ADMINISTRACI�N DE LA EDUCACI�N by yA52wCF

VIEWS: 20 PAGES: 19

									 UNIVERSIDAD NACIONAL DE ASUNCIÓN
      FACULTAD DE FILOSOFÍA
     CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN




                UNIDAD 3
La Administración de la Educación



   ADMINISTRACIÓN EDUCACIONAL I
           TERCER CURSO




        TEXTOS SELECCIONADOS




      Prof. Mst. María Rosa Rivas Ramos
   Prof. Lic. Frederick Omar García Carrillo




               Asunción - 2008
                            UNIDAD 3

Concepto de la administración educativa. Características y factores
de la administración. Principios de la administración. Etapas del
proceso administrativo. Aptitudes administrativas. Relaciones
humanas en la administración. Orientaciones para la organización
administrativa.




                                    EXTRAÍDO DE
                  “Administración, Dirección y Supervisión de Escuelas”
                                   Luis Arturo Lemus
                  ADMINISTRACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Por administración, en general, entendemos el conjunto de conocimientos y acciones
encaminadas hacia el control de determinados factores para la consecución de un objetivo
determinado. La administración puede referirse a la cosa pública, privada o mixta; es
"pública" cuando se encarga fundamentalmente de llevar a cabo las tareas gubernamentales
del Estado; es "privada" cuando se encarga de los negocios de los particulares, y es "mixta"
cuando participa de las dos, y se refiere al control de los bienes y servicios de aquellos
organismos e instituciones pertenecientes al sector público y privado. La administración
educativa, pues, es la parte de la administración general encargada del quehacer educativo.




¿QUÉ ES ADMINISTRACIÓN?

Frecuentemente se discute si la administración es ciencia, arte, técnica o política; para
resolver esta pregunta tenemos que ver lo que entendemos por cada una de estas disciplinas.

En "arte" es una actividad que comprende la expresión o contemplación de la belleza y,
además, es un conjunto de reglas para hacer bien una cosa. La "ciencia" constituye un
conjunto de principios y prácticas que forman un sistema y que emplea el método
científico basado en la investigación y la experimentación. La "técnica" es el domino
acabado y utilitario de un conjunto de procedimientos e instrumentos para la realización de
obras; es pericia o habilidad para hacer uso de procedimientos y recursos, y es aplicación
de los conocimientos científicos en una dirección determinada. Por "política" entendemos
el conjunto de reglas de conducta, normas, aspiraciones y acciones tendientes a alcanzar
determinados objetivos.

La administración participa de todo eso pero algunos, como Fayol, consideran que es
fundamentalmente una ciencia, otros creen que es esencialmente una técnica.

La administración escolar y su relación con la organización, la supervisión, la legislación,
el planeamiento y la política escolar

Para resolver esta cuestión también tenemos que saber lo que entendemos por cada una de
estas disciplinas y luego juzgar la administración escolar en relación con ellas, para ver si
esta relación es de coordinación o de dependencia jerárquica.           Por "organización"
Administración Educacional I

entendemos el ordenamiento de los distintos elementos que intervienen en el quehacer
educativo, incluyendo a todo lo relacionado con una comunidad determinada.               La
"administración" es el control y manejo de los recursos materiales y humanos para
ponerlos al servicio de los grandes fines y aspiraciones determinados por la política
educacional. Por "supervisón" escolar se entiende el conjunto de acciones dirigidas al
mejoramiento de las condiciones del proceso de enseñanza y aprendizaje de alumnos y
maestros, al perfeccionamiento profesional de los educadores que se hallan en servicio y al
mejoramiento de la situación educativa. La “legislación” se refiere a normas de derecho
escritas, encaminadas a regular las actividades de los elementos humanos encargados de la
educación. El “planeamiento” trata de la previsión de los distintos aspectos que tienen que
considerarse en el desarrollo de una situación, en este caso educativa. Es el proceso
continuo como parte fundamental de la actividad administrativa que se proyecta hacia el
futuro, para afrontar problemas inherentes al mejoramiento. “Política” es la finalidad y
aspiración de un modo de vida, de acuerdo con los conceptos de sociedad, patria y
educación que poseen los individuos y las instituciones encargadas del gobierno. Desde el
punto de vista teórico existen diferencias inequívocas entre estas disciplinas; desde el
punto de vista práctico existen relaciones de jerarquía y coordinación. Para nuestros
propósitos, la política es el término y la acción más amplios; le siguen en su orden la
administración, la organización, la supervisión; quedando todos relacionados por la
legislación vigente.




CARACTERÍSTICAS Y FACTORES DE LA ADMINISTRACIÓN

a)    Características

      La administración es esencialmente teórica, más como disciplina aplicada es
      esencialmente práctica, técnica, dinámica y compleja.       Influye en los procesos
      sociales y recibe la influencia de ellos. La pureza y la eficacia de la administración
      dependen de la evolución de los elementos que la componen. Los elementos que
      conforman el proceso administrativo son básicamente tres: el humano, el estructural
      y el económico. Al proceso administrativo representado gráficamente, se le puede
      dar forma de una rueda cuyo eje es el objetivo que podríamos llamar factor
      teleológico, (Diagrama 1) cubriéndolo están la coordinación y el control, como


                                                                                    Pág. 2
Administración Educacional I

   funciones administrativas de los tres segmentos que constituyen los factores
   humanos, económicos y estructurales.             El objeto de la administración como
   disciplina teórica es estudiar estos elementos que integran el proceso, y como arte y
   técnica; la forma de coordinarlos a fin de obtener el máximo beneficio.              La
   administración es un proceso dinámico y evolutivo que se adapta continuamente a las
   condiciones políticas, sociales, económicas y tecnológicas e influye en ellas. Es
   condicionada por ellas y las usa para lograr, en la forma más satisfactoria posible, los
   objetivos que persigue. El hombre investiga, prevé y planifica continuamente en
   todos los actos de su vida. La administración como disciplina, proceso e institución
   también hace o debe hacer esto.




                                     Diagrama 1

                         PROCESO ADMINISTRATIVO




                                         Objetivos
                                           de la
                                       Administración




                                                                                   Pág. 3
Administración Educacional I

b)   Factores

     Los principales factores de la administración son tres: los humanos, los estructurales
     y los económicos.

     El primero y más importante es el “factor humano” porque toda administración está
     llevada a cabo por hombres y sin este elemento ninguna forma administrativa es
     concebible.

     El segundo elemento es el “factor estructural”, porque toda administración, por
     rudimentaria que sea, posee una organización que le da forma y sentido.

     El tercer elemento es el “factor económico”, entendiéndose por tal, los recursos
     materiales requeridos para el funcionamiento adecuado del cuerpo administrativo y
     la consecución de sus planes de trabajo.

     Del grado de eficiencia, coordinación y control de estos tres factores, depende el
     buen o mal funcionamiento del cuerpo administrativo y, por consiguiente, el logro de
     los objetivos de la política que deben ser el bienestar y el mejoramiento de la
     sociedad, en nuestro caso, de los maestros, los alumnos, la enseñanza y la comunidad.




PRINCIPIOS Y CARACTERÍSTICAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Por principio entendemos un enunciado general, que sirve de base a la realización de las
actividades. Se trata “de una norma o sistema general que se puede aplicar a muchos casos
particulares a una exposición por medio de la cual otro dato no relacionado directamente,
es sistematizado o interpretado”.

Los principios deben guardar relación estrecha con los objetivos generales, así como con la
teoría y la técnica del aspecto particular de que se trata, sin desestimar las necesidades,
posibilidades y circunstancias ambientales.

La función de un principio es servir de base y dar unidad a las ulteriores prácticas,
procedimientos y materiales. Con la existencia y aceptación de un cuerpo doctrinario de
principios se evitan muchas discusiones superfluas y la consiguiente pérdida de tiempo,



                                                                                   Pág. 4
Administración Educacional I

recursos, energía y materiales, por cuanto en la consideración de aspectos problemáticos se
podrá y deberá hacer referencia constante a dichos principios.

Los principios son de naturaleza teórica en cuanto a su concepción, pero son de naturaleza
práctica en cuanto a su aplicación. Por su amplitud, éstos pueden clasificarse en generales
y particulares o específicos. En cuanto a su naturaleza hay tantos como disciplinas e
pensamiento y de acción existen. Así, los hay: científicos, morales, económicos, sociales,
políticos, etc.

Los principios de la administración no pueden tener la exactitud de las leyes físicas. En
cuanto a los principios generales ha habido muchos autores que han tratado de elaborar una
serie de ellos. De todos modos, los principios encontrados en libros y documentos sólo son
ilustrativos; corresponde a los propios funcionarios elaborar, adoptar, aceptar o determinar
el cuerpo de principios para su respectiva área y nivel de trabajo, tomando siempre en
cuenta las leyes fundamentales del país, los principios del área en el nivel superior y las
características de la actividad en cuestión.




a)       Principios

         Nosotros sugerimos los principios administrativos de Henry Fayol*, pero como pura
         ilustración, porque ello es cuestión propia de los organismos y de los funcionarios
         respectivos.

         1)    División del trabajo y especialización. La división del trabajo es el orden
               natural de las cosas y tiene lugar tanto en el reino animal como en el del
               hombre y de la sociedad. La finalidad es producir más y mejor con el mismo
               esfuerzo, o producir lo mismo con menos esfuerzo. Es un medio de obtener el
               máximo provecho por vía de la simplificación de funciones, separación de
               actividades y especialización del personal. La especialización consiste en la
               habilidad o conocimiento que adquiere una persona como consecuencia de su
               dedicación al cultivo de una rama de una determinada ciencia o arte.




*
    Citado por Galván Escobedo (4:54)

                                                                                      Pág. 5
Administración Educacional I

                La división del trabajo es la base de la organización; en realidad es su razón de
                ser, pero naturalmente tiene sus motivos, sus ventajas y sus limitaciones. Entre
                los motivos están los siguientes: a) preferencia de los individuos por
                determinada labores; b) especialización y eficiencia; la imposibilidad de que
                una misma persona pueda hacer varias cosas diferentes a la vez; d) el campo de
                los conocimientos científicos y técnicos se aumenta y profundiza.

                Entre las limitaciones están las siguientes: a) división y especialización
                extremas, que pueden hacer perder de vista la unidad y la integralidad; b)
                propicia el mayor y mejor rendimiento pero puede, en casos extremos,
                dificultar la coordinación.

         2)     Autoridad y responsabilidad. Es la función de mandar y lograr la obediencia.
                La autoridad y la responsabilidad pueden y deben delegarse, y ello no significa
                perder sino “compartir”.      La delegación sólo puede hacerse cuando hay
                entendimiento, lealtad, confianza y capacidad. Esta delegación puede ser
                descendente, ascendente y lateral, mediata e inmediata.        A pesar de sus
                ventajas tiene dificultades de realización por algunos motivos como los
                siguiente; a) demasiado egoísmo que impide delegar; b) temor de incapacidad,
                deslealtad o inadecuadas decisiones de parte de los subalternos; c) lentitud de
                las decisiones en caso de que todos los subalternos deleguen y nadie tome la
                autoridad y responsabilidad; d) dificultades de carácter político que
                obstaculizan la delegación.

         3)     Centralización y descentralización.       Por centralización entendemos “la
                concentración de la autoridad en un nivel jerárquico particular, con el fin de
                reunir en una sola persona o cargo el poder de tomar las decisiones más
                importantes”*.

                Sobre el significado de la descentralización existen dos tendencias principales:
                una la considera como la delegación de autoridad y deberes en oficinas
                regionales o de funciones especificas para que tengan ellas suficiente
                independencia para la toma de decisiones.       La otra, como la creación de
                unidades de campo con cierta independencia de acción, haciendo uso de los

*
    Jiménez Castro (6:58)

                                                                                         Pág. 6
Administración Educacional I

                principios restantes. Enrique Tejeda París, citado por Jiménez, prefiere hablar
                de desconcentración en lugar de descentralización.

                Aun cuando la diferencia entre descentralización y desconcentración no está
                muy clara en los distintos autores consultados, parece haber acuerdo en que la
                descentralización se opera cuando por medio de disposiciones legales se delega
                autoridad en órganos que funcionan con cierta independencia.            Si esta
                delegación no se hace por medio de leyes que permitan la autonomía, se trata
                simplemente de una desconcentración.          El Centro de Investigaciones
                Administrativas y Sociales de Venezuela, en su Escuela de Administración
                Pública, por medio de la Comisión de Administración Pública, apoyándose en
                tratadistas como Manuel García Pelayo y Manuel María Diez* entiende por
                descentralización “el traspaso que hace el gobierno central a gobiernos locales
                o a instituciones autónomas, mediante disposiciones legales, de ciertos poderes
                relativos al ejercicio de la función administrativa. Es decir, consiste en una
                transferencia de atribuciones a unidades administrativas dotadas de
                personalidad jurídica distinta de la administración central, ligadas a ella
                solamente por el control administrativo. La descentralización requiere conferir
                facultades administrativas á órganos distintos de los centrales en forma estable
                y general; casi siempre debe ser dispuesta por la ley. El organismo central
                solamente puede ejercer control sobre la legitimidad de los actos de las
                entidades descentralizadas”.

         4)     Unidad de mando y de dirección. Para la ejecución de una actividad cualquiera
                se requiere que el agente que la ejecuta reciba órdenes de un jefe y sea
                responsable ante él. La unidad de dirección significa que hay un solo jefe y un
                sólo programa para un conjunto de operaciones que tienen el mismo fin.

         5)     Escala jerárquica.   Significa línea de autoridad y campos de jurisdicción
                claramente definidos. Llamase así a la serie de niveles de autoridad que va
                desde el jefe superior hasta los distintos puestos inferiores.       La escala
                jerárquica es el camino normal que siguen las disposiciones que se transmiten y
                las órdenes que se reciben en un organismo determinado. De acuerdo con este


*
    Jiménez Castro (6:58)

                                                                                        Pág. 7
Administración Educacional I

          principio, el proceso de la escala se divide en tres fases: a) jefatura; b)
          delegación; e) definición de funciones. La jerarquía sin embargo, no siempre
          representa el campo más rápido de operación, por lo que deben preverse
          medidas para alterarla conscientemente sin menoscabo de los otros principios.

     6)   Subordinación del interés particular al general. El interés de un individuo o de
          un grupo no debe prevalecer en contra de la institución, así como el interés de
          la familia debe prevalecer sobre el de cualquiera de sus miembros.

     7)   Lealtad y estabilidad. Se refiere al personal que debe ser consecuente con la
          institución, pero esto depende también de que se le garantice permanencia en el
          trabajo y se lo mantenga en el goce de derechos dentro del marco de las leyes,
          mientras cumpla con sus deberes y obligaciones. Este principio marcha a la
          par del siguiente.

     8)   Remuneración adecuada y equidad. Este es el pago de acuerdo con los niveles
          de autoridad y responsabilidad; con la especialización y división del trabajo,
          con la permanencia y superación. Ascensos periódicos según el tiempo, los
          méritos y los servicios. Trabajo adecuado, igual trato a todos, en igualdad de
          condiciones.




b)   Características

     A    continuación tratamos algunos hechos que se consideran especiales en la
     administración de la educación.

     1)   La educación es fundamental. La educación es fundamental para el bienestar
          de la sociedad y es única en el sentido de que es más decisiva que cualquiera
          otra clase de actividades. Esta condición parece que tiende a incrementarse
          más que a disminuir.

     2)   La educación tiene trascendencia pública. La naturaleza de las relaciones de la
          educación con el público se nota, desde diferentes puntos de vista, muchas
          veces en conflicto.



                                                                                  Pág. 8
Administración Educacional I

   3)   La administración escolar es difícil a causa de la sensibilidad de su personal.
        Probablemente ningún otro sector de la administración pública es tan sensible a
        los efectos de la acción administrativa, ya que debido a su situación individual
        y profesional está hecho precisamente para sensibilizar y ser sensibilizado.

   4)   La función educativa es compleja.        Desde el punto de vista técnico las
        funciones administrativas de otros sectores públicos son más complejas; pero,
        desde el punto de vista operacional, el hecho de incluir una diversidad de
        elementos humanos hace compleja la función. Acá se operan las siguientes
        relaciones: a) autoridades superiores con autoridades inferiores; b) autoridades
        de un nivel con otras del mismo nivel; c) autoridades con profesores o maestros;
        d) profesores o maestros con colegas; e) público con autoridades; f) público
        con profesores o maestros; g) profesores o maestros con alumnos; h) alumnos
        con alumnos; i) alumnos y maestros con padres de familia.           Todas estas
        relaciones se establecen día a día en una gran variedad de situaciones.

   5)   La administración es difícil por la profesionalización del personal.
        Aparentemente es más fácil administrar a un personal profesionalizado y, en
        efecto, así lo es en los sectores donde ha sido posible lograr el establecimiento
        de la jerarquía por nivel de preparación profesional. Cuando esto no ha sido
        posible como en el sector educativo, resulta más difícil.

   6)   Es difícil evaluar la acción educativa. En otros sectores, resulta relativamente
        fácil evaluar la efectividad de la acción administrativa debido a que se puede
        hacer en razón de unidades y, calidades de producción, según el tiempo, los
        equipos y los materiales empleados. En el sector educativo resulta más difícil
        esto porque se trabaja con material humano cuya cantidad y calidad de
        producción es a muy largo plazo y difícil de ponderar. La evaluación de la
        efectividad interna y externa del sistema es difícil; no lo es sólo por el número
        de niños que pasan por la escuela, sino por la calidad de la educación que están
        recibiendo.

   7)   La acción educativa es comprometida. La administración de la educación, así
        como la labor de las personas que la llevan a cabo, a muy sensible a la actitud
        política. En rigor no puede hablarse de apoliticidad de la acción educativa.


                                                                                  Pág. 9
Administración Educacional I

            Ejercen política tanto los administradores de alto y bajo nivel como los
            profesores, los alumnos mayores y los vecinos que tienen relación con la
            escuela. La educación es precisamente uno de los principales instrumentos de
            orientación política, y la utilizan concientemente sus distintos miembros y
            sobre todo los dirigentes de la política gubernamental como institución o
            agente concientizador de los cambios sociales. La situación se torna más
            difícil cuando se operan fuerzas encontradas o diversificadas que ponen en
            conflicto al personal de los distintos niveles educativos.




RELACIONES HUMANAS EN LA ADMINISTRACIÓN

Una función y una consecuencia de la buena administración la constituyen las relaciones
humanas. Es su propósito influir en las condiciones de las relaciones interpersonales, pero
a la vez es influida por ellas. Su función es eminentemente humana, y aun cuando gran
parte del éxito de la administración depende de las cualidades personales de los
administradores, también es cierto que las relaciones humanas, además de heredadas
biológica y socialmente, pueden en parte ser cultivadas mediante técnicas especiales.
También es cierto que gran parte del personal escolar, por la clase de tarea que realiza, está
muy lábil en su salud emocional, lo que hace más difícil la tarea de administrar. Durante
algún tiempo se prestó atención a las relaciones humanas como función de la
administración, especialmente cuando, como reacción a la actitud despótica, se desarrolló
un paternalismo exagerado. En la actualidad no se descuida este aspecto, pero se considera
que las relaciones humanas son más efecto y no causa de una buena administración, basada
especialmente en el estudio y satisfacción de los motivos, las necesidades y los valores del
hombre. Aun cuando no se descuidan los principios de la administración, la ciencia
moderna considera que la observancia de éstos depende de factores no necesariamente
morales. La moralidad también es consecuencia de una buena administración. Esta puede
asimismo hacer a los hombres morales o inmorales, optimistas o pesimistas, entusiastas o
deprimidos, responsables o irresponsables, satisfechos o defraudados, seguros o inseguros.




                                                                                     Pág. 10
Administración Educacional I

ORIENTACIONES PARA LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA

El papel del personal y de la institución es crear una organización dentro de la cual el
proceso que conduce a tomar buenas decisiones pueda operar efectivamente. Debe haber
libertad para las iniciativas siempre que éstas concuerden con la finalidad central, la
operación eficiente y el control prudencial. La administración debe ser organizada de tal
manera que proporcione una maquinaria para la operación democrática y la
descentralización de funciones.      El propósito debe ser clarificar y distribuir la
responsabilidad y la autoridad entre los individuos y grupos de manera ordenada y
coincidente con el propósito de la institución. La autoridad y responsabilidad delegada por
un jefe administrativo debe resultar en un patrón unitario que permita tomas decisiones en
diferentes niveles de dependencia dentro de la institución. La organización administrativa
debe proporcionar y facilitar los mecanismos para la continua y cooperativa evaluación.




PASOS DEL PROCESO ADMINISTRATIVO

En toda acción administrativa deben darse los siguientes pasos: Deliberación. Empieza
con la identificación de un problema, la recolección y el ordenamiento de datos y la
consideración de alternativas. Decisión. Se toma una determinación y se diseña un curso
de acción, teniendo en cuenta los aspectos anteriores. Programación. Se planifican el
procedimiento y los recursos con un señalamiento de objetivos, actividades, instrumento,
financiamiento, personal, tiempo y facilidades de evaluación. Implementación. (Puesta en
marcha) Significa operar y realizar el Programa de acción en el lugar, tiempo, manera y
con los recursos previstos, facilitando todos los mecanismos correspondientes.
Coordinación.   La puesta en marcha debe hacerse en relación y conexión con otros
programas, instituciones, recursos y actividades, lo que significa una constante
comunicación con los otros organismos relacionados en forma horizontal y vertical.
Evaluación. Aun cuando parece una etapa final, en realidad desde el comienzo de las
deliberaciones deben tenerse en cuenta las facilidades, recursos y mecanismos de
evaluación, a efecto de examinar los distintos factores que en las distintas etapas
favorecieron o entorpecieron la actividad administrativa.




                                                                                  Pág. 11
Administración Educacional I

APTITUDES ADMINISTRATIVAS

Para llevar a cabo una eficiente administración, los administradores deben tener por lo
menos las siguientes cualidades: Aptitud para la abstracción, para identificar problemas,
ponderarlos, jerarquizarlos, considerar alternativas, ofrecer idea, pensar en soluciones,
formar opiniones, convencer y persuadir. Aptitud técnica para seleccionar medios, buscar
recursos, preparar al personal, ejecutar la acción, evaluar situaciones; procedimientos y
resultados. Aptitud con las relaciones humanas para obtener y mantener la armonía del
personal, entusiasmo por la realización de las actividades, inspiración, responsabilidad,
lealtad y honestidad.

Por modelos administrativos entendemos los planes esquemáticos, típicos, concebidos
dentro de una corriente de pensamiento determinada.           Constituyen guías generales a
manera de orientación para elaborar un plan específico de acción dentro del quehacer
administrativo, investigativo, operacional       y evaluativo.        Dentro      del   quehacer
administrativo, dentro de una concepción organizativa determinada, básicamente el modelo
puede ser uno. De este modelo general y básico, no obstante, pueden elaborarse muchos
otros específicos a semejanza del general y derivados de él. No es exactamente un plan,
programa o proyecto de trabajo, sino una concepción teórica, que da origen a los planes y
acciones administrativos.    A un modelo determinado se llega después de un estudio
profundo de la teoría y la práctica administrativas. Este estudio puede ser de carácter
reflexivo, realizado por el grupo jerárquico más alto encargado de la responsabilidad
administrativa de una institución determinada, con miras a una investigación o
experimentación, o bien con ambas Finalidades. Mejor aún de manera combinada, porque
teoría y práctica constituyen una integridad y una sirve de sustento a la otra.

Retornando a nuestra discusión anterior sobre el carácter científico, tecnológico o artístico
de la administración, tenemos que reconocer que se trata de una tecnología, o sea de una
aplicación de principios teóricos. En último caso, la administración como teoría podría ser
ciencia, y como práctica, tecnología.         El administrador es un aplicador de los
conocimientos teóricos en el mismo sentido en que lo son el ingeniero y el médico. Desde
luego también hay algo de arte en cada una de estas disciplinas. La administración escolar
posee un conjunto de principios que forman un sistema, el sistema de la educación, y hace
uso del método científico, consistente en la investigación y la experimentación.



                                                                                        Pág. 12
Administración Educacional I

El propósito de la ciencia es realizar tres aspectos en relación con su campo: descripción,
explicación y predicción.      En el proceso de “descripción” algunos fenómenos son
observados y tales observaciones son registradas sistemáticamente de tal manera que
describen la acción y la interacción que ha sido observada.            La “explicación” es
propiamente la teoría; su propósito es encontrar y mostrar las interrelaciones dentro del
fenómeno, el porque y el cómo. El propósito final de la teoría científica es la “predicción”,
es decir, la anticipación de las consecuencias que puedan ocurrir como resultado de
determinado curso de acción.

En cierta ocasión a un grupo de supervisores se les pidió que identificaran los errores
cometidos por los maestros en un cursillo de ejercitación, que los clasificaran al azar o por
medio de los errores sistemáticos cometidos y luego que propusieran una estrategia de
enseñanza apropiada para solucionar los errores sistemáticos que pudieran identificar.
Pocos supervisores identificaron los errores sistemáticos, y en cuanto a la estrategia para
solucionarlos, recomendaron la repetición del procedimiento empleado, sólo que yendo
más lentamente. En este caso los supervisores revelaron no poseer el dominio de una
teoría que pudiera servir de base para identificar el problema, describirlo, explicarlo y
predecir consecuencias de un plan de acción. En tal caso no se trata de una administración
científica o técnica.

Coladarci y Getzels* explican que la administración científica se ve limitada por los
siguientes factores: “Empirismo”, en el sentido de que basta con la acumulación de datos
recopilados por la experiencia práctica. “Autoritarismo”, en cuanto es suficiente hacer uso
de la autoridad de la persona para ofrecer y mantener ideas y decisiones. “Individualismo”
cuando se toman decisiones propias sin someter las ideas a la consideración de grupos.
“Falta de conceptualismo”, en el sentido de carencia de ideas y conceptos claros que
posibiliten la unidad de pensamiento y de acción. “Subjetivismo”, en tanto incapacidad
para establecer una teoría de manera impersonal sin apego a los sentimientos personales.
“Inexperimentalismo”, en el sentido de no hacer investigaciones y experimentaciones, en
pequeña escala, antes de tomar decisiones y acciones de carácter general.

Para solucionar el problema del empirismo administrativo hay que proceder de manera
científica, tanto en la parte de la teoría como en la práctica, partiendo de los modelos de


*
    Citado por Jenson (5:35)

                                                                                    Pág. 13
Administración Educacional I

administración. El “modelo” es un paradigma o una clasificación que intenta descubrir un
fenómeno de manera sistemática por medio de símbolos o categorías que ayudan a
clasificar y cuando se aplica al estudio (o solución) del problema (o fenómeno) está
destinado a ser productivo, relevante y conducente a hipótesis comprobables. En cuanto a
la elaboración de modelos de administración hay que tomar en cuenta sus consecuencias
para la práctica y la investigación.          En cuanto a lo primero el funcionario técnico-
administrativo,        cuya     preparación   profesional   consiste   meramente   en   técnicas
estereotipadas para las situaciones específicas, está operando en un nivel bajo de
intelectualidad y se está negando las oportunidades de auto-iniciativa, auto-crítica,
investigación e innovación, que son posibles con un amplio marco de referencia del que
puede hacer uso un administrador consciente y de mente abierta. En lo que respecta al
investigador, la teoría sistematiza la obtención de los datos y proporciona un punto de vista
para la selección de las alternativas. La teoría proporciona los principios que señalan lo
que debe observarse, lo que debe medirse y la manera de interpretar los resultados.
Griffiths** señala que hay cuatro aportes de la teoría para la práctica y el estudio de la
administración; la teoría obra: 1) como guía de acción; 2) como guía para la recolección de
datos; 3) como guían hacia el nuevo conocimiento, y 4) como guía para la explicación de
la naturaleza de la administración. Thomson insiste en que el estudio de la teoría y la
investigación capacitan al administrador para poder manipular ciertas variables que se
hallan bajo su control cuando actúan desfavorablemente otras que él no controla. A
manera de ilustración describimos en seguida un modelo típico de organización
administrativa aplicado a la educación, del que hicimos uso cuando estuvimos dirigiendo el
Proyecto de Extensión y Mejoramiento Educativo en el Ministerio de Educación de
Guatemala (PEME).

MODELO TRIDIMENSIONAL DE ADMINISTRACIÓN

De acuerdo con este concepto, el administrador supone que el hombre tiene que tratar con
el contenido de un trabajo, en alguna forma. Para comprender la naturaleza de esta tarea
administrativa, tiene que ser considerada la naturaleza del hombre en su trabajo. El ser
humano, por supuesto, no realiza el trabajo en el vacío sino en un medio que le sirve de
escenario. Tres elementos integran el modelo administrativo: el hombre, el trabajo y la
situación social. En la consideración del contenido del “trabajo” que se lleva a cabo en la

**
     Citado por Jenson (5:62)

                                                                                        Pág. 14
Administración Educacional I

administración escolar, el modelo determina cuatro aspectos destacados (Diagrama 2): 1)
mejoramiento y extensión de los servicios educativos; 2) obtención y mejoramiento del
personal; 3) obtención y ampliación de recursos financieros y equipo; 4) mantenimiento de
efectivas relaciones con la comunidad.

Estos aspectos del “contenido” del trabajo deben responder a los criterios de necesidad y
eficiencia. Esto es, tienen que representar aspectos importantes y críticos del contenido del
trabajo por una parte, y por otra los ha de abarcar a todos. No debe haber aspectos que
caigan fuera de estas categorías.

Hasta aquí sólo hemos logrado la clasificación del contenido del trabajo pero no su
interacción. Hace falta adscribirle aspectos del proceso al trabajo del administrador y
ubicar este proceso en una secuencia o tiempo en donde ocurra la interacción de contenido
y proceso. El “proceso” se divide en las siguientes partes: 1) percepción del problema e
investigación de sus aspectos; 2) relación del problema con las personas; 3) toma de
decisiones; 4) ejecución y revisión de las decisiones.

Este proceso que se aplica al aspecto del contenido del trabajo, ocurre en la secuencia de
un “tiempo” que es clasificado bajo los rubros de pasado, presente, transición y futuro y de
acuerdo con el modelo gráfico (de 4 x 4 x 4) ilustrado en el Diagrama 2.

Este modelo se puede ejecutar de dos maneras: puede ser probado empíricamente o por
medio de la experiencia práctica y real para determinar en qué grado cumple los criterios
de necesidad y de eficiencia. Puede también ser probado heurísticamente.

Los otros dos aspectos del concepto tridimensional son organizados de similar manera. La
otra gran subdivisión es el “hombre”.       La primera dimensión de este aspecto es la
capacidad del hombre - espiritual, emocional, intelectual y física -, la segunda dimensión,
la conducta del hombre respecto del modo como concibe el problema, colecciona los datos,
hace inferencias, se relaciona con otros seres humanos, programa o supone, decide y
desarrolla un curso de acción. El aspecto de secuencia es igual al especificado en el
modelo gráfico (esto es el diseño tridimensional de 4 x 4 x 4).

La “situación social” involucra las circunstancias físicas y técnicas, los recursos humanos,
los sistemas de relación con la comunidad, la estructura de la organización, los patrones de
pensamiento, las creencias y los valores. El proceso incluye la continuidad y estabilidad,


                                                                                    Pág. 15
Administración Educacional I

lo nuevo y lo diferente, obstáculos y facilidades, resolución y reajustes. Nuevamente, la
categorización de la secuencia es la misma del esquema resultando un diseño gráfico de 4
x 4 x 4.

                                                         Diagrama 2

                       MODELO TRIDIMENSIONAL DE ADMINISTRACIÓN

                                                                                                             SECUENCIA
                                                                                                             Futuro
                                                                                                          Transición
                                                                                                        Presente
                                                                                                     Pasado
              Mejoramiento y extensión de
              los servicios educativos
  CONTENIDO




              Obtención y mejoramiento
              del personal.

              Obtención de recursos y
              equipo

              Mantenimiento de relaciones
              con la comunidad
                                                                                  Puesta en marcha
                                            Percepción


                                                            Relación



                                                                       Decisión




                                                           PROCESO




                                                                                                                   Pág. 16
Administración Educacional I




BIBLIOGRAFÍA

1)   Braybrooke, David y Charles, Linblom. A Strategy of Decision. The Free Press.
     Nueva York. 1963.

2)   Consejo Interamericano para la Educación, la Ciencia y la Cultura.           La
     Administración de la Educación en América Latina. (OEA). 1972.

3)   Escuela de Administración Pública.        Descentralización y Desconcentración
     Administrativa. Centro de Investigaciones Administrativas y Sociales. Caracas.
     1957.

4)   Galván Escobedo, José.        Administración General.     Escuela Superior de
     Administración Pública. América Central. 1963.

5)   Jenson, Theodore J. y Clark, David L. Educational Administration. The Center for
     Applied Reserich in Education. Inc. Nueva York. 1964.

6)   Jiménez Castro, Wilburg.    Introducción al Estudio de la Teoría Administrativa.
     Fondo de Cultura Económica. México. 1963.

7)   Millet, John D. Decision Making and Administration in higher Education. The Kint
     State University Press. U.S.A. 1968.

8)   Pfeiffer, John. A New Look at Education. Odisse Press. Nueva York. 1965.
     (System Analisis in Our School and Colleges).




                                                                             Pág. 17

								
To top