El proceso socioecon�mico regional de los asentamientos estudiados

Document Sample
El proceso socioecon�mico regional de los asentamientos estudiados Powered By Docstoc
					 La circulación comercial en la comarca andina del paralelo 42 vista a través de la
                documentación de un almacén de ramos generales.

José María Mendes
Daniel Blanco
CEHIR ( Centro de estudios en historia regional) – Facultad de Humanidades-
Universidad Nacional del Comahue

Introducción.

El propósito del trabajo es la reconstrucción de la circulación comercial en la Comarca
andina del paralelo 42 entre 1926-1947 y su posible inserción en circuitos comerciales
de mayor extensión mediante el análisis de los libros de contabilidad y la
correspondencia comercial de “LA BOLSONESA”, la casa de ramos generales de
HANDEM ANDEN CERIELDÍN.
Los valles de la Comarca andina del paralelo 42° se caracterizan por su triple situación :
fronteriza; aislada y distante de los centros políticos y comerciales.
La documentación disponible muestra para, los años iniciales del período, una actividad
comercial extendida entre puntos muy distantes entre los que se pueden mencionar:
Buenos Aires, Bahía Blanca, Carmen de Patagones. Viedma, San Antonio Oeste e
Ingeniero Jacobacci.
“La Bolsonesa” nos muestra un sector de la población que consume bienes que se
producen a más de dos mil kilómetros y otros importados.
La correspondencia comercial permite identificar las medios del transporte y los
distintos agentes que intervienen en el proceso.
El estudio de las formas de abastecimiento durante la primera mitad del siglo XX y sus
relaciones con otros centros económicos es importante para que otras investigaciones
expliquen los procesos de poblamiento y ocupación del espacio, la estructura productiva
y los hábitos de consumo en un período poco estudiado.
Los estudios realizados por diversos historiadores y por el equipo que presenta el
trabajo permiten afirmar la existencia de un espacio regional fronterizo con
características diferenciadas de la tradicional concepción de la frontera patagónica.
La frontera entre Chile y Argentina tuvo un significado político pero atravesó un
sistema de relaciones culturales y económicas que superaban el límite internacional.
Otra frontera la interterritorial (interprovincial) se configuró caprichosamente siguiendo
la línea imaginaria del paralelo 42° que dividió el territorio haciéndolo depender de
centros administrativos que se encuentran a más de 800 km de distancia, Viedma para
Río Negro, Rawson para Chubut ( con una irremediable incomprensión de la realidad
local).
La región objeto de estudio para el presente proyecto es el espacio comprendido entre el
limite norte El Manso, el sur Epuyén, el oeste Llanada Grande ( Chile) y el este
Ing.Jacobacci y Cushamen.
En esta región una característica fundamental es la aparición de un estado que se instala
sobre una sociedad preexistente, a la que aún hoy le resulta un elemento transplantado.
En gran medida por su pretensión (concretada) de ir transformando la realidad
preexistente y reordenando por ende las relaciones sociales y políticas.
Este trabajo reconoce como antecedentes el presentado como trabajo final para el
Seminario de Historia Regional correspondiente a la Licenciatura en Historia de la
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                               2
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Universidad nacional del Comahue1, al expuesto en la Jornadas Interescuelas de
Historia, Neuquén, 19992 y al presentado en IV Congreso chileno- argentino de estudios
históricos realizado en Valparaiso, Chile en abril del 2001.

Delimitación y caracterización del área de estudio
Los procesos regionales analizados en este trabajo se localizan en la frontera chileno -
argentina de la Patagonia Norte, desde paso internacional Cardenal Samoré (o Puyehue)
–en la provincia del Neuquén - hasta Chile Chico (Chile), a la altura de Los Antiguos en
la provincia de Santa Cruz. Dentro de ella, el área comprendida entre las localidades de
San Carlos de Bariloche y Cholila, donde se encuentran los pasos de El León y Puelo
ubicados a los 42° de latitud sur, y con pequeñas poblaciones de cada lado de la
frontera3.

Decir que la Cordillera de los Andes constituye el límite entre Chile y Argentina parece
ser un elemento suficiente como para no dudar de la existencia de una diferenciación
clara que justificaría la existencia de dos poblaciones con identidad propia. Sin
embargo, no en toda la Patagonia esas condiciones son tan tajantes como aparentan.

En la Cordillera Patagónica las montañas tienen laderas abruptas, cumbres con aristas
marcadas y puntiagudas y están separadas por numerosos valles transversales de
orientación oeste- este. Algunos de estos valles se encuentran a baja altura y son de fácil
acceso, por ese motivo son muy utilizados como pasos para establecer comunicaciones
terrestres con Chile. La altura media es sensiblemente inferior a los 3.500m; se halla
seccionada – cortada - por profundos valles transversales, y los pasos internacionales
están por debajo de los 1.000 metros. Así ocurre, por ejemplo, en el Paso Cardenal
Samoré (Neuquén), Paso de El León (Río Negro), o en el Paso Puelo (Chubut).

La Cordillera Patagónica, con su baja altura relativa, con los pasos cordilleranos
accesibles con la particular característica de que algunos lagos desagüen en el Pacífico,
conforma lo que Daus llamó “sectores de frontera abierta”, donde “no existe una línea
física definida, incuestionable, a lo largo de la cual pueda correr el límite de la región y
por ende del país” (DAUS, 1968).

A medida que se avanza hacia el sur, las características de los Andes Patagónicos van
variando: disminuyen las alturas medias y los valles se hacen más amplios.


1 Sanchez Reiche, Graciela, Blanco, Daniel y Mendes, José María: “Voces de una
comarca en la frontera”, Trabajo elaborado para el Seminario de Historia Regional,
Licenciatura en Historia, Universidad Nacional del Comahue, CRUB. San Carlos de
Bariloche. Julio de 1999. 74 páginas.
2 Sanchez Reiche, Graciela, Blanco, Daniel y Mendes, José María :”Historia de una
población de frontera entre Chile y Argentina: Segundo Corral 1930-1990. ”
Policopiado. Trabajo presentado en las Jornadas Inteescuelas de Historia, Neuquén.
Setiembre de 1999.
3 En este trabajo utilizaremos el término “Comarca”, aludiendo al conjunto de las
poblaciones ubicadas sobre la Cordillera en torno al paralelo 42º. La denominaciòn de
Comarca andina del Paralelo 42º es adoptado con la intención de remarcar una espacio,
que aunque depende administrativamente de provincias distintas pero que reconocen
una historia y una identidad común.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                             3
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

El área cordillerana presenta clima frío y húmedo. Las temperaturas anuales disminuyen
a medida que aumenta la latitud y también la altura. Los vientos húmedos provenientes
del anticiclón del Pacífico provocan abundantes precipitaciones en el área cordillerana,
que fuera de ella disminuyen rápidamente hacia el este. Las precipitaciones son mayores
durante el invierno y se producen en forma de lluvia y nieve.

La abundante humedad y el clima templado determinan la formación de densos bosques
que van desapareciendo hacia el este a medida que disminuye la humedad que traen los
vientos del Pacífico. Acorde con esta disminución resulta la variación de cobertura
vegetal, influida también por la orientación de las laderas, los numerosos microclimas y
la conformación de los suelos.

 En la Cordillera Patagónica se encuentran numerosas cuencas hidrográficas; algunas de
vertiente atlántica y otras, de vertiente pacífica. Dentro de esta última se encuentran la
Cuenca del Río Manso y la Cuenca del Río Puelo.

El grupo fluviolacustre del Puelo concentra una serie de lagos y cursos menores. El río
Puelo es el colector del lago homónimo, nace en territorio argentino y confluye con el
Manso en Chile. Recibe a varios tributarios de poca importancia, a pesar de que su
cuenca posee abundantes precipitaciones. El lago Puelo es navegable y permite
embarcarse desde el Parque Nacional Lago Puelo (en Argentina) hasta Segundo Corral
(en Chile), ubicado en las márgenes del río Puelo –donde desemboca el lago -, luego de
cruzar los rápidos.

Hay dos rutas terrestres4 que se utilizaban para ir hasta Cochamó y desde allí a Puerto
Montt o hacia la zona de Osorno. La primera va desde Segundo Corral pasando por el
sector llamado Ventisquero - donde confluye otra ruta que parte del Hoyo de Epuyén
(Arg.) y que bordea el Lago Esperanza hasta Llanada Grande- y otra desde los Hitos
pasando por el Lago Las Rocas y el Lago Azul hasta Llanada Grande. Desde este último
punto se unifican todas las rutas siguiendo las márgenes del Río Puelo hasta el lago
Tagua – Tagua . Allí se une a otra ruta que viene desde el Paso de El Manso en
Argentina, se balsea el lago o se cruza en bote a remo (dos horas de travesía).Y desde la
otra orilla sigue el camino hasta las localidades de Río Puelo y Cochamó.

Desde el presente. La necesidad de explicar el aislamiento en la población
de Segundo Corral.
La población chilena de Segundo Corral, a treinta kilómetros de la frontera con
Argentina, sobre la margen sur del Río Puelo, no tiene contacto terrestre con otras
localidades de Chile. Sus pobladores deben trasladarse a Lago Puelo o a El Bolsón
(ambas localidades en territorio argentino) para cubrir sus necesidades de atención
sanitaria, educación y abastecimiento.5

4 A diferencia del Paso Cardenal Samoré , que es transitable por automotores y
camiones, Los pasos de El León y Puelo sólo tienen una senda estrecha para el paso
peatonal o de ganado en pie.
5 Esta introducción se basa en los testimonos de Blanca Cayún de Argel , Teresa Ortega
y Alba Delgado y fueron conpletados por la observación directa de los autores en una
trabajo de campode tres días de duración que incluyó indagaciones en destacamento de
Gendarmería Nacional (Lago Puelo) , retén de Carabineros de Chile, Lago Las Rocas ,
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                            4
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Debido a su aislamiento, este asentamiento chileno no posee en la actualidad servicios
de electricidad por red. Un generador con energía hidráulica provee de luz eléctrica a
algunas viviendas y otro pequeño generador termoeléctrico abastece un transmisor
BLU.

Esta población careció durante muchos años de aquellos insumos que no pueden ser
trasladados por tierra y a caballo, ya que no existen rutas que los comuniquen con otras
poblaciones chilenas y sólo hay una picada que no admite la circulación de vehículos en
dirección a la Argentina y otra hacia Llanada Grande (Chile) que continúa su trazado
hasta Río Puelo, Puerto Montt y Puerto Varas.

En la actualidad un avión de la Fuerza Aérea Chilena proveniente de Puerto Montt hace
vuelos frecuentes que permiten abastecer un almacén que forma parte de la cadena ECA
(Empresa Chilena de Abastecimiento a zonas aisladas). Este almacén surte de productos
básicos de alimentación y limpieza. Sin embargo, el abastecimiento no es tan regular
como sería necesario y a veces pasan varios días sin stock de algunos insumos.

La conexión con Argentina fue más frecuente y permanente que con otras poblaciones
chilenas. En la actualidad una embarcación a motor remonta los rápidos (grado 1) del
Río Puelo que hasta hace muy poco tiempo fueron un obstáculo insalvable para la
navegación hacia Argentina.

El Río Puelo no es navegable en dirección al Oeste ya que existen rápidos ( grado 4)
que imposibilitan la circulación de cualquier embarcación.

Actualmente la aglomeración de Segundo Corral6 consiste en un conjunto de unas siete
viviendas, una centro asistencial, una capilla, una escuela y un almacén ubicadas a lo
largo de la Av. J.B. Alegría de 150 metros de longitud. Cien metros hacia el norte se
encuentra el aeródromo.

En torno a este asentamiento se ubican chacras de distintos pobladores. La observación
directa nos permite advertir algunas líneas comunes en el tipo de construcción tanto de
las viviendas como de las instalaciones y dependencias destinadas a tareas rurales. Estas
características son el uso casi exclusivo de la madera como material de construcción,
tanto para las viviendas como para los corrales destinados al ganado, un uso muy
restringido y - aparentemente - reciente de alambrados, el aspecto rústico de las
construcciones asociado a una notable prolijidad en las terminaciones.

Desde el pasado: la construcción del aislamiento político en Segundo
Corral y Llanada Grandel.
El poblamiento de la región andino patagónica acusa la convergencia de por lo menos


Segundo Corral y zona rural próxima, como fruto de este trabajo se obtuvieron los
testimonios orales que sirven de base a este trabajo.
6 Este asentamiento es fruto de una acción planificada del Estado chileno luego de la
crisis fronteriza de 1978 se trata de un conjunto de viviendas normalizadas. Su tamaño
es pequeño, todas cuentan con un estar con una cocina a leña con salida hacia el techo,
ubicada de tal modo que permite la presencia de varias personas sentadas a su alrededor.
El resto de las habitaciones son, por lo general, pequeñas.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                              5
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

tres corrientes.

Desde fines del siglo pasado, e impulsados por una migración que se abría camino
desde el norte hacia el sur de Chile, comenzaron a llegar los primeros colonos
transandinos en busca de tierras para pastoreo. Chilenos y alemanes comienzan a
establecerse en las costas del Lago Nahuel Huapi. Es esta corriente migratoria, en la que
los pueblos cordilleranos reconocen los nombres y apellidos de sus primeros
pobladores, la que caracteriza a toda el área hasta la actual localidad de Esquel. En este
punto otra corriente con intenciones colonizadoras , la galesa , proveniente del valle
inferior del río Chubut, protagoniza el poblamiento de Esquel y Trevelin.

En el norte de la región, o sea, en el oeste neuquino, fue un factor importante la
presencia indígena en la zona cordillerana y antecordillerana con un conjunto de
actividades agrícolas y ganaderas. Esta última fue la base de un activo intercambio
comercial con Chile.

La zona oeste del territorio neuquino aparecía funcionando en esta etapa como región de
centros del sur chileno ( Chillán, Angol, Antuco ); sus producciones tenían salida por
los puertos chilenos de Valdivia y Concepción (OLASCOAGA, 1974).La ocupación militar de
esta zona entre los años 1879 y 1885 provocó la ruptura de esta organización
económica, impuso la propiedad privada de la tierra y cambió las relaciones sociales
imperantes. La ocupación blanca, apoyada por la instalación de fortines, se produjo por
tres vías de penetración : la del norte (mendocina), la del este ( bonaerense) y la del
oeste , ampliamente mayoritaria, proveniente de Chile (BANDIERI, 1991). Así surgieron
poblaciones como Chos Malal (1887), Las Lajas (1879) y San Martín de los Andes (
1898).

Esta orientación transandina de los intercambios fue más acentuada en el norte de la
región y menos intensa hacia el sur, debido tal vez a la carencia de población del lado
chileno, la mayor distancia con los centros chilenos y la proveniencia de los nuevos
componentes migratorios.

En el sur, la expansión de la colonización galesa, iniciada en el valle inferior del río
Chubut, logra el objetivo de llegar a la cordillera. Así crece la Colonia 16 de octubre, es
decir, los actuales pueblos de Esquel y Trevelin (1888).

En un segundo momento, en las primeras décadas del siglo XX, por fuera de la acción
del estado, se inicia un movimiento que reúne a una tipología diversa. La inmensa
mayoría son los expulsados del sistema de una forma u otra en su lugar de origen,
chilenos de la zona de Concepción, sirio-libaneses que huyen del descalabro seguido de
atrocidades del Imperio turco, españoles, italianos(TERRAZA,1975) y polacos en entre
guerras7, que a su vez convocan a más compatriotas al final de la misma, y finalmente
una minoría de argentinos enviados por el gobierno en algunos casos, para cubrir
vacantes oficiales.

En este período el sentido predominante del movimiento poblacional es norte-sur,
favorecido por la orientación de los valles cordilleranos de la región de la cuenca del
Puelo y por la posibilidad de hallar tierras libres para el pastoreo objetivo principal del
movimiento migratorio proveniente de Chile. A partir de la década del treinta los

7 Entrevista a Stefan Zaniuk. Mayo de 1999
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                             6
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

asentamientos se consolidan por dos causas: el cierre de las fronteras y la atracción que
ejerce Bariloche como centro económico en expansión.(VARNASPSKI,1983)

Una vez instalados en la zona, se dedicaron a la cría de ganado vacuno y, en menor
medida, ovino siendo sus destinos de comercialización los puertos del Pacífico. Esto nos
permite reconstruir la existencia de importantes arreos que, originados en las
poblaciones del sur, sumaban cabezas de ganado a medida que avanzaban hacia los
pasos cordilleranos de Neuquén. Estos arreos de ganado hacia Chile, desde las estancias
inglesas de Tecka hacia el norte, son analizados por Migues (Migues, 1983).

Los asentamientos de Segundo Corral y Llanada Grande en el contexto de
las relaciones fronterizas argentino chilenas.
Sabemos que las migraciones y los intercambios transcordilleranos eran comunes y
frecuentes. Fruto de esta relación, se establece la población en la zona del paralelo 42°
del lado este de la Cordillera. La particularidad que tiene este proceso es que se
establecen poblaciones en lugar de migrar a otros centros ya existentes.

Los factores de asentamiento que dieron lugar a las poblaciones de Segundo Corral y
Llanada Grande se explican en parte en el contexto de los procesos de poblamiento que
afectaron a una región que comprende desde el Norte de Neuquén hasta el Norte de la
Provincia de Santa Cruz y desde la costa del Oceáno Pacífico en Chile hasta
poblaciones localizadas en la región de transición entre la zona cordillerana y la meseta
patagónica.

Pero, ¿qué es lo que lleva a estas familias de origen chileno, que se asentaron y tuvieron
hijos en Argentina, a pasar con su capital por el Paso Puelo y asentarse en Segundo
Corral y Llanada Grande?

Desde las fuentes orales trabajadas, la fundación de los asentamiento de Segundo Corral
y Llanada Grande se explica en el contexto de una migración o repatriación en la que se
pueden identificar dos momentos de migración: cerca de 19208 (los Cayunes, los Cerda
y los Rosas)9 y a partir de 1937 (Müller, Alegría, Ortega, Vargas, Barrientos, Sánchez,

8 Este periodo coincide con un alto nivel de conflictividad social a ambos lados de la
frontera en la zona de Punta Arenas para Chile y Santa Cruz en la Argentina , en el que
las huelgas generaron gran preocupación tanto en Santiago como en Buenos Aires, en la
Argentina la mayoritaria presencia de trabajadores chilenos exacerbó conductas
antichilenas que venían del fin del siglo XIX y comienzos del XX. Y que vuelven a
aparecer más adelante como señalamos en el cuerpo principal del trabajo. Cftr. Caillet-
Bois, Ricardo, “ Cuestiones Internacionales ( 1852-1966)” Eudeba Bs. As, 1970. pag
88-89.
9 Entrevista a Don Juan Paredes. Lago Puelo, Chubut, Junio de 1999 .
Sobre la apertura del paso Don Juan Paredes nos dice:
 “No mucho más. En Segundo Corral tiene gente esperese, de 1910, hubieron los
pobladores de Chile mas viejos, ahí cerca de Don Máximo Müller estaba la casa de los
que hicieron la primer población en 1915 por ahí sería los Cerdas viejos que murieron
en Mallín Ahogado, Los bisabuelos de los que viven allá en Bolsón, esos fueron los que
abrieron este boquete para allá. La primer población es de donde estaba Máximo Müller
de este lado, ahí hicieron la primer población. ”
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                             7
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Melo).

Esta última encontraría su origen en una política activa del Estado Chileno para atraer
migrantes nativos a sus fronteras con Argentina como colonizadores particulares. Sobre
la base de la Memoria del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile correspondiente
a 1908 Baldomero Estrada afirma “...se iniciaba en 1896, un proceso de colonización
con chilenos que regresaban de la Argentina ante la eventualidad de un conflicto bélico
entre Chile y dicho país. 7.529 chilenos fueron favorecidas por la ley que concedió
calidad de colonos a los repatriados” (ESTRADA, 1996).

Esta proceso de repatriación parece seguir vivo en los años treinta según nos relata
Carlos Sánchez10
            Para estar en Lago Las Rocas, en esas tierras, ¿su papá tuvo
            que ir a Puerto Montt a pedirlas, a la oficina de Tierras en
            Chile?
            Claro, allá se hacía la gestión.
            Se hacía la gestión, pero no había mensura ni nada, les decían
            ocupen el lugar, y ¿él iba y declaraba la ocupación?
            Le daban una superficie, facilitaban eso con tal que se
            hagan[chilenos] los chicos que iban, que fuesen chilenos.
            ¿ah si, ésa era la obligación?
            Sì, era obligación para tener tierras ahí, si los hijos no eran
            chilenos tenía que anotarlos como chilenos.

Pero dicha acción del Estado Chileno no tuvo la profundidad necesaria para crear un
conjunto de condiciones que permitiera a los repatriados insertarse, tanto en el conjunto
de la sociedad chilena11 como en circuitos económicos consolidados.


10 Entrevista a Carlos Sanchez, El Bolsón, Marzo 2001. Versión coincidente da la Sra.
Soto de Cárdenas de Segundo Corral.
11 Entrevista a Don Juan Paredes, Lago Puelo, Chubut, junio de 1999.
 Es una hondonada muy triste ahí, por lo principal no hay asistencia medica, es lo más
triste que hay, usted se enfermo y no tiene el dinero para llamar el avión y murió nomás
y no tiene permiso para salir para acá [ Argentina] y murió nomás, yo por eso no quise
volver más para Chile. Estoy viejo y enfermo, a que voy a volver ya estoy arruinado ya.
¿Como se hacia, se casaba la gente o no se casaba se juntaba nomás?
Cuando venía el oficial civil de casualidad yo me casé cuando ya tenía 4 hijos, recién
vino un oficial civil a Segundo Corral. Porque nos persiguió.
¿Y cuando fue eso?
El 22 de enero de 1959.
¿Y no había ninguna autoridad chilena, hasta ese momento?
Carabineros nada más. Los carabineros guardaban el orden, no hacían historia por nada
ni una cosa ellos se tiraban a muertos ahí, ojalá no venga ni un jefe nunca, porque vivían
mejor no trabajaban. No hacían nada.
¿No había escuelas antes, solo carabineros?
Nadie tenía escuela nadie tenia nada los hombres se hicieron hombres sin escuela, hasta
que vino doña Berta recién hubo escuela en Llanada en Segundo Corral no había nada.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                                8
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Los repatriados de Segundo Corral y Llanada Grande quedaron inmersos en un doble
aislamiento: de su patria y centros nacionales de comercio e intercambio, y de sus
antiguos centros de intercambio y comercio en Argentina.12

Esto se manifiesta a través de historias familiares diferentes a ambos lados de la
frontera y la persistente migración de hijos a la escuela y el trabajo en la Argentina, que
caracterizó a las poblaciones mencionadas para este período.

La voz de Don Máximo Müller13 ( 74 años) nos ubica en el año 1939 :
            ¿Usted se acuerda de por qué vinieron para acá?
            Bueno cuando empezaron a repatriar nos vinimos.
            Yo no sé por qué sería en esos años.
            ¿Los argentinos los echaban?
            Sí, sí .

Teresa Ortega , nacida en 1924 y trasladada a Llanada Grande en 1932, atribuye el viaje
de su padre a Chile a la necesidad de obtener buenas pasturas, pues en la zona de
Epuyén le querían cobrar el pastaje o los desplazaban los ingleses (no lo tiene claro). Lo
convenció Don Gerónimo Bejar de irse para Llanada Grande. 14




¿Y a Segundo Corral propiamente dicho cuando llegó la escuela?
Cuando llego, y la escuela llego a SEGUNDO CORRAL porque se puso una hija del
finado Gallardo, José Gallardo, maestra interina nomás, que había estudiado pero algo,
algo, que enseño la mujer se le iba a pagar por los padres y entonces doña Berta hablo
con ella y dijo: hay que hacer una solicitud, Dona Berta hizo la solicitud y la firmaron
los pobladores y como dos o tres meses sacaron el maestro a Victor Paredes, ese fue el
primer maestro que vino. Y buen maestro eh.
¿La escuela es la que hicieron abajo en la pampa de los Cayun?
Si esa es todavía existe la escuela una casa vieja.
¿En que año empezó?
No me recuerdo , la chica mayor tenía 10 años y empezó la escuela.
¿Y cuando nació ella?
En el 53.
¿O sea que la escuela empezó en el 63?
Claro.

12 Advertimos que los repatriados pertenecen en su totalidad a familias con apellidos
europeos mayoritariamente españoles . No encontramos ningún apellido mapuche. Una
posible explicación es que los mapuches no se sintieron convocados por este intento de
regreso a Chile, ya sea por tener un arraigo distinto a la tierra y a su comunidad y
también, debido a su sentimiento de Nación, por consisderar que tanto el estado
argentino como el chileno no los representaban.
13 Entrevista a Máximo Müller marzo de 1999. Segundo Corral
14 Entrevista a Teresa Ortega febrero de 1999. Lago Puelo. Sobre la acción de Jerónimo
Bejar también nos aporta el testimonio de José Barrientos
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles                              9
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Marcelino Martinez (1950) menciona para la zona de El Bolsòn una población de 500 o
600 habitantes para la Comarca para 1913, en su mayoría chilenos.

Pero la migración también se asentó en una tendencia antichilena generada desde el
Estado Argentino, desde los albores de la ocupación territorial a fines del siglo XIX y
principios del siglo XX, que se suma al impedimento legal como región de frontera, de
tener la propiedad de las tierras fiscales si no se tienen hijos argentinos mayores de
edad, la inminencia de la mensura a fines de la década de 1930, se convirtió en una
presión antes de que se hiciera efectiva.

Podemos rastrear el sentimiento antichileno desde principios de siglo. En una carta
dirigida al Inspector de las Escuelas Nacionales del territorio, Don Pedro Pascual Ponce,
el primer maestro de escuela de la zona, quién manifestaba en 1910
           “dado el elemento que puebla estas comarcas ( chilenos), por lo
           general gente inculta egoísta y retrograda, huérfanos de
           sentimientos altruistas, y todo lo que significa civilización y
           progreso, que viven entregados apresuradamente a la
           explotación de vastas extensiones de tierra fiscal (los mejores
           valles de la cordillera), como vislumbrando la próxima caída de
           su imperio han de verse desalojados en día no lejano - lo
           espero- por el elemento nacional o el de cualquier otra
           nacionalidad, sería de desear de vida laboriosa y honesta...”15

El Geólogo Bailey Willis, quien dirigió la Comisión de Estudios Hidrológicos que visitó
la zona entre 1911 y 1914, escribe en su informe:
           “...Durante los últimos quince años estos valles han estado
           ocupados por intrusos chilenos. Casi todos estos colonos son
           gente sin recursos ni educación y abandonarán la región, pero
           hay otros de distinta clase. En El Bolsón, un chileno de origen
           alemán, Jorge Hube, se ha establecido con la intención de
           retener sus tierras y las mejoras introducidas, entre las que
           tiene un molino de harina montado con maquinaria alemana y
           movido por una rueda hidráulica de arcaduces.”16

Finalmente en este continuum un documento oficial la Memoria correspondiente al
Ejercicio 1940 del Ministerio de Agricultura, expresa:
¨ La labor ha continuado con el mismo entusiasmo de un principio,
ejerciendo con su influencia , una acción orientadora de nacionalismo en
las comarcas sujetas a su régimen, todas limítrofes y que hasta hace poco
ofrecían el serio problema de una población desvinculada de todo


“Casi toda la gente que hay por ahí, en Llanada Grande hasta El Manso, abajo, es gente
que vivió por acá, otros vivieron en Cholila, se fueron después. Uno de ellos es
Jerónimo Bejar, poblador de Cholila. ”

15 Ponce, Pedro Pascual, :Libro Histórico de la Escuela Nº 16 Las Golondrinas,
Chubut. Pag 40 y 41.
16 Willis , Bailey: El Norte de la Patagonia, Buenos Aires, Eudeba, 1988, p. 375
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 10
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

sentimiento de argentinidad.¨17

El “peligro” chileno en la Patagonia Argentina
Un propósito del Estado Argentino más o menos explícito era el de liberar tierras para
nuevos interesados más vinculados a los intereses que se suponían nacionales. Si nos
ubicamos en el área definida esta “acción orientadora” tuvo como efecto inmediato el
desplazamiento de las familias de origen chileno hacia una región no ocupada ubicada
en la zona fronteriza.

Esta versión nos la confirma el Sr. Stefan Zaniuck que vino de Polonia a la Argentina en
1937, y se instaló con su familia (vino de Bs. As. a El Bolsón):
           " Vinimos entonces todos acá, había gente, chilenos, suizos,
           polacos ( como Kolb y Batiuck) que vivían en el Hoyo de
           Epuyén. Habían comprado. En aquel tiempo había una
           dificultad con chilenos, aunque tienen hijos argentinos ellos no
           podían tener tierra propia. Como están muy cerca de la
           frontera. Entonces en esa época ellos vendían todo lo que tenían
           ocupado y se iban a Chile, vendían las mejoras, casas, corrales
           alambres etc.
           La tierra no se podía[comprar], nosotros tuvimos que solicitar
           la tierra en lotes de 25 a 30 hectáreas, el gobierno casi nos
           regaló porque cobraban quince pesos la hectárea ... tenía el
           peso valor pero era a pagar .

Con los chilenos “había una dificultad”, pero a los europeos el gobierno casi les regala
la tierra. En los dichos de Zaniuck la repatriación parece ser un hecho colectivo que
afecta a los chilenos. Pero los polacos también tenían problemas:
           ¨...había un problema, pero no puedo explicar bien por qué, es
           un poco complicado el asunto, porque inspectores que están por
           acá nos ponían frenos pequeños, usted tiene que comprar, pero
           tenga mucho cuidado porque hay que ver más adelante si dan o
           no le dan. Con eso nos ponían un freno. Pero igual, como
           nosotros vinimos para trabajar no importaba nada y
           comprábamos las mejoras...¨18

Dicho de otro modo el acceso a la propiedad era inseguro,
           ...La vida siempre ha sido dura, no sólo ahora que están
           estafando, embromando a la gente, también cuando venían los
           pudientes. Tenías un pedazo de campo y bueno, como es fiscal,
           venía un ingeniero, trazaba una línea y chau. Al pobre hombre



17 Ministerio de Agricultura de la Nación. Memoria correspondiente al ejercicio 1940,
presentada al H. Congreso de la Nación por el Ministro de Agricultura, Tomo I, Buenos
Aires , 1941, pag. 391. Citado por Halvorsen, Patricia Entre el Río de las Vueltas y los
Hielos Continentales, Buenos Aires, Vinciguerra S. R. L, 1997. Pag 29.
18 Entrevista a Stefan Zaniuck . El Bolsón. mayo 1999
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 11
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

            sólo le dejaron un pedacito...19

Sobre este punto Patricia Halvorsen señala las superposiciones de jurisdicción sobre la
adjudicación de permisos entre la Dirección General de Tierras y el Gobernador del
Territorio(HALVORSEN,1997). Pero visto desde quien vino de Polonia a la Cordillera
Patagónica, en un viaje sin retorno, era lo más cercano a lo deseable. Sin embargo para
un chileno que había acumulado un capital - específicamente en animales - la
incertidumbre sobre la tenencia de la tierra era injustificable pudiendo trasladarse al otro
lado de la frontera. En este posible análisis seguramente pesó el escaso valor de la tierra
en relación con las mejoras y el capital acumulado( algunas decenas de cabezas de
ganado). Otra vez los recuerdos de Don Zaniuck nos confirman esta relación de precios:
            ¨ Yo pasando un año trabajando como peón con la familia que
            se llamaba Paladino, después apareció una chacra en Lago
            Puelo [ La Lidia enfrente de Roussell], chacra, le dicen chacra:
            era un ranchito, en aquel tiempo la población que compré, era
            nada, le pagué los seiscientos pesos ( que era mi depósito que
            exigían en Europa) y por esos seiscientos compré las veinticinco
            hectáreas con mejoras, un ranchito que de sur había una pared
            palo pique, partidos por la mitad y puestos así nomás, del este
            había una pared de tablas, del norte había pared hasta la mitad
            y del oeste no había nada , entregando totalmente lo que tenía, (
            una anécdota: como no había alambrados y los animales valían
            más que las personas, yo me fui a El Hoyo a comprar la paja
            del centeno, pues en aquel tiempo se trillaba solo la semilla, y
            yo recogía pasto de centeno y lo traje a caballo y construí mi
            pared como se hacía en Polonia con tierra. Por la noche
            vivieron los bueyes y me la comieron toda.)¨

Veamos el negocio de Don Zaniuck: compró la tierra en cuatrocientos cinco pesos en
cuotas y las escasas mejoras, en seiscientos pesos.

La siguiente referencia expresa el extraordinario valor del ganado en relación con otros
bienes. El testimonio, de Orfelina Nuñez de Vargas, reconstruye una ruta de los
primeros pobladores y explica las razones de la migración hacia Chile:
            “Cuando se pobló El Bolsón esta gente fue repatriada de
            Argentina y esa gente entró acá.


19 Entrevista a Enrique Merino. Don Juan Paredes nos presenta una versión más dura
de los hechos al afirmar que :
” ¿Porque se fue para Segundo Corral?
Porque sacamos terrenos con mi padre allá, yo saqué una propiedad y mi padre saco
otra, porque ese tiempo había una mastufia ( SIC) aquí entre el Comandante de Parques
que era un tal Sosa y con [el comisario de la Policía Fronteriza]Benavente. Entonces
hicieron una mastufia que era correr a todos los chilenos y toda esa gente que había en
El Turbio la sacaron. Toda pa acá, con todo, tira pa acá y acá también empezaron a
correr gente Chilena y mi padre dijo a nosotros no nos molestaron pero yo voy a ir a
sacar campo en Chile. Y encontramos el campo, y la demás gente casi todos se fueron
para Chile también. Han muerto de viejos todos allá. ”
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 12
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

            ¿Repatriada que significa? ¿que los echaron?
            Sí, los echaron. Por no tener documentos. Es decir cuando la
            gente pobló El Bolsón ya llegaron extranjeros como están
            llegando acá, entonces ellos vendieron lo que tenían en
            Argentina y listo... Se vinieron con animales porque no dejaron
            su capital botado. ¨20

La migración de los fundadores de estas poblaciones se produjo por una convergencia
de tracción y presión: el Estado Chileno que pretende afirmar su soberanía en una parte
del territorio de dificultosa ocupación y el Estado Argentino dispuesto a desalojar tierras
para destinarlas a la migración europea, en los valles cordilleranos de la ladera este de
los Andes21.Entre ambas fuerzas los pobladores de origen chileno, una vez hechos de un
capital, quieren reingresar a una zona reconocida como chilena para obtener
condiciones de ocupación más seguras y más adecuadas a sus necesidades22.

Esto nos lleva a pensar que no sólo fueron motivos externos a la personas los que
condujeron a la migración, sino que éstos se entrelazan con un conjunto de condiciones
sociales y económicas que hicieron que esta acción de los estados generara una
migración

En primer lugar, mencionamos la tendencia a la fuerte movilidad de la población. Las
relaciones fronterizas argentino – chilenas se caracterizaron por su intensa movilidad e
intercambio, situación que es previa a la ocupación efectiva del espacio por los dos
estados, y que se mantiene luego de la llamada Conquista del Desierto (BANDIERI,1996) ,
incluso hasta la fijación efectiva de la frontera, con la delimitación23. Es común en toda
la región que las familias tengan casa en las aglomeraciones y en la zona rural. Se puede
ver a una misma familia asentarse originalmente en Epuyén, luego trasladarse a Lago
Puelo, más tarde una parte emigrará a Chile por el paso de Puelo y otra parte
permanecerá del lado argentino. Las referencias a los traslados no remiten a
experiencias traumáticas . Por el contrario, pareciera ser una opción siempre presente la
de reunir su ¨capital¨ y mudarse. La señora Soto de Cárdenas nos lo cuenta así:
            " Yo era muy niña, pasamos en el año „42, ya estaban los
            Urrutia, los Müller.
            Mi padre pasó en el año „27 para la Argentina, soltero, yo era
            muy niña cuando vinimos para acá.


20 Entrevista a María Orfelina Nuñez de Vargas, Segundo Corral, marzo 1999.
21 Sergio Bagú ( 1978, p. 26 y 27) señala la ausencia de registros de migraciones
limítrofes a la Argentina hasta la década de 1960, en cambio la migración europea se
registra desde 1857.
22 Mayoritariamente los testimonios no mencionan hechos de violencia como causa de
su decisión. La repatriación en los dichos de los pobladores de Segundo Corral es
recordada como un episodio de sus vidas más relacionado a una situación económica
que los llevó a buscar nuevos destinos que a una circunstancia de expulsión violenta.
23 Esto está estudiado para la región N. O. del Chubut por María Marta Novella,
Débora Finkelstein y Marcelo Gavirati en dos trabajos que tienen una amplia base
documental Censos, entrevistas,etc. . Citados en la bibliografía adjunta.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 13
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

           El hizo capital, se casó, con la hija de la familia Díaz ( hija de
           Don Pedro Díaz,) mi papá era de Piedra Azul en Chile. Trajo su
           capitalito estaban los Cayunes, para no vender mi papá se vino
           con su capitalito, eran siete animales. A caballo desde la
           Argentina hasta Piedra Azul y de ahí íbamos al Bolsón a
           pasear.
           Mi hermana está casada con quien fue un concejal, Díaz [se
           refiere al fallecido Antolín]. El otro es Ambrosio Díaz, está
           casado con Catalina Buldain.
           Mi hermano vive en Bolsón”.

 Sin duda no faltaron condiciones del contexto histórico que estimularon estos
movimientos, pero es posible suponer que la movilidad es también un componente
cultural en el pensamiento de estos hombres y mujeres de frontera. Es evidente que la
región en la que desarrollan su vida es mucho más amplia que la del paraje en el se
aquerenciaron en su edad madura.(BONDEL,1992)

Las voces de pobladores de ambos lados de la frontera nos demuestran esta gran
movilidad de la población. Las testimonios de Máximo Müller, Emilio Pozas, Carlos
Sánchez y otros todos de familias originarias de Chile, ingresan a la Argentina por los
pasos de Neuquén y de Río Negro, migran hacia los valles del sur en el límite actual
entre Río Negro y Chubut, en los que se asientan a principios de siglo. Por pastajes, por
venta de mejoras, por cambios de actividad se producen frecuentes traslados de las
familias en la misma zona.

Otra característica sobre la que opera el efecto presión-tracción en que se trata de una
sociedad con una vida económica caracterizada por un alto grado de
autoabastecimiento, (rasgo que se mantuvo hasta finales del siglo XX),. en la que el
aislamiento no era un problema crucial a la hora de tomar decisiones (tales como
migrar). Sí, en cambio, esta configuración económica requería de espacios extensos para
explotación ganadera y rindes agrícolas para sustentar a familias muy numerosas.

La proximidad –como una amenaza- de la mensura de tierras y la situación precaria de
los nacionales chilenos hacían que conservar campos extensos comenzara a complicarse
del lado argentino. La aparición de inmigrantes europeos con dinero, que compran
mejoras y tierras libres sin ocupantes en el territorio, les permite vender y volver a
empezar (en Chile) en mejores condiciones.

La circulación económica.
Podemos afirmar que para esta época el grueso de la circulación económica tenía
orientación Atlántica.

Nos hemos planteado responder a algunos interrogantes básicos.¿Qué bienes o
productos circulan? ¿Por qué rutas lo hacen? ¿Por qué medios circulan? Y finalmente
¿Qué agentes participan del circuito, cuál es su papel y de qué parte de la ganancia se
apropia cada uno?

Para ello es necesario hacer un recorte temporal más preciso distinguiendo dos
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 14
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

momentos. Un primer momento, desde 1920 hasta 1940, en el que el FFCC de trocha
ancha llegaba hasta Bariloche, y un segundo momento, a partir de 1940, en que el FFCC
avanza con una línea de trocha angosta hasta El Maitén. Esta periodización se refuerza
por el hecho de que es partir de 1940 en que hacen su aparición en esta zona las
comisiones de límites, de ambos países, que fijan definitivamente los hitos fronterizos.

Para analizar la circulación económica hemos sistematizado la misma en tres espacios:

   El regional, definido por la Comarca y periferia inmediata.( ver esquema número I)

   El nacional, definido a partir de las relaciones comerciales que se generan desde la
    Comarca.

   El fronterizo, que abarca las relaciones con los centros de Chile a través de las
    poblaciones de Segundo Corral y Llanada Grande (por el Paso Puelo) y El Manso y
    El León (por el Paso El León)

Período 1920-1940

Para la comarca y sus alrededores podemos señalar que nos encontramos con una
economía de autoabastecimiento de alimentos. La comarca produce cereales y los muele
en sus molinos (Oriola, 1988) frutas y hortalizas, cerveza y chicha (Roselli, 2000)., que utiliza
para su abastecimiento e intercambio con la meseta cercana (Cushamen, Ñorquinco,
Jacobacci), recibiendo en pago, sal, ganado ovino o frutos del país24.

La carne, tanto de bovinos, ovinos, yeguarizos y aves de corral, se consume en
abundancia y la comarca y su gente llegan al autoabastecimiento de estos productos.

Casi no existe moneda, la misma ingresa a la región a través de los empleos públicos
que para esta época no son tan numerosos: maestros y policía fronteriza (luego
reemplazada por la Gendarmería), básicamente. Enrique Merino lo refiere con
precisión:
             Para comer había, pero no había para comprar, no había
            dinero, el dinero no circulaba, se hacía trueque, mi padre hacía
            trueque, con la gente pobre decía: traigan el trigo y se llevan la
            harina, me dejan un poco de trigo o harina a cuenta del trabajo.
            Y si no algunos decían bueno, don Antonio ( porque algunos
            traían poco trigo), y mi papá les decía “si podés traéme algo y
            si no te llevás toda tu harina”.[le respondían] - no si tengo un
            chancho o tengo un ternero - “Bueno, tráeme lo que tú
            quieras”. 25

¿Qué circula en relación con el mercado nacional atlántico? De la región salen los


24 Archivo Personal de la familia de Hamdem Ceireldin. ( en adelante APFHC)Estos
intercambios son habituales y estan documentados en los archivos contables de : La
Bolsonesa, de Handem Andem, Libros copiadores de correspondencia salida y
biblioratos de facturación comercias y de correspondencia entrada (1926-1947) y son
confirmados por nuestro archivo de entrevistas, que citamos en la bibliografía.
25 Entrevista a Enrique Merino, El Bolsón. junio de 1990
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 15
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

denominados Frutos del País (cerdas, lanas, cueros, etc.), obtenidos tanto en ella, como
por el intercambio en la meseta cercana. Estos frutos se envían a acopiadores de San
Antonio Oeste, Ingeniero Jacobacci y Ñorquinco. 26

Ingresa moneda, como hemos señalado para el pago de los agentes de la administración
pública, aunque en la mayoría de los casos los comerciantes más fuertes, como veremos
más adelante, oficiaban de agentes de cambio, recibiendo los giros y cheques a cambio
de mercadería que habían ido vendiendo en cuenta corriente. En general, los pagos se
demoraban, tanto de sueldos como de gastos de la administración y las casas de Ramos
Generales oficiaban así de financistas.

Dichos cheques o giros eran entonces enviados a los proveedores de Buenos Aires, a los
acopiadores de las puntas de rieles (Ñorquinco y Jacobacci), al Puerto de San Antonio
Oeste, o al Banco de la Nación Argentina. Este último tenía una oficina comercial en El
Bolsón atendida por Fuad Ceireldin, uno de los más fuertes comerciantes y Cónsul de El
Líbano en la región.27, sobre el que Enrique Merino nos refiere:
           Ceireldin, el nombre, porque se cambió el nombre no me
           acuerdo ahora, antes tenía un nombre medio raro, bueno, que él
           tenía almacén y tienda muy bien puesta y le puso La Central,
           que está [en el lugar en el que està] la Anónima ahora, era un
           hombre muy amable, y muy aristocrático y muy personal.
           Trabajó muchos años con ese negocio, inclusive mi papá fue
           cliente de él. Allí no había que ir con el dinero en la mano a
           comprar las cosas, se hacía un pedido y se llevaba la libreta, se
           anotaba todo en la libreta.28

Del mercado nacional llegan mercaderías en general como vestidos, calzado, telas,
cigarrillos, bebidas, combustible y papelería.29( ver esquema)

En esta época empieza gradualmente el flujo de familias que conformaran los
asentimientos señalados, las dos primeras familias son los Cayunes y los Rosas, que
trasladan su “capital“30 al lado chileno de la región.

La mercadería se transporta.en el caso de la ruta atlántica o la meseta, con tropas de
carros de bueyes, las más importantes de ellas fueron las de las familias Losada,
Andem, Merino y Azcona.31



26 APFHC. Cuadernos borradores de registraciones diarias. Años1926-1947.
27 Entrevista a Runilda Seneildín de Namor, Las Golondrinas, Lago Puelo, marzo
de 1999.
28 Entrevista A Enrique Merino. El Bolsón, junio de 2000
29 APFHC. Libros copiadores de correspondencia salida y biblioratos de facturación
comercial y de correspondencia entrada (1926-1947).
30 Utilizamos el término capital en la acepción que le dan los entrevistados de Segundo
Corral y Llanada Grande. Se trata de el conjunto de animales, utensilios y herramientas.
No se refiere a la propiedad de la tierra.
31 La función de las familias Losada y Azcona está documentada en: APFHC, Libros
copiadores de correspondencia salida y biblioratos de facturación comercial y de
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 16
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Enrique Merino nos aclara algunos términos y nos cuenta la modalidad de transporte:
            “Y él tenía una tropa, le llamaban tropa a los carros, y cuando
            llegaba el tiempo, en la época que se podía viajar, mandaba los
            carros y se le agregaban vecinos, los vecinos de acá y viajaba
            una buena caravana a buscar toda la mercadería, desde el vino
            que traían en bidones grandes de doscientos litros, ya los carros
            estaban preparados para traerlos y llevaban cereales, trigo,
            avena y papa que era lo que más tenía el comercio en este
            tiempo. Entonces hacían eso, llevaban y traían, y él tenía seis
            carros, imagínese la cantidad grande de bueyes que iban,
            llevaban gente para que arree a los bueyes, que eran
            muchachos chicos, iban los que llevaban los carros, los que
            manejaban los carros.”

En la década del „30 aparecen, tanto para mercaderías de poco volumen, como para
correspondencia y pasajeros, los camiones colectivos (tenían varios asientos y un
espacio de carga). Los vehículos de Granolliers y Del Agua eran los más importantes32.

Mientras que para la región fronteriza, el traslado se hacía (como se hace actualmente)
con “pilcheros” (caballos con maletas de cuero y tela o tejido) y botes, que cruzaban el
Puelo Superior, los rápidos y el Puelo Inferior.

En cuanto al control de la circulación económica, reconoce como epicentro al Almacén
de Ramos Generales que hace las veces de proveedor, tanto de mercachifles ambulantes,
como de particulares, y a la vez de primer acopiador local de los frutos del país, así
como de casa de cambio.33

Los almacenes a su vez se proveen de mercaderías, en contacto directo con Buenos
Aires o Bahía Blanca a través de grandes transportistas o acopiadores en el Puerto de
San Antonio Oeste o la punta de rieles.




correspondencia entrada (1926-1947) y en las entrevistas tomadas a : José Barrientos,
Enrique Merino, Aminie Andem y otros.
32 Entrevistas a Gerardo Rudolph, Ricardo Cabral.
33 APFHC. Esto está ampliamente documentado en los libros contables citados y
referido en muchas entrevistas. Aunque excede los limites de este trabajo es posible
suponer que el almacén de ramos generales sería el eslabón que -debido a su facultad de
fijar precios, financiar y tener el control de la relación con el proveedor - obtendría la
mayor parte del beneficio.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 17
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).




Principales transportistas o acopiadores
Registrados en los libros copiadores de correspondencia salida y biblioratos de facturación comercial y de correspondencia entrada
(1926-1947)La Bolsonesa, de Handem Anden.


San Antonio Oeste                            Peirano Hnos.

Nahuel Niyeu o                               Lahusen y Cía.

Ingeniero Jacobacci                          Simón J. Nasif

                                             Peirano Hnos.

                                             San Martín y Cía.

El Maitén                                    Abraham Breide

Ñorquinco                                    Casa Criado



Este es el período de formación de la ruta fronteriza, con el paso de las primeras
familias repatriadas y el establecimiento de los primeros contactos entre los puertos del
Pacífico y las poblaciones de la comarca. Es para destacar que se trata de la constitución
de una vía de circulación y no una pervivencia de formas de comercio del siglo anterior,
tal como las estudiadas para el norte de la Provincia de Neuquén (Bandieri, 1991).

Período 1940-1950.

Varios cambios que en su conjunto llevan a un aumento de la circulación monetaria se
producen en este período.

En relación con el mercado fronterizo desde el Paso del León, Segundo Corral y
Llanada Grande entran lana, tejidos, manteca, quesos, moneda chilena y los hombres
como mano de obra para trabajar en distintas actividades llevando en contrapartida las
mercaderías que entran a la comarca por vía atlántica.34

El reemplazo de la harina local por la que llega de Buenos Aires, a través del FFCC (de
mejor calidad y a mejor precio) produce el cierre o la transformación de los molinos
harineros en aserraderos(ORIOLA Y OTROS 1988-1990). El crecimiento de la ciudad de
Bariloche le permite a la comarca colocar en ella (y también en Neuquén) madera
aserrada, pasando a ser éste uno de los más importantes productos que hacen ingresar
monetario. (Varpñarsky, 1983)

Completan este incremento los salarios de los agentes del Estado, debido al aumento
tanto de las reparticiones públicas como de empleos que ellas generan. Veamos los
testimonios al respecto de Enrique Merino y Carlos Sánchez:
                 “Recuerdo a mi primera maestra, la señora María Elena de

34 Entrevistas a Orfelina Nuñes de Vargas, Sra. Soto de Cárdenas.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 18
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

           Lonet, que ella, el marido era Jefe de Bosques, que ya estaba la
           oficina de Bosques cuando vinieron. Ella vino de maestra y él
           [esposo] solicitó después y fue Jefe de la oficina de Bosques.35
           Yo me quedé acá y conseguí después un puesto en una regional,
           como precisaban un muchacho conocedor de acá me
           nombraron ayudante, en Agronomía Regional del Ministerio de
           Agricultura de la Nación36.”

No es una cuestión menor el señalar que durante este período desarrollan sus
actividades la Comisión de Límites que señala la ubicación definitiva de los hitos
demarcatorios de la frontera para este sector, y los agrimensores enviados por el Estado
Nacional con la misión de realizar la subdivisión de las tierras en la comarca, con el
consecuente movimiento de personas y equipos.37

No es difícil apreciar la relación que existe entre el trabajo de estas dos comisiones, y
las intenciones de un Estado que necesita consolidar su presencia, y vincularlas con el
paso de familias instaladas en la Comarca a Segundo Corral y Llanada Grande.

Esto no significa un corte del circuito comercial. Por el contrario, esta migración
incrementa el volumen de circulación de mercadería y productos entre la zona argentina
y la chilena a través del Paso Puelo. Por efecto de la apertura de la picada hasta el lago
Tagua Tagua y el arreo de animales hacia Cochamó y Puerto Montt, comienza a circular
moneda chilena en los almacenes de Ramos Generales de sector argentino que
rápidamente adoptan la función de casas de cambio de divisas.

Las formas de transporte se mantienen, aunque el camión tiende a reemplazar al carro
de bueyes y tienden paulatinamente a desaparecer los envíos de y para San Antonio
Oeste; el comercio se concentra en la punta de Ingeniero Jacobacci o de El Maitén.
Podemos asegurar que en relación con la región fronteriza la forma de transporte de
mercaderías se mantiene inalterable.

Los almacenes de Ramos Generales locales, último eslabón de nuestro circuito
comercial, fortalecen su condición de agente de control o manejo de la circulación
económica en la región. Estas crecen en importancia por efecto de la instalación de
subsidiarias de los acopiadores grandes en Jacobacci o Ñorquinco (casa Criado) y por la
reinversión del excedente económico de la madera en la instalación de almacenes
(Pozas).38

Con estos cambios y con estas permanencias, nuestro circuito enfatiza su condición de

35 Entrevista a Enrique Merino. El Bolsón junio de 2000.
36 Entrevista a Carlos Sánchez. El Bolsón, Marzo 2001. D. Blanco
37 Entrevista a Ricardo Cabral. Quien alojó a ambas delegaciones en su chacra. Y a
Don José Barrientos que trabajo para la comisión argentina.
38 Emilio Pozas comenzó obteniendo con sus hermanos guías para explotación de
madera en la zona del Río Turbio y continuó siendo socio de un aserradero con sus
hermanos y con lo producido abrió una casa de ramos generales. Cándido Azcona
comienza con un molino harinero lo reconvierte en aserradero y abre una casa de ramos
generales.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 19
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

fronterizo en la medida en que continúa y se refuerza a pesar de la política de cierre de
fronteras económicas y de intentos de fortalecimiento del mercado interno.

Conclusiones
El estudio del proceso de fundación de los asentamientos de Segundo Corral y Llanada
Grande nos permite ver la construcción de una red comercial fronteriza que conecta
centros del Pacífico y del Atlántico. Hemos visto que se trata de la construcción de una
relación fronteriza que se construye al calor de la progresiva migración de familias,
mayoritariamente de origen chileno, que en un principio se ubicaron en la parte
argentina de la comarca andina del paralelo 42. Es de destacar que en este espacio la
misma no existía. No es una pervivencia de formas del comercio del siglo anterior tal
como las estudiadas para el norte de la Provincia de Neuquén.

Es el proceso de repatriación y el contexto político social el que estimula el paso de las
primeras familias al lado chileno y el establecimiento a través de ellos de los primeros
contactos entre los puertos del Pacífico y las poblaciones de la comarca.
Conformándose de esta manera una ruta fronteriza.

Igual que en otros sectores de la frontera, los cambios en la política de la década de mil
novecientos treinta, producto de la crisis mundial (cierre de fronteras económicas y de
intentos de fortalecimiento del mercado interno) no rompen las relaciones entre las
comunidades afectadas, por el contrario, nuestro circuito enfatiza su condición de
fronterizo en la medida en que continúa y se refuerza.

                                                         El Bolsón, 15 de junio de 2002.




Bibliografía



Halvorsen, Patricia: Entre el Río de las Vueltas y los Hielos Continentales, Buenos
Aires, Vinciguerra S.R.L, 1997.

AA:VV: “El Gran Libro de la Patagonia”. Alfa -Planeta. Bs. As . Planeta 1997.

Archivo personal de la familia Ceireldín: Descripciòn: La Bolsonesa, de Handem
Andem, Libros copiadores de correspondencia salida y biblioratos de facturación
comercial y de correspondencia entrada (1926-1947) Cuadernos diarios (1926-1947).
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 20
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Bagú, Sergio: “Argentina, 1875-197: Población , economía y Sociedad , Estudio
temático y bibliográfico”. Universidad Autónoma de México. México. 1978

Bandieri, Susana: “Espacio, Economía y Sociedad Regional : El auge del ciclo ganadero
y la organización social del espacio ( 1879-1930).” En revista ENTREPASADOS N°1
1991

Bandieri, Susana: “Frontera comercial, crisis ganadera y despoblamiento rural. Una
aproximación al estudio del origen de la burguesía tradicional neuquina”. En Revista
Desarrollo Económico Nª 132. Julio, Setiembre de 1991.

Bandieri, Susana: “Acerca del concepto de región y la historia regional: la especificidad
de la Norpatagonia.”

Bandieri, Susana: “Areas andinas y relaciones fronterizas. Un ajuste de periodización”
enJ orge Pinto Rodriguez. “Araucanía y Pampas, un mundo fronterizo en América del
Sur” Temuco. Ediciones Universidad de la Frontera. 1996.

Bandieri, Susana “Condicionantes históricos del asentamiento humano después de la
ocupación militar del espacio”. En Bandieri, S, Favaro, O, Morinelli, M. Historia del
Neuquén. Bs. As. Plus Ultra 1993.

Bandieri, Susana: “La incorporación de Chile al Mercosur o la integración como
proyecto político de la región norpatagonica: una aproximación desde la historia”. En
Estudios Fronterizos, Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma
de Baja California, México, 1996, en prensa.

Bondel, Conrado S.: “Planeamiento urbano, medioambiente y nomadismo en
Patagonia”, Exposición presentada en el Segundo Encuentro sobre Temáticas
Regionales Patagónicas, Las Ciencias Sociales y el medio 1992. Policopiado.

Caillet Bois, Ricardo: “Cuestiones Internacionales” 1852-1966. Eudeba. Buenos Aires
1970.

Carbonari, María Rosa: El espacio en la Historia. Programa doctorado en historia,
Universidad de Río Grande do Sul, Brasil, inédito, 1998

Cerutti, Angel y Pita, Cecilia (1998). Funcionarios públicos y comerciantes argentinos
en la construcción del discurso antichileno en el Territorio del Neuquén.

Dumrauf, Clemente: “La Policía Territorial”. Primera Parte. Ediciones Universidad
Nacional de la Patagonia, Trelew 1997.

Entrevista a Carlos Sanchez, El Bolsón, Marzo 2001.

Entrevista a Don Juan Paredes. Lago Puelo Abril de 2000

Entrevista a Emilio Pozas. Lago Puelo. abril 1999

Entrevista a Enrique Merino, El Bolsón. Junio de 2000.

Entrevista a José Barrientos, El Bolsón Marzo de 2001.
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 21
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Entrevista a María Orfelina Nuñez de Vargas. Segundo Corral ( Chile). marzo 1999.

Entrevista a Máximo Müller marzo de 1999. Segundo Corral ( Chile)

Entrevista a Ricardo Cabral, Lago Puelo, Marzo 1999.

Entrevista Mario Guasco, El Bolsón junio 1999

Entrevista a Jovita Azcona, El Bolsón , julio 1999

Entrevista a Ricardo Rudolph, El Bolsón, Mayo 2000.

Entrevista a Runilda Seneildín de Namor, Lago Puelo, Marzo1999 y Febrero 2001

Entrevista a Stefan Zaniuk. Nro 1.El Bolsón.Mayo de 1999

Entrevista a Stefan Zaniuk.Nro 2. Marzo de 2000. El Bolsón

Entrevista a Teresa Ortega. Febrero de 1999. Lago Puelo

Estrada, Baldomero: “Colonización y civilización en la frontera: el caso de la colonia
Nueva Italia”; en Jorge Pinto Rodriguez. “Araucanía y Pampas, un mundo fronterizo en
América del Sur”. Temuco. Ediciones Universidad de la Frontera. 1996.

Favaro, Orieta y otros: “El lento y contradictorio proceso de inclusión de los habitantes
de los territorios nacionales a la ciudadanía política: un clivaje en los años ´30”. En
ENTREPASADOS, Revista de Historia, Número 9 1995.

Gavirati, Marcelo y otros: “Actividades productivas y circuitos de comercialización en
el noroeste del Chubut (1900-1920)” . Trelew. Policopiado. 1997

Martinez, Marcelino: citado en “la Patagonia Central en 1913”, en número especial del
diario Esquel, 1925-1950,. Esquel, Chubut,1950.

Máses , Enrique y Rafart, Gabriel: Los trabajadores chilenos en el mercado argentino: el
caso Neuquén ,1890-1920. Trabajo que es citado por Novella y otros.

Míguez, Eduardo José: “Las Tierras de los ingleses en la Argentina 1870-1914”.
Editorial de Belgrano.1983

Ministerio de Agricultura de la Nación: Memoria correspondiente al ejercicio 1940,
presentada al H. Congreso de la Nación por el Ministro de Agricultura, Tomo I, Buenos
Aires , 1941, pag. 391. Citado por Halvorsen, Patricia “Entre el Río de las Vueltas y los
Hielos Continentales”, Buenos Aires, Vinciguerra S.R.L, 1997.

Musters, George Chaworth: “Vida entre los Patagones, un año de excursiones no
frecuentadas desde el estrecho de Magallanes hasta el Río Negro”. Bs As, Solar
Hachete, 1991. (1° edición 1871).Capitulo VI p..267

Musters, George Chaworth: Vida entre los Patagones, un año de excursiones no
frecuentadas desde el estrecho de Magallanes hasta el Río Negro. Bs As, Solar Hachete,
1991. (1° edición 1871).
Frontera, poblamiento y circulación comercial en los valles 22
fronterizos cordilleranos del paralelo 42°(1920-1950).

Novella, María M, y otros: “Caminando hacia el sur. Los inmigrantes chilenos en el
Oeste chubutense. Algunas consideraciones”. Esquel Policopiado. Presentado en el III
encuentro Argentino Chileno

Olascoaga, M.J.: “Estudio topográfico de la Pampa y Río Negro”, Buenos Aires,
Eudeba, 1974.

Oriola, J; Troiano, M, Novella, María Marta: Desarrollo de la Economía Regional en el
Noroeste del Chubut. Ingerencia del Ramal Ferroviario Ingeniero Jaccobassi-
Esquel..policopiado.1990

Oriola, J; Troiano, M; Blanco, D: Generalidades de la economía en el Noroeste de
Chubut, Trabajo presentado en el Segundo Congreso de Historia Económica , UBA,
1988. Y de los mismos autores: De siembras y molinos en el Noroeste del Chubut.
policopiado, 1990.

Perez, Liliana: “CONFLICTOS Y SOLIDARIDADES EN EL ESPACIO RURAL.
Crianceros, troperos y comerciantes en el territorio nacional del Chubut”. Articulo
publicado en Realidad y Palabra Nº4 . UNPAT. 1998

Ponce, Pedro Pascual, : “Libro Histórico de la Escuela       Nº 16 Las Golondrinas”,
Chubut.

Roselli, Olga: “La proclamación El Bolsón como república independiente”, en Revista
Pueblos y Fronteras de la Patagonia Andina, Nº 1 , Octubre de 2000. pag. 36 y ss.

Sanchez Reiche, Graciela; Blanco, Daniel y Mendes, José María: “Voces de una
comarca en la frontera”, Trabajo elaborado para el Seminario de Historia Regional,
Licenciatura en Historia, Universidad Nacional del Comahue, CRUB. San Carlos de
Bariloche. Julio de 1999. 74 páginas.

Sanchez Reiche, Graciela; Blanco, Daniel y Mendes, José María : “Historia de una
población de frontera entre Chile y Argentina: Segundo Corral 1930-1990”.Trabajo
presentado en las Jornadas Interescuelas de Historia, Neuquén. Setiembre de 1999.

Terraza, Luis Angel: “Los cóndores fueron testigos (de la Patagonia que nunca se
habló)” Segunda Edición. Impresión sin datos editoriales. 1975

Troiano, Marcelo: “Comportamiento matrimonial de chilenos en la zona de Esquel (
1901-1930)”. Esquel Policopiado. Trabajo presentado en el III Encuentro Argentino –
Chileno de estudios históricos. Museo Roca. 1999

Troiano, Marcelo: “Y nació Esquel”. 1993. Imprenta FB. Esquel

Vapñarsky, Cesar: “Pueblos del Norte de la Patagonia, 1779-1957”, Editorial de la
Patagonia. General Roca, 1983.

Willis , Bailey: El Norte de la Patagonia, Buenos Aires, Eudeba, 1988.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:4
posted:11/26/2011
language:Spanish
pages:22