REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA - Download Now DOC

Document Sample
REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA - Download Now DOC Powered By Docstoc
					REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CURSO DE ODONTOLOGIA BIOLOGICA
(Primer Nivel)




    MEDICINA NATURAL DE ORIGEN HERBACEO
                 (¿Sólo un espejismo?)




                            Por: Chrissle M. Blanco Gíl


                     Febrero, 2006
INTRODUCCION
Desde siempre, el uso de las plantas como elementos medicinales,
ha representado una constante en mi cotidianidad de vida. Ayer en
la niñez y la adolescencia; hoy en la adultez con mis hijos y lugar de
trabajo, e incluso, “antesdeayer”, con los conocimientos que se
acumularon en mis abuelos, el uso de la medicina natural ha estado
presente en mi desempeño personal y profesional.


A partir de este precedente no era difícil pues abordar tal temática.
Y no dejó de presentarse la sorpresa con personas que al enterarse
de mi indagación, aparecieran para prestarme o recomendarme
libros, se comportaran como expertos del área o al menos
comentaban su experiencia tangencial con el asunto. Ciertamente el
fenómeno de la medicina herbácea pareciera estar mucho más
extendido de lo que uno piensa, pero cómo no serlo, si ella está en
la base de lo que hoy conocemos como medicina moderna.


Con esto en mente, comenzó un arqueo sobre el tema y la
realización de un bosquejo del trabajo que finalmente quedó
estructurado en cuatro partes: En el primer aparte, exploramos
someramente los orígenes y evolución de la medina natural, e
introducimos sus elementos conceptuales más resaltantes, para
que el lector se ubique en el contexto adecuado. Luego revisamos
el significado de los principios activos que se encuentran en las
plantas medicinales, a modo de exponer la base científica que
respalda su utilización. En el tercero, describimos las formas de
acceso a los beneficios que ofrece este tipo de medicina y por
último realizamos una pequeña comparación demostrativa de sus
aplicaciones.
   I. ELEMENTOS CONTEXTUANTES
Antes de entrar en materia en cuanto a lo que a plantas medicinales
se refiere, es pertinente comenzar por definir qué es la Medicina
Natural, pues es en ésta donde tiene fundamento el tema estudiado.
La Medicina Natural es una práctica terapéutica que busca el alivio
o curación de enfermedades a través de los productos que
encontramos en la naturaleza sin ninguna síntesis y con escasa
manipulación.


Utiliza principalmente productos vegetales o minerales, los cuales,
si son utilizados correctamente ya sea de forma directa o
previamente preparados, aplicados de manera tópica o ingeridos,
suministran al organismo sustancias útiles para el tratamiento de
alguna enfermedad.


Muchos de los fármacos que se utilizan hoy en día provienen de la
naturaleza y muchos otros han sido sintetizados a partir de
productos vegetales. Pero aun así, la industria farmacéutica no
promueve la investigación con estos productos naturales, sino con
fármacos purificados, pues aparentemente resultan más atractivos
en términos comerciales.


Sin embargo, aunque en muchos casos los efectos beneficiosos no
han sido demostrados científicamente, si se conocen por la
experiencia histórica de su uso.


¿Quien no ha experimentado los efectos beneficiosos luego de
ingerir alguna infusión? Incluso muchos científicos de la medicina
tradicional han dado fe de esto.
Se consideran plantas medicinales a aquellas cuya calidad y
cantidad de principios activos tienen propiedades terapéuticas en
beneficio de la salud.


La utilización de las plantas medicinales, costumbre histórica de la
humanidad, se remonta a la antigüedad donde tradicionalmente
fueron   utilizadas   siguiendo   el   instinto,   la   observación,   la
experimentación, y esta experiencia acumulada a lo largo de los
siglos ha sido transmitida de generación en generación.


Los primeros escritos de plantas medicinales datan del año 4.000
ac. Realizado por los Sumerios, quienes grabaron en tablillas
hechas de arcilla todos los reconocimientos recopilados hasta
aquella época sobre las propiedades curativas de las plantas.


Los egipcios también utilizaron los principios de las plantas
medicinales. Se conocen más de 700 formulas en las que estas
plantas aparecen y el documento impreso más interesante, es el
papiro de Ebers, en el año 1700ac. Pero con toda seguridad, el uso
de estas plantas es más antiguo, ya que en Asia principalmente en
China    se supone que ya era utilizada en el año 5.000ac. Los
griegos y los romanos recopilando la tradición de Mesopotamia y
Egipto, hacen uso de las plantas para curar enfermedades y
mantener un buen estado de salud. Así por ejemplo, el físico griego
Hipócrates (considerado el padre de la medicina) le daba suma
importancia a la medicina preventiva y en esta las plantas juegan un
papel importante. De allí que se le otorga el siguiente aforismo:
“Deja que la comida sea tu medicina y tu medicina tu comida”.
Otro escrito, (el primero de naturaleza científica) fue un médico
griego: Dioscorides (40-90dc) quien realizo un trabajo de cinco
volúmenes, donde estudió las propiedades de más de 1000 plantas
y su obra sirvió de referencia hasta el siglo XV. La revisión más
importante en castellano es Las plantas Medicinales, El Dioscòrides
renovado del farmacéutico leridiano Dr. Pío Font Quer.


Durante la Edad Media, el estudio de las plantas estaba en manos
de los monjes que en sus monasterios plantaban y experimentaban
sobre las especies descritas en los textos clásicos.


En el Nuevo Mundo cuando los colonizadores europeos llegaron a
América quedaron maravillados por los conocimientos y el uso
medicinal que los indígenas obtenían a través de las plantas. Los
Chamanes eran quienes tenían el poder de utilizar la magia y las
plantas medicinales para curar enfermedades.


El conocimiento que se tiene acerca de las plantas medicinales en
todo el mundo donde el hombre, tradicionalmente, haya tenido
necesidad de recurrir a esta practica para curar sus enfermedades,
bien sea mezcla de magia, religión, necesidad, casualidad y ensayo
y error, el paso de las diferentes culturas han creado toda una gama
de conocimientos y remedios vegetales que no puede atribuirse al
patrimonio exclusivo de ninguna cultura en particular, sino al
hombre en su globalidad la cual nos corresponde conocer y
salvaguardar.


Clasificación de las plantas
 Plantas Dulces: Tienen altos contenidos de azúcares
  como glucosa, sacarosa, maltosa y fructosa. Algunas
  raíces se encuentran en esta categoría como la
  remolacha, el diente de león y la zanahoria. Tallos como
  la caña de azúcar y la caña de maíz o algunas hojas y
  flores de plantas aromáticas.
 Plantas Aromáticas: Contienen aceites esenciales y
  poseen principios aromáticos y volátiles que se pueden
  percibir fácilmente por el olfato y el gusto. La mayoría
  son calmantes y algunas proveen efectos limpiadores.
  Plantas comunes como albahaca, anís, canela, cidrón,
  romero, clavo, manzanilla, mejorano, menta, poleo,
  toronjil, eneldo y yerbabuena pertenecen a la familia de
  las labiadas, la cual es una de las más importantes.
 Plantas Acidas: Deben su sabor al contenido de
  sustancias orgánicas importantes (ácido ascórbico;
  cítrico; málico; oxálico y tónico) que pueden estar solas
  o en combinación con otras en aceites esenciales de la
  misma planta. Su efecto generalmente es limpiador y
  tónico. En esta categoría tenemos la acedera y la caña
  agria.
 Plantas Amargas: Los principios asociados a éstas
  actúan sobre todo como limpiadores, aunque en
  pequeñas cantidades pueden tener una acción tónica
  importante.
 Plantas Frescas: Al consumirlas se experimenta en la
  lengua una sensación de sabor que se puede describir
  como “fresco”. Estas contienen alto contenido en
  mucílagos (sustancias emolientes). Liberal, linaza y
malva quizás sean las más conocidas y su efecto se
considera calmante, en especial por su capacidad para
desinflamar y suavizar.
  II. PRINCIPIOS ACTIVOS PRESENTES EN LAS PLANTAS
Las plantas que alivian los síntomas comunes de la mayoría de las
enfermedades como el dolor y la inflamación se pueden agrupar de
la siguiente forma:


Principios que calman
a.- Principios analgésicos y antiespasmódicos:
Alivian, calman o quitan el dolor. Los analgésicos conocidos más
potentes son los Opiáceos y Alcaloides. Compuestos muy activos
que actúan en el sistema nervioso y los músculos del cuerpo. No se
recomienda su uso indiscriminado ya que producen adicción y
pueden ser muy tóxicos. La mayoría de los dolores que se
experimentan a diario se pueden controlar con plantas menos
peligrosas que contienen Salicina (la cual se usa para preparar el
acido acetil salicílico) o aceites esenciales; principios activos que
resultan eficaces como analgésicos o antiespasmódicos.
En este grupo tenemos: Amapola, Borrachero, Coca, Manzanilla,
Mejorana, Sauce, etc.


b.- Principios tranquilizantes:
Ayudan a combatir problemas nerviosos como irritación, insomnio o
excitación nerviosa.
Cedrón, Curaba, Manzano, Toronjil, Naranjo, Valeriana.


c.- Principios anti-inflamatorios:
Los principios activos naturales más importantes por su efecto anti-
inflamatorio son los aceites esenciales, las resinas, las saponinas,
los mucílagos, los carotenos y los flavonoides.
Los aceites esenciales se caracterizan por tener fuerte y agradable
aroma. Son una mezcla de alcoholes, aldehídos, cetonas, ésteres y
treptenos, sustancias parecidas a los hidrocarburos, como el
petróleo con gran actividad química.


Las resinas generalmente se extraen mediante incisiones de la
corteza, las hojas o los frutos. Es recomendable usarla solo por vía
externa en forma de compresas o cataplasmas, especialmente para
golpes, neuralgias, luxaciones y espasmos musculares, ya que
ingeridas directamente podrían resultar tóxicas.


Las saponinas     son heterópsidos (llamados glucósidos, pues se
forman a partir de azúcares) que se encuentran en muchas plantas
medicinales y se utilizan como antinflamatorias, antisépticas y
calmantes.


Los mucílagos son sustancias compuestas a partir de azúcares
complejos; tienen consistencia babosa y son elaboradas por
muchas plantas medicinales como Malva, Liberal, Linaza. No tienen
sabor   y    actúan   en   el   organismo   produciendo    un   efecto
antiinflamatorio y suavizantes de los tejidos (emolientes). Solo
pueden ser aprovechados en forma fresca, directamente de la
planta, pues se descompone rápidamente.
Carare, chuchuhuasa, ortiga, y         zarzaparrilla, apio, caléndula,
cebada, linaza, papayo, suelda, tomate, tabaco, mango.


d.- Principios astringentes:
Disminuyen o eliminan, el exceso de secreciones, como las
presentadas en diarreas ulceras, conjuntivitis, ademas de ayudar a
cicatrizar heridas, por la acción de principios activos conocidos
como taninos.
Eucalipto, sauce, quina, llantén, guayabo, té, manzana, café y
canela.


e.- Principios antieméticos:
Ayudan a calmar el vomito o disminuir en caso de irritaciones
digestivas. Las plantas antieméticas actúan gracias a las sustancias
contenidas en sus aceites esenciales, entre estas tenemos: Hinojo,
Manzanilla, Mejorana, Toronjil; Yerbabuena, canela.


f.- Principios antitusìgenos:
La tos es un mecanismo de defensa del organismo para ayudar a
expulsar secreciones y toxinas del sistema respiratorio; sin
embargo, en irritaciones excesivas se hace crónica y dolorosa, lo
que hace necesario ingerir plantas o sustancias que la inhiban:
Anís, Borraja, Cerezo, Poleo, Sauco, Valeriana, Violeta.


Principios que limpian
Muchas     plantas   limpian    gracias   a   sus   principios   activos;
flavonoides, saponinas, carotenos, aceites esenciales o principios
azufrados.
   a. Principios antisépticos y antibióticos: La acción de la planta
      consiste en atacar directamente la bacteria microbio hasta
      eliminarlo o debilitarlo de forma que el organismo lo pueda
      destruir. Las plantas antisépticas o antibióticas se pueden
      utilizar en distintas preparaciones o aplicaciones directamente
      en el sitio de la infección: ajo; caléndula; cebolla; eucalipto;
      gualanday.
b. Principios depurativos: Limpian el organismo de distintas
  clases de toxinas y estimulan el sistema defensivo o
  inmunológico. Estas plantas constituyen diversas sustancias
  que penetran en todos los tejidos y arrastran de manera iónica
  las toxinas hasta alguna salida orgánica como la bilis, la orina
  o el sudor. La acción depurativa contribuye a normalizar el
  colesterol, triglicéridos, el ácido úrico o la glicemia: Fique;
  nogal; ortiga; romero; salvia; zarzaparrilla.


c. Principios purgantes: Sustancias que sirven para la limpieza
  del sistema digestivo del organismo en general: aceite de
  oliva; ricino; sauco; sen; verbena.


d. Principios   anti-parasitarios:      Sustancias    que      actúan
  directamente sobre los parásitos intestinales provocando su
  muerte o expulsión. Las plantas antiparasitarias se dividen en
  dos grupos. Los que atacan a los parásitos grandes o
  lombrices: paico y leche de higuerón; y las que eliminan
  parásitos pequeños como amibas y giardias: piña; ajo;
  yerbabuena y ruda.


e. Principios expectorantes: Sustancias contenidas en los
  aceites   esenciales    de   algunas     plantas;   ayudan    a   la
  expectoración del moco que produce el sistema respiratorio:
  bravo; cebolla; cerezo; mango; mora; piña; sábila.
  f. Principios sudoríficos y febrífugos: Combaten la fiebre y son
     ampliamente utilizadas en casos de gripe e infecciones:
     borraja; tilo; valeriana; verbena; violeta.


  g. Principios diuréticos: Son plantas que aumentan la cantidad
     de orina que producen los riñones. Esta planta puede
     utilizarse en personas con problemas renales o quienes sufren
     de hipertensión arterial o cardiovascular: apio; cabello de
     maíz; cola de caballo; diente de león.


  h. Principios emenagogos: Significa impureza del útero. Son
     plantas que se utilizan especialmente durante la menstruación
     o en caso de retraso del período y después del parto: algodón;
     perejil; ruda; venturosa


  i. Principios que limpian el hígado: Una gran cantidad de plantas
     actúan sobre el hígado y las vías biliares. Pueden aumentar la
     cantidad de bilis, mejorar su calidad, facilitar su salida o
     limpiar el hígado: botoncillo; llantén; ruibarbo.


Principios que activan
Sustancias que estimulan, tonifican o activan ciertas funciones del
organismo.


  a. Principios estimulantes: Contribuyen a quitar el sueño, activar
     la circulación, disminuir el hambre y favorecer la actividad
     física. Son alcaloides derivadas de las xantinas. Su exceso
     causan daño a la salud: café; chocolate; guaraná; guayusa;
     kalamate; té.
b. Principios nutritivos: En una dieta adecuada y balanceada
  este efecto se manifiesta en la capacidad de la persona de
  trabajar y vivir de forma saludable: arroz; avena; cebada; frijol,
  maíz; papa; plátano; yuca.


c. Principios tónicos generales: Los tónicos actúan sobre el
  sistema nervioso simpático, estimulando loas funciones de
  todo los órganos, en atención a sustancias como alcoholes:
  matricaria; ortiga; romero; salvia y verbena.


d. Principios   tónicos    digestivos:   Todos    los   condimentos
  empleados para dar sabor a los alimentos excelentes tónicos.
  Estimulan los ácidos y los judos digestivos necesarios para
  aprovechar los nutrientes. Su acción se debe a los aceites
  esenciales o a los ácidos orgánicos: albahaca; achiote; ají;
  cilantro; laurel; tomillo.


e. Principios tónicos circulatorios: actúan directamente sobre el
  sistema circulatorio activando su funcionamiento: ajo; limón;
  mastranto; ortiga; ruda; salvia.


f. Principios tónicos cardíacos: De la planta conocida como
  digital y de las flores de retamo se obtienen sustancias con
  este tipo de principios capaz de actuar sobre el músculo
  cardíaco.


g. Principios activadores de defensas: Algunas plantas contienen
  flacones; homonoides; ácidos orgánicos –ascórbico, vitamina
  c- y carotenos que además de actuar como limpiadores
  estimulan el sistema defensivo: caléndula; limón; naranja;
  ortiga; zarzaparrilla.


h. Principios tónicos uterinos: Plantas que actúan sobre los
  órganos genitales femeninos para normalizar las funciones
  que por determinados motivos hallan sido alteradas: ruda;
  altamisa; venturosa.
    III. ACCESO A LOS BENEFICIOS
Las plantas medicinales se pueden emplear de diferentes maneras,
según la forma de preparación y aplicación en el organismo.


      Aceites medicinales:
Medicamentos para aplicación externa. Para su preparación se
pueden utilizar aceites de manzanilla, de almendra, de ricino o de
cocina, especialmente el de oliva. Se mezcla la planta en el aceite
escogido, se tritura hasta que el aceite tome el color de la planta,
seguidamente se cuela y se almacena en un recipiente de vidrio
oscuro en lugar fresco. El aceite así preparado puede durar hasta
un mes. Se tiende a utilizar para problemas de la piel como
eccemas o desecamientos y para aplicaciones antinflamatorias en
articulaciones y sitios adoloridos. También en pequeñas dosis son
utilizados para baños y masajes.


      Cataplasmas
La planta se lava, se tritura y se caliente para luego aplicarla
directamente sobre la piel en la zona afectada. El emplasto es el
mismo procedimiento, sólo que la planta es envuelta en un paño
limpio para aplicarlo en el cuerpo y evitar así que tenga contacto
directo con la piel.


      Cocimientos
Se cocina la planta en agua hasta que hierva durante unos cuantos
minutos, luego se deja enfriar para su aplicación. Se emplea para el
uso de raíces, cáscaras y hojas gruesas no aromáticas.


      Compresas o paños calientes
Se prepara el cocimiento de una planta y al hervir se retira del
fuego. Luego se empapa un paño limpio con esta agua y se coloca
en el lugar afectado mientras el cocimiento aún permanece caliente.
Esta preparación se emplea en caso de inflamaciones externas,
golpes y traumatismos en general.


      Cremas y ungüentos
Se preparan para aplicaciones externas, especialmente para
irritaciones de la piel utilizando por lo general vaselina, ceras,
parafinas o cebo animal, los cuales como vehículos de aplicación se
calientan   hasta   que   estén   líquidos;   se   agrega   la   planta
desmenuzada y se mezcla durante un minuto y hasta que se enfríe
la preparación.


      Extractos:
Son procedimientos semi industriales que utilizan la dilución de la
planta en agua o alcohol, seguida de la evaporación para obtener
sus principios activos.


      Infusiones
Se hierve agua, luego se retira del fuego y se agrega la planta
escogida, se tapa y se espera unos minutos para tomar la
preparación. Se utiliza especialmente para plantas aromáticas o con
flores, pues el cocimiento inactiva sus compuestos medicinales.


      Inhalaciones, vapores o vahos
Se aprovechan las propiedades medicinales de ciertas plantas, a
través del vapor producido al hervirlas en agua. Este vapor puede
inhalarse por la boca o la nariz en problemas como sinusitis y
bronquitis, o puede recibirse sobre la parte afectada del organismo.


      Jarabes
Se preparan cociendo un trozo de papelón en poca agua, suficiente
como para obtener un melado, el cual se vierte aún caliente en un
recipiente donde se le agregan las plantas lavadas y trituradas o
cortadas dejándose enfriar. Se toma la preparación que ya ha
recibido los principios activos de la planta.


      Jugos o sumos
Se tritura la planta, se puede utilizar un exprimidor de fruta, un
mortero, una piedra o incluso la licuadora para mezclar la planta con
poco agua. Son remedios fuertes que permiten aprovechar todos
los principios activos presentes. Pero deben emplearse de forma
inmediata, pues se descompone con facilidad.


      Maceraciones
Se desmenuzan y trituran las partes de la planta que se van a
utilizar y se colocan en agua fría, previamente hervida, durante un
período que puede oscilar de minutos a horas. Al igual que el sumo,
tiene la ventaja que los principios activos se utilizan plenamente, ya
que no se someten a las alteraciones del calor o el alcohol.


      Polvos
Se calientan las hojas en seco a fuego lento hasta que queden
ligeramente tostadas. Se desmenuzan con un paño limpio, hasta
que queden pulverizadas. Dicho polvo se utiliza para aplicar sobre
heridas y ulceras con el fin de facilitar el proceso de cicatrización.
     Tinturas
Se colocan las partes de una o varias plantas en una botella con
licor durante varios días, para que sus principios activos queden
mezclados en el líquido. La tintura resultante se puede tomar en
dosis pequeñas, cucharadas o gotas. Los licores recomendados
son: aguardiente blanco, ron y brandy. Conviene utilizar botellas
oscuras para evitar que la luz intervenga en la descomposición de la
planta. Nunca se debe utilizar el alcohol isopropílico o metílico
porque son muy tóxicos.


     Vinos medicinales
El material cortado en trozos se agrega a una botella con vino
blanco o tinto, se guarda durante varios días en un lugar oscuro
para tomar luego por cucharadas o copitas. Este es menos fuerte
que la tintura y se utiliza sobre todo para preparar remedios con
flores y plantas aromáticas. Tiene la ventaja de mayor aceptación
entre niños y ancianos o aquellas personas que no toleran el licor.
  IV. LO QUE NOS DICE LA REALIDAD
La observación del comportamiento de la morbilidad característica
en un área muy afectada por la condición socioeconómica de sus
pobladores, en el espacio urbano de la capital, nos permite ilustrar
la importancia del tema que hemos venido tratando a lo largo de
este trabajo.


En el cuadro 1 y 2 (infra) se muestra las causas de consulta más
frecuentes en un dispensario popular, situado en la calle Unión del
Barrio Santa Cruz del Este del municipio Baruta en Caracas, Estado
Miranda; en las áreas odontológica y médica con sus respectivos
tratamientos, desde las perspectivas de la medicina tradicional y la
medicina alternativa.
Cuadro 1: Motivo de consulta odontológica y Tratamiento por enfoque

Consultas
Odontológicas                   Tratamiento        Tratamiento Natural
Dolor dental             * Analgésicos /           * Arrayán
                         antinflamatorios          * Clavo
                                                   * Cidrón
                                                   * Borrachero
                                                   * Té verde
Abscesos                 * Antibióticos            * Compresas de hojas de
                         * Analgésicos /           sauco
                         antinflamatorios          * Cataplasma de jugo de
                                                   cuerro amasada con migas de
                                                   pan
                                                   Absceso drenado:
                                                   * Infusión de manzanilla
                                                   * Eucalipto
                                                   * Caléndula
Estomatitis / Aftas      * Solución Wonder:        * Enjuagues con infusión de
                                                   salvia
                                                   * Romero
                                                   * Caléndula
                                                   * Aceite de clavo
Periodontitis            * Antibióticos            * Enjuagues con infusión de
                         * Enjuagues bucales       salvia
                                                   * Romero
                                                   * Milenramas
                                                   * Cola de caballo
                                                   * Árnica
                                                   * Albahaca
Cuadro 2: Motivo de consulta médica y Tratamiento por enfoques


Consultas Médicas                Tratamiento              Tratamiento Natural
Afecciones Respiratorias   * Nebulizaciones               * Infusiones de flores de sauco
                           * Broncodilatadores            * Tusílago
                           * Mucolíticos                  * Manzanilla
                           * Expectorantes                * Eucalipto
                                                          * Frailejón
                                                          * Granada
                                                          * Tomillo
                                                          * Jengibre
                                                          * Canela
                                                          * Violeta
                                                          * Poleo
                                                          * Acedera
Afecciones de la Piel      * Antialérgicos                * Infusión de ortiga
                           * Antibióticos                 * Cocimiento con hojas frescas
                           * Antimicóticos                de aleluya
                                                          * Lavado cocimiento de
                                                          manzanilla
                                                          * Mata ratón
                                                          * Eneldo
Diarreas / Vómitos         * Hidratación                  * Infusión de canela
                           * Suero oral / parenteral *    * Hinojo
                           Antidiarreicos                 * Mejorana
                           * Antieméticos                 * Toronjil
                                                          * Yerbabuena
                                                          * Manzanilla
                                                          * Malojillo
Parásitos Intestinales     * Desparasitadotes             * Infusión / cocimiento ruda
                                                          * Semillas de auyama
                                                          * Perejil
                                                          * Raíz o tronco del granado
                                                          * Ajenjo
                                                          * Ajo
                                                          * Tomillo
                                                          * Paico
                                                          * Leche de Higuerón
                                                          * Sen
Heridas / Traumatismos     * Analgésicos                  * Lavamientos con romero
                           * Antinflamatorios (orales y   * Consuelda
                           tópicos)                       * Árnica
                                                          * Compresas de sauco
                                                          * Caléndula
                                                          * Milenrama
                                                          * Altamisa


A primera vista se puede constatar la existencia de tratamiento
natural alternativo para las enfermedades, tanto médicas como
odontológicas, más frecuentes en la referida zona. En concordancia
a lo anterior, se aprecia que dicho tratamiento es altamente versátil
en términos de su diversidad y accesibilidad, siendo el elemento
económico un factor de primerísimo orden a considerar, en
espacios poblacionales como al que hemos hecho referencia.


Por último, pero no menos importante está el factor socio-cultural
asociado a este tipo de practicas. No es un secreto la amplia
aceptación de las comunidades hacia este tipo de medicina, sin que
ello implique desconfianza hacia lo “moderno”-convencional. Por un
lado, le afirma su identidad al referirse esta medicina a una lógica
de conocimiento histórico-ancestral; mientras que por el otro, le
genera mucha tranquilidad al reencontrar el contacto con lo natural
y con ello restablecer la conciencia sistémica de ser parte de un
todo llamado naturaleza.


Sin embargo, esto no debe ser tomado como una pretensión de
obviar los extraordinarios beneficios de la medicina moderna
convencional, ni mucho menos desestimar sus estudios y continuos
avances científicos. Por el contrario, el llamado es a considerar los
tratamientos medicinales naturales, como alternativa válida y
complementaria en la búsqueda de la salud.
BIBLIOGRAFIA BASICA


     BHAT, Keshava. Herbolario Tropical. Una manera sencilla de
vivir mejor. Editorial Texto. Caracas. 1985.
     DAKO, J. 1500 Recetas Botánicas a Base de Plantas
Medicinales. Editorial Panapo. Caracas. 1991.
     LEIZAOLA, Ricardo. Tío Veneno. Crónica de un curioso de
El Pedregal. Monte Avila Editores Latinoamericana. Fundación
Cultural Chacao. 1999.
     S/I. Plantas, Salud y Belleza. Prevención y curación con
sustancias vegetales. S/I
     S/I. Los Secretos curativos de las plantas. S/I.




CONSULTA DIGITAL


     Historia de las Plantas Medicinales. En:
www.botanical-online.com/medicinalesprincipioshistoria.htm
     Medicina Natural. En:
www.chospab.es/www/SALUD/Corazon/Hierbas/med-hotmail.htm
     Manantial de Vida. En:
www.taguet.org/iasdsc/recursos/salud/sal01.htm
     Medicina Natural. En:
www.innotia.com/s/c/-medicina-natural/a-la-enfermedad.html

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:69
posted:11/24/2011
language:Spanish
pages:22