Art�culo 14 - RIA by T1u2o2L

VIEWS: 0 PAGES: 11

									                                   tiempodejuego@infovia.com.ar
                                     www.tiempodejuego.com.ar
                                            4682-3670 4653-6432
              desde 1985 en el diseño, capacitación e implementación de juegos grupales

Índice:
Artículo 14                    Página 1
Artículo 7                     Página 3
Aplicación práctica            Página 6
Bibliografía                   Página 11



                                Artículo 14
                      Violencia en el ámbito escolar II
En el año 2006, Tiempo de Juego ha realizado un artículo sobre Violencia en el ámbito escolar que
transcribiremos al finalizar este nuevo mensaje.
En estos días no es para nada original la realización de un artículo sobre la violencia que se
desarrolla en el ámbito escolar. Desde Tiempo de Juego nos adscribiremos a esta falta de
originalidad, ofreciendo nuestra postura al respecto que, por supuesto será orientada por la
disciplina lúdica.
Tiempo de Juego nace en 1985 en el Partido de La Matanza (provincia de Buenos Aires) por la
motivación de trabajadores sociales y en función de intervenir en problemáticas de variada
índole, dentro de las cuales estaba y está la violencia en el ámbito escolar. Si, ya en ese año era
común en muchas escuelas, el problema de la violencia: Violencia entre estudiantes, entre estos
y docentes. Padres contra docentes y viceversa, padres contra sus propios hijos. Vecindario
contra docentes y directivos. Docentes entre ellos. Vecindario contra los niños, etc.
En estos días hemos escuchado muchos diagnósticos (por cierto muy buenos) y como de
costumbre, muy pocas propuestas de intervención sobre este grave problema.
Se dice que la violencia escolar surge de la familia. Falta de comunicación entre padres e hijos,
pobreza económica, desintegración familiar, violencia en el ámbito conviviente, alcoholismo,
adicciones, etc. También se dice que la falta de trabajo digno en los adultos, el trabajo infantil,
el trabajo de ambos padres fuera de la casa en la mayor parte del día, etc., lesiona gravemente la
relación familiar , lo que implica en muchos casos reacciones violentas por parte de los niños. El
doble o triples cargo que asumen los docentes, hace que estos no tengan las posibilidades de
trabajar armoniosamente, capacitarse, descansar, lo que implica en muchos casos una relación
poco adecuada con los estudiantes y con sus pares. .
El contexto ecológico de muchas zonas descuidadas u olvidadas por Estado, es también factor
creador de violencia. El barro intransitable luego de la lluvia, el polvo “talcoso” del verano que
todo lo ensucia dentro y fuera de la casa, la cercanía a arroyos contaminados, la falta de agua
potable y de cloacas, el daño ambiental producido por los basurales y “cinturones ecológicos”
que producen gravísimas enfermedades en niños y adultos, la situación de colapso en los centros




                                                                                                    1
sanitarios, la situación de calles de miles de niños y jóvenes, las comunicaciones mediáticas y
masivas que enaltecen a la violencia, los juegos digitalizados con imágenes extremadamente
agresivas, los juguetes industrializados con contenido violento, la corrupción en todos sus
niveles y estamentos y la consecuente falta de un modelo de autoridad saludable, son factores
que articulados, produce violencia reprimida o expresa en la mayor parte de la población.
La llegada con facilidad a diversas drogas y bebidas alcohólicas por parte de niños y jóvenes, el
consumismo, el conflicto con la ley penal, el acceso a las armas, los modelos artísticos que
emiten mensajes e ideologías tendientes a la discriminación u otro tipo de violencias, son otros
elementos que conjugados con los dichos, agravan aun más este sombrío panorama.
Seguramente el lector aportará otros factores creadores de violencia,. ¡Hágalo por favor!
¿Cómo puede ser posible que en este contexto no se produzcan hechos de violencia en general y
en el ámbito escolar en particular? ¿ Cómo los niños y jóvenes no van a estar influidos por esta
“avalancha” de estímulos tan poco saludables . ¿Cómo nos va a sorprender entonces, estos
“estallidos” de violencia en el ámbito escolar, los que son más frecuentes que lo que los medios
comunican?
Hay mucha gente y organizaciones preocupadas y ocupadas en intervenir reparatoriamente sobre
alguno de estos factores productores de violencia, lo que da una gran satisfacción. Vemos que la
mayor parte de la gente vive dentro de un encuadre ético saludable y “no le hace mal a nadie”.
Posiblemente los que hacen “el mal” son pocos (personas y organizaciones) pero con un poder
enorme de destrucción.
Hemos escuchado en estos días, a muchos especialistas (psicólogos, sociólogos, educadores,
políticos, etc) que es el diálogo, es decir, la palabra, la gran herramienta que debe ser
establecida para no ingresar en el reinado de la violencia. Conversar, reflexionar, discutir
críticamente, es lo que se propone para evitar el golpe, el insulto, la burla, el grito, la expulsión,
etc. Los especialistas acuerdan también en la necesidad preventiva y pedagógica que diversas
acciones podrían producir, en la medida de realizarse sistemáticamente en los ámbitos escolares
y en momentos convencionales de los mismos. No esperando la crisis de violencia, sino
incluyendo una pedagogía de la paz, el diálogo, la resolución pacífica de conflictos, la
mediación, etc. como recursos escolares de producción de una convivencia armoniosa y,
teniendo en cuenta que siempre el conflicto, es natural que aparezca en toda organización y
personas en lo individual.
Los especialistas, muy seguros de lo que dicen, reconocen que los factores productores de
violencia, son enormemente superiores a las medidas nombradas en el párrafo anterior. También
manifiestan que por lo general se trabaja sobre la crisis instalada, muy difícil ya de revertir, y
que se traduce en sanciones disciplinarias que implican expulsiones y derivaciones del mismo
problema a otro lado sin tratamiento alguno.
Dentro de este contexto lleno de indicadores de violencia , de diagnósticos y, muy pocas
propuestas, no nos llama la atención la inexistencia de alternativas lúdicas de intervención
socioeducativa y reparadora con relación al problema de la violencia en el ámbito escolar.
Tiempo de Juego, desde hace varios años, pone en práctica alternativas lúdicas que facilitan en
las escuelas, el tratamiento de la violencia en su seno.
El juego, es un medio fabuloso para expresarse con relación cuestiones que por su gravedad,
producen inhibición, miedo, rechazo, etc., para ser comunicadas. El juego es una forma de
intervención divertida, pedagógica y reparadora , sin faltar el respeto a las personas afectadas
por este y otros problemas.
Pero el juego no tiene una política pública que lo promocione y ubique en el lugar obligado que
debe tener en todo ámbito educativo. El juego padece de una persecución cultural grave , que lo
incluye dentro de lo accesorio, inútil, vergonzante, razones estas que sumadas a la falta de
capacitación que en general se tiene sobre la disciplina lúdica, hace que el juego
sistemáticamente diseñado y aplicado, sea casi inexistente en los ámbitos educativos.




                                                                                                     2
Resulta más agradable y sencillo , intervenir pedagógica y/o reparatoriamente en la escuela con
juegos dirigidos a las cuestiones de la violencia, la sexualidad, las adicciones y otros problemas
graves que, los niños y la comunidad toda afronta y que implican muchas veces silencio, es
decir falta de palabra, es decir potencial instalación del daño y expresión en forma posiblemente
violenta a raíz del problema no tratado.
No podemos tomar al juego como el elemento que revierte mágicamente estos graves problemas.
No podemos delirar al respecto sumidos en la desesperación de conflictivas estructurales que,
solo se revierten con políticas públicas realizadas por gente que sepa realmente del problema y
aplicada con idoneidad por técnicos especializados. No va a ser con parches o alternativas
espasmódicas y que mueren al corto plazo, como se deben enfrentar estos problemas. La
disciplina lúdica debería ser otro más a tener seriamente en cuenta para un plan general avalado
por una política pública “fuerte”, comprometida en el tiempo y promocionada en la comunidad
toda.

A continuación reiteraremos el artículo N° 7 que Tiempo de Juego ha realizado en el año 2006 y
describimos secuencias lúdicas socio pedagógicas que, aplicamos en muy pocas escuelas que se
adscriben seria y sistemáticamente a nuestra propuesta. Con el pasaje del tiempo, es posible
comprobar cambios favorables a una relación más pacífica en los grupos escolares intervenidos,
teniendo en cuenta que este tipo de proyecto, no debe ser dirigido solo a los estudiantes, sino y
dentro de las posibilidades de cada caso a, los padres, docentes y comunidad circundante a las
escuelas.




                                Artículo 7 ( del año 2006)
                                 VIOLENCIA EN EL ÁMBITO ESCOLAR

Comenzando el año 2006, deseamos reencontrarnos con todos nuestros amigos interesados en la
disciplina lúdica y en especial en lo que hace al juego como facilitador de la educación e intervención
social.

Queremos desde "Tiempo de Juego" contar brevemente una experiencia que se mantiene vigente, que
nace hace tres años y que tiene relación con la violencia en el ámbito escolar en escuelas del partido
de La Matanza (Buenos Aires)

En muchas escuelas se padece este grave problema multi-causal: familiar, económico, cultural, político,
generacional, etc. No es nuestro objetivo abordar el problema de la violencia social y escolar en sí, dado
que especialistas en el tema lo han hecho y lo siguen haciendo con gran propiedad. Mucho menos
deseamos "tapar" con lo lúdico un problema que tiene profundas raíces basadas en la injusticia social y a
donde se debe apuntar esencialmente para su reversión.

Ante requerimientos de muchas entidades educativas, "Tiempo de Juego" entendió que era posible
aportar desde la disciplina lúdica algún tipo de proyecto para paliar este problema y aportar para su
comprensión y reversión dentro del ámbito escolar.

Fue así que en el año 2003, y por pedido de una escuela polimodal, se trabajó con facilitación lúdica un
problema que aquejaba a una división de primer año. El problema se basaba en indicadores de




                                                                                                           3
    segregación, desprecio, marginación de algunos estudiantes por parte de algunos docentes. El equipo
    de orientación escolar EOE, junto a "Tiempo de Juego" en un trabajo de varias reuniones, planificaron
    con los elementos teóricos y prácticos de nuestra entidad, una actividad tendiente a abordar este
    problema.

    Básicamente se utilizó el método de tres momentos:

        1. Juegos temáticos pertinentes a la cuestión problema , disparadores de la reflexión crítica
           posterior. Juegos estos facilitadores de la participación, libertad y creatividad.
        2. Espacio de trabajo reflexivo en dinámicas de pequeños grupos con interrogantes comunes
           orientativos de la discusión, con conclusiones por grupo
        3. Debate entre todos los participantes de la actividad con exposición de conclusiones, y
           construcción de algún proyecto pequeño y posible de aplicar tendiente a abordar
           reparatoriamente el problema en cuestión.

    El EOE de la escuela media, tenía también como tarea el seguimiento posterior a la actividad,
    observando en este caso, superaciones parciales del problema planteado y una importante satisfacción
    por parte de los participantes, ya sea por la actividad lúdica, socio educativa y de intervención social.
    Debe aclararse que en la actividad planificada, participaron los estudiantes y algunos docentes en forma
    igualitaria. Los facilitadores profesionales de Tiempo de Juego y el EOE organizaron y condujeron el
    proyecto y su aplicación.
    Ya en el año 2005 y con otras experiencias aisladas anteriores como la descripta, se prosiguió
    trabajando con un proyecto similar en cuatro escuelas EGB y una especial. El proyecto se denomina
    "Violengando".
    Las escuelas elegidas lo eran más por la motivación y deseos de capacitarse en la disciplina lúdica por
    parte de sus profesionales y por el compromiso de estos docentes y EOE para abordar prácticamente el
    grave problema de la violencia en el ámbito de sus respectivas escuelas.
    Docentes y otros profesionales de estas escuelas recibieron de "Tiempo de Juego" elementos teórico
    prácticos con relación a la disciplina lúdica y en especial en lo que hace a teoría de los juegos temáticos
    socioeducativos. Luego y a partir del mismo método de tres momentos enunciado anteriormente, se
    planificó una actividad para cada escuela, dado que se debió tener en cuenta las particularidades de
    cada una de ellas.
    Cada escuela eligió una sección o grado mayor de 6° año y en la escuela especial se intervino con
    secciones de edad adolescente y con patologías moderadas y leves.
    Sería muy extenso detallar cada experiencia en particular en cada escuela. El trabajo socioeducativo con
    facilitación lúdica, las tareas posteriores de seguimiento y evaluación, los muchos factores aprendidos y
    que han servido para enriquecer el proyecto, etc. También los inconvenientes, errores, problemas
    esporádicos, etc, que se han debido afrontar en cada caso y en general en este proyecto como por
    ejemplo la comunicación con inspectores, maestros reacios al proyecto, niños en con severos problemas
    de conducta en lo individual, espacios inadecuados para jugar, etc.
    La cuestión es que en la evaluación general del Proyecto Violengando entre todas las escuelas
    participantes y "Tiempo de Juego" realizada en noviembre del 2005, surgieron balances más que
    auspiciosos en lo que hace:

           Disminución de indicadores de violencia entre los niños, dentro del ámbito escolar.
           Aumento de reconocimiento al proyecto por parte de autoridades escolares.




                                                                                                              4
           Deseo de los niños y docentes implicados en proseguir con el proyecto, dado que su
    continuidad tiene como hipótesis, el afianzamiento de conductas más saludables en la
    interacción interna escolar.

    Los juegos aplicados con los niños han sido del tipo grupal y temático, divertidos, de interacción
    participativa, adaptados a indicadores pertinentes al grupo e institución, con el sistema de reflexión breve
    posterior a cada juego. Se resalta el compromiso por parte de los niños y docentes de llegar a
    propuestas superadoras de indicadores de violencia padecidos en su propio espacio educativo y cumplir
    con lo pactado en las propuestas producidas por ellos mismos. Existieron docentes que registraron las
    actividades para su posterior evaluación, comparación entre escuelas, aprendizaje compartido entre
    profesionales y propuestas superadoras de lo planificado.
    Sin duda que esta experiencia es incipiente y muy limitada en lo que hace a cantidad de niños abordados
    (150 aproximadamente), pero es un camino que se está elaborando con mucho esfuerzo, problemas que
    surgen a cada momento y que exige de creatividad para su superación, sistematicidad teórica – práctica,
    compromiso, aprendizaje continuo a partir de la experiencia y una realidad desbordante de violencia
    que requiere de propuestas efectivas para su tratamiento saludable.
    Entendemos que el juego es una propuesta saludable para facilitar la expresión de los niños con relación
    a este serio problema. Con el juego pueden jugar a la violencia con libertad, sin ser reprendidos, darse
    cuenta de cuestiones que los afectan en un clima divertido, distensionante y participativo. Les permite
    reflexionar de otra manera, cuestiones que por lo general se callan y ocultan. Se puede poner en el
    afuera cosas que no se dicen, conversar con los adultos en un clima que no se logra en la relación
    convencional escolar y llegar a propuestas y acuerdos superadores que deben ser cumplidos por chicos
    y grandes. Esto último implica una tarea de seguimiento que puede ser reforzada periódicamente desde
    lo lúdico y que los mismos niños solicitan. El juego es en este caso una estimulación saludable.
    Entendemos, que son muchos y por lo general muy buenos los diagnósticos psicosociales sobre
    violencia social, escolar, familiar, institucional, etc., pero que también y teniendo en cuenta estos
    importantes avances teóricos, se deben producir proyectos de intervención para lograr cambios
    efectivos, favorables y saludables en función de una mejor relación intra escolar.
    Cono dijimos y dado que el presente artículo expone muy brevemente la experiencia descripta,
    quedamos a vuestra disposición para realizar mayores aclaraciones sobre el proyecto
    "Violengando". Solo deben comunicarse a:
    tiempodejuego@infovia.com.ar
    Son co autores y facilitadores en el campo escolar de este proyecto:

           Lic. Caporale Paola, EGB 191 y Escuela especial 510
           Lic. Cignacco Graciela Escuela 510 (autora del título Violengando)
           Lic. Espada Haydee, EGB 28
           Lic. Suárez Mariana EGB 117
           Prof. Tolloi Paula EGB 29
           Lic. Oasharriet Omar EGB 117
           Lic. Cabral Silvia EGB 28
           Equipo Profesional de facilitadores lúdicos de "Tiempo de Juego"

    Coordinadora de la etapa de capacitación: Lic. Mirel Vidal EGB 4
    Han colaborado y apoyado decididamente a este proyecto los respectivos equipos directivos y docentes
    de las escuelas mencionadas.
    Han brindado su respaldo y colaboración, algunos inspectores de la Rama de Psicología y asistencia
    social escolar, como también de escolaridad especial.




                                                                                                              5
Se debe destacar a las profesionales que realizaron la primer experiencia socioeducativa con facilitación
lúdica previa al proyecto Violengando en el año 2003 en la escuela media 16 de La Matanza, Lic.
Adriana Farell y Lic. Graciela Weich.
Nuestro reconocimiento a las diversas escuelas que realizaron talleres de juegos grupales temáticos con
sus respectivos docentes con el tema de la violencia en el ámbito escolar previas a la puesta en
funcionamiento de "Violengando"




                               Aplicación práctica
            Para niños preescolares, y hasta 12 años
                Juego iniciador: “separarse por afinidades” (ver libro “Los problemas
                sociales tomados como un juego)
                 por club de fútbol
                 rock o cumbia
                 cerveza o coca cola
                 los que se lavan los dientes todos los días y los que no
                 los que fuman y los que no fuman
                 los que están de novios y los que no
                 violentos físicos, verbales, desprecio – burla, pacíficos

                Juegos temático central: “guerra de piedrazos y sillita salvadora” – La fuerza
                física utilizada para lastimar y para ayudar. (ver libro “Los problemas
                sociales tomados como un juego”)

                Juego temático central complementario: “el teléfono roto” – La violencia
                verbal (juego a realizarse en subgrupos no mayores de 10 participantes)
                Frase: Elvira le dijo a Justo que le contaron que la chica nueva transó con el
                novio de ella. (para un lado el facilitador dice la frase en el oído de el primer
                jugador, al finalizar la ronda, el último jugador devolverá una solución al
                problema que le ha llegado).

                Juego finalizador: “Números y partes del cuerpo” – discriminación, burla,
                segregación. (ver libro :” Los problemas sociales tomados como un juego”

                Juego finalizador alternativo: “El grano asqueroso” . discriminación , burla,
                desprecio.
                Con un papel rojo o de color, van caminando. Algunos tienen el papel en sus
                manos. Cuando se para hay que ir a saludar al del grano de las siguientes
                maneras:
                 Niño poco aseado Dar la mano con asco – cambiar el grano de niño
                 Niño feo .Con risa de burla – ídem.
                 Niño violento .4Dándole la espalda con rechazo – ídem.
                 Con actitud de ayuda, comprensión, solidaridad.




                                                                                                        6
               Reflexiones parciales con niños inmediatamente después de cada juego y en
               relación a cada uno de ellos.
               Que produce la discriminación, la burla, el desprecio. Que sienten los
               discriminados?. Qué se siente al utilizar la fuerza para lastimar o para
               ayudar? Qué se siente cuando lo que vos decís se cambia por otra cosa en
               forma engañosa?
               Es posible ayudar para que todo esto no pase?

           -   Parte de reflexión en pequeños grupos desde el conocimiento común.
               Los jugadores se agruparán jugando (juego de los animales) en pequeños
               grupos y se les facilitará tres interrogantes surgidos desde la realidad escolar
               para que los discutan y lleguen a conclusiones. Los facilitadores no
               intervendrán directamente en los grupos en función de no influenciarlos.
               Podrán ayudar en cuestiones como facilitar el logro efectivo de conclusiones,
               técnicas para que todos puedan expresarse, ordenarse en la conversación, etc.
               Interrogantes sugeridos:
                   o ¿Qué te hace poner más loco/a en la escuela?
                   o ¿Qué sentís y hacés en esos momentos?
                   o ¿ Qué hacés cuando ves a otro que se pone muy violento/a?
                   o ¿ Qué podemos hacer para ir solucionando estos problemas de violencia
                      en la escuela?

           - Parte de debate en plenario:
Se escribirá en el pizarrón las conclusiones de cada subgrupo. Se debatirá sobre las mismas
con coordinación de una facilitador. Se pedirá un proyecto pequeño o acción reparadora y
acordado por todos los participantes para ser puesto en práctica en el ámbito escolar y
tendiente a reparar en algún aspecto el problema de la violencia.



     Juegos para adolescentes o chicos con mayor problema de
                            conducta

Violencia y no violencia (juego iniciador)
Se forman grupos de tres. Se le da a cada grupo las piezas del cuadrado (rompecabezas) para
armar. El que termina primero gana 10 puntos, el segundo 9 y así sucesivamente. . Con cinta
scotch pegar el cuadrado para que no se desarme
En la parte de atrás del cuadrado, una vez que esté armado, se verán números. Cada uno de estos
números corresponderán a palabras o frases que tienen que ver con la violencia o no violencia.
Los jugadores pedirán por los números que les ha tocado, las palabras que les correspondan y las
pegarán en una página subdividida en dos. Una parte para las palabras de violencia y la restante
para las palabras de no violencia. Por último realizarán grupalmente una frase que contengan
entre otras, las palabras que les han tocado


Palabras de violencia:
1)pobreza, 2) falta de trabajo, 3) abuso de poder, 4) lastimar al indefenso, 5) burlarse por un
defecto, color de piel, vestimenta, etc., 6-........




                                                                                                  7
Palabras de no violencia:
7- paz, 8) reflexionar antes de violentarse, 9) comprender al otro, 10) buscar alternativas de
solución sin lastimar, 11- ........

Por último se colocarán los papeles pegados en el frente del salón para ser vistos por todos.


Busco la palabra (juego central)
Se mantienen los subgrupos.
Hay que descubrir la mayor cantidad de palabras escondidas en este cuadro y marcarlas. Pueden
estar superpuestas o no. Leerse verticalmente de arriba para abajo.
A los dos minutos de juegos se da por terminado y se les saca el papel a cada subgrupo y se
cuentan la cantidad de palabras encontradas. Cada palabra es un punto para el subgrupo. Se suma
a los puntos logrados en el juego anterior.
Entre las palabras escondidas en el siguiente cuadro, hacer una lista con las que nos
digan algo sobre la violencia y otra lista con palabras del cuadro que nos digan algo
sobre no violencia.
Luego se les pide brevemente que digan las razones que causan las violencias
expresadas en el crucigrama



p    a   r   o   b   u   r    r   o    c
 e   p   i   g   u   a   l    e   s    o
 l   e   g   o   r   d   a    t   o    m
e    n   d   o   l   o   r    o   l    p
a    s   a   p   a   z   i    n   n    r
r    a   r   t   r   i   s    t   e    e
i    r   r   i   s   a   a    o   g    n
v    i   l   l   e   r   o    n   r    d
a    y   u   d   a   p   u    t   o    e
l    f   e   a   m   i   g    o   k    n


p    a   r   o   b   u   r    r   o    c
 e   p   i   g   u   a   l    e   s    o
 l   e   g   o   r   d   a    t   o    m
e    n   d   o   l   o   r    o   l    p
a    s   a   p   a   z   i    n   n    r
r    a   r   t   r   i   s    t   e    e
i    r   r   i   s   a   a    o   g    n
v    i   l   l   e   r   o    n   r    d
a    y   u   d   a   p   u    t   o    e
l    f   e   a   m   i   g    o   k    r

Palabras incluidas en el cuadro:
Horizontales: (1) paro, burro, (2) iguales, (3) gorda, (4)dolor, loro, (5)paz, (6)triste, (7)risa,
(8)villero, (9) ayuda, puto, (10)fea, amigo.
Verticales: (1) pelea, rival, (2) pensar, (3) --, (4) --, (5) burla, (6)--, (7) risa, (8) tonto,




                                                                                                     8
(9) oso, negro, (10) comprender
23 palabras en total


Bingo de violencia (juego de finalización)
Mantener los subgrupos
Se deberán confeccionar cartones con casilleros que en vez de números tengan palabras
relacionadas con la violencia o no violencia. Se da un cartón a cada jugador (tres por subgrupo).
Se van sacando palabras y el que logra primero bingo gana 10 puntos, el 2° bingo 9 y así
sucesivamente.

cagón                                  amistad             trola
                   fea                 villero                                 bicho
buchón             careta              compañero


gorda              bicho                                                       respeto
                   comprender          tolerar             borracho
rechazar           tarado                                                      pobre


                   traga                                   olfa                hermano
sucio                                                      rotoso              yegua
                                       querer              beso                respeto


tronco             campeón                                                     capo
                   miedo               respeto             confianza
lastimar                                                   ofender             consolar

Ver qué subgrupo logró más puntaje en total de los tres juegos.
Si hay cuatro grupos, el primero logra cuatro puntos y así sucesivamente hacia abajo.


Adaptación para escuela especial:
En vez de palabras, se colocan números. Cada uno de estos será canjeado por una palabra la que
será expresada verbalmente por el docente al estudiante. También los números pueden ser
canjeados por símbolos , fotos o dibujos, representativos de las palabras.



Juegos alternativos
Me gusta discriminar y burlarme (no competitivo)
Se le da a cada subgrupo revistas de actualidad, y páginas de periódicos. También tijera , goma
de pegar y un pliego de papel grande.
Cada subgrupo debe recortar caras de personajes famosos o no , personas conocidas o
desconocidas y colocarles al lado en forma bien legible algún calificativo que indique
discriminación, burla. También y si lo desean, pueden colocar caras con calificativos favorables.




                                                                                                    9
Por ejemplo:
Cara de Maradona - drogadicto – villero.
                      Genio
Cara de un policía – buchón , - asesino, seguridad- etc.
Cara de Susana Giménez – trola, chorra, divina etc.
Cara de Raúl Castel – villero, ladrón, héroe, etc.

Luego se colocan los pliegos en la pared y los chicos pasan a ver lo que produjeron sus
compañeros.
Por último y todos nuevamente sentados, reflexionan con relación a la burla hacia los demás, las
razones y sus consecuencias. También posibles formas de superación de las burlas.




Anagrama de la violencia

                                     V _ _ _
                       _ _           I _ _
                   _ _ _ _           O
                                     L _ _ _
                          _          E _ _ _
                       _ _           N _ _ _
                       _ _           C _ _ _
                  _ _ _ _            I _ _
                         _           A _ _ _ _

Solución por orden de arriba hacia abajo: vago             amigo         burro          loro

pegar          pensar         buchón         confiar       hablar
Con este juego se pueden hacer:
   - frases con las palabras del anagrama con relación a la violencia o a la no violencia
   - separar las palabras que tienen que ver con la violencia y con la no violencia y ver cuáles
       se dan en el grupo en que se está.
   - Realizar una propuesta para disminuir en su práctica cotidiana una acción violenta y
       poner énfasis en acrecentar una acción no violenta con relación a las palabras del
       anagrama.



LUEGO CONTINUAR CON EL MÉTODO SOCIOEDUCATIVO DE TIEMPO DE JUEGO
  - reflexión grupal sobre interrogantes preelaborados




                                                                                               10
   -   debate
   -   propuesta superadora para trabajar hasta fin de año.


Bibliografía de referencia:
Cañeque Hilda, “Juego y Vida”, Ed. El Ateneo, Bs. As. 1991
Gandulfo M., “El juego en el proceso de aprendizaje”, Ed. Humanitas, Bs. As. 1992
Motta – Snaidman , “El Juego en la escuela”. Public. Fundación Bunge y Born, Bs. As. 1995
Tiempo de Juego, Serie bibliográfica, Bs. As. 2002-2007. Edición propia
Scheines Graciela, “Juguetes y jugadores”, Ed de Blegando, Bs. As. 1981




                                                                                            11

								
To top