme, pues el precio que recibe es inferior a la mitad del justo
precio de la cosa que vende (Art. 1890 C.C.).

Por tanto, se producen los efectos previstos en el art. 1890 C.C.
Entonces en el ejemplo propuesto B puede:
- Consentir en la rescisión o
- Completar el justo precio con deducción de una décima parte


3.     Lesión en la aceptación de una Herencia  Art. 1234
- Es un caso de lesión en un ACTO JURÍDICO unilateral (Víctor Vial)
- Es un caso de Error constituido por una ignorancia no imputable a quien acepta la Herencia y,
   por lo tanto, ésta puede rescindirse (Alessandri). No sería lesión en un sentido técnico.

 Ejemplo: Heredero acepta la herencia en la creencia de que ésta valía 100.000.000.- Sin embargo,
desconocía que el causante había efectuado legados por un monto de 90.000.000.- a través de otras
disposiciones testamentarias cuya existencia ignoraba.


4.      Lesión en la Partición de bienes  Art. 1348
Ejemplo: La cuota de un comunero equivale a 100.000 y en la partición se le adjudican bienes por
un valor total de 40.000.


5. Lesión en la cláusula penal enorme
Concepto doctrinario:
“Es una evaluación anticipada que hacen las partes de los perjuicios que deriven del incumplimiento
o del retardo en el cumplimiento de una obligación”.

Definición legal (Art. 1535 C.C)
Es aquella en que una persona, para asegurar el cumplimiento de una obligación, se sujeta a una
pena, que consiste en dar o hacer algo en caso de no ejecutar o de retardar la obligación principal.
- Reglamentación legal de la cláusula penal Art. 1535 y siguientes C.C.

La cláusula penal es enorme cuando es excesiva o desmesurada de modo que deja de tener un
carácter indemnizatorio para convertirse en una fuente de lucro ilícita para el acreedor.

El Art. 1544 Distingue 3 tipos cláusulas penales enormes:

a) 1544/1°: “Cuando por el pacto principal una de las partes se obligó a pagar una cantidad
   determinada, como equivalente a lo que por la otra parte debe prestarse, y la pena consiste,
   asimismo en el pago de una cantidad determinada, podrá pedirse que se rebaje de la segunda
   todo lo que exceda al duplo de la primera, incluyéndose ésta en él”.
1544/1°:  ejemplo: contrato de compraventa
- A se obliga a entregar a B una cosa el 1° de enero
- B se obliga a pagar a A, 100.000.000 de pesos
- Se conviene que Si A no cumple su obligación deberá pagar a B una pena ascendente a
   150.000.000 de pesos. Por tanto, se conviene una pena de 150.000.000

Esta cláusula penal es enorme porque:
A se obliga a pagar por concepto de pena y de obligación principal en conjunto una cantidad que
excede el doble de su obligación principal.

En otras palabras:
La cláusula penal es enorme Porque el vendedor se ha obligado a pagar por concepto de pena y
sin incluir a la obligación principal, más del monto de la obligación principal.

Pacto principal: $100.000.000
Pena por incumplimiento de A: 150.000.000
Pena + obligación principal = 250.000.000

Sanción 1544 parte final: Podrá pedirse que se rebaje de la segunda (de la pena) todo lo que
exceda al duplo de la primera (obligación principal), incluyéndose ésta en él.
Duplo de la obligación principal: 200.000.000
Pena + obligación principal = 250.000.000
250.000.000 – 200.000.000 = 50.000.000

Por lo tanto, A podrá pedir rebaja de 50.000.000
En consecuencia, la cláusula penal enorme no se sanciona con la nulidad.

b) 2° Caso 1544/2°  Lesión en el Mutuo con intereses EXCESIVOS
En el contrato de Mutuo la cláusula penal es enorme cuando excede el máximo interés que es
permitido estipular

Este corresponde al llamado “interés convencional máximo” = Interés corriente aumentado en un
50% (Art. 6/4° Ley 18.010).

- Interés corriente def. Art. 6/1° Ley 18.010.

Sanción por la estipulación de una cláusula penal enorme en el contrato de mutuo  HQD:

b1.      Si Mutuo de cosas fungibles que no sean dineros
Definición: Art. 2196 Art. 2206 = el interés penal se rebaja el interés estipulado al interés máximo
convencional (1544/3°) (Una interpretación)
Mi interpretación: se rebaja el interés estipulado al corriente.

b2.     Si Mutuo de Dinero  Art. 6/ inc. final. = se rebaja el interés estipulado al corriente (Art. 8
Ley 18.010)

Por lo tanto, la estipulación de intereses excesivos no es nula, sino que éste se rebaja al límite
permitido
por el legislador (1544/3°) a) Interés máximo convencional
                            b) Interés corriente

c) 3° Caso Cláusula penal en las obligaciones de valor inapreciable o indeterminado
        Art. 1544/2° y final  Quedará a prudencia del juez determinar si la cláusula penal es
enorme, pudiendo reducirla a lo que estime conveniente.

6) Lesión en la Anticresis
- Def. art. 2435
- Sanción art. 2443

EFECTOS de la lesión  No son uniformes

a) A veces produce rescisión o N.R. del ACTO JURÍDICO en que incide:
        - Aceptación de una Herencia
        - Partición

b) Otras veces produce N.R.o Restitución del equilibrio entre los prestaciones de las partes
considerado lícito por el legislador
        - Permuta
        - C/V de Bienes Raíces

c) Otros casos  No afecta la validez del ACTO JURÍDICO en que incide, sino produce una rebaja
de la prestación al límite aceptado por la ley.

        - Cláusula penal enorme
        - Mutuo
        - Anticresis




EL OBJETO


Generalidades.-

         Todo acto jurídico debe tener un objeto. Este es un requisito de existencia de todo acto
jurídico, cualquiera que sea su tipo.

        La conceptualización del objeto del acto o del contrato es controvertida en la doctrina.

        Algunos autores lo identifican con el contenido del acto jurídico, es decir, con los derechos
subjetivos que el acto jurídico crea, modifica o extingue.

        Para otros autores, el objeto del acto jurídico no es sino el objeto sobre que recae la
prestación de una obligación, es decir, una cosa, material o inmaterial, o una conducta, es decir,
un servicio, un hecho o una abstención.

Nuestro Código sigue esta corriente; trata el objeto del acto o contrato como un elemento del acto o
contrato y lo identifica con el objeto de la prestación.

Dice:
Art. 1.460  “Toda declaración de voluntad debe tener por objeto una o más cosas (tomada la
palabra “cosa” en el amplio sentido de un ente, un algo) que se trata de dar, hacer o no
hacer. El mero uso de la cosa o su tenencia puede ser objeto de la declaración”.

Art. 1.445, N° 3°  Y ya antes había dicho que “para que una persona se obligue a otra por un
acto o declaración de voluntad es necesario, entre otros requisitos, que recaiga sobre un
objeto lícito


REQUISITOS QUE DEBE REUNIR DEL OBJETO

Hay que distinguir:

I.- El objeto que recae sobre cosas materiales.-

El objeto que recae sobre cosa material, debe ser real, comerciable y determinado.
         1) Real, esto es, existir en la naturaleza actualmente o esperarse que exista en el
 futuro. Así se deduce del artículo 1.461/1º, que dispone “No sólo las cosas que existen pueden ser
 objeto de una declaración de voluntad, sino las que se espera que existan”.

 En otras palabras, el objeto es real cuando recae sobre cosas presentes o futuras.

         Puede, pues, también ser objeto del acto una cosa que no existe, pero que se espera que
 exista. A este respecto hay que distinguir dos situaciones:

 a)             Si la cosa existe pero perece antes del contrato, no hay obligaciones, porque no
            tiene objeto. Por eso dice el artículo 1.814: “La venta de una cosa que al tiempo del
            contrato se supone existente y no existe, no produce efecto alguno”, y
 b)             Si la cosa no existe al tiempo del contrato, pero se espera que exista, el contrato
            es válido, y de conformidad al artículo 1813 puede revestir dos formas dependiendo si se
            vende la suerte o la cosa futura misma.

            (1)    Si se vende una cosa futura, esto es, cuando se vende una cosa que no existe,
            pero que se espera que exista, el contrato de compraventa es condicional. Se reputa
            celebrado bajo la condición suspensiva de que la cosa llegue a existir.

Así, cuando una cooperativa agrícola vende a una industrial el trigo que coseche en sus campos a
tanto el quintal, celebra un contrato condicional, sujeto a la condición de que coseche el trigo, de
manera que si nada cosecha, la venta se reputa como no efectuada, por haber fallado la condición.

            (2)     Por el contrario, si lo que se vende no es una cosa futura sino la suerte o la
            contingencia de que una cosa llegue a existir, el contrato es puro y simple.

            Así, si una empresa pesquera vende toda su pesca por un precio alzado, la venta es pura y
            simple, y el comprador hará un gran negocio si la pesca resulta abundante, o hará un
            negocio ruinoso si la pesca es pobre.

            En caso de dudas acerca de si la venta es de cosa futura o de la suerte, se entiende que es
            de cosa futura (artículo 1.813).


 2) Comerciable.- (artículo 1.461) “...pero es menester que las unas y las otras sean
       comerciables....”

          Cosas comerciables son aquellas susceptibles de dominio o posesión por los particulares2.
          A contrario sensu, una cosa incomerciable no es susceptible de dominio o posesión por los
 particulares.
          En otras palabras, se encuentra excluida del comercio humano por su naturaleza o su
 destinación.

            Tienen la calidad de cosas incomerciables por su naturaleza, aquellas que no son

 2
     Cfr. Vial del Río, Víctor: obra citada, pág. 160.
susceptibles de dominio o posesión por los particulares, puesto que, como su nombre lo
indica, la propia naturaleza las ha hecho comunes a todos los hombres. Así acontece, por
ejemplo, con la alta mar.
         En atención a lo expuesto, no son susceptibles de apropiación por parte de persona
natural o jurídica alguna (art. 585 C.C.).

        Frente a ellas, sin embargo, encontramos las cosas incomerciables por su
destinación.

        Cosas incomerciables por destinación son aquellas que, mientras conserven el destino que
se les ha conferido, no son susceptibles de dominio o posesión por los particulares, como sucede,
por ejemplo, con los bienes nacionales de uso público.

De conformidad al artículo 589 C.C., “Se llaman bienes nacionales aquellos cuyo dominio pertenece
a la nación toda”. Acto seguido agrega el inciso segundo que, “Si además su uso pertenece a todos
los habitantes de la nación, como el de las calles, plazas, puentes y caminos, el mar adyacente y sus
playas, se llaman bienes nacionales de uso público o bienes públicos”.

        Las cosas incomerciables por destinación quedan fuera del comercio humano – no
por su propia naturaleza – sino por el destino que se les ha atribuido.

       De ahí que la incomerciabilidad de las primeras (por naturaleza) es absoluta en tanto que la
de las segundas (destinación) es sólo relativa3, pues su uso exclusivo puede entregarse, en
determinadas circunstancias, a ciertos particulares. Así, los bienes de uso público, como las playas,
pueden darse en concesión a particulares por la autoridad pública.


        3) Determinado.- (artículo 1.461, inciso 1° parte final)  La cosa sobre que versa el
objeto debe ser determinada, a lo menos, en cuanto a su género.

           La cosa puede determinarse en género o en especie.

        Género es la clase que tiene mayor extensión; se halla, pues extensivamente encima de la
especie.

       La determinación es genérica cuando se indica indeterminadamente un individuo de un
género determinado.

           Ejemplo: 1 vaca, 1 camión.

        La determinación es específica cuando se singulariza determinadamente un individuo de un
género también determinado.

           Ejemplo: 1 camión Mercedes Benz, motor Nº XXXX.


3
    La distinción ha de agradecérsele al Prof. Avelino León.
        Basta que la determinación se dé en cuanto al género. Sin embargo, el género debe
estar limitado.
        Si se admitiera la determinación en cuanto a un género ilimitado, no podría decirse que hay
una declaración seria de voluntad. Así, si sólo se dice que se debe un animal “sin establecerse si es
asno, caballo o buey, podría entregarse cualquier animal, incluso una mosca”.
        Cuando la cosa se ha determinado sólo genéricamente, se requiere indicar, además, la
cantidad. La determinación genérica debe ir acompañada, en consecuencia, de una fijación
cuantitativa; lo contrario también significaría la inexistencia de una declaración seria de voluntad.

       Pero la cantidad puede ser incierta, con tal que el acto o contrato fije reglas o
contenga datos que sirvan para determinarla (artículo 1.461, inciso 2°).

        Por lo tanto, el objeto puede ser determinable, esto es, susceptible de una
determinación posterior. Así lo permite la ley, al referirse a la cantidad en el precepto recién
citado. Los elementos para efectuar la determinación deben hallarse en el mismo acto o contrato,
según se desprende de la letra de la disposición: “la cantidad puede ser incierta con tal que el acto o
contrato fije reglas o contenga datos que sirvan para determinarla”.

       Si el objeto no está determinado en la forma exigida por la ley, no hay objeto ni
obligación.

II.- Requisitos del objeto que recae sobre un hecho.- La prestación de una obligación puede
consistir en que el deudor ejecute algo o en que no ejecute algo. En ambos casos el objeto de la
obligación, y por ende del acto, consiste en un hecho: positivo en uno, negativo en otro.

Pero, de cualquiera clase que sea, el hecho para poder ser objeto de una obligación debe reunir
ciertos requisitos:

1) Debe ser determinado, es decir, el deber de ejecución o la abstención debe estar de tal modo
   definida, que el deudor sepa a qué se obliga y el acreedor sepa qué es lo que puede exigir.

    De lo contrario, no habría declaración seria de voluntad.

2) Debe ser físicamente posible.

    Es físicamente imposible  el que es contrario a la naturaleza (Art. 1.461, inciso 3°).

    Pero para que se estime que hay imposibilidad física, debe ser ésta absoluta, es decir, el hecho
a que se refiere debe ser irrealizable por todos, por cualquiera persona.

    Si la imposibilidad es sólo relativa, o sea, si el hecho sólo es irrealizable para cierto individuo
y no para otros, no hay imposibilidad y el acto y la obligación existen, porque el objeto también
existe.

   Si el deudor no puede realizar el hecho a que se obligó, debe efectuar las prestaciones que
reemplacen a la que no puede realizar.
    Sin embargo, no ocurre lo mismo si el hecho es absolutamente imposible, pues en tal caso no
hay obligación alguna. Ya lo dice el adagio: “a lo imposible, nadie está obligado”.

    “La imposibilidad absoluta puede ser perpetua o simplemente temporal.
    - Si es perpetua, quita irremisiblemente a la prestación toda aptitud jurídica para constituir
        objeto de obligación contractual.
    - Si es temporal, produce este efecto solamente cuando la obligación deba cumplirse en
        seguida, no cuando esté concebida de manera que deba cumplirse cuando y donde la
        prestación pactada se haga posible”. (Claro Solar)

    La imposibilidad es un concepto variable, pues lo que no es posible hoy, puede serlo
mañana; lo que no es posible aquí puede serlo allá. Piénsese en los viajes a la luna, considerados
imposibles ayer y hoy plenamente reales; en cierto cultivo agrícola imposible en algunos países por
razón de clima y perfectamente natural en otros.

        3) Finalmente, el objeto debe ser moralmente posible  Es moralmente imposible el
prohibido por las leyes, o contrario a las buenas costumbres o al orden público (artículo 1.461, parte
final).


EL OBJETO ILÍCITO

El Objeto es un Requisito de Eficacia del A.J.  Para que el Acto Exista  debe tener objeto, si
no contiene objeto el Acto Jurídico es inexistente o N.A.

Sin embargo, para que el A.J. sea válido  Su objeto debe ser lícito

El C.C. no define el objeto ilícito ni el lícito

Según Claro Solar,  Objeto lícito es el que se conforma con la ley, que por eso lo protege y
ampara.

A contrario sensu  Objeto lícito es aquel que infringe la ley o contraviene el orden público o las
buenas costumbres.

Casos de objeto ilícito contemplados en el C.C.

              1) Art. 1462  Actos que contravienen el Derecho público chileno
              2) Art. 1463  Pactos sobre sucesiones futuras
              3) Enajenación de las cosas enumeradas en el Art. 1464
              4) Actos contrarios a la ley, a la moral, al orden público o a las buenas costumbres


1) ART. 1462 ACTOS QUE CONTRAVIENEN EL DERECHO PÚBLICO CHILENO
              Derecho público  Conjunto de normas que rigen la organización y la actividad del Estado y de los
                                 demás entes políticos menores o bien rigen las relaciones entre los
                                 particulares y éstos cuando actúan en su carácter de poder soberano.

              Ejemplo: Estipulación en un contrato de una cláusula por lo cual se desconocen las normas de
                        competencia y jurisdicción establecidos en el C.O.T.


              2) ART. 1463/1° PACTOS SOBRE SUCESIONES FUTURAS

              a.- El Derecho de suceder por causa de muerte a una persona viva no puede ser objeto de un
                  contrato gratuito u oneroso.

              Ejemplo: A celebra un contrato con B en virtud del cual A se compromete a transferir a B su casa y
                        B se compromete a ceder a “A” los derechos que le corresponden en la sucesión de su
                        padre.

              Fundamento:
              + Es Inmoral, pues se especula con la muerte de una persona.
+ Es Peligroso, pues su aceptación podría mover a las personas a precipitar la muerte de otras.

              b) Art. 1463/2° C.C.  Hay que distinguir entre:

              b1) Las convenciones relativas a las legítimas y las relativas a las mejoras.
              b2) El pacto de no disponer de la cuarta de mejoras otorgado por escritura pública en el caso
              del Art. 1204 C.C.


              b1) Las convenciones relativas a las legítimas y las relativas a las mejoras.
              No es válida ninguna convención entre la persona que debe una legítima y el legitimario que tenga
              por objeto a la legítima misma (1181 y 1182).

              Art. 1181 C.C.: Legítima es aquella cuota de los bienes de un difunto que la ley asigna a ciertas
              personas llamadas legitimarios.
              Los legitimarios son por consiguiente herederos.

              Art. 1182 C.C.: Son legitimarios:
              1º Los hijos, personalmente o representados por su descendencia;
              2º Los ascendientes, y
              3º El cónyuge sobreviviente.


              b2) El pacto de no disponer de la cuarta de mejoras otorgado por escritura pública en el caso
              del Art. 1204 C.C.

              Excepcionalmente se permite solamente una convención: El pacto de no disponer de la cuarta
              de mejoras otorgado por escritura pública en el caso del Art. 1204
El art. 1184 C.C. dispone que son asignatarios de cuarta de mejoras:
a) los descendientes;
b) los ascendientes;
c) el cónyuge.

Requisitos Art. 1204 C.C.:
   a) El pacto es solemne y debe constar necesariamente por escritura pública;
   b) La estipulación deberá precisamente consistir en no disponer de la cuarta de mejoras,
        esto es, dejar los bienes entregados a la distribución que hace la ley.
        Cualquier otra disposición no es válida, según dispone el art. 1204, inc. 2°:
        "Cualesquiera otras estipulaciones sobre la sucesión futura, entre un legitimario y el
        que le debe la legítima, serán nulas y de ningún valor";
   c) El pacto debe celebrarse entre el causante, por un lado, y por el otro, con el cónyuge o
        alguno de sus descendientes o ascendientes, que tenga el carácter de legitimario al
        tiempo de celebrarse el convenio, y
   d) Violada la promesa, el favorecido con ésta tendrá derecho a que los asignatarios de
        esa cuarta le enteren lo que le habría valido el cumplimiento de la promesa, a prorrata
        de lo que su infracción les aprovechare.

Ejemplo
El causante tenía tres hijos, a saber, A, B y C.
Prometió a A no disponer de la cuarta de mejoras en los términos del artículo 1204 C.C.
Sin embargo, dispuso de ella totalmente en favor de B.
Entonces, A tiene derecho para demandar de B el tercio de la referida cuarta.
Por ejemplo:
Acervo líquido o imaginario             $ 120.000
Mitad legitimaria                              $ 60.000
Cuarta de mejoras                              $ 30.000
Cuarta de libre disposición                    $ 30.000
A tiene derecho a demandar de B lo que le habría correspondido si el causante no hubiera
dispuesto de la cuarta de mejoras, o sea, la cantidad de $ 10.000.


c) Son válidas las convenciones que tengan por objeto derechos sucesorios ya existentes,
   pues el causante ya ha muerto.  1909 ss (reglamenta esta materia)



3) ENAJENACIÓN DE LAS COSAS ENUMERADAS EN EL ART. 1464 C.C.

Precisiones previas:

a.- Sentido de la palabra enajenación
       - Sentido amplio  designa la transferencia del dominio o la constitución de cualquier otro
derecho real como sería una servidumbre, un usufructo o una hipoteca.

          - Sentido restringido  designa exclusivamente a la transferencia del Derecho real de
dominio

¿Qué sentido debe dársele al término enajenación en el artículo 1464?

Doctrina minoritaria Sentido restringido, pues en numerosas disposiciones el C.C. utiliza junto al
término enajenar, el término gravar para la constitución de un derecho real Ejemplo: 393, 2415
C.C.

Sin embargo, la doctrina mayoritaria Sentido amplio, que comprende la transferencia del
dominio, así como la constitución de cualquier otro derecho real sobre las cosas que enumera el Art.
1464.

b.- Venta de las cosas enumeradas en el artículo 1464 C.C.

- De conformidad a la definición del contrato de compraventa contenida en el artículo 1793 C.C. 
la compraventa, como todo contrato, genera derechos y obligaciones, pero no transfiere el dominio.

- En consecuencia, por la venta no se enajena una cosa (ésta corresponde sólo al título pero no al
modo de adquirir el dominio de la cosa vendida)

- Por tanto, la venta de las cosas enumeradas en el artículo 1464 C.C. sería válida.

SIN EMBARGO, de acuerdo al artículo 1810 C.C.  No pueden venderse las cosas corporales e
incorporales cuya enajenación esté prohibida por la ley.

¿Qué sucede, entonces, si se venden las cosas enumeradas en el artículo 1464 C.C.?

La venta de cosas cuya enajenación esté prohibida por la ley es Nula (adolece de objeto ilícito 1466
parte final)

El artículo 1810 C.C. es una norma prohibitiva, pues obliga a observar un determinado
comportamiento negativo, esto es, una abstención u omisión – no vender cosas cuya enajenación
está prohibida – que no puede sustituirse por ningún comportamiento positivo.

Al imponer un deber de abstención (de no hacer) en términos absolutos, sin admitir excepciones, el
artículo 1810 es típicamente una norma prohibitiva.

Lo que caracteriza a este tipo de disposiciones (prohibitivas) no es su tenor literal, sino la
imposibilidad de sustituir por otro el comportamiento cuya abstención se ordena. A mayor
abundamiento, no es la forma gramatical positiva o negativa la que imprime el carácter imperativo o
prohibitivo a una ley, sino la posibilidad de realizar algún comportamiento positivo que la ley
reconozca o niegue.
Entonces, no es una norma prohibitiva, por ejemplo, el artículo 2144 C.C., pues si bien
expresamente dispone que “No podrá el mandatario por sí ni por interpuesta persona, comprar las
cosas que el mandante le ha ordenado vender, ni vender de lo suyo al mandante lo que éste le ha
ordenado comprar”, a continuación agrega, “si no fuere con aprobación expresa del mandante”.
Como se aprecia de la lectura de la disposición, ésta reconoce una excepción al imperativo
negativo, cual es, la autorización expresa del mandante en virtud de la cual éste si puede realizar
las conductas que se habían sancionado previamente (comprar o vender respectivamente).

En consecuencia, al celebrarse un contrato de compraventa que tiene por objeto una cosa cuya
enajenación está prohibida en términos absolutos, se está infringiendo el artículo 1810 C.C. Así
sucede, por ejemplo, al venderse una cosa incomerciable (artículo 1464 N° 1 C.C.)

La sanción por la infracción de una norma prohibitiva es la nulidad absoluta, de acuerdo a los
artículos 10, 1466 parte final y 1682 C.C., según pasa a explicarse:

De conformidad al artículo 10 C.C.: “Los actos que prohíbe la ley son nulos y de ningún valor; salvo
en cuanto designe expresamente otro efecto que el de nulidad para el caso de contravención”.

Ni la norma citada ni otro precepto legal designa expresamente otro efecto que el de nulidad para el
caso de contravención. En consecuencia, dicha compraventa es nula y de ningún valor en los
términos del artículo 10 C.C.

No sucede lo mismo, por ejemplo, al infringirse el artículo 769 C.C., que prohíbe constituir dos o
más usufructos sucesivos o alternativos. Ésta también es una norma prohibitiva, pues el deber de
no hacer no admite excepciones (es absoluto). Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con el
artículo 1810 C.C., la sanción por la infracción del artículo 769 C.C. no es la nulidad absoluta, pues
el propio inciso segundo del artículo referido designa una sanción diferente, a saber, los
usufructuarios posteriores se considerarán como substitutos, para el caso de faltar los anteriores
antes de deferirse (concederse) el primer usufructo.
Otro ejemplo se encuentra en el artículo 745 C.C. que prohíbe constituir dos o más fideicomisos
sucesivos.

El referido artículo 10 C.C., sin embargo, no permite inferir, por sí solo, que la sanción de nulidad a
que hay lugar en la especie, sea la absoluta. Para llegar a tal conclusión es menester aplicar el
artículo 1466 C.C., parte final, ya que de conformidad a dicha disposición, “Hay objeto ilícito en ...; y
generalmente en todo contrato prohibido por las leyes”.

En consecuencia, la celebración de un contrato prohibido por la ley, por ejemplo una compraventa
cuyo objeto es una cosa incomerciable, adolece de objeto ilícito.

Por su parte, el artículo 1682 C.C. dispone que “La nulidad producida por un objeto o causa ilícita
......., son nulidades absolutas”.

En consecuencia, la venta de cosas cuya enajenación esté prohibida por la ley es Nula
Absolutamente, adolece de objeto ilícito.
Precisión  La venta de las cosas que enumera el Art. 1464 es nula (1466/fines  1682) sólo en
             sus dos primeros numerales; pues un acto es prohibido por la ley, cuando no se
             puede realizar bajo ningún respecto, en forma alguna o en ninguna circunstancia.
             Por lo tanto, el Art. 1464 es prohibitivo sólo en los N° 1 y 2

               Sin embargo, el Art. 1464 no es prohibitivo en los N° 3 y 4, pues la venta de las cosas
               allí enumeradas es válida en determinadas circunstancias, por lo tanto, el Art. 1464 en
               sus N° 3 y 4 no es realmente una norma prohibitiva. Así, la venta de ellas sería válida

El impedimento puede ser transitorio, es decir, puede cesar alzada la prohibición de enajenar


c.- Adjudicación de las cosas enumeradas en el 3 y 4 del artículo 1464 C.C.

   Adjudicación  “Es la singularización de un derecho que se tiene en común con otra persona
       sobre una cosa”

        Adjudicación  Comunidad

No es una enajenación, pues de numerosas disposiciones del C.C. se deduce que ella es
simplemente declarativa y no traslaticia de dominio (718,1344,2417).

Por lo tanto, la Adjudicación de una cosa embargada judicialmente o de una especie cuya propiedad
se litiga no adolece de objeto ilícito.


ESTUDIO PT DE LOS CASOS ENUMERADOS POR EL ART. 1464

1° Enajenación de las cosas que no están el comercio humano

Concepto: Son aquellas que no son susceptibles de dominio o de posesión por los particulares.

Ejemplos:
   - Art. 585:Cosas Comunes a todos los hombres: Alta Mar, el Aire
   - Art. 589: Bienes Nacionales de uso Público: calles y plaza

Remitirse a los señalado al estudiar los requisitos del objeto

Según Claro Solar  1461 C.C. está en contradicción con el artículo 1464 C.C., pues si el objeto de
la declaración de voluntad recae sobre una cosa incomerciable el acto jurídico carece de objeto (no
se que su objeto sea ilícito); es, en consecuencia, inexistente y no nulo absolutamente.
Existe una confusión de ideas en el Código Civil producto de que éste no distingue entre requisitos
de existencia y de validez del acto jurídico.
Velasco  No hay contradicción, sino repetición, pues el Art. 1461 establece como requisito del
objeto de un acto jurídico la comerciabilidad de la cosa EXISTENTE o cuya EXISTENCIA se espera

Importancia para quienes opinan que la inexistencia tiene cabida en el C.C.

Solución a nuestro ejemplo planteado, a saber, sanción al contrato de compraventa de una
cosa incomerciable.

        Sin desconocer que la letra del Código permite concluir que la sanción aplicable a la
compraventa de una cosa incomerciable es la nulidad absoluta (contradicción entre el artículo 1461 y
el 1464 Nº1~1810 C.C.), estimamos que el acto jurídico que tiene por objeto una cosa incomerciable
es inconcebible desde un punto de vista jurídico, en otras palabras, es jurídicamente inexistente.

        A dicha conclusión se arriba por las siguientes razones:

    a) Estimar que un contrato de compraventa que ha tenido por objeto una cosa incomerciable
       adolece de objeto ilícito, significa aceptar que dicho contrato ha nacido a la vida del derecho
       y que, por lo mismo, ha generado obligaciones para las partes. Así, tanto la obligación del
       comprador de pagar el precio de venta como la del vendedor de efectuar la tradición de la
       cosa incomerciable existirían y su cumplimiento sería legalmente exigible ante los tribunales.
       Es más, dichas obligaciones subsistirían en el tiempo y sólo se extinguirían una vez que el
       juez declarara judicialmente la nulidad absoluta del contrato de compraventa que las
       engendró. Ello resulta absurdo. En lo que respecta a sus efectos, dicha compraventa se
       estaría equiparando a una cuyo objeto hubiese sido una cosa comerciable.

    b) Aceptar la validez del contrato de compraventa, aun cuando anulable por adolecer de un
       vicio de nulidad absoluta, nos llevaría, asimismo, a concluir que transcurrido un plazo de
       diez años contado desde la fecha de su celebración, la compraventa se sanearía, por
       disposición expresa del artículo 1683 parte final C.C.
            Tal es el lapso de tiempo requerido por la ley para el saneamiento de la nulidad absoluta
       de un acto jurídico cuya validez no ha sido impugnada ante el juez.
            Parece, entonces, ilógico que por el mero transcurso de diez años se consolide el
       contrato de compraventa de una cosa incomerciable, como si dicho contrato hubiese sido
       válido desde un comienzo.

    c) Tratándose de contratos distintos a la compraventa, por ejemplo el contrato de
       arrendamiento, no tiene aplicación el artículo 1810 C.C., que solamente rige para los
       contratos de compraventa. Tampoco encontramos una norma análoga al artículo 1810 C.C.
       en el contrato de arrendamiento ni en otros. Para éstos no entra en consideración la nulidad
       absoluta como sanción, sino que la única conclusión posible en este caso es la de la
       inexistencia del contrato de arrendamiento.


    2° Enajenación de los derechos y privilegios que no pueden transferirse a otras personas 
    derechos personalísimos

    Ejemplos:
- Derecho de uso y habitación (819)
- Derecho a pedir alimentos (334) 321
- Derecho que nace del pacto de retroventa (1884)

Velasco N°2 es redundante pues los derechos personalísimos estarían comprendidos en N°1
(cosas incomerciables)

Refutación  Derechos personalísimos son susceptibles de dominio y posesión por los
particulares. Por lo tanto, son comerciables en sentido jurídico.

Estos son, sin embargo, son inalienables  no pueden transferirse a otra persona.
Por lo tanto, el C.C. no es redundante y sigue la tradición que distingue entre cosas incomerciables
(también son inalienables) y cosas inalienables  que son comerciables, pues son susceptibles de
dominio o posesión por los particulares, sin embargo no pueden transferirse.


3° Enajenación de las cosas embargadas por decreto judicial

El Legislador no define el término embargo

Definición de la CS  El embargo opera en el juicio ejecutivo y consiste en la “aprehensión
compulsiva que el juez de la causa hace de un determinado bien del deudor y desde el momento en
que se verifica, tales bienes quedan sujetos a la autoridad del referido juez”

Según doctrina mayoritaria Art. 1464 se extiende además del embargo, a otras instituciones
similares que tienen por objeto asegurar el resultado del juicio Art. 290 CPC

Quedarían incluidas dentro del concepto embargo otras medidas que protegen el derecho del
acreedor, a fin de que éste no sea burlado, prohibiendo la circulación determinados bienes del
deudor.

Estas son:
                - medidas precautorias de gravar y enajenar bienes
                - el secuestro
                - retención

Sin embargo, respecto de la prohibición judicial de celebrar actos y contratos sobre determinados
bienes del deudor la doctrina está dividida.

 “Si ni la compraventa, ni el arrendamiento constituyen enajenación no se ve como la prohibición
de celebrarlos que pueda dictar el juez deba regirse por este artículo”.

La solución a este problema se encuentra por vía interpretativa del art. 296 CPC
Por derogación efectuada por el inciso segundo del art. 296 CPC la infracción de una prohibición
judicial de celebrar actos y contratos adolece de objeto ilícito aun cuando no haya enajenación.
En consecuencia, tienen la calidad de embargadas a efectos de aplicar el artículo 1464 C.C. no sólo
las cosas respecto de las cuales se ha trabado un embargo en un juicio ejecutivo, sino también
aquellas sobre las cuales se ha decretado una medida precautoria de prohibición de celebrar actos y
contratos o de gravar y enajenar (Opinión del Sr. Velasco).


A.- Desde qué momento se entiende que una cosa se encuentra embargada

HQD:

a) Entre las partes litigantes en el juicio en que se ha decretado el embargo o la prohibición 
   produce efectos desde el momento en que se le notifica al afectado en conformidad a la ley (se
   notifica la resolución que requiere de pago al deudor y embargarle bienes suficientes si no paga
   al momento del requerimiento).

b) Entre terceros, HQD:

    -   Si el embargo o prohibición recae sobre bienes muebles, existe respecto de terceros
        desde el momento en que toman conocimiento del referido embargo o prohibición.

    -   Si el embargo o prohibición recae sobre inmuebles  Embargo o Prohibición existe
        respecto terceros desde la fecha en que se inscribe en el Registro de Prohibiciones e
        Interdicciones del Conservador de Bienes Raíces donde está situado el bien raíz.

Esto se dispone en los arts. 297 y 453 CPC. El C.C. no contiene un mecanismo de publicidad para
que los terceros adquieran conocimiento del embargo o prohibición.

Son requisitos de publicidad que tienen por objeto salvaguardar a los 3° de buena fe.
Si no se cumplen, es decir, si se enajena un inmueble embargado en un juicio ejecutivo, pero la
enajenación tiene lugar antes de que se hubiere inscrito el embargo, ello no significa que ésta no sea
nula absolutamente, pues lo es de conformidad al artículo 1464 Nº 3 C.C., sino sólo que la sentencia
que declara la nulidad absoluta de la enajenación no le será oponible a estos terceros por
encontrase de buena fe.


B.- ¿Hay objeto ilícito en la enajenación forzada de una cosa embargada?

Ejemplo: A y B embargan un mismo bien de un deudor común en juicios ejecutivos seguidos en
          tribunales diferentes.

Claro Solar y Avelino León  La enajenación forzada de la cosa embargada sería válida, pues la ley
sólo prohibiría las enajenaciones voluntarias.

Otros  Tanto la enajenación forzada como la voluntaria adolecen de objeto ilícito, pues
a) Art. 1464 N°3 C.C. no distingue y por lo tanto no puede el intérprete distinguir.
b) Esta interpretación es más acorde con los fines que persigue la ley, a saber, proteger al máximo
   los intereses de los acuerdos, no disminuyendo así las seguridades de éstos.

Jurisprudencia No es uniforme existiendo fallos en ambos sentidos.


C.- ¿Hay objeto ilícito en la enajenación de cosas cuya prohibición de enajenar ha sido
    convenida voluntariamente por las partes?

         No; la violación de una cláusula de esta naturaleza no produce nulidad absoluta ni adolece de
         objeto ilícito, sino la sanción que resulta de la aplicación de las reglas de la responsabilidad
         contractual, pues se trata de incumplimiento de obligaciones contractuales (1489 C.C.)


D.- MEDIO DE ENAJENAR VÁLIDAMENTE UNA COSA EMBARGADA

Según N° 3 Art. 1464                1) Autorización del Juez
                                    2) Consentimiento del Acreedor

1)          Autorización del Juez

     -      Debe darla el mismo juez que decretó la prohibición o embargo;
     -      Por lo tanto, si sobre una misma cosa se han decretado varios embargos o su enajenación
            ha sido prohibida por diversos jueces, la autorización debe ser dada por todos. De lo
            contrario, la enajenación adolecerá de Objeto ilícito.


2)          Consentimiento del Acreedor

- Dado que el embargo está establecido en beneficio exclusivo del acreedor y que no está prohibida
  su renuncia, el art. 1464 N°3 en relación con el art. 12 C.C permite al acreedor renunciarlo, es
  decir, autorizar la enajenación de la cosa embargada en su beneficio.

- Si son varios los acreedores, todos ellos deberán consentir en la enajenación.

- El consentimiento del Acreedor, según las reglas generales, puede ser dado en forma expresa o
  tácita

 Ejemplo:         Si el embargante compra la cosa embargada o
                  Si tomando conocimiento del remate de la cosa embargada en otro juicio no deduce
                  oposición.

- La autorización del Juez o Consentimiento del Acreedor deben ser previos a la enajenación.  La
NA no admite ratificación o confirmación ulterior como medio de saneamiento del Acto.
4) ENAJENACIÓN DE LAS ESPECIES CUYA PROPIEDAD SE LITIGA SIN PERMISO DEL JUEZ
   QUE CONOCE DEL LITIGIO.

- Son aquellos cuerpos ciertos, muebles o inmuebles, cuyo dominio o propiedad se discute en un
   juicio.

    Ejemplo: A y B reclaman ser dueños de una determinada cosa.

No se debe confundir la enajenación de una especie cuya propiedad se litiga con la enajenación de
un derecho litigioso.

Distinción: Enajenación de un derecho litigioso.

-   objeto en la enajenación de una especie cuya propiedad se litiga  Es la cosa misma cuya
    propiedad se litiga

-   objeto en la enajenación de un derecho litigioso  Art. 1911 C.C. es el evento incierto de la litis,
    del que no se hace responsable el cedente.

Se cede, por lo tanto, la suerte, es decir, la posibilidad que se pierda o gane el juicio. La cesión de
los derechos litigiosos se encuentra reglamentada en los artículos 1911 y siguientes.

Requisitos agregados por el C.P.C. para que las cosas litigiosas se consideren comprendidas en el
N°4 del Art. 1464 C.C.

- Son requisitos de publicidad para salvaguardar a los terceros de buena fe establecidos en los Arts.
  296/2° y 297

1) El juez debe decretar prohibición  Por lo tanto, y dado que el juez en materia civil no puede
   por regla general actuar de oficio, la parte que no tiene en su poder la especie cuya propiedad
   se litiga, deberá pedir que se decrete prohibición sobre ella, y decretada, deberá, además,
   recabar la inscripción.

2) Si se trata de bienes raíces  Además la prohibición deberá ser inscrita en el Registro de
   Interdicciones y Prohibiciones de enajenar del Conservador de Bienes Raíces competente

3) Si prohibición recae sobre Bienes muebles  No se debe practicar inscripción alguna y
   producirá efectos respecto de terceros que tengan conocimiento de ella al tiempo de la
   enajenación.

- Las especies cuya propiedad se litiga pueden enajenarse válidamente cuando el juez que conoce
  del litigio da su permiso (valga lo dicho anteriormente)

- Dado los requisitos establecidos por los Arts. 296 y 297 C.P.C. y la interpretación amplia que se
  hace del Art. 1464 N°3 C.C. se puede equiparar la enajenación de una especie litigiosa con la
    enajenación de una cosa embargada, de modo que con esta hipótesis también podría la parte en
    cuyo beneficio se decretó la prohibición, autorizar la enajenación.


4.          OTROS CASOS DE OBJETO ILÍCITO(1465 Y 1466 C.C.)

Denominados genéricamente  Actos contrarios a la ley, a la moral o a las buenas costumbres.

1.- Actos contrarios a la moral

    a)      Art. 1465 C.C.: La Condonación del dolo futuro no vale 1465/final – De lo contrario, se
            estaría sancionando la inmoralidad y protegiendo la mala fe.

-        El dolo sólo puede condenarse una vez conocido por la persona que fue víctima de él y
-        Dicha condonación debe formularse por declaración expresa.

    b)      Venta de ciertos libros prohibidos y de objetos considerados inmorales 1466 C.C.  Estos
            hechos pueden constituir, además, delitos penales 373 y 374 C.P.

2.- Deudas contraídas en juegos de azar1466 C.C.

El Código se ocupa del juego y de la apuesta en los arts. 2259 a 2263  HQD:

a) Juego, apuesta lícitas: Son aquellas en que predomina la fuerza o destreza corporal (como
   las carreras a pie o a caballo) con tal que en ellos no se contravenga a las leyes o a los
   reglamentos de policía2263 C.C.
   Además, aquellos en que predomina la destreza o habilidad intelectual, como el ajedrez.

a1) Las apuestas que inciden en las primeras (predominio de fuerza o destreza corporal) 
engendran obligaciones civiles perfectas, es decir, el ganador de la apuesta tiene una acción para
exigir civilmente el pago convenido (Art. 2263 C.C.)

a2) Sin embargo, las apuestas que inciden en las segundas (predominio de la destreza o
habilidad intelectual) No otorgan acción para exigir el pago Art. 2260 (leer)

b) Juegos y apuestas ilícitasSon los denominados juegos de azar, es decir, aquellos cuyos
   resultados dependen única o principalmente de la suerte.

De conformidad al artículo 1466 C.C., el juego y las apuestas que en ellos inciden son nulos
absolutamente por ilicitud del objeto.

Excepcionalmente la ley permite ciertos juegos de azar: Polla chilena beneficencia - Lotería
Concepción – Casino Viña del Mar, Pto. Varas, Pucón

Según algunos, ellos seguirían adoleciendo de objeto ilícito, pues la ley sólo impediría se aplicaran
sanciones penalesNo; los actos y contratos autorizados por las leyes no adolecen de objeto ilícito
1466 (contrario sensu) por lo tanto, los juegos y la apuesta autorizados por las leyes de excepción
son contratos con objeto lícito y por ende válidos


3.- ACTOS PROHIBIDOS POR LA LEY

Es la regla general que establece el Art. 1466 C.C.
Ver la explicación previa relativa a la sanción de las normas prohibitivas.
                                               LA CAUSA
                                          Precisiones Previas

1.-     Causa Eficiente:

       Elemento generador de un efecto
       Elemento que da vida a lo que antes no existía

Ejemplo: El contrato de compraventa es la causa eficiente de la obligación del vendedor de
         entregar la cosa y de la obligación del comprador de pagar el precio

2.-     Causa Final (Próxima):

       Es el fin inmediato o invariable de un acto o contrato, que determina la voluntad a obrar.
        Este se puede encontrar siempre en la estructura misma del contrato, pues la causa final de
        un contrato es siempre idéntica para todos los contratos pertenecientes a la misma especie.

Ejemplo: La causa final de todos los contratos de compraventa es
         para el compradorIncorporar una cosa a su patrimonio
         para el vendedor  Procurarse dinero a cambio de entregar una cosa.

3.-     Causa Ocasional (Remota, impulsiva o determinante):

       Es el móvil, la razón que impulsa a una parte a celebrar un acto o contrato.
       Es el fin lejano y variable de un acto o contrato y por ello es de carácter estrictamente
        personal y psicológico, pues es diferente para cada individuo. Por esta razón, un mismo
        acto o contrato (testamento o compraventa) puede tener infinitas causas, según el fin
        perseguido por el autor o las partes.

Ejemplo: La causa de un vendedor puede consistir en procurarse dinero, en asesinar al comprador
         a través de la venta de chocolates envenenados, en convertir al comprador a una religión
         determinada, etc...


EVOLUCIÓN HISTÓRICA

En el Derecho Romano no se la considera un requisito esencial para la existencia de un acto
jurídico.
No se la entendía ni como causa final ni como causa ocasional de un acto jurídico.
Más bien se le entendía como causa eficiente, identificándola con las fuentes de las
obligacionesContratos y delitos generan obligaciones y por tanto las causan.

En el Derecho canónico medioeval se exige que la voluntad, que es capaz de engendrar
obligaciones, debe perseguir con la realización del acto o contrato, un fin lícito y moral.
Consecuencialmente, el Derecho Canónico facultó al Juez para indagar cuáles han sido los móviles
que determinaron al autor o a las partes a celebrar el acto jurídico.
Estos fines, a pesar de que el acto aparentemente no adolezca de vicios, no deben ser reprobables
o inmorales (penetración de la Moral en el Derecho).

Aporte de Domat (1625-1697)Formula los elementos fundamentales de la teoría clásica o
tradicional de la causa (Las Leyes Civiles en su Orden Natural). Es decir, centra su tesis en la causa
de la obligación y descarta la búsqueda de los móviles o motivos del acto o contrato.

En el siglo XVIII, Roberto José Pothier (1699-1772), desarrolla y complementa la teoría de Domat.
Sus ideas sirven de inspiración al Código Civil francés, padre, ente otros, del nuestro.

En la actualidad existen dos corrientes en pugna:

I.    Los causalistas (consideran la causa según diversos criterios):

1.    Criterio objetivo
      a) Doctrina clásica  Refiere la causa a la causa de las obligaciones.
      b) Doctrina italiana moderna.  Refiere la causa a la causa del acto o contrato.

      La causa es un elemento objetivo que pertenece al acto mismo. No es, por tanto, un dato
      subjetivo que se encuentra en la mente del autor o las partes contratantes. Diferencia, por lo
      tanto, entre causa final y ocasional.

2.    Criterio subjetivo
      Teoría del móvil o motivo determinante  Refiere la causa a la causa del acto o contrato.
      La causa es uno de los motivos que induce a la celebración del acto o contrato (aquél que
      determina la celebración del contrato). Estos entienden la causa en el sentido de causa
      ocasional, remota, impulsiva o determinante.

II.   Los anticausalistas (consideran la noción de causa falsa e inútil a la vez). Nacen como una
      reacción en contra de la doctrina tradicional de la causa final.


I.    LOS CAUSALISTAS

1.    Criterio Objetivo

a)    Doctrina Clásica o Tradicional (Domat)
-   Centra su análisis en la causa de las obligaciones que nacen de los contratos.
-   Deja de lado en su análisis la causa del contrato mismo y la causa de las obligaciones que
    nacen de otra fuente de obligaciones distinta.
-   La causa de la obligación es la razón por la cual un contratante se obliga.
-   Ella se determina respondiendo a la pregunta: ¿Por qué el contratante se obliga?
-   Para su determinación distingue según el tipo de contrato:

1.- Causa de la obligación en los contratos bilaterales (art. 1439)Ambas partes se obligan
    recíprocamente, la una en favor de la otra.
    Ejemplo: Compraventa, Arrendamiento, Mandato.

    ¿Por qué se obliga una de las partes en un contrato bilateral?

Rp: Porque la contraparte se obligó a su vez

    Ejemplo:
    ¿Por qué se obliga el vendedor a entregar la cosa?
Rp: Porque el comprador se ha obligado a su vez a pagar el precio.

    De este hecho se deduce como regla general aplicable a todas las obligaciones que
    emanan de contratos bilaterales (siempre), que las obligaciones de las partes se sirven
    recíprocamente de causa.

2.- Causa de la obligación en los contratos reales/1443

-   Aquellos que se perfeccionan por la entrega de la cosa.
    Ejemplos: Comodato (art. 2.174), prenda (art. 2.384), depósito (art. 2.211)

    De estos contratos nacen, por regla general, obligaciones para una sola parte.
    Para aquella que recibió la cosa nace la obligación de restituirla.

    ¿Por qué se obliga a restituir una de las partes en un contrato real?
Rp: Porque se le había entregado una cosa (datio rei).

    Ejemplo: El acreedor, a quien un deudor le ha garantizado el pago de lo adeudado a través de
    una prenda, se obliga a restituir la cosa empeñada, porque ésta le había sido dada en prenda.

    En consecuencia, en todo contrato real (siempre) la obligación de restituir la cosa a que
    se encuentra obligada la parte tiene por causa la entrega previa que se le había hecho.

3.- Causa de la obligación en los contratos gratuitos art. 1440 Aquellos que sólo tienen por
    objeto la utilidad de una de las partes, sufriendo la otra un gravamen.
    Ejemplo: Donación, Fianza, Hipoteca constituida sobre un bien propio para garantizar una
    deuda ajena, etc.

    En este tipo de contratos sólo se obliga un parte.
    ¿Por qué se obliga una parte, por ejemplo el donante, a entregar la cosa donada?
Rp: Se obliga, pues tiene el propósito de hacer una liberalidad o la intención de donar (animus
    donandi)

      La causa de la obligación en todo contrato gratuito es general y abstracta, por tanto, siempre la
      misma  el animus donandi o la intención de efectuar una liberalidad.


b)    Doctrina italiana moderna
      También postula un criterio objetivo para apreciar la causa. Sin embargo, la doctrina italiana, a
      diferencia de la tradicional, centra su análisis en la causa del acto o contrato y no de la
      obligación.

       Causa del acto o contrato es la función económica - social que caracteriza al tipo de negocio.
       Ejemplo:
-     Es causa de toda compraventa su función de producir un cambio de cosa por precio.
-     Es causa de toda permuta su función de producir un cambio de una cosa por otra.
-     Es causa de la donación su función de producir un enriquecimiento para el donatario, etc.


2.    Criterio subjetivo  Teoría del móvil o motivo determinante (o de la causa ocasional o
      impulsiva; surge en el siglo XX)

      Refiere la causa al acto o contrato y no a la obligación (Diferencia con la doctrina clásica,
      similitud con la doctrina italiana moderna).

      Causa del acto o contratoEs el móvil o motivo determinante que impulsó al autor o a las
      partes a celebrar el acto jurídico (diferencia con la doctrina italiana moderna).
      Causa = Móvil psicológico; por tanto, ésta será distinta según sean las intenciones de los
      autores o de las partes.
      De ahí que sea imposible formular un concepto abstracto de la misma.


II.   LOS ANTICAUSALISTAS

Doctrina anticausalistas (Planiol)  Consideran la noción de causa falsa e inútil a la vez. Nacen
como una reacción en contra de la doctrina tradicional de la causa final (Domat y Pothier).

- La noción de causa de la obligación es falsa pues:

a) En los contratos bilateralesLas obligaciones que recíprocamente se sirven de causa nacen
   al mismo tiempo, por lo que mal puede una de ellas ser causa de la otra en consideración a que
   la causa debe necesariamente preceder al efecto.
b) En los contratos realesLa entrega de la cosa no es la causa de la obligación de restituir, sino
   un requisito de existencia del contrato. Lo contrario sería afirmar que la causa de la obligación
   sería el contrato mismo.

c) En los contratos gratuitosLa intención de efectuar una liberalidad o animus donandi en la
   práctica se confunde con los motivos que tuvo el contratante para obligarse (realmente no se
   puede separar).

La noción de causa de la obligación es inútil pues:

a) En los contratos bilateralesAl constituir la causa de la obligación de una de las partes el
   objeto de la prestación de la otra, al faltar ésta, el contrato no produciría efectos por falta de
   objeto y no de causa.

b) En los contratos realesLa no entrega de la cosa impide que el contrato se perfeccione, de
   modo tal que éste no nace a la vida del Derecho, porque no se ha cumplido un requisito de su
   esencia y no porque falte la causa de la obligación.

c) En los contratos gratuitosLa falta de animus donandi o intención de efectuar una liberalidad
   viene a constituir falta de consentimiento, de modo tal que el contrato no produce efectos, por
   faltar la voluntad y no la causa.


Teoría de la causa en el Código Civil Chileno1445, 1467, 1468

I.- Qué debe tener causa, el acto o la obligación?

   Hay partidarios de ambas teorías:

1. Argumentos a favor de que la obligación y no el acto que la genera requiere de causa:

a) Sentido de los artículos 1445 C.C. (se obligue a otra...) y 1467/inc. 1 C.C.
b) El Código Civil fue dictado en pleno auge de la doctrina tradicional y clásica.

2. Argumentos a favor de que el acto o contrato debe tener una causa:

a) Redacción del art. 1445 N°4 C.C.  Realmente exige una causa lícita para que el acto o
   contrato genere una obligación.
b) Definición legal de la causa efectuada por el art. 1467/2° C.C.
c) Esta definición se encontraría confirmada por otras disposiciones del Código  2057 Contrato
   de sociedad que sería nulo por ilicitud de la causa.

II.- ¿Qué criterio adopta el Código en materia de causa? (HQD):

1. Argumentos de quienes sostienen que el Código Civil sigue el criterio objetivo de la
   doctrina tradicional:
a) Argumento histórico  Esta teoría imperaba a la época de dictación del Código Civil francés y
    del chileno; además, el Código Civil francés que sirvió de modelo al nuestro sigue, por regla
    general, los postulados de Domat y Pothier.
b) Requisitos del art. 1467 C.C.  causa real y lícita. Sólo según la doctrina tradicional es
    concebible un acto jurídico en que falte la causa de la obligación.
   Ejemplo: Si el vendedor se obliga a entregar una cosa que no existe ni se espera que exista, la
   obligación del comprador de pagar el precio carece de causa. Ello no es concebible de acuerdo
   a la teoría subjetiva, pues siempre existirá un móvil sicológico que determine la ejecución del acto
   o la celebración del contrato.
c) Ejemplos dados por el legislador en arts. 1467pues no hay obligación que sirva de causa a
    la obligación que contrajo el promitente en la creencia equivocada de que debía algo. Tampoco
    existe una entrega previa de la cosa que genere la obligación de restituirla, ni existe intención de
    efectuar una liberalidad, pues el promitente se obligó en la creencia errada de que debía algo.
d) Redacción del 1467/1° reproduce casi literalmente el pensamiento de Pothier en lo relativo
    a los contratos gratuitos: “la pura liberalidad o beneficencia es causa suficiente”.
e) Si bien el legislador define la causa como el motivo que induce al acto o contrato (1467/2), del
    contexto del artículo se deduce que este motivo debe ser jurídico y abstracto y no sicológico.

2. Argumentos de quienes sostienen que el Código Civil innovó en materia de causa
   distanciándose de la doctrina clásica.

a) A pesar del argumento histórico, el concepto de causa - motivo existe desde la edad media,
   introducido por los canonistas. Por tanto, Bello bien pudo conocerlo.
b) El C.C. chileno define a la causa 1467/2° “motivo”. Éste en su sentido natural y obvio significa
   móviles sicológicos, individuales y subjetivos.
c) Al señalar el Código que la mera liberalidad es causa suficiente, sólo señala que ella basta de
   causa a los contratos gratuitos, pero no por ello se puede afirmar que él seguiría la doctrina
   tradicional.
d) La exigencia de que un acto jurídico deba tener una causa real y lícita, establecida en el artículo
   1467 C.C., está facultando al juez para investigar los motivos que determinaron realmente la
   celebración del acto o contrato. Éste debe imponerse a los demás, que por tanto, no serán
   realmente la causa del contrato.
e) En el ejemplo dado en el art. 1467, la verdad es que la promesa de dar algo en pago de una
   deuda que no existe carece de causa, porque el motivo que impulsó al promitente a formular su
   declaración era errado o equivocado (no porque no haya tenido motivo para efectuar la
   declaración, sino porque éste era falso; por tanto, se produjo una falsa causa que equivale a
   ausencia de la misma.


INTERPRETACIÓN QUE RESUELVE EL PROBLEMA
La solución en el Derecho francés aplicable al Derecho chileno por la similitud de sus disposiciones
hace necesario distinguir entre la causa del acto o contrato y la causa de la obligación.
 1. Causa del acto o contratoSería según la definición legal, el motivo que induce al acto o
    contrato, pudiendo adoptarse en esta materia un criterio subjetivo (móviles relevantes que
    determinaron la celebración del acto o contrato)
    Ejemplo: El juez podría así declarar nulas las donaciones para iniciar o proseguir el
    concubinato, los arrendamientos de inmuebles destinados a fines deshonestos (venta de drogas),
    etc...

 2. Causa de la obligaciónSegún las disposiciones del Código se podría afirmar que en materia
    de causa de la obligación éste sigue la doctrina tradicional, siendo la causa de la obligación
    abstracta e idéntica para todos los actos jurídicos de una misma especie (concepto de causa
    final).

                        REQUISITOS DE LA CAUSA EN EL CÓDIGO CIVIL

                                     Causa real y lícita 1467/1°

 1) Causa real

    Es requisito de validez de acto jurídico el tener una causa real y lícita.
    Causa realEs aquella que existe efectivamente. Se opone a ella, la causa que no existe o es
    falsa.

 a) La causa puede ser objetiva o subjetivamente inexistente.

     No existe causa ni:
  - objetivamenteEn principio, objetivamente falta la causa en dos casos:
          (1) En los actos simulados
          Ejemplo: Las partes celebran una compraventa simulada cuando en realidad no quieren
          celebrar contrato alguno.
El contrato de compraventa no tiene causa, pues no existe motivo alguno que lo induzca a su
celebración. El engaño de terceros es, en realidad, motivo de la simulación.
(2)          En los actos que tienen como único motivo la creencia errada de que existe una
obligación
          Ejemplo:        Art. 1467 inc. Final C.C.

 - subjetivamenteEjemplo: Donación hecha sin ánimo de liberalidad.
       Para algunos autores esta hipótesis es irrepresentable, pues no sería posible que no exista
       un motivo que induzca a las personas a celebrar un acto jurídico.

 b) Es causa falsa aquella que no corresponde a la verdad objetiva
    Ejemplo: Heredero que paga un legado sin saber que fue revocado por un testamento posterior.
    Ello ocurre en los actos que tienen como único motivo la creencia errada de que existe una
    obligación, según vimos anteriormente (2) a la luz del ejemplo del Art. 1467 inc. Final C.C.
2) Causa LícitaArt. 1467/2°

   Sanción por la falta de causaA.J. es inexistente
   Sanción por la causa ilícitaN.A. 1.682 C.C.


La Prueba de la Falta de causa → corresponde al que la alega, pues la legislación supone que
   todo acto jurídico tiene una causa y que ésta es lícita, por corresponder ello a la regla general.

PRINCIPIO DE LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD

- Teoría del ACTO JURÍDICO y el Derecho Civil en general se basan en 2 pilares fundamentales

        a) La libertad  el hombre es libre para obligarse o no y si decide obligarse lo hará por su
propia Voluntad
        b) La Voluntad

- El instrumento en virtud del cual él se obligará libremente a través de una manifestación no viciada
de su Voluntad es el ACTO JURÍDICO

- Los conceptos de libertad y Voluntad en auge en el siglo XVIII dan origen en Derecho al
denominado principio de la Autonomía. de la Voluntad.
Esta es una piedra angular del Derecho Civil, recogido por Código. Napoleón y por los demás
Códigos que lo tienen por su fuente (ejemplo Chile) Se caracteriza por crear un sistema de Derecho
privado fundado en la libertad, pues si todos los hombres son libres e iguales necesariamente se
concluye que los contratos libremente convenidos entre ellos son equitativos.

CONSECUENCIAS DEL PRINCIPIO DE LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD

1) El hombre es libre para obligarse o no y si lo hace, es por su propia Voluntad

        Ejemplo: Arts. 1386, 1437, 1438, 1445, etc.

2) El hombre es libre para renunciar a los derechos que le confiere la ley con tal de que sólo miren a
su interés particular. Art. 12 C.C.

2) El hombre es libre para determinar el contenido de los Actos Jurídicos que celebre  1545

3) Art. 1560 C.C. Interpretación de acuerdo a la Voluntad de los contratantes

LIMITACIONES A LA AUTONOMÍA PRIVADA

1) La Autonomía privada faculta solamente para disponer de los propios intereses y no de los ajenos
 La propia libertad se encuentra limitada por la de los demás.
2) Para que produzca los efectos deseados por su autor o por las partes es necesario que el acto o
contrato ejecutado o celebrado por las partes cumpla con los requisitos establecidos por el legislador
para su valor jurídico.
        Ejemplo: su objeto y su causa deben ser lícitas Art. 1545 C.C.

3) La Autonomía privada se encuentra limitada por el orden público y las buenas costumbres Arts.
1445, 1461 y 1467 C.C.

El orden público es la organización considerada como necesaria para el buen funcionamiento
general de la sociedad  A través de él se pretende resguardar la organización del Estado y de sus
instituciones fundamentales

Las buenas costumbres  comprenden aquellas ideas morales admitidas en una época
determinada (Curso Introducción al Derecho)


REACCIONES CONTRA EL PRINCIPIO DE LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD

XIX  Se cuestiona que la Voluntad individual (en esa época elevada a la categoría dogma) sea
apta de crear obligaciones atribuyéndole dicho poder más bien a la sociedad toda.

Se constata que la afirmación del liberalismo de que todo contrato celebrado libremente es justo y
equitativo, no corresponde a la realidad, puesto que en la mayoría de los casos consiste más bien en
el aplastamiento de la parte económicamente más débil

Frente a estas críticas la doctrina moderna sin menoscabar el valor y la importancia de la voluntad
individual, la considera como un instrumento del bien común. Por lo tanto, el legislador interviene en
aquellos casos en que la voluntad individual no se conforma con el bien común dando origen al
denominado “dirigismo contractual” o contrato dirigido.

Ejemplo: Contrato de Trabajo  la relación laboral no queda entregada totalmente a la libre
determinación de las partes, una la ley le concede al vendedor ciertos derechos irrenunciables.



DESACUERDO ENTRE VOLUNTAD Y DECLARACIÓN

Frente a una necesidad las personas se representan en su mente el modo de satisfacerla.

El instrumento jurídico con que cuentan para ella es el ACTO JURÍDICO, el cual es celebrado
ejerciendo la autonomía de la Voluntad, pues el sujeto es libre para vincularse o no.

El querer interno de las personas constituye su voluntad real

Por regla general la voluntad real de una persona coincide con la voluntad que manifiesta, es decir,
coincide con su declaración.
Sin embargo, excepcionalmente la voluntad manifestada no refleja exactamente la voluntad real o el
querer interno del declarante.

Esto ocurre:

1. Cuando quien manifiesta su voluntad ha sido víctima de Error, Fuerza o Dolo  Es decir, de no
   haber existido el vicio él habría declarado algo diverso.

2. Cuando deliberadamente se declara lo que no se quiere realmente

Surge la pregunta: ¿Qué Voluntad debe primar, la real o la declarada?

SOLUCIONES DOCTRINARIAS.

1) Teoría de la Voluntad (real) Von Savigny

Debe prevalecer la voluntad interna sobre la declarada, puesto que la Voluntad interna constituye la
esencia o el principal elemento del Acto Jurídico. En tanto la declaración es un simple medio a través
del cual conocerla y a través del cual ella se exterioriza. El Derecho sólo protege, según esta teoría,
el querer de los individuos.

Crítica 
Atentaría contra la seguridad de las relaciones jurídicas, pues siempre sería posible impugnarlas por
una hipotética divergencia entre la voluntad real y la declarada surgida con posterioridad a la
declaración. Obliga al intérprete a buscar una voluntad sicológica que se ha mantenido en el fuero
interno del individuo.


2) Teoría de la culpa in contrahendo de ihering

Considera las críticas planteadas y además el hecho de que la teoría de la voluntad puede conducir
a abusos o excesos en los casos en que un declarante culposa o dolosamente miente o encubre su
voluntad real manifestando algo que no coincide con en ella para poder pedir posteriormente la
nulidad de la declaración. Con ello se hace prevalecer la mala fe con respecto a la buena fe del
destinatario de la declaración.

Por ello Ihering incorpora a la teoría de Savigny un elemento nuevo: el de la culpa in contrahendo en
virtud de la cual la responsabilidad de las partes se extiende no sólo a la relación jurídica celebrada,
sino también a todos los actos y comportamientos previos, cuando la relación se está formando.

Por lo tanto si la parte da lugar a la conclusión de un contrato nulo omitiendo la forma u ocultando su
voluntad real, es responsable frente a la otra por la invalidez del contrato celebrado.

WINSCHEID  Si el desacuerdo entre la Voluntad real y la declarada es imputable a dolo o culpa
del declarante no se invalida la declaración.
3) Teoría de la declaración (reacción teoría volitiva)

Según ella, en caso de desacuerdo entre la voluntad declarada y la real, la declaración de voluntad
debe primar sobre la voluntad real.

Por lo tanto, la declaración efectuada por una persona capaz produce plenos efectos jurídicos,
aunque no coincida con la voluntad real.

Crítica  Desprotege al declarante que no puede eximirse de los efectos de su declaración aunque
          puede que ésta no corresponda a su querer interno por error u otras circunstancias que
          no le sean imputables.

Situación en el Código Civil Chileno
El Código Civil es dictado en pleno auge de la Teoría Volitiva, es decir, acepta la Teoría de la
Voluntad. Así, se desprende de numerosas disposiciones: Arts. 1445 N° 2, 1437, 1069, 1560 C.C.

Sin embargo, existen ciertas atenuaciones a la teoría de la Voluntad.
Ejemplo: 1709  1708



LA SIMULACIÓN

Ferrara  “Es la declaración de un contenido de voluntad no real, emitida conscientemente y de
               acuerdo entre las partes, para producir con fines de engaño la apariencia de un
               negocio jurídico que no existe o es distinto de aquel que realmente se ha llevado a
               cabo”.

Elementos:            1) Declaración de voluntad que deliberadamente no coincide con la intención de
                      las partes.

                      2) Concierto o acuerdo entre las partes.

                      3) Finalidad perseguida por las partes es engañar a terceros.

Clasificación de la Simulación

1) Lícita  Aquella en que las partes no persiguen el perjuicio de terceros.

2) Ilícita  Aquella cuya finalidad es el perjuicio de terceros o la violación de la ley.
          Ejemplo  Celebrar una compraventa a un precio fingido, menor al real.

1) Absoluta Se produce cuando se celebra un acto jurídico que es ficticio en su totalidad
       Ejemplo: A vende a B una cosa en circunstancias de que no ha querido celebrar contrato
       alguno (Así A saca bienes de su patrimonio a objeto de perjudicar a sus acreedores, por
       ejemplo).
2) Relativa Se produce cuando se ha querido celebrar un acto jurídico diferente del manifestado,
sea en su totalidad o sólo parcialmente.

Ejemplos Simulación Relativa:

a) Totalidad Se simula una compraventa cuando realmente se ha querido celebrar una
   donación.
b) Parcialmente Cuando se inserta una cláusula diferente a la realmente convenida.


FORMAS DE SIMULACIÓN

1) Simulación referida a la “Existencia” de un Acto Jurídico  Aquella en que se da la
apariencia de realidad a un acto jurídico que realmente no existe.

2) Simulación referida a la “Naturaleza” de un Acto Jurídico  Aquella en que se celebra un
acto jurídico destinado a esconder o disimular otro que es el realmente querido por las partes.

3) Simulación referida a las “Personas de los contratantes” Aquella en que el acto jurídico
celebrado es real en cuanto a su existencia y naturaleza, pero figuran en él personas que realmente
no corresponden a las partes del mismo.


SIMULACIÓN Y RESERVA MENTAL

Concepto: “Consiste en no aceptar en el fuero interno lo que se manifiesta como la Voluntad real”.

Se parece a la Simulación  pues en ambas la voluntad real no coincide con la declarada.
Existe finalidad de engañar. Es decir, se declara lo que no se quiere

Sin embargo, la reserva mental (R. M.) se diferencia de la simulación en:

1) R.M.  Existe sólo en el declarante un querer interno que no coincide con el declarado.
     S  La Simulación es compartida por ambas partes.

2) R.M.  Su propósito es engañar a la contraparte o destinatario de la declaración.
     S  Su propósito es engañar a terceros.

3) R.M.  No atenta contra la validez del acto jurídico en que incide.
     S  Sí, en determinados casos.


    Simulación y Fraude a la ley
Fraude a la ley  Se persigue a través de la realización de actos reales y objetivamente queridos
burlar un precepto legal
Ejemplo: Venta del marido de un bien raíz de su propiedad a un tercero para que éste, a su vez, se
lo venda al cónyuge y así burlar el art. 1796 C.C.

Simulación  Se pretende ocultar o esconder la violación de un precepto legal
Ejemplo: Se celebra una donación


EFECTOS JURÍDICOS DE LA SIMULACIÓN

1.   Efectos Simulación Absoluta: Hay que distinguir

a) Entre las partes: Dado que la simulación es un engaño urdido por las partes para perjudicar a
   terceros y no para engañarse a sí mismos, entre ellos prima la voluntad real, lo realmente
   querido.
   Por lo tanto, supone ausencia de voluntad o consentimiento respecto del acto público o
   Simulado El acto simulado es inexistente o nulo absolutamente, según el criterio que se
   adopte.
   Por lo tanto, cualquiera de las partes puede pedir, basado en el art. 1707 que se declare la
   vigencia del vínculo secreto celebrado entre ellas y que se contiene por regla general en una
   contraescritura que señala que ningún acto se quiso celebrar.

b) Efectos frente a terceros de buena fe el acto jurídico es existente


2.   Efectos Simulación Relativa  Existen dos actos jurídicos: El simulado o público (Contiene
     la volunta declarada de las partes) y el disimulado u oculto (expresa la voluntad real de las
     partes)

a) Ente las partes  rige la voluntad real y no la falsa, es decir, vale el acto oculto o disimulado y
   no el público o simulado 1707 C.C.

b) Respecto de terceros HQD

1.   Tratándose de una simulación relativa ilícita  Es decir, si el acto oculto o disimulado se
     ejecuta en perjuicio de terceros o de la ley  será nula absolutamente por regla general por
     adolecer de objeto o causa ilícita.
     Por lo tanto, el acto simulado es nulo absolutamente.

2.   Tratándose de una simulación relativa lícita  Es decir, si el acto oculto o disimulado no se
     ejecuta en perjuicio de terceros o de la ley, el acto es plenamente válido.

En resumen: El acto disimulado será nulo no por haberse recurrido a la simulación, sino porque por
regla general existirá en él un vicio de nulidad.
ACCIÓN DE SIMULACIÓN
“Es aquella que es ejercida por los terceros a quienes la simulación perjudica, con el objeto de que el
juez declare cuál ha sido la voluntad real de las partes”.

Requisitos para su ejercicio :

1) Tener un interés jurídico Es decir, ser titular de una posición jurídica que se vea amenazada por
el contrato aparente.

2) Haber sufrido un daño como consecuencia de la incertidumbre ocasionada por el acto simulado.

Una opinión considera que es una acción imprescriptible  pues su objeto es pedir que se
declare inexistente un acto aparentemente real, pero que verdaderamente no existe. Es una acción
de fijación.

Sin embargo: Esta acción pierde eficacia una vez transcurrido el plazo para demandar la nulidad
absoluta o relativa.

Para otra parte de la doctrina  la acción de simulación prescribiría, según las reglas generales.
Debido a que es una acción personal el plazo de prescripción sería de cinco años. No obstante, si se
estima que la acción de simulación nace de un delito civil (puede considerarse un hecho ilícito que
produce un daño) prescribiría en un plazo de cuatro años contados desde la fecha del contrato
simulado.

Prueba de la Simulación
Como la simulación ilícita es un verdadero delito civil, los terceros, para probarla, deben acudir a las
reglas que gobiernan la prueba en materia delictual y no en materia contractual.

Por eso, pueden valerse de todos los medios que la ley permite para acreditar el fraude,
incluso las presunciones, según lo ha declarado nuestra Corte Suprema (“Gaceta de los
Tribunales”, 1918, tomo II, N° 270, pág. 857).

Respecto de las partes: La simulación es una forma de manifestar el consentimiento; luego, su
prueba, en este caso, queda regida por las normas de la responsabilidad contractual.

La prueba de la simulación corresponde al que la alega, pues los actos y contratos se presumen
sinceros.


                                          LAS FORMALIDADES

CONCEPCIONES GENERALES
 Son ciertos requisitos que dicen relación con la forma o aspecto externo del acto jurídico, requeridos
 por la ley con objetivos diversos y cuya omisión se sanciona en la forma prevista por el legislador.


 Las formalidades se clasifican en cuatro grupos:


 a) Formalidades propiamente tales o solemnidades;
 b) Formalidades habilitantes;
 c) Formalidades por vía de prueba o ad probationem;
 d) Formas o medidas de publicidad.


 FORMALIDADES PROPIAMENTE TALES O SOLEMNIDADES

 Las solemnidades pueden exigirlas la ley para la existencia de un acto jurídico, o bien, para la
 validez del mismo.


 Solemnidades requeridas para la existencia de un acto jurídico
     Los requisitos externos que exige la ley para la celebración de ciertos actos jurídicos, pasando a
     ser la solemnidad el único medio a través del cual el autor o las partes que celebran el acto
     pueden manifestar su voluntad.
Constituyen un requisito esencial para la existencia del acto jurídico, al igual que lo es la voluntad, el
objeto o la causa, y en tal carácter las mencionan la mayoría de los autores.
      Algunos observan que no constituyen, en verdad, un requisito de existencia independiente de la
     voluntad, ya que la solemnidad no es más que la manera de manifestar la voluntad en ciertos
     actos.


     En el derecho primitivo casi todos los actos eran solemnes.
     En el derecho moderno la tendencia general es opuesta.
     Lo normal, por lo tanto, es que los actos jurídicos sean consensuales, es decir, que se
     perfeccionen por el solo consentimiento.
     Por excepción, subsisten algunos actos solemnes, constituyendo la solemnidad un requisito de
     existencia de los mismos. Si falta la solemnidad, el acto no existe; no produce efecto alguno.
    Las solemnidades no se presumen: sólo existen en virtud de un texto expreso de la ley. Sin
    embargo, los particulares, ejerciendo la autonomía privada, pueden hacer solemne un acto
    meramente consensual.
    La facultad de hacer solemnes actos que por su naturaleza son consensuales, la reconoce
    expresamente la ley, por ejemplo en el contrato de compraventa (artículo 1802 del Código Civil.
    El artículo 1921 faculta a las partes del contrato de arrendamiento para efectuar una estipulación
    similar.
    Existen numerosos casos en que la ley requiere, para la existencia misma del acto, una
    determinada solemnidad. El contrato de promesa, que debe necesariamente consta por escrito
    (art. 1554 N° 1); el de compraventa de bienes raíces, servidumbres, censos y de una sucesión
    hereditaria, que no se reputa perfecto ante la ley mientras no se ha otorgado escritura pública
    (art. 1801 inc. 2°); el contrato de hipoteca, que deberá otorgarse por escritura pública (art. 2409);
    el usufructo que haya de recaer sobre inmuebles por acto entre vivos, que no valdrá si no se
    otorgare por instrumento público inscrito (art. 767); etc.
    En esos casos, la solemnidad está constituida por un instrumento público o privado.


Solemnidades requeridas para la validez de los actos jurídicos
    En ciertos casos la ley exige la solemnidad, no como requisito de existencia, sino como requisito
    de validez de los actos jurídicos; sin que constituya la solemnidad el único medio a través del
    cual el autor o las partes deban manifestar su voluntad, como ocurre en las solemnidades
    requeridas para la existencia de los actos jurídicos.
    Por ejemplo, el testamento solemne abierto o cerrado requiere, entre otras formalidades, su
    otorgamiento en presencia del número de testigos que señala la ley (arts. 1014 y 1021).
    Es una solemnidad requerida para la validez del testamento, por lo que su omisión acarrea la
    nulidad y no la inexistencia del mismo.
    La insinuación en las donaciones (art. 1401). Autorización de juez competente debe recabarse
    en todas las donaciones que excedan de dos centavos. Si la donación entre vivos no se
    insinuare, tendrá efecto hasta el valor de dos centavos y será nula en el exceso.


FORMALIDADES HABILITANTES
Los requisitos exigidos por la ley para completar la voluntad de un incapaz, o para protegerlo.
“Precisamente la capacidad reducida de que adolecen los relativamente incapaces constituye el
estado o calidad que la ley toma en cuenta para exigir, como requisito de validez, una formalidad
especial o “habilitante”, que consiste, por lo general, en la autorización de una persona
determinada”. Por ejemplo, el artículo 260 del Código Civil requiere autorización del padre o de la
madre o del curador adjunto para ciertos actos del hijo de familia.


El artículo 254 del Código Civil requiere, como formalidad habilitante de protección, autorización
judicial con conocimiento de causa para enajenar o hipotecar los bienes raíces del hijo de familia; el
artículo 393 requiere autorización judicial previa para el tutor o curador para enajenar o gravar los
bienes raíces o muebles preciosos del pupilo, etc.


FORMALIDADES POR VÍA DE PRUEBA

Son aquellas en que la ley, para los fines de prueba de un acto no solemne, requiere un documento,
de modo que sin él aun cuando el acto es plenamente válido, no pueda probarse por testigos.
Artículos 1708, 1709 y 1710 del Código Civil.

Los aspectos sustantivos del derecho probatorio están contenidos en el Código Civil.
No obstante, el Código de Comercio contiene reglas especiales para acreditar la existencia de los
actos de comercio. Dentro de las más importantes encontramos la del artículo 128 C. Com., puesto
que deroga las limitaciones a la admisibilidad de la prueba de testigos contenidas en los artículo
1708 y 1709 del Código Civil.



FORMAS O MEDIDAS DE PUBLICIDAD

Avelino León, “estas formalidades tienen por objeto proteger a los terceros que pueden verse
alcanzados por los efectos del acto jurídico.


Pueden ser de simple noticia o sustanciales.
Las primeras tiene por objeto poner en conocimiento de terceros las relaciones jurídicas de otras
personas, en que pueden tener interés.
Las medidas de publicidad sustanciales tiene por objeto precaver a los terceros interesados –que
son aquellos que están o estarán en relaciones jurídicas con las partes- de los actos que éstas
celebren.
Medida de publicidad de simple noticia es, por ejemplo, la notificación al público por medio de tres
avisos publicados en un periódico de los decretos de interdicción provisoria o definitiva del demente
y del disipador.


Medida de publicidad sustancial es, por ejemplo, la notificación que debe hacerse al deudor de la
cesión de un crédito (art. 1902).


SANCIÓN POR LA OMISIÓN DE UNA FORMALIDAD

EFECTOS QUE PRODUCE LA OMISIÓN DE UNA SOLEMNIDAD


A) La solemnidad omitida se requiere para la existencia del acto, en consideración a su
    naturaleza o especie
    La omisión de la solemnidad impide que el acto exista, pues faltando la solemnidad no hay
    voluntad, ya que dicha solemnidad es precisamente el medio establecido por la ley para que la
    voluntad se manifieste. Por ejemplo si se omite la escritura pública en la compraventa de un
    bien raíz.
B) La solemnidad omitida se requiere para la validez del acto
    La omisión de una solemnidad requerida para la validez de un acto jurídico, en consideración a
    su naturaleza o especie, no impide que el acto nazca a la vida del derecho. Dicho acto existe,
    pero con un vicio que hace posible la declaración de nulidad absoluta. Por ejemplo, cuando se
    omite la insinuación de la donación en los casos en que debió recabarse.


EFECTOS QUE PRODUCE LA OMISIÓN DE UNA FORMALIDAD HABILITANTE


La omisión de una formalidad habilitante acarea, por regla general, la nulidad relativa del acto o
contrato. Y ello, porque se habría omitido una formalidad que las leyes prescriben para el valor del
acto jurídico; no en consideración a su naturaleza o especie, sino que en consideración a la calidad
o estado de las personas que lo celebran (art. 1682 del Código Civil).
Cabe preguntarse si tendría la misma sanción la enajenación que hace le tutor de los bienes raíces
del pupilo, sin autorización judicial previa, o la venta de dichos bienes que no se haga en pública
subasta, omitiéndose las formalidades habilitantes de protección determinadas por los artículos 393
y 394.
Se sostiene por algunos que la nulidad sería absoluta, porque se ha omitido una formalidad que,
más que con la calidad o estado de las partes, dice relación con la naturaleza del acto o contrato.
La sanción que cabe aplicar es la nulidad relativa, porque se ha omitido una formalidad habilitante de
protección que tiene por objeto proteger al incapaz.


EFECTOS QUE PRODUCE LA OMISIÓN DE UNA FORMALIDAD EXIGIDA POR VÍA DE PRUEBA


No afecta ni a la existencia ni a la validez del acto jurídico. Simplemente, no se podrá probar el acto
por testigos, lo que no obsta a que dicha prueba se produzca por los otros medios legales, como
sería, por ejemplo, la confesión.

II.      EFECTOS QUE PRODUCE LA OMISIÓN DE UNA MEDIDA DE PUBLICIDAD


La omisión de una medida de publicidad de simple noticia, da derecho a la persona que ha sufrido
un perjuicio como consecuencia de ella, a demandar la correspondiente indemnización. Ello, porque
el responsable de la omisión ha cometido un delito o cuasidelito civil –hecho ilícito, doloso o culpable
que causa daño- y la obligación de indemnizar emana de la responsabilidad extracontractual.


En cambio, la sanción por la omisión de la forma o medida de publicidad sustancial es la
inoponibilidad, esto es, la ineficacia con respecto de terceros del derecho que ha nacido como
consecuencia de la celebración del acto jurídico. Por ejemplo, la cesión de un crédito que hace el
cedente al cesionario y que queda perfecta entre ellos por la entrega del título, es inoponible al
deudor, mientras no se le notifique judicialmente o sea aceptada por éste.

                               EFECTOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS

Parte     Son aquellas personas que personalmente o representados concurren a la formación del
           acto.
           - Respecto de las partes, el acto jurídico produce plenos efectos1545 C.C.
           - La voluntad generadora del acto jurídicoes el elemento decisivo que determina la
               calidad de parte.
           No es la concurrencia al actotestigos, ministros de fe
Terceros Las personas que no han participado o no han sido válidamente representadas en la
          generación del acto.

Clasificación:

        1) Terceros Absolutos            Son aquellas personas extrañas a la formación del acto que
no están ni estarán en relación jurídica con las partes.

                 Por R.G.       No los afectan ni perjudican los efectos del acto jurídico.

        2) Terceros Relativos o interesados  Son aquellos que están o pueden estar en
relaciones jurídicas con las partes, sea por su propia voluntad o por voluntad de la ley.

Dentro de ellos se suele distinguir a:

a) Sucesores o causahabientes:           - A título universal o herederos
                                         - A título singular
b) Acreedores de las partes


                                    Sucesores o Causahabientes

Concepto  La persona que deriva todo o parte de sus derechos de otra llamada autor y que se
encuentra en la misma condición jurídica que el autor respecto de ellos.

a) Causahabientes a título Universal Cuando suceden a su autor en todos sus bienes o una
   cuota de ellos.

Ejemplo:                  A vende a B una cosa y B se obliga a pagar el precio en 20 cuotas iguales.
Si B fallece antes de terminar el pago de la totalidad de las cuotas, esta obligación se trasmite a sus
herederos H1, H2 y H3.

b) Causahabientes a título Singular Cuando suceden a su autor en una o más especies o
   cuerpos ciertos o en una o más especies indeterminadas de cierto género.
c)
Ejemplo: El legatario en lo que se refiere a la cosa legada.
          El donatario en lo que se refiere a la cosa donada
          El comprador en lo que se refiere a la cosa comprada.
          El arrendatario en lo que se refiere a la cosa arrendada, etc.


Los causahabientes a título singular pueden quedar afectados por los actos jurídicos que había
realizado su antecesor y relativos a la cosa en que lo han sucedido.

Ejemplo: A celebra un contrato de mutuo o crédito de dinero con B.
   Para garantizar el cumplimiento de la obligación de pago del dinero a B,
    A hipoteca su casa en favor de B. (mutuo hipotecario).

            El derecho real de hipoteca nace en virtud de la celebración de un contrato entre
            A y B.

    Después de esta operación A vende su casa a C.

C es un tercero ajeno al contrato de hipoteca celebrado entre A y B, sin embargo, en el caso de que
A no pague el crédito que adeuda a B podrá verse afectado por el cumplimiento de la garantía hecha
valer por B. Se entiende que adquirió la casa con la hipoteca que la gravaba.

Los causahabientes a título singular sólo soportan los actos celebrados por su autor relativos al
derecho en que lo han sucedido y deben respetar la situación jurídica creada por él.

- El derecho recibido por los sucesores o causahabientes se transfiere o transmite en las mismas
  condiciones en que lo tenía el causante, es decir, el derecho pasa de causante a sucesor o
  causahabiente con todas las mismas ventajas y cargas.

- La sucesión de los derechos puede operar por acto entre vivos (transferencia) o por causa de
 muerte (transmisión)

Según el Derecho chileno, la sucesión por acto entre vivos sólo puede ser a título particular, sin
embargo, la sucesión por causa de muerte (transmisión) puede ser o título universal por lo cual se
sucede en todos los derechos y obligaciones transmisibles del causante (1097) o a títulos singular

- Se suele citar a los Acreedores comunes o QUIROGRAFARIOS de las partes dentro de los
  terceros relativos por la razón de que los actos realizados por sus deudores los afectarán (Estarán
  por lo tanto obligados a respetar los actos de sus autores al igual que los sucesores o título
  universal)

Ejemplo: Mutuo hipotecario entre Banco B y A, si A sólo tiene un bien raíz va a afectar al resto de
los acreedores valistas, pues existe un acreedor más y además se paga preferentemente.


Excepciones al principio de la relatividad de los actos jurídicos.-
Hay casos en que los efectos de una acto jurídico alcanzan a ciertos terceros absolutos sea:

1.- En razón de la seguridad de las relaciones jurídicas o las necesidades de la práctica,
como en:

-   El caso del pago hecho de buena fe al que está en posesión del crédito, es decir, al acreedor
    aparente, que es válido en contra del verdadero acreedor (artículo 1.576, inciso 2°), o
-   En el de los actos del heredero aparente, que pueden serle opuestos al verdadero heredero, o
    en la estipulación a favor de un tercero o estipulación por otro.

Ejemplo: Seguro de Vida
Cía Aseguradora = Promitente
Mujer o hijos = beneficiarios (Son terceros absolutos)
Asegurador = Estipulante

La promesa de hecho ajeno (1450) no afecta al tercero y, por lo tanto, no constituye una excepción
al principio del efecto relativo de los Actos Jurídicos.

Ejemplo: Vendedor de una casa se compromete frente al comprador a que el dueño de la casa que
se encuentre al frente derribe los árboles que imposibilitan la vista al mar de la casa comprada.


2.- En razón de que un interés superior justifique la excepción al principio de la relatividad de
los actos jurídicos:

-   Así, un obrero que ingresa a un sindicato con posterioridad a la firma de un contrato colectivo de
    trabajo, queda ligado a éste, a pesar de no haber intervenido para nada en su celebración.

3.- En razón de que hay actos que por su naturaleza misma exigen y producen efectos
absolutos:

-   Los actos de familia, de estado civil.

   Sería absurdo, por ejemplo, que una persona tuviera la calidad de hijo matrimonial para ciertos
individuos y la calidad de no matrimonial para otros.



                              INEFICACIA DE LOS ACTOS JURÍDICOS

En un sentido amplio:

Un Acto Jurídico es ineficaz cuando no genera sus efectos propios o deja de producirlos por
cualquier causa, sea esta intrínseca, es decir, inherente a la estructura del acto mismo o bien sea
esta causa extrínseca, es decir, consista en un hecho ajeno al acto.


A. J. Ineficaz          - No genera o
                         - Deja de producir sus efectos propios

Ineficacia se puede producir por:

1) Causas intrínsecas  Causas inherentes a la estructurada A.J.
       a) Inexistencia
       b) Invalidez - N.A.
                       - N.R.

2) Causas extrínsecas  Ineficacia en sentido estricto  consiste en un hecho ajeno al acto
    Ineficacia en Sentido estricto 

          Aquella que afecta a un Acto Jurídicamente existente y válidamente formado pero que por
          causa de un hecho posterior y ajeno al acto mismo, no produce o queda privado de sus
          efectos.

          E/D el Acto Jurídico es idóneo para producir efectos jurídicos S/E no los produce o deja de
          producirlos en virtud de un hecho extrínseco a él.

          La ineficacia en sentido estricto, entonces, no deriva del acto, sino de un hecho externo a él
          = reciben el nombre de requisitos de eficaciasi ellos no se cumplen se producen
          determinadas formas de ineficacia, como:

1)        Inoponibilidad
2)        Resciliación
3)        Revocación
4)        Resolución
5)        Terminación

1) La Inoponibilidad

Es la ineficacia de un acto jurídico o la ineficacia de los efectos de su declaración de nulidad
respecto de determinados terceros, porque las partes no han cumplido un requisito externo de
eficacia cuya finalidad era precisamente proteger a esos terceros.


Ejemplos de ineficacia de un acto válido:
1) Arts. 1901 (578) 1902Cesión de créditos personales
2) Art. 1707/2°

Ejemplos de ineficacia de un acto nulo:
Art. 2058En el caso de que los derechos emanen de un Acto Nulo


-     No vicia el acto jurídico
-     Reconocida judicialmente respecto de un tercero, solamente lo beneficia a él, sin extenderse a
      otros.
-     Para el que la alega no es relevante si el acto es válido o nulo, eficaz o ineficaz para una u otra
      persona. El que la hace valer, sólo alega que el acto o situación de que se trata no le empece.


2) Resciliación

Es un modo de extinguir las obligaciones por el mutuo consentimiento de las partes interesadas.

Art. 1567/1° en armonía 1545 C.C.
La Resciliación o mutuo consentimiento es una aplicación del conocido aforismo  “Las cosas se
deshacen de la misma manera en que se hacen”.

- Sentido exposición “darla por nula” - 1567 significa que la obligación se tiene por no contraída, por
  inexistente.
  Sin embargo, la expresión no es afortunada, puesto que no hay nulidad.
  La obligación contraída es plenamente válida y no adolece de vicio que la anule.

- Dado que para el acreedor la resciliación o consentimiento para dejar sin efecto un contrato importa
  la renuncia a un derecho y a las ventajas que el contrato podría reportarle, es que la ley exige que
  sea capaz de disponer libremente de sus bienes.
  Si el contrato es bilateral  Ejemplo compraventa ambas partes deben ser plenamente capaces.

  RG:
- Toda obligación (1567) puede resciliarse o dejarse sin efecto por mutuo acuerdo de las partes,
  cualquiera que sea su fuente, contrato, cuasicontrato, delitos, cuasidelitos o ley. Excepcionalmente
  las partes no pueden convenir la abolición de ciertas obligaciones.

 Ejemplo: El Matrimonio no puede resciliarse.

El Matrimonio no puede resciliarse por lo tanto tampoco los derechos y obligaciones que nacen de
él; ídem las relaciones de familia, derechos de alimentos, etc.

3) La Revocación  Una declaración de voluntad unilateral, que consiste en la retractación de un
   acto jurídico precedente, incluso bilateral, consentida por la ley al autor de dicha retractación
   (Messineo)

Este es un derecho excepcional que puede, por lo tanto, ejercerse sólo cuando la ley lo concede o lo
han pactado las partes.

Ello sucede generalmente en los contratos de tiempo indeterminado o de ejecución continuada o
periódica.

Ejemplo:
                La revocación del MandatoArt. 2163 N°3
                La revocación del contrato de donación por ingratitudArt. 1428

Existen actos jurídicos que por su naturaleza son esencialmente revocables, por ejemplo: el
testamento.

4) Resolución
Es el efecto de la condición resolutoria cumplida, trátese de una condición resolutoria tácita o de un
pacto comisorio

a) Condición = Es el hecho futuro o incierto del cual depende el nacimiento o la extinción de un
derecho (1473  1479)
Ejemplo: Cond. Res. ordinaria 1479: Te presto mi paraguas el que me devolverás si no llueve.
       Te presto mi auto el que me devolverás si no lo cuidas.

b) C.R.T. Consiste en no cumplirse lo pactado por una de las partes en un contrato
bilateral1489

c) Pacto Comisorio 1877 (El C.C. lo reglamenta a raíz de la Compraventa, pero ya que el pacto
   comisorio no es sino, la conducción resolutoria tácita que ha sido expresada, puede estipularse
   en todo contrato.

Efectos Condición Resolutoria Cumplida Es un modo de extinguir las obligaciones; opera con
                                           efecto retroactivo, es decir, se entiende que el
                                           contrato jamás existió.

Ejemplo: Compraventa en que no se paga el precio.


5) Terminación  Es el nombre que toma la revocación en determinados tipos de contratos,
                 llamados contratos de tracto sucesivos Aquellos en que las obligaciones de
                 las partes se van cumpliendo en el tiempo Ejemplo contrato de
                 Arrendamiento (Art. 1951) y Trabajo.

Acto en virtud del cual el contrato que es fruto de un acuerdo de voluntades, puede dejarse sin
efecto, es decir, perder su eficacia, por la Voluntad de uno de ellos.

Por lo tanto se define  “El término de una relación contractual decidido por una de las partes y
comunicado a la otra”.

La naturaleza de estos contratos impiden que la terminación opere retroactivamente y, por lo tanto,
ella sólo produce efectos para el futuro opera, por lo tanto, ex nunc.




     LA INEFICACIA POR INEXISTENCIA EN EL CÓDIGO CIVIL CHILENO


1.      Concepto
        Es la sanción para los actos jurídicos celebrados con omisión de uno de los requisitos
        exigidos para su existencia jurídica.
        En consecuencia, es inexistente el acto jurídico a que falta la voluntad o consentimiento, el
        objeto, la causa, las solemnidades establecidas para la existencia del acto y, en general, el
        acto jurídico que carece de alguno de sus elementos esenciales.
     Ejemplo: Un contrato de compraventa en que no se pacte un precio

2.   Origen de la teoría de la inexistencia jurídica
     Fue formulada por el jurista alemán Zacharie a comienzos del siglo XIX a propósito del
     contrato de matrimonio.

     Debido a que la nulidad es una sanción de Derecho estricto, es decir, aplicable sólo a
     aquellos casos en que el legislador la ha establecido como sanción en forma expresa,
     Zacharie se planteó la siguiente pregunta: ¿Qué sucede con el matrimonio entre dos
     hombres o entre dos mujeres?

     ¿Se tratará de un matrimonio válido, sólo porque el legislador no lo sancionó expresamente
     con nulidad?

     Para escapar de tal conclusión, los juristas alemanes razonaron de la forma siguiente: Para
     que el matrimonio exista, la ley supone necesariamente el acuerdo de voluntades entre un
     hombre y una mujer, de modo que si el acuerdo es entre dos personas de idéntico sexo, el
     matrimonio es inexistente. Por ello, el legislador no necesitó siquiera declarar su falta de
     eficacia.

     Con el transcurso del tiempo se extendió esta noción a los actos patrimoniales.


     En la doctrina nacional también ha surgido la controversia respecto de si el Código Civil
     chileno sanciona o no con la inexistencia los actos jurídicos en que se ha omitido un
     requisito de existencia.

     Al respecto existen dos opiniones opuestas, las cuales encuentran sustento tanto en los
     autores como en la jurisprudencia.


3.   Tesis de don Luis Claro Solar: La teoría de la inexistencia tiene aplicación en el
     Código Civil Chileno

     Así, si a un acto jurídico falta una de las cosas esenciales, no puede producir efecto alguno;
     es la nada.

     La nada y la nulidad son conceptos diferentes. La nada es la no existencia y su sanción es la
     misma inexistencia que ha hecho imposible el perfeccionamiento del acto y la producción de
     algún efecto.

     Por el contrario, la nulidad es la invalidez; es la sanción del vicio de que adolece el acto.

     Esta distinción aparece formulada en el artículo 1444 C.C. y en muchas otras disposiciones
     del Código:
         a) Art. 1444 C.C.      →       “... no produce efecto alguno...” En circunstancias de que el
            acto que adolece de un vicio de nulidad produce todos sus efectos mientras ésta no sea
            judicialmente declarada;
         b) Art. 1701 C.C.      →       “... se mirarán como no ejecutados o celebrados...” Es decir,
            como inexistentes;
         c) Art. 1809 C.C.      →       “... y en caso de no convenirse no habrá venta...”;
         d) Idem: Arts. 1814, 2025, 2055


         El alcance de la sanción “... no produce efecto alguno...” o “... se mirarán como no
         ejecutados o celebrados...” es más amplio que el de la nulidad, puesto que el acto que
         adolece de un vicio de nulidad se tiene por ejecutado y celebrado y produce todos los
         efectos que le son propios, mientras la nulidad no sea declarada.


 4.      Tesis de don Arturo Alessandri Rodríguez: La teoría de la inexistencia no tiene
         aplicación en el Código Civil Chileno

La máxima sanción que establece el Código Civil es la nulidad absoluta. Así, si a un acto falta algún
requisito de aquellos doctrinariamente llamados requisitos de existencia, dicha omisión autoriza para
la declaración de nulidad absoluta del referido acto.

         Sus argumentos son los siguientes:
         a) El Código Civil chileno no contempla como sanción la inexistencia, ni reglamenta sus
            consecuencias. En cambio, en el Título XX del Libro IV denominado “De la Nulidad y
            Rescisión”, el Código determina los efectos que produce la omisión de un requisito
            exigido por la ley, tanto para la existencia, como para la validez de los actos jurídicos;

         b) El artículo 1682 C.C. sanciona con la nulidad absoluta la omisión de los requisitos o
            formalidades que las leyes prescriben para el valor de ciertos actos o contratos en
            consideración a su naturaleza; sea que se trate de la omisión de un requisito de
            existencia como de la omisión de un requisito de validez del acto o contrato;

         c) Ello se corrobora, pues el artículo 1682 C.C. sanciona con la nulidad absoluta los actos
            de los absolutamente incapaces, en circunstancias que, según la doctrina, dichos actos
            son inexistentes por faltar la voluntad y no nulos.


 5.      Postura de don Luis Claro Solar frente a los argumentos de don Arturo Alessandri
         Rodríguez

         a) Debido a que el Código reglamenta la nulidad y rescisión como un modo de extinguir las
            obligaciones, mal podría haber regulado los efectos de la inexistencia, puesto que el
            acto inexistente no genera obligaciones que haya que extinguir.
            Por el contrario, cuando el Código reglamenta la nulidad parte del supuesto que el acto
            jurídico ha nacido a la vida del derecho, es decir, que el acto o contrato existe, produce
              efectos y genera obligaciones, lo que implica necesariamente que se han cumplido los
              requisitos esenciales para su existencia jurídica;

         b) El artículo 1682 C.C. no dispone que es nulo el acto o contrato a que falta alguno de los
            requisitos que la ley prescribe para su validez en atención a que se ha omitido un
            requisito de su esencia. La disposición se refiere a la omisión de requisitos exigidos para
            el valor del acto, debiendo entenderse la expresión valor como sinónimo de validez;

         c) Los dementes, impúberes y los sordomudos que no pueden darse a entender por escrito
            (redacción derogada, hoy sordos o sordomudos que no pueden darse a entender
            claramente), si bien carecen de discernimiento o les resulta imposible expresar una
            voluntad consciente, en el hecho pueden aparentemente consentir. Por ello, la ley
            expresamente declara que adolece de nulidad absoluta el acto o contrato de las
            personas absolutamente incapaces.

 6.       Opinión del Profesor Víctor Vial
El código no formuló expresamente la distinción entre requisitos de existencia y de validez de los
actos jurídicos, por lo que en algunos casos incluso los confunde.
          Comerciabilidad del objeto como requisito de existencia del acto jurídico, pero a la vez de su
          validez, según el artículo 1464.
          No obstante, implícitamente el legislador distingue entre requisitos de existencia y de validez
          del acto jurídico, según expuso don Luis Claro Solar a la luz del artículo 1444 C.C.
          Así, el hecho de que el Código Civil no hable de “acto inexistente” ni la regule como sanción,
          no permite afirmar que ella no tenga acogida en nuestra legislación.

 7.      Principales diferencias entre el acto inexistente y el acto nulo

         a) El acto inexistente no produce efecto alguno que sea necesario terminar mediante el
            ejercicio de una acción, pues no ha nacido a la vida del derecho.
            Por el contrario, el acto que adolece de un vicio de nulidad, nace a la vida del derecho y
            produce sus efectos propios, como si fuese válido. Solo que dicha producción de efectos
            está sujeta a terminar, pues desaparecerá el acto una vez que se declare su nulidad.

         b) La inexistencia de un acto opera de pleno derecho o ipso jure, es decir, no se requiere
            de una sentencia judicial que la declare.
            Ello no obsta a que el juez constate la inexistencia de un acto o contrato sobre el cual se
            ha planteado una controversia. No obstante, el acto es inexistente antes de la
            constatación judicial.
            Por el contrario, la anulación de una acto no puede hacerse sino en virtud de una
            sentencia judicial.

         c) El acto inexistente no puede sanearse, esto es, adquirir existencia.
            En cambio, el acto que adolece de un vicio de nulidad puede sanearse o validarse.


 I.      LA NULIDAD CIVIL
1) Concepto:

“Es la sanción legal establecida para todo acto o contrato a que falta alguno de los requisitos que la
ley prescribe para el valor del mismo acto o contrato, según su especie y la calidad o estado de las
partes”. (Art. 1681)

- Se encuentra reglamentada en el título XX del libro IV del C.C.

 DE LA NULIDAD Y RESCISIÓN

- Estas normas tienen una vigencia general
 Salvo que la ley en atención a las características especiales de ciertos negocios jurídicos
 contemple normas especiales Ley Matrimonio Civil.

- Se encuentra reglamentada como un modo de extinguir las obligaciones (Art. 1567 N°8)              al
  igual que en el C.C. Francés.

Sin embargo, la declaración de nulidad no extingue directamente las obligaciones, sino que destruye
el acto o contrato que las engendra, por lo tanto, las obligaciones se extinguen por vía indirecta o
consecuencial.


2) Clases de Nulidad Según Art. 1681/2° Absoluta o Relativa

Las principales diferencias entre una y otra dicen relación con:
a) Causales para invocarla
b) Personas que pueden impetrarla o demandarla
c) Saneamiento

A pesar de las diferencias:

Los Efectos que produce su declaración son los mismos o idénticos para una u otra clase de nulidad.

N.A. “Es la sanción impuesta por el legislador a todo acto o contrato a que falte alguno de los
        requisitos que la ley prescribe para el valor del mismo acto o contrato, según su especie”.

N.R. “ Es la sanción impuesta por el legislador a todo acto o contrato a que falte alguno de los
        requisitos que la ley prescribe para el valor del mismo acto o contrato, según la calidad o
        estado de las partes”


3) Terminología:
N. AbsolutaSe llama así, pues el acto en que incide, está viciado en
       sí mismo y, por lo tanto, es objetivamente nulo respecto                                   de
todosEjemplo: Objeto ilícito.
N. Relativa  Recibe este nombre, pues el acto en que incide en sí es
        sano, y sólo es anulable pues el vicio de que adolece
        dice relación o es “relativo” a las personas que lo
        ejecutan o celebran, por ello el vicio de nulidad es
        relativo al autor o a las partes.

* S/EUna vez declarada judicialmente la Nulidad, los efectos de ambas, que son idénticos,
       afectan a todo el mundo, es decir, son absolutos.

En doctrina el término nulidad  es la denominación técnica que recibe la Nulidad Absoluta en
tanto que el término rescisión  es la denominación técnica que la recibe la Nulidad Relativa.

Sin embargo, nuestro Código a pesar del encabezado del título XX, utiliza los términos de Nulidad y
Rescisión indistintamente para señalar Nulidad absoluta y Nulidad Relativa.

Regla General en materia de ineficacia por nulidad en nuestro código es la rescisión o nulidad
relativa, según 1682/3° o final.


4) Principios comunes a ambas clases de nulidad (absoluta y relativa)

      a) La Nulidad es una sanción de Derecho estricto Es decir, no hay más casos de Nulidad
         que los que el legislador ha establecido expresamente y, por lo tanto, es una sanción que no
         puede ser aplicada por analogía. Se deduce de la definición legal contenida en el artículo
         1681 C.C.

      b) La Nulidad no puede renunciarse anticipadamente, pues las normas que la regulan son de
         Orden Público, es decir, protegen los intereses superiores de la colectividad1469 C.C.

      c) Para que produzca sus efectos, la Nulidad debe ser declarada judicialmente.

      d) Cuando dos o más personas han contratado con un tercero, la nulidad declarada a favor de
         uno de ellas no aprovechará a las otras 1690 C.C..

      e) La Nulidad puede hacerse valer en juicio como acción o como excepción.

      f) La Nulidad es una Sanción a un vicio originario Es decir, a un vicio de que adolecía el
         Acto al momento de su formación. No es posible, por lo tanto, que un Acto que ha nacido
         válido pueda convertirse en Nulo.


II.      LA NULIDAD ABSOLUTA

1) Definición: Art. 1681“Es la sanción a todo acto o contrato a que falte alguno de los requisitos
                              que la ley prescribe para el valor del mismo acto o contrato, según su
                              especie”.
2) Causales: Art. 1682
       a.- El objeto ilícito
       b.- La causa ilícita
       c.- Los actos y contratos de las personas absolutamente incapaces
      d.- La omisión de algún requisito o formalidad que las leyes prescriben para el valor de ciertos
           actos o contratos en consideración a la naturaleza de ellos

A estos casos se agregan por los que niegan la teoría de la inexistencia dentro de nuestro C.C., los
siguientes:

        e.- El error esencial u obstáculo (algunos los sancionan con N.R.)
        f.- La falta de Voluntad
        g.- La falta de Objeto
        h.- La falta de Causa
        i.- La falta de Solemnidades requeridas para la existencia de los Actos Jurídicos.


3) Caracteres Según el artículo 1683, la nulidad absoluta es una sanción establecida por el
               legislador para proteger la moral y obtener la observancia de la ley y no se
               encuentra establecida en el interés de determinadas personas.

                  De ello se derivan caracteres de la nulidad absoluta que dicen relación con su
                  petición y declaración y con su saneamiento.


I. Petición y Declaración de Nulidad Absoluta

Declaración de N.A.  Para que un acto sea nulo, es decir, para que la Nulidad produzca sus
                         efectos debe ser declarada judicialmente. Sólo después de
                         pronunciada la sentencia declarando al acto o contrato nulo, absoluto o
                         relativamente, se producirán los efectos de la Nulidad. Antes de la
                         sentencia el acto o contrato no es nulo, sino anulable.


El art. 1683 C.C. establece de qué maneras se puede obtener la declaración de nulidad absoluta.


Declaración de nulidad absoluta:
   a) De oficio por el juez1683 1° parte.
   b) A petición del Ministerio Público  1683 3° parte.
   c) A petición de una persona que tiene interés en ello  1683 2° parte.



a) Declaración de nulidad absoluta de oficio por el juez1683 1° parte
Constituye una calificada excepción en materia procesal civil en Chile, pues la regla general es que
los jueces sólo puedan actuar a petición de parte.

Sin embargo según el art. 1683 CC., el juez debe actuar de oficio y declarar la nulidad absoluta
cuando aparece de manifiesto en el acto o contrato.

¿Qué se entiende por “manifiesto”?

- El término manifiesto no ha sido definido por el legisladorArt. 20 C.C.  Sentido natural y obvio
  = Diccionario de la Lengua
  “manifiesto” = descubierto, patente, claro.

- Cuando de la simple lectura del instrumento en que consta el acto, el juez advierte su existencia,
  sin necesidad de relacionarlo con ninguna otra prueba o antecedente del proceso (Sentencia de la
  C.S.).

Ejemplo: Una escritura pública que contiene una compraventa entre cónyuges no divorciados
perpetuamente 1796 C.C.

- La omisión de declarar de oficio la nulidad absoluta cuando el vicio aparece de manifiesto en el
acto o contrato constituye un vicio de forma del proceso, el cual debe reclamarse vía recurso de
casación en la forma.


b) Declaración de nulidad absoluta a petición del Ministerio Público  1683 3° parte.
   El Ministerio Públicopuede pedir la declaración de nulidad absoluta del acto o contrato en el
   interés de la moral o de la ley.

Según art. 350 COTEl Ministerio Público es un organismo auxiliar de la administración de justicia
                      que se compone de los fiscales de las Cortes de Apelaciones y del Fiscal
                      de la Corte Suprema.

Le está encargada la representación ante los Tribunales de Justicia del interés general de la
sociedad y de la ley.

Por lo tanto, el interés que faculta al Ministerio Público para solicitar la declaración de nulidad
absoluta no es un interés pecuniario, sino de protección de la Moral y observancia de ley, pues la
sanción de la nulidad absoluta es de Orden Público. En otras palabras, mira al interés general de la
sociedad.

Por esta misma razón, el Ministerio Público puede solicitar la declaración de nulidad absoluta del
acto o contrato, a pesar de que el vicio de que adolezca no aparezca de manifiesta en ellos.



c) Declaración de la nulidad absoluta a petición de una persona que tiene interés en ello  1683 2°
parte
Es lo normal, constituye la regla general que el juez declare la nulidad absoluta de un acto o contrato
a petición de parte.




COMENTARIOS:

1) Según la doctrina y Jurisprudencia el interés que habilita a solicitar la declaración de nulidad
 absoluta debe ser:

     a) Pecuniario o Patrimonial  es decir, susceptible de ser apreciado en dinero
     b) Actual  es decir, debe existir al momento de solicitarse la declaración de nulidad
         absoluta.

Por lo tanto, no basta un interés meramente afectivo o moral como el que motiva la intervención del
Ministerio Público.

    El peticionario debe probar que su interés es pecuniario y actual.


2) Las personas interesadas en solicitar la declaración de nulidad absoluta del acto o contrato,
   pueden serlo el autor o las partes, pero además terceros.

La ley no exige haber intervenido en el acto o contrato cuya validez se impugna basta con tener un
interés pecuniario en la declaración de la nulidad absoluta.

Ejemplo: El acreedor embargante en la hipótesis del Art. 1464 N°3 en que la enajenación no ha sido
          autorizado por el juez, ni consentida por él.


3) Excepción del Art. 1683 C.C.

       No puede pedir la declaración de nulidad absoluta: “el que ejecutó el Acto o celebró el
contrato, sabiendo o debiendo saber el vicio que lo invalidaba”.

IMPORTANTE:
          Dado que estamos en presencia de una norma excepcional, ésta debe interpretarse
restrictivamente. Por lo tanto, sólo el autor o las partes que supieron o debieron saber el vicio que
invalidaba el acto o contrato no podrán solicitar su declaración de nulidad absoluta, pero no así
terceros.

La expresión saber  Significa tener un conocimiento personal, real y efectivo del vicio que
                     invalidaba el acto o contrato por parte del autor o las partes.
Debiendo saber  Alude al conocimiento presunto que debería tener el autor o las partes en
                atención a las circunstancias que rodean al acto o contrato o a la condición de
                quienes intervienen en él.


a) Situación del representado  ¿Puede el representado demandar la nulidad del contrato
celebrado dolosamente por el Representante?

Jurisprudencia está dividida:

Fallo C.S. año 1938  No; pues de conformidad a lo dispuesto por el artículo 1448 C.C., lo hecho
por el representante se entiende hecho por el representado.

Fallo C.S 1941 Si puede, pues el dolo es un acto personalísimo y el representante sólo está
autorizado para ejecutar actos lícitos.

Fallo C.A. la prohibición del Art. 1683 C.C. se refiere al que ha intervenido directamente en el acto o
contrato, pero no al que ha sido legal o convencionalmente representado, a menos que se
compruebe la concurrencia de su voluntad.

b) Situación de los herederos  ¿Pueden los herederos del causante que ejecutó el acto o
celebró el contrato sabiendo o debiendo saber el vicio que lo invalidaba, impetrar la nulidad absoluta
del acto o contrato?

Jurisprudencia uniforme  No, por los siguientes argumentos:

    a) Los herederos y cesionarios sólo adquieren por sucesión por causa de muerte los derechos
       y obligaciones transmisibles del causanteArt. 1097/1° C.C.
       Por lo tanto, si el causante no tenía derecho a solicitar la declaración de nulidad absoluta 
       Los Herederos no pueden adquirir por sucesión por causa de muerte un derecho que éste
       no tenía, es decir, no pueden solicitar la declaración de nulidad absoluta.

    b) Según el art. 1685 C.C., los herederos del incapaz que ha inducido dolosamente al acto o
       contrato no pueden demandar la nulidad relativa del acto o contrato.
       Si el Art. 1685 no permite a los herederos del incapaz doloso solicitar la nulidad relativa del
       acto o contrato, con mayor razón, entonces, les está prohibido a los herederos y cesionarios
       de las personas capaces, alegar la nulidad absoluta del acto o contrato ejecutado o
       celebrado por el causante.

Opinión en contrario del Sr. Gonzalo Barriga:
         El art. 1683 C.C. establece una incapacidad o inhabilidad. Por ello, el art. 1683 C.C. debe
ser interpretado restrictivamente y referirse la limitación sólo a quien ejecutó el acto o celebró el
contrato sabiendo o debiendo saber el vicio que lo invalidaba, pues dentro de los términos literales
de la ley no cabrían los herederos y cesionarios.

Salvedad del art. 1683 primera parte C.C.
        Sin perjuicio de que quien ha ejecutado el acto o celebrado el contrato sabiendo o debiendo
saber el vicio que le invalidaba no puede demandar la Nulidad del mismo, el tribunal puede declarar
su nulidad absoluta cuando el vicio aparece de manifiesto en él.


Continuación de la materia
Señalamos que los caracteres de la N.A. dicen relación con su Declaración (I) y Saneamiento (II).



II Saneamiento de la nulidad absoluta (1683 parte final)


1) La nulidad absoluta no puede sanearse por la ratificación de las partes.
Por lo tanto, la voluntad de las partes no puede validar un acto nulo absolutamente, pues esta
sanción está establecida en interés general (interés moral y legal)


2) La nulidad absoluta no puede sanearse por un lapso que no pase de 10 años.
Modificaciones sucesivas al Art. 1683 han reducido este plazo primero 30, luego 15 años.

Por lo tanto, la nulidad absoluta sólo puede sanearse por el transcurso del tiempo.
El tiempo requerido para el saneamiento de la nulidad absoluta es de 10 años contados desde la
fecha de celebración del acto o contrato.


Precisión:
Según algunos, transcurridos 10 años el acto o contrato se convalida, es decir, el tiempo lo purifica,
hace desaparecer el vicio  la enfermedad se cura.

Sin embargo, José Clemente Fabres  No es que el acto se haya saneado o convalidado, lo que
realmente sucede es que la acción personal de nulidad absoluta prescribe extintivamente a los 10
años (Art. 2492  2514) Existe Jurisprudencia en este sentido.


Recapitulando caracteres de la nulidad absoluta:

- La acción para pedir la nulidad absoluta es irrenunciable. Art. 1469 C.C.
Se concede sin distinguir si el acto se ha cumplido o no.

- La nulidad absoluta no se produce de pleno derecho, sino que debe ser declarada judicialmente.
Mientras ella no se declare el contrato es tan solo anulable y produce sus efectos.



                                        NULIDAD RELATIVA
     Fundamento
 Es una sanción legal que no se encuentra establecida en el interés de la moral y de la ley, es decir,
 no protege los intereses de la colectividad, sino de determinadas personas en cuyo beneficio el
 legislador la estableció.

 Concepto (1681 C.C.)
 “Es la sanción establecida por el legislador para todo acto o contrato a que falta alguno de los
 requisitos que prescribe la ley para el valor del mismo acto o contrato, según la calidad o estado de
 las partes”.

 Causales:
 Según redacción del Art. 1682, que enumera las causales de nulidad absoluta las de nulidad relativa
 se determinan por exclusión.
 Es decir, primeramente debe determinarse si el vicio configura una causal de nulidad absoluta y si
 no, y además, consistiere en la omisión de un requisito o formalidad que la ley prescribe para el valor
 del acto o contrato en consideración a la calidad o estado de las personas que lo ejecutan o
 celebran, se concluye que el vicio produce nulidad relativa y, en consecuencia, da derecho a
 declarar la rescisión del acto o contrato.
 Constituye la regla general, art. 1682/3º C.C.

 Por lo tanto las causales de nulidad relativa son las siguientes:

 1) Los actos de los relativamente incapaces
 2) El error sustancial
 3) El error en la calidad accidental cuando dicha calidad haya sido el principal motivo que tuvo una
    parte para contratar y esto fue conocido por la otra.
 4) El error en la persona, en los casos en que es relevante (causa principal del contrato)
 5) La fuerza o violencia moral grave, actual, injusta y determinante
 6) El dolo determinante; que en los actos jurídicos bilaterales debe ser además obra de una de las
    partes
 7) La omisión de algún requisito o formalidad que la ley prescribe para el valor del acto en
    consideración a la calidad o estado de las personas que la ejecutan o celebran
 8) La Lesión en determinados casos previstos por la ley
 9) Para algunos basados en argumentos de textoEl error esencial u obstáculo


 Titulares de la acción de nulidad relativa ¿Quiénes pueden pedir la declaración de N.R.?

 De conformidad al Art. 1684, la nulidad relativa sólo puede ser alegada por aquellos en cuyo
 beneficio la han establecido las leyes o por sus herederos o cesionarios, es decir, sus
 causahabientes.

 a.- Aquellos en cuyo beneficio la han establecido las leyes

Por tanto:      Sólo la víctima de error, fuerza o dolo, así como el incapaz relativo y, en general, la
persona en consideración a cuya calidad o estado la ley dispuso para el valor del acto o contrato la
formalidad o requisito omitido podrán demandar la rescisión o nulidad relativa del respectivo acto o
contrato, PERO NO LA CONTRAPARTE.

Art. 1684       No puede ser declarado de oficio por el juez, aunque aparezca de manifiesto en el
acto o contrato.

               Tampoco puede ser solicitada por el ministerio público en el interés de la ley.


 b.- Asimismo, los herederos de una persona que fallece teniendo derecho a demandar la
      nulidad relativa

 Es lógico, pues los herederos representan al causante y le suceden en todos sus derechos y
 obligaciones transmisibles 1097/1°


 c.- Los cesionarios de la persona que tenía derecho a demandarla

 Es decir, las personas a quienes los beneficiados con la sanción de nulidad relativa transfieren por
 acto entre vivos los derechos que emanan del acto o contrato nulo.


                         NORMA EXCEPCIONAL DEL ARTÍCULO 1685 C.C.

 Situación del incapaz que no puede demandar la rescisión del acto o contrato, pues dolosamente
 indujo a la ejecución del acto o la celebración del contrato.


 El Art. 1685  priva excepcionalmente al incapaz doloso del derecho a demandar la nulidad
 relativa de un acto o contrato alegando su incapacidad para obligarse.  Sanciona la mala fe
 del incapaz.

 Es producto de la máxima: “Nadie puede beneficiarse de su propio dolo”


 Sin embargo  el solo hecho de afirmar ser mayor de edad o de no existir interdicción u otra
 causa de incapacidad no basta para privar al incapaz relativo del derecho de alegar la nulidad
 relativa.
     pues ello no constituye dolo según legislador.

       frente a esta sola aserción, según lo dispone el Art. 1685 se sanciona la excesiva credulidad
 de quien no hizo nada por cerciorarse si a su contraparte le afectaba o no una causal de
 incapacidad.

 No es el caso por, ejemplo, del menor adulto que junto con mentir respecto a su edad ha
 adulterado su Cédula Nacional de Identidad o falsificado una partida de nacimiento.
SANEAMIENTO DE LA NULIDAD RELATIVA


La nulidad relativa puede sanearse por el

1) Transcurso del tiempo o por la
2) Ratificación de las partesdenominada también confirmación del acto nulo.

1) Saneamiento de la nulidad relativa por el transcurso del tiempo - Art. 1691 C.C.

Por lo tanto, el saneamiento de la nulidad relativa supone que la persona que tenía derecho a
demandar la nulidad relativa no lo hace en el lapso de 4 años.

Para determinar desde qué momento se cuenta el plazo de 4 años o CUADRIENIO la ley distingue:

a) En el caso de violencia o fuerza  el cuadrienio se cuenta desde el día en que hubiera cesado.

b) En el caso de error o dolo  el cuadrienio se cuenta desde el día de la celebración del acto o
                                contrato.

c) En el caso de incapacidad legal  el cuadrienio se cuenta desde el día en que haya cesado la
                                          incapacidad.

Por lo tanto:

- Para los menores adultos el cuadrienio comenzará a contarse el día que cumplan 18 años.

- Para los disipadores declarados en interdicción de administrar lo suyo, comenzará a contarse
  desde el día de la rehabilitación en la administración de sus bienes.

1691/final  Sin perjuicio de los plazos establecido en leyes especiales.

¿Desde cuándo se computa el plazo tratándose de incapacidades especiales?
Unos  se aplica el art. 1691 C.C., es decir, desde que se cesa la incapacidad especial;
Otros  se cuenta desde la fecha de la celebración del acto o contrato, pues, por regla general, las
personas protegidas por la incapacidades especiales son los terceros y no los individuos sobre los
que recae la prohibición.




                                    SUSPENSIÓN DEL PLAZO



Si la persona que puede demandar la rescisión muere antes del vencimiento del plazo de 4
años – SUSPENSIÓN DEL PLAZO

El Art. 1692efectúa una doble distinción:
1) Si los herederos son mayores o menores de edad
2) Si el cuadrienio había o no empezado a comer

1.           Si los Herederos son mayores de edad
  a)          Si el cuadrienio no ha empezado a correrTendrán un plazo de 4 años para pedir la
            rescisión del acto o contrato celebrado por el causante, plazo que cuenta desde la muerte del
            causante.
            Ejemplo:          Incapaz celebra contrato de compraventa a los 16 años y muere al
                              cumplir 17 años dejando un heredero mayor de edad (su padre)

Heredero puede pedir la rescisión del contrato de compraventa en el plazo de 4 años contados
desde la muerte del incapaz.

       b)   Si el cuadrienio ha empezado a correr Herederos podrán pedir la rescisión en el tiempo
            que falte para cumplir los 4 años.
            Ejemplo:         Menor adulto al cumplir los 17 años se compró un Auto. Lo hizo sin
                             estar representado ni autorizado por su representante legal y se
                             muere a los 19 años (cumpleaños)

III.        Heredero puede pedir la rescisión del contrato de compraventa en el plazo de 3 años

2. Si los Herederos son menores de Edad
a) Si el Cuadrienio no ha empezado a correr  los herederos podrán demandar la rescisión del
   acto o contrato celebrado por el causante en el plazo de cuatro años que se cuenta desde que
   los herederos llegan a edad mayor.

       Ejemplo:     Si menor adulto compra un automóvil, sin estar representado ni autorizado
                    por su Representante legal, a los 16 años y muere a los 17, sucediéndole
                    como heredero su hermano de 15 años.

- El plazo para demandar la nulidad relativa no ha empezado a correr, pues el comprador era
incapaz relativo al momento de su muerte1691/3° C.C.

- Según 1692/2° C.C. el plazo para pedir la rescisión del contrato celebrado por el causante se
suspende en beneficio de los herederos menores de edad.

Así, el heredero (hermano de 15 años) tendrá un total de 7 años para declarar la nulidad relativa del
contrato de compraventa celebrado por el causante menor adulto  cuadrienio + 3 años que le faltan
para cumplir 18 años.

b) Si el cuadrienio ha empezado a correr  Herederos podrán pedir la rescisión en el tiempo que
   falte par cumplir los 4 años, plazo que se empieza a contar el día que lleguen a ser mayores de
   edad.
   En ejemplo anterior el comprador muere a los 19 años y lo sucede un hermano de 15 años               éste dispondrá
   complete el cuadrienio.

* Hay que destacar que la única causa de suspensión del plazo que tienen los herederos para
  pedir la rescisión del acto o contrato celebrado por el causante es su menor edad (de los
  herederos)

Por lo tanto, el cuadrienio no se suspende en favor de los herederos que son incapaces por otra
causa (Ejemplo: prodigalidad)

La suspensión del plazo o cuadrienio en beneficio de los herederos menores de edad tiene, sin
embargo, un límite, impuesto por el Art. 1692/3° Los herederos menores de edad no podrán
solicitar la declaración de nulidad relativa pasados 10 años desde la celebración del acto o
contrato.


Ejemplo:
Muere un menor adulto de 17 años que tiene derecho a solicitar la nulidad relativa de un contrato, es
decir, una persona respecto de la cual el cuadrienio no ha comenzado a correr, dejando un hijo de
un año.

Si se aplicaran las reglas generales, el hijo tendría un plazo de 21 años para demandar la nulidad
relativa del contrato celebrado por su padre. (17 años para ser mayor de edad + 4 años, es decir, el
cuadrienio completo)

Sin embargo, el art. 1692/3°Establece un límite, un tope máximo al beneficio de la suspensión del
plazo para declarar la rescisión = 10 años que se cuentan desde la fecha de celebración del acto o
contrato.


    SEGUNDA FORMA DE SANEAMIENTO DE LA NULIDAD RELATIVA 1684 Parte final

2)      Por la ratificación de las partes  denominada Confirmación del Acto o Contrato
rescindible.

El Código utiliza la expresión “ratificación”. Sin embargo, doctrinariamente el término “ratificación”
significa o designa: → “El acto por el cual una persona asume por su cuenta los actos efectuados a
su nombre por otra persona que no tenía poder para ello”.

El código, sin embargo, denomina ratificación al  “Acto Jurídico. unilateral por el cual la parte que
tenía el derecho de alegar la nulidad relativa renuncia a esta facultad, saneando el vicio de que
adolecía el acto o contrato” (J. de D. Carmona)

Nosotros utilizaremos la denominación doctrinaria, a saber, CONFIRMACIÓN del acto o contrato
RESCINDIBLE.
- La confirmación del Acto rescindible es, por lo tanto, una verdadera renuncia al derecho de
  impetrar la nulidad relativa, borrándose así el vicio.

- Los autores modernos hablan incluso de CONVALIDACIÓN del acto rescindible, concibiéndose
   este acto jurídico unilateral como la agregación de un hecho o supuesto al acto jurídico que se
   concebía como nulo, dándole de esta forma validez.

FundamentoArt. 12 C.C.  1684

IMPORTANTE: No confundirse con los rasgos comunes a la nulidad absoluta y la nulidad relativa,
pues lo que no puede hacerse es renunciar “anticipadamente” a esta sanción

Algunos autores modernos van más allá y señalan que más que una renuncia, la convalidación del
acto rescindible implica algo más que el no ejercicio de la acción de nulidad, pues por ella se obtiene
la validez del negocio jurídico.

Por lo tanto, señalan que la verdadera fundamentación de la convalidación del acto rescindible se
encuentra en el “principio de la conservación del negocio jurídico”, que postula que el ordenamiento
debe cautelar al máximo la mantención del negocio para que las partes obtengan el fin perseguido.

CLASIFICACIÓN DE LA CONFIRMACIÓN  1693

1) Expresa Es aquella que efectúa la parte que tiene derecho a pedir la rescisión del A.J., a
   través de una declaración en la cual manifiesta en términos explícitos su voluntad de validar el
   acto.
2) Tácita 1695: es la ejecución voluntaria de la obligación contraída.
    a) Por tanto, la ejecución debe hacerse libre y espontáneamente, sin adolecer la voluntad del
   confirmante de vicios.
    b) El confirmante debe tener conocimiento que el acto que confirma adolece de un vicio que
   autoriza para demandar su rescisión o nulidad relativa y a pesar de ello lo ejecute.




CARACTERÍSTICAS DE LA CONFIRMACIÓN

1) Es un acto jurídico unilateral  Para nacer a la vida del derecho requiere sólo la
   manifestación de Voluntad de una sola parte: El confirmante, es decir, quien tiene derecho a
   impetrar la rescisión. Es un acto jurídico unilateral  a pesar de que se confirme un acto jurídico
   bilateral o plurilateral.

2) Sólo procede respecto de la nulidad relativa, pues supone una nulidad que afecte únicamente
   intereses privados  por lo tanto no es admitida para la nulidad absoluta (1683/fines)

3) El negocio confirmado adquiere plena validez.
    Respecto del confirmante sus efectos son retroactivos, pues el acto jurídico será considerado
    válido desde sus inicios y no desde la confirmación.

4) Es irrevocable, pues confirmado el acto rescindible, no podrá el confirmante solicitar la rescisión
   del acto que ha convalidado.


REQUISITOS DE LA CONFIRMACIÓN

1) Debe tratarse de un vicio que la ley sanciona con la nulidad relativa (1683/final)
2) Debe provenir de la parte que tiene derecho a alegar la nulidad relativa 1696
3) El confirmante debe ser capaz de contratar  1697
4) Debe efectuarse antes que sea judicialmente declarada la nulidad relativa del acto o
   contrato que se confirma. Pues, declarada judicialmente la nulidad, se supone que el acto
   jurídico nunca existió.
5) Debe efectuarse después de haber cesado la causa de invalidez, pues de lo contrario la
   confirmación sería rescindible.
6) Para la ratificación expresa: Cumplimiento de la solemnidad exigida por la ley para el acto o
contrato ratificado  Art. 1694
         Ejemplo: Si se confirma una compraventa de bienes raíces en que existió fuerza, la
         voluntad de confirmar debe manifestarse por escritura pública.



DIFERENCIAS ENTRE LA NULIDAD ABSOLUTA Y LA NULIDAD RELATIVA

    I.- Quienes pueden pedirla

1) La N.A. puede y debe ser declarada de oficio por el juez cuando aparece de manifiesto en el acto
   o contrato.
     La N.R. no puede ser declarada de oficio por el juez, ni aún cuando aparece de manifiesto en el
     acto o contrato. Es decir, sólo puede ser declarada a petición de parte

2) La N.A. puede alegarse por todo el que tenga interés en ello y puede pedirla el
   Ministerio Público en el sólo interés de la moral y de la ley
   La N.R. sólo puede alegarse por aquellos en cuyo beneficio lo han establecido las leyes, sus
   herederos y cesionarios.

    II.- Saneamiento
3) La N.A. se sanea transcurridos 10 años desde la fecha de celebración del acto o contrato.
     La N.R. se sanea transcurridos 4 años que se cuentan en caso de error y dolo  desde la
     fecha de celebración del acto o contrato en caso de fuerza e incapacidad legal  desde su
     cesación.

4) La N.A. no puede sanearse por ratificación del autor o las partes
     La N.R. puede sanearse a través de la ratificación o confirmación del acto o contrato rescindible
     efectuada por la parte en cuyo beneficio la ha establecido la ley, sus herederos o cesionarios.
III.- Causales (son diferentes unas de otras; se dan por reproducidas las causales de nulidad
absoluta y relativa señaladas previamente en este apunte)



              EFECTOS DE LA NULIDAD ABSOLUTA Y DE LA NULIDAD RELATIVA

La Nulidad Absoluta y relativa no producen sus efectos de pleno derecho o ipso jure

Para que se produzcan los efectos de la Nulidad (idénticos a ambas), entonces, se requiere de una
sentencia judicial con fuerza de cosa juzgada que haya declarado la nulidad absoluta o relativa
del acto o contrato cuya validez se impugna.

Por lo tanto, mientras la nulidad absoluta o relativa no ha sido declarada en virtud de una sentencia
judicial con fuerza de cosa juzgada, el acto o contrato viciado produce todos sus efectos. (el Acto
Jurídico es sólo anulable)

Una vez declarada la nulidad absoluta o relativa opera retroactivamente y destruye los efectos
producidos por el acto o contrato nulo.

Los efectos de la nulidad absoluta o relativa judicialmente declarada son idénticos y están, por lo
tanto, reglamentados por el Código sin distinción alguna 1687 y 1689 C.C.

Estos efectos son, según art. 1690 C.C. relativos, es decir, se producen únicamente respecto de las
partes que han sido legítimos contradictores en el juicio de Nulidad y no afectan a quienes no han
sido parte en él (Art. 3/2°)




EFECTOS QUE PRODUCE LA NULIDAD JUDICIALMENTE DECLARADA



                                     ESQUEMA DE ESTUDIO


I.      PARA EL AUTOR DE UN ACTO JURÍDICO UNILATERAL O PARA LAS

        PARTES DE UN ACTO JURÍDICO BILATERAL.

        1.-     Si el Acto Jurídico genera obligaciones y éstas no han sido cumplidas  1567
                N°8.
        2.-     Si el Acto Jurídico genera obligaciones y éstas se han cumplido por una o
                ambas partes o bien si el Acto Jurídico no genera obligaciones  1687
                                                                    Excepciones        efecto
                                                          restitutorio
                1) La declaración de Nulidad por objeto o causa ilícita  1468
                2) Acto Jurídico en favor de los incapaces  1688
                3) Caso del poseedor de buena fe  907


II.     EFECTOS DE LA NULIDAD JUDICIALMENTE DECLARADA EN RELACIÓN CON
        TERCEROS  1689

acción reivindicatoria contra terceros poseedores

        Excepciones acción reivindicatoria
        1) Caso del Comprador que es condenado a restituir la cosa cuando se ha declarado la
           rescisión de la compraventa por lesión enorme  1895 C.C.
        2) Caso del Poseedor que ha adquirido el dominio por prescripción adquisitiva  682, 683
           y 717 C.C.
        3) Caso del heredero o legatario indigno que enajena bienes de la herencia  Art. 974/2°



_________________________________



EFECTOS QUE PRODUCE LA NULIDAD JUDICIALMENTE DECLARADA


I.      PARA EL AUTOR DE UN ACTO JURÍDICO UNILATERAL O PARA LAS

        PARTES DE UN ACTO JURÍDICO BILATERAL.

HQD:

1.- Si el Acto Jurídico genera obligaciones y éstas no han sido cumplidas

Ejemplos:
- Comprador no ha pagado aún el precio y el vendedor no ha entregado la cosa  Acto Jurídico
   bilateral y se demanda y declara judicialmente la Nulidad del contrato de Compraventa;
- Heredero no ha pagado aún el legado Acto Jurídico unilateral y se demanda y declara
   judicialmente la Nulidad del testamento.

La declaración de Nulidad priva de eficacia al Acto Jurídico, lo destruye, impidiendo la exigibilidad de
las obligaciones que genera.

En este sentido el C.C. considera a la declaración de nulidad como un modo de extinguir las
obligaciones art. 1567 N°8.
2.- Si el Acto Jurídico genera obligaciones y estas se han cumplido por una o ambas partes o
bien si el Acto Jurídico no genera obligaciones (Ejemplo: el PagoConvención que extingue
obligaciones)  tiene lugar lo dispuesto en el Art. 1687.

Es decir  A través de la declaración de Nulidad se busca que las partes vuelvan al Estado en
que se encontraban antes de la celebración del acto o contrato nulo.

Por lo tanto, la declaración de nulidad da a las partes el derecho de exigirse recíprocamente la
restitución de todo lo que hubieren entregado en virtud del Acto Jurídico.

Ejemplo: Si se declara nula una compraventa
       - el compradordeberá devolver la cosa y
       - el vendedordeberá devolver el precio

El conjunto de restituciones o devoluciones que deben efectuarse entre las partes se rige por las
mismas reglas que da el código en materia de reivindicación artículos 904 a 915 C.C.

    Excepciones a la regla general de art. 1687

1) La declaración de Nulidad por objeto o causa ilícita a que se refiere el art. 1468

   Por lo tanto, declarada la nulidad absoluta de un acto o contrato por objeto o causa ilícita, quien
   lo ejecutó o celebró a sabiendas de que el acto o contrato adolecía de uno de estos vicios, no
   podrá exigir lo que dio o pagó en virtud del acto jurídico, pese a que él puede estar obligado a
   restituir lo que recibió (se sanciona la inmoralidad).

2) Acto Jurídico en favor de los incapaces  1688

   Por lo tanto, por regla general quien celebra un negocio con un incapaz sin observar la formalidad
   habilitante no puede obtener la restitución de todo lo que dio o pagó en cumplimiento de dicho
   negocio una vez que ha sido declarada su nulidad.

Excepcionalmente  podrá obtenerse la restitución de lo dado o pagado al incapaz cuando se
pruebe que el Acto Jurídico ha hecho “más rico” al incapaz en los términos del art. 1688/2°


El incapaz se ha hecho más rico cuando:

- Las cosas pagadas o las adquiridas por medio de ellas le hubieren sido necesarias.

Ejemplo:         A menor adulto vende a B una moto sin la formalidad habilitante y con el dinero
                 paga una deuda que tenía con C evitando que le remataran una casa de su
                 propiedad.

                 Con el dinero A compra una casa y satisface así una necesidad
                 habitacional.
- O las cosas pagadas o las adquiridas por medio de ellas no le hubieran sido al incapaz
  necesarias, pero subsisten en su poder y quisiera retenerlas

La razón de lo expuesto es porque en ambos casos el incapaz no se comporta típicamente como un
incapaz, sino como una persona sensata. Por tanto, no es digno de protección.

Ejemplo:        A compra una moto mejor


Por tanto, el incapaz no se ha hecho más rico cuando:
Cuando compra una moto mejor y la destruye en un accidente (no subsiste) o bien cuando el
incapaz gasta el dinero de la venta en fiestas, diversión, etc. Ello, porque entonces se comporta
típicamente como un incapaz.


3) Caso del poseedor de buena fe

Por regla general se debe restituir la cosa y los frutos que ella ha producido art. 907 C.C. Sin
embargo, el poseedor de buena fe no está obligado a restituir los frutos naturales ni civiles que
hubiere percibido antes de la contestación de la demanda 907/3°


II.     EFECTOS DE LA NULIDAD JUDICIALMENTE DECLARADA EN RELACIÓN CON
        TERCEROS.


Art. 1689La Nulidad judicialmente pronunciada da acción reivindicatoria contra terceros
poseedores.

ExplicaciónLa Nulidad judicialmente declarada opera con efecto retroactivo, por lo tanto, por una
ficción de la ley se reputa que el acto o contrato declarado nulo, jamás existió

A vende y tradita a B y éste a C

Asimismo, si la propiedad no ha sido transferida, sino sólo gravada con hipoteca, censo,
servidumbre o cualquier otro derecho realEl verdadero dueño tiene acción para hacer caducar
esos gravámenes por haber sido constituidos por quien no era dueño de la cosaAsí, art. 2416
C.C.

* La regla del art. 1689 no distingue si los 3os están de buena o mala fe E/D si conocían o no la
circunstancia de haber adquirido la cosa con un vicio de nulidad.

Por lo tanto la acción reivindicatoria puede intentarse contra 3os poseedores de buena o de
mala fe. Esta es una de las principales diferencias que existe entre los efectos de la Nulidad y los
efectos de la resolución, puesto que la resolución solamente da acción reivindicatoria contra
3os poseedores de mala fe. 1490 - 1491.
EXCEPCIONES LEGALES  1689


1) Caso del Comprador que es condenado a restituir la cosa cuando se ha declarado la rescisión de
la compraventa por lesión enorme.
Puesto que según el art. 1895Una vez rescindido un contrato de compraventa por lesión enorme
no caducan las hipotecas y gravámenes constituidos sobre la cosa (leer 1895 C.C.)


2) Caso del Poseedor que ha adquirido el dominio por prescripción adquisitiva (Arts. 682, 683 y 717
C.C.)
Tercero que tiene la cosa en su poder, no es dueño ya que su causahabiente no lo era S/E tercero
adquiere en virtud de la tradición la posesión de la cosa y según el artículo 683 podrá adquirir el
dominio sobre la cosa en virtud de la USUCAPIÓN o prescripción adquisitiva.

Modo de adquirir el dominio que en general supone la posesión de la cosa por un lapso de tiempo
2507, 2511.

3) Caso del heredero o legatario indigno que enajena bienes de la herencia (Art. 974/2°)
   S/E si el heredero indigno ha enajenado los bienes que adquirió por sucesión por causa de
   muerte, según el art. 976 los herederos beneficiados con la declaración de indignidad sólo
   tendrán acción contra los 3os de mala fe.

* Para Alessandri esta no sería una excepción, pues la acción de indignidad no sería una acción
  de nulidad.


Recapitulación La Nulidad da origen a 2 acciones:
1) La acción de Nulidad
2) La acción Reivindicatoria


Estas acciones son diferentes:

a) Están dirigidas contra sujetos distintos
b) Tienen finalidad diversa

1) La acción de Nulidad Tiene por objeto solicitar la declaración de Nulidad Absoluta o Relativa
   del acto o contrato
   E/D su objeto es obtener la Anulación del Acto Jurídico.
   Es una acción personal que debe ser dirigida contra los contratantes (578 C.C.)

2) La acción Reivindicatoria  Es una acción real (577 - 889 C.C.)
   Debe dirigirse contra el actual poseedor de la cosa o contra quien tenga sobre la cosa un derecho
   real que emane del que adquirió en virtud del contrato nulo.

En un mismo escrito debe pedirse que se declare la nulidad del contrato y para el caso en que ésta
se conceda, debe, además, pedirse que el poseedor de la cosa sea obligado a restituirla. (Petición
Condicional) Art. 17 y 18 CPC.

* Mencionarles que se les puede preguntar por la prescripción de la / Acción de Nulidad (y no por vía
de saneamiento de N.A. N.R.)


NULIDAD TOTAL Y NULIDAD PARCIAL

La Nulidad es total        Si el vicio de N.A. o N.R. afecta al Acto Jurídico en su totalidad, es decir,
si afecta a todas las partes y cláusulas del Acto Jurídico.
Por ejemplo: La compraventa celebrada por un impúber

La Nulidad es Parcial  Si el vicio o la causa de invalidez afecta sólo a una parte o a una
cláusula del Acto Jurídico.

Frente a la nulidad de una parte de un Acto Jurídico surge el problema de determinar si ésta produce
la invalidez de todo del Acto Jurídico.

Si se produce, E/D, si el Acto Jurídico no puede subsistir sin la parte nula  La Nulidad es total. La
parte del Acto Jurídico no afectada directamente por el vicio será nula por el resultado.

Si no se produce  La Invalidez es parcial y limitada sólo a la parte del negocio a que afecta la
causa de invalidez, subsistiendo la parte del Acto Jurídico no afectada por el vicio.


Ejemplo:
- Un contrato constituido por diversas cláusulas con cierta independencia entre ellas en la cual el
  vicio que acarrea la nulidad de la cláusula no impide la subsistencia del contrato.
- Venta conjunto de bienes muebles y de inmuebles por escritura privada.

* Para que se produzca la Nulidad Parcial del Acto Jurídico se requiere que el vicio afecte en parte a
un solo Acto Jurídico.

Por lo tanto, no Existe Nulidad Parcial si en un mismo Instrumento existen varios Actos Jurídicos
siendo nulo uno de ellos, pero no los demás.

Ejemplo: Escritura Pública en la cual se contiene una compraventa y una hipoteca de un bien raíz.

Aunque materialmente se encuentren en un mismo documento y pueda dar la apariencia de ser un
solo negocio jurídico, la verdad es que jurídicamente son 2 contratos diferentes y la Nulidad de uno,
no necesariamente puede afectar la validez del otro
Ejemplo: Nulidad Hipoteca

El C.C. chileno no contiene una norma que regule o se refiera en forma general y abstracta al
problema de la invalidez parcial de un Acto Jurídico.
S/E existen diversas disposiciones que aplican el principio de la no extensión de la invalidez parcial a
todo el Acto Jurídico.


Ejemplos:
a) En materia testamentaria  Los Arts. 1058 a 1061 se refieren a cláusulas que pueden
   anularse, subsistiendo en lo demás el testamento.
b) En materia de donaciones  Art., 1401
c) En materia de fianza  Art.2344
d) Usufructo 770

Los tribunales hacen aplicación de los principios de la nulidad parcial



                                LA CONVERSIÓN DEL ACTO NULO

Es la transformación de un Acto Jurídico que es ineficaz por causa de nulidad en otro Acto Jurídico
distinto.

La calificación jurídica del Acto Jurídico cambia, pues si bien ha sido celebrado por las partes como
un Acto Jurídico determinado al ser declarado nulo S/E, produce los efectos propios de otro Acto
Jurídico diverso.

No existe norma en nuestro C.C. que disponga en forma genérica que un Acto Jurídico nulo
produzca los efectos de otro diverso (Italia=1424 BGB 140) “Umdeutung”

S/E son variadas las disposiciones en que la ley ha previsto la conversión del Acto Jurídico.

En estos casos la conversión se produce de pleno Derecho incluso sin voluntad de las partes.

Ejemplos:

a) Según el Art. 1701/2° el Instrumento público exigido ad probationem y que tiene un defecto de
   forma o ha sido emitido por funcionario incompetente, valdrá como instrumento privado si
   estuviere firmado por las partes.

E/D la escritura pública nula se convierte en instrumento privado y produce los efectos propios de
éste

b) Antiguamente (hoy está derogado) el reconocimiento de un hijo natural, nulo por vicios de forma,
   producía, sin embargo, efectos como reconocimiento de hijo simplemente ilegítimo y habilitaba,
   en consecuencia, para obtener alimentos como hijo ilegítimo 280 N°1 C.C. (DEROGADO)
                            LOS EFECTOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS


A) GENERALIDADES


Principio.- En principio, los actos jurídicos sólo producen efectos, esto es, derechos y obligaciones
entre las partes que lo ejecutaron o celebraron, y no aprovechan ni perjudican a las personas que no
contribuyeron a generarlos (res inter alios acta aliis neque prodesse neque necere potest).

Estas que se llaman terceros, son extrañas a la formación del acto y, por lo mismo, mal podrían
quedar ligadas por sus efectos, que son relativos.

Por ello se habla de los efectos relativos del acto jurídico o del contrato

Para precisar exactamente el alcance de los actos jurídicos esta idea general no basta; se impone
un análisis más profundo del concepto de partes y de terceros.

Partes.- Partes son las personas que, personalmente o representadas, concurren a la formación del
acto.

Respecto de ellas, un acto produce todos sus efectos. Por eso dice el Código Civil que “todo
contrato legalmente celebrado es una ley para los contratantes y no puede ser invalidado sino por
consentimiento mutuo o por causas legales” (artículo 1.545).

La persona que con su voluntad genera un acto jurídico recibe el nombre específico de autor del
acto, y las que con su voluntad forman un acto bilateral, se denominan propiamente partes. Pero es
frecuente en ambos casos emplear indistintamente una expresión u otra.

Nótese que las partes son las personas que con su voluntad generan el acto. Este es el elemento
decisivo que sirve para calificarlas, y no el de la concurrencia a la celebración o al otorgamiento del
acto.

Los testigos y los notarios, por ejemplo, figuran en la celebración o en el otorgamiento de los actos,
pero no son partes, en virtud de la razón dicha.

Terceros.- En general, se entiende por tercero toda persona que no ha participado ni ha sido
válidamente representada en la generación del acto.

El concepto de terceros es negativo y dado por antítesis al de parte.

Pero entre los terceros hay que distinguir los terceros absolutos y los terceros relativos.

Terceros absolutos.- Son las personas extrañas a la formación del acto y que no están ni estarán
en relaciones jurídicas con las partes.

Respecto de ellas el acto jurídico no produce efectos, principio que es el reverso del formulado por el
artículo 1.545 en cuanto a las partes del contrato.

Terceros relativos o interesados.- Son los que están o estarán en relaciones jurídicas con las
partes, sea por su propia voluntad o la de la ley.

Entre los terceros relativos o interesados hay que distinguir dos categorías:

1a los sucesores o causahabientes, y

2a los autores de alguna de las partes.


1ª Los causahabientes o sucesores.- “La expresión causahabiente, es una palabra genérica
empleada para designar cualquiera persona que deriva el todo o parte de sus derechos de otra que
se llama su autor y que, desde el punto de vista de estos derechos, se encuentra en el lugar y
situación de su autor, en la misma condición que él (ille qui causan autoris habet).

Hay, pues, en la idea de causahabiente dos nociones esenciales:

a) sucesión de una persona en los derechos de otra y, como consecuencia.
b) identidad, similitud de posición en cuanto a los derechos transferidos o transmitidos”.


Los causahabientes pueden ser:            a título universal

                                          a título singular

Causahabientes a título universal, cuando suceden a su autor en todos sus bienes o en una cuota
de ellos.

Los sucesores reciben el derecho de su causante en las mismas condiciones en que éste lo tenía; el
derecho pasa de causante a sucesor con todas y las mismas ventajas y cargas.

Entre los sucesores o causahabientes a título universal se encuentran los herederos.

A los herederos afectan los actos y contratos ejecutados y celebrados por el causante.

En los herederos se van a radicar los derechos y obligaciones adquiridos por el causante.

Ejemplo:                  A vende a B una cosa y B se obliga a pagar el precio en 20 cuotas iguales.
                          Si B fallece antes de terminar el pago de la totalidad de las cuotas, esta
                          obligación se trasmite a sus herederos H1, H2 y H3.

Los herederos suceden al causante en la obligación de pagar el precio.
La verdad es que los herederos no son terceros sino que tienen la calidad jurídica de partes, pues
representan al causante y son los continuadores de su personalidad de conformidad lo dispone el
artículo 1097 C.C.


Causahabientes a título singular, cuando lo suceden en una o más especies o cuerpos ciertos o
en una o más especies indeterminadas de cierto género.

Ejemplo: El legatario en lo que se refiere a la cosa legada.
          El donatario en lo que se refiere a la cosa donada
          El comprador en lo que se refiere a la cosa comprada.
          El arrendatario en lo que se refiere a la cosa arrendada, etc.

Los causahabientes a título singular pueden quedar afectados por los actos jurídicos que había
realizado su antecesor y relativos a la cosa en que lo han sucedido.

Ejemplo: A celebra un contrato de mutuo o crédito de dinero con B.
   Para garantizar el cumplimiento de la obligación de pago del dinero a B,
   A hipoteca su casa en favor de B. (mutuo hipotecario).

           El derecho real de hipoteca nace en virtud de la celebración de un contrato entre
           A y B.

   Después de esta operación A vende su casa a C.

C es un tercero ajeno al contrato de hipoteca celebrado entre A y B, sin embargo, en el caso de que
A no pague el crédito que adeuda a B podrá verse afectado por el cumplimiento de la garantía hecha
valer por B. Se entiende que adquirió la casa con la hipoteca que la gravaba.


Los causahabientes a título singular sólo soportan los actos celebrados por su autor relativos al
derecho en que lo han sucedido y deben respetar la situación jurídica creada por él.

Al lado de los causahabientes a título universal y a título singular se suele colocar a los acreedores
comunes o quirografarios,

La verdad es que no constituyen sucesores a título universal, ni singular, puesto que no pueden
perseguirse las deudas del autor en el patrimonio de esos acreedores.

Sin embargo los acreedores comunes al igual que los causahabientes a título universal, están, en
principio, obligados a respetar los actos del autor. En consecuencia, sí pueden quedar afectados por
dichos actos, pues puede verse disminuido el patrimonio del deudor a consecuencia de un acto de
disposición de sus bienes.

2ª Los autores de alguna de las partes.- Por lo general, como en estos terceros (relativos o
interesados) no existe la idea de representación legal, escapan a las consecuencias de los actos de
las partes. Hay casos, sin embargo, en que deben considerarse, especialmente en materia de
cesión de créditos y de resolución:

“el deudor cedido sufre los efectos de la transferencia consentida por su acreedor y los actos
celebrados por quien tiene un título resuelto pueden influir en la situación de su autor. De la misma
manera, tratándose de solidaridad y cauciones, los actos de uno de los codeudores o del deudor
principal modifican la situación de los coobligados”.


Excepciones al principio de la relatividad de los actos jurídicos.- Hay casos en que los efectos
de una acto jurídico alcanzan a ciertos terceros absolutos sea:

1.- En razón de la seguridad de las relaciones jurídicas o las necesidades de la práctica, como en:

-   El caso del pago hecho de buena fe al que está en posesión del crédito, es decir, al acreedor
    aparente, que es válido en contra del verdadero acreedor (artículo 1.576, inciso 2°), o
-   En el de los actos del heredero aparente, que pueden serle opuestos al verdadero heredero, o
    en la estipulación por otro.

2.- En razón de que un interés superior justifique la excepción al principio de la relatividad de los
actos jurídicos:

-   Así, un obrero que ingresa a un sindicato con posterioridad a la firma de un contrato colectivo de
    trabajo, queda ligado a éste, a pesar de no haber intervenido para nada en su celebración.

3.- En razón de que hay actos que por su naturaleza misma exigen y producen efectos absolutos:

-   Los actos de familia.

   Sería absurdo, por ejemplo, que una persona reconocida tuviera la calidad de hijo para ciertos
individuos y para otros una distinta.


LA REPRESENTACIÓN EN LOS ACTOS JURÍDICOS

La Voluntad es un requisito de Existencia de todo Acto Jurídico.

Por regla general las personas regulan directamente sus intereses, es decir, por regla general las
personas ejecutan o celebran directamente los Actos y los Contratos.

Sin embargo, es posible que el autor de un Acto Jurídico o las partes de un contrato se encuentren
imposibilitados de ejercer por sí mismos los derechos que les pertenecen, por ejemplo, porque les
falta el discernimiento necesario o se encuentran ausentes.

Para que estos impedimentos no sean insuperables existe la Institución Jurídica llamada
representación.
Así, los Actos Jurídicos pueden ejecutarse o celebrarse directamente por su autor o por las partes o
bien, por medio de su representante.

Se define la representación como:
“La institución Jurídica en virtud de la cual los efectos de un acto que celebra una persona que actúa
a nombre o en lugar de otra, se radican en forma inmediata y directa en esta última, como si ella
personalmente lo hubiera celebrado”.

RepresentanteEs el que obra en nombre y por cuenta de otro

RepresentadoEs la persona por cuyo nombre y cuenta un tercero celebra un acto,
es decir, la persona en quien se radican los efectos del acto ejecutado por el representante.

El Acto Jurídico, por lo tanto, se celebra por el representante, pero los efectos se producen directa e
inmediatamente en la persona del Representado.

Nuestro C.C. se refiere a la Representación en el Art. 1448 (leer)

Según Art. 1448 C.C. fuentes de la Representación son:
1) La Ley
2) La Voluntad

CLASES DE REPRESENTACIÓN

1) Representación Legal, Necesaria o Forzada Es la que establece la ley

Representante Legal  Es la persona que por mandato del legislador, actúa en nombre y por
cuenta de otra, que no puede valerse por sí misma.

Son Representantes legales las personas que enumera el art. 43 C.C.
Esta enunciación no es taxativa, así son Representantes legales:

a) El juez del ejecutado en las ventas forzadas que se hacen por decreto judicial a petición de un
   Acreedor en pública subasta.
b) El síndico del fallido
c) El partidor de los vendedores
d) 761/3°

2) Representación Voluntaria  Es la que emana de la Voluntad del interesado

La doctrina nacional tradicional ha considerado estrechamente vinculada la Representación
Voluntaria y el contrato de Mandato. Sin embargo, es posible diferenciar jurídicamente el contrato
de Mandato de la Representación Voluntaria

El Mandato es, según el Art. 2116“Un contrato en que una persona confía la gestión de uno o más
negocios a otra, que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera”.
Al ser un contrato requiere para su nacimiento de un acuerdo de Voluntades

La Representación Voluntaria  nace, sin embargo, por el Apoderamiento o “Acto Jurídico unilateral
por el cual una persona confiere a otra el poder de representarla frente a terceros, de tal modo que
el Representado llega a ser en forma directa y exclusiva el titular de los Derechos y obligaciones que
emanan del Acto Jurídico”.

1) Mientras el Mandato como todo Acto Jurídico bilateral requiere para su nacimiento la
   manifestación de 2 voluntades, el Apoderamiento necesario para que exista Representación
   voluntaria, nace a la vida del Derecho por la manifestación de voluntad de una sola parte, el
   poderdante.

2) Mientras el Mandato es un contrato del cual surge para una parte la obligación de ejecutar el
   negocio cometido, el apoderamiento es la Voluntad de ser representado y su efecto Jurídico es el
   poder de Representación.

3) El Mandato puede existir sin que haya Representación, es decir, sin que el Mandatario obre a
   nombre del Mandante, sino que actúe a nombre propio (2151) Asimismo, puede haber
   Representación sin que haya Mandato, lo que sucede en los casos de Representación legal o en
   la agencia oficiosa.

Agencia OficiosaEs un cuasi contrato por el cual el que administra sin mandato los negocios de
alguna persona, se obliga para con ésta y lo obliga en ciertos casos.

NATURALEZA JURÍDICA DE LA REPRESENTACIÓN

Existen diversas Teorías para explicar por qué los efectos del Acto Jurídico ejecutado por una
persona que actúa a nombre de otra, se radican directamente en el Representado y no el
Representante.

1) Teoría de la ficción de la ley(Pothier)
   Según ella, el Representado se obliga directamente porque a través de una ficción de la ley se
   supone que es el Representado y no el Representante quien manifiesta su voluntad en el Acto
   Jurídico.

2) Teoría del Nuncio o Mensajero(Von Savigni)
   El Representado se obliga directamente, porque él es parte del Acto Jurídico, puesto que el
   Representante es tan solo un simple Mensajero suyo, un portador de su declaración de Voluntad,
   celebrándose en contrato directamente entre el Representado y el tercero.

Ambas Teorías son incapaces de explicar la Representación de los dementes o impúberes. En estos
casos realmente no se puede transmitir una Voluntad, pues éstos carecen de ella.

3) Teoría de la Modalidad(doctrina francesa)
ModalidadesSon modificaciones introducidas por las partes o la ley a los efectos naturales de un
Acto Jurídico.

- La Representación es una modalidad, pues ella altera los efectos naturales de un Acto Jurídico.

- Lo normal es que los efectos de un Acto Jurídico se radiquen en las personas que aparecen
  directamente celebrándolo, es decir, lo normal sería que los efectos del Acto Jurídico se
  radicaran entre el Representante y el tercero.

- S/E a través de la representación se altera esta regla general, pues a pesar de que es el
  Representante quien manifiesta su Voluntad y directamente celebra el Acto Jurídico con un
  tercero, los efectos del Acto Jurídico se van a radicar entre el tercero y el Representado, aún
  cuando éste no intervino ni personal ni directamente en el Acto.

(Son cláusulas introducidas por las partes en un A.J. con el fin de alterar sus efectos normales)


Esta Teoría tuvo que redefinir el concepto clásico de modalidad para hacerse compatible con él.

Crítica:
Sería incapaz de explicar satisfactoriamente la Representación legal

Respuesta:
La modalidad sería introducida por la Voluntad presunta de las partes, Representante y tercero (La
   Voluntad del Representado no existe)

4) Los efectos de la Representación se producen simplemente, porque así lo dispone el Derecho
   objetivo.

   Es decir cumpliéndose determinadas condiciones los efectos de un Acto Jurídico celebrado por el
   Representante se radicarán en el Representado, pues así lo resuelve el Derecho objetivo.


SITUACIÓN EN CHILE

C.S. rechazó la Teoría de la modalidad señalando que nuestro C.C. se pronunciaba por la Teoría
de la ficción.

Sin embargo, posteriormente cambió de criterio y actualmente afirma que el Derecho de
representación consignado en el artículo 1448 es una modalidad jurídica. (A. Alessandri R.- V. Vial
tenor 1148 C.C.)

Otras normas 672, 673, 678, 721 Representante manifiesta su Voluntad, pero los efectos se
atribuyen al Representado como si éste lo hubiere ejecutado.
La ley no considera que el Acto sea Consentido por el Representado.

Por regla general todos los actos admiten Representación
Aforismo:       “Puede hacerse por medio de Representante todo lo que puede hacerse
                personalmente”.

- Incluso el Matrimonio, según lo dispuesto en el Art. 15 Ley Reg. Civil y 103 C.C.
Esto no es así en todos los paísesPor ejemplo: Alemania

ExcepciónEl testamento según Art. 1004, pues la facultad de testar es indelegable

       REQUISITOS NECESARIOS PARA QUE LA REPRESENTACIÓN PRODUZCA
SUS EFECTOS

1.- Que el Representante declare su propia Voluntad
2.- Que el Representante actúe a nombre del Representado o Contemplatio Domini
3.- Que el Representante tenga poder de Representación

1) El Representante debe declarar su propia Voluntad para dar vida al Acto Jurídico que celebra a
   nombre de otro.

Según el art. 1448 es el Representante quien debe ejecutar el Acto Jurídico a nombre de otra
persona.
Esto es particularmente claro en los casos de Representación legal de Impúberes y dementes.
Quien debe manifestar la Voluntad necesaria para que nazca el Acto Jurídico es el Representante.

Sin embargo, basta que el Representante tenga capacidad Relativa, pues el Acto Jurídico no va a
comprometer su patrimonio.

La capacidad plena se exige cuando se comprometen los propios Derechos.

Por esta razón, nuestro C.C. permite a los relativamente incapaces ser mandatariosArts. 1581 y
2128

2) Al declarar su propia Voluntad, el Representante debe hacerlo a nombre de otro contemplatio
Domini.

Es decir el Representante debe manifestar de un modo inequívoco su intención de obrar en nombre
y por cuenta de otro, el Representado o “dominus”, Art. 1448

3) El Representante debe tener poder de RepresentaciónEs la facultad dada por la ley o por la
convención para representar 1448

La extensión de los poderes se determina en el caso de la:
- Representación Convencionalpor el contrato
- Representación Legalpor el título del que emana
Sanción por los Actos o Contratos ejecutados o celebrados sin poder o extralimitando el poder
concedidoEs la INOPONIBILIDAD de los efectos de ese Acto o Contrato respecto de la persona
que se pretendió obligar.

Sin embargo, es posible que a pesar de la falta de poder los efectos del Acto o Contrato ejecutado
por una persona se radiquen en otra.

Esto sucede:

1) Cuando el A.J. es Ratificado o Autorizado
2) Cuando el A.J. es ejecutado por un agente oficioso o gestor de negocios ajenos si el acto es útil
   para el interesado (22862290)




La Ratificación“Es un Acto Jurídico Unilateral en virtud del cual el Representado aprueba lo
hecho por el que se dijo su Representante o lo que éste hizo excediendo las facultades que se
concedieron”.

Por medio de la Ratificación, entonces el interesado se apropia los efectos del acto. Procede tanto
en la Representación convencional como en la legal.

La Ratificación es un Acto Jurídico Unilateral, es decir, para que se produzca basta la exclusiva
Voluntad del Representado, de sus herederos o Representantes legales.

Quien Ratifica debe tener capacidad de ejercicio, pues mediante la Ratificación incorpora los
derechos y obligaciones del Acto ratificado.

Ratificación puede ser:
1) ExpresaCuando el interesado declara por escrito o de palabra la voluntad de hacer suyo el acto
ejecutado a su nombre

2) TácitaCuando de un comportamiento del interesado se desprende inequívocamente su
intención de Ratificar

Si el Acto Jurídico por ratificar es solemne, la Ratificación deberá cumplir las mismas solemnidades
que la ley exija para ejecutar el Acto de que se trata.

La Ratificación una vez producida es IRREVOCABLE y opera con Efecto Retroactivo

Es decir el Acto Jurídico obliga al Ratificante desde la fecha de su celebración y no desde la fecha
de su ratificación.
EFECTOS DE LA REPRESENTACIÓN

Los efectos de la Representación Legal o Voluntaria son los mismos (1448 C.C.) y consisten en que
los Derechos y obligaciones del acto se radiquen en el Representado como si hubiese contratado él
mismo (1448 C.C.)


LAS MODALIDADES


Concepto: Son modificaciones introducidas por las partes o la ley a los efectos naturales de un
acto jurídico.

Normalmente se insertan a un acto jurídico por las partes a través de una cláusula.
Por ejemplo: Condición, plazo y modo.

Sin embargo, la modalidad no sólo puede surgir a consecuencia de una manifestación de voluntad
del autor o de las partes, sino que puede provenir de la ley
En estos casos la ley subentiende ciertas modalidades en determinados actos jurídicos

Ejemplos:

1) La condición resolutoria tácita. Ella es subentendida por la ley en todos los contratos
   bilaterales. La condición resolutoria tácita consiste en el incumplimiento de la obligación de una
   de las partes en un contrato bilateral.

2) Para el cumplimiento de toda obligación la ley subentiende un plazo tácito, es decir, aquel
   indispensable para cumplir la obligación.

   Modalidad es por R.G. una cosa accidental del acto o contrato
   En atención a que la modalidad es, por regla general, una cláusula que se inserta en un acto
   jurídico por el autor o por las partes, lo común será que la modalidad sea una cosa accidental del
   acto o contrato.
   art. 1.444 C.C.  aquellas cosas que ni esencial ni naturalmente le pertenecen al acto jurídico y
   que se le agregan por medio de cláusulas especiales.

   Excepcionalmente, sin embargo,  la modalidad es un elemento de la esencia del acto
   jurídico.

   Ejemplo:

   1)                    El usufructo.          No es posible concebir un usufructo sin un plazo.
   Este es un elemento esencial de esta institución. Así, si el constituyente no ha determinado la
   duración del usufructo, la ley lo entiende constituido por toda la vida del usufructuario, si dicho
   usufructuario es una persona natural, o por 30 años si el usufructuario es una persona jurídica
   art. 770 C.C.
    2) El contrato de promesa. En materia contractual, de conformidad al art. 1.554 C.C., no es
    posible concebir el contrato de promesa sin una condición o un plazo que fije la época de
    celebración del contrato prometido (N° 2, art. 1.554 C.C.).

    La diferencia con el usufructo o con la propiedad fiduciaria, consiste en que en el contrato de
    promesa, la ley no subentiende el plazo o la condición para el caso de que las partes no la hayan
    estipulado expresamente. A falta de estipulación de plazo o condición que fije la época de la
    celebración del contrato, el contrato de promesa no existe pues falta en el un elemento esencial.

Principales modalidades

La doctrina tradicional contempla tres modalidades: la condición, el plazo y el modo.

Según señalamos anteriormente, a estas tres modalidades clásicas, la doctrina moderna agrega
dos: la representación y la solidaridad.

-   En la representación la alteración de los efectos normales del acto jurídico consiste en que
    éstos quedan radicados en el representado y no en el representante quien lo ha celebrado.
-   En la solidaridad se alteran los efectos normales del acto jurídico, puesto que, por regla
    general, los varios acreedores de una obligación solidaria, no lo son sólo de su parte del crédito,
    sino, además, del total del crédito; de otro lado, los varios deudores de una obligación solidaria
    lo son, no sólo de su cuota en la deuda, sino que, además, del total de la misma.


ESTUDIO PARTICULAR DE LAS MODALIDADES

I. La condición

Concepto:      El acontecimiento futuro e incierto del cual depende el nacimiento o la
               extinción de un derecho.
Elementos:

A) Futureidad

Necesariamente, para que exista condición, el hecho en que ésta consiste debe realizarse en el
    porvenir.

    Por ello, es que el hecho presente o pasado no constituye, jurídicamente, condición.

B) Incertidumbre

No se debe saber, a ciencia cierta, si el hecho en que consiste la condición, se va a realizar o no.

Clasificaciones de la condición

La condición admite variadas clasificaciones, dependiendo del punto de vista que se adopte. Las
más importantes son las siguientes:

A) Atendiendo a si consisten en la ocurrencia de un hecho o en la no ocurrencia de un hecho:
Positivas y Negativas (art. 1474 C.C.).

Condición positiva  Es aquella que consiste en un hecho, que debe ocurrir en el
                     futuro.

Condición negativa        Es aquella que consiste en que un hecho determinado no
  ocurra en el futuro.

B) Atendiendo a la posibilidad o imposibilidad de que ocurra el hecho en que consiste la
condición: Posibles e Imposibles.

Condición posible  Es aquella en que el hecho en que consiste la condición, puede ocurrir o no
en el futuro.

Condición imposible  Es aquella en que el hecho en que consiste la condición no puede ocurrir
en el futuro, sea porque es contrario a las leyes de la naturaleza física, o porque atenta contra la
moral, las buenas costumbres o el orden público, o porque la condición está concebida en términos
tales que no es posible saber cuál es el hecho en que ella consiste (ininteligible).

De conformidad a lo expuesto  Las condiciones imposibles pueden ser:

-   físicamente imposibles (A dona a B $100 si deja de respirar durante 1 hora;
-   moralmente imposibles, A dona a B $100 si mata a C) e
-   ininteligibles

    Importancia de la distinciónArt. 1475, 1476 C.C.

C) Atendiendo a si dependen de un hecho voluntario de las partes, o de la voluntad de
    terceros o del acaso: Potestativas, casuales y mixtas (Art. 1477).

Condición potestativa es aquella que depende de la voluntad del acreedor o del deudor.

Ejemplo: A dona a B $100 si B va a Valparaísodepende de la voluntad del acreedor
     A dona a B $100 si A va a Valparaísodepende de la voluntad del deudor

Distinción:

a) Condición mera o puramente potestativa  dependen de la sola voluntad del acreedor o del
    deudor (Art. 1477)

Ejemplo: A dona a B $100 si éste quiere, o si A quiere.

b) Condición simplemente potestativa o potestativa ordinaria  dependen de un hecho voluntario
    de cualquiera de las partes (Art. 1478/2º C.C.)

   Importancia de la distinción  Art. 1478 C.C. Es nula la condición meramente potestativa que
     depende de la sola voluntad del deudor.
   Ejemplo: Te doy mil pesos si quiero.

Condición casual es aquella que depende de la voluntad de un tercero (A dona a B $100 si está de
acuerdo C) o del acaso (A dona a B $100 si llueve en junio).

Condición mixta es aquella que depende, en parte de la voluntad del acreedor, y en parte de la
voluntad de un tercero o del acaso. (A dona a B $100 si contrae matrimonio con C.)


D) Atendiendo a si mientras la condición no se cumple está en suspenso el nacimiento o la
    extinción de un derecho: suspensivas y resolutorias (Art. 1479).

Condición suspensiva         Es aquella de la cual depende el nacimiento de un derecho

   Ejemplo: A dona a B $100.000 si obtiene nota 7 en el examen de Derecho Civil.

Condición resolutoria      Es aquella de la cual depende la extinción de un derecho, o
  aquella que por su cumplimiento extingue un derecho.

   Ejemplo: A dona $100 a B, quien deberá devolverlo si obtiene una nota inferior a un 7 en el
    examen.


Estados en que puede encontrarse la condición suspensiva.

   La condición suspensiva puede encontrarse en tres estados: pendiente, cumplida y fallida.

A) Condición suspensiva pendiente              El derecho del acreedor condicional no ha
                                                nacido

   Ejemplo: A dona a B $100.000 si obtiene nota 7 en el examen de Derecho Civil.

   Pendiente la condición, el derecho del acreedor condicional no ha nacido, manteniéndose la
    incertidumbre en torno a si va a llegar a existir o no.

   Consecuencia de lo anterior es que el acreedor condicional no puede exigir el cumplimiento de la
    obligación, mientras está pendiente la condición, y que si el deudor condicional paga pendiente
    la condición, podrá repetir lo pagado.

   Sin embargo, el acreedor condicional tiene un germen de derecho, o derecho embrionario, que lo
    autoriza para impetrar medidas conservativas.
     Si el acreedor condicional fallece pendiente la condición, transmite el germen de derecho a sus
      herederos, a menos que la condición esté establecida en una asignación testamentaria o en
      una donación entre vivos, caso en el cual, si el acreedor fallece pendiente la condición, nada
      transmite a sus herederos.



B) Condición suspensiva fallida            El derecho del acreedor condicional no nace.
                                              Se extingue el germen de derecho del acreedor
                                              condicional

      Ejemplo: B no obtuvo nota 7 en el examen de Derecho Civil

     Cuándo se entiende que la condición suspensiva ha fallado? HQD

1. La condición suspensiva positiva se encuentra fallida:

-    Si el hecho constitutivo de la condición no se realiza en el tiempo preestablecido por el testador
     o por las partes, o
-    si transcurren diez años sin que dicho hecho ocurra y
-    en cualquier momento si llega a ser cierto que el hecho previsto en ella no se va a realizar.

2.    La condición suspensiva negativa falla:

- en el momento en que el hecho se realiza, dentro de los diez años siguientes a la fecha de la
   estipulación de la condición.

C) Condición suspensiva cumplida  El derecho del acreedor condicional nace

      Ejemplo: B obtuvo nota 7 en el examen de Derecho Civil

     Cuándo se entiende que la Condición suspensiva se ha cumplido? HQD

     Si la condición es positiva cuando ocurre el hecho constitutivo de la condición; y
     Si la condición negativa cuando no ocurre dicho hecho.

     EFECTOS
     Cumplida la condición suspensiva, el derecho del acreedor condicional, que se encontraba en
      germen, se consolida definitivamente; pudiendo el acreedor exigir al deudor el cumplimiento
      de la obligación.

     La condición suspensiva cumplida opera con efecto retroactivo  Por tanto:
     Se reputa que el derecho del acreedor ha existido, como tal, desde la constitución de la
      obligación condicional, y no desde el cumplimiento de la condición.
     Hace aplicación del efecto retroactivo mencionado el artículo 1492 C.C.
Estados en que puede encontrarse la condición resolutoria.

Condición resolutoria      Es aquella de la cual depende la extinción de un derecho, o
  aquella que por su cumplimiento extingue un derecho.

En la condición resolutoria, desde el momento de su estipulación, podemos advertir la existencia de
dos partes, que tienen intereses contrapuestos: una, es aquella que adquiere una cosa o un
derecho, pero expuesta a perderlo si se cumple una condición; y otra, es aquella que, de cumplirse
la condición, pasaría a adquirir la cosa o derecho que tiene la primera.

Al igual que la condición suspensiva, la resolutoria puede encontrarse en tres estados: pendiente,
fallida y cumplida.

A) Condición resolutoria pendiente Se es titular de un derecho (derecho ha nacido)
                                       aunque está expuesto a perderse

   Ejemplo: A dona $100 a B, quien deberá devolverlo si no obtiene un 7 en el examen de Derecho
    Civil.

   La incertidumbre, que caracteriza a toda condición, se manifiesta en la resolutoria en el hecho de
    que la persona que tiene la cosa o es titular del derecho, no sabe si lo va a perder o no; y
    aquella persona que podría tener la cosa o la titularidad del derecho, no sabe si lo va a tener o
    no.

   En todo caso, como ha nacido el derecho de la persona que tiene la cosa, aquella podrá ejercer
    respecto de ésta todos los atributos o facultades a que lo autoriza el respectivo derecho.

B) Condición resolutoria fallida  derecho del titular se consolida (desaparece la
                                      incertidumbre de su pérdida)

    Ejemplo: B obtiene un 7 en el examen de Derecho Civil

   La condición resolutoria falla:
   condición resolutoria positiva no ocurre el hecho constitutivo de la condición
   condición resolutoria negativa  ocurre el hecho constitutivo de la condición

   EFECTOS
   Desaparece la incertidumbre que existía cuando la condición se encontraba pendiente: - el
     derecho de la persona que tenía la cosa en su poder se consolida definitivamente,
     desapareciendo el riesgo de extinción del mismo; y
   - desaparece y se frustra definitivamente la posibilidad que otra tenía de llegar a adquirir la cosa.

C) Condición resolutoria cumplida  se extingue o resuelve el derecho del titular

    Ejemplo: B no obtiene un 7 en el examen de Derecho Civil. Obtiene sólo un 2
    Si se cumple la condición resolutoria,
-    se extingue o resuelve el derecho de la persona que tenía la cosa en su poder y
-    surge, consecuencialmente, la obligación de restituirla a aquella que ha adquirido el
    derecho sobre la misma.

    EFECTOS
    La condición resolutoria cumplida también opera con efecto retroactivo: Por Tanto
    Se reputa que la persona que tuvo la cosa en su poder expuesta al riesgo de perderla, no
     tuvo jamás derecho alguno sobre la cosa; y que, por el contrario, el único titular de
     derechos sobre ésta fue, desde que se constituyó la obligación y no desde que se
     cumple la condición, la parte que adquirió el derecho sobre la cosa.


Clases de condición resolutoria

Existen tres clases o especies de condición resolutoria: ordinaria, tácita y pacto comisorio.

A) Condición resolutoria ordinaria

    Concepto  Es el acontecimiento futuro e incierto del cual depende la extinción de un derecho,
     siempre que dicho acontecimiento no constituya el incumplimiento de una obligación en un
     contrato bilateral pues, en tal caso, nos encontraríamos en presencia de otra especie de
     condición resolutoria (la tácita).

    Por ejemplo, A dona a B $100, conviniendo las partes que si B no se recibe de abogado, deberá
     restituir los $100 a A.

    Por el solo hecho de cumplirse la condición resolutoria ordinaria, se extingue, definitiva e
     irrevocablemente, el derecho de la persona que tenía la cosa bajo tal condición.

    Se dice, por lo mismo, que la condición resolutoria ordinaria opera de pleno derecho, o ipso-jure,
     sin que se requiera sentencia judicial para que se produzcan los efectos propios de la
     condición.

    Remitiéndonos al ejemplo, por el solo hecho de no recibirse B de abogado, se extinguirá el
     derecho que tenía sobre la cosa, surgiendo la obligación de restituirla a A.


B) Condición resolutoria tácita

    La condición resolutoria tácita la subentiende la ley en todos los contratos bilaterales.

    Nuestro Código Civil la contempla en el art. 1489: “En los contratos bilaterales va envuelta la
     condición resolutoria de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado. Pero en tal caso
     podrá el otro contratante pedir a su arbitrio o la resolución o el cumplimiento del contrato con
     indemnización de perjuicios”.
  De la disposición transcrita es posible inferir que si una de las partes de un contrato bilateral no
   cumple su obligación, la otra podrá, a su arbitrio, optar por una de estas dos alternativas: o
   exigir el cumplimiento de la obligación o pedir la resolución del contrato; en ambos casos, con
   indemnización de perjuicios.

  La resolución del contrato no se produce, pues, de pleno derecho o ipso-jure, por el solo hecho
   de no cumplir una de las partes el contrato bilateral.

  Tanto es así, que verificado el incumplimiento el contrato subsiste, y por ello es que el contratante
   que ha cumplido o está llano a cumplir las obligaciones que para él engendra el contrato, podrá
   exigir la ejecución forzada de la obligación de su contraparte.

  Para que el contrato se resuelva y para que se produzcan los efectos propios de la condición
   resolutoria, será indispensable una sentencia judicial firme o ejecutoriada que lo declare
   resuelto por incumplimiento de obligación de una de las partes.

  El procedimiento para obtener la dictación de dicha sentencia se inicia con la demanda de
   resolución de contrato que debe entablar el contratante, que es aquel que ha cumplido o que
   está llano a cumplir las obligaciones que para él impone el contrato, contra el contratante
   negligente o incumplidor.

  El contratante diligente ejerce en juicio la denominada acción resolutoria, cuya cosa pedida es
   la resolución del contrato más la indemnización de perjuicios, y cuya causa de pedir es el
   incumplimiento de obligación de una de las partes en el contrato bilateral.

  La acción resolutoria es una acción personal, pues sólo puede dirigirse en contra de la parte
   negligente, y es una acción patrimonial, lo que significa que puede transferirse o transmitirse,
   que es renunciable y que prescribe, como las acciones personales, en cinco años, que se
   cuentan desde que la obligación se hace exigible.

  La resolución del contrato debe ser decretada por el juez, una vez que se ha acreditado el
   incumplimiento de obligación, a menos que el contratante negligente, ejecute la prestación
   debida y cumpla así la obligación.

  La acción resolutoria, por tanto, puede ser enervada por el contratante negligente, cumpliendo la
   obligación. La oportunidad procesal para enervar dicha acción es, en primera instancia, antes
   de la dictación de sentencia o de la citación para oír sentencia; y en segunda, antes de la vista
   de la causa.


C) El pacto comisorio

  El pacto comisorio es la estipulación que hacen las partes en un contrato, en virtud de la cual
   convienen que el incumplimiento de alguna de las obligaciones contraídas, traerá como
   consecuencia la resolución del contrato.

  El Código Civil reglamenta el pacto comisorio como un pacto accesorio del contrato de
    compraventa, y referido sólo al incumplimiento de la obligación del comprador de pagar el
    precio. (arts. 1877 y ss.)

  En la compraventa, entonces, el pacto comisorio es una estipulación entre el vendedor y el
   comprador, en virtud de la cual convienen que, si el comprador no paga el precio, se
   resolverá el contrato de compraventa.

  Si bien el código, como hemos dicho, reglamenta el pacto comisorio en la compraventa y referido
   exclusivamente al incumplimiento de la obligación del comprador de pagar el precio, nadie pone
   en duda que, ejerciendo la autonomía privada, las partes podrán estipular pactos comisorios en
   otros contratos, unilaterales o bilaterales, o bien, en la misma compraventa, pero referida al
   incumplimiento de otra obligación que la de pagar el precio.

  Pero los efectos del pacto comisorio son distintos, según se trate del pacto reglamentado por el
   legislador, o de otro diferente. Para determinar dichos efectos, es preciso formular las
   siguientes distinciones:

1° Pacto comisorio en la compraventa, referido al incumplimiento de la obligación del
    comprador de pagar el precio.

  El legislador distingue en la compraventa dos clases de pacto comisorio:

    a)        Pacto comisorio simple  las partes estipulan que, si el comprador no paga el
         precio, se resolverá el contrato.

    b)        Pacto comisorio calificado o con cláusula de resolución ipso-facto  las partes
         estipulan que, si el comprador no paga el precio, resolverá el contrato en el acto, o de
         inmediato, o ipso-facto

  Aun cuando las partes hubiesen estipulado un pacto comisorio calificado o con cláusula de
   resolución ipso-facto, el contrato de compraventa no se resuelve por el solo hecho de no
   cumplir el comprador con su obligación de pagar el precio,.

  Y ello porque verificado el incumplimiento de la referida obligación, el vendedor, tanto en el pacto
   comisorio simple como en el calificado, puede elegir, a su arbitrio, o perseverar en el contrato y
   exigir el cumplimiento de la obligación del comprador, o bien, demandar su resolución,
   ejerciendo la denominada acción comisoria (emana del pacto comisorio).

  La acción comisoria, por la que el vendedor pide la resolución de la compraventa, puede ser
   enervada por el comprador pagando el precio.

  Si la acción comisoria emana de un pacto comisorio simple  el comprador podrá enervarla
   pagando, en primera instancia, hasta antes de la dictación de sentencia o de la dictación para
   oír sentencia, en su caso; y, en segunda instancia, hasta antes de la vista de la causa.

  Si la acción comisoria emana de un pacto comisorio calificado  el comprador podrá
   enervarla pagando el precio en un plazo muy breve: veinticuatro horas, que se cuentan
   desde la notificación judicial de la demanda (art. 1879).

  Como puede advertirse, la acción comisoria que emana de un pacto comisorio simple, puede ser
   enervada por el pago, disponiendo el comprador de los mismos plazos que tiene el deudor
   negligente para enervar una acción resolutoria.

  La prescripción de la acción comisoria, sea que ésta emane de un pacto comisorio simple o sea
   que emane de un pacto comisorio calificado, se rige por una norma especial: la acción
   prescribe en el plazo prefijado por las parte, si no pasare de cuatro años; o en el plazo de
   cuatro años, si éstas no hubieren fijado plazo o hubieren fijado uno superior. Dicho
   plazo se cuenta desde la fecha de celebración del contrato, y no desde que la obligación
   se hace exigible (1880).

2° Pacto comisorio en otros contratos, o en la misma compraventa, pero referido al
    incumplimiento de otra obligación que no sea la de pagar el precio.

  Los particulares, en ejercicio de la autonomía privada, pueden convenir pactos comisorios en
   otros contratos que no sea la compraventa, o inclusive en ésta última podrían pactar que el
   contrato se resuelve si las partes no cumplen otras obligaciones, que no sea la de pagar el
   precio; como sería, por ejemplo, la obligación del vendedor de entregar la cosa.

  Al no estar reglamentados estos pactos comisorios por el legislador -que, como hemos dicho
   reiteradamente reglamenta el pacto comisorio en la compraventa y referido al incumplimiento de
   la obligación del comprador de pagar el precio- se ha discutido qué normas les son aplicables.

  Algunos proponen aplicar, en lo que sean compatibles, las normas que da el Código Civil para el
   pacto comisorio en el contrato de compraventa.

  Sin embargo, no es posible desconocer que las referidas normas son de aplicación especial,
   pues están referidas al incumplimiento de una obligación precisa en un contrato determinado.

  Teniendo presente lo anterior, la opinión mayoritaria excluye las reglas antedichas, y considera
   aplicables para los pactos comisorios en análisis los principios generales en materia de
   obligaciones y contratos.

  A la luz de dichos principios, para poder establecer cómo operan los pactos comisorios en otros
   contratos que la compraventa, o en ésta, pero referido al incumplimiento de otra obligación que
   no sea la de pagar el precio, es necesario indagar, en primer lugar, por la intención que
   tuvieron las partes al convenir el pacto comisorio; teniendo presente que éstas pueden
   haber querido reproducir simplemente, el efecto común al incumplimiento de cualquiera
   obligación en un contrato bilateral, o que pueden haber querido que si no se cumple la
   obligación el contrato quede ipso-jure resuelto.

  Esta indagación lleva a concluir una de dos cosas: que las partes, al estipular el pacto comisorio,
   querían que el incumplimiento de obligaciones produjera el mismo efecto que la condición
   resolutoria tácita, o bien, que su intención era que el incumplimiento de la obligación produjera
     los mismos efectos que la condición resolutoria ordinaria.

   En el primer caso, verificado el incumplimiento de la obligación previsto en el pacto comisorio, el
    contrato no se resuelve por este solo hecho; siendo para ello necesario que una sentencia
    judicial lo declare resuelto. Es decir, para que opere la resolución se requiere una sentencia
    judicial.

   En el segundo caso, por el solo hecho de verificarse el incumplimiento de la obligación, se
    produce la resolución inmediata e ipso-jure del contrato. Es decir, la resolución opera por el
    solo misterio de la ley, sin necesidad de una sentencia judicial previa.


                                              EL PLAZO


Conceptos Generales

Concepto                 Es el hecho futuro y cierto del cual depende el ejercicio o la extinción de
un
                          derecho.

El código lo define como la época que se fija para el cumplimiento de la obligación (art. 1494).

Los elementos constitutivos del plazo son dos:

A) La Futureidad

   Al igual que la condición, el hecho constitutivo del plazo debe realizarse en el porvenir.

B) La Certidumbre

   A diferencia de la condición, el hecho que constituye el plazo debe necesariamente ocurrir, es
    decir, se tiene certidumbre acerca de su realización.

   La muerte de una persona, por ejemplo, por ser un hecho que debe ocurrir, no constituye
    condición, sino que plazo.

Clasificaciones del plazo

El plazo admite varias clasificaciones.

A) Según la fuente de donde emane: plazo legal, judicial o convencional.

   Plazo legal es el que establece la ley.

   Plazo convencional es el que establece el autor de un acto jurídico unilateral o las partes de una
    convención.
   Plazo judicial es el que fija el juez.

   El juez no está facultado, por regla general, para fijar plazos. Como dice el art. 1494 C.C., sólo
    puede interpretar el plazo concebido en términos vagos u oscuros, sobre cuya inteligencia y
    aplicación discuerden las partes.

   Por excepción, el juez puede fijar plazos para el cumplimiento de una obligación, pero sólo en los
    casos especiales en que lo faculta expresamente la ley.
   Por ejemplo, para que el poseedor vencido restituya la cosa al reivindicante.

B) Según si está establecido en términos explícitos y directos o si se desprende de la
    naturaleza de la obligación: plazo expreso y plazo tácito.

   Plazo expreso es el que se declara en términos explícitos y directos.

   El plazo tácito, aquel que no está establecido en términos explícitos y directos, pero se
    desprende de la naturaleza de la obligación, y consiste en el tiempo indispensable para
    cumplirla.

C) Según si de él depende el ejercicio o la extinción de un derecho: plazo suspensivo y plazo
    extintivo.

   Plazo suspensivo es aquel que, mientras no se cumple, suspende el ejercicio de un derecho.

   Plazo extintivo es aquel que por su cumplimiento extingue un derecho.

Estados en que puede encontrarse el plazo

   El plazo puede encontrarse en dos estados: Pendiente y cumplido.

A) Plazo suspensivo pendiente  Derecho del acreedor ha nacido, pero su ejercicio se
   encuentra suspendido no se puede ejercer aún.

   Pendiente el plazo suspensivo, el derecho del acreedor ha nacido, pero no se puede ejercer aún.

   Por ejemplo, si A dona a B $100, que entregará seis meses después de la celebración del
    contrato, B no puede exigir el cumplimiento de la obligación hasta que se cumpla el plazo.

   Sin embargo, si el deudor, pendiente el plazo cumple la obligación, no podrá después repetir lo
    pagado, lo que es lógico, pues si el derecho del acreedor ha nacido, el pago que haga el deudor
    no es indebido, pues encuentra su causa en una obligación.

B) Plazo suspensivo cumplido  Vencido el plazo, el acreedor puede ejercer su derecho y exigir
    el cumplimiento de la obligación.

   Cabe tener presente que, a diferencia de la condición, el plazo cumplido no opera con efecto
    retroactivo.

C) Plazo extintivo pendiente

   Ejemplo: A da en comodato a B un Código Civil para que éste se lo restituya al día siguiente a la
    fecha del examen, es decir, el 9 de Julio de ese año.

   Pendiente el plazo extintivo, la persona que tiene una cosa o derecho bajo tal modalidad, puede
    ejercer todas las facultades o atribuciones a que lo autoriza su derecho.

D) Plazo extintivo cumplidoextingue el derecho por el solo ministerio de la ley.

   Por el solo ministerio de la ley se opera la extinción del derecho, una vez cumplido o vencido el
    plazo.

   Quien tenía la cosa a plazo, debe restituirla al acreedor con derecho a exigirla.

   Al igual que el plazo suspensivo, el plazo extintivo cumplido no opera con efecto retroactivo.

Extinción del plazo.

El plazo se extingue por tres causales: vencimiento, renuncia y caducidad.

A) Vencimiento del plazo

   El plazo se extingue por la llegada del día preestablecido.

B) Renuncia del plazo

   Para determinar si es procedente la renuncia del plazo, es menester distinguir en beneficio de
    quien se ha establecido.

   Si el plazo se ha establecido en beneficio exclusivo del deudor, podrá éste renunciarlo
    libremente.

   Si el plazo se hubiere establecido en beneficio de ambas partes o en beneficio exclusivo del
    acreedor, no puede el deudor renunciarlo sin consentimiento del acreedor.

C) La caducidad del plazo

   La caducidad del plazo es una institución en virtud de la cual el acreedor puede ejercer su
    derecho, aun encontrándose el plazo pendiente, en los casos en que la ley lo establece o en
    que se hubiere convenido expresamente.

   La caducidad puede ser de dos clases: legal y convencional.

   1° Caducidad legal
   La caducidad legal opera en los casos determinados por la ley.

   Dichos casos están contemplados por el art. 1.496 del Código Civil, que dispone lo siguiente: “El
    pago de una obligación no puede exigirse antes de expirar el plazo, si no es 1° al deudor
    constituido en quiebra o que se halle en notoria insolvencia; 2° al deudor cuyas cauciones, por
    hecho o culpa suya, se han extinguido o han disminuido considerablemente de valor. Pero en
    este caso el deudor podrá reclamar el beneficio del plazo, renovando o mejorando las
    cauciones.

   2° Caducidad convencional

   La caducidad convencional opera en los casos expresamente previstos por las partes. Por
    ejemplo, en los contratos de mutuo otorgados por instituciones bancarias, es frecuente que se
    estipule que la mora o simple retardo del deudor en el pago de una o más de las cuotas, traerá
    como consecuencia la caducidad del plazo, pudiendo el acreedor exigir el pago de la totalidad
    del saldo adeudado, como si la obligación fuera de plazo vencido.



                                              EL MODO

Conceptos Generales

El Código Civil reglamenta el modo en las asignaciones testamentarias modales 
arts. 1.089 a 1.096: y dispone que si se asigna algo a una persona para que lo tenga por suyo con la
obligación de aplicarlo a un fin especial, como el de hacer ciertas obras o sujetarse a ciertas cargas,
esta aplicación es un modo y no una condición suspensiva.

El modo, por consiguiente, no suspende la adquisición de la cosa asignada.

Concepto  Es el gravamen que se impone al beneficiario de una liberalidad.

El gravamen consiste en la obligación que asume el asignatario de ejecutar ciertas obras o sujetarse
a ciertas cargas, cuyo incumplimiento puede traer como consecuencia la extinción del derecho.

Por ejemplo, el causante en su testamento lega un predio a una persona para que en él construya
una escuela.

El modo, por consiguiente, no deja en suspenso ni el nacimiento ni el ejercicio de un derecho.

Del incumplimiento de la obligación modal, puede derivarse la extinción del derecho.

Efectos del modo en las asignaciones testamentarias

Si el asignatario modal no cumple la obligación inherente al modo, su derecho no se verá afectado, a
menos que el testador haya establecido una condición resolutoria.
En las asignaciones testamentarias se llama cláusula resolutoria, a aquella que impone la obligación
de restituir la cosa y los frutos si no se cumple el modo (art. 1.090).

En consecuencia, para que se extinga el derecho del asignatario modal, es necesario que el testador
haya establecido una cláusula resolutoria, previniendo el incumplimiento de la obligación anexa al
modo.

Efectos del modo en las obligaciones contractuales

Es infrecuente, rara, la estipulación de una obligación modal en un contrato.

Sin embargo, puede convenirse una obligación de esa naturaleza, aplicándose lo dispuesto por el
Código Civil en el Título IV del Libro III sobre asignaciones testamentarias modales.

Efectos del incumplimiento de la obligación modal contractual
HQD:
a) Si las partes previnieron el incumplimiento de la obligación y determinaron que, en tal evento, se
    extingue el derecho, o
b) Si las partes nada dijeron.

La estipulación a través de la cual las partes prevén el incumplimiento de la obligación modal y
determinan que, consecuencialmente, se extingue el derecho, es un pacto comisorio, que producirá
los efectos que señalábamos para tales pactos en contratos distintos de la compraventa, o en ésta
misma, pero referido al incumplimiento de obligación distinta que la de pagar el precio.

Si las partes nada dicen, el incumplimiento de la obligación modal no traerá como consecuencia la
extinción del derecho a menos que el contrato del cual emane dicha obligación sea un contrato
bilateral, caso en el cual el contratante diligente podrá ejercer la acción resolutoria contra la parte
que no cumplió la obligación modal.
                     DESCRIPCIÓN DEL METODO PARA RESOLVER CASOS4


Introducción

         El presente apunte tiene por objeto poner a disposición de los estudiantes de derecho y de
los jóvenes abogados las herramientas necesarias para el análisis y posterior solución de casos, a
través de ciertas reglas básicas que se expondrán y desarrollarán en los números siguientes a la luz
del siguiente ejemplo:

                Pedro González le encarga a Juan Pérez que pinte un paisaje, en la
        creencia de que ha contratado con el famoso pintor de dicho nombre y cuyo
        taller se ubica en calle Colón 1881. Posteriormente, Pedro González se da
        cuenta que si bien se dirigió a calle Colón 1881 y le encargó la confección de la
        obra a Juan Pérez, en realidad contrató con el hijo del conocido artista, quien
        tiene el mismo nombre, pero es un pintor que se encuentra al inicio de su
        carrera y, por lo mismo, todavía vive con su padre y trabaja en su taller,
        dándose a conocer a través de exposiciones y encargos menores que le
        encomiendan personas que no pueden pagar los costosos honorarios que
        cobra su padre.


Reflexiones Previas a la redacción de la respuesta del caso

                Antes de comenzar a redactar la solución del caso deben efectuarse las reflexiones
        previas que comentaremos en los números 1. a 3. siguientes. Ellas evitarán respuestas
        precipitadas (conclusiones incorrectas) o que se enfoque el problema propuesto desde un
        punto de vista erróneo.

1.      Comprensión de la situación fáctica

                Los antecedentes de hecho deben ser leídos íntegramente (en su totalidad) en forma
        detallada y cuidadosa. Debe entenderse la narración de los hechos, de modo que se sepa
        exactamente de qué se trata y qué personas o partes están realmente involucradas.
                Sólo una comprensión real de la lectura permitirá un verdadero entendimiento de los hechos
        que garantice una hipótesis de trabajo correcta y excluya una fundada en meras suposiciones o en lo
        que el informante – en su personal y subjetiva apreciación - “estime” se le está preguntando o “crea”
        deba resolver.
                En el evento de que los antecedentes estén conformados por múltiples hechos se recomienda
        incluso la elaboración de un croquis o bosquejo esquemático que ayude a distinguir los hechos
        relevantes de aquellos que no lo son y permita recordar las relaciones jurídicas existentes entre las
        partes.


4
  La descripción del método expuesta en este capítulo primero se basa en H. P. Richter en Juristische
Grundkurs, I. Band, BGB, Allgemeiner Teil, H.P. Richter Verlag, Kiel, 1991, Capítulo Segundo, páginas 10 y
siguientes.
                Una situación semejante ocurre al mencionarse a muchas personas en la exposición del caso.
       La forma en que se encuentren planteadas las preguntas (ver N°2) permitirá determinar si se trata
       de analizar los derechos que una persona individualizada puede ejercer, ya sea reclamándolos en
       contra de otra, igualmente definida, o bien, en contra de varias.
                Sólo se estará en condiciones de comprender el caso objeto de análisis, tras una lectura
       minuciosa de los hechos planteados. Así se podrá determinar cuál es la tarea planteada por quien
       realiza la consulta.
                Normalmente, para adquirir una comprensión efectiva del caso, será necesario leerlo varias
       veces en forma cuidadosa. Ello dará la seguridad de no haber dejado de considerar circunstancias o
       hechos que tras una lectura rápida o, a primera vista, no parecieran importantes.
                Si después de efectuada la lectura queda la sensación de que en los hechos propuestos
       existen vacíos, no se debe sencillamente completarlos, de acuerdo al criterio de quien resuelve el
       caso, es decir, según lo que él estime que correspondería a una situación apegada a la realidad o de
       ordinaria ocurrencia. A través de semejante apreciación personal se corre el peligro de deformar o de
       falsear los antecedentes. Por el contrario, la oportunidad para determinar si realmente existen
       lagunas y si ellas son efectivamente relevantes para la solución del caso – pues, en definitiva, de
       eso se trata – será al efectuarse la apreciación jurídica.
                Tampoco es procedente que quien resuelve el caso exprese opiniones en relación a la
       veracidad o falsedad de los hechos que se le plantean. Más bien, debe limitarse a determinar si los
       hechos propuestos son jurídicamente relevantes o no. Al resolverse el caso la veracidad de los
       hechos es un presupuesto. En consecuencia, no debe perderse el tiempo en su cuestionamiento.

                Ejemplo:
                       En un caso se puede calificar a la persona que compra una cosa
                como un “colegial”, “imberbe”, lo que sugiere que posiblemente dicha
                persona es un menor de edad (incapaz relativo). Sin embargo, sería
                incorrecto concluir que, por ese solo calificativo se trata efectivamente de un
                menor adulto. Por de pronto, existen alumnos mayores de dieciocho años de
                edad que asisten al colegio. A su vez, con el calificativo de “imberbe” se
                puede querer significar que se trata de una persona que actúa como un
                niño, es decir, irresponsablemente o en forma inmadura, aun cuando no lo
                sea realmente.
                       Sería, incluso, completamente irrelevante si la persona en cuestión
                tiene plena capacidad o es incapaz relativo, en el caso de que ella haya
                actuado como mandatario de otra en los términos previstos en el artículo
                2128 del Código Civil. Ello, pues de conformidad a la norma citada,
                constituido el menor adulto en mandatario, los actos que ejecute serán
                válidos respecto de terceros en cuanto obliguen a éstos y al mandante,
                puesto que, allí radica el fundamento de la norma, su actuar compromete un
                patrimonio ajeno (el del mandante) y no el propio.


2.     Interpretación de las preguntas planteadas en el caso

         Al término de la narración de los antecedentes de hecho se encuentran, normalmente, las
preguntas relativas al caso. Ellas plantean las tareas que debe cumplir quien lo resuelve. Puede
tratarse de preguntas claras y concretas, como, por ejemplo: a) ¿Tiene derecho Pedro González a
  demandar la nulidad del acto jurídico? O bien, puede preguntarse, en general, por los derechos que
  la ley le confiere a una persona: b) ¿Cuáles son los derechos de Pedro González? También puede
  preguntarse: c) ¿Cuál es la situación legal?, en cuyo caso deben examinarse las relaciones jurídicas
  existentes entre todos los involucrados, a saber, los derechos de Pedro González y de Juan Pérez.
Muchas veces la pregunta del caso puede encontrarse formulada en relación al texto previo. Ello
  sucedería si al final del caso ejemplo se añadiera a los hechos, “Por ello, Pedro González demanda
  la nulidad del contrato celebrado” y se preguntase: d) Ejerce Pedro González la acción de nulidad
  del acto jurídico celebrado con Juan Pérez de conformidad a derecho? En caso afirmativo, se trata
  de una acción de nulidad absoluta, de nulidad relativa o es un caso de inexistencia? En este última
  hipótesis podría, igualmente, preguntarse: e) Cómo debe resolver el tribunal? Lo mismo sucederá,
  por regla general, si se le pide al examinado que preste asesoría jurídica, es decir, que manifieste su
  opinión fundada en derecho.
           De las preguntas planteadas para el caso, se deduce cuál es el objetivo perseguido, la
  finalidad de la pretensión o del derecho que se reclama. En los ejemplos planteados en las letras a)
  y b) corresponderá a la posibilidad de solicitar la nulidad relativa del acto jurídico (un contrato en la
  hipótesis propuesta). En tanto, en la letra c), también se pregunta por los derechos de Juan Pérez
  (indemnización de los perjuicios en que de buena fe haya incurrido por la nulidad del contrato, de
  conformidad al inciso segundo del artículo 1455 C.C.).
           Tener claridad respecto del objetivo perseguido es importante para la determinación de los
  fundamentos legales pertinentes, es decir, aquellos en que se sustenta en derecho la pretensión y
  que se comentarán en el número siguiente.


   3.      Búsqueda de los fundamentos legales pertinentes

            Así como se vio en el número anterior, en la mayoría de los casos se pregunta por los
   derechos que le corresponden a una o más personas o partes. Pues bien, para que alguien tenga el
   derecho a reclamar algo en contra de otro, debe existir alguna disposición en la ley que le reconozca
   en forma abstracta semejante facultad. Dicha norma constituye la base o fundamento jurídico (legal)
   del derecho que se reclama.
            Por consiguiente, deben buscarse en el Código Civil todos los fundamentos legales que
   seriamente entren en consideración, de conformidad a los hechos narrados.
            Se trata de buscar el o los artículos del Código Civil o de la ley respectiva que constituyan el
   sustento legal del derecho que se reclama. En ello radica la importancia de la reflexión previa
   explicada en el punto II., N°1, es decir, la Comprensión de la situación fáctica. Así, por ejemplo,
   en las preguntas a) y b) el análisis se centrará solamente en el efecto jurídico nulidad: tipos,
   causales y, por ende, requisitos de ellas.
            Por lo expuesto, en el caso planteado de nada sirven, por ejemplo, las normas relativas a las
   sucesiones por causa de muerte, a las tutelas, a los regímenes matrimoniales, las reglas de
   interpretación de la ley, etc.
            La búsqueda de los fundamentos legales pertinentes se realiza a través del análisis y de la
   consideración de las consecuencias o efectos jurídicos previstos (regulados) en las disposiciones
   que entren en consideración.
            Se debe determinar si dichas consecuencias o efectos jurídicos corresponden al
   objetivo perseguido (la finalidad de la pretensión o del derecho que se reclama) previamente
   establecido, de conformidad a la reflexión previa explicada en el punto II, 2 (Interpretación de las
   preguntas planteadas en el caso).
        Por ejemplo, en las preguntas planteadas en las letras a) y b) deberá buscarse el
fundamento legal correspondiente a la consecuencia o efecto jurídico “nulidad”. En la pregunta
planteada en la letra c) deberá, además, buscarse el fundamento legal correspondiente a la
consecuencia o efecto jurídico “indemnización de perjuicios”, pues a dicha reparación tiene
derecho la persona con que erradamente se ha contratado, siempre y cuando sean una
consecuencia de su buena fe (Art. 1455 inciso segundo C.C.).
        No siempre es una tarea fácil encontrar en el Código los artículos aplicables al caso
(fundamentos legales pertinentes). Sin embargo, la mayoría de las veces el tenor literal de la norma
ayuda a reconocerlos.

                 En nuestro caso ejemplo: Art. 1455 C.C.: “El error acerca de las persona
        con quien se tiene intención de contratar no vicia el consentimiento, salvo que la
        consideración de esta persona sea la causa principal del contrato.”. Por su parte,
        dispone el Art. 1682 C.C.: “La nulidad producida por objeto o causa ilícita ........, son
        nulidades absolutas” y agrega en su inciso tercero: “Cualquiera otra especie de vicio
        produce nulidad relativa, y da derecho a la rescisión del acto o contrato”. A su vez, el
        artículo 1455 C.C. en su inciso segundo dispone: “Pero en este caso la persona con
        quien erradamente se ha contratado, tendrá derecho a ser indemnizada de los
        perjuicios en que de buena fe haya incurrido por la nulidad del contrato”.

                Otros ejemplos – no aplicables al caso propuesto – se encuentran en los:
        Arts. 1453 y 1454 C.C.: El error de hecho vicia el consentimiento cuando ...... Art.
        1456: “La fuerza no vicia el consentimiento, sino cuando ........... Art. 1462 C.C.:
        “Hay un objeto ilícito en todo ....... Art. 2297 C.C.: “Se podrá repetir (pedir
        devolución) aun los que se ha pagado ........, cuando el pago.., etc.

        Todas las disposiciones o normas que sirven de fundamento legal a un derecho tienen algo
en común: Pueden ser divididos en dos partes, a saber, los requisitos establecidos en el artículo y
las consecuencias o efectos jurídicos que se producen, si dichos requisitos se cumplen:

        Cumplimiento de los Requisitos legales => Producción de Efectos jurídicos.

        La consecuencia o efecto jurídico más característico consiste en que el legislador le otorga a
alguien (a través de la disposición o artículo del Código Civil) el derecho a reclamar (demandar) algo.

                 En nuestro caso ejemplo, cumplidos los requisitos establecidos en el
        artículo 1455 C.C., la víctima del error de hecho en la persona tendrá el derecho a
        demandar la nulidad (relativa en este caso, art. 1682 inc. 3° C.C.) del acto jurídico
        ejecutado o celebrado, pues el consentimiento se encuentra viciado. A su vez, de
        conformidad a la norma precitada, la persona con quien erradamente se ha
        contratado, tendrá derecho a ser indemnizada de los perjuicios en que de buena fe
        haya incurrido por la nulidad del contrato.

        Los fundamentos legales del derecho se encuentran – por regla general – en el Código Civil,
en su apéndice y en el Código de Comercio. Su búsqueda ha de efectuarse por materias, por
ejemplo, vicios de la voluntad (artículos 1451 y siguientes C.C.), nulidad y rescisión (artículos 1681 y
siguientes C.C.), formación del consentimiento (artículos 97 y siguientes C.Com.), etc. Así sucede,
igualmente, en otras materias, cuyos fundamentos legales se buscarán en las áreas del derecho civil
correspondiente, por ejemplo, de los contratos en particular, de las obligaciones, derecho de familia,
sucesorio, etc5.
         Una vez encontrado el o los fundamentos legales pertinentes, éstos se utilizarán al
comienzo del análisis jurídico, según se verá más adelante al estudiar los pasos que deben
seguirse al resolver un caso.
         Debido a que estamos en presencia de derechos, normalmente existirán, a lo menos, dos
partes involucradas. Cada una puede, sin embargo, ser una o muchas personas, según lo dispone el
artículo 1437 C.C.. Por esta razón, deberá analizarse y caracterizarse la relación entre ellas, pues
sólo a través de dicho tratamiento se sabrá cuáles son realmente los intereses en juego.

                 En nuestro ejemplo: Entre Pedro González y Juan Pérez se ha celebrado un
        acto jurídico (un contrato, en virtud del cual uno se obliga a pintar un paisaje y el otro
        a pagar por ello una suma de dinero). El interés de Juan Pérez (el hijo) es ganar
        dinero mediante su trabajo de pintor y darse a conocer. Sin embargo, el interés de
        Pedro González es hacerse de una pintura del conocido pintor Juan Pérez (del padre
        y no del hijo).

         Finalmente, debe analizarse, asimismo, lo que una parte reclama o tiene derecho a
demandar (el contenido de la pretensión).
         Realizadas las operaciones anteriores se determina el axioma con el que comienza todo
análisis en Derecho Civil. En abstracto, dicho axioma puede formularse así:

                Quién (titular del derecho o pretensión) puede (se encuentra legalmente
        facultado para) reclamar algo (el contenido de la pretensión) de alguien (contraparte);
        por qué (fundamento legal o de derecho).

       Debido a que al comenzar a resolver el caso existe incertidumbre respecto de alguno de los
elementos del axioma recién planteado, éste debe expresarse en potencial al inicio del análisis. Así,
dando respuesta, a modo de ejemplo, a la pregunta planteada en la letra a) ¿Tiene derecho Pedro
González a demandar la nulidad del acto jurídico?. La respuesta se inicia con el siguiente
planteamiento:

               “Pedro González podría demandar la nulidad del acto jurídico (contrato)
        celebrado con Juan Pérez”.

        Con este planteamiento la solución del caso se traducirá en comprobar si Pedro González
realmente tiene derecho a demandar la nulidad, es decir, si se cumplen o no los requisitos
establecidos en el artículo 1455 C.C. Para realizar tal comprobación o verificación deben seguirse
los pasos que pasamos a estudiar.

Pasos a seguir a objeto de determinar si se cumplen los requisitos previstos en la ley (artículo
1455 C.C.) para que tenga lugar una determinada consecuencia o efecto jurídico6.

5
 Naturalmente, en otra área del derecho habrá de aplicarse la legislación competente respectiva.
6
 Reitero que en esta materia seguimos el esquema propuesto por H. P. Richter en Juristische Grundkurs, I.
Band, BGB, Allgemeiner Teil, H.P. Richter Verlag, Kiel, 1991, Capítulo Segundo, páginas 10 y siguientes.
Primer Paso:
          Se determinan los requisitos establecidos en la ley respectiva (el fundamento legal
 pertinente, definido, según se vio, en el punto II, 3). Para ello deben tenerse a la vista todas las
 circunstancias señaladas en la ley y que corresponden a las condiciones o requisitos establecidos en
 el o los artículos que entren en consideración.

                 En nuestro ejemplo, los requisitos establecidos por el artículo 1455 C.C..

                 Al analizarse cada uno de ellos se expresará por escrito aquello que debería
         cumplirse para que se produzca el efecto previsto por el legislador.

                En nuestro caso ejemplo, “error de hecho en la persona” y que la
         consideración de esa persona haya sido la “causa principal del contrato”.

         Por lo tanto, quien resuelve el caso debe examinar cada uno de los requisitos establecidos
 en la ley (artículo 1455 C.C., fundamento legal pertinente). En consecuencia, la solución del caso
 comienza con el análisis del primer requisito, a saber, el error de hecho en la persona.
 Posteriormente, se analizará el segundo, causa principal del contrato.
         Así, una vez planteada la premisa a demostrar, la solución del caso comenzará con la
 siguiente afirmación:

                “Pedro González podría demandar la nulidad del acto jurídico (contrato)
         celebrado con Juan Pérez.

               Para ello, sin embargo, debería haber padecido un error de hecho en la
         persona”.


 Segundo Paso:
         Debe establecerse si efectivamente se está en presencia de una hipótesis de error de hecho
 en la persona.

          Procedimiento:
          En primer lugar, se analiza en detalle el concepto de error, es decir, su definición. Las
 definiciones de conceptos se encuentran en la ley (o bien se deducen de ella), o han sido dadas por
 la jurisprudencia o la doctrina.
          En nuestro caso ejemplo, el error no ha sido definido por el legislador, sino que es un
 concepto desarrollado por la doctrina y jurisprudencia sobre la base de los tipos de error que
 reglamenta el Código Civil.

         Continuación de la respuesta:

                Así, el error es “la falsa representación de la realidad determinada por la
         ignorancia, es decir, por no haber tenido la parte conocimiento de todas las
         circunstancias que influyen en el acto concertado, o por la equivocación, es
         decir, por no haber valorado exactamente la influencia de dichas
         circunstancias”7.
                 “Sin embargo, el error puede ser de dos clases, a saber, de derecho y de
         hecho. Correspondiendo este último a la “falsa representación que se tiene de
         una cosa, de un hecho o de una persona, como consecuencia de ignorancia o
         de equivocación”8. De la definición se desprende que el error en la persona es la
         falsa representación que se tiene de una persona, motivada por ignorancia o
         equivocación”.

         En consecuencia, la solución del caso continúa con la siguiente frase:

                “De conformidad a su definición, error de hecho en la persona es la falsa
         representación que se tiene de ella originada por ignorancia o equivocación”.

Tercer Paso:
         Procede examinar la parte respectiva de los antecedentes planteados en el caso propuesto,
 pero de acuerdo a la definición de error de hecho en la persona, previamente establecida.
         Quien resuelve el caso debe redactar en forma precisa y breve su respuesta, sobre la base
 de aquella parte de los antecedentes de hecho planteada en el caso y que ha sido analizada. En el
 ejemplo propuesto correspondería a la circunstancia que se trata de un error de hecho en la
 persona. De ahí que el examinado escribirá en su respuesta:

                “De acuerdo a los hechos planteados en el caso, se está en presencia de
         un error de hecho en la persona”.


         Cuarto Paso: Subsunción
         Ahora tiene lugar, propiamente, la difícil tarea del jurista. Determinar si los antecedentes de
 hecho del caso concreto se encuentran comprendidos dentro de la norma general y abstracta. En
 otras palabras, la fundamentación jurídica de la respuesta.
         En esta etapa se desarrolla el trabajo principal del abogado, a saber, investigar y argumentar
 a favor o en contra de una congruencia entre los hechos planteados y la norma legal.
         Entonces se podría señalar:

                 “Al encargarle Pedro González a Juan Pérez la pintura de un cuadro
         padeció de un error de hecho en la persona, pues celebró un contrato con el
         hijo del afamado pintor y no con éste. En consecuencia, se yerra en la identidad
         de la persona, vale decir, se celebra el contrato con una persona distinta de la
         realmente querida”.

         Quinto Paso:
         Finalmente, una vez que se ha determinado la congruencia entre los hechos y los requisitos
 establecidos en la ley queda sólo responder la pregunta planteada en el primer paso:

 7
   G. Stolfi: Teoría del Negocio Jurídico, pág. 171, citado por Vial del Río, Víctor: Teoría General del Acto
 Jurídico, Quinta Edición, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, año 2003, pág. 77.
 8
   Vial del Río, Víctor: obra citada, pág 82.
                  “En consecuencia, en los hechos planteados en el caso se está en
           presencia de un error de hecho en la persona”.

       Siguiendo el mismo método descrito deben ser analizados los requisitos restantes del
fundamento legal pertinente. En el caso en estudio, el segundo requisito establecido en el artículo
1455 C.C., a saber, haber sido la consideración de la persona con quien se celebra el acto jurídico la
causa principal del contrato. Entonces la solución del caso continuaría:

           Primer Paso:
                 Pedro González podría demandar la nulidad del acto jurídico (contrato)
           celebrado con Juan Pérez.
           Para ello, además, de lo expresado, la consideración de la persona de Juan
           Pérez, el afamado pintor, debería constituir la causa principal de la celebración
           de un contrato.

           Segundo Paso:
                 De conformidad a la doctrina moderna, la consideración de la persona es
           la causa principal del contrato no sólo en los denominados actos intuito
           personae, sino también en aquellos contratos onerosos que importan confianza
           en una persona específica, como sucede, por ejemplo, en el arrendamiento de
           obra o servicios que se celebra en atención a las cualidades de una persona9.


           Tercer Paso:
                 En los hechos planteados la consideración de la persona del contratante
           ha sido la causa principal del contrato.

           Cuarto Paso:
                  La consideración de la persona del contratante ha sido la causa principal
           del contrato, puesto que el interés de Pedro González (Ver II, 1, Comprensión de
           la situación fáctica) es hacerse de una obra del afamado pintor Juan Pérez y no
           de su hijo, un artista principiante y desconocido.
                  En otras palabras, Pedro González manifiesta su voluntad exclusivamente
           en consideración a la fama, las cualidades y las aptitudes artísticas de Juan
           Pérez, el padre, y no el hijo.

           Quinto Paso:
                 En consecuencia, la consideración de la persona de Juan Pérez, el padre,
           el afamado pintor, constituyó efectivamente la causa principal de la celebración
           del contrato.

Recapitulación:



9
    Cfr. Vial del Río, Víctor: obra citada, págs. 100 y siguientes.
         La respuesta de la pregunta a) en nuestro caso ejemplo planteado, sería, en consecuencia
la siguiente:
         ¿Tiene derecho Pedro González a demandar la nulidad del acto jurídico?
                 Pedro González podría demandar la nulidad del acto jurídico (contrato)
         celebrado con Juan Pérez si hubiese padecido error de hecho en la persona.
                 El error de hecho en la persona se encuentra regulado en el artículo 1455 del
         Código Civil (fundamento legal pertinente). De conformidad a dicha norma, el error de
         hecho en la persona vicia el consentimiento cuando la consideración de la persona del
         contratante ha sido la causa principal del contrato.

        A continuación tiene lugar el análisis de los requisitos establecidos en el fundamento legal
pertinente, a saber, el artículo 1455 C.C., a través del procedimiento divido en cinco pasos, según se
explicó precedentemente. No se volverán a reproducir para evitar reiteraciones.
        Probados los requisitos exigidos por el artículo 1455 C.C., entonces se puede concluir que
en el caso planteado se está en presencia de un error de hecho en la persona apto para viciar el
consentimiento.
        Continuando la solución del caso propuesto, se arribará a la conclusión final. Ella dará
respuesta a la pregunta planteada en la letra a) ¿Tiene derecho Pedro González a demandar la
nulidad del acto jurídico?

                “De conformidad al artículo 1682 C.C., la sanción al error de hecho en la
        persona es la nulidad relativa del acto o contrato celebrado.
                En consecuencia, Pedro González tiene derecho a demandar la nulidad
        del acto jurídico concertado con Juan Pérez”.

Importante
         Si la pregunta planteada hubiese sido la contenida en la letra c) ¿Cuál es la situación legal?,
hubiera sido necesario, además, el análisis del tercer requisito establecido en el artículo 1455 C.C., a
saber, la existencia o ausencia de buena fe por parte de Juan Pérez, el hijo, pues de ello dependerá
su derecho a demandar (consecuencia o efecto legal) la indemnización de los perjuicios en que
hubiere incurrido por la nulidad del contrato.
         Ello, puesto que frente a una pregunta amplia (cuál es la situación legal) deben examinarse
las relaciones jurídicas existentes entre todos los involucrados (derechos de Pedro González y de
Juan Pérez). En esta última hipótesis para apreciar la buena o mala fe de Juan Pérez se utilizará el
método de cinco pasos, descrito, para lo cual habrá que considerar, principalmente, el precio pagado
(“costosos honorarios que cobra el padre", en circunstancias de que él sólo realiza “encargos
menores” a fin de “darse a conocer”) y el hecho de tener el hijo su taller en el mismo domicilio que el
padre.


Comentarios Finales

         En las hipótesis más evidentes, la rigidez del método de solución recién expuesto puede
flexibilizarse. Sobre todo, en aquellos casos sencillos, como el analizado a modo de ejemplo. Sin
embargo, el único paso que no puede ser omitido – resulta difícil imaginarse una hipótesis en la
cual dicha omisión podría tener lugar – es el paso cuarto, es decir, el proceso de subsunción.
       Es por esta razón que a la técnica de resolución de casos descrita se le denomina, técnica
de subsunción.
       A modo de síntesis final, el método puede ser dividido en los pasos siguientes:

- Primer Paso: Planteamiento y exposición de las preguntas a responder.
         Normalmente las preguntas se referirán al cumplimiento de algún requisito para dar
nacimiento a un derecho.
         En definitiva, se deberá determinar si se cumple o no el o los requisitos establecidos en un
artículo del Código Civil que entre o entren en consideración, a objeto de que se produzca un
determinado efecto jurídico. Por tanto, de la respuesta afirmativa o negativa a la pregunta planteada
dependerá si se tiene o no derecho a demandar algo.

-   Segundo Paso: Definición de los requisitos establecidos en el fundamento legal
    pertinente.
        Para ello es necesario conocer a cabalidad los artículos y los conceptos elaborados por la
doctrina y la jurisprudencia. Sólo así se evitará el peligro de dejar de considerar alguno de los
presupuestos legales necesarios para que se produzcan los efectos jurídicos a cuyo análisis se
encuentra precisamente dedicado quien resuelve el caso.

-   Tercer Paso: Establecimiento de los antecedentes de hecho
        Se debe poner especial atención y cuidado en la lectura del caso, de modo de distinguir
aquellos hechos que son relevantes de los que no lo son. Idéntico cuidado debe tenerse con las
personas que aparecen mencionadas en la narración. Para ello se recomienda la elaboración de un
cuadro esquemático que permita una visualización de las relaciones y antecedentes.

-    Cuarto Paso: Probar si existe congruencia entre el paso segundo y el tercero.
        En esta etapa tiene lugar la subsunción propiamente tal. La determinación de la
correspondencia entre los antecedentes de hecho planteados en el caso y los requisitos exigidos por
el fundamento legal pertinente.

-   Quinto Paso: Demostración del resultado.
       En esta etapa se encuentra la respuesta a la pregunta planteada en el primer paso.

								
To top