CONTABILIDAD PARROQUIAL by y12b8L8

VIEWS: 0 PAGES: 3

									                                CONTABILIDAD PARROQUIAL

                       En nuestras Parroquias y, aunque tal vez,
                permanezca un poco en segundo plano por su propia
                idiosincrasia, un trabajo muy importante que se realiza es la
                Contabilidad de éstas. Ya San Pablo nos narra en los
                Hechos de los Apóstoles (Hch. 6, 1-6), cómo los Apóstoles
                se ven “obligados” a nombrar a una serie de
                “administradores” para llevar el tema de la economía, ya que
ellos “no debían de desatender la Pastoral, para dedicarse a estos
menesteres”. De ahí la existencia de los Consejos Parroquiales de Asuntos
Económicos, que son de existencia obligatoria en todas las parroquias, aunque
sólo un miembro o dos sean los que lleven más estrechamente dicha
contabilidad.

       No es una contabilidad cualquiera, sino que ha de reunir una serie de
“requisitos” tales como la de ajustarse al Plan General Contable, esto es, ésta
Contabilidad debe de regirse por las mismas condiciones que cualquier
Empresa y Sociedad en España, ya que luego el Obispado, y consolidando
todas las contabilidades Parroquiales, da cuentas a la Agencia Tributaria
Estatal, así como las hace públicas en el Boletín Diocesano. Ésta se realiza de
forma “manual”. Disponemos de un libro, cada parroquia, donde vamos
reflejando nuestros asientos contables, así se llaman las distintas anotaciones,
tanto de Ingresos como de Gastos. Al finalizar el año, presentamos al Obispado
la Cuenta de Resultados, el Balance de Situación y los presupuestos para el
próximo ejercicio.

       Desde hace ya algún tiempo y, a pesar de lo que se nos dice de vez en
cuando lo contrario, en la Iglesia también nos gusta “renovarnos” por medio de
este programa y creciendo en nuestro sentido de pertenencia a la misma
Iglesia, en esta diócesis de Ciudad Real.

       En uno de los Encuentros Diocesanos de Economía que tuvimos en
Ciudad Real, y siendo ya Administrador Diocesano D. VICENTE RAMIREZ DE
ARELLANO RABADAN, se presentó, por varias personas, la sugerencia de
establecer un Programa Informático de Contabilidad que diera cabida a este
trabajo, que los seglares, en su mayoría, realizamos y en gran número, ya que
estamos en una Diócesis con bastantes Parroquias,

      Nuestro ecónomo, D.Vicente, tomó buena nota de esta demanda y se
puso a trabajar, nombrando una comisión para el estudio de este tema: José
Francisco de Bolaños y Felipe Reguillos. Éste último soy yo, y al incluirme, D.
Vicente, entre las personas de esta comisión, he recibido una gran Gracia.

       Después de varias reuniones de toma de contacto y donde se perfilaron
las distintas pautas de trabajo, empezamos a gestionar programas informáticos
de contabilidad. Los primeros que vimos son los que están en el mercado y que
todos aquellos que trabajamos para Sociedades, conocemos. Pero la
propuesta principal de D. Vicente es que éste, el programa, fuera barato. Los
que estamos en este mundo, sabemos que esto no es fácil de conseguir, ya
que al precio de la adquisición, hay que unirle el del mantenimiento, por lo que
nuestros esfuerzos fueron en otra dirección. Otra idea que yo sugería es que
éste fuera “sencillo”, es decir que “cualquier persona pueda usarlo sin
necesidad de tener grandes conocimientos de Informática ni de Contabilidad”;
que funcione a “golpe de ratón”. Por la obviedad, también se recogió esta
propuesta. Y la última propuesta que nos presento el Jefe de Contabilidad de la
Diócesis D.JUSTO GÓMEZ RODRIGO, fue que reuniera la condiciones para la
creación del Consolidado Diocesano, que, como he dicho, son las cuentas que
se rinden.

        Teníamos conocimiento de que el la Diócesis de Valencia usaban un
programa determinado. Nos pusimos en contacto con ellos, yo personalmente,
y fue la principal Gracia que recibimos en este concepto.

      Después de varios intentos, conseguimos hablar con el creador de éste
programa que están usando en Valencia, D. FRANCISCO CARRIÓ MIÑANA.
Una vez que le expusimos el tema, éste no sólo se dignó a “cedernos” el
programa, sino que continua trabajando con nosotros, pues lo que ahora
estamos haciendo, es adaptarlo a las necesidades de nuestra Diócesis.

      Éste programa, le hemos denominado “Contabilidad Parroquial de la
Diócesis de Ciudad Real”, está hecho a “medida”, es decir, reúne las
condiciones que la Comisión creada a tal efecto propuso:
          Que fuera económico: El autor nos ha cedido el uso del citado
             programa, y no sólo eso, sino que lo estamos modificando y
             actualizando a nuestras demandas
          Que fuera sencillo: No cabe duda que es “muy sencillo”. Como yo
             digo que “a golpe de ratón” cualquier persona pueda usarlo.
          Reúne las condiciones para que resume el consolidado
             Diocesano de forma clara y sencilla.

       El cambio “sustancial” de este programa, es que hemos de modificar
ligeramente la forma de trabajar, es decir, en lugar de tener como índice el Plan
General Contable, el cual, dicho sea de paso, nos podía inducir a errores,
hemos creado lo que denominamos las Definiciones Contables. Esto quiere
decir que hemos recogido todos los supuestos de Ingresos y Gastos que
puedan darse en una Parroquia. De tal forma que no será necesario
“memorizar” el número de cuenta al cual hemos de cargarlo, como sí la
definición contable del ingreso/gasto que pretendemos contabilizar. Por lo
demás, reúne todas las “posibilidades” de cualquier programa, en cuanto a
listados, por ejemplo, con la salvedad, como ya se ha descrito, de la facilidad
de su uso.

       Lo que también veíamos conveniente es la elaboración de un Manual de
Uso, lo más sencillo y didáctico posible. En este momento, estamos en fase de
elaboración de éste.

      La “implantación“ del programa está llevando varios pasos:
      1. En primer lugar fue presentado al Colegio de Consultores
         (arciprestes, vicario y secretario general) con el Sr., Obispo a la
         cabeza. Éste colegio dio su aprobación con “ligeros” retoques, los
         cuales se realizaron.
      2. Consejo Diocesano de Asuntos Económicos, el cual también lo
         aprobó, aportando sugerencias.
      3. Encuentros Inter-Arciprestales para la presentación de programa.
      4. Envío a cada parroquia del CD con el programa, así como del
         manual
      5. Comienza su uso en Enero del 2006

        En la actualidad, estamos en la fase 3, es decir, presentándolo a los
distintos Arciprestazgos. Éstos son encuentros amenos, donde lo primero que
hacemos es Rezar, ponernos en manos del Espíritu, para pasar a explicar el
motivo de este encuentro, a presentar el programa y posteriormente
establecemos una tanda de ruegos y preguntas donde damos cabida a todas
las aportaciones.

       A pesar de que el programa se denomine “Programa Parroquial”( para
todas las parroquias), está concebido, así mismo, para que pueda ser utilizado
por Cofradías, Hermandades, Congregaciones, Asociaciones, etc. Este
programa, grabado en CD rom, se enviará a todas las parroquias. Aquellas
otras entidades que lo deseen solicitarlo, podrán solicitarlo a la Administración
Diocesana de forma totalmente gratuita.

       Dicho esto, y como miembro de ésta comisión, sólo me queda ponerme
al servicio de aquellas personas que estén interesadas en el tema.

                                                  Felipe Reguillos Díaz de Mera

								
To top