EL ROL DEL MEDIADOR

Document Sample
EL ROL DEL MEDIADOR Powered By Docstoc
					EL ROL DEL MEDIADOR



1 Introducción


Cuando dos partes acuden a una mediación cada una de ellas tiene una definición unilateral del problema y
disputan acerca del procedimiento y del contenido del tema que los enfrenta. Existe una incapacidad para
elaborar una definición conjunta y compartida de cuál es el conflicto. El mediador, en la etapa inicial de la
negociación intentara definir el problema y consensuar con las partes este recorte de conflicto que co-
construye con las respuestas de ambas partes. Para ello intentará generar una duda legítima respecto a la
certeza de cada una ellas. (Haynes y Haynes 1957 :51 )
De esta manera el medidor colaborara con las partes en la redefinición del problema, esto es su modificación
en los aspectos emocionales o conceptuales sobre los mismos hechos, que permita cambiar el foco de abordaje
binario posicional donde cada uno pretende una solución unilateral y excluyente de la razón del otro y focalizar
sobre las necesidades que los impulsa a un conducta abroquelada e intolerante

El mediador como tercero


Cuando hablamos del mediador como tercero podemos referirnos a la función de puente o enlace o catalizador
en los proceso de mediación. Pensemos así el mediador como una barrera de contención entre dos (Boqué
Torremorell 2003:30)
También puede responder al hábito social donde una tercera parte de la sociedad, la familia o los vecinos
alientan, a dos o más personas enfrentadas, a comportarse de otra manera y a evitar hostilidad o ataques
personales (William Ury 2000: 31)
Otra forma seria re conceptualizar el término de tercero otorgándole un lugar que supere la dualidad y genere
la posibilidad de avanzar conjuntamente con las partes y triangulizar la relación comunicacional, en el sentido
de que el tercero pueda modificar las posturas o posiciones discursivas, de las partes en el proceso y generar
nuevas pautas de interacción, nuevas formas de interdependencia (Sara Cobb en Boqué Torremorell 2000 :32)

La neutralidad


Un término cuestionado en doctrina es el de la neutralidad, entendida como un punto de inacción del
mediador. También se utiliza el concepto de imparcialidad como la conducta del mediador que no favorece a
las partes.. En realidad el control de la imparcialidad esta en las partes que pueden percibir si el mediador toma
partido por alguno (Moore 1996:46)
También podemos hablar de de-neutralidad pensando en una estructura dialógica de involucración y a la vez
de neutralidad, destinada a facilitar la intervención de las pates en la desconstrucción de la disputa. Abandonar
la monológica de esto o aquello para aceptar la doble lógica o dialógica de esto y aquello al mismo tiempo
(Marinez Suarez 1996:159)
Desde esta perspectiva se ha pensado en el concepto de “multiparcialidad”que traslada la idea a un plano en el
que el medidor intenta estar de acuerdo con todos para generar un proceso de mutua satisfacción, lo cual se
logra a través de alianzas operativas entre el mediador y las partes, que le permitan desarrollar un proceso de
involucramiento empático, equilibrado de tal manera que ambas se sientan igualmente escuchadas. De esta
manera es independiente en su rol y a la vez empático preservando su lugar de terrero, generando una
estructura de cooperación y confianza e el proceso.
El Medidor y su rol


El mediador necesita arte más que técnica según Delfina Linkc (1997:145) y la pretensión de ser un maestro ya
que enseñando aprende y aprendiendo de cada caso puede enseñar, doble condición que – afirma la autora-
“…depara más éxito y mayor salubridad en la tarea ecológica del mediador que podrá ser aprovechada como
agente de cambio por los individuos y la sociedad

Siguiendo a Patricia Arechaga (2005:121.122) el rol del mediador se da en dos niveles, uno hacia su propia
habilitación en el rol y otro hacia afuera que radica en el conocimiento y dominio de la construcción del
proceso. En un primer momento las partes suponen un saber del mediador y exponen sus demandas, el
mediador en una segunda instancia, habiendo devuelto a las partes la narrativa de sus historias y habiendo
indagado sobre sus intereses, formula una pregunta que propone pensar como satisfacer los intereses de A y la
vez los intereses de B. Esa herramienta denominada “pregunta de replanteo” devuelve a las partes su
participación para generar opciones, con apoyo del mediador en el trabajo de reflexión y comunicación El lugar
de tercero hay que construirlo ya que es solo condición de posibilidad, de la posibilidad que el medidor pueda
sostener un lugar legitimado ,ante las partes, en su operar
En el mismo sentido la aceptabilidad del medidor permite a las partes reconocerle la dirección de las
deliberaciones, confianza que le puede ser revocada en cualquier momento de su gestión ya que la autoridad
del mediador no se constituye por su condición de tal para todo el proceso, sino que se edifica y mantiene a los
largo del tratamiento del caso (Luis Bandieri 2007:183)
Fernández Moya al tratar el modelo estratégico de abordaje terapéutico expresa que el terapeuta escucha las
primeras verbalizaciones de quienes vienen a la consulta y siempre debe ofrecer alguna propuesta verbal o
analógica acerca de cuanto a comprendido Estas propuestas deben tener sintonía y formar parte del libreto de
lo que los consultan dicen o actúan normalmente. Fernández Moya (2006:279) Esta descripción de la escucha
activa permite, a los mediadores, construir a través del parafraseo una nueva formulación del conflicto
La intervención del mediador danza entre la acomodación y el desafío No podrá el mediador solo aceptar los
planteos de las partes ignorando sus sufrimientos, como tampoco generar un desafío que los lleve a una
defensa cerrada, la alternancia entre acomodación y desafió en la danza de la mediación permite operar de la
divergencia a la convergencia (Juan Luis Linares 1996:121)
L a identidad del mediador debe ser libre y responsable (Jean Francois Six 1997:164 ) “El mediador en su
trabajo de catálisis no es un espectador que se lave las manos; en la mediación se pone en juego; es
responsable como un director de teatro o de orquesta , que no ocupa el lugar de los actores o de los músicos
pero los comprende, confía en ellos , les da un ritmo, le produce energía suplementaria, les impulsa a dar todo
de sí mismo, Al fin de cuenta los directores de teatro o de orquesta ( al igual que el mediador) son los únicos
responsables de la obra producida”
Carl Slaikeu (1996:90,91) propone pensar al mediador como un agente de resolución de problemas y de
negociación asistida que utiliza sus energías para orientar, alentar y a veces reprender a las partes para
sostener la dirección del proceso, o a lo que otros autores llaman re encuadre (volver al encuadre consensuado
al inicio de la mediación)
Parafraseando a Steve de Shazer ( 1999: 195) podríamos proponer los mediadores tratamos de prestar
atención a lo que las partes dicen y al modo que lo dicen, y al mismo tiempo no confiar ciegamente en sus
significados; esto es abordar, estratégicamente, un principio conversacional que nos haga pensar que nosotros
diríamos o actuaríamos de la misma forma en identidad de circunstancia, según cada una de sus versiones y
que las palabras y conductas manifestadas por nuestros clientes, tienen gran importancia en su discurso
narrativo y por ende deben ser escuchadas y entendidas en su contexto
Finalmente Mayer propone ir mas allá de la neutralidad y pensar nuestro rol como el de especialista en
conflicto más adentrado en el trabajo en el conflicto que en el de la resolución del mismo . Este autor pone el
énfasis en la definición de un perfil profesional de mayor envergadura, ya que el conflicto será abordado desde
la mediación, facilitación, conciliación etc, según sus características desde el enfoque diagnóstico del
especialista especialista

Conclusiones


Muchos anos de trabajo como mediador me generaron numerosos interrogantes ,hasta coincidir hoy en día
con la postura de Mayer en cuanto al criterio de intervención según las características del conflicto, esto es : un
operar en conflicto y abordar el conflicto desde alguno de los muchos enfoques de intervención que integran
nuestra formación
En mi función docente construyo con mis alumnos una férrea mirada a su capacidad y tolerancia a respetar la
lógica de las diferencias y los tiempos de las partes, operativizando sus supuestos en función de hipótesis de
intervención, o asunciones tentativas, desplegadas en herramientas, sujetas a la aceptación o no de de las
partes, para ser introducida o descartada.
Como supervisor de mediadores trabajo con ellos sobre supuesto conformistas y facilistas de intervenciones
directivas como modo arraigado de trabajo.
La construcción del rol de mediador es una tarea cotidiana, de mucha exigencia, de constante observación del
hacer, de una fuerte autocrítica, de una permanente capacitación, de una lucha diaria contra el facilismo la
burocratización, la institucionalización , la mediocridad y la iatrogenia




-BIBLIOGRAFIA


Arechaga Patricia, Brandoni Florencia, Finkelstein Andrea (2004) Clínica de Mediación – Relato de casos,
Buenos Aires, Argentina: Ed Histórica
Boqué Torremorell Maria (2003) Cultura de Mediación y Cambio Social .Barcelona, España. Ed .Gedisa
Banderi Luis María (2007) La mediación Tópica . Buenos Aires, Argentina, Ed El Derecho
Caram, María Elena; Eilbaum, Diana Teresa y Risolia Matilde. (2006). Mediación diseño de una práctica. Buenos
Aires, Argentina: Ed. Histórica.
Cobb, Sara. (1995). La pragmática del potenciamiento del protagonismo en la mediación: una perspectiva
narrativa. Material bibliográfico, Curso de negociación y resolución de conflictos. Universidad de Santa Bárbara,
California, Estados Unidos
Diez, Francisco y Tapia, Gachi. (2006). Herramientas para trabajar en la mediación. Buenos Aires, Argentina:
Paidós.
Fernández Moya, Jorge. (2006). En busca de los resultados. Una introducción al modelo sistémico estratégico.
Mendoza, Argentina: Ed. Universidad del Aconcagua.
Folberg, Jay y Taylor, Alison. (1992). Mediación o resolución de conflictos sin litigio. México: Limusa Noriega
Editores.
Folger, Joseph y Jones, Tricia S. (Compiladores). (1997). Nuevas direcciones en mediación. Investigación y
perspectivas comunicacionales. Buenos Aires, Argentina: Paidós.
Haynes, John M. (1995). Fundamentos de la mediación familiar. Madrid, España: Gaia Ediciones.
Linck, Delfina. (1997). El valor de la mediación. Buenos Aires, Argentina: Ad-Hoc.
Linares Juan Luis (1996) Identidad y Narrativa –Barcelona, España: Paidos
Mayer Bernard (2008) Mas allá de la neutralidad Social .Barcelona, España. Ed .Gedisa
Marlow, Lenard. (1999). Mediación Familiar e la mediación. Buenos Aires, Argentina: Granica.
Moore, Christopher. (1995). El Proceso de la mediación. Buenos Aires, Argentina: Granica.
Ortemberg, Osvaldo. (2006). Mediación en empresas familiares. Barcelona, España: Gedisa.
Ripol – Millet, Aleix. (2001). Familias, trabajo social y mediación. Buenos Aires, Argentina: Paidós.
Six, Jean-Francois. (1997). Dinámica de la mediación. Buenos Aires, Argentina: Paidós.
Slaikeu, Carl. (1996). Para que la sangre no llegue al río. Buenos Aires, Argentina: Granica.
Suares, Marinés. (2002). Mediando en sistemas familiares. Buenos Aires, Argentina: Paidós.
Steve de Shazer (1999) En su origen las palabras eran magia. Barcelona España: Gedisa.
Ury, William. (1999). Alcanzar la paz. Buenos Aires, Argentina: Paidós..

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:103
posted:11/26/2011
language:Spanish
pages:4