CORTE SUPREMA DE JUSTICIA by S3D5Ng

VIEWS: 0 PAGES: 53

									   República de Colombia                                 Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


                 CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
                   SALA DE CASACIÓN PENAL



                               Magistrado Ponente:
                               ALFREDO GÓMEZ QUINTERO
                               Acta de Sala No. 154




Bogota D.C., once de junio de dos mil ocho (2008)




                               V I S T O S:



De conformidad con el artículo 401 de la Ley 600 de 2000, la

presente diligencia tiene por objeto resolver las nulidades y

pruebas a practicar en la audiencia pública de juzgamiento.



                               HECHOS:



Este proceso tiene su génesis en las publicaciones del diario El

Tiempo y las revistas Semana y Cambio durante el primer

semestre de 2006, las cuales fueron condensadas en el informe

de policía judicial 282409 del 11 de marzo del año citado. Parte
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


de esa información se fundó en las declaraciones que rindió ante

la Fiscalía General de la Nación RAFAEL ENRIQUE GARCIA

TORRES, Jefe de informática del DAS durante la administración

de JORGE NOGUERA COTES.



Los hechos denunciados pueden resumirse así:



- JORGE NOGUERA utilizó el cargo de Director del Departamento

Administrativo de Seguridad para favorecer a los paramilitares, el

DAS no solo estaba infiltrado sino que se había convertido en una

patente de corso para sus líderes.




- JORGE NOGUERA se reunía con Jorge 40 para pedirle que

apoyara a José Fernández de Castro en su candidatura                   a la

gobernación del Magdalena.




-JORGE NOGUERA le entregó a HERNAN GIRALDO SERNA los

detalles de la operación denominada inicialmente “Rodadero” y

luego “Ciclón” que la Fiscalía y la Unidad de delitos financieros del

DAS preparaban para ocupar bienes de GIRALDO SERNA y


                                                                            2
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


algunos miembros de su organización; además trasladó al

investigador Sigifredo Puentes a la seccional de Arauca con el

propósito de obstaculizar el desarrollo de dicho operativo.



- Por orden de JORGE NOGUERA fueron borrados y alterados los

registros judiciales de las bases de datos del DAS de varios

narcotraficantes y extraditables.



- ROMULO BETANCOURT fue nombrado por JORGE NOGUERA

como Director del DAS en Bolívar según petición de Jorge 40.



-Entre JORGE NOGUERA y Rodrigo Tovar Pupo, Jorge 40,

existió un convenio que consistía en la entrega del 10% del valor

de los contratos de la entidad para esa organización paramilitar.



- JORGE NOGUERA le suministró una lista de sindicalistas,

estudiantes y dirigentes de izquierda a Jorge 40, entre ellos,

Fernando Piscioti, Alfredo Correa D’Andreis y Zully Codina Pérez,

quienes luego fueron asesinados.



-JORGE NOGUERA ayudó a idear el fraude de las elecciones del

periodo constitucional 2002-2006 para Congreso y Presidencia de


                                                                           3
        República de Colombia                         Única Instancia 29220
                                            P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


la República en los departamentos de Bolívar, Cesar, Guajira,

Atlántico y Magdalena, a través de la compra de los censos

electorales, con el apoyo de José Gamarra Sierra;



- JORGE NOGUERA conspiró como Director del DAS contra el

gobierno de Venezuela.



- JORGE NOGUERA le prestaba vehículos asignados al DAS a

Jorge 40.




                         ANTECEDENTES PROCESALES




1- El 17 de abril de 2006 el Fiscal General de la Nación inició

investigación preliminar contra JORGE AURELIO NOGUERA

COTES, en ese momento Cónsul General de Colombia en Milán

por los hechos “que públicamente han sido dados a conocer por la

revistas Semana y Cambio en las últimas ediciones”1




1
    Fol. 62 del c.o. 1



                                                                         4
        República de Colombia                           Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


2 - El 18 de abril JORGE AURELIO NOGUERA fue escuchado en

diligencia de versión libre2 por el Fiscal Segundo Delegado ante la

Corte Suprema de Justicia, según comisión conferida por el Fiscal

General de la Nación en resolución del 17 de abril de 2006.



3- El 4 de mayo de 2006 el Fiscal General tomó la siguiente

decisión:



“Como quiera que no existe conexidad alguna entre los diferentes
hechos que en diligencia de versión se le imputaron a JORGE
AURELIO NOGUERA COTES, se dispone la ruptura de la unidad
procesal con el fin de investigarlos separadamente, continuando
este radicado (10028) únicamente con el relacionado a la posible
infiltración de autodefensas o paramilitares en el DAS con
relación a los listados, muertes y amenazas a sindicalistas y
profesores” -subrayado fuera de texto-


“En consecuencia, se ordena que por la Secretaría de la Unidad
…. se obtengan las copias y se proceda a adjudicar a cada caso,
que a continuación se relaciona, un número de radicación ….


(..)




2
    Fol. 114 del c.o. 1



                                                                           5
        República de Colombia                                     Única Instancia 29220
                                                        P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


“2- Manipulación y alteración del registro de antecedentes del
DAS a favor de las personas relacionadas con el narcotráfico y
paramilitares”3


“3-Posibles               fraudes   en   las   elecciones   al     congreso          y
Presidenciables en el año 2002.


“4- Posibles irregularidades en el contrato interadministrativo de
compraventa ….”



4- Una vez se acreditó que el Gobierno Nacional le aceptó a

JORGE AURELIO NOGUERA COTES la renuncia presentada al

cargo que desempeñaba como Cónsul General de Colombia en

Milán, Italia, el 19 de mayo de 2006 mediante resolución 01579 el

Fiscal General de la Nación designó especialmente al Fiscal 2º

Delegado ante la Corte Suprema de Justicia para adelantar hasta

su culminación la actuación 10028, en razón a que el imputado

“perdió el fuero constitucional”                  que lo amparaba para la

investigación y juzgamiento4.



5- Practicadas diversas pruebas, ocho meses después, el 22 de

enero de 2007, abrió proceso formal contra JORGE AURELIO

NOGUERA COTES por la “infiltración de paramilitares en el

3
    Fol 81 del c.o. 2
4
    Fol. 185 del c.o. 2



                                                                                     6
        República de Colombia                            Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


DAS con relación a los listados, muertes, amenazas a

sindicalistas, dirigentes de izquierda y profesores5”



6- El 30 de enero siguiente, el Procurador 2º Delegado ante la

Corte Suprema de Justicia solicitó ante el Fiscal General de la

Nación la nulidad de la resolución de apertura de instrucción, pues

en su criterio la infiltración de autodefensas o paramilitares en el

DAS tenían relación directa con las funciones que desempeñaba

JORGE            AURELIO     NOGUERA   COTES    en    dicha       entidad,

concluyendo así, que “la condición de aforado del versionado no

se deriva del cargo aludido sino de su ejercicio” 6



7- Una vez escuchado en diligencia de indagatoria, JORGE

AURELIO NOGUERA COTES fue privado de su libertad.



8- El 14 de febrero de 2007 el Fiscal 2º Delegado ante la Corte

Suprema de Justicia negó la nulidad deprecada por el Ministerio

Público con la siguiente tesis



“Cuando este Despacho profirió la resolución de APERTURA DE

INSTRUCCIÓN, lo hizo con el propósito de establecer la
5
    Fol. 7 del c.o. 5
6
    Fol 117 del c.o. 5



                                                                            7
        República de Colombia                            Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


ocurrencia de los hechos, examinando si se había infringido la ley

penal por parte de JORGE AURELIO NOGUERA COTES, por su

posible incursión en delitos contra la vida y la integridad personal,

toda vez que al parecer se dan los presupuestos o se han

realizado conductas que bien podrían subsumirse en los tipos

penales de concierto para delinquir agravado y determinador en

homicidio agravado” 7



9- Esta decisión fue objeto de los recursos ordinarios por parte del

Ministerio Público y el defensor.



10- El 27 de febrero de 2007 se resolvió la situación jurídica del

sindicado con medida de aseguramiento de detención preventiva

por el delito de concierto para delinquir agravado, por fomentar,

organizar o financiar grupos armados al margen de la ley; el

sustento probatorio principal de esta medida fue el testimonio de

Rafael García a quien se le otorgó credibilidad en temas

puntuales como: i) Su nombramiento como Director de la Oficina

de Sistemas, advirtiéndole que debía servir de enlace entre la

institución, el bloque norte de las autodefensas y el frente

resistencia tayrona de Santa Marta; ii) a través de José del

7
    Fol. 163 del c.o. 5



                                                                            8
        República de Colombia                                     Única Instancia 29220
                                                        P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


Carmen Gélvez le hizo llegar al grupo de Hernán Giraldo

información acerca de la operación “Ciclón” en Santa Marta; iii)

esta misión se obstaculizó trasladando a Arauca a SIGIFREDO

PUENTES, servidor del DAS que apoyaba en esa operación a la

Fiscalía y; iv) la orden de borrar registro de la captura con fines de

extradición de Nodier Giraldo Giraldo provino directamente de

NOGUERA COTES8.



11- El 9 de marzo de 2007 se resolvió adversamente el recurso

de reposición interpuesto contra la resolución que negó la nulidad

de la actuación a partir de la apertura de instrucción por falta de

competencia, pues:



    “Si ciertamente, como lo fue, envió e hizo llegar información a las

autodefensas del frente de resistencia Tayrona al mando del

comandante Hernán Giraldo y luego permaneció y se colocó a su

disposición            para   fomentar   los   grupos    armados          ilegales,

ciertamente desde la dirección del DAS, no encuentra el

despacho esa relación necesaria que debe existir en esa

conducta ilegal con sus funciones, para entronizar la competencia



8
    Fol. 50 y ss del c.o. 6



                                                                                     9
        República de Colombia                           Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


por el fuero que le asistía como Director de ese Departamento

administrativo”9.



12- Entre tanto, el defensor invocó sin éxito en primera instancia

la acción pública constitucional de habeas corpus ante la Sala

Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura,

autoridad que no encontró irregularidades en el trámite procesal

seguido contra JORGE AURELIO NOGUERA COTES10.



13- En decisión de segunda instancia, fechada el 23 de marzo de

2007, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de

la Judicatura señaló que JORGE NOGUERA COTES se

encontraba privado ilegalmente de la libertad, toda vez que la

imputación que dio lugar a la medida detentiva, se hizo con base

en hechos relacionados con el ejercicio de la función como

director del DAS, y en esas condiciones, el único competente para

imponerla era Fiscal General de la Nación y no un Delegado.



Puntualizó al respecto que la resolución 01579 del 19 de marzo

de 2006, a través de la cual el Fiscal General designó

especialmente al Fiscal 2º Delegado ante la Corte Suprema de
9
    Fol. 122 del c.o. 6
10
     Fol. 272 del c.o. 6



                                                                          10
        República de Colombia                              Única Instancia 29220
                                                 P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


Justicia para adelantar la investigación por la infiltración

paramilitar en el DAS,



“desconocía el debido proceso y en particular conculca el derecho

al juez natural que como garantía superior debe acompañar al

implicado durante toda la etapa del proceso”, pues ”justamente

fue en razón y en ejercicio de su función como director del DAS

que aparece vinculado a las conductas objeto de investigación

penal”, debiendo el representante legal de la entidad “analizar la

situación de NOGUERA COTES al tenor del parágrafo del artículo

235 de la Carta Política que indiscutiblemente lo obliga a

mantener la titularidad de la acción penal”11.



Con fundamento en estos planteamientos ordenó la libertad

inmediata de JORGE AURELIO NOGUERA COTES y compulsó

copias para investigar al Fiscal 2º.



14- No obstante haberse notificado de la decisión anterior y

haberse incorporado copia de la misma al proceso, el Fiscal 2º

Delegado continuó con la dirección de la investigación: recibió



11
     Fol 130 y ss del c.o. 7



                                                                             11
        República de Colombia                          Única Instancia 29220
                                             P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


varios testimonios, practicó inspecciones judiciales, y ordenó

pruebas.



15- Atendiendo el sentido del fallo de hábeas Corpus, el 10 de

abril de 2007 el Ministerio Público le solicitó al Fiscal General

asumir la competencia y consecuentemente declarar la nulidad a

partir de la apertura de la instrucción.



Por esa misma razón, precisó que carecía de sentido y utilidad

que el Despacho del Vicefiscal General de la Nación resolviera el

recurso interpuesto contra la negativa del Fiscal 2º a anular lo

actuado desde la apertura de la instrucción, por falta de

competencia12.



16- El anterior memorial fue remitido el 16 de abril de 2007 por

el Fiscal 2º Delegado, al Despacho del Vicefiscal General de la

Nación, en donde se encontraba la actuación en espera de surtir

la segunda instancia de los recursos interpuestos por la defensa y

el Ministerio Público.




12
     Fol. 284 del c.o. 7



                                                                         12
        República de Colombia                          Única Instancia 29220
                                             P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


17- Finalmente, la solicitud elevada por el Ministerio Público fue

respondida el 18 de abril de 2007 por el Fiscal General de la

Nación, en los siguientes términos:



“Atendiendo su solicitud formulada mediante escrito de fecha 10

de abril de 2007, presentado dentro del proceso de la referencia –

10028-, me permito informarle que no tengo la competencia

para pronunciarme al respecto y asumir la instrucción de esa

investigación.”13



18- El 26 de abril de 2007 el Vicefiscal desató los recursos de

apelación interpuestos contra las resoluciones que negaron la

declaratoria de nulidad de la actuación desde la apertura de la

instrucción, y la práctica de una valoración médica siquiátrica al

declarante Rafael García.



Confirmó la primera aduciendo que “mientras al procesado solo

se le impute la comisión de delitos comunes, como lo es el

concierto para delinquir agravado y el homicidio agravado, la




13
     Fol 1 del c.o. 8



                                                                         13
        República de Colombia                            Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


competencia para investigar y acusar si a ello hubiere lugar,

es del Fiscal Delegado ante la Corte”14,



Revocó la segunda al considerar pertinente y útil la prueba

dirigida a obtener la valoración médica siquiátrica de Rafael

García.



19- El 2 de mayo de 2007 el fiscal 2º dio cumplimiento a la

anterior providencia solicitándole al Instituto de Medicina Legal

realizar valoración siquiátrica a Rafael García.



20- Cinco días después, el 7 de mayo de 2007, el Fiscal 2º

delegado emitió una resolución señalando que:



 “Hecho un reexamen de la solicitud elevada por el señor

Procurador y del acervo probatorio existente en el proceso,

se vislumbran conductas que pudieran constituir delitos

propios en conexidad con el delito de concierto para

delinquir, en consecuencia envíese el proceso al despacho

del Fiscal General de la Nación”15



14
     Fol. 2 y ss del c. de segunda instancia
15
     Fol. 70 del c.o. 8



                                                                           14
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


21- Al día siguiente, esto es, mediante resolución del 8 de mayo

de 2007, el Fiscal General de la Nación reasumió el conocimiento

de la actuación aplicando los siguientes criterios:



   - Un estudio minucioso del proceso permite extraer que

      contra el procesado se perfilan otros cargos, éstos sí

      relacionados con las funciones ejercidas como director del

      Departamento Administrativo de Seguridad –DAS-. Tales

      delitos serían utilización indebida de información oficial

      privilegiada y abuso de autoridad por acto arbitrario o

      injusto:



   - “El primero consistiría en que el procesado presuntamente

      suministró a Hernán Giraldo Serna información oficial sobre

      el operativo denominado rodadero – después ciclón- que

      tenía por objeto la ocupación de varias de sus propiedades”,

      igual, dio “ a conocer a los miembros del bloque norte de

      las autodefensas, informes de inteligencia donde figuraban

      los miembros que iban a ser objeto de operativos por la

      policía nacional” según declaraciones que aparecen en los

      cuadernos originales 1, 2, 3, 4 y 5.




                                                                           15
        República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                                  P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


      - “La segunda imputación derivaría de los traslados y

           despidos de lo que fueron objetos algunos funcionarios del

           DAS, como retaliación a su posición frente a las

           autodefensas” tales son los casos de Sigifredo Puentes y

           José David Ribero Gómez.       El primero fue trasladado a

           Arauca para obstaculizar la operación “Ciclón”, y el segundo

           fue despedido por negarse a elaborar un listado delicuencial

           del Cesar para ser entregado al grupo al margen de la ley.



Explicó que en el caso de NOGUERA COTES se exteriorizaron

conductas delictivas enlazadas por dos de los presupuestos

generadores de conexidad a saber: “i) se trata de conductas

punibles propias y comunes, y ii) se presenta una conexidad

ideológica porque unos delitos aparecen cometidos como medio

para perpetrar otros.”



Con base en lo anterior, ordenó oír en ampliación de indagatoria a

JORGE AURELIO NOGUERA COTES, diligencia que se surtió el

16 de mayo de 200716 por el Fiscal 2º delegado, quien le imputó

los delitos de falsedad ideológica en documento público en lo que

tiene que ver con el borrado de los registros y abuso de autoridad

16
     Fol. 71 y ss del c.o. 8



                                                                              16
    República de Colombia                                  Única Instancia 29220
                                                 P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


por acto arbitrario e injusto por los despidos y traslados de

personal del DAS.



22- Después de practicadas algunas pruebas, en resolución del 6

de julio de 2007 mediante la cual se definió la situación jurídica,

el Fiscal General de la Nación, delimitó los delitos objeto de la

investigación, así:



Concusión, “por la supuesta exigencia de dinero para adulterar

información en la base de órdenes de captura con fines de

extradición que cursaban contra algunas personas”.



Abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto, “por haber

decidido trasladar caprichosamente a un detective del DAS de

Bogotá a Arauca”.



Utilización indebida de información oficial privilegiada, “por

transmitir mensajes y datos reservados a grupos armados al

margen de la ley”.



Falsedad      ideológica        en   documento    público,        “por       la

adulteración de datos en el sistema de información del DAS”.


                                                                             17
        República de Colombia                           Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia




Concierto para delinquir agravado, “por la colaboración como

Director del DAS con grupos al margen de la ley”.



Homicidio, “por el señalamiento de haber ofrecido información

para la comisión de homicidios selectivos a las autodefensas

ilegales”.



La situación jurídica, entonces, se definió, por ser procedente, con

respecto de los delitos de concusión, concierto para delinquir

agravado y homicidio, afectando a JORGE AURELIO NOGUERA

COTES con medida de aseguramiento de detención preventiva

sin beneficio de excarcelación únicamente por el ílicito contra la

seguridad pública, al tiempo que se abstuvo de hacerlo en

relación con los demás17.



23- Contra la anterior determinación el defensor interpuso recurso

de reposición. Pidió la nulidad desde la apertura de instrucción,

por la falta de competencia del Fiscal 2º Delegado ante la Corte,

la cual se derivaba del fallo de habeas corpus proferido a favor de

su defendido.

17
     Fol. 122 del c.o. 9



                                                                          18
        República de Colombia                                  Única Instancia 29220
                                                     P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


De otro lado, se opuso a la credibilidad otorgada a los testigos de

cargo, enfatizando en la de Rafael García Torres, y cuestionó en

general las apreciaciones en que se apoyó el Despacho para

privar de la libertad a su poderdante.



24- El 30 de julio de 2007 el Fiscal General de la Nación desató

la impugnación considerando, frente al primer punto, que los

delitos de concierto para delinquir y homicidio por los que abrió

instrucción el Fiscal 2º no tenían relación alguna con la función o

el        desempeño         del     cargo.   Asimismo,     desestimó           los

cuestionamientos apreciativos de la prueba por no compartir el

análisis del defensor18.



25- Seguidamente el defensor invocó ante la Sala Penal de la

Corte control de legalidad de la medida de aseguramiento de

detención preventiva que el Fiscal General de la Nación le impuso

a JORGE AURELIO NOGUERA NOTES, entre otras razones, por

la incompetencia del Fiscal 2º Delegado ante esta corporación.



Frente a este punto en particular en providencia del 5 de

diciembre de 2007 la Sala dijo que no se ocuparía de ese tema,

18
     Fol. 169 del c.o. 10



                                                                                 19
        República de Colombia                          Única Instancia 29220
                                             P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia




“habida cuenta que por expreso mandato legal el control de

legalidad está referido a la medida de aseguramiento y las

decisiones que afectan la propiedad, posesión, tenencia o

custodia de bienes muebles o inmuebles”. Agregó que la decisión

cuya legalidad se cuestionaba había sido adoptada por el Fiscal

General de la Nación.




26- Agotada la fase probatoria, el 7 de diciembre de 2007 se

cerró parcialmente la investigación respecto de las conductas

penales de abuso de autoridad por acto arbitrario o injusto,

utilización indebida de información privilegiada y concierto para

delinquir agravado19.




27- El 1 de febrero de 2008 JORGE AURELIO NOGUERA

COTES fue llamado a responder en juicio por los delitos de abuso

de autoridad por acto arbitrario o injusto, utilización de asunto

sometido a reserva y concierto para delinquir agravado20.



19
     Fol. 219 del c.o 14
20
     Fol. 74 del c.o. 15



                                                                         20
     República de Colombia                                      Única Instancia 29220
                                                      P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




     Corte Suprema de Justicia


                          CONSIDERACIONES




De conformidad con el artículo 235-4 y parágrafo de la Carta

Política y 75-6 de la Ley 600 de 2000, la Sala es competente para

emitir el presente pronunciamiento, en primer lugar, respecto de la

nulidad invocada por la defensa; y en segundo término, sobre las

pruebas solicitadas por los sujetos procesales, siempre y cuando

la primer invocación no prospere.



I- De las nulidades



En    extenso     memorial       el   defensor   de    JORGE AURELIO

NOGUERA COTES, solicita declarar la nulidad de la actuación

apoyado en la causal 1ª del artículo 306 de la Ley 600 de 2000.



Tal petición la sustenta con los siguientes argumentos:



1- En el proceso penal adelantado contra JORGE AURELIO

NOGUERA COTES se vulneraron los artículos 4º, 29 y 251 de la

Constitución Política, al igual que los preceptos contenidos en los

artículos 81, 91, 115, 306, 307 y 308 de la Ley 600 de 2000 que


                                                                                  21
    República de Colombia                                  Única Instancia 29220
                                                 P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


desarrollan los temas de la ruptura de la unidad procesal, la

conexidad, la competencia del Fiscal General de la Nación para

investigar   a   los   altos    funcionarios   que   gocen       de     fuero

constitucional, las nulidades y sus efectos.



2- El Fiscal General de la Nación no podía autorizar al Fiscal 2º

Delegado ante la Corte Suprema para practicar las pruebas que

estimara pertinentes, como lo hizo en la resolución del 17 de abril

de 2006 que dispuso iniciar investigación preliminar.



3- La resolución del 4 de mayo de 2006 mediante la cual el Fiscal

General de la Nación rompió la unidad procesal entre las

diferentes conductas imputadas en diligencia de versión libre a

JORGE AURELIO NOGUERA COTES, carece de fundamentación

y motivación.



Sobre la manera como se manejó la temática de la ruptura de la

unidad procesal, precisó:



“.. merece acaso el predicado de seguridad jurídica el hecho que,

sin fundamentación ni motivación alguna, desde el 4 de mayo de

2006, el señor Fiscal General de la Nación, mediante auto de


                                                                             22
        República de Colombia                                                   Única Instancia 29220
                                                                      P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


trámite, hubiera declarado la inexistencia de conexidad alguna

entre los distintos comportamientos punibles que en diligencia de

versión libre se le imputaron a JORGE AURELIO NOGUERA

COTES, y hubiera ordenado consecuentemente la ruptura de la

unidad          procesal,        para      posteriormente,              y     frente      a     los

cuestionamientos y reparos tanto de la defensa como del

Ministerio Público sobre la constitucionalidad de la actuación

surtida bajo la égida del señor Fiscal 2º delgado ante la corte, se

reconociera            y    dispusiera        la    existencia          de      conexidad          y

consecuentemente por ello, se ordenara la acumulación de las

actuaciones radicadas con los números 10128 y 10150”21



4- La relación de los comportamientos cuestionados con las

funciones que desempeñaba JORGE NOGUERA como Director

del DAS, es tan clara que finalmente el proceso 10150 que

comprendía la “manipulación y alteración del registro de

antecedentes del DAS a favor de personas relacionadas con el

narcotráfico y paramilitares” fue integrado a esta actuación.



5- La resolución administrativa 01579 del 19 de mayo de 2006, en

virtud de la cual el Fiscal General de la Nación designó al Fiscal

21
     Fol. 30 del memorial y 63 del cuaderno original 1 de la Corte.



                                                                                                  23
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


2º para continuar hasta su culminación la investigación por la

infiltración de paramilitares en el DAS, no expuso argumentos

jurídicos ni probatorios tendientes a descartar el fuero que

amparaba para su investigación a JORGE NOGUERA COTES,

pues nada dijo sobre la falta de relación entre los hechos que

dieron lugar a las imputaciones y el servicio o función ejercidos en

su condición de Director del Departamento Administrativo.



En suma, prosigue el recurrente, el Fiscal General de la Nación

delegó en el Fiscal 2º ante la Corte Suprema de Justicia la función

de investigar al Ex Director del Departamento Administrativo de

Seguridad DAS, JORGE AURELIO NOGUERA COTES, quien por

mandato de los artículos 251 y 235 de la Constitución Política

goza de fuero constitucional.



7- Los pronunciamientos de la Corte Constitucional y de la Corte

Suprema de Justicia en esta temática han sido pródigos en

puntualizar que la función especial de investigar y acusar a los

altos funcionarios que gozan de fuero constitucional radica de

manera exclusiva en cabeza del Fiscal General de la Nación,

función que por lo mismo es indelegable.




                                                                          24
    República de Colombia                                      Única Instancia 29220
                                                     P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


8- Los reparos de orden constitucional predicables de la

resolución de apertura de instrucción dispuesta por el Fiscal 2º

Delegado ante la Corte Suprema de Justicia vician de nulidad la

actuación subsiguiente, precisamente porque tal decisión sólo le

era permitida al Fiscal General y no a su delegado.



Por los mismos motivos –asegura la defensa-resulta afectada de

nulidad sustancial la intervención del señor Vicefiscal General de

la Nación.



9- No obstante lo anterior, insta a la Sala a emitir pronunciamiento

sobre la constitucionalidad de la resolución 01579 del 19 de mayo

de 2006, como igualmente de las comisiones que fueron

impartidas por el Fiscal delegado a otros funcionarios de la

fiscalía.



10- No entiende cómo después de haberse definido la

continuación     de   este      proceso   por   la   infiltración       de     las

autodefensas o paramilitares en el DAS en relación con los

listados, muertes y amenazas a sindicalistas y profesores, el

Fiscal 2º hubiera emitido pronunciamiento en torno a la posible

incursión de su defendido en actos de conspiración contra el

gobierno Venezolano y en hechos que le costaran la vida al fiscal


                                                                                 25
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


de esa República Dr. Danilo Baltasar Anderson, absteniéndose de

iniciar investigación, resolución que fue recurrida por el Ministerio

Público y declarada nula por el Fiscal General de la Nación al

considerar que el Fiscal 2º carecía de competencia para proferirla;

hechos que en su concepto simplemente demuestran el mar de

desaciertos en que se ha debatido este proceso.



11- Tampoco comprende por qué para el caso de la conspiración

el recurso de reposición fue decidido por el Fiscal General de la

Nación, y en lo relacionado con la infiltración, fue el Fiscal 2º

delegado ante la Corte quien resolvió.



12- Solicita a la Sala elaborar un juicio sobre el alcance y los

efectos que tenía el fallo de habeas corpus, pues en su parecer

fue desconocido de manera integral por el señor Fiscal General

de la Nación, habida cuenta que el Fiscal 2º siguió actuando en

calidad de funcionario asignado ejerciendo disposición de la

acción penal.



Y agregó: “Llegó la situación procesal a tal extremo de tensión,

que el mismo Fiscal Segundo Delegado instauró contra la

Magistrada del Consejo Superior de la Judicatura, acción de tutela


                                                                           26
        República de Colombia                                                  Única Instancia 29220
                                                                     P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




        Corte Suprema de Justicia


pretendiendo se le reconociera a la sentencia del juez

constitucional, el enrostrado señalamiento .. de vía de hecho,

pretensión que le fuera negada .. el 24 de abril por la Sala

jurisdiccional disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura

de Cundinamarca, decisión ésta que al ser conocida por la Sala

Tercera de revisión Constitucional, con ponencia del Honorable

Magistrado Jaime Córdoba, fue en uno de sus apartes dejada sin

efecto, en relación con la competencia funcional que por vía de

tutela reclamaba el accionante y confirmada en todo lo demás22.”



13- Dice que no obstante haberse ordenado en este asunto oír en

declaración a Rodrigo Tovar Pupo -alias Jorge 40-, el Fiscal 2º

dispuso compulsar copias de dicho testimonio para el radicado

10150 que trataba del borrado de registros en el DAS actuación

que sólo demuestra el nexo con las conductas allí investigadas.



14- No le encuentra explicación a la manera como actuó la

Fiscalía después del 23 de marzo de 2007, fecha del fallo de

habeas corpus, pues a pesar de sustentarse éste en la falta de

competencia del fiscal 2º, el funcionario siguió disponiendo de la

acción penal, motivo que llevó al Ministerio Público a dirigirle un

22
     Fol. 36 del memorial y 70 del cuaderno original 1 de la Corte



                                                                                                 27
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


memorial al Fiscal General de la Nación instándolo a asumir la

competencia y decretar la nulidad de las diligencias desde la

apertura de instrucción, petición que fue resuelta negativamente

por el representante legal de la entidad el 18 de abril de 2007 con

el argumento de carecer de competencia.



Agrega que a esta actuación se suma el pronunciamiento de

segunda instancia del Vicefiscal General de la Nación, quien

desató negativamente el recurso de apelación interpuesto contra

la resolución que negaba declarar la nulidad por la falta de

competencia del instructor, y finalmente, la decisión del fiscal 2º

en sede de “tercera instancia”, pues no obstante lo resuelto por

su superior en relación con el tema de la nulidad por la falta de

competencia, en un “reexamen” que hizo de la solicitud

presentada por el Ministerio Público vislumbró conductas que

podían constituir delitos propios en conexidad con el de concierto

para delinquir, ordenando remitir la actuación al Fiscal General de

la Nación, quien días antes se había declarado incompetente

para pronunciarse sobre el requerimiento del Ministerio Público.



En síntesis, las actuaciones del señor Fiscal 2º Delegado

demuestran el ejercicio de disposición de la acción penal y el


                                                                          28
    República de Colombia                                 Única Instancia 29220
                                                P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


desacato a la integridad de la sentencia del juez constitucional de

habeas corpus y de igual modo, la conducta subsiguiente del

Fiscal General resulta reprochable, pues en tales condiciones

resultaba imposible proseguir un        proceso que se encontraba

viciado en lo esencial: la competencia.



15- Después de transcribir algunas de las preguntas efectuadas

por la fiscalía a su defendido en las diligencias de descargo

dentro del radicado 10028, colige que las circunstancias fácticas

dejaban entrever, además del concierto para delinquir, relativo a

la entrega de listados de sindicalistas, líderes de izquierda,

comunicadores, profesores y estudiantes universitarios, el uso

indebido de información privilegiada y el posible abuso de

autoridad por acto arbitrario o injusto, el primero, en razón a la

presunta    mala    utilización   que   hizo   NOGUERA           de      esa

información, y el segundo, como consecuencia de orden que dio

de trasladar al detective Sigifredo Puentes Ibáñez, cabeza visible

de la llamada operación Rodadero o Ciclón; aspectos que en su

criterio dejaban traslucir cómo las últimas hipótesis delictivas

carecen de novedad, tal y como lo pretendió hacer ver el Fiscal

General a través de la resolución del 8 de mayo de 2007,




                                                                            29
    República de Colombia                                     Única Instancia 29220
                                                    P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


conculcando así, de manera evidente, el principio constitucional

del debido proceso.



16- Estima la defensa técnica que en la resolución del 8 de mayo

de 2007el Fiscal General de la Nación debió ajustar el trámite

procesal a los postulados del debido proceso constitucional y

legal declarando la nulidad a partir del proferimiento de la

resolución 01579, e incluso de la resolución del 17 de abril de

2006 que ordenó iniciar investigación preliminar por haber

autorizado al funcionario comisionado a practicar las demás

pruebas que se desprendieran de las ordenadas por el Fiscal

General.



17- Con apoyo en estas apreciaciones y otras, solicita de la Sala



“declarar la nulidad de la actuación surtida dentro del radicado

10028    adelantado     en     contra   del   Dr.   JORGE          AURELIO

NOGUERA COTES, a partir, inclusive de la expedición por parte

del señor Fiscal general de la Nación de la resolución 01579 del

19 de mayo de 2006, por medio de la cual se desprendió,

indebidamente, de sus especiales atribuciones al designar al Dr.




                                                                                30
     República de Colombia                                  Única Instancia 29220
                                                  P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




     Corte Suprema de Justicia


Jesús Antonio Marín Ramírez, para que adelante hasta su

culminación la investigación 10028 mencionada.”




Pues bien, los planteamientos del defensor en torno a la

competencia del Fiscal Delegado para abrir investigación en

contra de JORGE AURELIO NOGUERA COTES OBLIGAN, como

punto de partida, a determinar si en el presente asunto los hechos

origen de la acción penal en su contra tenían relación con el

cargo o con sus funciones como director del Departamento

Administrativo de Seguridad DAS y, en ese orden, si gozaba de

fuero constitucional en los términos de los artículos 235-4 y 251-1

de    la   Carta    Política,    por   manera   que    le    correspondía

privativamente al Fiscal General de la Nación disponer de ella.




En efecto, el fuero es una garantía que establecen la Constitución

o la ley en relación con determinadas personas, consistente en

que por razón del cargo o de la función que desempeñen sólo

pueden ser investigadas y juzgadas por funcionarios a quienes

especialmente se les asigna la competencia.




                                                                              31
    República de Colombia                                      Única Instancia 29220
                                                     P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


Son por tanto, el cargo, la investidura o las funciones discernidas

los factores que determinan la aplicación del fuero y la autoridad

competente para conocer del asunto, independientemente de la

persona individualmente considerada.



La prerrogativa del fuero corresponde a una decisión política que

busca preservar no la inmunidad del servidor desde una visión

personal, sino desde la función, lo cual explica que el Fiscal

General de la Nación o la Corte, según sea el caso, puedan

retener la competencia sólo en aquellos eventos en que se

demuestre que el funcionario ejecutó una conducta que tiene una

relación de imputación concreta con el cargo o con la función

realizada, pese a      que esa condición en la actualidad no la

ostente.




En este sentido el artículo 235-4 en consonancia con el 251–1 de

la Carta Política le asignan al Fiscal General de la Nación la

función de investigar y acusar a los altos funcionarios del Estado,

entre   quienes    figuran     los   Ministros   y    los     jefes     de     los

Departamentos Administrativos, y a esta Corporación la atribución

de juzgamiento.


                                                                                 32
    República de Colombia                                    Única Instancia 29220
                                                   P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


Sobre esta temática debe señalarse que de manera reiterada y

uniforme esta Sala ha venido interpretando el fuero a partir de dos

hipótesis: i) que el Fiscal General de la Nación es competente

para investigar y acusar a los funcionarios señalados en el artículo

235-4 por la presunta comisión de cualquier tipo de delito que se

le atribuya mientras ostente tal calidad y ii) que cuando los

funcionarios cesan en el ejercicio de esa dignidad el fuero solo se

mantiene respecto de            “las conductas punibles que tengan

relación con las funciones desempeñas”                   tal y como sin

ambages lo precisa el parágrafo del artículo 235 de la

Constitución Política.



En el primer evento, basta que la persona ostente el cargo para

que opere el fuero. En el segundo, el nexo entre la conducta y las

funciones no debe ser abstracto, sino directo y natural, en procura

de proteger de manera concreta y real la dignidad del cargo y la

institución que representa, tal como se dejó consignado en auto

de única instancia rad. 26942 del 18 de abril de 2007.



Para la última situación descrita, resulta forzoso acudir a la

normatividad     que     describe    las   funciones    del     cargo       que

desempeñaba       el   servidor     durante   su   vinculación con             la


                                                                               33
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


administración con miras a determinar si la conducta imputada

como delito está vinculada al ejercicio del cargo de las funciones,

o si se quiere, establecer si la vulneración al ordenamiento jurídico

y en particular a uno o varios bienes jurídicos objeto de tutela

penal, sólo podía cometerse por quien detentaba un cargo

público, cuyas funciones fueron ejercidas con evidente desvío de

sus fines y alcances.




Dicha labor, que necesariamente debe cumplir el servidor judicial

a la hora de determinar la competencia por el factor subjetivo,

requiere de una valoración jurídica de los hechos, mucho más allá

de la simple comparación abstracta de la norma con éstos, pues

sólo de esa manera es posible establecer la prórroga de

competencia privativa y especial a que hace referencia el

parágrafo del artículo 235 de la Constitución Política, como quiera

que es con la verificación y comprobación de la vinculación entre

la conducta punible y el cargo o la función desempeñada, como

se determina procesalmente la especial y privativa competencia

del Fiscal General de la Nación durante la investigación y de la

Corte Suprema para la etapa del juicio.




                                                                           34
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


Así sucede, verbigracia, con los delitos propios o de sujeto activo

calificado, como el cohecho, la concusión, el tráfico de influencias,

las distintas formas de peculados o abusos de autoridad, la

revelación de información privilegiada, entre otros, en cuanto

dichas conductas punibles constituyen por su propia naturaleza

una expresa manifestación de desvío de los especiales deberes

que el funcionario aforado está llamado a honrar, acatar y cumplir

y que, como tal, justifican que se mantenga la extraordinaria

instancia de investigación y juzgamiento en cabeza del Fiscal

General de la Nación y de la Sala Penal de la Corte Suprema de

Justicia.



En el caso que contrae la atención de la Sala la actuación informa

que JORGE AURELIO NOGUERA COTES ocupó el cargo de

Director del Departamento Administrativo de Seguridad DAS

desde el 16 de agosto de 2002 hasta el 26 de octubre de 2005.



En este lapso se presentaron los hechos que fueron materia de

investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación.



Si bien es cierto las publicaciones de los distintos medios

noticiosos que dieron origen a esta investigación se hicieron en


                                                                           35
     República de Colombia                                        Única Instancia 29220
                                                        P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




     Corte Suprema de Justicia


fecha en que JORGE AURELIO NOGUERA COTES se

desempeñaba como Cónsul General de Colombia en Milán, no lo

es   menos      que    los       sustratos   fácticos    dados       a     conocer

públicamente se referían a actuaciones cometidas durante su

ejercicio      como          DIRECTOR          DEL         DEPARTAMENTO

ADMINISTRATIVO DE SEGURIDAD –DAS-.



Basta leer bien las copias de dichas publicaciones o el informe

282409 de 2006 que las condensó, para advertir que ellos se

contraen a lo siguiente:



- JORGE NOGUERA utilizó el cargo de Director del Departamento

Administrativo de Seguridad para favorecer a los paramilitares, el

DAS no solo estaba infiltrado sino que se había convertido en una

patente de corso para sus líderes.



- JORGE NOGUERA se reunía con Jorge 40 para pedirle que

apoyara a José Fernández de Castro en su candidatura                            a la

gobernación del Magdalena.



-JORGE NOGUERA le entregó a HERNAN GIRALDO SERNA los

detalles de la operación denominada inicialmente “Rodadero” y


                                                                                    36
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


luego “Ciclón” que la Fiscalía y la Unidad de delitos financieros del

DAS preparaban para ocupar bienes de GIRALDO SERNA y

algunos miembros de su organización; además trasladó al

investigador Sigifredo Puentes a la seccional de Arauca con el

propósito de obstaculizar el desarrollo de dicho operativo.



- Por orden de JORGE NOGUERA fueron borrados y alterados los

registros judiciales de las bases de datos del DAS de varios

narcotraficantes y extraditables.



- ROMULO BETANCOURT fue nombrado por JORGE NOGUERA

como Director del DAS en el Departamento de Bolívar a petición

de Jorge 40.



-Entre JORGE NOGUERA y Rodrigo Tovar Pupo, Jorge 40,

existió un convenio que consistía en la entrega del 10% del valor

de los contratos de la entidad para esa organización paramilitar.



- JORGE NOGUERA le suministró una lista de sindicalistas,

estudiantes y dirigentes de izquierda a Jorge 40, entre ellos,

Fernando Pisciotti, Alfredo Correa D’Andreis y Zully Codina Pérez,

quienes luego fueron asesinados.


                                                                           37
   República de Colombia                                 Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia




-JORGE NOGUERA ayudó a idear el fraude de las elecciones del

periodo constitucional 2002-2006 para Congreso y Presidencia de

la República en los departamentos de Bolívar, Cesar, Guajira,

Atlántico y Magdalena, a través de la compra de los censos

electorales, con el apoyo de José Gamarra Sierra;



- JORGE NOGUERA conspiró como Director del DAS contra el

gobierno de Venezuela.



- JORGE NOGUERA le prestaba vehículos asignados al DAS a

Jorge 40.



Salvo la imputación por el fraude electoral atribuido a JORGE

NOGUERA a partir del supuesto de que fue orquestado por él

cuando se desempeñaba como Jefe de Campaña en el

Magdalena Medio para las elecciones presidenciales en el año

2002, las demás sindicaciones en su contra dan cuenta de

comportamientos cumplidos durante el período en que ocupó la

dirección   del   DAS,     realizables   exclusivamente       ejerciendo

(indebidamente, como hasta ahora se ha considerado) las




                                                                           38
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


funciones propias de su cargo. No de otra manera hubiera podido

incurrir en tales actitudes.

Esta particular situación obligaba al Fiscal a revisar la normativiad

atinente a las funciones que el Estado cumple a través del

Departamento Administrativo de Seguridad DAS, así como las

que en lo particular le concernían a NOGUERA COTES como su

director, pues a partir de su confrontación con la naturaleza de los

hechos denunciados por los medios de comunicación y detallados

por Rafael García Torres, era evidente que refulgiría la aplicación

del parágrafo del artículo 235 de la Constitución Política, con

independencia al cargo de Cónsul que ocupaba en ese momento.



En efecto, el Decreto 218 del 15 de febrero de 2000, vigente

hasta el 2 de marzo de 2004 cuando entró a regir el Decreto 243,

precisan que el manejo y dirección de la inteligencia del Estado

en los ámbitos nacional e internacional; las acciones de

contrainteligencia tendientes a proteger los intereses del país

frente al manejo de actividades hostiles de origen interno o

externo; el manejo de los registros delictivos y de identificación

nacional, y el ejercicio de las funciones de policía judicial, entre

otras, son atribuciones del Departamento Administrativo de

Seguridad DAS, bajo la dirección de su Director, quien también


                                                                           39
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


representa a la entidad en asuntos de carácter técnico, jurídico,

operativo y administrativo.

Igualmente, con fundamento en el artículo 6 de la ley 199 de

1995, dicha institución tiene a su cargo y a través de la Oficina de

Protección Especial, un programa del gobierno Nacional en

materia de seguridad a las diferentes poblaciones afectadas por

los grupos armados ilegales -entre ellas, los sindicalistas- con la

administración de los esquemas de protección dados como

medida de seguridad.



Ahora, cuando se confrontan estas funciones con:



i) la entrega por parte del Director del DAS JORGE NOGUERA a

HERNAN GIRALDO de los detalles de la operación “Ciclón” que la

Fiscalía y la Unidad de delitos financieros del DAS preparaban

contra él y algunos miembros de su organización,

ii) el traslado del investigador Sigifredo Puentes a la seccional de

Arauca con el propósito de obstaculizar dicha diligencia;

iii) el nombramiento de ROMULO BETANCOURT como jefe del

DAS en Bolívar por petición de Jorge 40;

iv) el borrado y alteración de los registros judiciales de las bases

de datos del DAS de varios narcotraficantes; y


                                                                           40
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


v) el suministro de los listados de sindicalistas de la costa a Jorge

40, entre ellos, Fernando Piscioti y Zully Codina Pérez, quienes

días después de esa entrega fueron asesinados, deviene sin

esfuerzo que estos comportamientos sólo podía realizarlos quien

contaba con la facultad de acceder a la información reservada,

disponer de los bienes estatales, ordenar traslados, hacer

nombramientos, esto es, de quien ejercía la dirección del

Departamento Administrativo de Seguridad –DAS- (desde luego

en forma desviada), tal y como se desprende de las distintas

acciones legalmente atribuidas.



El vínculo entre la función y los comportamientos, en este

concreto caso, es directo e inmediato, hacen referencia desde la

perspectiva del fuero a la actividad de una autoridad que investida

de determinadas atribuciones las desfigura, afectando así de

manera concreta la función, aspecto éste que precisamente

protege el constituyente para garantizar y resguardar la dignidad

de las instituciones a fin de que sus actuaciones no se vean

entorpecidas por el ejercicio abusivo del poder.



Muestra de lo anterior, y sin que la naturaleza de los hechos

variara en el tiempo y el espacio, es que cuatro meses después




                                                                           41
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


de abierta formalmente la investigación a esa misma conclusión

llegó el Fiscal General de la Nación -el 8 de mayo de 2007-

cuando al reasumir la investigación precisó que los sustratos

fácticos que integran el proceso contra JORGE AURELIO

NOGUERA COTES dan cuenta provisionalmente de unos delitos

propios como la utilización indebida de información privilegiada y

el abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto, y de unos

delitos comunes, en conexidad, como el concierto para delinquir

agravado y el homicidio.



Esta realidad podía preverse desde los albores de la investigación

si se hubiera realizado un análisis de los hechos que se

planteaban frente a las funciones que JORGE AURELIO

NOGUERA COTES desempeñó como Director del Departamento

Administrativo    de   Seguridad   DAS,   circunstancia        que      era

imprescindible para determinar los delitos, la calidad de aforado y

por ende la competencia del Fiscal General de la Nación.



Por estas razones, contrario a lo apreciado por el Fiscal General

en la resolución del 8 de mayo de 2007 en virtud de la cual

reasumió la competencia de la actuación, no se advierte que el

decurso de la pesquisa permitiera establecer la relación sustancial



                                                                          42
    República de Colombia                                 Única Instancia 29220
                                                P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


de los hechos con las funciones desempeñadas por JORGE

AURELIO NOGUERA, dado que, como viene de verse, tal

situación era palpable desde su inicio mismo, como así lo hicieron

ver el Ministerio Público y la defensa al interior del proceso, y por

fuera de él, el juez constitucional de habeas corpus.



La pretensión del Fiscal General, dirigida a legitimar a posteriori la

actuación cumplida por el funcionario especialmente designado,

no resulta jurídicamente válida en un Estado Social de Derecho

donde es pilar fundamental la garantía del debido proceso,

estructurado entre otros, por los principios de legalidad y del juez

natural de que trata el artículo 29 de la Constitución Política.



La realidad procesal muestra claramente cómo durante la etapa

de indagación preliminar el Fiscal General miró la competencia

únicamente desde la perspectiva del cargo de Cónsul General de

Colombia en Milán que ocupaba JORGE NOGUERA COTES,

hipótesis que contempla el artículo 235-4 de la Constitución

Pólítica, empero, dejando de lado la obligada consideración

atinente a si los hechos tenían relación con la función y si

estructuraban delitos propios, punto específico que desarrolla el

parágrafo de la preceptiva mencionada.




                                                                            43
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia




Obsérvese al respecto, que la única razón aducida por el Fiscal

en la resolución 01579 del 19 de mayo de 2006- folio 185 del c.o.

2- para despojarse de la competencia, designando especialmente

a un Fiscal Delegado ante la Corte Suprema de Justicia para que

continuara con las diligencias, fue el conocimiento oficial que tuvo

de la aceptación de la renuncia de JORGE AURELIO NOGUERA

COTES al cargo de Cónsul de Colombia en Milán.



Dicho acto administrativo, entonces, constituyó el único soporte

“legal” de la actuación del Fiscal 2º Delegado, pues con base en

él, no solo abrió la investigación sino que ejecutó actuaciones

posteriores trascendentes como la indagatoria, ordenó su captura

y le definió -como acto consecuente del rito procesal- la situación

jurídica con medida de aseguramiento de detención preventiva

por el delito de concierto para delinquir agravado. Es decir,

dispuso del ejercicio de la acción penal y llevó a cabo actuaciones

que correspondían de manera exclusiva y privativa al Fiscal

General de la Nación, en tanto que asumió la secuencia de actos

del procedimiento aplicable en materia de instrucción propios de

aquél, en virtud del fuero que cobija al procesado NOGUERA

COTES.



                                                                          44
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia




Tal situación no se convalida con la decisión de hábeas corpus

adoptada por el Consejo Superior de la Judicatura, mediante la

cual se dispuso la libertad de JORGE NOGUERA COTES,

exclusivamente porque la privación de la libertad ordenada en la

medida detentiva emanaba de un funcionario sin competencia,

precisamente porque los hechos objeto de investigación tenían

directa relación con las funciones que le concernían como director

del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS.



Y si bien tales consideraciones, por ser el objeto de la acción

pública, se remitieron a analizar la legalidad de la afectación de la

libertad, que como se acaba de mencionar, estaba contenida en la

resolución mediante la cual definió situación jurídica, lo cierto es

que la actuación precedente que en el curso del proceso dio lugar

a ella, fue la apertura de la investigación dispuesta por el mismo

funcionario, incompetente por la misma razón, pues en la

resolución del 22 de enero de 2007 el Fiscal 2º Delegado ante la

Corte Suprema de Justicia dio inicio formal a la instrucción y

ordenó la vinculación de NOGUERA COTES mediante diligencia

de indagatoria.




                                                                           45
    República de Colombia                                 Única Instancia 29220
                                                P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


En estricto sentido, desde el punto de vista procedimental, el acto

condición inicial que posibilitaba dictar una decisión limitativa de la

libertad personal del procesado NOGUERA COTES, era la

apertura de la investigación, actividad que por mandato

constitucional le correspondía de manera exclusiva al Fiscal

General de la Nación, máxime si, como en este caso, la

normatividad aplicable es la contenida en la Ley 600 de 2000, que

a diferencia de la Ley 906 de 2004, exigía para adquirir la calidad

de sujeto procesal la vinculación del investigado mediante el acto

de la indagatoria –o declaratoria del ausente, según el caso-,

practicar las pruebas necesarias para lograr su esclarecimiento y

adoptar con carácter judicial, decisiones que en la secuencia de

actos propios del proceso, requieren como su presupuesto la

ejecución previa de aquéllos.




Tal como lo ha señalado la Corte Constitucional y esta Sala, las

actuaciones y las decisiones adoptadas respecto de aforados,

deben producirse bajo la inmediata dirección, conocimiento y

juicio del Fiscal General de la Nación, no sólo como corolario del

mandato constitucional que radica en él la responsabilidad política

de tan delicada misión, sino también en respuesta a la


                                                                            46
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


considerable trascendencia que las determinaciones adoptadas

puedan tener en la vida nacional, dada la naturaleza de los

hechos y la alta investidura del agente estatal sindicado.

Acorde con esta concepción, la doctrina reiterada y uniforme de

la Corte Constitucional y de esta corporación exige que en tales

casos “el compromiso jurídico político” que conlleva la toma de

decisiones como abrir proceso formal, resolver situación jurídica y

calificar, sea asumido en forma personal por el Fiscal General de

la Nación.



Estas razones son, entonces, las que indiscutiblemente llevan a la

Sala a declarar la nulidad del proceso adelantado contra JORGE

AURELIO NOGUERA COTES, a partir de la resolución de

apertura de instrucción, inclusive, pues como ha quedado

explicado, este acto (presupuesto procesal de la vinculación del

sindicado, de la resolución en virtud de la cual se resolvió

situación jurídica, de aquella que cerró investigación y de la

calificación) deviene ilegítimo en la medida que fue adoptado por

un funcionario que carecía de       competencia, distinto al juez

natural.




                                                                           47
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


Consecuente con la determinación que se adoptará se revocará la

medida de aseguramiento de detención preventiva que pesa

contra JORGE AURELIO NOGUERA COTES por el delito de

concierto para delinquir agravado y se ordena su libertad

inmediata, según boleta que expida la Sala para tal fin, salvo que

sea requerido por alguna otra autoridad judicial.



Por último, es necesario precisar que la tesis expuesta por el

defensor para demandar la nulidad de la actuación a partir de la

apertura de investigación, no le puede servir de sustento para que

la Sala haga idéntico pronunciamiento con respecto a las pruebas

practicadas por el Fiscal Delegado, porque las acopiadas en este

asunto no presentan vicios en su producción y aducción, en tanto

que fueron recaudadas por un funcionario que ejercía funciones

judiciales, contaron con la participación de los sujetos procesales

en ejercicio del derecho de contradicción y cumplen con los

requisitos legales, es decir, no presentan vicios que las priven de

su aptitud demostrativa.



Adicional a lo anterior, no puede perderse de vista que de

conformidad con la estructura procesal que regula la Ley 600 de

2000, las pruebas no corresponden a aquellos actos de


                                                                          48
    República de Colombia                              Única Instancia 29220
                                             P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


disposición de la acción penal privativos del Fiscal General de la

Nación, que sólo él puede realizar tratándose de investigaciones

que se adelantan contra aforados constitucionales, como así lo

delimitó la Corte Constitucional en la sentencia C-472 de 1994.

Finalmente, de ningún modo puede la Sala pasar desapercibida

una situación que -imputable al señor Fiscal General de la Nación-

permite hoy no sólo la invalidación de todo el proceso sino la

liberación del sindicado NOGUERA COTES, como es la relativa a

la omisión en que incurrió el reseñado funcionario judicial al no

haber corregido oportunamente el yerro procesal advertido en el

trámite de la actuación.



En efecto, si bien cuando se iniciaron las labores de indagación

preliminar y aún de apertura de investigación formal la concreción

típica de las conductas podría haber originado incertidumbre y de

tal situación derivarse duda acerca del fuero de que gozaría el ex

cónsul NOGUERA COTES, no es menos cierto que desde la

resolución de mayo 8 de 2007 emitida por el despacho del señor

Fiscal General, en la cual se reconoció la existencia de otros

cargos, éstos sí relacionados con las funciones ejercidas como

director del D.A.S. (tales como la utilización indebida de

información oficial privilegiada y abuso de autoridad por acto


                                                                         49
    República de Colombia                                 Única Instancia 29220
                                                P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


arbitrario o injusto), la solución a adoptar no era otra que invalidar

la actuación dado el nexo funcional entre los comportamientos

avistados y el ejercicio del cargo, máxime cuando la Fiscalía tenía

amplio conocimiento acerca de la validez de una actuación así,

como que ya esta Sala en decisión de marzo 8 de 2007 había

decretado nulidad por conducta omisiva similar en otro caso

adelantado contra el mismo NOGUERA COTES.



Aún así, cuando se decretó el cierre parcial de la investigación por

el señor Fiscal General el 7 de diciembre de 2007, ya la Corte se

había pronunciado de nuevo sobre el mismo tema en auto del 31

de octubre de 2007, reiterando su posición y anulando por similar

causal la actuación igualmente adelantada contra NOGUERA

COTES, permaneciendo éste detenido por cuenta del presente

trámite, cuya suerte procesal se define ahora a través de una

nueva nulidad y la consecuente orden de libertad.



De nada valieron las reiteradas súplicas de nulidad y recursos

elevados por la defensa y la Procuraduría, así como tampoco

ningún efecto tuvo -distinto a la libertad del procesado- la

prosperidad     de una      acción   de habeas     corpus        originada




                                                                            50
    República de Colombia                               Única Instancia 29220
                                              P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia


precisamente en la incompetencia del Fiscal Delegado que

adelantaba la investigación.



Tan reiteradas conductas, conclusivas en una excarcelación,

podrían eventualmente configurar falta disciplinaria, motivo por el

cual la Corte compulsará las copias pertinentes con destino a la

autoridad de control correspondiente.



No siendo otro el objeto de la presente audiencia la Sala de

Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia




                               RESUELVE:



1- Declarar la nulidad solicitada por el defensor del implicado

JORGE AURELIO NOGUERA COTES a partir de la resolución de

apertura de instrucción inclusive, de conformidad con las razones

anteriormente expuestas.



2- Revocar la medida de aseguramiento de detención preventiva

impuesta en su contra por el delito de concierto para delinquir




                                                                          51
    República de Colombia                                Única Instancia 29220
                                               P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




    Corte Suprema de Justicia


agravado y en consecuencia ordenar su libertad inmediata, la que

se hará efectiva, a menos que otra autoridad judicial lo requiera.




3- Compulsar las copias a que se hizo referencia en la parte

motiva a efectos de que la autoridad disciplinaria respectiva

investigue la eventual falta en que pudo incurrir el señor Fiscal

General de la Nación.



4- Devolver las diligencias al despacho del Fiscal General de la

Nación.



Esta decisión se notifica en estrados y contra ella procede el

recurso de reposición.




                        SIGIFREDO ESPINOSA PÉREZ




 JOSÉ LEONIDAS BUSTOS MARTÍNEZ             ALFREDO GÓMEZ QUINTERO




                                                                           52
   República de Colombia                                   Única Instancia 29220
                                                 P/ Jorge Aurelio Noguera Cotes




   Corte Suprema de Justicia




MARIA DEL ROSARIO GONZÁLEZ DE LEMOS         AUGUSTO J. IBAÑEZ GUZMÁN




JORGE LUIS QUINTERO MILANÉS                    YESID RAMÍREZ BASTIDAS




JULIO ENRIQUE SOCHA SALAMANCA                   JAVIER ZAPATA ORTIZ




                           Teresa Ruiz Núñez
                               Secretaria




                                                                             53

								
To top