CIEMAL � CONSEJO IGLESIAS EVANG�LICAS METODISTAS DE AM�RICA

Document Sample
CIEMAL � CONSEJO IGLESIAS EVANG�LICAS METODISTAS DE AM�RICA Powered By Docstoc
					                     CIEMAL – CONSEJO IGLESIAS EVANGÉLICAS METODISTAS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
            ______________________________________________________________________



                           LA MISIÓN DE DIOS Y NUESTRO CONTEXTO
INTRODUCCIÓN

CIEMAL está constituido por todas las Iglesias Metodistas de América Latina y el Caribe, cuyo
funcionamiento está representado por una Asamblea General, una Comisión Directiva, un Comité
Ejecutivo y un Concilio de Obispos que expresan la unidad, conexionalidad y compañerismo en la
misión de nuestro continente.

Un fuerte llamado al compromiso de acompañamiento entre las Iglesias Evangélicas Metodistas de
América Latina y el Caribe, y de éstas hacia nuestros sufridos pueblos, condujo a la creación de
CIEMAL hace 31 años. Así lo expresaron los Obispos y delegados participantes en la Asamblea
Constituyente de CIEMAL el día 02 de febrero de 1969 en Santiago, Chile:

“Las Iglesias metodistas autónomas de América Latina, conscientes de su necesidad de colaboración
y sostén mutuos, de su común origen histórico y espiritual y de la comunidad de su misión en el lugar
y momento en que han sido llamadas a servir al Señor y dar testimonio de ÉL, y reconociendo,
además, que su labor debe ser ofrecida en la más amplia y completa integración con todo el pueblo de
Dios que milita en este continente, se constituyen en el CONSEJO DE IGLESIAS EVANGELICAS
METODISTAS DE AMÉRICA LATINA”.

Eran días de gran efervescencia social, a la vez que de un distanciamiento de América Latina de las
políticas adoptadas por el gobierno Estadounidense hacia la región. Frente a ello las iglesias sin
dejarse guiar por nacionalismos estrechos debían enfatizar su derecho a adoptar sus propias
decisiones sin alterar la unidad de la Iglesia Metodista, como expresión del Cuerpo de Cristo presente
en nuestro continente y en todo el mundo. Más que un anhelo de independencia de la Iglesia
Metodista de Estados Unidos estaba el anhelo de expresar la unidad latinoamericana representando
nuestra diversidad y la conexionalidad propia del metodismo.

Existen tantas realidades que nos laceran, como la pobreza, el deterioro de la salud, la falta de
viviendas, entre otras, que son comunes a nuestros pueblos. Por otro lado existe una gran riqueza
cultural, étnica y espíritu solidario que precisa ser conservada, enriquecida y compartida. Cual los
colores del arco iris que ofrecen esplendor tras la lluvia persistente, CIEMAL se siente llamado a hacer
anuncio de una nueva realidad, en medio de una tormentosa realidad latinoamericana y caribeña.

CIEMAL no es un invento de líderes buscando beneficios personales. Es un instrumento creado por
las iglesias, representativo de ellas y para ser una voz profética y pastoral que Dios ha de seguir
usando en su propósito redentor, como expresión de su gracia, a favor de la vida abundante para
nuestros pueblos.

COMISIÓN DIRECTIVA:

Obispo Isaías Gutiérrez (Presidente), Obispo Juan Vera (Vicepresidente), Obispo Nelson Luis Campos
Leite (Presidente del Concilio de Obispos), Prof. Lourdes de Morales (Secretaria de Actas), Rev. David
Ortigoza (Secretario General), Lic. Ricardo González (Tesorero), Dr. Paul Alfaro, Obispo Ricardo
Pereira, Prof. Salvador Marín, Prof. Miriam de Kerry, Sta. Betty Herrera, Sta. Giselle Lalucce, Rev.
Viviana Pinto Ferrer, Obispo Efraín Yanapa, Rev. Juan Pablo Ajanel, Obispo Octavio Espinoza,
Gonzalo Rosso y Zulay de Palomo.
IGLESIAS MIEMBROS:

Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Guatemala,
México, Panamá, Perú, Puerto Rico, Uruguay, MCCA (Distritos de Panamá/Costa Rica y
Honduras/Belice).

IGLESIAS FRATERNALES:

Colombia, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.


I – BASE BÍBLICA-TEOLÓGICA DE LA DIMENSIÓN MISIONAL

"Como el Padre me envió, también yo os envió" (Juan 20:21). El envío de Jesús a sus discípulos es
una continuación de la obra encomendada por el Padre al Hijo. De que forma lo envió? Vacío de su
gloria y majestad, encarnado, asumiendo nuestra debilidad, finitud, dolores, tomando condición de
siervo, siendo obediente al Padre hasta la muerte (Filipenses 2:6ss). Participamos de la misión de
Dios revelada en la persona de Jesucristo, como Cuerpo, Iglesia, dando continuidad a la misma hasta
que Él vuelva. La Misión se expresa en la naturaleza y carácter de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo:

1. Reconciliador: Reconcilia a la persona, mundo, historia, cosmos consigo mismo por medio de
   Cristo y nos invita a participar en el ministerio de la reconciliación. Haciendo de nosotros
   embajadores de Cristo (2 Corintios 5:19ss).

2. Dador de vida: Ha venido a traernos Vida, abundante, plena, la Vida de Dios que él nos dona
   generosamente (Juan 10:10).

3. Gracia y gratuidad de Dios: Toda la obra de Jesús está bajo la economía de la gracia y la
   gratuidad: "Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente" (Mateo 10:8b) nuestra labor
   esta en manos de ese Dios de gracia.

4. Trinitario: Se nos revela como una comunidad, de amor, conexionalidad, mutualidad y unidad
   (Juan 17:20-25) revelándonos la naturaleza y carácter de Dios, que conforma, da forma a la nueva
   criatura con diversidad de dones y operaciones, unidad en la diversidad o mutualidad (1 Corintios
   12).

La Iglesia Metodista en América Latina y el Caribe reconoce en su acción y predicación una confianza
en la integralidad del evangelio de Cristo. Nos sentimos llamados a la reconciliación personal, familiar,
comunitaria, en la historia y en el universo. Somos siervos de Jesucristo para servir unos/as a los
otros/as como nuestro Señor vino a servir y no ser servido, quién nos llama a continuar esta forma de
ser.

II – NUESTRO CONTEXTO

Situación económica y desempleo: Según datos estadísticos de la UNICEF la población de América
Latina y el Caribe llega en este comienzo del nuevo siglo a los 468 millones de habitantes, siendo de
este total, un 46% de niños y niñas entre los 2 a 14 años. El 68% de la población es pobre y el 53%
vive en extrema pobreza. Somos un continente joven afectado por la pobreza extrema que impacta
directamente niños/niñas, jóvenes, mujeres, indígenas, negros y otros grupos marginados. En este
contexto la violencia, la prostitución infantil, analfabetismo, desnutrición, desempleo y alto porcentaje
de sobre vivencia al subempleo, vivienda, corrupción, narcotráfico, deterioro de las relaciones
familiares, entre otros, son los problemas que harán parte del énfasis del Plan Misional. Dos de cada
cinco personas en nuestro continente viven en la pobreza (200 millones), en el término del milenio la
mayoría de ellos vivirán con un dólar al día. El desempleo alcanza niveles entre el 20 a 25 por ciento
en muchos países y en algunos casos superiores al 50%; por ejemplo en México ha aumentado en un
20% en los últimos 4 años.

Sólo en Haití, Nicaragua y Honduras, tres de cuatro niños\as viven en extrema pobreza. Ecuador está
pasando por la peor crisis de su historia, tanto económica, social y política, que alcanza niveles
desastrosos para su convivencia. En Venezuela durante 1999, ochocientas empresas se han
declarado en quiebra, desempleando a 600,000 personas.

A pesar de los 6 años pasados del levantamiento indígena en el pueblo de Chiapas se sigue
reprimiendo sin dar una respuesta a los reclamos. La violencia urbana y la represión a los sin tierra y
sin techo en Brasil sigue representando una amenaza a la supervivencia, donde se siente que los
derechos fundamentales del ser humano no son respetados. En muchos países los nativos han sido
despojados de sus tierras y no tienen dónde y cómo vivir dignamente.

Las dictaduras militares han sido reemplazadas por dictaduras económicas y el pago de la deuda
interna y externa significa aún menos recursos para la salud, educación, vivienda y más presencia de
hambre, desnutrición, explotación, desempleo y desintegración familiar. Aumenta todo este cuadro
preocupante el gran deterioro ético y moral, como la inversión de los valores, la corrupción de las
clases dirigentes y una justicia que encubre e institucionaliza la impunidad.

Destrucción del medio ambiente: La destrucción del medio ambiente que cada día está afectando
más a la vida integral del ser humano es un desafío de mayordomía responsable de la creación.
Últimamente algunos expertos indican que los grandes bosques de la Amazonia serán destruidos en
menos de 15 años. Con la destrucción de la naturaleza, también se puede constatar la destrucción de
la comunidad humana y su tejido social.

Violencia: Una de cada tres familias en nuestra región fueron víctimas de violencia y robos en 1999.
Colombia, destrozada por el narcotráfico, por corrientes paramilitares, por guerrillas, la injusticia social,
han abierto las venas de un próspero y rico país, mostrando el dolor y la fatiga de la gente que añora
la paz y la justicia social. Nuestras iglesias han protestado contra la violencia hacia el pueblo
puertorriqueño. Entendemos que la presencia de la fuerza militar de los Estados Unidos en la isla de
Viequez es una violación ese pueblo.

El pueblo latinoamericano y caribeño sediento de solución a los problemas angustiantes, ha buscado
refugio en la religión. El crecimiento de la religiosidad ha sido alimentado por un mensaje alienante y
de una falsa promesa de prosperidad, ausente de valores evangélicos. En medio de esta dolorosa
realidad CIEMAL reafirma su vocación profética y de compromiso de participar en la misión del Dios
Trino proclamando las buenas nuevas de Jesucristo.


III – TRABAJO DESARROLLADO:

Las prioridades de CIEMAL incluyen los siguientes: evangelización y obras nuevas en diversos
países; acompañamiento a los obispos e iglesias en momentos de crisis y capacitación a líderes de
las obras emergentes; salud integral y ecología; niños, jóvenes y mujeres; grupos étnicos marginados;
y Justicia, paz y dignidad humana.


Programas en desarrollo:

ELADE: La Escuela Latinoamericana de Evangelización, ELADE, fue creada en el año 1987, sintiendo
la necesidad de laicos, pastores, evangelistas y líderes locales de ser capacitados en el área de la
Evangelización, con un énfasis Metodista. Se desarrollan talleres y seminarios prácticos de
evangelización con programas de capacitación bíblico-teológica y la práctica metodológica con miras
hacia una evangelización dinámica, creativa y encarnada en las realidades en que vivimos. Durante
estos trece años de servicios, más de 650 líderes han sido capacitados a través de talleres de ELADE
en 11 países.

SALUD INTEGRAL: Este programa se inició en 1993 y se ha establecido trece proyectos pilotos en
Bolivia, Brasil, Colombia, Guatemala, Guyana, Nicaragua y Venezuela; y se esta trabajando en
nuevos proyectos en Panamá, Belice y Cuba. Hasta el año 1998 se han capacitado 278 personas. En
1999 se ha capacitado directamente a 169 personas, quienes están impactando sus respectivas
comunidades. Estimamos que para fines del año 2000 se capacitarán 490 participantes quienes
impactarán más de 70 mil personas aproximadamente. El programa de salud integral da énfasis en el
desarrollo personal y comunitario, integrando la totalidad de la vida. Esto incluye espíritu, mente,
cuerpo y medio ambiente, cuya filosofía se fundamenta en tres ejes: equidad, empoderamiento e
integración.

OBRAS NUEVAS: Hemos implementado programas de crecimiento de la Iglesia Metodista en
Latinoamérica. Este trabajo incluye a las iglesias nuevas como: Colombia, Venezuela, Nicaragua, El
Salvador y Honduras. A su vez se incluyen algunas iglesias como Ecuador, Guatemala, Panamá y
Perú, que han solicitado presencia de CIEMAL en Asambleas y en momentos de crisis con énfasis
especiales. Por otro lado se ha dado la apertura de nuevos frentes de trabajo, organización de
congregaciones nuevas, acompañamiento, orientación y compromiso misional.

JUVENTUD – El proyecto "Joven en Misión" tiene como objetivo el fortalecimiento de la misión de la
juventud metodista del continente a partir de la realización de actividades que conduzcan a la
integración, el intercambio y la capacitación de líderes. A partir del año 1999, cada una de las cuatro
regiones (Meso América, Caribe, Andina y Conosur) tiene un evento por año, que está centrado en
una visión misionera, decidido por la juventud de la región. Temas como evangelización, capacitación,
identidad, discipulado, misión y liturgia, son ejemplos de las preocupaciones que los jóvenes tienen y
desean desarrollar.

MUJERES Y NIÑOS: Consiste en el asesoramiento a los proyectos desarrollados en cada país del
continente, promoviendo el ministerio de la mujer y la niñez en la sociedad contemporánea, a través
de la capacitación del liderazgo para desarrollar programas de proyección social hacia una comunidad
sostenible en medio de la pobreza, del maltrato a la mujer y del abuso a la niñez. Los talleres que se
han efectuado con la participación de: Chile, Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá.

ENCUENTRO CON CRISTO: Se trata de un Fondo Permanente (GBGM N° 025100) que se nutre de
donaciones. Este tiene como finalidad reunir una cantidad significativa cuyos intereses financieros
contribuyan a apoyar los programas de las iglesias autónomas miembros de CIEMAL, lo cual es de
mucha importancia para nuestro futuro. Este programa ha sido aprobado y recomendado por la
conferencia general de la Iglesia Metodista Unida en el año de 1996. Asimismo ha tenido gran impacto
en 1999 durante la II Consulta Nacional Hispana en Dallas, TX, y en la Asamblea Anual de MARCHA
en San Juan, Puerto Rico.

CONCILIO DE OBISPOS DE CIEMAL: Se han realizado programas de apoyo y acompañamiento,
mediante talleres enmarcados en temas candentes de la sociedad contemporánea en: México, 1994;
Corea del Sur y Brasil en 1996; y en Bolivia, 1998. Asimismo, las crisis eclesiales, conflictos políticos
económicos y las nuevas comunidades han multiplicado los desvelos y las tareas de obispos y
presidentes, quienes muchas veces han debido resolver en soledad. Fue muy agradecida la presencia
y la correspondencia del presidente del Concilio de Obispos acompañando, consolando y
fortaleciendo la tarea en los lugares de dolor.

IV – VISIÓN Y PROYECCIÓN:

De acuerdo al contexto deshumanizante que se evidencia en nuestros países, el mayor desafío de
CIEMAL es fortalecer la vida y misión de nuestras iglesias en el cumplimiento de nuestra vocación
evangélica acorde a las enseñanzas de Jesucristo, de propender al desarrollo integral del ser humano
y su medio ambiente, donde los aspectos físico, social, psíquico y espiritual se entrelazan para que la
vida sea abundante.

Estamos conscientes de que la tarea tiene continuidad y nuevas perspectivas donde descubrimos
nuevas dimensiones tales como:

       Continuar y dar nuevos pasos en el adiestramiento de pastores y laicos en el fortalecimiento
        de la espiritualidad de las iglesias para que asuman el ministerio universal de todos los
        creyentes, para consolidar e impulsar la formación de nuevas congregaciones.

       Asesorar y acompañar a los obispos (y a sus familias) en su ministerio.

       Acompañar y capacitar líderes que están surgiendo en las organizaciones populares
        (organizaciones en barrios marginados, áreas rurales, agentes comunales, etc).

       Continuar e iniciar nuevos programas de salud integral en todo el continente.

       Fortalecer el ministerio entre las mujeres y niños para responder a la problemática de la
        prostitución, trabajo forzado de niños y niñas, violencia doméstica y abuso sexual intra
        familiar; niñas-madres solteras, niños y niñas de la calle; asedio sexual, subempleo y pago
        desigual por trabajo realizado, la exclusión de la mujer en los círculos de decisión social y
        política.

       Promover esfuerzos para contrarrestar la discriminación racial y social de los grupos étnicos
        marginados (indígenas, negros y mujeres) y sus condiciones de vida.

       Aprovechar los grandes pasos que hemos logrado en el ministerio de la juventud en nuestro
        continente, en el cual más del 50% tiene menos de 21 años, demanda una atención especial
        en la formación y acompañamiento de su vida cotidiana y espiritual.

       Iniciar nuevos ministerios relacionados con la tarea ecosistema que repercute directamente en
        el deterioro de nuestras vidas.

       Ser fiel en nuestro ministerio con la Iglesia en otras regiones del mundo que incluirá:

           El apoyo al Plan Nacional Hispano de la Iglesia Metodista Unida;
           Reciprocidad con la misión de MARCHA (Metodistas Asociados Representando la Causa
                Hispano-Americano);
           Participación en los ministerios de las conferencias de la Iglesia Metodista Unida, Iglesia
                Metodista en Inglaterra, Iglesia Unida del Canadá, en nuestra misión común.
           Fortalecer el intercambio de programas y personas dentro de los continentes Sur-Sur;
           Estrechar los lazos de misión con las iglesias y comunidades de América Latina y el
                Caribe;
           Fortalecer y promover el programa “Encuentro con Cristo” como una iniciativa para
                estrechar más la misión en común que nos reta hacia el futuro.


CONCILIO DE OBISPOS DE CIEMAL

Dado lo apreciado que ha sido el acompañamiento de los distintos presidentes del Concilio de
Obispos de CIEMAL expresado en profundos términos pastorales, pedagógicos y proféticos que nos
ha unido como un verdadero cuerpo de Cristo, y teniendo en cuenta la renovación de los obispos que
se ha dado en la mayor parte de las iglesias, proponemos desarrollar este ministerio en tres áreas:
   1. Pastoral: Con la presencia y acompañamiento de obispos y presidentes (sus familias, sus
      ministerios, decisiones), en forma personal o epistolar, así también acompañarles en las
      asambleas, celebraciones, eventos especiales, como una acción terapéutica, amorosa,
      perdonadora, graciosa, restauradora y santificadora.

   2. Educacional: Organización de encuentros o talleres donde se puedan descubrir caminos
      consensuados de acción y testimonio. Así como reflexionando, estudiando y profundizando
      desde nuestra conexionalidad, frente a las grandes demandas y enfermedades de nuestros
      países. Otros aspectos como, orientación educativa, metodológica e histórica, que ayude a los
      obispos nuevos en la continuidad de la visión, acción y responsabilidad episcopal, así como
      una clara y efectiva comprensión de nuestra identidad metodista.

   3. Profética: Anuncio y denuncia de nuestras realidades a la luz del evangelio del reino, junto a
      nuestras iglesias, reflexionando y confrontando la vida de personas y sociedades, a la luz de
      la gracia y de la vida plena del evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

CONCLUSIÓN

La experiencia recogida en estos 31 años nos deja el grato gozo de sabernos parte de la visión y
misión de Dios en defensa de la vida. Cuán grato es sabernos iglesias autónomas pero no aisladas,
sino conexionales a favor de la vida. Nos sentimos desafiados a compartir nuestra riqueza cultural y
espiritual con nuestros hermanos metodistas de todo el mundo bajo la unción del Espíritu Santo.



                          Alajuela, Costa Rica, 2 al 6 de Febrero del 2000

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:20
posted:11/24/2011
language:Spanish
pages:6