Y ahora qu� sigue by J4v6Jb6

VIEWS: 15 PAGES: 34

									                                    Índice de Forum 162
Y ahora qué sigue
Del director

Calderón arranca sin legitimidad
José Vilchis Guerrero

30% de los curas comete abuso sexual
Tania Damián

Falta precisión en las leyes ante delitos atribuidos a sacerdotes
Tania Damián

Infiernillo
Faustófeles

Asumir la teología india es comprometerse con los indígenas: Arizmendi Esquivel
José Vilchis Guerrero

México, perdedor neto de las controversias mercantiles internacionales: Rodríguez Jiménez
Patricio Cortés

Ejército violador de derechos
José Francisco Gallardo Rodríguez

La dualidad
Fausto Fernández Ponte

Un día aciago
Federico Campbell

Calderón: ¿Continuismo? ¿Solidarismo o qué?
Jesús Delgado Guerrero

La herencia maldita para Calderón
Rafael Luviano

México, agotado
Juan Chávez

Agendas ciudadanas
Judith Álamo López

Chiquibancos entran al festín
Feliciano Hernández

Aunque sea un varito
Luis Alberto Reyes Juárez

Las leyes del narcotráfico
Eduardo López Betancourt

La planeación del desarrollo
Carlos Reyes Romero

La mara y su significado
Carlos Cáceres R.
De nuestros lectores
Aclaración de Ivonne Romero Loya.
Forum permite decir la verdad. José Sandoval
Agradecimiento de Suárez del Real. José Alfonso Suárez del Real y Aguilera
Nos felicita Julio Pomar.
Del general Gallardo a Calderón.
La PFP en Oaxaca. Samuel Lara Villa
Llamamiento del Claei. Luis Gutiérrez Esparza
América Latina: un camino propio, sin la injerencia estadunidense. Círculo Latinoamericano de Estudios Internacionales

El más escandaloso, el periodo de Fox
Héctor Cortés Martínez
Y ahora qué sigue
Del director

Mucho más por las malas (ilícitas) que por las buenas (lícitas) se consumó la toma de posesión como presidente de la
República de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa.
         No otra cosa demuestra el hecho de que para permanecer en el Congreso de la Unión menos de cinco minutos,
el michoacano ingresara por la puerta de atrás –práctica recurrente desde hace seis meses– rodeado por 40 elementos
del Estado Mayor Presidencial –el Ejército del presidente en turno– perfectamente armados, más los que se apostaron
ilegalmente en el salón de plenos, sin incluir a los miles de elementos de la Policía Federal Preventiva, la Agencia
Federal de Investigaciones y la Armada de México que establecieron un virtual Estado de sitio en kilómetros a la redonda
de los lugares en los que estuvo presente o por los que pasó Calderón.
         El nuevo presidente juró ante 355 diputados y 94 senadores, gracias a la invaluable decisión de Emilio Gamboa
Patrón y de Mariano Palacios Alcocer de pagar a los panistas los decisivos servicios que realizaron para asegurar que
a Carlos Salinas de Gortari se le colocara la banda presidencial 18 años antes, cuando también fue impugnada la
elección presidencial. De la asistencia y del quorum dio fe un notario público, sometiendo a la soberanía popular al
testimonio de un sujeto.
         Los cuatro minutos y 51 segundos que permanecieron Calderón y Vicente Fox Quesada –quien pretendió en
su último desfiguro por la ignorancia monumental como primer marido del país, colocarle la banda presidencial al
primero–, convirtieron a la ceremonia en una suerte de ―protestas y te vas‖, en medio de barricadas hechas con curules
por legisladores panistas, acérrimos críticos de las prácticas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, la que
paga su rebeldía –por decisión del entonces presidente electo– con desaparecidos, mujeres abusadas sexualmente y
detenciones de inocentes, menores de edad incluidos, en los reclusorios de alta (in)seguridad de Tepic, Nayarit, y
Matamoros, Tamaulipas.
         Basten estas estampas para concluir que a diferencia del histérico griterío triunfalista de diputados y senadores
encabezados por Héctor Larios Córdova y Santiago Creel Miranda, felicitados por el otrora líder de los pacíficos, hoy
en funciones de titular del Ejecutivo, el 1 de diciembre se profundizó todavía más el encono y la división entre los
mexicanos.
         Ciertamente, la confrontación es entre dos minorías activas que no logran involucrar a las mayorías que
permanecen expectantes.
         Con 15 millones de votos cada una, pero minorías al fin. La que encabeza Andrés Manuel López Obrador se
dio cita al amanecer en el Zócalo y marchó por Reforma con decenas de miles de ciudadanos agraviados e ignorados
por la televisión duopólica y la radio oligopólica con dignas excepciones que confirman la estúpida pero sobre todo
peligrosa negación del México real.
         Mientras que la otra minoría, la del México formal, enquistada en las instituciones de la República, dispuso de los
aparatos mediático, policiaco y militar para que las 11 familias poseedoras de la franquicia blanquiazul festejaran en el
Auditorio Nacional con menos de ocho mil personas, acompañadas de los dueños de México, el ―protestas y te vas‖ de
Calderón Hinojosa.
         La designación del gabinete presidencial con la tercera parte forjada en el foxismo, de corte monocolor por el
pago de cuotas y compromisos con los que condujeron a Calderón a Los Pinos, los poderes fácticos en primer lugar,
también con los que con crecientes dificultades deciden los rumbos de la aldea global, no permiten avizorar cómo los
primeros y ambiguos propósitos discursivos vayan a adquirir corporeidad. Cómo van a incidir en el México real, del que
tan peligrosamente persisten en estar divorciados a profundidad.
         Contribuye decisivamente a la profundización del divorcio entre la reciclada elite gobernante y las mayorías
agraviadas hasta el hartazgo no sólo por los poco convincentes resultados de la elección presidencial, sino también por
la inseguridad pública generada por el narcotráfico y el crimen organizado que pareciera rebasaron al Estado en el
cumplimiento de obligaciones primarias, la falta de empleo a secas y más aún del bien remunerado, los limitados
recursos públicos que se destinan al gasto social pese a los ingresos petroleros sin precedente y, en contrapartida, el
surgimiento de una nueva generación de multimillonarios que heredó el foxismo a la par que sus integrantes, el jefe
grupal y sus familiares en primer lugar, se retiran a vivir espléndidamente con recursos de origen oscuro.
         El descontento popular está a flor de piel. La institucionalidad republicana se encuentra demasiado lastimada,
desarticulada.
         Hoy más que nunca el grupo gobernante está obligado a responder con más hechos y obras que discursos la
acuciante pregunta: ¿Y ahora qué sigue?
                          Calderón arranca sin legitimidad
José Vilchis Guerrero
jvilchis1@yahoo.com



se verá acompañado de un velo de duda sobre la legitimidad de su mandato; esto lo sitúa sin fuerza
moral aunque goce del reconocimiento institucional.
El Instituto Federal Electoral (IFE), en el ejercicio de la función estatal de organización de elecciones, violentó los
principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad, que de conformidad con el artículo 41 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, son principios rectores de los comicios.
         A su vez, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) violó el derecho de los ciudadanos a
un recurso jurídico sencillo y rápido, al negar el acceso a la justicia a miles de ciudadanos que solicitaron el recuento de
votos, de conformidad con los artículos 23 y 25 de la Convención Americana de Derechos Humanos y del mandato que
establece la Constitución para que resuelva, de manea definitiva e inatacable, las impugnaciones que se presenten
sobre la elección de presidente de los Estados Unidos Mexicanos.
         Un grupo de juristas, analistas y ciudadanos que se denominan Académicos Independientes por la Democracia
(AID), llegaron a éstas, que son dos de ocho conclusiones de un análisis de la elección presidencial del 2 de julio y de
diversos documentos públicos que contienen las resoluciones de las autoridades administrativas y judiciales encargadas
de velar por el cumplimiento de los principios constitucionales y de las disposiciones aplicables de la legislación
ordinaria.
         El documento La inconstitucionalidad de la elección presidencial del 2006, que contiene éstas y otras
consideraciones, fue presentado en conferencia de prensa por los académicos-investigadores de la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM) Jaime Cárdenas Gracia, exconsejero del IFE; Alfredo Jalife Rahme y los de la
Iberoamericana Loreta Ortiz Ahif, quien también es profesora de la Escuela Libre de Derecho y Alberto Montoya Martín
del Campo.
         Jalife Rahme expresó que ―éste es un documento que demuestra la inconstitucionalidad de las elecciones
federales antes, durante y después del 2 de julio y quienes lo elaboraron fueron 14 de los más prestigiados juristas de
nuestro país‖. Luego presentó a quienes harían los comentarios de fondo en torno a lo que fue, a su juicio, un fraude
electoral respaldado por las instituciones, que fueron violentadas por el presidente Vicente Fox y funcionarios federales
que apoyaron incondicionalmente a Felipe Calderón y denostaron a Andrés Manuel López Obrador.
         ―Al cargar con el incierto sentido del voto de los mexicanos, Felipe Calderón Hinojosa se verá acompañado de un
velo de duda sobre la legitimidad de su mandato; esto lo sitúa sin fuerza moral aunque goce del reconocimiento
institucional‖.
         Los especialistas precisan que el artículo 247 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales
(Cofipe) obliga a la apertura de los paquetes electorales cuando no existan actas; éstas no coincidan o bien haya
alteraciones o errores evidentes. El espíritu que encierra este importante artículo es la obligación de aclarar todas y cada
una de las dudas fundadas sobre el resultado de la elección en la casilla, con el fin último de garantizar la certeza de la
elección.

Sin argumentos para no hacer el recuento de votos

Ortiz Ahif y Montoya Martín del Campo precisaron que el listado de problemas con las actas de escrutinio no es
limitativo, sino enunciativo de los tipos de irregularidades que podrían presentarse. En ninguna parte del Cofipe se
señala que no pueda abrirse un paquete electoral cuando hubiera dudas fundadas del resultado.
          Montoya Martín del Campo fijó la postura de los firmantes:
          ―Queremos dejar una constancia de que en el proceso electoral hubo serias violaciones a las leyes que nos rigen
y que Felipe Calderón, al cargar con el incierto sentido del voto de los mexicanos, se verá acompañado de un velo de
duda sobre la legitimidad de su mandato; esto lo sitúa sin fuerza moral aunque goce del reconocimiento institucional‖.
          La sentencia parcial (interloctoria) del 5 de agosto, a través de la cual el TEPJF declaró la improcedencia de un
recuento total de la votación argumentando la falta de interconexión entre las casillas, no tiene fundamento, señala el
documento.
          ―El tribunal se negó a ver el bosque en su conjunto; no examinó de manera integral la elección ni deliberó sobre
las irregularidades más generales que tuvieron lugar antes y durante el proceso electoral. Esta conducta persistió en las
sentencias parciales (interlocutorias) emitidas por el tribunal el 28 de agosto‖.
          Citaron el artículo 99 de la Constitución, que evidentemente fue violado por los que han pregonado el respeto a
las instituciones: ―Al Tribunal Electoral le corresponde resolver en forma definitiva e inatacable, en los términos de esta
Constitución y según lo disponga la ley, sobre: II.- Las impugnaciones que se presenten sobre la elección del presidente
de los Estados Unidos Mexicanos que serán resueltas en única instancia por la Sala Superior, que realizará el cómputo
final de la elección. Una vez resueltas, en su caso, las impugnaciones que se hubieren interpuesto sobre la misma,
procediendo a formular la declaración de validez de la elección y la de presidente electo respecto del candidato que
hubiese obtenido el mayor número de votos‖.
          Agrega el documento que en opinión del TEPJF, la anulación de una casilla solamente procedería si la diferencia
numérica de la irregularidad tuviere, por ejemplo, diferencias entre votantes y boletas (o sea, votos de más o votos de
menos) fuera mayor que la diferencia entre los primeros dos lugares en esa misma casilla. Esta interpretación es
descabellada, pues en México la elección presidencial no se decide a favor de quien gane más casillas, sino a favor de
quien reciba más votos.
        Otros firmantes del documento son los académicos e investigadores Elizur Arteaga Nava, de la UNAM; Miguel
Eraña Sánchez, Germán Estrada Laredo, Germán Plascencia Castellanos, Juan Luis Hernández Avendaño y Luis
Arriaga Valenzuela, de la Universidad Iberoamericana; Luis Arturo Macías Medina, académico y director del Centro de
Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez; Sergio Cobo González, director de Fomento Cultural Educativo; y Carlos
Rodríguez Rivera, coordinador del Centro de Reflexión y Acción Laboral, quienes conforman la AID.

El TEPJF no cumplió con el mandato constitucional

En la quinta conclusión los académicos señalan que el TEPJF, que la Constitución ubica como la máxima autoridad
electoral, no ejerció su función jurisdiccional a la que está obligado; se limitó a emitir un dictamen administrativo electoral
y explican que el mandato de la Constitución es muy claro: el TEPJF tiene un carácter jurisdiccional y de intérprete de la
constitucionalidad electoral, es decir, de órgano de resolución de contiendas entre partes y de forma simultánea, de juez
de control último de los actos electorales.
         ―Sin embargo, el dictamen del TEPJF no cumplió con este mandato constitucional. Abdicó de su función de
investigar hechos denunciados por las partes durante la campaña electoral, en la propia jornada electoral y después de
ésta, siendo que sólo una sentencia o resolución jurisdiccional tiene naturaleza inapelable e inatacable y que la función
autolimitada del TEPJF quedó en mero dictamen; sus resolutivos no pueden imputarle definitividad al proceso de la
elección presidencial del 2006‖.
         Concluyen que el dictamen de la calificación presidencial del 5 de septiembre carece de coherencia,
argumentación jurídica sólida, fundamentación y motivación; por lo tanto, señalan los expertos, sus argumentaciones han
violado tanto los principios constitucionales rectores de las elecciones previstos en el artículo 41, como los mandatos de
los artículos 3, 6, 9, 35, 36, 37, 39, 40, 60, 81, 99, 133 y 136 de la Carta Magna.
         ―El tribunal fue omiso ante la comisión de delitos electorales y dejó de dar vista a las autoridades competentes
sobre la implicación de diversos autores de conductas ilegales‖, es la séptima conclusión.
         Y la octava: en su actuación, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Mariano Azuela
Güitrón, pasó por encima de la Constitución, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y de las leyes de
responsabilidades políticas y administrativas al menospreciar las diversas solicitudes de ciudadanos formuladas ante la
SCJN para investigar la violación del voto público, potestad prevista en el artículo 97 de la Constitución. A pesar de no
haberse pronunciado el pleno de la SCJN, su presidente adelantó un juicio mediático sobre asuntos que se encontraban
pendientes de resolución.

Se desplomó la legitimidad

En el documento también se agregaron varias reflexiones: un Estado constitucional requiere al menos de tres
condiciones para funcionar con plenitud: leyes justas, sujeción del gobierno y sus autoridades a la Constitución y sus
leyes y aplicación justa de éstas a ciudadanos, poderes públicos y corporaciones privadas.
          ―El déficit de legitimidad en la elección presidencial desploma la credibilidad en la autoridad presidencial y muy
seguramente su capacidad de gobernanza. Esto además terminará recluyendo a la sociedad en un estado de derecho
deslegitimado desde su origen, pues no se tiene la certeza del sentido de la voluntad ciudadana expresada en las
urnas‖.
          Comentaron que en el proceso electoral federal el pueblo de México no logró aquello por lo que ha luchado
durante casi un siglo: el sufragio efectivo. La injusticia de un órgano de Estado es origen de otras injusticias.
          Fueron contundentes: ―El dictamen del TEPJF, aunque haya sido emitido por autoridad legalmente constituida,
ha contravenido normas constitucionales, tratados internacionales celebrados por México, legislación y jurisprudencia en
materia electoral, lo cual representa una regresión grave de la democracia en México‖.
          En consecuencia, ―los actos contrarios a la Constitución y las leyes en los que incurrió el TEPJF al emitir el
dictamen, colisionan con el respeto a la voluntad de los ciudadanos expresada en el voto y por lo tanto, minan el
fundamento de la soberanía, la legalidad y la legitimidad del Poder Ejecutivo de la Unión‖.
          Por lo mismo, se advierte que la validez formal del dictamen, en tanto que emitido por autoridad facultada para
ello, introduce una contradicción política de fondo ante la cual deberán actuar en el futuro ciudadanos, partidos políticos
e instituciones.
          No omite una severa crítica al gobierno federal porque su intervención en contra de un candidato presidencial
encerró actos constitutivos de delitos electorales. Jaime Cárdenas y Alfredo Jalife recordaron que María de los Ángeles
Fromow, fiscal especial para delitos electorales de la Procuraduría General de la República, reconoció públicamente que
hubo más de 7 millones de correos electrónicos denostando a López Obrador desde oficinas gubernamentales, incluidas
las del IFE, ―y esto, en su parecer anodino, no mereció la apertura de ninguna averiguación por la comisión de delitos
electorales‖.
          El hecho, agregaron, establece un antecedente ignominioso hacia el futuro, en la medida en que cualquier poder
fáctico o gubernamental podrá intervenir a través de estos medios y de los que sancionó el TEPJF para así distorsionar
la voluntad de los ciudadanos y las condiciones del juego democrático.
          Por otra parte, el presidente Fox ―es responsable político directo de la regresión democrática y de la actual
polarización entre los mexicanos ya que, al usar el peso directo de su investidura, benefició al candidato de su partido
político. Con ello Fox Quesada lastimó la institución presidencial y tuvo un comportamiento político inmoral e ilegal, lo
cual está en la base de la actual confrontación política y social que vive el país‖.
          Concluyeron que el propio TEPJF reconoció que esta intervención del presidente Fox puso en riesgo la elección
presidencial, por lo que ―esta perfidia en contra de la democracia deberá cuestionarse de forma perenne a Fox tanto por
la ciudadanía como por la opinión pública y tampoco dejar sin consecuencias todo lo que constitucional y legalmente le
involucra‖.
                      30% de los curas comete abuso sexual
Tania Damián
t.damian@prende.org.mx


*

judicialmente; sin embargo, la mayoría de las veces las víctimas no quieren * Casi 95 por ciento de
los ilícitos cometidos en el país es desconocido por falta de denuncia: ICESI
Puebla, Puebla.— Ante la ley todos son iguales; sin embargo, resulta muy difícil castigar a los sacerdotes por la
comisión de un delito, en un país mayoritariamente católico. Y es que si 95 por ciento de los ilícitos perpetrados es
desconocido por el Ministerio Público, porque no produce denuncia –según la tercera encuesta del Instituto Ciudadano
de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI)–, pues este indicador llega a niveles de casi imposible cuando el criminal es
ministro de culto.
         Según el Departamento de Investigaciones sobre Abusos Religiosos (DIAR) y el Centro de Investigaciones del
Instituto Cristiano de México (ICM), casi 30 por ciento de los 14 mil sacerdotes que hay en México comete algún tipo de
abuso sexual con su feligresía. En más de la mitad (55 por ciento) de los casos, las víctimas son mujeres mayores de
edad, una tercera parte niños y el resto hombres.
         Jorge Erdely, director académico del ICM, dijo que en esta cifra están incluidos los fieles que no denuncian por
temor o vergüenza. ―El problema es que la mayoría de casos se quedan en la impunidad, sea por los privilegios del clero
o porque la gente no se atreve a denunciarlos‖.
         En Puebla, los porcentajes no pueden ser distintos, ya que es una situación que existe por la misma dinámica de
represión y aislamiento sicológico impuestos por la iglesia a sus ministros.
         De acuerdo con Jorge Erdely, en 90 por ciento de los casos de abuso sexual hay elementos para proceder
judicialmente; sin embargo, la mayoría de las veces, las víctimas no quieren. ―Sé que es difícil, pero esto debe de
cambiar para obligar a la Iglesia a ser ética y transparente‖.

Apoyo a víctimas

Por su parte, Aidé García Hernández, coordinadora de Políticas Públicas de la organización Católicas por el Derecho a
Decidir (CDD), consideró que deben ser sancionados los sacerdotes que incurran en abuso sexual ―porque la justicia
tiene que estar de lado de las víctimas‖.
        En entrevista solicitó al poder eclesiástico su cooperación para el esclarecimiento de este tipo de casos; además
de dejar de ocultar a los sacerdotes que incurran en abuso sexual.
        ―Lo que debe de hacer la Iglesia es retirar a sus ministros que incurran en abuso sexual o en otro tipo de delitos
como extorsión, fraude e intromisión política, además de ayudar a que sean procesados penalmente‖.
        No obstante, reclamó la negligencia en el caso del padre Nicolás Aguilar Rivera, pues el actual cardenal Norberto
Rivera Carrera, antes obispo de Tehuacán, Puebla, sabía de los abusos sexuales que cometió en la localidad San
Sebastián Cuacnopalan, Tehuacán, y lo único que hizo (con el conocimiento del arzobispo de Puebla, Rosendo Huesca
y Pacheco) fue aceptar su cambio a Los Ángeles, California, Estados Unidos.
        ―La Iglesia debe de modificar su actuar por el daño que se ocasiona, además de que de no ser así, las
consecuencias serán para la misma institución, pues cada vez más personas se alejarán de la religión católica‖.
        Asimismo, García Hernández recriminó la actitud de la Iglesia de desconocer a las víctimas, descalificando y
asegurando que lo hacen por dinero. ―Las víctimas no quieren dinero, quieren que ya no existan este tipo de abusos‖.
        Por último dijo que los tribunales católicos, en donde se dirimen ese tipo de casos, no son transparentes y en
lugar de que apliquen justicia, funcionan como instrumentos para encubrir conductas delictivas ―en nombre de la buena
imagen de la Iglesia‖.

Error de la Iglesia

Sobre el particular, Fernando Fernández Font, sacerdote jesuita y rector de la Universidad Iberoamericana Puebla,
consideró un error de Rivera Carrera dejar que Nicolás Aguilar siguiera en el sacerdocio, cuando presuntamente cometía
abuso sexual ―por el daño que se le genera a las víctimas‖.
         Aunque también reconoció que para la Iglesia era difícil tomar esta decisión, por dos cosas: su imagen y su
postura de perdonar, tratando de ayudar, en lugar de señalar.
         Pero, ¿si las acciones son graves, como el caso de abuso sexual?
         —En esos casos sí, sobre todo si se sabe que existe reincidencia por el grave daño que se ocasiona.
         Fernández Font dijo que el actual cardenal, en lugar de cambiar al padre Nicolás de templo, debió haberle
prohibido continuar en el ejercicio sacerdotal. Aunque el sacerdote jesuita reconoció la existencia de casos de abuso de
poder y sexual de parte de jerarcas eclesiásticos ―a quienes les falta vocación‖, también pidió a la gente evitar la
hipocresía al exigir a otros lo que no están dispuestas a dar.
         ―Lo que he dicho no es una ofensa para nadie. Todos tenemos que poner de nuestra parte. Es cierto que del
sacerdote se espera más por su supuesta solvencia moral que debe tener; pero te quiero decir que la mitad de los
delitos relacionados al abuso sexual los cometen los mismos familiares de la víctima‖.
       Para él, significa un error grave la acción de encubrimiento de la jerarquía eclesiástica a sacerdotes que lleguen
a abusar de su poder, porque ―al fin y al cabo a quien le va mal es a la misma Iglesia porque las personas ya no son
como antes‖. Por último, instó al Vaticano a ser más receptivo y leal con sus fieles y a estar más alertas con su religión.

Sin consideraciones

Según la procuradora general de Justicia, Blanca Laura Villeda Martínez, no hay consideraciones o trato preferencial
hacia los ministros de la religión, en caso de que cometan actos delictivos.
        ―Lo que se sanciona, por ejemplo, es la minoría de edad en el caso de la corrupción de menores, pero lo mismo
da que sea sacerdote, maestro, plomero, médico o arquitecto‖.
        Por otro lado, la funcionaria dijo desconocer casos de denuncias en la PGJE contra sacerdotes por delitos
relacionados a abuso sexual aparte de las promovidas contra los curas Rafael Sánchez Pérez y Nicolás Aguilar Rivera.
        No obstante, fuentes consultadas en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales de la PGJE, revelaron que en
la dependencia se promueven por los menos dos por año. ―Pero generalmente no se le da seguimiento judicial, parece
que por temor o porque se llega a un acuerdo antes entre el acusador y el acusado‖.
        En entrevista, Villeda Martínez explicó que la Procuraduría sólo espera las denuncias para iniciar las
averiguaciones previas, ―porque si no existen denuncias cómo quieren que se inicien las investigaciones‖.
        Argumentó que por la falta de denuncias se han procesado judicialmente a muy pocos sacerdotes; por lo que
instó a las personas a realizar sus acusaciones. ―Sólo es cosa de que las víctimas se decidan‖, aseguró, aunque, sin
considerar la dificultad intrínseca de denunciar un delito sexual y de que el implicado sea un ministro religioso.
        Respecto a la localización del presbítero Nicolás Aguilar, explicó que no ha sido detenido porque falta denuncia,
investigación y por tanto, orden de aprehensión en Puebla. ―Si existe una investigación penal en su contra en Estados
Unidos, entonces se trabaja directamente con la PGR y nosotros sólo actuamos en colaboración‖.
        Cuestionada ante la presunta negligencia del Ministerio Público de Tehuacán en 1997, cuando probablemente el
sacerdote Nicolás Aguilar cometió abusos sexuales, dijo que ella ―sólo puede responder sobre lo que pasa durante su
periodo‖.
        Por último, ¿cómo cree que se pueda revertir esta realidad de abusos sexuales?
        —Lo único que se puede hacer es trabajar en la prevención como lo hemos hecho en la Procuraduría con la
presentación en las escuelas de la obra de teatro Los ositos valientes, con el fin de que los niños aprendan a cuidarse y
a denunciar.
                          Falta precisión en las leyes ante
                          delitos atribuidos a sacerdotes
Tania Damián
t.damian@prende.org.mx


* Los casos más sonados: Nicolás Aguilar Rivera y Rafael Sánchez Pérez, acusados de cometer
abusos sexuales en contra de niños * Los jueces llegan a reducir las penas: abogados * Expertos
solicitaron modificaciones de la ley penal para ayudar a las víctimas * Se carece del delito de
―pederastia‖ y ―acoso sexual‖, necesarios para precisar más la legislación, y de esta forma existan
más candados para castigar a los culpables, aseguró Alberto Domínguez Ortega
Puebla, Puebla.— En el pasado no era difícil que la sociedad relacionara a los sacerdotes con los santos, sobre todo en
el ámbito rural. En los pueblos, los padres y los maestros eran figuras de peso en las comunidades; en algunos casos
más que los presidentes municipales. Era impensable que el predicador de la palabra de Dios cometiera un delito. La
confianza en estos hombres estaba sustentada en la fe.
         Sin embargo, últimamente se han revelado acciones delictivas de los presbíteros en contra de su feligresía. Los
casos más sonados: Nicolás Aguilar Rivera y Rafael Sánchez Pérez, acusados de cometer abusos sexuales en contra
de niños. Sobre el primero no hay denuncia penal en Puebla, pese a que el ilícito habría sido perpetrado en la región de
Tehuacán hace casi 30 años. El procedimiento judicial fue promovido en Estados Unidos. El otro fue revelado por la
Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) a través de un boletín oficial y supuestamente las víctimas serían
infantes de la zona de Huejotzingo.
         Ante tal panorama, especialistas en derecho penal coincidieron en que falta claridad en la ley para sancionar
delitos relacionados con abuso sexual por parte de ministros de la religión; además, criticaron que, por el peso que tiene
el poder eclesiástico en México, los jueces lleguen a reducir las penas.
         Por ejemplo, citaron casos que podrían tipificarse como corrupción de menores y sólo son castigados como
ataques al pudor; ―corrupción de menores es grave y conlleva a una sanción de dos a nueve años de cárcel, a diferencia
del delito de ataques al pudor que sólo tiene una pena de un mes a un año de prisión y permite la libertad bajo fianza.
         Según el abogado penalista del Bufete Jurídico Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
(BUAP), Carlos Betanzo Tlaseca, hay que empezar con saber que la denuncia de delitos sexuales es complicada,
porque se hiere directamente la integridad de las personas, lo que les ocasiona un mal estado emocional, así como
vergüenza y temor; además de generar afectaciones a mediano y largo plazos.
         ―El delito sexual ocasiona el hundimiento de la autoestima de la víctima y además, al contarlo a la autoridad le
genera mucha vergüenza porque cree que si se entera alguien se va a enterar la sociedad y va a ser un sujeto de
segunda categoría, sin valor‖.
         Sin embargo, recomendó a las víctimas armarse de valor, entender que no son culpables y que es necesario
castigar al agresor para evitar más perjudicados; además de recibir apoyo sicológico y moral.
         Respecto a los delitos sexuales cometidos por ministros de la religión, advirtió a la feligresía, ―no queda otra,
debe diferenciar entre la fe y las acciones indebidas de los hombres y denunciar‖.
         No es fácil, recordó que el Código de Defensa Social no advierte acciones ilegales de sacerdotes; ―aunque se
debería de considerar por dos cosas: el peso que tiene la religión en nuestro país y la fe que genera una mayor
confianza en un sacerdote que en cualquier otra persona‖.
         Para el jurista es recurrente que los jueces minimicen la trasgresión y otorguen ventajas al acusado; por tanto,
instó al Poder Judicial a actuar correctamente y a proteger a la víctima.
         A la vez propuso claridad en el inciso C del artículo 267 del Código de Defensa Social de Puebla que refiere al
delito de violación, pues se requiere que la destitución sea también para la persona que se dedica al sacerdocio, ya que
sólo habla de profesión, quedando a la interpretación del juez si el dedicarse a la religión es o no profesión. ―Mientras
más claras sean las leyes, mejor‖.
         Por su parte, Alberto Domínguez Ortega, abogado penalista, declaró que aunque ante la ley no existe
consideración para los párrocos, la práctica muchas veces contradice este precepto.
         Explicó que se carece del delito de ―pederastia‖, así como de ―acoso sexual‖, necesarios para precisar más la ley
y, de esta forma, existan más candados para castigar a los culpables.
         Según el abogado, la violación equiparada es el delito que más se parece a la pederastia porque es aplicable
cuando el sujeto activo impone la cópula a un menor de 12 años. No obstante, preguntó: ―¿qué pasa cuando no se llega
a la violación, sino simplemente son tocamientos y excitaciones intencionales en contra de un tercero? Se está entre
―ataques al pudor‖ y ―corrupción de menores‖, pero, ¿cuándo es uno y cuando el otro? Falta claridad en la ley‖.
         Los especialistas en derecho penal solicitaron las modificaciones de la ley penal para ayudar a las víctimas, ya
que por la naturaleza del delito de por sí es difícil que se denuncie, aunque reconocieron que no todo se resuelve con
esto, también es necesaria la prevención.
         Para Luis Arturo Jiménez Medina, investigador del Colegio de Antropología de la BUAP, la religión católica, a
pesar de sus errores, mantiene una amplia influencia en México, lo que implica que se reduzca el número de denuncias
en contra de sacerdotes católicos por delitos de fraude, extorsión, intromisión política y abuso sexual.
         ―Primero, la fe hace que no se crea que el sacerdote cometa un delito y, segundo, nuestra educación en la
religión católica logra minimizar el hecho si el sacerdote es católico‖.
         Jiménez Medina explicó que aunque teóricamente no existe consideración alguna para los ministros de cultos
que cometen un delito, en la práctica, por la confianza que tienen en la sociedad y más si se trata de un religioso
católico, por el peso que tiene, la mayoría de las veces se exculpa de sus acciones ilegales, ya sean las mismas víctimas
o las autoridades judiciales.
         Afirmó que las autoridades gubernamentales tratan con pinzas al poder eclesiástico por la influencia que tiene en
la mente de los habitantes, por lo que es decisivo para la tranquilidad social.
         ―No obstante, a pesar de estos privilegios, la sociedad ha sabido de escándalos de abuso de poder y sexual por
parte de los sacerdotes, lo que le ha ocasionado a la Iglesia católica perder cada día a más fieles‖.
         Según sus estadísticas, el 92 por ciento de la población mexicana se decía católica en 1970; actualmente sólo se
declara como tal 80 por ciento. ―El principal problema de la Iglesia católica es no reconocer que es una institución más
en la sociedad y, por tanto, tiene que cumplir mejor su función‖.
         Para el antropólogo, el abandono de la religión católica es debido a que la Iglesia ha desatendido a los fieles por
el modelo de cristiandad que implica la obediencia vertical y autoritaria, lo cual trae como consecuencia los problemas
sicológicos de los presbíteros que conlleva al abuso de poder sexual y ocasionando poca credibilidad en el dogma.
         ―La Iglesia debe de modernizar sus preceptos. Hasta la gente que es católica no concuerda con muchos de sus
estatutos, como el dejar de usar métodos anticonceptivos o como el celibato de los sacerdotes. Sólo hay que hacer un
recorrido por las parroquias rurales para constatar que los sacerdotes viven con alguna mujer, lo cual en sí no es malo
porque son humanos, pero entonces que no digan algo que no cumplen‖.
         Conforme a sus estudios, el celibato se dispuso a finales de la Edad Media y no está incluido en las escrituras.
―Los sacerdotes diocesanos (los que dependen directamente del clero oficial) son los que más cometen delitos de abuso
sexual por el aislamiento al que son sometidos, al contrario de los sacerdotes religiosos como los jesuitas, franciscanos y
dominicos que viven en comunidad y están comprometidos con el voto de la pobreza‖.
         El clero mantiene en secreto las sanciones contra sacerdotes, sin importar el tipo de delito cometido. Con base
en el derecho canónico oculta las acciones ilícitas de sus ministros. No hay transparencia. La gente, ésa que recuerda
todavía la frase del papa Juan Pablo II: ―México, siempre fiel‖, poco a poco se aleja de la religión católica.
Infiernillo
Faustófeles

Gabinete
El gabinete social
es totalmente panista
y eso nos da buena pista
de un gabinete Fecal.

Represión
A la APPO con mano dura
el panismo reprimió
y del viejo PRI emuló
la perfecta dictadura.

Fecalón
Calderón –dijo Beltrones–
no tiene calidad moral:
prometió al PRI pacto cabal
y dio puros Fecalones.

Alzas vastas
El pueblo ya está que chilla:
los precios en alza vasta
que la popular canasta
ha quedado en canastilla.

Olegario
Olegario Vázquez Raña
a no pocos corrompió
y con Excélsior se alzó,
pues por ello es Vázquez maña.
                Asumir la teología india es comprometerse
                  con los indígenas: Arizmendi Esquivel
José Vilchis Guerrero
jvilchis1@yahoo.com



comprobar los problemas de las comunidades indígenas no nos dejó indiferentes ni nos dedicamos
únicamente a la oración y al culto, sino a la lucha por los derechos de los pueblos indígenas; a la
promoción social y la salud, la paz y la defensa de los derechos humanos de hombres y mujeres,
que es una tarea de la que la Iglesia no se puede zafar‖. Dijo a Forum: ―El zapatismo es una fuerza
política que se ha mantenido en la paz y en la actividad política y social a favor de los marginados‖.
San Cristóbal de las Casas, Chiapas.— De regreso del Tercer Simposio de Teología India, en Guatemala, el obispo
Felipe Arizmendi Esquivel, sucesor de Samuel Ruiz, Tatic al que no olvidan y por el contrario permanece en el imaginario
de las etnias locales en la continuidad de su labor evangelizadora de los más pobres, refiere que el trabajo de la Iglesia
en esta región donde hay visibles atrasos y miseria no se limita a su labor espiritual, sino a arriesgarse y a dar la cara por
los indios.
         Resumió su compromiso con sus fieles: ―Asumir la teología india en los hechos; es decir, comprometerse con los
problemas de las comunidades indígenas, trabajar para que tengan empleo, servicios de salud, atender sus necesidades
no sólo de culto, sino de desarrollo regional, erradicar el racismo en su contra, hacer prevalecer la equidad, el respeto y
que tengan los elementos para valorarse como personas‖.
         Al recordar a Samuel Ruiz, dijo que ―tanto a él y como a un servidor el haber podido comprobar los problemas de
las comunidades indígenas no nos dejó indiferentes ni nos dedicamos únicamente a la oración y al culto, sino a la lucha
por los derechos de los pueblos indígenas; a la promoción social y la salud, la paz y la defensa de los derechos humanos
de hombres y mujeres, que es una tarea de la que la Iglesia no se puede zafar‖.
         El 7 de marzo cumplirá 16 años de haber llegado a Chiapas, primero como obispo de Tapachula, donde
permaneció más de nueve años y lleva más de seis años y medio en San Cristóbal de las Casas, por lo que sabe que en
la entidad hay nueve regiones muy diferenciadas en clima, historia, cultura, recursos económicos y culturales e incluso
en realidad religiosa: es el estado menos católico: hay una población de católicos del 64 por ciento cuando la media en el
país es de 80 por ciento; hay 22 por ciento de protestantes, que en resto del país es de 7 por ciento.
         ―En 16 años he visto avances en servicios básicos de infraestructura: caminos, electrificación, escuelas, clínicas
y agua entubada, pero al mismo tiempo sufro con las comunidades los graves atrasos en poblaciones rurales o
indígenas donde la actividad es eminentemente agrícola que no ha tenido beneficio alguno a pesar de los convenios
internacionales para exportar mexicanos al mundo. Y esto se puede comprobar con la caída de los precios del café,
maíz, frijol, ganadería y pesca‖.
         En entrevista con Forum, el obispo Felipe Arizmendi comentó diversos tópicos y los agravios que sufren los
indios chiapanecos luego de 12 años de haber experimentado la guerra y la paz desde el surgimiento del Ejercito
Zapatista de Liberación Nacional, cuyo líder, el subcomandante Marcos, por esas fechas recorría La Tarahumara y
diversas comunidades indígenas de Chihuahua, luego de haber estado en Baja California y Baja California Sur.

La migración, un estigma

Expresa que uno de los graves problemas es la migración que se inicia en Cancún, Quintana Roo, que pasa por Chiapas
y junto con ellos, hay chiapanecos que se dirigen a Sonora y Chihuahua a donde acuden a las cosechas y de ahí
continúan hacia Estados Unidos y muchos inmigrantes mueren en el trayecto. En el fondo de esta migración, dice, están
el analfabetismo y la falta de servicios de salud cuya demanda no se cubre en la entidad.
         Censuró a aquellos que incurren en abusos contra los migrantes que vienen de Centroamérica. ―Los abusos que
se cometen en Estados Unidos contra los migrantes mexicanos los repetimos en México con los que vienen del sur y
cruzan nuestras fronteras‖.
         Por lo que toca a la ubicación de las etnias, agrega que en Chiapas hay tres diócesis: la de Tapachula, donde
hay 30 por ciento de población indígena; Tuxtla Gutiérrez, donde el 3 por ciento de sus habitantes son indígenas, pero
en San Cristóbal de las Casas el 67 por ciento de la población es de indios de cinco etnias: tzetzal, tzotzil, chol, tojolobal,
zoque y de otros grupos de idiomas mayas de Guatemala que se han asentado en su territorio.
         ―Después del conflicto bélico de enero de 1994 hubo mucha división en los grupos sociales y en las
comunidades, pero con el zapatismo los pueblos aprendieron a convivir en paz dentro de sus diferencias políticas,
culturales y religiosas‖.
         Antes de la entrevista, el obispo Felipe Arizmendi recibió en la sacristía de la catedral a los periodistas locales y
corresponsales para informar sobre su participación en el Tercer Simposio de Teología India, en Guatemala, donde 36
obispos de Estados Unidos, México, Venezuela, Brasil y Bolivia analizaron con teólogos y 25 sacerdotes indígenas las
implicaciones de la teología india, al principio del cual se leyó una carta del papa Benedicto XVI en la que expresa su
interés por conocer los contenidos de esta teología india.
         A este propósito refirió que determinaron los estudiosos en el simposio que la teología india es verdadera, y que
llevó un testimonio de Chenalhó, Chiapas, en el que se expresó que los indios han aceptado a Cristo de la misma forma
en que ocurrió en la cultura andina, donde hay vivencias de la fe y se ha comprobado que la vida de los indígenas se ha
hecho en torno a Cristo, al que conocen con nombres distintos en cada región y que hay poblaciones indígenas de
Venezuela, Brasil, Bolivia y Argentina que no han sido evangelizadas.
         Como una conclusión de sus reflexiones en torno a la teología india, Arizmendi Esquivel dijo que dejará de
celebrar en la catedral la misa en el idioma tzotzil para acudir a las zonas de población indígena, porque desde 2003 en
que se pretendió atenderlos en la catedral se supo que al final no acudían porque no tenían dinero para pagar el pasaje.
         ―Ellos no pueden ir porque no tienen recursos para su traslado, pero nosotros si acudiremos a sus comunidades
para atender sus necesidades y ayudar a resolver sus problemas económicos y sociales. Esto es asumir la teología india
en los hechos: comprometerse con los problemas de las comunidades indígenas, atender sus necesidades no sólo de
culto, sino de desarrollo regional, para que haya empleo, equidad, respeto y actitud de valorarse como persona‖.

Extravíos de Fox

Explicó que el zapatismo es más una fuerza política que pugna por una transformación social que una fuerza bélica ―y
esto, aunado a la decisión del gobierno federal de disminuir la presencia militar en los municipios del conflicto coadyuvó
a un clima de mayor serenidad generalizada‖.
         ―El zapatismo ha optado por la vía política entre los pueblos indios en esta región, y en los planos nacional e
internacional en su lucha contra el neoliberalismo para una vida más digna para ellos. Mientras los zapatistas sigan por
esa ruta, van a tener el apoyo de todos. Siempre va a ser mejor transitar por el camino de las instituciones para que
éstas sean transformadas‖.
         Sin mencionar responsables ni formular acusaciones, el prelado mencionó otro fenómeno que se ha convertido
en otro problema grave en la entidad, como es el narcotráfico: ―provenientes de Sudamérica, los traficantes corrompen a
su paso por México a mucha gente con dinero y consumo de drogas, sobre todo en la costa, donde han provocado
muertes violentas y en muchos casos de gente del norte del país‖.
         Cuando vino a la mente una de las primeras frases que le ha costado al presidente Vicente Fox una serie de
críticas, el obispo sancristobalense matizó los exabruptos del primer mandatario al haber dicho que resolvería el conflicto
de Chiapas en 15 minutos.
         No le pareció tan irresponsable la expresión presidencial en el sentido de que ―si hubiera habido voluntad de las
dos partes para dialogar, efectivamente hubieran bastado 15 minutos para firmar un documento de paz que incluyera las
posturas del gobierno y de los zapatistas. Pero no fue así‖.
         ―La frase denotaba que su buena voluntad (de Fox) para resolver el conflicto generado no se había basado en un
conocimiento real de la situación de Chiapas, pues hay que reconocerle que una de las primeras determinaciones luego
de tomar posesión como presidente de la República fue retirar los retenes de las carreteras y varios campamentos
militares, lo que ayudó a crear otra situación. También los zapatistas quitaron sus retenes y entraron en una nueva fase
de su lucha política‖.

No hay condiciones para el diálogo

Cuando se tocó el tema del presidente de la Comisión de Concordia y Pacificación, expresó que el comisionado Luis
Héctor Álvarez visitó muchas comunidades donde ofreció y gestionó apoyos para aplicar programas de desarrollo,
vivienda, electrificación y otros, para mejorar las condiciones de vida.
        ―Pero a la fecha no existen condiciones para reanudar el diálogo: hay que seguir combatiendo la pobreza y en
eso tenemos que estar unidos todos; un problema fundamental es que junto a la pobreza hay racismo de quienes se
sienten superiores a los indígenas. Y esto es cuestión de voluntad, pues es posible superarlo, porque así lo han hecho
quienes han mostrado voluntad‖.
        Hay rezagos tan grandes que en esta región del país no se ha concluido la reforma agraria, que genera pobreza
y racismo en contra de los que menos tienen. ―Siguen los problemas de límites de tierras de las comunidades de
indígenas y terratenientes, pero en el fondo el problema es que ya queda muy poca tierra para repartirla, por eso persiste
la pobreza y el racismo en su contra‖.
        Para entonces se había resuelto el conflicto planteado por el Partido Revolucionario Institucional y el Partido
Acción Nacional al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien determinó que el perredista Juan
Sabines había logrado la victoria, por lo que el prelado expresó que priístas y panistas asuman la derrota y acepten que
más vale la unidad política que la confrontación.
        ―Entonces vamos a exigir al gobernador Sabines que atienda los problemas en la entidad: que coordine un
ataque frontal al narcotráfico, para que sus capos no hagan de Chiapas campo de batalla como ha ocurrido ya en
Michoacán y Tamaulipas; que emprenda de inmediato las tareas para erradicar el analfabetismo y la insalubridad, pues
hay que reconocer que en Chiapas la seguridad social y la salud pública en general está muy desatendida. Tiene
muchas limitantes‖.
        Reclamó que Sabines ponga especial atención a los problemas de los campesinos, que son los que menos
tienen; que genere las condiciones económicas que permitan aumentar las fuentes de empleo y se disminuyan las
migraciones hacia el norte. En fin, que haya paz social en todo el estado, que mucha falta hace.
          México, perdedor neto de las controversias
         mercantiles internacionales: Rodríguez Jiménez
Patricio Cortés
pcortesc@yahoo.com.mx


                       Forum que estamos en el nada honroso segundo lugar entre los países
con más demandas en el Ciadi, tribunal del Banco Mundial, superados sólo por Argentina.

En este mundo globalizado gran parte de las controversias mercantiles se resuelven fuera de la soberanía de los países
y es ahí donde generalmente el Estado mexicano sale perdiendo, pues pareciera que carece de la capacidad jurídica
para enfrentar litigios en el ámbito internacional. De acuerdo con la especialista Sonia Rodríguez Jiménez el problema
radica en la forma de otorgar concesiones.
         Gran parte de estos reveses se deben a que, de origen, algunos funcionarios otorgaron concesiones a
inversionistas extranjeros, sin entender las implicaciones que esto conlleva, lo cual a su vez se traduce en más juicios y
ahuyenta a los capitales, nos explica la doctora Sonia Rodríguez Jiménez, especialista en arbitraje comercial
internacional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
         De acuerdo con el Capítulo XI del Tratado de Libre Comercio de América del Norte las controversias mercantiles
entre los Estados firmantes y los inversionistas se dan en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a
las Inversiones (Ciadi). Dicho tribunal forma parte del Banco Mundial.
         En el rubro de las demandas nos ha ido mal frente a nuestros socios y según la pagina de la Secretaría de
Economía de nuestro país, México tiene diez reclamaciones y siete notificaciones, un total de 17 casos en contra;
mientras Canadá y Estados Unidos tienen nueve y ocho casos en contra, respectivamente, (suman reclamaciones y
notificaciones, no se aclara cuántas pertenecen a cada rubro).
         La doctora Sonia Rodríguez Jiménez nos refiere que estamos en el nada honroso segundo lugar entre los países
con más demandas en el Ciadi a nivel mundial, superados sólo por Argentina.
         El problema regularmente radica en que México cambia las condiciones originalmente pactadas con el inversor y
eso degenera en demandas. Nos explica la jurista: ―De repente, tú no le puedes cambiar la jugada a un inversor. Sin
querer comparar, el caso de Argentina sí está justificado, por el tema de la devaluación, de la pesificación, por el tema
del corralito. Es decir, Argentina sufrió una crisis económica muy grave donde el Estado se vio acorralado a cambiar las
condiciones contractuales inicialmente pactadas, eso me queda clarísimo. Pero en el caso de México no sé por qué
tenemos tantas demandas y porque las estamos enfocando tan mal‖.
         Advierte: ―Si yo veo que tienes siete, ocho o nueve demandas ante el Banco Mundial lo que no voy a hacer es
invertir en tu Estado y no lo voy a hacer porque posiblemente sea yo la décima. Entonces me voy a Nicaragua que tiene
una o a Brasil que no tiene ninguna, porque sé que el Estado no me va a cambiar las condiciones inicialmente pactadas,
ese es el punto. El inversor no tiene nada que perder; dice: si tú no quieres aceptar mi capital, me voy a otro Estado. El
que tiene todo que perder es el Estado que vive y se desarrolla gracias al capital extranjero y el Ciadi es un escaparate‖.
         ―Yo creo que los gobernadores o las autoridades que otorguen concesiones deberían tener un filtro federal. El
gobernador de San Luis Potosí (Marcelo de los Santos Fraga), no creo que sepa lo que es el Ciadi. Vamos a otorgar una
concesión a nivel internacional y el inversor, que no es tonto, sabe perfectamente que hay un foro internacional, en el
momento que le cambies mínimamente la condición contractual, te va presentar una demanda porque no tiene nada que
perder y es un arma de presión para el Estado‖.
         Un caso clásico es el de Metalclad donde el Estado mexicano fue condenado a pagar más de 16 millones de
dólares (cifra alta pero en las primeras instancias parecía que iba a ser mucho mayor) por no permitir que dicha empresa
pusiera un basurero de desechos tóxicos en San Luis Potosí.
         Rodríguez Jiménez nos explica por qué perdimos el juicio: ―El problema de Metalclad es que se emitió un decreto
por parte del gobernador, se le dio mal la información al inversor extranjero, se le dijo: ‗usted ya tiene todos los permisos
ya puede poner en funcionamiento la planta‘. De un día para otro se emite un decreto expropiatorio, si quieres tú
justificado desde el punto de vista social, pero hubo un decreto diciendo que había un cactus que había que proteger,
cuando había dos dictámenes donde decían que no era una especie protegida‖.
         Expone otro caso: ―Entonces se ven cuestiones que si dejan ver un poco de corrupción, la verdad. Por ejemplo
en el caso Waste Management se ve clarísimo que nosotros otorgamos un servicio de concesión de recolección de
basura con carácter de exclusividad y queda claro en el laudo, cuando uno lo lee, que se seguían otorgando permisos
por parte de funcionarios a otras personas para la recolección de basura‖.
         ¿Es ineptitud de nuestros abogados?
         —El problema no está en los abogados o en la Secretaria de Economía que es la que lleva todo esto. El
problema recae en que uno ve el laudo y ve que hay corrupción. Es decir, que se está otorgando un servicio con carácter
de exclusividad y por otro lado se siguen dando concesiones a los carretoneros, porcicultores y piratas y no queda muy
claro dónde está el compromiso de México y como está actuando‖.
         La especialista de origen español recomienda: ―Posiblemente lo que podría hacerse es como un filtro a la hora
que se hacen concesiones a nivel internacional, de recolección de basura, de prestación de servicios, del tipo de lo que
sea. Es decir, que alguien revisara esas concesiones a nivel internacional, porque cualquier cambio el inversor lo va
aprovechar, porque sabe que tiene todas las de ganar‖.
         El inversor no tiene nada que perder porque no tiene ningún tipo de prestigio internacional; es decir, el inversor
se va con su capital a otro Estado y bienvenido. Pero, el Estado tiene primero un escaparate internacional donde cuantas
más demandas tenga peor, porque no recepcionamos capital‖.
         Un inversionista extranjero puede levantar un juicio contra México con poco dinero; pues regularmente ya cuenta
con un cuerpo jurídico y lo peor que le puede pasar es pagar sus costos, mientras el país demandado pierde prestigio y
con ello inversiones que van en busca de mayor certeza.
         Para ejemplificar el problema, Sonia Rodríguez Jiménez refiere: ―Robert Azinian contra México, en el inversor se
ven muchísimas irregularidades (27) y todavía presenta una demanda en contra de México. Hay juicios especulativos,
por supuesto que sí, de eso se sirve el inversor y el Estado tiene todas las de perder en el Capitulo XI. Entonces no sé
que tan bueno sea. A mí no me gusta como México lo está manejando porque ni siquiera tiene ratificado el convenio de
Washington, (mecanismo por el cual la mayoría de los países acceden a Ciadi) entonces se está yendo por otra vía
alterna‖.
         Existen inversiones claramente anticonstitucionales en México como son los Contratos de Servicios Múltiples en
el Sector Energético, pues ese rubro es de acuerdo con la Carta Magna competencia exclusiva del Estado. De la misma
forma, nuestro máximo ordenamiento jurídico, prohíbe explícitamente que los extranjeros tengan propiedades en la
franja fronteriza o en la costa; por lo que resulta obvio que aquellos hoteles ubicados en la costa y que no son propiedad
de mexicanos están fuera de la ley. No obstante, si se pretende hacer valer la Constitución estos empresarios también
pueden recurrir al Ciadi.
         ¿Pero esos hoteles son anticonstitucionales?
         —Claro, pero en el momento en que tú le alteres las condiciones inicialmente pactadas te puede demandar ante
el Ciadi, porque tú le diste permiso y no es su bronca saber como están tus condiciones. Ellos lo que te preguntan es si
pueden invertir.
         Dudo mucho que inviertan millones, sin saber que eso no está permitido
         —Claro que lo saben, pero eso forma parte de que ustedes tienen que dar esa información. Tú me dices esos
son todos mis requisitos y yo en función de eso invierto o no invierto.
         ¿Si México respetara el Estado de derecho y tratara de meter en cintura al sector empresarial nacional e
internacional, nos llegarían demandas por carretonadas?
         —Es que el problema es ése, cuando tú concesionas servicios sin control, sin medida y cuando hay corrupción.
         ¿Y si la concesión es resultado de un cañonazo de billetes a un gobernador?
         —Mala suerte, ése es problema del gobernador. Si luego llegas y me dices que ya tienes todos los permisos,
nada más dame una mordida de 50 mil, eso ya es problema de México y eso se va a dejar ver en el laudo. El problema
de origen está ahí, que no se controlan las concesiones internacionales. En determinadas concesiones internacionales
tendría que haber un control federal.
         Entonces ¿la rectoría mercantil en cuanto a transnacionales ya quedó fuera de los tribunales mexicanos?
         —Yo digo que sí, el concepto de soberanía y tribunales nacionales ya está muy difuminado, ya no se habla de
Estado como se hablaba hace tiempo. O sea, los procesos de integración regional hacen que el Estado ya no sea lo que
teníamos hace tiempo. Entonces ya todo va a ir a foros internacionales. Yo no invierto en un Estado que me va a
someter a sus tribunales, porque no tendría posibilidades de ganar un juicio‖.
         Cabe mencionar que las decisiones del Ciadi pueden ser poco predecibles, pues el tribunal es conformado por
las partes en conflicto de una lista que otorga el Banco Mundial y los criterios pueden variar. La internacionalista explica:
En el Capítulo XI no hay jurisprudencia. Pueden decir en un caso X y en un caso muy similar Y. Dos casos iguales puede
ser resueltos completamente diferentes‖.
         Para bien o para mal México ya somete gran parte de su justicia mercantil a tribunales internacionales, donde los
resultados regularmente le son adversos, como consecuencia de la ignorancia o corrupción de algunos funcionarios
¿Hasta cuándo aprenderemos que hay aspectos que requieren un control mucho más estricto? Otro resultado más de
pretender que la mano invisible (e irracional) del libre mercado, sea quien regule.
Ejército violador de derechos
José Francisco Gallardo Rodríguez
generalgallardo@yahoo.com.mx

El reclamo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a las entidades encargadas del manejo de la fuerza
pública –Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina y Procuraduría General de la República– encabezadas
por la Secretaría de Gobernación (SG), para que cesen las detenciones ilegales contra migrantes que realizan, tanto
autoridades civiles como militares, sin estar facultados para ello, responden más a una política de seguridad impuesta
desde el exterior –―combate al terrorismo‖– que de asuntos de orden interno o de seguridad nacional.
         Las únicas instancias facultadas por ley para detener a personas y constatar su condición migratoria son el
Instituto Nacional de Migración (INM) y la Policía Federal Preventiva (PFP). Las detenciones ilegales realizadas por
elementos no facultados, incluso policías municipales y agentes de seguridad privada, propician que se abra un espacio
para que los migrantes sean objeto de otra clase de vejaciones, como abusos sexuales, principalmente en agravio de
mujeres y niños; lesiones, robos y extorsiones, entre otras.
         La detención de migrantes, hecha por elementos de seguridad privada, incurren en la comisión de varios delitos,
por lo que el INM, al verse suplantado en sus funciones, debe hacer la denuncia ante la autoridad competente.
         Aparte de que en México padecemos de una impunidad legalizada, ya que la Ley de Población considera a la
migración indocumentada como un delito y a los migrantes como delincuentes, lo que reclama una nueva legislación, la
CNDH coquetea con las autoridades responsables de violaciones a los derechos humanos al hacer un reconocimiento a
la SG y al INM ―por su disposición a trabajar conjuntamente con la CNDH en favor de los derechos de los migrantes‖;
también elogió que ―la Sedena haya girado instrucciones a su personal para que se abstenga de realizar esas
verificaciones migratorias ilegales, aunque algunos elementos continúan efectuándolas, pero ya es en mucho menor
medida‖. Tal parece que a dieciséis años de la existencia de la CNDH, ésta no se ha percatado cómo opera el aparato
militar en México.
         Otra noticia de militares que llena las primeras planas de los diarios, es el asunto de Oaxaca y el sitio del Palacio
Legislativo de San Lázaro, que ahora no sólo violentan garantías individuales sino confrontan a los partidos políticos
dentro del Congreso.
         Roberto Garduño y Ciro Pérez describieron en La Jornada (22-XI-06, p. 9): ―A pesar de las denuncias de los
vecinos, los diputados debieron experimentar en carne propia los excesos de policías y militares para demandar el retiro
o por lo menos la flexibilización de los múltiples retenes instalados alrededor del complejo legislativo‖. Y el legislador
Isidro Pedraza denunció ante la llamada máxima tribuna del país: ―Ustedes deben saber que estas fuerzas, que están
allá afuera, dan terror: están acusados de violación, son los mismos que violaron a las mujeres en Atenco, son los
mismos que atropellaron los derechos de los campesinos en Oaxaca, y valdría la pena que los retirasen de este recinto‖.
         Si a vuelo de pájaro hacemos un recuento de las violaciones a los derechos humanos en lo que va de esta
administración ―democrática‖, y los trabajos inútiles de la Fiscalía Especial Sobre Movimientos Sociales y Políticos del
Pasado, para esclarecer los crímenes del 68 y de la guerra sucia de los 70, nos queda claro que el problema de la
impunidad hasta hoy intocado en México, está ligado directamente a los militares; es decir, al poder público, de cualquier
índole o corriente política –de izquierda, centro o derecha–, ha protegido siempre al Ejército.
         Así las cosas, sería criminal que la próxima administración deje sin investigación y sin castigo a los violadores de
derechos humanos, que deje intocado a los poderes fácticos que amenazan a la seguridad nacional y sobre todo que
deje impune la actuación histórica del Ejército, que si quiere transformarse en una institución de Estado, debe abocarse
a la defensa exterior, ayudar a la población civil en casos de desastre, atender las convocatorias de Naciones Unidas en
las misiones de paz, y lo más importante, subordinarse a la autoridad civil y ubicar al enemigo fuera de las fronteras y del
espectro social.
La dualidad
Fausto Fernández Ponte
ffernandezp@prodigy.net.mx

La unción popular de Andrés Manuel López Obrador como presidente legítimo de México, ocurrida en el
nonagésimosexto aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, es un síntoma de ambivalencia.
        Señálese que don Andrés Manuel –a quien más que legítimo es el presidente moral de México– tiene en su
acervo electoral más o menos el mismo número oficial de votos que obtuvo Felipe Calderón.
        Empero, ese número oficial no refleja la realidad. No es un verismo en estricto rigor, dado que a don Andrés
Manuel se le escamotearon por artes de birlibirloque leguleyo de tres a cinco millones de sufragios.
        El síntoma de ambivalencia que registramos señala que ésta es antipodal. En su conjunto, la ciudadanía –o, por
mejor decirlo, el electorado– exhibe conductas ambivalentes.
        Y también conductas de dualismo sociopolítico. Síndrome, a su vez, pues, de una dicotomía del poder:
        Por un lado, el poder moral –con un basamento deontológico muy amplio e histórico asaz profundo–
emblematizado en la investidura de don Andrés Manuel. Ese poder moral se asienta en el pueblo.
        Y, por otro lado, el poder formal –a nuestro ver, espurio, por pseudo constitucional–, opuesto precisamente al
moral, el del pueblo. Es el poder de la élite, la plutocracia que abandera Felipe Calderón.

II

Por estas últimas razones –abrumadoramente insoslayables todas–, el señor Calderón sería el presidente inmoral o, a
fuer de precisos, el presidente amoral. Es un escenario maniqueo.
         Uno –el señor López Obrador– es el emblema mismo de la razón popular. Otro –don Felipe– es el blasón
viviente de la racionalidad de la élite que se sirve del poder para sí y sus intereses.
         Ambos –emblema y blasón– arguyen el interés nacional, aunque el primero –don Andrés Manuel– identifica a
ésta claramente bajo los conceptos de soberanía nacional y defensa del interés del pueblo.
         El segundo –don Felipe– elude planteamientos directos y francos del concepto filosófico, ideológico y político de
la soberanía nacional y los intereses del pueblo.
         Pero más allá de la personalidad de los señores López Obrador y Calderón, la dicotomía –dualismos y
ambivalencias– tiene dialéctica propia, ajena, diríase objetivamente, al vaivén pendular de los personalismos.
         La dicotomía no es –reitérese: no es– ni uno ni otro. Ambos son transitorios, dispensables inclusive en el proceso
del desarrollo histórico del pueblo de México. Son sólo actores en ese proceso.
         Así, el señor López Obrador no se explica históricamente sin don Felipe. Y éste no se explica sin aquél. Pero ni
uno ni otro son la suma de intereses que cada uno representa.

III

En este momento, don Andrés Manuel es el abanderado de un proceso revolucionario nutrido, sin duda, por la energía
ideológica y política de esos 15 millones de mexicanos que votaron por él.
         Y también en este momento, don Felipe es el abanderado de un cúmulo de intereses tangibles e intangibles –
pero reales– de poder de la plutocracia sustentado por otros 15 millones de votantes.
         Entre ambos grupos –los 15 millones de uno y los 15 millones de otro– existe una gran masa de ciudadanos de
unos 42 millones que, por cualesquier motivos, son espectadores pasivos de este drama.
         Empero, los 15 millones de simpatizantes de don Andrés Manuel son la vanguardia del proceso revolucionario.
Conforman la avanzada consciente de una ideología de cambio verdadero.
         Los 15 millones de adherentes a don Felipe conforman la zaga estática, derecha, del espectro ciudadano. No
salen a la calle. No muestran cívicamente su fidelidad calderonista y por el statu quo.
         Son esos dos densos bloques los que están en pugna. El lópezobradorista distinguido por su convicción y su
activismo y una irreductible voluntad política de alterar ese estatus.
         Y el bloque calderonista, convencido como el otro, pero sin la voluntad colectiva de actuación política en defensa
activa, pública o mediática, de los valores que inspiran el estatus.
         En esa dualidad, el choque es constante –de hecho, ya tiene registro histórico– y predecible su desenlace. El
poder en crisis se aferra, sin tener noción de su propia situación crítica.

Glosario

Estatus: Forma castellanizada de status. Posición que ocupa una persona en un grupo o en la sociedad. Estado de
cosas.
        Statu quo: Estado de cosas en un determinado momento.
        Unción: Dedicación intensa en la forma de actuar. Aplicarle un líquido graso generalmente aceite o perfume,
extendiéndolo.
Un día aciago
Federico Campbell
federicocampbell@yahoo.com.mx

Lamentablemente, el primero de diciembre será un día aciago para México. No tomará posesión ante el Congreso de la
Unión en San Lázaro, México, DF, Andrés Manuel López Obrador.
        A diferencia de Ecuador, donde en la segunda vuelta, distintas fuerzas respaldaron al economista de 43 años
Rafael Correa (69% de los votos escrutados), en detrimento del empresario multimillonario Álvaro Noboa (36.6%), en
México ni siquiera los electores tuvimos la oportunidad de acudir a una segunda vuelta. Este derecho contemplado en
casi todas las leyes electorales de América Latina no existe en el Cofipe mexicano. Es de suponer por lógica aritmética,
que una segunda vuelta mexicana (a realizarse, quizás, el domingo 21 de agosto) hubiera sido ganada por AMLO, dado
que los votos de Patricia Mercado (más de un millón, según el conteo del IFE el 2 de julio), se hubieran ido para el
candidato de la coalición Por el Bien de Todos.
        (Muchos de los votantes de Patricia están arrepentidos hoy día por haber desperdiciado su voto con ella y no
haberle dado un ―voto útil‖ a AMLO).
        Ni siquiera los votantes del PRI, del PVEM ni de Nueva Alianza hubieran votado en su totalidad por el candidato
panista Felipe Calderón, dado que una parte del PRI, si se quiere llamar ―el PRI histórico‖, se hubiera unido al ―voto útil‖
de la coalición, convirtiendo así su logotipo electoral, en un arcoiris amarillo, naranja, azul (por Convergencia), rosado y
verde.
        Ahora tendríamos otro gabinete (el Grupo Carlyle de Dick Cheney y Bush por ejemplo, no coordinaría a través de
su empleado Luis Téllez la SCT) y Oaxaca en llamas no se convertiría en México en llamas.
        El resultado electoral del 2006 en México hubiera sido más cercano al de Ecuador, donde el candidato Correa
fue impulsado por la Alianza País y Noboa por el PRIAN (Partido Renovador Institucional Acción Nacional). Una mera
coincidencia de nombres con México.
        Pero la realidad es otra: lo de México se parece más a lo ocurrido en la República Democrática del Congo en
semanas recientes.
        Tras la segunda vuelta del 29 de octubre, el Tribunal Supremo Electoral dictaminó que no hubo fraude en los
comicios presidenciales y confirmó el triunfo del ya presidente, el júnior Joseph Kabila con 58% de los votos, hijo de un
prócer de la independencia del antiguo Zaire.
        El candidato opositor y ex vicepresidente y ex líder guerrillero, Jean Pierre Bemba (42% de los votos según el
escrutinio), impugnó los resultados, mismos que generaron choques entre partidarios de ambos candidatos (por lo
menos 34 muertos, a pesar de la presencia de cascos azules de la ONU).
        Su grito de ―fraude electoral‖ no fue oído por los magistrados electorales ni por la Misión de Observadores de la
Unión Europea, coordinada, como en México, por el eurodiputado español (del PP) José Ignacio Salafranca.
        Las quejas de López Obrador y Bemba llegaron a oídos de la ONU, de la OEA, Unidad Africana, UE y Cruz Roja
Internacional, pero ninguno quiso tomar cartas en el asunto para evitar un baño de sangre en México y el ex Congo
belga.
Calderón: ¿Continuismo? ¿Solidarismo o qué?
Jesús Delgado Guerrero
jedeg@att.net.mx

―En el capitalismo impera la explotación del hombre por el hombre, mientras que en el socialismo ocurre lo contrario‖,
suele decirse en ciertas naciones europeas del Este.
         Lo anterior es un chiste, pero sin duda con ello se resume una vieja disputa entre dos concepciones de políticas
económicas, presuntamente antitéticas pero con un fondo común: estorban al desarrollo humano tanto en lo individual
como en lo colectivo.
         Póngaseles cualquier término teórico a esos dogmas aparentemente contrapuestos: economía social de
mercado y economía socialista planificada. Capitalismo privado o estatal. Es igual.
         Ya bajo regímenes democráticos de corte liberal o autoritarios, fascistas y comunistas, que para el caso es lo
mismo, tales orientaciones políticas y económicas han dejado saldos suficientemente negativos como para que alguien
se atreva a hacer apología.
         Los fundamentalismos, sean éstos económicos, políticos, religiosos, etcétera, suelen rechazarse mutuamente.
Sus partidarios se lanzan acusaciones recíprocas de todas las malas artes posibles, aunque finalmente convergen y se
identifican. Sólo disfrazan las formas y maquillan las secuelas.
         Por ello hay que convenir en que el modelo que se ha venido aplicando desde 1982 (concentrador del ingreso en
unas cuantas manos, promotor de monopolios privados, oligopolios y, en suma, contrario a la esencia del verdadero
liberalismo democrático) debe ser enviado al cesto de la historia, igual que éste envió al liberalismo estatalizador y sus
herederos revolucionarios, igualmente depredador y corrupto.
         Hoy ya no hay que preguntarse si es necesario o factible que alguno de los modelos citados se ejecute durante
los próximos años, sino que se impone, primero, explorar nuevas vías y, segundo, aplicarlas fuera de espacios
dogmáticos.
         En el primer caso y tomando en cuenta la formación política de Felipe Calderón Hinojosa, presidente electo de
México, está la oportunidad en el humanismo político, donde uno de sus pilares es lo que se denomina solidarismo, un
punto entre el capitalismo deformado y el comunismo también desnaturalizado, donde los ejes de toda acción no son los
mercados sino los seres humanos.
         Ese concepto, traducido en lenguaje de a pie, es simplemente la reciprocidad individuo-sociedad, el apoyo
mutuo, la corresponsabilidad, sin dejar de reconocer las diferencias naturales entre las personas e impulsándolas de
manera vigorosa pues, como dice Bobbio, nadie es igual, inclusive ante la muerte.
         ¿Hasta dónde le permitirá su circunstancia al presidente electo llevar a cabo lo que bien conoce? Los
monopolios van a ser su principal problema y un gran desafío, específicamente los entronizados en telecomunicaciones,
antes lópezobradoristas, y los medios de información electrónicos, sin dejar a un lado cementeras, cerveceras y todo un
fardo muy pesado conformado a lo largo de más de 24 años de fundamentalismos económicos.
         Tal vez ayude definir la actitud que se asumirá ante la realidad, con todo y el escepticismo que pueda generar su
gabinete económico, conformado por algunos representantes de la escuela de Chicago, como Agustín Carstens.
         Esta actitud y tomando prestada la concepción filosófica del pensador Karl Jaspers, no podría ciertamente dejar
de lado proyecciones de elección para hacer frente a diversos tipos de situaciones o problemas (el mundo se mueve
rápidamente y no hay que quedarse paralizados), pero ya no quedan muchas sopas qué probar si en verdad se quiere
―rebasar por la izquierda‖ y con ello no sólo quitar banderas a los naturales adversarios políticos, sino principalmente
generar condiciones de vida mejores, más dignas.
         La historia podría apoyar con un repaso de lo que el mismo Felipe Calderón denominó como la ―extrema
ambigua‖, definiendo así la posición económica del PRI durante el período posrevolucionario, que un día fue socialista,
otro capitalista, otro desarrollista, etcétera.
         Más de la historia: en marzo de 1981 y tras recordar que Efraín González Luna había advertido respecto de que
el PAN no ―sería trinchera del capitalismo‖, Luis Calderón Vega, padre de Felipe Calderón e historiador del blanquiazul
mismo, renunció al partido de sus amores por desacuerdos con el CEN.
         Luego, en marzo de 1984, profundizó discrepancias diciendo a la revista Proceso: ―El PAN era un partido de
clases, no de clase. Ahora se pretende convertirlo en un partido de una sola clase: la empresarial. Allí quieren llevarlo.
Se han colado los empresarios a través de Pablo Emilio Madero, Fernando Canales Clariond, Carlos Anaya, los
representantes del Grupo Monterrey y conexos en Chihuahua y Sonora‖.
         A partir del 1 de diciembre se sabrá la actitud de un gobierno frente a la realidad ineludible, y si la historia puede
pesar lo suficiente en las convicciones.
La herencia maldita para Calderón
Rafael Luviano
rafaeluviano@hotmail.com

La toma de protesta de Felipe Calderón, el 1 de diciembre, como presidente de la República y el conflicto que esto
implica es sólo la punta del iceberg. La función en esta comedia de enredos apenas inicia. Al más puro estilo foxista,
Calderón se aferra en acudir a rendir protesta como titular del Ejecutivo. Aunque tengamos un antecedente de conflictos
en el Sexto Informe, con la cancelación del Grito y el desfile del 20 de noviembre. Para las fuerzas políticas ajenas al
PAN, es inaceptable que se militarice San Lázaro.
         Las actitudes de los protagonistas son desafiantes, como pocas veces se observaba. Para los aliados del
gobierno, no cabe el miedo y para el PRD ―estaremos en guardia‖. Insisten en que se impedirá la toma de posesión, pero
advierten: ―no habrá violencia‖. Acaso esto sea el signo de un sexenio en germen que no de tregua al nuevo presidente.
         Se advierte sobre una presunta negociación que realizó el PRD en la que supuestamente exige, para permitir a
Calderón protestar, la renuncia de los nueve consejeros del IFE, incluido Luis Carlos Ugalde. Presuntos responsables
de una grave crisis poselectoral.
         Sin embargo, AMLO, a diferencia de Calderón, es ungido en un acto abierto al que estuvo invitada toda la
ciudadanía, militantes y simpatizantes. Por supuesto, al Zócalo le hizo falta espacio para albergar a todos los
contingentes que llegaron de todos los rincones de la República, Con esto se intentó demostrar que la campaña de
descrédito no dio el resultado que la derecha esperaba.
         También se conjetura que Calderón es rehén de un conjunto de intereses. Afines como son todos aquellos
capitales y organizaciones corporativas que participaron en su campaña y que ahora se esmeran en cobrar facturas.
Algunos de los poderosos acreedores no han descansado hasta imponer hombres y mujeres para el bisoño gabinete. El
que siempre estuvo seguro fue el enviado por el FMI, para desde ahí dictar las medidas que inyecten a nuestra
economía o para evitar que nos salgamos de las pautas impuestas a los países en vías de desarrollo.
         Sin embargo, el conflicto principal serán las cloacas que comienzan a levantarse, con el epílogo del foxismo y
esto nos conduce a la guerra proselitista que llevó a Fox, en el 2000, a ocupar la silla presidencial.
         Resulta que el dinero sucio encaminó al exprimer marido del país a la Presidencia, según su operador financiero,
Lino Korrodi. Se dice que lo que se presentó en 2000 como un proyecto político y financiero innovador, al inicio del
nuevo sexenio se convierte en un estruendoso escándalo donde saldrán a relucir complicidades y relaciones tenebrosas
dentro del gabinete presidencial.
         Es decir, la sociedad creada para conseguir fondos que permitieran financiar una precampaña y campaña
presidenciales arrastra una cadena de irregularidades, excesos, actos ilegales y malos manejos. De esta forma, el
empresario tamaulipeco narra detalles de la forma perversa en que se operó la campaña que llevó al guanajuatense al
triunfo. Define esta gestión como un ciclo plagado de soberbia y abusos de poder.
         Korrodi deja en claro que hubo muchísimos recursos que se manejaron de manera discrecional, mucho en
efectivo para saldar compromisos y gastos millonarios por diversos aspectos que requería un proceso electoral. Una
campaña también como la que vivimos en el primer semestre de este año. Cualquier analogía con Calderón no es mera
coincidencia.
         Una cosa es real para todo lo que hemos vivido en estos meses que han conmovido a México y al mundo; que
los escenarios para el Ejecutivo entrante no son nada risueños. El país vive una de las peores crisis en muchos años. La
ingobernabilidad está todos los días con un presidente que tiene que llenar muchos vacíos de poder que dejó su
antecesor. Mismos que ahora ocupan grupos de presión y los que medran al margen de la ley. El crimen organizado, en
todas sus variantes.
         También están allí los inconformes y la indignación. Esos que ahora se rebelan y manifiestan en las calles. Ira
que corre, como ríos de lava, hasta fuera de nuestras fronteras. Se hace ostensible con estruendoso lamento. Rumor
que vocifera en forma de condena por las calles de Barcelona y Nueva York. Expresiones de una sociedad globalizada
que no soporta conocer de tanta arbitrariedad. Abusos de poder y violaciones a los derechos humanos. Excesos que
amenazan con volverse hijos de la impunidad.
         Este inicio de sexenio, un presidente arriba con llamados a la conciliación, cuando desde hace tiempo calcinó
sus propias naves. Llega, sin duda, a enfrentar a una oposición que fue por él despojada y, por si fuera poco, encara un
peligroso problema social en una entidad de la República a la que nadie dio respuesta. Conflicto que amenaza
esparcirse a otras entidades como plaga, debido a la pobreza, desigualdad y olvido.
         Es el México de inicio de sexenio. El que hace aparecer de nueva cuenta el rostro guerrillero. Cara de la
inconformidad social que ve en la ruta de las armas la posibilidad de reformarnos. Una simiente que creíamos suprimida
de nuestra agenda. Así, la clandestinidad, con la cara cubierta, en el mayor de los anonimatos, vuelve a surgir como
detonante unido a la inseguridad, el narcotráfico, los asesinatos, las ejecuciones (ocho mil en la era foxista), el secuestro
y muchos males que, como caja de Pandora, es una herencia maldita y pesada, como loza de granito sobre las espaldas
ciudadanas.
         Así las cosas en el país que nos tocó nacer. Creo que con el tiempo –como decía Borges– mereceríamos no
tener gobiernos y mucho menos como estos. Es peligroso tener razón cuando los que quieren ser autoridad están
equivocados.
México, agotado
Juan Chávez
chavezr25@hotmail.com

Nadie tiene capacidad para adelantar vísperas.
         Ni Dios, que quién sabe hace cuánto tiempo dejó de meterse en cuestiones terrenales y dejar que la humanidad
resuelva los problemas que ella misma genera.
         Ni siquiera velar por la convivencia, que implícitamente debe reconocerse pacífica, es cuestión que la divinidad
va a resolver.
         En México, el berenjenal que la elección presidencial armó, está lejos de ser cosa juzgada, sobre todo por la
amenaza del ahora Frente Amplio Progresista (FAP) que integran los tres partidos de la coalición electoral Por el Bien de
Todos, de no permitir que Felipe Calderón tome posesión como nuevo presidente de México.
         Del cielo, a pesar de que el nuevo titular del Ejecutivo Federal pertenece al derechista y muy católico PAN, va a
bajar el escenario azul que garantice un 1 de diciembre lindo y precioso como panistas y priístas proclaman que debiera
ser.
         Después de todo si el 1 de diciembre preocupa, preocupa más lo que pase después de esa fecha que podría
quedar consagrada como nuevo Día del Ejército si a última hora se echa mano del escenario ―B‖ construido por el
Estado Mayor Presidencial en el Campo Marte dizque para ―estudiar‖ bien las medidas de seguridad en el Palacio de
San Lázaro.
         El choque es brutal. Treinta por ciento de los mexicanos se oponen a que Felipe Calderón se imponga la banda
presidencial ante el Congreso de la Unión. El resto quiere que el acto protocolario se desahogue conforme a las normas
constitucionales que en tal sentido son expresas y hay que cumplir al pie de la letra.
         México está dividido. Brutalmente dividido. Diría que está agotado por el desgarriate que construyó Vicente Fox
en su mandato que pasará a la historia como el más malo que ha soportado el estoicismo mexicano en las últimas ocho
décadas.
         Frente a la polarización y confrontación exacerbadas, nadie ha sido capaz de aceptar que en México, el tiempo
del sistema de partidos parece haber llegado a su fin.
         Los grupos –y ahí están la APPO y la sección 22 de Oaxaca– participan en el juego de poder. No se trata de que
Ulises Ruiz finalmente sea o no expulsado del gobierno de esa entidad. Lo que importa es que las presiones sociales
han rebasado el marco de las leyes y de las instituciones, y que los partidos se quedaron chicos.
         Es decir, las abstracciones emblema del PRI en el poder y ahora del PAN –justicia social y bien común– nunca
cuajaron en los problemas de índole social que enfrenta el conglomerado más pobre de la comunidad mexicana.
         Con un panorama inyectado de decadencias y frustraciones, está claro que el descontento se polariza y que un
país dominado por la polarización, quizá sociológicamente no esté en aptitud de digerir los mandatos de la Constitución.
         Fox se hizo candidato presidencial del PAN que no tuvo más remedio que absorber tal candidatura, lo que
posibilitó al blanquiazul ganar en 2000 y volver hacerlo en 2006.
         La imprudencia política de ese hombre que deja Los Pinos, está escrita en Excélsior, bajo la firma de Yuriria
Sierra: ―He ganado la Presidencia de la República dos veces: en 2000 y en 2006‖.
         Si AMLO y el FAP se salen con la suya y no permiten la toma de posesión de Calderón, los mexicanos entrarán
a un juego con pólvora, por culpa de Fox. De nadie más.
         Si se está o no calando al presidente reconocido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el
1 de diciembre será apenas la puntita de seis años en los que Calderón podría quedar enclaustrado en Los Pinos porque
López Obrador y el FAP serían severa sombra que no le permitirán asomarse en público.
         Hay desazón. El ambiente se revienta. México está en el caldero y a nadie parece importarle, incluido el IFE,
órgano institucional al que, conforme a la ley, corresponde imponer las sanciones a quienes obstruyan la sesión
congresal de rendición de protesta constitucional de Calderón.
         ¿Quién tiene la razón? El 20 de noviembre y el 1 de diciembre son fechas clave. Pero habrá días negros. El
tiempo de ―hacer‖ fue agotado. Se lo chupó Fox en un exclusivismo compartido con Martha Sahagún.
Agendas ciudadanas
Judith Álamo López
judithalamol@gmail.com

                                                                          Nunca será tarde para buscar un mundo mejor y más nuevo,
                                                                      si en el empeño ponemos coraje y esperanza: Alfred Tennyson.

Mientras se avecina uno de los inviernos más fríos de los últimos 20 años, según pronostican meteorólogos, el cambio
del Poder Ejecutivo en México se da en medio de la incertidumbre a causa del enfrentamiento entre la derecha y la
izquierda, los de arriba y los de abajo, el gobierno legal y el legítimo.
         El gobierno de Vicente Fox no sólo hereda a Felipe Calderón un país dividido, sino una amplia gama de saldos
negativos en materia de protección de los derechos humanos, seguridad pública, violencia y narcotráfico, certidumbre
jurídica, aplicación de la justicia, impunidad delictiva, rezagos sociales, desempleo, derecho a la información, combate a
la pobreza, prácticas monopólicas, exceso de prebendas a los altos mandos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y
Judicial, etcétera.
         Los sectores desprotegidos y vulnerables de la sociedad también crecieron durante el sexenio, a pesar de las
promesas en contra del presidente del marketing político, quien sólo por motivos de imagen y popularidad emprendió su
gobierno desayunando con niños de la calle, a quienes prometió mucho y no les ayudó en nada, y cuyo número
disminuyó, sí, pero a causa de mortandad por drogadicción, sida e inanición. Esto a pesar de todo lo recaudado por
Vamos México y de la supuesta caridad cristiana de la pareja presidencial, por cierto hoy en jaque por el Movimiento
Nacional Anticorrupción que le exige a Martha Sahagún cuentas claras de los fondos recibidos.
         No existe una agenda ciudadana nacional consensuada como hace seis años por la mayoría de las OSC para el
próximo gobierno –que por cierto de muy poco sirvió–, hoy las organizaciones afines al panismo proponen avanzar en la
consolidación del sistema democrático actual, apego a la legalidad y continuar por la senda del neoliberalismo
económico; mientras que en las organizaciones de izquierda hay un importante sector que desconoce la presidencia de
Felipe Calderón y otro más moderado, la acepta, pero en general coinciden en la necesidad de crear una nueva
constitucionalidad y un nuevo sistema económico. Las cartas están echadas: el presidente institucional electo –si
pretende lograr la gobernabilidad– tendrá que barajarlas nuevamente y hacer su propio juego. Necesitará de liderazgo,
carácter, sensibilidad y un gabinete capaz para emprender la reconciliación nacional, con un gobierno incluyente,
asumiendo como prioritaria la participación ciudadana y sus diversas agendas ciudadanas. Asimismo habrá de
reconocer los signos inequívocos de hartazgo que han hecho surgir un nuevo movimiento social de izquierda.

Noti ONG-OSC

De 1993 a noviembre de 2006 en Ciudad Juárez, Chihuahua, habían sido asesinadas cuando menos 464 mujeres. Estos
crímenes fueron considerados por especialistas como ―feminicidio sexual sistémico‖, porque las víctimas fueron
torturadas, mutiladas y violadas sexualmente. En este contexto, el Congreso chihuahuense creó la Ley Estatal de
Derecho de la Mujer para una Vida Libre de Violencia, la cual recoge observaciones de la ONU.
        * Fuertes críticas a la administración foxista hicieron el gobierno estadunidense, la Organización de las Naciones
Unidas para la Ciencia y la Cultura y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana
de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, al condenar el asesinato del camarógrafo
estadunidense Brad Will en Oaxaca, mismo que se suma al número de periodistas mexicanos asesinados o
desaparecidos durante la actual administración, la cual fue incapaz de proteger a quienes osaron denunciar el
narcotráfico.
        * Bajo el lema Otro mundo es posible, adoptado por el Foro Social Mundial (FSM), se efectuaron los foros
sociales de Puerto Rico (17 y 19 de noviembre) y de Chile (25 y 26 de noviembre). En ambos encuentros se
congregaron cientos de organizaciones sociales y ONG altermundistas, unidas en contra del neoliberalismo. Continúan
los preparativos del FSM 2007, a efectuarse en Nairobi, Kenia, entre los días 20 y 25 de enero. www.
forumsocialmundial.org.

Perfil

Instituto Nacional de Estudios Políticos AC. El INEP es una asociación civil apartidista sin fines de lucro, integrada
por profesionales de las ciencias políticas y de la administración pública, así como de otras disciplinas afines, abocados
al estudio de los fenómenos políticos ―con la aspiración de aportar al mejoramiento de la vida política nacional, sus
conocimientos y experiencias‖, según sus estatutos.
        Sus programas son financiados por sus propios miembros y con la venta de sus publicaciones, entre ellas están:
Manual de campaña, Teoría y práctica de la persuasión electoral y Diccionario electoral.
        En su página web además de una importante bibliografía de ciencia política, un recuento de los hechos políticos
nacionales más trascendentes de 1983 a la fecha, están las 100 Acciones Prioritarias de Gobierno de Felipe Calderón.
Puede consultarlo en www.inep.org
Chiquibancos entran al festín
Feliciano Hernández
felicianohg@yahoo.com.mx

La aparición de nuevos chiquibancos está lejos de llegar a ser una respuesta de las autoridades a las quejas de los
usuarios de servicios financieros. Se trata más bien de la entrada de nuevos y hambrientos comensales al festín que
significa el mercado mexicano, en el que las entidades existentes han acumulado fortunas incalculables sólo por el cobro
de altas comisiones por manejo de cuentas y tarjetas de crédito al consumo, sin dar un peso a cambio por usufructuar
los ahorros de los mexicanos ni canalizar mayores recursos al financiamiento industrial. Los banqueros nacionales e
internacionales ya aprendieron que en México hoy pueden hacer y deshacer a su antojo y sobre todo que llegado el caso
el gobierno está para rescatarlos de sus errores. ¿Quién habla hoy del megafraude bancario a través del denominado
Fobaproa-IPAB, cometido en el sexenio de Ernesto Zedillo?
         Con una regulación hecha para protegerlos, por ejemplo el famoso secreto bancario, y con organismos de
supervisión que están de ornato, como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, los voraces capitalistas del país y
del extranjero, encontraron en México el paraíso de las finanzas. Ésa y no otra fue la motivación que dio origen a los
cinco nuevos chiquibancos autorizados por Hacienda este 15 de noviembre: Banco Wal-Mart de México Adelante,
Prudential Bank, Bancoppel, Banco Fácil y Comercial del Noreste.
          Hay que recordar que meses antes el titular de Hacienda, Francisco Gil Díaz, había autorizado otros ocho
bancos, que suman 13 en este año 2006. Estos son Banco Autofin, UBS Bank México, Barclays Bank México, Banco
Compartamos, Banco Monex, Banco Multiva, Banco Ahorro Famsa y Banco Regional.
         Caso excepcional de este cuestionado funcionario, Gil Díaz, que sigue el mal ejemplo de su maestro y doctor en
estrategias fallidas, Pedro Aspe Armella, extitular de Hacienda en el sexenio de Salinas, que también autorizó muchos
chiquibancos. Al final todos fueron rescatados con dinero público, en el funesto gobierno de Zedillo.
         Los banqueros ya demostraron que son el verdadero poder en México y que están dispuestos a seguir
saqueando los bolsillos de los nacionales con el cobro de altas comisiones e intereses. Se han dado el lujo de ignorar
olímpicamente a las más altas autoridades, como es el caso del gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz
Martínez, quien les ha reprochado en más de una ocasión y con términos directos, los fuertes castigos que imponen a
los clientes mexicanos por retrasos en los pagos y por otros ―servicios‖. El mismo trato le ha tocado al titular de la
Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Oscar Levín Coppel, quien
prácticamente pasa desapercibido para los banqueros; ya esa institución quedó convertida en oficialía de partes y
archivo estadístico de quejas.
         Mientras tanto los banqueros libran sus batallas por quedarse con la mayor parte del pastel. Ante el jugoso
negocio que les ha significado el dinero plástico ahora están empeñados en colocar sus tarjetas como moneda de uso
corriente otorgándolas a diestra y siniestra. Con publicidad engañosa, con falsas promesas (¡Gana de boletazo!) y con
una larga lista de supuestos ―beneficios‖ bombardean cotidianamente a los potenciales usuarios. Hay hechos que
deberían investigar las autoridades competentes. Los banqueros están ofreciendo varias tarjetas de una sola institución
a un solo poseedor y con el mismo nivel de ingresos por el cual le fue asignado un límite de crédito. Ojo: límite de
crédito. Es el caso de un usuario al que le fue otorgada la tarjeta azul con nueve mil pesos y al poco tiempo le ofrecen la
denominada oro, con 14 mil pesos, pero al cabo de unos meses el cliente decide cancelar esta última y lo que le ofrecen
es sumarle el crédito a la azul, con lo cual el cliente acumula 23 mil pesos de crédito, muy por arriba de lo que alcanzaría
con su nivel inicial de ingresos. Pero eso no es todo. A los pocos días recibe más llamadas y le proponen aceptar otras
tarjetas. Una de estas denominada la congelada, que fija un pago por el interés y el capital en plazos preestablecidos.
         ¿Cómo pueden los banqueros llegar a tanto? ¿Quién vigila entonces? ¿Quién va a terminar pagando todas esas
deudas que en cualquier momento serán impagables? ¿Otro rescate del gobierno con dinero del pueblo? ¿Así de fácil
todo? ¿Ya cualquiera puede tener su propio banco? ¿Es conveniente para el mercado mexicano que haya muchos más
bancos? ¿Esto significa más competencia y baja de intereses y comisiones? No ha sido así. ¿Hoy se repite una fórmula
fracasada?
         Éste es uno de los retos mayores que tiene enfrente el nuevo gobierno: someter a los grupos financieros,
hacerles entender que por sobre sus intereses están los de la mayoría. A ellos, a todos esos que tanto hablan del
respeto a las instituciones, a todos aquellos que no ven ni oyen las demandas populares, el nuevo gobierno tendrá que
hacerles ver que también para ellos existe una ley. Lo hace o no llegará lejos.
Aunque sea un varito
Luis Alberto Reyes Juárez
http://senderodelpeje.blogspot.com

Desde hace algunos años Televisa, a través de su Fundación Televisa, se ha encargado de realizar distintas acciones
de asistencia social, como el programa de computadoras, de trasplantes de córneas y su proyecto más fuerte, que ha
encabezado su altruismo empresarial, el Teletón.
         ¿Pero en realidad es esto una labor altruista, de asistencia social?
         ¿Sabías que si una empresa, mediante una fundación creada por ésta, realiza donativos económicos a una labor
de beneficencia pública, éstos son deducibles de impuestos, es decir, por cada peso que destina a la asistencia social,
paga un peso menos de impuestos?
         Pero éste no es el problema.
         En realidad, el verdadero problema radica en que miles de personas colaboran con 20, 50 o 100 pesos, los
cuales también son deducibles de impuestos, aunque a la gente que dona estas cantidades, o entrega en las alcancías
de la calle, no se le da recibo para que los deduzca de sus impuestos personales.
         Las grandes cantidades de dinero acumuladas por Televisa, se utilizan todas como si se tratara de una
aportación propia de Televisa, que la deduce de sus impuestos en monto suficiente como para que hasta tenga saldo a
favor, recibiendo inclusive dinero de nuestros impuestos por este concepto.
         Pero no es sólo eso. Por los montos que aportan las grandes empresas ―a nombre de sus empleados‖, que
colectan entre los mismos para una causa ―altruista‖, ellas obtienen un recibo deducible de impuestos, pero a nombre de
la empresa, no de cada empleado, con lo que ésta también puede deducir esa cantidad de los impuestos que debe
pagar.
         De esta forma, todo lo que se dona al Teletón es dinero que el gobierno deja de recibir por concepto de
impuestos, y que se debía destinar a obras y servicios a la ciudadanía, enriqueciendo más al ya de por sí millonario
dueño de Televisa y los empresarios que le hacen coro y obtienen publicidad gratuita y reconocimientos por su altruismo,
que pagan sus empleados.
         Si a esto se le agrega lo que reciben por concepto de saldo a favor por parte de Hacienda, resulta una cantidad
enorme, sin considerar lo que el júnior Emilito cobra por explotar una señal aérea que es de los mexicanos y por la cual
no paga nada, ya que el pago de la concesión se hizo hace más de 40 años por su padre, Emilio Azcárraga Milmo,
―soldado del PRI‖ y gran amigo del presidente en turno.
         Así, además de los millones de pesos que obtiene de ingresos por publicidad, el júnior no paga impuestos y, por
si fuera poco, todavía cobra saldos a favor por las aportaciones que recibe a favor del Teletón.
         Éste es un motivo por el que no alcanza el presupuesto para educación y salud, misma razón por la que hay
mexicanos (Azguacarita entre otros) que ganan más de un millón de dólares por día y mexicanos que apenas
alcanzamos humildes 1,500 pesos por mes trabajado, y que no alcanzan para nada, y además pagamos impuestos (que
nos descuentan en automático) ¡y todavía nos conmovemos con los anuncios del Teletón y la querendona de Emilito no
éste, Milmo, Lucerito, (pues dónde creen que se hizo ―artista‖) y donamos aunque sea un varito.
Las leyes del narcotráfico
Eduardo López Betancourt
elb@servidor.unam.mx

Se informa que en lo que va del año quinientas personas han muerto por lo que se denomina ajuste de cuentas, la
autoridad reconoce este hecho y le da plena validez jurídica, de tal suerte que a este tipo de actos, los cuales llegan a
una crueldad excesiva, no se les otorga ninguna importancia legal; es más, salvo casos de excepción, no se levantan
actas ministeriales.
         La barbarie no tiene límites: decapitados al por mayor, decenas de balas sobre inermes cuerpos, secuestros aun
de menores, tortura y fosas clandestinas. Ante este panorama indigno de cualquier civilización, los órganos de
procuración y administración de justicia se muestran indiferentes, el cinismo es cotidiano; escuchar a Cabeza de Vaca,
procurador general de la República, constituye ingerir un nembutal; sus lentas y torpes declaraciones exponen a un
inepto en grado superlativo; bien dice un dicho: No es culpa del indio sino de quien lo hace compadre.
         En efecto, Cabeza de Vaca tiene menos responsabilidad que Fox, aunque es irrefutable que el procurador jamás
debió aceptar el puesto; no estaba preparado, no tiene capacitación en el ámbito penal, su experiencia se limitó a una
notaría pueblerina; el crimen organizado se burla del pobre guanajuatense, sabe de su incapacidad profesional y sus
modos personales nada estrictos, sino tímidos y ausentes de energía. Con un personaje tan asustado y suavecito los
delincuentes se botan de risa y se estimulan a intensificar su perversa carrera delictiva.
         Fox, hombre anodino y desligado del interés social, es el verdadero culpable del acrecentamiento del
narcotráfico; le hacen falta métodos apropiados para combatirlo, los cuales pueden sustentarse en la educación. El
flagelo de la drogadicción sólo se abate con adecuados planes y programas escolares, en las escuelas todos los días
deben darse lecciones contra las adicciones; para ello, por supuesto, hay que instruir a los docentes, situación que para
nada se ha iniciado. Aquí surge otro problema, al igual que en la Procuraduría, como titular de la Secretaría de
Educación Pública, hay un incapaz sin la menor idea de lo que es el aspecto pedagógico, Reyes Tamez. En la
dependencia a su cargo sólo se ha enriquecido el mando corrupto de un sindicato de maestros, el resultado es evidente,
un pésimo nivel escolar y las escuelas se han transformado en el excelente medio para el cultivo e incremento de la
drogadicción y, por tanto, del narcotráfico.
         Durante el sexenio de Fox el dominio del tráfico de estupefacientes en México se ha multiplicado, los cárteles
han hecho de las suyas; hay ciudades donde sólo imperan leyes gánsteriles debido a la displicencia de la autoridad civil.
         Calderón se enfrenta a un gran reto, la elección del procurador general de la República. Sin duda, hay un
sinnúmero de candidatos para las chambas que dejan dinero y supremacía, siempre hay abundancia de tiradores, es
más, se pueden contar en no menos de cien leguleyos los que están listos a sacrificarse para suceder a Cabeza de
Vaca.
         El perfil del nuevo procurador debe reunir por lo menos los siguientes requisitos: sólidamente formado en materia
penal, alguien con gran experiencia en el campo punitivo; lo peor es la improvisación y el amiguismo, ambos tienen que
desenterrarse. Obligadamente debe ser ajeno a los ámbitos del poder, carecer de compromisos con ellos y, en especial,
estar alejado de los cárteles del crimen organizado; sería patético que un abogado al servicio de las mafias fuera el
procurador, sería tanto como entregar la Iglesia en manos de un luterano.
         Otras dos condiciones necesarias para la designación del procurador son independencia y valor. El perseguidor
de los delincuentes no puede ser sumiso, dispuesto a la consigna, ni habituado a la obediencia. No depender del
presidente de la República, es indispensable darle autonomía y lo más significativo, que la ejerza. Dentro de este
renglón, al responsable de la Procuraduría General de la República le corresponde marginarse de la componenda, de la
presión que ejercen diversos medios de comunicación, tengamos presente que muchos están en manos de rufianes y
narcotraficantes.
         Lo esencial para un procurador es su valía, que imponga su sola presencia, un sujeto finito, temeroso y de
buenas maneras no sirve para ello. Bien se dice: No basta con serlo, hay que parecerlo. El procurador debe ser figura
recia, sin titubeos, hábil para emprender una hazaña heroica; disminuir y limitar el narcotráfico a ciertas áreas, mas
nunca decir que acabará con él, porque quien lo expresa es un mentiroso; pero sobre todo, darle tranquilidad a una
población que vive en la angustia.
         Las leyes del narcotráfico no conviene que existan, si acaso, convertirlas en parte de la actividad delictiva, mas
nunca como sucede en nuestros días, de rodillas frente al narcotráfico.
La planeación del desarrollo
Carlos Reyes Romero
crr_44@hotmail.com

Lénine Rojas es catedrático de economía en la UNAM. Actualmente imparte clases en la Facultad de Estudios
Superiores Aragón, mejor conocida como FES Aragón. El caso es que a Lénine Rojas le llamó la atención mi anterior
artículo denominado Planear el desarrollo de Guerrero, distribuido por forumenlinea.com donde propongo planear el
desarrollo de Guerrero en un horizonte de 25 años.
         Lénine Rojas cuestiona: ―La planificación a 25 años no es posible en el régimen jurídico mexicano: es a seis
años, los de la administración constitucional del Ejecutivo Federal, y si este periodo no coincide con el de Zeferino es
una lástima, porque hay un artículo 133 en la Constitución mexicana que lo obliga a respetar dicho plazo. Desde el punto
de vista de la economía yo quiero ver al genio que pueda hacer planificación a 25 años‖.
         Tiene razón Lénine Rojas. No hay genios de la economía capaces de planear en un horizonte de 25 años.

México cuando menos para un sexenio, aunque tenemos muy buenos economistas, algunos muy brillantes. Pero eso no
quiere decir que sea imposible.
         También tiene razón cuando afirma: ―En lo dicho: ni en la URSS, ni en China, ni en Cuba se ha hecho
planificación a 25 años.‖ Y yo agregaría que cuando se intentó, el experimento devino en un verdadero fracaso, entre
otras cosas porque los países de economía planificada o autodenominados de socialismo realmente existente
terminaron regresando al capitalismo, a la vil y escueta economía de mercado.
         Además porque la planificación económica que se intentó en los países del entonces llamado campo socialista

                                                                                 lle.
        Como bien acotaría Marx en su poco estudiada y menos valorada obra Miseria de la filosofía, la ley del valor

                                  re el socialismo de Estado, sobre el intento de implantar desde el aparato estatal la
igualdad social y el reino de la libertad, es decir el reino de la alta productividad social y la abundancia, donde será
posible aplicar el principio comunista de distribución: ―De cada cual, según sus capacidades; a cada cual según sus
necesidades‖, desarrollado por Marx en su Crítica del programa de Gotha.
         El socialismo realmente existente tronó por donde menos debía haber tronado: por su incapacidad para generar
una alta productividad del trabajo social y para abrir paso a la participación de la gente en los asuntos públicos. Cuando
quisieron enderezar el barco ya era tarde; la realidad los había destronado.
         Ahora pocos añoran la economía planificada de esa manera. La planificación económica actual es indicativa y
parte de que la actividad económica fundamental corresponde a la sociedad y no al Estado. El Estado puede y debe
regular, regir los procesos económicos pero no suplantar a la sociedad.
         Es muy atrevido decirlo a estas alturas de la globalización, pero los productores reales van poco a poco
encontrando la manera de empatar el carácter social de la producción con formas de distribución que socialicen también
la riqueza, mientras los capitalistas se convierten en una clase cada vez más rentista y parasitaria.
         De ahí que contra lo que muchos piensan, el advenimiento del socialismo en las sociedades modernas esté
ahora más cercano que cuando existían los países del llamado campo socialista. La sociedad constantemente vuelve
sobre sus pasos para relanzarse al futuro. Pero eso es harina de otro costal.
         Por otra parte, Lénine Rojas señala, ―La planificación a 25 años no es posible en el régimen jurídico mexicano‖.
Entiendo que se refiere al actual. Porque la reforma del Estado trata precisamente de eso: de reformar, renovar,
transformar el régimen jurídico mexicano, tanto el de carácter federal como el estatal y el municipal, y de favorecer la
más amplia participación de la ciudadanía en los asuntos públicos.
         Y la propuesta que hago es que se reforme constitucional y legalmente el régimen jurídico para que se pueda

de Guerrero.
       Estoy proponiendo también que los principales instrumentos de planeación que contempla la actual legislación

horizonte multisexenal de 25 años y, agrego, que se establezcan programas de gobierno, donde se puedan
comprometer las acciones sexenales que cada gobierno específico realizará para cumplir el plan de desarrollo de largo
aliento. ¿Es posible? Yo creo que sí.
         Por otra parte, cuando hablo de planeación del desarrollo, me refiero a lo que es realmente posible ahora, en los
niveles actuales de planeación en México, es decir: a concertar y pactar entre todos los actores políticos y la sociedad
                                                                                        promoción del desarrollo que son
posibles y viables de alcanzar en México y en Guerrero ahora, en los inicios de este siglo. En esto sí es posible que
participemos todos, los neófitos y los expertos, en cambio la planeación sectorial sí requiere de un mayor concurso de
especialistas, aunque sin dejar de lado la activa participación de los interesados.
         No hay que olvidar que en nuestro país hace ya buen rato que el gobierno abandonó la planeación en general y
la democrática en particular. ¿Será posible retomarla? Insisto, yo creo que sí.
         Lo demás será cuestión de continuar de manera permanente y sistemática con el proceso de planeación
democrática, de evaluar y valorar resultados y experiencias, de corregir rumbos y deshacer obstáculos. Al tiempo.
La mara y su significado
Carlos Cáceres R.
ccaceresr@prodigy.net.mx

El romance como eterno tema de la pantalla estadunidense, junto a un ejército de voraces hormigas, constituyeron el
guión del film Cuando ruge la marabunta, dirigida por Byron Haskin, con Charlton Heston y Eleanor Parker.
Posteriormente, Haskin dirigió La guerra de los mundos. Iniciaba Hollywood las series de películas terroríficas con el
tema de insectos, posteriormente agrandados para causar más temor. La generación de posguerra fue impresionada por
la técnica cinematográfica para lograr efectos.
         En Guatemala y otros países centroamericanos, la cinta se conoció como Marabunta. No se le ubicó con el
nombre completo. Este factor permitió no discutir el hecho de que las hormigas no rugen y se inclinaron por aceptar la
acepción de crujir, rechinar o hacer ruido. Este hecho permitió conocer a millones de hormigas, de color rojo ladrillo,
trasladándose desde su inicial hábitat a otro ecosistema con condiciones favorables para continuar su proceso de vida
en la cadena ecológica.
         El impacto de la película incluyó la incorporación de la palabra marabunta al lenguaje popular. Inicialmente se
empezó a utilizar como sinónimo de grupo y, en forma paulatina, se integró al lenguaje de guatemaltecos y
guatemaltecas quienes, por el factor cultural cuya explicación se encuentra en la costumbre, anulan las últimas letras de
algunas palabras. Para una gran mayoría es usual pronunciar –citando con brevedad– Guate y no Guatemala, Huehue
para decir Huehuetenango, y la expresión por favor cambió a porfa. El apócope de marabunta es el vocablo mara.
         En la actualidad, cuando en Guatemala –también incluye El Salvador y Honduras– se utiliza la palabra mara para
referirse a un conjunto de hombres y mujeres o señalando también a alguien en particular, con especiales características
como el uso de símbolos para comunicarse (especialmente diseñados para las manos), la aplicación de tatuajes (fijación
de la personalidad) con propósitos de identificación, y el uso de una centena de palabras –entre otras, homie o jomi, con
la cual se denomina a los compañeros de una mara, y homeboy o jomboi, para situar a quien pertenece a una mara
diferente– utilizadas en el contexto del idioma español. Esta situación adquiere, en la actualidad, un especial problema:
la imitación. Esta tendencia se presenta en adolescentes con el uso de tatuajes y reproduciendo el caló. La maramanía
debe ser motivo de preocupación en el seno familiar y por parte de las autoridades, con el propósito de evitar sus
consecuencias negativas.
         La violencia es el factor relevante que determina la cotidianidad de Las maras. Puede ser planificada o
espontánea y sus integrantes realizan sus acciones imponiéndose por medio de la fuerza, el chantaje y el crimen. Los
integrantes de Las maras se encuentran, entonces, fuera de cualquier norma jurídica establecida, moviéndose en el
delito. Su discurso tiene como base el desconocimiento de cualquier posición ideológica y vulneran los valores de la
sociedad donde viven.
         La palabra mara también ubica a quienes formaron parte del flujo migratorio laboral en Estados Unidos. Fue en
esta nación, básicamente en los suburbios de población latina en Los Ángeles, donde empezaron a formarse. La Barrio
18 se inició hace cuarenta años y La mara salvatrucha (salva significa salvadoreño y trucha equivale a ponerse listo o
estar atento) fue integrada hace 18 años. Dos maras enfrentadas a muerte.
         Los grupos de jóvenes deportados por las autoridades estadunidenses –cuando aprobaron nuevas políticas para
los migrantes– reprodujeron en sus países la forma organizativa de la pandilla. La mara se refiere a quienes hacen de la
calle su hogar y centro de operaciones. Sus formas violentas de vida se dirigen contra los diversos sectores de la
sociedad donde viven y también contra miembros de diferentes maras. Se anula cualquier criterio de valor para armarse,
arrojar de los trenes a migrantes –en su viaje a Estados Unidos– que no les entreguen dinero, violar mujeres, dedicarse
al narcotráfico, usurpar la pertenencia de territorios en las ciudades y forzar a cualquier ciudadano o ciudadana a dar
dinero con el pretexto de cobrar impuestos. El rito de iniciación (brincar el Barrio) para alguien que desee entrar a La
mara adquiere niveles de brutalidad (26 segundos de golpiza) y, en algunos casos, asesinar a una persona.
         También debe señalarse que la presencia de Las maras en Centroamérica puede situarse en el contexto de las
implicaciones socioeconómicas de los conflictos armados internos. Miles de jóvenes vivieron en un ambiente hostil
donde la violencia tuvo objetivos políticos e imperó como una forma de conducta afectando el tejido social de las
comunidades. A esta situación debe agregarse la presencia de la pobreza, pobreza extrema, desempleo, miseria y
marginalidad.
De nuestros lectores
Aclaración de Ivonne Romero Loya
En torno al mensaje electrónico que recibieron y publicaron del señor Roberto López Ramos sobre la entrevista que la
revista Forum (número 160, X-06, pp. 14-15) me realizó por ser autora del libro de denuncia La pantalla misógina.
Discriminación de la mujer en la televisión mexicana, donde el señor López me sugiere que asista a poner una denuncia
ante la PGR o la PGJDF sobre los abusos de que fui víctima en Tv Azteca por parte de directivos y vicepresidentes de
esta empresa, principalmente por el señor Juan Carlos Barajas Coronado, jefe de sección de Fuerza Informativa Azteca,
quiero aclarar que sí acudí a denunciar ante las instituciones correspondientes y existe una averiguación previa ante la
Fiscalía Especial de Delitos en contra de Periodistas, denuncia sustentada con pruebas y evidencias suficientes.
        Mi libro, La pantalla misógina, es una investigación profunda y una denuncia pública con nombres y apellidos, los
cargos de las personas que acosan y abusan sexual y psicológicamente de mujeres y hombres en el medio periodístico.
Se trata de señalamientos directos para desnudar los atropellos que se cometen dentro de las grandes televisoras de
México, especialmente Tv Azteca. Enfatizo que tengo en mi poder todas y cada una de las pruebas que avalan mi
denuncia interpuesta ante la PGR y en mi libro.
        Le pregunto al señor López Ramos y al público en general ¿por qué ninguno de estos agresores ha reclamado ni
ha demandado ante las autoridades, ni ha hecho declaración alguna sobre las imputaciones que directamente hago en
su contra en mi libro La pantalla misógina?¿Conveniencia o cobardía ?
                                                                                        Ivonne Elizabeth Romero Loya

Forum permite decir la verdad
Estimados Eduardo y Patricio: Eduardo mil gracias a ti y a Forum que permiten decir la verdad que se niega en otros
medios de información. Patricio, su artículo Acoso y discriminación sexuales en televisoras (Forum 160, XI-06, pp. 14-
15) es una muestra de la verdadera esencia del periodismo. Adelante, que con estos reportajes muy pronto tendremos
una sociedad más informada y por tanto más justa.
         Por favor, díganme en dónde se pueden conseguir (en México y en USA) todos los libros que anuncian en
Forum como La pantalla misógina, etcétera.
         Eduardo, le recuerdo que la invitación para cuando visite el área de la bahía de San Francisco, California, sigue
abierta, así tendríamos una o las presentaciones que sean pertinentes en diferentes ciudades del norte de California.
Esta invitación se hace extensiva a Patricio y a todos sus entrevistados.
         Nuevamente mil gracias por sus informes periodísticos.
         Un abrazo.
                                                                                                           José Sandoval
                                                                              coordinador de Voluntarios de la Comunidad
                                                                                  de San José, California, Estados Unidos.

Agradecimiento de Suárez del Real
Agradezco el envío de esta columna (Las señoritas de Aviñón o la Guerra civil española, un burdel y un Picasso
apasionado), destacando en ella, la oportunidad y capacidad de síntesis para reseñar las actividades culturales que en
ella se comunican.
         Fraternalmente

                                                                           Dip. José Alfonso Suárez del Real y Aguilera

Nos felicita Julio Pomar
La tarea de disentir (Forum 160, X-06, página 26), es un gran artículo mi estimado Eduardo.
        Te felicito.
                                                                                                              Julio Pomar

Del general Gallardo a Calderón
C. Mtro. Felipe Calderón Hinojosa
Presidente de la República
Residencia Oficial de Los Pinos, DF.

José Francisco Gallardo Rodríguez, general brigadier del Ejército Mexicano, maestro titulado en administración pública,
con 43 años de servicio en el activo, cito el domicilio para oír, escuchar y recibir toda clase de papeles y notificaciones:
Pergoleros 45, edificio C-1, departamento 501, colonia ISSFAM. 14620 Distrito Federal. Teléfono 55 73 86 77. Con
fundamento en el artículo 8º de la Constitución General de los Estados Unidos Mexicanos, 11 de la Ley de Disciplina del
Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos y demás relativos y aplicables de la ley militar; ante usted con el debido respeto
comparezco y expongo:
          1. En octubre de 1993 fue publicado en la revista Forum, el artículo Las necesidades de un ombudsman militar
en México; extracto de mi tesis de maestría, mismo que entregué en propia mano a Vicente Fox Quesada el 8 de
septiembre de 1993 durante una reunión que tuvimos con él varios compañeros del posgrado en el restaurante
Covadonga de la ciudad de México.
          2. A causa de la publicación, el 9 de noviembre de 1993 fui privado de mi libertad por órdenes del alto mando
militar, acusado de difamación en contra del Ejército y de las instituciones militares.
          3. Paralelamente se inició una campaña de difamación, hostigamiento y persecución en mi contra y de mi familia.
          4. En agosto de 1994, el Comité de Detenciones Arbitrarias de la Organización de las Naciones Unidas falló que
mi detención era arbitraria; igualmente lo hicieron varias organizaciones internacionales de derechos humanos.
          5. El 7 de octubre de 1994, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), me concedió el amparo y
protección de la ―justicia‖ federal por el delito de difamación y otros con los que el alto mando pretendía justificar mi
encarcelamiento.
          6. En respuesta, la ―justicia‖ militar me endilgó ocho causas penales más y 27 averiguaciones previas, sumando
un total de 21 delitos. Esto con el fin de mantenerme encarcelado.
          7. La SCJN emitió 37 amparos que me concedieron la razón, donde se destaca el quebrantamiento que hizo la
―justicia‖ castrense a la ley militar y al orden constitucional, vía violación de las garantías individuales.
          8. En 1995, agotando los recursos del orden interno, nacional, recurrí en busca de justicia ante la Comisión
Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA).
          9. En octubre de 1996, después de dos años de debate, el tribunal internacional emitió la Recomendación 43/96,
donde sanciona al gobierno de México por violaciones a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, tratado
internacional ratificado por México desde 1969. En ella se postula: ―La autoridad militar utiliza las instituciones de justicia
para un fin distinto para el cual fueron concebidas, realizando actos con apariencia de legal, por lo cual se tipifica un
desvío de poder‖. Por tanto recomienda: a) Mi liberación. b) La sanción de los responsables. c) El resarcimiento del daño
moral y patrimonial. d) El cierre de las causas penales. e) El término de la campaña de persecución y hostigamiento.
          10. El alto mando militar, lejos de cumplir con la recomendación, de inmediato intensificó la campaña de
difamación y persecución, y en 1998 ordenó se formaran dos consejos de guerra para ―dictaminar‖ una sentencia que
previamente ya estaba ordenada: 28 años y ocho meses de prisión; lo que viola flagrantemente el Código de Justicia
Militar, pues la pena máxima que se puede aplicar a un reo militar es de 14 años de prisión ordinaria y 20 por una
conmutación de la pena de muerte, hoy en día abrogada en México. Además, esta sentencia es a posteriori de las
resoluciones de amparo emitidas por la SCJN y de la recomendación de la CIDH de la OEA, donde se demuestran
violaciones al procedimiento y a los derechos humanos tutelados por el derecho internacional, el orden interno y la ley
militar.
          11. A mi negativa de recurrir las sentencias del consejo de guerra por la vía del amparo, lo cual serviría para
legitimarlas, en 1999 el alto mando decidió arbitrariamente trasladarme de una prisión militar a una civil, con el
argumento de que ya no era militar.
          12. Este acto de autoridad fue impugnado vía amparo, y en ese mismo año la justicia federal me concedió la
razón, determinando que no obstante la situación jurídica en que me encontraba de ―sentenciado‖, sigo siendo general
del Ejército en activo. Sin embargo, al igual que los otros enésimos amparos, como la resolución de Naciones Unidas y
de la CIDH, no fueron respetados y menos cumplidos por el alto mando militar.
          13. Sin embargo, las amenazas y persecución se recrudecieron, teniendo que intervenir la Corte Interamericana
de Derechos Humanos emitiendo medidas provisionales, con lo que sanciona nuevamente al gobierno de México por
violaciones a las garantías individuales que tienen que ver con la vida y libertad, derechos principalísimos tutelados en el
derecho internacional e interno.
          14. En las circunstancias de negación de la justicia, nuevamente recurrimos a la Corte Interamericana de
Derechos Humanos, jurisdicción de la que México es parte desde 1999, a fin de ventilar el caso del incumplimiento de la
recomendación 43/96 por parte de su gobierno. Para el 19 de febrero de 2002 se programó la audiencia.
          15. El 7 de febrero de 2002, después de ocho años y tres meses de cárcel, fui liberado por decreto presidencial,
anunciado en los medios masivos de comunicación por el secretario de Gobernación y el de Relaciones Exteriores. El
primero expresó entonces: ―La situación de Gallardo ha conducido a que se cuestione, tanto en lo interno como a nivel
internacional, el compromiso del presidente con el respeto irrestricto de los derechos humanos. El caso Gallardo puso en
tela de juicio la voluntad del Estado mexicano para dar cumplimiento a sus obligaciones internacionales, lo que produjo
un deterioro de la imagen de México en el mundo‖.
          16. Atento a las órdenes del presidente Vicente Fox en 2002, que me fueron comunicadas a través de la
Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, me he mantenido a distancia del alto mando militar,
con la promesa de que se resolvería mi situación.
          17. No obstante, las amenazas se siguieron dando, como quedó demostrado en la averiguación previa
2291/DDF/04, llevada a cabo por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal la cual se ventila en la
Procuraduría General de la República, sin resultado alguno después de casi tres años.
          18. Esta situación llevó a que el alto mando militar me retirara toda clase de prestaciones, incluyendo el servicio
médico, lo que me fue comunicado por el secretario particular del propio funcionario.
          19. Desde mi liberación, la Corte Interamericana de Derechos Humanos mantiene las medidas provisionales a mi
favor, mismas que no han sido cumplimentadas por el Estado mexicano, ya que se efectúan en forma simulada y
mediante informes falsos que periódicamente rinde Relaciones Exteriores al tribunal de derechos humanos.
          Por lo expuesto y fundado en pleno derecho, y en su calidad de jefe supremo de las Fuerzas Armadas, muy
respetuosamente le solicito:
          1º. Resuelva mi situación dentro del Ejército.
          2º. Me reintegre en mi dignidad militar.
          3º.Ordene el resarcimiento moral y patrimonial.
        4º. Consigne a los responsables de mi encarcelamiento.
        5º. Dicte las medidas necesarias de no repetición.
        Esperando verme favorecido con su respuesta, reitero a usted mi lealtad institucional.

                                                                            General José Francisco Gallardo Rodríguez
                                                                          Tlalpan, Distrito Federal, 1 de diciembre de 2006.

La PFP en Oaxaca
Señor director: En Oaxaca se observa con claridad la crisis política que late en las entrañas de la nación; la gente, paso
a paso ha tomado conciencia de que está presente otro ciclo de la historia de México, como aquellos que se iniciaron
con la lucha por la Independencia, luego la proclamación de las Leyes de Reforma, siguieron las guerras contra las
intervenciones extranjeras y por último y hasta la fecha, la no menos cruenta y fraticida Revolución Mexicana que
promulgó la Constitución Política del año de 1917 que rige a la patria y ha sido víctima de agresiones y conspiraciones
de todo tipo por parte del enemigo de fuera y de los reaccionarios traidores de dentro.
          Los sectores marginados, marcadamente los campesinos, los obreros, los indígenas, los artesanos y demás
grupos sociales excluidos del progreso por la oligarquía y los gobiernos de la globalización, dan señales de haber
llegado al clímax del hartazgo y se disponen a hacerse escuchar, se manifiestan con la indignación y el rigor propios de
los olvidados para resquebrajar las pretensiones de eternizarse del gobierno conservador.
          Éste, para sostenerse en el poder, ha recurrido con sus secuaces a artimañas y trapacerías de todo tipo, a la
simulación de la legalidad y a la complicidad de los medios electrónicos para convencer a los timoratos, a los indolentes,
a los apocados, de que las tumultuarias manifestaciones carecen de importancia porque son de la plebe, del pueblo, de
los pobretones y de los indios violentos e irracionales, a quienes habrá que reprimir con ―todo el rigor de la ley‖, con toda
la capacidad represiva que le otorga al Estado el monopolio de la fuerza.
          En ese contexto, surge la interrogante, motivo de la presente misiva al C. secretario de la Defensa Nacional:
¿Por qué la Policía Federal Preventiva ha sido lanzada por el gobierno contra el pueblo de Oaxaca y se rumora en todas
partes (algunas publicaciones lo aseveran) que en realidad se trata del Ejército Mexicano disfrazado con uniforme color
gris, el que actúa represivamente en ese estado de la República? Entonces: ¿Por qué no se ha desmentido tal infundio?
Evidentemente, al mando supremo de las fuerzas armadas, el presidente de la República, no le importa porque no es
soldado de verdad, pero indigna a todos los que amamos al instituto armado, nuestra alma mater, que se le acuse de
realizar un trabajo sucio, ningún militar es capaz de cometer tal ruindad. Hoy, cuando el pueblo de México reconoce
abiertamente que el Ejército Mexicano no se ha prestado a resolver los errores políticos de los gobernantes y cuando se
encomia en todos los sectores la sensatez y la institucionalidad del secretario de la Defensa Nacional, rogamos muy
respetuosamente al C. general de división diplomado de estado mayor Gerardo Ricardo Clemente Vega García ordene a
quien corresponda, sean desmentidas esas versiones difamatorias de significativa relevancia en el arranque de este
nuevo ciclo histórico y ante la posibilidad de que Oaxaca sea regresado al poder de las manos ensangrentadas.
          A la Federación de Militares Retirados Francisco J. Múgica no le cabe la menor duda que el Ejército Mexicano
con su actuación, dejará muy claro que actúa siempre de cara a la nación.
                                                         La patria es primero
                                                                                               General Samuel Lara Villa

Llamamiento del Claei
Estimado Eduardo: Te saludo cordialmente. Ojalá puedas ayudarnos en la difusión del llamamiento que te anexo.
Me gustaría que nos reuniéramos en cuanto te sea posible.
                                                                                         Lic. Luis Gutiérrez Esparza

América Latina: un camino propio, sin la injerencia estadunidense
En América Latina, 2006 ha sido un año electoral. Algunos países, como México, Perú, Costa Rica, Colombia, Brasil y
más recientemente Nicaragua, ya tienen nuevos presidentes o reeligieron a los que estaban en el poder. Faltan dos,
Venezuela y Ecuador, donde continúa una tensa lucha por el poder.
        El principal rasgo de los resultados electorales en la región ha sido una mayor presencia e influencia de la
izquierda; una izquierda latinoamericana plural y diversa, democrática, basada en planteamientos y necesidades
específicos. Los candidatos representativos de esta izquierda —o de estas izquierdas— han participado y participan, a
diferencia de otras épocas, con sólidas posibilidades de ganar. Comprometidos, en general, con una justa distribución de
la riqueza, políticas sociales verdaderamente populares, mejoría real del nivel de vida de las mayorías y rechazo a las
presiones hegemónicas de Estados Unidos; decididos a promover la cooperación y la integración regional hacia un
desarrollo auténtico y equitativo, han encontrado amplia respuesta en la sociedad.
        Desafortunadamente, esta nueva tendencia no es del agrado de Estados Unidos, ni figura en los planteamientos
de su política interamericana o en su estrategia diplomática. Cuando el patio trasero, tradicionalmente dócil, se convierte
en un vasto territorio independiente y soberano, resuelto a no aceptar la hegemonía de la potencia del norte, el gobierno
de George W. Bush reacciona con preocupación e intenta conservar, por todos los medios a su alcance, su tradicional
influencia en América Latina. Para ello, Washington jamás ha vacilado en violar acuerdos, tratados y leyes
internacionales.
        A la vista de innumerables y veraces testimonios de todos los sectores sociales, de políticos, comunicadores,
académicos, intelectuales, militantes de organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, el Círculo
Latinoamericano de Estudios Internacionales (Claei), ha podido documentar un alarmante patrón de intervencionismo
descarado estadunidense en los procesos electorales latinoamericanos. Mediante organizaciones no gubernamentales
que funcionan como pantalla para actividades encubiertas y de organismos internacionales financiados desde
Washington, Estados Unidos apoya a políticos que considera manejables.
        La injerencia estadunidense ha sido evidente en México, Perú y Nicaragua y ahora, en Venezuela y Ecuador.
Estados Unidos financia y ayuda a planear y ejecutar costosas campañas de propaganda sucia contra aquellos
candidatos a los que considera hostiles o siquiera reacios a sus intereses.
        En estos momentos, sin duda, los principales esfuerzos propagandísticos y desestabilizadores de Washington se
enfocan sobre Venezuela, donde el gobierno de Bush, por medio de falsificaciones, provocaciones y mentiras, trata de
desprestigiar al presidente Hugo Chávez y apoya al candidato opositor, Manuel Rosales. El gobierno estadunidense ha
destinado cuantiosos recursos financieros a este fin, canalizados en parte a través de organismos como la Fundación
Nacional para la Democracia (National Endowment for Democracy) y la Agencia Internacional de Desarrollo (USAID,
United States Agency for International Development), entre otros.
        El Claei se hace eco de la exigencia de la sociedad latinoamericana y suma su presencia solidaria a la de
Gabriel García Márquez, Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel y muchas otras destacadas personalidades de
nuestra América, que exigen el cese inmediato y definitivo del intervencionismo estadunidense en los asuntos internos
de los pueblos de la región. Creemos en la libre autodeterminación y en el derecho soberano de todas las naciones y los
individuos a elegir su propio camino hacia el porvenir. Como dijera Benito Juárez, el más grande de los mexicanos y uno
de los próceres señeros del continente: entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la
paz.
                                                                Círculo Latinoamericano de Estudios Internacionales.
                                                                                   Fundación por la Paz en la Era Nuclear,
                                                                             afiliada a la Nuclear Age Peace Foundation.
                          El más escandaloso, el periodo de Fox
Héctor Cortés Martínez
hecomartin@yahoo.com.mx

―El periodo de Vicente Fox fue el más escandaloso, pues en vez de crear más empleos, siendo su obligación; expulsó a
más (mexicanos) y aún con el muro, el problema seguirá ahí‖, recrimina Estela Leñero Franco, escritora y autora de la
obra Lejos del corazón, en donde aborda singularmente el destierro de millones de mexicanos.
         ―Fueron desterrados en su propia tierra por quedarse, otros se exiliaron y hay todavía los que quieren entrar,
después de que a punto de pistola nos quitaran territorio en tiempos de Santana –aproximadamente 100 mil kilómetros
cuadrados de territorio nacional fueron vendidos a Estados Unidos durante el régimen del gobierno de Antonio López de
Santana (1794-1876)–, afirma la hija del escritor y dramaturgo, Vicente Leñero.
         Para Estela Leñero, el decreto del presidente de Estados Unidos, George W. Bush –de construir una barda doble
de unos mil 120 kilómetros en la frontera con México– fue electorero ―y le salió mal. Nuestra identidad la tenemos de
este lado y del otro de la frontera y es una vergüenza nacional y para el gobierno del famoso cambio que, después de los
ingresos por petróleo, las remesas que envían nuestros paisanos, sean el mayor ingreso económico del país‖.
         Utilizando el tema de la anexión de territorios de nuestro país a Estados Unidos y la realidad de los emigrantes
mexicanos, acepta que hace una crítica la situación actual del país, ―utilizo la distancia que da el siglo XIX para
confirmar que la persecución política en México, el dominio y explotación de Estados Unidos hacia México, son los
mismos, aunque hayan cambiado las formas‖.
         Bajo esta óptica, la escritora crea un ―Edipo mexicano‖ al retomar la historia del rey Tebas en el ocaso de su
vida, ciego y exiliado en España, para hablar de la tragedia del destierro, por lo que la historia se desarrolla a mitad del
siglo XIX, cuando Edipo abandona el país acusado de traicionar a Santana y, con él, arrastra al exilio a sus hijas Ismene
y Antífona.
         Para Iona Weissberg, directora de la puesta, es una tragedia vigente porque muchos mexicanos fueron
desterrados en su propia tierra ―al recorrerse la frontera de Estados Unidos y, Edipo es un chivo expiatorio en la obra,
como para Vicente Fox, la culpable es la APPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca) o Ulises Ruiz, así de
ridículo. Hoy, el símil es la falta de gobernabilidad‖.
         Así las cosas, los personajes oscilan entre la tragedia griega y el melodrama mexicano, mostrándonos una vida
de desesperanza, pues Ismene se encuentra en Arizona bajo la protección de Teseo e intenta viajar a Europa para
encontrarse con su padre y su hermana, pero ignora que ellos están presos en una gruta laberíntica tratando de escapar
y regresar a México, pero sus caminos se cruzan.
         Tanto la escritora como la directora de Lejos del corazón, coinciden en que el trabajo escénico permite
identificarnos no en una realidad estática, sino en varios espacios y aunque la obra puede resultar complicada e
interpretarse como un laberinto de sucesos, el centro de la trama se realiza al interior de los personajes.
         Lejos del corazón se presenta los jueves y viernes a las 20 horas, sábados a las 19 horas y domingos a las 18
horas en el teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque, con la participación actoral de Miguel Flores, Guillermina
Campuzano, Carmen Mastache. Mauricio Isaac y Ángel Enciso.

¿En qué piensas? y La tragedia de las equivocaciones

Con la destacada participación de Iván González (director y actor) la compañía de teatro Proyecto Dos, se arriesga a
retomar dos textos clásicos del dramaturgo Xavier Villaurrutia, donde la forma de amar de la mujer y el hombre, como la
duplicidad genética del individuo, son temas que conducen al público a la reflexión de los valores humanos,
sentimentales y morales.
         ¿En qué piensas?, dirigida por Iván González, intenta demostrar que hombres y mujeres aman de diferente
manera, pues mientras ellas sienten y viven; ellos prefieren racionalizar sus sentimientos; sin embargo, la última palabra
la tiene el propio espectador.
         Cuatro personajes y un desconocido, encarnados por Horacio García Rojas, Antón Araiza, Paula Watson, Daniel
Portillo y Carlos Gutiérrez Bracho, se enfrentan a todas las etapas de la vida y en un juego temporal, María Luisa
(personaje central) demuestra a sus amantes que puede vibrar con ellos, aunque no al mismo tiempo, sí en el tiempo.
         Sí contáramos con un doble de nosotros mismos en alguna parte del mundo, ¿cómo sería su forma de pensar o
sentir? Esas interrogantes las aborda Iván González en su faceta de actor y mediante un monólogo en La tragedia de las
equivocaciones, enfrenta tal disyuntiva de ser un hermano gemelo pero con una personalidad distinta que provoca una
risa dramática.
         Ambas obras son parte del repertorio de esta compañía teatral encabezada por Iván González e Inti Barrios,
jóvenes egresados de Casazul Argos y que han participado en ciclos como Proyecto Shakespeare y Entremeses
cervantinos. ¿En qué piensas? y La tragedia de las equivocaciones se presentan los jueves a las 20:30 horas en el
teatro La Capilla, ubicado en Madrid 13, Coyoacán.

El cuarto azul

Aunque su versión en cine pudo haber gustado, para entender que no se trata simplemente de una obra con escenas de
desnudo y que David Hare (su autor) va más allá, al ofrecer una brillante meditación sobre las mujeres y los hombres, el
sexo y las clases sociales, con la actuación de Patricia Llaca y Plutarco Haza y dirigidos por Mauricio García Lozano, El
cuarto azul llega al teatro Julio Prieto (antes Xola)
         La obra que fuera estrenada en 1998 en Brodway (Blue Room, con las actuaciones de Nicole Kidman e Lain
Glen) aborda el delicado y polémico tema freudiano del deseo y la proyección, mismo que permanece vigente y que el
autor lo reubica en escenas circulares de amor y traición. Funciones: viernes a las 20:30 horas, sábado a las 18 y 20:30
horas, y domingos a las 18 horas.

El teatro obligatorio

―¿Por qué los teatros están vacíos, de quién es la culpa? ¿Por qué la escuela es obligatoria y el teatro no? Sencillamente
por culpa del gobierno‖, son algunos planteamientos de El teatro obligatorio, basado en la obra del escritor alemán
Valentin Ludwig Fey, conocido como Karl Valentin (1882-1946) y que bajo la dirección de David Psalmon, se presenta en
el teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque.
         Enemigo de la cuarta pared del teatro, Psalmon explica que la obra es una manera cómica de interpretar la
realidad ―un teatro no serio, pero serio, porque la gente ya está cansada de ver putazos, bombazos, Oaxacas,
gobernadores preciosos, etcétera. Recurrimos al clown para utilizar varias técnicas y poder mostrar este trabajo‖.
         Al igual que Charles Chaplin (1889-1977), Kart Valentin ingenuamente trata de mostrar la opresión del mundo y
la sociedad, por lo que en la obra hay algo más que la simple payasada ―una ósmosis entre lo cotidiano y lo que debería
de cambiar en nuestra sociedad, en México y en el mundo‖, afirma
         Por ello, David Psalmon señala a Forum: ―¿Por qué el gobierno no paga el costo del teatro como paga la
educación, aunque sale de nuestros bolsillos? ¿Por qué el canal 22 de televisión, que es de Conaculta, no exhibe teatro?
¿No debería ser su obligación?‖
         El teatro obligatorio comienza a telón cerrado y los actores y sus personajes interactúan con el público que
participa en la discusión de temas como la cultura y el arte en México. Con las actuaciones de Norma Angélica y Enrique
Arreola, las funciones se realizan los lunes y martes a las 20 horas

La excepción y la regla

Basado en textos del escritor alemán Bertolt Brecht (1898-1956), David Psalmon monta en el teatro Julio Castillo, una
versión clown de esta obra, en donde la risa no es un fin, sino un medio para mostrar lo absurdo y la crueldad
descarnada del sistema.
        La historia narra el viaje de un comerciante que representa los capitales destinados a la explotación de los
recursos naturales y la relación de avasallamiento de éste y sus subalternos, ―para Brecht el cambio llegaría con la
revolución proletaria, pero las cosas cambiaron: Cayó el Muro de Berlín, agoniza la alternativa comunista y se desarrolla
la globalización, perdurando el sistema de explotación, la injusticia social y la desigualdad entre los hombres‖, señala
Psalmon.
        Con las actuaciones de Joaquín Cosío, Aziz Gual, Roam León, Oliver Avendaño, Madeleine Sierra, Felipe
Madrigal y Francois Durègne, La excepción y la regla se presenta los jueves y viernes a las 20 horas, sábados a las 19
horas y domingos a las 18 horas en el teatro Julio Castillo, a partir del 7 de diciembre.

Virgencitas

Dirigida por Enrique Singler y basada en la obra de Rebecca Prichard, Virgencitas expone que vivimos en un mundo frío,
en el que es casi imposible dejarnos seducir por algo y más que denunciar, intenta contar una historia donde la
esperanza no existe.
         Mari y Dona viven en Ciudad Nezahualcóyotl, en la colonia Tamaulipas, sección Virgencitas. Ellas se drogan,
delinquen, venden droga, de vez en cuando se prostituyen, van a bailar al Eclipse y tienen problemas con otras jóvenes
de la banda, pero aunque su horizonte está lleno de basura y soledad, demuestran que, a pesar de todo, son amigas.
         Esta visión del bajo mundo, a través de los ojos de dos mujeres interpretadas por Mariana Cataño y Griselda
Contreras, se presenta en el teatro La Capilla, los sábados a las 19 horas.

								
To top