CONTRATO DE CUENTA CORRIENTE by 8Eh927

VIEWS: 329 PAGES: 27

									CONTRATO DE CUENTA CORRIENTE

SUMARIO



1.- INTRODUCCIÓN; importancia del tema, tratamiento del tema en el derecho
internacional     y   nacional,    cuestiones      discutibles    y   delimitación      de     la
investigación. 2.- ANTECEDENTES HISTORICOS. 3.- DEFINICIONES. 4.-
ELEMENTOS. 5.- CARACTERISTICAS. 6.- NATURALEZA JURÍDICA. 7.- SUB
TIPOS.     8.-   DERECHOS          Y    OBLIGACIONES           DE     LAS     PARTES.         9.-
TERMINACIÓN DEL CONTRATO. 10.- VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL
CONTRATO.          11.-   DIFERENCIAS           CON      OTROS        CONTRATOS.             12.-
CONCLUSIONES. 13.- RECOMENDACIONES. 14.- BIBLIOGRAFÍA EN
GENERAL.



1.- INTRODUCCIÓN; importancia del tema, tratamiento del tema en el
derecho internacional y nacional, cuestiones discutibles y delimitación de
la investigación.



La importancia en cuanto a la cuenta corriente mercantil radica en que la
cuenta corriente supone un crédito recíproco. Cuando una parte concede
crédito a otra, le presta una ayuda económica. En el caso de la cuenta
corriente, como el crédito es recíproco, cada parte se presta ayuda a sí mismo
y satisface así necesidades ajenas y propias1.

La importancia en cuanto al contrato de cuenta corriente bancaria 2, radica en
que, partiendo de la estructura de los bancos vemos que su principal fuente de


1
  Así, el beneficio, que cada una de las partes obtiene es cierto y determinado desde el
momento de la celebración del contrato. A ello no obsta la indeterminación de la persona del
deudor y acreedor que perdurara hasta la oportunidad del cierre. RAUL ANIBAL
ETCHEVERRY, Derecho Comercial y Económico-Contratos Parte Especial 2. Primera
reimpresión 2003. Editorial Astrea. Pág. 286. su efecto principal es permitir a cada uno de los
contratantes servirse del patrimonio del otro. MARIO ALBERTO BONFANTI y JOSE ALBERTO
GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”. Abeldo Perrot S.A. Buenos
Aires. Marzo 1981. Pág., 414.
2
  Corresponde a un contrato especifico que es aquel, en cual facultados los titulares para hacer
depósitos y retiros de dinero, producen estos últimos mediante la utilización del titulo valor
denominado cheque. BONFANTI y GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente


                                                                                               1
captación de capitales se concreta a través de los depósitos irregulares de
dinero en cuenta corriente bancaria, como instrumento típico que sirve a la
banca para la provisión de recurso. Y desde punto de vista del cuenta
correntista, le sirve como una forma de mantener su dinero seguro, y
aprovechar negociaciones en la que rara vez se usa el dinero físico, facilitar las
movilizaciones de dinero depositado.



Tratamiento del tema en el Derecho Nacional



La cuenta corriente mercantil y bancaria se encuentra regulada el los artículos
563 a 585 del Código de Comercio, pero en cuanto a la cuenta corriente
bancaria no la define, por lo que se vera mas adelante. En tanto, el artículo 563
del mismo cuerpo normativo expresa que estamos ante un contrato de cuenta
corriente mercantil, “(…) cuando dos personas que tienen que entregarse
recíprocamente valores, estipulan convertir sus créditos en partidas de "Debe"
y "Haber", de modo que solo resulte exigible la diferencia final procedente de la
liquidación”. Así también, el artículo 564 precisa que su objeto son “Todas las
negociaciones entre comerciantes (…)”, y que esta se desarrollara entre
comerciantes u “(…) entre un comerciante y otro que no lo es (…), y que
forman parte de la cuenta corriente “(…) todos los valores transmisibles en
propiedad (…)”. Se entiende que son diversas negociaciones, toda vez que con
una negociación, simplemente no tendría objeto un contrato de cuenta
corriente, ya que solo estaríamos hablando de una compra venta, cesión, etc.,
que permitan la transferencia de propiedad.

Asimismo, precisa en su artículo 566 que “Los valores remitidos y recibidos en
cuenta corriente, no son imputables al pago de las partidas parciales que ésta
comprende, ni son exigibles durante el curso de la cuenta”3.


Bancaria”, Cit. p., 418. continúa diciendo el autor citado. No es solamente un pacto accesorio
de determinados contratos de créditos, es nada menos el contrato que posibilita a los bancos
para captar el mayor volumen de recursos a través de la vía especifica, depósitos a la vista, y
cumplir así su función intermediadota.
3
  Todas las remesas forman una mas indivisible, y se contraponen recíprocamente entre los
cuenta correntistas. Es este precisamente el propósito de los contratantes; aplazar toda
reclamación aislada de los créditos, renunciando a su exigibilidad durante el curso de la cuenta.
ULISES MONTOYA MANFREDI, ULISES MONTOYA ALBERTI, HERNANDO MONTOYA


                                                                                               2
Asimismo el artículo 567, señala sus caracteres así: Es naturaleza de la cuenta
corriente: 1) Que los valores y efectos recibidos se transfieren en propiedad al
que los recibe. 2) Que el crédito concedido por remesas de efectos o valores
de comercio, lleva la condición de que éstos sean pagados a su vencimiento. 3)
Que es obligatoria la compensación entre el Debe y el Haber. 4) Que todos los
valores del crédito y débito producen intereses, salvo estipulación contraria. 5)
Que el saldo definitivo es exigible desde su aceptación, a no ser que el deudor
hubiera remitido sumas eventuales que igualen o excedan la del saldo, o que
los interesados hayan convenido en pasarlo a nueva cuenta.


En cuanto a la cuenta corriente bancaria tenemos: Que si bien, la ley Nº 26702
en su articulo 225, define a la cuenta corriente en sentido general, esta ha de
entenderse, como cuenta corriente bancaria, así, la define como un contrato en
virtud de la cual la empresa se obliga a cumplir ordenes de pago a su cliente
hasta por el importe de dinero que hubiere depositado en ella o del crédito que
se haya estipulado, esto ultimo en caso de las empresas que se hayan
autorizadas a conceder sobregiros (…)”. Así mismo, la Resolución SBS. Nº
089-98, del 15 de enero del 2008 que ha aprobado el reglamento de cuentas
corrientes, en cuanto a la apertura y cierre de las mismas, que, refiere que “en
ningún caso, una empresa en forma unilateral podrá abrir cuentas corrientes a
nombre de sus titulares, salvo que de manera previa y por escrito haya sido
autorizado para ello”. Y modificada en cuanto al cierre de cuenta corriente por
la resolución SBS. Nº 022-2001 del 16 de enero del 2001.




ALBERTI. Derecho Comercial, Tomo III, Editora Jurídica Grijley-2006. Pág., 108. esto es, cada
remesa no puede considerarse aisladamente, sino solo como parte de un contrato de mayores
alcances cuyo deudor o acreedor se desconocen en tanto n o se liquiden dichas relaciones.
TRATADO DE DERECHO MERCANTIL. Contratos Mercantiles y Bancarios, Tomo III, Gaceta
Jurídica. Primera Edición. Abril 2008. Pág. 660. de tal manera, que el saldo resultante de la
compensación final de estas partidas –remesas-, podrá sólo ser reclamado a la clausura de la
cuenta. BONFANTI y GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”, Cit.,
p., 412.


                                                                                           3
Tratamiento del Tema en el Derecho Internacional



En España.- No existe tanto en el código civil como en el código de comercio,
legislación concreta sobre los contratos bancarios.

El código de comercio en sus artículos 175, 176, 177, 178, 179, 180, 181, 182 y
183, se remiten a especificar las reglas especiales de lo que denomina
compañías de crédito, y el 177 habla de las operaciones de estas compañías
que son: descuentos, depósitos, cuentas corrientes, cobranzas, préstamos,
giros y los contratos con el gobierno o corporaciones públicas.

Por consiguiente, y en la problemática de los contratos bancario, las partes
necesariamente tendrán que acudir a los pactos suscritos en los contratos
respectivos, y subsidiariamente a la teoría general de obligaciones y contratos,
tantos civiles como mercantiles.



En argentina.-

El articulo 56 del decreto ley 4776/63 dispone en forma expresa las facultades
del Banco Central en materia de reglamentación de cuenta corriente bancaria y
requisitos de apertura de la misma.

La ley 18.061 (año 1969), es la reguladora del funcionamiento de las entidades
financieras, disponía en su artículo 50 que el Banco Central, ajustándose a los
objetivos de la ley, “dictara las normas reglamentarias que sean necesarias
para el cumplimiento de esta ley, las que serán obligatorias para las entidades
comprendidas en ella”.

La actual ley 21.526 que derogó y reemplazó la anterior, asimismo, otorga
amplias atribuciones al Banco Central para la aplicación de este ordenamiento
y reitera la facultad de dictar “las normas reglamentarias que fueren menester
para su cumplimiento y ejercerá la fiscalización de las entidades en ella
comprendidas”.

Asimismo, la cuenta corriente bancaria es regulada en El Código de Comercio,
en el Libro II, Título 12, Cap. 2, en siete artículos, sin dar un concepto o
definición de la misma.


                                                                              4
Pero a diferencia de dicho Código de Comercio Argentino, el Código de
Comercio de Costa Rica3 dando un concepto de cuenta corriente bancaria
expresa que: "La cuenta corriente bancaria es un contrato por medio del cual
un banco recibe de una persona determinada un depósito de dinero en efectivo
o le otorga un crédito; para girar contra aquél, pudiendo disponer de dichos
fondos en cualquier momento, a través de cheques provistos por la entidad
bancaria, o autorizando a dicha entidad a realizar débitos de la cuenta
provenientes de otras operaciones bancarias"4.


Es nominado o típico ya que está expresamente regulado en el Código de
Comercio en los arts. 791 a 797 Código de Comercio.

La ley 24452 incorporó un agregado al art. 793 del Código de Comercio,
párrafo cuarto, donde estableció que “...Se debitarán en cuenta corriente
bancaria los rubros que correspondan a movimientos generados directa o
indirectamente por el libramiento de cheques. Se autorizarán débitos
correspondientes a otras relaciones jurídicas entre el cliente y el girado cuando
exista convención expresa formalizada en los casos y con los recaudos que
previamente autorice el Banco Central de la República Argentina...”

En virtud de ello, con fecha 30 de mayo de 1997 el Banco Central de la
República Argentina, dictó la comunicación “A” 2547 por la que sustituyó el
punto 1.1.1.4 de la comunicación “A” 2514 por el siguiente texto: “...1.1.1.4. La
conformidad expresa del cliente para que se le debiten de la cuenta corriente
las   comisiones    pactadas      libremente   al   momento   de   la   apertura   o
posteriormente, por lo servicios que preste la entidad y los conceptos por
operaciones concertadas con ella o con terceros (débitos automáticos) que el
cuenta correntista haya contratado...”.

Por lo que en virtud de la normativa supra indicada, si media convención
expresa entre el girado y el banco se pueden debitar de la cuenta corriente
bancaria deudas que en sí mismas no traigan aparejada ejecución. El depósito
o el crédito determinan la disponibilidad de dinero que tendrá el cliente, lo que
constituye el servicio de caja.

4
  Código Comercio Costa Rica., art 595, Libro “De las Obligaciones y los Contratos” -
Sancionado en 1964


                                                                                   5
Ello surge de la necesidad que tienen los bancos de simplificar el
procedimiento de cobro de los créditos otorgados, de toda índole, e incluirlos
en una sola cuenta que otorgue las ventajas del procedimiento ejecutivo.-

En virtud de lo referido supra, se ha planteado la existencia discutible de las
denominadas cuenta corrientes instantáneas o cuentas no operativas,
creación autónoma de las entidades Bancarias, que son aquellas que se abren
a solo efecto de cargar en ellas saldos de operaciones del cliente con el banco,
pero que no operan como cuenta corriente bancaria, no teniendo ni habiendo
utilizado el servicio de caja, sino que lo que se persigue es solamente, por el
banco, es dotar al saldo de la vía ejecutiva, verbigracia, el Banco procede a
abrir una cuenta corriente, le asigna el saldo deudor por el importe
correspondiente a la deuda, sea cual fuere el origen y luego emite un
certificado de saldo deudor de cuenta corriente bancaria y lo ejecuta a través
de la vía ejecutiva.

La Jurisprudencia mayoritaria ha rechazado este tipo de cuentas al manifestar
que “...Toda cuenta corriente que un banco abra a un cliente, cuyo movimiento
no se efectúe mediante cheques, no es una cuenta corriente bancaria, sino una
cuenta operativa. Y a su vez, cabe por no tener habilitada la vía ejecutiva si no
hubo libramiento de cheques, porque la certificación de un saldo deudor así
concebida, no puede ser equiparada al título comprendido en la previsión del
art. 793 del Código de Comercio...”5.



Cuestiones discutibles y delimitación de la investigación

El presente tema a desarrollar gira en torno a dos contratos, el contrato de
cuenta corriente mercantil y cuenta corriente bancaria, así, se podría decir que
la cuestión discutible consiste en establecer en el desarrollo del tema las
diferencias que existe entre ambos contratos, que por su nomen iuris podría
parecer que son idénticos, pero la realidad es que son diferentes; las
prestaciones a cargo no son las mismas, la intervención de las partes tampoco
y muchas observaciones que se harán hasta la conclusión del presente tema.


5
 Cám. Civ. y Com., Mercedes, Sala II “Bco. Prov. Bs.As. c/ Bergada A.” 3/5/88, L.L.,
1988 E-35

                                                                                       6
El problema reviste indudable importancia práctica, pues del grado de
vinculación que se les reconozca dependerá la procedencia de la aplicación de
las reglas de la cuenta corriente mercantil a la cuenta corriente bancaria.
(Novación, compensación, saldo deudor, etc.)

Así, se centrara la investigación, en desarrollar ambos temas, con los puntos
que a continuación se irán indicando.



2.- ANTECEDENTES HISTORICOS.



Es difícil determinar cuando quedaron definitivamente fijados los caracteres,
esenciales del contrato de cuenta corriente. El contrato de cuenta corriente
tiene un origen relativamente reciente; los antecedentes antiguos se refieren a
una mera forma de contabilidad en las operaciones comerciales. Su
elaboración científica data del siglo pasado6. Tenía por objeto evitar los
transportes de cada operación cuando entre dos comerciantes se realizaban
operaciones en forma continuada; se anotaban en dos columnas y
periódicamente se compensaba para obtener un saldo; pero los distintos
créditos no perdían su individualidad.

En el Perú, el contrato de cuenta corriente mercantil, y bancaria se regulo tal
cual lo tenemos actualmente en el Código de comercio de 1902 y, desde
entonces, se mantiene sin mayores modificaciones, siendo prácticamente el
único contrato que desde hace 106 años se mantiene vigente sin mayor
modificación en dicho Código de comercio que aun subsiste, con mínimas
modificaciones introducidas por la actual Ley del Sistema Financiero, referidas
exclusivamente al contrato de cuenta corriente bancaria, encontrándose sin
ninguna modificación el contrato de cuenta corriente mercantil.

Por el año 1938 en España, se le negaba el carácter de contrato, “lo que llevo a
negarle significación reputándole solamente como un “cuadro de contabilidad”,



6
 Sostiene ESCARRA citado por BONFANTI, Ob. Cit. Pág. 413. que uno de los ejemplos más
perfectos de las instituciones de derecho comercial que reclaman un origen consuetudinario.
Encuentran su reglamentación definitiva por el camino de la jurisprudencia en el siglo XIX.


                                                                                         7
que no merecía una construcción sistemática”7, así el artículo 909 inciso 6 del
Código de Comercio hiciera a él una simple referencia.



3.- DEFINICIONES.

Los contratos de cuenta corriente mercantil y bancaria se encuentran regulados
en la SECCION XIV del Libro Primero del Código de Comercio, por lo que en el
presente trabajo nos avocaremos a ver brevemente sobre los dos tipos de
contratos, así, en cada punto a desarrollar, observaremos primero el Contrato
de Cuenta Corriente Mercantil prosiguiendo con el Contrato de Cuenta
Corriente Bancaria. Así empezamos:

La cuenta corriente es un contrato en virtud del cual las partes convienen e que
los créditos y deudas que arrojen las operaciones que efectúen en un
determinado lapso pierdan su individualidad y se fundan en dos masas
contrapuestas para liquidarse en su fecha convenida, compensándose8 hasta
concurrencia de la menor, a fin de obtener, si resultan desiguales, un saldo,
deudor9 para una y acreedor para la otra. Importa una concesión reciproca de
crédito.

“El contrato de cuenta corriente mercantil es aquel en virtud del cual dos
personas que tienen que entregarse recíprocamente valores, convienen en
convertir sus créditos en partidas de “Debe” y “Haber, de modo que solo resulta
exigible la diferencia final procedente de la liquidación, expresa el artículo 563


7
  VICTOR MALPARTIDA CASTIDA y JOSE PALMA NAVEDA. Contratos de Colaboración
Empresarial (Compiladores). Editorial San Marcos. Primera Edición 2003. Pág., 106.
8
  La compensación, como es sabido, es una figura en virtud del cual se descuenta una deuda
por otra entre dos sujetos recíprocamente acreedores. Dice, MALPARTIDA CASTIDA y PALMA
NAVEDA. Contratos de Colaboración Empresarial (Compiladores), Cit., p., 107. La cuenta
corriente, si bien lleva a registrar por separado y en los rubros de Debe y Haber tales mutuas
deudas y acreencias de uno contra el otro, con la periodicidad pactada, o fijada por la ley, o
con la que permita los adelantos tecnológicos, se van compensando. Permanentemente,
estableciéndose los saldos a favor o en contra de cada una de las partes. Se precisa en
TRATADO DE DERECHO MERCANTIL. Contratos Mercantiles y Bancarios, Cit., p., 662.
Tratándose de la cuanta corriente, esta es obligatoria, así lo ha establecido el artículo 567
inciso 3 del Código de comercio.
9
  Este saldo requiere, en principio, para ser exigible de la aceptación de ambos cuenta
correntistas; de ahí que, en la práctica, quien lo fija primero le cursa al otro contratante la
comunicación correspondiente para obtener su aprobación. ETCHEVERRY, Derecho
Comercial y Económico-Contratos Parte Especial 2, Cit., p., 284. asimismo, este saldo deudor,
según prescribe el artículo 578 del Código de comercio, prescribe a los cinco años de haberse
pasado la cuenta o aceptado el saldo de ella.


                                                                                             8
del Código de Comercio”10. Así, también el articulo 567º del mismo cuerpo
normativo, expresa que los valores y efectos recibidos se transfieren en
propiedad al que los recibe; que el crédito concedido por remesa11 de
efectivos o valores de comercio lleva la condición de que estos sean pagados a
su vencimiento; y que es obligatoria la compensación entre el “debe” y el
“haber”; así mismo, todos los valores de crédito y debito producen intereses,
salvo estipulación contraria; que el saldo definitivo es exigible desde su
aceptación, a no ser que el deudor hubiera remitido sumas eventuales que
igualen o excedan el saldo, o que los interesados hayan convenido en pasarlo
a nueva cuenta.

La producción de intereses de los valores y debitos se debe a que estos una
vez entregados, se hacen en calidad de propiedad para la parte que los recibe,
y es este en que los usa, así,”se justifica por que el remitente se desprende de
un valor que pasa a manos del receptor, el cual se beneficia por reputarse que
es utilizado por éste”12.

Para Manuel Muro Rojo, citado por Osorio Ruiz, expresa que el Contrato de
Cuenta Corriente Mercantil “es un contrato en virtud del cual las partes se
obligan a anotar en una cuenta las remesas originadas de una relación
continuada de negocios, con el fin de concederse crédito de manera temporal y
reciproca, haciendo que los diferentes créditos provenientes de las remesas se
consideren inexigibles, indivisibles e indisponibles hasta el cierre de la cuenta,
de modo que el saldo que resulten la fecha del cierre sea el único crédito que
se considere exigible”13.

Se concreta que la cuenta corriente es una cuenta que registra una serie
continuada de operaciones y que no se cierra, que se considera siempre
abierta y que, por lo tanto, hasta su clausura no arrojara resultados provisorios.


10
   MONTOYA MANFREDI, MONTOYA ALBERTI, y MONTOYA ALBERTI. Derecho Comercial,
Cit., p., 106.
11
   Son todas las negociaciones y valores transmisibles en propiedad.
12
    MALPARTIDA CASTIDA y PALMA NAVEDA. Contratos de Colaboración Empresarial
(Compiladores), Cit., p., 109. así lo establece el artículo 567 inciso 1) del Código de comercio,
al expresar “Que los valores y efectos recibidos se transfieren en propiedad al que los
recibe”; Así, las partes se hacen remesas en propiedad. Sostiene, BONFANTI, Ob. Cit. Pág.
414.
13
   ZAIDA OSORIO RUIZ. Contratos Comerciales-Empresariales y el Arbitraje. Editora IDEMSA.
Junio 2002. Pág., 163.


                                                                                               9
Así pues, todos lo valores son transmisibles en propiedad, de modo que esa
transferencia es a la vez condición esencial y efecto del contrato, en cuanto
que, si no se trasmite la propiedad, la remesa es extraña al contrato de cuenta
corriente mercantil.

Por lo tanto, para nosotros la cuenta corriente mercantil, es en efecto una
serie de negociaciones reciprocas unificadas en un contrato, que tiene por
objeto, que una de las partes remita hacia la otra cantidades de dinero o
valores, que serán recibidos en propiedad, y compensados a la vez; y que en el
plazo convenido o por mediar otra causa, que acarree el cierre de la cuenta o
terminación del contrato, se liquiden, y resulte un saldo deudor, este ultimo
exigible.

En cuanto a la cuenta corriente bancaria se tiene que: Para Marcelo Ramón
Bergia, citado por Castellares Aguilar, señala de la cuenta corriente bancaria
que es “aquella por la cual el banco se obliga a prestar servicio de caja y a
incorporar a una cuenta, todos los valores resultante de las operaciones que
realice en representación o interés de su cliente, en virtud de ese servicio de
caja y todas las demás operaciones que realice con el (…) manteniéndola
permanentemente catalizada y disponible su saldo”14. Así, también lo entiende
Sydney Bravo, cuando expresa del contrato en mención que es “aquel
contraído entre un banco y un cliente, a través de la cual el banco se obliga a
atender los giros de cheques del cliente, a su ves el cliente se obliga a
mantener dinero suficiente en su cuenta, que respalde las operaciones
citadas”15.

En cuanto a la cuenta corriente bancaria se tiene que es un contrato mediante
la cual una persona deposita en un banco cantidades en metálico, que puede ir
retirando en cualquier momento por medio de cheques, mientras que el banco
utiliza dichas cantidades en sus demás operaciones bancarias. Así, una de las
partes de la cuenta corriente bancaria ha de ser necesariamente una entidad
bancaria legitimada para celebrar semejante negocio jurídico-financiero, y la
otra un cuentacorrentista.



14
     TRATADO DE DERECHO MERCANTIL. Contratos Mercantiles y Bancarios, , Cit., p., 665
15
     SIDNEY ALEX BRAVO MELGAR, Contratos modernos empresariales, , Cit., p., 73.


                                                                                        10
También se puede decir de esta que, Es un contrato típico bancario de
depósitos a la vista, por el que se faculta al titular o titulares de la cuenta a
efectuar depósitos y retiros de dinero, mediante la utilización de un titulo valor
denominado “cheque bancario”.

La ley Nº 26702 en su articulo 225, define ala cuenta corriente bancaria como
“(…) un contrato en virtud de la cual la empresa se obliga a cumplir ordenes de
pago a su cliente hasta por el importe de dinero que hubiere depositado en ella
o del crédito que se haya estipulado, esto ultimo en caso de las empresas que
se hayan autorizadas a conceder sobregiros (…)”.

Para nosotros la cuenta corriente bancaria es un contrato por medio del cual
un banco recibe de una persona determinada un depósito de dinero en efectivo
o le otorga un crédito; para girar contra aquél, pudiendo disponer de dichos
fondos en cualquier momento, a través de cheques provistos por la entidad
bancaria.

La falta de identidad jurídica entre cuenta corriente mercantil y cuenta corriente
bancaria, reside en que, mientras la primera es un contrato autónomo que
implica ya un convenio de compensación diferido, ya una concesión de crédito
reciproco, la cuenta corriente bancaria esta necesariamente vinculada a otros
contratos bancarios, como es el Deposito irregular, crédito bancario, etc. Es
sencillo demostrar que en la cuenta corriente bancaria no existe, ni la
compensación diferida16, ni el crédito reciproco. En cuenta corriente bancaria
no existen dos obligaciones que se extinguen hasta donde alcance la menor,
sino la variación cuantitativa de una única obligación.

Otra diferencia entre cuenta corriente Mercantil y Bancaria estriba “en que la
primera, hasta su clausura ninguna de las partes puede considerarse
acreedora o deudora, mientras que, en la segunda hay una permanente y cierta
disponibilidad”17.




16
   La compensación tiene lugar cuando dos persona por derecho propio, reúnen la calidad de
acreedor y deudor recíprocamente.
17
   BONFANTI y GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”, Cit., p., 416


                                                                                       11
4.- ELEMENTOS.

“Los elementos se entienden como los componentes del acto jurídico, es decir,
todo aquello que conforma el acto jurídico celebrado por los sujetos”18.



1.- DECLARACIÓN O MANIFESTACIÓN DE VOLUNTAD Y LA CAUSA O
FINALIDAD.

En el contrato de cuenta corriente mercantil, la manifestación de voluntad
pueda que sea tacita, así lo establece el artículo 563 del Código de Comercio al
establecer lo siguiente: que surge dicho contrato “cuando dos personas que
tienen que entregarse recíprocamente valores”, esto puede darse en una
negociación continua19. Y puede que surja de la manifestación de voluntad
plasmada en un documento que pruebe dicha relación. En uno u otro caso en
la práctica, se llevan anotes de los “debe” y “haber”, tanto así que en empresas
o comercio existe el libro de cuenta corriente.

En el Contrato de Cuenta Corriente Bancaria, el ultimo párrafo del numeral 3
del Reglamento de Cuentas Corrientes aprobado por resolución SBS. Nº 089-
98, a la letra señala: “en ningún caso, una empresa en forma unilateral podrá
abrir cuentas corrientes a nombre de sus titulares, salvo que de manera previa
y por escrito haya sido autorizado para ello”. Se entiende entonces, que la
manifestación de voluntad ha de hacerse mediante escrito.

En cuanto a la causa o finalidad de la cuenta corriente mercantil se tiene que
según el artículo 564 del acotado código son “todas las negociaciones entre
comerciantes, residentes o no en un mismo lugar, o entre un comerciante y otro
que no lo es, y todos los valores transmisibles en propiedad”.




18
   LIZARDO TABOADA, CORDOVA, “Nulidad del acto jurídico”, Segunda Edición, Editora
Jurídica GRIJLEY, Septiembre 2002. Pág. 80.
19
   Si previamente a la apertura de la cuenta corriente mercantil ha mediado una expresión de
consentimiento entre los comerciantes para regir sus operaciones sucesivas por una cuenta
corriente, no puede haber duda de la conclusión y perfeccionamiento de ese contrato; pero si
los actos pasados de las partes ocurren sin aquella manifestación previa, tan solo de las
operaciones efectuadas podrá resultar el consentimiento prestados por las partes. Precisa
ZAIDA OSORIO RUIZ. Contratos Comerciales-Empresariales y el Arbitraje, Cit. p. 163. Así, el
contrato de cuenta corriente mercantil existirá y habrá nacido de la naturaleza misma de las
operaciones cuando éstas sean signo inequívocos con referencia a determinados objetos.


                                                                                         12
En cuanto a la causa o finalidad de la cuenta corriente bancaria, se tiene lo que
se busca es que el banco sirva de caja para el dinero del cuenta correntista y
este evitar el porte de efectivo.



2.- EL OBJETO Y EL SUJETO.

Según el Artículo 1402 del Código Civil “El objeto del contrato consiste en
crear, regular, modificar o extinguir obligaciones”. Así se tiene que:

El objeto en el contrato de cuenta corriente mercantil, son las negociaciones, y
la trasmisibilidad de efectos y valores20 en propiedad21 a quien los recibe, y la
constante compensación de créditos, la confianza en la voluntad de cumplir del
otro cuenta correntista; tiene una creencia en la capacidad de pago futuro de su
contraparte y por ello no exige el cumplimiento inmediato.

Mientras que el objeto en el contrato de cuenta corriente bancaria es que una
de las partes, el cuenta correntista, ha de hacer uso del dinero depositado22, u
otorgado en crédito por el banco, mediante el uso de chequeras.

En cuanto a los sujetos: En el contrato de Cuenta Corriente Mercantil. El
artículo 564º del Código de Comercio expresa que las negociaciones han de
hacerse entre comerciantes o entre un comerciante y uno que no lo es, así, no

20
   Cuando se alude a negociaciones y valores se quiere significar las prestaciones que
impliquen una obligación para la otra parte. Estas prestaciones deben de ser en dinero o
valorables en dinero y su transferencia ha de realizarse a título de propiedad, quedando
excluidas aquellas prestaciones o créditos que conforme a su naturaleza sean inadecuados
para la compensación global en el saldo. VICTOR MALPARTIDA CASTIDA y JOSE PALMA
NAVEDA. Contratos de Colaboración Empresarial (Compiladores), Cit., p. 106.
21
   Los valores y fondos registrados en cuenta corriente y entregados o remesados a la otra
parte, se transfieren en propiedad a la parte que los recibe, dejando de pertenecer al
remesante; quien a cambio recibe un crédito en su favor. Se precisa en TRATADO DE
DERECHO MERCANTIL. Contratos Mercantiles y Bancarios, Cit., p., 661. La transferencia se
efectúa cualquiera que sea la causa del envío de los valores y efectos, los que pierden desde
su ingreso en la cuenta corriente su originaria condición jurídica. VICTOR MALPARTIDA
CASTIDA y JOSE PALMA NAVEDA. Contratos de Colaboración Empresarial (Compiladores),
Cit., p. 106.
22
   Que la relación de la cuenta corriente se establece generalmente por un depósito del cliente,
de monto e importancia indicados por el banco. Precisa. ZAIDA OSORIO RUIZ. Contratos
Comerciales y Empresariales, Librería y Ediciones Jurídicas, Primera Edición- Marzo 1999,
Pág. 266. se trata de un contrato que posibilita al cuanta correntista a hacer depósitos de
dinero o títulos y disponer de sus saldos a su favor, mediante el giro de cheques u otra forma
convenida con el banco. Así, se apunta. TRATADO DE DERECHO MERCANTIL. Contratos
Mercantiles y Bancarios, Cit., p., 658.


                                                                                             13
podrá haber contrato de cuenta corriente mercantil si no se cumple con dicho
requerimiento23.

Los sujetos en el contrato de Cuenta Corriente Bancaria, una de las partes
necesariamente ha de ser un Banco o una entidad del sistema financiero, de
ahí que surge el nombre del contrato. Así el cuentacorrentista en este contrato,
para acceder a una cuenta corriente, ha de demostrar y probar solvencia moral
y económica24.



3.- FORMALIDAD.

En el contrato de cuenta corriente mercantil, existe cierta formalidad, así que
las partes se someterán a los contratos, ad probationem, en que simplemente
deberán probar la existencia de la misma. Así, el artículo 226 de la ley Nº
26702, ha establecido que: la existencia del contrato de cuenta corriente, se
acredita por cualquier medio de prueba admitido por ley, excepto la declaración
testimonial.

Respecto del contrato de cuenta corriente bancaria se tiene, como ya se
expreso que el numeral 3 del Reglamento de Cuentas Corrientes aprobado por
resolución SBS. Nº 089-98, refiere que “en ningún caso, una empresa en forma
unilateral podrá abrir cuentas corrientes a nombre de sus titulares, salvo que de
manera previa y por escrito haya sido autorizado para ello”. Si bien, no estamos
frente a una formalidad ad solemnitatem, es mas especifico al respecto al
decirnos que dicho contrato surgirá de un pedido, por escrito.

Otras de las formalidades de este contrato es que el banco remitirá al cuenta
correntista los estados de cuenta en forma mas o menos mensual. En la
práctica, esto se hace de forma mensual.
23
   Artículo 564.- Objeto de la cuenta corriente
Todas las negociaciones entre comerciantes, residentes o no en un mismo lugar, o entre un
comerciante y otro que no lo es, y todos los valores transmisibles en propiedad, pueden ser
materia de la cuenta corriente.
24
    Al efecto llevará al cabo las averiguaciones necesarias y tomará las precauciones
convenientes para identificar al solicitante de la cuenta y conocer su solvencia moral y
económica, de suerte que debe ser prudente en sus negociaciones. Apunta, ZAIDA OSORIO
RUIZ. Contratos Comerciales y Empresariales, Cit., p. 266 - 267. También se precisa, que,
pueden ser los documentos que a criterio de la empresa acrediten un nivel de ingresos
suficientes para mantener una cuenta corriente y el solicitante tener domicilio perfectamente
individualizado. Establece. MONTOYA MANFREDI, MONTOYA ALBERTI, MONTOYA
ALBERTI. Derecho Comercial, Cit., p., 118.


                                                                                          14
5.- CARACTERISTICAS.



EL CONTRATO DE CUENTA CORRIENTE MERCANTIL TIENE LAS
SIGUIENTES CARACTERÍSTICAS:



En nominado y Típico.- Así se encuentra regulado en los artículos 563 585
del Código de Comercio.

Es principal.- Subsiste por sí mismo, sin necesidad de otra convención.

Consensualidad.- El contrato de cuenta corriente se perfecciona con el simple
consentimiento de las partes. No está sometido a ninguna formalidad. Los
asientos en los libros sirven para comprobación de las remesas; pero no se
requieren para la existencia del contrato. Tendrán valor probatorio.

Es un contrato de ejecución continuada.- Al establecer el Código de
Comercio en su artículo 564º que las negociaciones han de hacerse entre
comerciantes o entre un comerciante y uno que no lo es; se entiende que son
diversas negociaciones, toda ves que una simplemente no tendría objeto un
contrato de cuenta corriente, ya que solo estaríamos hablando de una compra
venta, cesión, etc., que permitan la transferencia de propiedad.

Onerosidad.- Es oneroso, porque tiene por objeto la utilidad de ambos
contratantes gravándose uno en beneficio de otro.

Generalidad, Indivisible, la Novación y la Compensación.- “Las partes se
hacen remesas en propiedad, definiendo la compensación hasta el momento
de clausura de la cuenta que es indivisible, en el sentido que las remesas
pierden su individualidad: se convierten en parte integrante de un todo
homogéneo. Los valores registrados se novan, y es al cierre de la cuenta,
cuando aparece una suma: el saldo, único objeto de la reclamación de quien
resulte ser parte acreedora”25.

Si bien la novación es una consecuencia ajena al propósito de las partes, esta
surge en el contrato de Cuenta corriente mercantil, por el mismo hecho de que
una obligación pierde su individualidad, y al perderla, la parte que recibe un
25
     BONFANTI y GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”, Cit., p., 414


                                                                                         15
valor, puede enviar otro con diferentes características, no ha de enviarse lo
mismo que se recibe, no es determinante ni requerido, menos obligatorio, así
que surge la novación por otra obligación; al sumarse los debes y haberes, es
ahí cuando nace la compensación y resulta que al final solo queda una suma, y
es esta la que ha de ser exigible.

Es natural y lógico que una de las partes sea deudor y la otra acreedor, pero
puede que en teoría o en práctica el saldo resultante sea cero. Lo cual no
habrá nada que exigir.

Es formal.- Pues el artículo 564º del acotado Código expresa que las
negociaciones han de hacerse entre comerciantes o entre un comerciante y
uno que no lo es, así, no podrá haber contrato de cuenta corriente mercantil si
no se cumple con dicho requerimiento, además el 567 del acotado, nos dice
que: es obligatoria la compensación entre el “Debe“ y el “Haber”.

Es bilateral.- Por lo expresado anteriormente, esto surge entre dos partes.

Es conmutativo.- Cuando las partes pueden prever los efectos del contrato es
así que, las partes contratantes, pueden conocer las ventajas y desventajas de
dicho contrato; distinto y opuesto a un contrato aleatorio. Es así que por ello se
lleva un libro denominado cuenta corriente en donde se anotaran tanto los
“debe” y “haber” de la negociación, esto es, lo que a una parte se le entrega en
propiedad y lo que la otra envía en propiedad.

Es real.- resulta que, si una de las partes vende a la otra o transfiere en
propiedad efectos o valores para ser cargados en cuenta corriente, solamente
significará que de la remesa, cesión, o endoso, no resultara para el adquirente,
cesionario o endosatario, obligación de entregar el precio, sino de acreditar la
suma en la cuenta corriente.

Normativo.- Establece entre las cuentacorrentistas un mecanismo general o
modo de regular sus operaciones futuras y eventuales. En el contrato
normativo hay coordinación y reglamentación de una actividad futura y
eventual.

La cuenta corriente no obliga a realizar contratos sino que reglamenta cómo se
regularán sus efectos para el caso eventual de que se celebren. Como es
obvio, para que ese contrato produzca efectos útiles, será menester que entre


                                                                               16
las partes se celebren negocios jurídicos, de los cuales nazcan créditos o
deudas que permitan el funcionamiento de la cuenta corriente.



EL CONTRATO DE CUENTA CORRIENTE BANCARIA TIENE LAS
SIGUIENTES CARACTERÍSTICAS:



En nominado y Típico.- Así se encuentra regulado en los artículos 563 585
del Código de Comercio, también en la Ley General del Sistema Financiero del
Perú. Ley Nº 26702, asimismo la Resolución de la Superintendencia de Banca
y Seguros Nº 089-98 del 15 de enero de 1998, que ha aprobado el Reglamento
de Cuentas Corrientes, y Resolución SBS Nº 022-2001 del 16 de enero del
2001.

No es siempre Principal.- Pues, puede depender de otros contratos, así por
ejemplo, en un Contrato de Tarjeta de Crédito, esta misma trae anexa una
cuenta corriente bancaria, donde se debitara los gastos del crédito otorgado,
para poder ser calculados mensualmente.

Consensualidad.- El contrato de cuenta corriente se perfecciona con el simple
consentimiento de las partes, requiriendo para ello, de una solicitud por escrito,
como ya se dejo establecido.

Es un Contrato de Adhesión.- Es así que BARBIERI expresa “que se trata de
una clara manifestación de la contratación en serie, siendo el contrato de
ejecución continuada y sinalagmático”26, en otras palabras se trata de un
contrato de adhesión, dado que la casi totalidad de las cláusulas se encuentran
predispuestas por el emisor, quedando al solicitante la sola posibilidad de
aceptar o no las condiciones impuestas por aquel; siendo esto así, continua
diciendo el autor citado que “esta clara característica se impone, (…), por la
indiscutible desigualdad económica existente entre las partes contratantes que
se verifica en la realidad practica que se potencia diariamente”, Es así que, al
que pretende la cuenta corriente no le queda otra que aceptar las cláusulas
contractuales o rechazarlas y no contratar.

26
  PABLO CARLOS, BARBIERI, Contratos de Empresa, Editora Universidad, Buenos Aires
1998. Pág. 225


                                                                               17
Es un contrato de ejecución continuada.- Pues el cuenta correntista, ha de
hacer uso de manera periódica y continuada de los fondos depositados al
banco, como también puede ir depositando al mismo, para seguir realizando
sus transacciones, es decir no se agota en un solo acto.

Onerosidad.- Es oneroso, porque tiene por objeto la utilidad de ambos
contratantes; así, el cuenta correntista deposita el dinero al banco, este lo
usara para otras transacciones, como puede ser el otorgamiento de crédito a
otro cliente y el cobro de los respectivos intereses por dicho préstamo; así
mismo, sucede que el banco paga intereses al cuenta correntista aunque
irrisorios, pero lo hace, y lo mismo de ello es, porque el deposito que hace el
cuenta correntista es a corto plazo, y variable, por cuanto este puede sacar el
dinero en cuanto lo necesite, siempre y cuando existan fondos en su cuenta.

Es formal.- Pues la Resolución SBS. Nº 089-98, refiere que “en ningún caso,
una empresa en forma unilateral podrá abrir cuentas corrientes a nombre de
sus titulares, salvo que de manera previa y por escrito haya sido autorizado
para ello”.

Es bilateral.- Por lo expresado anteriormente, esto surge entre dos partes.

Es conmutativo.- Pues cada una de las partes que intervienen en el contrato
es consciente del acto jurídico que realiza; y de las consecuencias del mismo,
estimando anticipadamente el sacrificio y la ventaja que correlativamente
puedan lograrse.



6.- NATURALEZA JURÍDICA



En cuanto al Contrato de Cuenta Corriente Mercantil.- Se trata de un
contrato típicamente mercantil que, a diferencia de otros contratos, no tiene
antecedentes en el Derecho Civil. Si bien tiene aspectos semejantes al
mandato, al préstamo, a la comisión, al depósito irregular, no puede
confundirse con estos.

Es un contrato sui generis, típico y nominado, con autonomía propia, de
carácter normativo y de naturaleza consensual por que tiende a regular


                                                                              18
relaciones crediticias ya existentes o futuras27., así también lo expresa Osorio
Ruiz al decir de este contrato que “su naturaleza es sui generis o especial, que
le han creado un lugar aparte en el derecho civil”28.

Consagra la realidad de hecho permanente, pero acompañándola de un
elemento de certeza, aplicando la exigibilidad de las relaciones reciprocas y
precisando una fecha de corte, en la cual se deduce, de manera inequívoca, la
existencia de un saldo a cargo de una de las partes.

En cuanto a la cuenta corriente bancaria, tenemos que es un contrato típico,
nominado, es fuente de prescripciones de autonomía privada, que a la vez es
de adhesión, es un contrato mixto, por cuanto existen depósitos irregulares,
también puede darse la figura, del crédito, etc.

Así, se puede entender que la cuenta corriente bancaria es una simple cláusula
accesoria de ciertos contratos bancarios; apertura de crédito y depósito, lo que
no modifica su esencia. También se puede decir que es una variedad de
cuenta corriente mercantil, reconociéndole carácter contractual, pero en sentido
restringido, ya que la cuenta corriente mercantil es mucho más amplia.



7.- SUB TIPOS.-

En cuanto a lo que refiere a cuenta corriente mercantil, no se ha ubicado sub
tipos, pero si de lo que refiere la cuenta corriente bancaria: así pues son estas:



“Deposito en cuenta corriente, si el cliente efectúa depósitos en la cuenta,
resultando el banco en la condición de deudor.

Apertura de crédito en cuenta corriente, en la que el banco conviene en
conceder un crédito que se utiliza a través de una cuenta corriente, no
habiendo echo el cliente imposición alguna.




27
   MONTOYA MANFREDI, MONTOYA ALBERTI, MONTOYA ALBERTI. Derecho Comercial,
Cit., p., 106
28
   ZAIDA OSORIO RUIZ. Contratos Comerciales-Empresariales y el Arbitraje, Cit., p., 164


                                                                                    19
Apertura de crédito y deposito en cuenta corriente, en la que se combinan
las dos formas anteriores: el cliente efectúa imposiciones y el banco le autoriza
a girar sobre determinada cantidad”29.



8.- DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LAS PARTES.

En lo general los derechos de una de las partes, son obligaciones de la otra,
así son las siguientes:

En cuanto a la cuenta corriente bancaria, son derechos de la entidad
bancaria.

        Que en caso de que se le haya autorizado un crédito en cuenta
         corriente, o se le autorizo el sobregiro, el banco o entidad financiera
         tiene derecho a que se le abone lo adeudado.

En cuanto a la cuenta corriente bancaria, son derechos del cuenta
correntista.

        A formular observaciones a los estados de cuenta alcanzados por el
         banco o entidad financiero.

        A percibir lo interés que correspondan.

        Retirar los depósitos cuando los desee.

En cuanto a la cuenta corriente bancaria, son obligaciones de la entidad
bancaria.

        El banco está obligado a informar periódicamente a sus clientes
         respecto de su estado de cuenta. La ley no señala un periodo
         determinado (articulo 226 de la Ley Nº 26702), lo usual es que sea
         mensual; el mencionado se dará por aceptado si en el termino de treinta
         días siguientes a su recepción no es materia de observación.

        Recibir depósitos para abonarlos inmediatamente en la cuenta del
         cliente. Pueden ser en dinero en efectivo y se reconoce los depósitos de
         cheques girados a su orden del mismo.

29
   MONTOYA MANFREDI, MONTOYA ALBERTI, MONTOYA ALBERTI. Derecho Comercial,
Cit., p., 116


                                                                              20
      Facilitar las chequeras, para permitir el retiro de los depósitos.
      Pagar los cheques, que constituye la obligación primordial del Banco,
       previa la verificación de los requisitos y de la existencia de los fondos
       suficientes.
      No pagar los cheques, cuando existen causas justas precisadas en
       forma expresa en la Ley de Títulos Valores, especialmente en los casos
       de falsificación de firma, cuando los cheques están mal girados, la no
       existencia de fondos suficientes, cuando presenta borraduras y
       enmendaduras visibles, orden judicial de no pago o revocatoria
       formulada desde los 30 días de girado el cheque, también existe
       obligación de no pago cuando se presentan endosos irregulares, o los
       cheques con sello de no transferibles y que han sido endosados a
       terceros, los cheques para abono en cuenta y los cruzados cuando se
       presentan en ventanilla.

En cuanto a la cuenta corriente bancaria, son obligaciones del cuenta
correntista.

      Mantener fondos suficientes.

      El cliente esta obligado a no usar otro medio para retirar los fondos que
       los cheques respectivos.

      A conservar los talonarios en lugar seguro para evitar perdidas o
       sustracciones y a cumplir las condiciones que van impresas en ellas.

      Registrar su firma en cada uno de los cheques girados similar a la firma
       registrada en el Banco.
      Devolver los cheques al término del contrato.




9.- TERMINACIÓN DEL CONTRATO

      Por iniciativa de parte.- En el contrato de cuenta corriente mercantil, al
       ser este un contrato de naturaleza consensual, puede una de las partes
       solicitar la terminación de la cuenta mantenida, por lo que procederá a
       liquidarse el saldo deudor.


                                                                              21
         Así mismo en el contrato de cuenta corriente bancaria, la terminación
         del contrato puede darse por iniciativa de la empresa o por el cliente, sin
         embargo la empresa podrá negarse a la culminación del contrato si
         existiere alguna deuda o saldo30. Salvo pacto en contrario, la empresa
         podrá compensar los saldos de las distintas cuentas que el cliente
         mantenga con ella, inclusive cuando se realice el cierre de una cuenta
         corriente.

        Girar cheques si fondos.- En los contrato de cuenta corriente bancaria,
         por los bancos y financieras cerraran las cuentas corrientes de quien
         registren el rechazo de cheques por falta de fondos31.

        Por decisión de la autoridad competente, así el juez puede ordenar el
         cierre de una cuenta corriente o de varias cuentas corrientes que una
         persona mantenga, por defraudación, estafa y otro ilícito penal similar,
         esto puede darse en ambas tipos de cuentas corrientes.

        Por la terminación de la actividad comercial y/o empresarial.- En el
         contrato de cuenta corriente mercantil, si una de las partes no desea
         realizar actividad comercial, entonces se dará por cerrado la cuenta
         corriente. También por declaración de quiebra de una persona y/o por
         disolución o liquidación de una persona jurídica.

        Por fallecimiento de una persona física.- En ambos tipos de contratos,
         ya que ambos son intuito personae; esto atendiendo que es la persona
         que fallece la que es la solvente tanto económica y moral, o que es la
         persona con la que se estableció la relación de confianza –fiducia-.

        Por terminación del plazo pactado en el contrato. Esto no es lo usual,
         por que en los contratos vistos, se caracterizan por ser de naturaleza
         continuada y así mismos, de plazo indefinido. Podría cerrarse por
         voluntad de una sola de las partes si no hay plazo, con el criterio general
         aplicable a contratos sin plazo. Si hay plazo, no se puede clausurar por
         sola voluntad de uno de los cuenta correntistas.

30
   Las empresas pueden en cualquier momento remitir una comunicación al cliente, advirtiendo
de la existencia de saldos deudores en su cuenta y requiriéndole el pago.
31
   Articulo 228 de la ley 26702.- la superintendencia “(…) sancionara a quienes incumplan con
esta obligación (…)”


                                                                                          22
      Cuando se pierde la capacidad para contratar.



10.- VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL CONTRATO.

En función de los caracteres enunciados, la cuenta corriente mercantil
ofrece las siguientes ventajas:

1. Las ventajas inherentes al crédito, puesto que la cuenta corriente supone un
crédito recíproco. Cuando una parte concede crédito a otra, le presta una
ayuda económica. En el caso de la cuenta corriente, como el crédito es
recíproco, cada parte se presta ayuda a sí mismo y satisface así necesidades
ajenas y propias.

2. En función del crédito recíproco el comerciante puede destinar su dinero a
otras actividades, haciéndolo fructificar en otros negocios. El comerciante no
tiene que tener en caja, inmovilizadas y disponibles, importantes sumas.

3. Se simplifican las relaciones comerciales pues se evitan pagos parciales,
repartidos, recíprocos, reduciéndolos a un pago único y definitivo y, además, se
evitan movimientos de dinero de una plaza a otra, con la consiguiente
supresión de riesgos y gastos.

En función de los caracteres enunciados, la cuenta corriente bancaria
ofrece las siguientes ventajas:

Partiendo de la estructura de los bancos, vemos que su principal fuente de
captación de capitales se concreta a través de los depósitos irregulares de
dinero en cuenta corriente bancaria, como instrumento típico que sirve a la
banca para la provisión de recurso. Y desde punto de vista del cuenta
correntista, le sirve como una forma de mantener su dinero seguro, y
aprovechar negociaciones en la que rara vez se usa el dinero físico, facilitar las
movilizaciones de dinero depositado.




                                                                               23
11.- DIFERENCIAS CON OTROS CONTRATOS.

Diferencia de la Cuenta Corriente Bancaria con el Contrato de Deposito.-

“Es evidente que el contrato de cuenta corriente nació en el seno del deposito
en dinero y como pacto accesorio suyo, destinado a facilitar la movilización de
dinero depositado, pero, poco a poco, en la practica, fue ganando sustantividad
la cuenta corriente frente al deposito mismo, corvintiendose de pacto accesorio
en contrato principal”32.

El depósito, mercantil es por naturaleza remunerada, en cambio la cuenta
corriente bancaria hablamos de un depósito irregular, que a la vez puede o no
ser pagado. Otra diferencia es que el depositario no podrá servirse de la cosa
depositada, ni darla a otro en depósito sin el consentimiento del depositante, en
cambio en la cuenta corriente bancaria, la finalidad es servirse de dicho
deposito, como ya se expreso en la importancia del tema, es una forma de
captación de capitales, y que estos a la ves son nuevamente invertidos.



Diferencia de la Cuenta Corriente Mercantil y Bancaria con el mandato

En cuanto a la cuenta corriente mercantil, se tiene que en el mandato los actos
se realizaran por cuenta del mandante, en cambio en la cuenta corriente
mercantil no existen mandatos, pues las partes actúan por cuenta propia, y en
beneficios de ellos mismos. La reciprocidad advertida en la cuenta corriente es
por cuenta de cada uno de ellos, es así que se lleva un libro de debes y
haberes.

El artículo 1790 del Código Civil define que “Por el mandato el mandatario se
obliga a realizar uno o más actos jurídicos, por cuenta y en interés del
mandante”. Así pues uno de los mandatos seria, el servicio de caja otorgado
por el banco. Pero la cuenta corriente bancaria va más aya de ello, el mandato
es solo una parte de la cuenta corriente;

Diferencia entre la Cuenta Corriente Bancaria con la Cuenta Corriente
Mercantil.

32
     BONFANTI y GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”, Cit., p., 423


                                                                                        24
“Mientras que en la cuenta corriente mercantil hay una situación diferida que
solo produce una compensación al final del periodo, es decir, en el momento de
la liquidación, en la cuenta corriente bancaria esta compensación es
permanente pues existe en todo instante o debe de existir, al menos un saldo
determinado del cual pueda disponer el cliente”33.

La compensación se detiene hasta el final. Los créditos subsisten privados de
exigibilidad y sólo se extinguen con la liquidación y cierre de la cuenta; pero no
por su novación sino por compensación. Con la compensación se evitan las
transferencias de dinero en los dos sentidos y se hace un sólo pago: el pago
del saldo.

En la cuenta corriente mercantil los créditos anotados en la cuenta se vuelven
inexigibles e indisponibles; en tanto que, en la cuenta corriente bancaria si hay
un adeudo al banco por haber autorizado un crédito, en cuanto el
cuentacorrentista abone dinero a la cuenta, el banco tiene derecho a obtener la
inmediata cobertura por parte del cuentacorrentista.



12.- CONCLUSIONES.



Que la cuenta corriente como expresión genérica debe necesariamente
considerarse en sus dos aspectos: cuenta corriente mercantil y cuenta corriente
bancaria.

La primera de las nombradas abarca toda especie de negociaciones en que se
realizan operaciones comerciales en la forma y bajo las condiciones
establecidas por la voluntad de las partes y supletoriamente por ley de la
materia. No es, pues, una negociación, sino una serie de negociaciones
unificadas en un contrato.

Mientas que la segunda se refiere a negocios bancarios, y a los valores en
dinero efectivo o de crédito.

33
     BONFANTI y GARRONE. “El Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”, Cit., p., 422


                                                                                        25
13.- RECOMENDACIONES.



El uso, más notable de los contratos de cuenta corriente mercantil, y bancaria,
ya que en la primera, reduce al mínimo la necesidad de desembolsos
dinerarios, que bien pueden invertirse en otros negocios, y evita la pérdida de
tiempo de estar liquidando en cada momento cada operación comercial, de las
múltiples que pueden desarrollarse entre comerciantes, o entre uno de estos y
otro que no lo sea; en la segunda, ya que garantiza que nuestro deposito sea
custodiado, y permitir así la disponibilidad del mismo, con el uso de la
chequera, para transacciones que regularmente se prescinde del dinero en
físico, ya que muchas veces para garantía de los contratantes, se prefiere que
el dinero este custodiado o depositado en un banco.



14.- BIBLIOGRAFÍA EN GENERAL.



      LIZARDO TABOADA, CORDOVA, “Nulidad del acto jurídico”, Segunda
       Edición, Editora Jurídica GRIJLEY, Septiembre 2002.

      VICTOR MALPARTIDA CASTIDA y JOSE PALMA NAVEDA. Contratos
       de Colaboración Empresarial (Compiladores). Editorial San Marcos.
       Primera Edición 2003.

      MARIO ALBERTO BONFANTI y JOSE ALBERTO GARRONE. “El
       Cheque y Contrato de Cuenta Corriente Bancaria”. Abeldo Perrot S.A.
       Buenos Aires. Marzo 1981.

      PABLO     CARLOS      BARBIERI,    Contratos    de    Empresa,   Editora
       Universidad, Buenos Aires 1998.

      RAUL ANIBAL ETCHEVERRY, Derecho Comercial y Económico-
       Contratos Parte Especial 2. Primera reimpresión 2003. Editorial Astrea.

      SIDNEY ALEX BRAVO MELGAR, Contratos modernos empresariales,
       Tomo I, Editora “Fecat”, 1998.




                                                                             26
       TRATADO DE DERECHO MERCANTIL. Contratos Mercantiles y
        Bancarios, Tomo III, Gaceta Jurídica. Primera Edición. Abril 2008
       ULISES    MONTOYA       MANFREDI,     ULISES     MONTOYA      ALBERTI,
        HERNANDO MONTOYA ALBERTI. Derecho Comercial, Tomo III,
        Editora Jurídica Grijley-2006.
       ZAIDA OSORIO RUIZ. Contratos Comerciales-Empresariales y el
        Arbitraje. Editora IDEMSA. Junio 2002.
       ZAIDA OSORIO RUIZ. Contratos Comerciales y Empresariales, Librería
        y Ediciones Jurídicas, Primera Edición- Marzo 1999


.




                                                                            27

								
To top