VII Congreso Latinoamericano de Sociolog�a Rural by 3m22Qa5

VIEWS: 5 PAGES: 20

									             Una estrategia de desarrollo local para el municipio
                     metropolitano de Texcoco, México.

                                                      Marco Antonio Rocha Sánchez*
Resumen
El proceso de crecimiento económico en México se ha expresado
espacialmente en formas urbano-rurales ecológicamente in sustentables que
privilegian la expansión urbana sin control y cuya base se encuentra en el
patrón cultural de producción y consumo de la industrialización acelerada y el
crecimiento económico irrestricto como única forma de concebir al desarrollo.
Esta lógica de reproducción social material representa la “imposición de la
racionalidad capitalista sobre el espacio”.

Se postula que la economía metropolitana sólo puede mantenerse con una
creciente externalización de los costos ecológicos a sus áreas periféricas
ampliando las desigualdades sociales y urbano-rurales a partir de la
apropiación de los recursos territoriales y ambientales regionales. Así, las
tendencias actuales del crecimiento mega urbano de la Ciudad de México
muestran el reforzamiento de los procesos de concentración de la población y
de la actividad económica agudizando los problemas de sustentabilidad urbana
derivados de la concentración y la externalización de los costos ecológicos en
forma de mayor deterioro ambiental regional y local.

En este contexto, adquiere relevancia la formulación de políticas de desarrollo
local en el municipio metropolitano de Texcoco que consideren la dimensión
espacial de la economía y los efectos ecológicos de la expansión urbana, así
como una reorientación de las estrategias de movilización de recursos sobre
una base productiva y de consumo vinculada a las restricciones ecológico-
ambientales del territorio; de acciones sociopolíticas cuyo eje de articulación
sea la sustentabilidad ecológico-ambiental del territorio estableciendo así el
fundamento de la viabilidad económica del desarrollo localizado.

A STRATEGY OF LOCAL DEVELOPMENT FOR THE METROPOLITAN
REGION OF TEXCOCO, MEXICO

Summary
The economic development process in Mexico has brought urban rural space
forms ecologically unsustainable which give priority to the uncontrolled urban
expansion whose base is found in the cultural patterns of production and
consumption of the accelerated industrialization, as well as the unrestricted
economic development conceived as the only way to grow. This material logic
of social reproduction represents “the imposition of the capitalistic rationality
over the space”.



*
 Economista. Profesor Investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, México.
marcorochamx@yahoo.com.mx



                                                                                  1
I postulate that the metropolitan economy can only be maintained by means of
the growing externalization of the ecologic costs towards its peripherical areas
widening the social inequalities due to the appropriation of the regional territorial
and environmental resources. Indeed, the present mega-urban development
trends of Mexico City show how the reinforcement of the demographic
concentration processes and economic activity increase sustainability urban
problems in form of regional and local environmental deterioration.

In this context, it becomes meaningful to talk about local development policies
for the metropolitan region of Texcoco. These policies must consider the space
dimension of the economy and the ecological effects of the urban expansion, as
well as a reorientation of productive and consumption strategies linked to
environmental ecologic restrictions of the territory. It is also important to
propose sociopolitical actions whose point of articulation is environmental
ecologic sustainability of the territory to set up a basis for the economic viability
to the localized development.

Introducción
El presente trabajo se inscribe en dos líneas relevantes para la reflexión y
análisis de los problemas del crecimiento económico y el desarrollo localizado
en México. Estas líneas de análisis refieren las condiciones para un desarrollo
urbano sustentable o sustentabilidad urbana a partir de reconocer la necesidad
de la planeación y administración del territorio (ordenamiento territorial) con
base en su funcionalidad ambiental; asimismo, refieren la importancia de tener
una visión estratégica en el diseño de políticas de desarrollo económico local y
a la gestión local como una de las principales ventajas competitivas de las
regiones y de la economía urbana en tanto factores determinantes del
crecimiento y desarrollo del país. La consideración de estos aspectos resulta
imprescindible para impulsar procesos de crecimiento y desarrollo económico
desde los ámbitos regional y local.

El proceso de crecimiento económico en México se ha expresado
espacialmente en formas urbano-rurales ecológicamente insustentables que
privilegian la expansión urbana sin control y cuya base se encuentra en el
patrón cultural de producción y consumo de la industrialización acelerada y el
crecimiento económico irrestricto como única forma de concebir al desarrollo.
Esta lógica de reproducción social material representa la “imposición de la
racionalidad capitalista sobre el espacio”.

De esta forma y desde una perspectiva de planificación del desarrollo al nivel
local, la sustentabilidad puede ser definida claramente como la condición
institucional y social para hacer evidentes los límites naturales (ecológicos) del
territorio y actuar y vivir en consecuencia; para esto se requiere hacer visibles
los impactos ambientales de la actividad económica y entender que la crisis
ambiental en un sentido general y urbano en particular no es un problema
ambiental y técnico en sí mismo sino un problema social fundado en una
racionalidad económica que ignora la base material que lo soporta.

En este contexto, adquiere relevancia la formulación de políticas de desarrollo
local en el municipio metropolitano de Texcoco que consideren la dimensión


                                                                                   2
espacial de la economía y los efectos ecológicos de la expansión urbana, así
como una reorientación de las estrategias de movilización de recursos sobre
una base productiva y de consumo vinculada a las restricciones ecológico-
ambientales del territorio; de acciones sociopolíticas cuyo eje de articulación
sea la sustentabilidad ecológico-ambiental del territorio estableciendo así el
fundamento de la viabilidad económica del desarrollo localizado.


1. Economía, crecimiento urbano y medio ambiente
El espacio económico actual es un espacio predominantemente urbano y
supone la concentración de la actividad económica, de las unidades
económicas y de los factores productivos en los grandes centros urbanos, así
como también una concentración territorial de la población expresada en la
expansión de las áreas urbanas y el aumento de su densidad. En este sentido,
entre los rasgos más característicos de las sociedades modernas se encuentra
la urbanización generalizada y la organización del sistema económico, tanto
nacional como internacional, en torno a los centros urbanos.

Esta característica del mundo actual es resultado del modelo de crecimiento y
desarrollo económico capitalista impulsado por la sucesión de revoluciones
tecnológicas, especialmente en las comunicaciones y los transportes, así como
por las transformaciones políticas y culturales asociadas. La dimensión
espacial del actual sistema tecnológico y económico asociado a la globalización
se expresa en la conformación de mega ciudades que articulan la economía
mundial y a los sistemas económicos nacionales en la medida que concentran
a la mayor parte de la población y de los recursos económicos y tecnológicos,
determinando así el proceso de desarrollo de los países y de las regiones.
Como han señalado Borja y Castells (1997:190), hoy en día el “medio natural”
en que se desarrolla la actividad económica al nivel mundial es el ámbito
urbano regional, ámbito definido por un sistema espacial de ciudades
metropolitanas, ciudades que representan la forma específica de la articulación
entre sociedad y territorio y el ámbito predominante de la organización
económica, política y cultural actual.

Las ciudades y los centros urbanos se conforman como las principales áreas
de mercado y de generación de empleo e ingreso, funcionan como centros de
dinamismo económico y cultural nacional. Sin embargo, como contraparte del
aumento en el nivel de ingreso y del consumo de los habitantes en las
ciudades, de la creciente tecnificación del ámbito socioeconómico, y del
mejoramiento general de las condiciones de vida material en los principales
centros urbanos de las sociedades contemporáneas, también se observa la
agudización de los problemas urbanos principalmente referidos a la dotación de
servicios básicos, el deterioro de la calidad de vida, y especialmente, los
asociados a la degradación del medio ambiente, situación particularmente
notable en los procesos de desarrollo urbano de los países subdesarrollados
caracterizados además, por marcadas desigualdades socioeconómicas
regionales.

Desde esta perspectiva el medio ambiente urbano refiere los efectos
territoriales y espaciales en un ámbito regional del deterioro y la degradación


                                                                             3
ambiental como resultado principal del proceso de desarrollo urbano definido
por las tendencias de la metropolización del sistema de ciudades.

2. La revalorización del territorio y la gestión local
Globalización y desarrollo local son dos polos de un mismo proceso complejo y
dialéctico caracterizado como una relación de fuerzas de integración y de
dispersión; por tanto, se puede establecer que uno de los efectos más notables
de la fase actual del desarrollo capitalista es la revalorización del territorio y el
aumento de la importancia de la gestión social y pública del desarrollo local al
contrario de la idea generalizada de la preeminencia del mercado como factor
único y válido de regulación social y de las propuestas que propugnan el retiro
del Estado de la actividad económica.

Esta fase representada por el proceso de globalización o de
internacionalización del capital, está caracterizada por una lógica estructural de
reproducción permanente de su base material mercantil. Así, esta lógica de
reproducción requiere de la creación de un espacio único de valorización como
mercado mundial y al mismo tiempo, de lugares productivos localizados y
dispersos en el territorio. La revalorización del territorio y de lo local tiene varios
significados. Establece la importancia de la gestión social del ámbito cotidiano
como espacio localizado de reproducción social y económica de individuos y
pequeñas y medianas empresas; también representa el espacio
tecnoproductivo de diferenciación de las funciones territoriales de los procesos
productivos; y, al mismo tiempo, es el espacio y territorio de identidad y cultura
que confronta la homogeneidad del mercado con la singularidad individual y
social.

De acuerdo con lo anterior, el desarrollo es un proceso local, endógeno y
necesariamente sustentable, adjetivación sólo válida para enfatizar su carácter
estratégico y sus efectos sociales. El desarrollo es un fenómeno local en
sentido geográfico y sistémico, localizado en el territorio y adquiere su
especificidad con base en las condiciones económicas, técnicas y culturales del
lugar, del espacio singular. El desarrollo local concebido como un proceso
endógeno y localizado en determinadas áreas o unidades territoriales se
supone capaz de promover el dinamismo económico y el mejoramiento de la
calidad de vida de la población. Representa una transformación de la base
socioeconómica en el nivel local que resulta de la movilización social a partir
del aprovechamiento de las capacidades y el potencial específico del territorio
económico.

Para ser un proceso sistemático y sustentable el desarrollo localizado debe
establecer la viabilidad y la competitividad de la economía local para generar
riqueza material sobre una base de conservación de los recursos naturales
dispuestos en el territorio. A pesar de este contenido interno, el desarrollo local
está inserto en una realidad más compleja a escala internacional, nacional y
regional a la cual está integrado determinando su competitividad y
especialización.




                                                                                     4
Así, el desarrollo local al mismo tiempo que depende de factores exógenos
requiere siempre de la movilización y las iniciativas de los agentes económicos
y de los actores sociales e institucionales en torno de un proyecto colectivo con
determinadas prioridades y orientaciones básicas de desarrollo.
Específicamente, el desarrollo municipal es una forma particular de desarrollo
local con una escala espacial de corte político administrativo y que puede ser
visualizado desde una perspectiva regional como unidad territorial de varios
municipios o localidades.

En suma, el desarrollo local significa desarrollo del territorio y tiene múltiples
determinaciones: la capacidad de gestión de los actores sociales e
institucionales y los agentes económicos locales; la articulación de acciones
sociales a partir de la valorización y aprovechamiento de las potencialidades
territoriales tales como la localización geográfica, recursos físicos, cultura e
identidad, así como la capacidad de financiamiento de los proyectos colectivos
de desarrollo; tiene como base de organización económica a las pequeñas y
medianas empresas; y, los instrumentos adecuados para la gestión social del
desarrollo en forma de políticas públicas y organización institucional.

3. Impacto ambiental del crecimiento económico
El crecimiento económico en México y su expresión espacio-territorial en el
patrón de urbanización de carácter metropolitano de la Ciudad de México,
específicamente en los últimos veinte años con el proceso de mega
urbanización en la región centro, puede ser caracterizado como un modelo de
crecimiento económico del país in sustentable ambientalmente cuyos
resultados muestran la configuración de una crisis urbana ambiental expresada
en la degradación creciente del medio ambiente regional y local.

Asimismo, la región centro como soporte espacial del proceso de mega
urbanización de la Ciudad de México constituye el espacio determinante de las
formas de organización territorial en las economías y las sociedades locales de
su ámbito de influencia. Esta región presenta graves problemas de
sustentabilidad económico-ambiental y sus condiciones ejercen una influencia
determinante en la viabilidad del desarrollo económico de la Ciudad de México
en tanto que su dinámica está asociada a la lógica y a los resultados
materiales y ecológicos del proceso de crecimiento de la economía.

En este sentido, es pertinente formular los siguientes cuestionamientos ¿cuál
ha sido el resultado ecológico visto como impacto ambiental del proceso de
crecimiento económico del país?; y, ¿cuáles son las condiciones ambientales
de la región megalopolitana de la Ciudad de México y de los espacios
territoriales que la conforman?; para dar respuesta se requiere hacer una
interpretación del PIB ecológico (PINE) y del índice regional de sustentabilidad
ambiental elaborado por el CCE-CESPEDES (2001) y compararlo con los
principales aspectos económicos y sociales del espacio metropolitano.

De acuerdo a los resultados del crecimiento económico nacional y
considerando las limitaciones en los niveles teórico y metodológico que
implican las estimaciones del valor monetario del deterioro ambiental y en
general de la valorización del medio ambiente natural, la información


                                                                                5
proporcionada por la contabilidad ecológica del país muestran la magnitud de
los costos por el uso de los recursos naturales y el medio ambiente. Un estudio
reciente (Martínez, 2000) con base en la información del sistema de cuentas
económicas y ecológicas de México y a partir del cálculo del índice de
sustentabilidad con el criterio de sustentabilidad débil1 propuesto por D. Pearce
y G. Atkinson, concluye que en el período de 1988 al 1996 el crecimiento
económico del país puede ser caracterizado como un proceso de crecimiento
llevado a cabo sobre una base económica no sustentable.

De acuerdo a otros análisis (Rocha, 2004 y 2006) basados también en la
contabilidad ecológica de México (INEGI, 1996, 2000 y 2004), el valor del
Producto Interno Bruto ajustado ambientalmente o Producto Interno Neto
Ecológico (PINE), muestra una disminución promedio real del 24% del producto
contabilizado convencionalmente, casi un cuarto menos de la riqueza nacional
generada en el periodo de 1985 al 1998, es decir, el crecimiento económico del
país ha implicado una desacumulación neta de activos significando una pérdida
de riqueza real2. Asimismo, las estimaciones para el período 1998-20033
presentan una pérdida de activos ambientales equivalente a 17% en promedio
de la riqueza material generada, así como una marcada tendencia a la
desacumulación neta de activos (cuadro 1).

                  Cuadro 1. Los costos del crecimiento
                    (% de la oferta y demanda global)
                           1985       1992     1998                        2000      2003
PIB                        113.9      105.3    89.6                        88.5      91.0
PIB ecológico              88.2       80.9     70.6                        70.8      73.2
Acumulación de Activos     50.8       32.8     24.7                        19.5      16.9
Económicos
Acumulación de Activos     (52.4)     (32.7)   (21.9)                      (16.2)    (16.0)
Ambientales
Fuente: Rocha (2006) con base en INEGI (2000 y 2004).

La obtención del “PIB verde”4 a través del sistema de cuentas económicas y
ecológicas del país, permite observar la magnitud del impacto ambiental de la
1
  Para la medición de la sustentabilidad generalmente se discuten dos criterios relacionados
con el concepto de capital natural: la sustentabilidad débil implica mantener constante el acervo
del capital total y supone la existencia de sustitución entre el capital y el capital natural. La
sustentabilidad fuerte presupone al capital natural como base del crecimiento del stock de
capital manufacturado y por tanto, postula su complementación. El concepto de capital natural
representa los intentos por articular la economía con el ambiente, los recursos naturales con el
mercado. Véase el análisis de Pearce y Atkinson en “Capital Theory and the Measurement of
Sustainable Development: An Indicator of Weak Sustainability”, Ecological Economics Vol. 8,
No. 2, 1993.
2
  La acumulación de activos ambientales reflejan, valor con signo negativo, el agotamiento de
recursos como el petróleo y los bosques maderables, y la degradación del aire, suelos y agua
que integran en general los efectos en la calidad ambiental por emisión de contaminantes.
3
  El cálculo de tasas de crecimiento para este período considera valores monetarios a precios
corrientes tal y como los presenta el INEGI.
4
  Como señala el INEGI (2004: Introducción) el PIB ecológico “…constituye un indicador más
comprensivo del progreso económico…” Sin embargo, una limitación significativa de carácter
teórico se encuentra en la construcción del producto interno neto ecológico. En la contabilidad
del medio ambiente y los recursos naturales se considera a estos últimos como bienes escasos


                                                                                               6
generación de riqueza material y representa una aproximación a los aspectos
cuantitativos de la interfase economía y medio ambiente que trata de incorporar
la dimensión ambiental al pensamiento económico. De esta forma, el creciente
impacto ambiental en el PIB resultado del proceso de acumulación de capital
de la economía mexicana puede ser observado claramente a través de la
evolución de los gastos por externalidades: en el período 1996-2003 se
presenta un aumento del 140% en los costos totales ambientales y de más de
150% en los costos por degradación (Rocha, 2006).

Otro indicador muy importante que permite hacer operativo el concepto de
sustentabilidad ambiental y su aplicación al ámbito regional como eje de una
política de desarrollo económico local es el de huella ecológica el cual puede
ser aplicado a diferentes niveles como países, regiones, municipios individuos
e incluso unidades económicas como diversos tipos de empresas.

Este indicador registra el consumo de recursos naturales o de medio ambiente,
materiales y energía, a través de su transformación en hectáreas de
“naturaleza” o suelo productivo consumido por la actividad económica y precisa
el concepto de capacidad de carga del ecosistema en el sentido de que la
huella ecológica mide el área de suelo requerida per cápita o por una población
y no la población por unidad de área; es decir, la huella ecológica es un
indicador de sustentabilidad y mide el impacto ecológico de una población o
una economía expresado en áreas de tierra productiva (hectáreas), es decir,
como la superficie de suelo (terreno) o agua ecológicamente productiva que se
requiere para producir todos los materiales y energía consumidos y para
asimilar los desechos generados por esta población con la tecnología
disponible independientemente del lugar de origen de la misma; su cálculo
incluye el consumo de los hogares, las empresas y el gobierno (Wackernagel y
Rees, 2001).

Los resultados de la aplicación de este indicador permiten también diseñar
planes de desarrollo sustentable en términos de ahorro en el consumo de
recursos, la adquisición de productos “verdes” o la creación de “capital natural”
(stock de recursos naturales) y puede representar un aspecto fundamental de
las políticas de desarrollo local para el mejoramiento de la calidad de vida de la
población al vincular eficiencia tecnológica con eficiencia ecológica y hacer
explícita la interfase economía y naturaleza.

En el cuadro 2 se muestran indicadores relevantes que relacionan la huella
ecológica y los niveles de vida, considerando que el promedio mundial
estimado de hectáreas per cápita en el año 2000 era equivalente a 2 hectáreas
para satisfacer sus necesidades; asimismo, se estima que para el año 2050
con una población mundial de 10 mil millones el área per cápita será de 1.2
hectáreas (Redefining Progress citado por Páez, 2000).


estableciendo que la productividad sostenida de la economía sólo es posible si se establece un
equilibrio entre las tasas de extracción y las de reposición o sustitución de los mismos. La
insuficiencia estriba en que el medio ambiente en general y los recursos naturales en particular,
por ejemplo un bosque, no pueden ser sustituidos o repuestos en su condición previa a su uso
económico, es decir, en tanto son o forman parte de ecosistemas los cuales pueden ser muy
complejos.


                                                                                               7
La conclusión es aparentemente simple: a mayor nivel de desarrollo material
mayor cantidad de medio ambiente o naturaleza utilizada en términos de tierra
y agua y de desechos generados, es decir, mayor huella ecológica y por tanto,
mayor impacto ambiental. Sin embargo, las implicaciones para el desarrollo
local y regional son muy significativas tanto en términos de concepto como de
políticas; como se ha planteado “En un mundo al límite de su capacidad de
carga, con aumento de población e incremento de las demandas materiales,
cómo satisfacer las necesidades de cada uno adecuada y justamente supone
el mayor reto” (Wackernagel y Rees (2001: 124).

                  Cuadro 2. Indicadores del nivel de desarrollo
                              (Países seleccionados)
                    Índice de           Huella       Consumo        PNB
                   Desarrollo        Ecológica       de Energía Per cápita
                     Humano        (Ha. per cápita     (Kg. de
                   (Lugar que      utilizadas para    petróleo)  (US $ 1997)
                      ocupa)     mantener nivel de      (1996)
                      (2002)              vida)
                                         (1995)
Noruega                       1                  5.5        5284       36100
Suecia                        2                  6.1        5944       26210
Canadá                        3                  7.2        7880       19640
Estados                       6                  9.6        8051       29080
Unidos
Francia                        11                     5.3            4355            26300
Alemania                       14                     4.6            4267            28280
España                         21                     3.8            2583            14490
Hong Kong                      23                     6.1            1931            25200
Corea                          27                     3.7            3576            10550
Argentina                      34                     3.0            1673             8950
Chile                          38                     2.3            1419             4820
México                         54                     2.5            1525             3700
Venezuela                      69                     4.0            2463             3480
Brasil                         73                     3.6            1012             4790
Indonesia                     110                     1.3             672             1100
Nigeria                       172                     1.0             722              280
Fuente: Páez (2000); PNUD (2003), Informe sobre Desarrollo Humano 2002.




4. Áreas críticas ambientales de la región centro.
Como soporte espacial del proceso de mega urbanización, la región centro está
caracterizada por una creciente vulnerabilidad ambiental5 que configura una

5
  La vulnerabilidad urbana se puede caracterizar como una situación en que los efectos
ecológicos neutralizan a los beneficios de la localización y aglomeración urbana dando lugar a


                                                                                             8
situación de crisis ecológica en términos espaciales y territoriales (cuadro 3). La
magnitud de estos problemas requiere respuestas políticas y sociales acordes
a la complejidad de los problemas ambientales y obligan a identificar las
variables críticas como marco de referencia para las posibles acciones de
política ambiental en áreas prioritarias.


     Cuadro 3. Desarrollo regional y situación ambiental metropolitana
                     (Lugar que ocupan al nivel nacional)
                 Tamaño          Índice de        Índice de       Índice
   Entidad         de la        Desarrollo     Sustentabilidad  Ambiental
                economía          Humano         Ambiental       Acotado
               (TE, 2002)      (IDH, 2002)      (ISA, 2000)    (IAA, 2002)
Distrito                   1                 1              11           19
Federal             (Grecia)        (23, Hong
                                        Kong)
México                     2               17               24           29
                  (Hungría)        (56, Cuba)
Morelos                  22                 15              30           31
                 (Jamaica)      (55, Letonia)
Hidalgo                  23                 27              32           32
               (Turkestán)       (75, Líbano)
Puebla                     7                25              27           27
              (Guatemala) (70, Tailandia)
Tlaxcala                 31                 23              23           30
                       (Mali)             (69,
                                  Venezuela)
Querétaro                16                 14              19           23
                   (Angola)     (48, Croacia)
                                      (de 173
                                      países)
Fuente: Elaboración propia con base en PNUD (2003), IDH: Índice compuesto de indicadores
de Salud, Educación e Ingreso y comparativo a nivel mundial; Ruiz Duran, (2004), TE: Tamaño
de la economía no agrícola (PIB en dólares) y equivalente internacional; CCE-Céspedes
(2001), ISA: Índice compuesto de indicadores de Presión y Estado del Capital Natural así como
indicadores de Respuesta e IAA: índice compuesto de variables estrictamente ambientales y
excluye las socioeconómicas.

El análisis de las áreas críticas ambientales por entidad federativa de la región
centro muestran un espacio regional con condiciones de insustentabilidad
ambiental, así como las diferencias y contradicciones entre crecimiento
económico y desarrollo expresado en un deterioro de la calidad de vida de la
población de la región; especialmente, en el Distrito Federal y el Estado de
México la sobreexplotación de mantos acuíferos expresan el problema social y
político más importante y crítico del área metropolitana. En todo el ámbito
regional se observa la preeminencia de las externalidades producto de un
manejo económico y social ineficiente y del estilo de vida urbano el cual
representa una enorme presión de demanda ambiental de recursos territoriales,

crecientes riesgos en la calidad de vida de la población específicamente en los aspectos de
salud, seguridad y bienestar social.


                                                                                           9
energéticos y materiales que representa altos niveles de riesgo y vulnerabilidad
urbana (cuadro 4).

Asimismo, en el ámbito económico territorial más importante de la región,
representado por el Distrito Federal y el Estado de México, destacan los
mayores impactos ambientales y muestra un espacio económico y social con
alto grado de riesgo y vulnerabilidad urbana que opera en contradicción con
mayores niveles de ingreso y de competencia económica urbana, de la
capacidad institucional e infraestructura ambiental. Esta situación contradictoria
refleja la ausencia de una política pública ambiental con un enfoque
metropolitano. Las áreas críticas para la política pública regional metropolitana
quedan resumidas en los siguientes aspectos.

           Cuadro 4. Áreas críticas ambientales de la región centro

             Presiones ambientales: emisiones de vehículos, sobreexplotación de
Distrito     acuíferos, residuos peligrosos y aguas residuales
Federal      Conservación y protección ambiental
             Calidad ambiental del agua, aire y suelo, disposición de desechos
             Presiones territoriales sobre ecosistemas por superficie urbanizada

          Presiones demográficas por crecimiento y densidad
          Salud ambiental: mortalidad por enfermedades respiratorias y
Estado de gastrointestinales
México    Calidad ambiental del agua, aire y suelo, disposición de desechos
          Presiones territoriales sobre ecosistemas por superficie urbanizada
          Presiones ambientales: emisiones de vehículos, sobreexplotación de
          acuíferos, residuos peligrosos y aguas residuales

             Salud ambiental: mortalidad por enfermedades respiratorias              y
Puebla       gastrointestinales
             Presiones demográficas por crecimiento y densidad
             Presiones territoriales sobre ecosistemas por superficie urbanizada

             Capacidad institucional y social de respuesta como marco normativo y de
Hidalgo      regulación ecológica-ambiental
             Vulnerabilidad social asociada a servicios públicos básicos
             Calidad ambiental del agua, aire y suelo, disposición de desechos
             Presiones ambientales: emisiones de vehículos, sobreexplotación de
             acuíferos, residuos peligrosos y aguas residuales
             Presiones demográficas por crecimiento y densidad

Morelos      Presiones demográficas por crecimiento y densidad
             Biodiversidad y recursos naturales
             Infraestructura ambiental
             Presiones ambientales: emisiones de vehículos, sobreexplotación de
             acuíferos, residuos peligrosos y aguas residuales

Querétaro    Calidad ambiental del agua, aire y suelo, disposición de desechos
             Presiones demográficas por crecimiento y densidad


                                                                               10
              Presiones ambientales: emisiones de vehículos, sobreexplotación de
              acuíferos, residuos peligrosos y aguas residuales

Tlaxcala      Salud ambiental: mortalidad por enfermedades            respiratorias   y
              gastrointestinales
              Presiones demográficas por crecimiento y densidad
              Biodiversidad y recursos naturales
Fuente: Rocha (2006).

5. La sustentabilidad urbana
El análisis de las condiciones de la sustentabilidad urbana debe partir de
considerar, como marco de referencia, que el modelo de desarrollo del país se
ha caracterizado por una tendencia a la concentración y centralización
económica y poblacional generando profundos desequilibrios regionales, un
creciente deterioro ambiental y una sobreexplotación de su base material de
recursos revirtiendo las economías de escala de la industrialización y de
concentración urbana. La generación de crecientes deseconomías de
aglomeración, tanto de urbanización como de localización, las cuales se
expresan en la agudización de conflictos políticos, sociales y ambientales, ha
configurado una situación de crisis ambiental urbana que es necesario revertir
(Asuad y Rocha, 1996; Garza, 2000; Sánchez, 2003; Rocha, 2004).

Para esto, es necesario comprender que las ciudades como espacios
económicos heterogéneos y discontinuos, son sistemas abiertos y complejos
que requieren grandes cantidades de recursos energéticos y materiales y
generan un volumen creciente de desechos y residuos con alto impacto
ecológico y ambiental; de esta forma, la caracterización del proceso urbano
metropolitano como un fenómeno multidimensional permite comprender el
problema de la sustentabilidad urbana sólo si se ubica en un balance de región;
es decir, si se considera que el proceso urbano es producto de la interacción de
múltiples ámbitos de intercambio y especificidad: territorial, ecológico-
ambiental, económico, social y cultural.

Un enfoque sustentable del desarrollo urbano requiere considerarlo como un
proceso multiespacial de crecimiento económico con crecientes restricciones
presupuestales, ambientales y de organización social del espacio. En suma,
ver a la ciudad como espacio social construido por múltiples actores locales y
regionales, que actúan en ámbitos urbanos, semiurbanos y rurales, es decir,
como producto de relaciones socioeconómicas estructurales en tanto
representación de la organización espacial del sistema de mercado capitalista y
por tanto, sin control social de la misma.

En este contexto, es cada vez más urgente contar con políticas alternativas de
desarrollo desde la base local que consideren al mismo tiempo la dimensión
espacial y ambiental de la economía, las implicaciones de la expansión urbana
sobre el ambiente, y la reorientación de estrategias sobre una base productiva
vinculada a las restricciones ecológico-ambientales metropolitanas; se requiere
de políticas de desarrollo que establezcan como eje central de planeación y
operación la sustentabilidad ambiental como fundamento de la viabilidad
económica del crecimiento.


                                                                             11
Desde esta perspectiva, el desarrollo puede ser reorientado sobre la base de
las iniciativas locales para constituirse en una alternativa frente a la crisis de
regulación del Estado y los resultados económicos, sociales y ecológico-
ambientales de las políticas de corte neoliberal que privilegian la racionalidad
del mercado como forma de regulación. Así, se postula que las ciudades y los
territorios locales no pueden ser sólo resultado de las fuerzas del mercado y el
ámbito donde predomina el interés privado, por el contrario son una
representación del bien público que están bajo la responsabilidad del estado y
los gobiernos locales (Leff, 2001). La articulación de sociedad, economía y
medio ambiente desde su base territorial permitiría generar las condiciones
para lograr lo que Borja y Castells (1997: 14) han denominado el “control social
del desarrollo económico”.

6. El ecosistema como base del desarrollo económico local
Actualmente existe una amplia literatura sobre los beneficios de los
ecosistemas para la vida humana y como estos pueden ser marco de
referencia para la toma de decisiones públicas y privadas. Sin embargo, para
hacer operativo el concepto de desarrollo sustentable es necesario contar con
un sistema comprensivo de la complejidad ecológica, de su estructura y
procesos, que permita realizar una estimación y valuación de las funciones
ambientales.

De Groot, Wilson y Boumans (2002) han elaborado un sistema integral para
comprender la complejidad ecológica al transformar bienes y servicios
ambientales en funciones del ecosistema como un referente fundamental para
la toma de decisiones y la determinación de políticas para la viabilidad
económica y ambiental local y regional (figura 1). Estas funciones del
ecosistema han sido definidas como la “capacidad de los procesos y
componentes naturales para proveer bienes y servicios que satisfacen directa o
indirectamente, necesidades humanas” (De Groot, et. alia., 2002: 394).

De acuerdo con este sistema, las funciones ambientales se agrupan en cuatro
categorías básicas con bienes y servicios asociados que pueden ser utilizados
sobre una base de sustentabilidad ecológica la cual se define como “el límite
natural determinado por la capacidad de carga del ambiente natural (física,
química y biológicamente) de tal manera que el uso humano no afecte
irreversiblemente la integridad y las propiedades funcionales de sus procesos y
componentes naturales” (De Groot, et alia., 2002: 395) (cuadro 5).




                                    Figura 1


                                       Valores
                                       Ecológicos
Estructura y
Procesos del                           Basados en la
Ecosistema                             sustentabilidad
                                                                               12
                                       ecológica
                                                                Proceso de
                                                                toma de
                                                                decisiones
                  Bienes y                                      para
                  Servicios        Valores
                                                                determinar
                  Ambientales      Sociales y
Funciones                                            Valor      opciones de
                                   Culturales
del Ecosistema                                       Total      política y
                                                                acciones de
                                   Basados en la
1. Regulación                                                   manejo y
                                   equidad y la
                                                                gestión
                                   cultura
2. Hábitat

3. Producción

4. Información                     Valores
                                   Económicos

                                   Basados en la
                                   eficiencia




      Cuadro 5. Importancia económica de las funciones ambientales
                                                         Rango de valor
         Funciones               Bienes y Servicios      monetario de la
                                     Asociados               función
                                                          (US $/ha/año)
         Regulación
Capacidad del ecosistema         Mantenimiento de la
para regular los procesos          calidad del aire        RC 88- 223
ecológicos que soportan los      Mantenimiento      de    RD 58- 6696
sistemas de vida.                  clima       favorable   CN 87- 1100
       1. Regulación               (asentamientos      y   RH     2- 5445
          climática                cultivos)               PA     3- 7600
       2. Tratamiento de         Suministro de agua       RR     2- 7240
          desechos
       3. Ciclo de nutrientes
       4. Regulación ciclo
          agua
       5. Provisión de agua
       6. Regulación de
          riesgos
           Hábitat
Provisión del espacio de vida    Mantenimiento de la
de las especies vegetales y        biodiversidad
animales que generan la          Mantenimiento      de     RE 3- 1523
mayoría de las funciones           especies
ambientales.                       comerciales


                                                                        13
       1. Refugio y                  Cacería, pesca
          reproducción de
          especies
         Producción
Provisión     de     recursos        Energía y materia
bióticos     y      abióticos,        orgánica
renovables y no renovables.          Edificación        y        A    6- 2761
       1. Oxígeno, alimentos          manufactura                MP    6- 014
          y materias primas          Forrajes           y       RG    6- 112
       2. Recursos                    fertilizantes              RO    3- 145
          genéticos,                 Drogas y fármacos
          medicinales y              Artesanías, joyería,
          ornamentales                decoración         y
                                      souvenir
        Información
Fuente de valores estéticos,         Ecoturismo y uso
recreación, investigación y           estético
educación.                           Uso de la naturaleza        VE 7- 1760
   1. Valores estéticos               para fines artísticos,      RT 2- 6000
   2. Recreación y turismo            culturales, históricos,
   3. Cultura y arte                  científicos
   4. Ciencia y educación


7. El desarrollo local sustentable
A partir de la Cumbre de Río de Janeiro en 1992 se establece la Agenda 21
Local como un plan de acción para la sustentabilidad en el siglo XXI que
considera a la gestión pública local como factor determinante del desarrollo
sostenible; asimismo, las Conferencias de Ciudades Sustentables de 1994,
1996 y 2000 establecen la importancia de los planes locales y la organización
de redes y asociaciones municipales para lograr el objetivo de la
sustentabilidad local.

La Agenda 21 Local es un plan de sustentabilidad (económico, social y
ambiental) que puede ser aplicado a un grupo de población, a un municipio o a
una región específica siguiendo los objetivos de la Cumbre de Río de Janeiro;
esta agenda está conformada por un conjunto de compromisos, acciones y
proyectos a realizar en el corto, mediano y largo plazo elaborados con la
participación ciudadana y los agentes económicos locales de acuerdo al
principio de la sustentabilidad: mejorar la calidad de vida en forma compatible
con los límites naturales y su relación con la estructura económica y social
mejorando la competitividad del territorio, la calidad de vida de la población
local, de la generación de empleos, y promueve la gestión eficiente de recursos
(agua y energía) y desechos en los ámbitos público como privado.

Específicamente, los objetivos de la Agenda 21 Local establecen que para
enfrentar los problemas ambientales se requiere fortalecer las capacidades de
los gobiernos locales, desarrollar y ampliar la participación ciudadana, una
gestión ambiental eficiente y convertir al municipio en un ejemplo para los
ciudadanos de práctica ambiental adecuada. Para esto, es necesario


                                                                            14
establecer un plan de acción ambiental que defina líneas estratégicas
relacionando los diferentes vectores ambientales. Estas líneas deben incluir un
conjunto de programas y acciones que constituyen las propuestas prácticas de
actuación ambiental las cuales requieren un sistema de indicadores como
parámetros de sustentabilidad.

De acuerdo a lo anterior y considerando los elementos de análisis expuestos y
de diferentes iniciativas para el desarrollo local sustentable, se propone un
conjunto de lineamientos estratégicos y programas de política pública e
indicadores básicos de desempeño como marco de referencia para la
elaboración de planes de desarrollo económico local y municipal (cuadro 11).
Los análisis e iniciativas de desarrollo considerados son los siguientes.

   1. Sistema comprensivo de las funciones ecológicas y los bienes y
      servicios ambientales asociados, elaborado por De Groot, et. alia.
      (2002).
   2. La Huella Ecológica, metodología diseñada por Wackernagel y Rees
      (2001)
   3. Índice de Sustentabilidad Ambiental, elaborado por el Consejo
      Coordinador Empresarial (2001)
   4. Informe sobre indicadores locales de sostenibilidad de la comunidad
      europea 2003, elaborado en el marco de Ciudades para un Futuro más
      Sostenible. Este informe propone un catálogo de indicadores tipo a
      partir de los utilizados por los municipios, medidas para el desarrollo
      sostenible de grupos ecologistas, indicadores de medio ambiente del
      gobierno español, e indicadores comunes y del programa de acción en
      medio ambiente de la Unión Europea.
   5. Agenda “Desde lo Local” (Descentralización Estratégica para el
      Desarrollo de lo Local), programa y metodología desarrollada por el
      Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal
      (INAFED) de la Secretaría de Gobernación de México. Esta metodología
      se aplicó en una etapa piloto al caso de 26 municipios de Nuevo León en
      el período 2002-2003. Esta agenda considera 3 aspectos centrales: los
      municipios como sujetos (no objetos) del desarrollo; toma de decisiones
      y acciones a partir de la cooperación y coordinación en los tres niveles
      de gobierno; e, identificación y mejoramiento de áreas de oportunidad
      como ejes de las políticas y acciones locales y la evaluación
      (certificación) de la gestión municipal.




                  Cuadro 11. Desarrollo local sustentable
                 (Programas e indicadores seleccionados)
Políticas          Programas          Indicadores        Indicadores de
estratégicas                          básicos            sustentabilidad
                                      de gestión local


                                                                            15
                    1. Fomento a la    1. Acciones para    1. Producción y
                    pequeña y          promover            reciclaje de
                    mediana industria  actividades         residuos
                    ambiental          económicas          2. Reciclaje
Desarrollo          2. Calidad del airealternativas        ecológico
económico y         3. Manejo y        2. Planes y         3.Consumo y
calidad de vida     gestión de         acciones para el    depuración de
                    desechos sólidos   desarrollo          agua
                    4. Suministro y    empresarial         4. Calidad del
                    calidad del agua   3. Vínculo con      agua
                    5. Bienes y        instituciones       5. Reutilización y
                    servicios          públicas y          ahorro del agua
                    ambientales        privadas            6. Consumo y
                    municipales y      4. Recolección y    ahorro energético
                    metropolitanos     reciclaje de        7. Energía
                    6. Asociación      basura              renovable
                    municipal          5. Disponibilidad   8. Arquitectura
                    7. Calidad de los  de servicios        bioclimática
                    servicios públicos públicos básicos    9. Calidad del aire
                    8. Educación       6.                  10. Control de
                    ambiental          Reglamentación      emisiones
                    9. Administración  de las actividades contaminantes y
                    con                comerciales         de efecto
                    responsabilidad y  7. Condiciones y    invernadero
                    calidad            calidad de          11. Certificación
                    10. Sistema        vivienda            ambiental
                    profesional de     8. Programas y      12. Producción
                    servidores         acciones de         ecológica
                    públicos           ejercicio           13. Gasto público
                    11. Protección     democrático de la 14. Prevención de
                    civil              comunidad local     riesgos
                    12. Mejoramiento   9. Difusión         15. Programas de
                    de la seguridad    sistemática de los educación
                    pública            derechos y          ambiental
                    13.                obligaciones de
                    Gobernabilidad y   los ciudadanos
                    participación      10. Difusión
                    ciudadana          sistemática de la
                    14.                estructura y
                    Fortalecimiento    funciones del
                    de las finanzas    gobierno
                    públicas           municipal
                    municipales        11. Capacidad de
                                       financiamiento
                                       autónomo
                Cuadro 11 (cont.) Desarrollo local sustentable
                  (Programas e indicadores seleccionados)
Políticas           Programas          Indicadores         Indicadores de
estratégicas                           básicos             sustentabilidad
                                       de gestión local


                                                                            16
                    1. Conservación      1. Mantenimiento      1. Control de
                    de recursos          de la                 ruido
Desarrollo urbano   naturales            infraestructura       2. Ecología del
y rural             2. (Re)              cultural              agua
                    ordenación del       2. Preservación        3. Agroecología
                    territorio           del patrimonio        4. Intensidad de
                    3. Conservación      histórico, cultural   urbanización
                    del suelo            y artístico           5. Uso sostenible
                    4. Fortalecimiento   3. Programas de       del suelo
                    e impulso            fomento de las        6. Conservación
                    productivo del       actividades           ambiental y
                    espacio rural        artísticas y          diversidad
                    5. Conservación y    culturales            biológica
                    recuperación de                            7. Degradación
                    micro cuencas                              ambiental
                    6. Desarrollo de                           8. Áreas
                    la infraestructura                         restringidas al
                    regional de                                tráfico
                    comunicaciones                             9. Intensidad del
                    7. Desarrollo de                           tráfico
                    actividades                                10. Transporte
                    culturales y de                            público y
                    ecoturismo                                 movilidad
                    8. Cuidado de la                           11. Áreas verdes
                    imagen local                               12. Calidad
                    9. Promoción de                            espacial
                    la cultura y el                            13.
                    patrimonio                                 Administración y
                    histórico                                  gestión ambiental



Conclusiones
Los resultados del modelo de crecimiento económico nacional se han
expresado espacialmente en formas urbanas ecológicamente in sustentables
que privilegian la expansión urbana sin control cuya base se encuentra en el
patrón cultural de producción y consumo de la industrialización acelerada y el
crecimiento económico irrestricto como única forma de concebir al desarrollo.
Como indica Altvater (2001), esta lógica de reproducción social material
representa la “imposición de la racionalidad capitalista sobre el espacio” de tal
forma que las ciudades se constituyen en la representación de la intensidad, en
tanto capacidad de reducción de los tiempos de circulación mercantil como
esencia de las ventajas de la concentración urbana, del proceso de
acumulación de capital posfordista y sus efectos en el patrón de crecimiento
urbano.

Los efectos más visibles del dominio espacial de esta racionalidad son la
enorme huella ecológica de la concentración urbana en tanto externalización
espacial y temporal de los efectos y costos ecológico-ambientales como
condición para garantizar la obtención de los beneficios de la localización y la


                                                                               17
aglomeración en los centros urbanos, aspectos que determinan su nivel de
competitividad en los mercados globales y regionales, competitividad que
depende de la capacidad urbana para exportar espacialmente las
externalidades ecológicas.

De manera específica y para el caso de México, el análisis precedente permite
establecer que la economía urbana metropolitana sólo puede mantenerse con
una creciente externalización de los efectos ambientales los cuales pueden ser
caracterizados como “subsidios ecológicos” de sus áreas periféricas y de
áreas cada vez más lejanas ampliando las desigualdades espacio-territoriales a
partir de la apropiación de los recursos territoriales y ambientales regionales.

La dinámica económica de la ZMCM ha alcanzado sus límites ecológico-
ambientales y socioeconómicos expresados en deseconomías acumulativas,
configurando una situación de crisis ambiental urbana, dadas las condiciones y
tendencias actuales, que hace inviable su reproducción económica y social en
los próximos veinte años a menos que se hagan visibles los límites ecológicos
de la apropiación de los recursos territoriales y la creciente vulnerabilidad
social. En esta situación, se requerirá de la acentuación de políticas estatales
de regulación al nivel metropolitano y local cada vez más estrictas sobre los
recursos ambientales críticos como el agua y el suelo principalmente y se
enfrentarán crecientes restricciones de carácter fiscal.

El espacio metropolitano como forma de organización territorial inscrita en la
dinámica de la mega urbanización, presenta la mayor presión sobre el medio
ambiente y los recursos naturales de la región y el mayor nivel de deterioro y
contaminación ambiental del país. Como tendencia espacial de la urbanización,
se espera la agudización de los problemas ambientales de la región y una
limitada e insuficiente capacidad de respuesta por parte de los agentes
institucionales y económicos regionales con profundas repercusiones sobre la
viabilidad económica y ambiental del espacio local y municipal.

En este contexto, adquiere relevancia el requerimiento para formular políticas
de desarrollo desde la base local que consideren al mismo tiempo la dimensión
espacial y ambiental de la economía, las implicaciones de la expansión urbana
sobre el ambiente, y la necesidad de reorientar las estrategias de desarrollo
para las localidades metropolitanas sobre una base productiva vinculada a las
restricciones ecológico-ambientales, es decir, propugnar por modelos y
políticas de desarrollo alternativas que establezcan como eje central de
operación la sustentabilidad ecológico-ambiental estableciendo así el
fundamento de la viabilidad económica del crecimiento.

Con esta perspectiva, se ha postulado que es posible formular estrategias de
desarrollo a partir del reforzamiento de la economía local y la revalorización de
la cultura comunitaria; de la promoción de la participación social, del
compromiso y responsabilidad de los agentes económicos, sociales e
institucionales; del reforzamiento del potencial productivo (económico y
ambiental) de las localidades; y, de la articulación entre sociedad y economía
desde su base territorial -regional y municipal- para lograr el ”control social del
desarrollo económico”.


                                                                                18
El significado de este control social del desarrollo, implica considerar como
punto de partida del análisis económico regional y de las acciones de política
que las ciudades y los territorios locales no pueden ser únicamente resultado
de las fuerzas del mercado y el ámbito donde predomina el interés privado, son
por el contrario una representación del bien público que están bajo la
responsabilidad activa del estado y los gobiernos locales.

Bibliografía
Altvater, Elmar (2001), Time and Space of Urban Agglomeration, Conference
       Urbanization and Environment, December, Belo Horizonte, Brazil.
______ (2005), Global Environmental Governance, First workshop of JERP
       5.3.1, October, Berlin.
Asuad Sanén, Normand y Marco Antonio Rocha (1996), El desarrollo
       sustentable: equilibrio necesario entre economía y espacio en América
       Latina y en la Ciudad de México, en Economía Informa No. 253,
       diciembre 1996-enero 1997, pp. 92-103, Facultad de Economía, UNAM,
       México
Borja, Jordi y Manuel Castells (1997), Local y global. La gestión de las
       ciudades en la era de la información. Edit. Taurus, Madrid.
Breceda L., Miguel, (2004) “Agua y Energía en la Ciudad de México (Visión en
       2004)”, en Seminario Internacional del Agua: ¿Bien privado o bien
       común?, septiembre 22, México, Universidad de la Ciudad de México,
       Programa de Energía.
CCE-CÉSPEDES (2001), Índice de Sustentabilidad Ambiental. Sustentabilidad
       ambiental comparada en las entidades federativas de México. México.
De Groot, R. S., M. A. Wilson y R. Boumans, (2002) “A       typology  for  the
       classification, description and valuation of ecosystem functions, goods
       and services”, en Ecological Economics, 41, pp. 393-408, UK,
       ELSEVIER, Oxford.
Garza, Gustavo, (comp.) (2000 b), La Megalópolis de la Ciudad de México. Año
       2050, en Prospectiva del Sistema Urbano Mexicano III, El Mercado de
       Valores, pp. 3-9, número 5, Mayo, año LX, Nacional Financiera, México.
INEGI (1996), Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas de México: 1985-
       1992. México.
______ (2000), Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas de México:
       1993-1998. México.
______ (2004), Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas de México:
       1998-2003. México.
Leff, Enrique (2001), Espacio, lugar y tiempo. La reapropiación social de la
       naturaleza y la construcción local de la racionalidad ambiental, en
       Revista Nueva Sociedad, Núm. 175, pp. 28-42, septiembre-octubre,
       Fundación Friedrich Ebert Stiftung, Caracas, Venezuela.
Martínez G., Anabel (2000), La información del Sistema de Cuentas
       Económicas y Ecológicas en México: algunos usos y desafíos en la
       elaboración de estadísticas ambientales, en Papeles de POBLACIÓN,
       No. 24, pp. 95-113, abril-junio, CIEAP/UAEM, México.
Martínez Rivera, Sergio (2004), El suelo de conservación del Distrito Federal:
       Costos y oportunidades de su mantenimiento, Tesis de Maestría en
       Economía, Facultad de Economía, UNAM, México.


                                                                           19
Páez G., Armando (2000), Desarrollo Humano, Huella Ecológica y Exclusión: El
      Regreso de la Agricultura, en Revista Mad, no. 3, septiembre,
      Departamento         de     Antropología,     Universidad   de     Chile,
      http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/mad/03/paper08.htm
PNUD (2003), Informe sobre Desarrollo Humano, México 2002, ONU, México.
Rocha Sánchez, Marco Antonio (2004), Los costos ambientales del desarrollo
      en México. Implicaciones para la zona metropolitana de la Ciudad de
      México, en Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable: Reflexiones en
      torno a su problemática, coord. María Luisa Quintero Soto, H. Cámara
      de Diputados, LIX Legislatura/ UNAM, ENEP-Aragón/ Miguel Ángel
      Porrúa, páginas 205-234, México.
______ (2006), La situación ambiental del espacio megalopolitano de la Ciudad
      de México. Los límites de la economía metropolitana, en Impactos
      ambientales y crisis ecológica en la urbanización, Economía Informa,
      número 339, marzo-abril, Facultad de Economía, UNAM, México.
Ruiz Durán, Clemente (2004), Dimensión Territorial del Desarrollo Económico
      de México, Facultad de Economía, UNAM, México.
Saldívar, Américo (2005), México, la economía del desarrollo in sustentable, en
      México Siglo XXI, Revista del CIECAS, junio, pp. 41-49, Instituto
      Politécnico Nacional, México.
Torres Rojo, Juan Manuel y Alejandro Guevara S., (2002) El potencial de
      México para la producción de servicios ambientales: captura de carbono
      y desempeño hidráulico, en Gaceta Ecológica, Núm. 63, pp. 40-59, abril-
      junio, Instituto Nacional de Ecología, SEMARNAT, México.
Wackernagel, Mathis y William Rees (2001), Nuestra huella ecológica.
      Reduciendo el impacto humano sobre la Tierra, Editorial LOM, Santiago
      de Chile.




                                                                            20

								
To top