Sin t�tulo de diapositiva by q99zL3

VIEWS: 7 PAGES: 52

									Vía Crucis
   Siguiendo las estaciones
   propuestas por Juan Pablo II



                Idea y composición de
                Pedro Crespo
                     Parroquia de
Cada estación contiene un
                        San
texto del evangelio y una Pedro
oración.                  Apóstol
            No hay un tiempo
                     de Daimiel
 determinado. La presentación
sólo avanzará cuando tú hagas
Cristoun “clik” con el ratón.
         del
   Tienes 29 minutos de música de la
Consuelo
 composición “Pastoral” de Beethoven Real)
                         (Diócesis de Ciudad
-Me muero de tristeza;
          -¡Abba! ¡Padre!
quedaos aquí y estad en
          Todo es posible
      “Llegados a una
vela. Adelantándose unfinca que se
         para ti, aparta de
      cayó Getsemaní, dijo a sus
poco, llamaen tierra,
         mí este trago, pero
      discípulos:
pidiendo que si era-Sentaos aquí
        no se haga lo que yo
      mientras yo voy
posible se alejase de él a orar. Se
         quiero, sino lo que
      llevó a decía:
aquella hora;Pedro, a Santiago y a
             tu quieres”
      Juan, empezó a sentir
           (Mc. 14, 32-36)
      horror y angustia, y les dijo:
Oración:
Señor Jesús. ¡cuántas veces te he
dicho “aparta de mí este cáliz”!
Dame la fuerza necesaria para
aceptar tu voluntad sobre mí,
para ser obediente a tus designios.
Señor, ¡enséñame tu camino! Y
que no se haga mi voluntad, sino
la tuya.
El traidor les había dado
por seña: -El que yo bese,
ése “Aún
    es; detenedlo. Se hablando
              estaba
acercó apareció a Jesús
cuandoen seguida Judas, uno de
y le Doce, acompañado de un
los dijo: -¡Salud,
Maestro! gente con machetes y
tropel de Y lo besó con
insistencia”
palos, mandada por los sumos
(Mt. 26, 47-50)
sacerdotes y los senadores del
pueblo.
Oración:
Señor Jesús, todos convivimos
con el engaño. Soy de los tuyos
y te traiciono y te entrego. A ti y
a mis hermanos: cada olvido de
ellos es un beso de traición para
ti. Señor, ayúdame a vivir en
fidelidad, y que sea constante
en el amor y en el bien.
     “Los sumos sacerdotes
   El sumo sacerdote se rasgó las
y el consejo en pleno -Ha
   vestiduras diciendo:
buscaban un falsosacerdote le dijo
          El sumo
   blasfemado, ¿qué falta hacen
testimonio contra Jesús de oír por
          entonces: -Te conjuro la
   más testigos? Acabáis
          Dios ¿qué muerte,
para condenarlo a a que me digas
   blasfemia,   vivo decís?
pero no lo encontraban a de
          si tú eres el Mesías, el
   Contestaron ellos: -Pena
pesar de los muchos falsos le
   muerte”      de 26, 59-66)
          Hijo(Mt.Dios. Jesús
testigos que comparecían. has
          respondió: -Tú lo
          dicho...
Oración:
Señor Jesús, ¡cómo nos cuesta
decir la verdad!. Pero sólo la
   Señor, quiero cadenas
verdad rompe las seguir tu del
                  Por eso, aunque
pecado y libera.anunciarte
     camino y
sabes que vas a morir, te declaras
        con sinceridad.
Hijo de Dios. Verdad anunciada y
proclamada sin tapujos, frente a
cualquier adversidad.
“Mientras Pedro estaba abajo
        Salió fuera, al zaguán, y
en el patio llegó la criada del
        en gallo cantó. Pero la
     Y un seguida, por segunda
sumo criada lo vioal volvió
      vez, cantó uny, y ver
        sacerdote gallo. Pedro
Al poco rato, también ellos a a
Pedrodecir decirle: palabras
      se calentándose, presentes:
          acordó de allí se
empezaron aa los las -Tú le
        -Este es „Antes que -
quedóde Jesús: unole dijo: el
eres uno de ellos, seguro, eres El
         mirando y de ellos.
      gallo cante a negar.
           volvió dos veces,
galileo.loPero andabas con me
También tú él se puso a el
                          echó
echarnegarás tres‟,yyase Él lo a
       maldiciones
Nazareno, ese Jesús.    jurar: negó
       llorar” ese ni entiendo de
                     14, 66-72)
-¡No conozco a(Mc.hombre
diciendo: -¡Ni sé
que decís!
qué me hablas tú!
Oración: Señor Jesús, tú declaras
ante un tribunal, y Pedro te niega
ante la criada. Y, en Pedro, mis
negaciones de cada día, fruto del
miedo a quedar mal, de la falta
de coraje a vivir comprometido.
Señor, quiero decir no, a la
cobardía, al falso respeto, a todo
lo que me impida ser tu testigo.
      El Pilato entero contestó:
“Al ver puebloque todo era
     -¡Nosotros y nuestros hijos
inútil y que, al contrario, se
     respondemos de su sangre!
estaba formando un tumulto,
             Entonces les
pidió agua y se lavó las soltó a
            Barrabás; y
manos cara a la gente, a Jesús,
           -Soy inocente de
diciendo: después de mandarlo
     sangre. ¡Allá vosotros!
esta azotar, lo entregó para que
                 lo crucificaran”
                  (Mt. 27, 24-26)
Oración: Señor Jesús, ¡Qué fácil
lavarse las manos ante las
injusticias! Pensamos y decimos:
no conviene enfrentarnos; hay que
ser diplomáticos. Mientras, los
inocentes sufren y son maltratados.
Señor, que sea sensible a la
injusticia, y capaz de gritar a favor
de mis hermanos que siguen
sufriendo por mi comodidad.
“Entonces
Pilato mandó
azotar a Jesús.
Los soldados
trenzaron una
corona de
espino y se la
pusieron en la
cabeza,
lo vistieron con
un manto color
púrpura y,
acercándose a él,
le decían: -¡Salud,
rey de los judíos!
Y le daban
bofetadas”
(Jn.19, 1-3)
Oración:
Señor Jesús, así pagan tus
  Y sin obras. El desprecio,
buenasembargo, tu realeza se
   afrenta, en el sufrimiento.
laproclamalas burlas, son las
Señor, de agradecer tu
formasayúdame a descubrir tu
  rostro en los marginados
entrega al servicio de los y
   maltratados; ellos son los
hombres. ¡Qué sin sentido!
     preferidos de tu Reino.
“Entonces, al fin, se lo
entregó    para     que   lo
crucificaran. Y con eso se
hicieron cargo de Jesús. El,
llevando su cruz, salió para
un lugar que llamaban la
Calavera      -en     arameo
Gólgota-” (Jn. 19, 16-18)
Oración: Señor Jesús, ¡Qué
difícil asumir la propia cruz!
Cargar con mis limitaciones y
                        mi cruz,
   Señor, quiero llevar pecados e
enfermedades, mis
 asumir las consecuencias de tu
incomprensiones. Y sin embrago,
           seguimiento. ella, pues
no puedo renunciar a
el que quiera ser discípulo ha de
renunciar a sí mismo, cargar con
su cruz y seguirte.
“Mientras lo conducían,
echaron mano de un tal
Simón de Cirene, que volvía
del campo, y le cargaron la
cruz para que la llevase
detrás de Jesús” (Lc. 23, 26)
            Oración:
Señor Jesús, también tú necesitas
que te echen una mano. La cruz es
      dura y cruel, y debe ser
   Señor, que me que arrimar
 compartida. Haydé cuenta del el
   dolor y los que sufren, y no
 hombro deaceptar la llamada a la
   solidaridad. A veces, como el
        escurra el hombro.
Cireneo, cargando con la cruz del
             hermano.
“Lo seguía un gran gentío del
pueblo y muchas mujeres que se
golpeaban el pecho y gritaban
lamentándose por él. Jesús se
volvió hacia ellas y les dijo: -
Mujeres de Jerusalén, no lloréis
por mí; llorad mejor por vosotras
y vuestros hijos” (Lc. 23, 27-28)
Oración: Señor Jesús, aún tienes
fuerzas para atender y consolar a
los que lloran. Pero, no quieres
falsas compasiones, ni lágrimas
fingidas. Me invitas a llorar por
      Señor, dame entrañas de
  misericordia, para egoísmo, y
dentro mi propio comprender mi
      consolar el llanto de el olvido
propia culpa; a llorar pormis
               mi lado,
de los que, ahermanos.caminan con
la cruz, sufriendo las injusticias.
“Cuando llegaron al lugar
llamado Gólgota, le dieron a
beber vino mezclado con hiel;
Jesús lo probó, pero no quiso
beberlo: Después de crucificarlo
se repartieron su ropa echando
suertes y luego se sentaron allí
para custodiarlo”
                  (Mt. 27, 33-36)
Señor, ayúdame Jesús, tu entrega
Oración: Señor a
    total; te despojas hasta de lo
es entregar mis
 cosas por el bien
poco que cubre tu desnudez. Y te
  de los otros, y a
dejas crucificar; también hoy, en
   luchar contra
toda persona que sufre abandono,
tanta indiferencia
maltrato, explotación o hambre;
    tanto inocente que veo pasar
en para con los
       la comodidad de mi sillón.
desdepobres.
       “Uno
     Jesús lede los malhechores
                        Y añadió:
  respondió: -
crucificados lo escarnecía diciendo:
                          -Jesús,
       Te tú
¿No ereslo el Mesías? Sálvate a ti y
                        acuérdate
    aseguro:
a nosotros. Pero el otro lo increpó:
                           de mí
    -¿Ni siquiera
  Hoy estarás tú, sufriendo la
                         cuando
  conmigo en
misma pena, tienes temor de Dios?
                         vuelvas
   el paraíso” es justa, nos dan
    Y la nuestra
                        como rey.
 (Lc. 23, merecido; en cambio, éste
 nuestro 39-49)
       no ha hecho nada malo.
Oración: Señor Jesús, el que sufre
                   Señor, que sepa
contigo te reconoce como Mesías.
                    reconocerte en
Tú miras la profundidad del
                     los hermanos
corazón humano y no juzgas por
                    crucificados y,
                    Muestras la
las apariencias. desde mi propia
misericordia entrañable de Dios
                    cruz, mire con
Padre: „tus pecados nuevos a
                     ojos están
perdonados‟, „ quienes elte ha
                  tu fe mundo
salvado‟.                 condena.
“Al ver a su madre y a
 su lado al discípulo
preferido, dijo Jesús: -
 Mujer, ése es tu hijo.
Y luego al discípulo: -
   Esa es tu madre.
  Desde entonces el
discípulo la tuvo en su
casa” (Jn. 19, 26-27)
 Oración: Señor Jesús, ahora sé que
   Señor, concédeme
    tu entrega y generosidad son
     fortaleza para
   definitivas: tu amor materno es
    mantenerme fiel
derramado en mi corazón. Tu madre
     ante la cruz, y
 es mi madre. Gracias Jesús, espero
     fidelidad para
  recibir su amor y compañía en mi
       construir tu
corazón. Y tú, María, ante la cruz de
    Iglesia, junto a
tu Hijo, sufres los dolores del parto:
         María.
 das a luz a una nueva humanidad.
“Era ya eso de mediodía cuando
se oscureció el sol, y toda la
región quedó en tinieblas hasta la
media tarde. La cortina del
templo se rasgó por medio. Jesús
gritó muy fuerte: -Padre, a tus
manos encomiendo mi espíritu. Y
dicho esto, expiró”(Lc.23, 44-46)
   Señor, ayúdame a olvidar „mis
   Oración: Señor Jesús, no has
  proyectos‟ servido, sino a vida a
venido a ser y a entregar mi servir
   cumplir la por la salvación del
 y dar la vida voluntad del Padre.
   mundo. Tu Señor, es hacer la
  ¡Heme aquí, misión para hacer tu
voluntad del voluntad!Él entregas
              Padre; a
 tu persona. Tu muerte en cruz es
signo de tu confianza absoluta en
      el amor de Dios Padre.
   “Al caer la tarde llegó un
José se llevó el cuerpo de Jesús y
   hombre rico de Arimatea,
   de nombre José, que limpia;
lo envolvió en una sábana era
después lo puso en el sepulcro
   también discípulo de
   Jesús. Fue a ver él mismo
nueva excavado para a Pilato en
   para pedirle losa grande
la roca, rodó una el cuerpo y a la
entrada del sepulcro y se lo
   Pilato mandó que se
marchó” (Mt. 27, 57-60)
   entregaran.
Oración: Señor Jesús, el grano de
                   Señor, aviva a
 trigo triturado para alimentar
                    mi fe y mi
los hombres es enterrado... parece
                    esperanza „si
 que todo llega a su fin... pero,
                   para que mi
  el grano cae en tierra y muere
                  vida comience
dará mucho fruto‟: porque el que
                  en Ti como en
  se humilla será enaltecido, y el
                    su fuente yeste
 que pierde su vida por Ti en
                            a vida
                    tienda laTi
  mundo resucitará para
                  como a su fin.
              eterna.
     “El primer día de la
semana, de madrugada,
       fueron al sepulcro
llevando los aromas que
      habían preparado.
 Encontraron quitada la
      losa, entraron y no
   encontraron el cuerpo
         del Señor Jesús.
No sabían qué pensar de
aquello, cuando se les
presentaron dos hombres con
vestidos resplandecientes;
despavoridas, miraban la
suelo, y ellos les dijeron. -¿Por
qué buscáis entre los muertos
al que está vivo? No está aquí,
ha resucitado.
 Acordaos de lo que
      os dijo estando
       Recordaron
     sus en Galilea:
  todavíapalabras,
     volvieron tiene
 „Este Hombre del
que ser entregado en
          sepulcro y
     manos de gente
        anunciaron
         todo esto ser
      pecadora y a
        los demás”
 crucificado, pero al
             tercer día
       (Lc. 24, 1-8)
           resucitará‟.
Oración: Señor Jesús, la
esperanza no defrauda, la vida
se abre camino. Tu confianza en
el Padre se ve recompensada. La
resurrección ilumina y da
sentido a la pasión y a la cruz.
Señor, tengo fe, pero aumenta y
fortalece mi poca fe.
  El texto de las
  oraciones es de
  Las fotografías
Joaquín Gutiérrez,
   las he bajado
     sacerdote
      dela red.
 compañero en la
    Desconozco
 Parroquia de San
    sus autores.
  Pedro Apóstol

   Visita www.iglesiaendaimiel.com
   Encontrarás mas presentaciones
       powerpoint en „recursos‟.

								
To top