COMENTARIO DE TEXTOS by L39y1jb

VIEWS: 6 PAGES: 36

									COMENTARIO DE TEXTOS
• Comentar un texto supone:
  -comprobar los datos conocidos a través
  del estudio de la historia de la literatura
  (movimientos, autor),
  -comprender con profundidad el texto
  literario en sus diversas implicaciones
  (autor, sociedad, estructura literaria,
  forma, contenido),
  -y descubrir los valores estéticos que lo
  justifican como creación artística.
• No podemos separar el CONTENIDO de la
  FORMA, están unidos en la mente del autor y
  en la nuestra, por ello hay que comentarlos a la
  vez.
• No hay un método único, además puede
  predominiar el enfoque gramatical, el
  sociológico, el ideológico, el estilístico…, pero sí
  es posible seguir un ORDEN y partir de unos
  PRINCIPIOS FUNDAMENTALES para aplicar a
  la mayoría de textos literarios.
• Según Lázaro Carreter y Correa Calderón, los
  riesgos principales son: la PARÁFRASIS y
  USAR EL TEXTO COMO PRETEXTO.
• Hacer una paráfrasis supone limitarse a explicar
  lo que dice el texto con otras palabras con el fin
  de rellenar hojas.
• Usar el texto como pretexto supone demostrar
  unos conocimientos que se tienen pero que no
  son útiles para el texto (insistir en datos
  biográficos, o en la forma, retahíla de figuras
  literarias…).
MÉTODO
  1. LECTURA Y COMPRENSIÓN
• Entender el texto teniendo presente que es el
  resultado de una COMBINACIÓN Y
  SELECCIÓN con intenció ESTÉTICA y con
  predominio de la CONNOTACIÓN sobre la
  DENOTACIÓN.
• Se debe interpretar su estructura artística y
  tratar de explicar RACIONALMENTE la reacción
  que produce su lectura.
• En esta primera fase anotaremos al margen del
  texto las dificultades lingüísticas, técnicas y
  culturales del texto (gramática, historia de la
  lite., retórica).
  2. LOCALIZACIÓN DEL TEXTO
• Hay que acotarlo como texto literario en sí
  y como obra literaria en la historia de la
  lite.
       2.1. Como texto literario

• A) género literario: lírica, épica, dramática.
• B) subgénero: novela, cuento, comedia,
  égloga, oda…
• C) forma literaria: prosa o verso
• D) género textual: narración, descripción,
  diálogo, exposición, argumentación.
    2.2. Como obra inserta en la
       historia de la literatura
• A) autor, obra, periodo, momento o
  escuela literaria, fecha…
• B) características generales de la época o
  momento al que pertenece,
• C) particularidades del autor en lo que
  atañe al texto. Momento de esa obra en la
  producción del autor y características
  derivadas de ello.
 3. RELACIÓN AUTOR-TEXTO
• El modo en que el autor interviene en su
  texto, como escritor y como personal. Nos
  interesa la técnica del autor y su
  implicación psicológica en el texto.
    3.1. Disposición del autor ante la
                realidad
• Si nos situamos en la oposición
  objetividad/subjetividad podrían darse los
  siguientes casos:
  – Realismo: significa fidelidad a la realidad, o cuanto
    menos, a lo verosímil. Se opone al
  – Idealismo: el autor transforma la realidad destacando
    aquellos elementos y cualidades que pueden alterar
    la realidad para embellecerla o transformarla.
  – Disposiciones más concretas que se oponen o
    matizan el realismo y el idealismo, y que pertenecen
    a corrientes literarias determinadas son: naturalismo,
    simbolismo, surrealismo, expresionismo,
    impresionismo, esperpento, etc.
• También se pueden establecer otras
  oposiciones; por ejemplo, entre disposición
  racional e intelectual frente a una postura
  emocional o afectiva.
• Y también entre actitud lógica-realista frente a
  una postura emocional o afectiva. Y también
  entre la primera y una imaginativa-fantástica.
• La manera irónica supone un grado mayor de
  madurez literaria y de distanciamiento, en
  cuanto hay una discrepancia entre lo aparente y
  lo real, entre lo que se dice y lo que se da a
  entender.
3.2. Perspectiva (también puede hablarse de el narrador
dentro de la estructura interna, junto a los recursos lingüísticos y retóricos, los
                       personajes, el tiempo, el espacio)

• A) PERSPECTIVA EXTERNA (el autor está
  fuera de la historia):
   – Narrador omnisciente: suele narrar en 3ª persona,
     no interviene en la acción, domina toda la historia, lo
     que ocurre dentro y fuera de los personajes, emite
     juicios de valor.
   – Narrador observador externo (narrador vídeo o
     equisciente): sólo cuenta lo que se ve y lo que se
     oye, sin emitir juicios de valor y sin adentrarse en el
     mundo interior de los personajes.
   – Narrador editor: finge que la obra no la ha escrito él,
     sino que la ha encontrado y se limita a editarla. A
     veces se finge que son cartas.
• B) PERSPECTIVA INTERNA
  – Narrador personaje protagonista: uso de la
    narración en 1ª persona, ya que cuente “su” acción.
    Aunque sean la misma persona, no hay que
    confundir personaje y narrador.
  – Narrador testigo: está presente en los hechos como
    mero espectador, la primera persona aparece poco.
  – Monólogo interior: se reproducen en primera
    persona los pensamientos del personaje, tal como
    brotarían de su conciencia.
  – Narrador identificado (con uno o varios
    personajes): cuenta en 3ª persona pero adopta el
    punto de vista de un personaje; sólo conoce el
    interior de dicho personaje.
      3.3. Persona narrativa
• Narrador en 1ª persona (propia del
  narrador protagonista)
• Narrador en 2ª persona (menos
  frecuente. El narrador se dirige a un tú,
  que puede ser otro personaje, ausente; el
  lector o el mismo narrador--monodiálogo)
• Narrador en 3ª persona (propia del
  narrador omnisciente y del equisciente)
                    4. TEMA
• Idea central que origina y da sentido al texto.
• Generalmente abstracta.
• Hay que prescindir de los datos anecdóticos y
  concretos.
• Se puede indicar además:
  – Características del tema (tradicional o innovador,
    moral, amoroso, social…)
  – Si es un tópico literario (carpe diem, ubi sunt…), debe
    explicarse y justificarse en relación con el periodo
    literario del texto.
  – Si es un tema habitual del autor o de la corriente
    literaria a la que pertenece.
          5. ARGUMENTO
• El argumento es una extensión del tema.
  Se dan ahora los detalles, las diferentes
  formas en que el tema se manifiesta en el
  texto.
               6. ESTRUCTURA DEL
                   CONTENIDO
•   Organizar el texto en unidades (partes) y decir cómo están relacionadas
    entre sí.
•   Hay que tener en cuenta que en un poema los apartados pueden o no
    coincidir con las estrofas.
•   Toda narración se organiza en torno a tres núcleos (a veces 4: marco,
    problema, desarrollo, desenlace; o 5: situación inicial, conflicto, desarrollo
    de las acciones, desenlace o resolución del conflicto y situación final).
     – Planteamiento
     – Nudo
     – Desenlace
•   También pueden faltar algunas partes.
•   Se suele distinguir entre ACCIÓN (sucesión de hechos tal como se
    cuentan), recreación que un autor hace de unos hechos sucedidos o
    imaginarios, e HISTORIA o serie de hechos encadenados que conducen de
    una situación inicial a una final (según su orden real).
•   Cada una de las secuencias narrativas es un EPISODIO.
 7. ANÁLISIS DE LA FORMA Y EL
          CONTENIDO
• Un texto literario supone una unidad de
  intención. El contenido es inseparable
  de la forma.
• El escritor emplea unos componentes
  (sonidos, palabras, ritmos, formas y
  estructuras gramaticales…) que son
  comunes a casi todos los hablantes.
• Sin embargo, el texto literario es el
  resultado de un uso peculiar de la lengua.
• Las diferencias entre un texto no literario y
  otro que sí lo es radican en la forma
  específica de éste para crear un mundo
  mediante la palabra con normas
  distintas a las del uso normal de la
  lengua.
• El texto literario es el resultado del uso
  artificial del lenguaje.
• La finalidad de la literatura es
  esencialmente estética; pretende producir
  belleza.
• Un texto literario se caracteriza, entre
  otras propiedades por:
  – El predominio de la función poética, el texto
    llama la atención por sí mismo.
  – La connotación : la palabra poética no se
    agota en un solo significado; no es simple
    sustituto del objeto al que se refiere, sino que
    su significado va acompañado de
    sugerencias y sentidos que sólo pueden
    apreciarse en su contexto.
• El comentario de texto consiste en justificar
  cada rasgo formal como una exigencia del
  contenido, o ver el contenido como resultado
  de una determinada elaboración formal.
• Podemos analizar los rasgos formales del texto
  literario en tres apartados, dependiendo del
  plano de la lengua al que afectan:
  – Nivel fónico
  – Nivel morfosintáctico
  – Nivel léxico-semántico
          7.1. Plano fónico
• Los recursos son muchos y variados.
• Si estamos ante un texto en verso, es
  mejor comenzar por el análisis métrico.
  Tras explicar el tipo de estrofa y versos
  hay que justificar su uso en función del
  tema tratado o de las posibles influencias
  recibidas por el autor. Si se considera lo
  suficientemente significativo debe
  comentarse el ritmo acentual.
• Las FIGURAS que afectan al plano fónico:
  – -Licencias fonológicas (metaplasmos): por adición
    (prótesis, epéntesis y paragoge), por supresión
    (aféresis, síncopa y apócope), por inversión
    (metátesis), por sustitución (antitescon), licencias
    métricas (diéresis, sinéresis, sinalefa, diástole,
    sístole).
  – -Recurrencias fonológicas: de carácter general
    (parómeon, tautograma, similicadencia, aliteración,
    anagrama) y propias del verso (rima, eco, acróstico).
  – -Similicadencia: Igualdad de fonemas finales de
    palabras próximas. Crean rima interna,
    homoioteleuton.
– Aliteración: repetición de un sonido o de varios
  iguales o próximos.
– Onomatopeya: imitación de sonidos reales, por
  imitación léxica (siseo, tartajeo) o por aliteración (en
  el silencio sólo se escuchaba un susurro de abejas
  que sonaba).
– Paronomasia: semejanza fonética de palabras o
  grupo de palabras, pero con distinto significado.
  Contraste de gran efectivad expresiva: vendado que
  me has vendido.
       7.2. Plano morfosintáctico
• Se refiere al uso de las palabras como categorías gramaticales
  (sustantivo, adjetivo, verbo…) y a su combinación sintáctica.
• Las principales cuestiones que hay que tener en cuenta son:
   –   Estilo nominal/estilo verbal
   –   Orden de elementos en la oración
   –   Tipo de oración
   –   Figuras retóricas que afectan al plano morfosintáctico:
        •   Adiciones: enumeración, polisíndeton,
        •   Supresiones: elipsis, asíndeton
        •   Cambios de orden: hipérbaton
        •   Reiteraciones:
              – De morfemas: políptoton o traducción (varias formas flexivas de un mismo
                lexema), derivación (derivadas de un mismo lexema)
              – De palabras: geminación, diácope, anadiplosis, epanadiplosis, concatenación,
                anáfora, epífora, complexión, diseminación, juegos de palabras (paronomasia).
              – De enunciados: epímone o continuación
              – De estructuras sintácticas: plurimembración, isocolon o compar (igualdad o
                semejanza de longitud de los miembros que se repiten), paralelismo (repetición
                de la misma estructura en dos o más periodos).
   7.3. Plano léxico-semántico
• La frecuencia de determinados tipos de
  palabras, su selección, la riqueza léxica…
• Características del léxico utilizado en
  razón de su origen literario, procedencia
  lingüística y medio social: arcaísmos,
  cultismos, neologismos, barbarismos,
  casticismos, vulgarismos…
• Los valores contextuales, la connotación,
  polisemia, homonimia, antonimia…
• Figuras y tropos
7.4. Figuras pragmáticas
8. LA ACCIÓN (puede hablarse de esto en la
  estructura externa o partes y no hacer este apartado)

• Es el conjunto de acontecimientos que se nos
  cuentan siguiendo un orden determinado y que
  pueden coincidir o no con el orden real.
• Se suele distinguir entre ACCIÓN (sucesión de
  hechos tal como se cuentan), recreación que un
  autor hace de unos hechos sucedidos o
  imaginarios, e HISTORIA o serie de hechos
  encadenados que conducen de una situación
  inicial a una final (según su orden real).
• Cada una de las secuencias narrativas es un
  EPISODIO.
      8.1. Estructura interna
• Toda narración se organiza en torno a tres
  núcleos (a veces 4: marco, problema,
  desarrollo, desenlace; o 5: situación
  inicial, conflicto, desarrollo de las
  acciones, desenlace o resolución del
  conflicto y situación final).
  – Planteamiento
  – Nudo
  – Desenlace
• Teniendo en cuenta el ORDEN en que se
  cuentan los hechos se distinguen estas
  estructuras narrativas básicas:
  –   Lineal
  –   In media res
  –   In extrema res
  –   Contrapunto

  Las digresiones son las reflexiones, juicios,
    valoraciones y comentarios de la acción hechas por
    el narrador y que interrumpen el hilo de la acción.
    9. LOS PERSONAJES
• PLANOS
• REDONDOS
          10. EL ESPACIO
• Más o menos descrito. Objetivo o
  subjetivo.
           11. EL TIEMPO
• TIEMPO EXTERNO: época histórica en
  que sucede lo narrado.
• TIEMPO INTERNO: tiempo inscrito en la
  obra narrativa. Se refiere tanto al tiempo
  que abarca la realidad narrada (tiempo de
  la historia) como al orden en que se
  cuenta y a la duración de los
  acontecimientos (tiempo de la narración p
  del discurso) La relación entre uno y otro
  determinan el ORDEN y el RITMO del
  relato.
• Puede haber narración LINEAL, pero
  también empezar IN MEDIA RES, IN
  EXTREMA RES, lo que obliga a
  ANALEPSIS (flash back). Otras veces hay
  PROLEPSIS (anticipaciones). Y a veces
  se narran ACCIONES SIMULTÁNEAS
  (contrapunto).
• Procedimientos para acelerar o retardar la
  duración: elipsis, resúmenes, digresiones,
  descripciones.
12. CONCLUSIÓN Y SÍNTESIS
• Cerrar el comentario con un breve resumen de
  aquellos aspectos que más nos hayan llamado
  la atención por su fuerza expresiva, originalidad
  de su tratamiento temático, por la
  representatividad de sus formas y contenidos en
  relación con el autor, la época, el movimiento
  literario…
• No debemos confundir esto con una valoración
  personal apoyada sólo en gustos estéticos
  particulares, que son esenciales para el disfrute
  de la obra, pero que aquí no son relevantes.

								
To top